Biblioteca del Congreso Nacional de Chile.
Biblioteca del Congreso Nacional de Chile.
Opciones:   
 
 





  • Enciclopedia Chilena
  • DELIBERA
  • Diálogos Bicentenario
  • Mapoteca
  • Archivo Alejandro Hales
  • Retrato de la Desigualdad en Chile
  • Gestión del Conocimiento
llevatelo
navegadores

Este sitio ofrece una mejor experiencia con Google Chrome, Apple Safari o Mozilla Firefox, navegadores con un motor de javascript optimizado.

Portada > De qué se habla > Mediación familiar por una cultura de paz
Acciones de Documento
  • Atrás
  • Enviar a un amigo
  • Print this page
  • Agranda letra
  • Achica letra
  • Compartir

De qué se habla




Mediación familiar por una cultura de paz

 

El 15 de diciembre de 2009, la Región Metropolitana comenzará a poner en práctica el sistema de mediación previa y obligatoria en causas de alimentos, cuidado personal y relación directa y regular, y otras materias que ingresen a los tribunales de familia.

Comparte este contenido
27 de octubre 2009

Por Andrea Bustos B.

Cada día en Chile aumentan los conflictos en la familia, ya entreenero y marzo de este año se inscribieron 14.050 divorcios en el Registro Civil, lo que es 115% más de registrados durante ese mismo trimestre de 2008.

El subsecretario de Justicia, Jorge Frei, ha sostenido que "cuando empezaron a funcionar los Tribunales de Familia (2007), esperábamos 180 mil causas. Llegaron 400 mil”, las cuales incluyen causas de divorcio, tuición y pensiones alimenticias, entre otros temas”.

Por esto se hace necesario contar con una respuesta para lograr una resolución a estos desacuerdos y conflictos, y reducir al mínimo las consecuencias que ellos acarrean en torno a la pareja, los hijos y la vida familia, evitando la judicialización de ellos y pos de una cultura de paz.

Para colaborar con la solución armónica de estas diferencias al interior de la familia se instaló el sistema de mediación, que pretende brindar a parejas y familias las herramientas de acuerdos y negociación que propicien el diálogo y la comunicación para llegar a una solución consensuada y satisfactoria.

La mediación es definida como un proceso no adversarial de solución de controversias en la que un tercero imparcial llamado mediador/a crea condiciones para que las/os participantes puedan construir una perspectiva común diferente del problema que incluya el reconocimiento de la visión del otro.

A partir de la entrada en vigencia de la reforma a la Ley de Tribunales de Familia (Ley N° 20.286) se establece la obligatoriedad de que las partes intenten un acuerdo, a través de un proceso de mediación familiar.

La instalación de la mediación se ha dado en forma gradual en Chile; en junio de 2009 comenzó en las regiones I, II, III, IV, VI, IX, XI, XII, XIV y XV, en septiembre de 2009 en las regiones V, VII, VIII y X, y el 15 diciembre de 2009 comienza en la Región Metropolitana, con lo cual el sistema estará operativo en todo el país.

La Mediación Familiar consiste en la intervención profesional realizada en los conflictos familiares, por derivación o previo requerimiento de los interesados, por un mediador calificado, neutral e imparcial, con el fin de crear un marco que facilite la comunicación entre las partes para un adecuado manejo por las partes de sus problemas de manera no contenciosa, de carácter previa y obligatoria.

Ella comprende ciertas materias que se dan con gran frecuencia en los Tribunales de Familia, como alimentos (76%), relación directa y regular (14%) y cuidado personal (10%). Sin costo alguno para las partes, si cumplen los requisitos para ser beneficiarios de la gratuidad estatal y sólo deben pagar aquellos que ganen sobre 1 millón de pesos.

Materias que abarca la Mediación Familiar:

•    Alimentos
•    Derecho y deber de mantener una relación directa y regular con los hijos (visitas)
•    Cuidado personal (tuición)
•    Patria Potestad
•    Autorización de salida de los niños y niñas del país
•    Guardas
•    Separación judicial
•    Divorcio
•    Declaración de bien familiar
•    Otras cuestiones derivadas de las relaciones de familia; relaciones mutuas entre los cónyuges, compensación económica al cónyuge débil en caso de divorcio, materias vinculadas al régimen patrimonial del matrimonio.
•    Infracciones penales de niños o adolescentes que están exentos de responsabilidad penal

La mediación se puede dar antes de interponer una acción judicial, al comparecer al Tribunal a interponer la acción judicial y durante el juicio. 

En esta tarea juega un papel fundamental el mediador, quien es un tercero imparcial que ayuda a la pareja a llegar a acuerdos para reorganizar su relación como padres, para no perjudicar a los hijos. No tiene poder de decisión y sólo puede sugerir a las partes.

Las autoras del Manual de Mediación Familiar y académicas de la Universidad Silva Henríquez, Sara Llona, Deborah Levit, María de la Paz Donoso y Clara Salgado, señalan que el rol del mediador está en ayudar a cambiar los estilos de comunicación, de modo que las partes interactúen en forma diferente y, por lo tanto, se produzcan cambios que posibiliten llegar a un acuerdo.

El por qué es necesario contar con la mediación familiar: para promover la participación de las personas en la solución de sus conflictos, de manera que asuman la responsabilidad del cumplimiento de los acuerdos a que lleguen.

Esta puede durar un máximo de sesenta días, contados desde que se haya realizado la sesión inicial de mediación y se podrá ampliar hasta por sesenta días, siempre y cuando las partes estén de acuerdo.

La mediación debe concluir con un acuerdo, que puede ser total o parcial, y que se materializa en un documento que plasma las decisiones tomadas voluntariamente por los involucrados. Según los datos del  Ministerio de Justicia, un 70% de las causas sometidas a la mediación  finalizan en acuerdo.

El documento con el acuerdo es enviado al tribunal a fin de que tenga el mismo valor que una sentencia, así se evitan costos aparejados a un juicio y tiempo de espera. Si el acuerdo no es total el juez decidirá sobre los puntos controversiales no fueron acordados y si no existe acuerdo el caso tomará el curso normal en el tribunal.

Todo este proceso de mediación puede ser realizado a través de dos tipos de mediación; la privada no licitada y mediación privada licitada. La primera es realizada por realizada por profesionales que atienden directamente a las personas que lo soliciten, pero deben estar acreditados en el Registro Nacional de Mediadores  y cobrar honorarios ajustados al arancel fijado para el año calendario.

La segunda - mediación privada licitada -  incluye la mediación familiar gratuita, y para acceder a ella ella, los interesados deben  ir al tribunal de familia correspondiente a la comuna del interesado. El tribunal asignará un mediador que atenderá la causa. (Ver procedimiento para la contratación del servicio de Mediación Privada Licitada)

Durante la implementación de la mediación el ministro de Justicia, Carlos Maldonado señaló que la mediación “beneficia a los hijos, evitándoles ser parte de la dura disputa que muchas veces sus padres protagonizan al llevar sus diferencias a juicio, donde, en no pocas ocasiones, la relación, que ya era dificultosa, termina aún más deteriorada”.

Finalmente dentro de las estimaciones que hace la autoridad, la mediación resolvería el 40 por ciento de los conflictos de familia, liberando a los tribunales de familia  para ocuparse de otras materias como; medidas de protección para menores,  divorcios, violencia intrafamiliar etc.

Más información

Fono Consulta : 800510530

Email de Consultas: contacto@mediacionchile.cl

Centro de Mediación más cercano a su domicilio aquí

Registro Nacional de  Mediadores de Familia

Campaña TV Mediación Familiar

Mediación Familiar y Ministerio de Justicia


Ver más de qué se habla>>

 

Logo Creative Commons. Algunos derechos reservados. Construido por la BCN en Plone, software libre    ·    Políticas de privacidad       ·   Mapa del sitio   ·    Ubicación horarios y teléfonos