Proyecto que crea Servicio Nacional Forestal alude a experiencia regional australiana

La necesidad de contar en nuestro país con una institución que aglutine a todos los organismos de emergencia y vaya en resguardo de los bosques nativos, coincide con la labor que realiza el Departamento de Incendios y Servicios de Emergencia de Australia.

POLITICAS PUBLICAS ASIA PACIFICO

Proyecto que crea Servicio Nacional Forestal alude a experiencia regional australiana

La autoridad de incendios que coordina a los servicios de emergencia en el estado de Australia Occidental fue aludida como caso de legislación comparada a considerar en la iniciativa que introdujo el ministro de Agricultura el martes 4 de abril de 2017. Este organismo regional, se encarga de fijar las normas para la mantención de cortafuegos, gestión de construcciones y capacitación de la comunidad en temas de desastre. Una revisión de esta iniciativa, en la siguiente nota.

Organismo que reúne a todos los servicios de emergencia

La prevención de incendios forestales en el país oceánico tiene un enfoque de acción en dos tiempos distintos, antes de la ocurrencia y durante el momento en que se suscita la emergencia con el fin de reducir su propagación. Para ejecutar este procedimiento, el Departamento de Incendios y Servicio de Emergencias (DFES) es la institución encargada de coordinar a todos los actores aéreos, terrestres y marítimos relacionados con los desastres naturales e incidentes que amenacen la vida de los ciudadanos del estado Australia Occidental, el más grande del país.

Si bien el proyecto del Ministerio de Agricultura (Minagri) hace referencia a la Autoridad de Incendios y Servicios de Emergencia (FESA), a partir de 2012 cambió al actual DFES, pues tiene la atribución de coordinar a otros ministerios del gobierno. Además, coordina a 26 mil voluntarios y forma anualmente a 1.100 bomberos especializados en distintas áreas como incendios en edificios de altura, combustibles, incendios forestales, entre otros.

Es el principal organismo que coordina y planifica la respuesta del gobierno y la comunidad ante los desastres, pero también que estas adopten una actitud resiliente frente a los grandes incendios. No obstante, además de la respuesta, se destaca por el trabajo con la comunidad que se desarrolla en cuatro estrategias de prevención de los desastres:

  1.   Gestión de la tierra: mantener los terrenos limpios, construir cortafuegos
  2.   Gestión de viviendas: regulación del tipo de construcción de casas en zonas de riesgo forestal
  3.   Educación: la comunidad es el centro de la gestión de incendios, por lo tanto, es vital la educación y capacitación en riesgos y mitigación
  4.   Disminución de combustibles: regular el manejo de material inflamable en las zonas de riesgo

Entre todos estos puntos, la experiencia australiana es útil a nuestra realidad por cuanto distribuye, construye y mantiene los cortafuegos según criterios de suelo, es decir, tamaño y profundidad en plantaciones, zonas de pastizales o de mayor densidad demográfica, así como en propiedades públicas, privadas o militares. Por último, la distribución de estos cortafuegos depende de los gobiernos locales, sin embargo la responsabilidad de prevención y mitigación en la interface rural-urbana -que es donde existen mayores probabilidades de riesgo- es del Estado y las comunidades.

El proyecto de un servicio nacional en nuestro país

El 4 de abril de 2017 ingresó a las comisiones de Agricultura, Recursos Hídricos y Hacienda, el Proyecto de Ley que crea el Servicio Nacional Forestal. Este organismo se formaría en un servicio público descentralizado con patrimonio propio, pero bajo las competencias del Ejecutivo en el Ministerio de Agricultura, quien velará por la conservación, protección y manejo sustentable de las formaciones vegetacionales de nuestro territorio.

Esta iniciativa fue analizada por el diputado Pedro Pablo Álvarez-Salamanca, quien se refirió a la pertinencia de contar con una institución de estas características. “Este es un proyecto que desde hace tiempo veníamos proponiendo en distintas comisiones, sobre todo por lo que pasó en el verano en la región del Maule y O’Higgins. Esto a mí me parece muy buen, porque pienso que tenemos que tratar de juntar todos los servicios dentro de uno para que no sigan dispersos, eso le va a hacer muy bien a la gestión, porque ingresa más presupuesto para mantener una cantidad importante de funcionarios. Incluso, creo que es bueno que se junte con más servicios con el fin de contar con una Conaf mejor preparada para lo que viene”, señaló.

En relación a las características que este proyecto adopta de la experiencia australiana, el parlamentario valoró la obligación de construir muros cortafuegos en predios cercanos a zonas forestales. “Esta es una medida muy buena, la construcción de cortafuegos es una norma que tiene que ir en la ley sí o sí, porque es el lugar donde se combate el fuego, es la cancha de los brigadistas y bomberos, por lo tanto tenemos que establecer un espacio prudente que les permita ejercer su labor. También obligar a todas las forestales, pequeñas, medianas y grandes para que de aquí en adelante tengan un cortafuego de 100 a 200 metros. Obviamente que también por las carreteras se establezca un margen de lado y lado”, explicó.

En la misma línea, consultado sobre la normativa implementada en el país australiano de limitar el almacenamiento y manipulación de combustible en zonas aledañas a los bosques, el diputado manifestó su total acuerdo. “Esto es absolutamente necesario y todo lo que vaya en resguardo de nuestra ciudadanía, porque muchos de nuestros pueblos están asentados dentro de los bosques, por lo que los incendios son muy peligrosos para ellos, así que si esta medida que resguarda a la población, me parece perfecto. La legislación comparada para eso está, para que copiemos las cosas buenas”, sostuvo.

Para finalizar, la regulación en el tipo de construcción de viviendas tuvo también una consideración por parte del congresista. “Esto se podría estudiar para nuestro país. Más que las casas donde vive la gente en los campos, son las forestales las que no tienen que plantar cerca de ellos porque si seguimos así vamos a terminar con toda la gente del campo en las ciudades y creo que es al revés”, concluyó.



Trata de personas en Sudeste Asiático: mirada regional a un flagelo que afecta a millones

Especial de TRATA DE PERSONAS

Trata de personas en Sudeste Asiático: mirada regional a un flagelo que afecta a millones

El tráfico de humanos con fines de explotación sexual o laboral ha sido identificado por la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (Asean) como un problema a resolver desde una perspectiva multilateral. Mujeres y niños son quienes más han sufrido de esta actividad ilícita.

Ver más

El nuevo Libro Blanco de Política Exterior de Australia que se construye mediante consulta ciudadana

06 Marzo 2017

El nuevo Libro Blanco de Política Exterior de Australia que se construye mediante consulta ciudadana

A pesar de que para algunos expertos esta modalidad participativa de política exterior tiene sus puntos a favor y en contra, valoran la capacidad de actualizar visiones sobre la realidad internacional y establecer principios que guíen las relaciones con otras regiones del mundo.