Comienza debate por otorgar subvenciones a niveles medios de la educación parvularia

15 Abril 2020

Cámara de Diputados inició el estudio del Mensaje el 7 de abril de 2020 y no ha estado exento de críticas por parte de profesionales que trabajan en este sector.

Tras la presentación de los informes de las Comisiones de Educación y de Hacienda, rendidos por los diputados Mario Venegas (DC) y Gastón Von Mühlenbrock (UDI), respectivamente, la Sala de la Cámara inició, el 7 de abril, el estudio del proyecto del Ejecutivo (boletín 12436-04) que establece un sistema de subvenciones para los niveles medios (donde asisten niños de 2 a 4 años) de la educación parvularia.

En el debate, los representantes del oficialismo y de la oposición confrontaron sus distintas visiones sobre la materia: los primeros a favor de la propuesta, en el entendido que es una mejora del sistema, que vendría a favorecer a los sectores más vulnerables; y en contra, los segundos, considerando que la iniciativa presenta múltiples fallas que no han sido abordadas por el Ejecutivo de manera correcta, particularmente en torno a la realidad de los establecimientos VTF (vía transferencia de fondos) y a las observaciones realizadas por diversas organizaciones sociales relacionadas a este ámbito.

El sistema que pretende crear la propuesta, ingresada en marzo de 2019, está compuesto por una subvención base, que puede ser incrementada de acuerdo a un factor de ruralidad, una subvención especial por vulnerabilidad para párvulos prioritarios y preferentes y una subvención de apoyo para párvulos con necesidades educativas especiales.

La subvención base, señala el texto, “es de carácter universal y su valor unitario mensual dependerá de la extensión de la jornada, la que podrá ser parcial o completa. La jornada parcial será de cinco horas diarias ininterrumpidas y tendrá un valor de 5,337 U.S.E. (unidad de subvención educacional) y la jornada completa de once horas diarias y su valor será 8,539 U.S.E. En la jornada completa, ocho horas deberán destinarse al servicio educativo y tres al cuidado de los párvulos”.

En el caso de la subvención especial por vulnerabilidad, corresponderá a párvulos prioritarios o preferentes según lo que determinen los criterios que establece la ley.

La subvención por vulnerabilidad, detalla el proyecto, “será de 0,834 U.S.E. para los párvulos prioritarios y de 0,417 U.S.E. para los preferentes en jornada completa y en jornada parcial de 0,521 U.S.E. para los párvulos prioritarios y de 0,261 U.S.E. para los párvulos preferentes”.

La subvención de apoyo a las necesidades especiales, según resalta la iniciativa, “beneficiará a párvulos de niveles medios diagnosticados con discapacidad o déficit en su desarrollo psicomotor y su valor será de 2,428 U.S.E. Estas subvenciones se pagarán de acuerdo a la asistencia promedio tal como lo establece el DFL 2 de 1998, del Ministerio de Educación, para la subvención escolar”.

Para poder optar a las subvenciones que contempla este proyecto, los establecimientos educacionales deben cumplir una serie de requisitos, entre los cuales están:

  • Contar con reconocimiento oficial del Estado
  • Que la entidad sostenedora esté organizada como persona jurídica sin fines de lucro
  • Destinar el financiamiento que obtenga por estas subvenciones a fines educativos
  • No establecer cobros ni aportes económicos obligatorios
  • Tener al menos un 15% de párvulos prioritarios
  • Utilizar los sistemas de admisión que establece y,
  • No estar administrados directamente por la Junta Nacional de Jardines Infantiles ni por la Fundación Integra.

Actualmente, en Chile no existe una subvención para los niveles medio menor y mayor de la educación preescolar (52% de los niños de 2 a 4 años no asiste al jardín) y el Estado entrega los recursos a los jardines infantiles de dos formas, dependiendo de quién los administra.

Así, aquéllos de la Junta Nacional de Jardines Infantiles (Junji) y de Fundación Integra reciben fondos directos (basales), que se entregan a través de la Ley de Presupuesto. Los jardines Junji reciben $288.535 por niño y los de Integra $225.643. Esos recursos se entregan por párvulos matriculados, independiente de su nivel de asistencia a clases.

Críticas a la propuesta

Los trabajadores de la Fundación de Integra, agrupados en SINDIDOS, expresaron –inicios de marzo de 2020- su rechazo a otorgar suma urgencia al proyecto, porque este abriría un espacio para el lucro en la educación parvularia y no solucionaría los inconvenientes que existen actualmente en esta materia.

Nos parece inconcebible que a pesar del levantamiento popular en contra los abusos, los negociados y el mercado, el gobierno anuncie discusión inmediata al proyecto de la ex ministra Cubillos, de abrir el mercado de las salas de cunas para privados con plata de todos los chilenos y promover con otro proyecto la apertura del mercado privado vía creación subvención para el nivel medio”, señalaron desde la organización sindical.

La presidenta de SINDIDOS, Yobana Salinas, resaltó que “hoy lo que necesitamos es mejorar la atención y la cobertura de los jardines infantiles de Integra, AJUNJI y VTF. Hay problemas que se deben resolver primero en esas redes de jardines infantiles y el gobierno se había comprometido a hacerlo. Si el gobierno insiste en comercializar la primera infancia saldremos a las calles las veces que sean necesarias”.

Además, en julio de 2019, profesionales, investigadoras (es) y académicas (os) en educación parvularia manifestaron su preocupación por las consecuencias negativas que ha tenido el sistema de subvenciones y, por lo mismo, no quieren que se repitan en su sector.

La necesidad de ampliar la cobertura en educación para la primera infancia debe ser abordada de otra forma, fortaleciendo la Educación Pública y no profundizando un modelo que ha mercantilizado el sistema educativo”, dijeron en primera instancia.

Luego relavaron: “Si fortalecemos la provisión pública, legitimamos que la educación es un derecho, al significar la educación como un costo individual, se homologa a ésta como una mercancía por la cual se puede y debe pagar. En consecuencia, se hace urgente una nueva institucionalidad para la educación de las infancias en Chile, que sea Pública, que tenga financiamiento basal, respetuosa de los ya existentes y diversos proyectos educativos comunitarios, inclusiva, diversa, participativa para y con todas y todos los niños y niñas de nuestro país”.

Por su parte, Libertad y Desarrollo concluyó que “con las nuevas subvenciones, se avanzará en un sistema más transparente y se acortará sustantivamente la brecha del gasto público por niño entre los distintos proveedores que conforman la red pública de educación parvularia. Adicionalmente, se aumentará hasta en un 88% el monto que el Estado entrega a los jardines que hoy reciben menos recursos”.

Si bien se trata de un buen proyecto, el centro de estudios considera que “aún hay espacios para avanzar en mayor equidad y eficiencia si es que se incluye también a los jardines de JUNJI e Integra, que están siendo excluidos”.


Accesos panel

Buscador de Leyes - BCN Ley Chile


Objetivos de desarrollo sostenible

¿Cómo se hacen las Leyes?

Información básica sobre todo el trabajo que hacen los parlamentarios en el Congreso Nacional para elaborar las leyes que rigen en Chile.

Constitución Política de Chile

Texto actualizado y completo de la Constitución Política de Chile de 1980.

Delibera en youtube