Si se quiere, se puede

25 Mayo 2016

Testimonio de una de las jóvenes integrantes del equipo de Magallanes que ganó Delibera 2015

Desarrollar ciertas habilidades blandas, conocer los procesos legislativos y a los diversos parlamentarios y exponer en el Salón Plenario son las experiencias que te deja el torneo Delibera, cosas que no serán olvidadas con facilidad. Recordar el proceso, el cual empezó en agosto del 2015 y aún no finaliza, genera nostalgia, muy buenos recuerdos y la ratificación de la frase “si se quiere, se puede”, claro que acompañada de las variables de actitud, trabajo en equipo y mucha persistencia.

De un día a otro nace Consensus, un grupo de 4 alumnos con intereses en reflejar sus inquietudes de la sociedad en el país. Nos inscribimos en el concurso con el objetivo inicial de llegar a las regionales. Al comienzo nos costó tener una idea clara de cuál sería el tema que queríamos tratar, fueron horas de reuniones sin lograr llegar a acuerdo. Mediante el estudio de ciertas temáticas y largas conversaciones nos fuimos centrando más en el tema infantil, acotando más hasta llegar a la desigualdad y desprotección en términos de paternidad. De esta forma, decidimos desarrollar la “Ley de Protección Integral de la Familia” que consiste en la creación de un fuero paternal que dure 1 año, los nueve meses del período de embarazo de la madre, además de los primeros tres meses de vida del menor.

De la mano de la muy buena relación que teníamos entre compañeros de equipo y profesor ayudante, sacamos adelante la llamada etapa digital, presentando la propuesta de ley escrita, el video, la infografía y los patrocinios de diversas autoridades. Comenzaba ahí la experiencia de ser parlamentario. El día de los resultados de esta primera parte lo vivimos con incertidumbre, pero, cuando vimos los puntajes (clasificados en 1er lugar, con un triple empate, para la final regional), nos dimos cuenta que el trabajo duro comenzaba a rendir sus frutos y que la competencia que tendríamos sería muy pareja.

24 de octubre del 2015, día de la final regional. Desde temprano empezaba la competencia, había ansias, pero a la vez tranquilidad, ya que confiábamos en la preparación que habíamos realizado. Comenzaron las presentaciones, cada vez estábamos más cerca de cumplir nuestro segundo objetivo. Al final de la jornada anuncian a los ganadores, resultando nuestro equipo victorioso por tan sólo un punto de diferencia. Felicidad máxima, ahora tendríamos la no menor tarea de representar a la región en el Congreso de la República.

Para la preparación de la final los trabajos se doblaron, teníamos una equitativa división de roles dentro del grupo, cada uno con su respectiva área de manejo máximo. Perfeccionamos el proyecto, estudiamos mucho, pero, principalmente, disfrutábamos lo que estábamos realizando, creo que esa fue la clave para llegar al triunfo.

24 de noviembre de 2015, ya estábamos en Valparaíso. Distribuir tiempos entre Delibera, PSU, actividades de fin de año y recreación había sido una tarea complicada, sin embargo, la supimos sacar adelante. Tuvimos una jornada repleta de reuniones con parlamentarios, los cuales nos daban algunos consejos para entregar lo mejor de nosotros al día siguiente. Por la noche, disfrutamos de una cena en el comedor del Congreso Nacional y una última reunión como grupo, nos intentábamos tranquilizar mutuamente, aunque todos sabíamos lo nerviosos que estábamos.

Entre tanta actividad llegó el gran día. Ya estaban todas las cartas sobre la mesa, sólo quedaba jugar. Expusimos alrededor del mediodía, en el salón plenario del Congreso, nos acompañaban nuestro profesor, algunos familiares que viajaron para la ocasión y los parlamentarios de nuestra región.

Transcurría el día y recibíamos buenas críticas, así veíamos la posibilidad de ser los ganadores cada vez un poco más cerca. Al finalizar la jornada venía la votación a favor o en contra de cada ley por parte de cada equipo, obtuvimos el voto a favor de las 15 regiones del país. En ese momento ya nos sentíamos realizados, pensábamos: “el reconocimiento de los pares es de las cosas más difíciles de obtener”, no teníamos más palabras que gracias a cada uno de los participantes.

Entre tanto, llegó la hora de la entrega de resultados finales, fue ahí cuando el moderador dice: “Y el primer lugar es para la región de… Magallanes”, con un total de 334 puntos y obteniendo 39 puntos de diferencia con el 2do lugar. En dicho momento nos invadían sentimientos como euforia, alegría y orgullo, acompañado de una sensación de satisfacción inigualable. Éramos los ganadores, a pesar de la lejanía de nuestra región logramos salir victoriosos.

Luego de la final nacional, fuimos invitados a la intendencia de Magallanes, para ser reconocidos por el Sr. Jorge Flies, intendente de la región, en una ceremonia junto a los parlamentarios de la zona. Ese momento también fue aprovechado para hacerle entrega oficial del proyecto a la senadora Carolina Goic, quien nos guió y trabajó junto a su equipo con nosotros para lograr ingresar el proyecto a la cámara alta el pasado mes de abril.

Si bien mencioné, no fue un proceso fácil, estuvo repleto de enseñanzas y vivencias que te hacen reflexionar y cambiar la perspectiva de la política, específicamente del trabajo parlamentario de nuestro país. El concurso te entrega las herramientas necesarias para vivir la experiencia parlamentaria, para conocer el trasfondo que hay detrás de cada una de las leyes que rigen a nuestro país y, de esa forma, generar en cada uno de nosotros una conciencia de ciudadano.

Los invito a hacerse partícipes de lo que sucede en Chile, a mantenerse informados y a generar opinión. Los cambios nacen desde nosotros los jóvenes, como el senador Patricio Walker dijo en la clausura del torneo: “Hay algunos que dicen que los jóvenes son los hombres del mañana, yo creo que están profundamente equivocados, los jóvenes son los hombres y mujeres del hoy”. Está en nuestras manos plantear las inquietudes que tengamos y es Delibera una de las formas más óptimas para hacerlo. No piensen que ser “humanista” es requisito para este concurso, actualmente estudio Ingeniería en la UC y las habilidades adquiridas en el torneo me han sido de mucha utilidad.

Así, transformo esta historia en una prueba de que el esfuerzo si puede entregar frutos, que la perseverancia y el trabajo en equipo son muy buena combinación y que nunca se es demasiado joven para poder soñar en grande o para, en este caso, tener un proyecto de ley tramitándose en el Congreso.

 

Geraldine Oyarzo Céspedes
Región de Magallanes y la Antártica Chilena
Equipo “Consensus”, ganador Torneo Delibera 2015


¿Cómo se hacen las Leyes?

Información básica sobre todo el trabajo que hacen los parlamentarios en el Congreso Nacional para elaborar las leyes que rigen en Chile.

Constitución Política de Chile

Texto actualizado y completo de la Constitución Política de Chile de 1980. Incluye las reformas realizadas en 2005 bajo el gobierno del entonces presidente Ricardo Lagos Escobar.

Delibera en youtube