China presenta su plan nacional para desarrollar innovación en inteligencia artificial

Se trata de 17 centros de emprendimiento tecnológico en distintas regiones de China que contarán con el apoyo de grandes compañías como Huawei, Ali Baba y Baidu. Si bien se establece el año 2030 como el horizonte para concretar este proyecto, se esperan avances significativos para 2020.

POLITICAS PUBLICAS ASIA PACIFICO

China presenta su plan nacional para desarrollar innovación en inteligencia artificial

El gobierno chino no descansa en su afán de insertarse dentro de los líderes principales a nivel global en el desarrollo de tecnología de punta. En julio de 2017 lanzó su Plan de Desarrollo de Inteligencia Artificial que promete la creación de centros tipo “Silicon Valley” en ciudades como Beijing, Shanghai, Shenzen, entre otras. Una revisión de este proyecto y las consecuencias positivas que tendría para nuestro país, en la siguiente nota.

Inteligencia artificial: un paso lógico después de desarrollar la ciencia

Se espera que en menos de cinco años el gigante asiático tenga un centro de innovación que compita de igual a igual con Silicon Valley en Estados Unidos. Sin embargo para el año 2030 podría ser el primero en el planeta. El plan presentado en julio de 2017, consiste en crear las condiciones económicas para que China sea el principal polo de innovación en inteligencia artificial del planeta. Antes de eso, el gobierno tendría que elaborar un marco legal que permita la construcción de estos centros para el año 2025.

Tal iniciativa es un paso lógico en el desarrollo económico chino, luego de que en los últimos años, progresivamente ampliara el gasto público en ciencia y tecnología a más de un 2 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB). De esta manera, la continuación será potenciar a todos los sectores vinculados a la investigación en inteligencia artificial con el fin de perfeccionar la tecnología existente y todas las industrias puedan controlarse a través de ella. Con esto -y gracias a una inversión inicial de más de 150 mil millones de dólares- áreas como la agricultura, la industria automovilística o la energía, podrían funcionar a través de modelos de inteligencia artificial. Por su parte, el Ministerio de Industria y Tecnología de la Información del gigante asiático, no solo proyecta el futuro de esta iniciativa en términos de ganancias comerciales, sino al progreso general del país, ya que crecerían las industrias y mejoraría la calidad de vida de los ciudadanos chinos.

Directrices para el desarrollo de la Inteligencia Artificial en China

Para que China pueda convertirse en una potencia mundial en innovación para el 2030, el valor total de la producción en inteligencia artificial debería superar los 147 mil millones de dólares. Según Bruce Sterling en un artículo publicado en la revista especializada en tecnología Wired este es un objetivo complicado, ya que se debe construir un sistema abierto y en coordinación con distintos actores económicos y sociales, pues no solo se desarrollarán productos, sino que todo el mercado.

Es por ello que el gobierno chino le ha dado a esta iniciativa un matiz de macro política pública, ya que la promoción de la tecnología no solo contribuiría al crecimiento económico, sino también mantendrá la seguridad nacional y apuntaría a contribuir con el bienestar de la sociedad. La big data, la inteligencia híbrida humana-artificial, o la automatización en la toma de decisiones, son sistemas que podrían transformar a la sociedad en su conjunto.

Según el Plan de Desarrollo de Inteligencia Artificial, es necesario aprovechar las oportunidades que brinda esta área de la tecnología, no solo para el bienestar de las personas, sino para contribuir en conseguir una posición de liderazgo en la región Asia Pacífico. “La inteligencia artificial cambiará al mundo, por lo tanto es necesario acelerar la construcción de lugares innovadores donde la ciencia y la tecnología tengan poder”, señala el documento, además de reconocer que las nuevas tecnologías serán fundamentales para generar conocimiento en todos los ámbitos de la vida humana.

De esta manera, el plan reconoce que la inteligencia artificial forma parte de una nueva etapa donde la big data, los sensores electro neuronales y las tecnologías del conocimiento acelerarán los procesos de evolución y la relación entre el hombre y la máquina. Asimismo, hace hincapié en que más que competitividad en sí, se trata del futuro. La tecnología es estratégica y los principales países desarrollados del mundo se encuentran intensificando su planificación y políticas en esta área”, sostiene.

Según Sterling, para el logro de esta iniciativa, China debe promover una dinámica de investigación abierta y transfronteriza que involucre además temas como la ciencia cognitiva, la psicología, la matemática y la economía. “Es necesario desarrollar un sistema tecnológico común basado en algoritmos, datos y un hardware universal, ya que las tecnologías incluyen un motor de conocimiento computacional, un modelamiento de realidad virtual y un procesamiento de lenguaje natural”, explica.

Dónde se ubicará el Silicon Valley chino

Más que un lugar determinado, una región o una ciudad -como es el caso de Silicon Valley en Estados Unidos- el proyecto chino establece 17 centros tecnológicos en todo el país, esto no solo por la gran cantidad de habitantes, sino por el objetivo de vincular a todos los sectores productivos con la innovación y las nuevas tecnologías.

Para Amanda Lee y Meng Jing en una nota del South China Mornig Post, la innovación y el emprendimiento han estado en la agenda del gobierno chino desde el 2014. “La columna vertebral del esfuerzo nacional para cambiar el desarrollo económico impulsado por la manufactura está en la innovación. La visión está enraizada en los planes “Made in China 2025” e “Industry 4.0” que son los encargados de capitalizar los datos e impulsar la inteligencia artificial”, señalan en su artículo.

Así, los centros tecnológicos de emprendimiento se encontrarán en diversas regiones, desde la costa de Shenzhen hasta el interior de Chengdu y estarán dispersos además en las grandes ciudades Beijing, Shanghai, entre otras. Esto no solo se explica porque sean lugares donde se concentre el talento tecnológico, sino también porque en dichas ciudades se encuentran las compañías más grandes, por ejemplo el gigante de internet Tencent, o de telecomunicaciones Huawei, se ubican en Shenzhen. Asimismo Baidu y su industria de aplicaciones online tiene su sede en Beijing.

La relación del gobierno chino con las grandes compañías tecnológicas del país no solo será de cooperación, sino que formarán parte esencial del proyecto. Según Philippe Werner-Wildner, cientista político y actualmente investigador en el doctorado de Relaciones Internacionales de la Universidad Central de China, la grandes empresas multinacionales locales son esenciales en el proyecto del gobierno.

”En términos prácticos son inversiones que siguen la planificación del Estado, que es quien determina la dirección del desarrollo del país. Entonces, dentro de las condiciones que tienen las grandes compañías como WeChat, Baidu, Ali Baba, Huawei, etc., para innovar, está la realización de esta directriz. Todos los emprendimientos seguirán los lineamientos del centralismo chino. Por su parte, la planificación china ha sido pragmática y ha fomentado la relevancia de los sectores privados domésticos, por la sencilla razón que son necesarios para el progreso", comentó.

Valoración del Plan en un contexto nacional e internacional

Tal como declara el Plan, esta iniciativa no solo persigue fines locales, sino que también busca un posicionamiento a nivel global. Tal como mencionó Werner-Wildner, toda la inversión que hace China, ya sea en materia de tecnología o innovación está de acuerdo con una planificación de Estado. “Es la propuesta de Xi Jinping para posicionarse como una alternativa viable a Estados Unidos. Desde esa perspectiva hay que tener en cuenta que los centros de innovación son importantes para la generación de nuevas tecnologías, por lo que con este plan proyectado a 2030 va a unir distintas áreas como seguridad, smart cities y la conexión con las redes internacionales que China, dentro de su política exterior, reconoce en la iniciativa de la Nueva Ruta de la Seda”, señaló.

En relación a la forma como esta iniciativa podría impactar positivamente en nuestro país, opinó que los logros que se obtengan en el gigante asiático en términos de innovación llegarían directamente a Chile. “Las implicancias que tiene esto son muy interesantes, porque en el contexto de la Franja y la Ruta, envuelve distintas redes de inversión. No olvidemos que en mayo de 2017 la Presidenta firmó en Beijing la profundización del TLC, pero también se ingresó oficialmente en el Banco Asiático de Inversión e Infraestructura (BAII), por lo que Chile podrá formar parte de esta red de inversiones en tecnología a través del cable transoceánico de fibra óptica”, sostuvo.

Finalmente, para el politólogo, este plan es una oportunidad para Chile dentro de la región. “Geopolíticamente Chile está en condiciones de ser la puerta de entrada entre ese desarrollo de inteligencia artificial entre China y América Latina. Sucede también que permitiría a Chile contar con una alternativa tecnológica distinta a Estados Unidos y en producción de innovación. Teniendo en cuenta esto, Chile puede aprovechar globalmente esta sociedad con China en términos de comunicación, de imagen y de gestión tecnológica a modo de mostrar en el mercado mundial lo que es capaz de desarrollar en su economía a nivel doméstico”, concluyó.



La contaminación del aire en Latinoamérica

Especial de CONTAMINACIÓN ATMOSFÉRICA

La contaminación del aire en Latinoamérica

Las políticas públicas que, según Naciones Unidas, deberían ser potenciadas en nuestra región están vinculadas a la erradicación de la quema de basura, disminución de las emisiones de vehículos motorizados y reducción de la contaminación dentro de los hogares.

Ver más

BCN reedita “El estado de las relaciones de Chile con Asia Pacífico”

01 Agosto 2017

BCN reedita “El estado de las relaciones de Chile con Asia Pacífico”

Con el fin de dar cuenta de los obstáculos y desafíos para una estrategia a futuro, el Programa Asia Pacífico actualizó este documento que sirve de instrumento al mundo parlamentario, académico y diplomático.