Historia de la Ley

Historia de la Ley

Nº 20.654

Evita la contaminación por algas de las cuencas hidrográficas.

Téngase presente

Esta Historia de Ley ha sido construida por la Biblioteca del Congreso Nacional a partir de la información disponible en sus archivos.

Se han incluido los distintos documentos de la tramitación legislativa, ordenados conforme su ocurrencia en cada uno de los trámites del proceso de formación de la ley.

Se han omitido documentos de mera o simple tramitación, que no proporcionan información relevante para efectos de la Historia de Ley.

Para efectos de facilitar la revisión de la documentación de este archivo, se incorpora un índice.

Al final del archivo se incorpora el texto de la norma aprobado conforme a la tramitación incluida en esta historia de ley.

1. Primer Trámite Constitucional: Senado

1.1. Moción Parlamentaria

Moción de Hosain Sabag Castillo, Antonio Horvath Kiss, Carlos Bianchi Chelech y Carlos Kuschel Silva. Fecha 07 de septiembre, 2010. Moción Parlamentaria en Sesión 47. Legislatura 358.

1.2. Primer Informe de Comisión de Intereses Marítimos

Senado. Fecha 18 de noviembre, 2010. Informe de Comisión de Intereses Marítimos en Sesión 70. Legislatura 358.

?INFORME DE LA COMISIÓN DE INTERESES MARÍTIMOS, PESCA Y ACUICULTURA recaído en el proyecto de ley, en primer trámite constitucional, destinado a evitar la contaminación por algas en las cuencas hidrográficas.

BOLETÍN N° 7.192-12

____________________________________

HONORABLE SENADO:

La Comisión de Intereses Marítimos, Pesca y Acuicultura tiene a honra emitir su informe acerca del proyecto de ley señalado en el epígrafe, e iniciado en Moción de los Honorables Senadores señores Horvath, Bianchi, Küschel y Sabag. Posteriormente adhirió a la Moción el Honorable Senador señor Orpis.

A la sesión en que la Comisión se ocupó de este proyecto de ley asistieron: de la Subsecretaría de Pesca: la profesional del área de acuicultura, señora Georgina Lembeye. De Sernapesca: el jefe del Departamento de Administración Pesquera, señor Leonardo Núñez, y el profesional del mismo Departamento, señor Carlos Kirkwood,

OBJETIVO DEL PROYECTO

La iniciativa tiene como objetivo principal establecer tanto para el sector público como privado la obligación de adoptar medidas y procedimientos de bioseguridad, para proteger las cuencas y los cursos de aguas afectados o en riesgo de introducción del alga denominada “Didymosphenia Geminata” y otras similares.

ANTECEDENTES

De Derecho

- Artículo 19, N° 8, de la Constitución Política de la República, que asegura a todas las personas el derecho a vivir en un ambiente libre de contaminación.

- Ley N° 20.256, que establece normas sobre pesca recreativa.

De Hecho

La Moción que inicia el proyecto de ley en estudio expresa que en el mes de febrero del presente año, se detectó en un afluente del Río Futaleufú, el Río Espolón, el alga unicelular denominada Didymosphenia Geminata, evento que fue confirmado el 29 de abril de 2010 por el Servicio Geológico de los Estados Unidos de América.

Agrega la iniciativa que el alga mencionada corresponde a una especie capaz de producir grandes floraciones algales que cubren, con un espesor a veces superior a los 20 centímetros, hasta el 100% de los sustratos de los ambientes acuáticos, provocando severas alteraciones fisicoquímicas y biológicas en los mismos.

Señala, además, que la especie amplía rápidamente su área de distribución geográfica, debido a la introducción accidental por el hombre, principalmente mediante equipos de pesca y embarcaciones deportivas.

Refiere que según los científicos Dr. Sarah Spaulding, Dr. William J. Horvath, Dr. P.V. Sundareshwar, Dr. Cathy Kilroy, y Dr. Max Bothwell, esta alga tiene el potencial para instalarse en distintos lugares del mundo, añadiendo que en el caso de Chile puede comprometer a todas sus cuencas fluviales.

Cabe destacar que esta alga constituye un serio peligro y presenta graves problemas para el turismo de intereses especiales en aguas de los ríos de Chile, como lo son la pesca deportiva, el kayaking, rafting y otros, así como para la captación de aguas para riego, agua potable, agua para la agricultura y, ganadería, y para las tomas de pequeñas y medianas centrales hidroeléctricas.

Además, la circunstancia de que el alga Didymo cubra la totalidad del fondo de los ríos, genera un deterioro considerable en el paisaje, afectando el turismo y la calidad de vida de las personas en el entorno.

Destacan los autores de la iniciativa que hasta la fecha no se ha encontrado ningún sistema que elimine el alga sin afectar los cursos de agua y ecosistemas.

Por lo anterior, la única medida eficaz, actualmente, la constituye el establecimiento de reglas sanitarias y medidas de bioseguridad, para evitar la introducción tanto desde el extranjero como entre cuencas del país, señalando el caso ocurrido en Nueva Zelanda, país en el que se introdujo el año 2004 y afectó a la casi totalidad de los ríos en la Isla del Sur.

También los autores refieren que existe una disposición favorable de científicos de diversos países con experiencia en la adopción de medidas adecuadas y preventivas a este problema, para transmitir sus conocimientos en materia de toma de muestras.

Finalmente, la Moción pone énfasis en la urgencia en la adopción de medidas de bioseguridad, tanto a nivel de prestadores de servicios de turismo deportivo, clubes de pesca, comercio deportivo y otras redes vinculadas al encadenamiento turístico.

ESTRUCTURA Y DESCRIPCIÓN DEL ARTICULADO

El proyecto consta de seis artículos permanentes.

El artículo 1° dispone la obligatoriedad de contar con barreras sanitarias y medidas de bioseguridad para evitar la internación al país, la transmisión del Didymo y algas de efectos similares entre las regiones o entre cuencas dentro de las regiones.

A su vez, el artículo 2° establece la obligación de declarar el ingreso al país o el traslado de una cuenca afectada a otra de cualquier vector del alga Didymo como lo son: instrumentos de pesca, embarcaciones de goma, plásticos, ropa deportiva o similares.

El artículo 3° obliga a los clubes de pesca del país a elaborar y distribuir instructivos que eviten la contaminación y transmisión de estas algas en los cursos de aguas.

Asimismo, el artículo 4° establece igual obligación a la señalada en el artículo anterior a los operadores de turismo, prestadores de servicios vinculados con actividades en los ríos del país, en orden a mantener y entregar a sus clientes los instructivos para evitar la introducción y la dispersión de este tipo de alga.

El artículo 5° dispone la realización de una campaña de carácter educativo en los medios de comunicación nacional y regional, de carácter voluntario, para tomar las prevenciones y riesgos que significa la contaminación por este tipo de alga.

En tanto, el artículo 6° señala que el que infringiere las normas establecidas en esta ley tendrá las multas que se indican, sin perjuicio de lo que establece la ley N° 20.256, que establece normas sobre pesca recreativa.

Finalmente, dispone que las infracciones de esta ley que no tuvieren prevista una sanción especial, se les aplicará una multa de una a treinta unidades tributarias mensuales.

DEBATE EN GENERAL

El Honorable Senador señor Horvath recordó que esta Comisión ha tratado el tema de la introducción del alga Didymo y sus negativas consecuencias para las cuencas de los ríos en diversas sesiones.

Agregó que es de opinión de tratar y votar esta iniciativa en la sesión de hoy, añadiendo que la coordinación entre los organismos competentes para abordar la materia, así como los recursos para ello, se encuentran incorporados en el Protocolo de la Ley de Presupuestos del 2011.

Enseguida, consultó a los representantes del Ejecutivo el estado en que se encuentra la modificación del Reglamento de Plagas, que permitirá el traspaso de la competencia en materia de fiscalización desde el Servicio Nacional de Pesca al Servicio Agrícola y Ganadero.

Sobre el particular, la profesional del área de acuicultura, de la Subsecretaría de Pesca, señora Georgina Lembeye, expresó que respecto a la modificación del Reglamento de Plagas se formularon, en la Secretaría General de la Presidencia, observaciones y que actualmente se encuentra para la firma del Presidente de la República.

A su vez, el Jefe del Departamento de Administración Pesquera de SERNAPESCA, señor Leonardo Núñez expresó que al declarar la existencia de una plaga en un determinado sector, el Servicio Nacional de Pesca está obligado a emitir una Resolución de Vigilancia y Control.

La Vigilancia esta vinculada al seguimiento del avance de la plaga, en tanto que el Control guarda relación con la desinfección en las barreras. Agregó que dentro del programa planificado para el mes de noviembre se encuentra la instalación de estaciones de desinfección a lo largo del Río Futaleufú, precisamente para, por una parte, prevenir la expansión de la plaga y, por la otra, prohibir que los peces que se capturen en el señalado lugar sean transportados a un lugar distinto de la zona de plaga, evitando que éstos se transformen en vectores que porten el alga a otros lugares.

Enseguida, señaló que en cuanto a la práctica del kayak y del rafting, se coordinará con la Intendencia Regional el financiamiento para instalar en el sector del puente de Futaleufú, una motobomba con aspersor, para hacer acciones de desinfección, potestad que sí le otorga al Servicio la normativa actual.

Agregó que la limitación existente dice relación con el control en las zonas fronterizas, para realizar el proceso de traspaso al Servicio Agrícola y Ganadero.

El Honorable Senador señor Horvath consultó qué acciones se están realizando en la cuenca del Río Aysén.

El Jefe del Departamento de Administración Pesquera señor Núñez señaló que en la cuenca ya se efectuó la declaración de emergencia por plaga, ya que en el Estero Cea se encontró el alga, agregando que como se trata de una zona pequeña, se decretará la prohibición de trasladar los peces del lugar, aseverando que el Servicio cuenta con los recursos para ello. No obstante ello, precisó que el Servicio no puede evitar el ingreso y salida de las artes y aparejos de pesca , para lo cual se está coordinando con la Intendencia Regional y la Secretaría Regional Ministerial de Economía, señalando que en la segunda quincena de noviembre estaría instalado este control.

Concluyó señalando que la primera semana de diciembre, ampliarían las prospecciones, de manera de verificar si se ha expandido o no el alga.

La señora Lembeye complementó lo anterior, señalando que, además se esta efectuando un estudio contratado a la Universidad de Chile, que muestrea el sector de las Torres del Paine, habiendo realizado ya muestreos en las Regiones de los Ríos, de Los Lagos y en la de Aysén, concluyendo esta semana los muestreos en la Región de Magallanes.

Sobre el particular, el Honorable Senador señor Horvath enfatizó la necesidad que tales muestreos se realicen con todos los resguardos del caso, ya que en Nueva Zelanda ocurrió que a raíz de ello el Dydimo pasó de una cuenca a otra.

La señora Lembeye aseveró que cuando se llamó a concurso para efectuar los muestreos, se contactó a la entidad que se adjudicó el concurso con el Dr. Cathy Kilroy de Nueva Zelanda, quién validó la metodología que se emplearía.

Enseguida, añadió que han obtenido los recursos para realizar dos talleres regionales, en que se hará entrenamiento para muestreo, identificación y expresión de resultados, a efectuarse en las ciudades de Valdivia y de Coyhaique, añadiendo que sería necesario realizar otro en Magallanes, pero que no hay recursos para aquello.

Por su parte, el Honorable Senador señor Bianchi, señaló que no se puede dejar fuera a Magallanes que tiene abundancia de pesca deportiva, añadiendo que las autoridades regionales han colaborado al máximo en el tema y que los servicios nacionales, con competencia en la materia, han actuado de modo lento.

Puso énfasis en la necesidad de coordinarse adecuadamente con las autoridades competentes de la República Argentina, ya que en su concepto, la Patagonia presenta características geográficas casi idénticas en ambos lados, y que de nada sirve tomar las providencias solamente en el lado nuestro, señalando que el estudio puede quedar en nada si unos días después se presenta el Didymo en el vecino país.

Asimismo, solicitó el envío de los antecedentes que obran en poder de esta Comisión a la Comisión homóloga del Senado de la República de Argentina y a la Comisión Binacional Chile - Argentina.

Respondiendo lo anterior, el Jefe del Departamento de Administración Pesquera, señor Núñez relató que se realizó una reunión en la ciudad de Valdivia entre los Comités de Frontera de ambos países, acordándose consolidar el proceso que se ha realizado de intercambio de información.

Agregó que la difusión masiva se ha centrado en los aeropuertos, entregando personalmente a los extranjeros los afiches e instrucciones sobre el tema y que, tratándose de los pasos fronterizos, la coordinación se ha efectuado con las Direcciones Regionales del Servicio Agrícola y Ganadero.

El Honorable Senador señor Bianchi destacó la necesidad de incorporar a las municipalidades en el proceso de difusión a que se ha aludido, solicitando se envíe toda la documentación que obra en poder de esta Comisión a la Asociación Chilena de Municipalidades, a fin de que esta la divulgue a las mismas.

- - -

-Puesta en votación la idea de legislar fue aprobada por la unanimidad de los miembros de la Comisión, Honorables Senadores señores Bianchi, Horvath, Orpis, Rossi y Sabag.

- - -

En consecuencia, esta Comisión tiene a honra proponer a la Sala la aprobación en general del siguiente:

PROYECTO DE LEY:

Artículo 1°.- Será obligatorio contar con barreras sanitarias y medidas de bioseguridad para evitar la internación al país, la transmisión del Didymo y algas de efectos similares, entre las regiones o entre cuencas dentro de las regiones.

Artículo 2°.- Deberán ser declaradas al ingresar al país o al moverse de una cuenca afectada a otra todos los productos, vectores de este tipo de alga como lo son: instrumentos de pesca, embarcaciones de goma, plásticos, ropa deportiva o similar.

Artículo 3°.- Los clubes de pesca del país deberán elaborar y distribuir instructivos que eviten la contaminación y transmisión de estas algas en los cursos de aguas del país.

Artículo 4°.- Los operadores de turismo y los prestadores de servicios vinculados con actividades en los ríos del país, deberán mantener y entregar a sus clientes los instructivos para evitar la introducción y la dispersión de este tipo de algas entre las distintas cuencas del país.

Artículo 5°.- Se realizará una campaña de carácter educativo en los medios de comunicación nacional y regional, de carácter voluntario, para tomar las prevenciones y evitar los riesgos que significa la contaminación por este tipo de algas.

Artículo 6°.- El que infringiere las normas establecidas en esta ley tendrá las siguientes multas, sin perjuicio de lo que dispone la ley N° 20.256, que establece normas sobre pesca recreativa.

Las infracciones menos graves serán sancionadas con multa de una a tres unidades tributarias mensuales. Las infracciones graves serán sancionadas con multa de cuatro a diez unidades tributarias mensuales.

El que contaminare una cuenca con alga Didymo u otra de este tipo, será sancionado como infracción gravísima, con multa de cincuenta a cien unidades tributarias mensuales, sin perjuicio de las indemnizaciones correspondientes. A las infracciones de esta ley que no tuvieren prevista una sanción especial, se les aplicará una multa de una a treinta unidades tributarías mensuales.

- - -

Acordado en sesión celebrada el día 10 de noviembre con asistencia de los Honorables Senadores señores Antonio Horvath Kiss (Presidente); Carlos Bianchi Chelech; Jaime Orpis Bouchon; Fulvio Rossi Ciocca y Hosaín Sabag Castillo.

Sala de la Comisión, a 18 de noviembre de 2010.

MAGDALENA PALUMBO OSSA

Secretaria

RESUMEN EJECUTIVO

INFORME DE LA COMISIÓN DE INTERESES MARÍTIMOS, PESCA Y ACUICULTURA RECAIDO EN EL PROYECTO DE LEY, EN PRIMER TRÁMITE CONSTITUCIONAL, DESTINADO A EVITAR LA CONTAMINACIÓN POR ALGAS EN LAS CUENCAS HIDROGRÁFICAS.

(BOLETÍN Nº 7.192-12)

I. PRINCIPALES OBJETIVOS DEL PROYECTO PROPUESTO POR LA COMISIÓN: La iniciativa tiene como objetivo principal establecer tanto para el sector público como privado la obligación de adoptar medidas y procedimientos de bioseguridad, para proteger las cuencas y los cursos de aguas afectados o en riesgo de introducción del alga denominada “Didymosphenia Geminata” y otras similares.

II. ACUERDOS: aprobado en general (5X0).

III. ESTRUCTURA DEL PROYECTO APROBADO POR LA COMISIÓN: el proyecto se desarrolla en seis artículos permanentes.

IV. NORMAS DE QUÓRUM ESPECIAL: no hay.

V. URGENCIA: no tiene.

VI. ORIGEN INICIATIVA: Moción de los Honorables Senadores señores Horvath, Bianchi, Küschel y Sabag.

VII. TRAMITE CONSTITUCIONAL: primer trámite.

VIII. INICIO TRAMITACIÓN EN EL SENADO: 7 de septiembre de 2010

IX. TRAMITE REGLAMENTARIO: primer informe.

X.- LEYES QUE SE MODIFICAN O QUE SE RELACIONAN CON LA MATERIA:

- Artículo 19 N° 8 de la Constitución Política de la República, que asegura a todas las personas el derecho a vivir en un ambiente libre de contaminación.

- Ley N° 20.256, que establece normas sobre pesca recreativa.

Valparaíso, 18 de noviembre de 2010.

MAGDALENA PALUMBO OSSA

Secretaria

1.3. Discusión en Sala

Fecha 01 de diciembre, 2010. Diario de Sesión en Sesión 72. Legislatura 358. Discusión General. Se aprueba en general.

PROTECCIÓN DE CUENCAS HIDROGRÁFICAS CONTRA CONTAMINACIÓN POR ALGAS

El señor PIZARRO ( Presidente ).- En el segundo lugar del Orden del Día figura el proyecto de ley, iniciado en moción de los Senadores señores Horvath, Bianchi, Kuschel y Sabag, en primer trámite constitucional, destinado a evitar la contaminación por algas en las cuencas hidrográficas, con informe de la Comisión de Intereses Marítimos, Pesca y Acuicultura.

--Los antecedentes sobre el proyecto (7192-12) figuran en los Diarios de Sesiones que se indican:

Proyecto de ley: (moción de los Senadores señores Horvath, Bianchi, Kuschel y Sabag).

En primer trámite, sesión 47ª, en 7 de septiembre de 2010.

Informe de Comisión:

Intereses Marítimos, Pesca y Acuicultura, sesión 70ª, en 30 de noviembre de 2010.

El señor PIZARRO (Presidente).- Tiene la palabra el señor Secretario.

El señor HOFFMANN ( Secretario General ).- La iniciativa tiene por objeto establecer, tanto para el sector público cuanto para el privado, la obligación de adoptar medidas y procedimientos de bioseguridad para proteger las cuencas y los cursos de agua afectados o en riesgo de introducción del alga denominada "Didymospohenia Geminata" y otras similares.

La Comisión deja constancia de que adhirió a la moción el Honorable señor Orpis.

Asimismo, consigna que discutió el proyecto solamente en general y le dio su aprobación a la idea de legislar por la unanimidad de sus integrantes, Senadores señores Bianchi, Horvath, Orpis, Rossi y Sabag.

El texto puede ser consultado por Sus Señorías al final del informe que tienen en sus pupitres.

El señor PIZARRO (Presidente).- En la discusión en general, tiene la palabra el Senador señor Horvath.

El señor HORVATH.- Señor Presidente , voy a acompañar mi presentación, que será bastante resumida, con algunas imágenes.

Hoy tuvimos una sesión especial para analizar la crisis que está afectando a diversas pesquerías en el país. Ahí señalé que la actividad pesquera tiene al menos cuatro áreas o bases, igual que una mesa: una se refiere a la pesca propiamente tal, ejercida por industriales y artesanales; la segunda es la acuicultura; la tercera corresponde a la pesca deportiva y recreativa, y la cuarta atañe a las áreas protegidas que buscan enriquecer y mantener la biodiversidad.

El presente proyecto aborda la pesca deportiva y recreativa, en la cual hemos recibido, no una amenaza, sino una clara contaminación de nuestros ríos a partir del año en curso.

En la imagen siguiente se aprecia, en el costado izquierdo, una figura microscópica que corresponde a un alga.

Esta alga, llamada popularmente "Didymo", se ha introducido, desgraciadamente, en el Hemisferio Sur -en Nueva Zelandia, en el 2004- y este año 2010 en Chile, fundamentalmente en los ríos Futaleufú y Aysén .

Sin embargo -vamos a revisar los antecedentes-, todos los ríos del país podrían verse afectados, como de hecho ocurrió en Nueva Zelandia.

En el próximo cuadro se muestra mediante puntos las zonas desde donde se generó este grado de contaminación.

En el mundo se han reconocido alrededor de 40 mil especies de algas, pero de acuerdo a las suposiciones de biodiversidad, serían 400 mil. O sea, queda mucho por hacer todavía en esta materia y por eso es que el proyecto se refiere a esta alga y a otras similares.

Estamos siendo amenazados por la vía de la bioseguridad en forma permanente. Un caso concreto fue el virus ISA, en lo que respecta a la salmonicultura, con los efectos que todos conocen.

En Nueva Zelandia esta alga entró en 2004. Esta imagen nos muestra los potenciales ambientes que presentan los distintos ríos del mundo donde esta alga se puede dispersar y quedar, como nos enseñaba el primer cuadro, en una condición prácticamente destructiva de todos sus ecosistemas, afectando no solo a la pesca deportiva, a la piscicultura, sino que también a las tomas de agua para riego, para bebida, y también para hidroelectricidad.

Todo nuestro país está en riesgo y, desgraciadamente, el alga ya entró.

La institucionalidad vigente es más que suficiente, sin embargo no está actuando con la prontitud que se requiere. Fundamentalmente me refiero al Servicio Agrícola y Ganadero y al Sernapesca.

Queda clara la necesidad de que exista una Agencia de Bioseguridad y contar, al menos en un inicio, con un Consejo de Ministros que estudie el problema, cosa que hemos planteado formalmente.

Después, respecto de las normas legales, tenemos más que suficientes. Las hay en la Constitución Política, en la Ley de Pesca y en la Ley del Servicio Agrícola y Ganadero. Pero para actuar en casos como el que señalamos no existe una normativa que apure la causa. Por tal razón hemos presentado esta iniciativa que ahora se somete a la consideración de la Sala.

La imagen anterior corresponde a una de las islas grandes, de mayor superficie, de Nueva Zelandia. La entrada de esta alga se produjo desde el Hemisferio Norte a través de los vectores que normalmente son los trajes de pesca, las botas, los pantalones de pesca, los kayaks, los botes de goma, señuelos, todas las artes de pesca deportiva que conocemos.

Se aprecia también cómo, año tras año, se fue dispersando esta alga en Nueva Zelandia (se indican las zonas donde comenzó la contaminación).

De pronto, lo peor para la dispersión son los estudios de investigación que van muestreando los ríos y traspasan las muestras de un lado a otro sin tomar las precauciones del caso.

Esto le ha significado a Nueva Zelandia un daño que alcanza cerca de los 280 millones de dólares. Obviamente, no queremos que esto ocurra en Chile.

La imagen superior nos muestra dónde tenemos dos cuencas contaminadas. Por lo tanto, hay que hacer un muestreo, con las precauciones del caso y con asistencia internacional, en todos los ríos de Chile y adoptar medidas verdaderamente precautorias para no ir a la saga de la contaminación provocada por esta alga, tal como ha ocurrido hasta la fecha.

El cuadro que sigue nos enseña las muestras recogidas en el río Aysén.

Vuelvo a la imagen original para que les permanezca en la retina cómo queda un río una vez que esta especie entra en él. Y es muy fácil llevarla de un río a otro. Por esa razón, proponemos que este proyecto sea aprobado en general.

La imagen del costado derecho nos muestra lo que se conoce popularmente como "moco de roca", dado lo asqueroso de su presentación. En esas condiciones quedan los ríos.

Esta iniciativa de ley asegura las barreras sanitarias y las medidas de bioseguridad, tanto al entrar a nuestro país como en el traspaso de una cuenca a otra; la declaración de los elementos vectores, la incorporación de los clubes de pesca, de los operadores turísticos, una campaña de carácter educativo y, desde luego, la sanción pertinente a quien contravenga estas medidas.

Por estas razones, señor Presidente , solicito que este proyecto se apruebe en general y que se dé un plazo relativamente breve y razonable para que el Ejecutivo se sume a la iniciativa y la use como una punta de lanza para adoptar medidas de bioseguridad frente a estos peligros que nos van a estar constantemente afectando, sobre todo a un país como el nuestro cuya base económica tiene su sello de origen en la producción natural, en los elementos que nos diferencian respecto de otras naciones del mundo.

He dicho.

El señor PIZARRO (Presidente).- Tiene la palabra el Honorable señor Sabag.

El señor SABAG.- Señor Presidente , antes de dar inicio a mi breve intervención quiero pedirle que abra la votación, porque varios señores Senadores se quieren retirar y como no somos muchos los que permanecemos en la Sala sería bueno que colaboraran con su voto.

El señor WALKER (don Ignacio) .- Me parece muy bien.

El señor SABAG.- El Honorable señor Horvath ha hecho una amplia y clara exposición acerca de lo que significa el proyecto en debate. Por la mañana también tuvo oportunidad de exponer casi en el mismo sentido.

En la Comisión de Pesca estimamos muy conveniente contar con una legislación sobre la materia que nos ocupa y, por supuesto, hemos efectuado muchas sesiones a las cuales han sido invitados importantes científicos, nacionales e internacionales, y también las autoridades del Gobierno. Y todos están absolutamente de acuerdo en que esta normativa es necesaria, porque todavía estamos a tiempo de proteger nuestros ríos, nuestras aguas, para que no entre el Didymo que causa tan grave daño y que no es fácil combatirlo, porque cuando se instala cuesta mucho acabar con él. Por eso es que nosotros estamos todavía casi limpios. Solamente algunos ríos de nuestro país se han visto afectados, pero se están tomando medidas para tratar de aislarlos.

De tener esta legislación va a resultar muy favorable para el desarrollo de todas las actividades turísticas, sobre todo, y de conservación de las diversas especies pesqueras en nuestro país.

Estamos pidiendo que se vote solo en general y que se otorgue un plazo prudente para presentar indicaciones.

El señor PIZARRO (Presidente).- El Senador señor Sabag ha solicitado que se abra la votación.

Si le parece a la Sala, se procederá en tal sentido.

El señor PROKURICA.- Por supuesto.

El señor WALKER (don Ignacio) .- Me parece bien.

El señor PIZARRO (Presidente).- Acordado.

En votación en general el proyecto.

--(Durante la votación).

El señor PIZARRO (Presidente).- Tiene la palabra el Honorable señor Orpis para fundamentar su voto.

El señor ORPIS.- Señor Presidente , Honorable Senado, Chile tiene un gran potencial turístico, particularmente en la zona que ha descrito el Senador Horvath. Y, a mi juicio, esta materia debe tomarse muy en serio, porque hoy día, tal como se ha señalado, no existe forma de erradicar esta alga llamada "Didymo". Se nos mostró que en el caso de Nueva Zelandia, mediante un proceso muy rápido -prácticamente en cinco años- inutilizó el gran potencial que esta nación tenía en el ámbito de la pesca deportiva y del turismo.

Aquí se está abordando el problema con anticipación, se está advirtiendo. Por lo tanto, no solo deberíamos reaccionar en términos legislativos, sino que, por sobre todas las cosas, el propio Ejecutivo tendría que actuar con mucha proactividad. Desgraciadamente, ya nos llegó. Hubiera sido distinto tomar medidas antes de que Chile presentara un foco de contaminación, quizás advirtiendo que había pasado algo similar en Nueva Zelandia.

Sin embargo, esta alga ya se instaló en nuestro país y, por ende, hay que actuar con mucha agresividad, tanto en términos administrativos como desde los puntos de vista legislativos, presupuestarios, para evitar que nos termine ocurriendo lo mismo que en Nueva Zelandia, particularmente en la Décima, Undécima y Duodécima Regiones.

Por ello, señor Presidente , no solo apoyamos el proyecto de ley, sino que adicionalmente creo que el papel del Ejecutivo debe ser muchísimo más proactivo. Y no solo de este, sino que además de las organizaciones de pescadores deportivos, de los municipios que tienen que cuidar los territorios afectados. Eso es lo que ha tratado de hacer la Comisión de Pesca donde hemos destinado muchas sesiones a fin de conocer en profundidad el problema y citar al Ejecutivo en varias oportunidades.

No obstante, luego de haber aprobado la idea de legislar y haber convocado a las organizaciones de pescadores, me quedo con la sensación de que es tan grave esta situación, tan delicada, que, en definitiva, nos podemos contaminar de manera muy rápida. Por eso siento que los distintos organismos tienen que actuar con mucha mayor agilidad para impedir una real catástrofe como la ocurrida en Nueva Zelandia.

En consecuencia, no solo voy a votar a favor del proyecto, sino que aprovecho de llamar a todas las entidades para que constituyamos, tal como señaló el Senador señor Horvath , una verdadera barrera de carácter sanitario, con todas las medidas que ello significa, en el área particularmente riesgosa que se extiende entre la Décima y la Duodécima Regiones.

El señor PIZARRO (Presidente).- Corresponde el uso de la palabra al Senador señor Navarro, pero no se encuentra en la Sala en este instante.

Tiene la palabra el Senador señor Prokurica.

El señor PROKURICA.- Señor Presidente , creo que este es un proyecto necesario (indispensable, podría decir). Por tanto, felicito al Senador señor Horvath por haberlo formulado. Y pienso que si se hubiese escuchado a Su Señoría el año pasado, cuando denunció lo que estaba ocurriendo en los ríos de nuestro país, especialmente en la zona austral, a lo mejor habríamos podido evitar parte del problema que hoy enfrentamos.

La iniciativa que nos ocupa pretende frenar la contaminación que está provocando el alga en comento y evitar que se siga expandiendo al resto de nuestro territorio.

A mi juicio, es el momento de hacer un pequeño análisis. Porque Chile vive una paradoja: estamos llenos de parques nacionales, reservas, monumentos naturales, santuarios, pero -me pregunto yo- quién los cuida. En verdad, muy poca gente. Y no faltan los inescrupulosos. En el caso de las islas protegidas y los santuarios marinos, personas que trabajan en el mar hacen lo que quieren y nadie les dice nada.

Voy a poner un ejemplo.

En mi Región tenemos la isla Chañaral de Aceituno, considerada una de las mayores concentraciones de pingüinos de Humboldt del mundo. Existe allí toda una diversidad. Había dos guardaparques de CONAF, pero fueron retirados hace siete meses. No vuelven: están en el desierto florido. Y se trata de solo unos pocos funcionarios.

Entonces, aquí no podemos hacer una declaración o emitir un decreto para determinar que una zona es frágil; que un parque debe ser cuidado, en fin, si no disponemos de gente que se halle encima cumpliendo tal obligación. Porque, de lo contrario, nos quedamos solo en declaraciones y esto se transforma en la nada misma y en pena y vergüenza para el país.

Tenemos un patrimonio. Debemos protegerlo. Y eso cuesta plata. Además, hay que actuar en el momento oportuno, y no como en este caso. Porque el efecto en cuestión fue denunciado por el Senador Horvath hace mucho tiempo; empero, hubo que presentar una iniciativa de ley para tomar determinaciones.

En consecuencia, un llamado de atención a las autoridades que fiscalizan los recursos pertinentes, para que se actúe a tiempo y con las personas necesarias a los efectos de cuidar realmente nuestro patrimonio fito y zoosanitario.

El señor PIZARRO (Presidente).- Tiene la palabra el Senador señor Navarro.

El señor NAVARRO.- Señor Presidente , en la discusión presupuestaria que acabamos de terminar, en noviembre, presenté una indicación a la Partida 07 Ministerio de Economía, Capítulo 04, Programa 01. Y fue aprobada por esta Sala en los siguientes términos: "La Subsecretaría de Pesca deberá informar semestralmente sobre las medidas que está tomando para contener la expansión del alga Didymo en algunos ríos y en las zonas extremas del país, debido a su explosiva expansión.". Eso lo incorporamos como parte de la Glosa que obliga a la Subsecretaría de Pesca a informar.

Ahora bien, la propuesta del Senador Horvath revela carencias profundas en nuestro sistema de control de plagas. Ya con el virus ISA vivimos una situación grave. Los campeones mundiales de producción de salmón, los chilenos, no tuvimos capacidad de investigación suficiente para prevenir una plaga de esa envergadura, que terminó liquidando el sistema productor de salmones y relegando a nuestro país a los últimos lugares.

Por tanto, allí comprobamos la debilidad que nos aqueja en materias investigativa, de prevención, de barreras sanitarias.

Chile ha sido exitoso en el combate contra la mosca de la fruta, contra la fiebre aftosa. El SAG ha obtenido triunfos importantes que mantienen a nuestro país en un lugar privilegiado dentro de Sudamérica en cuanto al control de plagas tanto ganaderas como forestales.

Sin embargo, señor Presidente, siento que tenemos que reforzar el trabajo del referido Servicio.

El proyecto que nos ocupa pone en evidencia algo que se halla reflejado en lo que informó el Jefe del Departamento de Administración Pesquera del Servicio Nacional de Pesca , señor Leonardo Núñez : que ya la emergencia está declarada; que, sin embargo, el Servicio no puede evitar el ingreso y la salida de las artes y aparejos de pesca, y que para ello "se está coordinando con la Intendencia Regional y la Secretaría Regional Ministerial de Economía".

La verdad es que esto va a requerir una acción coordinada de muchas entidades públicas.

Y, al respecto, surgen dos preguntas claves: ¿Chile cuenta o no con condiciones tecnológicas, científicas, de prevención y de fiscalización que permitan tener control sobre las plagas en una zona tan nítida como la Patagonia, como el sur? ¿Tenemos o no acceso?

Los Senadores Horvath y Bianchi lo saben muy bien: más de un millón de turistas van a las Torres del Paine. Es de las zonas más visitadas de Chile.

El señor PROKURICA .- ¡Pero Tompkins no deja entrar...!

El señor NAVARRO.- ¡Tompkins es el único que ha protegido y sigue protegiendo la zona sur, generando resguardos de prevención y custodia de las riquezas naturales!

El señor PROKURICA .- ¡Se notó clarito...!

El señor NAVARRO.- Ya se lo dije al gerente de ENDESA: ¡Tompkins va a figurar en los libros de historia como un gran conservacionista y filántropo, y nadie se va a acordar del nombre del gerente de ENDESA!

El señor COLOMA .- ¡Se desconcentró, señor Senador ...!

El señor HORVATH .- ¡Ya está en otro tema...!

El señor PROKURICA .- ¡Se cambió a otro programa...!

El señor PIZARRO (Presidente).- Ruego evitar los diálogos.

El señor NAVARRO.- La observación del colega Prokurica es válida. Solo tenemos una diferencia de opinión.

Señor Presidente , la marea roja forma parte también de los elementos de contención, de barrera sanitaria que no hemos podido superar. Cuando se instala en la Duodécima y en la Undécima Regiones, amenaza a la Décima. Y no hay mecanismos de contención. Ello origina la contaminación de los erizos y prohibiciones de pesca que afectan duramente a la economía regional y a los pescadores artesanales.

Se requiere mayor inversión, señor Presidente .

Voy a votar a favor de este proyecto, que nos permite abrir un gran tema respecto de las barreras sanitarias, de la capacidad tecnológica del SAG y de nuestras condiciones para prevenir las plagas que pueden azotar a Chile.

¡Patagonia sin represas!

El señor ORPIS .- ¡Tompkins sin represas...!

El señor PIZARRO (Presidente).- Tiene la palabra el Senador señor Patricio Walker.

El señor WALKER (don Patricio).- Señor Presidente , deseo felicitar al Honorable señor Horvath -un gran Senador de una gran Región-, quien una vez más hace un enorme aporte en materia de preservación del medio ambiente. En este caso se trata de cuencas hidrográficas nítidas, límpidas, espléndidas, que es necesario proteger, entre otras cosas, por el turismo y para poder legarles a nuestros hijos y nietos la maravilla que tenemos en las Regiones de Los Lagos y de Aysén.

Señor Presidente , ojalá que el Gobierno respalde este proyecto de ley, que está muy bien inspirado y redactado, y no espere su aprobación total para tomar medidas preventivas.

Hay muchas cosas que se pueden hacer. Probablemente, lo ideal sería que las barreras sanitarias fueran obligatorias, como lo propone el Senador señor Horvath en esta iniciativa. Por mientras, confío en que el Ejecutivo las establezca con carácter voluntario.

A lo anterior debieran agregarse campañas de prevención en escuelas, colegios y liceos; en los clubes de pesca; con los operadores turísticos; a la llegada de los aeropuertos de las Regiones de Los Lagos, de Aysén, etcétera, de Balmaceda.

También habría que hacer campañas de difusión por los medios de comunicación locales, para que la gente que, como nos decía el Senador Horvath, va con artes y aparejos de pesca; con embarcaciones de goma, de plástico; con ropa deportiva, en fin, sepa qué daños puede provocar en nuestros ríos y lagos.

Así que felicito de nuevo al autor de esta iniciativa, señor Presidente, y ojalá que no debamos esperar a que sea aprobada totalmente para que el Gobierno adopte las medidas del caso.

El señor PIZARRO (Presidente).- Tiene la palabra el Senador señor Kuschel.

El señor KUSCHEL.- Señor Presidente , a lo indicado por los señores Senadores que me antecedieron debo añadir la conveniencia de reiterar los oficios que oportunamente, hace ya bastante tiempo, envió el colega Horvath a los distintos Ministerios para que se tomaran las precauciones pertinentes, que son, más o menos, las aquí indicadas.

El señor HOFFMANN ( Secretario General ).- ¿Algún señor Senador no ha emitido su voto?

El señor PIZARRO ( Presidente ).- Terminada la votación.

--Se aprueba en general el proyecto (17 votos afirmativos) y se fija como plazo para presentar indicaciones el lunes 13 de diciembre, a las 12.

Votaron la señora Alvear y los señores Bianchi, Chahuán, Coloma, Escalona, Horvath, Kuschel, Larraín, Navarro, Novoa, Orpis, Pizarro, Prokurica, Sabag, Walker (don Ignacio), Walker (don Patricio) y Zaldívar (don Andrés).

El señor PIZARRO (Presidente).- Se deja constancia de la intención de voto favorable de los Senadores señores Longueira y Letelier.

1.4. Boletín de Indicaciones

Fecha 10 de enero, 2011. Boletín de Indicaciones

?INDICACIÓN FORMULADA DURANTE LA DISCUSION EN GENERAL DEL PROYECTO DE LEY, EN PRIMER TRÁMITE CONSTITUCIONAL, DESTINADO A EVITAR LA CONTAMINACIÓN POR ALGAS EN LAS CUENCAS HIDROGRÁFICAS

10-enero-2011.

BOLETÍN Nº 7.192-12

Indicaciones

ooo

1.- Del Honorable Senador señor Horvath, para incorporar un artículo 7°, nuevo, del siguiente tenor:

“Artículo 7°.- Los vehículos de trabajo y de tipo deportivo deberán acogerse a las normas establecidas en esta ley.”.

- - - - - - -

1.5. Segundo Informe de Comisión de Intereses Marítimos

Senado. Fecha 11 de julio, 2011. Informe de Comisión de Intereses Marítimos en Sesión 34. Legislatura 359.

?SEGUNDO INFORME DE LA COMISIÓN DE INTERESES MARÍTIMOS, PESCA Y ACUICULTURA, recaído en el proyecto de ley, en primer trámite constitucional, destinado a evitar la contaminación por algas en las cuencas hidrográficas.

BOLETÍN N° 7192-12.

____________________________________

Honorable Senado:

La Comisión de Intereses Marítimos, Pesca y Acuicultura tiene a honra emitir su segundo informe acerca del proyecto de ley señalado en el epígrafe, iniciado en Moción de los Honorables Senadores señores Horvath, Bianchi, Küschel y Sabag. Posteriormente adhirió a la Moción el Honorable Senador señor Orpis.

Con fecha 1 de diciembre de 2010, el proyecto de la referencia fue aprobado en general por la Sala del Senado, fijando como plazo para presentar indicaciones hasta el día 13 del mismo mes. Posteriormente, la Sala, previo acuerdo de los Comités, fijó nuevos plazos para presentar indicaciones hasta los días 10 y 18 de enero del 2011.

- - -

A las sesiones en que la Comisión se ocupó de este asunto concurrieron, por la Subsecretaría de Pesca, el Subsecretario, señor Pablo Galilea; el Jefe de la División Jurídica, señor Felipe Palacio; los abogados de dicha División, señora María Alicia Baltierra y señor Paolo Trejo y el Jefe del Departamento de Acuicultura, señor José Miguel Burgos.

Del Servicio Nacional de Pesca: la Jefa del Departamento Jurídico, señora Ana María Ramírez; las abogadas señoras María Iris Moyano y Catalina Silva; los Biólogos Marinos señora Carolina Molina y señor Esteban Donoso.

- - -

Para los efectos de lo dispuesto en el artículo 124 del Reglamento del Senado, cabe dejar constancia de lo siguiente:

I.- Artículos que no fueron objeto de indicaciones ni de modificaciones: no hubo.

II.- Indicaciones aprobadas sin modificaciones: no hubo.

III.- Indicaciones aprobadas con modificaciones: las números 2) y 3).

IV.- Indicaciones rechazadas: La número 1).

V.- Indicaciones retiradas: No hubo.

VI.- Indicaciones declaradas inadmisibles: No hubo.

NORMAS DE QUORUM ESPECIAL

No hay.

DISCUSIÓN PARTICULAR

Previo al análisis de las indicaciones formuladas al proyecto aprobado en general por el Senado, el cual consta de seis artículos permanentes, la Comisión escuchó la exposición del Jefe del Departamento de Acuicultura de la Subsecretaría de Pesca, señor José Miguel Burgos.

Inició su exposición señalando que la estrategia para enfrentar la materia que pretende regular esta iniciativa de ley se ha centrado en cuatro áreas: la primera, de aspectos legales y reglamentarios; la segunda, dice relación con la vigilancia; la tercera, se refiere al área del control del foco; y, la última incide en la comunicación de riesgo, donde se incluye toda la campaña comunicacional.

En relación con el primer aspecto, señaló que se encuentra en avance la modificación del Reglamento de Plagas y la enmienda del Reglamento Sanitario, donde se incorporaron elementos de bioseguridad, particularmente para el ingreso de equipamiento y material de riesgo, cuya modificación se encuentra en proceso de firma del señor Ministro de Economía, Fomento y Turismo. En esta materia, agregó, se advierte un vacío en cuanto a la regulación de los kayacs y de otros deportes náuticos, y advirtió como alternativa a estas materias introducir alguna modificación en la Ley de Pesca Recreativa o en la Ley General de Pesca y Acuicultura , que permita regular dicha área.

En lo que se refiere al área de la vigilancia, continuó, se busca lograr una correcta determinación de las cuencas acuíferas en que se encuentra el alga Didymo y aquéllas otras que se encuentran libres, de manera de establecer cuál es la carga efectiva de esta alga en los cuerpos de agua. Con este fin se ha elaborado un plan de vigilancia, y la prioridad es la zona del país donde la pesca deportiva tiene su mayor concentración, que va desde Valdivia a Magallanes, aunque en el presente año se quiere llegar algo más al norte.

Continuando con su exposición, precisó que en lo referente al control del foco, se pretende evitar la diseminación del alga, y para ello se implementó un sistema de fiscalización carretera en las zonas positivas, que realiza el Servicio Nacional de Pesca, estableciendo puntos de desinfección en áreas estratégicas, teniendo un “kit” básico de desinfección por río. Asimismo, se está activando las llamadas a un teléfono 800 como mecanismo de denuncia en el SERNAPESCA.

En relación con este mismo tópico, añadió que en estas tareas se ha involucrado, también, a la Corporación Nacional Forestal de la Región de Los Lagos, y se está preparando una jornada de capacitación con los guardaparques de esa zona geográfica para luego extender este procedimiento a los funcionarios de la Undécima Región de manera que la difusión sobre el control de este alga se lleve a cabo también en todos los parques nacionales en que dicha Institución tiene supervigilancia.

En lo referente a la labor que desarrollan los Gobiernos Regionales, acotó que el de la Décima Región presentó un proyecto para financiar especialmente la infraestructura de apoyo a la desinfección en los pasos fronterizos y en algunos puntos específicos de control.

Asimismo precisó que las tareas de coordinación con el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), se encuentran avanzadas, especialmente en lo relativo a la entrega de información en los pasos de frontera, y también existe participación en el control e ingreso que se realiza en los pasos fronterizos.

Prosiguió explicando que se está terminando de elaborar un formulario de carácter voluntario que se pedirá sea respondido por los turistas que ingresan al país, en donde se informará sobre la importancia del control del alga Didymo y se les consultará si traen equipos o elementos de pesca que deban ser desinfectados.

En este mismo orden de ideas, explicó que durante el primer trimestre de este año se implementará un diagnóstico mediante biología molecular que es mucho más sensible y se radicará en las zonas actualmente detectadas como libres del alga, de manera de poder realizar una detección muy temprana de la contaminación de ella.

En cuanto a la difusión y comunicación del riesgo, esto es la instalación de elementos de desinfección en zonas de riesgo, explicó que ya se inició en la zona de Futaleufú con un número importante de dichas instalaciones y que luego se iniciará en la zona de Aysén.

En cuanto al catastro de la presencia del alga Didymo en la zona sur y austral del país, señaló que en la Región de los Ríos no se ha encontrado evidencia sobre la existencia del alga Didymo; en la Décima Región, por su parte, se confirmó su presencia en el río Futaleufú, en la desembocadura del río Espolón y del río Malito, y que en el lago Yelcho, si bien es cierto no hay evidencia del alga, si se ha podido constatar su presencia en la desembocadura de éste último afluente. En la Undécima Región, por su parte, se confirmó la presencia en los ríos Aysén, Simpson, Coyhaique y Cochrane, y que en los restantes cauces no se advierte presencia del alga y que en lo que respecta de la Décima Segunda Región todas las muestras arrojan que no existe presencia del alga.

El Honorable Senador señor Orpis expresó su sorpresa respecto de la información anteriormente transcrita y advirtió que la diseminación del alga es mucho mayor de lo que se había inicialmente considerado, por lo que deben redoblarse los esfuerzos para aumentar los recursos que se están destinando para atacar la plaga.

En este mismo orden de ideas, el Honorable Senador señor Bianchi indicó que la información entregada por el Ejecutivo es extraordinariamente preocupante, porque hace pocos meses no parecía existir un desarrollo de la plaga tan extensa.

El señor José Miguel Burgos, indicó que no se cuenta con una información anterior de las zonas contaminadas con las algas, lo que impide realizar una comparación de su avance.

- - -

Como se señalara precedentemente, el texto del proyecto aprobado en general por el Senado consta de seis artículos permanentes.

A continuación, se realiza una descripción de las normas del proyecto, de las indicaciones presentadas y de la discusión y acuerdos habidos sobre el particular

Artículo 1°

Establece la obligación de contar con barreras sanitarias y medidas de bioseguridad para evitar la internación al país, la transmisión del Didymo y algas de efectos similares, entre las regiones o entre cuencas dentro de las regiones.

Artículo 2°

Obliga a declarar, a su ingreso al país o al moverse de una cuenca afectada a otra todos los productos y vectores de este tipo de alga como lo son instrumentos de pesca, embarcaciones de goma, plásticos, ropa deportiva o similar.

Artículo 3°

Dispone el deber de los clubes de pesca del país de elaborar y distribuir instructivos que eviten la contaminación y transmisión de estas algas en los cursos de aguas del país.

Artículo 4°

Obliga a los operadores de turismo y a los prestadores de servicios vinculados con actividades en los ríos del país, a mantener y entregar a sus clientes los instructivos para evitar la introducción y la dispersión de este tipo de algas entre las distintas cuencas del país.

Artículo 5°

Dispone la realización de una campaña de carácter educativo en los medios de comunicación nacional y regional, de carácter voluntario, para tomar las prevenciones y evitar los riesgos que significa la contaminación por este tipo de algas.

Artículo 6°

Regula el régimen de sanciones para el que infringiere las normas establecidas en esta ley, sin perjuicio de lo que dispone a ley N° 20.256, que establece normas sobre pesca recreativa.

En primer término, señala que las infracciones menos graves serán sancionadas con multa de una a tres unidades tributarias mensuales.

Las infracciones graves serán sancionadas con multa de cuatro a diez unidades tributarias mensuales.

Finalmente, establece como infracción gravísima, la contaminación de una cuenca con la alga Didymo u otra de este tipo, sancionando dicha conducta con una multa de cincuenta a cien unidades tributarias mensuales, sin perjuicio de las indemnizaciones correspondientes. A las infracciones de esta ley que no tuvieren prevista una sanción especial, señala por último, se les aplicará una multa de una a treinta unidades tributarías mensuales.

- - -

Inicialmente, el proyecto fue objeto de sólo una indicación, formulada por el Honorable Senador señor Horvath, con la cual se proponía agregar a la iniciativa un artículo 7°, nuevo, que hacía aplicables las normas de esta ley a los vehículos de trabajo y de tipo deportivo. Esta indicación, para los efectos de este informe, quedó signada con el número 1).

Posteriormente, y al abrirse los nuevos plazos para formular indicaciones que se han señalado al comienzo de este informe, la iniciativa de ley fue objeto de otras dos indicaciones, formuladas ambas por el Ejecutivo, las que, junto con reemplazar en su totalidad el proyecto aprobado en general, introducen enmiendas a la ley N° 20.256, que establece normas sobre la pesca recreativa.

La primera de esas indicaciones, que para efectos de este informe quedó signada con el número 2), propone agregar un artículo 7° bis, nuevo, a esa normativa legal, referido a la adopción de medidas sanitarias y de bioseguridad.

La disposición faculta a la Subsecretaría de Pesca para establecer en los cuerpos y cursos de agua terrestre o en las áreas marítimas que determine mediante resolución fundada, la obligación de implementar una o más restricciones de uso y/o medidas de desinfección de aparejos de pesca recreativa, vestimenta, calzado, equipamiento y embarcaciones que se utilicen en dicha actividad o en otras actividades deportivas o recreacionales de carácter náutico que se realicen en dichas áreas, de las previstas en el reglamento que al efecto dicte el Ministerio.

Ello con el objeto de evitar la introducción y propagación, aislar la presencia o propender a la erradicación de enfermedades de alto riesgo y de especies hidrobiológicas que constituyan o puedan constituir plagas de conformidad con el reglamento a que se refiere el artículo 86 de la Ley General de Pesca y Acuicultura.

La norma establece que el reglamento, con el mismo objeto precedentemente señalado, podrá establecer restricciones de uso, prohibiciones de ingreso y medidas de desinfección, que se aplicarán al ingreso al país, respecto de los aparejos de pesca recreativa, señuelos y carnadas, vestimenta, calzado, equipamiento y embarcaciones que señale el mismo reglamento y que se utilicen en la actividad de pesca recreativa o en otras actividades deportivas o recreacionales náuticas que se realicen en los cursos y cuerpos de agua terrestre o en aguas marítimas.

Finalmente, la disposición propuesta señala que las prohibiciones antes señaladas deberán fundarse en la circunstancia que los implementos provengan de países afectados por enfermedades de alto riesgo o plagas.

La segunda indicación, signada con el número 3), agrega al artículo 33 de la ley N° 20.256, que regula las condiciones de ejercicio de la pesca recreativa en cotos de pesca, un inciso segundo, nuevo, en cuya virtud se dispone la aplicación a la pesca recreativa de las medidas dictadas conforme al artículo 7° bis, ya reseñado.

El Jefe de la División Jurídica de la Subsecretaría de Pesca, señor Felipe Palacio, explicó que la primera de las proposiciones que se ha reseñado pretende regular las actividades y obligaciones de desinfección al interior del territorio del país y disponer un control de pre frontera respecto de que aquellos utensilios o artes de pesca ante de su ingreso al país, a fin de evitar el ingreso de plagas no deseadas.

En cuanto a la segunda indicación, prosiguió, se busca que las medidas que se adopten en conformidad al indicado artículo 7° bis puedan ser aplicadas también en los cotos de pesca.

En relación con la indicación número 2), el Honorable Senador señor Orpis hizo presente su preocupación en cuanto a los términos en que se plantea la regulación, ya que se le entrega una atribución o facultad a la Subsecretaría en orden a implementar ciertas medidas de control para evitar la contaminación de las aguas, en circunstancias de que, en su concepto, de existir un peligro cierto de una plaga de alto de riesgo debiera ser imperativo su adopción para la Subsecretaría.

En ese mismo orden de ideas, objetó la facultad que se entrega a la Subsecretaría que al dictar el reglamento pueda establecer restricciones de uso, prohibiciones de ingreso y medidas de desinfección, porque dichas medidas y restricciones también debieran ser establecidas con carácter imperativo.

Concluyó su exposición advirtiendo que al establecerse que las prohibiciones deberán fundarse en la circunstancia que los implementos provengan de países afectados por enfermedades de alto riesgo o plagas, no se considera la posibilidad de que se trate de un implemento que, aunque provenga inicialmente de un país afectado por la plaga, ingrese a nuestro territorio sin someterse a dichas restricciones por el hecho de haber transitado, previamente, por otro país que no se encuentre afectado.

Por su parte, el Honorable Senador señor Horvath propuso que la señalada norma se remita al artículo 86 de la Ley General de Pesca y Acuicultura que establece, de modo imperativo, la obligación del Ministerio de dictar un Reglamento que establezca las medidas de protección y control para evitar la introducción de enfermedades de alto riesgo y especies que constituyan plagas.

Agregó que la norma propuesta por el Ejecutivo no contiene una referencia a actividades que se realizan en los ríos y que no son de carácter deportivo o náutico, tales como extracción de áridos u otros, lo que debiera incorporarse en dicha disposición, por lo que propuso reemplazar la expresión “que se realicen en dichas áreas” “y vehículos que operen en dichas áreas”.

Así también compartió el criterio expuesto por el Senador señor Orpis, y manifestó la necesidad de que se formulara una nueva proposición que recoja los aspectos considerados en el debate.

Asimismo, propuso que la nueva indicación reemplace el título de la ley Nº 20.256, sobre pesca recreativa, expresando de modo más amplio que establece normas sobre pesca recreativa y protección de los cuerpos de agua.

- - -

En una sesión posterior, los representantes del Ejecutivo accedieron a reformular la indicación número 2), de manera de establecer en términos imperativos la regulación de las obligaciones que se consigan en la primera parte del nuevo artículo 7° bis que se propone agregar a la ley de pesca recreativa, pero dejando la posibilidad de que la Subsecretaría de Pesca pueda determinar su procedencia en los casos en que corresponda.

Del mismo modo, sugirieron efectuar otras adecuaciones de redacción a la norma propuesta, de manera de enfatizar las obligaciones que asume dicha Subsecretaría y los objetivos que se pretender alcanzar con esta nueva norma.

- Puesta en votación la indicación números 2) fue aprobada, con la modificaciones señalada, por la unanimidad de los miembros presentes de la Comisión, Honorables Senadores señores Bianchi, Horvath y Sabag.

- Posteriormente, se puso en votación la indicación número 3), la que resultó igualmente aprobada por la unanimidad de los miembros presentes de la Comisión, Honorables Senadores señores Bianchi, Horvath y Sabag.

- - -

Finalmente, el Honorable Senador señor Horvath expresó la necesidad, para cumplir con los objetivos planteados con esta iniciativa legal, de sancionar de manera específica, como infracción gravísima, la contaminación de la aguas con algas que constituyan plagas, como el didymo, cuestión que se planteaba en el artículo 6° del proyecto de ley aprobado en general.

En ese sentido, la unanimidad de la Comisión estuvo conteste en incorporar una letra g), nueva, al artículo 50 de la Ley de Pesca Recreativa, de manera de sancionar como infracción gravísima, con una multa que va de una rango de cincuenta a cien unidades tributarias mensuales, el hecho de realizar cualquier tipo de actividad que introduzca en una cuenca especies hidrobiológicas que constituyan plagas, contraviniendo lo dispuesto en el artículo 7° bis.

- La proposición anteriormente reseñada fue aprobada por la unanimidad de los miembros presentes de la Comisión, Honorables Senadores señores Bianchi, Horvath y Sabag.

- - -

MODIFICACIONES

En mérito de los acuerdos precedentemente transcritos, vuestra Comisión de Intereses Marítimos, Pesca y Acuicultura, tiene el honor de proponeros que aprobéis la siguiente modificación al texto del proyecto aprobado en general, que en caso de aprobarse, corresponde al texto de la iniciativa legal: (Indicaciones números 2) y 3) aprobadas 3x0)

- Reemplazar el texto del proyecto de ley aprobado en general por el siguiente

“Proyecto de ley

“Artículo único.- Introdúcense las siguientes modificaciones a la ley N° 20.256, que establece normas sobre pesca recreativa:

1.- Agréguese el siguiente artículo 7° bis, nuevo:

“Artículo 7° bis.- Adopción de medidas sanitarias y de bioseguridad. Con el objeto evitar la introducción y propagación, aislar la presencia o propender a la erradicación de enfermedades de alto riesgo y de especies hidrobiológicas que constituyan o puedan constituir plagas de conformidad con el reglamento a que se refiere el artículo 86 de la Ley General de Pesca y Acuicultura, la Subsecretaría establecerá, cuando corresponda, la obligación de implementar una o más restricciones de uso o medidas de desinfección de aparejos de pesca recreativa, vestimenta, calzado, equipamiento y embarcaciones que se utilicen en dicha actividad o en otras actividades deportivas o recreacionales de carácter náutico que se realicen en los cuerpos y cursos de agua terrestre o en las áreas marítimas que determine mediante resolución fundada, de las previstas en el reglamento que al efecto dicte el Ministerio.

Asimismo, el reglamento a que se refiere el inciso primero, podrá establecer, con el mismo objeto precedentemente señalado, restricciones de uso, prohibiciones de ingreso y medidas de desinfección que se aplicarán al ingreso al país, respecto de los aparejos de pesca recreativa, señuelos y carnadas, vestimenta, calzado, equipamiento y embarcaciones que señale el mismo reglamento y que se utilicen en la actividad de pesca recreativa o en otras actividades deportivas o recreacionales náuticas que se realicen en los cursos y cuerpos de agua terrestre o en aguas marítimas.

Las prohibiciones antes señaladas deberán fundarse en la circunstancia que los implementos provengan de países afectados por enfermedades de alto riesgo o plagas.”.

2.- Incorpórese el siguiente inciso segundo, nuevo, al artículo 33:

“Sin perjuicio de lo dispuesto en el inciso anterior, se aplicará a la actividad de pesca recreativa que se realice en los cotos de pesca, la medidas que se dicten de conformidad con el artículo 7° bis.”.

3.- Añádase al artículo 50, la siguiente letra g), nueva:

“g) Realizar cualquier tipo de actividad que introduzca en una cuenca especies hidrobiológicas que constituyan plagas, contraviniendo lo dispuesto en el artículo 7° bis.”.”.”.

- - -

Acordado en sesiones celebradas los días 5 de enero, 14 de marzo, 22 de junio y de 6 de julio de 2011, con asistencia de los Honorables Senadores señores Antonio Horvath Kiss (Presidente); Carlos Bianchi Chelech; Jaime Orpis Bouchon (Juan Antonio Coloma Correa), Fulvio Rossi Ciocca y Hosaín Sabag Castillo.

Sala de la Comisión, a 11 de julio de 2011.

FRANCISCO JAVIER VIVES DIBARRART

Secretario de la Comisión

RESUMEN EJECUTIVO

SEGUNDO INFORME DE LA COMISIÓN DE INTERESES MARÍTIMOS, PESCA Y ACUICULTURA, RECAÍDO EN EL PROYECTO DE LEY, EN

PRIMER TRÁMITE CONSTITUCIONAL, DESTINADO A EVITAR LA CONTAMINACIÓN POR ALGAS EN LAS CUENCAS HIDROGRÁFICAS.

BOLETÍN N° 7192-12

I. PRINCIPALES OBJETIVOS DEL PROYECTO PROPUESTO POR LA COMISIÓN: La iniciativa busca evitar la contaminación por algas en las cuencas hidrográficas, para lo cual se introducen enmiendas en materias sanitarias, de bioseguridad y sancionatorias en la ley N° 20.256, que establece normas sobre pesca recreativa.

II. ACUERDOS: La indicación número 1) fue rechazada (3x0)

Las indicaciones números 2) y3) fueron aprobadas (3x0)

III. ESTRUCTURA DEL PROYECTO APROBADO POR LA COMISIÓN: un artículo único, desglosado en tres numerales.

IV. NORMAS DE QUÓRUM ESPECIAL: No hay.

V. URGENCIA: No tiene.

VI. ORIGEN INICIATIVA: Moción de los Honorables Senadores señores Horvath, Bianchi, Küschel y Sabag. Posteriormente, adhirió el Honorable Senador señor Orpis.

VII. TRÁMITE CONSTITUCIONAL: primer trámite.

VIII. INICIO TRAMITACIÓN EN EL SENADO: 7 de septiembre de 2010

IX. TRÁMITE REGLAMENTARIO: segundo informe.

X. LEYES QUE SE MODIFICAN O QUE SE RELACIONAN CON LA MATERIA:

- Artículo 19 N° 8 de la Constitución Política de la República, que asegura a todas las personas el derecho a vivir en un ambiente libre de contaminación.

- Ley N° 20.256, que establece normas sobre pesca recreativa.

Valparaíso, a 11 de julio de 2011.

FRANCISCO JAVIER VIVES DIBARRART

Secretario de la Comisión

1.6. Discusión en Sala

Fecha 19 de julio, 2011. Diario de Sesión en Sesión 35. Legislatura 359. Discusión Particular. Se aprueba en particular.

PROTECCIÓN DE CUENCAS HIDROGRÁFICAS CONTRA CONTAMINACIÓN POR ALGAS

El señor GIRARDI ( Presidente ).- Proyecto de ley, iniciado en moción de los Senadores señores Horvath, Bianchi, Kuschel y Sabag, en primer trámite constitucional, destinado a evitar la contaminación por algas de las cuencas hidrográficas, con segundo informe de la Comisión de Intereses Marítimos, Pesca y Acuicultura.

--Los antecedentes sobre el proyecto (7192-12) figuran en los Diarios de Sesiones que se indican:

Proyecto de ley (moción de los Senadores señores Horvath, Bianchi, Kuschel y Sabag):

En primer trámite, sesión 47ª, en 7 de septiembre de 2010.

Informes de Comisión:

Intereses Marítimos, Pesca y Acuicultura, sesión 70ª, en 30 de noviembre de 2010.

Intereses Marítimos, Pesca y Acuicultura (segundo): sesión 34ª, en 13 de julio de 2011.

Discusión:

Sesión 72ª, en 1 de diciembre de 2010 (se aprueba en general).

El señor GIRARDI ( Presidente ).- En discusión particular la iniciativa.

Tiene la palabra el Senador señor Horvath.

El señor HORVATH.- Señor Presidente , antes de referirme al segundo informe elaborado por la Comisión de Intereses Marítimos, Pesca y Acuicultura, solicito que se abra la votación.

El señor GIRARDI (Presidente).- Si le parece a la Sala, así se procederá.

Acordado.

En votación.

--(Durante la votación).

El señor GIRARDI (Presidente).- Continúa con la palabra el Senador señor Horvath.

El señor HORVATH.- Señor Presidente , en esta materia trabajamos no solo desde el punto de vista legislativo, sino también, y principalmente, pensando en evitar el hecho de que algas como el Didymo se propaguen en nuestro país y en las cuencas compartidas con nuestros países vecinos.

Se sabe ya que en febrero del año pasado un científico norteamericano detectó una sustancia extraña, que, luego de revisar su código genético con todos los adelantos existentes, se comprobó que correspondía a un alga introducida por primera vez en los ríos de nuestro país y del Hemisferio Sur, particularmente Sudamérica, aun cuando ya había sido descubierta antes en Nueva Zelandia.

La verdad es que el hallazgo del Didymo es catastrófico desde el punto de vista no solo de los ecosistemas, sino también de las características excepcionales de los ríos, de las Regiones de Los Ríos, de Magallanes y de Valparaíso. Detrás de esto hay un daño irreversible, no solo a sus cauces, sino también a su potencial recreativo y al turismo que involucra.

Al respecto, junto con la Subsecretaría de Pesca y el Servicio Nacional de Pesca, se intentó, desde el día uno, llegar a un convenio con el Servicio Agrícola y Ganadero, ya que, si bien la ley establece una tuición mayor por SERNAPESCA en esta materia, ello no es así. Y también quedan exentas las facultades del SAG. Todo ello, en circunstancias de que se afectan las aguas para consumo de las personas, de los animales, para uso en la agricultura y para tomas de pequeñas y medianas centrales hidroeléctricas, además de diversos intereses de carácter económico y ambiental.

Ante un vacío de la legislación, propusimos la iniciativa en análisis. La idea de legislar fue aprobada por unanimidad en el Senado. Y finalmente se llegó a una fórmula con el Gobierno, para ser introducida en la Ley General de Pesca y Acuicultura y en los cuerpos legales vinculados con ella. Así, será el propio Ejecutivo el que adopte las medidas sanitarias y de bioseguridad, con el fin "de evitar la introducción y propagación, aislar la presencia o propender a la erradicación de enfermedades de alto riesgo y de especies hidrobiológicas que constituyan o puedan constituir plagas de conformidad con el reglamento a que se refiere el artículo 86 de la Ley General de Pesca y Acuicultura".

La Subsecretaría de Pesca establecerá en el reglamento aludido, cuando corresponda, diversas restricciones. La norma pertinente del proyecto las señala, así como los tipos de vigilancia para evitar el traspaso del problema de una cuenca a otra.

En elementos tan simples, como un aparejo o una bota de pesca u otro componente náutico, estas algas se pueden introducir al país desde otra nación. También es factible que se muevan de una cuenca a otra. Y la simplicidad que tiene atacar el problema mediante la bioseguridad permite que se erradiquen de forma fundamental. Sin embargo, eso no ha ocurrido. Y la contaminación del río Futaleufú fue detectada a los pocos meses en la principal cuenca habitada de la Undécima Región: en la del río Aysén.

Por las razones expuestas, pedimos a la Sala no solo aprobar el proyecto en análisis y darle la celeridad del caso, sino que también, de acuerdo con el Protocolo de la Ley de Presupuestos, en el cual se incluye un acápite especial referido al alga contaminante Didymo, se otorguen los recursos correspondientes.

El SERNAPESCA y la Subsecretaría de Pesca precisan de fondos para vigilancia, control y la debida difusión, de manera que las mismas comunidades se muevan en esta materia, como lo han hecho los particulares que viven, trabajan y aprecian nuestro ecosistema y en especial nuestros ríos. Se da la paradoja de un alga que al verla en el microscopio parece atractiva, pero que mientras más blanco y puro es el río se difunde con mayor rapidez.

Y en ese ámbito el sector privado ha hecho su propia campaña, lo cual desde luego se suma a las necesidades del Estado.

El SERNAPESCA requiere 158 millones de pesos para estas actividades en lo que resta de 2011; y la Subsecretaría de Pesca, 106 millones de pesos.

Por lo tanto, junto con informar a la Sala, solicito que esta apruebe la petición al Ministerio de Hacienda, de modo de poder hacer lo mínimo que corresponde en esta materia. Señalo lo anterior, porque en el taller que realizamos con participación del Senado, de universidades, de los sectores público y privado, se establece un mínimo de mil millones de pesos para llevar adelante la prevención y detención de este flagelo.

Con los antecedentes mencionados, pido a la Sala acoger en particular la iniciativa, según la fórmula propuesta por la Comisión de Intereses Marítimos, Pesca y Acuicultura.

El señor GIRARDI (Presidente).- Tiene la palabra el Senador señor Prokurica.

El señor PROKURICA.- Señor Presidente , en primer lugar, felicito al Senador señor Horvath por la presentación del proyecto, cuyo objeto es resguardar y cuidar nuestros ríos y protegerlos de esta plaga, que aflige también a otros países, donde, al igual que en el nuestro, hay zonas de pesca y de esparcimiento afectadas por esta alga.

En febrero de 2010 fue detectada en un afluente del río Futaleufú -el río Espolón- el alga unicelular denominada Didymosphenia geminata, evento confirmado el 29 de abril del mismo año por el Servicio Geológico de los Estados Unidos. El alga mencionada corresponde a una especie capaz de producir grandes floraciones que cubren, con un espesor a veces superior a 20 centímetros, hasta el 100 por ciento de los sustratos de los ambientes acuáticos, provocando serias alteraciones fisicoquímicas y biológicas en ellos.

El proyecto en análisis tiene por objeto prevenir el problema mencionado y otorgar a las autoridades las facultades y, ojalá -como manifestó el Senador señor Horvath -, los recursos para que puedan efectuar la fiscalización de los equipos de los pescadores que ingresen al país, y aplicar multas a quienes no cumplan la legislación vigente.

Aprovecho este debate para plantear un asunto que también debiéramos discutir en algún minuto en el Senado. Me refiero a la protección de las algas naturales nativas de nuestro país, afectadas por una depredación brutal, especialmente en el norte de Chile, donde se las extrae con barretas, sin ningún plan de manejo. A mi juicio, ello está generando un daño enorme, porque es en los bosques marinos donde se crea la vida del sustrato, la cual ha sido muy dañada por tal situación.

Junto con los Senadores señores Horvath y Girardi promovimos ante la Administración anterior la idea de emular lo que existió en las décadas de 1970 y 1980: el decreto ley No 701. Buscamos establecer una legislación similar a dicha normativa, pero para el fondo marino, de manera que, habiendo la misma razón, haya la misma disposición.

Cuando en Chile avanzó la desertificación en la época del Gobierno militar, se implementó el decreto ley No 701 para forestar, reforestar y plantar. Y creo que fue una de las mejores ideas llevadas adelante en esta área. Es lo que pretendemos: un "701" para el fondo de mar, en especial en las áreas de manejo para los pescadores -fue realmente una buena idea planteada en la Administración anterior-, pues ellos pueden cuidar las especies existentes allí. Cuando todo es de todos y nadie es dueño, se incurre en abuso, despilfarro y descuido total de las especies.

Por lo tanto, junto con invitar a votar a favor del proyecto presentado por el Senador señor Horvath -el cual se encuentra bien inspirado y tiene por objeto proteger el patrimonio que representan nuestros ríos-, hago un llamado para generar masa crítica y proteger el fondo del mar, que está siendo deteriorado enormemente por la extracción descontrolada de las algas.

El señor GIRARDI (Presidente).- Tiene la palabra el Senador señor Escalona.

El señor ESCALONA.- Señor Presidente , expreso mi respaldo y mi voto favorable al proyecto, cuyo fin es luchar para disminuir y resolver los problemas de contaminación producidos en las aguas y en las cuencas hidrográficas por la acción de algas.

El Senador Horvath , al impulsar la presente iniciativa y suscribirla junto con otros parlamentarios, entre los que se cuenta mi colega de la Región de Los Lagos el Senador Kuschel, da cuenta de un fenómeno serio y grave que afectó a la Décima Región y a sus aguas, especialmente en la provincia de Palena.

El proyecto, al entregar atribuciones a los organismos estatales -en particular a la Subsecretaría de Pesca , con el objeto de poder adoptar las medidas sanitarias-, está dando una respuesta que llega con prontitud, aun cuando la tramitación legislativa ha sido, tal vez, más lenta de lo esperado. Pero ello no resta mérito a la rapidez con que nuestros Honorables colegas presentaron este proyecto de ley e impulsaron su aprobación en el Senado de la República.

En consecuencia, teniendo presente que esta iniciativa contribuirá a preservar la calidad de nuestras aguas; a evitar el impacto de la contaminación y, en consecuencia, a colaborar al desarrollo de la industria turística y de otros aspectos de la economía, en particular de la Región de Los Lagos, voto a favor.

El señor GIRARDI (Presidente).- Solicito el acuerdo de la Sala, para que el Honorable señor Lagos me reemplace en la testera, para yo intervenir sobre la materia.

Acordado.

--Pasa a dirigir la sesión, en calidad de Presidente accidental, el Senador señor Lagos.

El señor LAGOS (Presidente accidental).- Tiene la palabra el Honorable señor Girardi.

El señor GIRARDI.- Señor Presidente , esta es una materia interesante, y valoro que la moción del Senador señor Horvath posibilite iniciar una conversación en un mundo donde tenemos ceguera absoluta para darnos cuenta de los daños que le estamos causando.

La contaminación causa cambios ecosistémicos muy relevantes, siendo evidente no solo la generación de plagas de algas indeseadas. Estas últimas surgen, además, por el debilitamiento de las especies endémicas que normalmente existen en las aguas, lo cual me lleva a valorar también lo que sostuvo el Senador señor Prokurica .

Asimismo, es interesante destacar -el Senador señor Carlos Larraín lo puso en el debate en algún momento- que las algas son antecesoras nuestras. Hace más o menos 640 millones de años todos fuimos unicelulares, así como después todos éramos africanos. Hace más o menos 2 millones de años ocurrió la primera migración fuera de África.

Y la historia evolutiva puede ir más atrás todavía: cuando el oxígeno alcanzaba una tensión de 16 por ciento, los organismos existentes eran monocelulares. Las células eucariotas ya tenían núcleo y mitocondrias. Entonces, comenzaron a asociarse y a formar los primeros elementos pluricelulares. Y aparecen algunos organismos como las algas.

El Senador señor Prokurica planteó que las algas son muy importantes porque representan las principales praderas y las más relevantes en términos de captación de CO2 y la producción de oxígeno. El problema es que los cambios que el hombre realiza en el ecosistema hacen desaparecer las algas o modifican su biodiversidad, permitiendo la aparición de algas dañinas a los ecosistemas, lo que afecta a otros seres vivos.

Eso es exactamente igual a lo que sucede cuando introducimos cambios en nuestra flora bacteriana. El ser humano posee en su organismo más de cien veces bacterias que células propias, sin que tengamos conciencia de que somos megaorganismos, un simbionte, una asociación de células humanas vivas, con bacterias que cumplen roles fundamentales.

Los desequilibrios generan la aparición de bacterias patógenas e, incluso, de cánceres y otras enfermedades, al igual que la obesidad y otros problemas vinculados a los desequilibrios entre nuestra flora bacteriana y las células.

Es lo mismo que ocurre en otros ecosistemas.

Ahora bien, ¿por qué son importantes las microalgas? Esto es algo que deseo explicar aquí.

Las microalgas -que desconocemos y no valoramos- se están extinguiendo a una tasa de 1 por ciento al año a consecuencia del calentamiento global y de la sedificación de los mares.

Entonces, uno se pregunta: ¿Qué importa que desaparezcan las microalgas si yo no las veo? Pero ellas son al ecosistema lo que los linfocitos T son al organismo. Uno no los conoce, ni siquiera sabe que existen; pero, cuando desaparecen, también puede significar el término de la vida humana.

Gran parte de los ecosistemas se sustentan en las microalgas, porque estas son las principales productoras de materias orgánicas primarias, captadoras de CO2, y el sulfuro de dimetilo, un compuesto fundamental.

Por consiguiente, para que se formen las nubes, no basta con que el sol caliente el agua y esta se evapore, sino que se requiere un catalizador que permita la formación de nubes a partir de vapor de agua. Ese catalizador son las microalgas, las únicas capaces de crear compuestos azufrados. De manera que si ellas desaparecen por la acción humana -como está ocurriendo ahora-, no habrá más nubes y los hombres nos vamos a achicharrar como huevos en una sartén. Y, entonces, la Tierra va a perder el agua, como ocurrió en Marte y en otros planetas. Pero esta vez no será por razones físicas, sino debido a la intervención del hombre.

Por eso algunos científicos hablan de que nosotros estamos provocando una "sexta extinción" por nuestra ceguera y por nuestra visión antropocéntrica de sentirnos el centro del Universo y que somos -para ciertas personas- el fin último de la evolución.

¡Con 7 millones de años sobre la tierra, algunos piensan que somos el fin último de la evolución, negando una historia maravillosa de la vida que empezó hace más de 4 mil millones de años con las primeras bacterias! Y, hoy día, la ciencia empieza a señalar -paradójicamente, para sorpresa de muchos- que la vida habría surgido por medio de nanobacterias llegadas a la tierra a través de siembras cósmicas desde lo más profundo del Universo.

En consecuencia, a veces sería interesante compatibilizar el desarrollo o avance científico con una reflexión profunda sobre tal materia -en esta oportunidad, las microalgas nos sirven de excusa para hacerlo-, porque si seguimos degradando y destruyendo las microalgas, nos vamos a degradar a nosotros mismos y autodestruirnos.

Por lo tanto, agradezco al Senador señor Horvath , porque con su iniciativa podemos tener este debate y hacer una terapia para mostrar que el mundo no es lineal, como algunos piensan, sino un complejo ecosistémico donde no existen los compartimentos estanco ni la reflexión ni las ideas compartimentadas. Aquello está en nuestras cabezas, en el pensamiento jerárquico. Pero el mundo real es complejo, interdisciplinario, interligado, indivisible.

Y justamente reflexiones como estas apuntan a unir lo que se separa, pero que, en realidad, siempre ha estado amalgamado.

De modo que yo, con mucho entusiasmo, apoyo esta miniterapia que nos ofrece el Senador señor Horvath , pues nos permite cuestionar esa visión antropocéntrica y poner al mismo nivel, en el centro de la vida, el respeto a ella y al hombre. Es decir, la ética de la vida al lado de la ética del hombre, como siempre debieron estar. Y que no quede una sobre otra, porque eso no se da en el mundo real: es propio de nuestra ceguera y de la pérdida de sensibilidades y hermandades con la historia evolutiva del hombre.

El señor LAGOS (Presidente accidental).- ¡En otras palabras, aquí estamos de paso!

No hay más inscritos.

El señor LABBÉ ( Secretario General ).- ¿Algún señor Senador no ha emitido su voto?

El señor LAGOS (Presidente accidental).- Terminada la votación.

--Se aprueba en particular el proyecto (24 votos favorables) y queda despachado en este trámite.

Votaron los señores Cantero, Chahuán, Coloma, Escalona, Frei (don Eduardo), García, Girardi, Gómez, Horvath, Kuschel, Lagos, Larraín (don Hernán), Larraín (don Carlos), Muñoz Aburto, Navarro, Novoa, Orpis, Pérez Varela, Pizarro, Prokurica, Ruiz-Esquide, Uriarte, Walker ( don Patricio) y Zaldívar (don Andrés).

1.7. Oficio de Cámara Origen a Cámara Revisora

Oficio de Ley a Cámara Revisora. Fecha 19 de julio, 2011. Oficio en Sesión 59. Legislatura 359.

?Valparaíso, 19 de julio de 2011.

Nº 951/SEC/11

A S.E. la Presidenta de la Honorable Cámara de Diputados

Tengo a honra comunicar a Vuestra Excelencia que, con motivo de la Moción, informes y antecedentes que se adjuntan, el Senado ha dado su aprobación al siguiente proyecto de ley, correspondiente al Boletín N° 7.192-12:

“Artículo único.- Introdúcense en la ley N° 20.256, que establece normas sobre pesca recreativa, las siguientes modificaciones:

1.- Agrégase el siguiente artículo 7° bis:

“Artículo 7° bis.- Medidas sanitarias y de bioseguridad. Con el objeto de evitar la introducción y propagación, de aislar la presencia o de propender a la erradicación de enfermedades de alto riesgo y de especies hidrobiológicas que constituyan o puedan constituir plagas de conformidad con el reglamento a que se refiere el artículo 86 de la Ley General de Pesca y Acuicultura, la Subsecretaría establecerá, cuando corresponda, la obligación de implementar una o más restricciones de uso o medidas de desinfección de aparejos de pesca recreativa, vestimenta, calzado, equipamiento y embarcaciones que se utilicen en dicha actividad o en otras actividades deportivas o recreacionales de carácter náutico que se realicen en los cuerpos y cursos de agua terrestre o en las áreas marítimas que determine mediante resolución fundada, de las previstas en el reglamento que al efecto dicte el Ministerio.

Asimismo, el reglamento a que se refiere el inciso primero podrá establecer, con el mismo objeto precedentemente señalado, restricciones de uso, prohibiciones de ingreso y medidas de desinfección que se aplicarán al ingreso al país, respecto de los aparejos de pesca recreativa, señuelos y carnadas, vestimenta, calzado, equipamiento y embarcaciones que señale el mismo reglamento y que se utilicen en la actividad de pesca recreativa o en otras actividades deportivas o recreacionales náuticas que se realicen en los cursos y cuerpos de agua terrestre o en aguas marítimas.

Las prohibiciones antes señaladas deberán fundarse en la circunstancia de que los implementos provengan de países afectados por enfermedades de alto riesgo o plagas.”.

2.- Incorpórase al artículo 33 el siguiente inciso segundo:

“Sin perjuicio de lo dispuesto en el inciso anterior, se aplicarán a la actividad de pesca recreativa que se realice en los cotos de pesca la medidas que se dicten de conformidad con el artículo 7° bis.”.

3.- Agrégase al artículo 50 la siguiente letra g):

“g) Realizar cualquier tipo de actividad que introduzca en una cuenca especies hidrobiológicas que constituyan plagas, contraviniendo lo dispuesto en el artículo 7° bis.”.”.

- - -

Dios guarde a Vuestra Excelencia.

GUIDO GIRARDI LAVÍN

Presidente del Senado

MARIO LABBÉ ARANEDA

Secretario General del Senado

2. Segundo Trámite Constitucional: Cámara de Diputados

2.1. Informe de Comisión de Recursos Naturales

Cámara de Diputados. Fecha 28 de noviembre, 2012. Informe de Comisión de Recursos Naturales en Sesión 109. Legislatura 360.

?INFORME DE LA COMISIÓN DE RECURSOS NATURALES, BIENES NACIONALES Y MEDIO AMBIENTE RECAIDO EN EL PROYECTO DE LEY DESTINADO A EVITAR LA CONTAMINACION POR ALGAS EN CUENCAS HIDROGRAFICAS.

BOLETÍN N° 7192 -12 (S).

HONORABLE CÁMARA:

La COMISIÓN DE RECURSOS NATURALES, BIENES NACIONALES Y MEDIO AMBIENTE pasa a informar el proyecto de ley referido en el epígrafe, de origen en una moción de los senadores Carlos Bianchi Chelech; Antonio Horvath Kiss; Carlos Ignacio Kuschel Silva; y Hosaín Sabag Castillo, en segundo trámite constitucional y primero reglamentario.

I.- CONSTANCIAS REGLAMENTARIAS PREVIAS.

1) La idea matriz o fundamental del proyecto.

La idea matriz o fundamental del proyecto es introducir las normas necesarias para controlar la presencia de plagas en cuencas hidrográficas.

2) Normas de carácter orgánico constitucional.

No hay

3) Normas que requieren trámite de Hacienda.

No hay.

4) Aprobación del proyecto.

El proyecto fue aprobado, en general y en particular, por la unanimidad de los Diputados presentes señora Molina y señores Accorsi, De Urresti, Hernández, León, Meza, Morales; Pérez, don Leopoldo; Sandoval y Vallespín.

5) Diputado informante.

Se designó como Diputado Informante al señor Alfonso De Urresti.

-------

Durante el análisis de esta iniciativa legal, la Comisión contó con la colaboración de representantes del Servicio Nacional de Pesca, Sernapesca, señores Juan Luis Ansoleaga, Director; Felipe Palacios, Jefe de la División Jurídica; Leonardo Núñez, Jefe del Departamento de Administración Pesquera; Eugenio Zamorano, asesor, y Héctor Oyarzún, Jefe de Gabinete del Director.

II.- ANTECEDENTES.

a) Fundamentos del proyecto.

El proyecto de ley fue iniciado en una moción de autoría de los senadores Carlos Bianchi Chelech; Antonio Horvath Kiss; Carlos Ignacio Kuschel Silva; y Hosaín Sabag Castillo, que recogió la preocupación surgida por la detección del alga unicelular didymosphenia geminata en afluentes del Río Futaleufú. Esta alga es una especie capaz de producir grandes floraciones que cubren, con un espesor a veces superior a 20 cm, hasta el 100% de los sustratos de los ambientes acuáticos, provocando severas alteraciones fisicoquímicas y biológicas en los mismos.

Los autores de la moción señalan, además, que esta especie amplía rápidamente su área de distribución geográfica, debido a la introducción accidental por el hombre, principalmente mediante equipos de pesca y embarcaciones deportivas.

Fruto de estas consideraciones, los mocionantes concluyen que esta alga presenta graves problemas para el turismo de intereses especiales en aguas de los ríos de Chile, como lo son la pesca deportiva, el kayaking, rafting y otros, así como para la captación de aguas para riego, agua potable y agua para la agricultura y ganadería y para las tomas de pequeñas y medianas Centrales Hidroeléctricas. Agregan además, que por el hecho de cubrir prácticamente la totalidad del fondo de los ríos, esta alga genera un deterioro considerable en el paisaje, afectando el turismo y la calidad de vida de las personas en el entorno.

Por último, indican que hasta la fecha no se ha encontrado ningún sistema que elimine el alga sin afectar los cursos de agua y ecosistemas. Por lo tanto, la única medida eficaz la constituye el establecer las reglas sanitarias y medidas de bioseguridad, para evitar la introducción tanto desde el extranjero como entre cuencas del país.

b) Objetivos fundamentales del proyecto de ley.

El objetivo de la iniciativa legal es adoptar medidas y procedimientos de bioseguridad, para proteger las cuencas y los cursos de aguas afectados o en riesgo de introducción del alga denominada “Didymosphenia Geminata” y otras similares.

c) Normas legales relacionadas con la iniciativa legal.

1) Artículo 19, N° 8, de la Constitución Política de la República, que asegura a todas las personas el derecho a vivir en un ambiente libre de contaminación.

2) Ley N° 20.256, que establece normas sobre pesca recreativa.

III. RESUMEN DEL CONTENIDO DEL PROYECTO DE LEY APROBADO POR EL SENADO.

La iniciativa legal en tramitación, propone modificar la ley N° 20.256, sobre pesca recreativa, en las siguientes materias:

1. Agrega el artículo 7° bis. Mediante la incorporación de este artículo se establecen medidas sanitarias y de bioseguridad para evitar la introducción y propagación de enfermedades y especies que puedan constituir plagas. El carácter de plagas estará dado por lo regulado en el Reglamento de la Ley General de Pesca y Acuicultura, y las medidas para atacarlas contemplan la desinfección de aparejos de pesca, vestimenta, calzado, equipamiento y embarcaciones. Asimismo, se contempla la posibilidad de establecer restricciones de uso, prohibiciones de ingreso y medidas de desinfección en zonas fronterizas del país.

2. Modifica el artículo 33. Se añade un inciso segundo, con el objeto de hacer aplicable las medidas antes señaladas a la pesca recreativa que se realice en cotos de pesca.

3. Agrega en el artículo 50 una letra g). Mediante su incorporación se establece que la contravención a estas medidas será considerada como una de las infracciones gravísimas contempladas por la ley de Pesca Recreativa.

IV.- SÍNTESIS DE LA DISCUSIÓN EN LA COMISIÓN Y ACUERDOS ADOPTADOS.

a) Discusión en general y particular del proyecto de ley.

El señor Felipe Palacios, Jefe de la División Jurídica del Servicio Nacional de Pesca, explicó que el proyecto de ley en estudio tiene su origen en una moción presentada en el Senado que tenía por objeto establecer medidas que permitieran controlar los brotes del alga didymo y que contemplaba la introducción de medidas sanitarias y de bioseguridad con el objeto de controlar esta plaga.

El Poder Ejecutivo recogió esta preocupación y presentó una indicación sustitutiva para incorporar estas medidas de control en el ámbito de la Ley de Pesca Recreativa. En cuanto a la pesca comercial, el señor Palacios señaló que el actual artículo 86 de la Ley General de Pesca y Acuicultura remite al Reglamento el control de plagas. Por lo tanto, en el ámbito comercial las necesidades de control ya se encuentran cubiertas. Sin embargo, resulta necesaria introducir una normativa que permita el control de plagas, como el alga didymo u otras similares, en la pesca recreativa.

El proyecto de ley en estudio, agrega el artículo 7° bis en la N° 20.256, sobre Pesca Recreativa, introduciendo herramientas para actuar ante las plagas como la del alga Didymo. En particular, establece medidas de control respecto a los vectores que transmiten la plaga y permite un mejor control de los mismos en las fronteras del país.

Adicionalmente, este proyecto contempla la extensión de estas medidas de control a la pesca que se realice en los cotos privados de pesca, artículo 33, inciso segundo. Por último, señala que la contravención a las medidas de control será considerada como una infracción gravísima a la ley y generará las sanciones correspondientes.

El señor Juan Luis Ansoleaga, Director del Servicio Nacional de Pesca, enfatizó que esta normativa entregará mayores facultades al Servicio Nacional de Pesca para llevar a cabo su labor. En cuanto a la actual plaga del alga Didymo, señaló que ya se ha detectado su presencia en zonas de la Región de la Araucanía y Región de los Ríos. Explicó que la actual normativa deja al ámbito voluntario el control de la pesca recreativa y este sistema no ha dado resultado en el control efectivo de las plagas. Con este nuevo marco legal será posible minimizar la propagación de algas y plagas, a través del efectivo control de los vectores que transportan estas especies.

Asimismo, destacó la colaboración del Servicio Nacional de Pesca con el Servicio Agrícola y Ganadero, alianza que les permitirá un mejor control sobre las fronteras del país, para evitar así el contagio de estas plagas proveniente del extranjero. También indicó que han estado en contacto con las respectivas autoridades argentinas para un mejor control de la frontera.

Ante las consultas de los señores diputados, las autoridades del Servicio Nacional de Pesca aclararon que la alianza con el Servicio Agrícola y Ganadero es fundamental, ya que ellos están en todos los pasos fronterizos y tienen experiencia en este tipo de controles. Igualmente, dieron a conocer las medidas que actualmente están en curso para controlar esta plaga a lo largo del país, detallaron en qué consisten las medidas de desinfección que se proponen en esta normativa y puntualizaron que son medidas simples, efectivas y que no tienen un impacto negativo en el medio ambiente.

Finalizaron enfatizando que esta normativa resulta fundamental para continuar con la labor de control del Servicio Nacional de Pesca, más aún en los meses venideros en que es necesario aumentar los esfuerzos para fiscalizar la pesca recreativa en época estival. Indicaron, que tal como lo confirma la experiencia internacional en este tema, las medidas más efectivas son aquellas barreras sanitarias y de bioseguridad que contribuyen a controlar la propagación de las plagas.

b) Votación del proyecto de ley.

Al término del debate, en el cual se valoró esta iniciativa legal en tanto se hace cargo de una grave plaga que está afectando a los lagos y ríos del país, con evidentes perjuicios para el turismo y la población aledaña, se procedió a la votación, en general y en particular, del proyecto de ley, aprobándose este por la unanimidad de los diputados presentes señora Molina y señores Accorsi, De Urresti, Hernández, León, Meza, Morales; Pérez, don Leopoldo; Sandoval y Vallespín.

V.- ARTÍCULOS E INDICACIONES RECHAZADAS.

a) Artículos rechazados.

No existen artículos rechazados.

b) Indicaciones rechazadas.

No existen indicaciones rechazadas.

VI. MENCIÓN DE LAS ADICIONES Y ENMIENDAS QUE LA COMISIÓN APROBÓ EN LA DISCUSIÓN PARTICULAR.

De conformidad a lo establecido en el N° 7° del artículo 289 del Reglamento de la Corporación, se hace constar que el proyecto de ley fue aprobado en los mismos términos propuesto por el Senado:

VII. TEXTO DEL PROYECTO

Por los fundamentos tenidos en consideración y las razones que dará a conocer el Diputado Informante, la Comisión recomienda dar su aprobación, en los mismos términos que lo hizo Senado en el primer trámite constitucional, al siguiente:

PROYECTO DE LEY

“Artículo único.- Introdúcense en la ley N° 20.256, que establece normas sobre pesca recreativa, las siguientes modificaciones:

1.- Agrégase el siguiente artículo 7° bis:

“Artículo 7° bis.- Medidas sanitarias y de bioseguridad. Con el objeto de evitar la introducción y propagación, de aislar la presencia o de propender a la erradicación de enfermedades de alto riesgo y de especies hidrobiológicas que constituyan o puedan constituir plagas de conformidad con el reglamento a que se refiere el artículo 86 de la Ley General de Pesca y Acuicultura, la Subsecretaría establecerá, cuando corresponda, la obligación de implementar una o más restricciones de uso o medidas de desinfección de aparejos de pesca recreativa, vestimenta, calzado, equipamiento y embarcaciones que se utilicen en dicha actividad o en otras actividades deportivas o recreacionales de carácter náutico que se realicen en los cuerpos y cursos de agua terrestre o en las áreas marítimas que determine mediante resolución fundada, de las previstas en el reglamento que al efecto dicte el Ministerio.

Asimismo, el reglamento a que se refiere el inciso primero podrá establecer, con el mismo objeto precedentemente señalado, restricciones de uso, prohibiciones de ingreso y medidas de desinfección que se aplicarán al ingreso al país, respecto de los aparejos de pesca recreativa, señuelos y carnadas, vestimenta, calzado, equipamiento y embarcaciones que señale el mismo reglamento y que se utilicen en la actividad de pesca recreativa o en otras actividades deportivas o recreacionales náuticas que se realicen en los cursos y cuerpos de agua terrestre o en aguas marítimas.

Las prohibiciones antes señaladas deberán fundarse en la circunstancia de que los implementos provengan de países afectados por enfermedades de alto riesgo o plagas.”.

2.- Incorpórase al artículo 33 el siguiente inciso segundo:

“Sin perjuicio de lo dispuesto en el inciso anterior, se aplicarán a la actividad de pesca recreativa que se realice en los cotos de pesca la medidas que se dicten de conformidad con el artículo 7° bis.”.

3.- Agrégase al artículo 50 la siguiente letra g):

“g) Realizar cualquier tipo de actividad que introduzca en una cuenca especies hidrobiológicas que constituyan plagas, contraviniendo lo dispuesto en el artículo 7° bis.”.”.

-------

Se designó Diputado Informante al señor ALFONSO DE URRESTI

--------

Tratado y acordado, según consta en el acta correspondiente a la sesión del día 28 de noviembre de 2012, con la asistencia de la diputada señora Andrea Molina Oliva (Presidenta); y de los diputados señores Enrique Accorsi Opazo; Alfonso De Urresti Longton; Javier Hernández Hernández; Roberto León Ramírez; Fernando Meza Moncada; Celso Morales Muñoz; Leopoldo Pérez Lahsen; David Sandoval Plaza; y Patricio Vallespín López.

SALA DE LA COMISIÓN, a 28 de noviembre de 2012.

MARÍA TERESA CALDERÓN ROJAS

Abogada Secretaria de Comisiones

2.2. Discusión en Sala

Fecha 03 de enero, 2013. Diario de Sesión en Sesión 120. Legislatura 360. Discusión General. Se aprueba en general y particular sin modificaciones.

PROTECCIÓN DE CUENCAS HIDROGRÁFICAS CONTRA CONTAMINACIÓN POR ALGAS. Segundo trámite constitucional.

El señor RECONDO ( Vicepresidente ).- Corresponde tratar, en segundo trámite constitucional, el proyecto de ley, iniciado en moción, destinado a evitar la contaminación por algas en las cuencas hidrográficas.

Diputado informante de la Comisión de Recursos Naturales, Bienes Nacionales y Medio Ambiente es el señor Alfonso de Urresti.

Antecedentes:

-Proyecto del Senado, boletín N° 7192-12, sesión 59ª, en 20 de julio de 2011. Documentos de la Cuenta N° 5.

-Informe de la Comisión de Recursos Naturales, Bienes Nacionales y Medio Ambiente, Sesión 109ª, en 10 de diciembre de 2012. Documentos de la Cuenta N° 15.

El señor RECONDO (Vicepresidente).- Tiene la palabra el diputado informante.

El señor DE URRESTI (de pie).- Señor Presidente , en nombre de la Comisión de Recursos Naturales, Bienes Nacionales y Medio Ambiente, paso a informar el proyecto de ley, en segundo trámite constitucional y primero reglamentario, originado en moción, destinado a evitar la contaminación por algas de las cuencas hidrográficas.

La idea matriz o fundamental del proyecto es introducir las normas necesarias para controlar la presencia de plagas en cuencas hidrográficas.

Durante el estudio de esta iniciativa, la Comisión contó con la asistencia y participación de de los señores Juan Luis Ansoleaga , director del Servicio Nacional de Pesca; Felipe Palacios , jefe de la División Jurídica ; Eugenio Zamorano , asesor; Leonardo Núñez Montaner , jefe del Departamento de Administración Pesquera ; y Héctor Oyarzún , jefe del gabinete del director Nacional del Servicio Nacional de Pesca .

Quiero resaltar que este proyecto de ley nace en gran parte como respuesta a la inquietud de los diputados Vallespín, Tuma , Cristina Girardi y de quien habla, entre otros, expresada en el proyecto de acuerdo N° 714, aprobado por la Cámara de Diputados, relacionada con esta plaga que afecta a los lagos y ríos del país.

Fundamentos del proyecto.

El proyecto de ley en informe recogió la preocupación surgida por la detección del alga, comúnmente conocida como “Didymo”, en afluentes del Río Futaleufú.

De acuerdo a los antecedentes recopilados en la moción, esta alga es una especie capaz de producir grandes floraciones que cubren hasta el ciento por ciento de los sustratos de los ambientes acuáticos, provocando severas alteraciones fisicoquímicas y biológicas en los mismos.

La moción señala, además, que esta especie amplía rápidamente su área de distribución geográfica, debido a su introducción accidental por el hombre, principalmente mediante equipos de pesca y embarcaciones deportivas.

Fruto de estas consideraciones, los autores de la moción concluyen que esta alga presenta graves problemas para el turismo de intereses especiales en aguas de los ríos de Chile, así como para la captación de aguas para riego, agua potable, agua para la agricultura y ganadería, y para las tomas de pequeñas y medianas centrales hidroeléctricas.

Asimismo, agregan que por el hecho de cubrir prácticamente la totalidad del fondo de los ríos, esta alga genera un deterioro considerable en el paisaje, lo que afecta el turismo y la calidad de vida de las personas en el entorno.

Por último, indican que hasta la fecha no se ha encontrado ningún sistema que elimine el alga sin afectar los cursos de agua y ecosistemas. Por lo tanto, la única medida eficaz es establecer las reglas sanitarias y medidas de bioseguridad para evitar la introducción, tanto desde el extranjero como entre cuencas del país.

Durante la discusión acerca del contenido del proyecto, los representantes del Ejecutivo expusieron que en el ámbito comercial las necesidades de control ya se encuentran cubiertas, pues el actual artículo 86 de la Ley General de Pesca y Acuicultura se remite al Reglamento para el control de plagas. Sin embargo, resulta necesario introducir una normativa que permita el control de plagas, como el alga didymo u otras similares, en la pesca recreativa. Por ello, el Ejecutivo recogió esta preocupación y presentó una indicación sustitutiva para incorporar estas medidas de control en el ámbito de la ley N° 20.256, que establece normas sobre pesca recreativa.

Las autoridades del Servicio Nacional de Pesca enfatizaron que esta normativa entregará mayores facultades al servicio para llevar a cabo su labor. En cuanto a la actual plaga de alga didymo, señaló que ya se ha detectado su presencia en zonas de las regiones de La Araucanía y de Los Ríos. Explicó que la actual normativa deja al ámbito voluntario el control de la pesca recreativa, y este sistema no ha dado resultado en el control efectivo de las plagas.

Con el nuevo marco legal, será posible minimizar la propagación de algas y plagas a través de un efectivo control de los vectores que transportan ese tipo de especies.

Esta normativa resulta fundamental para continuar con la labor de control del Servicio Nacional de Pesca, más aún en los meses venideros, en los cuales es necesario aumentar los esfuerzos para fiscalizar la pesca recreativa. Me refiero a la época estival.

Tal como lo confirma la experiencia internacional, las medidas más efectivas para controlar la propagación de este tipo de plagas son aquellas barreras sanitarias y de bioseguridad, como las establecidas en el proyecto.

Por consiguiente, el objetivo del proyecto de ley es adoptar medidas y procedimientos de bioseguridad para proteger las cuencas y cursos de agua afectados o con riesgo de introducción del alga denominada didymo y de otras similares.

En definitiva, el proyecto reglamenta las siguientes materias:

a) Introduce un nuevo artículo en la ley sobre pesca recreativa, el cual incorpora medidas sanitarias y de bioseguridad para evitar la introducción y propagación de enfermedades y especies que puedan constituir plaga. El carácter de plagas estará dado por lo regulado en el reglamento de la ley general de Pesca y Acuicultura, y las medidas para atacarlas contemplan la desinfección de aparejos de pesca, vestimenta, calzado, equipamiento y embarcaciones. Asimismo, se contempla la posibilidad de establecer restricciones de uso, prohibiciones de ingreso y medidas de desinfección en zonas fronterizas.

b) Hace aplicables las medidas antes señaladas a la pesca recreativa que se realiza en cotos de pesca.

c) Incorpora la contravención a estas medidas como una de las infracciones gravísimas contempladas en la ley de pesca recreativa.

La iniciativa no contiene normas de quorum calificado ni materias que deban ser conocidas por la Comisión de Hacienda.

El proyecto de ley fue aprobado en general y en particular por la unanimidad de los diputados presentes, la diputada señora Molina , doña Andrea , y los diputados señores Accorsi , Hernández , León, Meza , Morales , Pérez, don Leopoldo ; Sandoval , Vallespín y quien habla.

En razón de lo expuesto, solicito a la Sala aprobar el proyecto en los mismos términos en que lo hizo el Senado.

He dicho.

El señor MARINOVIC ( Vicepresidente ).- En discusión el proyecto.

Tiene la palabra el diputado señor Joaquín Tuma.

El señor TUMA.- Señor Presidente , la Región de La Araucanía, puerta de entrada a la Patagonia chilena, contempla entre sus puntales de desarrollo la actividad turística. La belleza paisajística de sus bosques, montañas y cursos naturales de agua constituyen un capital que, bien administrado, puede sacar a muchos de sus habitantes de la pobreza en que históricamente han vivido.

En consecuencia, para nuestra región, es un deber esencial defender esos recursos naturales, que representan una fuente de riqueza y bienestar para su pueblo.

Hoy, los ríos y lagos de la Novena Región están amenazados por el didymo o moco de roca, una plaga de algas proveniente del hemisferio norte, que habría ingresado a Chile a partir de la contaminación sufrida por afluentes de agua de la Argentina. Esta plaga es letal, literalmente, para los recursos hidrobiológicos. Su capacidad expansiva y floración masiva generan una cubierta sobre el agua de ríos y lagos que impiden la subsistencia de distintas algas benévolas con las cuales se alimentan pequeños peces y crustáceos, lo cual altera la cadena alimentaria de esos ecosistemas.

El didymo mata la vida en los cursos de agua y, al eliminar la vida, mata también a los ríos y lagos, que terminan convirtiéndose en depósitos de su excrecencia. No hay medios biológicos ni químicos que permitan eliminar esta plaga. Solo sirve el trabajo manual y mecánico de limpieza y disposición en vertederos. Pero, en los hechos, eso es casi imposible de lograr, por la rapidez de su crecimiento.

Me parece pertinente esta moción y celebro el compromiso del Gobierno que, en los hechos, la ha hecho suya.

Debemos dotar al Sernapesca de facultades y recursos para imponer verdaderas barreras sanitarias que permitan impedir que artes de pesca, embarcaciones u otros elementos que se usan en ríos y lagos puedan servir de vectores de esta plaga. En este punto, considero que al proyecto le falta algo, razón por la cual vamos a presentar un complemento, en un nuevo proyecto, que signifique establecer una obligación de matrícula para las embarcaciones menores. Actualmente, las embarcaciones, especialmente de pesca deportiva y otras, como las que desarrollan la práctica del rafting, no tienen ningún control. Es imposible saber de dónde vienen y cuánto tiempo estuvieron en el agua. Se requiere, al menos, de 48 horas para que el alga no se transmita y, por lo tanto, si una embarcación que trae la plaga sale de Argentina y se introduce en nuestros ríos y lagos en menos de ese tiempo, terminará contaminando los cursos de agua en que navegue.

Por lo tanto, se requiere de recursos del Estado para un servicio como el Sernapesca, que dispone de muy pocos recursos humanos y financieros, para que pueda cumplir con esta normativa. No hay otra manera de controlar estas plagas. Considero que esto es esencial.

También sería especialmente importante desarrollar un trabajo mancomunado con el Servicio Agrícola y Ganadero, especialista en control de plagas.

Una vez más estamos enfrentando una urgencia sanitaria y medioambiental con sentido de responsabilidad y transversalidad.

Por lo tanto, solicito aprobar rápidamente el proyecto, a fin de que pueda convertirse pronto en ley, y así impedir que en esta temporada estival de pesca -es decir, cuando más gente acude a los ríos y lagos- aumente la contaminación con esta y otras plagas.

Recuerdo la obligación del Ministerio de Economía, Fomento y Turismo de impulsar los reglamentos correspondientes a la ley de pesca recreativa, porque han pasado más de cuatro años y todavía dicha norma no está en aplicación, a causa de la falta de los reglamentos comprometidos en distintas instancias del Poder Ejecutivo .

He dicho.

El señor MARINOVIC (Vicepresidente).- Tiene la palabra el diputado señor Enrique Estay.

El señor ESTAY.- Señor Presidente , la detección del alga conocida como didymo en los ríos del sur constituye una gran preocupación para miles de compatriotas que habitan en las regiones de Los Lagos, Los Ríos y La Araucanía, toda vez que su proliferación produce severas alteraciones físico-químicas y biológicas en los ecosistemas en los que se introduce.

Pero este hecho no sólo genera consecuencias en nuestro sistema hidrobiológico, toda vez que los efectos de esta alga son multidimensionales, con daños colaterales que, si no los combatimos de un modo serio y con verdadera voluntad política, sencillamente provocará estragos lamentables y sorprendentes.

En efecto, se ha estimado que el daño que implica la proliferación de esa alga se traspasa a múltiples actividades económicas tan importantes para nuestras zonas, especialmente en el ámbito del turismo, actividad que produce miles de puestos de trabajo directos e indirectos, que en época estival se intensifican de un modo notable, lo que implica una doble preocupación para los habitantes de las comunas que podrían verse afectadas, como Melipeuco, Vilcún y Lonquimay, en el caso de mi región.

Necesitamos un accionar decidido por parte de las autoridades competentes y que se aumenten los controles sanitarios, a fin de extirpar de raíz este flagelo que amenaza la economía de buena parte de nuestro sur.

Desde ya, felicito al Sernapesca por las medidas de prevención adoptadas en los pasos internacionales, que deben mantenerse de manera severa, porque es sabido que son cientos los deportistas y turistas que pasan de uno a otro lado de la frontera.

Las atribuciones que se entregan a la Subsecretaría de Pesca van precisamente en esa dirección: la adopción de medidas sanitarias que impidan la introducción y propagación de algas que puedan constituir plagas, en conformidad al reglamento a que se refiere el artículo 86 de la Ley General de Pesca y Acuicultura.

Se trata de una buena iniciativa, bien inspirada, que requiere un redoblado esfuerzo de las autoridades, tendientes a un adecuado aumento presupuestario en el ítem destinado al control de plagas por parte de la Subsecretaría de Pesca, principalmente en materia de procedimientos de fiscalización y controles más efectivos.

Por lo tanto, anuncio mi voto favorable al proyecto.

He dicho.

El señor MARINOVIC ( Vicepresidente ).- Tiene la palabra el diputado señor Patricio Vallespín.

El señor VALLESPÍN.- Señor Presidente , estamos en presencia de un proyecto cuyas implicancias quizás son poco conocidas para algunos colegas. A lo mejor, otros pueden considerar que no es relevante, pero la verdad es que urge su aprobación.

Hace más de dos años, junto con el senador Horvath y el diputado De Urresti , planteamos el tema cuando en el río Futaleufú se encontraron muestras concretas de que esta plaga había ingresado al país, la cual, al analizar la experiencia comparada, ha significado la pérdida absoluta de vida en muchos cauces superficiales de otras regiones del mundo.

Por lo tanto, estamos en presencia de una plaga que puede ser letal para los cursos de agua de nuestro país, ya que podría ocasionar la muerte de la fauna ictiológica y de toda forma de vida existente en ellos, debido a la disminución del oxígeno, lo cual limita y perjudica absolutamente las diferentes formas de vida que puedan darse allí.

Quizás la aprobación de un proyecto de estas características ha sido más lenta de lo esperado. Cuando planteamos el tema, hace más de dos años, la autoridad competente señaló que las atribuciones y funciones que existían eran suficientes para controlar esa plaga, pero, al cabo de un tiempo, se dio cuenta de que eso era absolutamente imposible. Ni el SAG ni el Sernapesca tenían facultades para realizar una adecuada fiscalización de esa plaga, que básicamente tiene que ver con el control de quienes ejercen la pesca deportiva recreativa. En este caso, se debe hacer una revisión rigurosa de la indumentaria y de los instrumentos de pesca de los propios pescadores, quienes van trasladando la plaga de un río a otro.

En estos dos años, la situación se ha agravado. Durante este tiempo, hemos visto que la plaga ha ido avanzando desde el sur austral de Chile hasta la Región del Biobío, pues en esta región también se han encontrado muestras positivas de la presencia de la plaga.

Por lo tanto, esta iniciativa dará al Sernapesca, organismo al que se le refuerzan sus atribuciones, la facultad de controlar a los pescadores que vengan de otros países a practicar esa actividad. Desde luego, será fundamental la coordinación que se produzca entre los organismos fiscalizadores, porque esto obviamente puede afectar a la pesca deportiva recreativa y al turismo sustentable.

No obstante, debo aclarar que no podemos garantizar que se realice una fiscalización acabada y detallada en todos los cursos de agua del país. Las normas de bioseguridad que se están proponiendo son claves, para lo cual debemos buscar -esto no está contemplado en este proyecto, pero debiera considerarse de manera significativa- la colaboración de los pescadores deportivos. Las asociaciones de pescadores de pesca deportiva recreativa que existen en el país también debieran apoyar esa actividad, como también los guías de turismo, que deberían ser muy rigurosos en su aplicación. En ese sentido, la experiencia internacional demuestra que las medidas más efectivas para controlar la propagación de ese tipo de plagas son las barreras sanitarias y de bioseguridad, como las que establece el proyecto. Pero si quienes practican esta actividad no se someten a ellas y no colaboran, difícilmente la podremos erradicar de los cursos de agua del país.

Por eso, quiero señalar -y lo dijimos con mucha precisión al director del Sernapesca , quien pidió que aprobáramos este punto, lo que, sin duda, vamos a hacer, porque algunos fuimos promotores de esa preocupación en su momento, cuando no fuimos considerados, porque se nos decía que las normas existentes eran suficientes- que si se aprueba el proyecto -probablemente así ocurrirá; desde ya anuncio el voto favorable de nuestra bancada-, significará que nosotros, como representantes de la Cámara de Diputados, en nuestro rol fiscalizador, tendremos la posibilidad de exigir al Sernapesca que aplique un plan de acción en los puntos focales, con tomas permanentes de muestras y un control en los caminos importantes en que haya flujo de pescadores de pesca deportiva recreativa que se trasladan de un cauce a otro. Es fundamental que eso se cumpla.

Supongo que el Sernapesca consideró recursos adicionales en la Ley de Presupuestos, para el pleno ejercicio de esta futura ley, porque, de lo contrario, tendremos una norma aprobada que va en la línea correcta, que entregará las facultades que antes no tenía el Sernapesca y que creará las barreras sanitarias y de bioseguridad que permitan mantener limpios nuestros cursos de agua, pero que no será factible si no existe la capacidad de implementación probada desde la Región del Biobío hasta el sur austral de Chile. Si hay muestras positivas de la plaga, eso significa que esta puede seguir avanzando.

Como no están presentes la ministra del Medio Ambiente , ya que el tema tiene que ver con la mantención de recursos hídricos puros y saludables, o el ministro de Economía , Fomento y Turismo, ya que la pesca deportiva recreativa tiene un gran potencial de desarrollo en Chile, pido a los diputados de Gobierno que transmitan a la autoridad la necesidad de destinar los recursos suficientes a este objetivo y coordinar la acción de las aduanas, para que se realice un control permanente de los implementos que traen los pescadores extranjeros que ingresan al país. Además, es necesario que el Sernapesca destine los recursos necesarios para realizar un estudio de todos los cursos de agua, a fin de conocer la situación precisa y real de presencia o no de esa plaga en los cursos hídricos de nuestro país y en todo lugar potencialmente afectado.

Aunque reconocemos que demoró más de la cuenta, finalmente contaremos con una iniciativa que entregará las facultades para enfrentar este flagelo, que puede ser letal para muchas regiones del país, especialmente para el sur austral de Chile. Insto a las autoridades pertinentes a que armen ese plan de acción y ojalá lo puedan sancionar donde corresponda y que destinen los recursos necesarios para su plena implementación. De lo contrario, se tratará de otro proyecto aprobado por el Congreso Nacional que busca una solución integral a un problema que estamos viviendo en muchos lugares de Chile, pero que después no se puede llevar a cabo por falta de recursos y porque no existe un plan de acción con los técnicos y profesionales necesarios para su plena implementación.

En consecuencia, invito a los señores diputados a votar favorablemente el proyecto e insisto en la necesidad de destinar los recursos que se requieren.

Finalmente, anuncio el voto favorable de la bancada de diputados de la Democracia Cristiana.

He dicho.

El señor MARINOVIC ( Vicepresidente ).- Tiene la palabra el diputado señor René Manuel García.

El señor GARCÍA.- Señor Presidente, al ver este proyecto me pregunto si vamos en el sentido correcto o incorrecto. En verdad, esta iniciativa me deja con un sabor amargo, porque creo que no tiene eficiencia.

La pregunta que me formulo es si cada vez que ingresa una plaga al país habrá que tener una ley especial. A modo de ejemplo, con la plaga del sírex, que ataca el pino, no hubo ninguna ley especial y se pudo controlar sin ningún problema; la mosca del cuerno también está siendo controlada por el SAG.

Entonces, cabe cuestionarse si las instituciones que estaban a cargo de controlar los ríos de Chile, sean el Ministerio del Medio Ambiente, el Ministerio de Economía, Fomento y Turismo o el Sernapesca, hicieron o no la tarea. ¡Ese es el tema de fondo! Las propias autoridades han reconocido que te-nían las facultades para poder controlar esta plaga.

También corresponde plantearse si en todos los ríos de Chile se dan las condiciones para que se desarrolle el alga didymo. Claramente, no. Hay algunos ríos que nunca se van a infectar, porque no tienen las características alimentarias ni la temperatura que esa alga necesita para desarrollarse.

Hace un tiempo, hice esta misma denuncia en la Novena Región. Me dijeron que estaba generando alarma por un problema que no existía. El colega Enrique Estay, que representa a la comuna de Lonquimay, ha señalado que hay ríos absolutamente infectados. Incluso -lo comento como anécdota-, algunos lugareños reclamaron que había papel higiénico en los ríos y que la planta de tratamiento de aguas servidas no estaba funcionando bien. ¡Pero se trataba del alga didymo! ¡Imagínense la contaminación que existe en ese río!

¿Acaso todos los problemas que tiene el país se solucionan con una ley?

Me gustaría que el director del SAG nos aclarara si ese servicio tiene facultades para poder actuar en estos casos.

En la Novena Región -lo digo para que sirva a algunos colegas que han mencionado que sufren de plagas en sus zonas-, hablamos con Sebastián Álvarez , director regional de Turismo , quien nos señaló que se están coordinando con las municipalidades en cuyas comunas están ubicados los ríos involucrados, con el objeto de que algún servicio lave los botes y los aparejos de pesca.

Muchas veces los turistas alegaban por el hecho de que en la aduana chilena les requisaban los implementos de pesca que venían con plumas de aves naturales, en los que se transportaba el didymo.

Entonces, me parecen inadecuadas estas reacciones tardías, a las que, lamentablemente, estamos acostumbrados.

Por otra parte, cada vez que hay problemas, la gente se pregunta qué hacen los parlamentarios. Pero cuando los problemas se arreglan con la aplicación de leyes, al final se llevan los honores quienes aplicaron esas normas.

En consecuencia, como lo han hecho otros colegas, me pregunto: ¿será esta la solución?

También se habla de la necesidad de invertir recursos. Ahora, si con esos recursos se compraran veinte seleccionadoras, aunque costaran 20 millones o 30 millones de dólares, y así se arreglara el problema, claramente se utilizarían bien los recursos y se lograría el objetivo. Quizás vamos a usar los recursos para realizar diagnósticos, para tener claridad de lo que se debe hacer, pero no vamos a tener ninguna solución para resolver el problema concreto, que es la exterminación de la plaga.

Entonces, si tenemos intercambio comercial y turístico con otros países -que es bienvenido- y sabemos que estas plagas hoy están haciendo un tremendo daño al patrimonio turístico nacional, lo que debieran hacer las instituciones involucradas es “ponerse el parche antes de la herida”, vale decir, realizar una fiscalización permanente.

A muchos nos gusta viajar a Argentina -a todo esto, lamento muchísimo lo que ocurrió en el complejo fronterizo Cardenal Samoré -, y constatamos que, a nuestro regreso, para controlar las plagas, los vehículos tienen que pasar por un baño de agua. ¡Lo mismo tendríamos que hacer con los botes y los aparejos de las personas que ingresan al país a pescar!

El diputado Marinovic me comentó que tiene un loft de pesca muy bonito y que también está sufriendo problemas con el alga didymo. Además, me precisaba que deben tener mucho cuidado con los turistas que van a pescar. Espero que el diputado Marinovic nos invite a ver cómo se puede controlar esta situación, puesto que, al parecer, él lo está haciendo desde hace mucho tiempo. Tengo la esperanza de ver ese loft de pesca y que nos diga cómo se pueden solucionar este problema, pues tiene una gran visión sobre el tema. Entonces, espero que nos haga llegar una invitación, porque, como represento a una región turística, me interesa comparar lo que se está haciendo en la región que él representa con lo que podemos hacer en mi zona.

Podría hablar toda la tarde sobre el tema.

Por ejemplo, en Chile tenemos un tremendo problema con las termitas, y he visto programas que muestran que en Estados Unidos ya están controlando esa plaga. Pero en Chile es mucho más fácil hacer las casas de nuevo y no controlar la plaga. Entonces, de verdad podemos hacer muchas cosas para evitar esas plagas.

Por lo tanto, considero que no podemos aprobar una ley específica cada vez que se detecte una plaga. Lo que corresponde hacer es entregar al SAG o a la institución correspondiente, dependiendo de la plaga que nos afecte, la facultad de actuar sin que tenga que esperar la promulgación de una ley, porque, si van a esperar una ley cuya tramitación demorará uno o dos años, entonces será tarde. Hemos escuchado que sobre este peligro se estaba advirtiendo desde hace más de dos años, y ahora vemos que prácticamente estamos ante una plaga imparable. No se trata simplemente de una cuestión de recursos.

Si hay algún estudio, me gustaría que se nos hiciera llegar. Si lo estima a bien la Sala, podríamos enviar un oficio al Sernapesca, al SAG o al Ministerio del Medio Ambiente a objeto de que nos envíen dicho estudio y nos informen cuáles son las zonas y los ríos más amenazados por este problema, para empezar a atacarlo en esos puntos. Si vamos a empezar a experimentar ahora, porque no tenemos ningún estudio o informe, van a pasar uno o dos años y después será demasiado tarde.

Por lo tanto, me alegro de que los senadores hayan presentado este proyecto de ley, aunque creo que puede ser un poco extemporáneo, similar a aquella ocasión en que modificamos la ley sobre el agua, cuando ya no quedaba agua -o sea, elaboramos una ley que ya no se puede aplicar-, pero parece que en Chile estamos acostumbrados a estas situaciones.

Debemos empezar a hacer las cosas bien, y nosotros, como parlamentarios, debemos exigir que nuestras instituciones nos informen sobre las diferentes zonas del país, ojalá con los avances que implique esta futura ley, porque es fundamental para el desarrollo del turismo y el progreso de muchas regiones del país que esperan ansiosamente que estas fuentes de recursos no se acaben, sino que sean permanentes.

Además, esta norma complementará el desarrollo de la temporada, porque ya se van acabando las entradas en otros sectores turísticos del país, especialmente de invierno. Hay ríos y lagos del país en los que se puede practicar la pesca deportiva durante todo el año. ¿Qué significa esto? Más turismo, mayores ingresos y mejores oportunidades para la gente que se dedica al rubro.

No sacamos nada con gastar miles de millones en formar emprendedores de turismo y en la pesca deportiva si se acaban los peces o nuestros ríos son afectados con plagas que no fuimos capaces de controlar en el momento oportuno.

Por lo tanto, con mucho entusiasmo y con gran amor por nuestro turismo, anuncio que votaré favorablemente este proyecto de ley.

He dicho.

El señor MARINOVIC ( Vicepresidente ).- Tiene la palabra el diputado señor Roberto León.

El señor LEÓN.- Señor Presidente , todos los colegas que han intervenido han marcado con mucha claridad la gravedad de la plaga y la rapidez con que se está extendiendo por los ríos, particularmente de la zona sur y centro sur de Chile.

El diputado Patricio Vallespín tiene razón. Nos habría encantado que hubieran estado presentes algunos de los ministros relacionados con el tema. Recuerdo que cuando discutimos este proyecto en la comisión técnica, hablamos de la urgencia de aportar recursos extraordinarios para avanzar en el control de esta plaga.

El diputado René Manuel García , diputado de gobierno -en todo caso, en estos temas transversales no hay separación entre diputados oficialistas y de Oposición-, lo ha dicho con mucha claridad: estamos llegando tarde a la elaboración de normas que se deben aplicar.

¿Por qué estamos llegando tarde? ¡Porque la plaga ya está en Chile!

Se establecen barreras, por cierto necesarias, en los pasos fronterizos, pero ¿qué pasa en los ríos del país? ¿Quién controla a los pescadores deportivos que, con desconocimiento del tema, han estado en los ríos del sur y después se trasladan a pescar a la zona centro sur del país?

Estamos viendo que la plaga está llegando a la Región del Biobío. ¿Alguna autoridad o parlamentario está en condiciones de garantizar que esto no va a llegar también a los ríos de la Región del Maule? ¡Sin duda, nadie está en condiciones de hacerlo!

Entonces, advierto que este problema se está tratando de atacar con un proyecto -que seguramente aprobaremos en forma unánime- originado en una iniciativa parlamentaria. Me habría encantado que estuvieran presentes representantes del Ejecutivo, no solo para respaldar este proyecto, sino también para que explicitaran que tenderemos que empezar a buscar algunas fórmulas de control, a lo mejor a través de campañas informativas.

No soy pescador deportivo, pero no me cabe ninguna duda de que quienes se dedican a ese deporte deben ser los primeros interesados en proteger nuestros ríos. Pero, ¿cuántos conocen -a lo mejor muchos son muy cuidadosos- las medidas que deben tomar al practicar su deporte en los distintos ríos? Quizás muchos desconocen que están contaminando, porque no se ha implementado una campaña preventiva. Solo se ha dado a conocer esta situación en algunas noticias puntuales, particularmente a raíz del impacto que ya se ha producido en algunos ríos en que se ha presentado el problema. Y no existe tal campaña de prevención porque no se han dispuesto los recursos extraordinarios.

Lamentablemente, no podemos incluir recursos en este proyecto de ley. Sin embargo, me encantaría que la unanimidad de la Cámara de Diputados pudiera transmitir esta inquietud al Ejecutivo , a través de la Presidencia de nuestra Corporación, no sólo respecto de las medidas paliativas, que son importantísimas, sino también sobre las decisiones que se deben adoptar para evitar que este flagelo siga avanzando, porque, de lo contrario, nos enfrentaremos a los diferentes problemas que han descrito los distintos colegas.

Ya que no existe una política desde el nivel central, quienes representamos a la zona centro-sur y sur del país quizás debiéramos promover, desde los gobiernos regionales, planes de contingencia, programas de difusión y de prevención en cada una de esas regiones. Seguramente, los fondos regionales tienen otras prioridades, pero soy de los que consideran que esta es una prioridad.

Espero que, gracias a la aprobación unánime de este proyecto -no me cabe duda de que así será-, el Ejecutivo entienda que no queremos celebrar, en un tiempo más, una sesión especial para tratar este tema, que partió como una plaga aparentemente controlada en los ríos del sur del país, pero que después se desbordó, razón por la cual nos vimos en la obligación de adoptar medidas extraordinarias, cuando la situación se nos haya escapado de las manos.

Finalmente, anuncio que, tal como lo hice en la Comisión de Recursos Naturales, Bienes Nacionales y Medio Ambiente, votaré favorablemente este proyecto.

He dicho.

El señor MARINOVIC ( Vicepresidente ).- Tiene la palabra el diputado señor David Sandoval.

El señor SANDOVAL .- Señor Presidente , comparto las expresiones vertidas por el diputado León en relación a cómo enfrentar este tipo de situaciones complejas en materia sanitaria.

Probablemente, a muchos parlamentarios les puede resultar extraño el tema que estamos tratando. ¿De qué se trata? ¿Cómo nos afecta? ¿Cómo puede afectar esto a parlamentarios de la zona norte, que rara vez conocen los ríos? ¿Cómo tratar un tema que, a lo mejor, puede estar muy focalizado? Es distinto, quizás, cuando hablamos de controles sanitarios de otras plagas, como las que afectan a otro tipo de actividades económicas, como la fiebre aftosa o la hidatidosis que, dicho sea de paso, a pesar de todos los esfuerzos desplegados y que afecta directamente a las personas, todavía no se ha superado.

Hoy estamos enfrentados a la exposición de nuestro país a causa del peligro que significa esta plaga. Esta alga proviene del hemisferio norte, específicamente desde el norte europeo; no es endémica de la zona. Fue introducida desde países europeos, desde donde provienen, por lo demás, los aficionados a la pesca deportiva, una actividad que sustenta a muchos emprendedores de las zonas de los ríos. Obviamente, el tema es preocupante.

Incluso, los estudios realizados por el Centro de Investigaciones en Ecosistemas de la Patagonia (CIEP), en 2010, detectaron la presencia positiva en cuatro ríos de la Región de Aysén, aunque el foco más preocupante se focalizaba en la zona del Futaleufú. En la Región de Aysén, el problema era nuevo y se estaba multiplicando con mucha rapidez en los ríos Coyhaique, Aysén , Simpson y Arroyo Cea . Incluso más, también hay un primer reporte de presencia de esta alga en el río Baker, específicamente en un afluente, el río Cochrane, de enorme belleza.

A quienes no conocen la Región de Aysén y la importancia de sus ríos en relación con la pesca deportiva mundial, les puedo informar que los ríos Ñirehuao, Cochrane y Coyhaique son algunos de los que tienen mayor valor escénico en el ámbito de la pesca deportiva.

Obviamente, el tema es preocupante -en tal sentido, comparto lo señalado por el diputado León-, y resulta extraño que este proyecto que se preocupa por el tema se haya originado en una moción parlamentaria, pues el problema tiene efectos múltiples. Por lo tanto, las sugerencias y requerimientos de oficio que él planteó, para hacer presente el tema desde esta Cámara hacia el Ejecutivo , me parecen absolutamente válidas.

Con esta iniciativa se pretende realizar una modificación a la ley N° 20.256, de pesca deportiva, para incorporar el control por parte de la Subsecretaría de Pesca. Es un avance, aun cuando no implica la inyección de recursos. Todos sabemos que, a pesar de la presencia del SAG a lo largo de la toda la Región de Aysén -en la Comisión de Recursos Naturales, Bienes Nacionales y Medio Ambiente debatimos mucho este problema-, se generan plagas y la eficiencia de los controles sanitarios son, en algunos casos, relativos.

Planteo el problema de la hidatidosis en la Región de Aysén, porque se trata de un parásito que se traspasa desde el perro al ser humano y se instala en diferentes órganos de su cuerpo con graves consecuencias sanitarias para las personas.

¿Existe la factibilidad concreta de éxito para lograr controlar el problema, a través de la Subsecretaría de Pesca o del Sernapesca, si no están especificados los recursos? La cantidad de ríos y la envergadura del problema, obviamente, ameritan resolver la situación de manera integral.

Por eso, comparto la inquietud del diputado León , en cuanto a que es necesario enviar los oficios, porque considero que se deberán adoptar muchas medidas de control en materia de ingresos; además, seguramente se aplicarán prohibiciones de introducción de algunos implementos deportivos para la pesca con mosca en los ríos del país.

Aunque observo una buena intención en este proyecto, me preocupan los resultados efectivos en cuanto a la fiscalización y, en definitiva, al control de la plaga.

A quienes no la conocen, les quiero decir que se trata de un alga de aspecto muy de-sagradable; por eso se la conoce con el nombre de “moco de roca”. Extrañamente, aparece en forma muy masiva, con una capacidad de difusión muy grande, razón por la cual es necesario tenerla bajo el máximo control posible. El CIEP ha realizado varias investigaciones en la región y ya se están preparando los mecanismos de divulgación, porque es fundamental desarrollar una campaña informativa. En todo caso, se está en una fase muy incipiente. Ese centro de investigación señala que se desconoce mucho acerca de sus características y que hay muy poca investigación al respecto.

Debemos preocuparnos por esa actividad deportiva, que sustenta económicamente muchos proyectos de la Región de Aysén y, seguramente, de las regiones de Los Lagos y de La Araucanía. La mayor dificultad -comparto el requerimiento sobre cómo se va a implementar- es la falta de claridad respecto al financiamiento y a cómo se va a llevar a la práctica el control sanitario. El Sernapesca no tiene presencia a lo largo de todo el territorio, lo que va a constituir una tremenda limitación. Todavía hay mucha fragilidad en lo que se refiere al control sanitario.

Reitero que es una buena intención; pero, para no llegar a celebrar una sesión especial o constituir una comisión para analizar la contaminación de los ríos, será necesario que el Ejecutivo nos informe claramente con qué medios y con qué recursos se cuenta, y qué características tendrán los controles que se impulsarán en los pasos fronterizos, en los ríos actualmente afectados y en los que podrían ser perjudicados a futuro.

Nuestra bancada dará todo el apoyo para, por lo menos, dar este paso hacia adelante.

He dicho.

El señor MARINOVIC ( Vicepresidente ).- Tiene la palabra el honorable diputado Alfonso de Urresti.

El señor DE URRESTI.- Señor Presidente , el proyecto es una reacción -creo que tardía- a una preocupación que ya habíamos manifestado con mucha fuerza en un proyecto de acuerdo -de hecho, con el diputado Vallespín fuimos sus autores-, que presentamos a esta Cámara el 8 de agosto de 2012, que decidimos tratar con preferencia por unanimidad.

Varios diputados, principalmente de la Comisión Especial de Turismo y de Recursos Naturales, Bienes Nacionales y Medio Ambiente, hicimos ver al Ejecutivo , al Servicio Nacional de Pesca, al SAG y al Sernatur nuestra preocupación por el avance silencioso, pero inexorable, desde el sur hacia el norte, del alga didymo, que se ha convertido en una verdadera plaga.

Los diputados que me antecedieron en el uso de la palabra se preguntaban cómo evitar que una plaga que estaba focalizada principalmente en la Región de Aysén avance hacia el norte del país. El diputado León manifestó su preocupación y se preguntó cómo generar barreras sanitarias para evitar que esta plaga llegue a los ríos de la Región del Maule, continúe a la Región de O´Higgins y no siga avanzando hacia el norte. Una plaga que estaba radicada especialmente en los ríos de la Región de Aysén, donde fue detectada y donde se han desarrollado programas focalizados, ya se extendió a la Región de Los Lagos, afectando específicamente a ríos de Puelo y de Cochamó. Luego, aproximadamente en junio, recibimos a la agrupación Amigos de Panguipulli, representados por el señor Armando Holzapfel y a un conjunto de profesionales, quienes nos entregaron la información sobre esta plaga.

Desgraciadamente, de manera premonitoria, se cumplieron sus profecías. Ya hemos detectado la presencia de esta alga en los ríos Enco, Llanquihue y Fuy, en la Región de Los Ríos. Y hace poco más de un mes, supimos que en Alto Biobío, en la Región de La Araucanía, también se había detectado la presencia del alga didymo.

Este proyecto, que modifica la ley de pesca recreativa, es un paso. Pero echo de menos la presencia de las autoridades del Sernapesca y del Sernatur, que son quienes deberían llevar adelante las políticas públicas nacionales para hacer frente a este problema. Esto demuestra, una vez más, el centralismo de este país. Cuando se han detectado brotes de fiebre aftosa, plagas de la mosca de la fruta u otras, el SAG, organismo referente en Chile, aplica la ley y dispone de todos los recursos necesarios para combatirlas -lo que, en todo caso, me parece bien-, porque eso permite aplicar barreras sanitarias para evitar que esas plagas se expandan.

Pero la amenaza del didymo, conocido vulgarmente como “moco de roca”, un alga que hace imposible la reproducción de la vida en los ecosistemas acuáticos y cuya erradicación es de enorme complejidad, no es una prioridad nacional.

Por eso, parlamentarios de distintas regiones -de hecho, este proyecto de ley se originó en una moción de varios senadores- hemos levantado la voz para solicitar a los gobiernos regionales y para incluir en el presupuesto de la nación mayores recursos, para generar barreras sanitarias, para mayor control fronterizo, para revisión y desinfección de aparejos de pesca y de las embarcaciones que surcan nuestros ríos, especialmente de los turistas. Necesitamos más control, pero también necesitamos más funcionarios en las aduanas, en los peajes, en los municipios. Es urgente destinar recursos especiales para que ese personal implemente barreras sanitarias contra el didymo, de la misma manera como el SAG controla -y me parece muy bien- en la frontera el ingreso de vegetales y otros productos para que no ingresen plagas.

Echamos de menos una coordinación con la Subsecretaría de Desarrollo Regional para que las regiones, a través de sus presupuestos, con fondos de los gobiernos regionales, destinen y focalicen recursos para establecer barreras sanitarias y para difusión. Esto debiera ser prioridad nacional.

No esperemos a que esta alga llegue a la Región Metropolitana para que esto sea noticia nacional. Lo advierto, porque para las comunas de la Región de Aysén, para pequeñas comunas de la Región de Los Lagos y para las comunas de nuestra Región de Los Ríos, como Lago Ranco, Futrono y Panguipulli , que viven y desarrollan sus economías, especialmente en verano, en función de la pesca recreativa, del rafting y otras actividades, la llegada de esta plaga a nuestros ríos y lagos será devastadora para las economías locales. Esto es algo que el Ejecutivo debe entender, cuestión que se verá reflejada en la votación del proyecto, cuya aprobación, estoy seguro, será unánime. Con todo, queremos tener un correlato a través de los recursos que se destinan.

En la Comisión de Medio Ambiente se conversa con los representantes del SAG, quienes nos comentaron que, muchas veces, ese Servicio destina fondos o funcionarios para que Sernapesca realice los controles, en circunstancias de que esto, desde el punto de vista institucional, no le corresponde al SAG. Entonces, entreguemos herramientas a Sernapesca, pero principalmente recursos, de manera que pueda contratar más personal, tener mayor posibilidad de desplazamiento a los lugares donde llegan los pescadores y comprar elementos químicos destinados a la desinfección. Asimismo, es necesario contar con capacidad para hacer difusión. Muchos de los diputados que defendemos esta iniciativa comentábamos que no existe consciencia en quienes practican la pesca deportiva o desplazan sus pequeñas embarcaciones de un lugar a otro, -muchos actúan de buena fe-, de lo que transportan en el fondo de sus embarcaciones, en sus aparejos, en sus botas, en sus cañas de pescar. Es ahí donde tenemos que hacer el esfuerzo, que debiera ser prioridad nacional.

Repito, echo de menos en esta sesión la presencia de algún representante del Ejecutivo , por ejemplo, de algún representante de la Subsecretaría de Desarrollo Regional o de Sernapesca, porque de esa manera estaríamos dando relevancia y prioridad al control de esta plaga. No dejemos que nuestros ríos y lagos del sur de Chile se contaminen.

Por último, quiero destacar que en el proyecto de acuerdo que ingresamos en agosto, que contó con apoyo transversal, solicitamos al Presidente de la República que entregara prioridad a esta materia. Es vital que se destinen fondos para la investigación, porque durante algún tiempo tendremos que convivir con la didymo sphenia geminata, que ya está asentada en muchos lagos y ríos de nuestro país. Necesitamos capacidad científica y de investigación; necesitamos que universidades y centros de investigación preparen científicos que investiguen a nivel internacional los mecanismos y las barreras sanitarias para combatir dicha alga. La educación y la prevención son factores importantes, pero principalmente necesitamos el respaldo científico de nuestras universidades y de nuestros centros de investigación.

Por ejemplo, para el control del hanta -otra plaga que también atacó mucho en nuestro sur-, la Universidad Austral de Chile, de Valdivia, estableció un centro de investigación para su detección precoz y para buscar fórmulas que evitaran desenlaces fatales, pero también para comprender de mejor manera los mecanismos de trasmisión y las medidas de prevención.

Por eso, reitero, para controlar la didymo sphenia geminata, es importante que exista capacidad científica de nuestras universidades regionales.

Señor Presidente , anuncio que votaremos favorablemente el proyecto de ley. Con todo, hemos presentado indicaciones para normar en la ley de pesca recreativa en materias tales como prevención y desinfección de los aparejos y también en relación con el registro de embarcaciones menores, de manera de conocer sus desplazamientos.

Por último, esperamos el compromiso decidido de la sociedad y del Ejecutivo para que dicha alga no se siga propagando en nuestros ríos y lagos.

He dicho.

El señor MARINOVIC ( Vicepresidente ).- Tiene la palabra el diputado señor René Alinco.

El señor ALINCO.- Señor Presidente, estamos debatiendo respecto de un proyecto que trata el tema de un alga dañina para nuestras aguas: la didymo sphenia geminata. No obstante, como han dicho otros diputados, en el Congreso Nacional siempre nos acordamos de los problemas cuando los tenemos encima.

Recuerdo que años atrás, en Aysén se producían muchos fallecimientos en el sector rural. Algunos plantearon que eso se debería al virus hanta. Las autoridades nacionales y de Salud de la época dijeron que ese virus no existía en Aysén. En una oportunidad falleció una persona importante en la región; sus familiares, que tenían los medios económicos necesarios, enviaron muestras a Santiago, donde se comprobó que había fallecido por el virus hanta. ¡Tuvo que fallecer una persona importante para que se determinara que ese virus también estaba presente en la región!

Posteriormente, la industria de la salmonicultura se vio afectada por el virus ISA, que no existía en Chile, pero que fue introducido a nuestro país por la irresponsabilidad de industriales. Se trata de una plaga que permanecerá en forma permanente, ya que no es erradicable, sino solo controlable.

En la actualidad, el alga denominada didymo sphenia geminata está contaminando los lagos y los ríos de la Patagonia, zona que, por lo que se ha dicho aquí, parece que empieza más al norte, ya que están corriendo sus límites hasta Temuco. Bienvenido sea. No obstante, hablo como representante del corazón de la Patagonia: Aysén .

Felicito a los autores del proyecto, porque lo considero necesario. Por eso, comparto plenamente que el Ejecutivo le dé la urgencia requerida. Sin embargo, hay que atacar también el problema de fondo y se deben asumir las correspondientes responsabilidades. La didymo sphenia geminata no es un alga endémica de Chile, sino que fue introducida desde otras partes del mundo. Por lo tanto, considero que, en su momento, las autoridades de Salud y los industriales del turismo de nuestro país no tomaron las medidas pertinentes. Esto ha llevado a una contradicción vital, ya que se dice que el turismo es una industria sin chimeneas y que no contamina; pero aquí tenemos una prueba en contrario, ya que dicha alga, que está contaminando las aguas de Chile, llegó a través de la industria del turismo.

En consecuencia, debemos tomar medidas de fondo, soluciones definitivas -aunque parezcan extremas- para evitar estos problemas. Se ha dicho aquí que la didymo sphenia geminata entró a Chile mediante aparejos, equipamiento de pesca, botas o vestuario que traían los turistas extranjeros.

Por otra parte, veo con mucha desazón algunas “medidas” para combatir esa plaga en Aysén, como colocar tambores llenos con salmuera. ¡Me parece increíble!

Con los diputados Pepe Auth , del Partido por la Democracia; René Manuel García , del Partido Renovación Nacional; De Urresti , del Partido Socialista; Marinovic -independiente y regionalista, como yo-, y Robles , del Partido Radical, presentamos una indicación para reemplazar el inciso segundo del artículo 7° bis del proyecto -estimamos que su nueva redacción puede solucionar el problema de fondo-, por el siguiente: “Asimismo, el reglamento a que se refiere el inciso primero podrá establecer, con el mismo objeto precedentemente prohibiciones de ingreso al país, respecto de los aparejos de pesca recreativa, señuelos y carnadas, vestimenta, calzado, equipamiento y embarcaciones que señale el mismo reglamento y que se utilicen en la actividad de pesca recreativa o en otras actividades deportivas o recreacionales náuticas que se realicen en los cursos y cuerpos de agua terrestre o en aguas marítimas. Los turistas extranjeros que deseen desarrollar actividades de pesca recreativa u otras actividades deportivas o recreacionales náuticas, deberán adquirir o arrendar los aparejos de pesca recreativa, señuelos y carnadas, vestimenta, calzado, equipamiento y embarcaciones, en la región donde pretendan desarrollar su actividad.”.

Parece una indicación extrema, pero no es así, ya que va al meollo del asunto, es decir, busca solucionar de verdad el drama que representa la didymo sphenia geminata. Por eso, sin lugar a dudas, califico esta indicación como patriótica, ya que apunta a proteger nuestros recursos naturales.

En esta misma Sala, hemos tenido grandes discusiones respecto de mi zona, en las cuales se han utilizado frases como “protejamos la Patagonia”, “cuidemos la Patagonia” o “Patagonia sin represas”. Hoy digo “Patagonia sin didymo sphenia geminata”.

Hoy, todos los diputados y diputadas tenemos la oportunidad de proteger de esa plaga no solo la Patagonia, sino todas las aguas del país. Por eso, pido que la indicación que presentamos hace algunos minutos con otros seis diputados, sea aprobada por la Sala. No nos mueve el afán de burocratizar y demorar la tramitación del proyecto. ¡De ninguna manera! Necesitamos que la iniciativa que protege nuestras aguas de dicha alga se convierta rápidamente en ley de la República, pero esta debe atacar el problema de fondo.

Señor Presidente , saludo a los autores del proyecto y las intervenciones que se han hecho en pro de él -reitero que es necesario que se convierta en ley a la brevedad-; pero también solicito, con ese mismo afán, que la Sala apruebe la indicación -tal vez, tocará algunos intereses económicos-, que lo único que busca es mejorar la moción para que se convierta realmente en una herramienta o en un arma que permita destruir la didymo sphenia geminata. Al respecto, más de algún empresario del turismo podría preguntarse: ¿Qué pretende ese diputado ? ¿Que no lleguen turistas a Chile? No se trata de eso, pues lo que pretendemos -al igual como lo hicimos muchos de nosotros al oponernos a la ley de Pesca- es preservar los recursos, ya que si permitimos que esa alga se siga expandiendo en nuestro país, no tendremos los recursos de nuestros ríos, como salmones, truchas, etcétera.

Por lo tanto, anuncio que aprobaré el proyecto, pero también pido que la Sala apruebe nuestra indicación, que solo busca que la iniciativa sea realmente efectiva y eficaz para terminar, de una vez por todas, con esta lacra que está contaminando nuestros ríos.

He dicho.

El señor MARINOVIC (Vicepresidente).- Tiene la palabra el diputado señor Enrique Jaramillo.

El señor JARAMILLO.- Señor Presidente , en mi calidad de representante del distrito N° 54, no cabe duda alguna de que votaré a favor el proyecto en discusión, porque existe la urgente necesidad de proteger el paisaje, la productividad y la calidad de vida de nuestra zona.

El diputado señor Jorge Burgos , quien hace algunos días visitó los lagos ubicados en Panguipulli -comuna que integra el distrito que represento-, me comentó que le había llamado la atención la forma en que se protegen las cuencas hidrográficas de esa comuna de la presencia de la plaga del alga denominada didymo sphenia geminata, más conocida como didymo. Por eso, resulta extraño que a la Comisión de Recursos Naturales, Bienes Nacionales y Medio Ambiente, en la que se tramitó la iniciativa que se somete a nuestra consideración, no hayan sido invitados quienes han dado la voz de alarma en la comuna de Panguipulli, Región de Los Ríos, respecto de que dicha plaga está afectando a los ríos Llanquihue y Huilo Huilo .

Hace algún tiempo concurrieron a la Cámara de Diputados los representantes de la Corporación de Adelanto Amigos de Panguipulli, invitados por quien habla y por el diputado señor Pedro Browne . En esa oportunidad, solicité a los señores Pedro Felipe Vial y Armando Holzapfel -ambos son representantes de dicha Corporación- que se reunieran con la Presidenta de la Comisión de Recursos Naturales , Bienes Nacionales y Medio Ambiente de la Corporación, diputada señora Andrea Molina , instancia en la que dieron a conocer su denuncia sobre la situación que estaba ocurriendo por la presencia de esa alga.

Por eso, considero que ellos deberían haber sido invitados para que dieran a conocer su opinión durante el análisis de este proyecto en esa Comisión, porque son los que más saben sobre la materia, ya que han llevado adelante el combate contra la presencia de esa alga en lugares espectaculares que tenemos en el sur del país. En efecto, los integrantes de la Corporación de Adelanto Amigos de Panguipulli han puesto avisos en todas las riberas de los ríos y lagos de la comuna de Panguipulli para dar a conocer los cuidados que se deben tener para preservar el medio ambiente de la plaga del alga didymo.

Por lo tanto, lamento que, con el propósito de agilizar la tramitación de la iniciativa durante su análisis en la comisión técnica respectiva, no se haya llegado más a fondo sobre la materia. En ese sentido, tal como lo planteó el diputado señor Alinco , hay que legislar de manera rápida y bien; pero en materias técnicas, como aquella de la que se hace cargo este proyecto, se debe invitar, para que den a conocer sus puntos de vista, a quienes pueden aportar, porque conocen el problema y están llevando a cabo la defensa de nuestra flora y fauna. Lamentablemente, en este caso eso no ocurrió.

Si bien las disposiciones de la iniciativa constituyen un llamado de atención sobre la contaminación por algas en cuencas hidrográficas, no se enfocan en el problema de fondo. Eso se debe, reitero, a que durante su tramitación no se consideró la opinión técnica de quienes llevan años estudiando la situación; es decir, la Corporación de Adelanto de Amigos de Panguipulli, grupo humano que está trabajando con mucha fuerza para tratar de que no se produzca mayor daño y para que, con posterioridad, no se diga que no se pudo hacer nada para solucionar el problema.

El proyecto es positivo, razón por la que lo votaré a favor, pero debemos tratar de que problemas como este sean analizados de manera más profunda, con el objeto de no solo hacer un llamado de atención respecto de determinada situación, sino de señalar de qué forma se puede alcanzar una solución.

He dicho.

El señor MARINOVIC ( Vicepresidente ).- Tiene la palabra el diputado señor Fuad Chahín.

El señor CHAHÍN.- Señor Presidente , tengo el privilegio de vivir en la precordillera de la Región de La Araucanía, uno de los lugares más hermosos y descontaminados de nuestro país, en el cual la imponencia de sus volcanes, la riqueza de sus termas y el verdor de sus bosques están adornados con imponentes lagos cordilleranos y con los bellos ríos que nacen de ellos.

Sin embargo, esa tremenda riqueza -no solo escénica, sino también desde el punto de vista de la biodiversidad, lo que la transforma en una oportunidad no solamente para maravillarse y contemplar sus paisajes, sino para el desarrollo económico sustentable sobre la base del turismo, especialmente del de intereses especiales en las aguas de sus ríos y demás cuencas hidrográficas- hoy se está viendo seriamente amenazada, porque como país no hemos tenido la capacidad de anticiparnos para prevenir el ingreso de plagas nefastas que amenazan el futuro de nuestras regiones.

Chile tiene una historia que lo caracteriza por ser un país absolutamente celoso en materia de protección fitosanitaria, lo que me parece muy positivo. No obstante, debido a la falta de voluntad para aplicar de manera adecuada las herramientas con que se cuenta, y a que la legislación vigente sobre la materia no es imperativa -a diferencia de lo que se plantea en este proyecto de ley- en relación con la adopción de las medidas correspondientes para evitar la introducción y propagación de enfermedades que pueden afectar nuestra biodiversidad, hoy enfrentamos una contaminación absolutamente peligrosa, como es la de la plaga del alga didymo o moco de roca. En un comienzo, ella estaba focalizada en la Región de Aysén, pero con posterioridad se extendió a las regiones de Los Lagos y de Los Ríos, y hoy también está afectando a la Región de La Araucanía. De hecho, ya se ha detectado en el lago Icalma, en la laguna Galletué y en el río Biobío, en especial en la zona del Alto Biobío.

Todas las medidas que hoy se puedan adoptar solo servirán para contener la propagación de esa plaga, porque es imposible lograr su erradicación. Por lo tanto, ya se ha producido un daño enorme a la biodiversidad de nuestro medio ambiente y a una de las principales virtudes de nuestros lagos y ríos cordilleranos, como es el carácter cristalino de sus aguas.

En consecuencia, creemos que es urgente la aprobación y el despacho del proyecto en debate, para que no existan excusas que permitan la inacción o la reacción tardía de las autoridades públicas para poner atajo a ese problema.

Es fundamental el establecimiento de medidas de control y -por qué no decirlo- la prohibición de vestimenta, de equipamiento y de embarcaciones provenientes del extranjero, por cuanto esa ha sido la vía de ingreso de esa alga. Asimismo, se debe ejercer control sobre aparejos de pesca, vestimenta, equipamiento y embarcaciones que se utilizan en áreas que ya están contaminadas y que luego pueden ser usados en zonas libres de la esa plaga. La adopción de esas medidas es urgente y necesaria, no solo desde el

punto de vista de la protección de la biodiversidad y del medio ambiente, sino también de nuestros recursos naturales, los que para muchas regiones, así como para el distrito que represento, son fundamentales para el desarrollo de un turismo incipiente, pero que cada día se torna más activo y potente, y que ofrece muchas oportunidades para el desarrollo humano.

En consecuencia, hago un llamado a la honorable Sala para que hoy apruebe y despache el proyecto de ley, con el objeto de dotar de facultades y de otorgar un mandato explícito, imperativo, a las autoridades pertinentes, con la finalidad de que tome cartas en el asunto y hagan frente a una plaga que, lamentablemente, se ha propagado desde Aysén hacia las regiones de más al norte -en la actualidad, hasta La Araucanía-, de manera que no avance la contaminación de lagos y ríos del resto del país.

He dicho.

El señor MARINOVIC ( Vicepresidente ).- Ofrezco la palabra.

Ofrezco la palabra.

Cerrado el debate.

-Con posterioridad, la Sala se pronunció sobre este proyecto en los siguientes términos:

El señor MONCKEBERG, don Nicolás ( Presidente ).- Corresponde votar en general el proyecto de ley, en segundo trámite constitucional, iniciado en moción, que tiene por objeto evitar la contaminación por algas en las cuencas hidrográficas.

Hago presente a la Sala que sus normas son propias de ley simple o común.

La Comisión de Recursos Naturales, Bienes Nacionales y Medio Ambiente recomienda a la Sala que lo apruebe en los mismos términos en que lo hizo el Senado.

En votación.

-Efectuada la votación en forma económica, por el sistema electrónico, dio el siguiente resultado: por la afirmativa, 86 votos. No hubo votos por la negativa ni abstenciones.

El señor MONCKEBERG, don Nicolás ( Presidente ).- Aprobado.

-Votaron por la afirmativa los siguientes señores diputados:

Accorsi Opazo Enrique; Aguiló Melo Sergio; Alinco Bustos René; Andrade Lara Osvaldo; Arenas Hödar Gonzalo; Ascencio Mansilla Gabriel; Auth Stewart Pepe; Baltolu Rasera Nino; Bauer Jouanne Eugenio; Becker Alvear Germán; Bertolino Rendic Mario; Bobadilla Muñoz Sergio; Browne Urrejola Pedro; Burgos Varela Jorge; Campos Jara Cristián; Cardemil Herrera Alberto; Carmona Soto Lautaro; Ceroni Fuentes Guillermo; Cornejo González Aldo; Cristi Marfil María Angélica; Chahín Valenzuela Fuad; De Urresti Longton Alfonso; Edwards Silva José Manuel; Eluchans Urenda Edmundo; Espinosa Monardes Marcos; Espinoza Sandoval Fidel; Estay Peñaloza Enrique; Farías Ponce Ramón; Kort Garriga Issa; Girardi Lavín Cristina; Godoy Ibáñez Joaquín; Hales Dib Patricio; Hasbún Selume Gustavo; Hoffmann Opazo María José; Isasi Barbieri Marta; Jaramillo Becker Enrique; Jarpa Wevar Carlos Abel; Jiménez Fuentes Tucapel; Latorre Carmona Juan Carlos; Lemus Aracena Luis; León Ramírez Roberto; Lorenzini Basso Pablo; Macaya Danús Javier; Marinovic Solo De Zaldívar Miodrag; Martínez Labbé Rosauro; Melero Abaroa Patricio; Monckeberg Díaz Nicolás; Montes Cisternas Carlos; Morales Muñoz Celso; Muñoz D’Albora Adriana; Nogueira Fernández Claudia; Norambuena Farías Iván; Núñez Lozano Marco Antonio; Ojeda Uribe Sergio; Ortiz Novoa José Miguel; Pacheco Rivas Clemira; Pascal Allende Denise; Pérez Lahsen Leopoldo; Robles Pantoja Alberto; Rojas Molina Manuel; Sabat Fernández Marcela; Saffirio Espinoza René; Salaberry Soto Felipe; Sandoval Plaza David; Sauerbaum Muñoz Frank; Schilling Rodríguez Marcelo; Sepúlveda Orbenes Alejandra; Silber Romo Gabriel; Silva Méndez Ernesto; Squella Ovalle Arturo; Teillier Del Valle Guillermo; Tuma Zedan Joaquín; Turres Figueroa Marisol; Ulloa Aguillón Jorge; Urrutia Bonilla Ignacio; Vallespín López Patricio; Van Rysselberghe Herrera Enrique; Vargas Pizarro Orlando; Velásquez Seguel Pedro; Venegas Cárdenas Mario; Verdugo Soto Germán; Vidal Lázaro Ximena; Vilches Guzmán Carlos; Von Mühlenbrock Zamora Gastón; Ward Edwards Felipe; Zalaquett Said Mónica.

El señor MONCKEBERG, don Nicolás ( Presidente ).- Como el proyecto fue objeto de una indicación, recabo el asentimiento unánime de la Sala para votarla de inmediato.

Acordado.

Corresponde votar en particular la indicación al artículo único del proyecto, que tiene por objeto sustituir el inciso segundo del artículo 7° bis.

La indicación es del diputado señor René Alinco, y dice lo siguiente:

El señor ALINCO.- ¿Me permite, señor Presidente?

El señor MONCKEBERG, don Nicolás ( Presidente ).- Tiene la palabra su señoría.

El señor ALINCO.- Señor Presidente , le pido que dé los nombres de todos los patrocinantes de la indicación, porque no es exclusivamente mía.

Gracias, señor Presidente.

El señor MONCKEBERG, don Nicolás (Presidente).-

En realidad, son varios los diputados que patrocinan la indicación, algunos de los cuales han retirado su firma.

La indicación dice lo siguiente: “Reemplácese el inciso segundo del artículo 7° bis por el siguiente:

Asimismo, el reglamento a que se refiere el inciso primero podrá establecer, con el mismo objeto precedentemente prohibiciones de ingreso al país, respecto de los aparejos de pesca recreativa, señuelos y carnadas, vestimenta, calzado, equipamiento y embarcaciones que señale el mismo reglamento y que se utilicen en la actividad de pesca recreativa o en otras actividades deportivas o recreacionales náuticas que se realicen en los cursos y cuerpos de agua terrestre o en aguas marítimas. Los turistas extranjeros que deseen desarrollar actividades de pesca recreativa u otras actividades deportivas o recreacionales náuticas, deberán adquirir o arrendar los aparejos de pesca recreativa, señuelos y carnadas, vestimenta, calzado, equipamiento y embarcaciones, en la región donde pretendan desarrollar su actividad.”

En votación el artículo con la indicación que acabo de leer. Si se rechaza, se votará el texto original del artículo.

-Efectuada la votación en forma económica, por el sistema electrónico, dio el siguiente resultado: por la afirmativa, 10 votos; por la negativa, 64 votos. Hubo 3 abstenciones.

El señor MONCKEBERG, don Nicolás ( Presidente ).- Rechazado.

-Votaron por la afirmativa los siguientes señores diputados:

Accorsi Opazo Enrique; Alinco Bustos René; Auth Stewart Pepe; De Urresti Longton Alfonso; Jarpa Wevar Carlos Abel; Marinovic Solo De Zaldívar Miodrag; Núñez Lozano Marco Antonio; Robles Pantoja Alberto; Vargas Pizarro Orlando; Velásquez Seguel Pedro

.

-Votaron por la negativa los siguientes señores diputados:

Andrade Lara Osvaldo; Arenas Hödar Gonzalo; Ascencio Mansilla Gabriel; Baltolu Rasera Nino; Bauer Jouanne Eugenio; Becker Alvear Germán; Bertolino Rendic Mario; Bobadilla Muñoz Sergio; Browne Urrejola Pedro; Burgos Varela Jorge; Campos Jara Cristián; Cardemil Herrera Alberto; Carmona Soto Lautaro; Cristi Marfil María Angélica; Chahín Valenzuela Fuad; Edwards Silva José Manuel; Eluchans Urenda Edmundo; Espinoza Sandoval Fidel; Estay Peñaloza Enrique; Kort Garriga Issa; Godoy Ibáñez Joaquín; Hales Dib Patricio; Hasbún Selume Gustavo; Hoffmann Opazo María José; Jaramillo Becker Enrique; Jiménez Fuentes Tucapel; Latorre Carmona Juan Carlos; Lorenzini Basso Pablo; Macaya Danús Javier; Martínez Labbé Rosauro; Melero Abaroa Patricio; Monckeberg Díaz Nicolás; Morales Muñoz Celso; Muñoz D’Albora Adriana; Nogueira Fernández Claudia; Norambuena Farías Iván; Ojeda Uribe Sergio; Ortiz Novoa José Miguel; Pacheco Rivas Clemira; Pérez Lahsen Leopoldo; Rojas Molina Manuel; Sabat Fernández Marcela; Saffirio Espinoza René; Salaberry Soto Felipe; Sandoval Plaza David; Sauerbaum Muñoz Frank; Schilling Rodríguez Marcelo; Sepúlveda Orbenes Alejandra; Silber Romo Gabriel; Silva Méndez Ernesto; Squella Ovalle Arturo; Tuma Zedan Joaquín; Turres Figueroa Marisol; Ulloa Aguillón Jorge; Urrutia Bonilla Ignacio; Vallespín López Patricio; Van Rysselberghe Herrera Enrique; Venegas Cárdenas Mario; Verdugo Soto Germán; Vidal Lázaro Ximena; Vilches Guzmán Carlos; Von Mühlenbrock Zamora Gastón; Ward Edwards Felipe; Zalaquett Said Mónica.

-Se abstuvieron los diputados señores:

Ceroni Fuentes Guillermo; Farías Ponce Ramón; Lemus Aracena Luis.

El señor ALINCO.- Me parece increíble que la Cámara no proteja nuestros ríos.

El señor MONCKEBERG, don Nicolás ( Presidente ).- En votación el artículo único propuesto por la Comisión de Recursos Naturales.

-Efectuada la votación en forma económica, por el sistema electrónico, dio el siguiente resultado: por la afirmativa, 76 votos. No hubo votos por la negativa ni abstenciones.

El señor MONCKEBERG, don Nicolás ( Presidente ).- Aprobado.

-Votaron por la afirmativa los siguientes señores diputados:

Accorsi Opazo Enrique; Andrade Lara Osvaldo; Arenas Hödar Gonzalo; Ascencio Mansilla Gabriel; Auth Stewart Pepe; Baltolu Rasera Nino; Bauer Jouanne Eugenio; Becker Alvear Germán; Bertolino Rendic Mario; Bobadilla Muñoz Sergio; Browne Urrejola Pedro; Burgos Varela Jorge; Campos Jara Cristián; Cardemil Herrera Alberto; Carmona Soto Lautaro; Ceroni Fuentes Guillermo; Chahín Valenzuela Fuad; De Urresti Longton Alfonso; Edwards Silva José Manuel; Eluchans Urenda Edmundo; Espinosa Monardes Marcos; Espinoza Sandoval Fidel; Estay Peñaloza Enrique; Farías Ponce Ramón; Kort Garriga Issa; Godoy Ibáñez Joaquín; Hasbún Selume Gustavo; Hoffmann Opazo María José; Isasi Barbieri Marta; Jaramillo Becker Enrique; Jarpa Wevar Carlos Abel; Jiménez Fuentes Tucapel; Latorre Carmona Juan Carlos; Lemus Aracena Luis; León Ramírez Roberto; Lorenzini Basso Pablo; Macaya Danús Javier; Marinovic Solo De Zaldívar Miodrag; Martínez Labbé Rosauro; Melero Abaroa Patricio; Monckeberg Díaz Nicolás; Morales Muñoz Celso; Muñoz D’Albora Adriana; Nogueira Fernández Claudia; Norambuena Farías Iván; Núñez Lozano Marco Antonio; Ojeda Uribe Sergio; Ortiz Novoa José Miguel; Pacheco Rivas Clemira; Pérez Lahsen Leopoldo; Robles Pantoja Alberto; Rojas Molina Manuel; Sabat Fernández Marcela; Saffirio Espinoza René; Salaberry Soto Felipe; Sandoval Plaza David; Sauerbaum Muñoz Frank; Schilling Rodríguez Marcelo; Sepúlveda Orbenes Alejandra; Silber Romo Gabriel; Silva Méndez Ernesto; Squella Ovalle Arturo; Teillier Del Valle Guillermo; Turres Figueroa Marisol; Ulloa Aguillón Jorge; Urrutia Bonilla Ignacio; Vallespín López Patricio; Van Rysselberghe Herrera Enrique; Velásquez Seguel Pedro; Venegas Cárdenas Mario; Verdugo Soto Germán; Vidal Lázaro Ximena; Vilches Guzmán Carlos; Von Mühlenbrock Zamora Gastón; Ward Edwards Felipe; Zalaquett Said Mónica.

El señor MONCKEBERG, don Nicolás (Presidente).- Despachado el proyecto

.

2.3. Oficio de Cámara Revisora a Cámara de Origen

Oficio Aprobación sin Modificaciones . Fecha 03 de enero, 2013. Oficio en Sesión 93. Legislatura 360.

?VALPARAISO, 3 de enero de 2013

Oficio Nº 10.554

A S.E. EL PRESIDENTE DEL H. SENADO

La Cámara de Diputados, en sesión de esta fecha, ha tenido a bien prestar su aprobación, en los mismos términos en que lo hiciera ese H. Senado, al proyecto de ley destinado a evitar la contaminación por algas en cuencas hidrográficas (boletín N°7192-12).

Lo que tengo a honra decir a V.E., en respuesta a vuestro oficio Nº951/SEC/11, de 19 de julio de 2011.

Devuelvo los antecedentes respectivos.

Dios guarde a V.E.

NICOLÁS MONCKEBERG DÍAZ

Presidente de la Cámara de Diputados

ADRIÁN ÁLVAREZ ÁLVAREZ

Secretario General de la Cámara de Diputados

3. Trámite Finalización: Senado

3.1. Oficio de Cámara de Origen al Ejecutivo

Oficio Ley a S. E. El Presidente de la República. Fecha 09 de enero, 2013. Oficio

?Valparaíso, 9 de enero de 2013.

Nº 30/SEC/13

A S.E. el Presidente de la República

Tengo a honra comunicar a Vuestra Excelencia que el Congreso Nacional ha dado su aprobación al siguiente

PROYECTO DE LEY:

“Artículo único.- Introdúcense en la ley N° 20.256, que establece normas sobre pesca recreativa, las siguientes modificaciones:

1.- Agrégase el siguiente artículo 7° bis:

“Artículo 7° bis.- Medidas sanitarias y de bioseguridad. Con el objeto de evitar la introducción y propagación, de aislar la presencia o de propender a la erradicación de enfermedades de alto riesgo y de especies hidrobiológicas que constituyan o puedan constituir plagas de conformidad con el reglamento a que se refiere el artículo 86 de la Ley General de Pesca y Acuicultura, la Subsecretaría establecerá, cuando corresponda, la obligación de implementar una o más restricciones de uso o medidas de desinfección de aparejos de pesca recreativa, vestimenta, calzado, equipamiento y embarcaciones que se utilicen en dicha actividad o en otras actividades deportivas o recreacionales de carácter náutico que se realicen en los cuerpos y cursos de agua terrestre o en las áreas marítimas que determine mediante resolución fundada, de las previstas en el reglamento que al efecto dicte el Ministerio.

Asimismo, el reglamento a que se refiere el inciso primero podrá establecer, con el mismo objeto precedentemente señalado, restricciones de uso, prohibiciones de ingreso y medidas de desinfección que se aplicarán al ingreso al país, respecto de los aparejos de pesca recreativa, señuelos y carnadas, vestimenta, calzado, equipamiento y embarcaciones que señale el mismo reglamento y que se utilicen en la actividad de pesca recreativa o en otras actividades deportivas o recreacionales náuticas que se realicen en los cursos y cuerpos de agua terrestre o en aguas marítimas.

Las prohibiciones antes señaladas deberán fundarse en la circunstancia de que los implementos provengan de países afectados por enfermedades de alto riesgo o plagas.”.

2.- Incorpórase al artículo 33 el siguiente inciso segundo:

“Sin perjuicio de lo dispuesto en el inciso anterior, se aplicarán a la actividad de pesca recreativa que se realice en los cotos de pesca las medidas que se dicten de conformidad con el artículo 7° bis.”.

3.- Agrégase al artículo 50 la siguiente letra g):

“g) Realizar cualquier tipo de actividad que introduzca en una cuenca especies hidrobiológicas que constituyan plagas, contraviniendo lo dispuesto en el artículo 7° bis.”.”.

- - -

En consecuencia, corresponde a Vuestra Excelencia promulgar el proyecto de ley anteriormente transcrito.

-.-.-

Hago presente a Vuestra Excelencia que esta iniciativa de ley tuvo su origen en una Moción de los Honorables Senadores señores Antonio Horvath Kiss, Carlos Bianchi Chelech, Carlos Ignacio Kuschel Silva y Hosaín Sabag Castillo, a la que posteriormente adhirió el Honorable Senador señor Jaime Orpis Bouchon.

Dios guarde a Vuestra Excelencia.

CAMILO ESCALONA MEDINA

Presidente del Senado

MARIO LABBÉ ARANEDA

Secretario General del Senado

4. Publicación de Ley en Diario Oficial

4.1. Ley Nº 20.654

Tipo Norma
:
Ley 20654
URL
:
https://www.bcn.cl/leychile/N?i=1048553&t=0
Fecha Promulgación
:
29-01-2013
URL Corta
:
http://bcn.cl/2cxw0
Organismo
:
MINISTERIO DE ECONOMÍA,FOMENTO Y TURISMO; SUBSECRETARÍA DE PESCA Y ACUICULTURA
Título
:
EVITA LA CONTAMINACIÓN POR ALGAS DE LAS CUENCAS HIDROGRÁFICAS
Fecha Publicación
:
02-02-2013

LEY NÚM. 20.654

EVITA LA CONTAMINACIÓN POR ALGAS DE LAS CUENCAS HIDROGRÁFICAS

    Teniendo presente que el H. Congreso Nacional ha dado su aprobación al siguiente proyecto de ley, originado en una Moción suscrita por los Honorables Senadores señores Antonio Horvath Kiss, Carlos Bianchi Chelech, Carlos Ignacio Kuschel Silva y Hosaín Sabag Castillo, a la que posteriormente adhirió el Honorable Senador señor Jaime Orpis Bouchon.

    Proyecto de ley:

    "Artículo único.- Introdúcense en la ley Nº20.256, que establece normas sobre pesca recreativa, las siguientes modificaciones:

    1.- Agrégase el siguiente artículo 7º bis:

    "Artículo 7º bis.- Medidas sanitarias y de bioseguridad. Con el objeto de evitar la introducción y propagación, de aislar la presencia o de propender a la erradicación de enfermedades de alto riesgo y de especies hidrobiológicas que constituyan o puedan constituir plagas de conformidad con el reglamento a que se refiere el artículo 86 de la Ley General de Pesca y Acuicultura, la Subsecretaría establecerá, cuando corresponda, la obligación de implementar una o más restricciones de uso o medidas de desinfección de aparejos de pesca recreativa, vestimenta, calzado, equipamiento y embarcaciones que se utilicen en dicha actividad o en otras actividades deportivas o recreacionales de carácter náutico que se realicen en los cuerpos y cursos de agua terrestre o en las áreas marítimas que determine mediante resolución fundada, de las previstas en el reglamento que al efecto dicte el Ministerio.

    Asimismo, el reglamento a que se refiere el inciso primero podrá establecer, con el mismo objeto precedentemente señalado, restricciones de uso, prohibiciones de ingreso y medidas de desinfección que se aplicarán al ingreso al país, respecto de los aparejos de pesca recreativa, señuelos y carnadas, vestimenta, calzado, equipamiento y embarcaciones que señale el mismo reglamento y que se utilicen en la actividad de pesca recreativa o en otras actividades deportivas o recreacionales náuticas que se realicen en los cursos y cuerpos de agua terrestre o en aguas marítimas.

    Las prohibiciones antes señaladas deberán fundarse en la circunstancia de que los implementos provengan de países afectados por enfermedades de alto riesgo o plagas.".

    2.- Incorpórase al artículo 33 el siguiente inciso segundo:

    "Sin perjuicio de lo dispuesto en el inciso anterior, se aplicarán a la actividad de pesca recreativa que se realice en los cotos de pesca las medidas que se dicten de conformidad con el artículo 7° bis.".

    3.- Agrégase al artículo 50 la siguiente letra g):

    "g) Realizar cualquier tipo de actividad que introduzca en una cuenca especies hidrobiológicas que constituyan plagas, contraviniendo lo dispuesto en el artículo 7° bis.".".

    Y por cuanto he tenido a bien aprobarlo y sancionarlo; por tanto promúlguese y llévese a efecto como Ley de la República.

    Santiago, 29 de enero de 2013.- SEBASTIÁN PIÑERA ECHENIQUE, Presidente de la República.- Pablo Longueira Montes, Ministro de Economía, Fomento y Turismo.

    Lo que transcribo para su conocimiento.- Atentamente, Pablo Galilea Carrillo, Subsecretario de Pesca y Acuicultura.