Historia de la Ley

Historia de la Ley

Nº 20.764

Modifica el Código del Trabajo en materia de protección a la maternidad, la paternidad y la vida familiar y establece un permiso por matrimonio del trabajador.

Téngase presente

Esta Historia de Ley ha sido construida por la Biblioteca del Congreso Nacional a partir de la información disponible en sus archivos.

Se han incluido los distintos documentos de la tramitación legislativa, ordenados conforme su ocurrencia en cada uno de los trámites del proceso de formación de la ley.

Se han omitido documentos de mera o simple tramitación, que no proporcionan información relevante para efectos de la Historia de Ley.

Para efectos de facilitar la revisión de la documentación de este archivo, se incorpora un índice.

Al final del archivo se incorpora el texto de la norma aprobado conforme a la tramitación incluida en esta historia de ley.

1. Primer Trámite Constitucional: Cámara de Diputados

1.1. Moción Parlamentaria

Moción de Alfonso De Urresti Longton, Carolina Goic Boroevic, Denise Pascal Allende, Jorge Sabag Villalobos, Alejandro Miguel Sule Fernández, Tucapel Jiménez Fuentes, Pedro Araya Guerrero, Sergio Aguiló Melo, Mario Venegas Cárdenas y Gonzalo Duarte Leiva. Fecha 10 de junio, 2008. Moción Parlamentaria en Sesión 36. Legislatura 356.

Modifica el Código del Trabajo en materia de protección a la maternidad, la paternidad y la vida familiar y establece un permiso por matrimonio del trabajador

Boletín N° 5907 13

FUNDAMENTOS

1.La Constitución Política de la República en su artículo 1° declara que "la familia es el núcleo fundamental de la sociedad" y establece que es deber del Estado darle protección y propender a su fortalecimiento.

2.En el desarrollo del Derecho del Trabajo se ha venido reconociendo, tanto en las normas internacionales del trabajo, como en los ordenamientos internos, la necesidad de conciliar o hacer de revisión y reformas en diversos aspectos, en orden a hacerse cargo de dicha problemática.

3.El Título II del Libro II del Código del Trabajo ha sido objeto en los últimos años de una serie de modificaciones, que han determinado que sus disposiciones no sólo regulen la "protección a la maternidad", sino que también consideren la protección de la paternidad y de la vida familiar. Es posible constatar que este proceso de transformación de las normas es consistente con el desarrollo descrito por el Derecho del Trabajo y se puede sostener fundadamente que existen altas probabilidades de que dicha trayectoria se proyecte a los próximos tiempos.

Lo anterior hace aconsejable la adecuación del epígrafe de este título y de su articulado, de modo de dar cuenta de su actual contenido.

4.Entre los aspectos involucrados en esta tarea de hacer compatible el trabajo con la vida personal y familiar, se ha considerado en nuestro ordenamiento laboral de especial importancia reconocer el derecho de los bajadores a gozar de permisos con motivo de situaciones de carácter familiar, tanto de connotación negativa, como el fallecimiento de un hijo, del cónyuge o del padre o madre del trabajador, como de connotación positiva, como el nacimiento de un hijo. Estas situaciones justificarían, en concepto del legislador, la suspensión temporal de la obligación de prestar servicios.

Este tipo de permisos se encuentran presentes en la legislación de un importante número de países. Sin embargo, es posible constatar un acontecimiento que se consagra como motivo de permiso en un conjunto de ordenamientos, que no ha sido considerado hasta ahora por nuestra legislación: el matrimonio del trabajador.

Sólo a vía ejemplar entre un número importante de ordenamientos- podemos señalar que el artículo 37. 3. a. del Estatuto de los Trabajadores de España establece que "el trabajador, previo aviso y justificación, podrá ausentarse del trabajo, con derecho a remuneración[1] por "quince días naturales en caso de matrimonio", mientras que el artículo L.226 1 del "Code du Travail" de Francia contempla un permiso de cuatro días en caso del matrimonio del trabajador, sin reducción de remuneración) y el artículo 158 de la Ley 20.744, de Contrato de Trabajo, de la República Argentina, prescribe que el trabajador gozará de licencias especiales, entre las que considera una por matrimonio, de diez días corridos.

Creemos que Chile no se puede quedar atrás en el establecimiento de este derecho para sus trabajadores, permitiéndoles gozar de un tiempo mínimo necesario para preparar y celebrar su matrimonio, momento de importancia fundacional para buena parte de las familias de nuestro país.

En razón de ello, proponemos introducir un artículo nuevo en el Código del Trabajo, que reconozca que en el caso de contraer matrimonio, todo trabajador tenga derecho a cinco días hábiles de permiso pagado, adicional al feriado anual, independientemente del tiempo de servicio.

Por tanto, y en virtud de las facultades que la Constitución Política de la República nos confiere, venimos en presentar el siguiente

PROYECTO DE LEY

Artículo único. Introdúcense las siguientes modificaciones al Código del Trabajo:

1. Sustitúyese el epígrafe del Titulo II del Libro II por el siguiente: "DE LA PROTECCIÓN DE LA MATERNIDAD, LA PATERNIDAD Y LA VIDA FAMILIAR".

2. Introdúcense las siguientes modificaciones al artículo 194:

a)En el inciso primero intercálase entre la palabra "maternidad" y "se" las siguientes expresiones: ", la paternidad y la vida familiar"

b)Sustítúyese el inciso tercero por el siguiente:

"Estas disposiciones beneficiarán a todos los trabajadores que dependan de cualquier empleador, comprendidos aquellos que trabajan en su domicilio y, en general, a todos los que estén acogidos a algún sistema previsional.".

3. Agrégase el siguiente Art. 207 bis, nuevo, al Código del Trabajo:

"Art. 207 bis. En el caso de contraer matrimonio, todo trabajador tendrá derecho a cinco días hábiles de permiso pagado, adicional al feriado anual, independientemente del tiempo de servicio.

Este permiso se podrá utilizar, a elección del trabajador, en el día del matrimonio, los días inmediatamente anteriores o posteriores al de su celebración.

El trabajador deberá dar aviso a su empleador con treinta días de anticipación y presentar dentro de los treinta días siguientes a la celebración el respectivo certificado."

[1] "Article L226 1. Tout salarié bénéficie sur justification et á l'occasion de certains événements familiaux d'une autorisation exceptionnelle d'absence de Quatre jours pour le mariage du salarié... Ces jours d'absence n'entrainent pas de réduction de la rémunération. Ils sont assimilés á des jours de travail effectif pour la détermination de la durée du congé annuel..."

1.2. Informe de Comisión de Trabajo

Cámara de Diputados. Fecha 08 de septiembre, 2009. Informe de Comisión de Trabajo en Sesión 83. Legislatura 357.

INFORME DE LA COMISION DE TRABAJO Y SEGURIDAD SOCIAL, RECAIDO EN EL PROYECTO DE LEY QUE MODIFICA EL CÓDIGO DEL TRABAJO EN MATERIA DE PROTECCIÓN A LA MATERNIDAD, LA PATERNIDAD Y LA VIDA FAMILIAR Y ESTABLECE UN PERMISO POR MATRIMONIO DEL TRABAJADOR.

BOLETIN N° 5907-13-1

_____________________________________________________________

HONORABLE CAMARA:

Vuestra Comisión de Trabajo y Seguridad Social pasa a informar, en primer trámite reglamentario, sobre el proyecto de ley, en primer trámite constitucional, iniciado en moción de las Diputadas señoras Goic, doña Carolina y Pascal, doña Denise, y de los Diputados señores Aguiló; Araya; De Urresti; Duarte; Jiménez; Sabag; Sule, y Venegas, don Mario, que modifica el Código del Trabajo en materia de protección a la maternidad, la paternidad y la vida familiar y establece un permiso por matrimonio del trabajador.

A las sesiones que vuestra Comisión destinó al estudio de la referida iniciativa legal asistieron la señora Ministra del Trabajo y Previsión Social, doña Claudia Serrano Madrid; la señora Ministra Directora del Servicio Nacional de la Mujer, doña Laura Albornoz Pollman, y el asesor del Ministerio del Trabajo y Previsión Social, don Francisco Del Río Correa.

I.- ANTECEDENTES GENERALES.

1.- Contenido del proyecto.-

El proyecto que la Comisión de Trabajo y Seguridad Social somete a vuestro conocimiento, y como señala la propia moción, apunta a aumentar los grados de compatibilidad entre la esfera del mundo del trabajo y el de la vida familiar y personal.

Sostienen ellos, que el derecho del trabajo ha incorporado una serie de beneficios que mejoran el acceso de las y los trabajadores a los acontecimientos comunes de la vida familiar, como lo serían aquellos vinculados al fallecimiento de un hijo, del o la cónyuge o del padre o madre del trabajador, o bien al nacimiento de un hijo.

Sin perjuicio de lo anterior, expresan sus autores, cabe señalar que para el caso de matrimonio de la o el trabajador nuestro ordenamiento jurídico no contempla permiso de carácter laboral que facilite el desarrollo de tan importante paso en la vida personal y familiar de cualquier trabajador por cuenta ajena. En razón de ello proponen introducir un artículo nuevo en el Código del ramo, que otorgue un permiso de cinco días hábiles, remunerados, independientes tanto del feriado anual como de la antigüedad en el trabajo, para el señalado evento de matrimonio.

2.- Derecho comparado.-

Las legislaciones laborales de los diversos países, según análisis efectuado por el Area de Políticas Sociales de la Asesoría Parlamentaria de la Biblioteca del Congreso Nacional, establecen, en general y a fin de poder compatibilizar la vida laboral y familiar, una serie de regulaciones, tales como el derecho a licencias pre y post natal, el derecho a licencia por enfermedad de hijo menor de un año, el derecho a hacer uso de días en el caso de fallecimiento de un hijo, del cónyuge y de alguno de los padres, entre otras; y la duración de estos permisos y licencias varían de país en país.

La tabla que, a continuación se expone, muestra los países que otorgan días al trabajador por concepto de matrimonio, la normativa en la que se establece dicho permiso y una breve descripción de la misma.

De acuerdo a revisiones realizadas por dicho departamento, las legislaciones de Panamá, Perú, Nueva Zelanda, Venezuela, Canadá, Ecuador, Estados Unidos, Inglaterra, Australia, Bélgica y México no cuentan con normativas en torno a permisos y/o licencias para el trabajador por motivo de matrimonio.

3.- La negociación colectiva y los permisos matrimoniales en Chile.-

Según lo revela el mismo estudio citado, en Chile, existen precedentes respecto de otorgar a los trabajadores permisos remunerados por ocasión de matrimonio. Si bien es cierto este tipo de licencias no constituye un beneficio con resguardo en algún cuerpo legal, en algunas empresas se ha acordado vía negociación colectiva otorgar una cantidad de días por este objeto.

La siguiente tabla muestra, sin ánimo de ser exhaustiva, las empresas en las cuales se ha acordado, por medio de la negociación colectiva, permisos por ocasión de matrimonio.

II.- MINUTA DE LAS IDEAS MATRICES O FUNDAMENTALES DEL PROYECTO.

En conformidad con el N° 1 del artículo 287 del Reglamento de la Corporación y para los efectos de los artículos 69 y 73 de la Constitución Política de la República, como, asimismo, de los artículos 24 y 32 de la Ley Nº 18.918, Orgánica Constitucional del Congreso Nacional, cabe señalar que la idea matriz o fundamental del proyecto es otorgar por ley un permiso de cinco días hábiles, pagados con cargo al empleador, por matrimonio del trabajador.

Tal idea matriz se encuentra desarrollada en el proyecto aprobado por vuestra Comisión en un artículo único permanente el cual contiene tres numerales los que modifican el epígrafe del Título II del Libro II y el artículo 194 del Código del Trabajo y adicionan un nuevo artículo 207 bis al mismo Código.

III.- ARTICULOS CALIFICADOS COMO NORMAS ORGANICAS CONSTITUCIONALES O DE QUORUM CALIFICADO.

En relación con esta materia, a juicio de vuestra Comisión, los artículos del proyecto de ley en informe no requieren para su aprobación de quórum calificado ni son de rango orgánico constitucional.

IV.- DOCUMENTOS SOLICITADOS Y PERSONAS RECIBIDAS POR LA COMISIÓN.

Vuestra Comisión recibió a la señora Ministra del Trabajo y Previsión Social, doña Claudia Serrano Madrid; a la señora Ministra Directora del Servicio Nacional de la Mujer, doña Laura Albornoz Pollman; al señor Gerente General de la Confederación de la Producción y del Comercio, don René Muga Escobar; a la señora Directora Ejecutiva de la Fundación Chile Unido, doña Cristina De la Sotta F.; a la señora Directora Ejecutiva del Instituto Pastoral de la Familia de la Conferencia Episcopal, Catalina Larraín G., y al asesor del Ministerio del Trabajo y Previsión Social, don Francisco Del Río Correa.

V.- ARTICULOS DEL PROYECTO DESPACHADO POR LA COMISION QUE DEBEN SER CONOCIDOS POR LA COMISION DE HACIENDA.

A juicio de vuestra Comisión, el articulo único del proyecto en informe no debe ser objeto de estudio por la Comisión de Hacienda de esta Corporación.

VI.- DISCUSION GENERAL.

El proyecto en informe fue aprobado, en general, por vuestra Comisión en su sesión de fecha 8 de septiembre del año en curso, con el voto favorable de las Diputadas señoras Goic, doña Carolina, y Muñoz, doña Adriana, y de los Diputados señores Ascencio (en reemplazo del señor Lorenzini) y Meza.

La señora Ministra del Trabajo y Previsión Social señaló, en la oportunidad en que fue invitada, que la iniciativa en debate se orienta a compatibilizar el trabajo con la vida familiar, elementos que constituyen el centro de atención de un trabajo decente.

Junto con apoyar el proyecto, agregó que es necesario considerar que el mismo involucra, ciertamente, un costo empresarial el que se encuentra acotado al hecho de que se trata de una contingencia excepcional, no de ordinaria ocurrencia, pero finalmente entiende, explicó, que el debate discurrirá acerca de si es relevante el imponer este costo al empleador.

Los beneficios de la iniciativa, añadió, son evidentes y mejoran no solamente la calidad de vida de trabajadores principalmente jóvenes, sino que mejoran también el clima laboral, ya que difícilmente existirá un buen clima si el empleador dificulta al trabajador la realización de trámites y diligencias anteriores y posteriores al matrimonio.

Este beneficio, manifestó, se encuentra enormemente valorado en aquellas empresas en que existen instrumentos colectivos, ya que en casi la totalidad de ellos se establecen bonos, días de permisos o regalías a propósito del hecho de que el trabajador contraiga matrimonio, lo cual avala la importancia de la presente iniciativa.

Finalizó, señalando que el ideal sería que en el futuro se avanzara hacia el establecimiento de éste y otros permisos en forma coordinada en la legislación laboral, por ejemplo a través de la creación de una suerte de banco de días de permiso en el que los trabajadores puedan distribuir sus contingencias dentro de un número limitado de días disponibles, lo cual, a su vez, agregaría mayor certeza al empleador sobre estos costos para-remuneracionales, en un período de tiempo más extendido.

Finalmente, la señora Ministra, junto con reiterar su apoyo a la iniciativa, así como lo ha hecho con otras anteriores como el permiso paternal, o el permiso por fallecimiento de parientes cercanos, planteó la necesidad de estudiar caso a caso la importancia objetiva de otras contingencias sobre las cuales se han presentado diversas mociones parlamentarias, a fin de no desnaturalizar los beneficios que a la relación laboral aportan este tipo de políticas públicas.

Por su parte, en la oportunidad en que fue invitada, la señora Ministra Directora del Servicio Nacional de la Mujer señaló que iniciativas como ésta son absolutamente compatibles con lo que el Gobierno ha denominado “buenas prácticas laborales”, y que pretende instalar en el escenario del trabajo por medio de un programa que opera precisamente desde el organismo que dirige.

Agregó que, además, la iniciativa tiende a valorar a los trabajadores y trabajadoras en su dimensión familiar, y fortalecer las responsabilidades que se generan en ella. Y que aquellas críticas que apuntan a observar escenarios de peligro para la productividad, resultan infundadas puesto que el mejor marco para estándares de producción es aquel que se alcanza en el uso de las señaladas buenas prácticas laborales.

El señor Gerente General de la Confederación de la Producción y del Comercio expresó, en síntesis, que la organización que representa posee un compromiso con las buenas prácticas laborales, pero que en el caso en particular de este proyecto la actual coyuntura económica hace que resulte inapropiada. Al respecto, sostuvo que el importante aumento en el número de días de permiso al que eventualmente puede acceder un trabajador resulta complejo desde la perspectiva de la producción y de los costos para el empleador, cuestión particularmente importante en el sector de la pequeña y mediana empresa.

Además, recalcó, la iniciativa se refiere a un hecho predecible y que normalmente se encuentra en la esfera de una decisión o determinación del trabajador o trabajadora, a diferencia de los permisos por enfermedad o muerte, por lo que perfectamente bien puede ser programado en las épocas del año en que el trabajador hace uso de su feriado anual.

Por su parte, la señora Directora Ejecutiva de la Fundación Chile Unido manifestó que la iniciativa en estudio va en la misma dirección de lo que ese organismo se ha propuesto, y que resulta difícil imaginar una opinión en contrario a la de contar con días de permiso para los efectos de contraer matrimonio, en el marco de la conciliación de la vida laboral con la familiar, materia en la que ya llevan trabajando más de seis años.

Asimismo, la señora Directora Ejecutiva del Instituto Pastoral de la Familia de la Conferencia Episcopal señaló que en la medida que en Chile se puedan destinar los tiempos necesarios para los ritos, civiles y religiosos, y no ocupe para ello el tiempo de descanso, se estará aportando a la humanización del desarrollo de sus hijos e hijas, como también de la convivencia social.

Durante la discusión previa a la aprobación de este proyecto, las señoras y señores Diputados manifestaron en general su disposición a avanzar en materia de medidas que permitan conciliar de la mejor forma la vida laboral con el desarrollo de las actividades propias de la vida en familia o de aquellas que importan el desarrollo del trabajador en su dimensión más íntima. Recordaron los avances en materia de permiso al padre trabajador frente al nacimiento de su hija o hijo, como también a aquellos vinculados a situaciones adversas o particularmente penosas como resultan ser el fallecimiento del o la cónyuge; hijos o del padre o madre, circunstancias todas relevantes y que en su oportunidad fueron valoradas en su mérito para los efectos de considerar necesario otorgar el beneficio del permiso remunerado al trabajador afectado. No obstante, algunos de ellos expresaron su preocupación por el impacto que, eventualmente, podría tener la extensión del permiso de que trata este proyecto, al mismo tiempo que estimaron que él podría tener un efecto perjudicial para la pequeña y mediana empresa, especialmente, en épocas de incertidumbre con respecto al estado de la economía del país.

VII.- SINTESIS DE LAS OPINIONES DISIDENTES AL ACUERDO ADOPTADO EN LA VOTACION EN GENERAL.

No hubo en el seno de vuestra Comisión opiniones disidentes al acuerdo adoptado en la votación en general.

VIII.- DISCUSION PARTICULAR.

Vuestra Comisión, en su sesión ordinaria celebrada el 8 de septiembre del año en curso, sometió a discusión particular el proyecto de ley adoptándose los siguientes acuerdos respecto de su texto:

“Artículo único. Introdúzcanse las siguientes modificaciones al Código del Trabajo:

1. Sustitúyase el epígrafe del Titulo II del Libro II por el siguiente: "DE LA PROTECCIÓN DE LA MATERNIDAD, LA PATERNIDAD Y LA VIDA FAMILIAR".2. Introdúzcanse las siguientes modificaciones al artículo 194:

a) En el inciso primero intercálese entre la palabra "maternidad" y "se" las siguientes expresiones: ", la paternidad y la vida familiar"

b) Sustítúyase el inciso tercero por el siguiente:

"Estas disposiciones beneficiarán a todos los trabajadores que dependan de cualquier empleador, comprendidos aquellos que trabajan en su domicilio y, en general, a todos los que estén acogidos a algún sistema previsional.".

3. Agrégase el siguiente artículo 207 bis, nuevo, al Código del Trabajo:

"Articulo 207 bis. En el caso de contraer matrimonio, todo trabajador tendrá derecho a cinco días hábiles de permiso pagado, adicional al feriado anual, independientemente del tiempo de servicio.

Este permiso se podrá utilizar, a elección del trabajador, en el día del matrimonio, los días inmediatamente anteriores o posteriores al de su celebración.

El trabajador deberá dar aviso a su empleador con treinta días de anticipación y presentar dentro de los treinta días siguientes a la celebración el respectivo certificado."

- Indicación de los señores Dittborn, Recondo y Salaberry, para reemplazar el inciso primero del artículo propuesto por el numeral 3 del artículo único por el siguiente:

“Artículo 207 bis.- El trabajador que se desempeñe en una empresa cuyas ventas en el último año calendario superen las cien mil unidades de fomento, tendrá derecho a dos días hábiles de permiso pagado, adicionales al feriado anual, independientemente del tiempo que haya permanecido en la empresa. Asimismo, podrá adicionar tres días a su permiso, imputables a su feriado anual.”

- Puesta en votación la indicación fue rechazada por cuatro votos en contra, ninguno a favor y ninguna abstención.

- Puesto en votación el artículo fue aprobado por cuatro votos a favor, ninguno en contra y ninguna abstención.

IX.- ARTICULOS E INDICACIONES RECHAZADAS O DECLARADAS INADMISIBLES POR LA COMISION.

Vuestra Comisión, en el marco del estudio en particular de la iniciativa rechazó por cuatro votos en contra, ninguno a favor y ninguna abstención la indicación de los Diputados señores Dittborn, Recondo y Salaberry, para reemplazar el inciso primero del artículo propuesto por el numeral tres del artículo único del proyecto de ley por el siguiente:

“Artículo 207 bis.- El trabajador que se desempeñe en una empresa cuyas ventas en el último año calendario superen las cien mil unidades de fomento, tendrá derecho a dos días hábiles de permiso pagado, adicionales al feriado anual, independientemente del tiempo que haya permanecido en la empresa. Asimismo, podrá adicionar tres días a su permiso, imputables a su feriado anual.”

Como consecuencia de todo lo expuesto y por las consideraciones que os dará a conocer oportunamente el señor Diputado Informante, vuestra Comisión de Trabajo y Seguridad Social os recomienda la aprobación del siguiente:

PROYECTO DE LEY:

Artículo único. Introdúzcanse las siguientes modificaciones al Código del Trabajo:

1. Sustitúyase el epígrafe del Titulo II del Libro II por el siguiente: "DE LA PROTECCIÓN DE LA MATERNIDAD, LA PATERNIDAD Y LA VIDA FAMILIAR".

2. Introdúzcanse las siguientes modificaciones al artículo 194:

a) En el inciso primero intercálese entre la palabra "maternidad" y "se" las siguientes expresiones: ", la paternidad y la vida familiar"

b) Sustitúyase el inciso tercero por el siguiente:

"Estas disposiciones beneficiarán a todos los trabajadores que dependan de cualquier empleador, comprendidos aquellos que trabajan en su domicilio y, en general, a todos los que estén acogidos a algún sistema previsional.".

3. Agrégase el siguiente artículo 207 bis, nuevo, al Código del Trabajo:

"Artículo 207 bis. En el caso de contraer matrimonio, todo trabajador tendrá derecho a cinco días hábiles de permiso pagado, adicional al feriado anual, independientemente del tiempo de servicio.

Este permiso se podrá utilizar, a elección del trabajador, en el día del matrimonio, los días inmediatamente anteriores o posteriores al de su celebración.

El trabajador deberá dar aviso a su empleador con treinta días de anticipación y presentar dentro de los treinta días siguientes a la celebración el respectivo certificado."

SE DESIGNÓ DIPUTADA INFORMANTE, A DOÑA CAROLINA GOIC BOROEVIC.

SALA DE LA COMISIÓN, a 8 de septiembre de 2009.

Acordado en sesiones de 9 y 16 de septiembre; 14 de octubre, y 2 de diciembre de 2008, 20 de enero y 8 de septiembre del presente año, con asistencia de las Diputadas señoras Goic, doña Carolina y Muñoz, doña Adriana y de los Diputados señores Aguiló; Alinco; Bertolino; Dittborn; Jiménez; Melero; Meza; Monckeberg, don Nicolás; Recondo, y Salaberry.

Asistió a sus sesiones, además, el Diputado señor Ascencio, don Gabriel, en reemplazo del señor Lorenzini.

Pedro N. Muga Ramírez

Abogado Secretario de la Comisión

1.3. Discusión en Sala

Fecha 14 de octubre, 2009. Diario de Sesión en Sesión 90. Legislatura 357. Discusión General. Pendiente.

ESTABLECIMIENTO DE PERMISO POR MATRIMONIO DEL TRABAJADOR Y PERFECCIONAMIENTO DE LA PROTECCIÓN A LA MATERNIDAD, LA PATERNIDAD Y LA VIDA FAMILIAR. Primer Trámite Constitucional.

El señor VARGAS ( Vicepresidente ).-

Corresponde tratar, en primer trámite constitucional, el proyecto de ley, iniciado en moción, que modifica el Código del Trabajo en materia de protección a la maternidad, la paternidad y la vida familiar, y establece un permiso por matrimonio al trabajador.

Diputada informante de la Comisión de Trabajo y Seguridad Social es la señora Carolina Goic.

Antecedentes:

-Moción, boletín N° 5907-13, sesión 36ª, en 10 de junio de 2008. Documentos de la Cuenta N° 10.

-Primer informe de la Comisión de Trabajo y Seguridad Social, sesión 83ª, en 30 de septiembre de 2009. Documentos de la Cuenta N° 9.

El señor VARGAS (Vicepresidente).-

Tiene la palabra la señora diputada informante.

La señora GOIC, doña Carolina (de pie).-

Señor Presidente , en mi calidad de diputada informante de la Comisión de Trabajo y Seguridad Social, paso a informar, en primer trámite constitucional y primero reglamentario, el proyecto de ley, iniciado en moción de la diputada que informa, de la señora Pascal, doña Denise, y de los diputados señores Aguiló, Araya, De Urresti, Duarte, Jiménez, Sabag, Sule y Venegas, don Mario, que modifica el Código del Trabajo en materia de protección a la maternidad, a la paternidad y a la vida familiar y establece un permiso por matrimonio del trabajador.

El proyecto que la Comisión de Trabajo y Seguridad Social somete a vuestro conocimiento, como señala la propia moción, apunta a aumentar los grados de compatibilidad entre la esfera del mundo del trabajo y el de la vida familiar y personal.

Sus autores sostienen que el derecho del trabajo ha incorporado una serie de beneficios que mejoran el acceso de los trabajadores a los acontecimientos comunes de la vida familiar, como los vinculados al fallecimiento de un hijo, del cónyuge o de la cónyuge, o del padre o madre del trabajador, o bien, al nacimiento de un hijo.

Sin perjuicio de lo anterior, para el caso de matrimonio de la trabajadora o del trabajador, nuestro ordenamiento jurídico no contempla permiso de carácter laboral que facilite el desarrollo de tan importante paso en la vida personal y familiar de cualquier trabajador.

La idea matriz o fundamental del proyecto es otorgar por ley un permiso de cinco días hábiles, pagados con cargo al empleador, por matrimonio del trabajador o trabajadora.

El proyecto en informe fue aprobado en general por vuestra Comisión en sesión de 8 de septiembre del año en curso, con el voto favorable de la diputada que informa, de la diputada Muñoz, doña Adriana, y de los diputados señores Ascencio -en reemplazo del señor Lorenzini- y Meza.

La señora ministra del Trabajo y Previsión Social señaló, en la oportunidad en que fue invitada, que la iniciativa en debate se orienta a compatibilizar el trabajo con la vida familiar, elementos que constituyen el centro de atención de lo que la OIT ha denominado trabajo decente.

Junto con manifestar con mucha claridad su apoyo al proyecto, agregó que es necesario considerar que el mismo involucra, ciertamente, un costo empresarial, el que se encuentra acotado al hecho de que se trata de una contingencia excepcional, no de ordinaria ocurrencia, pero, finalmente entiende, explicó, que el debate discurrirá acerca de si es relevante imponer al empleador el costo de los cinco días de permiso. Idealmente, el matrimonio debería ser una vez en la vida.

Por su parte, en la oportunidad en que fue invitada, la ministra directora del Servicio Nacional de la Mujer señaló que iniciativas como ésta son absolutamente compatibles con lo que el Gobierno ha denominado “buenas prácticas laborales” y que pretende instalar en el escenario del trabajo por medio de un programa que opera precisamente desde el organismo que dirige.

El gerente general de la Confederación de la Producción y del Comercio expresó, en síntesis, que la organización que representa posee un compromiso con las buenas prácticas laborales, pero que, en el caso particular del proyecto, tienen objeciones y dudas, debido a que la actual coyuntura económica hace que resulte inapropiada por el costo que puede implicar. Al respecto, sostuvo que el importante aumento en el número de días de permiso eventualmente podría perjudicar al trabajador y planteó las aprensiones en el caso de la pequeña y mediana empresa.

La directora ejecutiva de la Fundación Chile Unido, que también fue invitada, manifestó que la iniciativa en estudio va en la misma dirección de lo que ese organismo había propuesto, y que resulta difícil imaginar una opinión en contrario a la de contar con días de permiso para los efectos de contraer matrimonio, sobre todo en el marco de la conciliación de la vida laboral con la familiar, materia en la que ya llevan trabajando más de seis años.

Asimismo, la directora ejecutiva del Instituto Pastoral de la Familia de la Conferencia Episcopal señaló que, en la medida que en Chile se puedan destinar los tiempos necesarios para los ritos, civiles y religiosos, y que se no ocupe para ello el tiempo de descanso, se estará aportando a la humanización del desarrollo de sus hijos e hijas, como también a la convivencia social, manifestando, por tanto, su apoyo al proyecto.

Durante la discusión previa a la aprobación del proyecto, las señoras diputadas y los señores diputados manifestaron, en general, su disposición a avanzar en materia de medidas que permitan conciliar de mejor forma la vida laboral con el desarrollo de las actividades propias de la vida en familia o de aquellas que importan el desarrollo del trabajador en su dimensión más íntima.

No obstante, algunos de ellos expresaron su preocupación por el impacto que eventualmente podría tener la extensión del permiso de que trata la iniciativa. Al mismo tiempo, estimaron que ello podría tener un efecto perjudicial para la pequeña y mediana empresa.

Como consecuencia de todo lo expuesto y por las consideraciones señaladas, la Comisión de Trabajo y Seguridad recomienda a la Sala la aprobación del proyecto de ley.

Es cuanto puedo informar.

He dicho.

El señor ÁLVAREZ ( Presidente ).-

En discusión.

Tiene la palabra la diputada señora Ximena Vidal.

La señora VIDAL (doña Ximena).-

Señor Presidente , hemos tenido una larga sesión esta mañana, en la cual hemos revisado varios proyectos importantes y pensamos que no alcanzaríamos a tratar esta iniciativa tan trascendente, que coloca el foco en una de las áreas más sensibles de nuestra sociedad: la compatibilidad laboral con la vida familiar.

Ahora que nos abrimos a buscar acuerdos en las reformas laborales, las que necesariamente debemos seguir profundizando, es justo que aprobemos la idea de legislar sobre una materia que ordena y actualiza la normativa legal vigente en cuanto a definir mejor el rol del padre y la madre en las familias del siglo XXI.

Felicito a los autores de la moción, pues refleja el compromiso de actualizar nuestra legislación para dar respuesta a las exigencias sociales que nos hacen todos los días las ciudadanas y ciudadanos. Ello es una muestra del avance que estamos experimentando como sociedad.

Países como España, Francia, Argentina, Uruguay , Brasil, Italia, entre otros, cuentan con una normativa laboral que da cuenta de los problemas que viven las familias del día de hoy: mujeres y hombres, madres y padres que trabajan, a los cuales debe reconocérseles, por un lado, el rol familiar y, por otro, el laboral.

Se trata de una responsabilidad económica, social y cultural de un Estado que quiere salir adelante integralmente y dar una mirada razonable en la materia.

La moción agrega un artículo 207 bis nuevo al Código del Trabajo, con lo cual, de alguna manera, define el rol paterno y el materno. Entonces, al reconocer esa función en dicho cuerpo normativo se consagra el derecho fundamental del padre y la madre para poder trabajar y ser admitidos como tales en caso contraer matrimonio.

El artículo 207 bis señala: “En el caso de contraer matrimonio, todo trabajador tendrá derecho a cinco días hábiles de permiso pagado, adicional al feriado anual, independientemente del tiempo de servicio”.

Esta simple, pero contundente iniciativa de ley va en la dirección correcta de mejorar nuestra legislación laboral en el sensible tema de la compatibilidad entre la familia y el trabajo, para así formar familias integrales y socialmente más justas y equitativas.

He dicho.

El señor ÁLVAREZ (Presidente).-

Informo a la Sala que ha concluido el Orden del Día y que hay varios diputados inscritos para intervenir.

Por lo tanto, las intervenciones de las diputadas señora Karla Rubilar y Carolina Goic y de los diputados señores Bertolino, Sabag y Meza quedarán pendientes para una próxima sesión.

1.4. Discusión en Sala

Fecha 03 de noviembre, 2009. Diario de Sesión en Sesión 97. Legislatura 357. Discusión General. Se aprueba en general y particular.

ESTABLECIMIENTO DE PERMISO POR MATRIMONIO DEL TRABAJADOR Y PERFECCIONAMIENTO DE LA PROTECCIÓN A LA MATERNIDAD, LA PATERNIDAD Y LA VIDA FAMILIAR. Primer trámite constitucional. (Continuación).

El señor ÁLVAREZ ( Presidente ).-

Corresponde tratar el proyecto de ley, iniciado en moción, que modifica el Código del Trabajo en materia de protección a la maternidad, la paternidad y la vida familiar, y establece un permiso por matrimonio del trabajador.

El proyecto fue informado en la sesión 90ª, celebrada el 14 de octubre del presente, y se encuentra pendiente la discusión.

Antecedentes:

-La discusión del informe del proyecto de ley contenido en el boletín Nº 5907-13, se inició en la sesión 90ª, en 14 de octubre de 2009, de la legislatura 357ª.

El señor ÁLVAREZ (Presidente).-

Tiene la palabra la diputada señora Carolina Goic.

La señora GOIC (doña Carolina).-

Señor Presidente , el proyecto busca otorgar a los trabajadores que contraen matrimonio un permiso de cinco días hábiles, pagados, adicionales a su feriado anual, independientemente del tiempo que se desempeñan en su lugar de trabajo. El permiso puede ejercerse inmediatamente antes o después de celebrado el matrimonio. A fin de agilizar los trámites operativos, la idea es informar al empleador con 30 días de anticipación y entregar, en el momento que corresponda, el debido certificado de matrimonio.

Se trata de una iniciativa relativamente simple que busca ampliar un beneficio del que goza un reducido grupo de trabajadores. Como se sabe, se ha constatado una disminución de parejas que contraen matrimonio, por lo que parece razonable entregarles el tiempo necesario para prepararse e, incluso, para el trámite formal del matrimonio, y que ello no sea a costa del feriado o del tiempo de descanso del trabajador, porque, muchas veces, no puede contar con el tiempo necesario para un evento tan importante, fundacional, en la vida de una pareja, como es la formación de un hogar.

Este proyecto surge de la revisión, por un lado, de la experiencia internacional -por ejemplo, en España existe un feriado similar de quince días y, en Argentina, de diez días- y, por otro, de revisar la situación de muchas empresas en el país. Tenemos el caso de Telefónica, de la División Codelco Norte, del Citibank, de la Universidad Diego Portales, de Unilever, de Derco, de la AFP Provida, empresas que tienen sindicato, que negocian colectivamente y que, en general, otorgan este beneficio de cinco días de permiso en caso de matrimonio.

Sin embargo, en aquellas empresas en que no existe la posibilidad de negociar colectivamente, este permiso depende de la voluntad del empleador.

Con esta iniciativa queremos igualar la situación para todos los trabajadores y trabajadoras.

Además, el proyecto contempla ampliar el epígrafe del Título II del Libro II del Código del Trabajo, “De la Protección a la Maternidad”, a “De la Protección de la Maternidad, la Paternidad y la Vida Familiar”. Esa modificación está relacionada con una serie de proyectos sobre los cuales hemos estado trabajando y que apuntan a conciliar la vida familiar y el ámbito laboral, a hacer más amable esa relación. Con ese fin, por ejemplo, tratamos de extender el permiso de alimentación a los padres y otorgar fuero paternal, porque reconocemos que ellos también son parte del proceso de crianza y, por lo tanto, deben ser considerados también en la legislación. Estamos preocupados de avanzar en la protección de la vida que se está formando, con la extensión del posnatal, manteniendo inalterado el prenatal, porque entendemos que en ese momento se juega el desarrollo inicial de nuestros niños y niñas y, de alguna manera, se determinan también sus posibilidades posteriores.

Estoy convencida de que, en la medida en que avancemos en una legislación que permita hacer más amable la vida en el trabajo y con nuestras familias, vamos a conseguir efectos importantes, en el sentido de que nuestra gente sea más feliz, lo que se traducirá en niños que crecerán más sanos y en parejas que vivirán mejor. Así se desarrollarán adecuadamente, no solamente en términos sociales y afectivos, sino también laborales.

Toda la experiencia de la aplicación de códigos de buenas prácticas laborales ha demostrado que implican mayor rendimiento, mayor compromiso de los trabajadores con el desarrollo de sus funciones y, por consiguiente, estas políticas, medidas o permisos no representan costos, sino, por el contrario, inversión y reconocimiento de que los trabajadores son humanos y que tienen una historia que debe ser considerada.

Hemos aprobado el permiso en caso de fallecimiento del cónyuge o del hijo, y hemos visto que, en la práctica, es posible que éste opere sin entorpecer o poner en riesgo la función productiva o el desenvolvimiento de la empresa, para que siga manteniéndose y creciendo.

Por eso, reconozco y agradezco la disposición de los miembros con quienes discutimos el proyecto en la Comisión de Trabajo. Espero que avance su tramitación, para que pronto sea ley de la República y garantice a todos los trabajadores y trabajadoras del país la posibilidad de contar con cinco días de descanso y tiempo para realizar los trámites, contraer matrimonio y contar con un par de días de merecido descanso.

He dicho.

El señor ÁLVAREZ ( Presidente ).-

Tiene la palabra la diputada señora María Angélica Cristi.

La señora CRISTI (doña María Angélica).-

Señor Presidente , este proyecto me parece muy atingente, justamente, en días en que se discute otro que regula las uniones de hecho que muchos han cuestionado y criticado aduciendo que, más que regular dichas uniones, que en la actualidad ya tienen numerosas regulaciones y beneficios legales, se debe fortalecer el matrimonio, para no crear una especie de matrimonio intermedio, tipo B, como algunos lo llamaron, ubicado entre la convivencia y el matrimonio.

Sin duda, la iniciativa en discusión alienta, ayuda y lleva un mensaje, más allá de otorgar cinco días de permiso pagado. También plantea lo importante que es el matrimonio para las empresas, en cuanto a que exista la mayor estabilidad posible entre sus funcionarios. Es una manera interesante de premiarlos e incentivarlos.

Dado que no participé en la Comisión de Trabajo que analizó este proyecto, tengo los siguientes cuestionamientos:

¿Qué pasa si las dos personas pertenecen a la misma empresa? Me imagino que a ambos se les va a dar permiso, lo que representa diez días de trabajo, que pueden significar un costo importante para la empresa, especialmente en el caso de las pymes.

También me pregunto por qué, como en otros proyectos que ha visto la Comisión de Trabajo, no se cargaron esos días a las vacaciones, de manera que no sea una carga para los pequeños empresarios a quienes, por otra parte, estamos tratando de beneficiar. De hecho, la propia Comisión de Trabajo ha propuesto varios proyectos, entre ellos, el relacionado con el permiso para cuidar a un hijo enfermo. Acabamos de proponer otro para que uno de los padres pueda cuidar, por algunos días, a un hijo inválido. Pero todos esos beneficios han sido planteados siempre a cuenta de días de vacaciones o de reposición de horas.

No sé si la diputada informante u otros parlamentarios que participaron en esa Comisión pueden responder esas inquietudes. También me interesa saber qué opinaron las empresas sobre esta materia y si estuvieron contestes.

Me imagino que esta medida no solamente se aplicará a las empresas privadas, sino también a las públicas.

En todo caso, esta iniciativa es importante y constituye un buen incentivo para quienes van a contraer matrimonio, institución que, como todos sabemos, se debilita. Además, muchos arrancan de ella.

He dicho.

El señor ÁLVAREZ ( Presidente ).-

Tiene la palabra la diputada señora María Antonieta Saa.

La señora SAA (doña María Antonieta).-

Señor Presidente , por supuesto que apoyo este proyecto.

Es muy importante dar apoyo a la vida familiar, entendiendo que ésta puede estar constituida por matrimonio o convivencia. La vida familiar no la tiene la exclusividad del matrimonio. En Chile, esa realidad se demuestra por las numerosas familias en que el matrimonio no está presente. Sin embargo, me parece justo que cuando las parejas den un paso importante, como el matrimonio, tengan esta posibilidad de estar juntos.

También es muy importante, por ejemplo, que el padre pueda asistir al parto, porque refuerza su paternidad; que disponga de cinco días para que acompañe a su hijo. Como dijo la diputada Goic , se ha ido avanzando en este reforzamiento de la maternidad y la paternidad en la familia. Es muy importante avanzar en esa línea.

Hace un tiempo, las mujeres italianas presentaron un proyecto de ley sobre el tiempo -que es lo más concreto que tenemos, porque ordena la vida de todos los seres humanos- y hablaban de ocho horas de trabajo, ocho horas para el afecto y ocho horas para el descanso. Ojalá pudiéramos avanzar en esa dirección y que hubiera más tiempo para la familia.

Cuando vemos que las horas extraordinarias no son tales, sino que ordinarias, en el sentido de que, muchas veces, ni siquiera se pagan y algunos trabajadores laboran hasta doce horas al día, sería importante que nos preocupáramos de que se aplique un horario de trabajo real de ocho horas, que exista la posibilidad real de que la gente esté en familia, porque hablamos de la familia, la celebramos, queremos que la gente tenga esa fuente de afecto, pero no hay tiempo para vivir en familia. Éste es un contrasentido terrible en nuestra sociedad. Por un lado, se hace una defensa de la familia de manera bastante absoluta, pero, por otro -insisto-, no hay tiempo para vivir en familia.

Entonces, hago un llamado a apoyar este proyecto y que sigamos avanzando en disponer de tiempo para los afectos. Para eso, limitemos el tiempo del trabajo y que las horas extraordinarias no sean ordinarias. Reitero que hay trabajadores que tienen un horario de diez y de doce horas y no alcanzan a estar con sus hijos. Después hablamos de la delincuencia y despotricamos en contra de los delincuentes, pero no contamos con una familia que pueda avanzar en el marco de los afectos. No estamos ante una crisis de la familia, sino ante una crisis de la sociedad, esa sociedad que no le da importancia a los lazos familiares, entendiendo por familia a la gente que vive en pareja y que vive sus afectos.

Por eso, este proyecto cobrará gran importancia cuando aprobemos las uniones de hecho y el pacto de unión civil.

He dicho.

El señor ÁLVAREZ (Presidente).-

Tiene la palabra la diputada señora Denise Pascal.

La señora PASCAL (doña Denise).-

Señor Presidente , llama la atención que la mayoría de las intervenciones sobre el proyecto han sido hechas por mujeres. Al respecto, no cabe duda de que para nosotras la conformación de la familia es fundamental, como también lo es su permanencia en el tiempo. Por eso, concuerdo con lo expresado por la diputada Saa , en el sentido de que ojalá hubiese más tiempo para compartir con la familia, y no seguir en esta carrera por trabajar más y en la creencia de que mientras más horas se está en la oficina, más se rinde y mejor se nos califica. Esa es una mala mirada nuestra.

El proyecto es esencial para fortalecer la institución del matrimonio. Vivimos en un país en el cual cada día se considera menos trascendental el matrimonio como instancia para unirse como pareja y decidir formar una familia en la que nacerán hijos.

Esa circunstancia nos lleva a restarle unos días a las vacaciones, como ocurre en la actualidad, para terminar calzando las fechas de las vacaciones con la pareja, y así disfrutar juntos los días libres, hacer familia y sustentar el matrimonio. No cabe duda de que vivir en conjunto conlleva una serie de anomalías o problemas derivados de formaciones distintas que uno tiene que conformar cuando se vive en pareja.

El proyecto favorece de manera muy directa a la familia y va de la mano de otras iniciativas con las que hemos ido avanzando para compatibilizar la vida laboral y familiar, como las regulaciones al derecho a licencias pre y postnatal, la licencia por enfermedad del hijo menor de un año, el derecho a permiso pagado en caso de fallecimiento de un hijo, del cónyuge o de los padres, amén de otros que sólo buscan proteger la familia.

Si nos comparamos con países más desarrollados, no cabe duda de que todavía estamos en un punto débil.

Se ha planteado el tema del tamaño de las empresas. A nuestro juicio, los trabajadores son todos iguales, trabajen en una empresa chica o en una grande. El trabajador tiene tal calidad aquí y en cualquier parte; trabaje en forma privada o externa a una empresa, sigue siendo trabajador anexado a esa empresa. Por lo tanto, el permiso de cinco días para compartir con la pareja, sea hombre o mujer, es súper importante.

Deseo unir la idea relacionada con la necesidad de fortalecer la familia al fenómeno de la delincuencia juvenil, cada vez con mayor participación de menores que terminan cayendo en las cárceles. Por eso, al momento de legislar, debemos preguntarnos dónde está la familia de ese menor, cómo se conformó, toda vez que muchas veces se trata de familias uniparentales que viven situaciones bien complicadas.

Si vamos a legislar en favor de la familia, debemos regular los tiempos de trabajo, para que, más allá del período posnatal, sea posible compartir más tiempo con las guaguas, por ejemplo. De esta forma construiremos una sociedad y familias mucho más sanas. Debemos mirar la institución de la familia con la fuerza que se merece, toda vez que es la base para construir una sociedad más sólida, más solidaria y más fuerte.

El proyecto apunta a entregar un espacio para las familias que se inician, para que esa semilla sembrada en el matrimonio germine de manera mucho más firme, mucho más compartida y con mayor fortaleza.

He dicho.

El señor ÁLVAREZ (Presidente).-

Tiene la palabra el diputado señor Mario Bertolino.

El señor BERTOLINO.-

Señor Presidente , pienso que ninguno de los 13 integrantes de la Comisión de Trabajo estuvo en contra de establecer un permiso por matrimonio del trabajador, sobre todo si consideramos que en las grandes empresas, por la vía de la negociación colectiva, los trabajadores tienen permisos remunerados con motivo de esa importante ocasión. Al respecto, cabe aclarar que quienes trabajan en empresas más pequeñas no tiene esa posibilidad.

Es cierto lo que planteaba la diputada Cristi , en cuanto a que este permiso podría afectar la productividad de pequeñas y medianas empresas que tienen 8 ó 10 trabajadores, sobre todo si dos de ellos deciden casarse. Pero tampoco podemos colocarnos en casos tan específicos, toda vez que sólo pretendemos que quien decida formar familia, tenga a lo menos un plazo prudente para iniciar la convivencia.

Durante el debate en la Comisión traté de llegar a acuerdo a fin de establecer que el período de permiso sea de tres días, y que en caso de que el trabajador requiriere de más tiempo, hiciere uso de su feriado. ¿Por qué lo propuse? Porque si el trabajador solicitara el permiso a mitad de semana, podría contar, por ejemplo, con miércoles, jueves y viernes, más sábado y domingo, haría los cinco días. Con ocasión de este planteamiento, se dio una situación que, en lo personal, no comparto y que hice presente a la Presidenta de la Comisión . Los diputados Dittborn , Recondo y Salaberry presentaron indicación para reemplazar el inciso primero del artículo propuesto por el numeral 3 del artículo único del proyecto por el siguiente: “El trabajador que se desempeñe en una empresa cuyas ventas en el último año calendario superen las cien mil unidades de fomento, tendrá derecho a dos días hábiles de permiso pagado, adicionales al feriado anual, independientemente del tiempo que haya permanecido en la empresa. Asimismo, podrá adicionar tres días a su permiso, imputables a su feriado anual”.

Esa indicación iba un poco en la línea de lo que yo había propuesto, toda vez que mi idea era establecer un período de permiso de tres días y la indicación lo fijaba en dos. Pero sucedió aquella situación, que quedó reflejada en el informe con el resultado de la votación, toda vez que la indicación fue rechazada por cuatro votos en contra, ninguno a favor y ninguna abstención.

¿Qué dejó en evidencia ese resultado? Que ni siquiera se pudo defender la indicación.

En efecto, la Comisión fue citada para tratar otros temas, amén de votar este proyecto y su indicación al final de la sesión. Dado que algunos diputados integrantes estábamos participando en forma paralela en otras comisiones, los diputados que concurrieron a dar quórum, legítimamente, decidieron votar en ese momento la indicación en cuestión, incluso antes de tratar la tabla. Como es obvio, quienes eran mayoría en ese momento rechazaron la indicación, con lo cual se aprobaron los cinco días de permiso.

No estoy cuestionando el procedimiento, porque en el fondo estamos todos de acuerdo en otorgar permiso para quienes deciden formar familia a través del matrimonio. Sin embargo, ronda una preocupación, que alguien me señaló en forma jocosa, en el sentido de que el Código del Trabajo ya no parece del trabajo, sino del permiso. Esa persona puede tener razón en su punto de vista; pero también hay que ser justos. Es importante que los trabajadores que deciden formar familia, tengan unos días de permiso para iniciar la convivencia o la vida en común con la pareja, incluso para realizar los trámites para trasladarse, por ejemplo, a un lugar distinto de aquel en que habitaban, sea en las casas de sus padres o en otros lugares.

También debemos llamar la atención en cuanto a que, así como hay derechos, es importante conocer los deberes. Al respecto, la diputada María Angélica Cristi preguntó si la iniciativa favorecerá a los empleados públicos. La verdad es que no, como siempre. A los del sector privado se les exige en algunas cosas, pero en otras se les beneficia, como en este caso; pero a los empleados públicos no los favorece, porque se trata de una modificación del Código del Trabajo y, como todos sabemos, los funcionarios públicos no se rigen por ese cuerpo legal.

Entonces, un tema que quiero dejar sentado en la discusión dice relación con que cada día es más importante que en nuestro país no existan diferencias entre funcionarios públicos y trabajadores del sector privado. En este momento no tengo la solución, porque sé que hay situaciones y detalles que no son fáciles de abordar. En suma, se está discriminando entre unos y otros trabajadores de nuestro país, lo cual no es justo. Tampoco es bueno que existan alguna leyes para los empleados públicos y otras para los privados. Todos sabemos que el Estado es un pésimo empleador y no cumple con las leyes mínimas para sus trabajadores. Sin embargo, sí exige al sector privado, y lo sanciona de manera muy fuerte cuando no cumple con lo establecido en el Código del Trabajo, lo cual comparto. De manera que existe una asimetría que no comparto entre lo público y lo privado.

Finalmente, nuncio mi voto a favor y el de mi bancada.

He dicho.

El señor ÁLVAREZ ( Presidente ).-

Tiene la palabra el diputado señor Tucapel Jiménez.

El señor JIMÉNEZ.-

Señor Presidente , éste es uno de los proyectos que a la mayoría de los diputados nos produce más satisfacción apoyar, porque va en directa relación con la calidad de vida de las familias.

En la Sala y en la Comisión de Trabajo siempre se escucha decir que cualquier beneficio a favor de la familia o de los trabajadores está directamente vinculado a una baja en la productividad. Es una diferencia que mantenemos con algunos colegas.

Chile es uno de los países en que se trabaja más horas. Incluso, en muchas partes es mal visto que el trabajador cumpla con sus ocho horas y se retire puntualmente de su trabajo. O sea, es normal que la gente se quede después de su jornada diaria, porque se la valora dado que, supuestamente, tendría un mayor compromiso con la empresa, en circunstancias de que en los países desarrollados, la gente trabaja las ocho horas y se retira justo cuando corresponde, como debe ser. Aquí eso es mal visto, porque representaría una especie de falta de compromiso.

Como señaló la diputada Carolina Goic , el proyecto apunta en directo beneficio de la calidad de vida de las familias. Alguien dijo que podría afectar a las pequeñas y medianas empresas. Al respecto, quiero resaltar que cuando las personas tienen una buena calidad de vida, producen al ciento por ciento, es decir, alcanzan su mejor productividad. Creo que este tipo de permisos, como otros que hemos aprobado, se orientan a que la persona rinda al ciento por ciento, trabajando las horas que corresponde. Como se ha dicho, se trata de buenas prácticas laborales, las cuales debieran estar directamente relacionadas con una mejor productividad. Eso claramente debe ser así.

Tengo la satisfacción de figurar como uno de los autores del proyecto, al cual nos invitó a participar la diputada Carolina Goic.

Como expresé al inicio de mi intervención, el apoyo a esta iniciativa nos debe producir mucha satisfacción, porque -reitero- apunta en directa relación con la calidad de vida de nuestros compatriotas.

Por lo tanto, anuncio que la bancada del PPD le prestará su apoyo al proyecto, y hago un llamado los señores diputados a proceder de igual forma.

He dicho.

El señor ÁLVAREZ (Presidente).-

Tiene la palabra el diputado señor Alfonso de Urresti.

El señor DE URRESTI.-

Señor Presidente , como bien manifestaron los diputados que me han antecedieron en el uso de la palabra, el proyecto avanza en mejorar la calidad de vida laboral. Al poner el acento en el derecho de los trabajadores a contar con permisos como el que consagra la iniciativa en estudio, no se consideran aspectos como la importancia de mejorar la productividad y la calidad de vida, o que las trabajadoras y los trabajadores tengan el legítimo descanso en fechas relevantes, como cuando contraen matrimonio. A mi juicio, el hecho de que los trabajadores dispongan de cinco días para preparar su boda y hacer los trámites correspondientes no afectará la productividad de sus empresas.

Respecto del eventual efecto de la iniciativa sobre los pequeños empresarios, debemos entender que la gente se casa, en promedio, una o dos veces. En la vida laboral, no creo que cinco días afecten mayormente la productividad. Probablemente, alguien en la Sala haya tenido dos o tres matrimonios, pero será la excepción.

En ese sentido, lo importante es fortalecer los derechos consagrados en el Código del Trabajo. Al respecto, la iniciativa establece la sustitución del epígrafe del Título II del Libro II de dicho Código, que pasará a llamarse “De la protección de la maternidad, la paternidad y la vida familiar”. Entonces, si en forma permanente hablamos de reforzar los derechos de los trabajadores y la vida familiar, claramente debemos aprobar el proyecto.

Con mucho orgullo, agradezco a la diputada Carolina Goic por invitarnos a suscribir el proyecto, y a la Comisión, por haber hecho esta discusión. Eso, independientemente de lo señalado por un diputado , en el sentido de que existió una mayoría circunstancial al momento de votar.

La iniciativa va al fondo del tema, cual es otorgar derechos a los trabajadores. ¿Por qué se ponen tantos problemas al momento de otorgar estos derechos? ¿Por qué se hace un punto político a la hora de consagrar una mejor protección para los trabajadores y las trabajadoras?

Quiero dejar en claro -así lo señaló la Comisión- que este proyecto beneficia a los trabajadores de los sectores público y privado. Ése es el espíritu de la legislación y en ese sentido se deben consagrar los derechos. No cabría hacer una diferencia entre quienes contraigan matrimonio por el hecho de estar regidos por el Código del Trabajo o bien desempeñarse en el sector público. Al menos, ése es el espíritu que hemos buscado en el proyecto.

Por eso, los cinco días hábiles de permiso pagados, adicionales al feriado anual, independientemente del tiempo de servicio, deben constituir un derecho a favor de las trabajadoras y los trabajadores. Debemos avanzar en entregar mayor satisfacción a los trabajadores y más felicidad a nuestra sociedad. No quepa duda de que el proyecto favorecerá la existencia de mayor productividad, la cual se logra no sólo por medio de que las personas estén durante más horas y más días en sus lugares de trabajo, sino también mediante la legítima retribución que se expresa a través de una remuneración digna, y situaciones afectivas, como la posibilidad de disponer de cinco días hábiles de permiso por matrimonio del trabajador, derecho que se consagra en el proyecto en estudio.

Por lo tanto, anuncio mi voto favorable al proyecto, el cual, no cabe duda, pasará a llamarse “de la luna de miel”, porque hará más felices a muchos trabajadores y trabajadoras de nuestro país.

He dicho.

El señor ÁLVAREZ ( Presidente ).-

Señoras diputadas y señores diputados, vamos a votar a las 20.05 horas.

Dado que están inscritos los señores Urrutia y Sabag, propongo otorgarles la palabra por cinco minutos a cada uno, y cerrar el debate después de sus intervenciones.

¿Habría acuerdo?

Acordado.

Tiene la palabra el diputado señor Ignacio Urrutia.

El señor URRUTIA.-

Señor Presidente, a pesar de que todos han hablado a favor del proyecto, lo único bueno que le encuentro es que puede servir para promover los matrimonios.

De partida, me pregunto quién va a trabajar en el país debido a la gran cantidad de permisos y de feriados que hemos entregado a través de leyes. ¡Hasta cuándo seguimos con los famosos permisos! ¿Cuál será el permiso que plantearán en el próximo proyecto de ley que presentarán? Hay permiso para todo, porque hemos aprobado los permisos habidos y por haber, sin pensar por un segundo que pueden afectar la productividad del país. No estoy hablando de las grandes empresas, sino de las pequeñas y microempresas, que son lejos las que se vieron más afectadas con la actual y con otras crisis. Ellas son las más complicadas cuando se entregan permisos sin parar.

El diputado Tucapel Jiménez dijo que en nuestro país uno en de los que más se trabaja, pero también es de los que tiene mayor cantidad de feriados, lo que al parecer se les olvidó. Chile es el país con mayor cantidad de feriados en Sudamérica. Colombia tiene un solo feriado más que nosotros. Si no lo saben, debieran de informarse cuando se discuten proyectos de esta naturaleza.

(Hablan varios señores diputados a la vez).

¡Qué increíble, señor Presidente : cuando los colegas hablaron, me quedé callado y los escuché tranquilamente, pero a uno no lo dejan hablar! ¡Quédense callados un rato y escuchen lo que tengo que decir!

Las únicas perjudicadas con estas leyes que siguen entregando permisos de distinta naturaleza son las pequeñas y microempresas. Eso es lo que estamos haciendo en el Congreso Nacional: entregando todo tipo de permisos por distintos motivos, pero, como dije, las perjudicadas son las pequeñas y microempresas, que son las que dan la mayor cantidad de puestos de trabajo.

A mi modo de ver, para lo único que sirve el proyecto es para, eventualmente, fomentar el matrimonio en nuestro país, ya que las uniones de hecho están predominando fuertemente en Chile. Me parece una buena idea por ese lado; pero me parece pésimo respecto de los permisos, porque no considero lógico seguir entregándolos sin parar.

Se nota que ninguno de los parlamentarios de enfrente ha sido pequeño o microempresario alguna vez en su vida, porque, de haberlo sido, tendrían claro como el agua que esto es sumamente perjudicial para las pequeñas y microempresas.

Por lo tanto, señor Presidente, reitero que me gusta el proyecto por el eventual fomento de los matrimonios, pero me carga por el tema de los permisos.

Por lo anterior, me voy a abstener en la votación.

He dicho.

El señor VARGAS (Vicepresidente).-

Tiene la palabra el diputado señor Jorge Sabag.

El señor SABAG.-

Señor Presidente , en primer lugar, valoro la iniciativa, porque fortalece el matrimonio legal como base de la familia. Se trata de una idea muy inteligente, si consideramos que, por ejemplo, el Estado francés está fomentando el matrimonio por la vía de las denominadas “alocaciones”, es decir, paga a las parejas para que contraigan el vínculo legal, porque los sociólogos han llegado a la conclusión de que mientras más estable es la relación entre las personas, el Estado tiene menos que gastar en prestaciones de salud, de apoyo social, etcétera. O sea, el fortalecimiento de la familia permite que la sociedad tenga menos problemas y funcione mejor.

Por eso, coincido con el diputado Urrutia en que el proyecto es valioso porque fomenta o fortalece el matrimonio legal.

También es cierto que las pequeñas y microempresas se verán afectadas por esta futura ley. Por lo mismo, estimo que en el proyecto faltó algo, puesto que carga la mano sólo al empleador, en circunstancias de que el primer interesado en que las uniones entre las personas sean estables en el tiempo, sobre todo por los hijos que vienen, debiera ser el Estado. En consecuencia, también debiera tener una parte de responsabilidad en estos cinco días de permiso legal que se conceden para la luna de miel; pero, como dije, le carga la mano exclusivamente al empleador. Por lo tanto, en algún momento tendremos que establecer que el Estado se haga parte en esto. Como dije, debemos pensar que el Estado francés está pagando dinero a las parejas para que contraigan el vínculo legal, porque se ha dado cuenta de que ése es el sentido correcto y es el que permite que la sociedad funcione mejor. El Estado chileno, en cambio, es sólo un espectador, lo que afectará gravemente, como dije, a las pequeñas y microempresas. Piensen que este permiso provocará un tremendo ausentismo en empresas en que trabajan, por ejemplo, tres personas, lo que afectará su presupuesto, en circunstancias de que este tipo de empresas es la que entrega una gran cantidad de puestos de trabajos.

Por lo tanto, sin perjuicio de mantener la idea matriz del proyecto, que es muy buena, por lo que felicito a la diputada Carolina Goic , su autora, a quien agradezco su invitación a suscribirlo, considero que debe corregirse a futuro, porque debemos involucrar al Estado en esto, pues no se puede cargar la mano sólo al empleador.

El diputado De Urresti insinuó que alguien se podría casar una, dos o tres veces, dependiendo de la situación de cada persona, lo que podría hacer mucho más onerosa la situación.

Quiero plantear el tema de la homologación entre la convivencia, la unión de hecho y el matrimonio, puesto que un trabajador que lleva cinco o seis años en una empresa podría casarse una o dos veces durante ese período; pero una persona que convive, puede tener diez o quince convivencias en seis o siete años. Por lo tanto, se trata de una situación que sería verdaderamente insostenible para cualquier empresa.

Por lo tanto, estimo que a futuro también se deberá corregir el proyecto para limitar el número de veces que se puede entregar este permiso, porque, de lo contrario, los que son más activos en la parte afectiva terminarán quebrando a las empresas. Todo esto debe tener un límite.

En síntesis, señor Presidente , estamos ante una gran idea. La diputada Carolina Goic se anticipó a Francia, país que va más a la vanguardia que Chile, al fomentar que la gente se case y que sea estable en sus relaciones, porque de ello depende el bien común para nuestra sociedad.

He dicho.

El señor VARGAS (Vicepresidente).-

Cerrado el debate.

-Con posterioridad, la Sala se pronunció sobre el proyecto en los siguientes términos:

El señor ÁLVAREZ ( Presidente ).-

Corresponde votar en general el proyecto de ley que modifica el Código del Trabajo en materia de protección a la maternidad, la paternidad y la vida familiar y establece un permiso por matrimonio del trabajador.

En votación.

-Efectuada la votación en forma económica, por el sistema electrónico, dio el siguiente resultado: por la afirmativa, 60 votos; por la negativa, 3 votos. Hubo 10 abstenciones.

El señor ÁLVAREZ (Presidente).-

Aprobado.

-Votaron por la afirmativa los siguientes señores diputados:

Accorsi Opazo Enrique; Aedo Ormeño René; Aguiló Melo Sergio; Alvarado Andrade Claudio; Araya Guerrero Pedro; Arenas Hödar Gonzalo; Ascencio Mansilla Gabriel; Barros Montero Ramón; Becker Alvear Germán; Bertolino Rendic Mario; Ceroni Fuentes Guillermo; Cristi Marfil María Angélica; De Urresti Longton Alfonso; Delmastro Naso Roberto; Díaz Díaz Marcelo; Duarte Leiva Gonzalo; Encina Moriamez Francisco; Enríquez-Ominami Gumucio Marco; Escobar Rufatt Alvaro; Espinosa Monardes Marcos; Espinoza Sandoval Fidel; Estay Peñaloza Enrique; Forni Lobos Marcelo; Galilea Carrillo Pablo; García-Huidobro Sanfuentes Alejandro; Goic Boroevic Carolina; Hales Dib Patricio; Insunza Gregorio De Las Heras Jorge; Isasi Barbieri Marta; Jaramillo Becker Enrique; Jarpa Wevar Carlos Abel; Jiménez Fuentes Tucapel; Latorre Carmona Juan Carlos; Meza Moncada Fernando; Monckeberg Bruner Cristián; Montes Cisternas Carlos; Muñoz D'albora Adriana; Núñez Lozano Marco Antonio; Ojeda Uribe Sergio; Ortiz Novoa José Miguel; Pacheco Rivas Clemira; Pascal Allende Denise; Pérez Arriagada José; Quintana Leal Jaime; Robles Pantoja Alberto; Rojas Molina Manuel; Rubilar Barahona Karla; Sepúlveda Orbenes Alejandra; Silber Romo Gabriel; Sule Fernández Alejandro; Sunico Galdames Raúl; Harboe Bascuñan Felipe; Tuma Zedan Eugenio; Valenzuela Van Treek Esteban; Vargas Lyng Alfonso; Venegas Cárdenas Mario; Venegas Rubio Samuel; Verdugo Soto Germán; Vidal Lázaro Ximena; Von Mühlenbrock Zamora Gastón.

-Votaron por la negativa los siguientes señores diputados:

Dittborn Cordua Julio; Masferrer Pellizzari Juan; Paya Mira Darío.

-Se abstuvieron los diputados señores:

Álvarez Zenteno Rodrigo; Bauer Jouanne Eugenio; Correa De La Cerda Sergio; Egaña Respaldiza Andrés; Melero Abaroa Patricio; Norambuena Farías Iván; Salaberry Soto ^Felipe; Ulloa Aguillón Jorge; Uriarte Herrera Gonzalo; Urrutia Bonilla Ignacio.

El señor ÁLVAREZ (Presidente).-

Por no haber sido objeto de indicaciones, se declara aprobado también en particular.

Despachado el proyecto.

1.5. Oficio de Cámara Origen a Cámara Revisora

Oficio de Ley a Cámara Revisora. Fecha 03 de noviembre, 2009. Oficio en Sesión 63. Legislatura 357.

?VALPARAÍSO, 3 de noviembre de 2009

Oficio Nº 8413

A S.E. EL PRESIDENTE DEL H. SENADO

Con motivo de la Moción, Informe y demás antecedentes que tengo a honra pasar a manos de V.E., la Cámara de Diputados ha tenido a bien prestar su aprobación al siguiente

PROYECTO DE LEY:

“Artículo único. Introdúcense las siguientes modificaciones en el Código del Trabajo:

1. Sustitúyese el epígrafe del Titulo II del Libro II por el siguiente: "DE LA PROTECCIÓN A LA MATERNIDAD, LA PATERNIDAD Y LA VIDA FAMILIAR".

2. Introdúcense las siguientes modificaciones en el artículo 194:

a) En el inciso primero intercálase entre la palabra "maternidad" y "se" las siguientes expresiones: ", la paternidad y la vida familiar"

b) Sustitúyese el inciso tercero por el siguiente:

"Estas disposiciones beneficiarán a todos los trabajadores que dependan de cualquier empleador, comprendidos aquellos que trabajan en su domicilio y, en general, a todos los que estén acogidos a algún sistema previsional.".

3. Agrégase el siguiente artículo 207 bis, nuevo, en el Código del Trabajo:

"Artículo 207 bis. En el caso de contraer matrimonio, todo trabajador tendrá derecho a cinco días hábiles de permiso pagado, adicional al feriado anual, independientemente del tiempo de servicio.

Este permiso se podrá utilizar, a elección del trabajador, en el día del matrimonio, los días inmediatamente anteriores o posteriores al de su celebración.

El trabajador deberá dar aviso a su empleador con treinta días de anticipación y presentar dentro de los treinta días siguientes a la celebración el respectivo certificado.".”.

Dios guarde a V.E.

RODRIGO ÁLVAREZ ZENTENO

Presidente de la Cámara de Diputados

CARLOS LOYOLA OPAZO

Secretario General de la Cámara de Diputados

2. Segundo Trámite Constitucional: Senado

2.1. Informe de Comisión de Trabajo

Senado. Fecha 07 de mayo, 2014. Informe de Comisión de Trabajo en Sesión 16. Legislatura 362.

INFORME DE LA COMISIÓN DE TRABAJO Y PREVISIÓN SOCIAL, recaído en el proyecto de ley, en segundo trámite constitucional, que modifica el Código del Trabajo en materia de protección a la maternidad, la paternidad y la vida familiar y establece un permiso por matrimonio del trabajador.

BOLETÍN Nº 5.907-13

____________________________________

HONORABLE SENADO:

La Comisión de Trabajo y Previsión Social tiene el honor de informar respecto del proyecto de ley de la referencia, iniciado en Moción de la ex Diputada y actual Senadora, señora Carolina Goic Boroevic; de la Diputada señora Denise Pascal Allende y de los Diputados señores Sergio Aguiló Melo, Tucapel Jiménez Fuentes, Jorge Sabag Villalobos y Mario Venegas Cárdenas; de los ex Diputados y actuales Senadores, señores Pedro Araya Guerrero y Alfonso De Urresti Longton, y de los ex Diputados señores Gonzalo Duarte Leiva y Alejandro Sule Fernández.

Se hace presente que, de acuerdo a lo dispuesto en el artículo 127 del Reglamento de la Corporación, la Comisión discutió en general y en particular esta iniciativa de ley, por tratarse de un proyecto de artículo único y, acordó, unánimemente, proponer a la Excelentísima señora Presidenta que en la Sala sea considerado del mismo modo.

OBJETIVOS DEL PROYECTO

-Explicitar en el Título II del Libro II del Código del Trabajo la protección de la paternidad y de la vida familiar en conjunto con la protección de la maternidad.

-Establecer un permiso pagado de 5 días hábiles continuos para todo trabajador que contraiga matrimonio.

ASISTENCIA

A las sesiones en que se analizó esta iniciativa legal asistieron, además de los miembros de la Comisión, la asesora económica y la abogada de la Biblioteca del Congreso Nacional, señoras Irina Aguayo y Paola Álvarez, respectivamente; el coordinador legislativo del Ministerio del Trabajo y Previsión Social, señor Francisco del Río; la asesora del Ministerio Secretaría General de la Presidencia, señora Vanesa Salgado; la abogada analista de la Dirección de Presupuestos, señora Susan Ortega; la asesora legislativa del Instituto Igualdad, señora María Fernanda Griñén; el asesor legislativo del Instituto Libertad y Desarrollo, señor Sergio Morales; el asesor legislativo de la Senadora Carolina Goic, señor Gerardo Bascuñán; la periodista de la Senadora Adriana Muñoz, señora Andrea Valdés.

ANTECEDENTES

Para el debido estudio de este proyecto de ley, se han tenido en consideración, entre otros, los siguientes:

I. ANTECEDENTES JURÍDICOS

- El Código del Trabajo.

II. ANTECEDENTES DE HECHO

La Moción que origina este proyecto de ley, fundamenta su propuesta en las siguientes consideraciones:

En primer término, destaca que el artículo 1° de la Constitución Política de la República declara que “la familia es el núcleo fundamental de la sociedad” e impone el deber del Estado de darle protección y propender a su fortalecimiento.

Agrega que en el desarrollo del Derecho del Trabajo se ha venido reconociendo, tanto en las normas laborales internacionales como en los ordenamientos jurídicos internos, la necesidad de conciliar o hacer compatible el trabajo con la vida personal y familiar. Añade que nuestra normativa del trabajo no ha estado ajena a dicha tendencia y ha sido objeto de revisión y reformas en diversos aspectos, a fin de hacerse cargo de dicha problemática.

En efecto, explica, el Título II del LIBRO II del Código del Trabajo ha sido objeto de una serie de modificaciones en los últimos años, lo que ha significado que sus disposiciones no sólo regulen la “protección a la maternidad”, sino que también resguarden la paternidad y la vida familiar. Este proceso de transformación de las normas, subraya, es consistente con el desarrollo experimentado por el Derecho del Trabajo, siendo posible sostener, fundadamente, que existen altas probabilidades de que dicha tendencia continúe en el tiempo venidero.

Lo anterior, puntualiza, hace aconsejable la adecuación del epígrafe del referido Título del Código laboral y de su articulado, de modo tal que éstos efectivamente den cuenta de su actual contenido.

Según indican los autores de la iniciativa, entre los aspectos involucrados en esta tarea de hacer compatible el trabajo con la vida personal y familiar, nuestro ordenamiento laboral ha considerado de especial importancia el reconocer el derecho de los trabajadores a gozar de permisos con motivo de situaciones de carácter familiar, tanto de connotación negativa, como el fallecimiento de un hijo, del cónyuge, del padre o la madre del trabajador, como de connotación positiva, como el nacimiento de un hijo. Estas situaciones justificarían, en concepto del legislador, la suspensión temporal de la obligación de prestar servicios.

Destacan que este tipo de permisos se encuentran presentes en la legislación de un importante número de países, sin embargo, advierten, es posible constatar que, entre los acontecimientos que motivan estos permisos en diversos ordenamientos jurídicos, existe uno que no ha sido considerado como tal hasta ahora por nuestra legislación, esto es, el matrimonio del trabajador.

Para ejemplificar lo señalado, la Moción cita el artículo 37. 3. a. del Estatuto de los Trabajadores de España, el cual establece que “el trabajador, previo aviso y justificación, podrá ausentarse del trabajo, con derecho a remuneración por quince días naturales en caso de matrimonio”. Asimismo, el artículo L.226-1 del Code du Travail francés, contempla un permiso de cuatro días en caso del matrimonio del trabajador, sin reducción de remuneración, en tanto que el artículo 158 de la ley Nº 20.744, de Contrato de Trabajo, de la República Argentina, prescribe que el trabajador gozará de licencias especiales, entre las que considera una por matrimonio, de diez días corridos.

En opinión de los autores del proyecto, Chile no puede quedar atrás en el establecimiento de este derecho para sus trabajadores, permitiéndoles gozar de un tiempo mínimo necesario para preparar y celebrar su matrimonio, momento de importancia fundacional para buena parte de las familias de nuestro país.

En razón de ello, proponen introducir un nuevo artículo en el Código del Trabajo que reconozca que, en el caso de contraer matrimonio, todo trabajador tendrá derecho a cinco días hábiles de permiso pagado, adicional al feriado anual, independientemente del tiempo de servicio.

DISCUSIÓN EN GENERAL Y EN PARTICULAR

El texto del proyecto de ley en informe consta de un artículo único que modifica el Código del Trabajo para sustituir el epígrafe del Título II del Libro II por el siguiente: “DE LA PROTECCIÓN A LA MATERNIDAD, LA PATERNIDAD Y LA VIDA FAMILIAR”. Asimismo, incorpora en el inciso primero del artículo 194 la expresión “, la paternidad y la vida familiar”, de manera que se explicita la protección conjunta de la maternidad, la paternidad y la vida familiar, en armonía con la enmienda del epígrafe del Título II.

Por lo demás, en concordancia con lo señalado anteriormente, la iniciativa sustituye el inciso tercero del artículo 194 –que se refiere solamente a las trabajadoras y a las mujeres acogidas a algún sistema previsional- por un texto comprensivo del concepto global de protección antes definido.

Finalmente, el proyecto de ley aprobado por la Cámara de Diputados agrega un artículo nuevo al Título II del Libro II del Código del Trabajo con la finalidad de establecer un permiso pagado de 5 días hábiles a favor de los trabajadores que contraigan matrimonio.

Al iniciarse el estudio de esta iniciativa de ley, en sesión de 9 de abril de 2014, la Senadora señora Goic expuso los fundamentos y el propósito que persigue el proyecto de ley en análisis.

En primer lugar, sostuvo que la propuesta legislativa pretende sustituir el epígrafe del Título II del Libro II del Código del Trabajo -el que actualmente se denomina “De la protección a la maternidad”-, con la finalidad de incorporar, dentro del carácter tutelar de las normas laborales, a la paternidad y la vida familiar. Dicha modificación, agregó, resulta coherente con las disposiciones legales que han entrado en vigencia durante los últimos años que protegen la relación de paternidad, tal como ocurre con la ley N° 20.545, que modifica las normas sobre protección a la maternidad e incorpora el permiso postnatal parental, de 2011.

Asimismo, indicó que el proyecto de ley propone crear un permiso con goce de remuneraciones para el trabajador que hubiere contraído matrimonio, equivalente a cinco días hábiles adicionales al feriado anual, con independencia del tiempo en que hubiere prestado servicios, el que podrá ser utilizado el día de celebración del matrimonio o con anterioridad o posterioridad a aquél. Como requisito para ejercer dicha prerrogativa, añadió, la iniciativa establece que el trabajador deberá dar aviso al empleador con treinta días de anticipación, debiendo presentar el respectivo certificado de matrimonio dentro de los treinta días siguientes a su celebración.

Seguidamente, explicó que, para determinar la extensión del permiso que contiene el proyecto de ley, se ha considerado un beneficio similar que se otorga en la mayoría de las empresas que han incorporado dicha facultad en sus contratos colectivos de trabajo. Asimismo, agregó que el plazo de cinco días ha sido recogido en disposiciones similares contenidas en la legislación laboral comparada.

El Senador señor Larraín sostuvo que la incorporación de la protección de la paternidad al epígrafe del Título II del Libro II del Código del Trabajo resulta coherente con el propósito de una serie de iniciativas que han entrado en vigencia durante los últimos años en materia laboral y de protección social.

Con todo, aseveró que las disposiciones que otorgan protección a la vida familiar se encuentran contenidas en diversos cuerpos normativos, tales como el artículo 1° de la Constitución Política de la República, que establece el deber del Estado de dar protección a la familia y propender a su fortalecimiento, o las normas sobre derechos y obligaciones que emanan de los vínculos de familia, contenidas en el Código Civil.

En consecuencia, consultó respecto a la pertinencia de incluir la protección a la vida familiar como uno de los propósitos que, en términos generales, debe garantizar la normativa contenida en el Código del Trabajo.

Enseguida, afirmó que una disposición que permita utilizar el permiso con goce de remuneraciones en el día del matrimonio resulta ser equívoca, toda vez que el propósito que persigue la iniciativa radica en ejercer dicha prerrogativa con anterioridad o posterioridad a su celebración.

Asimismo, abogó por especificar, dentro de los requisitos que el trabajador debe cumplir para acceder al beneficio, que el certificado que debe presentar al empleador dentro de los treinta días siguientes a la celebración del matrimonio debe ser emitido por el Servicio de Registro Civil e Identificación.

El coordinador legislativo del Ministerio del Trabajo y Previsión Social, señor Francisco del Río, sostuvo que, considerando la existencia en la legislación vigente de una serie de permisos específicos para el trabajador -los que operan ante el fallecimiento de la madre, el padre, hijo o cónyuge-, y de diversas iniciativas legales en tramitación que proponen extender su ámbito de aplicación, resulta necesario evaluar la necesidad de implementar un mecanismo de aplicación general que, previo acuerdo entre trabajador y empleador, permita que aquél pueda atender diversas contingencias de índole personal o familiar.

Asimismo, aseveró que, atendido el tenor la iniciativa, resulta necesario reemplazar la expresión “permiso pagado” por “permiso con goce de remuneraciones”, toda vez que éste es el concepto que utiliza más frecuentemente la normativa laboral vigente.

Por otra parte, sostuvo que, habida cuenta del carácter remuneracional del permiso, se debe considerar la situación de los trabajadores que acceden a un sistema variable de remuneraciones, esto es, debe especificarse si el permiso opera en relación al sueldo base o al promedio de su remuneración variable.

La Senadora señora Goic coincidió en la necesidad de implementar un mecanismo que permita que el trabajador pueda atender una serie de contingencias de índole personal o derivadas de la vida familiar, previo acuerdo con el empleador, tal como ocurre, tratándose de los funcionarios públicos, con los permisos con goce de remuneraciones que establece el artículo 109 del Estatuto Administrativo.

Agregó que resultaría esclarecedor dejar especificado en el inciso primero del artículo 207 bis, que los cinco días de permiso tengan el carácter de continuos.

La Senadora señora Muñoz manifestó que, conforme al tenor de la iniciativa, el permiso con goce de remuneraciones podrá ejercerse sin importar el número de matrimonios que hubiere contraído el trabajador o trabajadora, lo que resulta coherente con el propósito que persigue el proyecto de ley en análisis.

Asimismo, abogó por evaluar la necesidad de establecer un sistema de días de permiso con goce de remuneraciones que pudiere utilizar el trabajador, previo acuerdo con el empleador, para atender las contingencias de diversa índole que pudieren afectarle. En este punto, advirtió la necesidad de considerar una norma transitoria en la iniciativa en discusión que regule los permisos pactados individual o colectivamente a la fecha de publicación de la ley.

Finalmente, aseveró que la inclusión de la protección de la vida familiar al epígrafe del Título II del Libro II del Código del Trabajo radica en la necesidad de conciliar las obligaciones laborales y el cumplimiento de los deberes y derechos que emanan de las relaciones de familia. Dicha finalidad, añadió, puede ser conseguida mediante la regulación laboral, en cuyo contexto se enmarca la iniciativa legal en estudio.

- Puesto en votación en general el proyecto de ley, fue aprobado por la unanimidad de los miembros presentes de la Comisión, Senadoras señoras Goic y Muñoz y Senadores señores Allamand y Larraín.

- En cuanto a la discusión en particular, la misma unanimidad acordó realizar las siguientes enmiendas al proyecto de ley despachado por la Cámara de Diputados:

1) En el artículo 207 bis, nuevo:

a) Intercalar en el inciso primero, a continuación de la expresión “días hábiles”, la palabra “continuos”.

b) Reemplazar en el inciso segundo la coma (,) que sucede a la palabra matrimonio por la expresión “y en”.

c) Sustituir en el inciso final la palabra “certificado” por la frase “certificado de matrimonio del Servicio de Registro Civil e Identificación”.

2) Incorporar el siguiente artículo transitorio, nuevo:

“Artículo transitorio.- Los días de permiso por matrimonio del trabajador, pactados individual o colectivamente a la fecha de publicación de esta ley, serán imputables a los contemplados en el artículo 207 bis del Código del Trabajo.”.

Se deja constancia que la Comisión autorizó a la Secretaría para realizar enmiendas de carácter formal, cuya mención en tal carácter se registra en el capítulo de modificaciones.

MODIFICACIONES

En conformidad a los acuerdos adoptados, la Comisión de Trabajo y Previsión Social propone a la Sala aprobar el proyecto de ley despachado por la Cámara de Diputados, con las siguientes modificaciones:

Artículo único

Número 2

Reemplazar el encabezamiento por el siguiente:

“2. En el artículo 194:”

(Adecuación formal)

Número 3

- Reemplazar el encabezamiento por el siguiente:

“3. Agrégase el siguiente artículo 207 bis, nuevo:”.

(Adecuación formal)

Artículo 207 bis

- Intercalar en el inciso primero, a continuación de la expresión “días hábiles”, la palabra “continuos”.

- Reemplazar, en el inciso segundo, la coma (,) que sucede a la palabra matrimonio por la expresión “y en”.

- Reemplazar, en el inciso final, la palabra “certificado” por la frase “certificado de matrimonio del Servicio de Registro Civil e Identificación”.

(Unanimidad 4X0. Senadoras señoras Goic y Muñoz y Senadores señores Allamand y Larraín).

Incorporar el siguiente artículo transitorio, nuevo:

“Artículo transitorio.- Los días de permiso por matrimonio del trabajador, pactados individual o colectivamente a la fecha de publicación de esta ley, serán imputables a los contemplados en el artículo 207 bis del Código del Trabajo.”.

(Unanimidad 4X0. Senadoras señoras Goic y Muñoz y Senadores señores Allamand y Larraín).

TEXTO DEL PROYECTO

En virtud de las modificaciones anteriores, el proyecto de ley queda como sigue:

PROYECTO DE LEY:

“Artículo único.- Introdúcense las siguientes modificaciones en el Código del Trabajo:

1. Sustitúyese el epígrafe del Título II del Libro II por el siguiente: “DE LA PROTECCIÓN A LA MATERNIDAD, LA PATERNIDAD Y LA VIDA FAMILIAR”.

2. En el artículo 194:

a) En el inciso primero, intercálase entre la palabra “maternidad” y “se” las siguientes expresiones: “, la paternidad y la vida familiar”.

b) Sustitúyese el inciso tercero por el siguiente:

“Estas disposiciones beneficiarán a todos los trabajadores que dependan de cualquier empleador, comprendidos aquellos que trabajan en su domicilio y, en general, a todos los que estén acogidos a algún sistema previsional.”.

3. Agrégase el siguiente artículo 207 bis, nuevo:

“Artículo 207 bis.- En el caso de contraer matrimonio, todo trabajador tendrá derecho a cinco días hábiles continuos de permiso pagado, adicional al feriado anual, independientemente del tiempo de servicio.

Este permiso se podrá utilizar, a elección del trabajador, en el día del matrimonio y en los días inmediatamente anteriores o posteriores al de su celebración.

El trabajador deberá dar aviso a su empleador con treinta días de anticipación y presentar dentro de los treinta días siguientes a la celebración el respectivo certificado de matrimonio del Servicio de Registro Civil e Identificación.”.

Artículo transitorio.- Los días de permiso por matrimonio del trabajador, pactados individual o colectivamente a la fecha de publicación de esta ley, serán imputables a los contemplados en el artículo 207 bis del Código del Trabajo.”.”.

Acordado en sesiones celebradas los días 9 de abril y 7 de mayo de 2014, con asistencia de la Senadora señora Adriana Muñoz D’Albora (Presidenta), de la Senadora señora Carolina Goic Boroevic y de los Senadores señores Andrés Allamand Zavala, Hernán Larraín Fernández y Juan Pablo Letelier Morel.

Sala de la Comisión, a 7 de mayo de 2014.

PILAR SILVA GARCÍA DE CORTÁZAR

Secretaria de la Comisión

RESUMEN EJECUTIVO

PRIMER INFORME DE LA COMISIÓN DE TRABAJO Y PREVISIÓN SOCIAL, ACERCA DEL PROYECTO DE LEY QUE MODIFICA EL CÓDIGO DEL TRABAJO EN MATERIA DE PROTECCIÓN A LA MATERNIDAD, LA PATERNIDAD Y LA VIDA FAMILIAR Y ESTABLECE UN PERMISO POR MATRIMONIO DEL TRABAJADOR (Boletín Nº 5.907-13).

I.PRINCIPALES OBJETIVOS DEL PROYECTO PROPUESTO POR LA COMISIÓN: a)Explicitar en el Título II del Libro II del Código del Trabajo la protección de la paternidad y de la vida familiar en conjunto con la protección de la maternidad y b)Establecer un permiso pagado de 5 días hábiles continuos para todo trabajador que contraiga matrimonio.

II.ACUERDOS: aprobado en general y en particular (4x0). Senadoras señoras Goic y Muñoz y Senadores señores Allamand y Larraín.

III.ESTRUCTURA DEL PROYECTO APROBADO POR LA COMISIÓN: consta de un artículo único y de un artículo transitorio agregado en el segundo trámite constitucional.

IV.NORMAS DE QUÓRUM ESPECIAL: no hay.

V.URGENCIA: no tiene.

VI.ORIGEN INICIATIVA: Cámara de Diputados. Moción de la Diputada señora Denise Pascal Allende y de los Diputados señores Sergio Aguiló Melo, Tucapel Jiménez Fuentes, Jorge Sabag Villalobos y Mario Venegas Cárdenas; de la ex Diputada y actual Senadora, señora Carolina Goic Boroevic; de los ex Diputados y actuales Senadores, señores Pedro Araya Guerrero y Alfonso De Urresti Longton, y de los ex Diputados señores Gonzalo Duarte Leiva y Alejandro Sule Fernández.

VII.TRÁMITE CONSTITUCIONAL: segundo.

VIII.APROBACIÓN POR LA CÁMARA DE DIPUTADOS: aprobado por 60 votos a favor, 3 votos en contra (Julio Dittborn, Juan Masferrer y Darío Paya) y 9 abstenciones (Rodrigo Álvarez, Eugenio Bauer, Sergio Correa, Andrés Egaña, Patricio Melero, Iván Norambuena, Felipe Salaberry, Jorge Ulloa, Gonzalo Uriarte e Ignacio Urrutia).

IX.INICIO TRAMITACIÓN EN EL SENADO: 10 de noviembre de 2009.

X.TRÁMITE REGLAMENTARIO: primer informe, en general y en particular.

XI.LEYES QUE SE MODIFICAN O QUE SE RELACIONAN CON LA MATERIA: el Código del Trabajo.

Valparaíso, 7 de mayo de 2014.

PILAR SILVA GARCÍA DE CORTÁZAR

Secretaria de la Comisión

2.2. Discusión en Sala

Fecha 11 de junio, 2014. Diario de Sesión en Sesión 24. Legislatura 362. Discusión General. Se aprueba en general y particular con modificaciones.

PROTECCIÓN A MATERNIDAD, PATERNIDAD Y VIDA FAMILIAR, Y ESTABLECIMIENTO DE PERMISO POR MATRIMONIO

La señora ALLENDE ( Presidenta ).-

Proyecto de ley, en segundo trámite constitucional, que modifica el Código del Trabajo en materia de protección a la maternidad, la paternidad y la vida familiar y establece un permiso por matrimonio del trabajador, con informe de la Comisión de Trabajo y Previsión Social.

--Los antecedentes sobre el proyecto (5.907-13) figuran en los Diarios de Sesiones que se indican:

Proyecto de ley:

En segundo trámite, sesión 63ª, en 10 de noviembre de 2009.

Informe de Comisión:

Trabajo y Previsión Social: sesión 16ª, en 13 de mayo de 2014.

La señora ALLENDE (Presidenta).-

Tiene la palabra el señor Secretario.

El señor LABBÉ ( Secretario General ).-

Los objetivos de la iniciativa son:

-Explicitar, en el Título II del Libro II del Código del Trabajo, la protección de la paternidad y la vida familiar juntamente con la protección de la maternidad.

-Establecer un permiso pagado, de cinco días hábiles continuos, para todo trabajador que contraiga matrimonio.

La Comisión discutió el proyecto en general y en particular, por tratarse de aquellos de artículo único, y lo sancionó en general por la unanimidad de sus miembros presentes, Senadoras señoras Goic y Muñoz y señores Allamand y Larraín.

Por la misma unanimidad lo acogió en particular, con diversas enmiendas a lo despachado por la Cámara de Diputados.

El texto que se propone aprobar se consigna en el informe y en el boletín comparado que Sus Señorías tienen a su disposición.

La señora ALLENDE ( Presidenta ).-

En discusión general.

Ofrezco la palabra.

El señor WALKER (don Patricio).-

¿Puede abrir la votación, señora Presidenta?

La señora ALLENDE ( Presidenta ).-

Así se hará.

--(Durante la votación).

La señora ALLENDE ( Presidenta ).-

Tiene la palabra la Honorable señora Goic.

La señora GOIC.-

Señora Presidenta , el Senador señor Pizarro me preguntaba recién si seguiríamos tratando la normativa en que nos ocupamos ayer, que extiende a los padres trabajadores el derecho de alimentar a sus hijos. Le respondí que no, que la presente iniciativa es parecida, por ser parte de una agenda de proyectos que tienen que ver con la conciliación de la vida personal y familiar con el trabajo. Ella aborda otro aspecto, que estimamos muy importante para la familia.

La planteé en la Cámara en 2008 y fue aprobada en el año siguiente, y la retomé ahora, en su discusión en la Comisión del Senado, donde reconozco que se registró un respaldo bastante transversal y una pronta tramitación.

Básicamente, lo que hacemos aquí es seguir adelantando, en nuestro Código del Trabajo, en el reconocimiento de momentos relevantes -repito- para la familia.

Avanzamos, tal como lo recordamos ayer, en generar permisos para fechas felices, como un nacimiento. Y ello, tanto para la madre como para el padre.

También se contempla el caso del fallecimiento de un hijo, de un cónyuge o de los padres, hecho bastante más triste, con motivo del cual parece absolutamente razonable que la persona tenga garantizado el tiempo suficiente para hacer los trámites, para el aspecto operativo. Es algo que en nada supera la pena, pero que sí era necesario que estuviese asegurado para todos los trabajadores.

Y una circunstancia que no estaba considerada con un permiso especial es la del matrimonio. Lo que hacemos en el proyecto es establecerlo, al igual que el existente, por lo demás, en la legislación de varios otros países.

El señor NAVARRO.-

¡Hoy se casan tan poco!

La señora GOIC.-

¡Este puede ser un incentivo para hacerlo!

El señor PROKURICA.-

¡Y algunos se casan muchas veces!

La señora GOIC.-

¿Qué es lo que sucede en la práctica? Que, muchas veces, alguna gente recurre a sus vacaciones.

En la disposición propuesta contemplamos cinco días, pensando en el previo al matrimonio, para la preparación; en aquel en que se contrae, si toca trabajar o es hábil, y en uno o dos posteriores. Han llamado al proyecto, por eso, "de ley de luna de miel", a fin de simbolizar también, en cierta forma, un espacio mínimo para que el trabajador efectivamente pueda vivir como corresponde un acontecimiento fundacional tan relevante.

Reitero que, con frecuencia, se utilizan para tal efecto las vacaciones. Y créanme Sus Señorías al decirles que me ha tocado ver casos en que no se cuenta con permiso si no se dispone de ellas. Entonces, uno reflexiona: "Algo tan básico debería estar resuelto".

Al revisar contratos colectivos, observamos que en la mayoría se consigna un permiso. Las más de las veces es por cinco días -por eso lo propusimos así en el texto-, y en varios, por tres. En otros va asociado a un bono especial. Pero se trata de empresas en que el sector laboral cuenta con un convenio colectivo, en que puede llevar a cabo una negociación, y que sabemos que son la minoría. Entonces, lo que se busca también es igualar de alguna manera la situación de los trabajadores que no acceden al beneficio tras la negociación al interior de la empresa.

Quisiera compartir con mis Honorables colegas algunos ejemplos de legislaciones de otros países: en España se establece un permiso de "quince días naturales en caso de matrimonio"; en Francia, cuatro; en Argentina, diez; en Portugal e Italia, quince.

Parece razonable, por lo tanto, el planteamiento de cinco días. Discutimos asimismo el punto en la Comisión. La idea es que sean continuos, y pueden ser tomados, como decía -de acuerdo con las circunstancias particulares, por supuesto-, los inmediatamente anteriores al matrimonio, el del casamiento mismo o los siguientes.

Igualmente contemplamos la modificación del epígrafe del Título II del Libro II del Código del Trabajo, lo que tiene que ver con algo más de fondo. En la actualidad se llama "DE LA PROTECCIÓN A LA MATERNIDAD". La idea, junto con crear el permiso por matrimonio, es ampliar la denominación a "DE LA PROTECCIÓN A LA MATERNIDAD, LA PATERNIDAD Y LA VIDA FAMILIAR", lo que estimo más consistente y que va en la línea que hemos ido planteando.

En efecto, no solo se trata de proteger...

La señora ALLENDE ( Presidenta ).-

Se agotó su tiempo, señora Senadora, pero puede concluir la idea.

La señora GOIC.-

...la relación madre-hijo, sino también la incorporación del padre y cómo conciliar la vida familiar. Ello es bastante más amplio que la consideración solo de las tareas históricamente asignadas a las mujeres. Hoy día hemos ido asumiendo una concepción bastante más moderna y compartida.

Así que espero que podamos tramitar prontamente la iniciativa, porque estimo que ha sido una de aquellas por las cuales más me han consultado. Cada vez que un trabajador o una trabajadora se van a casar y no cuentan con el permiso, me preguntan: "¿Por qué no la aceleran un poco, por favor?".

He dicho.

La señora ALLENDE ( Presidenta ).-

Puede intervenir el Honorable señor Larraín.

El señor LARRAÍN.-

Señora Presidenta , como lo ha informado la Senadora señora Goic , analizamos el proyecto en la Comisión de Trabajo.

Buscando, de alguna manera, dignificar y reconocer la solemnidad de la unión, se contempla un permiso para la persona, hombre o mujer, que contraiga matrimonio, la que podrá disponer de cinco días hábiles pagados, con cargo al empleador.

Nos parece que se trata de una iniciativa bastante razonable y completamente justificada, por vincularse con un acto solemne y muy valorado socialmente. Es ahí donde radica el origen de la familia, y si bien es cierto que hoy día existen distintos tipos de relación, ese es el que requiere, sin lugar a dudas, el mayor reconocimiento y fortaleza.

Siempre es necesario reconocer, por ejemplo, el caso de trabajadoras que desempeñan solas la labor de jefa de familia por circunstancias variadas. Por eso mismo, para poder estimular compromisos personales y responsabilidad en las relaciones, a fin de lograr una vida más estable y así darles una mejor acogida a los niños, creemos que es preciso buscar cualquier clase de mecanismo para incentivar y reconocer el matrimonio. A mi juicio, el que nos ocupa es una buena forma de hacerlo. No va en menoscabo de nadie. Y me parece que va a ser muy valorizado por las personas que tomen una decisión en tal sentido.

En virtud de estas consideraciones, vamos a votar a favor del proyecto, ya que representa un justo reconocimiento de una situación que merece el mayor apoyo por su importancia, precisamente, para el fortalecimiento de los vínculos sociales.

He dicho.

La señora ALLENDE (Presidenta).-

Tiene la palabra el Senador señor Navarro.

El señor NAVARRO.-

Señora Presidenta , hemos consultado sobre la aplicabilidad de la modificación del Título II del Libro II del Código del Trabajo, que en adelante sería "DE LA PROTECCIÓN A LA MATERNIDAD, LA PATERNIDAD Y LA VIDA FAMILIAR", y cabe considerar que asimismo es extensible a los funcionarios públicos. Es decir, este es un beneficio que no solo va a llegar a quienes se rigen por el Código del Trabajo y se desempeñan en el sector privado: el personal del Congreso, el municipal, todo aquel que libremente decida casarse, van a tener derecho a cinco días, convenidos con el empleador.

Deseo destacar que la medida forma parte, por cierto, del mejoramiento de las condiciones laborales. Si bien muchas empresas han contemplado el permiso como parte de los convenios o de la negociación colectiva, hoy día, frente a un hecho irrefutable, cual es que esta última se encuentra extraordinariamente limitada -menos del 6 por ciento de los trabajadores logra negociar colectivamente-, resulta claro que la reforma apunta a la extensión de derechos que por dicho mecanismo son de larguísimo aliento.

El contenido de la enmienda pasa por un acuerdo con el empleador en cuanto a la elección del día anterior al matrimonio, de aquel de la celebración o de otro posterior, y es con goce de remuneraciones, es decir, no hay descuento. Eso llevará a que sea preciso sentar una jurisprudencia adecuada. No va a ser fácil.

Así lo ha demostrado la experiencia. Junto con la entonces Diputada Ximena Vidal , hicimos un esfuerzo en la otra rama del Congreso e instalamos las sanciones para el acoso laboral, tal como lo habíamos hecho antes con el acoso sexual. Y ello ha sido de implementación lenta, pero segura, en mi opinión.

Son modificaciones que han ido en beneficio del sector laboral.

Anuncio, por cierto, mi voto a favor. Solo espero que el beneficio que hoy día se entrega a trabajadores y trabajadoras que contraigan matrimonio -por lo tanto, vamos a tener dos permisos a la vez, en empresas distintas o tal vez en la misma, y allí empieza a surgir la cuestión de si se trata de un área estratégica, para el efecto de determinar si efectivamente existe o no la posibilidad de otorgarlos en forma simultánea- y la aplicación de la ley en proyecto se materialicen en la mejor de las condiciones.

Como se lo he planteado a la Senadora señora Goic , ojalá que cuando aprobemos el acuerdo de vida en pareja -a propósito de la presencia del colega Espina en la Sala- sea posible discutir si el beneficio de que se trata puede concederse también a quienes resuelven unirse, no a través del vínculo matrimonial, sino en esa otra forma, que en los hechos es exactamente lo mismo: se vive y se convive.

Deseo recordar que, en Chile, el 52 por ciento de los nacimientos tienen lugar fuera del matrimonio. Entonces, en los hechos, lo que estamos dictando es una bonita y gran legislación, pero solo la extendemos al 48 por ciento de las parejas que se casan y tienen hijos. Un 52 por ciento de ellas -repito- tienen hijos y no están casadas. Por lo tanto, prácticamente estamos legislando para la mitad.

El acuerdo de vida en pareja puede ser el marco legal para sancionar la situación. Porque los señores Senadores saben, si están en contacto permanente con sus bases, que son centenares de miles las personas que conviven y no necesariamente contraen matrimonio.

Lo hemos discutido largamente: el que quiere, se casa y se descasa. Con posterioridad vendrá el debate sobre el número de veces que el permiso procede.

¡Si algunos Senadores hubieran podido acceder a utilizarlo, habrían gozado del beneficio en forma repetida, reiterativa y progresiva! El señor MOREIRA .-

¿A quién está mirando, Su Señoría?

El señor NAVARRO.-

Es algo que debe corresponder cada vez que la persona se case, independientemente del número de veces que se haya divorciado.

El 52 por ciento de las parejas que toman la decisión, legítima, de convivir, de tener hijos, de amarse, sin estar casadas, en mi opinión debieran ser favorecidas de la misma manera. Porque lo que importa, como aquí se ha dicho, es la constitución de la familia: monoparental, de jefa de hogar, del hijo con el padre, del hijo con la madre. Entonces, espero que en el Senado que hoy día aprueba el permiso para las parejas que contraigan matrimonio sea posible encontrar, cuando acojamos el acuerdo de vida en pareja, esa misma voluntad positiva para extenderlo a las otras que no lo hagan, pero sí tengan el mismo concepto de vida familiar. Lo anterior, para que la normativa llegue al cien por ciento de ellas, particularmente las de trabajadores y trabajadoras, y no solo al 48, como hoy día lo estamos acordando.

Cabe destacar el importante aporte de la Senadora señora Goic, quien ha tramitado el proyecto, según entiendo, desde la Cámara de Diputados. Ha tenido la suerte de llegar al Senado para aprobarlo.

Como ya lo he dicho, espero que el Gobierno -el nuestro, el de la Nueva Mayoría- pueda apoyar muchas de las mociones que se encuentran todavía en la otra rama del Congreso. Senadores y Diputados también somos capaces de presentar proyectos de ley, aunque nos cueste mucho en esta monarquía presidencial. Ojalá exista la voluntad de impulsar, como en esta ocasión, aquellos elaborados por los parlamentarios con un fin tan importante como el que hoy día nos ocupa.

¡Patagonia sin represas, hasta conocer el resultado de la apelación en el tribunal ambiental de Valdivia!

¡Nueva Constitución, ahora, que es el segundo compromiso de la Presidenta Bachelet, y que vamos a cumplir, al igual que el de Patagonia sin represas!

¡Y no más AFP, por lo cual estamos luchando a diario!

He dicho.

La señora ALLENDE ( Presidenta ).-

Tiene la palabra el Honorable señor Letelier.

El señor LETELIER.-

Señora Presidenta, estimados colegas, esta es una iniciativa bastante sencilla, por cuanto establece un permiso especial en el Código del Trabajo.

En verdad, en los últimos años hemos ido modificando, sucesivamente, su Libro II, DE LA PROTECCIÓN A LOS TRABAJADORES, en particular el Título II, que partió como DE LA PROTECCIÓN A LA MATERNIDAD, habiéndose reconocido después a los padres derechos similares a los de las madres, lo que tiene que ver con un cambio cultural al interior de la familia. Hoy se plantea una valoración del momento de consagración, sea civil o religioso, como lo permiten nuestras instituciones jurídicas, de quienes deciden convivir y compartir su vida como pareja.

Tal como lo ha expuesto la Senadora señora Goic , este es un avance. Muchos trabajadores tienen, en los contratos de negociación colectiva, un derecho adquirido en la materia. Lo lamentable es que en nuestro país son muy pocos los que negocian colectivamente. De ahí la importancia del proyecto.

En forma adicional, resulta evidente que es la primera vez que abordamos el asunto, y sin duda el texto presenta ciertos tópicos que deberemos analizar posteriormente.

Quiero, eso sí, clarificar un concepto señalado acá.

Es verdad que en nuestro país la mitad de los niños nacen fuera del matrimonio, como lo indicó el Senador Navarro . Pero cabe hacer presente que un porcentaje muy grande de parejas solteras que tienen hijos se casan después. Por tanto, las estadísticas no son precisas. Muchas parejas se constituyen en contrato aunque sus hijos hayan nacido fuera del matrimonio.

Yo, personalmente, soy un defensor de la institución. Y, por lo mismo, considero muy importante para las personas del mismo sexo que opten por el acuerdo de vida en pareja, cuando este sea despachado por el Congreso, que ese proceso de formalización tenga los mismos derechos que se le reconocen al único contrato contemplado hasta el momento en nuestro Código Civil. Esperamos que a futuro haya otros tipos de contrato para constituir familia, no solamente aquel entre heterosexuales; que se permita una variedad de contratos, tal como se ha discutido a propósito del proyecto sobre acuerdo de vida en pareja, de tal manera que el matrimonio no sea el único que exista. Así, tanto parejas heterosexuales como de igual sexo podrán optar por otros contratos que tengan -estoy seguro de que el Parlamento se los reconocerá- los mismos derechos.

Señora Presidenta , la Constitución señala que las instituciones intermedias son fundamentales para la estabilidad de la sociedad. La institución de la vida en pareja es un pilar fundamental de la convivencia entre los seres humanos. Y por eso es tan valioso este proyecto, para que el Código del Trabajo lo reconozca y lo constituya como un derecho.

Entiendo -y lo digo para la historia de la ley- que las personas que se casen más de una vez y sigan en el mismo empleo no verán limitado el derecho previsto en el proyecto. Como ocurre en la vida, algunas personas se casan más de una o dos veces. En la bancada del Partido Socialista, tanto de la Cámara de Diputados cuanto del Senado, hemos tenido reincidentes en el amor. Y creo que esa reincidencia en el amor es algo que se debe valorar.

Por lo tanto, solo para la historia de la ley, no porque una persona se vuelva a casar, por las razones que sean -porque enviudó o porque no resultó su primer matrimonio-, puede ver limitado el derecho a ejercer la opción que consagra la iniciativa en debate.

He dicho.

La señora ALLENDE ( Presidenta ).-

Tiene la palabra el Honorable señor Prokurica.

El señor PROKURICA.-

Señora Presidenta , yo pensé que el Senador Navarro iba a acortar sus despedidas cada vez que intervenía.

Como el Gobierno ya terminó con HidroAysén, supuse que Su Señoría iba a sacar la frase que aludía a ese proyecto. Parece que no es así.

El señor BIANCHI .-

¡No está seguro!

El señor PROKURICA.-

No está seguro.

Además de eso, al Senador Navarro siempre le gusta generarnos algún tipo de intríngulis respecto de los proyectos en trámite.

Ahora plantea que, debido a que un gran porcentaje de hijos nacen de parejas que no se han casado, estas también debieran tener los cinco días de descanso que plantea la iniciativa.

Yo me pregunto, señora Presidenta , cuándo los harían efectivos. ¿Cuándo se conozcan? ¿Cuándo nazca un hijo? ¿Al final?

Yo siento que usted, señor Senador -por su intermedio, señora Presidenta-, lamentablemente nos pone en una situación insostenible.

Por mi parte, voy a aprobar el proyecto de ley, que dice algo muy distinto. Sus normas tienen por objeto apoyar a la familia, como núcleo fundamental de la sociedad, tal como lo reconoce nuestra Carta Fundamental, que usted tantas veces denigra. En su artículo 1° establece que es deber del Estado dar protección a la familia y propender al fortalecimiento de esta. Lo mismo se observa en una serie de instrumentos internacionales, como la Declaración Universal de Derechos Humanos (en su artículo 16); el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos de las Naciones Unidas (en su artículo 23); la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre, y así sucesivamente.

Sin duda, lo que tenemos que hacer es ir fortaleciendo la familia, que es el núcleo fundamental de la sociedad y que hace que el mundo funcione. Me refiero a las distintas formas de familia, pero debemos aclarar, señora Presidenta -y creo que debemos hacerlo en alguna norma reglamentaria o en el mismo proyecto-, de qué estamos hablando.

Yo, personalmente, estimo que la iniciativa apunta al matrimonio civil, que es el único que hoy tiene valor en la legislación vigente. Yo soy católico y me casé también por la iglesia. Sin embargo, actualmente quien se casa por la iglesia no necesariamente puede tener un matrimonio.

Proyectos como este -así creo entenderlo de la explicación que dio la Senadora Goic, una de las autoras de la presente iniciativa, a quien felicito- van en apoyo de quienes desean constituir una familia, de quienes quieren llevar su vida en forma seria.

¡Entiendo que el Senador Navarro a lo mejor habría tenido varios meses de permiso, porque en la vida le han tocado varios encuentros; le ha tocado duro!

El señor DE URRESTI.-

¡Es soltero!

El señor NAVARRO.-

¡Soy soltero!

El señor PROKURICA.-

¿Es soltero? Entonces, no va a tener ningún día libre.

El señor BIANCHI.-

¡Nadie lo quiere aguantar!

El señor PROKURICA.-

¡Pero tal vez este, señora Presidenta , pueda ser un incentivo para que él se case!

El señor LARRAÍN.-

¡Le daríamos un mes de permiso!

La señora ALLENDE ( Presidenta ).-

Diríjase a la Mesa, Senador Prokurica.

El señor PROKURICA.-

Señora Presidenta , ¡por eso mismo hay que aprobar el proyecto, porque a lo mejor con este incentivo de cinco días de permiso, que serviría para que descanse usted, para que descanse el personal del Senado y para que descansen quienes trabajan con él, Su Señoría se embarca en algún matrimonio!

La señora ALLENDE (Presidenta).-

Tiene la palabra el Senador señor Bianchi.

El señor BIANCHI.-

Señora Presidenta , primero, estoy absolutamente de acuerdo en recoger en el Código del Trabajo el cambio positivo de visión que hemos logrado en el ámbito de la protección a la familia.

De a poco se ha ido instaurando el tema de la maternidad y la paternidad como una tarea conjunta. Ello se ha visto reflejado, por ejemplo, en la posibilidad de acordar el cuidado personal, y en el posnatal. Por lo tanto, parece idóneo que estemos aprobando este cambio.

En cuanto a la segunda parte del proyecto, relacionada con el permiso por matrimonio, me merece algunas dudas la ubicación del texto que otorga el beneficio. Si bien se condice con una norma de protección a la familia, queda separada y lejos de otras disposiciones relativas al mismo fin, contempladas en el Capítulo VII, "Del Feriado Anual y de los Permisos" (artículos 66 y siguientes), del Código del Trabajo.

Creo que es en esta parte donde debiese contemplarse la modificación, estrechamente vinculada con las materias que allí se resguardan. De ese modo, se lograría mejorar la coherencia en tal sentido.

Felicito a los autores del proyecto, en especial a la Senadora Carolina Goic, porque va en la línea de la protección de la familia.

Nosotros presentamos proyectos que no van en una línea muy distinta. De hecho, hace un tiempo planteamos uno que en alguna medida igualmente apuntaba a estos "momentos especiales". Por ejemplo, cuando el trabajador requiere hacerse exámenes rigurosos de salud; en el caso de una catástrofe, cuando muchas veces la persona es obligada por su empleador a concurrir al trabajo, teniendo, obviamente, otras prioridades en esos momentos, y también en situaciones menos trágicas y absolutamente normales como la necesidad de ir al médico. Pensamos que debe abrirse la posibilidad de que existan algunos días en que la trabajadora o el trabajador tengan estos permisos especiales.

Reitero que estos son buenos proyectos, que efectivamente nos permiten avanzar en la línea del fortalecimiento y la estructura de la familia, y por eso en este caso voy a votar favorablemente.

La señora ALLENDE (Presidenta).-

Tiene la palabra el Honorable señor De Urresti.

El señor DE URRESTI.-

Señora Presidenta, no cabe duda de que este es un proyecto que genera alto consenso y que el Senado lo va a aprobar.

Se trata de una iniciativa que viene a consagrar derechos a los trabajadores, como el de poder tener un espacio de tiempo para disfrutar de un evento tan importante en la vida como el matrimonio a través del goce de algunos días libres.

Esto viene a igualar una situación que hoy día genera mucha asimetría en materia de derechos laborales: la de los sindicatos poderosos, organizados, que han logrado establecer para sus trabajadores, a través de convenios colectivos, derechos que van más allá de lo que establece la ley, frente a la realidad de más del 90 por ciento de los trabajadores que no negocian colectivamente y que no han podido incorporar este tipo de beneficios entre sus derechos laborales.

Por lo tanto, el establecimiento por ley del permiso por matrimonio va en un camino acertado.

En la Cámara de Diputados, suscribí junto a otros parlamentarios el proyecto -en realidad soy uno de sus impulsores- denominado "ley del duelo", que trata de dar la posibilidad de contar con días libres ante el fallecimiento de un ser querido, como la pareja, el hijo, los padres, por tratarse de una situación de enorme dolor que hace necesario vivir el duelo de manera adecuada.

También estudiamos la materia de acuerdo a la legislación comparada. Y la verdad es que la muerte de una persona cercana produce un dolor que genera disminución en la concentración laboral, lo cual puede terminar ocasionando accidentes o incluso la desvinculación del trabajo, porque se trata de procesos muy duros.

Aquí tenemos el contraste: el matrimonio, una institución libre y voluntaria, en la mayoría de los casos, en la que se contrae un vínculo, o se celebra un contrato, tras la cual se inicia una nueva etapa en la vida. Parece absolutamente apropiado tener días libres.

Ojalá que este debate, que quedará en la historia de la ley, sirva para que el matrimonio sea considerado una institución igualitaria y logremos avanzar hacia tal objetivo.

Espero que en esta legislatura tengamos la capacidad para eliminar toda discriminación en nuestra sociedad y contemos con un matrimonio igualitario, de tal manera que eso también opere en el futuro para dicha institución, no solo para la que se halla consagrada en nuestro Código Civil desde hace gran cantidad de años.

Planteo el punto, no para este proyecto, sino para una figura cuya discusión particular ya está bastante adelantada en la Comisión de Constitución: el acuerdo de vida en pareja; una institución importante, a la cual le asignamos además la calidad de estado civil y en la que avanzamos, desde el punto de vista jurídico, en una serie de derechos equiparables a los del matrimonio, en materia sucesoria, de bienes, de responsabilidad y de obligaciones recíprocas.

Entonces, resulta conveniente que ello al menos quede consignado en la historia de la ley. No creo que sea el momento de hacer el debate sino hasta tener resuelta, aprobada y publicada la ley sobre acuerdo de vida en pareja. Sin embargo, debe entenderse que el mismo derecho que estamos consagrando para quienes suscriban el matrimonio tiene que hacerse extensivo el día de mañana a aquellas personas, de igual o distinto sexo, que pacten voluntariamente un AVP.

Es un acto importante, un acto ritual, un acto en el cual se manifiesta la voluntad de vivir en pareja con otra persona de igual o distinto sexo, que, a mi juicio, igualmente debe tener reconocimiento en el Derecho Laboral, a los efectos de que los miembros de la pareja dispongan de días libres en las mismas condiciones que se establecen en el proyecto en análisis.

Voy a votar a favor, señora Presidenta . Celebro la presentación de la iniciativa, pero, al mismo tiempo, quiero dejar planteado el debate de fondo, vinculado al matrimonio igualitario. Si lo logramos, el acuerdo de vida en pareja, cuya aprobación ha generado amplio consenso en la Comisión de Constitución, debería tener los mismos derechos. A mí no me cabe duda de que serán miles las personas que suscribirán ese instrumento.

Ratifico mi pronunciamiento favorable a la iniciativa en estudio, señora Presidenta .

El señor LABBÉ ( Secretario General ).-

¿Algún señor Senador no ha emitido su voto?

La señora ALLENDE ( Presidenta ).-

Terminada la votación.

--Se aprueba en general el proyecto (19 votos a favor y un pareo) y, por no haberse presentado indicaciones, queda aprobado también en particular.

Votaron por la afirmativa las señoras Allende, Goic y Von Baer y los señores Bianchi, Chahuán, Coloma, De Urresti, Espina, García-Huidobro, Hernán Larraín, Letelier, Matta, Moreira, Navarro, Orpis, Pizarro, Prokurica, Tuma y Patricio Walker.

No votó, por estar pareado, el señor Guillier.

2.3. Oficio de Cámara Revisora a Cámara de Origen

Oficio Aprobación con Modificaciones . Fecha 11 de junio, 2014. Oficio en Sesión 34. Legislatura 362.

?Valparaíso, 11 de junio de 2014.

Nº 557/SEC/14

A S.E. el Presidente de la Honorable Cámara de Diputados

Tengo a honra comunicar a Vuestra Excelencia que el Senado ha dado su aprobación al proyecto de ley, de esa Honorable Cámara, que modifica el Código del Trabajo en materia de protección a la maternidad, la paternidad y la vida familiar y establece un permiso por matrimonio del trabajador, correspondiente al Boletín Nº 5.907-13, con las siguientes enmiendas:

ARTÍCULO ÚNICO

Número 2

Ha reemplazado su encabezamiento por el siguiente:

“2. En el artículo 194:”.

Número 3

Encabezamiento

Lo ha sustituido por el que sigue:

“3. Agrégase el siguiente artículo 207 bis:”.

Artículo 207 bis

Lo ha modificado del modo que sigue:

- Ha intercalado, en el inciso primero, a continuación de la expresión “días hábiles”, la palabra “continuos”.

- Ha reemplazado, en el inciso segundo, la coma (,) que sucede a la palabra “matrimonio”, por la expresión “y en”.

- Ha agregado, en el inciso final, a continuación de la palabra “certificado”, lo siguiente: “de matrimonio del Servicio de Registro Civil e Identificación”.

Ha incorporado el siguiente artículo transitorio, nuevo:

“Artículo transitorio.- Los días de permiso por matrimonio del trabajador, pactados individual o colectivamente a la fecha de publicación de esta ley, serán imputables a los contemplados en el artículo 207 bis del Código del Trabajo.”.

Lo que comunico a Vuestra Excelencia en respuesta a su oficio Nº 8.413, de 3 de noviembre de 2009.

Acompaño la totalidad de los antecedentes.

Dios guarde a Vuestra Excelencia.

ISABEL ALLENDE BUSSI

Presidenta del Senado

MARIO LABBÉ ARANEDA

Secretario General del Senado

3. Tercer Trámite Constitucional: Cámara de Diputados

3.1. Discusión en Sala

Fecha 08 de julio, 2014. Diario de Sesión en Sesión 42. Legislatura 362. Discusión única. Se aprueban modificaciones.

ESTABLECIMIENTO DE PERMISO POR MATRIMONIO DEL TRABAJADOR Y PERFECCIONAMIENTO DE LA PROTECCIÓN DE LA MATERNIDAD,LA PATERNIDAD Y LA VIDA FAMILIAR. (Tercer trámite constitucional.Boletín N° 5907-13)

El señor CORNEJO ( Presidente ).-

En el Orden del Día, corresponde tratar las modificaciones introducidas por el Senado al proyecto de ley que modifica el Código del Trabajo en materia de protección a la maternidad, la paternidad y la vida familiar, y establece un permiso por matrimonio del trabajador.

Antecedentes:

-Modificaciones del Senado, sesión 34ª de la presente legislatura, en 12 de junio de 2014. Documentos de la Cuenta N° 6.

El señor CORNEJO (Presidente).-

Tiene la palabra la diputada señora Alejandra Sepúlveda.

La señora SEPÚLVEDA (doña Alejandra).-

Señor Presidente , me alegro de que este proyecto, del cual es autora la senadora Carolina Goic , entre otros, haya sido despachado por el Senado, tal como hicimos aquí la semana pasada con el proyecto que extiende a los padres trabajadores el derecho de alimentar a sus hijos.

Cuando expliqué los alcances del proyecto a algunas personas, me hicieron dos comentarios. Por un lado, señalaron que es positivo que en caso de contraer matrimonio, todo trabajador tenga derecho a cinco días hábiles continuos de permiso pagado, adicional al feriado anual, independientemente del tiempo de servicio, y que pueda elegir si utiliza el permiso a contar del día del matrimonio, o bien antes o después del mismo. Como señala el proyecto, para hacer efectivo el permiso, el trabajador deberá dar aviso a su empleador con treinta días de anticipación y presentar dentro de los treinta días siguientes a la celebración el respectivo certificado de matrimonio del Servicio de Registro Civil e Identificación.

Como señalé, a las personas a quienes comenté el proyecto les pareció muy interesante que se dieran facilidades a los trabajadores para casarse, a fin de que preparen el matrimonio -así dijeron algunos- y para que puedan estar juntos después de contraerlo.

El segundo comentario que hicieron fue que estas señales son interesantes y miradas con simpatía por todos. Al parecer, algunos colegas no piensan lo mismo porque dicen que el matrimonio está en extinción. Aunque ustedes no lo crean, en el Servicio de Registro Civil e Identificación de muchas regiones no se están otorgando horas antes de octubre.

Con todo, estamos ante un problema más de fondo, que se relaciona con las condiciones que ofrecen la sociedad y el Congreso Nacional para apoyar a la familia. En esta materia, tenemos una tremenda deuda, por ejemplo, con los horarios de trabajo y las dificultades relacionadas con las remuneraciones, entre otras.

Hace algunos días discutimos el proyecto sobre el ingreso mínimo mensual. Una familia no puede vivir con él, lo que hace que la mujer tenga que salir a trabajar para ayudar a su sustento. Hoy, el 40 por ciento de las familias son sostenidas por jefas de hogar. Además, está el problema de la locomoción. El mejor ejemplo es el Transantiago: los trabajadores pierden más de dos horas para llegar a sus hogares.

Más allá de que hoy estemos discutiendo las enmiendas introducidas por el Senado al proyecto que modifica el Código del Trabajo en materia de protección a la maternidad, la paternidad y la vida familiar, y establece un permiso por matrimonio del trabajador, considero que tenemos una tremenda deuda con las familias. Espero que la reforma educacional, las modificaciones al Código del Trabajo, el establecimiento de mejores condiciones laborales para que la mujer pueda desempeñar en mejor forma sus funciones y la creación de más salas cuna permitan a los padres trabajar sin problemas.

Votaré favorablemente las modificaciones del Senado, toda vez que el proyecto es una señal positiva para el matrimonio y la familia; sin embargo, como digo, subsiste una deuda gigantesca de la sociedad, y también del Congreso Nacional, con ella. Por ejemplo, cuando se trata de establecer uno o dos días feriados, lo único que interesa son las pérdidas que sufre el país, pero no se considera que esos días son los únicos en que la familia puede permanecer unida.

Cuando expliqué este proyecto fui objeto de bullying parlamentario, porque muchos se rieron y dijeron que el matrimonio estaba en extinción. Sin embargo, creo que debemos hacer grandes esfuerzos para que este continúe siendo una institución, para lo cual debemos fortalecerlo. Como dije, lo que más nos debe interesar es fortalecer la familia; sin embargo, lo único que estamos haciendo es destruirla, fracturarla, y luego nos quejamos de que los niños no tienen sustento para desarrollarse. No debemos olvidar las dificultades que existen, por ejemplo, en el ámbito educacional.

Por eso, a fin de dar una señal positiva, votaré -repito- favorablemente las modificaciones del Senado, sin perjuicio de reconocer que la deuda más importante que tenemos no es con el matrimonio, sino con la familia.

He dicho.

El señor CORNEJO (Presidente).-

Tiene la palabra el diputado Patricio Melero.

El señor MELERO.-

Señor Presidente , el artículo 1° de nuestra Constitución Política establece que la familia es el núcleo fundamental de la sociedad y que es deber del Estado darle protección y propender a su fortalecimiento. Entonces, ¿qué mejor forma de honrar este precepto constitucional que aprobar un proyecto que modifique el Código del Trabajo, en el sentido de otorgar un permiso especial a quienes contraen matrimonio, bajo cuyo alero formarán una familia?

Como se ha recordado aquí, en el desarrollo del derecho al trabajo nuestro país ha venido reconociendo normas internacionales sobre distintas materias laborales, a fin de compatibilizar el trabajo con la vida familiar o con la paternidad responsable. Hace algunos años aprobamos el derecho al permiso prenatal del hombre y lo involucramos en las labores de crianza y cuidado inicial de los niños. Asimismo, prolongamos el permiso para que las familias puedan tener días libres pagados, en caso de fallecimiento de un hijo o del cónyuge.

El Congreso Nacional hace bien en incorporar normas que armonicen la vida laboral y que vayan produciendo un ordenamiento que permita hacer compatible el trabajo con la vida personal y familiar. No hemos estado ajenos a esta tendencia y, en este sentido, el paso que hoy estamos dando es muy importante.

De esta manera, el hecho de que los trabajadores puedan gozar de permiso con motivo de situaciones familiares de connotación negativa, como el fallecimiento de un hijo, del cónyuge, del padre u otras situaciones similares, hace que vayamos estableciendo una legislación que apunta precisamente a que uno de los ejes centrales de nuestro actuar sea el fortalecimiento del matrimonio y de la familia, como una forma de establecer los fundamentos básicos sobre los cuales queremos construir nuestra sociedad.

Por estas razones, la bancada de la UDI apoyará las modificaciones del Senado, porque de esta forma se protege la maternidad, la paternidad y la vida familiar, y se fortalece el matrimonio.

He dicho.

El señor CORNEJO (Presidente).-

Tiene la palabra el diputado Daniel Farcas.

El señor FARCAS.-

Señor Presidente , este proyecto viene a reafirmar una lógica según la cual debemos preocuparnos de construir una sociedad en la cual se promueva el trabajo, pero también la eficiencia y la eficacia en las labores productivas. Pues bien, una combinación adecuada y pertinente de ambas es el equilibrio que debe existir para tener una vida armónica y plena.

En ese sentido, es muy importante destacar que tan relevante como la inserción de Chile en el mundo internacional, el desarrollo económico, el aumento de la productividad y, por cierto, la competitividad de nuestro país en los mercados internacionales, mediante un mejor servicio y calidad de nuestros productos, es -incluso más importante- la calidad de la vida familiar y el desarrollo y la promoción de los valores que la familia nos puede entregar en forma totalmente diferente e independiente de lo relacionado con el ámbito laboral.

Este proyecto se relaciona con fortalecer el ámbito familiar, a través de la entrega de distintas herramientas. Se busca alcanzar un acuerdo social y político para que la familia pueda desarrollarse de manera armónica e integral. El fortalecimiento de la familia se logra a través de la creación de estos espacios que vienen a llenar un vacío muy importante.

La entrega de cinco días de permiso pagado a todo trabajador en caso de que contraiga matrimonio permitirá que las familias disfruten de un momento de alegría, de felicidad y de reencuentro. Por eso, vamos a apoyar con mucha fuerza las modificaciones del Senado al proyecto.

He dicho.

El señor CORNEJO (Presidente).-

Tiene la palabra el diputado señor Bernardo Berger.

El señor BERGER.-

Señor Presidente, este proyecto de ley reconoce uno de los momentos más importantes en la vida de una persona y de la familia, piedra fundamental en toda sociedad.

Esta iniciativa nos coloca al nivel de otros países que entienden el valor del matrimonio y la necesidad de fomentar la institución familiar. Asimismo, viene a sumar un elemento más de motivación en el ámbito laboral, puesto que avanza en el reconocimiento del trabajador no solo en su función específica, sino en su integralidad, esto es, como ser humano y social.

La aprobación de este proyecto beneficiará a miles de trabajadores de nuestro país, puesto que cuando tomen la decisión de contraer matrimonio tendrán derecho a cinco días hábiles de permiso pagado, independientemente de su feriado legal y de los años de servicio que tengan en la empresa.

En lo personal, apoyaré las modificaciones del Senado, ya que de esta manera, reitero, los trabajadores tendrán derecho a cinco días hábiles de permiso para gozar de su luna de miel, independientemente de sus vacaciones.

He dicho.

El señor CORNEJO (Presidente).-

Tiene la palabra el diputado señor Osvaldo Andrade.

El señor ANDRADE .-

Señor Presidente , si bien manifiesto mi respaldo a este proyecto y a las modificaciones del Senado, quiero expresar un par de aprensiones, puesto que no sé si se trata de la forma correcta de generar las condiciones para la adecuada protección de la familia.

En esta materia tal vez sería más interesante pensar en un banco de días para los trabajadores que pudiera ser utilizado durante el año, como ocurre con los seis días de permiso administrativo de que goza el sector público. Sin perjuicio de las contingencias, a mi juicio debe ser el trabajador quien tenga la posibilidad de ocupar ese tiempo según lo estime conveniente. Incluso, si en lugar de cinco fuesen diez días de permiso, podría hacer uso de ellos en una contingencia distinta de la que apunta el proyecto.

Si a un trabajador le ocurriese en un año todo lo que prevé la ley, tanto a su favor como en su desmedro -por ejemplo, el fallecimiento de un familiar, el matrimonio, el nacimiento de hijos y enfermedades-, estaríamos frente a más de treinta días de permiso. Incluso, me atrevería a señalar que los días de permiso sumarían cerca de cuarenta, atendidas las normas aprobadas hasta hoy. Sin embargo, cuando no ocurre ninguna de las contingencias señaladas, ese trabajador no tiene ningún día libre.

En consecuencia, quiero entregar un enfoque distinto, cual es que sea un derecho del trabajador contar con una cantidad de días durante el año, tal como sucede con los trabajadores del sector público. Sería una mejor manera de precaver lo que aquí se ha señalado como objetivo básico: proteger la vida familiar. Manifiesto esta prevención, que me parece razonable explorar.

En otro aspecto, quiero recordar al Ejecutivo que existe una moción casi olvidada que solicita la creación de un banco de días para los trabajadores del sector privado. Si bien puede estar sujeto a contingencias, la idea es que sea administrado por el trabajador, con acuerdo de su empleador. Esa moción fue presentada hace mucho tiempo. Considero pertinente que el Ejecutivo la recupere, debido precisamente a uno de los fundamentos invocados para apoyar el proyecto: conciliar la vida familiar con la vida laboral.

He dicho.

El señor CORNEJO (Presidente).-

Tiene la palabra el diputado señor García.

El señor GARCÍA (don René Manuel).-

Señor Presidente , vale la pena preguntarse por qué se analizan proyectos de ley de este tipo.

Cualquier persona con sentido común que tiene un empleado a su cargo, lo menos que puede hacer es otorgarle días de permiso para casarse y disfrutar de su luna de miel. Por eso, me parece insólito tener que aprobar una iniciativa de ley especial para regular esta situación. Eso significa no tener conciencia de la importancia de los empleados dentro de una empresa.

Reitero, no logro explicarme por qué se plantea este proyecto. Es como si alguien plantease la idea de que las casas de los trabajadores deben tener luz eléctrica, agua potable, baño. Eso es tan obvio que no resulta entendible tener que reglamentarlo.

Estoy de acuerdo con el diputado Andrade en cuanto a que los trabajadores puedan distribuir sus días feriados de la manera en que lo estimen conveniente. Ninguna empresa va a hacerse más rica ni más pobre si le niega unos días de descanso al trabajador o trabajadora que se ha casado. La convivencia entre las personas en una empresa es mucho más importante que lo que pueda determinar un proyecto de ley. No se me ocurriría pensar -y quiero que mis colegas lo puedan aquilatar- que un gerente de una empresa se case y no tenga sus días libres. En ese caso no requiere de una ley para ausentarse del trabajo; simplemente lo hace. ¿Por qué ese mismo beneficio no lo puede tener también un trabajador? No logro entender eso.

Hay una ley que jamás podremos dictar en el Congreso, pues no depende de nosotros: me refiero a la ley del sentido común. Mientras no reine el sentido común entre la gente que tiene al mando a otras personas no vamos a poder sacar adelante este país.

A pesar de que, por las razones señaladas, no estoy completamente de acuerdo con el proyecto, lo votaré a favor, porque se beneficia a los trabajadores con cinco días hábiles cuando se casen. ¡Un tremendo regalo!

Todos, cuando hemos contraído matrimonio, hemos gozado de más de cinco días libres. En este caso, por algo hay que empezar. Felicito a los autores del proyecto, que ojalá se pueda promulgar lo más pronto posible como ley de la república, para que los contrayentes puedan disfrutar de su luna de miel como coresponde.

He dicho.

El señor CARMONA (Vicepresidente).-

Tiene la palabra la diputada señora Loreto Carvajal.

La señora CARVAJAL (doña Loreto).-

Señor Presidente , cualquier medida que busque equilibrar el trabajo y la familia siempre es positiva. Trabajar y llevar adelante una familia tiene un costo muy alto. Como mujer entiendo la relevancia de contar con más días para celebrar una fecha tan importante para una persona como es el matrimonio. Se debe disfrutar de la ocasión.

Quiero agradecer la posibilidad de dar estos días a muchos trabajadores que no tienen ninguna otra regalía, ningún otro beneficio que el estar al lado de su familia y de sus seres queridos en un momento tan importante.

La lucha diaria de toda persona es para satisfacer las demandas de la vida familiar y del trabajo, que muchas veces se contraponen.

Anunció mi voto favorable a las modificaciones del Senado a este proyecto, que espero sirva para que muchos hombres y mujeres en una ocasión tan importante como la del matrimonio comiencen de buena manera la formación de sus familias y sus proyectos futuros. Eso requiere tiempo, dedicación y mucho amor.

He dicho.

El señor CARMONA (Vicepresidente).-

Tiene la palabra el diputado señor Vlado Mirosevic.

El señor MIROSEVIC.-

Señor Presidente , en primer lugar, felicito a los autores del proyecto. Obviamente, comparto esta medida, necesaria para que los trabajadores dispongan de algunos días de permiso cuando decidan casarse. Sin embargo, quiero aprovechar la ocasión para reivindicar al mundo liberal en cuanto a los temas de familia.

Durante mucho tiempo se ha dicho que los liberales no tenemos mucha preocupación por la familia, en contraposición con el mundo conservador, que sí la tiene. Deseo reivindicar aquello: al mundo liberal le preocupa la familia. Ello quedó en evidencia hace diez años, cuando se discutió el proyecto de ley de divorcio, que también defendía a la familia. En ese momento, algunos quisieron esconder ese tema debajo de la mesa, en una situación muy parecida a la actual discusión del proyecto de ley denominado acuerdo de vida en pareja (AVP). Es obvio que el AVP defiende la familia, pero no solo un tipo de familia, sino varios. A mi juicio, se debe entender el concepto de familia no solo entre un hombre y una mujer, sino donde hay una relación de amor.

Desde ese punto de vista, debo decir que los pro familia no son necesariamente quienes transitan por la vereda del mundo más conservador o tradicionalista. Los liberales también creemos en la familia, en todo tipo de familia, porque lo constitutivo de ella es el amor, no necesariamente la concepción más tradicional. Por ello -repito-, en el debate de este proyecto quiero aprovechar de plantear esa reivindicación.

Reitero, a los liberales nos preocupa la familia. Esa es la razón por la cual ayer estuvimos de acuerdo con la ley de divorcio, hoy estamos a favor del AVP y mañana estaremos a favor del matrimonio igualitario.

He dicho.

El señor CARMONA (Vicepresidente).-

Tiene la palabra el diputado señor Jorge Sabag.

El señor SABAG.-

Señor Presidente , valoro este proyecto de la exdiputada y actual senadora señora Carolina Goic , del cual también soy coautor, que establece cinco días hábiles continuos de permiso para el trabajador que contrae matrimonio. El Senado dispuso que este cambio de estado civil debe comprobarse con la entrega de un certificado de matrimonio del Servicio de Registro Civil e Identificación.

Este beneficio será de cargo del empleador, sin perjuicio de los quince días hábiles de vacaciones que tiene todo trabajador como derecho adquirido.

El matrimonio es un hito importante en la vida de cada persona, por lo que el proyecto en debate resulta pertinente. Hay que fortalecer esta institución, tras la decadencia que ha sufrido en los últimos veinte años. Recordemos que en 1990 el número de matrimonios celebrados, de acuerdo con información del Servicio de Registro Civil e Identificación, era poco más de cien mil. Hoy, llega apenas a sesenta mil. Como se puede apreciar, el matrimonio ha ido perdiendo fuerza en la sociedad.

Reitero nuestra valoración a esta iniciativa de la senadora Carolina Goic, quien ha dejado un tremendo legado con proyectos que van en la línea de conciliar el trabajo con la vida en familia. Ya discutimos el posnatal para los padres, a fin de que también puedan vivir y compartir esa etapa tan relevante como es el nacimiento de un hijo y su lactancia.

El proyecto da cierta facilidad para que las personas puedan conciliar el trabajo con un hecho tan significativo como es el matrimonio. Estoy muy contento de haber contribuido a ello, desde mi posición de coautor. Aclaro que el proyecto fue presentado en 2007 y ha tenido una larga tramitación. Como estoy seguro de que las modificaciones del Senado serán aprobadas, la ley en proyecto constituirá una gran señal para fortalecer la familia.

He dicho.

El señor CARMONA (Vicepresidente).-

Tiene la palabra el diputado señor Leonardo Soto.

El señor SOTO .-

Señor Presidente , vuelve a esta Cámara, en tercer trámite constitucional, este proyecto que ya acumula más de seis años de tramitación. Se trata de una iniciativa que viene a consagrar un justo derecho de los trabajadores, cual es contar con tiempo para disfrutar de un momento tan importante en la vida como es el matrimonio, mediante el goce de cinco días hábiles de permiso remunerado. El proyecto en discusión, además, iguala una situación que genera mucha asimetría en materia de derechos laborales. En efecto, existen trabajadores que pueden integrarse a sindicatos, los que, mediante la negociación colectiva, han podido establecer el derecho a permiso por causa de matrimonio, el que viene a enriquecer la relación laboral y es de antigua data.

Sin embargo, la gran mayoría de los trabajadores mantienen contratos individuales de trabajo sin posibilidad de sindicalizarse, por lo que no negocian en forma colectiva, razón por la cual no han podido incorporar este beneficio a sus derechos laborales.

Soy un convencido de que el legislador tiene la obligación de recoger, sancionar y hacer exigibles y accesibles por ley aquellos derechos que los trabajadores organizados van consiguiendo en el marco de sus negociaciones colectivas, para extenderlos a la gran masa de trabajadores que no puede acceder a esos derechos por el mero hecho de no estar sindicalizados.

Queda un gran camino por recorrer. Mientras no tomemos el toro por las astas e implementemos medidas reales para favorecer la sindicalización en el país, deberemos seguir legislando bajo la fórmula del caso a caso, a fin de extender beneficios que son derechos antiguos en el mundo de los trabajadores sindicalizados.

Anuncio mi apoyo a las modificaciones introducidas por el Senado, mediante las cuales se ha perfeccionado el proyecto al consagrar que los cinco días de permiso que se establecen con ocasión del matrimonio podrán ser contados de manera continua. Había que evitar su fraccionamiento por parte de algunos empleadores un poco resistentes a esta nueva disposición.

La Cámara Alta, además, flexibiliza la norma, posibilitando que el trabajador pueda hacer uso de este derecho el día de su matrimonio, o durante los días inmediatamente anteriores o posteriores a su celebración.

Asimismo, incorporó un nuevo artículo transitorio que señala que los días de permiso por matrimonio del trabajador, pactados individual o colectivamente a la fecha de publicación de la ley en proyecto, serán imputables a los contemplados en el artículo 207 bis del Código del Trabajo, ello para adecuar la norma a la que rige a los trabajadores que ya gozan del beneficio.

Prevengo que una vez aprobado este proyecto prontamente deberemos introducir nuevas modificaciones a la ley, porque este beneficio deberá extenderse a quienes resuelvan unirse a través de fórmulas distintas al vínculo matrimonial, que en los hechos derivarán exactamente en lo mismo. En la actualidad, menos de la mitad de las familias se constituyen en el marco de la institución consagrada en el artículo 102 del Código Civil.

Sin ánimo de entrar de pleno en este debate, resulta casi redundante recordar que una de las características distintivas de la ley es su carácter general. Por lo tanto, en un país en el que solo el 48 por ciento de las parejas se casa y tiene hijos, mientras que el 52 por ciento tiene hijos y no están casadas, es preocupante que estemos legislando para menos de la mitad de las personas que están en la situación prevista en la ley, por el solo hecho de que aún no hemos sido capaces de establecer normas iguales para situaciones iguales, por la mera imposición de los valores morales y religiosos de una minoría.

He dicho.

El señor CARMONA (Vicepresidente).-

Tiene la palabra el diputado señor Jorge Rathgeb.

El señor RATHGEB .-

Señor Presidente , hoy, a la luz de nuestra legislación, el matrimonio es un mal negocio. Para explicar esto, pondré como ejemplo la postulación al subsidio habitacional.

Cuando dos personas conviven, cada una puede postular al subsidio habitacional, por lo que cada una puede tener su casa propia; pero si están vinculadas por el matrimonio, es decir, por un contrato solemne -así lo señala el Código Civil-, solamente puede postular una de ellas. Ese es uno de los tantos ejemplos de desincentivos para celebrar matrimonios que contiene nuestra legislación.

Durante el gobierno del Presidente Sebastián Piñera se creó el bono “bodas de oro”, que valoramos, pues constituye un incentivo adicional para contraer matrimonio. Del mismo modo, celebramos esta iniciativa, que busca otorgar, mediante el establecimiento de un artículo 207 bis, nuevo, en el Código del Trabajo, un permiso remunerado de cinco días, distinto del feriado legal e independiente de los años de servicio, al trabajador que contraiga el vínculo mencionado.

Algunos países vecinos, como Uruguay, Brasil y Argentina, ya consagraron ese beneficio en su legislación. También gozan de él algunos trabajadores de nuestro país, quienes lo han obtenido a través de procesos de negociación colectiva.

En consecuencia, considero de toda justicia que, para fomentar la celebración del sagrado vínculo matrimonial y fortalecer la familia como núcleo fundamental de nuestra sociedad, aprobemos esta iniciativa, por lo que contará con mi apoyo para que, en definitiva, sea ley de la república.

He dicho.

El señor CARMONA (Vicepresidente).-

Tiene la palabra el diputado señor Enrique Jaramillo.

El señor JARAMILLO.-

Señor Presidente , en una conversación que sostuve hace unos días con un gran amigo, un economista del concierto internacional y nacional, tratamos varios de estos temas, a los que llegamos después de referirnos a varios proyectos de ley que hemos tramitado en el último tiempo en la Cámara de Diputados y que estarían próximos a promulgarse, como el que protege y apoya el desarrollo de la paternidad y la vida en familia; el que permite que el padre trabajador pueda concurrir a alimentar a su hijo menor de dos años donde este se encuentre; el que regula los permisos para cuidar a los hijos enfermos o los que se deban otorgar por la desgraciada situación de muerte de algún pariente.

Mi amigo dijo que nos faltan décadas para llegar al desarrollo económico -no obstante, hay políticos que aseguran que estamos en vísperas de lograrlo-, pero que, en estas otras materias, como la protección de la maternidad, la paternidad y la vida familiar, ya estamos llegando al desarrollo.

Son normas que cuesta entender. Pero, seamos claros: nos estamos adelantando y legislando como lo hacen los países más avanzados.

Uno de los colegas que me antecedió en el uso de la palabra expresó que no entendía por qué se tenía que legislar para entregar un permiso de cinco días hábiles, con goce de remuneración, al trabajador o trabajadora que contrae matrimonio. Quienes hemos vivido más sabemos que décadas atrás era casi imposible que se concediera un permiso de esa naturaleza, aunque se tratara de uno de los acontecimientos más importantes en la vida de cualquier ser humano, como es el matrimonio. No era fácil conseguir un permiso así. Seguramente, la legisladora autora del proyecto tiene recuerdos de esa situación o tuvo visión de aquello, por lo que se decidió a presentar la iniciativa.

Considero que los cinco días de permiso que se consagran son totalmente legítimos, pues, como señalé, debe ser uno de los acontecimientos más importante en la vida de las personas y el inicio de una nueva familia. Además, la mayoría de las veces ocurre solo una vez -me incluyo-, aunque podría llegar a producirse más de dos veces.

La bancada del Partido por la Democracia va a dar su aprobación a este proyecto, porque todo aquello que tienda al fortalecimiento de la vida en familia y a la protección del núcleo base de nuestra convivencia redunda, en definitiva, en el fortalecimiento de nuestros lazos

afectivos y permite la construcción de una sociedad más armónica y cohesionada, tan necesaria hoy, pero que nos parece tan lejana.

He dicho.

El señor CARMONA (Vicepresidente).-

Tiene la palabra el diputado señor Sergio Ojeda.

El señor OJEDA.-

Señor Presidente , no podía dejar de intervenir en el debate de este proyecto, ya que aunque es muy sencillo y contiene pocas disposiciones, se refiere a una materia de profunda significación y trascendencia para la vida de las personas.

En la vida de un ser humano ocurren muchos acontecimientos a los que damos cierta importancia o relevancia, como el nacimiento de un hijo, la muerte de un familiar o la celebración de un matrimonio.

Este proyecto de ley, como ya se ha dicho, busca establecer un permiso de cinco días remunerados para el trabajador que contrae matrimonio, sin distinción. Son cinco días de feriado adicionales a los del feriado anual de vacaciones, independientemente del tiempo que lleve sirviendo el trabajador. Originalmente, el proyecto establecía que se trataba de cinco días hábiles, pero el Senado ha agregado que deben ser continuos.

El matrimonio es una institución importante dentro de nuestro Estado de derecho, un vínculo consagrado y reconocido por nuestro ordenamiento jurídico. Es, además, una forma de constituir una familia, aunque no la única, y dada la importancia que reviste para la vida de cualquier persona, estamos por aprobar esta reforma legal que introduce un artículo 207 bis, nuevo, al Código del Trabajo, para establecer el ya mencionado beneficio de cinco días de feriado para los trabajadores que lo contraigan.

Señor Presidente , el matrimonio es un vínculo afectivo y social a partir del cual empieza a desarrollarse la familia; es la base o fundamento de la familia. De ahí que se le deba dar la importancia que reviste una institución de esa entidad. Asimismo, es una institución jurídica y, como tal, está definida en el artículo 102 del Código Civil, lo que da cuenta de que, dada su relevancia, el Estado decidió intervenir para regular esta relación afectiva entre dos personas.

Se preguntó acerca de cuál es la relación entre el matrimonio y el trabajo. Lo primero que quiero decir al respecto es que, más que un vínculo religioso o que un vínculo de carácter jurídico, el matrimonio es un vínculo de amor, una relación afectiva que el Estado debe contribuir a consolidar, resguardar y estimular. Por eso, así como se regula el matrimonio desde una perspectiva civil, por ejemplo, en lo que dice relación con los derechos y deberes de los contrayentes, también pueden regularse los efectos que pueda generar en materia laboral.

Por lo expresado, aplaudo esta iniciativa, esta moción de mi excolega diputada Carolina Goic , pues describe, interpreta y rescata una institución importante para la vida de las personas. No todo es trabajar. La vida nos entrega muchas facetas. El ordenamiento jurídico y la ley tienen que proteger los derechos, como el descanso, las vacaciones y otros que otorga la legislación laboral.

Vamos a aprobar esta iniciativa, que busca otorgar, mediante el establecimiento de un artículo 207 bis, nuevo, en el Código del Trabajo, un permiso remunerado de cinco días, distinto del feriado legal e independiente de los años de servicio, al trabajador que contraiga matrimonio. La iniciativa permite que confluyan y se complementen las relaciones afectivas de las personas, las que son importantes y debemos respetar. Además, es obligación del Estado regularlas y es obligación del empleador cumplirlas. Por su parte, el ordenamiento jurídico positivo tiene la obligación de ratificar los derechos naturales y propios de la persona humana.

En consecuencia -reitero-, votaré favorablemente el proyecto.

He dicho.

El señor CARMONA (Vicepresidente).-

Tiene la palabra el diputado señor Diego Paulsen.

El señor PAULSEN.-

Señor Presidente , el proyecto en debate busca modificar el Código del Trabajo. Cuando uno examina ese cuerpo legal, en especial el Título II del Libro II, es posible comprobar que ha sido objeto de varias modificaciones durante los últimos años. Sus disposiciones regulan no solo la protección de la maternidad, sino también de la paternidad y de la vida familiar. Repito, se trata de un proceso de transformación llevado a cabo en Chile durante los últimos años.

El proyecto reivindica que la familia es el núcleo fundamental de la sociedad, lo cual comparto con sus autores y ratifico con mi intervención. Los autores de la iniciativa señalan, entre otros aspectos, que el proyecto asume la tarea de hacer compatible el trabajo con la vida personal y familiar. Nuestro ordenamiento laboral considera de especial importancia reconocer el derecho de los trabajadores a gozar de permiso en situaciones relevantes de carácter familiar, ya sea de connotación positiva o negativa, por ejemplo, en caso de fallecimiento de un hijo, del cónyuge, del padre o de la madre de un trabajador.

También es importante destacar -lo viví en carne propia, porque hace cuatro meses tuve el honor de casarme- que algunos empleadores han incorporado esta norma en sus estatutos al permitir que sus trabajadores soliciten días administrativos con goce de sueldo. Celebro, entonces, que algunos empresarios hayan acogido la norma.

Por lo tanto, anuncio que daré mi aprobación al proyecto, puesto que se debe permitir que toda persona disponga de cinco días hábiles de permiso en caso de que contraiga matrimonio.

Sin embargo, no concuerdo con las modificaciones del Senado, porque considero que no deberían ser días continuos, sino hábiles. Muchas personas se casan un viernes o un sábado y, en tal caso, pierden dos días, los que podrían haber disfrutado con su esposo o esposa.

Así como vamos avanzando en normas que permiten impetrar estos beneficios, me gusta-ría señalar algo fundamental: para contraer matrimonio es necesario concurrir al Servicio de Registro Civil e Identificación y solicitar una hora para casarse, pagar por las capitulaciones matrimoniales o pagar para que el oficial del Registro Civil concurra a la casa de los contrayentes. Si queremos fomentar la familia y el matrimonio, debemos legislar para que las familias más vulnerables de Chile no tengan que pagar por casarse.

Votaré a favor el proyecto de ley, pero me abstendré respecto de una modificación introducida por el Senado, pues estimo que el permiso debe otorgarse por días hábiles y no continuos. Además, quiero hacer presente que me gustaría que las familias más vulnerables no paguen por casarse ni por las capitulaciones matrimoniales.

He dicho.

El señor CARMONA (Vicepresidente).-

Tiene la palabra el diputado señor Felipe Letelier.

El señor LETELIER .-

Señor Presidente , durante la tramitación de un proyecto muy parecido, la semana pasada sostuvimos que hay que ir emparejando la cancha. Estoy muy consciente, y el Congreso Nacional también, de que existen muchos empresarios buenos, con sentido humano y comprensivos, como también hay otros que prefieren soportar una huelga de más de un mes en los puertos con tal de no entregar un espacio físico ni tiempo suficiente para que sus trabajadores puedan almorzar dignamente. En este caso, me refiero a los empresarios portuarios que causaron un tremendo daño al país con su actitud egoísta y mezquina. Pero, como dije, también, gracias a Dios, existen empresarios buenos.

El tema de la familia no es menor. En el discurso público se dice que una de las bases fundamentales de la sociedad es la familia, pero la sociedad y el Estado de Chile poco han hecho por las familias. Por ejemplo, la semana pasada aprobamos el salario mínimo. Su monto no es como para señalar a viva voz que estamos protegiendo la familia.

Los grandes problemas de la familia, por lo general, son de carácter socioeconómico. Hay mucho amor, hay mucha comprensión, hay mucha tolerancia, hay mucha cooperación. Históricamente, eso ha sido así; pero hay una deuda. Cuando la Iglesia católica se refiere al salario digno -y la Iglesia evangélica también-, todos los sectores y los actores concuerdan en que es necesario cuidar la familia. Eso no es nuevo. Quienes hemos nacido y hemos sido criados en el campo chileno, sabemos lo que representa un padre y su esfuerzo. Hace algunos años no existían horarios de trabajo regulados.

Por cierto, debemos contribuir a mejorar el Código del Trabajo, a fin de hacer más digna la vida de las trabajadoras y de los trabajadores de Chile.

Como bancada del Partido por la Democracia, vamos a respaldar el proyecto, porque sabemos que la cancha todavía sigue siendo dispareja. No se trata de algo caritativo, como decir: “Los maridos tenemos que ayudar a la protección de nuestros hijos”. ¡No! Debemos ir al fondo.

No me voy a cansar de decir que no volví al Congreso Nacional para hacer más de lo mismo. No queremos más abusos. Estoy de acuerdo en que no debe haber más abusos…

-Manifestaciones en las tribunas.

El señor CARMONA ( Vicepresidente ).-

Pido a los dirigentes y socios de la Asociación Nacional de Manipuladores de Alimentos que permitan al diputado Letelier terminar su intervención. Los diputados han tomado nota de sus demandas. Por lo tanto, les pido que permitan que continúe la sesión.

Retoma la palabra el diputado Felipe Letelier.

El señor LETELIER .-

Señor Presidente , agradezco a los dirigentes que se encuentran en las tribunas y me alegro de que planteen sus demandas. Desde aquí puedo leer sus pancartas y estoy de acuerdo con que una familia no puede vivir con un ingreso de 166.000 pesos; es imposible. De manera que el salario mínimo todavía sigue siendo insignificante.

Por eso, estamos caminando paso a paso para que haya justicia social. ¿Hay una deuda? Sí, y es con los trabajadores de Chile. Para solucionar eso estamos trabajando.

Para terminar, envío un cariñoso saludo a los dirigentes que nos acompañan.

He dicho.

-Aplausos.

El señor CARMONA (Vicepresidente).-

Tiene la palabra la diputada señora Marisol Turres.

La señora TURRES (doña Marisol).-

Señor Presidente , ¿qué tema puede ser más importante para nosotros que el de la familia? Por eso es tan relevante lo que plantean las mujeres que se encuentran en las tribunas: la posibilidad de tener una vida digna y, sobre todo -es lo que nos inspira-, darle una oportunidad a cada uno de nuestros hijos, que son el afán de nuestras vidas y lo que nos motiva a levantarnos cada día, especialmente a las mujeres. Debemos considerar que el 33 por ciento de los hogares del país tiene una jefa de hogar.

En este caso, estamos hablando de iniciar una vida familiar con un sueño por algunos días, para tener una luna de miel o para hacerse cargo como corresponde de la construcción de dicha familia. Al respecto, es importante hacer algunas precisiones.

Cuando hablamos de oportunidades, hoy está en el tapete un tema muy especial y de mucha relevancia para nuestro país, la educación, que sin duda es motivo de preocupación para cada uno de nosotros. Podemos tener distintas visiones respecto del camino, pero no hay una voz disonante en cuanto a reconocer que lo más importante es contar con una educación pública que garantice y dé la tranquilidad a cada familia de que sus hijos tendrán una oportunidad.

El proyecto que estamos discutiendo, relativo al permiso para disponer de algunos días de luna de miel, me parece un avance importante. Sin embargo, también debemos tomar en cuenta la realidad de muchas pymes y emprendedores que arriesgan todo, que se endeudan con los bancos y que muchas veces hipotecan hasta su propio hogar, donde desarrollan su vida familiar, para crear un negocio, para darles de comer a sus hijos y ofrecerles una oportunidad.

No debemos olvidar que cuando establecemos obligaciones no solo estamos cargando a los grandes empresarios -cuando se habla de empresas, solemos pensar en aquellas de gran envergadura y con cientos de trabajadores-, sino también a los pequeños empresarios que tienen uno o dos trabajadores. Con esta norma, estamos estrangulando a esos empresarios más de lo que ya lo están.

Es imposible oponerse a un proyecto como este, porque estoy absolutamente de acuerdo con su espíritu. Pero también debemos tener en consideración de qué manera estamos afectando a los pequeños empresarios, como el dueño de una panadería o de una pequeña construcción aledaña a su hogar que tiene uno o dos trabajadores. ¿Se imaginan lo que significa para él estar cinco días sin ese trabajador? ¿Quién compensa los días en que no estará ese trabajador, que corren por cuenta del empleador?

Porque todos en el Congreso Nacional tenemos un compromiso con la familia, los niños y las mujeres de Chile y porque creemos que lo mejor para las familias chilenas es que un niño crezca sin preocupaciones y, ojalá, con el apoyo de un padre y una madre -probablemente no sean perfectos, pero es lo mejor para ese niño-, consideramos que ese grupo familiar debe partir bien. Por ello, votaré a favor el proyecto. Pero -insisto- no olvidemos que también estamos ocasionando un pequeño o gran daño -depende del caso- a algunos pequeños empresarios que, con mucho sacrificio, al igual que muchas de las personas que están en las tribunas, …

-Manifestaciones en las tribunas.

El señor CARMONA (Vicepresidente).-

Pido a los asistentes a las tribunas que guarden silencio.

La señora TURRES (doña Marisol).-

…se levantan cada día y ayudan no solo a su familia, sino también a quienes están empleando.

He dicho.

El señor CARMONA (Vicepresidente).-

Tiene la palabra el diputado señor Jaime Pilowsky.

El señor PILOWSKY .-

Señor Presidente , el pasado 1 de julio aprobamos en la Cámara de Diputados el proyecto que permite a los padres participar del derecho de alimentar a sus hijos, del que hoy gozan las madres trabajadoras. Dicha iniciativa permite que las dos horas con las que actualmente cuentan las madres para alimentar a su hijo también puedan ser utilizadas por el padre trabajador.

Tengo la convicción de que aquellas modificaciones legales que permiten fortalecer los lazos familiares y la convivencia de los integrantes del grupo familiar son de gran importancia para una sociedad como la chilena.

Estudios de la OCDE demuestran que los chilenos son los que trabajan más horas al año. Informes de la Secretaría de Planificación del Transporte (Sectra) demuestran que el tiempo promedio de viaje en transporte público es de más de 50 minutos, y los niños y jóvenes pasan en el colegio más de ocho horas continuas debido a la jornada escolar completa.

Entonces, vemos que los momentos para compartir familiarmente se reducen cada vez más. Una sociedad sana que se desarrolla económicamente no debe sacrificar la calidad de vida de sus ciudadanos para alcanzar objetivos materiales. Se entiende que los integrantes de un núcleo familiar comparten valores, afectos y educación, elementos que deben considerarse como de interés público digno de protección. Por eso, el proyecto, del cual es autora la senadora Carolina Goic , va en la dirección correcta.

En Chile, la tasa de matrimonios ha ido aumentando durante los últimos años. El último informe de las estadísticas vitales del INE demuestra que, en un lapso de seis años, los matrimonios se incrementaron de 57.000 a 64.000 anuales. La mayoría de ellos se concentra entre los 25 y los 35 años de edad.

Este proyecto permite que los trabajadores que contraigan matrimonio dispongan de un permiso de cinco días hábiles continuos, con goce de remuneraciones, para que puedan utilizarlo antes o después del día del matrimonio.

Las tasas en Chile demuestran un creciente interés por contraer matrimonio, lo que es una buena noticia para el país. Si bien no es necesario contraer matrimonio para formar una familia, la institución conlleva derechos y deberes para los cónyuges, que permiten cierta protección para ellos, que va desde la obligación de dar alimento, tanto al cónyuge como a los hijos, hasta la participación en la herencia o en el dominio de los bienes que se han adquirido dentro de él.

Por lo tanto, el Estado debe tender a fomentar normas como la que estamos discutiendo, puesto que genera un incentivo para las parejas, las que podrán contar con los cinco días que se proponen, ya sea para preparar el matrimonio, si lo utilizan con anterioridad, o tomar una luna de miel, si lo hacen con posterioridad.

Finalmente, la legislación debe ir en la dirección de proteger la vida familiar y promover que la familia pueda encontrarse en sus hogares con tranquilidad, lo que en el futuro contribuirá a la construcción de una sociedad más humana y feliz.

Por lo expuesto, anuncio el voto favorable de todos los diputados de la Democracia Cristiana a las modificaciones que el Senado introdujo al proyecto.

He dicho.

El señor CARMONA (Vicepresidente).-

Tiene la palabra la diputada señora Denise Pascal.

La señora PASCAL (doña Denise).-

Señor Presidente , hoy hemos sido convocados para discutir un proyecto de ley relacionado con la protección a la maternidad, la paternidad y la vida familiar, y que, además, establece un permiso por matrimonio del trabajador.

Antes de seguir, quiero saludar a las trabajadoras manipuladoras de alimentos presentes en las tribunas, con quienes venimos trabajado desde, por lo menos, hace tres años en mi distrito, que comprende las comunas de las provincias de Talagante y Melipilla . En ambas hemos formado sindicatos y nos estamos coordinando con los de la Región Metropolitana para formar la Federación Nacional de Sindicatos de Manipuladoras de Alimentos, porque la unión hace la fuerza.

(Aplausos y manifestaciones en las tribunas)

Y porque la unión hace la fuerza, estamos trabajando con la Junaeb para que en las nuevas licitaciones se establezca como piso de las remuneraciones el salario mínimo. Las manipuladoras de alimentos merecen el mismo trato digno -hoy no lo tienen, y debemos reconocerlo- que corresponde a todos los trabajadores. En pro de ese objetivo, seguiremos trabajando juntas.

Retomando el proyecto que nos convoca, debo recordar que la iniciativa está en su tercer trámite constitucional. Lleva siete años de tramitación, con muchos problemas. Esta moción, de la cual soy coautora, establece un permiso pagado de cinco días hábiles continuos para todo trabajador que contraiga matrimonio. Es sabido que la gran mayoría de los trabajadores no tiene la posibilidad de disfrutar una luna de miel y de estar junto a su pareja en ese importante momento. Distinto es el caso de los grandes empresarios, que se pueden tomar quince días o un mes para viajar. Ellos no tienen problema, pero sí los trabajadores.

En muchas empresas, los sindicatos han conseguido días libres para sus trabajadores en caso de matrimonio, pero creemos que es mejor consagrar estos permisos en la ley y en el Código del Trabajo, como una forma de reconocer sus derechos con la dignidad que corresponde.

El derecho que se consagra es de cinco días hábiles continuos de permiso pagado, a los que se pueden sumar dos fines de semana, lo que les da un total de nueve días para gozar de la luna de miel. Es cierto que es poco para disfrutar una luna de miel, pero se logra algo, es un avance.

Esta nueva modificación al código laboral es indicativa de que estamos ante un cuerpo normativo arcaico y retrogrado, que necesita ser revisado. Necesitamos un Código del Trabajo que se haga cargo de los desafíos del siglo XXI, en que el trabajador sea copartícipe del desarrollo, para que no tenga que estar defendiendo permanentemente sus derechos. Los trabajadores hacen Chile; son ellos quienes trabajan para que tengamos un país mejor.

Este permiso por matrimonio del trabajador quedará plasmado en el nuevo Título II del Libro II (De la protección a la maternidad, la paternidad y la vida familiar), precisamente en el artículo 207 bis, nuevo.

Las modificaciones que le introdujo el Senado son interesantes, sobre todo cuando señala que los días hábiles de permiso serán continuos. De esta forma impediremos que algunos empresarios -no todos, porque hay algunos que son responsables- den los días de permiso en forma parcelada.

Con todo, me llama la atención que la diputada señora Turres diga que las pymes que tienen un solo trabajador se van a ver afectadas. Nosotros pensamos que no va a ser así, porque este tipo de empresas normalmente trabaja en familia y siempre se protegen entre ellos. Por lo tanto, estoy cierta de que estudiarán cómo hacerlo de la mejor para que ese trabajador goce del permiso correspondiente. Pero tenemos la certeza de que grandes empresas, como las de retail u otras, muchas veces coartan la posibilidad de que sus trabajadores se puedan tomar esos días para celebrar la conformación de una nueva familia, tan importante para el desarrollo del país.

No quiero extenderme más, de manera que solo voy a agregar que me alegra que hoy podamos aprobar un proyecto de ley más que busca proteger a los trabajadores. Por eso anuncio mi voto favorable.

Como dije al inicio de mi intervención, seguiremos trabajando junto con las manipuladoras de alimentos y con todos los trabajadores de Chile por sus derechos, por su dignidad y por un salario justo.

He dicho.

El señor CARMONA ( Vicepresidente ).-

Tiene la palabra el diputado señor Ramón Farías.

El señor FARÍAS.-

Señor Presidente , en primer lugar, saludo a las representantes del sindicato de manipuladoras de alimentos que nos acompaña en las tribunas.

Desde hace tiempo que en este hemiciclo venimos discutiendo diferentes proyectos que dicen relación con el mejoramiento de las condiciones laborales y salariales de los trabajadores. Esto no es por un mero capricho ni por quedar bien con los trabajadores, sino porque así como en el país existe desigualdad en los ingresos, también hay una desigualdad muy grande en el trato.

Cuando todo se deja al libre albedrío de los empleadores, se cometen muchos abusos y los trabajadores, que son la parte más delgada del hilo, siempre terminan “pagando el pato”, como se dice en buen chileno: o asienten o simplemente pierden el trabajo, que además suele ser muy precario, y terminan con pésimas indemnizaciones y jubilaciones. Por eso, hemos legislado para asegurar y mejorar la calidad del trabajo y, por ende, la calidad de vida de nuestros trabajadores.

En esa misma línea, hemos ingresado dos mociones. Una, del diputado señor Farcas , que establece que los trabajadores no tienen por qué absorber las pérdidas de las AFP cuando administran los dineros de todos los chilenos. Hasta ahora las pérdidas siempre recaen en los trabajadores y no en los dueños de las AFP. Espero que luego lo trate la Comisión de Trabajo y Seguridad Social.

La otra es una iniciativa que suscribí con el diputado Tucapel Jiménez , para que los feriados irrenunciables no les sean imputados a los trabajadores dentro de los feriados que les corresponden por compensación a trabajos realizados. Muchos empleadores hacen coincidir los días de descanso de los trabajadores con los feriados que hemos establecido como irrenunciables. Esto no es correcto, porque vulnera un derecho de los trabajadores, materia que también se está analizando en el Congreso.

Se dice que no es necesario legislar respecto de estos temas, porque basta que el trabajador que se desea casar converse con el empleador para que le dé un par de días libres para que se vaya de luna de miel, descanse, ordene sus cosas, se cambie de casa, etcétera. No obstante, si estamos legislando es porque no siempre los patrones, los empleadores acceden a lo pedido, porque la empresa siempre tiene un problema, siempre está urgida, siempre tiene que hacer una entrega y, por lo tanto, el trabajador debe estar presente el viernes, el sábado, el domingo y trabajar horas extras, que no le pagarán porque la empresa siempre argumenta que está medio apretada; es decir, siempre el trabajador paga las consecuencias.

(Aplausos en las tribunas)

Por eso es importante legislar en favor del trabajador para sacar ese “siempre” que se esgrime como fundamento y para hacer respetar ese derecho, que tampoco es una locura ni un beneficio desmedido, ya que solo son cinco días libres para que el trabajador esté con su nueva familia, con su cónyuge, que no significarán un problema o la quiebra de la empresa.

Como bien dijo la diputada Denise Pascal , muchas veces se arguye como razón -como la que señaló la diputada Marisol Turres - que las pymes van a sufrir o van a tener problemas. Muchas pymes y minipymes son empresas familiares, lo que les permite otorgar esos cinco días de permiso y otras regalías a los trabajadores, porque un trabajador contento y bien remunerado produce el doble o el triple y está dispuesto a todo.

(Aplausos en las tribunas)

Hacia eso estamos enfocando esta legislación.

Por eso, quien habla y también mi bancada, votaremos absolutamente a favor el proyecto, ya que mejora la calidad del trabajo, lo que permitirá que los trabajadores tengan un mejor desempeño en sus labores, lo que redundará en el desarrollo del país.

He dicho.

-Aplausos

El señor CARMONA (Vicepresidente).-

Tiene la palabra el diputado señor Juan Enrique Morano.

El señor MORANO.-

Señor Presidente, por su intermedio, saludo a las manipuladoras y manipuladores de alimentos que nos acompañan desde las tribunas.

(Aplausos en las tribunas)

Me hubiese gustado que también estuviesen presentes trabajadores de Magallanes, quienes, por razones obvias, no pueden asistir a esta sesión.

Nuestros dichos deben ser consecuentes con nuestros hechos. Lo digo por la presencia de quienes hoy nos acompañan. Decimos que nos preocupa profundamente la primera infancia, que nuestra preocupación esencial serán los niños y las niñas de Chile, que nos ocupamos de los temas de la familia; pero no podemos ocuparnos y preocuparnos honestamente de los temas de la familia si no solucionamos los problemas de quienes los alimentan diariamente.

(Aplausos en las tribunas)

No podemos desarrollarnos como país si no retribuimos justamente a todos los trabajadores y trabajadoras que hacen posible crecer con equidad. ¿Cómo es posible que la Junaeb haga oídos sordos a lo que hoy se plantea? La Junaeb licita y contrata a empresas de servicios de alimentación que terminan pagando sueldos miserables a estos trabajadores.

(Aplausos en las tribunas)

No podríamos pretender aprobar hoy una iniciativa de ley que beneficia a los trabajadores de Chile sin reconocer esa injusticia. Desde ya, comprometo mi apoyo personal y el de mi bancada, la de la Democracia Cristiana, a buscar justicia social para los manipuladores y manipuladoras de alimentos.

(Aplausos en las tribunas)

También, por cierto, concurriré con mi voto favorable al proyecto de ley en discusión.

He dicho.

-Aplausos.

El señor CARMONA (Vicepresidente).-

Tiene la palabra el diputado señor Christian Urízar.

El señor URÍZAR .-

Señor Presidente , hoy estamos debatiendo sobre el proyecto de ley que modifica el Código del Trabajo en materia de protección a la maternidad, la paternidad y la vida familiar, y establece un permiso por matrimonio del trabajador.

Se trata de un muy buen proyecto, por lo que felicito a los diputados y diputadas que lo presentaron. En consecuencia, anuncio nuestro respaldo a las modificaciones del Senado.

Sin embargo, debo hacer presente una contradicción que estamos presenciando, ya que mientras discutimos un proyecto que mejora las condiciones de los trabajadores cuando se casan, una gran cantidad de dirigentes de las manipuladoras de alimentos de todo Chile están presentes en las tribunas para solicitar mejores condiciones salariales y de empleo.

(Aplausos en las tribunas)

Señor Presidente , 38.000 manipuladoras de alimentos de todo Chile nos están viendo y escuchando decir lo importante que es otorgar al trabajador este permiso de cinco días cuando toman la gran decisión de contraer matrimonio, beneficio que otorgan las grandes empresas a sus trabajadores, como LAN Chile, las mineras del cobre, etcétera. En consecuencia, ¿cómo no va a ser posible que no apliquemos la misma lógica y hagamos un esfuerzo como Estado para dar condiciones salariales apropiadas a todas las manipuladoras de alimentos de Chile?

(Aplausos en las tribunas)

La palabra “solidaridad” es poco apreciada en estos días; sin embargo, hace algunos minutos pude comprobar que las manipuladoras de alimentos de las regiones Octava y Novena, quienes enfrentarán el proceso de licitación de su empresa en algunos años, están preocupadas del proceso de licitación que afrontarán en pocos meses las empresas de manipuladoras de alimentos de la Quinta Región.

(Aplausos)

¿Cómo no va a ser importante ser testigos de la solidaridad que existe entre las manipuladoras de alimentos de todo el país? Ellas son un ejemplo digno de resaltar de la forma en que deben actuar los sindicatos a nivel nacional.

Por eso, a las 6 de la tarde de hoy, los diputados de la Nueva Mayoría apoyaremos todos los mejoramientos de las condiciones salariales de las manipuladoras de alimentos que se debatirán en la Comisión de Trabajo y Seguridad Social. Lo vamos a hacer porque creemos que es de absoluta justicia, ya que si hoy estamos diciendo que se debe otorgar este permiso para los trabajadores que se casan, es absolutamente necesario mejorar también las condiciones salariales de quienes alimentan a nuestros hijos, a los niños de Chile.

(Aplausos en las tribunas)

Me alegra mucho la unidad alcanzada en torno a la Federación de Manipuladoras de Alimentos. Espero que en algunos años más, cuando hayamos resuelto lo relativo al trabajo y sueldos dignos para esas trabajadoras, debatamos también en este hemiciclo nuevas mejoras para ellas, tal como lo estamos haciendo hoy con este proyecto para todos los trabajadores de Chile.

He dicho.

-Aplausos y manifestaciones en las tribunas.

El señor CARMONA (Vicepresidente).-

Estimados colegas, los invito a concentrarse en la materia que nos ocupa.

Tiene la palabra el diputado señor Juan Antonio Coloma.

El señor COLOMA.-

Señor Presidente, me voy a concentrar en el tema en debate, pero antes quiero saludar a las manipuladoras de alimentos y a los jardineros presentes en las tribunas.

(Aplausos en las tribunas)

Asimismo, quiero manifestar brevemente que resulta contradictorio, pero también ejemplificador, que sea el Estado el que pague esos sueldos, porque el Estado, del que tantas veces hablamos -en numerosas oportunidades nos llenamos la boca con esa palabra-, es probablemente el peor empleador de Chile.

Entonces, llamo a los colegas a prestarle atención a ese hecho.

(Aplausos en las tribunas)

Respecto de este proyecto de ley pro familia que discutimos, manifiesto mi alegría por el apoyo transversal que ha recibido. ¡Qué bueno que la gente que se case pueda disponer de un tiempo para compartir la luna de miel! Ojalá que el empleador de turno le concediera una semana, y que el Estado también pudiera otorgar, en algunos casos, un tiempo mayor. Siempre es bueno discutir proyectos que vayan en defensa de la familia, y la presente iniciativa va en esa dirección: favorece al hombre y a la mujer que toman la decisión de casarse.

Por eso, con absoluto convencimiento, apoyo las modificaciones del Senado a este proyecto de ley. Asimismo, respaldo la posibilidad de generar una agenda pro familia en la Cámara de Diputados, para poder fortalecerla en momentos en que se buscan distintos mecanismos para atacarla desde diferentes ámbitos. Producir esos puntos de encuentro es fundamental.

Desde ya, anuncio mi voto a favor de las modificaciones del Senado al proyecto.

He dicho.

-Aplausos en las tribunas.

El señor CARMONA (Vicepresidente).-

Tiene la palabra el diputado señor Fidel Espinoza.

El señor ESPINOZA (don Fidel).-

Señor Presidente , hoy discutimos el proyecto de ley que, como señaló el colega que me antecedió en el uso de la palabra, otorga cinco días hábiles de permiso pagado al trabajador que contrae matrimonio.

En lo personal, tengo una apreciación que puede o no ser compartida por los presentes. No obstante que este proyecto es importante, no es de los prioritarios que quisiéramos estar discutiendo en la Sala de la Corporación.

Podemos decir que la iniciativa en comento otorga un beneficio a los trabajadores que contraen matrimonio, lo cual es un avance; pero quiero expresar que también tenemos otras materias pendientes en la Cámara de Diputados, vinculadas con las condiciones de los trabajadores en su conjunto, que sería bueno que se discutieran con prontitud.

Permítanme hacer un poquito de historia sobre el particular.

Aprovecho la presencia en las tribunas de las y los dirigentes de los manipuladores de alimentos de Chile para manifestar que, en el primer gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet, en esta misma Sala debatimos la situación laboral de dichas trabajadoras. Ese fue un logro que alcanzamos con la Presidenta Bachelet, porque fue ella quien puso en el tapete el hecho de que las manipuladoras de alimentos de Chile recibían salario solo desde marzo a diciembre, pero no recibían nada en enero y febrero.

(Aplausos y manifestaciones en las tribunas)

Ese fue un logro importante, porque antes existía la concepción errada de que, cuando los escolares salían de vacaciones, esas trabajadoras poco menos que no tenían la obligación de seguir alimentando a sus hijos, a sus familias.

Por eso, aprovecho esta oportunidad para decirles a todas las manipuladoras de alimentos que se encuentran en las tribunas que, como integrante de la Comisión de Educación, en representación de Partido Socialista, en el marco de la discusión y a petición de todos mis colegas socialistas, he planteado en forma majadera, en reiteradas oportunidades, a nuestro ministro de Educación que no puede haber reforma educacional si no se hacen mejoras en las condiciones laborales de los asistentes de la educación y de las manipuladoras de alimentos.

(Aplausos y manifestaciones en las tribunas)

Señalo lo anterior porque hoy es muy fácil alzar la voz, como lo hizo recién el diputado Coloma, y decir que el Estado es el peor empleador. Pero en el gobierno anterior las dirigentes nacionales de las manipuladoras de alimentos golpearon mil veces las puertas de La Moneda para que mejoraran sus exiguos sueldos.

(Aplausos y manifestaciones en las tribunas)

En esos cuatro años, ni el Presidente Piñera , ni la ministra Matthei ni nadie abrió las puertas para mejorar esos salarios, que, sin lugar a dudas, son indignos.

Por eso sostengo que hoy es fácil no tener memoria y decir que el Estado es el peor empleador.

Lo que tenemos que hacer todos ahora, ya que estamos en la discusión de la reforma educacional, es luchar por esas trabajadoras, porque -ya lo expresaron muy bien los diputados Farías y Urízar - son quienes alimentan día a día a nuestros hijos.

Apoyaremos la iniciativa, porque no cabe ninguna duda de que es un avance, pero reitero que no forma parte de los proyectos principales que queremos debatir en esta Sala. Uno de ellos debe aspirar a terminar con los abusos brutales en que hoy incurren las empresas que ganan las licitaciones para la entrega de raciones diarias en los distintos establecimientos educacionales.

Las manipuladoras de alimentos muchas veces deben dejar de cumplir las funciones estipuladas en sus contratos y terminar siendo poco menos que administrativas de las empresas concesionarias o de los directores de los establecimientos.

(Aplausos y manifestaciones en las tribunas)

En muchas oportunidades, las manipuladoras, que deben cumplir la función de dar alimentación a los niños, terminan por ir al banco para hacer los trámites de la directora del establecimiento educacional. Eso no puede seguir ocurriendo.

Si bien el proyecto en discusión, que apoyaremos, es beneficioso -de eso no cabe duda-, no forma parte de las iniciativas laborales que queremos tratar acá con prioridad y que cambiarán la vida de las personas.

Cinco días de luna de miel -beneficio positivo- no le cambian la vida a un trabajador; lo que sí cambia la vida de un trabajador son las mejoras, no solo en sus condiciones salariales, sino también en su dignidad.

Si reajustamos por ley el salario mínimo, no es posible que mediante las concesiones se eluda el pago de un salario adecuado a las manipuladoras de alimentos por el trabajo que realizan.

No obstante que apoyaremos el proyecto en discusión, lo más importante -ya lo señaló el diputado Urízar - es el proyecto que se tratará hoy en la tarde en la Comisión de Trabajo y Seguridad Social, donde estarán todos los votos de la Nueva Mayoría para asegurar mejores condiciones laborales para las manipuladoras de alimentos.

(Aplausos y manifestaciones en las tribunas)

Termino mis palabras con un saludo y felicitaciones a las manipuladoras de alimentos que se encuentran en las tribunas, cuya forma de organización es muy importante como ejemplo de lo que se debe hacer para cambiar las condiciones laborales en el país. Eso demuestra que cuando los sindicatos se unen se producen resultados que benefician de manera directa a sus representados. En ese sentido, su ejemplo es digno de aplaudir.

He dicho.

-Aplausos.

El señor CARMONA (Vicepresidente).-

Tiene la palabra el diputado señor Tucapel Jiménez.

El señor JIMÉNEZ.-

Señor Presidente , aunque lo que voy a señalar en primer lugar no dice relación con la discusión de las enmiendas introducidas por el Senado al proyecto de ley que modifica el Código del Trabajo en materia de protección a la maternidad, la paternidad y la vida familiar y el establecimiento de un permiso por matrimonio del trabajador, no puedo dejar de saludar a las manipuladoras de alimentos y a las dirigentes que se encuentran en las tribunas, a las que esperamos en la sesión que la Comisión de Trabajo y Seguridad Social celebrará a partir de las 18.30 horas, con el objeto de continuar con el estudio de la iniciativa que precisa las normas vigentes para asegurar los derechos de las manipuladoras de alimentos de establecimientos educacionales.

Al respecto, quiero recordar que la Presidenta Bachelet envió a tramitación legislativa un proyecto de ley cuya aprobación permitió mejorar, en parte, las condiciones laborales de esas trabajadoras, que estableció que en los meses de enero y febrero se les debía pagar remuneraciones. No obstante, los empleadores, como siempre, buscaron la trampa para no hacerlo. Por eso legislaremos para mejorar sus condiciones laborales.

Si bien no podremos recibir a todas las trabajadoras en la Comisión de Trabajo y Seguridad Social, al menos estarán presentes sus dirigentes.

Respecto del proyecto, cuyas modificaciones del Senado estamos debatiendo, quiero aprovechar de saludar a su autora, la entonces diputada y actual senadora señora Carolina Goic, que se encuentra en estos momentos en la Sala.

Como patrocinante de la iniciativa, quiero resaltar su importancia; pero, tal como lo dijo el diputado Fidel Espinoza, estamos a la espera de que se envíen a tramitación legislativa otros proyectos que son relevantes desde el punto de vista laboral, cuyas disposiciones tienen por objeto el fortalecimiento de los sindicatos, la negociación colectiva, el fin del reemplazo de los trabajadores en huelga y la titularidad sindical.

Estoy convencido, al igual que la mayoría, de que legislar sobre ese tipo de materias permitirá, en definitiva, cambiar las condiciones de los trabajadores, incluidas las de las manipuladoras de alimentos, porque les permitirá negociar con sus empleadores, entre otras cosas, para mejorar sus salarios, que es uno de los aspectos más importantes porque incide, en forma directa, en su calidad de vida.

Sin perjuicio de lo anterior, por supuesto que es importante el objetivo del proyecto, porque por lo general nos fijamos en los instrumentos que inciden en el crecimiento y desarrollo del país, como los tratados de libre comercio y el Imacec, entre otros, pero nos centramos poco en la parte humana.

De allí que junto con otros diputados, como el colega señor Ramón Farías , nos hemos preocupado de presentar algunas iniciativas legales que tienen por finalidad la valoración y el crecimiento de la parte humana de los trabajadores y la compatibilización de la vida laboral con la familiar. En esa línea, recuerdo haber presentado un proyecto de ley que autoriza a los trabajadores para efectuar algún tipo de actividad física dentro de su jornada laboral y otro que posibilita mayor flexibilidad horaria para los trabajadores, mediante el establecimiento de la negociación de sus horarios de entrada y salida. El objetivo de ese proyecto es que si en determinado momento algún trabajador quiere retirarse de su trabajo más temprano para estar en su casa con sus hijos y compartir con su familia, o para llevar a cabo algún tipo de actividad física, lo pueda hacer.

Asimismo, aprobamos un proyecto de ley que establece el 19 de septiembre de cada año como feriado irrenunciable, disposición que apunta en beneficio directo de los trabajadores del comercio, porque, mientras el resto de los chilenos ese día descansaba, ellos debían trabajar. En definitiva, conseguimos que esos trabajadores también pudieran descansar el 19 de septiembre, con lo cual se aumentó a cinco el número de feriados irrenunciables.

Por lo tanto, junto con hacer todos los esfuerzos para mejorar las condiciones salariales de los trabajadores, también nos hemos preocupado de mejorar su calidad de vida familiar. Este proyecto tiene relación directa con lo anterior, de manera que valoro que se proponga otorgar por ley un permiso de cinco días hábiles, con cargo al empleador, para los trabajadores que den un paso tan importante en la vida como el matrimonio, puesto que de esa manera podrán disfrutarlos con su pareja.

Imagino que todos mis colegas aprobarán las modificaciones del Senado; pero debemos estar expectantes respecto de las iniciativas legales futuras en materia laboral, como el proyecto de reforma laboral, ya que en el acuerdo alcanzado con la CUT el Gobierno señaló que sería enviado a tramitación legislativa en octubre. Estamos a la espera de que eso ocurra, para mejorar las condiciones laborales de nuestros compatriotas junto con los sindicatos de trabajadores.

Por último, quiero saludar, en forma cariñosa, a las manipuladoras de alimentos que se encuentran en las tribunas, a las que recibiremos en la Comisión de Trabajo y Seguridad Social a partir de las 18.30 horas. Ellas deben tener la seguridad de que legislaremos para que perciban mejores condiciones salariales y desempeñen la labor tan importante que llevan a cabo de la forma más digna posible.

He dicho.

-Aplausos.

El señor GONZÁLEZ (Vicepresidente).-

Tiene la palabra el diputado señor Felipe de Mussy.

El señor DE MUSSY.-

Señor Presidente, en primer lugar, aprovecho de saludar a las manipuladoras de alimentos y al sindicato Jardineros de Chile, que nos acompañan en las tribunas.

(Aplausos)

Respecto del proyecto de ley al cual el Senado ha introducido modificaciones, quiero señalar que soy un convencido de que el matrimonio es la base de la familia, sin perjuicio de que hay cientos y miles de personas que han constituido una familia a pesar de no estar unidas por ese vínculo. La decisión entre un hombre y una mujer de querer vivir juntos para toda la vida es un paso muy bonito dentro de lo que conlleva la vida familiar en nuestra sociedad y en todo el mundo.

Por eso, es de gran importancia, aunque pueda parecer un detalle pequeño, el otorgamiento de un permiso de cinco días hábiles por matrimonio del trabajador, porque de esa forma muchas parejas de recién casados podrán gozar de la luna de miel o contar con un tiempo para ellos, con la finalidad de compartir o mudarse, porque probablemente las familias más vulnerables no disponen de los medios económicos para disfrutar la luna de miel.

Cinco días hábiles es el permiso mínimo que se debe otorgar al trabajador que contrae matrimonio, el cual debiera ser con cargo al empleador. Al respecto, el Estado también ten-dría que otorgar esa cantidad de días a los trabajadores públicos que deciden vivir el resto de su vida junto a otra persona, con el propósito de que puedan comenzar su vida matrimonial de la mejor forma posible.

No me cabe duda alguna de que en especial para las microempresas y pequeñas empresas será difícil asumir el costo de los días de permiso que deberán otorgar a los trabajadores que se casen. Sin embargo, reitero que es lo mínimo que puede hacer una sociedad que sabe que a través de la familia y del matrimonio se forma el futuro del país: nuestros niños.

Por otra parte, no quiero desaprovechar la oportunidad para decir a las queridas manipuladoras de alimentos que nos acompañan en las tribunas, que con un sueldo de 166.000 pesos ninguna familia puede salir de la pobreza y vivir en forma digna.

(Aplausos en las tribunas)

La semana pasada se discutió en esta Sala el proyecto de ley que establecía el reajuste del ingreso mínimo mensual. Sabemos que mientras a muchos trabajadores se les siga pagando el salario mínimo, serán cientos de miles las familias que deberán seguir viviendo en condición de pobreza. Por eso, lo primero que debemos revisar es la línea de la pobreza, porque nadie puede creer que con 82.000 pesos las personas dejan de vivir en forma indigna y salen de la pobreza. Ese es el gran desafío que tenemos.

Sabemos que el desarrollo del país y de nuestra economía no permite que una pyme pueda pagar un sueldo de 500.000 pesos a sus trabajadores, de modo que debemos analizar de qué forma el Estado o el Gobierno puede implementar programas como el Ingreso Ético Familiar en forma complementaria, con el objeto de ayudar a esas familias para que puedan salir adelante y, sobre todo, para que puedan vivir de manera más digna.

Sé que ese tipo de demandas laborales no son las únicas, porque también se generan problemas debido a las enfermedades profesionales, y muchas veces las licencias por lumbago y tendinitis no son aceptadas. Asimismo, estoy consciente de que en muchos lugares la infraestructura es indigna para trabajar, lo que impide a las manipuladoras de alimentos de la educación entregar un buen servicio a nuestros niños.

Gracias a Dios, soy miembro de la Comisión de Trabajo y Seguridad Social, de modo que estaré feliz de recibirlas en la sesión que celebraremos hoy en la tarde.

(Aplausos)

Junto con reiterar mis saludos al gremio de Jardineros de Chile -sus representantes se encuentran en las tribunas y han sido parte de esta demanda-, quiero saludar a las manipuladoras de alimentos de Fresia, Puerto Varas y Puerto Montt, las cuales hoy no se encuentran agrupadas en una federación, pero luego la van a constituir, porque también quieren pelear por sus derechos.

Las manipuladoras de alimentos trabajan por el futuro de Chile: los niños. Como dijo un colega diputado, esperemos que la reforma educacional vaya especialmente dirigida a la calidad. No me cabe duda de que el trabajo que ellas desarrollan es fundamental para que los niños crezcan con igualdad de oportunidades, no solo sociales, sino también intelectuales.

Vayan para todas ellas mis felicitaciones.

He dicho.

-Aplausos.

El señor GONZÁLEZ ( Vicepresidente ).-

Tiene la palabra el diputado señor Gabriel Boric.

El señor BORIC.-

Señor Presidente , voy a partir citando una noticia que apareció en la prensa el año pasado: “Con el objetivo de obtener una remuneración líquida de 210.000 pesos, este lunes las manipuladoras de alimentos de Soser S.A iniciaron una huelga indefinida a la que habría adherido más del 50 por ciento de las empleadas. Así lo explicó Cecilia Orellana , presidenta del sindicato que reúne a las funcionarias (Sinated), puntualizando que actualmente ganan alrededor de 165.000 pesos, luego de que se les realizan todos los descuentos correspondientes. En cuanto a las negociaciones sostenidas con la empresa, agregó que hasta la última conversación entablada, estarían faltando como 22.000 pesos para alcanzar el salario final por el que reclaman”.

En verdad, no iba a intervenir en esta discusión -pido disculpas por romper el ánimo de unidad que impera-, pero el doble estándar es sencillamente intolerable.

Como bien recordó el diputado De Mussy , la semana pasada la Cámara aprobó un reajuste del ingreso mínimo que es una miseria; un reajuste que para 600.000 trabajadores significa, en dinero real, restando el IPC y los descuentos previsionales, un 2 por ciento, es decir, 3.500 pesos. Hoy, como las manipuladoras de alimentos están en las tribunas, todos los que aprobaron esa miseria de reajuste las aplauden, las saludan y se comprometen con ellas.

(Aplausos)

Por nuestra breve experiencia, quiero decir a todos los que están en las tribunas que solo su organización, movilización y lucha les va a permitir mejorar sus condiciones, porque, desgraciadamente -en esto todos somos responsables-, en el Congreso Nacional se habla mucho, pero se hace poco.

(Aplausos)

Nos guste o no, más allá de las declaraciones de buenas intenciones -no me cabe duda de que muchos diputados han velado por los intereses que representan las personas que están en las tribunas-, a la hora de discutir y ponerse en contra, muchos diputados que consideraban que era un reajuste miserable, terminaron aprobándolo, y solo cinco diputados lo votamos en contra. Eso demuestra la existencia de un doble estándar, porque cuando las trabajadoras están en las tribunas, se les saluda y apoya, pero si no estuvieran, hoy no estaríamos conversando sobre este tema.

Mi llamado es a que ellas sigan organizadas y movilizadas, y a que discutamos el tema en la Comisión de Trabajo.

Espero que al final nos avergoncemos de que hoy estemos reivindicando cosas que antes criticamos.

He dicho.

-Aplausos.

El señor GONZÁLEZ ( Vicepresidente ).-

Tiene la palabra la diputada señorita Camila Vallejo.

La señorita VALLEJO (doña Camila).-

Señor Presidente , no quería dejar pasar la oportunidad de intervenir en el proyecto en discusión, así como lo haré en uno que se tratará posteriormente, que también dice relación con las condiciones laborales de los trabajadores.

En ese marco, creo que es importante la demanda que han sostenido hace bastante tiempo las trabajadoras y los trabajadores manipuladores de alimentos, no solo de la Quinta Región, con los cuales he tenido la oportunidad de conversar, sino a nivel nacional. Están presentes en las tribunas los representantes de las federaciones que reúnen a las trabajadoras desde Arica a Punta Arenas.

Me parece que los distintos temas que hoy se están planteando tienen mucha relación, desde la perspectiva del discurso pro familia. Por ejemplo, el proyecto de ley en discusión, que establece un permiso de cinco días hábiles remunerados por matrimonio del trabajador. Sin estar en contra del matrimonio, creo que la discusión en torno a la base de la familia y su desarrollo desde una perspectiva integral no está en el simple hecho de contraer matrimonio, sino en la forma como garantizar que las condiciones laborales de los integrantes de la familia les permitan un desarrollo digno. Si realmente somos pro familia, preocupémonos de garantizar las condiciones laborales en general de los trabajadores y trabajadoras, lo que tiene que ver con aspectos como sus remuneraciones y horarios

Por eso también me inscribí para hacer uso de la palabra en el proyecto de ley que figura en el segundo lugar de la Tabla, que regula las condiciones laborales de los trabajadores del sector ferroviario. Me parece muy importante señalar que no le estamos dando el valor adecuado al trabajo. En general, la discusión sobre el desarrollo del país siempre está dirigida a cómo proteger a los grandes empresarios y que estos puedan invertir mejor en nuestra sociedad. Sin embargo, los empresarios no son nada sin los trabajadores. Por lo tanto, el valor del trabajo es una cuestión que tenemos que poner en discusión. El valor del trabajo está muy por sobre el valor del capital, lo que no se está traduciendo en políticas públicas.

Más importante que hablar de un peso más o un peso menos para los trabajadores es cómo garantizamos que el trabajo tenga una remuneración que permita vivir con dignidad y salir de la pobreza, es decir, que todas las personas, por el solo hecho de trabajar, puedan salir de la condición de precariedad.

En ese sentido, lo que han manifestado las trabajadoras y los trabajadores manipuladores de alimentos es muy importante. Si bien este tema se va a analizar en profundidad en la Comisión de Trabajo, creo que es importante revisar nuestra legislación.

Hoy el Estado, en las bases de licitación, no puede exigir a las empresas un monto fijo o exacto para poder postular, sino que se deben establecer ponderaciones. Pero, ¿qué pasaría si una empresa dijera que va a establecer su ponderación por otro lado y no por las remuneraciones, y si todas se pusieran de acuerdo en no fijar el monto de salario por sobre el mínimo? Nuevamente tendríamos la reproducción de esto mismo. Por lo tanto, la solución del problema pasa por cómo garantizar en el ordenamiento jurídico y en el Código del Trabajo que el Estado pueda incidir más en este tema y no se vea limitado por las decisiones de las empresas, porque constitucionalmente hoy tiene limitaciones.

Creo que la discusión de fondo, más que centrarse en cómo reajustamos el ingreso mínimo, que me parece indigno, tiene que ver con la forma como cambiamos las condiciones laborales en el Código del Trabajo y en la Constitución Política. Si no lo hacemos, vamos a estar todos los años repitiendo la misma discusión, sin avanzar de manera estructural.

Insisto, cuando hablamos de valorar la familia, tenemos que preguntarnos qué la sustenta, porque a una familia no la sustenta el simple hecho de contraer matrimonio, sino el trabajo que le permite vivir dignamente y desarrollarse, y también las condiciones laborales que le permiten tener espacios para compartir.

Los trabajadores no pueden llegar a sus casas a altas horas de la noche, cansados y estresados, porque eso les impide compartir con su familia. No se trata de compartir solo los sábados y domingos; todos los días deben tener un espacio para ese fin.

En el mundo de la educación -a propósito de que hemos hablado de la reforma educacional- hay asistentes y profesores que presentan los índices más altos de depresión y estrés, porque las exigencias en el trabajo que ellos realizan son muy altas, lo que no les permite impartir buenas clases. Ello les causa mucho estrés, sobre todo la falta de horas no lectivas, lo que les impide poder dedicar más tiempo a la familia.

Esa es una realidad que está presente en quienes trabajan en el mundo de la educación, pero también en la gran mayoría de los trabajadores y trabajadoras de nuestro país.

Frente a este tema, debemos apuntar a la dieta que reciben los miembros del Congreso Nacional, ante lo cual advierto una gran contradicción: sueldos líquidos de 166.000 pesos en contraposición con dietas parlamentarias líquidas que están entre los 5 millones y los 6 millones de pesos.

(Manifestaciones en las tribunas)

Es una realidad que también han planteado los diputados Gabriel Boric y Giorgio Jackson .

Pero la desigualdad no solo se vive en esta Sala. En este país hay personas que no ganan millones, sino miles de millones de pesos al mes. Por lo tanto, no solo debemos discutir sobre salarios, sobre ingresos mínimos éticos, sino también respecto de ingresos máximos éticos, porque la desigualdad que vive nuestro país es enfermiza. Esta cuestión ha sido tratada por otros países desarrollados.

En consecuencia, lo que corresponde, insisto, no es solamente mirar este problema desde la perspectiva de los que tienen menos, sino también de lo brutal, de lo inhumano de algunas remuneraciones o ingresos que perciben los grandes empresarios, que son quienes finalmente niegan el aumento de sueldos a sus trabajadores para no afectar sus inversiones, pero perciben miles de millones de pesos que van directo a sus bolsillos. Esto es algo que también debemos atacar.

(Aplausos)

Finalmente, lo importante no es solo la discusión de los montos, la cuestión cuantitativa, sino la cualitativa y de cómo ponemos en el centro el valor del trabajo. Para asignar un valor al trabajo no basta con hablar de las remuneraciones, sino también de cómo los trabajadores logran mejores condiciones para luchar y conquistar sus derechos. En ese sentido, es efectivo que la discusión en torno a las reformas laborales es lo más importante. Por eso, lamento que en este momento no haya ningún representante del Gobierno.

Aun así, creo que la prioridad de la actual Administración no solo debe estar centrada en una reforma educacional, en una reforma tributaria o en una nueva Constitución, sino también en una reforma laboral profunda, para que, de una vez por todas, resolvamos todos los problemas laborales en una discusión en torno al Código del Trabajo y la legislación vigente, que permita que todos los trabajadores del país puedan negociar colectivamente, que no sean reemplazados durante las huelgas, que tengan la titularidad después de la negociación y todas las herramientas necesarias para pararse frente a sus empleadores como iguales y exigir sus derechos.

En definitiva, la idea es que la discusión con el Gobierno no esté centrada, año tras año, en el sueldo mínimo.

He dicho.

(Aplausos)

El señor GONZALEZ ( Vicepresidente ).-

Tiene la palabra el diputado señor Matías Walker.

El señor WALKER.-

Señor Presidente, en primer lugar, en nombre de los diputados de la Democracia Cristiana, quiero saludar a las manipuladoras de alimentos de todo el país, algunas de las cuales hoy nos visitan.

Con el diputado Vallespín hemos trabajado en conjunto para mejorar sus condiciones laborales. En este ámbito de cosas, la Presidenta de la República , señora Michelle Bachelet , acaba de anunciar su negativa a que se discrimine a los estudiantes a la hora de entregar raciones alimenticias, en razón del puntaje de la Ficha de Protección Social de sus padres.

(Aplausos)

Por supuesto, el anuncio supondrá más demanda y más trabajo en el rubro de las manipuladoras de alimentos.

Tal como conversábamos con el diputado Arriagada , cuando el Congreso Nacional legisló para incorporar en el total de remuneraciones solo aquellas comprendidas entre marzo y diciembre, se cometió un error. Pero como estamos en presencia de una ministra del Trabajo -la señora Javiera Blanco- que sabe escuchar, estoy seguro de que se van a acoger los planteamientos de las manipuladoras de alimentos que hoy están presentes en las tribunas.

(Aplausos)

Quiero agregar que fui uno de los diputados que, la semana pasada, apoyó el proyecto de ley que reajusta el monto del ingreso mínimo…

(Manifestaciones en las tribunas)

No tengo un discurso acá y otro afuera. Apoyé el proyecto porque fue fruto de un acuerdo entre el Gobierno y la Central Unitaria de Trabajadores…

(Manifestaciones en las tribunas)

Vamos a refrendar esos acuerdos, por cuanto lo que debemos hacer es fortalecer la unidad sindical y no debilitarla. El gran sueño de Clotario Blest y de Manuel Bustos fue tener un movimiento sindical unificado, y nosotros siempre vamos a aceptar a la Central Unitaria de Trabajadores como una institución válida, aunque el juego de otros sea dividir el movimiento sindical. Por el contrario, como dije, nosotros pretendemos unificarlo y fortalecerlo, aunque esto no se entienda.

Respecto del proyecto en debate, que concede un permiso de cinco días por matrimonio del trabajador y protege la maternidad, la paternidad y la vida familiar, quiero felicitar a su autora, la senadora señora Carolina Goic.

Quienes hemos participado en procesos de negociación colectiva, sabemos que una de las cláusulas que siempre se ha querido anexar en los contratos colectivos es la de los cinco días de permiso para los trabajadores que contraen matrimonio. Esta iniciativa de ley la hace realidad, por lo cual la vamos a aprobar.

Comparto que este permiso no debiera estar limitado al matrimonio, pero reconozco que es un avance, sobre todo porque es la institución que está establecida en el Código Civil. Ciertamente, muchos somos partidarios de apoyar el proyecto de acuerdo de vida en pareja para generar el estado civil de conviviente, y de legislar sobre el matrimonio igualitario. Por eso, cuando sean realidad, apoyaremos la idea de incorporarlos a esta iniciativa, para que favorezca a los trabajadores y trabajadoras que contraigan matrimonio, de manera que se beneficien con este permiso pagado de cinco días hábiles continuos.

Con todo, este proyecto es un avance, porque, insisto, introduce en el Código del Trabajo y en los contratos individuales un derecho del cual goza la mayoría de los trabajadores que lo han incorporado en sus contratos colectivos.

Por lo tanto, anuncio que vamos a aprobar las modificaciones del Senado al proyecto de ley.

He dicho.

El señor GONZALEZ ( Vicepresidente ).-

Tiene la palabra el diputado señor Fuad Chahin.

El señor CHAHIN.-

Señor Presidente , quiero enviar un cariñoso saludo a todas las manipuladoras de alimentos, a todas las trabajadoras que nos acompañan en las tribunas.

(Aplausos)

De la misma forma, quiero decir que alimentar a los estudiantes de Chile es una función pública. En tal sentido, debiera no solo avergonzarnos, sino también movilizarnos el hecho de que trabajadores que cumplen una función pública reciban las remuneraciones que reciben las manipuladoras de alimentos.

(Aplausos)

Es algo en lo que evidentemente debemos trabajar, pues también es parte de una educación de calidad el hecho de que todos los trabajadores -asistentes de la educación, manipuladoras de alimentos, etcétera- tengan las remuneraciones y las condiciones laborales que se merecen.

Finalmente, quiero referirme al proyecto en discusión, cuya autora es la exdiputada y actual senadora Carolina Goic .

Más allá de los discursos que hacemos habitualmente para proteger y potenciar la familia y para compatibilizar el trabajo con la vida familiar, este proyecto traduce estos objetivos en normas; es decir, pasa del discurso a los hechos, a los derechos que tienen los que están sindicalizados y que, por lo tanto, pueden negociar colectivamente, pero que para la inmensa mayoría de los trabajadores era una realidad muy lejana.

Por eso, me parece de toda justicia que la Cámara apruebe las modificaciones del Senado a este proyecto, que establece un permiso por matrimonio del trabajador. Además, modifica el Libro II, Título II, del Código del Trabajo, “De la Protección a la Maternidad”, por otro que representa los avances que hemos ido logrando en materia de protección: “De la Protección a la Maternidad, la Paternidad y la Vida Familiar”, que son los bienes jurídicos que debe proteger nuestra legislación. Es la senda que hemos recorrido durante los últimos años y la línea en que se enmarca el proyecto.

Junto con respaldar con mucho entusiasmo las modificaciones del Senado, debemos seguir impulsando modificaciones que nos permitan dignificar el trabajo, lo que implica que debemos preocuparnos no solo de las remuneraciones y de las organizaciones sindicales, sino también de dictar normas que hagan más compatible el trabajo con la vida familiar.

Para terminar, reitero mis felicitaciones a la autora principal del proyecto, senadora Carolina Goic .

He dicho.

El señor GONZÁLEZ (Vicepresidente).-

Con la intervención del diputado Fuad Chahin se cierra el debate.

Corresponde votar las modificaciones introducidas por el Senado al proyecto de ley que modifica el Código del Trabajo en materia de protección a la maternidad, la paternidad y la vida familiar, y establece un permiso por matrimonio del trabajador.

Hago presente a la Sala que todas las normas son propias de ley simple o común.

En votación.

-Efectuada la votación en forma económica, por el sistema electrónico, dio el siguiente resultado: por la afirmativa, 106 votos. No hubo votos por la negativa ni abstenciones.

El señor GONZÁLEZ ( Vicepresidente ).-

Aprobadas.

-Votaron por la afirmativa los siguientes señores diputados:

Álvarez Vera Jenny; Álvarez-Salamanca Ramírez Pedro Pablo; Arriagada Macaya Claudio; Auth Stewart Pepe; Barros Montero Ramón; Berger Fett Bernardo; Boric Font Gabriel; Browne Urrejola Pedro; Campos Jara Cristián; Cariola Oliva Karol; Carmona Soto Lautaro; Carvajal Ambiado Loreto; Castro González Juan Luis; Ceroni Fuentes Guillermo; Chahin Valenzuela Fuad; Chávez Velásquez Marcelo; Cicardini Milla Daniella; Coloma Alamos Juan Antonio; De Mussy Hiriart Felipe; Espejo Yaksic Sergio; Espinosa Monardes Marcos; Espinoza Sandoval Fidel; Farcas Guendelman Daniel; Farías Ponce Ramón; Fernández Allende Maya; Flores García Iván; Fuentes Castillo Iván; Fuenzalida Figueroa Gonzalo; Gahona Salazar Sergio; García García René Manuel; Girardi Lavín Cristina; Godoy Ibáñez Joaquín; González Torres Rodrigo; Gutiérrez Gálvez Hugo; Gutiérrez Pino Romilio; Hasbún Selume Gustavo; Hernández Hernández Javier; Hernando Pérez Marcela; Hoffmann Opazo María José; Insunza Gregorio De Las Heras Jorge; Jackson Drago Giorgio; Jaramillo Becker Enrique; Jiménez Fuentes Tucapel; Kast Rist José Antonio; Kast Sommerhoff Felipe; Kort Garriga Issa; Lavín León Joaquín; Lemus Aracena Luis; Letelier Norambuena Felipe; Lorenzini Basso Pablo; Macaya Danús Javier; Melo Contreras Daniel; Meza Moncada Fernando; Mirosevic Verdugo Vlado; Molina Oliva Andrea; Monckeberg Bruner Cristián; Monckeberg Díaz Nicolás; Monsalve Benavides Manuel; Morales Muñoz Celso; Morano Cornejo Juan Enrique; Nogueira Fernández Claudia; Norambuena Farías Iván; Núñez Arancibia Daniel; Núñez Lozano Marco Antonio; Núñez Urrutia Paulina; Ojeda Uribe Sergio; Ortiz Novoa José Miguel; Pacheco Rivas Clemira; Pascal Allende Denise; Paulsen Kehr Diego; Pérez Lahsen Leopoldo; Pilowsky Greene Jaime; Provoste Campillay Yasna; Rathgeb Schifferli Jorge; Rincón González Ricardo; Rivas Sánchez Gaspar; Robles Pantoja Alberto; Rocafull López Luis; Rubilar Barahona Karla; Sabag Villalobos Jorge; Sabat Fernández Marcela; Saffirio Espinoza René; Saldívar Auger Raúl; Sandoval Plaza David; Santana Tirachini Alejandro; Schilling Rodríguez Marcelo; Sepúlveda Orbenes Alejandra; Silber Romo Gabriel; Silva Méndez Ernesto; Soto Ferrada Leonardo; Squella Ovalle Arturo; Tarud Daccarett Jorge; Teillier Del Valle Guillermo; Torres Jeldes Víctor; Trisotti Martínez Renzo; Tuma Zedan Joaquín; Ulloa Aguillón Jorge; Urízar Muñoz Christian; Urrutia Bonilla Ignacio; Vallejo Dowling Camila; Vallespín López Patricio; Van Rysselberghe Herrera Enrique; Venegas Cárdenas Mario; Verdugo Soto Germán; Walker Prieto Matías; Ward Edwards Felipe.

El señor ULLOA.-

¿Me permite, señor Presidente?

El señor GONZÁLEZ ( Vicepresidente ).-

Tiene la palabra su señoría.

El señor ULLOA.-

Señor Presidente , solo para hacer presente que es necesario corregir un error, porque aparezco pareado y no es así. Por eso, me voy a acercar a la Mesa para corregir la situación.

Muchas gracias.

El señor GONZÁLEZ ( Vicepresidente ).-

Muy bien, señor diputado.

3.2. Oficio de Cámara Origen a Cámara Revisora

Oficio Aprobación de Modificaciones. Fecha 08 de julio, 2014. Oficio en Sesión 30. Legislatura 362.

?VALPARAÍSO, 8 de julio de 2014.

Oficio Nº 11.364

A S.E. LA PRESIDENTA DEL H. SENADO

La Cámara de Diputados, en sesión de esta fecha, ha tenido a bien prestar su aprobación a las enmiendas propuestas por ese H. Senado al proyecto de ley que modifica el Código del Trabajo en materia de protección a la maternidad, la paternidad y la vida familiar, y establece un permiso por matrimonio del trabajador, correspondiente al boletín Nº 5907-13.

Lo que tengo a honra decir a V.E., en respuesta a vuestro oficio Nº 557/SEC/14, de 11 de junio de 2014.

Devuelvo los antecedentes respectivos.

Dios guarde a V.E.

ALDO CORNEJO GONZÁLEZ

Presidente de la Cámara de Diputados

MIGUEL LANDEROS PERKI?

Secretario General de la Cámara de Diputados

4. Trámite Finalización: Cámara de Diputados

4.1. Oficio de Cámara de Origen al Ejecutivo

Oficio Ley a S.E. La Presidenta de la República. Fecha 08 de julio, 2014. Oficio

?VALPARAÍSO, 8 de julio de 2014.

Oficio Nº 11.363

A S.E. LA PRESIDENTA DE LA REPÚBLICA

Tengo a honra comunicar a V.E. que el Congreso Nacional ha dado su aprobación al proyecto de ley que modifica el Código del Trabajo en materia de protección a la maternidad, la paternidad y la vida familiar, y establece un permiso por matrimonio del trabajador, de origen en una moción de la diputada señora Denise Pascal Allende, de los diputados señores Sergio Aguiló Melo, Tucapel Jiménez Fuentes, Jorge Sabag Villalobos y Mario Venegas Cárdenas, y de los exdiputados señora Carolina Goic Boroevic y señores Pedro Araya Guerrero, Alfonso De Urresti Longton, Gonzalo Duarte Leiva y Alejandro Sule Fernández, correspondiente al boletín N° 5907-13, del siguiente tenor:

PROYECTO DE LEY

“Artículo único.- Introdúcense las siguientes modificaciones en el Código del Trabajo:

1. Sustitúyese el epígrafe del Título II del Libro II por el siguiente: “DE LA PROTECCIÓN A LA MATERNIDAD, LA PATERNIDAD Y LA VIDA FAMILIAR”.

2. En el artículo 194:

a) En el inciso primero intercálase entre la palabra “maternidad” y “se” las siguientes expresiones: “, la paternidad y la vida familiar”.

b) Sustitúyese el inciso tercero por el siguiente:

“Estas disposiciones beneficiarán a todos los trabajadores que dependan de cualquier empleador, comprendidos aquellos que trabajan en su domicilio y, en general, a todos los que estén acogidos a algún sistema previsional.”.

3. Agrégase el siguiente artículo 207 bis:

“Artículo 207 bis. En el caso de contraer matrimonio, todo trabajador tendrá derecho a cinco días hábiles continuos de permiso pagado, adicional al feriado anual, independientemente del tiempo de servicio.

Este permiso se podrá utilizar, a elección del trabajador, en el día del matrimonio y en los días inmediatamente anteriores o posteriores al de su celebración.

El trabajador deberá dar aviso a su empleador con treinta días de anticipación y presentar dentro de los treinta días siguientes a la celebración el respectivo certificado de matrimonio del Servicio de Registro Civil e Identificación.”.

Artículo transitorio.- Los días de permiso por matrimonio del trabajador, pactados individual o colectivamente a la fecha de publicación de esta ley, serán imputables a los contemplados en el artículo 207 bis del Código del Trabajo.”.

Dios guarde a V.E.

ALDO CORNEJO GONZÁLEZ

Presidente de la Cámara de Diputados

LUIS ROJAS GALLARDO

Secretario General Accidental de la Cámara de Diputados

5. Publicación de Ley en Diario Oficial

5.1. Ley Nº 20.764

Tipo Norma
:
Ley 20764
URL
:
https://www.bcn.cl/leychile/N?i=1064513&t=0
Fecha Promulgación
:
15-07-2014
URL Corta
:
http://bcn.cl/2cd6v
Organismo
:
MINISTERIO DEL TRABAJO Y PREVISIÓN SOCIAL; SUBSECRETARÍA DEL TRABAJO
Título
:
MODIFICA EL CÓDIGO DEL TRABAJO EN MATERIA DE PROTECCIÓN A LA MATERNIDAD, LA PATERNIDAD Y LA VIDA FAMILIAR Y ESTABLECE UN PERMISO POR MATRIMONIO DEL TRABAJADOR
Fecha Publicación
:
18-07-2014

LEY NÚM. 20.764

     

MODIFICA EL CÓDIGO DEL TRABAJO EN MATERIA DE PROTECCIÓN A LA MATERNIDAD, LA PATERNIDAD Y LA VIDA FAMILIAR Y ESTABLECE UN PERMISO POR MATRIMONIO DEL TRABAJADOR

    Teniendo presente que el H. Congreso Nacional ha dado su aprobación al siguiente proyecto de ley que tuvo su origen en una moción de la diputada señora Denise Pascal Allende, de los diputados señores Sergio Aguiló Melo, Tucapel Jiménez Fuentes, Jorge Sabag Villalobos y Mario Venegas Cárdenas, y de los exdiputados señora Carolina Goic Boroevic y señores Pedro Araya Guerrero, Alfonso De Urresti Longton, Gonzalo Duarte Leiva y Alejandro Sule Fernández.

     

    Proyecto de ley:

     

    "Artículo único.- Introdúcense las siguientes modificaciones en el Código del Trabajo:

    1. Sustitúyese el epígrafe del Título II del Libro II por el siguiente: "DE LA PROTECCIÓN A LA MATERNIDAD, LA PATERNIDAD Y LA VIDA FAMILIAR".

    2. En el artículo 194:

    a) En el inciso primero intercálase entre la palabra "maternidad" y "se" las siguientes expresiones: ", la paternidad y la vida familiar".

    b) Sustitúyese el inciso tercero por el siguiente:

    "Estas disposiciones beneficiarán a todos los trabajadores que dependan de cualquier empleador, comprendidos aquellos que trabajan en su domicilio y, en general, a todos los que estén acogidos a algún sistema previsional.".

    3. Agrégase el siguiente artículo 207 bis:

    "Artículo 207 bis. En el caso de contraer matrimonio, todo trabajador tendrá derecho a cinco días hábiles continuos de permiso pagado, adicional al feriado anual, independientemente del tiempo de servicio.

    Este permiso se podrá utilizar, a elección del trabajador, en el día del matrimonio y en los días inmediatamente anteriores o posteriores al de su celebración.

    El trabajador deberá dar aviso a su empleador con treinta días de anticipación y presentar dentro de los treinta días siguientes a la celebración el respectivo certificado de matrimonio del Servicio de Registro Civil e Identificación.".

    Artículo transitorio.- Los días de permiso por matrimonio del trabajador, pactados individual o colectivamente a la fecha de publicación de esta ley, serán imputables a los contemplados en el artículo 207 bis del Código del Trabajo.".

    Y por cuanto he tenido a bien aprobarlo y sancionarlo; por tanto promúlguese y llévese a efecto como Ley de la República.

     

    Santiago, 15 de julio de 2014.- MICHELLE BACHELET JERIA, Presidenta de la República.- Javiera Blanco Suárez, Ministra del Trabajo y Previsión Social.

    Lo que transcribo a usted, para su conocimiento.- Francisco Javier Díaz Verdugo, Subsecretario del Trabajo.