Alejandro Hales Jamarne

Antecedentes Personales
Nombre: Alejandro Hales Jamarne Alejandro Hales Jamarne


Cargos públicos
Ministro de Minería
28 de septiembre de 1992 - 11 de marzo de 1994
Presidencia de Patricio Aylwin Azócar
Precedido por Juan Patricio José Hamilton Depassier
Sucedido por Benjamín Teplizky Lijavetzky
Ministro de Minería
21 de octubre de 1966 - 3 de noviembre de 1970
Presidencia de Eduardo Frei Montalva
Precedido por Eduardo Simián Gallet
Sucedido por Orlando Cantuarias Zepeda
Ministro de Minería
19 de enero de 1954 - 3 de marzo de 1954
Presidencia de Carlos Ibáñez del Campo
Precedido por Francisco Cuevas Mackenna
Sucedido por Roberto Aldunate León
Ministro de Tierras y Colonización
1 de abril de 1953 - 4 de julio de 1953
Presidencia de Carlos Ibáñez del Campo
Precedido por Venancio Coñuepán Huenchual
Sucedido por Jorge Muñoz de Closets
Ministro de Agricultura
1 de abril de 1953 - 5 de junio de 1954
Presidencia de Carlos Ibáñez del Campo
Precedido por Francisco Acevedo Trillot
Sucedido por Eugenio Suárez Herreros



 

Alejandro Hales (Temuco, 23 de abril de 1923 - Santiago, 7 de abril de 2001). Abogado, diplomático y político del Partido Demócrata Cristiano y del Partido Agrario Laborista. Ministro en los gobiernos de Patricio Aylwin Azócar, Eduardo Frei Montalva y Carlos Ibáñez del Campo. Embajador de Chile en Bolivia entre 1954 y 1958.

Contenido

Reseña biográfica

Familia y juventud

Alejandro Hales Jamarne nace en la ciudad de Temuco el 23 de abril de 1923. Hijo de Demetrio Hales Hales y Julia Jamarne Manzur, inmigrantes jordanos avecindados en Chile desde 1913. Casado con Adela Dib Sanhueza y padre de cuatro hijos: Patricio, arquitecto y diputado de la República; Jaime, abogado; Cecilia, médico y Carmen Andrea, sicóloga.

Estudios y vida laboral

Efectúa sus primeros estudios en el Instituto San José de Temuco. El año 1940 se matricula en la Escuela de Derecho de la Universidad de Chile, en Santiago, donde permanece hasta el año 1944. Allí se vincula con estudiantes que en el futuro serán importantes personalidades políticas, como el Presidente Patricio Aylwin, a quien apoya en su candidatura al Centro de Alumnos de la Escuela de Derecho en 1942. Posteriormente, inicia sus actividades políticas al ser elegido delegado de la Facultad de Derecho a la FECH y más tarde, tesorero general de la Federación de Estudiantes.

Durante ese período toma contacto con las corrientes corporativistas, encauzando sus simpatías políticas hacia el naciente Partido Agrario Laborista (PAL), agrupación política que declara en su doctrina la construcción de una “Democracia Funcional”, propiciando la reforma y reemplazo del Parlamento por una “Cámara Corporativa”.

Trayectoria política y pública

En 1942, Alejandro Hales participa en la fundación del PAL e ingresa a sus filas en representación de los agricultores de la provincia de Cautín. En 1946 se titula como abogado con la tesis “El corporativismo en el pasado y en el presente”. Ese mismo año el Partido Agrario Laborista respalda, en la votación del Congreso Pleno, la opción presidencial del candidato radical Gabriel González Videla. Tras el triunfo de González Videla, Alejandro Hales es nombrado secretario general del Partido Agrario Laborista para el periodo 1946 a 1947.

El día 2 de enero de 1947 jura como abogado y en esa condición, antes de que se acordara la partición de Palestina en la ONU, efectúa la primera declaración pública en contra de esta iniciativa. Asimismo, la Universidad de Chile publica su obra “La Cuestión Palestina”. Ese mismo año, se organiza un foro por la Federación de Estudiantes de Chile en donde se discute dicha materia. Esta acción repercute en la posición que fija el Gobierno de Chile ante la ONU, absteniéndose en la votación que establece la división del territorio Palestino.

En 1949 es elegido secretario y miembro de la comisión de asuntos doctrinarios del PAL y en el transcurso de ese mismo año asume la vicepresidencia del Partido. Al año siguiente se publica un documento con la Declaración de Principios y Estatutos del Agrario Laborismo. En el año 1952 el Partido Agrario Laborista se presenta como uno de los pilares fundamentales de la candidatura presidencial de Carlos Ibáñez del Campo. Coincidiendo con la postura del ibañismo, el PAL se presenta como una opción nueva, agrupada bajo el alero de un candidato y que propone una renovación en la vida partidaria nacional. En esa coyuntura Alejandro Hales asume, de manera progresiva, importantes responsabilidades. Primero como subsecretario general de la campaña presidencial de Carlos Ibáñez del Campo y luego como secretario general del Consejo Político de dicha candidatura, donde efectúa una destacada labor.

Por iniciativa suya se organizan las llamadas “Cuatro Marchas”, consistentes en movilizaciones masivas de adherentes a Ibáñez quienes, representando a diversos sectores de la ciudadanía (“Columna del Trabajo”, “Columna de la Libertad”, “Columna de la Justicia Social” y “Columna de la Soberanía Nacional”), confluyen en una gran marcha final, en la víspera de la elección, denominada “Marcha de la Victoria”. Esta manifestación pública -que asegura la victoria de Ibáñez-, es una de las más numerosas ocurrida en Chile hasta esa fecha.

Gobierno del Presidente Carlos Ibáñez del Campo

Una vez conseguido el triunfo de la candidatura presidencial y habiendo asumido la Presidencia de la República, Carlos Ibáñez del Campo le ofrece a Alejandro Hales la Embajada de Chile en Egipto. Sin embargo, su designación es rechazada en el Congreso Nacional argumentando algunos parlamentarios que, en vista de su condición de hijo de inmigrantes árabes, no poseería la necesaria neutralidad para ejercer esa función diplomática.

En marzo del siguiente año, el Presidente Ibáñez lo designa ministro de Agricultura. Con apenas 30 años de edad y desde ese alto cargo, reorganiza dicho Ministerio gracias a la dictación del Decreto con Fuerza de Ley Nº 185. Durante su gestión se crea el Consejo de Fomento e Investigación Agrícola; intensifica las campañas de sanidad animal, conservación de suelos y construcción de tranques; estimula la industria azucarera nacional; inicia el plan de fomento lechero; dicta el Decreto sobre fomento de la Industria Pesquera e impulsa el denominado Plan de Desarrollo Agrícola e Higiene Rural en las regiones del Maule, Ñuble y Concepción. Este proyecto que tiene como objetivo declarado restaurar el equilibrio entre la industria y la agricultura, la ciudad y el campo, así como velar por la salud y el bienestar de los campesinos. En la iniciativa -una suerte de ensayo de lo que en el futuro sería la Reforma Agraria-, participan los Ministerios de Agricultura, Obras Públicas, Salud Pública y la Corporación de Fomento (CORFO). Cuenta además con la colaboración del gobierno de los Estados Unidos a través del Instituto de Asuntos Interamericanos.

Entre 1953 y 1954, al tiempo que se desempeña como ministro de Agricultura, debe asumir las carteras de Tierras y Colonización, y la de Minería. Luego, en 1954 es nombrado miembro del Directorio del Banco del Estado, en representación del Presidente de la República. En mayo de ese mismo año renuncia al gabinete ministerial para asumir el cargo de embajador de Chile en Bolivia, misión diplomática en la que se desempeñará por cuatro años.

Durante su estancia como embajador en Bolivia logra cultivar una estrecha amistad con el Presidente boliviano, Víctor Paz Estenssoro. Gracias al respaldo del Presidente Ibáñez y a la confianza brindada por el Presidente Paz Estenssoro, el embajador Alejandro Hales promueve la redacción y firma del Tratado de Complementación Económica entre Chile y Bolivia. Este acuerdo, sellado en 1955 en Arica por ambos presidentes. El acuerdo se propone realizar una serie de iniciativas de común beneficio para ambas naciones, tales como el intercambio de productos -acero chileno por petróleo boliviano-, y la construcción de importantes obras de infraestructura –un oleoducto entre Bolivia y el puerto chileno de Arica y el plan de un segundo oleoducto hasta Iquique-. Culmina con la visita, en agosto de 1955, del Presidente Ibáñez a Bolivia, siendo ésta la primera visita de Estado de un Presidente chileno a ese país. En 1957 Alejandro Hales preside la delegación chilena a la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), en La Paz, Bolivia. A fines de ese año presenta su renuncia al cargo de embajador con el fin de volver a Chile e incorporarse a la campaña presidencial de Eduardo Frei Montalva, siendo aceptada su dimisión por el Presidente Ibáñez en mayo de 1958. Durante su gestión se materializó un período de productivas relaciones entre Chile y Bolivia que permitieron concretar importantes acuerdos económicos y políticos así como también, la inédita y única visita de un presidente chileno a Bolivia.

De regreso en Chile, Alejandro Hales trabaja intensamente en la campaña presidencial del candidato Frei Montalva para las elecciones de 1958. Y si bien esta candidatura no consigue el objetivo propuesto, cimienta la estrecha relación que Alejandro Hales mantendrá con el Partido Demócrata Cristiano, sin ser militante de éste, y con Eduardo Frei Montalva.

El fin del gobierno de Carlos Ibáñez del Campo y la posterior elección de Jorge Alessandri Rodríguez como Presidente de la República significan un duro golpe para el Partido Agrario Laborista. La agrupación entra en crisis y se divide en dos tendencias. Una más tradicional y cercana a la derecha, encabezada por quien fuera su presidente por muchos años, el senador Jaime Larraín García Moreno, que derivaría en el Partido Nacional Popular (PANAPO) y otra más cercana a la izquierda que se agruparía en el Partido Democrático Nacional (PADENA). Retirado del PAL, Alejandro Hales se mantiene como independiente. Sin embargo su cercanía con la Democracia Cristiana lo motiva a organizar, en el año 1964, la Democracia Agrario Laborista, (DAL). Este partido político intenta agrupar a los antiguos militantes agrario laboristas en torno a la nueva candidatura presidencial de Eduardo Frei Montalva.

Gobierno del Presidente Eduardo Frei Montalva

Alejandro Hales es uno de los artífices y dirigentes de la campaña de Frei Montalva que ayuda a que en la elección de 1964 el representante del Partido Demócrata Cristiano triunfe por mayoría absoluta con más del 56% de los votos. Para la siguiente elección parlamentaria el nuevo Gobierno, buscando ampliar su base de apoyo, le sugiere a Alejandro Hales que presente su candidatura a senador por Temuco, como representante de la Democracia Agrario Laborista. Sin embargo, la popularidad del recién electo Presidente Frei Montalva provoca que los postulantes de su partido triunfen de manera arrolladora, desplazando a los candidatos de otras agrupaciones y eliminando al DAL como Partido Político con representación parlamentaria.

El Presidente Frei le propone que asuma el cargo de embajador de Chile en Egipto, con autoridad en toda la región del Medio Oriente y el continente africano. Sin embargo Alejandro Hales declina el ofrecimiento presidencial y decide continuar su campaña senatorial y mantener su compromiso con los electores de Bíobio-Malleco y Cautín. Tras su derrota, mantiene su presencia y aporte en el escenario político nacional. En 1965 es designado presidente de la Comisión Nacional del Trigo, con el objeto de ir preparando el proceso de Reforma Agraria que la candidatura de Frei había levantado como uno de los pilares del programa de Gobierno. Ese mismo año, en el ámbito político partidista, el DAL, por invitación de la Democracia Cristiana y tras consultar a sus dirigentes y militantes, se fusiona con el Partido Demócrata Cristiano. Alejandro Hales se mantiene al margen, conservando su postura de Independiente. Al año siguiente, es nombrado consejero en la CORFO en representación del Presidente de la República.

El 21 de octubre de 1966 Alejandro Hales es nombrado ministro de Minería. En ese rol preside la delegación chilena enviada a la reunión de Ministros de Minería efectuada en Zambia en 1967, que crea el Consejo Intergubernamental de Países Exportadores de Cobre (CIPEC). En 1968 dirige las misiones económicas chilenas enviadas a Europa Oriental, visitando la URSS, Hungría, Checoslovaquia y Yugoslavia. En 1969 encabeza una de las iniciativas más relevantes en la historia de la minería chilena: la “Nacionalización Pactada” de la gran minería del cobre. Esta medida, que se materializa en 1969, profundiza la denominada “chilenización del cobre” y consiste en la compra de la propiedad a las grandes compañías de cobre extranjeras por parte del Estado chileno, abriendo el paso a la futura nacionalización de la minería chilena concretada en 1971. Mientras desempeña esta importante labor en el Ministerio de Minería, es nombrado ministro subrogante de Salud en dos oportunidades, en los años 1968 y 1970 respectivamente.

Gobierno del Presidente Salvador Allende Gossens

El 5 de septiembre de 1970 Salvador Allende es elegido Presidente de la República. El día 3 de noviembre de ese año Alejandro Hales deja su cargo como ministro subrogante de Salud y al día siguiente el de ministro de Minería. En vista de la aguda polarización política que afecta al país se produce un áspero debate entre la Unidad Popular y la Democracia Cristiana en relación al tema del cobre: la chilenización y la nacionalización pactada llevadas a cabo durante el gobierno de Eduardo Frei Montalva y la nacionalización aprobada en 1971 bajo el gobierno de Salvador Allende. Alejandro Hales participa activamente de esta controversia defendiendo la labor de la administración Frei. En 1972 es elegido presidente del Centro de Estudios Económicos y Políticos. Durante este periodo y de manera progresiva Hales se convierte en activo opositor al Gobierno de Salvador Allende que se ve reflejado en su trabajo organizando las grandes manifestaciones y marchas de los mineros de El Teniente.

Para las elecciones parlamentarias de 1973, asume un importante rol en el comando de la campaña senatorial de Eduardo Frei Montalva quien una vez electo, asume la presidencia del Senado.

Régimen Militar

Luego del Golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973, Alejandro Hales se manifiesta a favor del Régimen Militar, dado su carácter de opositor al gobierno de la Unidad Popular y acorde a su diagnóstico de la situación política en que se encuentra el país. En esa condición presta asesoría en el ámbito de la minería a las nuevas autoridades, sin asumir un cargo ni recibir una retribución. Sin embargo, debido a su experiencia directa con casos de violaciones a los Derechos Humanos asume una postura crítica que desembocará en un franco rechazo. Desde su domicilio ubicado frente al Estadio Nacional, convertido en campo de prisioneros, observa la angustia de los familiares de quienes permanecen detenidos en su interior. En su condición de abogado defiende a numerosos perseguidos por el Régimen, realiza gestiones por la liberación de presos políticos y la búsqueda de detenidos desaparecidos. Fuera del ámbito legal, participa en manifestaciones por el fin del exilio. Critica abiertamente la Consulta Nacional de 1978 convocada para reafirmar la legitimidad del Régimen Militar, y el Plebiscito de 1980, convocado para la aprobación de la nueva Constitución Política.

El año 1983, en el contexto de las primeras jornadas de protesta nacional, Alejandro Hales es elegido consejero nacional del Colegio de Abogados. Dos años más tarde asume como presidente nacional de la Comisión de Derechos Humanos de los Colegios Profesionales y recorre el país desplegando una activa labor de coordinación y oposición al Régimen. Lo que trae como consecuencia importantes costos familiares luego que sus hijos Patricio y Jaime son detenidos y su hija Carmen secuestrada por organismos de seguridad del Régimen. Entre 1987 y 1989 preside el Colegio de Abogados de Chile.

Desde su posición al margen de los partidos políticos, preside el grupo “Independientes por la Democracia” y ante la coyuntura del Plebiscito de 1988 organiza y lidera el “Comando de Independientes por el No”. Juega un rol muy activo en la campaña que culmina en el Parque La Bandera, una de las concentraciones masivas más importantes de la contienda.

Tras el plebiscito, el triunfo de la opción “No” y la inminencia de la elección presidencial, lanza su pre-candidatura es apoyado por el Partido Socialista de Chile y el Partido Socialista Histórico, los Colegios Profesionales, organismos de defensa de los Derechos Humanos y otras agrupaciones sociales, gremiales y poblacionales. En su propuesta de precandidatura enfatiza la necesidad de contar con una amplia base social y política que pueda otorgar estabilidad, legitimidad y respaldo a un futuro gobierno democrático. Ante el surgimiento de la pre candidatura presidencial de Patricio Aylwin y para fortalecer la unidad democrática, renuncia a su opción presidencial sumándose a las filas de Aylwin quien se convierte en el candidato único opositor para las elecciones presidenciales de 1989.

Gobierno del Presidente Patricio Aylwin Azócar

Luego del triunfo de Patricio Aylwin Azócar y una vez que éste asume el mando de la Nación, Alejandro Hales es nombrado director del Banco Estado en representación del Presidente de la República y en su calidad de presidente Agente de Valores de la misma entidad, en 1990. En 1992 y tras desestimar una designación como embajador, es nombrado ministro de Minería en por el Presidente Aylwin. Convirtiéndose en el único ministro de Minería que ha ocupado el cargo durante tres gobiernos: el del Presidente Ibáñez del Campo, el Presidente Frei Montalva y el Presidente Aylwin. En esa cartera impulsa una serie de proyectos de desarrollo para Codelco, entre los cuales destacan los yacimientos de El Abra y Radomiro Tomic. Asimismo, forma parte de las comitivas oficiales de Estado en las visitas a Rusia, Finlandia, China y otros países de Asia.

Gobierno del Presidente Eduardo Frei Ruiz Tagle

En el año 1996 y por petición de destacados políticos de la Democracia Cristiana, acepta competir por la alcaldía de Ñuñoa en las elecciones municipales de ese año, razón por la cual se inscribe como miembro del Partido Demócrata Cristiano. Sin embargo, su candidatura es superada por la de Pedro Sabat, político del Partido Renovación Nacional. Tras esta derrota y habiendo sido elegido concejal por Ñuñoa, Alejandro Hales se retira de la actividad política.

Aquejado por una diabetes que desencadena una infección severa, fallece el 7 de abril del año 2001.

Reconocimientos

En atención a la labor de servicio público que desarrolla durante su vida, Alejandro Hales Jamarne recibe el reconocimiento de numerosas instituciones chilenas y extranjeras. El gobierno de Bolivia le otorga la Gran Cruz del Cóndor de los Andes. En 1986, recibe el Premio Monseñor Romero para “los constructores de la paz” de parte del Servicio de Paz y Justicia. En noviembre de 1987, el Colegio de Ingenieros de Ejecución de Chile le concede un premio especial por su lucha en defensa de los derechos humanos y valores democráticos. En 1991 es condecorado por el Colegio de Profesores por su trabajo en defensa de los Derechos Humanos. El 16 de junio de 1995 es condecorado por el rey Hussein de Jordania con la “Gran Estrella de Jordania”. El 27 de diciembre de 2004, el directorio de Codelco determina que el yacimiento de cobre “Mansa Mina” se denomine “División Alejandro Hales”; yacimiento entraría en operaciones a fines de 2013.

Actividades complementarias

Membresías

En 1941 organiza y es elegido, primer presidente de la Asociación de Universitarios de Ascendencia Árabe. Un año después asume como delegado de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile a la Federación de Estudiantes de Chile y como tesorero general de dicha Federación.

En 1975 es elegido vicepresidente de Federación Árabe (FEARAB-Chile) y preside la delegación chilena al 2º Congreso de este organismo efectuado en Sao Paulo, Brasil.

En 1983 es elegido consejero nacional del Colegio de Abogados de Chile. En 1985 es designado presidente de la Comisión de Derechos Humanos de los Colegios Profesionales. Entre 1987 y 1989 preside el Colegio de Abogados de Chile.

Publicaciones, conferencias y foros

En 1941, durante su segundo año de estudiante de Derecho, publica “Derecho Árabe”, como parte de la cátedra de Derecho Público. Este trabajo es incluido en el sexto volumen del libro “Tres ensayos y una breve antología poética” editado por el Círculo de Amigos de la Cultura Árabe entre 1942 y 1946.

Al finalizar sus estudios en la Universidad de Chile, publica en 1945 su memoria titulada “El corporativismo en el pasado y en el presente” . En 1947 en la Universidad de Chile publica “La Cuestión Palestina”, obra que se presenta el año en que la Asamblea General de las Naciones Unidas comienza a debatir en torno a la situación de esa nación.

En noviembre de 1980 dicta la conferencia “Las Elecciones Norteamericanas y Palestina”, enmarcada en el V Congreso Nacional de la Federación de Entidades Chileno-Árabes (FEARAB), donde analiza las implicancias de la elección presidencial del republicano Ronald Reagan como presidente de Estados Unidos y las relaciones de la futura administración con Palestina.

En el marco del V Congreso Panamericano Árabe de la Federación de Entidades Árabe-Americanas (FEARAB Americana), realizado en Washington Estados Unidos entre el 8 y el 11 de octubre de 1981, dicta la conferencia “Palestina, el Líbano y la paz en el Medio Oriente: sus efectos en las relaciones entre América y el Mundo Árabe”. En la ocasión expone en torno a la realidad de miles de palestinos en el Líbano, sobre la crisis que azota a este país a partir de 1975, y la necesidad de buscar la paz para los países del Medio Oriente.

En octubre de 1984, dicta la conferencia “América Latina y la causa Palestina” en el contexto del VII Congreso de la Comunidad Chileno Árabe, FEARAB en la ciudad de Concepción.

Entre 1985 y 1989 recorre Chile realizando conferencias sobre los Derechos Humanos y la Democracia.

Entre 1986 y 1987 participa en Foros Nacionales e Internacionales sobre derechos humanos y transición a la democracia en Chile. En 1987, en su calidad de presidente del Colegio de Abogados de Chile, participa en el Seminario “En busca de la justicia en Chile” con el tema “La Constitución de 1980 y la Transición a la Democracia”, invitado por el Washington Office for Latin America (WOLA). Esta organización no gubernamental tiene por objeto promover los derechos humanos, la democracia y la justicia social y económica en América Latina y el Caribe, y medir el impacto de la política exterior estadounidense en los países de la región. La ponencia de Alejandro Hales Jamarne es publicada en el N° 43 de la revista Voz y Caminos en septiembre de 1987.

En 1988 participa en el Congreso de Juristas Democráticos realizado en Lima - Perú, con el tema “La Justicia en Chile”.

En 1993, junto a Claudio Garrido Avilés y Reinaldo Sapag Chain publica “El cobre es de Chile y de los Chilenos” , folleto editado por la Federación de Sindicatos de Supervisores.

Fuentes

  • Currículum Vitae de Alejandro Hales Jamarne.
  • Tríptico de la campaña de Alejandro Hales. Documento de la campaña a alcalde por Ñuñoa. Contiene aspiraciones para el trabajo en la comuna y una descripción de la trayectoria política y pública de Hales.