Biblioteca del Congreso Nacional de Chile.
Biblioteca del Congreso Nacional de Chile.
Opciones:   
 
 





  • DELIBERA
  • Diálogos Bicentenario
  • Mapoteca
  • Archivo Alejandro Hales
  • Retrato de la Desigualdad en Chile
  • Gestión del Conocimiento
  • OCDE
  • CELAC
llevatelo
navegadores

Este sitio ofrece una mejor experiencia con Google Chrome, Apple Safari o Mozilla Firefox, navegadores con un motor de javascript optimizado.

Portada > De qué se habla > Las responsabilidades legales de los dueños de mascotas
Acciones de Documento
  • Atrás
  • Enviar a un amigo
  • Print this page
  • Agranda letra
  • Achica letra
  • Compartir

De qué se habla




Las responsabilidades legales de los dueños de mascotas

 

Los dueños de perros peligrosos ya tienen una serie de obligaciones que cumplir para controlar los riesgos de posibles ataques de sus mascotas a terceros. Entre estas responsabilidades figuran la identificación con microchip, la esterilización de los perros declarados peligrosos, y el uso del collar. Sin embargo, en el Congreso se está tramitando un proyecto de ley para que la responsabilidad de los dueños de mascotas sea todavía más precisa.

Comparte este contenido
02 de febrero 2011

Ser dueño de una mascota puede llegar a significar tener cada vez más responsabilidades para los dueños desde la perspectiva no sólo social o comunitaria: hay una nueva dimensión legal si se considera que las mascotas peligrosas pueden llegar a causar daños a terceros.

Según un estudio de 2009 realizado en la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Chile, sobre una muestra 9.414 viviendas del Gran Santiago, la población total estimada de perros es de 1.117.192 perros, sólo en la capital. Y la la relación persona/perro es de 6,4/1.

Existen también cifras del Ministerio de Salud que señalan que durante 2009  hubo 35.009 ataques de perros en Chile, de ellos 16 mil fueron en la Región Metropolitana.

Los ataques de perros están instalados como tema de preocupación constante en la prensa. Entre los últimos casos de gran connotación pública figuraron a muerte de una madre y de su hija mordidas por una jauría en una parcela de Peñaflor, en noviembre del 2010 y la muerte en Calama de un niño de 10 años, atacado por perros callejeros en diciembre del 2010.

El 19 de noviembre del 2010 la Contraloría emitió un dictamen que faculta a las administraciones municipales a aplicar la eutanasia a perros enfermos y abandonados con el objetivo de evitar su sufrimiento.

Y paralelamente, en el Congreso, se han presentado algunas mociones que pretenden regular la tenencia de animales, y que aún se encuentran en tramitación.

Una de las mociones que ha sido vista y ha recibido diversas indicaciones es la que se encuentra en la Comisión de Salud del Senado y que establece responsabilidades para los dueños de animales potencialmente peligrosos y otorga facultades a las municipalidades.

La propuesta legislativa presentado por los senadores Guido Girardi (PPD), Carlos Kuschel (RN), Mariano Ruiz-Esquide (DC), y ex senador Carlos Ominami (PS), se encuentra en discusión desde 2009 y a la fecha tiene urgencia simple. No obstante, el Ejecutivo manifestó en noviembre de 2010 la necesidad de poner suma urgencia al proyecto.

Este proyecto define qué se entiende por animal peligroso, aspecto muy necesario ya que para la norma actual lo conceptualiza como “todo animal que ha sido calificado como tal por la Autoridad Sanitaria”, sin especificar especies o razas.

Plantea además la tenencia responsable por parte de los dueños de animales, la facultad de las municipalidades de tomar medidas como por ejemplo mantener caniles, esterilización o venta de animales y aplicar eutanasia en caso de estar enfermos o si el animal mata a una persona.

Ante este proyecto la Asociación Chilena de Municipalidades a través de su presidente, Claudio Arriagada ha señalado su deseo que contribuir a que el país tenga una legislación que sea parte de una política pública y que las personas respeten la vida de los animales y al mismo tiempo, prevenga que estos no terminen en las calles atacando a las gente.

En tanto, la presidenta de ProAnimal Chile, Patricia Cocas, ha dicho que el 75 por ciento de las mordeduras de perros son de animales que poseen dueño y no son esencialmente agresivos. Esta dirigente ciudadana considera mejor retomar el proyecto del ex diputado y veterinario Leopoldo Sánchez (PPD), que según dice, trata el tema de manera más justa. Sobre esta propuesta también en trámite, el diputado Enrique Acorssi (PPD) dice que este proyecto sólo traspasa la responsabilidad del control de población canina radicada en el Ministerio de Salud en la reciente Ley de Protección Animal, a los municipios quienes no tienen la capacidad de resolver este problema.

 

Otra alternativa es la que propone el senador Antonio Horvath (RN), que enfatiza en la necesidad de que el Gobierno dicte los correspondientes reglamentos de la Ley de Bienestar Animal para que entidades como el Ministerio de Salud y los municipios puedan tomar las medidas y efectivas contra los dueños de mascotas que actúan con irresponsabilidad.

En tanto el diputado Ricardo Rincón (DC) junto a la agrupación Control Ético de la Fauna Urbana ha manifestado su preocupación por el dictamen emanado de la Contraloría en la medida que los municipios podrían tender a una matanza canina.

Ante la necesidad de regular la tenencia responsable de mascotas y animales, por ejemplo, el Concejo Municipal de Santiago aprobó en noviembre de 2010 una ordenanza y que entrará en vigencia el 1 de mayo de 2011.

La normativa municipal precisa una lista de perros considerados como "razas peligrosas" (Rottweiler, Pitbull, Akita etc.) que por morfología racial puedan causar lesiones graves o mortales deberán usar bozal al estar en la vía pública.

También agrega la ordenanza que los propietarios están obligados a inscribir a las mascotas en los registros de la Dirección de Higiene Ambiental del municipio de Santiago, donde podrán acceder a un chip de identificación y fija sanciones de entre una a cinco UTM a quienes incumplan lo establecido.

En otras comunas como Peñalolén, Puente Alto, Providencia, Vitacura, Las Condes y Ñuñoa, también tienen este tipo de regulaciones. En el caso de Valparaíso donde se estima que hay cerca de 8 mil perros vagos cuenta también con una ordenanza municipal desde 1995, Villa Alemana también posee y la Municipalidad de Quilpué espera contar con la suya en febrero de 2011.


Ver más de qué se habla>>

 

Logo Creative Commons. Algunos derechos reservados. Construido por la BCN en Plone, software libre    ·    Políticas de privacidad       ·   Mapa del sitio   ·    Ubicación horarios y teléfonos