Educar en Pandemia: Recursos Educacionales Abiertos

04 Junio 2020

Los Recursos Educacionales Abiertos poseen una condición legal que se diferencia de los recursos educativos “comerciales” o “privativos” y que conlleva una serie de implicancias en los usos educativos que los hace emerger como una de las estrategias centrales de los gobiernos para Educar en Pandemia.

El cierre de establecimientos educacionales provocado por la pandemia de COVID-19 ha relevado el rol de los recursos o materiales educativos de apoyo al aprendizaje y la enseñanza para hacer frente a este contexto y su impacto negativo en todos los niveles. En previos artículos donde hemos relevado a dos iniciativas de plataformas de aprendizaje adaptativo, Khan Academy y Kolibri, que aunque una sea naturaleza muy distinta, online y offline respectivamente, poseen una característica en común: ambos son Recursos Educacionales Abiertos.

¿Qué implica que los recursos educativos sean “abiertos”?, ¿eso significa que existen recursos educativos “cerrados”?

El concepto no es nuevo, fue acuñado por UNESCO en 2002, en el marco de un seminario sobre el Impacto de los “Cursos Abiertos” de Educación Superior en los países en desarrollo. La liberación de los cursos digitales (Open Courseware) lo lideraba el Instituto Tecnológico de Massachussets MIT, una de las instituciones más prestigiosas e innovadoras del mundo, la que había sorprendido al mundo cuando un año antes decidió “abrir” los materiales de sus cursos para el usufructo por quien fuera accediese a ellos, incluso usada por otras instituciones de la “competencia”. El concepto recoge y hereda dos procesos previos de finales del siglo XX:

  • Los “objetos de aprendizaje” digitales pueden ser diseñados para permitir una fácil reutilización en una amplia gama de situaciones de enseñanza y aprendizaje, como estrategia para promover la educación virtual o a distancia, y,
  • Los avances de un contexto más amplio de la cultura, relacionado a la tecnología digital de código abierto, libre intercambio y la colaboración entre pares.

La “apertura” de los recursos educativos está íntimamente ligado a utilizar la tecnología medial de masas como forma de democratizar el acceso a oportunidades educativas. Así, los esfuerzos públicos por ampliar el acceso a los procesos de alfabetización en la década de 1960 en la naciones dieron a luz a las “Universidades Abiertas”, como la de Cataluña, los Países Bajos y la de Inglaterra. Esta última, es por lejos la universidad con más estudiantes del planeta (174.000), con excelentes resultados de valoración de la calidad de la enseñanza y satisfacción global.

Pero volvamos a la pregunta, ¿qué de abierto tienen los recursos educativos?

Los Recursos Educativos Abiertos (REA) son materiales de aprendizaje, enseñanza e investigación, en cualquier formato y soporte, de dominio público o protegidos por derechos de autor y que han sido publicados con una licencia abierta que permite el acceso a ellos, así como su reutilización, adaptación y redistribución sin costo alguno por parte de terceros. Vale decir, es una condición legal de los recursos educativos que amplían las posibilidades de usufructo de los mismos a través de herramientas de resguardo del derecho autoral que otorgan explícitamente su libre uso y reutilización con nuevos propósitos por otros.

Lo anterior se ha hecho relevante a la luz del avance y extensión de la propiedad intelectual, la que se resguarda legalmente a través del derecho de copia o Copyright la que “reserva todos los derechos” al creador de la obra o a quien los ceda, según nuestra legislación. Hoy la educación, y en general, la industria cultural moderna está dominada por distribuidores de contenidos que buscan mantener y reforzar sus monopolios en los productos culturales. Así, mientras el Copyright restringe los usos posibles de una obra por terceros monopolizando los derechos en los titulares de una obra, los REA otorgan y garantizan derechos de uso. Para ello existen muchas herramientas, pero la que hoy se utiliza en mayor escala en el mundo son las licencias Creative Commons.

Evidentemente el carácter legal de un recurso educativo no lo hace mejor que otro. Un recurso educativo “cerrado”, protegido con Copyright, también puede cumplir una función educativa. Pero lo cierto es que cualquier recurso educativo cobra valor si este es usado, de lo contrario, es un adorno. Un recurso educativo “abierto” define una amplia gama de usos posibles, pero no es más que la antesala de los beneficios posibles. Entonces, ¿por qué un recurso educativo “abierto” puede ser mejor?

A la luz del contexto educativo en medio de la pandemia COVID-19, los REA cobran especial relevancia. Pero su relevancia venía creciendo desde antes. En noviembre de 2019, tras de 3 años de iteración y trabajo conjunto, los Estados Miembros adoptaron una Recomendación sobre REA en la Conferencia General de la UNESCO, comprometiéndose a promover su uso para el intercambio abierto de conocimiento y aprendizaje. La Recomendación REA se centra en 5 objetivos:

  1. Desarrollar capacidades de las partes interesadas en la educación en materia de creación, acceso, reutilización, adaptación y redistribución de los REA, así como de uso y aplicación de licencias abiertas en consonancia con la legislación nacional sobre derechos de autor y las obligaciones internacionales.
  2. Desarrollar una política de apoyo para alentar a los gobiernos, las autoridades educativas y las instituciones educativas a que adopten marcos regulatorios que propicien las licencias abiertas de materiales educativos y de investigación financiados por el sector público y elaborar estrategias para permitir el uso y la adaptación de los REA en pro de una educación inclusiva de alta calidad y del aprendizaje permanente para todos, con el respaldo de investigaciones pertinentes en la materia.
  3. Fomentar la inclusión, equidad y calidad de REAs a través de estrategias y programas, en particular mediante soluciones tecnológicas pertinentes, para que los REA se puedan compartir en cualquier soporte y en formatos y estándares abiertos, con miras a ampliar al máximo el acceso equitativo, la creación conjunta, la preservación y la capacidad de búsqueda, incluso por parte de las personas con discapacidad y de aquellas pertenecientes a grupos vulnerables.
  4. Fomentar la creación de modelos de sostenibilidad para REA para apoyar y alentar la creación de modelos de sostenibilidad para los REA en el plano nacional, regional e institucional, así como la planificación y el ensayo experimental de nuevas formas sostenibles de educación y aprendizaje.
  5. Facilitar la cooperación internacional entre partes interesadas a fin de reducir al máximo las duplicaciones innecesarias de las inversiones en desarrollo de REA y crear un conjunto mundial de materiales educativos culturalmente diversos, pertinentes a nivel local, accesibles, con perspectiva de género y en idiomas y formatos múltiples.

La crisis de Covid-19 ha resultado en un cambio de paradigma sobre cómo los alumnos de todas las edades, en todo el mundo, pueden acceder al aprendizaje. Por lo tanto, es más que nunca esencial que la comunidad global se una ahora para fomentar el acceso universal a la información y el conocimiento a través de REA", se lee en el llamado Apoyando el aprendizaje y el intercambio de conocimientos a través de recursos educativos abiertos (REA), firmado conjuntamente por las unidades de Comunicación e Información y de Educación de UNESCO, el pasado 28 de Abril. Esta convocatoria destaca el importante papel de la Coalición Dinámica de REA, lanzada a fines de Abril, que reúne un grupo de múltiples partes interesadas dedicado a compartir experiencias, para facilitar y apoyar acciones conjuntas. Su visión busca expandir y consolidar los compromisos con acciones en el área de REA, y promover y reforzar la cooperación internacional entre todos los interesados relevantes. Los principios de igualdad de género, distribución geográfica y participación abierta y accesible para que todos los interesados contribuyan con ideas, conocimientos e información son sus principios rectores.

Junto con promover la rápida implementación de la Recomendación UNESCO, el llamado confirma que los REA brindan una solución prometedora para acceder, crear y compartir conocimientos y apoyar el aprendizaje para estudiantes de todos los niveles de grado, así como para maestros, formadores de docentes y educadores, padres, responsables de políticas educativas y organismos gubernamentales. Más allá de esto, tienen valor para una amplia gama de instituciones como bibliotecas, archivos y museos) y sus usuarios, investigadores, organizaciones de la sociedad civil (incluidas asociaciones profesionales y estudiantiles), editoriales, los sectores público y privado, los medios y los grupos de radiodifusión.

En los artículos sucesivos iremos indagando en los beneficios públicos de los REA para afrontar el desafío de Educar en Pandemia.
 


Accesos panel

Buscador de Leyes - BCN Ley Chile


Objetivos de desarrollo sostenible

¿Cómo se hacen las Leyes?

Información básica sobre todo el trabajo que hacen los parlamentarios en el Congreso Nacional para elaborar las leyes que rigen en Chile.

Constitución Política de Chile

Texto actualizado y completo de la Constitución Política de Chile de 1980.

Delibera en youtube