Biblioteca del Congreso Nacional de Chile.
Biblioteca del Congreso Nacional de Chile.
Opciones:   
 
 





  • DELIBERA
  • Diálogos Bicentenario
  • Mapoteca
  • Archivo Alejandro Hales
  • Retrato de la Desigualdad en Chile
  • Gestión del Conocimiento
  • OCDE
  • CELAC
llevatelo
navegadores

Este sitio ofrece una mejor experiencia con Google Chrome, Apple Safari o Mozilla Firefox, navegadores con un motor de javascript optimizado.

 
Acciones de Documento
  • Atrás
  • Enviar a un amigo
  • Print this page
  • Agranda letra
  • Achica letra
  • Compartir

Canto XXIII

 

LLEGA GALBARINO ADONDE ESTABA EL SENADO ARAUCANO. HACE EN EL CONSEJO UNA HABLA CON LA CUAL DESBARATA LOS PARECERES DE ALGUNOS. SALEN LOS ESPAÑOLES EN BUSCA DEL ENEMIGÓ; PINTASE LA CUEVA DEL HECHICERO FITÓN Y LAS COSAS QUE EN ELLA HABIA.

CANTO XXIII

JAMÁS debe, Señor, menospreciarse el enemigo vivo, pues sabemos puede de una centella levantarse fuego con que después nos abrasemos, y entonces es cordura recelarse cuando en mayor felicidad nos vemos pues los que gozan próspera bonanza están aun más sujetos a mudanza.

Sólo la muerte próspera asegura el breve curso del felice hado que, mientras que la incierta vida dura, nunca hay cosa que dure en un estado. Así que quien jamás tuvo ventura podrá llamarse bienaventurado y sin prosperidad vivir contento pues no teme infelice acaecimiento.

Y pues que ya tenemos certidumbre que nunca hay bien seguro ni reposo, que es ley usada, es orden y costumbre

136 ALONSO DE ERCILLA

por donde ha de pasar el más dichoso; gastar el tiempo en esto es pesadumbre y así, por no ser largo y enojoso, sólo quiero contar a lo que vino el despreciar al mozo Galbarino.

El cual, aunque herido y desangrado, tanto el coraje y rabia le inducía, que llegó a Andalicán, donde alojado Caupolicán su ejército tenía.

Era al tiempo que el ínclito Senado en secreto consejo proveía las cosas de la guerra y menesteres, dando y tomando en ello pareceres.

Cuál con justo temor dificultaba la pretensión de algunos imprudente; cuál, por mostrar valor, facilitaba cualquier dificultoso inconveniente; cuál un concierto lícito aprobaba; cuál era deste voto diferente, procurando unos y otros con razones esforzar sus discursos y opiniones.

En esta confusión y diferencia, Galbarino arribó apenas con vida, el cual pidiendo para entrar licencia, le fue graciosamente concedida donde, con la debida reverencia, esforzando la voz enflaquecida, falto de sangre y muy cubierto della, comenzó desta suerte su querella:

"Si solíades vengar, sacros varones, las ajenas injurias tan de veras y en las estrañas tierras naciones hicieron sombra 1 ya vuestras banderas,

1 Entiéndase "se desplegaron".

 

LA ARAUCANA 137

¿cómo agora en las propias posesiones unas bastardas gentes estranjeras os vienen a oprimir y conquistamos, y tan tibios estáis en el vengaros?

"Mirad mi cuerpo aquí despedazado, miembro del vuestro, que por más afrenta me envían Heno de injurias al Senado para que dellas sepa daros cuenta; mirad vuestro valor vituperado y lo que en mí el tirano os representa, jurando no dejar cacique alguno sin desmembrarlos todos uno a uno.

"Por cierto bien en vano han adquirido tanta gloria y honor vuestros agüelos y el araucano crédito subido en su misma virtud hasta los cielos, si agora infame, hollado y abatido, anda de lengua en lengua por los suelos y vuestra ilustre sangre resfriada, 2 en los sucios rincones derramada.

¿Qué provincia hubo ya que no tremiese de vuestra voz en todo el mundo oída, ni nación que las armas no rindiese por temor o por fuerza compelida, arribando a la cumbre porque fuese tanto de allí mayor vuestra caída y al término llegase el menosprecio donde de lo! pasados llegó el precio?

"Pues unos estranjeros enemigos con título y con nombre de clemencia, ofrecen de acetaros por amigos, queriéndoos reducir a su obediencia;

2 Cf, V, nota 1.

 

138 ALONSO DE ERCILLA

y si no os sometéis, que con castigos prometen oprimir vuestra insolencia, sin quedar del cuchillo reservado género, religión, edad, ni estado.

"Volved, volved en vos 3 no deis oído a sus embustes, tratos y marañas pues todas se enderezan a un partido que viene a deslustrar vuestras hazañas, que la ocasión que aquí los ha traído por mares y por tierras tan estrañas es el oro goloso 4 que se encierra en las fértiles venas desta tierra.

"Y es un color, es apetencia vana querer mostrar que el principal intento fue el extender la religión cristiana siendo el puro interés su fundamento; su pretensión de la codicia mana, que todo lo demás es fingimiento pues los vemos que son más que otras gentes adúlteros, ladrones, insolentes.

"Cuando el siniestro hado y dura suerte nos amenacen cierto en lo futuro, podemos elegir honrada muerte, remedio breve, fácil y seguro; poned a la fortuna el hombro fuerte, a dura adversidad corazón duro; que el pecho firme y ánimo invencible allana y facilita aun lo imposible."

No pudo decir más de desmayado por la infinita sangre que perdía, que el laso cuello ya debilitado

3 Cf. II, nota 43.

4 Cf XVI, 76, 8 para impresión semejante.

 

139 LA ARAUCANA

sostener la cabeza aun no podía. Así el rostro mortal desfigurado en el sangriento suelo se tendía dejando, aun a los más endurecidos, de su esperada muerte condolidos.

Mas como no tuviese tal herida que pudiese hallar la muerte entrada, retuvo luego la dudosa vida, en siéndole la sangre restañada; y la virtud 5 con tiempo socorrida fue de tantos remedios confortada y el mozo se ayudó de tal manera, que recobró su sanidad primera.

Fueron de tanta fuerza sus razones y el odio que a los nuestros concibieron, que los más entibiados corazones de cólera rabiosa se encendieron. Así las diferentes opiniones a un fin y parecer se redujeron, quedando para siempre allí escluido quien tratase de medio y de partido.

Los impacientes mozos, deseosos de venir a las armas, braveaban, 6 y con muestras y afectos hervorosos el espacioso tiempo apresuraban; pero los más maduros y espaciosos aquella ardiente cólera templaban y el término de algunos indiscreto, no reprobando el general decreto.

Dejémoslos un rato, pues, tratando de dar, no una batalla, sino ciento,

5 virtud fuerza, valor', es latinismo de sentido (cf. Lida de Malkiel, 243).

6 bravear 'jactarse'.

140 ALONSO DE ERCILLA

del orden, la manera, dónde y cuándo, con varios pareceres y un intento; que me voy poco a poco descuidando de nuestro alborotado alojamiento, donde estuvimos todos recogidos con buena guardia y bien apercebidos.

Mas cuando, el esperado sol salía, la gente de caballo en orden puesta marchó, quedando atrás la infantería y del campo después toda la resta, 7 con tal velocidad.

que a mediodía subimos la temida y agria cuesta de blancos huesos de cristianos llena, que despertó el cuidado y nos dio pena.

Al araucano valle, pues, bajamos, que el mar le bate al lado del poniente, donde en llano lugar nos alojamos de comidas y pastos suficiente; y luego con promesas enviamos de aquella vecindad alguna gente a requerir la tierra comarcano con la segura paz y ley cristiana.

Mas como al tiempo puesto no volviesen y pasasen después algunos días, ni por astucia y mafia no supiesen de su resolución nuestras espías, fue acordado que algunos se partiesen por los vecinos pueblos y alquerías, al salir tardo de la escasa luna, a tomar relación y lengua 8 alguna.

Así yo apercebido. sordamente,en medio del silencio y noche escura

7 Cf. III. nota 60,

8 Cf. XVI, nota 47.

 

LA ARAUCANA 141

di sobre algunos pueblos de repente por un gran arcabuco 9 y espesura, donde la miserable y triste gente vivía por su pobreza en paz segura, que el rumor y alboroto de la guerra aún no la había sacado de su tierra.

Viniendo, pues, a dar al Chayllacano, que es donde nuestro campo se alojaba, vi en una loma, al rematar de un llano, por una angosta senda que cruzaba un indio laso, 10 flaco y tan anciano que apenas en los pies se sustentaba, corvo, espacioso, débil, descamado cual de raíces de árboles formado.

Espantado del talle y la torpeza de aquel retrato de vejez tardía, llegué, por ayudarle en su pereza, y tomar lengua dél, si algo sabía; mas no sale con tanta ligereza sintiendo los lebreles por la vía la temerosa gama fugitiva como el viejo salió la cuesta arriba.

Yo, sin más atención ni advertimiento, arrimando las piernas al caballo, a más correr salí en su seguimiento pensando, aunque volaba, de alcanzarlo; mas el viejo, dejando atrás el viento, me fue forzoso a mi pesar dejallo, perdiéndole de vista en un instante sin poderle seguir más adelante.

Halléme a la bajada de un repecho cerca de dos caminos desusados,

9 arcabuco 'boscaje espeso', es palabra indígena del taino de Santo Dominp, (Fhederici)

10 Cf. IV. nota 35.

142 ALONSO DE ERCILLA

por donde corre Rauco más estrecho, que le ciñen dos cerros los costados; y mirando a lo bajo y más derecho, en una selva de árboles copados vi una mansa corcilla junto al río gustando de las hierbas y rocío.

Ocurrió luego a la memoria mía que la Razón en sueños me dijera cómo había de topar a caso un día una simple corcilla en la ribera y así yo, con grandísima alegría, comencé de bajar por la ladera paso a paso, siguiendo el un camino hasta que della vine a estar vecino.

Púdelo bien hacer, que en las quebradas 11 era grande el rumor de la corriente, y con pasos y orejas descuidadas pacía la tierna hierba libremente; pero cuando sintió ya mis pisadas y al rumor levantó la altiva frente, dejó el sabroso pasto y arboleda por una estrecha y áspera vereda. 12

Comencéla a seguir a toda priesa labrando 13 a mi caballo los costados; mas tomando otra senda, que atraviesa, se entró por unos ásperos collados; al cabo enderezó a una selva espesa de matorrales y árboles cerrados, adonde se lanzó por una senda y yo también tras ella a toda rienda.

11 quebrada 'arroyo de terreno montañoso'; es acepción que se conserva en America; v. acepción más general en XXVI, 4, I, XXVII , 61, 2 y XXXIII, 66, 3.

12 vereda 'senda'.

13 labrar 'mortificar', y de aquí 'picar con la espuela', para el texto.

 

143 LA ARAUCANA

Perdí el rastro y cerróseme el camino, sobreviniendo un aire turbulento 14 y así de acá y de allá, fuera de tino, de una espesura en otra andaba atiento. Vista pues mi torpeza y desatino, arrepentido del primer intento, sin pasar adelante me volviera si alguna senda o rastro yo supiera.

Gran rato anduve así descarriado., que la oculta salida no acertaba, cuando sentí por el siniestro lado un arroyo que cerca murmuraba, y al vecino rumor encaminado, al pie de un roble que a la orilla estaba vi una pequeña y mísera casilla y junto a un hombre anciano la corcilla;

el cual dijo: "¿Qué hado o desventura tan fuera de camino te ha traído por este inculto 15 bosque y espesura donde jamás ninguno he conocido? Que si por caso adverso y suerte dura andas de tus banderas foragido, haré cuanto pudiere de mi parte en buscar el remedio y escaparte."

Viendo el ofrecimiento y acogida de aquel estraño y agradable viejo, más alegre que nunca fui en mi vida por hallar tal ayuda y aparejo; le dije la ocasión de mi venida, pidiéndole me diese algún consejo para saber la cueva do habitaba el mágico Fitón, a quien buscaba.

14 turbulento 'turbio' (Aut.)

15 Cf. I. nota 79.

 

144 ALONSO DE ERCILLA

El venerable viejo y padre anciano con un sospiro y tierno sentimiento me tomó blandamente por la mano, saliendo de su frágil aposento; y por ser a la entrada del verano, buscamos a la sombra un fresco asiento en una pedregosa y tosca fuente, do comenzó a decirme lo siguiente:

"Mi tierra es en Arauco y soy llamado el desdichado viejo Guaticolo, que en los robustos arios fui soldado en cargo antecesor de Colocolo; y antes, por mi persona en estacado siete campos vencí de solo a solo 16 y mil veces de ramos fue ceñida esta mi calva frente envejecida.

"Mas como en esta vida el bien no dura y todo está sujeto a desvarío, 17 mudóse mi fortuna en desventura y en deshonor perpetuo el honor mío; que por estraiho caso y suerte dura perdí con Aynavillo en desafio, la gloria en tantos años adquirida, quitándome el honor y no la vida.

"Viéndome, pues, con vida y deshonrado (que mil veces quisiera antes ser muerto), de cobrar el honor desesperado me vine, como vees, a este desierto, donde más de veinte años he morado sin ser jamás de nadie descubierto sino agora de ti, que ha sido cosa no poco para mí maravillosa.

6 campo desafio, el sitio destinado a ello'; de solo a solo, cf. XVI, nota 44,

7 desvario o 'desviación, cambio'; acepcion traslaticia que Aut. trae con ejemplo de fray Luis de León. aunque define, por influencia de la acepcion principal 'desigualdad. desbarro'. '

145 LA ARAUCANA

"Así que tantos tiempos he vivido en este solitario apartamiento y pues que la fortuna te ha traído a mi triste y humilde alojamiento, haré de voluntad lo que has pedido, que tengo con Fitón conocimiento: que, aunque intratable y áspero, es mi tío, hermano de Guarcolo, padre mío.

"Al pie de una asperísima montaña, pocas veces de humano pie pisada, hace su habitación y vida estraña en una oculta y lóbrega morada que jamás el alegre sol la baña, y . es a su condición acomodada, por ser fuera de término inhumano, enemigo mortal del trato humano.

"Mas su saber y su poder es tanto sobre las piedras, plantas y animales, que alcanza por su ciencia y arte cuanto pueden todas las causas naturales; y en el escuro reino del espanto apremia a los callados infernales a que digan por áspero conjuro lo pasado, presente y lo futuro.

"En la furia del sol y luz serena de notui-nas tinieblas cubre el suelo, y sin fuerza de vientos llueve y truena, fuera de tiempo el sosegado cielo; el raudo curso de los ríos enfrena y las aves en medio de su vuelo vienen de golpe abajo amodorradas, 18 por sus fue~ palabra compelidas.

18 amodorrido por amodorrado 'vocablo viejo rústico', para Cov. (s. v.modorro)

146 ALONSO DE ERCILLA

"Las yerbas en su agosto reverdece y entiende la virtud de cada una; el mar revuelve, el viento le obedece contra la fuerza y orden de la luna; tiembla la finne tierra y se estremece a su voz eficaz, sin causa alguna que la altere y remueva por de dentro, apretándose recio con su centro.

"Los otros poderosos elementos a las palabras deste están sujetos, y a las causas de arriba y movimientos hace perder la fuerza y los efetos. Al fin por su saber y encantamentos. 19 escudriña y entiende los secretos, y alcanza por los astros influentes 20 los destinos y hados de las gentes. 21

"No sé, pues, cómo pueda encarecerse el poder deste mágico 22 adivino; sólo en tu menester quiero ofrecerte lo que ofrecerte puede un su sobrino, mas para que mejor esto se acierte será bien que tomemos el camino, pues es la hora y sazón desocupada que podremos tener mejor entrada."

Luego de allí los dos nos levantamos, y atando a mi caballo de la rienda, a paso apresurado caminamos por una estrecha e intricada senda, la cual seguida un trecho, nos hallamos

19 encantamento por encantamiento.

20 influente por influyente

21 El paisaje retorna el motivo tradicional del poder de la magia sobre la magia sobre la naturaleza presente en Virgilio ( Eneida IV, 487491) y Lucano (Pharsalia, VI,461 yss); cf.Lidia de Malkiel ,503.

 

LA ARAUCANA 147

en una selva de árboles horrenda, que los rayos del sol y claro cielo nunca allí vieron el umbroso suelo.

Debajo de una pena socavada, de espesas ramas y árboles cubierta, vimos un callejón y angosta entrada y más adentro una pequeña puerta de cabezas de fieras rodeada, la cual de par en par estaba abierta, por donde se lanzó el robusto anciano llevándome trabado 23 de la mano.

Bien por ella cien pasos anduvimos, no sin algún temor de parte mía, cuando a una grande bóveda salimos do una perpetua luz en medio ardía y a cada banda en tomo della vimos poyos puestos por orden, en que había multitud de redomas sobre escritas, de ungüentos, yerbas y aguas infinitas. 24

Vimos allí del lince preparados los penetrantes ojos virtuosos 25 en cierto tiempo y conjunción 26 sacados y los del basilisco 27 ponzoñosos; sangre de hombres bermejos enojados,

 

23 trabar'prender, agarrar, asir' (Cov. y Aut).

24 La mayor parte de las sustancias de valor mágico aquí enumeradas provienen de 'Lucano, Pharsalia. VI, 440 ss., donde se describen y enumeran las artes de las brujas Thesalia especialmente Erictho, consultada por pompeyo ) , y del libro IX ,700 y ss . en donde se da una lista de alimañas ponzonosas de Libia ; v. Menendes y Pelayo ,II,299.

25 se les atribuia la propiedad de ver a traves de los solidos (Boetius . De Consolationes Philosophiae ,III,18,21) ; el fundamental tratado de Lynn Thorndikae , A History of magic and Experimental Science, Nuaeva York ,1923 , I, para las fuentes clasicas ; virtoso que tiene actividad y virtud sanativa (Aut ).

26 conjuncion posición de los astros'.

27 Cf.Plinio Naturalis Historia ,VIII,33.

148 ALONSO DE ERCILLA

espumajos de perros, que rabiosos van huyendo del agua, y el pellejo del pecoso chersidros 28 cuando es viejo.

También en otra parte parecía la coyuntura de la dura hiena y el meollo del cencris, que se cría dentro de Libia en la caliente arena; y un pedazo del ala de una harpía, la hiel de la biforme amphisibena y la cola del áspide revuelta que da la muerte en dulce sueño envuelta.

Moho de calavera destroncado del cuerpo que no alcanza sepultura; carne de niña por nacer, sacada no por donde la llama la natura; y la espina también descoyuntada de la sierpe cerastas 29 y la dura lengua de la hemorróis, que aquel que hiere suda toda la sangre hasta que muere.

Vello de cuantos monstruos prodigiosos la superflua natura ha producido; escupidos de sierpes venenosos, las dos alas del iaculo 30 terriido; y de las seps los dientes ponzoñosos, quel hombre o animal deha mordido,

28 chersidros 'especie de culebra de varios colores'. En la estrofa siguiente cencris o cenchris "especie de serpiente ponzoñosa" (Aut. con texto de G. de Huerta. traductor de'Plinio): amphisibena "animal venenoso de dos cabezas" (Aut. con texto del Diascórides traducido y anotado por Andrés Laguna); áspide o aspisd serpiente venenosa cuya mordedura causa "profundísimo del qual sigue el pasmo universal y la muerte" (Aut.).

29 o cerastes 'víbora con un apéndice a modo de cuerno sobre cada ojo'; era considerado arúmal sagrado en la antigüedad. Hemorrois o hemorróo especie de serpiente venenosa cuya mordedura es tan mortífera que en un día hace perder toda la sangre por la boca, narices y otras partes del cuerpo que hace se abran" (Aut. con texto de Laguna).

30 Cf. VII, nota 19.

LA ARAUCANA 149

de súbito hinchado como un odre,huesos y carne se convierte en podre.

Estaba en un gran vaso transparente el corazón del grifo 31 atravesado, y ceniza del fénix, que en Oriente se quema él mismo de vivir cansado; el unto de la scítala serpiente y el pescado echineys, 32 que en mar airado al curso de las naves contraviene y a pesar de los vientos las detiene.

No faltaban cabezas de escorpiones y mortíferas sierpes enconadas; 33 alacranes y colas de dragones, y las piedras del águila preñadas; 34 buches de los hambrientos tiburones, menstruo 35 y leche de hembras azotadas, landres, pestes, venenos, cuantas cosas produce la natura ponzoñosas.

Yo, que con atención mirando andaba la copiosa botica embebecido, por una puerta que a un rincón estaba, vi salir un anciano consumido que sobre un corvo junco se arrimaba; el cual luego de mí fue conocido ser el que había corrido por la cuesta, que apenas le alcanzara una ballesta,

31 grifó 'animal con patas de león y cabeza y alas de águila'; v. Thomdike. o.c I . 257 y 325.

32 Cf Thomdike, o. c., I, 212.

33 enconado 'venenoso' (DCELC).

34 La piedra aetites o piedra del aguila en forma de huevo, que se suponia sew hallaba en los nidos de las aguilas , a las que se le atribuia virtudes curativas en los partos dificiles y poder para impedir los abortos en las mujeres (cov.y todavia en el vocabulario del, diccionario de A . de Alcedo de 1789). Al sacudirlas sonaban como si dentro tuvieran otras piedras , de aquí el preñadas 35 Para el valor magico de la sangre menstrual v. S Thomson , MotifIndedex of Folk – Literature ,D 1003.1.¡la, en forma de huevo, que se la que se atribuía viiludes ir abortos en las mujeres

 

150 ALONSO DE ERCILLA

diciéndome: "No es poco atrevimiento el que, siendo tan mozo, has hoy tomado de venir a mi oculto alojamiento do sin mi voluntad nadie ha llegado; mas porque sé que algún honrado intento tan lejos a buscarme te ha obligado, quiero por esta vez hacer contigo lo que nunca pensé acabar conmigo."

Visto por mi apacible compañero la coyuntura y tiempo favorable, pues el viejo, tan áspero y severo, se mostraba doméstico y tratable, se detuvo mirándome primero con un comedimiento y muestra afable, por ver si responderle yo quería; mas viéndome callar, le respondía

diciendo:"¡Oh gran Fitón, a quien es dado penetrar de los cielos los secretos, que del eterno curso arrebatado, no obedecen la ley, a ti sujetos! Tú. que de la Fortuna y fiero hado revocas, cuando quieres, los decretos, y el orden natural turbas y alteras, alcanzando las cosas venideras,

y por mágica ciencia y saber puro rompiendo el cavernoso y duro suelo, puedes en el profundo reino escuro, meter la claridad y luz del cielo; y atonnentar con áspero conjuro la caterva infernal, que con recelo tiembla de tu eficaz fuerza, que es tanta que sus eternas leyes le quebranta,

sabrás que a este mancebo le ha traído de tu espantoso nombre la gran fama

 

151 LA ARAUCANA

que en las indas 36 regiones estendido hasta el ártico polo se derrama; el cual por mil peligros ha rompido tras su deseo corriendo, que le Rama a celebrar las cosas de la guerra y el sangriento destrozo desta tierra.

"Que estando así una noche retirado escribiendo el suceso de aquel día, súbito fue en un sueño arrebatado, viendo cuanto en la Europa sucedía, donde le fue asimismo revelado que en tu escondida cueva entendería estraños casos, dignos de memoria, con que ilustrar pudiese más su historia,

y que noticia le darías de cosas ya pasadas, presentes y futuras, hazañas y conquistas milagrosas, peregrinos sucesos y aventuras, temeranas empresas espantosas, hechos que no se han visto en escrituras. Este encarecimiento le molesta y nos tiene suspensos tu respuesta."

Holgó el mago de oír cuán estendida por aquella región su fama andaba, y vuelta a mí la cara envejecida, todo de arriba a bajo me miraba; al fin, con voz pujante y expedida 37 que poco con las canas conformaba, y aspecto grave y muestra algo severa, la respuesta me dio desta manera:

"Aunque en razón es cosa prohibida profetizar los casos no llegados,

36 Perteneciente a las Indias o América.

37 expedido 'veloz, ágil' (Aut., con texto de Garcilaso, Egloga 2).

152 ALONSO DE ERCILLA

y es menos alargar a uno la vida contra los estatutos de los hados, ya que ha sido a mi casa tu venida por incultos 38 caminos desusados, te quiero complacer, pues mi sobrino viene aquí por tu intérprete y padrino."

Diciendo así, con paso tardo y lento, por la pequeña puerta cavernosa me metió de la mano a otro aposento y luego en una cámara hermosa, que su fábrica estraña y ornamento era de tal labor y tan costosa que no sé lengua que contarlo pueda, ni habrá imaginación a que no exceda.

Tenía el suelo por orden ladrillado de cristalinas losas trasparentes, que el color entrepuesto 39 y variado hacía labor y visos 40 diferentes; el cielo alto, diáfano, estrellado de innumerables piedras relucientes, que toda la gran cámara alegraba la varia luz que dellas revocaba.

Sobre columnas de oro sustentadas cien riguras de bulto en tomo estaban, por arte tan al vivo trasladadas que un sordo bien pensara que hablaban; y dellas las hazañas figuradas por las anchas paredes se mostraban, donde se vía 41 el estremo y excelencia de armas, letras, virtud y continencia.

38 Cf. I, nota 79.

39 entrepuesto por interpuesto(Aut.).

40 viso matiz ir la superficie de las cosas' (Aut. y DCELC con texto posterior).

41 via por veía..

 

153 LA ARAUCANA

En medio desta cámara espaciosa, que media milla en cuadro contenía, estaba una gran poma 42 milagrosa que una luciente esfera la ceñía, que por arte y labor maravillosa .en el aire por sí se sostenía: que el gran círculo y máquina de dentro parece que estribaban en su centro.

Después de haber un rato satisfecho la codiciosa vista en las pinturas, mirando de los muros, suelo y techo la gran riqueza y varias esculturas, el mago me llevó al globo derecho, y vuelto allí de rostro a las figuras, con el corvo cayado señalando, comenzó de enseñarme, así hablando:

"Habrás de saber, hijo, que estos hombres son los más desta vida ya pasados,. que por grandes hazañas sus renombres han sido y serán siempre celebrados; y algunos, que de baja estirpe y nombres sobre sus altos hechos levantados, los ha puesto su próspera fortuna en el más alto cuerno de la luna. 43

"Y esta bola que vees y compostura es del mundo el gran término abreviado, que su dificilísima hechura cuarenta años de estudio me ha costado. Mas no habrá en larga edad cosa futura ni oculto disponer de inmóvil hado que muy claro y patente no me sea y tenga aquí su muestra y viva idea.

42 poma esfera'.

43 Cf. X , nota 3.

 

154 ALONSO DE ERCILLA

"Mas, pues tus aparencias codiciosas son de escribir los actos de la guerra, y por fuerza de estrellas rigurosas tendrás materia larga en esta tierra, dejaré de aclararte algunas cosas que la presente poma y mundo encierra, mostrándote una sola que te espante, para lo que pretendes importante:

"que pues en nuestro Arauco ya se halla materia a tu propósito cortada, donde la espada y defensiva malla es más que en otra parte frecuentada, sólo te falta una naval batalla, con que será tu historia autorizada, y escribirás las cosas de la guerra, así de mar también como de tierra.

"La cual verás aquí tal, que te juro que vista, la tendremos por dudosa, y en el pasado tiempo y el futuro no se vio ni verá tan espantosa; y el gran Mediterráneo mar seguro quedará por la gente vitoriosa, y la parte vencida y destrozada la marítima fuerza quebrantada.

"Por tanto, a mis palabras no te alteres ni te espante el horrísono conjuro; que si atento con ánimo estuvieras, verás aquí presente lo futuro.

Todo, punto por punto, lo que vieres lo disponen los hados y aseguro que podrás, como digo, ser de vista testigo y verdadero coronista." 44

44 coronista por Cronista.

 

155 LA ARAUCANA

Yo, con mayor codicia, por un lado llegué el rostro, a la bola trasparente, donde vi dentro un mundo fabricado tan grande como el nuestro y tan patente como en redondo espejo relevado; 45 llegando junto el rostro, claramente vemos dentro un anchísimo palacio y en muy pequeña forma grande espacio.

Y por aquel lugar se descubría el turbado y revuelto mar Ausonio, donde se difinió la gran porfia entre César Augusto y Marco Antonio; 46 así en la misma forma parecía por la banda de Lepanto y Favonio, junto a las CurchulareS, 47 hacia el puerto, de galeras el ancho mar cubierto.

Mas viendo las devisas señaladas del Papa, de Felipe y venecianos, luego reconocí ser las armadas de los infieles turcos y cristianos que en orden de batalla aparejadas para venir estaban a las manos, aunque a mi parecer no se movían ni más que figuradas parecían.

Pero el mago Fitón me dijo: "Presto verás una naval batalla estraña, donde se mostrará bien manifiesto el supremo valor de vuestra España." Y luego con airado y fiero gesto,

45 Cf. IV, nota 22.

46 Alusión a la batalla de Actium en donde Octavio, luego llamado con el titulo de Augusto por el Senado. derrotó a M. Antonio en 31 a. de C.

47 Churchulares o Curzolares, islas del mar Jónico (ant.. Equinades) a la entrada del golfo de Corinto,junto a las que Andrea Doria venció a los turcos en 1571.

156 ALONSO DE ERCILLA

hiriendo el ancho globo con la caña, una vez al través, otra al derecho, sacó una horrible voz del ronco pecho,

diciendo:48 " ¡Orco amarillo, Cancerbero! ¡Oh gran Plutón, retor del bajo infierno! ¡Oh cansado Carón, viejo barquero, y vos, laguna Estigia y lago Averno! ¡Oh Demogorgon, tú, que lo postrero habitas del tartáreo 49 reino eterno y las hervientes aguas de Aqueronte, de Leteo, Cocito y Flegetonte!

¡Y vos, Furias, que así con crueldades atormentáis las ánimas dañadas, que aún temen ver las ínferas 50 deidades vuestras frentes de víboras crinadas; 51 y vosotras, gorgóneas potestades por mis fuertes palabras apremiadas, haced que claramente aquí se vea, aunque futura, esta naval pelea!

¡Y tú, Hécate 52 ahumada y mal compuesta, nos muestra lo que pido aquí visible! ¡Hola! ¿A quién digo? ¿Qué tardanza es ésta que no os hace temblar mi voz terrible?

48 Invocación a las divinidades infernales grecolatinas; Orco era la divinidad romana de la muerte y los muertos; Cancerbero, monstruo de cien daba la puerta de las regiones infernales (v. octava almas de los muertos al otro lado te, nombrados más abajo; Estigia, Averno poet. Las regiones infernales Demogorgon genio de la tierra que habitaba en el centro del planeta ; Aqueronque ,Leteo Cocito Flegetonte los cuatro ríos infernales.

49 tartáreo 'perteneciente al infierno'.

50 infero 'que está abajo, infernal'. es latinismo inusual.

51 entiéndase "con viboras por crines "como se representaba a las Furias frecuentemente .

52 Hécate, divinidad relacionada con la hechicería y la adivinación, enviaba desde el infierno, en donde habitaba (de aqui el "ahumada"), demonios y fantasmas a la tierra.

157 LA ARAUCANA

Mirad que romperé la tierra opuesta y os heriré con luz aborrecible y por fuerza absoluta y poder nuevo quebrantaré las leyes del Erebo." 53

No acabó de decir bien esto cuando las aguas en el mar se alborotaron y el seco lesnordeste respirando, las cuerdas y anchas velas se estiraron; y aquellas gentes súbito anhelando, poco a poco moverse comenzaron, haciendo de aquel modo en los objetos todas las demás causas sus efetos.

Mirando, aunque espantado, atentamente la multitud de gente que allí había, vi que escrito de letras en la frente su nombre v cargo cada cual tenía, y mucho me admiró los que al presente en la primera edad yo conocía verlos en su vigor y años lozanos, y otros floridos jóvenes ya canos.

Luego, pues, los cristianos dispararon una pieza en señal de rompimiento. y en alto un crucifijo enarbolaron , que acrecentó el hervor y encendimiento. Todos humildemente le salvaron 54 con grande devoción y acatamiento, bajo del cual estaban a los lados las armas de los fieles colegados. 55

En esto, con rumor de varios sones, acercándose siempre, caminaban;

53 el inrierno; para la fuente de esta fórmula de conjuro infernal: invocación-amenaza-respuesta en Lucano (Pharsalia, VI, 695-749) y en Juan de Mena, v. Lida de Malkiel, 505: Para Demogorgon, arriba citado.-ibíd 508. 54 ant. 'saludar' (DCELC).

55 coligado 'aliado'.

 

158 ALONSO DE ERCILLA

estandartes, banderas y pendones sobre las altas popas tremolaban; las ordenadas bandas y escuadrones, esgrimiendo las armas se mostraban en tomo las galeras rodeadas de cañones de bronce y pavesadas. 56

Mas en el bajo tono que ahora llevo no es bien que de tan grande cosa cante, que, cierto, es menester aliento nuevo, lengua más espedida y voz pujante. Así medroso desto, no me atrevo a proseguir, Señor, más adelante. En el siguiente y nuevo canto os pido me deis vuestro favor y atento oído.

FIN

 

 

Logo Creative Commons. Algunos derechos reservados. Construido por la BCN en Plone, software libre    ·    Políticas de privacidad       ·   Mapa del sitio   ·    Ubicación horarios y teléfonos