Colegio Santa Emilia -ANTOFAGASTA - Región de Antofagasta
Título iniciativa:

Colegio Santa Emilia, Antofagasta, II región. Título de iniciativa: Mensaje presidencial



Proyecto de Ley “Por una reinserción social efectiva de los adolescentes infractores.” Que modifica la Ley N° 20.084 de 2007, Ley de responsabilidad penal juvenil. Fundamentación:Uno de los mayores desafíos de nuestra sociedad es reducir los niveles de criminalidad y delincuencia, según la Encuesta Nacional de seguridad ciudadana 2012 (ENUSC) la delincuencia es considerada el tercer problema más importante en la actualidad y la primera preocupación de los chilenos. Una de las variantes más alarmantes de este problema es aquella protagonizada por menores de edad. En efecto, en Chile se ha podido observar un incremento de los delitos juveniles desde 1995, cercano al 600% hasta el año 2001, entre los delitos más incurridos por los menores de edad se encuentran: el robo con intimidación (2.658 casos), homicidios (314), robo con violencia (1.964) según los datos que entrega el Boletín de adolescentes infractores, Tercer Trimestre 2014 SENAME.¿Por qué es tan necesario atender este problema? Debido a la magnitud del mismo, ya que la criminalidad adolescente no solo afecta a regiones específicas sino que se ve reflejada a nivel Nacional. En el caso de la región metropolitana ésta presenta la más alta de las tasas en cuanto a delitos, con una tasa promedio de 2.600 casos cada cien mil habitantes, y de los cuales la mayoría son cometidos por adolescentes. Según informa el Reporte Estadístico 2014/2015, Nacional y Regional, de Carabineros de Chile.En Chile actualmente la Ley N° 20.084 es quien regula las sanciones a los menores que cometan un delito a través del Servicio Nacional de Menores quien se encarga de hacer efectivas el cumplimiento de las sanciones. Se busca que la sanción forme parte de una intervención socioeducativa amplia y orientada a la plena integración social. Cabe señalar que si bien los menores ingresan a un programa de reinserción social esta no se logra ya que un 50% de los menores que salen de instituciones especialistas como el SENAME vuelve a cometer un delito. Entonces surge el cuestionamiento: ¿Nuestros centros están capacitados para garantizar una real reinserción social de los menores luego que cumplan sus sanciones tomando en cuenta que estos repiten los modelos nocivos de sus pares?Si bien el SENAME cuenta con programas como la reinserción educativa, trabaja con talleres de atención psicológica, social y de rehabilitación por consumo de drogas y alcohol (Oferta programática de la red SENAME 2015), no cuenta con programas efectivos a base de especialistas capacitados que acojan, ayuden, traten y supervisen a los menores infractores dependiendo de la condición penal que adquieran. Así resulta importante contar con un proceso que permita garantizar la reducción de criminalidad en menores infractores de la ley, y por tanto, con ello que los adolescentes tengan un cambio trascendental en sus conductas y comportamiento asociales.La primera motivación para la propuesta es debido al quiebre de la tranquilidad y de la armonía a nivel social que se ha generado, ya que las personas nos sentimos vulneradas, inseguras, y violentadas cada vez que salimos de nuestros hogares, se está con la incertidumbre de qué nos sucederá, de qué seremos testigos; puesto que los hechos de violencia y transgresión de seguridad resultan estar presentes durante cada minuto del día.En segundo lugar revertir las cifras delictuales antes mencionadas haciendo una reinserción efectiva a la sociedad de estos adolescentes que han tenido un comportamiento inadecuado y así contribuir a un Chile mejor, para poder proyectar una imagen positiva de nuestro país hacia la comunidad internacional, logrando ser una nación llamativa en cuanto al ámbito turístico, ya que los visitantes se sentirán seguros y sin temores a la hora de recorrer nuestro territorio.El objetivo es lograr una inclusión efectiva a cargo de programas que cuenten con profesionales capacitados para brindar una intervención especializada a niños y adolescentes menores de 18 años que hayan infringido la ley. De esta forma se busca contar con una intervención reparatoria psicosocial: que otorgue apoyo psicológico, psiquiátrico y social a los victimarios. Si bien existen programas en Chile como CAVAS; Centro de Asistencia a Víctimas de Atentados Sexuales que trabajan con profesionales y programas interdisciplinarios para brindar un apoyo integral a las víctimas que han sufrido delitos sexuales y violentos. Se busca contar con programas como éstos pero orientados a los victimarios y así también apuntar a diversos ámbitos delictuales y que los centros se desplieguen a nivel país y no en regiones específicas como lo hace actualmente éstos programas. Este proyecto tiene como destinatarios a los menores imputables(mayor 14 y menor 18 años) y a la sociedad en sí ya que se pretende recuperar la confianza en el sistema procesal penal juvenil, en el futuro de nuestro país y asegurar una mejor calidad de vida.
II. Antecedentes:En el año 2007 se promulgó
la Ley 20.084


sobre responsabilidad penal adolescente, normativa que por primera vez contempla en nuestra legislación a los adolescentes como sujetos de derecho, responsables de sus actos, con deberes y prerrogativas. Si bien existe el cumplimiento de responsabilidades, lo más importante sería la reinserción social y educativa, la capacitación laboral así como también la rehabilitación de adicciones según expresa el artículo 17 de la ley. Sin embargo este artículo no contempla la condición de una intervención diferencial sino más bien los programas que ofrece el SENAME utilizan una intervención generalizada para los menores lo que no genera una reinserción efectiva. Por ende se busca realizar una modificación al art. 17 en calidad de complemento.
Se requiere tratamientos y rehabilitación pero no sólo para jóvenes que consuman drogas o alcohol, sino más bien que se incluyan todas las aristas en las cuales se pueden delinquir, y con ello una fiscalización para regular el cumplimiento absoluto del proceso a partir del cual los adolescentes son rehabilitados. En este mismo sentido queremos que la rehabilitación sea obligatoria y así se subdivida según la problemática de cada infractor de la Ley, ya que se considera que los delitos así como son divididos según su condena, también deben separarse en su tratamiento. Al trabajar con estos programas de intervención intensiva se logran cambios y resultados positivos, como se ve reflejado en el programa “intervenir de otra forma” (Leblanc 1998) en Québec, Canadá que ha tenido como consecuencias que cerca del 65% de los jóvenes que habían participado en el programa durante a lo menos un año, no habían cometido reincidencia después de dos años de su estadía en Boscoville. Y en el programa: Servicio de Orientación al Adolescente (SOA) del Perú que incorpora un grupo multidisciplinario especializado en el tratamiento de menores infractores y que ha tenido como logros la persistencia de los jóvenes inclusive después de terminar su medida socioeducativa (44% por año) así como también otros obtienen calificación tecnológica de nivel superior para poder conseguir trabajo y se encuentran actualmente aportando a la población económica activa del Perú.Actualmente no existe una fiscalización constante que supervise internamente cómo viven los jóvenes dentro del SENAME, sin embargo, en el año 2010 grupos de especialistas de diversas instituciones visitaron los distintos centros donde los adolescentes son internados. En sus informes se repiten adjetivos como “inadecuado, indigno, denigrante”. Alguna que otra vez se describe un avance, pero la mayor parte de las ocasiones los expertos constatan que lo denunciado en la revisión anterior, hecha 6 meses antes, sigue sin arreglarse. Según informa Juan Guzmán para el Centro de Investigación Periodística. Por otra parte, en Puerto Montt se tenían recluidos adolescentes en un ex penal donde las condiciones no eran óptimas, por lo que se hizo una remodelación, reparaciones del sistema eléctrico y de las fugas de gas, además de la instalación de calefacción central para que así los jóvenes tuvieran un lugar más digno de reclusión (Biobiochile.cl – 2015). Así como fue posible esta mejora, se puede seguir este modelo a nivel país y con una adecuada fiscalización.
Este proyecto se enmarca dentro de nuestra Constitución Política que asegura “El Derecho a la protección de la salud”. El Estado protege el libre e igualitario acceso a las acciones de promoción, protección y recuperación de la salud y de rehabilitación del individuo. (Artículo 9), y en lo que dispone la Convención Internacional de los Derechos del Niño (1989), que expresa: “que los niños impedidos tienen derecho a los servicios de rehabilitación, a la educación y capacitación”
III. Proyecto de ley:Modificación al artículo 17° en calidad de complemento a la Ley N° 20.084 Agréguese los siguientes incisos bajo el siguiente texto:
a) Es responsabilidad del SENAME crear al menos un centro de rehabilitación integral “CREA” (Centro de reinserción efectiva del adolescente infractor) que cuente con un cuerpo de especialistas de psicólogos, psiquiatras, maestros de talleres, neurólogos, psicopedagogos y encargados de tratar a los infractores de la ley.
b) El CREA deberá destinar personal capacitado para realizar un seguimiento y acompañamiento del adolescente pos rehabilitación, durante los dos primeros años.
c) El Ministerio de Justicia deberá velar por la reinserción educativa del adolescente infractor, a través de cupos o alianzas con centros educativos que permitan la continuidad de los estudios de los adolescentes, también considérese la proyección laboral. Asimismo deberá destinar fondos para crear un cuerpo de fiscalizadores que ayuden a regular, supervisar y controlar la calidad de vida e infraestructura de los centros donde se tratará a los jóvenes infractores.
d)Los adolescentes obligatoriamente deberán aprobar el primer programa para acceder al segundo y así sucesivamente.