The Giant School Antofagasta -ANTOFAGASTA - Región de Antofagasta
Título iniciativa:

Implementación de la asignatura de Filosofía y Psicología en los niveles de I a IV medio



Este proyecto es un mensaje para la implementación de la ley que exija la enseñanza del subsector de Filosofía y Psicología en todos los establecimientos que imparten la enseñanza media, incluyendo a los Técnico Profesionales.
En la actualidad, sólo los colegios Científico Humanistas imparten la asignatura ya mencionada, en los niveles de III medio a IV medio, en desmedro de los liceos Técnico Profesionales, donde no se dicta en ningún curso de educación media, limitando a los alumnos que desean seguir una carrera universitaria. Pues el 2015, según el Ministerio de Educación, fueron 82.709 los alumnos de los TP que se inscribieron para rendir la Prueba de Selección Universitaria.
Día tras día, estudiantes de III a IV medio estudian y se interiorizan en este subsector de aprendizaje, que permite el crecimiento intelectual y ético del ser humano. El objetivo de esta disciplina es buscar respuestas a múltiples interrogantes, como, por ejemplo: la existencia del ser o la complejidad de la mente.


¿Por qué extender la enseñanza a todos los niveles y, además, incluir a los TP?
Pues Latinoamérica está viviendo una crisis filosófica en comparación al avance que existe en Europa, ya que Chile y la región están en un proceso que los especialistas llaman de estancamiento. En palabras de Juan Manuel Garrido, Doctor en Filosofía y académico de la Universidad Alberto Hurtado, nuestro país está estancado desde la Dictadura militar, debido a esto, desde esa fecha, no hay un avance de dicha materia en el país. Además, él afirma que existen ejemplos como Francia y Alemania que tienen un gran avance filosófico, a pesar de tener una nostalgia constante de lo ocurrido en el pasado, añadiendo igualmente que, Alemania sigue siendo uno de los países más estables a nivel mundial. Y junto a ello, se suma la etapa en la que se encuentran los estudiantes, la adolescencia. Pues hombres y mujeres experimentan cambios físicos, psicológicos, emocionales y sociales. Los trastornos psicológicos en esta etapa son comunes y detectarlos pronto supone una gran ventaja para impedir que avancen en la edad adulta y poder tratarlos de forma correcta. Es complicado estimar el número de adolescentes que tienen un trastorno psicológico, porque muchos jóvenes no comunican su situación. Por esto es que, al implementar la obligatoriedad de esta asignatura, se puede aumentar el debate público que actualmente sólo es conversación para un círculo reducido de especialistas en Chile y ayudar al estudiante con herramientas propias de la psicología para que pueda desarrollar de forma plena su adolescencia.
En relación al número de estudiantes que se ven perjudicados por la ausencia de este subsector, en los colegios o liceos TP, son aproximadamente 285.000 educandos en todo nuestro país, según cifras entregadas por el Ministerio de Educación en el año 2008. Y, según la OMS, el 17% de los chilenos padece depresión, dentro del rango etario de los 14 a 29 años.
Con nuestra iniciativa de ley, proponemos el cambio para que las cifras mencionadas reduzcan.
En cuanto a Filosofía, resulta provechoso el estudio en clases para reconocer y leer lo que grandes filósofos han aportado a la humanidad, para debatir acerca de la realidad desde una perspectiva más concreta y de esta forma lograr que los jóvenes desarrollen un pensamiento crítico. Y la Psicología les dará a los jóvenes las herramientas necesarias para el desarrollo pleno de su vida y, junto a ello, contribuir a un bienestar mental ya que, actualmente, según el Ministerio de Salud, las muertes autoprovocadas alcanzarán los 12 casos por cada 100 mil habitantes en la población de 10 a 19 años, para el 2020.
Por esto, proponemos que se dicte Filosofía y Psicología en todos los niveles de enseñanza media. Los estudiantes tenemos derecho a la formación de un pensamiento crítico y al desarrollo integral de nuestra salud mental. El objetivo es que surja una generación de jóvenes pensantes que no sigan al macro-sistema, capaces de contribuir de forma positiva al país, sin importar si pertenece a un liceo TP o Científico Humanista, si rindió la PSU o si ejerció el título con el que egresó en cuarto medio. Nuestra iniciativa de ley, supone el cambio que necesita Chile para la formación de ciudadanos pensantes y más inclusivos con su entorno.