Nueva ley sobre antenas para celulares: cómo y dónde se podrán instalar — Biblioteca del Congreso Nacional de Chile
Cambiar a contenido. Saltar a navegación
Biblioteca del Congreso Nacional de Chile.
Biblioteca del Congreso Nacional de Chile.
Opciones:   
 
 





  • DELIBERA
  • Diálogos Bicentenario
  • Mapoteca
  • Archivo Alejandro Hales
  • Retrato de la Desigualdad en Chile
  • Gestión del Conocimiento
  • OCDE
  • CELAC
llevatelo
navegadores

Este sitio ofrece una mejor experiencia con Google Chrome, Apple Safari o Mozilla Firefox, navegadores con un motor de javascript optimizado.

Portada > Mirada en Profundidad > Nueva ley sobre antenas para celulares: cómo y dónde se podrán instalar
 
Acciones de Documento
  • Atrás
  • Enviar a un amigo
  • Print this page
  • Agranda letra
  • Achica letra
  • Compartir

Nueva ley sobre antenas para celulares: cómo y dónde se podrán instalar


17 de febrero 2012

Comparte este contenido

El proyecto de ley que regula la instalación de antenas emisoras y transmisoras de servicios de telecomunicaciones se encuentra listo para ser promulgado por el Presidente de la República, luego de que fuera despachado por el Congreso Nacional el 10 de enero de 2012.

De acuerdo a cifras de la Subsecretaría de Telecomunicaciones, existen más de seis mil 200 antenas para teléfonos celulares instaladas en todo Chile, de las cuales unas 2.900 se ubican en la Región Metropolitana. Con esta nueva normativa, estas torres deberán cumplir con varias exigencias para su instalación, de manera de evitar zonas saturadas y aminorar el impacto negativo con el entorno y los vecinos que conviven diariamente con ellas.

Como primera medida, todas las antenas y sistemas radiantes de transmisión de telecomunicaciones que tengan más de 12 metros de altura, deberán contar con un permiso de instalación de la Dirección de Obras Municipales de la comuna respectiva.

Al respecto, las municipalidades deberán determinar mediante una ordenanza los bienes públicos (el sitio) en el que se podrá ubicar una torre de soporte de antenas y las tarifas que cada municipio podrá cobrar por el derecho de uso de esos terrenos.

En términos generales, las antenas podrán instalarse en áreas urbanas y rurales, excepto dentro de establecimientos educacionales, salas cuna, jardines infantiles, hospitales, clínicas o consultorios, predios urbanos donde existan torres de alta tensión, hogares de ancianos y otras áreas sensibles que defina la Subsecretaría del ramo.

De la misma forma, deberán ubicarse a una distancia específica de los límites de estos establecimientos, que no podrá ser menor a cuatro veces la altura de la torre, con un mínimo de 50 metros de distancia, salvo que se trate, por ejemplo, de torres que estos establecimientos requieran para fines propios.

Entre lo más importante, la ley establece que si actualmente ya existe una torre instalada que no cumpla con los requisitos de ubicación y las condiciones específicas para su instalación,la empresa responsable tiene 12 meses para reubicarla y cumplir con la norma.

Por otra parte, todas las torres y antenas que ya cuenten con autorización para instalarse podrán hacerlo igual tras la promulgación de esta ley y toda solicitud que esté en trámite continuará dicho proceso según la legislación vigente con anterioridad.

Cuando una empresa solicite formalmente permiso para instalar una antena deberá adjuntar algunos antecedentes, tales como:

- una solicitud firmada por el o los propietarios del terreno y el concesionario responsable de la torre de soporte

- un proyecto firmado por un profesional competente que incluya los planos de instalación de la torre, presupuesto y cálculo estructural de la obra

- un certificado de Correos de Chile que acredite que se ha comunicado la existencia del proyecto a los vecinos del lugar donde se instalará la torre

- un certificado de la Dirección General de Aeronáutica Civil, que acredite que la torre no será un peligro para la navegación aérea

La nueva ley también establece un mecanismo para que los propietarios dentro del área de instalación de la antena puedan formular por escrito, a través de la Dirección de Obras al Concejo Municipal, previo informe de la junta de vecinos respectiva, sus observaciones al proyecto de instalación de la torre, dentro de lo cual podrán optar a exigir una obra de compensación o una torre armonizada con el entorno urbano y la arquitectura del lugar.

En este sentido, los vecinos podrán proponer obras de mejoramiento del espacio público diferentes a las propuestas por la empresa que solicita el permiso de instalación o diseños de torre alternativos (camuflaje de antenas celulares) que busquen minimizar el impacto urbanístico y arquitectónico.

 

Zonas saturadas e investigación del impacto de las antenas

 

De acuerdo a la ley aprobada por el Congreso Nacional, se entenderá que un territorio urbano se encuentra saturado de torres de antenas, “cuando un concesionario pretenda instalar una torre nueva dentro del radio de 100 metros a la redonda donde ya existieren dos o más torres de 12 metros o más”, como una manera de evitar que la densidad de potencia de transmisiones exceda los límites que la Subsecretaría de Telecomunicaciones ha fijado mediante un reglamento técnico.

Sin embargo, lo anterior no implica que en una misma torre se pueda instalar más de una antena (co-localización), incluso de diferentes empresas, cuando una de ellas requiera instalar una en una zona saturada (aunque la ley exige que el concesionario que requiera instalar una antena le dé preferencia a colocarla en una torre ya existente).

Este proceso de co-localización sólo se podrá llevar adelante con acuerdo y autorización del concesionario dueño de la torre. Si éste se niega por razones consideradas aceptables por la Subsecretaría, se podrán instalar de manera excepcional en estos territorios estructuras de más de 12 metros, siempre que reúnan las condiciones de armonización con el entorno urbano o la arquitectura del lugar, conforme a los requisitos señalados en la misma ley.

La nueva legislación también comprende la creación de un fondo concursable para el desarrollo de proyectos de investigación sobre el impacto de la operación de sistemas radiantes de telecomunicaciones y, en particular, de emisión de ondas electromagnéticas asociadas a estas antenas.

La idea es apoyar la adopción de políticas públicas relativas al impacto de esta tecnología en la salud de las personas y en el ámbito urbanístico y ambiental.

 

Opiniones en el Parlamento

 

La tramitación del proyecto de ley que regula la instalación de antenas emisoras y transmisoras de servicios de telecomunicaciones fue zanjada por una Comisión Mixta de senadores y diputados, que debió resolver las diferencias surgidas entre ambas cámaras respecto a esta iniciativa.

Finalmente, el informe elaborado por dicha comisión fue ratificado por la Cámara de Diputados, primero, y después por el Senado, con lo que el proyecto pudo ser despachado para su promulgación como ley.

Tras este último trámite, los parlamentarios reaccionaron con satisfacción por esta nueva ley. El presidente de la Comisión de Transportes y Telecomunicaciones de la Cámara de Diputados, Gustavo Hasbún (UDI), destacó que la iniciativa permite solucionar “muchos vacíos legales” y que además nuestro país quedará “dentro de los cinco países con las normas más estrictas de la OCDE, lo que también va a proteger el derecho de cada una de las personas que se han visto vulneradas por la proliferación de antenas celulares debido a los vacíos legales existentes”.

El diputado Marcos Espinosa (PRSD) indicó que “hemos llegado a acuerdo y por fin legislamos sobre una materia muy sentida por la ciudadanía. Ahora los chilenos pueden sentirse más protegidos y seguros porque existirán medidas más restrictivas y mayores requisitos, lo que quiere decir que hemos puesto fin a la proliferación desatada de antenas celulares”.

En el Senado, en tanto, Jorge Pizarro (DC) señaló que “este proyecto ha tenido una tramitación compleja y tratamos de obtener una ecuación con cierto equilibrio”, agregando que, en resumen, lo que busca esta iniciativa legal es “regular la instalación de antenas de telefonía celular, reducir la cantidad de ellas, proteger la salud de las personas, velar para que los municipios den a conocer su parecer acerca de la instalación de antenas, aumentar la participación ciudadana y establecer formas de mitigación y compensación para los vecinos afectados”.

El senador Baldo Prokurica (RN) dijo que “la comunidad de diversas regiones nos han reclamado día a día la aparición sorpresiva de torres de antenas, donde nadie les preguntaba. Esta iniciativa defiende principios como la salud de las personas y, asimismo, garantiza la instalación de las antenas en poblados aislados, la defensa de los patrimonios de las personas, fomenta la participación y permite la mimetización, entre otros aspectos”.

 

Tramitación de la ley

 

La ley que regula la instalación de antenas emisoras y transmisoras de servicios de telecomunicaciones, comenzó su tramitación el 18 de abril de 2007 en la Cámara de Diputados cuando el Poder Ejecutivo presentó su proyecto ante el Congreso Nacional, que finalmente lo despachó el 11 de enero de 2012, luego de aprobarse el informe de la Comisión Mixta.

Sin embargo, el tema de las antenas celulares ha sido una preocupación permanente de los parlamentarios, quienes han presentado diversas mociones para regular el impacto urbanístico que produce su instalación y los eventuales riesgos para la salud asociados a sus emisiones radioeléctricas. Muchas de ellas se encuentran actualmente en tramitación:

- Moción de los diputados René Manuel García, Carlos Montes y Jorge Ulloa, y de los ex diputados Gustavo Alessandri, Eliana Caraball, Felipe Letelier, Juan Pablo Letelier, Jaime Naranjo, Luis Pareto y Exequiel Silva, que regula la instalación de antenas de telefonía móvil (Boletín N° 2532-15)

- Moción de los ex diputados Julio Dittborn, Gonzalo Ibáñez, Lily Pérez y Víctor Pérez que modifica la Ley de Telecomunicaciones, para regular la instalación de antenas emisoras y receptoras y tendido de cables aéreos de suministro de señales y energía (Boletín N° 2533-15)

- Moción de los senadores Antonio Horvath y Baldo Prokurica sobre prevención de contaminación electromagnética (Boletín N° 3150-12)

- Moción del ex diputado Leopoldo Sánchez que establece normas destinadas a advertir los riesgos que importa a la salud humana el uso de teléfonos móviles (Boletín N° 3311-11)

- Moción del ex diputado Gonzalo Ibáñez que modifica la Ley de Urbanismo y Construcciones, exigiendo permiso de la Dirección de Obras Municipales para instalar antenas con sus soportes y elementos rígidos adicionales (Boletín N° 3938-09)

- Moción de los diputados Patricio Hales, Rodrigo González y del ex diputado Gonzalo Uriarte que modifica la Ley General de Urbanismo y Construcciones con el objeto de establecer que el Ministerio de Vivienda no puede excluir del permiso municipal a la instalación de antenas emisoras o trasmisoras de servicios telefónicos (Boletín Nº 4012-15)

- Moción de los diputados Sergio Bobadilla, Claudia Nogueira, Iván Norambuena, Marisol Turres y Felipe Ward, y de los ex diputados Rodrigo Álvarez, Julio Dittborn, Marcelo Forni, Juan Lobos y Gonzalo Uriarte que modifica la Ley de Telecomunicaciones para establecer medidas de publicidad e información en la instalación de antenas de telefonía (Boletín N° 4316-15)

- Moción de los diputados Sergio Bobadilla, Claudia Nogueira, Iván Norambuena, Marisol Turres y Felipe Ward, y de los ex diputados Rodrigo Álvarez, Julio Dittborn, Marcelo Forni, Juan Lobos y Gonzalo Uriarte que modifica el Decreto con Fuerza de Ley N° 458, de 1976, para establecer un límite máximo de altura de las antenas de telefonía móvil (Boletín N° 4317-14)

- Moción del ex diputado Maximiano Errázuriz que prohíbe el pago por instalación de antenas de telefonía celular (Boletín N° 4378-09)

- Moción de los diputados René Manuel García y Germán Verdugo, y de los ex diputados Pedro Alvarez-Salamanca, Francisco Chahuán, Osvaldo Palma, Roberto Sepúlveda y Alfonso Vargas que modifica la Ley de Medio Ambiente, con el objeto de establecer que los proyectos de telefonía móvil que contemplen instalación de antenas, deben someterse al sistema de evaluación de impacto ambiental (Boletín N° 4388-12)

- Moción de las diputadas Clemira Pacheco y Denise Pascal que establece hipótesis de nulidad absoluta de los contratos celebrados entre particulares y empresas de telefonía móvil relativos a la colocación de antenas de telefonía móvil (Boletín N° 4422-15)

- Moción de los diputados Alfonso De Urresti, René Manuel García, Rodrigo González y Jorge Sabag, y de los ex diputados Iván Paredes, Jaime Quintana y Samuel Venegas que modifica la Ley de Urbanismo y Construcciones con el objeto de establecer la obligatoriedad de contemplar zonas en los planos reguladores comunales para la instalación de antenas de telefonía móvil (Boletín N° 4443-14)

 

Ley Fácil: Antenas para celulares






 
 

Logo Creative Commons. Algunos derechos reservados. Construido por la BCN en Plone, software libre    ·    Políticas de privacidad       ·   Mapa del sitio   ·    Ubicación horarios y teléfonos