La trata de personas en las Américas y Chile

Nuestro país debe seguir generando capacidades para implementar adecuadamente el marco normativo contra la trata; incrementar los esfuerzos para identificar y proteger a las víctimas; y mejorar la capacidad del sistema de justicia penal para investigar y procesar este delito.

||Autor Fotografía: Naciones Unidas

La trata de personas es un delito que afecta a todos los países del mundo. Según el índice Global Slavery Index (2016), se estima que en el mundo hay 45.8 millones de personas que sufren algún tipo de esclavitud moderna, en 167 países. Mientras que en las Américas el 70% de las víctimas identificadas de trata son mujeres, las que tienden a ser explotadas sexualmente, en Chile la mayor cantidad de víctimas identificadas son hombres, quienes son explotados en el ámbito laboral, lo que será analizado más abajo. La situación de tráfico y trata de personas en las Américas y en Chile, en la siguiente nota.

¿Qué es la trata de personas?

Según el Protocolo que rige esta materia, la trata de personas es la captación, el transporte, el traslado, la acogida o la recepción de personas (a través de la amenaza, uso de la fuerza, rapto, fraude, engaño, abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad o la recepción de beneficios) para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra, con fines de explotación. Esta puede ser de carácter sexual, para la realización de trabajos forzados, para someter a esclavitud o servidumbre e incluso para la extracción de órganos, entre otras.

En este sentido, cabe diferenciar los conceptos de trata de personas y tráfico ilegal de inmigrantes. La trata es una forma de esclavitud moderna cuyas víctimas pueden ser nacionales o extranjeros, lo que implica que pueden haber cruzado una frontera o no. Por otro lado, el tráfico ilegal de migrantes requiere un cruce fronterizo, en cuanto es la facilitación de la entrada ilegal de una persona a un Estado, con el propósito de obtener un beneficio económico. Muchas de las víctimas de trata son, de hecho, migrantes, ya que son personas especialmente vulnerables. Sin embargo, también existen personas que son sometidos a trata en su país de origen.  

Si bien la mayoría de las víctimas de trata en el mundo sufren explotación sexual, las víctimas de trabajo forzado van en aumento. Otras formas de explotación son la trata de personas como mendigos, para matrimonios forzados, producción de pornografía y tráfico de órganos. 

A nivel mundial, la mayor cantidad de víctimas identificadas siguen siendo mujeres. Sin embargo, las víctimas hombres, los niños y niñas han aumentado crecientemente en los últimos diez años, según un informe de 2016 de Naciones Unidas. 

Trata de personas en las Américas

En nuestro continente el 70% de las víctimas identificadas de trata son mujeres, las que tienden a ser explotadas sexualmente, según el informe citado. En las distintas subregiones de nuestro continente, existen diferentes tendencias en la trata de personas:

  • América del Norte: llama la atención la cantidad de mujeres y niñas que son traficadas para trabajo forzado
  • América Central y el Caribe: preocupa el tráfico de niños y niñas, quienes suelen ser coaccionados para solicitar dinero en las calles y para adopción ilegal 
  • América del Sur: se observa que las víctimas de trata tienen su origen en países andinos, teniendo como destino los países del Cono Sur  

La situación en Chile

Según Naciones Unidas, si bien en las Américas el delito más común en trata de personas es la explotación sexual, en Chile la mayoría de las víctimas identificadas lo ha sido de trabajo forzado. Cabe puntualizar que, al ser un delito, es muy difícil estimar la cantidad de víctimas reales de trata. Por ello, a nivel nacional se tiende a cuantificar las víctimas que son identificadas como tales como resultado de de una investigación.

Según información de nuestro gobierno, entre los años 2011 y 2016 han sido formalizadas 29 causas por el delito de trata de personas, comprendiendo a 206 víctimas. La mayoría de las víctimas identificadas han sido por trata de tipo laboral (142), seguido por víctimas de explotación sexual (64). Otros datos relevantes, para el período 2011-2016, a continuación:

  • El 100% de las víctimas identificadas han sido extranjeros/as, siendo la mayoría de ellos de nacionalidad boliviana
  • El 58% del total de las víctimas identificadas han sido hombres, mientras que el 42% han sido mujeres
  • El 100% de las víctimas identificadas hombres lo ha sido de trata laboral; el 72% de las víctimas identificadas mujeres ha sido víctima de trata sexual y el 28% de trata laboral
  • Se han identificado 15 víctimas de trata menores de 18 años
  • Se han registrado 17 condenados por estos delitos, de los cuales 7 han sido chilenos/as

En nuestro país, la Ley Nº20.507 de 2011 introdujo modificaciones en el Código Penal, definiendo los delitos del tráfico de migrante y de trata de personas, estableciendo penas y multas y considerando como agravante que las víctimas sean menores de edad. 

Actualmente se encuentra vigente el Plan de Acción contra la trata de personas (2015-2018), diseñado por la Mesa Intersectorial sobre Trata de Personas, para prevenir y combatir este delito en nuestro país. Este plan se basa en cuatro ejes de acción: prevención y sensibilización; control y persecución del delito; protección y asistencia a las víctimas; y cooperación y coordinación interinstitucional. 

Algunas recomendaciones de Naciones Unidas (2016)

Según el último Informe Global sobre Tráfico de Personas, elaborado por la ONU, los Estados como Chile deberían: 

  • Profundizar la cooperación internacional y regional para afrontar la trata de personas, concentrándose en: asistencia legal mutua, investigaciones conjuntas y desarrollo de técnicas de investigación especiales
  • Generar capacidades para acelerar la implementación de los marcos legislativos nacionales, lo que es especialmente importante para países como Chile, en donde recientemente se adoptó legislación que tipifica la trata como delito (2011) 
  • Realizar mayores esfuerzos para identificar y proteger a más víctimas 
  • Considerar en el proceso de elaboración de políticas públicas los diferentes factores de riesgo que exponen a los niños y a los migrantes a la trata de personas
  • Mejorar la capacidad del sistema de justicia penal para identificar, investigar y procesar casos de trata de personas

Trata de personas y la agenda internacional

La trata de personas ha adoptado cada vez mayor relevancia en el ámbito internacional. Prueba de ello es su incorporación en distintos Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030 de Naciones Unidas, como se puede apreciar a continuación:

  • ODS Nº 5 sobre igualdad de género: eliminar la violencia contra las mujeres, incluida la trata y la explotación sexual, entre otros tipos de explotación
  • ODS Nº 8 sobre trabajo decente y crecimiento económico: erradicar el trabajo forzoso, poner fin a formas contemporáneas de esclavitud y trata, prohibir y poner fin al trabajo infantil
  • ODS Nº 16 sobre paz, justicia e instituciones sólidas: poner fin a la explotación, la trata y todas las formas de violencia y tortura contra niños

Recurso de información adicional

Principios y directrices recomendados sobre derechos humanos y trata de personas, de la Oficina del alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (2010) 

Temas relacionados

Diputado Ramón Farias y rol del Congreso en formación cívica infantil

Especial de PARTICIPACION CIVICA EN LA INFANCIA

Diputado Ramón Farias y rol del Congreso en formación cívica infantil

Para el parlamentario, el nuevo Congreso debería tener un papel más activo en la formación cívica de niñas, niños y adolescentes a través de actividades en los distritos y la promoción de iniciativas como las juntas de vecinos infantiles.

Ver más