Usted buscó por: Hern������������������������������������������������������ndez Ariasa, Jeffrey James William Alberto

Los discursos del poder : palabras que cambiaron el curso de la historia

Barcelona : Belacqua, 2004.
Descripción: 605 páginas

ISBN: 8495894750

Introducción Sabino Femández Campo

Contra la trata de negros (1792) William Pitt Jr.

La dictadura (1849) Juan Donoso Cortés

¿Son personas las mujeres? (1873) Susan B. Anthony

Por Cuba y para Cuba (1891) José Martí

No hay salvación posible para la India... (1916) Mahatrna Gandhi

Contra la extrema derecha e izquierda (1931) Niceto Alcalá Zamora

Que vuestra labor sea expresión viviente de las aspiraciones seculares de nuestra Cataluña (1931) Francesc Macia

Sobre las lenguas hispánicas y la oficialidad del castellano (1931) Miguel de Unamuno

Sobre la constitución de 1931 (1931) José Ortega y Gasset

Un indomable espíritu agresivo (1932) Adolf Hitler

Vamos a la conquista del poder (1933) Francisco Largo Caballeron

Francisco Largo Caballero

Por una vez... (1936) Dolores Ibárruri

Paz, piedad y perdón (1938) Manuel Azaña

España ha dejado de ser católica (1931) Manuel Azaña

Sobre la tragedia de Europa (1946) Winston Churchill

¡El pueblo de Israel vive en Israel!,S1,2 (1948) sDavid Ben Gurión

A favor del desarme (1954) Albert Einstein

Sobre diez grandes relaciones (1956) Mao Tsé-Tung

La revolución negra (1963) Malcolm X

Asumo la corona del reino con pleno sentido de mi responsabilidad (1975) Juan Carlos I

Homilía ante el rey Juan Carlos (1975) Vicente Enrique y Tarancón

La soberanía pertenece al pueblo (1976) Adolfo Suárez

La nueva propuesta soviética (1960) Nikita Kruschev

El futuro del nombre depende de la cultura (1980) Juan Pablo II

Señor, deber cumplido (1993) Juan de Borbón

¿Qué es la indiferencia? (1999 Elie Wiesel

Yo no soy republicano, pero reconozco el derecho que España tiene de serlo, si quiere (1930 Jose Sánchez Guerra

Fundación de la Falange Española (1933) José Antonio Primo de Rivera

Miren sus manos: están manchadas con sangre... (1945) Pío XII

Para no dejar en pie ningún ladrillo que no sea peronista (1952) Eva Perón

De abajo hacia arriba y no de arriba hacia abajo (1959) Ernesto Che Guevara

Tengo un sueño (1963) Martin Luther King

Ich bin ein Berliner (1963) John F. Kennedy

El pueblo entrará conmigo a La Moneda (1970) Salvador Allende

Llego casi descarnado. Nada puede perturbar mi espíritu (1973) Juan Domingo Perón

Ja sóc aquí! (1977) Josep Tarradellas

¡No tengìs miedo!,S1,2 (1978) sJuan Pablo II

Se acaba la dictadura (1983) Raúl R. Alfonsín

No lamentéis mi destino (1814) Napoleón Bonaparte

Proclama de la Independencia (1818) Bernardo O'Higgins

Manifiesto en apoyo al régimen liberal (1823) Fernando VII

A los pueblos de Colombia 1830) Simón Bolívar

A las Cortes Constituyentes (1874) Emilio Castelar

Niego la legitimidad de Alfonso XII a ocupar el trono de España (1875) Carlos de Barbón y Austria

Me odiìs porque todavía me amìs Benito Mussolini

Abdicación del zar (1917) Nicolás II

Aceptación del trono (1917) Gran duque Mikhail

Luz y verdad (1931) Augusto César Sandino

No tengo el amor de mi pueblo (1931) Alfonso XIII

Proclamación de la república (1931) Niceto Allcalá Zamora

A lo único que tenemos que temer es al temor mismo (1933) Franklin Delano Roosevelt

La regeneración moral y nacional de nuestra nación (1933) Adolf Hitler

Dios salve al rey (1936) Eduardo VIII

¡Españoles de la gran Cataluña rescatada! Francisco Franco (1939)

Sangre, trabajo arduo, sudor y lágrimas (1940) Winston Churchil

Esta es vuestra victoria (1945) Winston Churchil

Una hora solemne y gloriosa (1945) Harry Truman

No me pregunten qué es lo que América puede hacer por ustedes, sino lo que ustedes pueden hacer por América (1961) John F. Kennedy

Au revoir (1974) Richard Nixon

El temor más grande... (1994) Nelson Mandela

Hoy, en el último día del siglo saliente, me retiro (1999) Boris Yelsin

Nuestro modo de vivir, nuestra propia libertad han sido atacados (2001) George W. Bush

No es el número el que pelea sino el esfuerzo (711) Tariq ibn Ziyad

Basta el ánimo para conquistar el mundo entero (1519) Hernán Cortés

El ejército cobrará doble paga (1757) Federico II el Grande

Tengo el cuerpo débil de mujer pero tengo el corazón de un rey (1588) Reina Elizabeth I

Unámonos a la sabiduría y luego cumplamos con nuestro deber (1794) Maximilian Robespierre

Discurso de Angostura (1819) Simón Bolívar

Llamamiento a la revuelta de los soldados para adherirse al golpe militar de 1843 (1843) Generales Prim y Milans del Bosch

Y los opresores y los cobardes desaparecerán al instante como el polvo (1860) Giuseppe Garibaldi

Carta y manifiesto del rey Amadeo a los españoles (1873) Amadeo de Saboya

Mensaje del gran jefe Seattle al presidente de Estados Unidos (1887) Jefe Seattle

Saludo en ustedes a la vanguardia del proletariado nacional (1917) Vladimir I. Lenin

Somos dueños absolutos de la situación (1934) Domingo Batet

Proclamo el Estado de Cataluña dentro de la República federal de España (1934) Lluís Companys

Paz para nuestro tiempo (1938) Neville Chamberlain

El miedo a la muerte es de cobardes ( 1941) Benito Mussolini

¿Es acaso definitiva la derrota? ¡No! (1940) : Charles de Gaulle

No existen los ejércitos invencibles (1941) Josef Stalin

Los días más duros (1941) Winston Churchill

El enemigo será derrotado. La victoria nos pertenece (1941) Vyacheslav Molotov

Una fecha que vivirá en la infamia (1941) Franklin Delano Roosevelt

Es ese hijo de puta de Patton otra vez (1943) General George Patton

Defenderemos nuestra libertad e independencia hasta la última gota de nuestra sangre (1956) Gamal Abdel Nasser

Mensajes radiofónicos (1973) : Salvador Allende

Contra el intento de golpe de Estado (1981) Juan Carlos I

¡Pueblo, habéis recuperado vuestro gobierno! (1990) Václav Havel

Mientras el mundo esperaba... (1991) George Bush

El siglo XXI nos aguarda (1998)Toni Blair

Las palabras simples no pueden expresar completamente el profundo remordimiento que siento (1998) Bill Clinton

La gloria de Europa se ha extinguido para siempre (1793) Edmund Burke

Despedida al pueblo de Estados Unidos (1796) George Washington

Gettysburg Address (1863) Abraham Lincoln

El más grande pensador vivo dejó de pensar (1883) Friedrich Engels

Termina uno de los capítulos más emocionantes de nuestra historia (1906) Carlos Pellegrini

Nosotros te juramos, camarada Lenin, que cumpliremos con honor tu mandato (1924) Josef Stalin

Carta de despedida a Fidel (1965) Ernesto Che Guevara

Tengo malas noticias para ustedes (1968) Robert Kennedy

Este viejo adversario despide a un amigo (1974) Ricardo Balbín

Testamento político de Francisco Franco (1975) Carlos Arias Navarro

Todo por España (1977) Juan de Borbón, conde de Barcelona

No necesitaba un título regio para seguir generando su particular magia (1997) Charles Spencer

Discurso de recepción del Premio Nobel de la Paz (1989) Tenzin Gyatso, vigésimo cuarto Dalai Lama

Discurso del quincuagésimo aniversario de la Declaración de los Derechos Humanos (1998) Václav Havel

Judíos y cristianos compartimos un inmenso patrimonio universal (2000) Juan Pablo II

Mi compromiso con España es ahora aún más firme (2000) J. Juan Carlos I

Honor y gloria eterna, respeto infinito y cariño para los que entonces cayeron (1999) Fidel Castro.



Otros materiales recomendados