Constituciones políticas

Desde el inicio del proceso de independencia a comienzos del siglo XIX, en Chile se han implementado diferentes formas de organización del Estado, lo cual se expresa en la elaboración de constituciones políticas, considerada pieza fundamental de la modernidad política republicana.

La elaboración, implementación y crisis de una constitución –y su propio contenido-, solo es posible comprenderla dentro de un contexto histórico complejo, en el cual influyen múltiples variables coyunturales: los grupos políticos y sociales (civiles o militares) que están en el poder del Estado, el contexto político-ideológico nacional e internacional, los elementos económicos y la estructura social, entre otros, son parte de los factores que explican el surgimiento o la supresión de los distintos cuerpos constitucionales, así como también su propio contenido. Muchas veces, en efecto, las crisis políticas/institucionales tienen como consecuencia la dictación o la supresión de una Carta Fundamental.

Gran parte de las Constituciones chilenas–a excepción de las Leyes Federales de 1826- tienen como principio básico la definición de un Estado unitario, a la vez que enuncian los grandes principios de la modernidad política, dependiendo de la coyuntura histórica concreta: definición republicana, soberanía popular, ciudadanía y mecanismos de participación política, derechos y deberes fundamentales, división de poderes del Estado (encabezados por un Director Supremo y desde 1826 por un Presidente de la República), tipo y/o forma de gobierno, función de los organismos públicos, entre otros elementos.

Desde este punto de vista, se distinguen dos grandes períodos históricos que pueden ayudar a comprender nuestra historia constitucional. El primero se podría extender entre 1811 y 1833, período histórico de búsqueda y de ensayo de diferentes modelos constitucionales, predominando una cierta inestabilidad política que derivó en la dictación de varias constituciones (1811, 1812, 1814, 1818, 1822, 1823, 1826, 1828). En segundo lugar, se distingue un período que abarca desde 1833 a la actualidad, marcado por una mayor estabilidad constitucional y con escasas constituciones, caracterizadas por su capacidad de duración, flexibilidad y acomodo a las circunstancias históricas (1833, 1925 y 1980).


Constituciones

Reglamento para el arreglo de la Autoridad Ejecutiva Provisoria de Chile

1811

Promulgado el 14 de agosto de 1811, durante la administración de la Junta de Gobierno. Su vigencia se extendió hasta el 4 de noviembre de 1811, cuando un golpe militar encabezado por José Miguel Carrera puso término a este Reglamento. Es considerado el primer cuerpo legal de la historia política chilena, con elementos de naturaleza constitucional.

Ver detalle

Reglamento Constitucional Provisorio

1812

Promulgado durante el gobierno de José Miguel Carrera, el 26 de octubre de 1812, y derogado el 6 de octubre de 1813. Se considera la primera Constitución Política de la historia de Chile.

Ver detalle

Reglamento para el Gobierno Provisorio

1814

Sancionado el 17 de marzo de 1814, durante el gobierno de Francisco de la Lastra. Fue suspendido el 2 de octubre del mismo año, con el advenimiento de la Reconquista española.

Ver detalle

Proyecto de Constitución Provisoria para el Estado de Chile

1818

Promulgada el 23 de octubre de 1818, durante el gobierno del Director Supremo Bernardo O’Higgins. Dejó de regir el 30 de octubre de 1822, durante la misma administración.

Ver detalle

Constitución Política del Estado de Chile

1822

Promulgada el 30 de octubre de 1822, durante el gobierno de Bernardo O’Higgins. Dejó de regir el 28 de enero de 1823, fecha de su renuncia al cargo de Director Supremo.

Ver detalle

Constitución Política del Estado de Chile

1823

Promulgada el 29 de diciembre de 1823, durante el gobierno del Director Supremo Ramón Freire. Suspendida su aplicación en julio de 1824, rigió formalmente hasta el 10 de enero de 1825, cuando fue declarada insubsistente.

Ver detalle

Leyes federales

1826

El 31 de enero de 1826, durante el gobierno del Director Supremo Ramón Freire, se dicta el Proyecto para la administración de las Provincias que rige hasta el 2 de junio de 1827.

Ver detalle

Constitución Política de la República de Chile

1828

Promulgada el 8 de agosto de 1828 bajo el gobierno de Francisco Antonio Pinto. Su vigencia se extendió hasta el 25 de mayo de 1833.

Ver detalle

Constitución de la República chilena

1833

Jurada y promulgada el 25 de mayo de 1833, bajo el gobierno de José Joaquín Prieto. Los autores principales fueron los abogados Manuel José Gandarillas, liberal, y Mariano Egaña, conservador. Reformada en varias oportunidades, a partir de 1865, rigió hasta el golpe de Estado de 11 de septiembre de 1924. Esta Constitución es considerada como la de mayor duración en la historia política de Chile, rigiendo casi ininterrumpidamente por noventa y un años.

Ver detalle

Constitución Política de la República de Chile

1925

Promulgada el 18 de septiembre de 1925 por el Presidente Arturo Alessandri Palma, es sometida a plebiscito el 30 de agosto del mismo año. Pone término al sistema parlamentario estableciendo un régimen presidencialista. A partir del golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973, queda subordinada al poder militar.

Ver detalle

Constitución Política de la República de Chile

1980

Promulgada el 21 de octubre de 1980 y publicada tres días más tarde, durante el régimen militar del general Augusto Pinochet Ugarte. Intervienen en su elaboración la Comisión de Estudios de la Nueva Constitución Política, presidida por el abogado Enrique Ortúzar, el Consejo de Estado y la Junta de Gobierno, integrada por los cuatro altos jefes de las Fuerzas Armadas y Carabineros. Se plebiscitó el 11 de septiembre de 1980 y entró en vigencia el 11 de marzo de 1981, rigiendo hasta la actualidad.

Ver detalle
Subir