Las medidas adoptadas en Japón para el cuidado y bienestar de los adultos mayores

A través del establecimiento de altas exigencias en el cuidado a personas de la tercera edad y gracias a una ley que los protege de abusos, el país nipón cuenta con el mejor ambiente para las personas en sus últimos años de vida.

POLITICAS PUBLICAS ASIA PACIFICO

Las medidas adoptadas en Japón para el cuidado y bienestar de los adultos mayores

Según el informe de la OCDE, Buena vida en la vejez: monitoreo y mejora de la la calidad en el cuidado a largo plazo, Japón ha generado las condiciones para que las personas de la tercera edad tengan altos estándares de vida. Tales condiciones se dan gracias a un sistema de atención profesionalizado y responsable en protección integral. Un análisis de esta experiencia a la luz de la realidad en nuestro país, a continuación.

La vejez como una inversión de largo plazo

El año 2012 se produjo un hito demográfico en el país nipón. Con un 24,1 por ciento de población mayor de 65 años la OCDE estableció que para el año 2050 más de la mitad de la población será mayor de 50 años. Pese a esta preocupante proyección, según el informe Buena vida en la vejez emitido por el mismo organismo, el país nipón ha logrado importantes avances en la contención de los gastos de atención, a la vez que ha mejorado el bienestar de las personas de la tercera edad.

El motivo de estas medidas fue que más personas mayores de 65 años tengan una vida saludable, plena y en armonía. Para lograr tales avances, la primera misión fue garantizar altos estándares de calidad en los servicios de cuidado de los adultos mayores. Para ello, se trabajó con el fin de fijar un promedio de 15 trabajadores de atención a personas de la tercera edad por cada mil personas de 65 años. Esto es un logro, ya que durante los tres primeros años el Estado nipón puso énfasis en la creación de una fuerza de trabajo especializada en el cuidado responsable de los ancianos, pero además estableció incentivos financieros para aquellos centros de cuidado que contraten a trabajadores con mayor capacitación.

Más trabajadores calificados, más tutores responsables

Tales medidas lograron que exista una mayor cantidad de responsables en el cuidado de personas de la tercera edad, pero también que esos trabajadores sean los más calificados de entre los países OCDE. Los llamados tutores o cuidadores, deben completar una capacitación que dura entre dos a cuatro años de formación teórico práctica. Esta medida fue respaldada por el diputado Osvaldo Urrutia, quien reconoce la necesidad de que en nuestro país se ayude a las familias en la tarea de cuidado.

”Parece ser una medida adecuada, porque en primer lugar los principales responsables de los adultos mayores son sus hijos, pero a veces sucede que esto no se da porque ha habido malos padres, aunque también hay buenos padres que han sido abandonados. El problema está en que hay familias donde el adulto mayor tiene problemas de invalidez o Alzheimer que requiere de un gran sacrificio de las personas que lo cuidan y que no reciben ayuda del Estado. Por ello respaldo la idea de una suerte de guardería para ancianos, donde puedan recibir atención profesional como kinesiología, terapias o incluso actividades recreativas durante el día, para que luego lo recoja la familia”, señaló.

En la misma línea, la diputada Andrea Molina se refirió a la necesidad de que se destinen más recursos para las labores de cuidado al adulto mayor. “Supervisar que los adultos tengan personas que los cuide es una excelente idea, el tema es cómo lo pagamos, porque hoy son los familiares los que están cuidando de sus ancianos y donde se genera un stress del cuidador porque dejan de tener su vida. Muchas veces se complica la relación familiar, incluso se produce una pérdida desde el punto de vista de la productividad porque tienen que dejar de trabajar para cuidar a sus padres o abuelos que no están en condiciones de estar solos. Entonces, hay una necesidad de asegurar la calidad de vida y la atención en cuanto a recursos y ahí es donde el Estado debería intervenir. La pregunta de cómo interviene, pienso que en la medida que pueda crecer la economía”, detalló.

Ley para proteger a los adultos mayores de abusos

Otra de las medidas que ha impulsado Japón para garantizar el cuidado de las personas de la tercera edad es la existencia de una Ley de Prevención del Abuso y Apoyo para Ancianos, creada el 2005 para proteger a los adultos mayores frente a prácticas de abuso y denigración. Asimismo, el sentido de la ley tiene como propósito reducir la carga del tutor o profesional responsable, pero también evitar que se produzcan maltratos en el cuidado de las personas. El organismo responsable en que se cumpla esta ley es el municipio, quien recibe las denuncias y lleva a cabo las investigaciones en terreno.

Esta ley fue valorada por el diputado Urrutia, pues en nuestro país la situación de abuso a personas de la tercera edad es grave. “Los adultos mayores en muchos hogares de acogida y donde las familias los dejan abandonados, sufren una realidad muy similar a lo que pasan los niños en el Sename. No se le ha dado todavía la notoriedad porque quizás son adultos mayores que están en la última etapa de su vida, pero las denuncias hay que hacerlas públicas. Hay muchos hogares donde llegan ancianos que están postrados, llenos de escara, que los atienden mal, que no se les entrega un servicio adecuado y están dramático porque se trata de muchos hogares que subvenciona el Estado”, comentó.

Por su parte, la diputada Andrea Molina también se mostró de acuerdo con dicha ley, ya que en nuestra realidad se producen problemas de abuso que deberían ser solucionados con prontitud. “Hemos abordado este tema anteriormente, la violencia en el adulto mayor y más aún los abusos. Hace muchos años comenzamos a investigar, fiscalizar, cerrar lugares clandestinos, que lo único que hacían era maltratar a los adultos mayores y por otro lado también quitarles las pensiones. Falta mucho por avanzar, sin duda alguna que podemos copiar aquello que se ha hecho en otros lugares del mundo y acomodarlo de la mejor manera en nuestro país”, agregó.

Avances en la legislación chilena

Consultados sobre el trabajo legislativo en materia de cuidado y protección del adulto mayor ambos parlamentarios coincidieron en que se han logrado importantes avances, pero que todavía hay un camino largo por recorrer. ”Uno de los más importantes, que se han dado en el último tiempo, es la creación de la cuarta edad. Eso es fundamental porque permite focalizar las políticas púbicas que ayudan a los adultos mayores, no es lo mismo una personas de 65 que una de 85. Como los recursos son siempre escasos y las necesidades son múltiples, tenemos que tratar de focalizar en aquellos que no pueden seguir esperando. Soy absolutamente partidario de que el Estado por la escasez de recursos y la priorización en otras materias, avance en la obtención de medicamentos y en la cobertura de servicios donde se les pueda dar prioridad de atención”, sostuvo el diputado Urrutia.

De igual forma, la diputada Molina reafirmó la necesidad de que el Estado siga apoyando la protección y bienestar de los adultos mayores. “Nosotros hemos tratado de impulsar varios temas que tienen que ver con el adulto mayor, por un lado la subsecretaría, por otro las mejoras en las pensiones. Tenemos lista una propuesta que va más allá de la que presentó el gobierno porque creemos que es posible de cambiar, sobre todo en cuanto a la disposición de los recursos. Lo mismo pasa con el proyecto de la cuarta edad, de la que me siento muy orgullosa por haberlo impulsado y que va dirigido a los adultos mayores de 80 años, porque cambia mucho la situación después de esa edad. Entonces se requiere generar una política distinta para abordar las necesidades que tienen nuestros adultos mayores y por eso estamos trabajando”, sentenció.



Diputado Ramón Farias y rol del Congreso en formación cívica infantil

Especial de PARTICIPACION CIVICA EN LA INFANCIA

Diputado Ramón Farias y rol del Congreso en formación cívica infantil

Para el parlamentario, el nuevo Congreso debería tener un papel más activo en la formación cívica de niñas, niños y adolescentes a través de actividades en los distritos y la promoción de iniciativas como las juntas de vecinos infantiles.

Ver más

BCN reedita “El estado de las relaciones de Chile con Asia Pacífico”

01 Agosto 2017

BCN reedita “El estado de las relaciones de Chile con Asia Pacífico”

Con el fin de dar cuenta de los obstáculos y desafíos para una estrategia a futuro, el Programa Asia Pacífico actualizó este documento que sirve de instrumento al mundo parlamentario, académico y diplomático.