Usted está en:

Historia de la Ley

Historia de la Ley

Nº 20.903

Crea el Sistema de Desarrollo Profesional Docente y modifica otras normas

Téngase presente

Esta Historia de Ley ha sido construida por la Biblioteca del Congreso Nacional a partir de la información disponible en sus archivos.

Se han incluido los distintos documentos de la tramitación legislativa, ordenados conforme su ocurrencia en cada uno de los trámites del proceso de formación de la ley.

Se han omitido documentos de mera o simple tramitación, que no proporcionan información relevante para efectos de la Historia de Ley.

Para efectos de facilitar la revisión de la documentación de este archivo, se incorpora un índice.

Al final del archivo se incorpora el texto de la norma aprobado conforme a la tramitación incluida en esta historia de ley.

1. Primer Trámite Constitucional: Cámara de Diputados

1.1. Mensaje

Fecha 20 de abril, 2015. Mensaje en Sesión 16. Legislatura 363.

MENSAJE DE S.E. LA PRESIDENTA DE LA REPÚBLICA CON EL QUE SE INICIA UN PROYECTO DE LEY QUE CREA EL SISTEMA DE DESARROLLO PROFESIONAL DOCENTE Y MODIFICA OTRAS NORMAS.

_______________________________

Santiago, 20 de abril de 2015.-

MENSAJE Nº 165-363/

A S.E. EL PRESIDENTE DE LA H. CÁMARA DE DIPUTADOS.

Honorable Cámara de Diputados:

En uso de mis facultades constitucionales, vengo en proponer un proyecto de ley que tiene por objeto de crear un sistema de desarrollo profesional docente, para lo cual modifica el Decreto con Fuerza de Ley Nº 1, del año 1997, del Ministerio de Educación, que fija el texto refundido, coordinado y sistematizado de la Ley N° 19.070, que aprobó el Estatuto de los profesionales de la Educación, y de las leyes que la complementan y modifican, adecuando, asimismo, otros cuerpos legales.

I. ANTECEDENTES

En mi programa de Gobierno comprometí, como parte de la Reforma Educacional, la construcción de una carrera profesional docente que entregue a los profesores(as) y educadores(as) un marco explícito, conocido por ellos(as) y motivador para su desarrollo profesional y personal, aportando de mejor manera a los objetivos buscados por el sistema educativo chileno.

El carácter integral de este compromiso supone la adopción de un enfoque sistémico, por lo que estableceremos un “Sistema de Desarrollo Profesional Docente”, en el cual la formación inicial, la inducción de profesionales principiantes, el ejercicio de la profesión, el apoyo al desarrollo profesional y la formación para el desarrollo profesional de los educadores(as), serán las componentes principales de éste.

El sistema de desarrollo profesional docente, se hace cargo de una tarea fundamental, la formación de una sociedad educada como el resultado del ejercicio de un derecho. En efecto el derecho a la educación significa contar con un cuerpo docente que apoye el derecho de los infantes y de los jóvenes de las nuevas generaciones a acceder a una educación de calidad y ser educados de acuerdo con los valores democráticos, en un contexto social y laboral de reconocimiento al profesionalismo de los educadores, su alta valoración social y remunerados equitativamente con otras profesiones.

Atendida la relevancia que para el ejercicio del derecho a una educación de calidad tiene el establecer un sistema de desarrollo profesional, el Ministerio de Educación impulsó diversas formas de participación y diálogo con los actores del sistema educacional. En este contexto, cabe resaltar el permanente contacto sostenido con el Colegio de Profesores de Chile A.G., con el cual se realizaron reuniones periódicas de trabajo para conocer sus propuestas en este ámbito. La sociedad civil también se organizó. Es así como la iniciativa denominada “Plan Maestro”, articuló las deliberaciones y propuestas de variadas organizaciones vinculadas a la educación, las cuales fueron entregadas al Ministerio y han sido consideradas en la elaboración de esta iniciativa.

El sistema de desarrollo profesional docente, aborda los compromisos de mi programa de Gobierno y desarrolla las líneas que hacen posible dignificar la profesión docente, apoyar su desempeño y valoración como una profesión atractiva para las nuevas generaciones, motivada con los desafíos de la educación y su influencia en la sociedad, la calidad de vida y la realización personal y social de los chilenos.

Para el cumplimiento de esos propósitos de política:

• Aumentaremos la selectividad de las carreras de la educación, combinando variados criterios de selección de manera de identificar disposiciones vocacionales, no sólo con mediciones cognitivas, sino que, además, con otros procedimientos que ya varias Universidades que forman profesores están implementando. Se trata que la disposición a la formación y el ejercicio pedagógico tengan variadas expresiones en las aptitudes de nuestros jóvenes.

• Implementaremos de manera obligatoria una evaluación diagnóstica de la formación inicial docente, la cual entregará información del proceso formativo a los centros formadores, para que éstos implementen procesos sistemáticos de mejora continua, permitiendo a los estudiantes conocer el grado de desarrollo de las competencias asociadas a su perfil de egreso de manera anticipada a sus procesos de titulación como docentes.

• Acompañaremos los primeros pasos de nuestros profesores jóvenes. Para ello, implementaremos procesos de inmersión al ejercicio profesional para todo profesor principiante que quiera ingresar a la profesión docente. Estos procesos consisten en que el docente que comienza en su ejercicio profesional recibe el apoyo de un profesor “mentor” formado y experimentado proveniente de las etapas superiores de la carrera y de la Red Maestros de Maestros. Este acompañamiento al ingreso a la vida profesional durará diez meses.

• Implementaremos programas de formación para el desarrollo profesional, con el fin de fortalecer las competencias de las y los profesores(as) desde el ingreso a la carrera, apoyándolos en su desarrollo profesional y su avance en ella. Para este fin se dispondrá de programas de formación compensatoria que aborden las debilidades detectadas en los procesos de certificación. La formación en servicio, además, fomentará las capacidades de colaboración y trabajo en comunidades de profesionales, así como el desarrollo personal de nuestros docentes.

• Estableceremos un sistema de desarrollo profesional docente, mediante la certificación y el apoyo a su desarrollo, fijando tramos sobre su progresión en tareas, responsabilidades y remuneraciones, basados en evidencias del desempeño y el conocimiento profesional. Este sistema, regula las condiciones para el ingreso, el ejercicio, desarrollo y progresión, y la formación en servicio.

El corazón de esta amplia agenda de reformas tiene como fin que la educación que se imparta sea desarrollada por maestros, maestras y educadores y educadoras fortalecidos(as) en sus capacidades profesionales para el despliegue de procesos de enseñanza y aprendizaje en donde todos los estudiantes se benefician de un derecho social, expresado en el acceso al conocimiento y al desarrollo personal y social, en comunidades de aprendizaje.

II. FUNDAMENTOS1.Mejorar la Formación inicial aumentando los requisitos para la selección de estudiantes de pedagogía.

Una de las condiciones para el mejoramiento en educación, de amplio consenso a nivel nacional e internacional, consiste en aumentar la selectividad en el ingreso a la Formación Inicial Docente (FID). Sin embargo, la FID en Chile posee una alta desregulación, reflejada en la coexistencia de programas de pedagogía con y sin aplicación de procesos de selectividad. Actualmente, hay más de 93.000 estudiantes de carreras de pedagogía, que se distribuyen en 70 instituciones de educación superior (47 acreditadas) y 863 programas (solo 363 acreditados por 4 años o más y 240 no acreditados). Cada año ingresan, en promedio, 17.500 estudiantes y se titulan alrededor de 15.000. De los titulados, aproximadamente un tercio ingresa a ejercer en el sistema escolar al año siguiente del egreso, aunque con una alta tasa de deserción en los primeros 5 años.

La política de formación inicial docente debe avanzar hacia un sistema que seleccione a los mejores estudiantes para las carreras de pedagogía para el conjunto de las instituciones de educación superior, debiendo, para ello, aplicar procesos de selección vía Prueba de Selección Universitaria (PSU) o los mejores promedios de notas de educación media o modelos de detección de talentos y vocaciones (propedéuticos), pudiendo utilizar una combinación de ellos.

2.Mejorar la información disponible en el sistema de formación inicial en relación a la evaluación diagnóstica para la formación inicial docente.

El año 2008, la Evaluación Inicia tenía por propósito generar un instrumento para retroalimentar a las instituciones vinculadas con la Formación Inicial Docente (FID). El Decreto Supremo N° 96, de 2009, del Ministerio de Educación, que fija las líneas de acción del Programa Inicia refiere a la confección y aplicación de una Evaluación Diagnóstica para estudiantes de Pedagogía. Sin embargo, en la actualidad, la Evaluación Inicia presenta un gran obstáculo para concretar su cometido, pues por su carácter voluntario para los estudiantes y las instituciones, sus resultados no reflejan representativamente la realidad de la formación de las pedagogías en el país.

Por lo anterior, se establecerá un modelo de desarrollo de evaluación diagnóstica representativa y consistente con los proyectos nacionales de mejora de la formación inicial docente. Dicho modelo estará asociado a los estándares vigentes para la formación inicial de profesores, generando oportunidades para una buena gestión de la información que de ella derive, permitiendo, a su vez, retroalimentar a las instituciones responsables de su mejora de continua. Las principales medidas para esto son:

• Instalar en las carreras de pedagogía la cultura de la evaluación diagnóstica, al servicio de la mejora de los procesos de formación inicial.

• Generar información significativa para el fortalecimiento de la formación inicial docente.

• Aplicar de manera obligatoria la evaluación diagnóstica a todos los programas formadores de docentes.

• Perfeccionar los procesos de construcción de los instrumentos que conforman la referida evaluación.

3.Apoyar la inmersión de profesores principiantes en establecimientos educacionales por medio de la inducción.

Diversas investigaciones nacionales e internacionales demuestran consistentemente la relevancia de apoyar al profesor principiante en sus primeros años de docencia, ya que es un período crucial para mejorar los niveles de satisfacción y eficacia en su labor y para evitar su temprana deserción del sistema, que en Chile llega alrededor del 40%, al quinto año de ejercicio docente, según estudios elaborados por investigaciones de la Universidad de Chile.

El año 2005 una Comisión Experta instalada por el Ministerio de Educación, recomendó la creación de un sistema de inducción, idea que fue recogida el año 2010 por el “Panel de Expertos para una Educación de Calidad”.

El año 2006 el Ministerio de Educación, a través del Centro de Perfeccionamiento Experimentación e Investigaciones Pedagógicas (CPEIP) llevó a cabo un piloto de formación de mentores en colaboración con la Universidad Católica de Temuco. Posteriormente, el año 2008, se suma a la iniciativa la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso y el 2009 se incorporan las Universidades de Playa Ancha, de La Serena y Alberto Hurtado. En total se forman alrededor de 140 mentores. Paralelamente, el Programa Inglés Abre Puertas del Ministerio de Educación formó a una centena de profesores mentores en inglés.

4.Fortalecer el desarrollo profesional docente para promover el avance en la carrera profesional.

El desarrollo profesional docente se define como el proceso de formación y enriquecimiento permanente de las capacidades docentes y la adquisición crítica de conocimientos, habilidades y la inteligencia emocional que son parte esencial de un estilo profesional de pensar, planificar y actuar con niños, jóvenes y colegas en cada una de las etapas de la vida docente. Aunque se asocia con actualización curricular, sus objetivos son más amplios ya que “dependen mucho de los contextos escolares en que trabajan los docentes” (Ávalos, 2007).

La actividad profesional del docente se articula en torno al reconocimiento en la carrera docente, de un conjunto de actividades abordadas como un saber hacer, fundado y responsable, que en el marco de una comunidad educativa, contribuyen a resolver los desafíos. El conocimiento sobre el saber enseñar se reconoce como tal, relevando el protagonismo del docente en una organización que reconoce y estimula su liderazgo pedagógico con proyección en la comunidad. Sentada su capacidad de intervenir liderando procesos educativos, se promueve la valoración de su actividad profesional a la luz de su manejo del currículum y su apropiación, el aprendizaje de sus estudiantes, las necesidades sociales, institucionales y comunitarias en un contexto inclusivo, con expectativas de llevar adelante un proceso educativo que permita el desarrollo de las máximas potencialidades de todos y todas.

El nuevo sistema de formación en desarrollo que se establece en esta carrera, propone mejorar sus capacidades para el desarrollo de los procesos de enseñanza y aprendizajes de sus alumnos, reforzando, el ejercicio de su profesionalidad.

Lo anterior sugiere un diseño que atendiendo a diagnósticos específicos, levantados por los futuros Comités Locales de Desarrollo Profesional Docente del CPEIP, utilizando, además, la información que deviene de los procesos de certificación de la carrera, se proponga metas realizables y la generación de redes, que cubran escuelas y territorios, y sea liderado por docentes destacados.

Este último factor es crucial de sopesar. El país cuenta con una cultura incipiente de trabajo colaborativo, dificultada por un legado autoritario y lógicas de cuasi mercado en el sistema educativo; por lo que cabe recuperar la experiencia acumulada de iniciativas de aprendizaje entre pares, a fin de nutrir el nuevo diseño que transitará desde el modelo tradicional de formación en servicio (transmisión) hacia uno de desarrollo profesional transformativo.

5.Sistema de desarrollo profesional docente.

El sistema entrega a los docentes un marco explícito, conocido y motivador para el desarrollo profesional y personal, mejorando las condiciones para su formación inicial, el tránsito al ejercicio de la profesión y el ejercicio de la docencia, aportando de mejor manera a los objetivos buscados por el sistema educativo chileno. Considera tramos de desarrollo profesional, evolución de las remuneraciones y establece un sistema de apoyo para el avance en la carrera.

Criterios orientadores del sistema:

• Atraer a estudiantes con vocación y habilidades para la docencia.

• Incrementar la retención de docentes en el sistema escolar y parvulario.

• Reconocer el desempeño docente, valorando el mérito e impulsando el desarrollo continuo.

• Promover la distribución equitativa de los docentes en el sistema educativo.

• Reconocer y asegurar oportunidades de desarrollo profesional a las y los docentes.

• Vincular el desarrollo profesional de las y los docentes con las necesidades de los establecimientos educacionales y sus territorios.

• Mejorar las condiciones de ejercicio de la docencia.

• Incorporar a profesores de aula, educadoras de párvulos, educadoras diferenciales, profesores de la modalidad técnico profesional, en directa relación con los perfiles que se requieren para cada nivel.

• Incorporar de manera universal y obligatoria a los docentes que se desempeñan en el conjunto de establecimientos que reciben financiamiento público, salvo para los docentes que se encuentren a cinco años de jubilar, en cuyo caso podrán optar por permanecer en el sistema actual. Además, será obligatoria para todos aquellos que ingresan al ejercicio de la profesión docente en dichos establecimientos.

• Avanzar en la carrera abre oportunidades para que los docentes asuman otras responsabilidades y roles, en el establecimiento educacional.

• Implementar un sistema de formación para apoyar el avance del docente una vez que alcance un tramo de desarrollo profesional.

• Propender a un aumento en las remuneraciones y una evolución de las mismas, en línea con otras profesiones similares. El desempeño en establecimientos vulnerables incrementará las rentas del docente, cuando éste se encuentre en los tramos superiores de la carrera. Adicionalmente, ningún docente verá reducida sus remuneraciones por el ingreso a la carrera.

El ingreso al sistema de desarrollo profesional no significa aumentar los costos para los sostenedores y administradores.

III. OBJETIVOS DEL PROYECTO

El objetivo de esta iniciativa legal apunta a establecer un Sistema de Desarrollo Profesional que propone fortalecer las capacidades profesionales docentes, en el contexto de una trayectoria conocida y estimulante, para mejorar sus capacidades de conducción y desarrollo en los procesos de enseñanza y aprendizaje en el aula y mejorar la calidad de la educación que reciben nuestras niñas y niños.

Para avanzar en este propósito, el proyecto aborda tres dimensiones de la profesión, necesarias para la excelencia en el ejercicio profesional docente:

1.Asegurar la calidad de la formación inicial de los docentes

Este proyecto busca establecer una regulación más exigente para la formación inicial de los profesionales de la educación, tanto respecto de las instituciones que podrán impartir las carreras de pedagogías, como de los programas así como de los requisitos de selectividad de los estudiantes que podrán acceder a matricularse en dichas carreras.

Al efecto, para impartir carreras de pedagogía y otorgar títulos profesionales de Profesores(as) o Educadores(as), las universidades deberán contar con la acreditación institucional y de sus respectivos programas y carreras de pedagogías.

Se considera aplicar de manera obligatoria una evaluación diagnóstica en el cuarto año de la carrera, a fin de obtener información sobre el proceso formativo que llevan a cabo las universidades, que permita identificar las fortalezas y debilidades de aquel y establecer una política para la mejora continua de la mallas curriculares y programas de formación de profesores y profesoras.

Asimismo, se aumenta selectividad considerando una combinación de puntaje Prueba de Selección Universitaria promedio (Lenguaje y Matemáticas), como expresión del rendimiento estándar del estudiante y su promedio de notas de egreso de enseñanza media, como indicador de rendimiento en contexto local. Ambos criterios han probado ser predictores satisfactorios de éxito académico en la Educación Superior. No obstante, la combinación exige cumplir uno de los dos requisitos; el uso único de puntajes Prueba de Selección Universitaria o de promedio de notas como requisito de ingreso, podría conllevar consecuencias demasiado severas sobre la matrícula promedio de ingreso anual.

De manera complementaria, avanza a establecer modelos de captación temprana de jóvenes con intereses y talentos pedagógicos, de manera de enriquecer los procesos de incorporación de estudiantes de pedagogía y el reconocimiento de las capacidades de desarrollo de la formación docente temprana.

2.Apoyar la inserción laboral de los profesionales de la educación.

Se establece y regula un sistema de inducción para profesores principiantes, apoyado a través de mentorías, y orientado a desarrollar su autonomía profesional y a facilitar su inserción en las comunidades educativas que adscriben al sistema de desarrollo profesional docente.

Con lo anterior esta iniciativa recoge una política destinada a:

- Generar dispositivos de acompañamiento a la construcción temprana de la profesionalidad docente.

- Incidir sustantivamente en la disminución del porcentaje de deserción del sistema escolar de los profesores principiantes.

3.Desarrollo permanente de políticas de formación para el desarrollo profesional de los docentes.

Con esta iniciativa se pretende modernizar el concepto de formación y perfeccionamiento basada en la concepción tradicional de instrumentos y destinada a obtener un beneficio pecuniario, a una nueva formación para el desarrollo profesional enfocada a fortalecer las capacidades profesionales docentes, en el contexto de un sistema de desarrollo profesional, para mejorar sus capacidades de guiar y dirigir los procesos de enseñanza y aprendizaje de los alumnos y reforzar el ejercicio de su profesionalidad.

4.Creación de un Sistema de Desarrollo Profesional Docente.

El proyecto instala un sistema de desarrollo profesional docente que promueve el avance de los profesionales de la educación hasta un nivel esperado de experiencia, competencias y conocimientos y, a su vez, ofrece una trayectoria profesional atractiva en la función de aula.

El sistema distingue dos fases de dicho desarrollo, para ello, el desarrollo profesional docente está estructurado en tres tramos que culminan con el nivel de desarrollo esperado para un buen ejercicio de la docencia y, en dos tramos de carácter voluntario para aquellos docentes que, una vez alcanzado el nivel esperado, deseen potenciar su desarrollo profesional.

El ingreso al sistema de desarrollo profesional y de avance de un tramo al siguiente se realiza mediante un proceso de certificación, el cual utiliza dos instrumentos, una prueba que evalúa los conocimientos disciplinarios y un portafolio enriquecido que registra evidencias sobre sus competencias pedagógicas.

El tramo inicial es la etapa de ingreso al sistema de desarrollo profesional docente, y el profesional que no logra avanzar al tramo siguiente transcurridos dos procesos de certificación, deberá abandonar el sistema y ser desvinculado.

El tramo temprano es la etapa intermedia del desarrollo profesional docente y los docentes que, en la certificación del tramo de desarrollo inicial destaquen en su certificación, podrán saltarse este tramo temprano, pasando directamente al tramo de desarrollo avanzado.

El tramo avanzado es la etapa óptima del desarrollo profesional docente, al que podrán acceder los profesionales de la educación y que acredita experiencia, competencias pedagógicas y conocimientos disciplinarios deseados para un buen ejercicio profesional docente. Las y los docentes que alcancen este nivel de desarrollo, tendrán la posibilidad de acceder a cargos directivos y a otras oportunidades de desarrollo profesional, como profesor mentor, curriculista, jefaturas de equipo de profesionales, entre otros.

Para aquellos docentes de aula que, una vez alcanzado el tramo de desarrollo profesional avanzado, deseen continuar progresando en la carrera, se crean dos tramos de desarrollo adicional y voluntarios, cuya certificación será de carácter voluntario: tramo de desarrollo superior y tramo de desarrollo experto.

Podrán acceder al tramo superior quienes cuenten con una experiencia, competencias pedagógicas y conocimientos disciplinarios por sobre lo deseado para un buen ejercicio profesional docente.

Finalmente podrán acceder al tramo experto quienes cuenten con una experiencia, competencias pedagógicas y conocimientos disciplinarios de excelencia para el ejercicio profesional docente.

5.Aumento de las Horas no Lectivas.

Finalmente, el proyecto de ley establece un aumento gradual de las horas no lectivas para los contratos docentes, condición indispensable para mejorar las condiciones de trabajo de los docentes y avanzar a una educación de calidad.

IV. CONTENIDO DEL PROYECTO1. Modificaciones al decreto con fuerza de ley N°1 de 1997, del Ministerio de Educación.

Ante todo, la iniciativa modifica el párrafo “Formación y perfeccionamiento” reemplazando la formación y perfeccionamiento ahí regulados, por una nueva formación profesional centrada en las necesidades del profesional para su desarrollo y las asociadas al proyecto educativo institucional y plan de mejoramiento, si procede. Crea, además el registro de programas y cursos para acceder al pago de la asignación de perfeccionamiento, en un sistema de certificación de calidad y pertinencia de cursos o programas que impartan universidades u otras instituciones públicas o privadas.

Enseguida introduce un nuevo Título II, para establecer un Sistema de Inducción para el profesional principiante. Este regula el proceso de inducción, los requisitos para acceder a él, las obligaciones del docente principiante, y la asignación de inducción; la mentoría, los requisitos para ser mentor, el pago a los mentores, sus obligaciones, y la implementación de dichos procesos.

A continuación agrega un nuevo Título III que crea el nuevo Sistema de Desarrollo Profesional Docente, y lo regula, determinando los tramos que lo componen, los requisitos que permiten acceder a ellos y avanzar dentro del sistema, el sistema de evaluación de logros y el proceso de certificación que habilita acceder a un determinado tramo, las causales de salida del sistema, y la forma en se implementará dicho sistema.

Luego, se introducen adecuaciones al actual Título III, que pasa a ser nuevo Título IV, con objeto de establecer nuevas regulaciones de las contratas y el nuevo régimen de asignaciones, un aumento de las horas no lectivas y otras necesarias para el funcionamiento del nuevo Sistema de Desarrollo Profesional.

Adicionalmente, adecua el Título IV, que pasa a ser Título V “Del contrato de los profesionales de la educación en el sector particular”, a fin de regular la aplicación del Sistema de Desarrollo Profesional, a los docentes que se desempeñen en el sector particular subvencionado o en establecimientos regidos por el decreto ley N°3.166, de 1980.

Finamente, se introduce un nuevo Título VI, que regula la aplicación del Sistema de Inducción y el Sistema de Desarrollo Profesional a los profesionales de la educación que se desempeñen en establecimientos de educación parvularia que se financian con aportes regulares del Estado para su operación y funcionamiento.

2. Modificaciones a otras normas, necesarias para la implementación del nuevo sistema de desarrollo profesional y los nuevos requisitos para formación inicial docente.

Particularmente, se modifica la Ley N° 20.129 que establece un Sistema Nacional de Aseguramiento de la Calidad de la Educación Superior, en lo relativo a las exigencias para impartir carreras de pedagogía; el artículo 46 letra g) del Decreto con Fuerza de Ley Nº 2, de 2010, del Ministerio de Educación; el Decreto con Fuerza de Ley Nº 2, de 1998, del Ministerio de Educación; las leyes N° 19.278, 19.504, 19.410, 19.715 y 19.933; el decreto con fuerza de ley N°2, de 2002, del Ministerio de Educación, y se deroga el decreto con fuerza de ley N°1, de 2002, del Ministerio de Educación, referidos a la Red Maestros de Maestros y la Asignación de Excelencia Pedagógica.

3. Disposiciones transitorias.

Establece disposiciones para la regulación del ingreso al sistema de inducción y desarrollo profesional de todos los profesionales de la educación que se desempeñan en los establecimientos de enseñanza parvularia, básica y media del sector municipal, como asimismo, de aquellos que se desempeñan en establecimientos que imparten educación parvularia que se financian con aportes regulares del Estado para su operación y funcionamiento.

Finalmente, solicita al Congreso de la República la delegación de la facultad para dictar un decreto con fuerza de ley que permita adecuar el Sistema de Desarrollo Profesional que se propone en este proyecto de ley a la Junta Nacional de Jardines Infantiles.

En mérito de lo expuesto someto a su consideración el siguiente

PROYECTO DE LEY:

“ARTÍCULO PRIMERO.-Introdúcense las siguientes modificaciones al decreto con fuerza de ley Nº 1, de 1997, del Ministerio de Educación, que fija el texto refundido, coordinado y sistematizado de la ley N° 19.070:

1)Intercálase, a continuación de la expresión Título I Normas Generales, y antes del artículo 1°, las siguientes expresiones “Párrafo I” y “Ámbito de Aplicación”.

2)Modifícase el artículo 2° en el siguiente sentido:

a)Reemplázase, en el inciso primero la frase “o Institutos profesionales” por la expresión “y”.

b)Agrégase el siguiente inciso segundo:

“Del mismo modo, tienen la calidad de profesionales de la educación las personas que estén posesión de un título de profesor(a) o educadora (a), concedido por Institutos Profesionales reconocidos por el Estado, de conformidad a las normas vigentes al momento de su otorgamiento.”.

3)Elimínase la expresión “Título II Aspectos Profesionales”.

4)Sustitúyese la expresión “Párrafo I” por “Párrafo II”, pasando los actuales párrafos II, III y IV del Título II, a ser párrafos III, IV y V del Título I.

5)Reemplázase en el artículo 5° inciso segundo, el número “III” por “IV”.

6) Modifícase el artículo 7° en el siguiente sentido:

a) Sustitúyese en el inciso primero la expresión “final” por “cuarto”.

b) Reemplázase en el inciso tercero, la referencia al artículo “19” por “19 bis”.

7)Reemplázase la actual denominación del Párrafo II del Título II, que ha pasado a ser III del Título I, por la siguiente:

“Párrafo III

Formación para el Desarrollo de los Profesionales de la Educación.”.

8)Reemplázase el artículo 10 por el siguiente:

“Artículo 10: La formación de los profesionales de la educación corresponderá a las universidades acreditadas, cuyas carreras y programas de pedagogía también cuenten con acreditación, de conformidad a la ley.”.

9)Reemplázase el artículo 11 por el siguiente:

“Artículo 11: Los profesionales de la educación tienen derecho a la formación para su desarrollo profesional.

Su objetivo es contribuir al mejoramiento continuo del desempeño profesional de los docentes, mediante la actualización de conocimientos disciplinarios y pedagógicos, vinculados a su formación y desarrollo profesional, el dominio de los instrumentos curriculares vigentes, y la adquisición de nuevas metodologías y técnicas que signifiquen un mejor cumplimiento de sus funciones.

Esta formación considerará la función que desempeñe el profesional respectivo y sus necesidades de desarrollo profesional; aquellas asociadas al proyecto educativo institucional, al plan de mejoramiento educativo, si procede, al respectivo establecimiento educacional, y al territorio donde se emplaza.”.

10)Reemplázase el artículo 12 por el siguiente:

“Artículo 12: Los sostenedores de establecimientos educacionales regidos por el decreto con fuerza de ley Nº 2, de 1998, del Ministerio de Educación, como los administradores de los establecimientos regidos por el decreto ley Nº 3.166, de 1980, podrán colaborar con la formación para el desarrollo profesional de los docentes que se desempeñen en sus respectivos establecimientos.”.

11) Introdúcese un nuevo artículo 12 bis del siguiente tenor, adecuándose la numeración correlativa de los siguientes:

“Artículo 12 bis: El Ministerio de Educación, a través de su Centro de Perfeccionamiento, Experimentación e Investigaciones Pedagógicas, en adelante indistintamente “el Centro”, colaborará al desarrollo de los profesionales de la educación ejecutando programas, cursos o actividades de formación, como también, otorgando becas para éstos.

El diseño e implementación de estos programas, cursos o actividades deberá considerar los requerimientos de formación derivados del desarrollo profesional docente, los resultados del proceso de certificación establecido en el Título III y los resultados del sistema de evaluación establecido en el artículo 70 de esta ley.”.

12) Introdúcese un nuevo artículo 12 ter del siguiente tenor:

“Artículo 12 ter: El Centro podrá certificar cursos o programas que impartan instituciones públicas o privadas, con el objeto de garantizar su calidad y pertinencia para la formación para el desarrollo profesional docente, inscribiéndolos en el registro público que llevará al efecto, siempre que cumplan con los siguientes requisitos:

a)Que la institución solicitante acredite contar con los profesionales y recursos materiales necesarios para impartir el curso o programa que propone; y

b)Que cuente con una metodología adecuada y objetivos consistentes y pertinentes para la formación profesional docente.

Sin perjuicio de lo señalado en el inciso anterior, en caso que la certificación sea solicitada por una institución distinta de una universidad acreditada de conformidad a la ley, ésta deberá demostrar además:

i)Que cuenta con experiencia en la formación de profesionales de la educación; y

ii)Que cuenta con la debida experticia en la o las disciplinas relacionadas a los cursos o programas que se propone impartir.

La certificación de los cursos o programas tendrá una vigencia de cinco años contados desde la notificación de la resolución que la concedió. Cumplido este plazo, sin que la institución haya obtenido la renovación, dichos programas y cursos deberán ser eliminados del registro señalado en el primer inciso.”.

13)Introdúcese un nuevo artículo 12 quáter del siguiente tenor:

“Artículo 12 quáter: Corresponderá al Centro mantener un sistema de seguimiento de los cursos o programas que haya certificado. Para ello las instituciones estarán obligadas a entregar la información que el Centro solicite respecto de su funcionamiento y la ejecución de los cursos o programas, la nómina de profesionales de la educación que se hayan matriculado, su porcentaje de asistencia y los resultados obtenidos en sus evaluaciones finales, indicando su aprobación o reprobación.”.

14) Modifícase el artículo 12 bis, que ha pasado a ser artículo 12 quinquies, en el siguiente sentido:

a) Reemplázase la oración “revocación de la inscripción del curso, programa o actividad de perfeccionamiento de que se trate, o pérdida de la acreditación a que se refiere el artículo anterior, cuando corresponda, por incumplimiento de las condiciones de ejecución de los cursos o actividades presentadas al momento de la inscripción del curso, programa o actividad respectiva” por la siguiente: “o pérdida de la certificación a que se refiere el presente párrafo, cuando corresponda, por incumplimiento de las condiciones de ejecución de los programas o cursos consideradas y aprobadas para la respectiva certificación”.

b) Introdúcese un nuevo inciso segundo del siguiente tenor:

“De aplicarse la sanción de pérdida de la certificación, el Centro deberá cancelar la inscripción en el registro, establecido en el artículo 12 ter de esta ley, del respectivo curso o programa de formación de la institución infractora, informándose de este hecho en el mismo registro. En lo no regulado previamente, se aplicará supletoriamente la ley 19.880.”.

15) Reemplázase el artículo 13 por uno del siguiente tenor:

“Artículo 13: Los profesionales de la educación que postulen a los programas, cursos y actividades de formación para el desarrollo que imparta el Centro, como también, los que postulen a sus becas, en ambos casos, de acuerdo a los cupos que se determine en su presupuesto, deberán cumplir con los siguientes requisitos:

a)Trabajar en un establecimiento educacional subvencionado de conformidad al decreto con fuerza de ley Nº 2, de 1998, del Ministerio de Educación, o regido por el decreto ley N°3.166, de 1980;

b)Contar con el patrocinio del sostenedor o administrador del establecimiento en que se desempeña, en el caso que las actividades, programas o cursos se efectúen fuera del respectivo local escolar o durante la jornada laboral;

c)El patrocinio a que se refiere el literal anterior, deberá ser siempre otorgado cuando se trate de cursos, programas o actividades de formación para el desarrollo que sean de carácter general para todos los profesionales de la educación y cuando digan relación con los programas y proyectos educativos del establecimiento;

d)Estar aceptado en alguno de los programas, cursos o actividades de formación para el desarrollo, inscrito en el Registro señalado en el artículo 12 ter, y

e)En el caso de los postulantes a beca, junto con la solicitud, deberán contraer el compromiso de laborar en el establecimiento patrocinante durante el año escolar siguiente. Con todo, si la beca se realizare durante los dos primeros meses del año, el compromiso de permanencia se referirá al año respectivo.

Los criterios de prioridad para seleccionar a estos postulantes deberán considerar, especialmente, las siguientes circunstancias:

1)Trabajar en un establecimiento con alta concentración de alumnos prioritarios, de acuerdo a lo establecido en el inciso segundo del artículo 50 de esta ley;

2)Estar contratado en un establecimiento educacional que se encuentre bajo el promedio nacional del sistema de evaluación regulado en los párrafos 2º y 3º del Título II de la ley Nº 20.529;

3)El grado de relación entre la función que ejerce el profesional en el establecimiento y los contenidos del programa al cual postula, y

4)El aporte que puedan realizar el establecimiento patrocinador o el propio postulante para el financiamiento del programa o beca al cual postula.

Las postulaciones a los programas, cursos, actividades o becas serán presentadas a través de un mecanismo que disponga el Centro, institución encargada de la evaluación y selección de los postulantes, de acuerdo a los procedimientos que establezca el reglamento.”.

16) Agrégase a continuación del artículo 13, el siguiente artículo 13 bis nuevo:

“Artículo 13 bis: Un reglamento dictado por el Ministerio de Educación desarrollará las materias establecidas en el presente párrafo.”.

17)Intróducese a continuación del artículo 18 el siguiente Título II, nuevo:

“TÍTULO II

Del Proceso de Inducción y Mentoría.

Párrafo I

Del Proceso de Inducción al Ejercicio Profesional Docente.

Artículo 18 A: La inducción es un proceso que tiene por objeto apoyar y acompañar a un docente principiante para facilitar su inmersión en el ejercicio profesional y la cultura escolar. Es un proceso que ocurre al inicio de su desarrollo profesional, en un determinado establecimiento, siempre que dicho docente cumpla con los requisitos establecidos en el artículo 18 C de la presente ley.

Este proceso será voluntario y tendrá una duración de hasta diez meses dentro de un año lectivo, durante el cual el docente principiante será acompañado y apoyado por un docente denominado “mentor” que, para estos efectos, le será asignado, de conformidad a lo dispuesto en el párrafo siguiente.

Artículo 18 B: Se entenderá por “docente principiante” aquel profesional de la educación que no ha ejercido la función docente de conformidad al artículo 6º de la presente ley o la ha desempeñado por un lapso inferior a 10 meses.

Artículo 18 C: Podrán optar al proceso de inducción señalado en los artículos anteriores, aquellos docentes principiantes que acrediten el cumplimiento de los siguientes requisitos:

a)Estar en posesión de un título profesional de profesor(a) o educador(a), de conformidad a lo dispuesto en el artículo 2º de la presente ley;

b)No estar inhabilitado para el ejercicio de la profesión, de acuerdo a lo dispuesto en el artículo 4° de esta ley;

c)Estar contratado para desarrollar funciones de aquellas señaladas en el artículo 6º de la presente ley en un establecimiento regido por el decreto con fuerza de ley N° 2, de 1998, del Ministerio de Educación, o por el decreto ley Nº 3.166, de 1980; y

d)Que en su respectivo contrato se estipule una jornada semanal por un mínimo de 15 horas y un máximo de 38 horas, por el período en que se desarrolle el respectivo proceso de inducción.

Artículo 18 D: Corresponderá al Centro de Perfeccionamiento, Experimentación e Investigaciones Pedagógicas administrar los procesos de inducción de docentes principiantes, coordinar con los sostenedores o administradores la ejecución de los mismos y supervigilar la labor de los docentes mentores.

Asimismo, implementará o certificará programas de formación de mentores, cursos y actividades conducentes a la formación continua de éstos, de conformidad a lo establecido en el artículo 11 y siguientes de la presente ley.

Artículo 18 E: Para los efectos de lo establecido en los artículos anteriores, el Centro administrará un sistema nacional de postulación a los cupos que se establezcan anualmente para el proceso de inducción de docentes principiantes.

El Centro, en virtud de la información que reciba, previa revisión del cumplimiento de los requisitos legales, y conforme los criterios de prioridad establecidos en el artículo 18 F, asignará los cupos de los procesos de inducción que ofrezca.

El número de cupos para docentes principiantes en proceso de inducción será fijado anualmente en la respectiva Ley de Presupuestos.

Artículo 18 F: Los cupos para los procesos de inducción serán asignados, en el orden establecido a continuación, a los docentes principiantes que cumplan con lo establecido en el artículo 18 C, de acuerdo a los siguientes criterios:

a)Concentración de alumnos prioritarios en el respectivo establecimiento, privilegiando al que se desempeñe en los de mayor concentración, de acuerdo a lo dispuesto en el inciso segundo del artículo 50 de la presente ley;

b)El nivel de rendimiento del respectivo establecimiento según el sistema de evaluación regulado en los párrafos 2º y 3º del Título II de la ley Nº 20.529, priorizando a los que trabajen en los de más bajo desempeño, y

c)Número de horas del respectivo contrato, priorizando a los de mayor número.

Una vez finalizado el proceso de postulación, el Centro dictará una resolución en la que se indiquen los postulantes seleccionados, conjuntamente con el docente mentor que lo acompañará y apoyará en su respectivo proceso, de conformidad a lo establecido en el párrafo siguiente.

Artículo 18 G: El docente principiante que haya sido seleccionado para desarrollar el proceso de inducción, previo a su inicio, deberá firmar un convenio con el Centro, en el cual se establecerán a lo menos las siguientes obligaciones:

a)Cumplir su respectivo plan de mentoría, establecido en el artículo 18 K de la presente ley;

b)Dedicar al menos 6 horas semanales promedio exclusivamente para el desarrollo de actividades propias del proceso de inducción;

c)Participar en las evaluaciones del proceso de inducción que realice el Centro;

d)Asistir a las actividades convocadas por el Centro, que se encuentren directamente vinculadas al proceso de inducción; y

e)Entregar la información oportuna y fidedigna que solicite el Centro sobre las actividades realizadas durante el proceso de inducción.

Sin perjuicio de lo anterior, el reglamento señalado en el artículo 18 T de la presente ley, regulará las obligaciones señaladas previamente, estableciendo otras necesarias para el correcto desarrollo del proceso.

Artículo 18 H: Los docentes principiantes, mientras realicen el proceso de inducción, tendrán derecho a percibir una asignación de inducción, correspondiente a un monto mensual de $81.054.-, financiado por el Ministerio de Educación, el que se pagará por un máximo de 10 meses.

Esta asignación será imponible, tributable, no servirá de base de cálculo de ninguna otra remuneración, y se reajustará en la misma oportunidad y porcentaje en que se reajusten las remuneraciones del sector público.

Artículo 18 I: Previa audiencia del interesado, el Centro, mediante resolución fundada, decretará la pérdida de la asignación de inducción, poniéndose término al respectivo proceso, de aquellos docentes principiantes que:

a)Sean desvinculados del establecimiento en que se desempeñaban y para el cual desarrollaban el proceso de inducción, o

b)Incumplan gravemente sus obligaciones establecidas en el convenio regulado en el artículo 18 G de la presente ley.

Párrafo II

De la Mentoría para Docentes Principiantes.

Artículo 18 J: Se entenderá por “docente mentor” aquel profesional de la educación inscrito en el respectivo registro, que cuenta con una formación específica para conducir el proceso de inducción al inicio del ejercicio profesional de los docentes principiantes

Un docente mentor podrá tener hasta un máximo de tres profesionales de la educación principiantes a su cargo.

Artículo 18 K: El docente mentor deberá diseñar, ejecutar y evaluar un plan de mentoría, el que consistirá en un conjunto sistemático de actividades relacionadas directamente con el objeto del proceso de inducción, metódicamente organizadas y que serán desarrolladas bajo su supervisión, durante el desarrollo de aquel proceso.

Este plan deberá considerar, a lo menos, la planificación de las actividades de aula del respectivo docente principiante y visitas periódicas del docente mentor a ellas; la realización de reuniones periódicas entre el docente mentor y el docente principiante a su cargo, en las cuales se analicen y evalúen las actividades del plan; la evaluación de la aplicación de los dominios establecidos en el artículo 19 J de la presente ley y la asistencia a actividades que desarrolle el Centro para los procesos de inducción.

El Centro pondrá a disposición de los docentes mentores diversos modelos de planes de mentoría.

El reglamento establecido en el artículo 18 T de la presente ley desarrollará y establecerá las demás actividades que deberá contemplar este plan.

Artículo 18 L: Los profesionales de la educación que cumplan con lo establecido en este título, podrán desempeñarse como docentes mentores siempre que, previamente, estén inscritos en el registro de mentores, y posteriormente sean designados en alguno de los cupos para procesos de inducción que ofrezca el Centro de conformidad al artículo 18 N.

El Centro llevará el registro público de mentores que señala el inciso anterior, debiendo actualizarlo permanentemente.

Artículo 18 M: Los profesionales de la educación podrán solicitar su inscripción en el registro establecido en el artículo anterior, previo cumplimiento de los siguientes requisitos:

a)Haber aprobado un curso o programa de formación para estos efectos, de aquellos impartidos o certificados por el Centro, de conformidad a los artículos 11 y siguientes de la presente ley;

b) Encontrarse certificado en el tramo avanzado del desarrollo profesional docente, de conformidad a lo dispuesto en el Título III de la presente ley;

c)Contar con a lo menos seis años de experiencia profesional en el desempeño de la función docente, según lo establecido en el artículo 6º de la presente ley;

d)No tener un resultado vigente básico o insatisfactorio en el sistema de evaluación establecido en el artículo 70 de la presente ley; y

e) En el caso de desempeñarse en un establecimiento particular regido por el decreto con fuerza de ley Nº 2, de 1998, del Ministerio de Educación, deberá contar con una recomendación por escrito de su respectivo sostenedor.

Artículo 18 N: Los cupos de procesos de inducción serán asignados por el Centro, a los docentes mentores con inscripción vigente en el registro, que cumplan los siguientes requisitos:

a)Tener su domicilio en una comuna que le permita desarrollar el proceso de inducción al respectivo docente principiante, en los términos que establezca el reglamento referido en el artículo 18 T, y

b)Impartir docencia en el mismo nivel de enseñanza del respectivo docente principiante.

En caso que, por la aplicación de los criterios anteriores, sea posible designar más de un docente mentor a un determinado docente principiante, se preferirá a los siguientes:

i)Los profesionales de la educación que obtengan una evaluación destacada en la dirección de procesos de inducción previamente desarrollados, de conformidad a lo establecido en el artículo 18 Q de la presente ley;

ii)Los profesionales de la educación que cuenten con grados universitarios de magíster o doctor, pertinentes al proceso de inducción, y

iii)Los profesionales de la educación que cuenten con mayor experiencia en la función docente, de conformidad a lo establecido en el artículo 6º de esta ley.

El Centro, de conformidad al reglamento establecido en el artículo 18 T de la presente ley, desarrollará los criterios previamente señalados y establecerá las ponderaciones que correspondan a éstos para la asignación de cupos, que se realizará en la oportunidad señalada en el inciso segundo del artículo 18 F de la presente ley.

Artículo 18 Ñ: El profesional de la educación que sea asignado en alguno de los cupos de procesos de inducción deberá, previo a su inicio, aceptar desempeñar la función de docente mentor suscribiendo un convenio con el Centro, en el cual se deberán estipular, a lo menos, las siguientes obligaciones:

a)Diseñar, ejecutar y evaluar el plan de mentoría para cada docente principiante que se le asigne;

b)Mantener una comunicación permanente con quienes desempeñen la función docente-directiva en el o los establecimientos educacionales donde ejerzan el o los docentes principiantes a su cargo;

c)Participar en las actividades que desarrolle el Centro, vinculadas al proceso de inducción;

d)Colaborar con el Centro en la supervigilancia del proceso de inducción que éste realice, y

e)Entregar oportunamente al Centro la información que le sea requerida.

A este convenio se deberá adjuntar el o los planes de mentoría que corresponda, los que se entenderán parte integrante de él, para todos los efectos legales. Asimismo, este deberá contemplar la pérdida del derecho a percibir las respectivas cuotas de los honorarios de mentoría, en caso que el docente principiante pierda el proceso de inducción.

Si un docente mentor designado no suscribe el convenio, dentro del plazo de diez días hábiles, contado desde la notificación de la respectiva resolución, se entenderá, para todos los efectos legales, que ha rechazado ejercer la mentoría para el respectivo docente principiante. En este caso, el Centro podrá convocar a la suscripción del convenio a un docente mentor disponible, de acuerdo a los criterios del artículo 18 N, y que cumpla con los requisitos legales, quien, a su vez, deberá suscribir el convenio dentro del mismo plazo señalado en este inciso, y así sucesivamente.

Sin perjuicio de lo anterior, el reglamento señalado en el artículo 18 T de la presente ley, desarrollará las obligaciones indicadas previamente, estableciendo otras necesarias para el desarrollo del proceso.

Artículo 18 O: El docente mentor, por cada docente principiante que acompañe y apoye, tendrá derecho a percibir unos honorarios por sus servicios, que se deberán estipular en el convenio señalado en el artículo anterior, los que ascenderán a $1.105.280.-, pagados por el Ministerio de Educación, en hasta diez cuotas mensuales.

Los honorarios señalados en el inciso anterior se reajustarán anualmente, en la misma oportunidad y porcentaje que las remuneraciones del sector público.

Artículo 18 P: En aquellas zonas del territorio nacional en que no sea posible asignar docentes mentores de conformidad a las reglas anteriores, el Centro podrá implementar programas y actividades especiales para apoyar la adecuada inmersión profesional de los docentes principiantes.

Artículo 18 Q: El Centro evaluará el desempeño de los docentes mentores, para lo cual diseñará e implementará un sistema de evaluación de los procesos de inducción.

Dicho sistema deberá considerar, a lo menos, lo siguiente:

a)El cumplimiento de los respectivos planes de mentoría;

b)La correcta vinculación de los docentes mentores con quienes desempeñen la función docente-directiva en los establecimientos en que se desarrolla la mentoría, y

c)La evaluación que hará el docente principiante a su respectivo docente mentor, conforme las pautas que para estos efectos establezca el reglamento.

Asimismo, el Centro podrá requerir al director del establecimiento en que se haya desarrollado el respectivo proceso de inducción una evaluación de éste.

Artículo 18 R: Previa audiencia del interesado, el Centro, mediante resolución fundada, dispondrá el término del proceso de inducción y, asimismo, la pérdida del derecho a percibir las cuotas de los honorarios de mentoría, de aquellos docentes mentores que:

a)Incumplan gravemente sus obligaciones establecidas en el convenio regulado en el artículo 18 Ñ de la presente ley;

b)Sean evaluados insatisfactoriamente en su función, de conformidad a lo establecido en el artículo anterior, o

c)Sean evaluados en un nivel insatisfactorio o básico, de conformidad a lo establecido en el artículo 70 de la presente ley.

Asimismo, se excluirá del registro público de mentores a los profesionales que incurran en alguna de las circunstancias anteriores. El docente excluido podrá solicitar su reinscripción una vez transcurrido el plazo de tres años de notificada la resolución respectiva, siempre que cumpla con los requisitos legales para ello.

Por su parte, de aplicarse dicha medida, el Centro deberá asignar un nuevo docente mentor al docente principiante respectivo, por el tiempo que falte para el término de su proceso de inducción, a quien le corresponderán las restantes cuotas de los honorarios de mentoría.

Párrafo III

Otras Disposiciones.

Artículo 18 S: Los sostenedores o administradores, según corresponda, de establecimientos educacionales cuyos docentes principiantes o mentores desarrollen el proceso de inducción regulado en el presente título, deberán otorgar las facilidades que correspondan para el cumplimento de sus respectivas obligaciones.

Artículo 18 T: Un reglamento dictado por el Ministerio de Educación, y suscrito por el Ministro de Hacienda, desarrollará las materias reguladas en el presente título.”.

18)Introdúcese el siguiente Título III nuevo, pasando el actual Título III a ser IV:

“TITULO III

Del Desarrollo Profesional Docente.

Párrafo I

Aspectos Generales del Desarrollo Profesional Docente.

Artículo 19: El presente título regulará el desarrollo profesional docente, el que consistirá en un sistema progresivo de avance en la experiencia profesional y certificación de competencias pedagógicas y conocimientos disciplinarios de aquellos profesionales de la educación señalados en el inciso siguiente, y que se estructurará en base a tramos que reflejan dicho avance.

El desarrollo profesional docente regulado en el presente título se aplicará a los profesionales de la educación que se desempeñen en los establecimientos educacionales regidos por el decreto con fuerza de ley N° 2, de 1998, del Ministerio de Educación; los regulados por el decreto ley Nº 3.166, de 1980 y a los que ocupan cargos directivos y técnicos-pedagógicos en los Departamentos de Administración Educacional de cada Municipalidad, o de las Corporaciones Educacionales creadas por éstas.

Artículo 19 A: El objeto del desarrollo profesional docente será promover el avance de los profesionales de la educación hasta un nivel esperado de experiencia, competencias y conocimientos y, a su vez, ofrecer una trayectoria profesional atractiva en la función de aula. Se distinguirán dos fases de dicho desarrollo, para lo primero, el desarrollo profesional docente estará estructurado en tres tramos que culminan con el nivel de desarrollo esperado para un buen ejercicio de la docencia; y, para lo segundo, en dos tramos de carácter voluntario para aquellos docentes que, una vez alcanzado el nivel esperado, deseen potenciar su desarrollo profesional.

Artículo 19 B: Para los efectos de la presente ley, se entenderá por tramo una etapa del desarrollo profesional docente correspondiente a la experiencia y certificación de competencias pedagógicas y conocimientos disciplinarios, de los docentes señalados en el artículo 19, que los habilita a percibir asignaciones y ejercer funciones de conformidad a esta ley.

Asimismo, se entenderá por experiencia profesional docente los años de ejercicio profesional en las funciones docentes señaladas en el artículo 5º de la presente ley.

Artículo 19 C: Los tres tramos que conducen al nivel esperado del desarrollo profesional docente son los siguientes:

El tramo inicial es la etapa de ingreso al sistema de desarrollo profesional docente, de carácter temporal, que acredita una experiencia, competencias pedagógicas y conocimientos disciplinarios esperados para quien se inicia en el ejercicio profesional docente. La permanencia por, al menos, cuatro años en este tramo habilita a acceder a los tramos temprano y avanzado, según corresponda.

El tramo temprano es la etapa intermedia del desarrollo profesional docente, que acredita una experiencia, competencias pedagógicas y conocimientos disciplinarios que deben ser fortalecidos. La permanencia por, al menos, cuatro años en este tramo habilita a acceder al tramo avanzado.

El tramo avanzado es la etapa óptima del desarrollo profesional docente, al que podrán acceder los profesionales de la educación regidos por el presente Título, y que acredita experiencia, competencias pedagógicas y conocimientos disciplinarios deseados para un buen ejercicio profesional docente. Asimismo, habilitará para el ejercicio de las funciones que la ley establezca.

Artículo 19 D: Los tramos para potenciar el desarrollo profesional docente son los siguientes:

El tramo superior es una etapa voluntaria del desarrollo profesional docente, a la que podrán acceder quienes se encuentren en el tramo avanzado, por al menos cuatro años, y que cuenten con una experiencia, competencias pedagógicas y conocimientos disciplinarios por sobre lo deseado para un buen ejercicio profesional docente.

El tramo experto es una etapa voluntaria del desarrollo profesional docente, a la que podrán acceder quienes se encuentren en el tramo superior, por al menos cuatro años, y que cuenten con una experiencia, competencias pedagógicas y conocimientos disciplinarios de excelencia para el ejercicio profesional docente.

Artículo 19 E: Para efectos de lo establecido en los artículos anteriores, corresponderá al Centro la certificación de las competencias pedagógicas y conocimientos disciplinarios y que correspondan a cada tramo del desarrollo profesional docente, de conformidad al párrafo III del presente Título.

Asimismo, dictará la resolución que señale el tramo del desarrollo profesional docente que corresponda a los profesionales de la educación regidos por presente Título, de conformidad a sus años de experiencia profesional y la certificación que obtengan.

Artículo 19 F: Los profesionales de la educación que hayan accedido a los tramos temprano, avanzado, superior o experto, no retrocederán a tramos anteriores de su desarrollo profesional docente, independientemente del tipo de establecimiento educacional donde se desempeñe o la actividad que desarrolle.

Sin perjuicio de lo establecido en el inciso anterior, los profesionales de la educación que habiendo accedido a un tramo sean posteriormente contratados por un empleador cuyos dependientes no se rijan por las disposiciones del presente Título, quedarán sujetos a las normas laborales que regulen a dichos trabajadores.

Párrafo II

De la experiencia profesional

Artículo 19 G: Para acceder a los tramos del desarrollo profesional docente, los profesionales de la educación deberán cumplir con las exigencias de experiencia profesional señalada en los incisos siguientes.

Para acceder al tramo inicial, el profesional de la educación deberá contar con, a lo menos, 2 años de experiencia profesional docente.

Para acceder al tramo temprano, el profesional de la educación deberá contar con, a lo menos, 6 años de experiencia profesional docente.

Para acceder al tramo avanzado, el profesional de la educación deberá contar con, a lo menos, 6 años de experiencia profesional docente.

Para acceder al tramo superior, el profesional de la educación deberá contar con, a lo menos, 10 años de experiencia profesional docente.

Por último, para acceder al tramo experto, el profesional de la educación deberá contar con, a lo menos, 14 años de experiencia profesional docente.

Artículo 19 H: Para el solo efecto de acreditar los años de experiencia profesional docente de los profesionales de la educación, el Centro podrá requerir a los demás órganos de la Administración del Estado la información con la que cuenten, la que le deberá ser remitida oportunamente.

Con todo, el profesional de la educación siempre podrá solicitar a su respectivo sostenedor o administrador, según corresponda, la emisión de un documento donde acredite sus años de experiencia profesional docente bajo su dependencia. Dicho sostenedor estará obligado a emitirlo, dentro del plazo de cinco días hábiles.

Párrafo III

Del sistema de certificación de desarrollo profesional.

Artículo 19 I: Corresponderá al Centro administrar el sistema nacional de certificación de competencias pedagógicas y conocimientos disciplinarios.

Se certificarán las competencias y conocimientos correspondientes a las respectivas bases curriculares y el cumplimiento de estándares de desempeño profesional, los que se medirán de conformidad a los instrumentos señalados en el artículo 19 K de la presente ley.

Artículo 19 J: Los estándares de desempeño profesional serán desarrollados reglamentariamente, en base a los siguientes dominios:

a)La preparación de la enseñanza;

b)La creación de un ambiente propicio para el aprendizaje de los estudiantes;

c)La enseñanza para el aprendizaje de todos los estudiantes, y

d)Las responsabilidades profesionales propias de la labor docente.

Artículo 19 K: Para medir el cumplimiento de los estándares de desempeño profesional y el conocimiento de las bases curriculares, el Centro diseñará y ejecutará los siguientes instrumentos:

a)Una prueba escrita que medirá conocimientos disciplinarios, y

b)Un portafolio profesional de competencias pedagógicas que medirá la práctica de la función docente.

Artículo 19 L: Los instrumentos señalados en el artículo anterior se aplicarán, respecto del profesional de la educación, cada cuatro años, en la misma oportunidad que el sistema de evaluación establecido en el artículo 70 de la presente ley. Asimismo, se utilizará el instrumento portafolio profesional del mismo sistema de evaluación.

Corresponderá al Centro la coordinación de ambos sistemas.

Artículo 19 M: El resultado de la aplicación de los instrumentos señalados en el artículo anterior se expresará cuantitativamente en puntajes, los que permitirán elaborar una escala de categorías de logro profesional.

Los resultados de la prueba de conocimientos disciplinarios se ordenarán en cuatro categorías de logro profesional, de conformidad a la siguiente tabla:

Los resultados del portafolio profesional de competencias pedagógicas se ordenarán en cinco categorías de logro profesional, de conformidad a la siguiente tabla:

Artículo 19 N: Podrán rendir los instrumentos señalados en el artículo 19 K de la presente ley, aquellos profesionales de la educación que estén contratados o hayan ingresado a una dotación, según corresponda, para un establecimiento educacional cuyos docentes se rijan por el presente Título.

Artículo 19 Ñ: Deberán rendir los instrumentos del sistema nacional de certificación de competencias pedagógicas y conocimientos disciplinarios los profesionales de la educación que se encuentren en los tramos inicial y temprano del desarrollo profesional docente.

Con todo, aquellos que se encuentren en los tramos avanzado, superior y experto podrán rendir dichos instrumentos.

Sin perjuicio de lo anterior, deberán rendir dichos instrumentos los docentes que se encuentren en el tramo avanzado y que hayan obtenido la categoría de logro D en la prueba de conocimientos disciplinarios o la categoría de logro D en el portafolio profesional de competencias pedagógicas.

Artículo 19 O: Los profesionales de la educación que hayan rendido los instrumentos señalados en el artículo 19 K de la presente ley, según los resultados que obtengan, podrán acceder a los tramos del desarrollo profesional docente de conformidad a los incisos siguientes.

Podrán acceder al tramo inicial del desarrollo profesional docente los profesionales de la educación que obtengan las siguientes combinaciones de categorías de logro de profesional:

a)Categoría D en el portafolio profesional y categoría C en la prueba de conocimientos disciplinarios, o

b)Categoría C en el portafolio profesional y categoría D en la prueba de conocimientos disciplinarios.

Podrán acceder al tramo temprano del desarrollo profesional docente los profesionales de la educación que obtengan las siguientes combinaciones de categorías de logro de profesional:

a)Categoría D en el portafolio profesional y categoría B la prueba de conocimientos disciplinarios;

b)Categoría C en el portafolio profesional y categoría C en la prueba de conocimientos disciplinarios, o

c)Categoría B en el portafolio profesional y categoría D en la prueba de conocimientos disciplinarios.

Podrán acceder al tramo avanzado del desarrollo profesional docente los profesionales de la educación que obtengan las siguientes combinaciones de categorías de logro de profesional:

a)Categoría D en el portafolio profesional y categoría A en la prueba de conocimientos disciplinarios;

b)Categoría C en el portafolio profesional y categoría B la prueba de conocimientos disciplinarios;

c)Categoría B en el portafolio profesional y categoría C en la prueba de conocimientos disciplinarios, o

d)Categoría A en el portafolio profesional y categoría D en la prueba de conocimientos disciplinarios.

Podrán acceder al tramo superior del desarrollo profesional docente los profesionales de la educación que obtengan las siguientes combinaciones de categorías de logro de profesional:

a)Categoría C en el portafolio profesional y categoría A en la prueba de conocimientos disciplinarios;

b)Categoría B en el portafolio profesional y categoría B en la prueba de conocimientos disciplinarios, o

c)Categoría A en el portafolio profesional y categoría C en la prueba de conocimientos disciplinarios.

Podrán acceder al tramo experto del desarrollo profesional docente los profesionales de la educación que obtengan las siguientes combinaciones de categorías de logro de profesional:

a)Categoría A en el portafolio profesional y categoría A en la prueba de conocimientos disciplinarios;

b)Categoría B en el portafolio profesional y categoría A en la prueba de conocimientos disciplinarios, o

c)Categoría A en el portafolio profesional y categoría B en la prueba de conocimientos disciplinarios.

Artículo 19 P: El profesional de la educación que incumpla la obligación señalada en los incisos primero y tercero del artículo 19 Ñ de la presente ley perderá, hasta que dé cumplimiento a lo ahí señalado, el derecho a percibir la Asignación por Tramo de Desarrollo Profesional establecida en el artículo 49 de la presente ley.

Párrafo IV

De los Tramos de los Profesionales de la Educación.

Artículo 19 Q: El Centro, antes del 30 de junio de cada año, dictará una resolución en la cual señalará el tramo que corresponda a cada profesional de la educación conforme sus años de experiencia profesional y certificación de competencias pedagógicas y conocimientos disciplinarios.

El tramo de desarrollo profesional docente que se indique en esta resolución surtirá sus efectos legales desde el mes de julio del año escolar en que se dicte.

Artículo 19 R: Los profesionales de la educación que hayan accedido a los tramos del desarrollo profesional docente de conformidad a las disposiciones de este título, tendrán derecho a la respectiva asignación de tramo establecida en el artículo 49 de la presente ley, según lo dispuesto en el inciso segundo del artículo anterior, sin perjuicio de lo establecido en el artículo 19 P.

Párrafo V

Del Ingreso y Salida del Sistema de Desarrollo Profesional Docente.

Artículo 19 S: Los profesionales de la educación que, de conformidad a esta ley, sean principiantes, tendrán un plazo de tres años, desde el inicio de su ejercicio profesional, para acceder al tramo inicial del desarrollo profesional docente.

El que no haya realizado el proceso de inducción por una causa no imputable a su voluntad, tendrá un plazo de cuatro años, contado desde el inicio de su ejercicio profesional.

El profesional de la educación que no logre acceder al tramo inicial del desarrollo profesional docente, de conformidad a lo anterior, deberá ser desvinculado; no pudiendo volver a ser contratado por el sostenedor que lo haya desvinculado en un plazo de dos años desde la misma.

Artículo 19 T: Los profesionales de la educación que hayan sido desvinculados, de conformidad a lo establecido en el artículo anterior, sólo podrán ingresar al desarrollo profesional docente previa certificación que les permita a acceder al tramo inicial. Para estos efectos, podrán ser contratados a plazo por un máximo de dos años, no renovable, durante los cuales deberán rendir los respectivos instrumentos.

Artículo 19 U: El profesional de la educación que, perteneciendo al tramo inicial del desarrollo profesional docente, obtenga resultados de logro profesional que no le permitan avanzar del tramo en un plazo de nueve años, contado desde la primera notificación de la resolución que le asigna el tramo inicial, lo perderá, por el sólo ministerio de la ley, asimismo deberá ser desvinculado.

Asimismo, no podrá volver a ser contratado por el sostenedor que lo haya desvinculado en un plazo de cinco años desde dicha desvinculación. Asimismo, no podrá volver a ser contratado por el sostenedor que lo haya desvinculado por un plazo de cinco años desde dicha desvinculación.

Artículo 19 V: Los profesionales de la educación que hayan perdido su certificación, de conformidad a lo establecido en el artículo anterior, sólo podrán reingresar al desarrollo profesional docente previa certificación que les permita acceder a lo menos al tramo temprano. Para estos efectos, podrán ser contratados a plazo por un máximo de dos años, no renovable, durante los cuales deberán rendir los respectivos instrumentos, y de no acceder al tramo temprano, deberán ser desvinculados.

Artículo 19 W: El profesional de la educación que, habiendo accedido a un determinado tramo, deje de desempeñarse en un establecimiento cuyos profesionales de la educación se rijan por este título, por un período de al menos dos años, deberá rendir los instrumentos de certificación del desarrollo profesional docente, dentro del plazo de un año contado desde su nueva contratación o ingreso a la dotación, según corresponda. Con todo, podrá eximirse de rendir dichos instrumentos si ha transcurrido menos de cuatro años desde su última resolución de certificación. Deberá, en todo caso, rendirlos al cumplir el respectivo período de cuatro años.

De no cumplir con lo señalado en el inciso anterior, perderá el derecho a la asignación por tramo de desarrollo profesional establecido en el artículo 49 de esta ley, hasta que dé cumplimiento a dicha obligación.

Artículo 19 X: Un reglamento dictado por el Ministerio de Educación, suscrito por el Ministro de Hacienda, desarrollará lo establecido en el presente título.”.

18) Agregase a continuación del artículo 19 X lo siguiente:

a) Agrégase el siguiente párrafo “Párrafo VI Disposiciones comunes a los títulos III y IV”.

b) Agregase el siguiente artículo 19 Y, nuevo:

“Artículo 19 Y: Los establecimientos educacionales acogidos al decreto con fuerza de ley N° 2, de 1998, del Ministerio de Educación, deberán, para percibir la subvención respectiva, contratar únicamente a profesionales de la educación regidos por los títulos II y III de esta ley; con excepción de aquellas labores transitorias, optativas, especiales o de reemplazo en las podrá emplear otros profesionales.”

19)Reemplázase, a continuación del Título III, que ha pasado a ser IV, la frase “De la carrera de los profesionales de la educación del sector municipal”, por “De la dotación docente y el contrato de los profesionales de la educación del sector municipal”.

20) Reemplázase la numeración del artículo 19 por artículo 19 bis.

21) Modifícase el artículo 24 en el siguiente sentido:

a) Sustitúyese en su inciso tercero la expresión “una experiencia docente de cinco años.” por “encontrarse certificado al menos en el tramo avanzado del desarrollo profesional docente.”.

b) Sustitúyese en el inciso cuarto el guarismo “3” por “6”.

c) Agrégase los siguientes incisos quinto y sexto, nuevos:

“Para todos los efectos de esta ley, los profesionales señalados en el inciso anterior quedarán asimilados al tramo avanzado, mientras ejerzan dicha función.

Sin perjuicio de lo señalado en el inciso tercero, podrán designarse en cargos docentes directivos, distintos al de director, y en cargos técnico pedagógicos, a profesionales de la educación que no cuenten con el tramo avanzado. En este caso, no tendrán derecho a percibir la asignación de responsabilidad directiva o la de responsabilidad técnico-pedagógica, según corresponda.”.

22) Modificase el artículo 25, en el siguiente sentido:

a) Reemplázase el inciso segundo por el siguiente:

“Son titulares los profesionales de la educación que, encontrándose certificados en algún tramo de desarrollo profesional, se incorporan a una dotación docente previo concurso público de antecedentes.”.

b) Introdúcense los siguientes incisos, cuarto a octavo nuevos:

“Los profesionales de la educación que ingresen a una dotación en la calidad señalada en el inciso anterior no podrán ser contratados, bajo esta modalidad, por más de dos años.

Sin perjuicio de lo anterior, el docente principiante que realice el proceso de inducción podrá ser contratado por no más de tres años.

El docente principiante que no realice el proceso de inducción por una causa no imputable a su voluntad podrá ser contratado por no más de cuatro años.

Con todo, la contratación bajo esta modalidad del docente principiante, que haya optado voluntariamente por no realizar el proceso de inducción, se regirá por la regla general señalada en el inciso cuarto.

Para estos efectos se entenderá por docente principiante el definido en el inciso tercero del artículo 18 B.”.

23) Reemplázase en el inciso segundo del artículo 31 bis la frase “estar acreditado como Profesor de Excelencia Pedagógica, según lo dispuesto en la ley N° 19.715” por “estar certificado en el tramo avanzado, superior o experto”.

24) Reemplázase el inciso segundo del artículo 34 E por los siguientes incisos segundo y tercero, pasando el inciso tercero a ser cuarto y así sucesivamente:

“A estos concursos podrán postular aquellos profesionales de la educación que cumplan los siguientes requisitos:

a)Cumplir con los requisitos del artículo 24 de esta ley; y

b)Estar certificado, a lo menos, en el tramo avanzado.

Asimismo, podrán postular aquellos profesionales que estén en posesión de un título profesional o licenciatura de, al menos, ocho semestres y hayan ejercido funciones docentes al menos durante 6 años en un establecimiento educacional. En los casos en que la persona nombrada como Jefe del Departamento de Administración de Educación Municipal no sea profesional de la educación, dicho Departamento deberá contar con la asesoría de un docente encargado del área técnico-pedagógica. Para los efectos de esta ley, el Jefe del Departamento de Administración de Educación Municipal que no sea profesional de la educación quedará asimilado al tramo superior con cinco bienios.”.

25) Agrégase el siguiente artículo 34 K:

“Artículo 34 K: En el caso de los profesionales de la educación que hayan cesado en los cargos de Jefe del Departamento de Administración Municipal, Director (a), Subdirector, Inspector General y Jefe Técnico, y que continúen desempeñándose en la dotación en algunas de las funciones del artículo 5°, lo harán en el tramo de desarrollo profesional para el cual se encuentren certificados.

Los directores y Jefe del Departamento de Administración Municipal que sean profesionales de la educación y no contaban con certificación previa, lo harán transitoriamente en el tramo al cual se encuentran asimilados, accediendo al tramo que corresponda una vez rendidos los instrumentos señalados en el artículo 30. En todo caso deberán evaluarse al año siguiente de su incorporación al tramo en que están asimilados para obtener la certificación que les permitirá ingresar en forma definitiva a un tramo. Para estos efectos, a los profesionales que cesen en su nombramientos como Jefe del Departamento de Administración Municipal, no le será exigible el requisito de años de ejercicio para incorporase a un tramo.

Aquellos directores o jefes de departamentos de Departamentos de Administración Municipal, que no posean el título profesional de profesor(a) o educador (a), al terminar su nombramiento, dejarán de regirse por esta ley, salvo en el caso de la educación media técnico-profesional habilitados de acuerdo al decreto con fuerza de ley N°29, de 1981, del Ministerio de Educación.”.

26) Reemplázase el artículo 47 por el siguiente:

“Artículo 47: Los profesionales de la educación del sector municipal gozarán de las siguientes asignaciones:

a.Asignación de Experiencia.

b.Asignación por Tramo de Desarrollo Profesional.

c.Asignación de Reconocimiento por Docencia en Establecimientos de Alta Concentración de Alumnos Prioritarios.

d.Asignación de Responsabilidad Directiva y Asignación de Responsabilidad Técnico-Pedagógica.

e.Bonificación de Reconocimiento Profesional.

f.Bonificación de Excelencia Académica.

Los sostenedores podrán establecer asignaciones especiales de incentivo profesional que no podrán ascender a un monto mensual mayor a un 20% de la asignación de tramo a que tiene derecho el profesional de la educación.

Su otorgamiento será evaluado anualmente, de acuerdo a la disponibilidad presupuestaria con que cuente el sostenedor para estos fines y al mérito del profesional de la educación.”.

27)Reemplázanse en el inciso primero del artículo 48 los siguientes guarismos:

““6,76%” por “3,38%”; “6,66%” por “3,33%”, y “100% por 50%””.

28)Reemplázase el artículo 49 por el siguiente:

“Artículo 49: El profesional de la educación tendrá derecho a percibir una Asignación por Tramo de Desarrollo Profesional cuyo monto mensual dependerá del tramo en que se encuentra el docente y los bienios de experiencia profesional que tenga, y su valor máximo corresponderá al siguiente para un contrato de 44 horas y 15 bienios:

Lo dispuesto en el inciso anterior se aplicará en proporción a las horas establecidas en las respectivas designaciones o contratos, para aquellos profesionales de la educación que tengan una designación o contrato inferior a 44 horas cronológicas semanales, y en proporción a sus correspondientes bienios para aquellos que tengan una experiencia profesional inferior a 15 bienios.

Esta asignación tendrá el carácter de imponible y tributable, sólo servirá de base de cálculo para la asignación establecida en el artículo 50 y aquella tratada en el inciso segundo del artículo 47, y se reajustará en la misma oportunidad y porcentaje en que se reajusten las remuneraciones del sector público.”.

29)Reemplázase el artículo 50 por el siguiente:

“Artículo 50: La Asignación de Reconocimiento por Docencia en Establecimientos de Alta Concentración de Alumnos Prioritarios, será imponible y tributable, no servirá de base de cálculo de ninguna otra remuneración y será igual al 40% de la asignación de tramo a que tenga derecho el docente. Tendrán derecho a percibirla los profesionales de la educación que se encuentren certificados, y que se desempeñen en establecimientos con alta concentración de alumnos prioritarios.

Para estos efectos, se entenderá por establecimiento educacional de alta concentración de alumnos prioritarios, aquellos que tengan, al menos, un 60% de concentración de alumnos prioritarios de acuerdo a la ley N° 20.248.

En caso que el beneficiario se encuentre en el tramo inicial o temprano, sólo podrá percibirla, por una vez, hasta por el término de cuatro años desde su primera certificación en el tramo respectivo.

Los profesionales que se desempeñen en establecimientos que se encuentren ubicados en zonas rurales, y tengan una concentración de alumnos prioritarios menor a un 60 % y mayor o igual a un 45%, tendrán derecho a una asignación igual al 10% de su respectiva asignación de tramo.”.

30)Reemplázase el artículo 52 por el siguiente:

“Artículo 52: Los profesionales de la educación que presten sus servicios en los establecimientos educacionales del sector municipal, tendrán derecho a conservar el porcentaje de la Asignación de Experiencia, la Bonificación de Reconocimiento Profesional y la Asignación por Tramo de Desarrollo Profesional al desempeñarse en otra comuna.

No obstante, las asignaciones por Reconocimiento por Docencia en Establecimientos de Alta Concentración de Alumnos Prioritarios, Bonificación de Excelencia Académica y de Responsabilidad Directiva o Técnico-Pedagógica, solamente se mantendrán si el nuevo empleo da derecho a percibirlas.”.

31)Reemplázase el artículo 54 por el siguiente:

“Artículo 54: Los profesionales de la educación tendrán derecho a la Bonificación de Reconocimiento Profesional establecida en la ley N°20.158, que corresponderá a un componente base equivalente al 75% de la asignación por concepto de título y un complemento equivalente al 25% de ésta por concepto de mención, de conformidad al monto establecido en el inciso siguiente.

El monto máximo de esta asignación asciende a la suma de $ 228.258.- mensual por concepto de título y $76.086.- mensual por concepto de mención, para 30 o más horas de contrato. En los contratos inferiores a 30 horas se pagará la proporción que corresponda.

Se reajustará en la misma oportunidad y porcentaje que la Unidad de Subvención Educacional (USE) y será imponible, tributable y no servirá de base de cálculo para ninguna otra remuneración.”

32)Reemplázase el artículo 55 por el siguiente:

“Artículo 55: Los profesionales de la educación que se desempeñen en un establecimiento educacional que haya sido seleccionado como de Desempeño de Excelencia Académica tendrán derecho a percibir una Bonificación de Excelencia Académica, en los términos que se establece en los artículos 15, 16 y 17 de la ley N°19.410.”.

33)Deróganse los artículos 56, 57, 59, 60 y 61.

34)Modifícase el artículo 62 en el siguiente sentido:

a) Sustitúyese el inciso quinto por el siguiente:

“No obstante, no se considerarán para el cálculo de lo señalado en los dos primeros incisos de este artículo la Asignación de Reconocimiento por Docencia en Establecimientos de Alta Concentración de Alumnos Prioritarios, la Bonificación de Excelencia Académica, las remuneraciones por horas extraordinarias, y aquellas que no correspondan a contraprestaciones de carácter permanente, para los profesionales de la educación que se desempeñen en establecimientos educacionales del sector municipal, particular subvencionado o los regidos por el decreto ley Nº 3.166, de 1980.”.

b) Agrégase un nuevo inciso final del siguiente tenor:

“En los meses de enero de cada año, el valor de la Remuneración Total Mínima, se reajustará en la variación que experimente el índice de precios al consumidor determinado por el Instituto Nacional de Estadísticas entre los meses de enero a diciembre del año inmediatamente anterior. Las nuevas Remuneraciones Totales Mínimas, resultantes de la aplicación del este inciso, se fijarán mediante decretos supremos del Ministerio de Educación, que además deberán llevar la firma del Ministro de Hacienda.”.

35)Reemplázase el artículo 63 por el siguiente:

“Artículo 63: La Asignación de Reconocimiento por Docencia en Establecimientos de Alta Concentración de Alumnos Prioritarios, será financiada directamente por el Ministerio de Educación.

La Bonificación de Excelencia Académica se pagará de acuerdo al artículo 40 del decreto con fuerza de ley N°2, de 1998, del Ministerio de Educación.

La Asignación por Tramo de Desarrollo Profesional será de cargo del sostenedor para los docentes categorizados en los tramos inicial y temprano. Para aquellos docentes que se encuentren en los tramos avanzado, superior y experto, la asignación por tramo será de cargo del sostenedor hasta el valor correspondiente al tramo temprano según el respectivo bienio, y la diferencia será financiada por el Ministerio de Educación.

La Bonificación de Reconocimiento Profesional se otorgará de acuerdo al procedimiento establecido en la ley N°20.158 y se financiará de acuerdo a las siguientes reglas:

a)Se financiará con la subvención de escolaridad del artículo 9° del decreto con fuerza de ley N°2, del Ministerio de Educación, de 1998, el monto de $31.238.- para los profesionales de la educación con una jornada de 30 o más horas y en proporción a sus horas de trabajo para los demás profesionales beneficiarios de esta bonificación.

b)La diferencia entre los montos establecido en el artículo 54 y la letra anterior se financiará por el Ministerio de Educación a través de una transferencia directa.

El monto establecido en la letra a) se reajustará en la misma oportunidad y porcentaje que la unidad de subvención educacional (U.S.E.)”.

36)Deróganse los artículos 65, 66 y 67.

37)Modifícase el artículo 69 de la siguiente manera:

a)Reemplázase, en el inciso segundo, la expresión “33 horas” por la frase “28 horas con 30 minutos”.

b)Reemplázase, en el inciso cuarto, la frase “32 horas con 15 minutos” por la frase “28 horas con 30 minutos”.

38)Elimínase en el inciso sexto del artículo 70 la siguiente frase “Además, tratándose de docentes cuyos niveles de desempeño sean destacado o competente, éstos se considerarán para rendir la prueba de conocimientos disciplinarios y pedagógicos habilitante para acceder a la asignación variable por desempeño individual.”.

39) Agréganse al artículo 72, los siguientes literales m) y n), nuevos:

“m) Por aplicación de lo dispuesto en el artículo 19 S de esta ley.

n) Por aplicación de lo dispuesto en el artículo 19 U de esta ley.”.

40) Modifícase el artículo 73 bis en el siguiente sentido:

a) Introdúcese en su inciso primero, luego de la frase “la causal establecida en la letra l)”, lo siguiente: “y n)”.

b) Introdúcese en el inciso segundo, a continuación del punto final, que pasa a ser seguido, lo siguiente:

“Asimismo, quienes sean desvinculados de conformidad al literal n) del artículo 72, podrán optar a la indemnización por años de servicio señalada en el inciso final del artículo anterior, si procede, en el caso que fuere mayor.”.

41)Modifícase el artículo 74 en el siguiente sentido:

a)Agrégase a continuación del punto final del inciso primero, que ha pasado a ser punto seguido, lo siguiente: “Asimismo, por el mismo plazo, el profesional de la educación no podrá ser incorporado a ninguna dotación docente quien haya sido desvinculado por aplicación de los artículos 19 S y 19 U.”.

b)Sustitúyese en el inciso segundo del artículo 74, la frase “Si un profesional de la educación que se encontrare en la situación anterior” por la frase “Sin perjuicio de lo anterior, si un profesional que haya percibido la indemnización establecida en el artículo 73”.

42)Modifícase el artículo 80 de la siguiente manera:

a)Reemplázase en el inciso primero la expresión “33 horas” por la frase “28 horas con 30 minutos”.

b)Reemplázase en el inciso segundo la frase “32 horas con 15 minutos” por la frase “28 horas con 30 minutos”.

43)Reemplázase el artículo 84 por el siguiente:

“Artículo 84: Los profesionales de la educación del sector particular subvencionado y aquellos que se desempeñen en los establecimientos educacionales regidos por el decreto ley N°3.166, de 1980, gozarán de las asignaciones establecidas en los artículos 48, 49, 50, 54 y 55 de esta ley, en las condiciones establecidas en los mismos artículos, así como lo dispuesto en el artículo 63.

El sostenedor podrá otorgar otro tipo de remuneraciones con cargo a sus propios recursos.”.

44)Derógase el artículo 86.

45)Agrégase, en el artículo 87 un inciso primero nuevo, pasando el actual inciso primero a ser segundo y el segundo a ser tercero:

“Artículo 87.- Los profesionales de la educación que sean desvinculados de conformidad a lo establecido en el artículo 19 U de esta ley, tendrán derecho a una bonificación, de cargo del empleador, en los mismos términos del artículo 73 bis de la presente ley.”.

46)Derógase el inciso segundo del artículo 88.

47) Intercálase, entre en el artículo 88 y el Título Final, el siguiente Título VI nuevo:

“TITULO VI

De los establecimientos de educación parvularia financiados con aportes regulares del Estado.

Artículo 88 A: El presente Título se aplicará a los profesionales de la educación que desempeñen alguna de las funciones señaladas en el artículo 5º de esta ley en establecimientos que impartan educación parvularia y que son financiados con aportes regulares del Estado para su operación y funcionamiento. El establecimiento donde se desempeñan deberá, además, encontrarse reconocido oficialmente por el Estado.

Sin perjuicio de lo anterior, estos profesionales se regirán por las normas del Código del Trabajo y sus respectivas disposiciones complementarias en todo aquello que no esté expresamente establecido en este Título.

El presente Título no se aplicará a los profesionales de la educación que se desempeñen en establecimientos que imparten educación parvularia y que son subvencionados conforme al decreto con fuerza de ley N° 2, de 1998, del Ministerio de Educación, ni a los que se desempeñen en establecimientos pertenecientes a la Junta Nacional de Jardines Infantiles.

Artículo 88 B: A los profesionales de la educación regidos por este Título les serán aplicables las siguientes normas:

a) Las del párrafo III del Título I de la presente ley.

b)Las del Título II con la excepción que para el cumplimiento del requisito establecido en el literal d) del artículo 18 C, se requerirá tener un contrato indefinido de trabajo, por un mínimo de 15 horas y un máximo de 38 horas semanales.

c)Las del Título III.

Artículo 88 C: Establécese una asignación para los profesionales de la educación regidos por este título, que se certifiquen de conformidad al título III de esta ley, la que se calculará y pagará de la siguiente manera:

a)Su monto se establecerá sobre la base de la remuneración total mínima en los términos establecidos en el artículo 62 y las asignaciones establecidas en los artículos 48, 49, 50 y 54 de esta ley, calculadas de acuerdo al tramo de desarrollo profesional docente que certifique el profesional.

b) La asignación establecida en este artículo se pagará en caso que la remuneración que percibe el profesional de su empleador sea inferior a la remuneración y asignaciones señaladas en la letra a), y será equivalente a la diferencia entre ambos montos. Para estos efectos, la remuneración del profesional de la educación se determinará de acuerdo al promedio de los 12 meses inmediatamente anteriores a aquel en que se dictó la resolución del Centro de Perfeccionamiento, Experimentación e Investigaciones Pedagógicas que otorga la respectiva certificación. Esta asignación será de carácter mensual, imponible y tributable, no será base de cálculo de ninguna otra remuneración, y se absorberá por los aumentos de remuneraciones permanentes del profesional y por cualquier otro aumento de remuneraciones permanentes que establezca la ley. Con todo, esta asignación se reajustará en la misma oportunidad y porcentaje que se reajusten las remuneraciones del sector público.

c) Existirá el derecho a percibir esta asignación, mientras el profesional de la educación mantenga contrato vigente, de carácter indefinido y hasta su siguiente certificación de tramo o hasta la fecha en que debió certificarse, si ésta no se produce por causas imputables a él. Producida una nueva certificación de tramo, la asignación se volverá a calcular en los mismos términos señalados en las letras anteriores.

Artículo 88 D: En los convenios de transferencia de recursos que los sostenedores suscriban para recibir aportes regulares del Estado para su operación y funcionamiento, se establecerá la obligación de pagar la asignación establecida en el presente título.

Un reglamento del Ministerio de Educación determinará la forma y oportunidad en que los sostenedores solicitarán, ejecutarán y rendirán los recursos para el financiamiento de las asignaciones establecidas en el presente artículo. Este reglamento se entenderá parte integrante de los convenios de transferencia citados.

Artículo 88 E: Sin perjuicio de las causales de término de contrato establecidas en el Código del Trabajo, a los profesionales de la educación regulados por este título, se les aplicará lo dispuesto en los artículos 19 S y 19 U de la presente ley. Asimismo, los profesionales a los que se les aplique lo dispuesto en el artículo 19 U tendrán derecho a una bonificación, de cargo del empleador, en los mismos términos de la establecida en el artículo 73 bis de esta ley.”.”.

48) Elíminase el inciso segundo del artículo 90.

ARTÍCULO SEGUNDO.-Modifícase la Ley N° 20.129 en el siguiente sentido:

1)Elimínase, en el artículo 27, la frase “Profesor de Educación Básica, Profesor de Educación Media, Profesor de Educación Diferencial y Educador de Párvulos”.

2)Agrégase, a continuación del artículo 27, el siguiente artículo 27 bis:

“Artículo 27 bis: Solo las universidades acreditadas podrán impartir carreras y programas de estudio conducentes a los títulos profesionales de Profesor de Educación Básica, Profesor de Educación Media, Profesor de Educación Técnico Profesional, de Profesor de Educación Diferencial y Educador de Párvulos, siempre que dichas carreras y programas hayan obtenido acreditación.

Sin perjuicio de lo establecido en la presente ley, para obtener la acreditación de carreras y programas se deberá cumplir con los siguientes requisitos:

a)Que la universidad aplique la evaluación diagnóstica de la formación inicial en pedagogía, que determine el Ministerio de Educación, a todos sus estudiantes de las carreras de pedagogía que imparta.

b)Las universidades solo podrán admitir y matricular en dichas carreras y programas, alumnos que cumplan, a lo menos, con alguna de las siguientes condiciones:

i.-Haber rendido la prueba de selección universitaria o el instrumento que la reemplace, ubicándose con un rendimiento que lo ubique en el percentil 70 o superior, teniendo en cuenta el promedio de las pruebas obligatorias;

ii.- Tener un promedio de notas de la educación media, dentro del 30% superior de su establecimiento educacional, según el reglamento respectivo; o

iii.-Haber realizado un programa de preparación y acceso de estudiantes de enseñanza media para continuar estudios de pedagogía en la educación superior reconocido por el Ministerio de Educación.

Se entenderá para estos efectos, que la prueba de selección universitaria es aquella que se aplica como mecanismo de admisión de estudiantes, por la mayor cantidad de universidades del Consejo de Rectores.

Un reglamento del Ministerio de Educación determinará el procedimiento e implementación de los requisitos de admisión y matrícula de las carreras y programas de Pedagogía previamente señalados.

Excepcionalmente, si la carrera o programa no obtuviera o perdiese la acreditación a que se refiere este artículo, la universidad no podrá admitir nuevos estudiantes, pero deberá seguir impartiéndolas hasta la titulación o egreso de sus estudiantes matriculados, los que de obtener el título respectivo, serán considerados profesionales de la educación, para todos los efectos legales, entendiéndose incluidos en el artículo 2º del decreto con fuerza de ley Nº 1, de 1997, del Ministerio de Educación.”.

ARTÍCULO TERCERO.-Suprímese en el párrafo segundo del literal g) del artículo 46 del decreto con fuerza de ley N° 2, de 2010, del Ministerio de Educación, lo siguiente: “, o esté en posesión de un título profesional o licenciatura de al menos ocho semestres, de una universidad acreditada, en un área afín a la especialidad que imparta, para lo cual estará autorizado a ejercer la docencia por un período máximo de tres años renovables por otros dos, de manera continua o discontinua y a la sola petición del director del establecimiento. Después de los cinco años, para continuar ejerciendo la docencia deberá poseer el título profesional de la educación respectivo, o estar cursando estudios conducentes a dicho grado o acreditar competencias docentes de acuerdo a lo que establezca el reglamento. Este reglamento sólo podrá establecer los instrumentos de evaluación de conocimientos disciplinarios y prácticas pedagógicas como el medio idóneo para acreditar competencias docentes”.

ARTÍCULO CUARTO.- Introdúcense las siguientes modificaciones al decreto con fuerza de ley Nº 2, de 1998, del Ministerio de Educación:

1)Modifícase el artículo 9° en el siguiente sentido:

a)Sustitúyese el inciso primero por el siguiente:

“El valor unitario mensual de la subvención por alumno para cada nivel y modalidad de la enseñanza, expresado en unidades de subvención educacional (U.S.E.), corresponderá al siguiente:

b)Sustitúyese el inciso noveno por el siguiente:

“En el caso de los establecimientos educacionales que operen bajo el régimen de jornada escolar completa diurna, el valor unitario mensual por alumno, para los niveles y modalidades de enseñanza que se indican, expresado en unidades de subvención educacional (U.S.E.), será el siguiente:

c)Reemplázanse, en el inciso undécimo, los guarismos guarismos “7,39674” por “7,89436”; “8,14665” por “8,64427”; “6,33267” por “6,67119”, y “7,08258” por “7,42110”.

2)Modifícase el artículo 12 en el siguiente sentido:

a) Reemplázase en el inciso cuarto los guarismos “55,32110” por “55,76914” y “60,50430” por “60,95234”.

b) Reemplázase en el inciso quinto los guarismos “68,49479” por “68,94283” y “74,91951” por “75,36755”.

3) Derógase el artículo 41.

ARTÍCULO QUINTO.-Introdúcense las siguientes modificaciones a la ley N°19.410:

1)Derógase el artículo 8°.

2)Derógase el artículo 10.

3)Derógase el artículo 11.

4)Modifícase el artículo 12, remplazando la expresión “los artículos 7° a 11” por la expresión “los artículos 7° y 9º”.

5)Derógase el artículo 13.

6)Modifícase el artículo 14 en el siguiente sentido:

a) Sustitúyese en el inciso primero: “los beneficios establecidos en los artículos 7º a 11”, por lo siguiente: “lo establecido en el artículo 7º y 9°”.

b) Deróganse los incisos segundo, y tercero.

ARTÍCULO SEXTO.-Introdúcense las siguientes modificaciones en la ley N°19.598:

1)Derógase el artículo 1°.

2)Derógase el artículo 2°.

3)Reemplázase en el inciso primero del artículo 8° la frase “al pago de los siguientes beneficios: bonificación proporcional, bono extraordinario y planilla complementaria, establecido en los artículos 8º, 9º y 10 de la ley Nº 19.410; en la ley Nº 19.504, y en este cuerpo legal.” por la siguiente “al pago de la planilla complementaria.”.

4)Modifícase el artículo 11 de la siguiente forma:

a)Sustitúyese en el inciso primero la referencia a los artículos “1° al 4°” por “3° y 4°”.

b)Elimínase del inciso segundo la expresión “de la bonificación proporcional, del bono extraordinario y”.

ARTÍCULO SÉPTIMO.-Introdúcense las siguientes modificaciones en la ley N° 19.715:

1)Derógase el Título I “Aumento de la Bonificación Proporcional”.

2)Reemplázase el inciso primero del artículo 8° por el siguiente, nuevo:

“Artículo 8º.- Los recursos que reciban los sostenedores de los establecimientos particulares subvencionados derivados de esta ley, por concepto de aumento de subvención, serán destinados exclusivamente al pago de los siguientes beneficios: incremento del valor hora vigente al 31 de enero de 2.001 y de la planilla complementaria, cuando corresponda.”.

3)Modifícase el artículo 10° de la siguiente forma:

a)Sustitúyese en el inciso primero la referencia a los artículos “1° al 4°” por “3° y 4°”.

b)Elimínase en el inciso final la expresión “, de la bonificación proporcional, del bono extraordinario”.

4)Reemplázase la denominación del Título IX “De la Asignación de Excelencia Pedagógica y de la Red de Maestros” por “De la Red de Maestros”.

5)Deróganse los artículos 14 y 15.

6) Modifícase el artículo 16 de la siguiente forma:

a)Sustitúyese el numeral 1), por el siguiente:

“1) Estar certificado en el tramo de desarrollo Superior o Experto del sistema de desarrollo profesional docente;”.

b) Remplázase, en el numeral 2), la palabra “Participar” por “Inscribirse”.

c) Elimínase, en el numeral 2, la frase “, habiendo oído a entidades relevantes y organismos representativos directamente vinculados al quehacer educacional. En él se evaluarán las competencias, desempeño y logros profesionales de los docentes, mediante instrumentos idóneos que se desarrollarán con dicho propósito”

ARTÍCULO OCTAVO.-Introdúcense las siguientes modificaciones en la ley N° 19.933:

1)Derógase el Capítulo I del Título I “Aumento de la Bonificación Proporcional”.

2)Modifícase el artículo 9° en el siguiente sentido:

a)Sustitúyese el inciso segundo por el siguiente:

“Los recursos que reciban los sostenedores de los establecimientos particulares subvencionados derivados de esta ley, por concepto de aumento de subvención, serán destinados exclusivamente al pago de los siguientes beneficios: incremento del valor hora vigente al 31 de enero de 2004; así como de los incrementos del valor hora para los años 2005 y 2006 dispuestos en el artículo 10 de esta ley y, cuando corresponda, planilla complementaria.”.

b)Derógase el inciso tercero.

3)Modificase el artículo 11 de la siguiente forma:

a) Suprímase, en el inciso primero, la expresión “1°, 2°,”.

b) Suprímase, en el inciso final, la siguiente frase “, de la bonificación proporcional, del bono extraordinario”.

4) Deróganse los artículos 17 y 17 bis.

ARTÍCULO NOVENO: Introdúcense las siguientes modificaciones en el decreto con fuerza de ley N°1, de 2002, del Ministerio de Educación:

1)Deróganse los Títulos I al VI.

2)Modifícase el artículo 30 en el siguiente sentido:

a)Reemplázase la expresión “selección” por “inscripción”.

b)Reemplázase la frase “con los requisitos contenidos en el párrafo siguiente” por “los requisitos establecidos en el artículo siguiente.

3)Modifícase el artículo 31 de la siguiente forma:

a)Sustitúyese, en el inciso primero, la expresión “selección” por “inscripción”.

b)Reemplázanse, los numerales 1 y 2 del inciso segundo por los siguientes:

“1.- Estar certificado en el tramo de desarrollo superior o experto del sistema de desarrollo profesional docente.

2.- Participar en un mecanismo voluntario de inscripción para integrarse a la Red.”.

4)Deróganse los artículos 32 y 33.

5)Sustitúyese en el artículo 34 la frase “declarar la integración de los postulantes seleccionados a” por “elaborar y publicar la nómina de los nuevos profesionales de la educación que pasan a integrar”.

6)Reemplázase en el inciso primero del artículo 35 la frase “acreditación para percibir la asignación de excelencia pedagógica” por “certificación en el tramo de desarrollo superior o experto del sistema de desarrollo profesional docente”.

7)Sustitúyese, en el en la parte final del inciso segundo del artículo 38, la frase “para lo cual considerará las siguientes variables: número de docentes de aula por Región, número de docentes con derecho a percibir la Asignación de Excelencia Pedagógica; y, número de horas docentes por Región” por “según el número de docentes de aula y la proporción de alumnos prioritarios, ambos por región”.

8)Sustitúyese en el numeral 1) del artículo 51 la expresión “selección” por “inscripción”.

ARTÍCULO DÉCIMO: Derógase el decreto con fuerza de ley N°2, de 2012, del Ministerio de Educación.

DISPOSICIONES TRANSITORIAS

Párrafo 1º

Disposiciones generales.

Artículo primero.- La presente ley entrará en vigencia en la fecha de su publicación, sin perjuicio de lo establecido en los artículos transitorios siguientes.

Artículo segundo.- La disminución de horas lectivas de la función docente establecida en los artículos 69 y 80 del decreto con fuerza de ley N°1, de 1997, del Ministerio de Educación, entrará en vigencia el año escolar de 2018. El año escolar de 2016, las horas de docencia de aula establecidas en los artículos 69 y 80 del decreto con fuerza de ley N°1, de 1997, del Ministerio de Educación, para una jornada de 44 horas, no podrá exceder de 30 horas 45 minutos, excluidos los recreos. Para el caso de los establecimientos que funcionen en Régimen de Jornada Escolar Completa Diurna, las horas de docencia de aula establecidas en los artículos 69 y 80, para una jornada de 44 horas, no podrán exceder de 30 horas 45 minutos, excluidos los recreos.

Artículo tercero.- Los profesionales de la educación a quienes les falten cinco o menos años para la edad legal de jubilación podrán mantener su última remuneración mensual devengada, la que se reajustará en el mismo porcentaje y en la misma oportunidad que las remuneraciones del sector público, no aplicándoseles las reglas relativas al desarrollo profesional docente establecidas en el Título III del decreto con fuerza de ley Nº 1, de 1997, del Ministerio de Educación, siempre que presenten su renuncia irrevocable a su cargo al respectivo sostenedor o administrador, según corresponda, la que se hará efectiva a la edad legal de jubilación, por el solo ministerio de la ley.

Para efectos de lo establecido en este artículo, se entenderá por última remuneración mensual devengada la establecida en los incisos primero y segundo del artículo 172 del Código del Trabajo, y que percibió el profesional de la educación en el mes en que presentó su renuncia.

Sin perjuicio de lo establecido en este artículo, será aplicable a los profesionales del sector municipal el sistema de evaluación establecido en el artículo 70 del decreto con fuerza de ley Nº 1, de 1997, del Ministerio de Educación.

Artículo cuarto.- No obstante lo señalado en el artículo anterior, los profesionales de la educación podrán acogerse a lo establecido en el inciso final del artículo 70 del decreto con fuerza de ley N° 1, de 1997, del Ministerio de Educación, en cuyo caso no podrán acceder al proceso de certificación establecido en la presente ley.

Artículo quinto.- Las derogaciones y modificaciones a las asignaciones y demás beneficios pecuniarios establecidos en los en los numerales 26, 27, 28, 29, 30, 31, 32, 33, 34, 35, 36, 43 y 44 del artículo primero; artículo quinto; artículo sexto; numerales 1, 2, 3, 4 y 5 del artículo séptimo; y numerales 1 y 2 artículo octavo, todos de esta ley, no se aplicarán a aquellos profesionales de la educación que no se rijan por lo establecido en el Título III del decreto con fuerza de ley Nº 1, de 1997, del Ministerio de Educación.

Sin perjuicio de lo anterior, los profesionales de la educación que hayan accedido a algún tramo del desarrollo profesional docente y sean beneficiarios de las asignaciones señaladas en el párrafo VI del Título IV o las reguladas en el artículo 84 y 85 del Título V del decreto con fuerza de ley N°1, de 1997, del Ministerio de Educación, no tendrán derecho a ellas en las relaciones laborales con sostenedores que no deban dar aplicación a lo señalado en el Título III del decreto con fuerza de ley Nº 1, de 1997, del Ministerio de Educación, debiendo regirse por lo señalado en el inciso primero.

Por su parte, la asignación por desempeño en condiciones difíciles será incompatible con la asignación de reconocimiento por docencia en establecimientos de alta concentración de alumnos prioritarios. De este modo, el profesional de la educación tendrá derecho a la de mayor monto, mientras tenga derecho a percibir ambas, a menos que opte expresamente por lo contrario.

Artículo sexto.- Sin perjuicio de lo establecido en el artículo anterior, los profesionales de la educación que sean beneficiarios de las siguientes asignaciones, las continuarán percibiendo, en los términos establecidos en las leyes que las regulan:

a)La asignación variable por desempeño individual, establecida en el artículo 17 de la ley Nº 19.933; y

b)La asignación de excelencia pedagógica, establecida en el decreto con fuerza de ley Nº 2, de 2012, del Ministerio de Educación.

Estas asignaciones se percibirán hasta el término del respectivo plazo por el cual fueron concebidas, en conformidad a sus propias leyes, y no se considerarán para los efectos del cálculo de la planilla suplementaria o remuneración complementaria adicional, según corresponda, que se establecen en los artículos décimo octavo y trigésimo segundo transitorios.

Dichas asignaciones serán incompatibles con la asignación por tramo de desarrollo profesional establecida en el artículo 49 del decreto con fuerza de ley Nº 1, de 1997, del Ministerio de Educación. De este modo, el profesional de la educación que tendrá derecho a asignación por tramo del desarrollo profesional o a la suma de las asignaciones señaladas en el inciso primero de este artículo, según lo que resulte de mayor monto, mientras tenga derecho a percibirlas, a menos que opte expresamente por lo contrario.

Tampoco serán consideradas para los efectos del cálculo de la planilla suplementaria o remuneración complementaria adicional, según corresponda, la bonificación de excelencia que le corresponda percibir, al respectivo profesional de la educación, de conformidad a lo establecido en el artículo 17 de la ley Nº 19.410, y la asignación por desempeño en condiciones difíciles.

Artículo séptimo.- Lo establecido en el artículo tercero de la presente ley entrará en vigencia en el plazo de cinco años, contado desde la entrada en vigencia de la presente ley.

Párrafo 2º

Transición para los profesionales que se desempeñan en el sector municipal.

Artículo octavo.- Los profesionales de la educación que a la entrada en vigencia de la presente ley sean parte de dotaciones de establecimientos educacionales del sector municipal serán asignados a los tramos del desarrollo profesional docente establecidos en el Título III del decreto con fuerza de ley Nº 1, de 1997, del Ministerio de Educación, de conformidad a los artículos siguientes.

Artículo noveno.- La asignación a los tramos del desarrollo profesional docente se hará de conformidad a los años de experiencia profesional; los resultados obtenidos en el instrumento portafolio del sistema de evaluación establecido en el artículo 70 del decreto con fuerza de ley Nº 1, de 1997, del Ministerio de Educación, y su reglamento o en el instrumento portafolio establecido en el artículo 12 del decreto con fuerza de ley Nº 2, de 2012, del Ministerio de Educación, según corresponda; y el resultado obtenido en la prueba de conocimientos disciplinarios que haya rendido para percibir la asignación establecida en el artículo 15 de la Ley N°19.715 o la establecida en el artículo 17 de la ley Nº 19.933.

De este modo, para poder ser asignado a un tramo del desarrollo profesional docente, conforme los resultados obtenidos en los instrumentos de evaluación, de conformidad a lo establecido en el artículo décimo primero transitorio de la presente ley, se deberá contar, a lo menos, con los años de experiencia profesional señalados en el artículo duodécimo transitorio de la presente ley.

Artículo décimo.- Se considerarán los resultados obtenidos en la última aplicación, para los efectos de lo establecido en el artículo anterior, desde la entrada en vigencia de esta ley, de los instrumentos de evaluación señalados en dicha disposición.

En el caso que el profesional de la educación haya rendido ambos instrumentos portafolio de los señalados en el inciso primero del artículo anterior y que, conforme al inciso anterior, ninguno de ellos pueda considerarse la última aplicación, para efectos de la asignación de tramo que tratan las disposiciones transitorias siguientes, se considerará el instrumento con el mejor resultado.

Artículo undécimo.- Los profesionales de la educación podrán acceder a los siguientes tramos del desarrollo profesional docente, según los resultados obtenidos en los instrumentos señalados en el artículo noveno transitorio de la presente ley y lo establecido en el artículo 19 K del decreto con fuerza de ley N°1, de 1997, del Ministerio de Educación, de conformidad al siguiente cuadro:

Artículo duodécimo.-Para acceder a los tramos que correspondan según el artículo anterior, los profesionales de la educación deberán además contar con un mínimo de años de ejercicio profesional docente que se señalan a continuación.

Podrán ser asimilados al tramo de desarrollo temprano o avanzado aquellos profesionales de la educación que cuenten, a lo menos, con 6 años de experiencia profesional docente.

Podrán ser asimilados al tramo de desarrollo profesional superior aquellos profesionales de la educación que cuenten, a lo menos, con 10 años de experiencia profesional docente.

Por último, podrán ser asimilados al tramo de desarrollo profesional experto aquellos profesionales que cuenten, a lo menos, con 14 años de experiencia profesional docente.

Aquellos profesionales de la educación que, de conformidad al artículo anterior, debiesen acceder a un tramo superior al correspondiente por sus años experiencia profesional, serán asignados al tramo que corresponda conforme a este último criterio.

Artículo décimo tercero.- Aquellos profesionales de la educación que no puedan ser asignados a un tramo de desarrollo profesional docente, a causa de contar únicamente con el instrumento portafolio profesional, no habiendo rendido la correspondiente prueba, accederán al desarrollo profesional docente en el tramo mínimo correspondiente al instrumento rendido. De este modo, serán asignados a los tramos del desarrollo profesional docente conforme las siguientes reglas:

a)Quienes hayan obtenido un resultado “A”, serán asimilados transitoriamente al tramo avanzado;

b)Quienes hayan obtenido un resultado “B”, serán asimilados transitoriamente al tramo temprano; y

c)Quienes hayan obtenido un resultado “C”, “D” e “E”, serán asimilados transitoriamente al tramo inicial.

Con todo, una vez rendida la respectiva prueba de conocimientos disciplinarios, de conformidad a lo establecido en el decreto con fuerza de ley Nº 1, de 1997, del Ministerio de Educación, podrán acceder al tramo que corresponda, conforme lo establecido en el artículo undécimo transitorio.

Artículo décimo cuarto.- Aquellos profesionales de la educación que, de conformidad a los artículos anteriores, no puedan ser asignados a ningún tramo del desarrollo profesional docente serán asignados al tramo inicial.

Sin perjuicio de lo anterior, dichos profesionales podrán acceder al tramo que corresponda, una vez rendidos los instrumentos para la certificación respectiva, de conformidad a lo establecido en el Título III del decreto con fuerza de ley N°1, de 1997, del Ministerio de Educación.

Artículo décimo quinto.- Los profesionales de la educación que se desempeñen como Director serán asignados al tramo avanzado; por su parte, quienes se desempeñen como Jefe de Departamento de Administración de Educación Municipal serán asignados al tramo superior del desarrollo profesional docente y, para efectos de la percepción de la asignación de tramo establecida en el artículo 49 del decreto con fuerza de ley N°1, de 1997, del Ministerio de Educación, se considerarán los años de ejercicio profesional que acrediten.

Artículo décimo sexto.- Antes del 31 de julio de 2016 el Centro de Perfeccionamiento, Experimentación e Investigaciones Pedagógicas dictará una resolución en donde señalará el tramo asignado y el bienio que corresponda a los profesionales de la educación establecidos en el artículo octavo transitorio de la presente ley, la que surtirá sus efectos, para todos los efectos legales, el mes de julio de 2017.

Artículo décimo séptimo.- Los profesionales de la educación principiantes, conforme lo establecido en el artículo 18 B del nuevo título II del decreto con fuerza de ley Nº 1, de 1997, del Ministerio de Educación, podrán postular al proceso de inducción desde el año escolar 2017.

Artículo décimo octavo.- La entrada en vigencia de la presente ley no implicará la disminución de las remuneraciones de aquellos profesionales de la educación que ingresen al desarrollo profesional docente por la aplicación de las disposiciones transitorias del presente párrafo.

En el caso que la remuneración promedio de los seis meses inmediatamente anteriores al ingreso al desarrollo profesional docente sea mayor a la que le corresponda legalmente por dicho ingreso, la diferencia deberá ser pagada mediante una planilla suplementaria, la que se absorberá por los futuros aumentos de remuneraciones que correspondan a los profesionales de la educación, excepto los derivados de reajustes generales que se otorguen a los trabajadores del sector público. Esta planilla será imponible y tributable, de conformidad a la ley.

Para efectos del cálculo de la remuneración promedio, se entenderá por remuneración la establecida en los incisos primero y segundo del artículo 172 del Código del Trabajo, sin perjuicio de las asignaciones excluidas de la planilla, de conformidad al artículo sexto transitorio.

Artículo décimo noveno.- A los profesionales de la educación que, a la entrada en vigencia de la presente ley, se desempeñen como directores o en cargos de exclusiva confianza de éste, no les será aplicable lo establecido en el inciso tercero del artículo 24 del decreto con fuerza de ley Nº 1, de 1997, del Ministerio de Educación, únicamente hasta el cese de sus funciones o el término del período de su nombramiento, según corresponda.

Artículo vigésimo.- A los profesionales de la educación que, a la entrada en vigencia de la presente ley, se encuentren designados a contrata o contratados a plazo, en una dotación del sector municipal, no les será aplicable durante el plazo de cuatro años lo establecido en el inciso cuarto del artículo 25.

Párrafo 3º

Transición para los profesionales que se desempeñan en el sector particular subvencionado y establecimientos regidos por el Decreto Ley N°3.166, de 1980.

Artículo vigésimo primero.- Los profesionales de la educación que, a la entrada en vigencia de la presente ley, se desempeñen en establecimientos educacionales particulares subvencionados de acuerdo al decreto con fuerza de ley Nº 2, de 1998, del Ministerio de Educación o en establecimientos regidos por el Decreto Ley N°3.166, de 1980, seguirán rigiéndose por una relación laboral de derecho privado, sin perjuicio que les resultará aplicable el Título III del decreto con fuerza de ley Nº 1, de 1997 del Ministerio de Educación de conformidad a las disposiciones transitorias establecidas en el presente párrafo.

Artículo vigésimo segundo.- La aplicación del Título III de decreto con fuerza de ley N°1 de 1997, del Ministerio de Educación, a los profesionales señalados en el artículo anterior será gradual, en un proceso dividido en dos etapas, la primera de carácter voluntaria para los sostenedores o administradores de los establecimientos en que aquellos se desempeñen, conforme los cupos de docentes que se dispongan para ello; y la segunda de carácter obligatoria para los restantes sostenedores o administradores señalados en el artículo vigésimo sexto transitorio.

Lo dispuesto en el Título II de decreto con fuerza de ley N°1 de 1997, del Ministerio de Educación, les será aplicable una vez que comiencen a regirse por lo establecido en el Título III de decreto con fuerza de ley N°1, de 1997, del Ministerio de Educación, de conformidad a los artículos siguientes.

Artículo vigésimo tercero.- La primera etapa comenzará el año 2018 y finalizará el año 2025, y en ella será voluntaria la adscripción de los sostenedores o administradores al desarrollo profesional docente de sus respectivos profesionales de la educación, pudiendo optar, para estos efectos, con todos los docentes de su dependencia, a los cupos de docentes que anualmente disponga el Centro de Perfeccionamiento, Experimentación e Investigaciones Pedagógicas de conformidad de conformidad al artículo siguiente.

Artículo vigésimo cuarto.- Corresponderá al Ministerio de Educación disponer anualmente, durante el período señalado en el artículo anterior, el número total de cupos para profesionales de la educación que ingresarán al desarrollo profesional docente. Dichos cupos serán determinados según disponibilidad presupuestaria, por medio de una resolución que deberá ser visada por la Dirección de Presupuestos.

Con todo, los cupos corresponderán a lo menos a un séptimo de los profesionales de la educación regidos por este párrafo y se establecerán mediante una resolución del Centro que deberá publicarse antes del mes de julio del año anterior al que se dispondrán.

Artículo vigésimo quinto.- Los sostenedores o administradores de establecimientos educacionales cuyos profesionales se rijan por el presente párrafo podrán postular a los cupos disponibles de docentes, mediante una solicitud escrita, que deberá ser presentada antes del último día hábil del mes de agosto del año anterior al que desean someter a dichos profesionales, a lo establecido en el Título III del decreto con fuerza de ley Nº 1, de 1997, del Ministerio de Educación.

Artículo vigésimo sexto.- En el caso que postulen sostenedores o administradores con un mayor número de profesionales de la educación que cupos disponibles, el Centro deberá asignar dichos cupos a aquellos cuyos establecimientos educacionales cuenten con un mayor porcentaje de alumnos prioritarios de conformidad a lo establecido en el artículo 2º de la ley Nº 20.248, hasta que, con los establecimientos asignados, se completen los cupos de docentes disponibles.

Con todo, se entenderá, para todos los efectos legales, que postulan a los cupos del año siguiente aquellos sostenedores o administradores que, habiendo postulado oportunamente y en la forma legal, no se adjudiquen cupos para aplicar a todos sus profesionales de la educación el Título III del decreto con fuerza de ley Nº 1, de 1997, del Ministerio de Educación, y así sucesivamente.

Para estos efectos, el Centro deberá dictar una resolución, antes del 31 de diciembre del año de las respectivas postulaciones, adjudicando los cupos de docentes que haya dispuesto para esa ocasión.

Artículo vigésimo séptimo.- Los profesionales de la educación dependientes de establecimientos educacionales de sostenedores adjudicatarios de los cupos señalados en el artículo anterior, serán asignados a los tramos del desarrollo profesional docente de conformidad a los artículos noveno, décimo, undécimo, duodécimo, décimo tercero y décimo cuarto transitorios anteriores, según corresponda.

Para estos efectos, antes del 31 de marzo del año siguiente a la postulación, el Centro dictará una resolución en la cual señalará el tramo asignado y el bienio que corresponda a dichos profesionales de la educación, la que surtirá sus efectos, para todos los efectos legales, el mes de julio del año siguiente a la postulación.

Artículo vigésimo octavo.- Se regirán por el Título III del decreto con fuerza de ley Nº 1, de 1997, del Ministerio de Educación, desde el mes de julio de 2027, los profesionales de la educación dependientes de sostenedores o administradores regidos por el presente párrafo.

Para la aplicación de lo establecido en el inciso anterior, se aplicará la asignación de tramos del desarrollo profesional docente establecida en el artículo vigésimo séptimo transitorio.

Artículo vigésimo noveno.- El Centro dictará una resolución antes del mes diciembre del año anterior en que rijan a los profesionales de la educación señalados en el artículo anterior las disposiciones del Título III del decreto con fuerza de ley Nº 1, de 1997, del Ministerio de Educación, informando a los sostenedores tanto de aquella circunstancia, como de la asignación de tramos que correspondan de conformidad al artículo vigésimo séptimo transitorio.

Artículo trigésimo.- Los profesionales de la educación principiantes, conforme lo establecido en el artículo 18 B del Título II del decreto con fuerza de ley Nº 1, de 1997, del Ministerio de Educación, podrán postular al proceso de inducción a partir del año escolar siguiente al que el establecimiento en que se desempeñe comience a regirse por lo establecido en el Título III, del decreto con fuerza de ley N°1, de 1997, del Ministerio de Educación.

Artículo trigésimo primero.- La entrada en vigencia de la presente ley no implicará la disminución de las remuneraciones de aquellos profesionales de la educación que se desempeñen en el sector regulado en el presente párrafo.

En el caso que la remuneración promedio de los seis meses inmediatamente anteriores al ingreso al desarrollo profesional docente sea mayor a la que le corresponda legalmente por dicho ingreso, la diferencia deberá ser pagada mediante una remuneración complementaria adicional, la que se absorberá por los futuros aumentos de remuneraciones que correspondan a estos profesionales de la educación, excepto los derivados de reajustes generales que se otorguen a los trabajadores del sector público. Esta remuneración complementaria adicional será imponible y tributable, de conformidad a la ley.

Para los efectos del cálculo de la remuneración a que se refieren los incisos anteriores, se estará a lo dispuesto en los incisos primero y segundo del artículo 172 del Código del Trabajo, sin perjuicio de las asignaciones excluidas de esta remuneración de conformidad al artículo sexto transitorio.

En todo caso, los beneficios que se otorguen con posterioridad a la fecha en que los profesionales de la educación comiencen a regirse por el Título III del decreto con fuerza de ley N°1, de 1997, del Ministerio de Educación, en virtud de un instrumento colectivo o de un acuerdo individual entre el profesional y su empleador, serán de costo de este último.

Párrafo 4º

Transición para la formación de los profesionales de la educación.

Trigésimo segundo: Para las carreras y programas de pedagogía que, a la fecha de la publicación de la presente ley se encuentren acreditadas, se considerará que dicha acreditación cumple con lo dispuesto en los literales a) y b) del artículo 27 bis de la Ley Nº20.129, introducido mediante la presente ley.

Las universidades que no hayan acreditado las carreras de pedagogía que impartan a la fecha de publicación de esta ley, tendrán un plazo de tres años para obtener tanto la acreditación institucional, como la de la carrera o programa, contado desde aquella.

Si la carrera o programa no obtuviera la acreditación a que se refiere el inciso precedente, la universidad no podrá admitir nuevos estudiantes, pero deberá seguir impartiéndolas hasta la titulación o egreso de sus estudiantes matriculados.

Con todo, los estudiantes de carreras y programas de pedagogía no acreditadas y que se encuentren matriculados a la fecha de publicación de la presente ley, o bien, estuvieren en la situación descrita en el inciso anterior, serán, de obtener el título respectivo, considerados profesionales de la educación para todos los efectos legales, entendiéndose incluidos en el artículo 2º del decreto con fuerza de ley Nº 1, de 1997, del Ministerio de Educación

Artículo trigésimo tercero.- Los requisitos para la admisión universitaria señalados en el artículo 27 bis literal b) de la ley Nº 20.129, que se introducen mediante la presente ley, entrarán en vigencia el año 2020, sin perjuicio de las reglas de gradualidad en su implementación que se establecen en los incisos siguientes.

Para los procesos de admisión universitaria de los años 2016 y 2017, los requisitos señalados en el artículo 27 bis literal b) de la Ley N°20.129, serán los siguientes:

a.Haber rendido la prueba de selección universitaria o el instrumento que la reemplace, obteniendo un rendimiento que lo ubique en el percentil 50 o superior, teniendo en cuenta el promedio de las pruebas obligatorias;

b.Tener un promedio de notas de la educación media, dentro del 50% superior de su establecimiento educacional, según el reglamento respectivo; o

c.Haber realizado un programa de preparación y acceso de estudiantes de enseñanza media para continuar estudios de pedagogía en la educación superior reconocido por el Ministerio de Educación.

Para los procesos de admisión universitaria de los años 2018 y 2019 los requisitos referidos en el artículo 27 bis literal b) de la Ley N°20.129 serán los siguientes:

i.Haber rendido la prueba de selección universitaria o el instrumento que la reemplace, obteniendo un rendimiento que lo ubique en el percentil 40 o superior, teniendo en cuenta el promedio de las pruebas obligatorias;

ii.Tener un promedio de notas de la educación media, dentro del 40% superior de su establecimiento educacional, según el reglamento respectivo, o

iii.Haber realizado un programa de preparación y acceso de estudiantes de enseñanza media para continuar estudios de Pedagogía en la educación superior reconocido por el Ministerio de Educación.

Párrafo 5°

Transición para los profesionales que se desempeñan en establecimientos que atiendan estudiantes con necesidades educativas especiales.

Artículo trigésimo cuarto.- Los profesionales de la educación que se desempeñen en establecimientos que, de conformidad a lo establecido en el decreto con fuerza de ley Nº 2, de 1998, del Ministerio de Educación y su reglamento, sean escuelas de educación especial, accederán al desarrollo profesional docente desde la entrada en vigencia de la presente ley, de conformidad a las normas siguientes.

Artículo trigésimo quinto.- Para efectos de lo establecido en el artículo anterior, hasta el término de diez años, contado desde la entrada en vigencia de la presente ley, para la habilitación a los tramos del desarrollo profesional docente se considerará únicamente una prueba escrita de conocimientos disciplinarios, adecuada a su respectiva especialidad que, para estos efectos, elaborará e implementará el Centro de Perfeccionamiento, Experimentación e Investigaciones Pedagógicas del Ministerio de Educación.

Artículo trigésimo sexto.- El Centro de Perfeccionamiento, Experimentación e Investigaciones Pedagógicas del Ministerio de Educación deberá implementar el instrumento de evaluación señalado en el artículo anterior el año 2017, para las respectivas asignaciones de tramo al año 2018, las que surtirán sus efectos legales desde el mes de julio del mismo año.

Artículo trigésimo séptimo.- El Centro señalado en el artículo anterior, certificará los conocimientos, debiendo considerar los siguientes parámetros de evaluación de la prueba de conocimientos disciplinarios, de acuerdo a lo siguiente:

a) Quienes obtengan un resultado D serán asignados al tramo inicial del desarrollo profesional docente;

b) Quienes obtengan un resultado C, serán asignados al tramo temprano;

c) Quienes obtengan un resultado B, serán asignados al tramo avanzado;

d) Quienes obtengan un resultado A (2) , serán asignados al tramo superior, y

e) Quienes obtengan un resultado A (1), serán asignados al tramo experto del desarrollo profesional docente.

Para estos efectos, se aplicará la siguiente tabla:

El Centro de Perfeccionamiento, Experimentación e Investigaciones Pedagógicas establecerá los criterios técnicos, públicos y objetivos, para la aplicación de lo establecido en el inciso anterior.

Artículo trigésimo octavo.- La entrada en vigencia de la presente ley no implicará la disminución de las remuneraciones de aquellos profesionales de la educación que se desempeñen en los establecimientos regulados en el presente párrafo. Para dichos efectos, se estará a lo establecido en los artículos décimo octavo transitorio y trigésimo segundo transitorio, según corresponda.

Párrafo 7º

Aplicación del desarrollo profesional docente para el nivel parvulario.

Artículo trigésimo noveno.- El Decreto con Fuerza de Ley Nº 1 del Ministerio de Educación, de 1997 y las modificaciones introducidas en la presente ley, se aplicarán a contar del año 2020 para los profesionales de la educación regidos por el título VI.

Artículo cuadragésimo.- Los profesionales de la educación señalados en el inciso anterior que, al año 2024, no se encuentren certificados en conformidad a esta ley, serán asignados al tramo inicial de desarrollo profesional docente, salvo los profesionales principiantes, quienes se regirán por las reglas especiales que para ellos establece esta ley.

Artículo cuadragésimo primero.- Los profesionales de la educación principiantes, conforme lo establecido en el artículo 18B de la presente ley, podrán postular al proceso de inducción desde el año escolar 2020, para iniciarlo el año escolar 2021.

Artículo cuadragésimo segundo.- Corresponderá al Centro de Perfeccionamiento, Experimentación e Investigaciones Pedagógicas, realizar la coordinación técnica para la adecuada implementación del proceso de certificación de los profesionales señalados en el artículo vigésimo noveno transitorio, fijando su calendarización a más tardar el 30 de junio de 2019, para ser aplicado a contar del inicio del año escolar 2020. Esta calendarización será gradual, debiendo considerar la incorporación al sistema de un 20 por ciento de los establecimientos por año, para su aplicación universal al año 2025.

Artículo cuadragésimo tercero.- Facúltase al Presidente de la República para que dentro de un año, contado desde la publicación de esta ley, a través de uno o más decretos con fuerza de ley, expedidos por intermedio del Ministerio de Educación y suscritos por el Ministro de Hacienda, regule las siguientes materias:

1. Adecuar, para los profesionales de planta y a contrata de la Junta Nacional de Jardines Infantiles, que cumplan funciones de dirección de establecimientos de educación parvularia o pedagógicas en dichos establecimientos, los procesos de inducción y mentoría contemplados en el título II, del Decreto con Fuerza de Ley Nº 1, del Ministerio de Educación, de 1997, pudiendo establecer para tal efecto, especialmente: su duración; requisitos que deberán reunir los profesionales para optar a dicho proceso; el sistema de postulación a los cupos del proceso y la forma en que serán asignados; derechos y obligaciones de los participantes; determinar los requisitos para la inscripción en el registro público de mentores que refiere el inciso siguiente; derechos y obligaciones del mentor y causales de término de la mentoría; evaluación de los participantes y mentores del proceso, y todas las demás normas necesarias para el adecuado funcionamiento del referido proceso.

2. Adecuar para los profesionales de planta y a contrata de la Junta Nacional de Jardines Infantiles, que cumplan funciones de dirección de establecimientos de educación parvularia o pedagógicas en dichos establecimientos, la aplicación del sistema de certificación de competencias pedagógicas y conocimientos disciplinarios contemplado en el título III del Decreto con Fuerza de Ley Nº 1, del Ministerio de Educación, de 1997. En el ejercicio de esta facultad podrá establecer, especialmente: las oportunidades de certificación y sus efectos; los casos en que la certificación será obligatoria y voluntaria; los profesionales que estarán exceptuados de la aplicación del sistema; y todas las demás normas necesarias para el adecuado funcionamiento del referido sistema.

3. Regular la forma en que se aplicará lo establecido en los artículos 19 S y 19 U del Decreto con Fuerza de Ley Nº 1, del Ministerio de Educación, de 1997, para los profesionales que desempeñen funciones pedagógicas referidos en el numeral anterior. 

Asimismo, regulará el período durante el cual dichos profesionales no podrán reincorporarse a la referida institución, el cual no podrá exceder de 5 años, desde el cese de funciones. 

4. Establecer una asignación asociada al desarrollo profesional docente para profesionales, de planta y a contrata, de la Junta Nacional de Jardines Infantiles que cumplan funciones de dirección de establecimientos de educación parvularia o pedagógicas en dichos establecimientos, fijando las condiciones para su otorgamiento, entre las cuales se considerará certificaciones de competencias pedagógicas y conocimientos disciplinarios; mecanismo para determinar el monto de la asignación, como asimismo su percepción y pago, y cualquier otra disposición necesaria para la adecuada aplicación de la misma. Con todo, cuando esta asignación más las remuneraciones a que tengan derecho los profesionales de planta y contrata antes señalados sea superior a aquella que corresponda a un profesional regido por el Decreto con Fuerza de Ley Nº 1, del año 1997, del Ministerio de Educación; de acuerdo al tramo que le corresponda, del sistema de desarrollo profesional docente, la asignación se ajustará de manera tal que no exceda el limite antes indicado.

5. Modificar los requisitos generales y específicos para el ingreso y promoción de la planta de personal de profesionales de la Junta Nacional de Jardines Infantiles, pudiéndolos establecer según tipo de función profesional

6. Establecer las fechas de entrada en vigencia de lo dispuesto en los numerales anteriores, pudiendo fijar gradualidades para su implementación.

Corresponderá al Centro de Perfeccionamiento, Experimentación e Investigaciones Pedagógicas administrar el proceso de inducción y mentoría para los profesionales de la Junta Nacional de Jardines Infantiles, en los mismos términos que establece el Título II. El Centro llevará un registro público de mentores para los efectos antes señalados. También le corresponderá administrar el sistema de certificación de las competencias pedagógicas y conocimientos disciplinarios de dichos profesionales, debiendo coordinar la implementación de este sistema en los mismos términos establecidos en el artículo cuadragésimo primero transitorio de esta ley.

Artículo cuadragésimo cuarto.- El uso de la facultad delegada por el artículo anterior quedará sujeto a las siguientes restricciones:

1)No podrá tener como consecuencia ni podrá ser considerado como causal de término de la relación laboral, cese de funciones, o término de servicios, y

2)No podrá significar disminución de remuneraciones ni modificación de los derechos previsionales. Así, tampoco podrá modificar la calidad jurídica del nombramiento ni la asignación por antigüedad del funcionario.

Párrafo 8° Transitorio

Otras disposiciones transitorias

Artículo cuadragésimo quinto.- Lo dispuesto en el literal a) del artículo cuarto de la presente ley, le será aplicable a los sostenedores, una vez que rijan para sus profesionales de la educación lo establecido en el Título III de decreto con fuerza de la ley N°1 de 1997, del Ministerio de Educación, de conformidad a lo dispuesto en los párrafos II y III de las presentes disposiciones transitorias.

Artículo cuadragésimo sexto.- Lo dispuesto en los numerales 2), 3) y 4) del artículo cuarto

de esta ley comenzará a regir a partir del inicio del año escolar 2018.

Sin perjuicio de lo señalado en el inciso anterior, para el año escolar 2016 y 2017 el valor unitario mensual de la subvención por alumno para cada nivel y modalidad de la enseñanza, expresado en unidades de subvención educacional (U.S.E.), que establece el artículo 9° del decreto con fuerza de ley N°2, de 1998, del Ministerio de Educación corresponderá al siguiente:

En el caso de los establecimientos educacionales que operen bajo el régimen de jornada escolar completa diurna, el valor unitario mensual por alumno, para el año escolar 2016 y 2017 para los niveles y modalidades de enseñanza que se indican, expresado en unidades de subvención educacional (U.S.E.), será el siguiente:

Del mismo modo, para estos efectos, el año escolar 2016 y 2017 se reemplazarán, en el inciso undécimo del artículo 9°, los siguientes guarismos “7,39674” por “7,71945”; “8,14665” por “8,46936”; “6,33267” por “6,55220”, y “7,08258” por “7,30211”.

Asimismo, para el año escolar 2016 y 2017 se reemplazarán en el inciso cuarto del artículo 12 los guarismos “55,32110” por “55,61166” y “60,50430” por “60,79486” y en el inciso quinto los guarismos “68,49479” por “68,78535” y “74,91951” por “75,21007”.

Artículo cuadragésimo séptimo.- El aporte establecido en el artículo 4° del decreto ley N°3.166, de 1980, se aumentará en el mismo porcentaje y oportunidad en que se aumente la subvención de escolaridad conforme al artículo anterior. Este aumento se otorgará mediante resolución del Ministerio de Educación visada por el Ministerio de Hacienda.

Para estos efectos, el Ministerio de Educación modificará los respectivos convenios suscritos con las instituciones administradoras, estableciendo el nuevo monto del aporte.”.

Dios guarde a V.E.,

MICHELLE BACHELET JERIA

Presidenta de la República

ALBERTO ARENAS DE MESA

Ministro de Hacienda

NICOLÁS EYZAGUIRRE GUZMÁN

Ministro de Educación

1.2. Primer Informe de Comisión de Educación

Cámara de Diputados. Fecha 22 de julio, 2015. Informe de Comisión de Educación en Sesión 52. Legislatura 363.

?INFORME DE LA COMISIÓN DE EDUCACIÓN ACERCA DEL PROYECTO DE LEY QUE CREA EL SISTEMA DE DESARROLLO PROFESIONAL DOCENTE Y MODIFICA OTRAS NORMAS.

_____________________________________________________________

BOLETÍN N° 10.008-04

HONORABLE CÁMARA

La Comisión de Educación pasa a informar acerca del proyecto de ley, en primer trámite constitucional y reglamentario, originado en un mensaje de S.E. la Presidenta de la República, que crea el Sistema de Desarrollo Profesional Docente y modifica otras normas.

Asistieron en representación del Ejecutivo, el Ministro de Educación, señor Nicolás Eyzaguirre Guzmán; la Subsecretaria de Educación, señora Valentina Quiroga Canahuate; el encargado de Política Nacional Docente, señor Jaime Veas; el Coordinador del Equipo Legislativo, señor Patricio Espinoza; el Director del Centro de Perfeccionamiento, señor Rodolfo Bonifaz; los abogados del Equipo Legislativo, señores Jenny Stone, Flavio Quezada y Fernanda González; el Asesor Legislativo, señor Exequiel Silva; Asesor del Gabinete del Ministro, señor Miguel Crispi; del Equipo de Política Nacional Docente, señores Hugo Nervi y Ramón Jara; la Jefa de Comunicaciones, señora Tatiana Klima; el Encargado de Contenidos, señor Hugo Arias; la Asesora del Gabinete del Ministro, Equipo Educación Parvularia, señora Lorena Salinas; la Coordinadora de Primera Infancia, señora María Isabel Díaz, y el abogado del Equipo Legislativo, señor Felipe Torrealba; los Asesores del Gabinete del Ministro, señores Nicolás Cataldo y Mauricio Castro, y los Periodistas señores Carlos Carrasco y Claudia Farfán.

A partir del día 27 de junio de 2015 fue nombrada como Ministra de Educación la señora Adriana Delpiano Puelma, quien asistió acompañada por el Experto de Política Nacional Docente, señor Carlos Eugenio Becca; el Asesor del Gabinete de la Ministra, señor Pablo Jorquera; la Jefa de Comunicaciones, señora Vivian González y el Asesor Legislativo, señor Gustavo Paulsen.

Por el Colegio de Profesores de Chile A.G., asistieron su Presidente, señor Jaime Gajardo Orellana, acompañado por el Secretario General, señor Darío Vásquez; el Tesorero Nacional, señor Juan Soto; el Primer Vicepresidente, señor Guido Reyes; la Segunda Vicepresidenta, señora Ligia Gallegos; los Directores Nacionales señores Mario Aguilar, Francisco Seguel, Verónica Monsalve, Sergio Gajardo, Bárbara Figueroa y Gustavo Méndez; el Presidente Regional de la Araucanía, señor Jaime Quilaqueo; los Asesores señores Mario Domínguez, Guillermo Scherping, Gastón Arqueros y Carmen Gallardo, y los periodistas señores Marcos Machuca y Víctor Vargas.

I.- CONSTANCIAS REGLAMENTARIAS PREVIAS.

1) Idea matriz o fundamental del proyecto.

La idea matriz del proyecto apunta a mejorar las capacidades docentes de conducción y desarrollo en los procesos de enseñanza y aprendizaje en el aula y, a mejorar la calidad de la educación que reciben las niñas y los niños, mediante el perfeccionamiento de la formación inicial docente aumentando los requisitos para la selección de estudiantes de pedagogía y mejorando la información disponible en el sistema de formación inicial en relación a la evaluación diagnóstica. Asimismo, procura apoyar la inmersión de profesores principiantes en establecimientos educacionales por medio de la inducción, fortalecer el desarrollo profesional docente para promover el avance en la carrera profesional, crear un sistema de desarrollo profesional docente y aumentar las horas no lectivas.

2) Normas de quórum especial.

Tiene el carácter orgánico constitucional el artículo 3°, que modifica el artículo 46, letra g) de la ley N° 20.370, General de Educación, contenida en el decreto con fuerza de ley N° 2, de 2009. Este artículo fue sometido a control previo de constitucionalidad por parte del Tribunal Constitucional, el cual, mediante rol N° 1363 (considerando décimo), de fecha 28 de julio de 2009, declaró que era constitucional -con algunas prevenciones- y que revestían carácter orgánico constitucional. Tal como el propio Tribunal lo ha declarado en diversos fallos (entre ellos, rol 548 considerando séptimo), y lo dispone la propia Carta Fundamental en su artículo 66, las normas que modifican a una ley orgánica constitucional revisten su misma naturaleza.

El proyecto no contempla normas de quórum calificado.

3) Votación en general del proyecto de ley.

El proyecto fue rechazado, en general, por 5 votos a favor y 8 abstenciones. Votaron por la afirmativa la diputada Camila Vallejo Dowling (Presidenta) y los diputados Fidel Espinoza Sandoval, Giorgio Jackson Drago, Alberto Robles Pantoja y Mario Venegas Cárdenas. Se abstuvieron las diputadas Cristina Girardi Lavín, María José Hoffmann Opazo y Yasna Provoste Campillay y los diputados Jaime Bellolio Avaria, Rodrigo González Torres, Romilio Gutiérrez Pino, Felipe De Mussy Hiriart (en reemplazo del diputado José Antonio Kast Rist) y Felipe Kast Sommerhoff.

4) Normas que requieren trámite de Hacienda.

En atención a que el proyecto fue rechazado en general por la Comisión no requiere ser conocido, en esta ocasión, por la Comisión de Hacienda.

5) Diputado informante.

Se designó diputado informante al señor Romilio Gutiérrez Pino.

II.- ANTECEDENTES DEL PROYECTO.

A) Fundamentos.

Según se expresa en el mensaje remitido por S.E. la Presidenta de la República, el proyecto de fundamenta en lo siguiente:

1. Mejorar la formación inicial aumentando los requisitos para la selección de estudiantes de pedagogía.

Una de las condiciones para el mejoramiento en educación, de amplio consenso a nivel nacional e internacional, consiste en aumentar la selectividad en el ingreso a la Formación Inicial Docente (FID). Sin embargo, la FID en Chile posee una alta desregulación, reflejada en la coexistencia de programas de pedagogía con y sin aplicación de procesos de selectividad. Actualmente, hay más de 93.000 estudiantes de carreras de pedagogía, que se distribuyen en 70 instituciones de educación superior (47 acreditadas) y 863 programas (solo 363 acreditados por 4 años o más y 240 no acreditados). Cada año ingresan, en promedio, 17.500 estudiantes y se titulan alrededor de 15.000. De los titulados, aproximadamente un tercio ingresa a ejercer en el sistema escolar al año siguiente del egreso, aunque con una alta tasa de deserción en los primeros 5 años.

La política de formación inicial docente debe avanzar hacia un sistema que seleccione a los mejores estudiantes para las carreras de pedagogía para el conjunto de las instituciones de educación superior, debiendo, para ello, aplicar procesos de selección vía Prueba de Selección Universitaria (PSU) o los mejores promedios de notas de educación media o modelos de detección de talentos y vocaciones (propedéuticos), pudiendo utilizar una combinación de ellos.

2. Mejorar la información disponible en el sistema de formación inicial en relación a la evaluación diagnóstica para la formación inicial docente.

El año 2008, la Evaluación Inicia tenía por propósito generar un instrumento para retroalimentar a las instituciones vinculadas con la Formación Inicial Docente (FID). El Decreto Supremo N° 96, de 2009, del Ministerio de Educación, que fija las líneas de acción del Programa Inicia refiere a la confección y aplicación de una Evaluación Diagnóstica para estudiantes de Pedagogía. Sin embargo, en la actualidad, la Evaluación Inicia presenta un gran obstáculo para concretar su cometido, pues por su carácter voluntario para los estudiantes y las instituciones, sus resultados no reflejan representativamente la realidad de la formación de las pedagogías en el país.

Por lo anterior, se establecerá un modelo de desarrollo de evaluación diagnóstica representativa y consistente con los proyectos nacionales de mejora de la formación inicial docente. Dicho modelo estará asociado a los estándares vigentes para la formación inicial de profesores, generando oportunidades para una buena gestión de la información que de ella derive, permitiendo, a su vez, retroalimentar a las instituciones responsables de su mejora de continua. Las principales medidas para esto son:

•Instalar en las carreras de pedagogía la cultura de la evaluación diagnóstica, al servicio de la mejora de los procesos de formación inicial.

•Generar información significativa para el fortalecimiento de la formación inicial docente.

•Aplicar de manera obligatoria la evaluación diagnóstica a todos los programas formadores de docentes.

•Perfeccionar los procesos de construcción de los instrumentos que conforman la referida evaluación.

3. Apoyar la inmersión de profesores principiantes en establecimientos educacionales por medio de la inducción.

Diversas investigaciones nacionales e internacionales demuestran consistentemente la relevancia de apoyar al profesor principiante en sus primeros años de docencia, ya que es un período crucial para mejorar los niveles de satisfacción y eficacia en su labor y para evitar su temprana deserción del sistema, que en Chile llega alrededor del 40%, al quinto año de ejercicio docente, según estudios elaborados por investigaciones de la Universidad de Chile.

El año 2005 una Comisión Experta instalada por el Ministerio de Educación, recomendó la creación de un sistema de inducción, idea que fue recogida el año 2010 por el “Panel de Expertos para una Educación de Calidad”.

El año 2006 el Ministerio de Educación, a través del Centro de Perfeccionamiento Experimentación e Investigaciones Pedagógicas (CPEIP) llevó a cabo un piloto de formación de mentores en colaboración con la Universidad Católica de Temuco. Posteriormente, el año 2008, se suma a la iniciativa la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso y el 2009 se incorporan las Universidades de Playa Ancha, de La Serena y Alberto Hurtado. En total se forman alrededor de 140 mentores. Paralelamente, el Programa Inglés Abre Puertas del Ministerio de Educación formó a una centena de profesores mentores en inglés.

4. Fortalecer el desarrollo profesional docente para promover el avance en la carrera profesional.

El desarrollo profesional docente se define como el proceso de formación y enriquecimiento permanente de las capacidades docentes y la adquisición crítica de conocimientos, habilidades y la inteligencia emocional que son parte esencial de un estilo profesional de pensar, planificar y actuar con niños, jóvenes y colegas en cada una de las etapas de la vida docente. Aunque se asocia con actualización curricular, sus objetivos son más amplios ya que “dependen mucho de los contextos escolares en que trabajan los docentes” (Ávalos, 2007).

La actividad profesional del docente se articula en torno al reconocimiento en la carrera docente, de un conjunto de actividades abordadas como un saber hacer, fundado y responsable, que en el marco de una comunidad educativa, contribuyen a resolver los desafíos. El conocimiento sobre el saber enseñar se reconoce como tal, relevando el protagonismo del docente en una organización que reconoce y estimula su liderazgo pedagógico con proyección en la comunidad. Sentada su capacidad de intervenir liderando procesos educativos, se promueve la valoración de su actividad profesional a la luz de su manejo del currículum y su apropiación, el aprendizaje de sus estudiantes, las necesidades sociales, institucionales y comunitarias en un contexto inclusivo, con expectativas de llevar adelante un proceso educativo que permita el desarrollo de las máximas potencialidades de todos y todas.

El nuevo sistema de formación en desarrollo que se establece en esta carrera, propone mejorar sus capacidades para el desarrollo de los procesos de enseñanza y aprendizajes de sus alumnos, reforzando, el ejercicio de su profesionalidad.

Lo anterior sugiere un diseño que atendiendo a diagnósticos específicos, levantados por los futuros Comités Locales de Desarrollo Profesional Docente del CPEIP, utilizando, además, la información que deviene de los procesos de certificación de la carrera, se proponga metas realizables y la generación de redes, que cubran escuelas y territorios, y sea liderado por docentes destacados.

Este último factor es crucial de sopesar. El país cuenta con una cultura incipiente de trabajo colaborativo, dificultada por un legado autoritario y lógicas de cuasi mercado en el sistema educativo; por lo que cabe recuperar la experiencia acumulada de iniciativas de aprendizaje entre pares, a fin de nutrir el nuevo diseño que transitará desde el modelo tradicional de formación en servicio (transmisión) hacia uno de desarrollo profesional transformativo.

5. Sistema de desarrollo profesional docente.

El sistema entrega a los docentes un marco explícito, conocido y motivador para el desarrollo profesional y personal, mejorando las condiciones para su formación inicial, el tránsito al ejercicio de la profesión y el ejercicio de la docencia, aportando de mejor manera a los objetivos buscados por el sistema educativo chileno. Considera tramos de desarrollo profesional, evolución de las remuneraciones y establece un sistema de apoyo para el avance en la carrera.

Criterios orientadores del sistema:

•Atraer a estudiantes con vocación y habilidades para la docencia.

•Incrementar la retención de docentes en el sistema escolar y parvulario.

•Reconocer el desempeño docente, valorando el mérito e impulsando el desarrollo continuo.

•Promover la distribución equitativa de los docentes en el sistema educativo.

•Reconocer y asegurar oportunidades de desarrollo profesional a las y los docentes.

•Vincular el desarrollo profesional de las y los docentes con las necesidades de los establecimientos educacionales y sus territorios.

•Mejorar las condiciones de ejercicio de la docencia.

•Incorporar a profesores de aula, educadoras de párvulos, educadoras diferenciales, profesores de la modalidad técnico profesional, en directa relación con los perfiles que se requieren para cada nivel.

•Incorporar de manera universal y obligatoria a los docentes que se desempeñan en el conjunto de establecimientos que reciben financiamiento público, salvo para los docentes que se encuentren a cinco años de jubilar, en cuyo caso podrán optar por permanecer en el sistema actual. Además, será obligatoria para todos aquellos que ingresan al ejercicio de la profesión docente en dichos establecimientos.

•Avanzar en la carrera abre oportunidades para que los docentes asuman otras responsabilidades y roles, en el establecimiento educacional.

•Implementar un sistema de formación para apoyar el avance del docente una vez que alcance un tramo de desarrollo profesional.

•Propender a un aumento en las remuneraciones y una evolución de las mismas, en línea con otras profesiones similares. El desempeño en establecimientos vulnerables incrementará las rentas del docente, cuando éste se encuentre en los tramos superiores de la carrera. Adicionalmente, ningún docente verá reducida sus remuneraciones por el ingreso a la carrera.

El ingreso al sistema de desarrollo profesional no significa aumentar los costos para los sostenedores y administradores.

El objetivo de esta iniciativa legal apunta a establecer un Sistema de Desarrollo Profesional que propone fortalecer las capacidades profesionales docentes, en el contexto de una trayectoria conocida y estimulante, para mejorar sus capacidades de conducción y desarrollo en los procesos de enseñanza y aprendizaje en el aula y mejorar la calidad de la educación que reciben nuestras niñas y niños.

Para avanzar en este propósito, el proyecto aborda tres dimensiones de la profesión, necesarias para la excelencia en el ejercicio profesional docente:

1. Asegurar la calidad de la formación inicial de los docentes.

Este proyecto busca establecer una regulación más exigente para la formación inicial de los profesionales de la educación, tanto respecto de las instituciones que podrán impartir las carreras de pedagogías, como de los programas así como de los requisitos de selectividad de los estudiantes que podrán acceder a matricularse en dichas carreras.

Al efecto, para impartir carreras de pedagogía y otorgar títulos profesionales de profesores(as) o educadores(as), las universidades deberán contar con la acreditación institucional y de sus respectivos programas y carreras de pedagogías.

Se considera aplicar de manera obligatoria una evaluación diagnóstica en el cuarto año de la carrera, a fin de obtener información sobre el proceso formativo que llevan a cabo las universidades, que permita identificar las fortalezas y debilidades de aquel y establecer una política para la mejora continua de la mallas curriculares y programas de formación de profesores y profesoras.

Asimismo, se aumenta selectividad considerando una combinación de puntaje Prueba de Selección Universitaria promedio (Lenguaje y Matemáticas), como expresión del rendimiento estándar del estudiante y su promedio de notas de egreso de enseñanza media, como indicador de rendimiento en contexto local. Ambos criterios han probado ser predictores satisfactorios de éxito académico en la Educación Superior. No obstante, la combinación exige cumplir uno de los dos requisitos; el uso único de puntajes Prueba de Selección Universitaria o de promedio de notas como requisito de ingreso, podría conllevar consecuencias demasiado severas sobre la matrícula promedio de ingreso anual.

De manera complementaria, avanza a establecer modelos de captación temprana de jóvenes con intereses y talentos pedagógicos, de manera de enriquecer los procesos de incorporación de estudiantes de pedagogía y el reconocimiento de las capacidades de desarrollo de la formación docente temprana.

2. Apoyar la inserción laboral de los profesionales de la educación.

Se establece y regula un sistema de inducción para profesores principiantes, apoyado a través de mentorías, y orientado a desarrollar su autonomía profesional y a facilitar su inserción en las comunidades educativas que adscriben al sistema de desarrollo profesional docente.

Con lo anterior esta iniciativa recoge una política destinada a:

-Generar dispositivos de acompañamiento a la construcción temprana de la profesionalidad docente.

-Incidir sustantivamente en la disminución del porcentaje de deserción del sistema escolar de los profesores principiantes.

3. Desarrollo permanente de políticas de formación para el desarrollo profesional de los docentes.

Con esta iniciativa se pretende modernizar el concepto de formación y perfeccionamiento basada en la concepción tradicional de instrumentos y destinada a obtener un beneficio pecuniario, a una nueva formación para el desarrollo profesional enfocada a fortalecer las capacidades profesionales docentes, en el contexto de un sistema de desarrollo profesional, para mejorar sus capacidades de guiar y dirigir los procesos de enseñanza y aprendizaje de los alumnos y reforzar el ejercicio de su profesionalidad.

4. Creación de un Sistema de Desarrollo Profesional Docente.

El proyecto instala un sistema de desarrollo profesional docente que promueve el avance de los profesionales de la educación hasta un nivel esperado de experiencia, competencias y conocimientos y, a su vez, ofrece una trayectoria profesional atractiva en la función de aula.

El sistema distingue dos fases de dicho desarrollo, para ello, el desarrollo profesional docente está estructurado en tres tramos que culminan con el nivel de desarrollo esperado para un buen ejercicio de la docencia y, en dos tramos de carácter voluntario para aquellos docentes que, una vez alcanzado el nivel esperado, deseen potenciar su desarrollo profesional.

El ingreso al sistema de desarrollo profesional y de avance de un tramo al siguiente se realiza mediante un proceso de certificación, el cual utiliza dos instrumentos, una prueba que evalúa los conocimientos disciplinarios y un portafolio enriquecido que registra evidencias sobre sus competencias pedagógicas.

El tramo inicial es la etapa de ingreso al sistema de desarrollo profesional docente, y el profesional que no logra avanzar al tramo siguiente transcurridos dos procesos de certificación, deberá abandonar el sistema y ser desvinculado.

El tramo temprano es la etapa intermedia del desarrollo profesional docente y los docentes que, en la certificación del tramo de desarrollo inicial destaquen en su certificación, podrán saltarse este tramo temprano, pasando directamente al tramo de desarrollo avanzado.

El tramo avanzado es la etapa óptima del desarrollo profesional docente, al que podrán acceder los profesionales de la educación y que acredita experiencia, competencias pedagógicas y conocimientos disciplinarios deseados para un buen ejercicio profesional docente. Las y los docentes que alcancen este nivel de desarrollo, tendrán la posibilidad de acceder a cargos directivos y a otras oportunidades de desarrollo profesional, como profesor mentor, curriculista, jefaturas de equipo de profesionales, entre otros.

Para aquellos docentes de aula que, una vez alcanzado el tramo de desarrollo profesional avanzado, deseen continuar progresando en la carrera, se crean dos tramos de desarrollo adicional y voluntarios, cuya certificación será de carácter voluntario: tramo de desarrollo superior y tramo de desarrollo experto.

Podrán acceder al tramo superior quienes cuenten con una experiencia, competencias pedagógicas y conocimientos disciplinarios por sobre lo deseado para un buen ejercicio profesional docente.

Finalmente, podrán acceder al tramo experto quienes cuenten con una experiencia, competencias pedagógicas y conocimientos disciplinarios de excelencia para el ejercicio profesional docente.

5. Aumento de las Horas no Lectivas.

Finalmente, el proyecto de ley establece un aumento gradual de las horas no lectivas para los contratos docentes, condición indispensable para mejorar las condiciones de trabajo de los docentes y avanzar a una educación de calidad.

B) Comentario sobre el articulado del proyecto.

El proyecto consta de 10 artículos permanentes y 47 disposiciones transitorias.

El artículo 1° introduce modificaciones en el decreto con fuerza de ley N° 1, de 1997, del Ministerio de Educación, que fija el texto refundido, coordinado y sistematizado de la ley N° 19.070.

El artículo 2° modifica la ley N° 20.129, que establece un Sistema Nacional de Aseguramiento de la Calidad de la Educacion Superior, en su artículo 27° y agrega un nuevo artículo 27° bis.

El artículo 3° suprime una frase del párrafo segundo del literal g) del artículo 46 del decreto con fuerza de ley N° 2, de 2010, que fija texto refundido, coordinado y sistematizado de la ley N° 20.370 con las normas no derogadas del decreto con fuerza de ley N° 1, de 2005 (ley General de Educación), relativo a los requisitos para el reconocimiento oficial de los establecimientos educacionales que impartan enseñanza en los niveles de educación parvularia, básica y media.

El artículo 4° introduce modificaciones en el decreto con fuerza de ley N° 2, de 1998, fija texto refundido, coordinado y sistematizado del decreto con fuerza de ley N° 2, de 1996, del Ministerio de Educación, sobre subvención del Estado a establecimientos educacionales.

El artículo 5° modifica la ley N° 19.410 , que modifica la ley N° 19.070, sobre Estatuto de Profesionales de la Educación, el decreto con fuerza de ley N° 5, de 1993, del Ministerio de Educación, sobre subvenciones a establecimientos educacionales, y otorga beneficios que señala.

El artículo 6° introduce modificaciones en la ley N° 19.598, que otorga un mejoramiento especial para los profesionales de la educación que indica.

El artículo 7° introduce modificaciones en la ley N° 19.715, que otorga un mejoramiento especial de remuneraciones para los profesionales de la educación.

El artículo 8° modifica la ley N° 19.933, que otorga un mejoramiento especial a los profesionales de la educación que indica.

El artículo 9° introduce modificaciones en el decreto con fuerza de ley N° 1, de 2002, del Ministerio de Educación, que fija las normas que estructuran y organizan el funcionamiento y operación de la asignación de excelencia pedagógica y la red maestros de maestros, a que se refieren los artículos 14 a 18 de la ley N° 19.715.

El artículo 10 deroga el decreto con fuerza de ley N° 2, de 2012, del Ministerio de Educación, que fija las normas que reestructuran el funcionamiento, el monto de los beneficios y el número de beneficiarios de la asignación de excelencia pedagógica a que se refieren los artículos 14 y 15 de la ley N° 19.715.

Disposiciones transitorias

Párrafo 1° Disposiciones generales

El artículo primero señala que la presente ley entrará en vigencia en la fecha de su publicación, sin perjuicio de lo establecido en los artículos transitorios siguientes.

El artículo segundo establece la entrada en vigencia de la disminución de las horas lectivas (2018). Además, establece el máximo de horas de aula, a partir del año escolar de 2016.

El artículo tercero dispone que los profesionales de la educación a quienes les falten cinco o menos años para la edad legal de jubilación podrán mantener su última remuneración mensual devengada, siempre que cumplan determinadas condiciones.

El artículo cuarto contempla la opción de que los profesionales de la educación se acojan a lo establecido en el inciso final del artículo 70 del decreto con fuerza de ley N° 1, de 1997, del Ministerio de Educación (sistema de evaluación de los profesionales de la educación que se desempeñen en funciones de docencia de aula, de carácter formativo), en cuyo caso no podrán acceder al proceso de certificación establecido en la presente ley.

El artículo quinto determina que las derogaciones y modificaciones a las asignaciones y demás beneficios pecuniarios establecidos en diversos numerales y artículos de esta ley, no se aplicarán a aquellos profesionales de la educación que no se rijan por lo establecido en el Título III del decreto con fuerza de ley N° 1, de 1997, del Ministerio de Educación, salvo una situación. Asimismo, se refiere a la incompatibilidad de la asignación por desempeño en condiciones difíciles.

El artículo sexto consulta una norma de excepción al artículo anterior, que permite a los profesionales de la educación que sean beneficiarios de determinadas asignaciones continuar percibiéndolas, en los términos establecidos en las leyes que las regulan, entre otros aspectos.

El artículo séptimo establece el plazo de vigencia del artículo tercero de la presente ley (5 años).

Párrafo 2°

Transición para los profesionales que se desempeñan en el sector municipal

El artículo octavo prescribe que los profesionales de la educación que a la entrada en vigencia de la presente ley sean parte de dotaciones de establecimientos educacionales del sector municipal serán asignados a los tramos del desarrollo profesional docente establecidos en el Título III del decreto con fuerza de ley N° 1, de 1997, del Ministerio de Educación, de conformidad a los artículos siguientes.

Los artículos noveno, décimo, undécimo, duodécimo, decimotercero, decimocuarto, decimoquinto y decimosexto fijan la forma en que se realizará asignación a los tramos del desarrollo profesional docente.

El artículo decimoséptimo establece el plazo para postular al proceso de inducción para los profesionales de la educación principiantes, conforme lo establecido en el artículo 18 B del nuevo título II del decreto con fuerza de ley N° 1, de 1997, del Ministerio de Educación (2017).

El artículo decimoctavo dispone que la entrada en vigencia de la presente ley no implicará la disminución de las remuneraciones de aquellos profesionales de la educación que ingresen al desarrollo profesional docente por la aplicación de las disposiciones transitorias del presente párrafo, y fija el método para el cálculo de las diferencias que se generen y su forma de pago.

El artículo decimonoveno excluye de la aplicación de lo establecido en el inciso tercero del artículo 24 del decreto con fuerza de ley N° 1, de 1997, del Ministerio de Educación (término de la relación laboral por calificación en desempeño básico o insatisfactorio) a los profesionales de la educación que, a la entrada en vigencia de la presente ley, se desempeñen como directores o en cargos de exclusiva confianza de éste y el plazo.

El artículo vigésimo exceptúa de la aplicación, por el plazo que indica, de lo establecido en el inciso cuarto del artículo 25 (término de la relación laboral por pérdida sobreviniente de algunos de los requisitos de incorporación a una dotación docente) para profesionales de la educación que, a la entrada en vigencia de la presente ley, se encuentren designados a contrata o contratados a plazo, en una dotación del sector municipal.

Párrafo 3° Transición para los profesionales que se desempeñan en el sector particular subvencionado y establecimientos regidos por el decreto ley N° 3.166, de 1980

El artículo vigésimo primero dispone que dichos profesionales seguirán rigiéndose por una relación laboral de derecho privado, sin perjuicio que les resultará aplicable el Título III del decreto con fuerza de ley N° 1, de 1997 del Ministerio de Educación.

El artículo vigésimo segundo establece que la aplicación del Título III de decreto con fuerza de ley N° 1, de 1997, del Ministerio de Educación, a los profesionales señalados en el artículo anterior será gradual en un proceso dividido en dos etapas.

El artículo vigésimo tercero señala que la primera etapa comenzará el año 2018 y finalizará el año 2025, y será de carácter voluntaria para los sostenedores o administradores de los establecimientos en que aquellos se desempeñen, conforme los cupos de docentes que se dispongan para ello.

El artículo vigésimo cuarto dice que el Ministerio de Educación dispondrá anualmente, durante el período señalado en el artículo anterior, el número total de cupos y establece un mínimo de cupos.

El artículo vigésimo quinto fija la forma y plazo de postulación a los cupos.

El artículo vigésimo sexto se coloca en la situación de que haya un mayor número de profesionales de la educación que cupos disponibles y establece la forma de resolución.

El artículo vigésimo séptimo dispone que los profesionales de la educación dependientes de establecimientos educacionales de sostenedores adjudicatarios de los cupos señalados en el artículo anterior, sean asignados a los tramos del desarrollo profesional docente de conformidad a los artículos noveno, décimo, undécimo, duodécimo, décimo tercero y décimo cuarto transitorios anteriores, según corresponda y establece el plazo en que se deberá dictar la resolución que señalará el tramo asignado y el bienio que corresponda a dichos profesionales la que surtirá sus efectos, para todos los efectos legales, el mes de julio del año siguiente a la postulación.

El artículo vigésimo octavo establece que desde el mes de julio de 2027, se regirán por el Título III del decreto con fuerza de ley N° 1, de 1997, del Ministerio de Educación, los profesionales de la educación dependientes de sostenedores o administradores regidos por el presente párrafo.

El artículo vigésimo noveno fija el mes en que el Centro dictará una resolución en que rijan para los profesionales de la educación señalados en el artículo anterior y le impone una obligación de información a los sostenedores.

El artículo trigésimo establece el plazo que los profesionales de la educación principiantes tendrán para postular al proceso de inducción.

El artículo trigésimo primero dispone que la entrada en vigencia de la presente ley no implicará la disminución de las remuneraciones de aquellos profesionales de la educación que se desempeñen en el sector regulado en el presente párrafo y fija el método para el cálculo de las diferencias que se generen y su forma de pago.

Párrafo 4° Transición para la formación de los profesionales de la educación

El artículo trigésimo segundo trata de las carreras y programas de pedagogía que, a la fecha de la publicación de la presente ley se encuentren acreditadas y aquellas universidades que no lo hayan sido, estableciéndoles un plazo al efecto.

El artículo trigésimo tercero se refiere a los requisitos para la admisión universitaria señalados en el artículo 27 bis letra b) de la ley N° 20.129, que se introducen mediante la presente ley y su entrada en vigencia el año 2020. Establece gradualidad para los procesos de admisión universitaria de los años 2016 y 2017.

Párrafo 5°

Transición para los profesionales que se desempeñan en establecimientos que atiendan estudiantes con necesidades educativas especiales

El artículo trigésimo cuarto regula el acceso al desarrollo profesional docente de los profesionales de la educación que se desempeñen en establecimientos que, de conformidad a lo establecido en el decreto con fuerza de ley N° 2, de 1998, del Ministerio de Educación y su reglamento, sean escuelas de educación especial.

El artículo trigésimo quinto fija un plazo máximo para la habilitación a los tramos del desarrollo profesional docente y establece que se considerará únicamente una prueba escrita que elaborará e implementará el Centro de Perfeccionamiento, Experimentación e Investigaciones Pedagógicas del Ministerio de Educación.

El artículo trigésimo sexto impone al Centro implementar el instrumento de evaluación señalado en el artículo anterior el año 2017 para las respectivas asignaciones de tramo al año 2018, las que surtirán sus efectos legales desde el mes de julio del mismo año.

El artículo trigésimo séptimo fija los parámetros de evaluación de la prueba de conocimientos disciplinarios, que deberá certificar el Centro.

El artículo trigésimo octavo dispone que la entrada en vigencia de la presente ley no implicará la disminución de las remuneraciones de aquellos profesionales de la educación que se desempeñen en los establecimientos regulados en este párrafo.

Párrafo 6°

Aplicación del desarrollo profesional docente para el nivel parvulario.

El artículo trigésimo noveno establece que el decreto con fuerza de ley N° 1 del Ministerio de Educación, de 1997 y las modificaciones introducidas en la presente ley, se aplicarán a contar del año 2020 para los profesionales de la educación regidos por el título VI.

El artículo cuadragésimo señala que los profesionales de la educación señalados en el inciso anterior que, al año 2024, no se encuentren certificados en conformidad a esta ley, serán asignados al tramo inicial de desarrollo profesional docente, salvo los profesionales principiantes, quienes se regirán por las reglas especiales que para ellos establece esta ley.

El artículo cuadragésimo primero fija el plazo de postulación al proceso de inducción para los profesionales de la educación principiantes.

El artículo cuadragésimo segundo impone al Centro de Perfeccionamiento, Experimentación e Investigaciones Pedagógicas realizar la coordinación técnica para la adecuada implementación del proceso de certificación y un plazo para su realización.

El artículo cuadragésimo tercero faculta al Presidente de la República para que dentro de un año, contado desde la publicación de esta ley, regule las materias que se señalan.

El artículo cuadragésimo cuarto establece restricciones al uso de la facultad delegada por el artículo anterior.

Párrafo 7° Otras disposiciones transitorias

El artículo cuadragésimo quinto hace aplicable lo dispuesto en la letra a) del artículo cuarto de la presente ley a los sostenedores, una vez que rija para sus profesionales de la educación lo establecido en el Título III de decreto con fuerza de la ley N° 1 de 1997, del Ministerio de Educación.

El artículo cuadragésimo sexto establece que lo dispuesto en los numerales 2), 3) y 4) del artículo 4° de esta ley comenzará a regir a partir del inicio del año escolar 2018. Además, establece el valor de la U.S.E. para el año escolar 2016 y 2017 por alumno para cada nivel y modalidad de la enseñanza.

El artículo cuadragésimo séptimo dispone que el aporte establecido en el artículo 4° del decreto ley N° 3.166, de 1980, se aumentará en el mismo porcentaje y oportunidad en que se aumente la subvención de escolaridad conforme al artículo anterior.

C) Informe financiero.

El Ejecutivo acompañó a esta iniciativa un informe financiero, que se reseña a continuación, en cuanto a sus efectos sobre el presupuesto fiscal.

El proyecto plantea una nueva carrera profesional docente, que promueve el desarrollo de los profesionales de la educación en su desempeño profesional en los establecimientos educacionales, constituyendo uno de los pilares fundamentales de la Reforma Educacional.

A este Sistema de Desarrollo Profesional se incorporarán todos los profesionales de la educación de los establecimientos educacionales del sector municipal y particular subvencionado, los regidos por el Decreto Ley N° 3166, del año 1380, y de las instituciones públicas y privadas de educación parvularia que perciben aportes permanentes para la operación y funcionamiento de sus establecimientos. Ello con la gradualidad que en cada caso se establece.

Con esta propuesta se promueve que el sistema educacional chileno pueda contar desde la educación parvularia, básica y media, con un cuerpo de docentes que fortalezca el mejoramiento de la educación en sus diversos niveles educacionales.

La propuesta considera los siguientes procesos para el desarrollo profesional docente:

1. En el ámbito de la Formación Inicial de Docente se establece la obligación que las universidades, las carreras y programas estén acreditados, aumentar la selectividad de los alumnos que ingresan a las carreras de educación y se hace obligatoria la evaluación diagnóstica de los futuros profesionales de la educación.

2. Se establece un Proceso de Inducción y Mentoría, destinado a apoyar la inserción laboral de los profesionales de la educación, para lo cual los docentes principiantes contarán con el apoyo de un profesor con experiencia y capacidades especiales para esta etapa, por un plazo de hasta 10 meses.

3. El Sistema de Desarrollo Profesional promueve el avance de los profesionales de la educación a un nivel esperado de experiencia, competencias pedagógicas y conocimientos disciplinarios para un buen ejercicio de la docencia, estructurados en tres tramos obligatorios para alcanzar dicho nivel esperado, esto es los tramos Inicial, Temprano y Avanzado.

Además, la estructura de desarrollo profesional comprende dos tramos de certificación voluntaria, los tramos Superior y Experto. El ingreso y avance en el sistema de desarrollo profesional se produce a través de un proceso de certificación mediante una prueba que evalúa los conocimientos disciplinarios y un portafolio que registra las evidencias sobre las competencias pedagógicas, unido a requisitos de experiencia de acuerdo a los años de servicio profesional como maestro.

Esta trayectoria de desarrollo profesional involucra la asociación de mejoramiento de las remuneraciones de los profesionales de la educación:

Para un profesional de la educación con 44 horas de contrato y 15 bienios la Asignación por Tramo de Desarrollo Profesional alcanza el siguiente monto mensual:

4. Adicionalmente, se establecen nuevas remuneraciones, a saber:

-La Asignación de Reconocimiento por Docencia en Establecimientos de Alta Concentración de Alumnos prioritarios.

-La Nueva Bonificación de Reconocimiento Profesional, que se incrementa a $228.258 por título y $76.086 por mención para una jornada de 30.

5. Finalmente, se modifica el porcentaje de horas lectivas de los contratos de trabajo de los profesionales de la educación de 75% a un 65%, aumentando de un 25% de horas no lectivas a un 35%, con el propósito de ampliar el tiempo para que los docentes preparen apropiadamente el proceso de enseñanza y aprendizaje.

Efectos del Proyecto sobre el Presupuesto Fiscal.

A continuación se presentan los ítems que representan mayores gastos fiscales producto del proyecto de ley, que se determinan con los siguientes supuestos:

El mayor costo por remuneraciones docentes municipales incluye la entrada a la carrera de la totalidad de los docentes del sector municipal en julio de 2017. Desde el año 2018 a 2025, se asume que todos los docentes se evalúan. Por último para el régimen, se considera que, dada la mayor selectividad en las carreras de pedagogía, los docentes tendrán mejores resultados en el futuro y se concentrarán en mayor proporción en los tramos superiores de certificación.

El mayor costo por remuneraciones docentes del sector particular incluye su entrada gradual a la carrera entre los años 2019 a 2025. El régimen se determina con el mismo criterio utilizado para los docentes municipales.

Ambos cálculos consideran la reducción gradual de las asignaciones que se derogan producto de esta ley.

El costo de horas lectivas considera una disminución a un 70% para los años 2016 y 2017 y a un 65% a contar del año 2018.

El costo por mentorías corresponde a una incorporación gradual de mentores a contar del año 2017 hasta el régimen, en el cual se atenderá a un total de 10.000 docentes principiantes.

El costo por concepto de entrada de la educación parvularia a la Carrera asume la entrada de las educadoras JUNJI, VTF e Integra el año 2020, considerando además un aumento de cobertura acorde con la meta de programa de gobierno. El régimen se determina con el mismo criterio utilizado para los docentes municipales.

Se considera un mayor costo de operación asociado a la puesta en marcha de este proyecto de ley, en el proceso de certificación, formación e inducción de docentes.

Dada la gradualidad dispuesta en la ley para su aplicación, se muestra a continuación un detalle de la evolución del mayor gasto fiscal anual:

D) Incidencia en la legislación vigente.

1. Constitución Política de la República.

El artículo 19 asegura a todas las personas:

10°. El derecho a la educación.

La educación tiene por objeto el pleno desarrollo de la persona en las distintas etapas de su vida.

Los padres tienen el derecho preferente y el deber de educar a sus hijos. Corresponderá al Estado otorgar especial protección al ejercicio de este derecho.

Para el Estado es obligatorio promover la educación parvularia, para lo que financiará un sistema gratuito a partir del nivel medio menor, destinado a asegurar el acceso a éste y sus niveles superiores. El segundo nivel de transición es obligatorio, siendo requisito para el ingreso a la educación básica.

La educación básica y la educación media son obligatorias, debiendo el Estado financiar un sistema gratuito con tal objeto, destinado a asegurar el acceso a ellas de toda la población. En el caso de la educación media este sistema, en conformidad a la ley, se extenderá hasta cumplir los 21 años de edad.

Corresponderá al Estado, asimismo, fomentar el desarrollo de la educación en todos sus niveles; estimular la investigación científica y tecnológica, la creación artística y la protección e incremento del patrimonio cultural de la Nación.

Es deber de la comunidad contribuir al desarrollo y perfeccionamiento de la educación.

11°. La libertad de enseñanza incluye el derecho de abrir, organizar y mantener establecimientos educacionales.

La libertad de enseñanza no tiene otras limitaciones que las impuestas por la moral, las buenas costumbres, el orden público y la seguridad nacional.

La enseñanza reconocida oficialmente no podrá orientarse a propagar tendencia político partidista alguna.

Los padres tienen el derecho de escoger el establecimiento de enseñanza para sus hijos.

Una ley orgánica constitucional establecerá los requisitos mínimos que deberán exigirse en cada uno de los niveles de la enseñanza básica y media y señalará las normas objetivas, de general aplicación, que permitan al Estado velar por su cumplimiento. Dicha ley, del mismo modo, establecerá los requisitos para el reconocimiento oficial de los establecimientos educacionales de todo nivel.

2. Decreto con fuerza de ley N° 1, de 2009, del Ministerio de Educación.

Este decreto fija el texto refundido, coordinado y sistematizado de la ley N° 20.370, con las normas no derogadas del decreto con fuerza de ley N° 1, de 2005, esto es, la ley General de Educación.

En su artículo 46 establece que el Ministerio de Educación reconocerá oficialmente a los establecimientos educacionales que impartan enseñanza en los niveles de educación parvularia, básica y media, cuando así lo soliciten y cumplan con los requisitos que señala a continuación.

La letra g) establece que deben tener el personal docente idóneo que sea necesario y el personal asistente de la educación suficiente que les permita cumplir con las funciones que les corresponden, atendido el nivel y modalidad de la enseñanza que impartan y la cantidad de alumnos que atiendan.

Añade la letra que en la educación media, se entiende por docente idóneo al que cuente con el título de profesional de la educación del respectivo nivel y especialidad cuando corresponda, o esté habilitado para ejercer la función docente según las normas legales vigentes.

El proyecto elimina las oraciones siguientes: “, o esté en posesión de un título profesional o licenciatura de al menos ocho semestres, de una universidad acreditada, en un área afín a la especialidad que imparta, para lo cual estará autorizado a ejercer la docencia por un período máximo de tres años renovables por otros dos, de manera continua o discontinua y a la sola petición del director del establecimiento. Después de los cinco años, para continuar ejerciendo la docencia deberá poseer el título profesional de la educación respectivo, o estar cursando estudios conducentes a dicho grado o acreditar competencias docentes de acuerdo a lo que establezca el reglamento. Este reglamento sólo podrá establecer los instrumentos de evaluación de conocimientos disciplinarios y prácticas pedagógicas como el medio idóneo para acreditar competencias docentes.”

Los docentes, habilitados conforme a la ley y el personal asistente de la educación deberán, además, poseer idoneidad moral, entendiéndose por tal no haber sido condenado por crimen o simple delito de aquellos a que se refiere el Título VII del Libro II del Código Penal, o la ley N° 20.000, que sanciona el tráfico ilícito de estupefacientes, o la ley N° 20.066, que sanciona la violencia intrafamiliar.

3. Ley N° 20.129.

Esta norma establece un Sistema Nacional de Aseguramiento de la Calidad de la Educación Superior.

En su artículo 27 establece que sin perjuicio de la necesaria acreditación, las carreras y programas de estudio conducentes a los títulos profesionales de Médico Cirujano, Profesor de Educación Básica, Profesor de Educación Media, Profesor de Educación Diferencial y Educador de Párvulos, deberán someterse obligatoriamente al proceso de acreditación establecido en este párrafo. En el caso de las carreras y programas indicados, la acreditación se aplicará siempre desde el primer año de funcionamiento de la respectiva carrera o programa.

Las carreras y programas actualmente vigentes deberán someterse al proceso de acreditación en un plazo no superior a dos años contados desde la fecha de publicación de esta ley.

Las carreras y programas de los señalados en el inciso primero que no cumplan con lo dispuesto en este artículo, sea porque no se presentan al proceso de acreditación o porque no logran ser acreditadas, no podrán acceder a ningún tipo de recursos otorgados directamente por el Estado o que cuenten con su garantía, para el financiamiento de los estudios de sus nuevos alumnos.

5. Decreto con fuerza de ley N° 2, de 1998.

Esta norma fija el texto refundido, coordinado y sistematizado del decreto con fuerza de ley N° 2, de 1996, sobre subvención del Estado a establecimientos educacionales del Ministerio de Educación.

Su artículo 9° establece el valor unitario mensual de la subvención por alumno para cada nivel y modalidad de la enseñanza, expresado en unidades de subvención educacional (U.S.E.).

El artículo 12 determina el valor unitario por alumno de los establecimientos educacionales rurales que cumplan además con los requisitos señalados en este artículo.

El artículo 41 establece una subvención adicional especial por alumno, expresado en unidades de subvención educacional (U.S.E.).

6. Ley N° 19.410.

Esta ley modifica la ley N° 19.070, sobre Estatuto de Profesionales de la Educación, el decreto con fuerza de ley N° 5, de 1993, del Ministerio de Educación, sobre subvenciones a establecimientos educacionales, y otorga beneficios que señala.

El artículo 8° señala que los profesionales de la educación de los establecimientos dependientes del sector municipal y los de los establecimientos del sector particular subvencionado tienen derecho a percibir mensualmente, a partir desde el 1 de enero de 1995, una bonificación proporcional a sus horas de designación o contrato, cuyo monto será determinado por cada sostenedor, ciñéndose al procedimiento a que se refiere el artículo 10 de esta ley, y una vez deducido el costo de la planilla complementaria a que se refiere el artículo 9°.

El artículo 10 establece la forma de determinar la bonificación proporcional a que se refiere el artículo 8° y la planilla complementaria establecida.

El artículo 11. Dispone que la bonificación proporcional establecida en el artículo 8° no se considerará como base para el cálculo de ninguna remuneración, asignación u otra bonificación que perciban los profesionales de la educación.

El artículo 12 prescribe que lo dispuesto en los artículos 7° a 11 de esta ley, sólo será aplicable en el sector municipal a los profesionales de la educación que desempeñen horas que figuren dentro de la dotación comunal docente, aprobada según las normas establecidas en la ley N° 19.070.

El artículo 13 establece que a partir desde el 1 de enero de 1995, se pagará a los establecimientos educacionales regidos por el decreto con fuerza de ley N° 5, del Ministerio de Educación, de 1993, una subvención adicional especial para ese año, que corresponderá a un monto en pesos por alumno para cada nivel y modalidad de enseñanza, de acuerdo a la siguiente tabla.

El artículo 14 determina que los profesionales de la educación que se desempeñan en establecimientos administrados conforme al decreto ley N° 3.166, de 1980, tendrán derecho a los beneficios establecidos en los artículos 7° a 11 de esta ley.

7. Ley N° 19.598.

Esta norma otorga un mejoramiento especial para los profesionales de la educación que indica.

El artículo 1° sustituye para los profesionales de la educación de los establecimientos educacionales del sector particular subvencionado, la bonificación proporcional establecida en el artículo 8° de la ley N° 19.410, vigente al 31 de enero de 1999, a partir desde el 1 de febrero de 1999, por la que resulte de aplicar los recursos dispuestos por ella y los que dispone esta ley, en todo lo que sea concerniente, y en las mismas forma, condiciones y procedimientos señalados en los artículos 8º al 11 de dicha ley.

El artículo 2° establece que lo dispuesto en la letra c) del artículo 10 de la ley N° 19.410 será aplicable, a partir de diciembre de 1998, en el mes de diciembre de cada año.

Por el artículo 8° se dispone que los recursos que reciban los sostenedores de los establecimientos particulares subvencionados, por concepto de aumento de subvención dispuesto en esta ley, serán destinados exclusivamente al pago de los siguientes beneficios: bonificación proporcional, bono extraordinario y planilla complementaria, establecidos en los artículos 8°, 9° y 10 de la ley N° 19.410; en la ley N° 19.504, y en este cuerpo legal.

El artículo 11 prescribe que los profesionales de la educación que se desempeñen en establecimientos administrados conforme al decreto ley N° 3.166, de 1980, tendrán derecho a los beneficios establecidos en los artículos 1° al 4° de esta ley.

8. Ley N° 19.715.

Esta ley otorga un mejoramiento especial de remuneraciones para los profesionales de la educación.

Su Título I, que se deroga, se refiere al Aumento de la Bonificación Proporcional y contempla los artículos 1° y 2°.

El artículo 1° sustituye para los profesionales de la educación de los establecimientos educacionales del sector particular subvencionado la bonificación proporcional establecida en el artículo 8° de la ley N° 19.410, que fue reemplazada por el artículo 1° de la ley N° 19.598, vigente al 31 de enero de 2001, a partir del 1 de febrero de 2001, por la que resulte de aplicar los recursos dispuestos por dichas leyes y los que dispone esta ley, en todo lo que sea concerniente, y en las mismas formas, condiciones y procedimientos señalados en los artículos 8° al 11 de la ley Nº 19.410.

El artículo 2° establece que para los efectos de la aplicación del beneficio establecido en la letra c) del artículo 10 de la ley Nº 19.410, modificado por el artículo 2° de la ley N° 19.598, por los sostenedores del sector particular subvencionado, deberá considerarse, además, el aumento de la subvención dispuesta por esta ley.

El artículo 8°, cuyo inciso primero se reemplaza, dispone que los recursos que reciban los sostenedores de los establecimientos particulares subvencionados derivados de esta ley, por concepto de aumento de subvención, serán destinados exclusivamente al pago de los siguientes beneficios: incremento del valor hora vigente al 31 de enero de 2.001 y bonificación proporcional; así como del bono extraordinario y planilla complementaria, cuando corresponda, establecidos en los artículos 83 del decreto con fuerza de ley N° 1, de 1996, de Educación, 8°, 9° y 10 de la ley N° 19.410 y en las leyes N°s. 19.504 y 19.598.

En el artículo 10 se elimina la referencia a los artículos 1° y 2°, que se derogan. Dispone que los profesionales de la educación que se desempeñen en establecimientos administrados conforme al decreto ley N° 3.166, de 1980, tendrán derecho a los beneficios establecidos en los artículos 1° al 4° de esta ley.

El inciso final dispone que el mayor aporte que reciban los administradores de estas instituciones deberá destinarse exclusivamente al pago del valor hora, de la bonificación proporcional, del bono extraordinario y de la planilla complementaria, cuando proceda. En él se elimina la referencia a la bonificación proporcional y al bono extraordinario.

El artículo 14, que se deroga, contemplaba, a contar del año 2002, una Asignación de Excelencia Pedagógica para fortalecer la calidad en la educación y con el objeto de reconocer y destacar el mérito de los docentes de aula, favorecer su permanencia en el desempeño de estas funciones y facilitar la identificación de aquellos que manifiesten conocimientos, habilidades y competencias de excelencia.

El artículo 15, que también se deroga, establecía una Asignación de Excelencia Pedagógica, que se pagará a los docentes de aula, conforme a tramos a los que accederán de acuerdo al resultado que hayan obtenido en la evaluación que da origen a esta asignación y el grado de concentración de alumnos prioritarios del establecimiento en que se desempeñe. Para estos efectos, se entenderá por establecimiento educacional de alta concentración de alumnos prioritarios, aquellos que tengan, al menos, un 60% de concentración de alumnos prioritarios de acuerdo a la ley N° 20.248, hayan o no suscrito el convenio de igualdad de oportunidades y excelencia educativa a que se refiere dicha ley.

El artículo 16 dispone que el Ministerio de Educación establecerá un Programa de Apoyo a la Docencia, que se denominará Red “Maestros de Maestros”, en adelante la “Red”, con el propósito de fortalecer la profesión docente, mediante el aprovechamiento de las capacidades de los profesionales previamente acreditados como docentes de excelencia, a través de su contribución al desarrollo profesional del conjunto de los docentes de aula.

Se introducen algunas modificaciones en los requisitos que deben cumplir los docentes.

9. Ley N° 19.933.

Esta norma otorga un mejoramiento especial a los profesionales de la educación que indica.

El proyecto deroga el Capítulo I, que establece un aumento de la bonificación proporcional, que contiene los artículos 1°, 2° y 3°.

Por el artículo 1° se sustituía, a partir del 1 de febrero de 2004, para los profesionales de la educación de los establecimientos educacionales del sector particular subvencionado la bonificación proporcional establecida en el artículo 8° de la ley N° 19.410, que fue reemplazada de acuerdo al artículo 1° de la ley Nº 19.715, vigente al 31 de enero de 2004, por la que resulte de aplicar los recursos dispuestos por dichas leyes y los que dispone esta ley, en todo lo que sea concerniente, y en la misma forma, condiciones y procedimientos señalados en los artículos 8° al 11 de la ley N° 19.410.

El artículo 2° dispone que para los efectos de la aplicación del beneficio establecido en la letra c) del artículo 10 de la ley Nº 19.410, modificado por el artículo 2° de la ley Nº 19.598, por los sostenedores del sector particular subvencionado, deberá considerarse, además, el aumento de la subvención dispuesta por esta ley.

El artículo 3° establece que los aumentos de las remuneraciones de los profesionales de la educación del sector municipal que se produzcan como consecuencia de la aplicación de la presente ley no se absorberán por la planilla suplementaria de que trata el inciso segundo del artículo 4° transitorio de la ley N° 19.410.

El artículo 9° dispone que los recursos que obtengan los sostenedores de los establecimientos educacionales del sector municipal, del sector particular subvencionado y del regido por el decreto ley N° 3.166, de 1980, en razón de esta ley, por concepto de aumento de subvención o de aporte en su caso, serán destinados exclusivamente al pago de remuneraciones docentes.

Su inciso segundo, que se sustituye, establece que los recursos que reciban los sostenedores de los establecimientos particulares subvencionados derivados de esta ley, por concepto de aumento de subvención, serán destinados exclusivamente al pago de los siguientes beneficios: incremento del valor hora vigente al 31 de enero de 2004; así como de los incrementos del valor hora para los años 2005 y 2006 dispuestos en el artículo 10 de esta ley y nuevo valor de la bonificación proporcional, del bono extraordinario y, cuando corresponda, planilla complementaria, establecidos en los artículos 83 del decreto con fuerza de ley N° 1, de 1996, del Ministerio de Educación, y artículos 8°, 9° y 10 de la ley N° 19.410.

Su inciso tercero, que se deroga, dice que “Con todo, para los efectos del cumplimiento de lo establecido en el inciso primero del presente artículo, a partir del año 2007 y hasta el año 2010, en los meses de diciembre de cada año se aplicará el mecanismo dispuesto en la letra c) del artículo 10 de la ley N° 19.410, en términos de comparar lo percibido por aplicación de los artículos 6°, 7° y 8° de la presente ley en el año de que se trate y lo pagado en similar período por concepto de incremento del valor hora, en los años en que procedió, el bono proporcional y la eventual planilla complementaria. El excedente que resultare se pagará necesariamente a los profesionales de la educación, de una sola vez, como bono extraordinario, no imponible ni tributable, proporcional a las horas de designación o contrato, durante el mes de diciembre de cada año. El Ministerio de Educación determinará los mecanismos de resguardo para la aplicación y pago de la Bonificación Proporcional y el Bono Extraordinario referidos en los incisos anteriores.

El artículo 11 prescribe que los profesionales de la educación que se desempeñen en establecimientos educacionales regidos por el decreto ley Nº 3.166, de 1980, tendrán derecho a los beneficios establecidos en los artículos 1°, 2°, 4° y 5° de esta ley. Se elimina la referencia a los artículos 1° y 2°, que se derogan.

El inciso final contempla que el mayor aporte que reciban los administradores de estas instituciones deberá destinarse exclusivamente al pago de los incrementos del valor hora, de la bonificación proporcional, del bono extraordinario y de la planilla complementaria, cuando proceda. Se elimina la referencia a la bonificación proporcional y al bono extraordinario.

El artículo 17, que se deroga, creaba, para los docentes de aula del sector municipal, una Asignación Variable por Desempeño Individual para fortalecer la calidad en la educación y con el objeto de reconocer los méritos

El artículo 17 bis, que también se deroga, prescribe que los profesionales de la educación que reciban la Asignación Variable por Desempeño Individual establecida en el artículo precedente, mientras se desempeñen en establecimientos con una alta concentración de alumnos prioritarios recibirán dicha asignación aumentada en un 30%. Para estos efectos se entenderá por establecimiento educacional de alta concentración de alumnos prioritarios aquellos que tengan, al menos, un 60% de concentración de alumnos prioritarios de acuerdo a la ley N° 20.248, hayan o no suscrito el convenio de igualdad de oportunidades y excelencia educativa a que se refiere dicha ley.

10. Decreto con fuerza de ley N° 1, de 2002, del Ministerio de Educación.

Este DFL fija las normas que estructuran y organizan el funcionamiento y operación de la asignación de excelencia pedagógica y la red maestros de maestros, a que se refieren los artículos 14 a 18 de la ley N° 19.715.

El proyecto deroga los Títulos I al VI y los artículos 1 a 28 que contienen.

11. Decreto con fuerza de ley N° 2, de 2012, del Ministerio de Educación.

Este DFL fija las normas que reestructuran el funcionamiento, el monto de los beneficios y el número de beneficiarios de la asignación de excelencia pedagógica a que se refieren los artículos 14 y 15 de la ley N° 19.715.

El proyecto deroga este decreto con fuerza de ley, que consta de 28 artículos permanentes y dos disposiciones transitorias.

E) Legislación comparada [1].

Política nacional docente. Principales regulaciones en los casos de Finlandia, México y Singapur [2].

Introducción.

Este informe analiza las políticas nacionales docentes en tres países seleccionados: Finlandia, México y Singapur. Para ello, se basa en los aspectos legislativos y la literatura especializada. El primer capítulo compara dos aspectos de la formación inicial docente en los tres países seleccionados: las instituciones que imparten carreras de pedagogía y los programas que ofrecen, y los requisitos de ingreso a las carreras de pedagogía que exigen las instituciones formadoras.

El segundo capítulo compara antecedentes sobre la regulación del inicio del ejercicio de la profesión docente en los tres países seleccionados. En particular, releva aspectos relacionados a los requisitos para ejercer como docentes, y a la asignación/contratación de los docentes a los establecimientos educacionales. A su turno, el tercer capítulo compara antecedentes sobre el desarrollo profesional docente y los incentivos salariales asociados a este. En particular, identifica las opciones de desarrollo profesional docente y los mecanismos para acceder a éste en los tres países seleccionados.

Por último, el capítulo IV compara antecedentes sobre los sistemas de evaluación docente en los tres países seleccionados. En particular, examina el diseño de los instrumentos, y las características de los usos de la información que proveen los sistemas de evaluación docente.

I.- Regulación de la formación inicial docente.

En este ámbito, se revisa en particular dos aspectos: la institucionalidad formadora de profesores, y los requisitos que deben cumplir los estudiantes para postular a las carreras de pedagogía.

1. Regulación de la institucionalidad formadora de docente.

a) Finlandia

Las instituciones que imparten formación inicial docente son Universidades Nacionales que cuentan con facultades de educación. Actualmente de las 20 universidades nacionales en Finlandia, 10 cuentan con Facultades de Educación.

En términos normativos, el Decreto N° 794 de 2004 sobre grados universitarios, y que desarrolla la Ley de Universidades (N° 645, de 1997), establece en el capítulo IV, los requisitos exigidos a las carreras de formación pedagógica que impartan las Universidades Nacionales Finlandesas. En particular, dicho decreto establece que las carreras pedagógicas deben tener como objetivo principal el equipar a sus estudiantes de las habilidades y competencias para un ejercicio independiente de su profesión.

A su vez, el decreto citado define los siguientes estudios de pedagogía que se deben enseñar en las carreras de pedagogía que otorgan los grados de Licenciado en Ciencias de la educación y Máster en Ciencias de la Educación:

•Estudios para la formación de competencias para el ejercicio de la profesión en la educación inicial y preescolar.

•Estudios para la formación de competencias para el ejercicio de la profesión en la educación de necesidades especiales.

•Estudios para la formación de competencias para ejercer como orientador o consejero educativo

•Estudios multidisciplinarios en las asignaturas que se enseñan en la educación básica, con el objetivo de generar las competencias para la enseñanza de las principales asignaturas del curriculum.

•Estudios especializados para la enseñanza de una asignatura en particular.

•Estudios de pedagogía docente, que forman de una manera didáctica al docente en la Ciencia Educativa, de tal manera de generar competencias para la práctica docente.

b) México.

Las Escuelas Normales de Educación Superior pública y privada, son las instituciones que imparten carreras para formar profesores de educación primaria. Estas fueron integradas al sistema de Educación Superior en 1984, cuando mediante Acuerdo Ministerial se estableció que la Educación Normal en su nivel inicial y en cualquiera de sus tipos y especialidades, iba a tener el grado académico de Licenciatura. En el ciclo escolar 2013-2014 existían 484 escuelas normales de las cuales 274 eran públicas y 210 privadas. Por su parte, las carreras para la formación de docentes de educación secundaria son impartidas por diversas Instituciones de Educación Superior, también públicas y privadas.

Dentro de las instituciones de Educación Superior pública, destaca la Universidad Pública Pedagógica Nacional (UPN). Esta imparte títulos de licenciatura, postgrado, especializaciones y diplomados, para la formación docente en los niveles de primaria y secundaria. Esta Universidad pública, creada en 1978, tuvo en un principio como objetivo que los docentes normalistas continuaran su formación profesional y obtuvieran la licenciatura. Más tarde, amplió su admisión también para los egresados de educación media superior.

c) Singapur.

La única institución que imparte formación inicial docente, es el Instituto Nacional de Educación, entidad autónoma que es parte de la Universidad Tecnológica de Nanyang, la que fue creada por ley en 1991, y es de financiamiento fiscal. El Instituto Nacional de Educación mantiene un fuerte vínculo con el Ministerio de Educación en materias concernientes al desarrollo del mismo. Cabe mencionar que el presidente del órgano de gobierno del Instituto Nacional de Educación es el Secretario Permanente del Ministerio de Educación.

El instituto ofrece tres tipos de programas de formación inicial docente:

•Programa de Licenciatura en Educación con especialidad que dura cuatro años y está dirigido a egresados de la educación post secundaria

•Programa de Diploma en Educación que dura 2 años destinado a postulantes no graduados de la educación universitaria.

•Programa de Diploma de Postgrado en Educación que dura un año y está destinado a preparar graduados de carreras universitarias con grado de licenciatura para convertirse en profesores.

2. Requisitos para ingresar a las carreras de pedagogía.

a) Finlandia.

Las universidades que imparten carreras de pedagogía seleccionan a los estudiantes con base en diversas fuentes de información de capacidades y habilidades: puntajes obtenidos en pruebas estandarizadas de ingreso a la educación superior, los resultados académicos de la secundaria, su participación en actividades extracurriculares y por criterios de admisión propios, evaluados mediante exámenes especiales. Éste conjunto de información es usado para valorar aspectos como habilidades académicas y aptitud (competencias y pericias) requeridas para la profesión docente. En concreto, las universidades someten a los postulantes a las siguientes evaluaciones:

•Rendir un examen escrito sobre textos determinados, relacionados a pedagogía.

•Participar y ser evaluados en una actividad práctica que replica situaciones escolares, donde la interacción social y las habilidades comunicacionales son claves.

•Participar de una entrevista, donde se les consulta, entre otras cosas, las motivaciones para convertirse en profesor.

De acuerdo al National Center on Education and the Economy uno de cada diez postulantes a la carrera de pedagogía es aceptado en las universidades finesas y uno de cada cuatro en las otras categorías de profesores.

b) México.

La Subsecretaría de Educación Superior establece ciertos lineamientos para el proceso de admisión y selección de alumnos a las licenciaturas que imparten las instituciones formadoras de docentes, ya sean públicas o privadas, aunque en la práctica cada institución puede modificarlas. Dentro de estos lineamientos se establece que para la admisión:

•Los alumnos deben presentar un certificado que acredite haber realizado el bachillerato y rendir un examen de selección. Este examen es elaborado por organismos externos a las Instituciones de educación.

•Los postulantes a una licenciatura de primaria deben obtener al menos 950 puntos en el EXANI II, o su equivalente en otros instrumentos.

•Para el caso de las licenciaturas en educación secundaria y educación primaria intercultural bilingüe, estos exámenes deben complementarse con la aplicación de instrumentos que incluyan la valoración de los conocimientos correspondientes a la especialidad o área de atención que solicita el aspirante.

c) Singapur.

El sistema de reclutamiento de docentes para ingresar a los programas de formación inicial del Instituto Nacional de Educación, depende directamente del Ministerio de Educación de Singapur (MOE). El Ministerio busca reclutar al 30% de los mejores candidatos de cada cohorte de postulantes. Los requisitos son principalmente tres:

1. El dominio de la lengua de instrucción del puesto de profesor al cual se está postulando. Los idiomas requeridos quedan establecidos en el numeral 16 del reglamento de la Ley de Educación de Singapur (Education Act). Estos son el inglés, o chino, o malasio, o tamil. El Instituto Nacional de Educación mide al momento de la postulación a los programas de formación inicial, el dominio de las lenguas oficiales mediante una prueba de aptitudes (Proficiency Test).

2. Los requisitos académicos para los programas de formación inicial docente que ofrece. Para los programas de Licenciatura en Educación y Diploma en Educación el requisito es haber aprobado el examen que otorga el Certificado General de Educación de Nivel Avanzado. Este se obtiene luego de 2 a 3 años de educación post secundaria. Asimismo, pueden postular a este programa los titulados de escuelas politécnicas. El requisito para postular al programa Diploma de Postgrado en Educación es poseer un título universitario al nivel de licenciatura.

3. Finalmente, de los postulantes que cumplen con las mencionadas exigencias académicas, se selecciona una lista corta, para una entrevista que realiza el Ministerio de Educación. Esta entrevista tiene como finalidad identificar y seleccionar aquellos candidatos dotados con las mejores competencias de comunicación, interés en la enseñanza, metas y aspiraciones, y disposición al aprendizaje.

Un aspecto importante del caso de Singapur es que una vez que los postulantes son aceptados en el Instituto Nacional de Educación, pasan automáticamente a ser funcionarios del Estado, recibiendo una remuneración durante todo el proceso de formación. Esta remuneración va de los $800 dólares por los primeros 3 años de formación a los $1.870 al 4to año de formación.

II.- Regulación del inicio del ejercicio de la profesión docente.

En el ámbito del inicio del ejercicio de la profesión docente, los hallazgos en los tres países seleccionados se refieren a cómo resuelven los requisitos para ejercer como docente, y los aspectos relativos a la contratación y asignación de los docentes a los establecimientos educacionales.

1. Requisitos para ejercer como docente

a) Finlandia.

En Finlandia la certificación necesaria para ejercer la docencia está establecida en tres Decretos: el N° 986 de 1998, modificado por el N° 865 de 2005, y el N° 352 de 2003. Los requisitos establecidos en estos decretos están asociados a la obtención de un grado académico en las Universidades que imparten carreras pedagógicas.

Conforme los capítulos 3, 4 y 5 del Decreto N° 986, los requisitos para ejercer docencia, en los niveles pre escolar, básico y media son:

•En pre escolar, el docente requiere estudiar pedagogía para preescolares, que equivale a un grado de bachiller o tres años de estudio a tiempo completo.

•En educación básica, el docente requiere estudios de pedagogía general con un máster en educación.

•En educación media, el docente requiere licenciatura en la materia específica y un máster en educación.

Asimismo, los decretos establecen requisitos para la educación con necesidades especiales. Para ejercer la docencia con necesidades especiales se requiere un grado de profesor para este tipo de educación; o ser profesor de pedagogía general o profesor de asignatura, y en estos dos últimos casos, con estudios para educación con necesidades especiales.

A su vez, para ejercer como docente en la educación vocacional se deben tener tres años de experiencia en terreno, completar estudios pedagógicos equivalentes al menos a 35 semanas de estudios, incluyendo entrenamiento práctico, y además un grado académico pertinente a la enseñanza que realizan, los que se imparten normalmente en universidades politécnicas.

El Decreto N° 986 exige que, tanto para la enseñanza pre escolar, primaria y secundaria, el profesor debe tener excelente manejo oral y escrito del idioma finés.

b) México.

En México los titulados de carreras de pedagogía egresados de escuelas normales o de otras instituciones de educación superior que imparten carreras de pedagogía, deben ingresar al Servicio Profesional Docente para poder ejercer como tales. El mecanismo de ingreso para los docentes de la Educación Básica y de la Educación Media Superior, queda definida en la Constitución Política (artículo 3°) y la Ley General del Servicio Profesional Docente, que señalan que se realizarán concursos públicos convocados por las Autoridades Educativas.

Los postulantes a los concursos públicos deben rendir una serie de instrumentos de evaluación durante los procesos de postulación. Los instrumentos de evaluación se diferencian según el ciclo escolar al cual el docente esté postulando para ejercer la profesión. Los resultados de estos exámenes sirven al propósito de encasillamiento de los docentes en tres niveles de desempeño establecidos para el desarrollo profesional docente en el Servicio Profesional Docente: Niveles I, II y III.

Así entonces, se consideran los resultados obtenidos en todos los instrumentos de evaluación para determinar la idoneidad de los postulantes, la cual queda definida bajo el siguiente criterio: el postulante idóneo será aquel que obtenga, al menos, el Nivel II en todos y cada uno de los instrumentos de evaluación que constituyen el proceso.

Adicionalmente a la rendición de los exámenes, y de quedar clasificado en el Nivel II, a los docentes se les exigen los siguientes requisitos:

•Se requiere una certificación de 6 meses, para los docentes tanto de educación básica como media superior, para que el Nombramiento sea definitivo.

•Se establece un proceso de Mentoría con el objeto de fortalecer las capacidades, conocimientos y competencias del Personal Docente recién ingresado, durante un período de dos años, dónde serán acompañados por un tutor designado por la Autoridad Educativa. Al término del período señalado, la Autoridad Educativa o el Organismo Descentralizado evaluará el desempeño del Personal Docente para determinar si en la práctica favorece el aprendizaje de los alumnos y, en general, si cumple con las exigencias propias de la función docente.

•Por último, se establece un procedimiento de evaluación a los docentes recién ingresados, que se hará al término del primer año escolar, y que tiene por objeto brindar los apoyos y programas para fortalecer las capacidades, conocimientos y competencias del docente. En caso de que el personal no considere los apoyos y programas previstos; incumpla con la obligación de evaluación o cuando al término del período su desempeño de la función docente sea insuficiente, se dará por terminado el nombramiento, sin responsabilidad para la Autoridad Educativa o para el Organismo Descentralizado.

c) Singapur.

En Singapur, el solo hecho de egresar de los programas de formación pedagógica del Instituto Nacional de Educación certifica al docente para ejercer la profesión. Dado que el Instituto Nacional de Educación es la única institución que imparte formación de profesores, constituye, en consecuencia, la agencia de habilitación de profesores en Singapur. No existe una agencia o instancia de habilitación separada para la certificación de profesores.

Una vez terminado el periodo de entrenamiento en el Instituto Nacional de Educación, los docentes son asignados a un establecimiento para pasar por un período de Mentoría establecido en enero de 2006. Este permite que los establecimientos educacionales puedan estructurar el aprendizaje y desarrollo de los docentes principiantes. Este proceso tiene una duración de entre 3 y 5 años dependiendo del tipo de materia que enseñe el docente.

El sistema de Mentoría se estructura en tres ejes. El primero es la Mentoría para la inducción cuyo objetivo es lograr que el docente desarrolle un fuerte vínculo con la comunidad escolar del establecimiento. El segundo eje es la Mentoría para el desarrollo cuyo objetivo es identificar un área específica a desarrollar por el docente principiante. El tercer eje es la Mentoría para el crecimiento, que busca que el docente establezca metas personales, y una visión de su carrera y crecimiento profesional.

2. Contratación y asignación de docente a los establecimientos.

a) Finlandia.

El número y cargos docentes son determinados por los proveedores. La contratación de nuevos profesores se rige por modelos diferentes, así en un caso puede ser mediante la participación de una comisión de educación u otro colectivo equivalente, el Consejo Municipal, el Concejo Escolar e incluso el Alcalde respecto de cargos temporales.

b) México.

El ingreso a la carrera docente es el proceso de acceso formal al Servicio Profesional Docente. En particular, para el ingreso en la Educación Básica y a la Educación Media Superior, la Constitución Política (artículo 3°) y la Ley General del Servicio Profesional Docente, señalan que los concursos serán públicos y convocados por las Autoridades Educativas. El número de convocatorias que se abren son definidas por las Autoridades Educativas y Organismos Descentralizadas en función de las necesidades del servicio.

c) Singapur.

La asignación de los docentes a los establecimientos educacionales una vez que estos han obtenido el grado que otorgan los programas de formación inicial docente del Instituto Nacional de Educación, es facultad del Ministerio de Educación. Estas facultades quedan establecidas en los artículos 9, 10 y 11 del reglamento que regula a los establecimientos educacionales en Singapur.

La asignación de docentes se basa en una estimación de la matricula esperada, y de la información que proveen los directores de los establecimientos educacionales al inicio y final del año. Relacionado a lo anterior, el artículo 33 del reglamento que regula a los establecimientos educacionales establece que, a menos que el Ministerio de Educación lo permita, el número de alumnos máximo por aula será de 40. No obstante, el artículo 34 del mismo reglamento establece que el Ministerio de Educación puede restringir el número de alumnos por aula si considera que es deseable para determinada instrucción.

III.- Regulación del desarrollo profesional docente.

a) Finlandia.

Como empleados de los gobiernos locales, los profesores en materia laboral se rigen esencialmente por dos normas: la Ley de Funcionarios Municipales, N° 304 de 2003 (Municipal Civil Servants Act), y los Convenios Colectivos específicos para los docentes, los que regulan las remuneraciones, evaluaciones y la capacitación. Estos acuerdos son obligatorios para todos los gobiernos locales.

La remuneración de cada profesor se determina en base al Convenio Colectivo como piso y en caso que el proveedor ofrezca mejores salarios, priman éstos. En general, el salario se calcula a partir de las competencias y obligaciones del docente, su nivel académico y años de experiencia. Además, se pueden sumar bonos por logros individuales y del establecimiento, o por asumir otras funciones de manera adicional (por ejemplo, encargado del laboratorio de idiomas).

En cuanto a eventuales promociones en sus carreras, se estima que los profesores no tienen realmente oportunidades de avanzar demasiado en post de mejoras salariales, salvo que postulen al cargo de Director de establecimiento. En todo caso, se considera que los profesores fineses se encuentran levemente mejor pagados que sus pares de otros países miembros de la OCDE. Al inicio de sus carreras, por ejemplo, sus remuneraciones son 13% mayores que los docentes de los otros países, pero al final de su actividad son 14% más bajas. En particular, las mujeres ganan, comparativamente hasta 22% más que otras docentes del mismo género, en otros países miembros de la OCDE.

b) México.

La Ley de Servicio Profesional Docente distingue respecto a este tema, los incentivos adicionales del personal docente, pero que no implican un cambio de función, y la promoción de los docentes a cargos de Dirección y de Supervisión.

Con respecto a mecanismos para acceder a un mayor desarrollo profesional y salarial, la Ley plantea como objetivos fomentar el mejoramiento en el desempeño para lograr el máximo logro de aprendizaje en los educandos; garantizar la idoneidad de conocimientos, capacidades y aptitudes necesarias, y generar incentivos especiales para atraer al Personal Docente –con buen desempeño en el ejercicio de su función- a las escuelas que atiendan a los estudiantes provenientes de los hogares más pobres, y de las zonas alejadas a los centros urbanos.

En particular, la Ley señala que la participación en el programa de promoción es voluntaria e individual. Sin embargo, establece que serán beneficiarios de éste los docentes que se destaquen en los procesos de evaluación de desempeño; se sometan a los procesos de evaluación adicionales que, en su caso, se indiquen, y reúnan las demás condiciones que se establezcan en el programa.

Los resultados que los postulantes obtienen en los procesos de evaluación de desempeño, se clasifican en tres niveles de desempeño:

-Nivel I: Dominio insuficiente de los conocimientos y habilidades, lo que se juzga indispensable para un adecuado desempeño docente;

-Nivel II: Dominio suficiente y organizado de los conocimientos y habilidades contemplados en el instrumento, que se juzgan indispensables para un adecuado desempeño docente; y

-Nivel III: Además de mostrar un dominio suficiente y organizado de los conocimientos y habilidades contemplado en el instrumento, el postulante demuestra una amplia capacidad de generalización a situaciones didácticas novedosas y complejas; es decir, es capaz de aplicar estos conocimientos y habilidades en situaciones y escenarios diversos.

Por último, en este orden, la Ley establece que se dará preferencias para ser beneficiarios de incentivos salariales al personal que trabaje en zonas que presenten altos niveles de pobreza.

Por su parte, la promoción a cargos de dirección y supervisión, la Ley de Servicio Profesional Docente señala en su artículo 26, que los docentes requieren haber ejercido como docente un mínimo de dos años para ser promovidos a cargos con funciones de dirección y de supervisión. Esto tanto para quienes ejercen en la educación básica como en la educación media superior. La promoción se efectuará también mediante concursos de oposición.

Agrega la Ley, en su artículo 27, que en la educación básica, la promoción a una función de Dirección dará lugar a un Nombramiento Provisorio, sujeto a un período de inducción de dos años ininterrumpidos, dentro del cual se deberán cursar los programas de desarrollo de liderazgo y gestión escolar determinados por la Autoridad Educativa Local. Al término de este período, la Autoridad evaluará el desempeño del personal para determinar si cumple con las exigencias propias de la función directiva. Si el personal cumple con dichas exigencias, se le otorgará Nombramiento Definitivo. De lo contrario, si su desempeño es insuficiente, el personal volverá a su función docente en la escuela en que hubiere estado asignado.

Los Concursos de Oposición para la Promoción a cargos con funciones de supervisión en educación preescolar, educación primaria, educación secundaria, educación especial y educación física, se basan en las mismas evaluaciones a las que son sometidos los docentes para el ingreso Sistema de Desarrollo Profesional. Estos se describen en detalle en el capítulo IV sobre Sistemas de Evaluación en los países escogidos.

c) Singapur.

Los docentes pueden acceder a tres tipos de carreras profesionales según las competencias docentes que desarrollen. La Figura N° 1 muestra una descripción gráfica de la carrera docente en Singapur.

Figura N°1. Carrera docente en Singapur. Opciones disponibles para los docentes.

La primera de ellas (en color amarillo) se centra en torno a competencias de liderazgo; la segunda (azul) se centra en las competencias de enseñanza en el aula; mientras que la tercera (verde) se desarrolla en torno a la especialización educativa.

La carrera en torno al liderazgo corresponde a los maestros que deseen servir en roles administrativos y de apoyo al sistema educativo. Esta carrera ofrece oportunidades para asumir posiciones de liderazgo tanto a nivel de la escuela, como a nivel del Ministerio de Educación. La máxima posición a la que se puede llegar en esta “vertiente” de la carrera es Director General de Educación (Director of General Education).

La carrera en torno a la enseñanza apoya a los maestros que quieren seguir desarrollando capacidades pedagógicas de excelencia. La máxima posición a la que se puede llegar en esta “vertiente” de la carrera docente es a la de Profesor Maestro Principal (Principal Master Teacher).

La carrera en torno a la especialización está dirigida a los maestros que quieran trabajar en el diseño y desarrollo del curriculum, en psicología de la educación y orientación, en la evaluación y medición educativa, y en investigación educativa y estadísticas. La máxima posición a la que se puede llegar en esta “vertiente” de la carrera docente es la de Jefe Especialista (Chief Especialist).

Los incentivos salariales dentro de la carrera docente están asociados a las evaluaciones de los supervisores. El docente recibe el incentivo, dependiendo del reporte que el supervisor entrega, como parte de la evaluación final de cada año. En este reporte debe describir las fortalezas, las competencias y las áreas a desarrollar por el docente. Este escrito, en conjunto con una autoevaluación del docente de la educación, es usado para determinar si se recibe el incentivo.

Al inicio de la carrera, los postulantes que son aceptados en el National Institute of Education reciben un salario de $800 dólares por los primeros 3 años de instrucción. Al 4to año de instrucción podría llegar a recibir un salario de $1.870 dólares. Los docentes de la educación de grado 1 que egresan del National Institute of Education para comenzar a hacer clases en el establecimiento educacional que le asigne el Ministerio de Educación, comienzan ganando un salario bruto de entre $3.010 -3.301 dólares. Los docentes de educación de grado 2 comienzan ganando un salario bruto de entre $1.580-$1.920 dólares.

Luego, durante el ejercicio de la docencia, los docentes de la educación con un desempeño destacado reciben incentivos salariales anuales, que alcanzan entre un 10% y un 30% de su salario anual. A su vez los oficiales de la educación pueden obtener promociones dentro de la carrera docente, las cuales, también están basadas en los resultados de la evaluación de su supervisor directo. Estas promociones tienen asociados aumentos en las remuneraciones. Por último, los maestros también son premiados al nivel del establecimiento educacional por sus contribuciones individuales o de equipo, a la creatividad, al ahorro de costos, y/o al apoyo de los compañeros, basada en la documentación en sus evaluaciones de su supervisor directo.

Asimismo, en el año 2001, se aprobó una ley que crea el programa CONNECT (Continuity, Experience and Commitment) que reconoce a los maestros por su compromiso con la educación. Este plan responde a la necesidad de retener a maestros en la profesión y a los maestros de matemáticas y ciencias en el sector público. Esta ley queda regulada por el Education Service Incentive Payment Act. En el marco de este plan, los maestros reciben depósitos anuales de $3.200 a $6.200 dólares por año a lo largo de su carrera para su retiro, pero una porción del dinero pueden utilizarla cada 3 a 5 años. Este plan entrega entre $120.000-$160.000 dólares por encima de los beneficios que entrega la seguridad social. Dado que la enseñanza es la única área donde el gobierno ofrece esta financiación adicional de jubilación, la enseñanza es una profesión aún más deseable.

IV.- Regulación de los sistemas de evaluación docente.

a) Finlandia.

Los profesores, y sus lecciones, no se encuentran sometidos a evaluaciones especiales. Sin embargo, por regla general ellos pueden ser evaluados por los directores de los establecimientos, considerando que finalmente éstos son los responsables por el equipo de docentes y la instrucción en las escuelas. Estas últimas, en general tienen un sistema de medición de la calidad, que incluye la discusión y evaluación del cumplimiento de los objetivos del currículum mínimo nacional, el logro de sus objetivos presupuestados y la proyección de nuevos desafíos. Por su parte, la OCDE, en base a información del gobierno finés, señala que los parámetros de evaluación son negociados en los Convenios Colectivos, entre los proveedores y los sindicatos. En todo caso, esta evaluación, según Darling-Hammond, apunta a un modelo colaborativo entre docentes, tendiente a buscar el mejor resultado de enseñanza para los estudiantes.

b) México.

En conformidad al artículo 52 de la Ley que regula el Servicio Profesional Docente, los docentes y los que ejerzan funciones de dirección y supervisión, tanto en la educación básica como en la educación media, deben ser obligatoriamente evaluados en cuanto a su desempeño. Quien realiza esta función es el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), y es el mismo que fija la periodicidad. No obstante lo anterior la ley le indica que debe considerar por lo menos una evaluación, cada 4 años.

La evaluación del desempeño tiene como referente el perfil docente, los parámetros y los indicadores aprobados por el INEE. Dicho perfil, está constituido por cinco dimensiones en las que se consideran los aspectos de la función docente establecidos en el artículo 14 de la Ley. Las cinco dimensiones son:

•Dimensión 1: Un docente que conoce a sus alumnos, sabe cómo aprenden y lo que deben aprender.

•Dimensión 2: Un docente que organiza y evalúa el trabajo educativo y realiza una intervención didáctica pertinente.

•Dimensión 3: Un docente que se reconoce como profesional que mejora continuamente para apoyar a los alumnos en su aprendizaje.

•Dimensión 4: Un docente que asume las responsabilidades legales y éticas inherentes a su profesión para el bienestar de los alumnos.

•Dimensión 5: Un docente que participa en el funcionamiento eficaz de la escuela y fomenta su vínculo con la comunidad para asegurar que todos los alumnos concluyan con éxito su escolaridad

Las dimensiones anteriores guían la construcción de los instrumentos de evaluación para los profesores con funciones docentes y técnico docentes en educación básica. De acuerdo a los Aspectos, Etapas y Métodos 2015-2016, los siguientes:

a.Examen Nacional de conocimientos y habilidades para la práctica docente, que evalúa las dimensiones 1 y 2 del perfil docente y del técnico docente,

b.Examen Nacional de habilidades intelectuales y responsabilidades ético profesionales, que comprende las dimensiones 3, 4 y 5 de dicho perfil.

Por su parte, los instrumentos de evaluación de los profesores con funciones docentes y técnico docentes en educación media superior, de acuerdo a los aspectos, etapas y métodos 2015-2016, son los siguientes:

a.Examen de contenidos disciplinares: El examen evalúa el nivel de dominio de los contenidos disciplinares de las asignaturas del Marco Curricular Común, disciplinares extendidas y propedéuticas.

b.Examen de habilidades docentes: El examen evalúa las habilidades docentes para la enseñanza de las asignaturas del Marco Curricular Común, disciplinares extendidas y propedéuticas.

c.Examen de Expresión Escrita en Español (EXPRESE): Este instrumento evalúa tres competencias; el manejo de las reglas del idioma, la capacidad para dar secuencia lógica a las ideas, y el ajuste al propósito y al tema escrito

d.Rúbrica de evaluación de competencias docentes (Plan de Clase): Su evaluación se realiza mediante criterios específicos y organizados en rúbricas de valoración que sustentan el análisis del plan de clase presentado por el postulante.

c) Singapur.

El desarrollo dentro de la carrera docente depende de un sistema de evaluación llamado Sistema Mejorado de Gestión del Rendimiento que se comenzó a implementar en el 2001. El nuevo sistema representó un importante cambio. Pasó de una evaluación basada en características observables, como la experiencia, la gestión del aula y la instrucción pedagógica, a uno basado en las competencias que debe tener un maestro para obtener un buen desempeño.

El sistema se basa en la relación entre el docente y su supervisor directo, el cual es un oficial de la educación de más alto rango dentro de la carrera docente. Bajo este sistema los oficiales de la educación son monitoreados, entrenados y evaluados por sus supervisores en dos aspectos centrales: su desempeño y su potencial estimado. La evaluación del desempeño informa las decisiones acerca de beneficios salariales asociados al desempeño. La evaluación del potencial estimado informa las decisiones sobre la trayectoria y la vertiente dentro de la carrera docente del oficial de educación. El sistema se implementa en periodos de un año y consta de tres etapas: planificación, entrenamiento/coaching, y evaluación.

Fase de planificación

En la fase de planificación al inicio del año, se fijan en conjunto entre el supervisor directo y él oficial de la educación los objetivos y metas de desempeño para el año. El rol de la planificación es discutir y acordar las competencias que requiere desarrollar el docente para cumplir con los objetivos planteados. A su vez se trabaja en un plan de desarrollo para el crecimiento profesional dentro de la carrera docente.

Los objetivos y metas se estructuran en 4 áreas: (1) desarrollo integral de los estudiantes a través del aprendizaje de calidad, actividades co-curriculares, y el cuidado y bienestar; (2) la contribución a la escuela; (3) la colaboración con los padres; (4) y el desarrollo profesional. Los objetivos y metas deben estar alineados con los objetivos de la escuela y con los objetivos educativos a nivel nacional que fija el Ministerio de Educación.

Fase de entrenamiento/coaching

En la fase de entrenamiento o coaching los supervisores frecuentemente observan, de manera informal, el desempeño de los docentes. En base a estas observaciones, se le entrega al oficial de la educación entrenamiento y orientación, cuando sea necesario. Los docentes reciben apoyo y retroalimentación constructiva durante este periodo, lo que les permite avanzar hacia el progreso de sus competencias y objetivos.

Fase de evaluación

Con respecto a la(s) etapa(s) de evaluación, existen formalmente dos durante el año: una evaluación de medio término, y una final al término del año. Durante estas, el supervisor, evalúa el cumplimiento de los objetivos, y comprueba que el oficial de la educación tenga las competencias requeridas para su nivel de desarrollo.

III.- DISCUSIÓN Y VOTACIÓN EN GENERAL DEL PROYECTO.

A) PRESENTACIÓN DEL PROYECTO POR PARTE DEL MINISTRO DE EDUCACIÓN.

El señor Ministro de educación, Nicolás Eyzaguirre [3] destacó que el proyecto se ha construido en base a una amplia participación y diálogo permanente con el Colegio de Profesores y la mesa de trabajo sobre política nacional docente desde agosto de 2014. Además, de diálogos ciudadanos sobre el sentido de la educación y la reforma (141 encuentros que cubrieron todo el país) y diálogos temáticos consistentes en 25 mesas con actores de la educación que abordaron todas las dimensiones de la reforma educacional (julio-agosto 2014); encuentros sobre la política nacional docente, consistentes en tres reuniones de trabajo técnico con expertos, instituciones y actores del sistema agrupados en torno a la iniciativa plan maestro (diciembre 2014 y enero 2015), y una jornada de diálogo en todo Chile, en la que participaron más de 20.000 docentes en 209 comunas, Asimismo, se contó con el apoyo y participación del Colegio de Profesores, Plan Maestro, Educación 2020, Elige Educar, UNESCO y UNICEF (enero 2015).

Hizo hincapié en que este proyecto no aborda la contratación y desvinculación de los docentes, sino la carrera docente, una evaluación al mérito de los profesores. Las condiciones contractuales no se ven modificadas por este proyecto, lo que no obsta a que los salarios se vean aumentados.

En relación con los avances en agenda corta con el Colegio de Profesores durante 2014, precisó que en la ley de reajuste del sector público del año 2014, se descongeló la renta total mínima (RTM) para los profesores que no había sido reajustada desde 2010, subiendo más de $100 mil, y hasta los $636.000. También se aprobó una ley que pasó a titularidad a más de 32.000 profesores que hasta el año pasado estaban a contrata en el sistema municipal y se pusieron en funcionamiento dos mesas técnicas de trabajo con el Colegio para analizar las condiciones de trabajo y la situación previsional de los docentes traspasados en la década de los 80

Adicionalmente, en marzo de este año, se aprobó la ley que establece un bono de incentivo al retiro de $21,5 millones de pesos para 10 mil profesores y profesoras, con contrato de entre 44 y 37 horas, que se ajusta de manera proporcional para jornadas más reducidas.

Volviendo al proyecto, expresó que se basa en la entrega de un nuevo trato a docentes de excelencia para una educación de calidad y comprende la formación inicial docente, la inducción para profesores principiantes, la carrera docente y la formación en servicio.

Sus definiciones generales consisten en entregar cobertura universal y obligatoria para el conjunto de establecimientos que reciben financiamiento público e incorpora a los profesores de aula, educadoras de párvulos, educadores diferenciales y profesores técnicos profesionales, con los perfiles que se requiere en cada nivel o modalidad. Afirmó que los docentes actualmente en ejercicio en ningún caso verán reducidas sus remuneraciones por el ingreso a la carrera y los mayores costos de este nuevo sistema serán asumidos por el Estado, no significando una mayor carga para los sostenedores. Asimismo, se mantiene el Estatuto Docente (en los aspectos no incluidos en la nueva carrera) en el sistema público y el Código del Trabajo en los particulares subvencionados.

Los objetivos generales del proyecto se centran en atraer a estudiantes con mayores aptitudes y vocación a las carreras de pedagogía y educación parvularia; asegurar la calidad de formación inicial de los docentes; acompañar la incorporación de los nuevos docentes al ejercicio profesional; establecer un sistema de desarrollo profesional permanente de los docentes y directivos; ofrecer estabilidad laboral y mejores salarios acordes con la relevancia del rol docente; mejorar las condiciones de ejercicio de la docencia; promover que los docentes con más alto desarrollo profesional trabajen con estudiantes más vulnerables, incorporando incentivos muy claros y generando un sesgo explícito para llevar la mejor calidad a los más vulnerables, e incrementar la retención de docentes en el sistema escolar y parvulario. Actualmente ingresan a estudiar carreras de pedagógica 17.500 jóvenes y egresan 15.000, pero el sistema absorbe entre 5.000 y 6.000, es decir, el sistema absorbe casi un tercio de los egresados existiendo, además mucha dificultad de retención.

Clasificó los contenidos del proyecto en 7 áreas: formación inicial docente, inducción al ejercicio profesional docente, carrera profesional docente, formación en servicio, remuneraciones y contratación, condiciones para el desempeño docente y transición al nuevo sistema.

1) Formación inicial docente. Se busca atraer a estudiantes con vocación y aptitudes para la docencia y elevar la calidad de la formación en pedagogía. Para tales efectos, se elevaran paulatinamente los requisitos de ingreso a las carreras de pedagogía, estableciendo un piso de puntaje PSU y de ubicación en el ranking de notas.

El año 2016 se elevará a 500 puntos PSU o ubicación en 50% superior de puntaje ranking de notas. El año 2018 a 525 puntos PSU o ubicación en 40% superior de puntaje ranking de notas y para el año 2020 a 550 puntos PSU o ubicación en 30% superior de puntaje ranking de notas.

Asimismo, el Ministerio desarrollará un programa de detección de talentos para la pedagogía a través del Programa de Acompañamiento y Acceso Efectivo a la Educación Superior (PACE) y se establecerá la acreditación obligatoria de los programas universitarios de pedagogía con estándares más exigentes de acreditación en el marco del nuevo sistema de Aseguramiento de la Calidad de la Educación Superior (proyecto de ley futuro).

Otras mejoras de la formación pedagógicas serán impulsadas mediante convenios de desempeño con las universidades y se modificará el uso de la actual Prueba Inicia que se aplicará en la mitad de la carrera como instrumento de evaluación y mejoramiento institucional para las universidades. La prueba no será habilitante para el ejercicio de la profesión, sino que se utilizará como instrumento para medir cuanto están aprendiendo y detectar el déficit individual y de la institución.

2) Inducción al ejercicio profesional docente. Busca apoyar a los profesores principiantes en su proceso de inserción profesional. La inducción a la carrera profesional docente será un derecho de todos los profesores y profesoras y contemplará el acompañamiento de un mentor acreditado por el Centro de Perfeccionamiento, Experimentación e Investigaciones Pedagógicas (CPEIP) y 6 horas semanales no lectivas para preparación.

Su implementación será gradual en la medida que existan mentores disponibles. El CPEIP iniciará este año la formación de mentores (500 en 2015). Al segundo año de ejercicio, los docentes principiantes deberán certificarse para ingresar a la carrera docente, si no lo logran, tendrán una nueva oportunidad al año siguiente. Los docentes que no puedan acceder al sistema de inducción podrán certificarse al cuarto año de ejercicio profesional.

3) Carrera profesional docente. Establece una trayectoria de desarrollo profesional asociada a la experiencia y el desempeño de los docentes.

Se estructura en dos fases, la primera compuesta por tres tramos obligatorios, para asegurar competencias para una buena enseñanza -desarrollo inicial, desarrollo temprano y desarrollo avanzado-. La segunda fase cuenta con dos tramos voluntarios para retener a los buenos docentes en el aula y ofrecerles trayectorias de desarrollo -desarrollo superior y desarrollo experto-, con expectativas salariales muy significativas.

El ascenso en la carrera requerirá la correspondiente certificación de tramo, que a su vez combina dos instrumentos: una prueba de conocimientos disciplinares y un “portafolio”. En el sector público, la certificación se aplicará conjuntamente con la evaluación docente, ya que ambos procesos comparten el instrumento conocido como “portafolio”.

Los docentes nuevos, una vez certificados, ingresarán obligatoriamente al tramo de desarrollo inicial, esperándose que la permanencia en este tramo no supere los 8 años como máximo. La no certificación para subir de tramo en este tiempo supone la salida del docente de la planta.

Los docentes que destaquen en su certificación al término del tramo inicial podrán saltarse el tramo temprano y pasar de inmediato al tramo avanzado. El tramo avanzado representa el nivel de desarrollo profesional deseado para todo docente del sistema. Por ello, sólo los tres primeros tramos de la carrera profesional serán obligatorios, mientras la certificación para alcanzar los tramos superior y experto será voluntaria. A partir del nivel avanzado los docentes pueden optar a otros cargos y roles remunerados en el sistema (mentor, jefe de equipos, director, entre otros), aunque lo ideal es que se queden en el aula.

El paso de un tramo a otro supone aumentos salariales por concepto de una Asignación por Tramo del Sistema de Desarrollo Profesional Docente (ATDP). Mientras un docente está dentro de un tramo su salario se incrementa de acuerdo a los bienios que acumula y el reajuste de salarios del sector público de cada año; el incremento automático por concepto de bienios en este sistema es más lento, de ahí que la forma efectiva para recibir mejores salarios es la certificación.

Los profesores de tramos más altos de la carrera accederán a una bonificación del 40% de la ATDP por desempeño en establecimientos con alta concentración de alumnos prioritarios. Se promueve que los profesores de más alto desarrollo profesional trabajen con los niños y niñas más vulnerables (asignación es sólo transitoria en los primeros tramos).

Para desempeñarse como director el docente deberá encontrarse acreditado a lo menos en el tramo avanzado y tendrán derecho a recibir la asignación de responsabilidad directiva.

4) Formación en servicio. Se define un sistema de apoyo al desarrollo profesional para el avance en la carrera y se reconoce la formación en servicio como un derecho de los profesionales de la educación. Debe vincularse a la función realizada y responder tanto a las necesidades de desarrollo profesional del docente como a las necesidades del establecimiento.

El Ministerio, a través del CPEIP, contribuirá al desarrollo profesional docente mediante cursos gratuitos y becas con foco en las necesidades de desarrollo profesional y los procesos de certificación profesional y evaluación docente. Además, los sostenedores podrán implementar programas de formación asociados a sus planes de mejoramiento educativo. El CPEIP desarrollará un sistema de certifican de cursos o programas.

El proyecto actualiza las normas de la Red Maestros de Maestros del CPEIP para apoyar el sistema de formación en servicio. En esta línea el Ministerio está desarrollando otras acciones que complementan las disposiciones del proyecto de ley mediante el fortalecimiento del CPEIP, constituyendo Comités Locales de Desarrollo Profesional Docente, descentralizados, que colaborarán directamente con los Servicios Locales de Educación y otros sostenedores que reciben financiamiento público para atender las necesidades de formación en servicio de cada territorio y mediante la creación de dos Centros Nacionales de Liderazgo Escolar para la formación de directivos (consorcios de universidades con apoyo de instituciones extranjeras).

5) Remuneraciones y contratación. Se fija un nuevo sistema de remuneraciones que permitirá a los docentes acceder a salarios más altos a lo largo de su carrera. Se establece un sistema de remuneraciones más simple, pasando de 22 a 13 componentes, manteniéndose la remuneración básica mínima nacional.

Asimismo, se mejoran las remuneraciones de entrada al sistema en línea con otras profesiones similares bien remuneradas y se incrementa la asignación de título en casi $200 mil (BRP). El salario inicial por 37 horas se aumenta en un 30%, quedando en 800 mil pesos. Las diferencias no serán cargadas a la subvención.

Los docentes de aula del sector particular subvencionado y los regidos por el decreto ley N° 3.166 (administración delegada), que estén en la carrera, tendrán derecho a recibir las mismas asignaciones que los del sector municipal (futuros Servicios Locales de Educación) y los docentes que trabajen en organismos de administración de los municipios tendrán derecho a percibir la remuneración correspondiente al tramo en que se encuentren certificados.

Los docentes se incorporarán a la dotación del sector público en calidad de titular o contratado a plazo (para actual sector municipal y luego Servicios Locales de Educación). La calidad de titular exige estar certificado de acuerdo a las nuevas normas de carrera docente y los contratos a plazo deberán referirse a funciones transitorias o de reemplazo; también podrán ser contratados a plazo los docentes no certificados (incluidos los principiantes).

El ingreso a la dotación docente como titular estará sujeto a concursos públicos, conforme a las reglas generales.

6) Condiciones para el desempeño docente. Se modifica la proporción de horas lectivas/no lectivas, pasando de 75/25 a 65/35. Aumentan así las horas para que docentes puedan preparar sus clases y desarrollar tareas pedagógicas fuera del aula.

En 2016 se pasa a 70/30. En 2018 se llega a 65/35. Así por ejemplo, un profesor con 44 horas de contrato tendrá 28,5 horas de clases y 15,5 horas no lectivas (65/35). Poe ende, el cambio significará la reducción de horas de trabajo en aula.

Para docentes con cargas horarias menores a las 44 horas, el cambio se podría traducir en un aumento de horas de contrato y, por tanto, un incremento salarial inmediato. Este ajuste no tendrá costo para los sostenedores, ya que el Estado incrementará adecuadamente la subvención general.

También, se elimina la norma que autorizaba a ejercer la docencia a personas que tuviesen un título profesional o licenciatura de al menos 8 semestres, de una universidad acreditada, en un área afín a la especialidad que imparte, por un período máximo de tres años renovables por otros dos. Se propone que todos quienes ejerzan la docencia deberán contar con un título o certificación pedagógica. Asimismo, el Estado asegurará que exista oferta de formación en pedagogía para quienes, teniendo otro título o grado, requieran dicha certificación.

7) Transición al nuevo sistema. Se fija un proceso de transición ordenada que asegura que los profesores en ejercicio no sufrirán ningún menoscabo. El tránsito desde el actual al nuevo sistema no significará una merma en términos salariales para ningún profesor que actualmente esté en el sistema, y en el evento de que se produzca alguna diferencia, se cubrirá mediante una planilla suplementaria.

El nuevo sistema no significa una carga financiera extra para los sostenedores, ya que los mayores costos por asignaciones de tramos avanzado, superior y experto, incremento de la BRP y asignación de desempeño en establecimientos de alta concentración de alumnos prioritarios serán financiados de manera directa por el Estado.

Se mantiene la estabilidad en las horas y funciones para los docentes que tengan la calidad de titulares. En el sector público todos los docentes acceden al nuevo sistema con la seguridad de que ninguno verá reducidas sus remuneraciones. El traspaso será voluntario para aquellos que estén a 5 años (o menos) de jubilar.

Los docentes con resultados vigentes en prueba escrita (AEPAVDI) y portafolio acceden en el tramo correspondiente de la nueva carrera según niveles de logro y años de experiencia. Los que sólo tienen resultados de portafolio acceden a un tramo transitorio hasta que rindan la prueba, y quienes no cuenten con evaluaciones acceden en el tramo de desarrollo inicial. Finalmente, los directores acceden al tramo avanzado hasta que se establezca la carrera de directores.

En el sector particular subvencionado se establece una transición voluntaria de los establecimientos particulares subvencionados (2018-2025). A partir de 2026, todos los establecimientos deberán haber pasado al nuevo sistema.

En régimen, la adscripción al nuevo sistema será requisito para recibir la subvención y los docentes accederán al nuevo sistema de manera paulatina en la medida que obtengan su certificación. Se establecerá un calendario de certificación para el stock actual de docentes.

El diputado Boric consultó si los requisitos de ingreso y aumento de puntaje PSU, sólo son exigible a universidades del CRUCH o para todas las instituciones y cómo se hará, en este último caso, con aquellas que no piden PSU para ingresar a estudiar pedagogía. Asimismo, consultó cómo se analizarán las particularidades de las regiones, por ejemplo, en Magallanes no hay quienes obtengan grandes puntajes en la PSU.

También preguntó respecto de lo que se está pensando en materia de acreditación, porque conforme a la legislación vigente es obligatoria, pero nadie la cumple, y si se consideraran los recreos en la horas no lectivas y la educación parvularia en la nueva carrera docente.

El diputado Jackson consultó si van a existir mecanismos para empujar la pedagogía en las áreas que faltan. Además, solicitó que se precise los porcentajes de nuevos recursos que se inyectaran vía subvención y aporte directo y cuáles fueron los datos tomados para proyectar el informe financiero que acompaña el proyecto.

El diputado Kast, don Felipe, pidió que se detalle el informe financiero, se explique la situación de la educación inicial y se señalé cuántos estudiantes estarían en condiciones de entrar al sistema con el corte de PSU propuesto y por qué no exigir uno más alto.

El diputado Gutiérrez, don Romilio, expresó que los directivos son claves en el éxito del proyecto educativo de un establecimiento educacional. Consultó cuando se va presentar el proyecto de los directores, a su juicio, debería transitar en conjunto con este proyecto.

Asimismo, consultó por qué JUNJI, los jardines VTF e Integra se incorporan a este proyecto el año 2020 y no antes y se aclare cuáles son aquellas normas del estatuto docente que seguirán rigiendo.

En relación con la Prueba Inicia, afirmó que realizar una evaluación a la mitad de la carrera y no otra a su término, carece de sentido, por cuanto no habrá un diagnostico final.

En materia de horas no lectivas, destacó la importancia de garantizar que efectivamente existan y consultó por qué no se disminuyó el número de alumnos por curso. Finalmente, consultó si el CPEIP está preparado para asumir los desafíos que impone esta ley.

La diputada Provoste afirmó la importancia de las condiciones en que se forman los docentes, de ahí que por carrera docente debe entenderse también la formación inicial. Se sabe que actualmente algunas universidades del CRUCH hacen clase en containers.

Además, la OCDE destaca la importancia del trabajo colaborativo entre docentes, sin embargo, este proyecto no hace referencia a ello.

El diputado Venegas consultó si se contempla alguna alternativa para docentes que no pasan de tramo al octavo año.

Solicitó qué se explique el artículo 46 g) de la ley General de Educación en relación con este proyecto en materia de habilitación docente y se precise qué porcentajes de docentes se espera que exista en cada uno de los niveles.

Por parte, expresó que el diseño del proyecto permite que un docente a los 14 o18 años de servicio se posesione en nivel experto, sin embargo, no le parece dejar la mitad de la carrera sin motivaciones. Llamó a que se incentive a los docentes a seguir mejorando.

El diputado Bellolio expresó que el proyecto pretende mediante la aptitud y vocación encontrar buenos docentes, sin embargo, se mantiene, por ejemplo, la PSU.

Consultó cómo será el PACE; cuál será el rol de los directivos de los establecimientos educacionales en materia de evaluación; cómo atraer a los mejores, porque la experiencia muestra que tienden a salir del sistema educativo, y cuál es la lógica que se utilizó para el cálculo del aumento de salario para cada nivel.

El diputado Edwards consultó si la eliminación del artículo 46 g) de la ley General de Educación favorece la educación o es algo reivindicatorio. Solicitó antecedentes de las evidencias empíricas que sustentan el proyecto.

El diputado González solicitó que se profundice sobre el proceso pre legislativo y sobre la forma de inserción de los docentes del sistema particular subvencionado, que son la mayoría en Chile.

Precisó que la formación docente, actualmente es de gran heterogeneidad. Entonces, consultó si Ministerio de Educación piensa que debe existir una base mínima de conocimiento, competencias, y habilidades que sirva como guía.

El diputado Robles enfatizó que la educación se basa en lo que se haga en los 4 primeros años de vida, por ende, la educación parvularia es donde más esfuerzos debe haberse, sin embargo, para docentes de ese sector se inicia el año 2020. Preguntó cuál es el motivo de tal decisión y cuál va a ser la política de la educación parvularia, porque el proyecto se refiere solo a la JUNJI.

El diputado Espinoza expresó que con este proyecto se comienza a reconocer, en parte, a los docentes de Chile. Consultó cuáles son los riesgos que el Ministerio de Educación ha evaluado en la etapa de transición.

La diputada Vallejo (Presidenta) señaló que uno de los objetivos del proyecto es ofrecer estabilidad laboral y mejores salarios, sin embargo, el Ministro Eyzaguirre acentuó que no afecta las condiciones contractuales.

En relación al portafolio de los docentes del sector particular subvencionado, consultó cómo se configura, quién lo hará y en qué plazos, y si se puede saltar el proceso de inducción. También, se mostró preocupada en materia de educación parvularia.

La diputada Girardi manifestó que le preocupa qué pasará con una institución si un porcentaje importante de sus alumnos reprueba la Prueba Inicia y si egresado no se certifica, porque ya obtuvo su título. Consultó cómo hacer que los títulos tengan el valor que corresponde y si los puntajes de corte de la PSU que contempla el proyecto son equivalentes a los de las carreras que se asimilarán en cuanto de las remuneraciones.

La diputada Hoffmann consultó cuáles serán los puntos en que se podrá ceder o hacer modificaciones y de qué modo se implementarán.

El Ministro Eyzaguirre expresó que cuando se subieron los porcentajes de corte de la PSU para ingresar a estudiar pedagogía, se preocuparon que ninguna región se quedara fuera, por ello es que el proyecto utiliza la conjunción “o” ubicados en un porcentaje superior de puntaje ranking de notas.

En materia de acreditación expresó que será obligatoria y ya se estudiará cómo se hará.

Afirmó que la educación parvularia ingresa al proyecto, pero hay problemas con la certificación, porque no hay modelos para ese nivel. Se encuentran recién en elaboración, por ende, no se pueden poner metas en el corto plazo. Además, hay un tema de recursos humanos para efectuar todas las certificaciones.

En relación con la idea de potenciar las áreas de la pedagogía en déficit, apuntó que los convenios de desempeño se encausaran en ese sentido.

Respecto del artículo 46 g) de la ley General de Educación sostuvo que debe haber certificación pedagógica y en relación a la carrera de los directivos, destacó la complejidad de diseñar el tipo de test a aplicar.

En cuanto a la disminución del número de alumnos por curso, afirmó que se está trabajando en el contexto de la nueva educación pública y que en el fondo debe cambiarse el esquema de subvención, porque si se disminuyen los alumnos aumentan los costos para el sector particular subvencionado.

En materia de formación inicial, enfatizó que es inaceptable que a una universidad le vaya mal en la Prueba Inicia y en la certificación, y que se está trabajando en entregar a las instituciones los recursos necesarios para entregar un buen servicio.

En relación con el trabajo colaborativo entre profesores, apuntó que ello tiene que ver con la competencia que genera el voucher y será analizado más adelante. También afirmó que los docentes que no se certifiquen, podrán por ejemplo, trabajar en el sector particular subvencionado.

Acerca de la falta de incentivos a la mitad de la carrera, precisó que ese docente puede pasar a ser mentor o tener una carrera directiva, sin perjuicio del aumento de salario por bienios o zonas vulnerables. Enfatizó que el rol de los directivos continua siendo importante, porque ellos tienen que ver con la evaluación docente.

Finalmente, apuntó que este proyecto nada tiene que ver con la provisión de la educación parvularia y que en el sector particular subvencionado se tendrá que comenzar a hacer portafolio.

Posteriormente [4], el diputado Gutiérrez, don Romilio consultó sobre los cambios que sufrirá el CPEIP para adecuarlo al proyecto y sobre las medidas que se podrían tomar para lograr incorporación de la educación de párvulos antes del año 2020. Asimismo, consultó a qué se refiere el Título VI, de los establecimientos de educación parvularia financiados con aportes regulares del Estado, artículo 88 A, inciso tercero que prescribe: “El presente Título no se aplicará a los profesionales de la educación que se desempeñen en establecimientos que imparten educación parvularia y que son subvencionados conforme al decreto con fuerza de ley N° 2, de 1998, del Ministerio de Educación, ni a los que se desempeñen en establecimientos pertenecientes a la Junta Nacional de Jardines Infantiles”.

El diputado Venegas consultó qué ocurrirá con aquellos docentes que no se pueden certificar en las dos oportunidades que entrega el proyecto. Asimismo, formuló la pregunta de la señora Carla Candia (punto 3 de la cuenta), relativa a si el cambio a la carrera docente es obligatorio, si en este cambio todos los docentes quedarán regidos por el Código del Trabajo o sólo aquellos que se encontraban a contrata y si implicará algún cambio en el régimen de vacaciones. Adicionalmente, consultó si los actuales docentes titulares tendrán que rendir una prueba para encasillarse y para pasar de tramo.

La diputada Hoffmann consultó respecto de la capacidad de maniobra del Ministerio de Educación y sobre la capacidad de CPEIP para afrontar los desafíos que el proyecto le impone. Felicitó que se hable de los docentes, donde radica el corazón de la calidad.

El diputado Bellolio consultó de qué modo se puede valorar más el desempeño; cómo se hace para que sea más atractivo, al inicio, que los nuevos docentes se dirijan a sectores más vulnerables, y cómo hacer que los establecimientos particulares subvencionados ingresen a la carrera docente antes que la fecha propuesta por el Gobierno.

Propuso que se incorporen evaluaciones adicionales a los profesores, por ejemplo, de parte de los estudiantes y consultó cómo hacer que la formación continua sea pertinente.

El diputado Kast, don Felipe, solicitó el detalle del informe financiero y se mostró preocupado por la incorporación tardía de la educación inicial.

El diputado Jackson pidió los supuestos del Ministerio de Hacienda en este proyecto sobre la base de los cuales se construyó el informe financiero.

La diputada Vallejo consultó sobre el proceso de selección de estudiantes por las instituciones acreditadas que impartan pedagogía, especialmente, si será la institución quien elige el mecanismo de ingreso o el estudiante (PSU, ranking de notas o propedéutico).

Asimismo, consultó cuál será el rol de las instituciones formadoras respecto de los docentes mal evaluados que no ingresan a la carrera docente, qué sucederá con ellas, especialmente cuando exista un número importante de sus egresados en dicha condición.

En relación con las educadoras de párvulos, consultó cuáles son las que pueden ingresar más rápido, porque entiende que el 2020 es el plazo máximo. En relación a los jardines VTF preguntó si se ha considerado aumentar la remuneración de sus educadoras. Finalmente, consultó si se ha considerado la posibilidad de suspender la evaluación docente el primer año, tal como lo ha pedido el Colegio de Profesores.

El diputado Robles expresó no entender por qué recién el año 2019 se incorporarán los docentes del sector particular subvencionado al sistema. A su juicio, deben ingresar de inmediato, ya que son profesores del Estado cualquiera sea su institución. Consultó los motivos por los cuales se debe esperar tanto para incorporar a la educación parvularia, pese a que son esenciales para una educación de calidad.

La diputada Provoste consultó qué ocurrirá con los docentes que no logren los estándares adecuados de certificación. Llamó a que se defina qué busca el proyecto, porque si bien el Ministro ha enfatizado que no se afectaran las relaciones laborales, el artículo 19 U consagra expresamente lo contrario.

El diputado González consultó qué elementos diferenciaran la certificación en los diversos niveles y qué tipo de asistencia entregará el CPEIP a los docentes.

El diputado Kast, don Felipe, consultó cuál será la matriz de este proyecto y manifestó esperar que los docentes mal evaluados no sigan haciendo clases, no obstante que la sociedad debe hacerse cargo de la esa situación, es decir, debe determinarse si se garantizará el derecho a la educación de los niños o el derecho de los docentes a mantener su trabajo.

En respuesta a las consultas precedentes, el Ministro Eyzaguirre expresó que el CPEIP va a tener una reforma importante y va a encontrarse en la situación de acreditar cuales cursos que ofrecen distintos prestadores tienen la categoría aceptable para que profesores los tomen. Asimismo, los sostenedores van a querer que éstos desarrollen competencias propias del territorio.

Es una institución dedicada completamente a la certificación, acreditar los cursos que ofrezcan los distintos prestadores, de modo de definir un menú de capacitaciones que estén vinculadas a suplir las deficiencias que se detecten en cualquier momento de la carrera docente. Además, será el encargado, junto a un conjunto de expertos, de determinar cuáles son los contenidos de las pruebas de certificación, es decir, una institución dedicada completamente a la formación y certificación docente.

El CPEIP tendrá la obligación de entregar cursos gratuitos a profesores, conforme a sus áreas de certificación. Afirmó que la formación continua es una realidad e impide la generación de un mercado privado paralelo.

Respecto a la obligatoriedad de la transición, apuntó que en el sector municipal los docentes que ya trabajan serán encasillados en el año 2016 con arreglo a sus antecedentes. Por defecto, cuando no haya información alguna serán encasillados en el nivel inicial, salvo que se trate del director. Estimó que un 1/3 quedará en el tramo inicial, 1/3 en avanzado y 1/3 en desarrollo profesional y experto.

Precisó que la certificación desde el año 2018 en adelante será voluntaria y, luego, de modo obligatorio hasta el año 2025. Afirmó que se estudiará si se podrá adelantar para los sectores más vulnerables

Los profesores que ya están trabajando en el sector particular subvencionado quedarán al menos en categoría inicial y los nuevos docentes que el año 2016 ingresan a sector municipal tendrán la opción de un contrato de dos años o cuatro años (dependerá si se cuenta con un mentor o no), para luego poder optar a la certificación. Si reprueban, podrán continuar dos años más a contrata, pero si vuelven a reprobar, no podrán ejercer docencia en establecimientos financiados con recursos públicos, pero mantendrán su título.

La carrera docente no se encuentra asociada a la contratación o desvinculación, no modifica la relación contractual entre empleador y empleados, el régimen laboral del mundo particular subvencionado continuará regido por el Código del Trabajo y en la educación municipal tampoco habrá cambios. La certificación, en régimen, será una condición sine qua non para ejercer la docencia en los colegios financiados con recursos públicos y un referente salarial objetivo para los docentes, que no dependen de la discrecionalidad del empleador. Asimismo, no es materia de este proyecto la evaluación docente.

En relación a la capacidad de maniobra a la que estaría dispuesta el Ejecutivo en la tramitación de este proyecto, enfatizó que sería soberbio pensar que este proyecto es perfecto, por ende, están abiertos a efectuar modificaciones, siempre y cuando no se afecte su corazón.

Afirmó que no hay carga adicional sobre los docentes, porque ya existe el portafolio, que constituye un elemento central y de protección frente a la discrecionalidad del empleador, a diferencia del sector particular subvencionado que se rige por el Código del Trabajo. No hay dobles evaluaciones, pero se agrega la prueba de conocimientos disciplinarios para ascender en la carrera docente, ella es la única nueva y los expertos están muy de acuerdo, además, se sabe que no hay tecnología para conocer el valor agregado por profesores, de ahí la importancia del portafolio y conocimientos disciplinarios.

En relación a la antigüedad versus desempeño, afirmó que es efectivo de que si se congela la antigüedad el salto remuneracional es bajo, pero lo más importante es la parte multiplicativa, la forma en que crece el salario: el aporte de antigüedad es mayor en niveles más altos de certificación. Lo mismo ocurre con el desempeño en establecimientos vulnerables, incentivándose que los mejores vayan a allí, por ello es que los bonos de niveles iniciales son transitorios y no permanentes.

En relación con el informe financiero expresó que en atención a los atractivos de la carrera docente, se espera que con el tiempo aumenten los niveles de los profesores, esto es, 5% en desarrollo inicial, 10% en desarrollo temprano, 50% en desarrollo avanzado, 20% en desarrollo superior y 15% en desarrollo experto.

En relación a la admisión expresó que se estudiará cuanto se ponderará en ranking de notas y en PSU. A diferencia del PACE, donde será la propia institución quien lo determinará de acuerdo a su propia modalidad.

Estimó positivo que la certificación sea obligatoria, porque la universidad no es la institución más eficiente para observar al docente en el aula, y allí es donde se juega si es idóneo o no. Por otra parte, la acreditación será obligatoria para la universidad y para un muestreo de sus facultades, dentro de ellas medicina y pedagogía serán obligatorias en la muestra. Por tanto, deberá estar acreditada la universidad y la carrera. Pese a lo anterior, no se puede garantizar que todos los alumnos que egresen sean buenos profesores, de ahí la certificación.

Adicionalmente, expresó que el sistema fue pensando dejando un tiempo de transición para que las universidades mejoren sus estándares; para que mejore el sistema de acreditación y las exigencias, y para ver cómo se van certificando los primeros egresados, pasándose luego a un periodo en que la certificación será habilitante, como ocurre en la mayoría de los países desarrollados del mundo.

En relación con la preocupación mostrada por la educación parvularia, explicó que la ley que crea la autorización de funcionamiento de jardines infantiles otorgada por el Ministerio de Educación y modifica otros cuerpos legales, estableció que el currículum no es obligatorio hasta el año 2019. Por lo tanto, al no ser el currículum obligatorio no hay condiciones para establecer una prueba sobre el mismo, esa es la restricción, sin embargo, se mostró disponible a estudiar la posibilidad de crear un sistema de certificación voluntaria para los que ya tengan el currículum correspondiente.

Precisó que la JUNJI y los jardines VTF van a pasar, sin solución de continuidad, a los servicios locales de educación como consecuencia de la desmunicipalización y la remuneración de las educadoras de párvulos estará determinado, una vez que estén integradas totalmente en la carrera docente. En el intermedio se conversará unilateralmente con cada una de dichas instituciones. En relación a las fundaciones que proveen educación parvularia quedarán tal como están en la actualidad.

En relación al artículo 88 A) manifestó que ello se encuentra resuelto en artículos transitorios, porque el problema radica en que se rigen por estatuto administrativo y se debe hacer conversar los dos regímenes.

Finalmente, existe un largo periodo de transición para que las instituciones de educación superior mejoren sus procesos y se espera que al 2025 se tenga un sistema que garantice la calidad.

B) AUDIENCIAS.

Concurrieron invitados a exponer a la Comisión las siguientes personas [5]. Un resumen de estas presentaciones se acompaña en anexo.

1. La Vocera del Proyecto Plan Maestro de la Fundación Elige Educar, señora Beatrice Ávalos, acompañada del Coordinador, señor Joaquín Walker Martínez, en sesión 88ª, celebrada el lunes 4 de mayo de 2015.

2. El Presidente del Colegio de Profesores de Chile A.G., señor Jaime Gajardo Orellana, acompañado del Secretario General señor Darío Vasquez; el Tesorero Nacional señor Juan Soto; los Vicepresidentes señores Guido Reyes y Ligia Gallegos, y el periodista señor Víctor Vargas, en sesión 88ª, celebrada el lunes 4 de mayo de 2015.

3. El Rector de la Universidad de Santiago, señor Juan Manuel Zolezzi Cid, acompañado por el Director del Departamento de Educación, doctor Saúl Contreras, en sesión 89ª, celebrada el martes 5 de mayo de 2015.

4. El Presidente del Consejo de Decanos de Facultades de Educación del CRUCH, Decano de la Facultad de Educación de la Universidad de Concepción, señor Oscar Nail Kröyer, acompañado por el Decano de la Facultad de Educación y Humanidades de la Universidad de Tarapacá, señor Alfonso Díaz Aguad, en sesión 89ª, celebrada el martes 5 de mayo de 2015.

5. El Decano de la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Playa Ancha, señor Luis Alberto Díaz Arancibia, en sesión 89ª, celebrada el martes 5 de mayo de 2015, en sesión 90ª, celebrada el lunes 11 de mayo de 2015.

6. El rector de la Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación (UMCE), señor Jaime Espinosa Araya, acompañado de su Jefa de Gabinete, señora Lorena Tejo, en sesión 90ª, celebrada el lunes 11 de mayo de 2015.

7. El Presidente Nacional de la Asociación de Pro Funcionarios JUNJI (APROJUNJI), señor Christian San Martín Romo, acompañado del Secretario Nacional, señor Bernabé Vilaxa Zuleta, y del Director Nacional, señor George Christie Hidalgo, en sesión 90ª, celebrada el lunes 11 de mayo de 2015.

8. La Presidenta de la Asociación Nacional de la Junta Nacional de Jardines Infantiles (AJUNJI), señora Julia Requena Castillo, acompañada de la Tesorera Nacional, señora Grimilda Bruna, y de la Presidenta Regional Metropolitana, señora Rebeca Cardemil, en sesión 90ª, celebrada el lunes 11 de mayo de 2015.

9. El Director del Centro de Investigación y Desarrollo de la Educación (CIDE), señor Jorge Radic Henrici, en sesión 91ª, celebrada el lunes 11 de mayo de 2015.

10. El Director de la Fundación Nodo XXI, señor Víctor Orellana, acompañado del investigador de la Fundación, señor Felipe Larenas, en sesión 91ª, celebrada el lunes 11 de mayo de 2015.

11. El Vicepresidente del Consejo Nacional de Asistentes de la Educación, señor Miguel Castro Zamora, y el Secretario General del Consejo, señor Miguel Ángel Arriagada, en sesión 91ª, celebrada el lunes 11 de mayo de 2015.

12. El Director de Política Educativa de Educación 2020, señor Manuel Sepúlveda, acompañado de los investigadores señor Matías Gómez y señora Loreto Jara, en sesión 92ª, celebrada el martes 12 de mayo de 2015.

13. La investigadora del Centro de Estudios de Políticas y Prácticas en Educación (CEPE) de la Pontificia Universidad Católica de Chile, señora Lorena Meckes, en sesión 92ª, celebrada el martes 12 de mayo de 2015.

14. En representación del Instituto Libertad y Desarrollo, la investigadora del Programa Social, señora María Paz Arzola, y el investigador del Programa Legislativo, señor Jorge Avilés, en sesión 93ª, celebrada el lunes 18 de mayo de 2015.

15. La Presidenta Nacional de la Confederación de Padres y Apoderados de Colegios Particulares Subvencionados (CONFEPA), señora Erika Muñoz Bravo, acompañada por la Secretaria Nacional, señora Ingrid Bohn Flores, y la Tesorera Nacional, señora Silvia Pastén Pérez, en sesión 93ª, celebrada el lunes 18 de mayo de 2015.

16. El Director Ejecutivo de Enseña Chile, señor Tomás Recart Balze, en sesión 93ª, celebrada el lunes 18 de mayo de 2015.

17. El Presidente del Consejo Nacional de Educación (CNED), señor Pedro Montt Leiva, acompañado por la Secretaria Ejecutiva, señora Fernanda Valdés, y la Coordinadora del Departamento Escolar, señora Jennifer Tigger, en sesión 94ª, celebrada el lunes 18 de mayo de 2015.

18. El Director del Centro de Políticas Comparadas de Educación (CPCE), señor Ernesto Treviño Villarreal, en sesión 94ª, celebrada el lunes 18 de mayo de 2015.

19. El Coordinador Ejecutivo del Programa de Educación Continua para el Magisterio (PEC) de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad de Chile, señor Iván Páez Plaza, acompañado por el Encargado de Gestión Redes Educativas, señor Pablo González, y del Área Comunicaciones, señora Alicia Sánchez, en sesión 94ª, celebrada el lunes 18 de mayo de 2015.

20. El Director Ejecutivo de Acción Educar, señor Raúl Figueroa Salas, acompañado por la Jefa de Comunicaciones, señora Alejandra Cristi, en sesión 95ª, celebrada el martes 19 de mayo de 2015.

21. La Presidenta del Colegio de Educadores de Párvulos de Chile A.G., señora María Soledad Rayo Quintana, acompañada la Directora, señora Mónica de Mesa Contardo, y la Asesora Legal, señora Naiara Susaeta, en sesión 95ª, celebrada el martes 19 de mayo de 2015.

22. El Presidente de la Comisión de Educación de Alcaldes y Concejales de la Asociación Chilena de Municipalidades (AChM), Alcalde de Lo Prado señor Gonzalo Navarrete Muñoz, acompañado por el Coordinador de Educación de la AChM, señor Raciel Medina Parra, y la asesora del Alcalde, señora Graciela Lazo, en sesión 96ª, celebrada el lunes 1 de junio de 2015.

23. La Investigadora de Educación del Centro de Estudios Públicos (CEP), señora Sylvia Eyzaguirre Tafra, en sesión 96ª, celebrada el lunes 1 de junio de 2015.

24. La Coordinadora del Consejo Nacional de Trabajadores de la Educación de la CUT, señora Yobana Salinas Arancibia, el Vicepresidente del Consejo, señor Manuel Valenzuela y Asesor del Colegio de Profesores de Chile, señor Guillermo Scherping Villegas, en sesión 97ª, celebrada el lunes 1 de junio de 2015.

25. El Secretario de la Confederación Nacional de Trabajadores de la Educación Chilena (CONATECH), señor Luis Durán Marín, acompañado por el Director, señor Luis González Carrasco, en sesión 97ª, celebrada el lunes 1 de junio de 2015.

26. El Rector del Instituto Profesional y Centro de Formación Técnica DUOC UC, señor Ricardo Paredes Molina, en sesión 97ª, celebrada el lunes 1 de junio de 2015.

27. El Director del Centro de Medición MIDE UC, señor Jorge Manzi Astudillo, acompañado por la Directora del Programa de Evaluación Docente, señora Yulan Sun, la Directora Ejecutiva señora María Paulina Flotts, y la Coordinadora de Comunicaciones, señora Lissette Sepúlveda en sesión 98ª, celebrada el martes 2 de junio de 2015.

28. El Director del Observatorio Chileno de Políticas Educativas (OPECH) de la Universidad de Chile, señor Rodrigo Cornejo Chávez, acompañado por los Profesores de Estado señores Marcelo Castillo y Sigfrido Rojas, en sesión 98ª, celebrada el martes 2 de junio de 2015.

29. El Jefe de la División de Evaluación de Logros de Aprendizaje de la Agencia de Calidad de la Educación, señor Juan Bravo Miranda, acompañado por la Jefa de Asesores, señora Verushka Álvarez Valladares, y los asesores señores Raúl Chacón Zuloaga y Bernardita Castillo De La Jara, en sesión 99ª, celebrada el lunes 8 de junio de 2015.

30. La Directora Académica del Centro de Investigación Avanzada en Educación (CIAE) de la Universidad de Chile, señora Alejandra Mizala Salces, y el Investigador del CIAE señor Juan Pablo Valenzuela Barros en sesión 99ª, celebrada el lunes 8 de junio de 2015.

31. La Presidenta de la Sociedad de Instrucción Primaria (SIP), señora Patricia Matte Larraín, acompañada por la Gerente General, señora Lili Ariztía, y la Gerente de Recursos Humanos, señora Cecilia Gazmuri en sesión 99ª, celebrada el lunes 8 de junio de 2015.

32. El Director de la Oficina Regional de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), señor Jorge Sequeira Salazar y la Coordinadora del Programa Regional de Educación y Encargada de la Estrategia Regional de Docentes, señora Paz Portales en sesión 100ª, celebrada el lunes 8 de junio de 2015.

33. El Vicario para la Educación del Arzobispado de Santiago, Pbro. Tomás Scherz y el Secretario Ejecutivo de la Vicaría, señor Cristián Infante en sesión 100ª, celebrada el lunes 8 de junio de 2015.

34. La Gerente del Centro de Innovación de la Fundación Chile, señora Ana María Raad Briz, acompañada por el Director de Gestión Escolar, señor Mario Uribe, y el Encargado de Comunicaciones, señor Alexis del Ponson en sesión 100ª, celebrada el lunes 8 de junio de 2015.

35. El Embajador de la República de Finlandia, Excmo. señor Mika-Markus Leinonen, en sesión 101ª, celebrada el martes 9 de junio de 2015.

36. El Director del Departamento de Estudios Pedagógicos (DEP) de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad de Chile, señor Ernesto Águila Zúñiga, la académica, señora Jacqueline Gysling, y la Coordinadora de Comunicaciones de la Facultad de Filosofía y Humanidades, señora Magdalena Vío, en sesión 101ª, celebrada el martes 9 de junio de 2015.

37. El Director de Aprendizaje Institucional de la Universidad Alberto Hurtado, señor Ricardo Carbone Bruna, en sesión 101ª, celebrada el martes 9 de junio de 2015.

38. El Director Ejecutivo de la Fundación Avanza Chile, señor Gonzalo Blumel, y del Área Legislativa, al señor Juan Francisco Galli, en sesión 107ª, celebrada el lunes 6 de julio de 2015.

39. La Coordinadora Laboral del Centro Educacional "Nueva Creación" de Puente Alto, señora Carolina Escobar Vera, acompañada por el educador diferencial C.E., señor Rodrigo Benítez Molina, y la educadora diferencial PIE, señora Erika Carolina Alcaíno León, en sesión 107ª, celebrada el lunes 6 de julio de 2015.

40. El Presidente Nacional (S) de la Federación de Instituciones de Educación Particular (FIDE), señor Guido Crino Tassara, acompañado por el asesor señor Cristián Dockendorff, y el abogado señor Rodrigo Díaz Ahumada, en sesión 110ª, celebrada el lunes 13 de julio de 2015.

41. La Presidenta de la Federación de Sindicatos de Colegios Particulares, señora Patricia Jiménez Núñez, acompañada por el Secretario General, señor Wladimir Urriola, y la Directora de Comunicación, señora Rosita Olavarría, en sesión 110ª, celebrada el lunes 13 de julio de 2015.

42. El Vocero de la Coordinadora de Profesores de Colegios Particulares Subvencionados, señor Raúl Olivares Sepúlveda, acompañado por el Coordinador de Profesores Sector Particular Subvencionado Provincia Chacabuco, señor Víctor Flores Paillacheo, en sesión 110ª, celebrada el lunes 13 de julio de 2015.

43. El Presidente del Sindicato Único de Trabajadores de la Educación (SUTE), señor Luis Yáñez Saavedra, acompañado por la asesora jurídica, señora Gabriela Cisterna Orellana y la Encargada de Relaciones Sindicales CNTE, señora Alejandra Flores Hernández, en sesión 111ª, celebrada el lunes 13 de julio de 2015.

44. El Director Nacional de la Confederación Nacional de Federaciones y Sindicatos de Trabajadores de la Enseñanza Media Técnico Profesional (CONFESITEP), señor Enrique Villalón Baeza, acompañado por el Presidente señor Eduardo Alfaro y la Directora Nacional señora Sixta Postigo, en sesión 111ª, celebrada el lunes 13 de julio de 2015.

45. La Presidenta de la Comisión de Educación del Directorio Comunal del Colegio de Profesores de Lo Prado, señora Paola López Farías, acompañada por los Profesores de Educación General Básica, señora Viviana Zamorano Cofré, y señor Ariel Antillanca Oyarzo, en sesión 111ª, celebrada el lunes 13 de julio de 2015.

46. El Director del Centro de Políticas Públicas de la Universidad Católica, señor Ignacio Irarrázaval Llona, acompañado por la académica de la Facultad de Educación, señora Verónica Cabezas, en sesión 112ª, celebrada el martes 14 de julio de 2015.

47. La Profesora Investigadora de la Universidad de Los Andes, ex Directora del CPEIP, señora Violeta Arancibia Clavel, acompañada por el consultor independiente señor Félix Antonio Segovia, en sesión 112ª, celebrada el martes 14 de julio de 2015.

48. La Directora del Colegio “Cardenal José María Caro” de la Fundación Belén Educa, señora Astrid Carrasco Manni, acompañada la Directora del Colegio “Lorenzo Sazié”, señora Loreto Figueroa Rubio, y el periodista de Comunicaciones de la Fundación Belén Educa, señor Federico Grünewald, en sesión 113ª, celebrada el lunes 20 de julio de 2015.

49. La Vocera de la Confederación de Estudiantes de Chile (CONFECH), señorita Valentina Saavedra Meléndez, en sesión 113ª, celebrada el lunes 20 de julio de 2015.

50. El Coordinador Nacional del Movimiento 50/50, señor Rafael Henríquez Sotelo, acompañado del Coordinador del Movimiento Región de Valparaíso, señor Michael Humaña Concha, en sesión 113ª, celebrada el lunes 20 de julio de 2015.

51. La Oficial de Educación y Desarrollo Infantil Temprano de UNICEF Chile, señora Patricia Núñez, acompañada del Oficial de Protección, señor Anuar Quesille, y la Consultora señorita Mónica Massaro, en sesión 114ª, celebrada el lunes 20 de julio de 2015.

52. El Investigador de la Fundación Jaime Guzmán, señor Felipe Rössler, en sesión 114ª, celebrada el lunes 20 de julio de 2015.

53. El Investigador Asociado del Centro Latinoamericano de Políticas Económicas y Sociales (CLAPES UC), señor Sergio Urzúa, en sesión 114ª, celebrada el lunes 20 de julio de 2015.

54. La profesora de Filosofía y Magister en Educación del Frente Docente del Movimiento Revolución Democrática, señora Alejandra Martínez Díaz, acompañada del Coordinador Nacional del Movimiento Revolución Democrática, señor Sebastián Depolo, en sesión 114ª, celebrada el lunes 20 de julio de 2015.

55. El ex Rector de la Universidad de Chile, señor Luis Riveros Cornejo, en sesión 115ª, celebrada el martes 21 de julio de 2015.

C) MESA TRIPARTITA.

Con posterioridad, la Comisión ante la situación producida, de rechazo tajante del Colegio de Profesores al proyecto de ley en estudio y consecuente paralización de actividades de los profesores, los invitó a exponer acerca de los temas de desacuerdo [6]. En esa sesión, se acordó suspender la votación de la idea de legislar del proyecto de ley en estudio y posponer las audiencias programadas para el mes de junio y, en su lugar, realizar sesiones de trabajo con el Colegio de Profesores de Chile A.G. y el Ministerio de Educación, con el objeto de avanzar en el rediseño del proyecto en cuestión. Para este efecto se destinaron tres sesiones, dos el día lunes 15 y una el día martes 16 de junio de 2015. El Colegio de Profesores presentó el documento que se transcribe a continuación:

“Temas de desacuerdo del Colegio de Profesores de Chile A.G. con el Proyecto que crea un Sistema de Desarrollo Profesional Docente presentado por el MINEDUC al Parlamento.

Los temas aquí planteados establecen los nudos críticos que el Directorio Nacional del Colegio de Profesores de Chile A.G. ha detectado en el proyecto de Carrera Docente. No obstante las observaciones del Colegio de Profesores al proyecto de ley no se cierran con los presentes temas, pues sólo dan cuenta de los puntos de mayor tensión con el proyecto de ley.

1. Certificación (Prueba disciplinar).

1.1Consideraciones generales acerca de la certificación.

-El apoyo y mejoramiento de los conocimientos disciplinares de los profesores no se resuelven con la implementación de pruebas estandarizadas. Su aplicación no es específica y no reconoce contexto ni la especificidad del conocimiento que varía según el lugar en el cual se desempeña el docente. Existen en el proceso de enseñanza aprendizaje otras formas de evidenciar las fortalezas y debilidades disciplinares.

-El Desarrollo Profesional Docente puede ser evidenciado, pero la rendición de cuentas en sí misma no mejora nada, solo lo hace cuando se equilibra con apoyos profesionales efectivos y asegurados por el Estado, los que no se encuentran debidamente expresados en el proyecto.

-El estudio “Antecedentes y Criterios para la elaboración de políticas docentes” destaca el caso de Finlandia, país que se ha convertido en estos años en el símbolo de la calidad de la educación, donde no solo no existe evaluación externa de docentes y de los establecimientos, sino que es un tema que ni siquiera está en debate. El sistema educativo finlandés se basa en la confianza sobre el docente y su profesionalidad, así como en el buen hacer de los centros educativos (CEPPE, 2013).

1.2 Certificación para el ingreso a la carrera.

-El ingreso a la carrera expone a los docentes a un proceso de evaluación basado en la desconfianza.

El ingreso a la carrera no es por concurso ni tampoco basta el titulo para concursar, sino que está supeditado a un proceso de certificación. A las evaluaciones durante la formación inicial y al proceso de titulación, ahora se suma una certificación que buscaría comprobar que el docente efectivamente es un profesional. Detrás de estas exigencias se evidencia desconfianza y control.

1.3 Certificación para la promoción dentro de la carrera.

-Las certificaciones que deberá rendir el profesor para avanzar en la carrera están centradas en la evidencia de competencias individuales. Tanto el portafolio como la prueba disciplinar no consideran la importancia del trabajo colaborativo en la escuela, el cual es una característica inherente a la profesión docente.

-El vínculo de portafolio actual y las pruebas, responsabilidad del actual CPEIP, responde a una comprensión de la docencia bajo los parámetros de la educación como bien de consumo. Permanecen orientaciones vinculadas a las lógicas sumativas, instrumentales y de control, que asimilan medición a evaluación (acentuadas durante el gobierno de derecha, como la Ley 20.501 de Lavín con la sobreexposición de mediciones y controles a la escuela y el aula).

-El exceso de rendición de cuentas sobre el profesor, por sobre instancias reales de perfeccionamiento, revelan que el interés no está en la mejora continua de los profesores, sino en el control y en la desconfianza. El MINEDUC desconfía de los profesores y profesoras de Chile.

2. Pérdida de derechos.

En el proyecto se plantean elementos que significan grandes pérdidas de los derechos conquistados. Uno de ellos es la estabilidad laboral; en el actual régimen contractual la planta docente de una escuela por ley debe estar compuesta en una relación 80/20 de titulares y contratas respectivamente. Con la forma de ingreso de este proyecto se vulneraría esa obligación y se aumentaría significativamente la cantidad de contratas precarizando la labor y las condiciones laborales de nuestros maestros jóvenes.

En relación a este tema conviene tener presente la normativa que el proyecto establece para la obtención de la titularidad:

-El proyecto de ley no refleja la intención de avanzar en garantías laborales para los docentes.

Los docentes principiantes que comiencen su vida laboral lo harán en calidad de a contrata y permanecerán en esa condición hasta que superen la certificación para ingresar a la carrera y, posteriormente, ganen un concurso público. Un docente podría estar, en el mejor de los casos, hasta tres años a contrata. El proyecto evidencia que los derechos laborales aparecen como un premio al esfuerzo individual y no como una garantía universal inherente al ejercicio de la profesión.

-La reducción de los bienios representa un menoscabo a las conquistas del magisterio.

Reducir los bienios a la mitad también significa un retroceso en las conquistas, pues se le quita valor a la experiencia. Si bien se aumenta el valor de los bienios con relación a la asignación de tramo, para el Colegio de Profesores el bienio no solamente es tomado como un elemento económico sino como una evidencia de experiencia para el desarrollo profesional.

3. Evaluación/Progresión única.

El proyecto debe fortalecer lógicas de colaboración y valoración del ejercicio de la profesión docente. Para ello es necesaria una Nueva Evaluación como factor integral y único de la progresión en la Carrera. Acentuando la confianza en los y las docentes, proponemos que alcanzado el tramo avanzado no continúe la evaluación profesional y se establezcan mecanismos distintos para los tramos superiores.

Una nueva evaluación que restituya el carácter formativo; que establezca con nitidez el apoyo como principal factor de mejoramiento; cuyos instrumentos consideren dominios vinculados al ejercicio docente de la enseñanza como a la actualización curricular y pedagógica; que haga la promoción en la carrera más completa y compleja, y finalmente, que equilibre lo cuantitativo con lo cualitativo. Para ello proponemos tener en consideración:

i.Actualizar marco para la buena enseñanza.

ii.Redefinir mecanismos de apelación.

iii.Condiciones materiales y de tiempo para su desarrollo.

iv.Planes de desarrollo profesional.

v.Considerar el trabajo colaborativo.

vi.Definición de criterios para el avance en la Carrera. Se debe considerar al menos los siguientes elementos:

- La experiencia docente, expresada en los años de servicio.

- Resultados en la nueva evaluación profesional docente.

- Participación en instancias de actualización y perfeccionamiento.

-Reconocimiento al desarrollo profesional: realización de innovaciones pedagógica, investigaciones en aula y publicaciones.

- Participación en espacios colectivos de investigación y reflexión de la práctica con impacto en la comunidad educativa y/o el aula.

- Desempeño como profesor guía de prácticas docentes.

- Desempeño como profesor mentor.

- Cumplimiento de responsabilidades pedagógicas vinculadas con el aula (Profesor Jefe, Coordinación de Departamentos, Asesorías a Centro de Alumnos y Padres, Coordinación Extraescolar, entre otros)

4. AEP/AVDI.

En el proyecto se sobrevalora las evaluaciones competitivas individuales vinculadas a la Evaluación Profesional Docente, Pruebas Estandarizadas como ADVI (Asignación de desempeño variable individual) y la AEP (Asignación de Excelencia Profesional). Si bien el proyecto supera dichas asignaciones, continúa sobrevalorando sus orientaciones, lógicas de control y auditoria, presentes en la evaluación exclusivamente sumativa del portafolio y las pruebas antes señaladas, que son las que orientan la promoción y progresión en los diversos tramos de la Carrera.

El magisterio ha rechazado dichas lógicas de control y competición entre docentes. Ha rechazado el ADVI y la AEP (solo 6000 profesores desde su origen han optado a ella), las que por lo demás han tenido nulo impacto en el ejercicio de la docencia, si consideramos el universo de profesores.

5. Encasillamiento.

-El encasillamiento reduce la experiencia docente y, por lo tanto, la creación y acumulación de saberes pedagógicos a antigüedad.

El encasillamiento de los profesores en ejercicio puede implicar que un docente con 20 años de servicio que nunca haya rendido una prueba de conocimientos disciplinares para acceder a la AVDI o la AEP quede encasillado en el tramo inicial. Si bien no verá reducido su salario, este encasillamiento puede tener consecuencias personales y profesionales, porque un docente con esa cantidad de años en la profesión no puede ser catalogado con un nivel inicial.

6. Remuneraciones.

-El gobierno comprometió una remuneración de $950.000 para los profesores que se inician en la carrera. La definición de este monto respondía a dos intenciones. La primera, igualar los salarios de los docentes a los que perciben otros profesionales. Y la segunda, establecer una pendiente salarial significativa que transforme a la docencia en una profesión atractiva para los jóvenes talentos.

-Estos objetivos no se cumplen, ya que los $950.000 están sujetos a un contrato de 44 horas (el promedio está entre las 30 y las 36 horas) y a una experiencia docente de 30 años.

-Es preciso además señalar que la pendiente remuneracional no es muy atractiva sobre todo en los primeros años de servicio, periodo en que se concentra la mayor tasa de deserción de la docencia. La pendiente que establece el proyecto de ley sitúa a la profesión docente por debajo de la progresión salarial que tienen otras profesiones con similares características.

7. Salida.

Un sistema de desarrollo Profesional Docente que no considere la salida, no solo no es un sistema, sino que ignora el derecho a una justa y decente jubilación. Ello a su vez implica que se niega la posibilidad de movilidad natural en la Carrera para los docentes noveles, negando el sano equilibrio pedagógico entre quien inicia la Carrera y la Experiencia docente.

8. Jubilación forzada.

-La voluntariedad de ingresar a la carrera para los docentes que se encuentran a cinco años de jubilar atenta gravemente contra la legitimidad de los derechos laborales alcanzados por el gremio.

Para que esta voluntariedad pueda ejercerse es necesario que los docentes presenten una renuncia voluntaria con cinco años de anticipación. Esta renuncia implica a su vez renunciar al Bono Poslaboral, que de alguna manera compensa las bajas jubilaciones de los docentes, y a todos los beneficios que surjan de las negociaciones del magisterio con el Mineduc, como el Bono de Incentivo al Retiro.

9. Universalidad del Estatuto.

-Insistir con el Código Laboral en la Carrera es pensar en los administradores y no en la enseñanza de los niños.

El código laboral como instrumento para regular la relación contractual de los profesores en los colegios particulares subvencionados permite que el administrador desvincule al profesor por necesidades de la empresa, sin importar lo bien que desempeñe su función. El profesor puede ser un “experto” pero si el sostenedor desea despedirlo, lo puede hacer.

10. Condiciones de enseñanza: proporción entre horas lectivas y no lectivas/ alumnos por aula.

-El aumento de las horas no lectivas a un 35% desde el año 2018 no evidenciará una mejora sustantiva en las condiciones para el ejercicio de la profesión.

El Colegio de Profesores por razones pedagógicas que apuntan a elevar la calidad de la enseñanza ha sostenido la necesidad de aumentar las horas no lectivas hasta un 40% para llegar progresivamente a un 50%.

-El proyecto no delimita claramente el uso que se dará a las horas no lectivas.

Es sentir general del magisterio es que la actual delimitación del uso de las horas no lectivas en el Estatuto Docente es demasiado ambigua como para garantizar que estas sean utilizadas fuera del aula en actividades conducentes a mejorar los procesos de enseñanza.

-La reducción del número de alumnos por aula es una grave omisión en el proyecto de ley.

Tanto la investigación académica como la propia experiencia docente señalan que una reducción de alumnos por aula da más posibilidades a los docentes para la innovación pedagógica y para la atención de las necesidades educativas individuales de sus estudiantes.

11. Derogación de la ley 20.501.

-De una parte posee incisos que promueven que el directivo designe a su equipo de gestión sin concursos, y además establece nuevas modalidades de posible despido. Ello no contribuye a crear comunidades de aprendizaje, por el contrario, se fomenta una relación gerente-empleado, menoscabando roles profesionales sin acentuar el liderazgo pedagógico y colaborativo que se declara en el proyecto.

-De otra parte cometió la aberración profesional y técnica de unir las rúbricas de Básico con Insatisfactorio, desvirtuando y debilitando la consistencia de la propia evaluación docente. La base de esta Ley está en la educación como bien de consumo y en la presión y precarización docente como lógica de mejora por temor. En un nuevo escenario esta ley debe ser derogada.”

Por su parte, los diputados de la Comisión, con excepción de don Felipe Kast, suscribieron, en conjunto con el Presidente de la Comisión de Hacienda y los jefes de bancada de los partidos DC, PPD, PS, PC y PRSD el siguiente documento:

“CONDICIONES BÁSICAS PARA CONTINUAR LA TRAMITACIÓN DEL PROYECTO DE NUEVA CARRERA DOCENTE

Valparaíso, junio de 2015

La Comisión de Educación de la Cámara de Diputados decidió suspender la votación en general del proyecto de ley de Nuevo Sistema de Desarrollo Profesional Docente para abrir un espacio de diálogo entre los profesores, los parlamentarios y el gobierno. A partir de la propuesta de rediseño del proyecto de ley planteado por el Colegio de Profesores ante la Comisión y de nuestras propias convicciones el conjunto de parlamentarios que abajo suscriben proponen la siguiente estructura de compromisos que permita reorientar el proyecto de ley y generar las condiciones para avanzar en su discusión en particular. Por supuesto, se pondrán en discusión muchas otras materias e iniciativas de modificación planteadas por los diputados que integramos la Comisión.

Marco Introductorio

Si bien el proceso de desarrollo profesional docente es un proceso individual de cada profesor, se debe reconocer que la mejora de los procesos de enseñanza-aprendizaje es un proceso que se desarrolla colectivamente. El aporte de los profesores no se extingue en la relación individual con los alumnos, sino que permanece con la comunidad escolar en su conjunto. Valorar ambos aspectos es esencial para poder profundizar en la actual discusión.

Por ello es que los parlamentarios abajo firmantes proponemos al Ministerio de Educación, a los profesores de Chile y a la sociedad en su conjunto una serie de compromisos que contribuyen a enriquecer el debate sobre la Nueva Carrera Docente en pos del objetivo último, cual es una educación de calidad para nuestros niños, niñas y jóvenes.

Aspectos a modificar en el proyecto de ley

I.- Sobre el fortalecimiento de la Formación Inicial Docente

•Asegurar una buena formación universitaria. Para contar con una educación de calidad, Chile requiere una formación de excelencia para sus profesores. En este sentido debemos ir asegurando que la Formación Inicial de los docentes se fortalezca durante los próximos años, procurando que su estructura permita contar con elementos de evaluación comparada entre el inicio de la formación inicial y su desarrollo, para así, junto con garantizar la suficiencia de todos los maestros, mida el valor agregado de cada universidad en el proceso formativo del estudiante.

•Acreditación rigurosa y obligatoria de las carreras de pedagogía. Para ello se requiere la acreditación rigurosa y obligatoria de todas las carreras de pedagogía, la que debe ser condición de existencia de las mismas y debe ser desarrollada por la Comisión Nacional de Acreditación y no por agencias privadas. Este proceso de acreditación -cuya obligatoriedad quedará establecida en este proyecto de ley y cuya normativa se complementará en la futura ley de reforma de la Educación Superior- deberá ser reflejo de una profunda reflexión sobre lo que esperamos de nuestros profesores y profesoras y su quehacer pedagógico. En el proceso de acreditación de las carreras de pedagogía las universidades deberán cumplir, entre otras, las siguientes condiciones: pertinencia de las mallas curriculares según los estándares de la formación inicial, infraestructura adecuada para su correcto desarrollo y formación de un número de profesionales acorde con los requerimientos del sistema escolar.

•Examen diagnóstico en la mitad del proceso de formación universitaria. Para fortalecer la formación inicial desde el primer momento, se propone desarrollar un diagnóstico de los estudiantes en el comienzo de la carrera universitaria, la que tendrá el propósito de ayudar a nivelar a quienes ingresan a estudios de pedagogías. Se debe establecer, además, un evaluación diagnóstica en la mitad del proceso de Formación Inicial que: (a) entregue información específica sobre la calidad de los programas universitarios; y (b) ayude a orientar las acciones remediales para asegurar una buena formación de los futuros docentes. Los resultados en dicha evaluación deberán obligar a las instituciones a establecer planes de mejora y deberán ser incorporados en el proceso de acreditación de las carreras.

•Compromisos en la futura ley de Educación Superior. Por último, con el objeto de asegurar el avance hacia una Formación Inicial de excelencia, solicitamos al Ejecutivo establecer un artículo transitorio que comprometa el cumplimiento de estos principios en la futura ley de reforma de la Educación Superior.

II.- Sobre las condiciones del proceso de Encasillamiento.

•Respeto a la trayectoria y desempeño de los actuales docentes. Creemos que es necesario que el proceso de encasillamiento para el paso a la futura Carrera Docente reconozca el desempeño de los docentes actualmente en ejercicio, asegurando a todos las mismas condiciones en este proceso.

•Uso voluntario de pruebas ADVI o AEP para encasillamiento. Proponemos el uso voluntario de los resultados de pruebas ADVI y AEP. Dado que hasta el momento han sido de uso voluntario, no puede ser sino a petición del docente la consideración del instrumento para el proceso de encasillamiento. Adicionalmente proponemos también que se le considere en reemplazo de su primera prueba de conocimiento disciplinarios y pedagógicos si el o la docente así lo solicita.

•Encasillar en categoría temprana a docentes con portafolio evaluado como básico. Proponemos el reconocimiento de la experiencia del cuerpo docente en ejercicio. Para ello, creemos que en el proceso de encasillamiento deben quedar en el nivel Inicial de la nueva Carrera Docente sólo aquellos profesores y profesoras con resultado Insatisfactorio en el instrumento Portafolio de la Evaluación Docente. Esta modificación respecto del proyecto original -junto con otras que se proponen más adelante- significará que sólo un porcentaje mínimo de los profesores en ejercicio queden encasillados en el primer tramo de la Carrera.

III.- Sobre la progresión en la Carrera y el reconocimiento del desarrollo profesional de los docentes.

Compartimos con el Magisterio la crítica por el uso del concepto de "certificación" de los profesores. Por lo mismo proponemos se reemplace el concepto por el de sistema de reconocimiento del desarrollo profesional (SRDP) de los docentes para la progresión en la Carrera. Adicionalmente, dicho sistema, junto con observar los aspectos disciplinarios y pedagógicos, deberá recoger los aspectos colaborativos del quehacer del docente en la escuela. Este sistema debe ser complementario a la Evaluación Docente y no debe implicar mayor agobio laboral para los docentes.

Al respecto proponemos:

•El título profesional como único requisito para entrar a la Carrera Docente. Que el título profesional sea el único requisito para postular a una escuela (subvencionada o municipal) e ingresar a la Carrera Docente en el tramo Inicial. Para el caso del nuevo sistema de Educación Pública, proponemos que el docente titulado pueda acceder, previo concurso público normado en el próximo proyecto de ley de Nueva Educación Pública, en calidad de titular.

•La inducción debe ser un derecho. Que exista un proceso de inducción garantizada, es decir, como un derecho. Para ello se debe establecer que, de no existir disponibilidad de mentores en el primer año de ejercicio profesional, un docente novel podrá acceder a este acompañamiento en algún momento dentro de los primeros cuatro años de la Carrera.

•Fomentar la formación de mentores en los propios colegios. Para asegurar que el sistema cuente con el número de mentores que permita dar cobertura al 100% de los profesores noveles, se debe evaluar la posibilidad de formar como mentores a profesores con experiencia y buen desempeño profesional, para que las escuelas cuenten, a la brevedad con capacidades para recibir y dar inmersión en la realidad escolar a los docentes noveles.

•Fortalecer el apoyo al desarrollo profesional en los primeros 4 años de Carrera Docente Que, además de la inducción garantizada, se establecerá el acompañamiento a los docentes en sus primeros cuatros años de ejercicio profesional. Para dar certidumbre en cuanto a la formación continua y para apoyar la permanencia de los docentes noveles en el sistema, se buscará establecer un fuerte apoyo para el desarrollo profesional durante los primeros cuatro años iniciales de la Carrera Docente.

Este apoyo inicial no afectará la formación en servicio que ya establece el proyecto de ley, por lo que -mediante artículo transitorio- se fortalecerá al CPEIP, como el órgano rector del sistema de desarrollo profesional docente.

El sistema de desarrollo profesional ha de satisfacer los requerimientos formativos de los docentes a lo largo de su carrera y para ello deberá disponer de una amplia y variada oferta que responda a las necesidades formativas de los profesores y profesoras, incrementando el logro de los aprendizajes de los estudiantes (diagnósticos de requerimientos basados en evidencia). El CPEIP, junto con su fortalecimiento, requiere de una modernización sustantiva. Por ello, es necesario que este organismo, conjuntamente con las instituciones de educación superior, constituya un sistema que coordine el esfuerzo de capacitación, que haga seguimiento y monitoreo y que evalúe sus resultados, asegurando que esta oferta sea de calidad evidenciable. Este sistema de desarrollo profesional y formación continua deberá fomentar, entre otros, el perfeccionamiento en grupos o comunidades escolares, priorizar a los docentes que atienden población vulnerable; a los docentes que trabajan aisladamente Ej. escuelas Unidocentes), revisando regularmente la oferta para asegurar su pertinencia y actualización.

•Ocho años de plazo para ascender al tramo temprano. Que, una vez transcurridos los primeros 4 años de ejercicio profesional, el docente deberá realizar las exigencias que conforman el SDRP y podrá, conforme lo establece el proyecto de ley, acceder al tramo Temprano o Avanzado, según corresponda a sus resultados. En caso de no lograr ascender al tramo Temprano, el docente tendrá a su disposición el apoyo formativo necesario y podrá volver a realizar este proceso al cabo de los cuatros años siguientes. En caso de no alcanzar nuevamente, a lo menos el tramo Temprano, esto es luego de ocho años de Carrera, el docente no podrá seguir ejerciendo en establecimientos que ya se han incorporado al SRDP.

•Aspectos colectivos y sociales deben ser considerados. Que es necesario asegurar criterios mínimos en la parte enriquecida del portafolio. Con el objeto de ponderar de manera real y efectiva los aspectos comunitarios del quehacer docente, se deben considerar criterios tales como el desarrollo de innovaciones pedagógicas e investigación de aula; participación en espacios colectivos de investigación y reflexión de la práctica con impacto en la comunidad educativa y/o el aula; o el ejercicio de tareas como profesor guía de práctica, profesor jefe de curso, mentor, coordinador de ciclo y subsector, asesor de centro de alumnos o de padres y apoderados, entre otros.

•Quien aprueba el examen de conocimiento disciplinar y pedagógico puede no rendirlo más Que los docentes de alto desempeño puedan rendir voluntariamente las evaluaciones. En caso de que un profesor o profesora logre un resultado competente o destacado en la prueba pedagógico disciplinar -que evalúa las competencias didáctico-pedagógicas del docente en relación con su disciplina-, no deberá volver a rendir dicho examen en toda la carrera.

•Quien obtiene dos portafolios destacados o competentes podrá saltarse el siguiente Asimismo, si el docente obtiene un resultado competente o destacado en el Portafolio en dos ocasiones consecutivas, podrá reservar su resultado para la siguiente Evaluación Docente, es decir, no deberá presentar portafolio, debiendo completarse el resto de los instrumentos según corresponda. En cualquiera de los dos casos, el profesor o profesora podrá rendir ambos instrumentos si desea mejorar sus resultados.

•Asegurar uso de horas no lectivas para desarrollo profesional. Que, considerando que el proyecto de ley establece un incremento de las horas no lectivas, se requiere asegurar que dicho incremento será usado en labores propias del desarrollo profesional docente.

IV.- Sobre una estructura de remuneraciones que incentivo el desarrollo profesional.

•Asegurar tránsito acelerado a nivel Avanzado de la Carrera para docentes de alto despeño Habida cuenta de que proponemos eliminar la certificación como requisito para ingresar a la carrera, los profesores noveles podrán alcanzar el tramo avanzado en 5 años, lapso inferior al que figura en el proyecto de ley. Adicionalmente solicitamos una mejora en la asignación por desempeño en establecimiento con alta concentración de alumnos vulnerables para los profesores más jóvenes. Tras ambos cambios, el incremento potencial de remuneraciones en los primeros años se debería elevar significativamente.

•Asegurar que no haya menoscabo en asignaciones asociadas a la Experiencia. Notamos que el sistema de incremento de remuneraciones por bienio del actual estatuto docente es incorporado a través de dos asignaciones que se reajustan por los bienios, esto es la asignación de tramo y la asignación de experiencia El efecto acumulativo de ambas asignaciones sobre el salario de los profesores, deberá ser de una magnitud comparable a la del sistema actual, pudiendo ser aún mayor dependiendo del tramo en el cual se encuentra el docente.

V.- Profesionales de la Educación Inicial.

•Plazo razonable para incorporar a las profesoras y profesores de educación parvularia Consideramos importante el compromiso de fijar un plazo en la ley que delimite los tiempos para concluir e implementar las adecuaciones curriculares y el Marco para la Buena Enseñanza de dicho sector, con el objeto de poder garantizar el efectivo acceso a la Carrera Docente de los y las educadoras de párvulos. Este proceso considerará la participación de sus organizaciones.

VI.- Voluntariedad de la Carrera

•Voluntariedad para profesores que estén a 10 o menos años de jubilar. Proponemos ampliar la voluntariedad del ingreso a la Carrera para aquellos docentes que se encuentren a 10 años de su jubilación. Actualmente el proyecto de ley establece el límite de 5 años a la edad de jubilar.

•Jubilación voluntaria para quienes no adscriben a la Carrera. Adicionalmente, proponemos suprimir la disposición de jubilación irrevocable para aquellos docentes que adscriban a la voluntariedad de la carrera, puesto que la jubilación es un derecho y no una obligación.

•Asegurar aumentos salariales para los que no se adscriben a la Carrera Docente. Para todos aquellos docentes que asuman voluntariamente quedarse fuera de la Carrera, su remuneración actual se verá incrementada conforme el reajuste anual del sector público y la actual asignación de experiencia.

Compromisos más allá del proyecto de ley.

a) Solicitamos al Ejecutivo la conformación de una mesa de trabajo para avanzar en la disminución del número de alumnos por sala, dada la urgente necesidad de abordar este punto, pero atendida la complejidad de su implementación.

b) Llamamos a constituir a la brevedad la mesa técnica de evaluación y revisión de la evaluación docente conformada por el Mineduc, el Colegio de Profesores, Académicos que nombra el CPEIP y los sostenedores públicos.

c) Para reducir la carga y presión en los docentes en ejercicio, se solicita buscar medidas que permitan hacer voluntaria la Evaluación Docente 2015 para todos profesores que se encuentren evaluados como Competentes y Destacados. Para el resto de los docentes que deban rendir la evaluación y que pueden con ello mejorar sus condiciones de encasillamiento, se solicita implementar las medidas administrativas que permitan a los docentes cumplir con esta tarea en mejores condiciones.

d) Respecto de los aspectos críticos de la ley 20.501, proponemos abordarlos en los espacios que resulten más apropiados para cada materia. Aquellos relacionados con la Evaluación Docente (homologación de básicos e insatisfactorios, entre otros) deben discutirse en la Mesa Técnica antes propuesta. Aquellos vinculados a las atribuciones y responsabilidades de los docentes directivos, además de la concursabilidad de dichos cargos, deben ser tratados en el futuro proyecto de ley que regule una nueva carrera directiva.

e) Sobre el doble tipo de contrato que tienen actualmente algunos profesores y profesoras (parte de su ¡ornada como titular y otra parte a contrata), proponemos trabajar en un proyecto de ley que supere dicha situación y garantice mayor estabilidad laboral, entendiendo que para aquello hay que revisar su impacto en otras leyes.

Finalmente, valorando la buena voluntad que el Ministerio de Educación ha mostrado para escuchar los planteamientos que han surgido en el debate realizado, los parlamentarios que suscribimos llamamos al Ministerio a acoger el conjunto de planteamientos propuestos en este documento. Estamos seguros de que esto permitirá continuar la tramitación de un proyecto que es fundamental para la calidad de la educación que requieren los niños y niñas de nuestro país.

FIRMAN

Diputada Camila Vallejo (Presidenta de Comisión de Educación)

Diputado Pepe Auth (Presidente de Comisión de Hacienda)

Diputado Rodrigo González (Integrante Comisión de Educación)

Diputado Alberto Robles (Integrante de Comisión de Educación)

Diputado Giorgio Jackson (Integrante de Comisión de Educación)

Diputada Yasna Provoste (Integrante Comisión de Educación)

Diputado Mario Venegas (Integrante Comisión de Educación)

Diputada Cristina Girardi (Integrante Comisión de Educación)

Diputado Fidel Espinoza (Integrante Comisión de Educación)

Diputada María José Hoffman (Integrante de Comisión de Educación)

Diputado Jaime Bellolio (Integrante de Comisión de Educación)

Diputado Romilio Gutiérrez (Integrante de Comisión de Educación)

Diputado José Antonio Kast (Integrante de Comisión de Educación)

Diputado Jorge Tarud (Jefe de Bancada PPD)

Diputado Ricardo Rincón (Jefe Bancada PDC)

Diputado Manuel Monsalve (Jefe de Bancada PS)

Diputado Daniel Núñez (Jefe de Bancada PC)

Diputado Marcos Espinosa (Jefe de Bancada PRSD).”

Por su parte, el Ministro de Educación de la época, Nicolás Eyzaguirre, dirigió, con fecha 23 de junio la siguiente carta al presidente del Colegio de Profesores:

“He querido comunicarme con Usted -y a través suyo con sus representados- para, antes que nada, valorar el trabajo sostenido en las últimas semanas entre la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados, el Colegio de Profesores y el Mineduc en torno al proyecto de ley que crea un nuevo sistema de desarrollo profesional docente.

Como es de público conocimiento, luego de varias jornadas de trabajo, el pasado jueves 18 de junio una mayoría de los diputados de la Comisión de Educación, con el apoyo de todos los Jefes de Bancada de la Nueva Mayoría, me hizo llegar el documento titulado "Condiciones básicas para continuar la tramitación del proyecto de Nueva Carrera Docente". En dicho acuerdo, que se funda en las propuestas del Colegio de Profesores y resume también las convicciones de los propios parlamentarios, se planteó un conjunto de compromisos para seguir adelante en la discusión en particular de la iniciativa, los que he compartido y acogido en su totalidad.

Con el mayor de los agrados le comento que, desde el punto de vista del Ejecutivo, estas propuestas han contribuido a mejorar el proyecto de ley y han generado una base común sobre la que, estamos seguros, podremos seguir avanzando en el proceso legislativo para construir la Carrera Docente que Chile requiere. Gracias a este esfuerzo se han abierto también espacios de diálogo para abordar diversas materias que, si bien no forman parte de esta iniciativa, reconocemos como muy relevantes para mejorar las condiciones del ejercicio docente y la calidad de nuestro sistema educacional; entre ellas, la revisión del sistema de Evaluación Docente y la reducción del número de estudiantes por sala, que son dos materias muy sentidas por las maestras y los maestros de Chile.

Estoy seguro de que durante los próximos días, cuando se retome el trabajo legislativo en el Congreso Nacional, podremos reanudar las conversaciones y alcanzar nuevos acuerdos por el bien de la educación de nuestros niños y niñas.

Convencido de que estamos en la senda correcta, lo saluda atentamente.”

Con fecha 30 de junio, asistió a la Comisión la recién asumida Ministra de Educación, señora Adriana Delpiano, quien destacó la importancia de este proyecto de ley, en atención a que todas las mejoras educativas en el mundo pasan por la carrera docente, el rol del profesorado y su formación, y las expectativas que la sociedad tiene de ellos.

Afirmó que la iniciativa tuvo un trabajo pre legislativo muy importante con el Colegio de Profesores y cuando se decidió enviarla al Congreso, se sabía que contaba con un 75% aproximadamente de los aspectos que anhelaba el Colegio.

Manifestó que todo proyecto de ley siempre puede ser enriquecido en el trabajo legislativo, que permite mostrar o relevar aspectos que no fueron advertidos por el Ejecutivo. Se mostró dispuesta a acoger las propuestas que se le hagan siempre y cuando guarden coherencia y ratificó plenamente su conformidad con el documento sobre condiciones básicas para continuar la tramitación del proyecto de nueva carrera docente que surgió de la mesa tripartita que se formó a instancia de esta Comisión. A su juicio, lo que cabe es analizar cómo transformar los aspectos de ese protocolo en indicaciones.

Asimismo, hizo hincapié en que un conjunto muy grande de profesores no está en conocimiento exacto de lo que dice el proyecto en detalle, de ahí que instalarán un simulador en la página web del Ministerio en materia de remuneraciones por ser una materia de gran preocupación para el profesorado.

El proyecto agrega aspectos muy importantes de apoyo y mejora a los profesores en su formación inicial y en el ejercicio. Recordó que el proyecto tiene cinco ejes claves y destacó aspectos como la formación inicial docente, que busca responsabilizar a la institución formadora de la calidad académica de los profesores, y el inicio de la carrera, donde se acompaña a los docentes. Puntualizó que en el proyecto original se establecían dos años para iniciar la carrera docente, sin embargo, como consecuencia del trabajo de esta Comisión se vislumbró la importancia de eliminarlo, bastando para ello la sola obtención del título profesional.

En relación a la disminución de las horas lectivas, puntualizó que siempre se querrán más, pero el proyecto ya es un avance y generará un espacio o tiempo para que los profesores no solo revisen pruebas, sino para que especialmente tengan contacto con los alumnos y sus familias.

Respecto a cómo se pasa de un tramo a otro o avanza el profesor en la carrera, apuntó que actualmente el sistema de remuneraciones de los profesores es extremadamente complejo y muy determinado por los bienios y cursos que el profesor realiza. El proyecto entiende a los cursos como un sistema de apoyo, acompañamiento y perfeccionamiento de los profesores en el aula, de mejora de las condiciones laborales y de reflexión sobre la práctica, y no exclusivamente basado en el conocimiento teórico.

Además, el proyecto busca equilibrar la formación inicial, esto es, cómo el sistema educativo captura una información para hacer las mejoras que el sistema requiere y que luego se expresa en el sistema de apoyo.

Realzó que se trata de un proyecto clave para Chile y que el paro ha significado que en 50 comunas de las 345 del país, ha habido una fuga de 1.550 alumnos del sistema municipal al particular subvencionado, pese que entiende que esta Comisión está por fortalecer la educación pública y exista una oferta pública de calidad para que las familias puedan escoger. Este daño no sólo afecta a los niños y al proceso o impulso de mejora a la educación pública, sino también a los maestros, porque en la medida que se pierde matricula, verán reducidas sus condiciones laborales. Por ley, el Ministerio entrega la subvención por asistencia y los alcaldes han tomado la decisión de efectuar los descuentos respectivos, porque carecen de recursos, salvo que se establezca un nuevo calendario de recuperación de clases que no exceda el 15 de enero, encontrándonos al límite en este punto.

Finalmente, expresó entender que tras el apoyo del Ejecutivo al documento sobre condiciones básicas que resultó del diálogo tripartito, se procedería a votar en general, para luego materializar los puntos del acuerdo mediante indicaciones y si existen otros puntos no contemplados se formarían las mesas de diálogos respectivas. Solicitó que se vote a la brevedad el proyecto, idealmente la próxima semana y destrabar un conflicto que está perjudicando sobre todo a los niños y familias de Chile.

Luego, precisó que llevar el diálogo en forma bilateral entre el gremio y el Gobierno es una señal errada, porque desvía la atención del lugar donde está el proyecto, su trámite legislativo en el Congreso. Llamó a continuar dialogando en esta sede y reiteró su disposición a acoger las modificaciones pertinentes.

Estimó que el Ministerio no ha sido capaz de explicar bien este proyecto, como tampoco lo ha podido realizar el gremio a sus bases. Pidió el establecimiento de un diálogo tripartito en sede legislativa e insistió en la importancia de votar a la brevedad en general, votación que depende de esta Congreso, pese a las urgencias que podrían colocarse. Finalmente, pidió que la Comisión llame a los profesores a reevaluar el paro.

Finalmente, pidió que la reanudación de la mesa tripartita se dedique a trabajar sobre el documento sobre condiciones básicas para continuar la tramitación del proyecto de nueva carrera docentes, sin perjuicio de la posibilidad de abrir mesas de trabajo sobre otros aspectos que no dicen relación con esta iniciativa.

La Comisión, en esa misma sesión, acordó por unanimidad reanudar, a la brevedad, el diálogo tripartito entre el Colegio de Profesores de Chile y el Ministerio de Educación con la Comisión. Se destinaron a esta nueva mesa las sesiones del día lunes 6 de julio, en la jornada de la tarde, y la sesión ordinaria del martes 7 de julio.

Con fecha 13 de julio, el Directorio del Colegio de Profesores remitió a la Ministra de Educación la siguiente carta:

“El Directorio Nacional del Colegio de Profesores, no obstante que el magisterio ha mantenido un Paro Indefinido, solicitando el retiro del proyecto, ha tenido la voluntad y la decisión de dialogar en la mesa tripartita convocada por la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados, lo que demuestra la voluntad que también hemos tenido nosotros para buscar, consensuar un Proyecto de Carrera Docente que realmente revalorice el ejercicio de nuestra profesión.

Tal corno lo solicitara, enviamos a Ud., las materias que expusiera el profesor Jaime Gajardo Orellana, presidente nacional del Colegio de Profesores de Chile A.G., en las sesiones de carácter tripartito realizadas los pasados 06 y 07 de julio, en dependencias del parlamento.

Estas propuestas esperamos sean acogidas por Ud. e incorporadas íntegramente para que realmente la elaboración del proyecto de Carrera Profesional sea en conjunto con el gremio docente.

CINCO ASPECTOS FUNDAMENTALES PARA SER CONSIDERADOS EN UNA NUEVA CARRERA PROFESIONAL DOCENTE

Durante las reuniones sostenidas los días lunes 06 y martes 07 de julio en la mesa tripartita convocada por la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados, con participación del Gobierno a través del Ministerio de Educación y del Colegio de Profesores, expusimos 5 puntos fundamentales para los docentes que permitiría reelaborar el proyecto de Carrera Profesional Docente en trámite en el parlamento, de tal modo que definitivamente se revalorice el ejercicio de nuestra profesión, en el entendido que educar es un acto social, es un trabajo de colaboración, un trabajo en equipo al interior de cada una de las comunidades educativas.

Expusimos que el magisterio ha valorado el esfuerzo de los parlamentarios, expresado en el documento "Condiciones básicas para continuar la tramitación del proyecto de nueva carrera docente". Esa valoración significa que compartimos algunas de las propuestas, otras las rechazamos y otras que se plantean para ser incluidas en proyectos futuros, creemos que deben ser incorporadas en este proyecto.

A partir de ello, los 5 puntos fundamentales que a continuación detallamos, deben ser incorporados al proyecto, voluntad política mediante, de tal modo que el proyecto incorpore las propuestas del Colegio de Profesores en materia de una Nueva Carrera Profesional Docente, todas ellas discutidas y largamente consensuadas por el profesorado a través de los años.

Dichos puntos son:

1.- UN SISTEMA DE PROGRESIÓN EN LA CARRERA DE CARÁCTER PEDAGÓGICO Y ACADÉMICO, QUE REEMPLACE LA CERTIFICACIÓN:

Injustamente se instaló en el país que los profesores no quieren evaluarse, en circunstancias que el proceso evaluativo está vigente hace doce años y sus resultados indican que los profesores de aula desempeñan muy bien su trabajo. El resultado de la Evaluación Docente 2.014, indica que el 78% son Competentes y Destacados, el 22% básico y menos del 2% Insatisfactorios.

Cabe hacer notar que paulatinamente el propio MINEDUC fue cambiando disposiciones reglamentarias y legales sin acuerdo con el gremio; expresándose así la desconfianza que se tiene con el trabajo del profesorado. A ello, agregar que hay disposiciones legales vigentes que nunca se han cumplido, que podrían haber posibilitado que los resultados fueran aún mejores.

También constatamos que las evaluaciones docentes no se han generalizado en el mundo, porque éstas no aseguran que su resultado redunde en mejores o peores aprendizajes; que no existe evidencia que vincule el resultado con el trabajo de aula. Por esto es que muchos países de excelentes resultados educativos no evalúan a sus profesores; y en el caso de la Certificación se aplica solo en algunos Estados de Estados Unidos.

Para la progresión en Carrera se debe considerar un nuevo sistema de Evaluación Docente que tenga un carácter mucho más formativo e integral y que considere las particularidades de las diversas especialidades docentes tales como: educación Parvularia, educación básica, educación media, educación diferencial, educación de adultos, educación técnico profesional y educación a las escuelas cárceles.

Lo anterior da una mirada más integral del rol profesional docente, equilibrando el ejercicio personal con responsabilidades que implican trabajo colaborativo profesional. Desestimar evaluar manejo disciplinar por la vía de una prueba. Inicia, ADVI y AEP han creado una subjetividad negativa hacía las pruebas lo que hace masivo su rechazo, puesto que objetivamente no impactaron en el grueso de los docentes además que están estrechamente vinculadas a políticas individualistas y competitivas propias de la educación concebida como bien de consumo.

2.- FIN AL AGOBIO LABORAL Y MEDIDAS PARA RESOLVER LA SALUD LABORAL DOCENTE:

Es urgente y necesario concordar los siguientes puntos con el objeto de lograr que el profesor en su trabajo diario pueda tener el tiempo necesario para realizar su trabajo en el aula y resolver otros temas que inciden en el agobio permanente:

DE CARÁCTER LEGAL:

•CONTRATO DOCENTE: Debe ser en calidad de titular o en calidad de contrata para un mismo empleador. De ninguna manera podrá existir un contrato docente para un mismo empleador que incluya al mismo tiempo horas titulares y horas a contrata.

Este es el único sector de trabajadores que tiene esta mixtura de contrato, lo que provoca inestabilidad laboral y estrés laboral cuando año tras año pende sobre el docente la posibilidad de que el director del establecimiento le quite esas horas a contrata provocando una crisis profesional, personal, económica y familiar intolerable.

Cabe hacer notar que regularizar la contratación de profesores, no tiene costo para los empleadores, toda vez que los valores horas de contrato son similares para horas titulares y horas a contrata.

Asimismo revisar la normativa y concordar el verdadero carácter de las horas a contrata y concordar en terminar con contratos por Ley SEP o por tres o más meses dentro de un año escolar, que no están normados en el estatuto docente.

•SOBRE VACACIONES DE VERANO: El Estatuto Docente establece que el feriado legal del profesorado, corresponde a los meses de enero y febrero o al período que medie entre el término del año lectivo y el comienzo del otro. Durante este período se faculta a los empleadores para ocupar hasta 15 días del feriado legal, en perfeccionamiento docente o en trabajo al interior de las escuelas y liceos.

Proponemos que esos 15 días de feriado legal, solo sean determinados para realizar cursos de perfeccionamiento organizados y mandatarios por el empleador.

Hemos constatado que los empleadores utilizan parte del feriado para que los profesores planifiquen el trabajo docente del año escolar que comenzará en marzo de cada año, medida totalmente antipedagógica, toda vez que los maestros y maestras saben que se debe planificar de acuerdo a las características del grupo de estudiantes que le han asignado. En otras palabras, el trabajo de formación de personas debe basarse en el conocimiento de ellos y no en la imaginación de qué tipo de estudiantes le serán asignados al profesor para el año lectivo que se inicia.

•CONSAGRAR EL DERECHO A ENFERMARNOS: Derogar el artículo 72 Letra g) del Estatuto Docente, basado en el artículo 148 de la Ley 18.883, que permite despedir por acumulación de seis o más meses de licencia médica durante los dos últimos años.

Reclamamos el pleno reconocimiento de este derecho humano y poder gozar de las licencias necesarias para medicinamos y recuperar nuestra salud.

Además revisar la normativa y concordar las remediales para que el fuero por enfermedad sea respetado. Hoy despiden a profesores que gozan de licencia médica.

También considerar revisar la actual normativa sobre enfermedades profesionales que afectan a los docentes.

•CORRECTA APLICACIÓN DEL ARTICULO 41 BIS DEL ESTATUTO DOCENTE: Introducir una enmienda a este artículo que permita su correcta aplicación, esto es que "todo contrato vigente al mes de diciembre y que tenga más de seis meses de duración, se entenderá prorrogado por los meses de enero y febrero". Hoy existen dictámenes interpretativos de su aplicación, diferentes entre la Dirección del Trabajo y la Contraloría General_ La Contraloría General ha sido cambiante en su interpretación y lo último es que ha dictaminado que para que sea prorrogado el contrato por los meses aludidos, debe terminar el contrato del profesor el día 31 de diciembre. Esto es discordante con lo interpretado por la Dirección del Trabajo, que creemos que es la interpretación correcta. Además Contraloría abrió puertas para el abuso en contratación docente, permitiendo que se contrate hasta una fecha anterior al 31 del mes, lo que permite un ahorro económico abusivo de los empleadores, sin importarles el perjuicio que significa en el trabajo escolar el que un profesor no termine el año escoñar con el curso que tenía asignado.

•EFECTIVA PARTICIPACIÓN DEL PROFESORADO EN CADA ESCUELA Y LICEO: Proponemos que los Consejos de Profesores vuelvan a ser resolutivos, tal y como lo fueron hasta el golpe de Estado. Es imprescindible que los profesores recuperen el rol en la determinación de la política educativa al interior de las comunidades. El profesor no puede seguir siendo un mero ejecutor de proyectos educativos emanados de los equipos de gestión. Dicha recuperación del rol docente permitiría enriquecer el trabajo colaborativo, de equipo y al mismo tiempo incentivaría el compromiso docente con el mejoramiento de los resultados.

•RESPETO POR LA AUTONOMIA PROFESIONAL: El artículo N° 16 del Estatuto Docente establece la plena autonomía profesional en el marco del currículo vigente y del proyecto educativo del establecimiento. Exigimos el cumplimiento irrestricto de este artículo. Ello permitirá reconocer que los profesores son profesionales de la educación y por tanto tener la autonomía para atender a sus estudiantes de acuerdo a esa calidad profesional. Ello permitirá terminar con el agobio que significa el tener que planificar clase a clase y día a día, tal y como se les obliga hoy.

3.- CONCORDAR EL NUEVO SISTEMA DE SALARIOS DOCENTES.- Hacemos notar que la propuesta de salarios del proyecto nunca fue conocida por el gremio. Cuando conocimos el proyecto nos enteramos de la decisión de producir sustantivos cambios en esta materia: rebaja a un 50% de los montos actuales de la asignación de experiencia, eliminación de la asignación de perfeccionamiento, de la asignación de trabajo en Condiciones Difíciles, eliminación del Bono SAE. Sería importante conocer los montos involucrados que están en régimen y que son parte permanente del presupuesto en educación. Creemos que son cuantiosos recursos por los montos que se reflejan en las colillas de sueldos de los profesores.

Junto a ello, revisar y concordar montos más equitativos entre los tramos de la carrera docente. El proyecto del MINEDUC no responde a los anuncios ministeriales que precedieron a la publicación del proyecto. Con la respuesta de la Comisión se recoge la demanda del Colegio en lo que respecta a establecer una progresión salarial más acelerada en los primeros años de servicio y a asegurar las asignaciones asociadas a la experiencia.

Según estudio de la Biblioteca del Congreso de datos del propio Ministerio de Educación de los profesores contratados en función docente, no son concordantes con los promedios consignados por Uds. en el proyecto. Los contratos por función docente del año 2014 se concentran en 30 horas cronológicas tanto para el sector municipal como para el sector particular subvencionado. Ello sin duda que tiene una incidencia importante cuando el gobierno entrega montos salariales por 44 horas, lo que viene a distorsionar la percepción de la opinión pública con respecto a los salarios docentes reales.

4.- SALIDA DE DOCENTES DE LA CARRERA: OTORGAR UN BONO POR RETIRO MEJORADO Y PERMANENTE A LOS PROFESORES: Se hace incomprensible e insostenible que el proyecto de carrera no estipule la otorgación de un Bono por Retiro a los profesores que por Edad van saliendo del sistema escolar. Desde ya, los profesores que vayan cumpliendo su edad para pensionarse a contar de enero 2016, se sienten discriminados y perjudicados con respecto a los miles de docentes que han ido dejando las aulas con un bono por retiro.

Proponemos que se establezca un Plan Permanente de Retiro que ayude a aplacar las precarias condiciones en la que se jubilan los docentes en Chile, porque el sistema educativo necesita la renovación de las plantas docentes y un Plan permanente de Retiro es un instrumento imprescindible para ello.

5.- MEJORES CONDICIONES DE TRABAJO: Los países de la OCDE hace muchos años comprendieron que es una necesidad para producir mejores resultados en educación el otorgar una carga horaria y una cantidad de alumnos que permita que el profesor pueda ejercer efectiva y eficazmente su trabajo. El promedio de distribución de carga horaria en estos países es 50% para horas lectivas o en aula y 50% para actividades no lectivas y de apoyo al trabajo de aula. Asimismo trabajan con un significativo menor número de alumnos por clase. Algunos llegan a 20 o 15. En Chile la carga horaria es 75/25, y 45 alumnos por clase.

Proponemos igualarnos con los países OCDE, partiendo desde el 60/40 para llegar paulatinamente a un 50/50 y con 30 alumnos por clase. Asimismo distinguir horas no lectivas para apoyo al trabajo docente y en administrativas.

Estos 5 puntos son propuestas que estamos seguros contribuirían a cambiar el paradigma en educación de la vigente Educación de Mercado por una Educación preocupada de la formación integral de las personas.

Finalmente, nos ha llegado respuesta de la Presidenta de Chile, Michelle Bachelet, a las tres cartas que le enviamos.

Nos dice que “le ha pedido a la Ministra de Educación que encabece este proceso de enriquecimiento y mejora del proyecto de ley, en diálogo con los y las docentes", para agregar más adelante que: "Confío en sacar adelante esta tarea de manera conjunta, para que podamos hacer historia y dar un paso sustantivo hacia un país que se sienta orgulloso de su sistema educativo lo cual no se entiende sin una Política Nacional Docente que esté a la altura de los desafíos”.

Esa carta fue respondida por la Ministra Adriana Delpiano, con fecha 15 de julio, en el siguiente tenor:

“Junto con saludarlo a usted, y por su intermedio al Directorio Nacional y a los delegados a vuestra Asamblea Nacional, me dirijo a usted para dar respuesta a la carta entregada el día lunes 13 de julio, que hace referencia a los nuevos 5 puntos que ustedes consideran fundamentales en el proceso de rediseño del proyecto de ley que crea un sistema de desarrollo profesional para el sector docente, el cual se encuentra en trámite legislativo.

Como ministra creo firmemente en la posibilidad de construir un mejor sistema educativo pensando en el futuro, en nuestros niños, niñas y jóvenes que se forman guiados por ustedes. Y en eso tenemos una coincidencia de base: abrir paso a las mejores condiciones de enseñanza para nuestros estudiantes. En ello radica el valor de tener una Carrera Docente y por eso nuestro empeño como Ministerio y como gobierno.

En el proceso de diseño del proyecto sostuvimos jornadas de debate y diálogo a nivel nacional. Nos encontramos en dos ocasiones en la mesa de trabajo tripartita en la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados, labor que concluyó con el documento que recoge 9 de los 11 puntos levantados por el gremio al inicio de esta discusión.

En dicho acuerdo comprometemos cambios profundos en aspectos medulares y muy sensibles para el profesorado:

-Generar un Sistema de Reconocimiento del Desarrollo Profesional que apunta a la valoración de los aspectos colaborativos y colectivos del desempeño docente. Convertir en habilitante el título profesional como único requisito para ingresar al sistema de desarrollo profesional.

-Mejorar el encasillamiento de los profesores en ejercicio.

-Hacer atractivas las rentas de los profesores noveles.

-Suprimir la jubilación forzosa y aumentar a 10 años la posibilidad de optar voluntariamente a la carrera Docente antes de cumplir la edad de jubilar para incorporarse voluntariamente a la Carrera; entre otros aspectos.

-Incorporar medidas para reducir el agobio laboral.

De esta forma se ha concretado un cambio sustantivo para el mejoramiento del proyecto de ley ingresado, lo cual reafirma la voluntad del gobierno y este Ministerio de Educación por incorporar las diversas miradas que sobre la reforma se tengan. No buscamos imponer posiciones rígidas, al mismo tiempo que no aceptamos imposiciones rígidas en el marco de un debate democrático que no ha hecho más que comenzar en el Congreso de nuestra República. Hoy el deber es seguir esa discusión por la mejor educación para nuestros niños, niñas y jóvenes, por dotarlos de las mejores condiciones de enseñanza. Esa es la responsabilidad de los profesores, deber del Estado de Chile, es la voluntad de este gobierno y el deseo de nuestra sociedad.

En virtud de nuestros encuentros les detallo nuestras consideraciones:

1.- Sobre el fin al agobio laboral y medidas para resolver la salud laboral.

1.1 Contrato Docente: El año recién pasado logramos acordar con ustedes la llamada "agenda corta". Este acuerdo contempló el respaldo y rediseño del proyecto iniciado en moción parlamentaria que otorgaba titularidad a los profesores a contrata. La aprobación del respectivo cuerpo legal demuestra nuestra preocupación respecto de las condiciones de desempeño de nuestros maestros y maestras.

Por todo ello es que como Ministerio visualizamos abordar en el proyecto de ley de Nueva Educación Pública una corrección a la contratación de un mismo docente bajo dos modalidades diferentes para una misma función y en un mismo establecimiento. De esa manera será el contexto de esta norma en donde se contemplarán los procedimientos específicos que establecerán el vínculo del personal docente con el nuevo empleador -que serían los futuros servicios locales de educación pública- organismos públicos cuyo carácter será descentralizado tal como lo han propuesto ustedes en el documento Nueva Institucionalidad para la Educación Pública.

1.2 Sobre vacaciones de verano: como Ministerio creemos que toda acción de formación continua es deseable para el correcto desarrollo profesional de los docentes. Por ello, tal como lo señalamos en el ordinario número 167 del 31 de marzo del presente año emitido por Mineduc, "consideramos ajustado a la normativa que los profesores sean convocados excepcionalmente durante enero para actividades de formación y actualización u otras que no tengan carácter de docencia, debidamente planificadas y concordadas anticipadamente". Es necesario planificar con el tiempo adecuado las acciones a desarrollar en esos días, lo cual debe dotar de garantías a los y las profesoras que desarrollarán sus acciones de formación en servicio, así como las otras derivadas de las necesidades de la escuela y sus proyectos educativos.

1.3 Salud Laboral Docente: La salud laboral docente es una preocupación de este Ministerio. Enfermedades músculo-esqueléticas, enfermedades a la voz, estrés laboral, son algunas de las más recurrentes en este sector. Es clave abordar con urgencia estos temas para disminuir sustancialmente el agobio profesional, construir buenos climas de aula y favorecer los procesos de aprendizaje de nuestros alumnos.

Lo establecido en el artículo 72, letra h) del Estatuto Docente es un tema que afecta al conjunto de los trabajadores del sector público y del sector municipal. Esto implica que cualquier cambio en esta materia debe evaluarse en un contexto más amplio recogiendo la mirada de todo el sector afectado por dicha medida.

No obstante, compartimos la necesidad de revisar la situación de la salud laboral del sector docente, para lo cual comprometemos las gestiones ante las autoridades y reparticiones competentes para analizar este problema desde una mirada técnica. Consideramos oportuno que el alcance de esta discusión se haga en espera de la siguiente apertura del listado de enfermedades profesionales.

1.4 Correcta aplicación del artículo 41 Bis del Estatuto Docente: Compartimos con el Colegio de Profesores la necesidad de hacer una correcta aplicación del artículo 41 bis del Estatuto Docente. Ello por cuanto el texto legal establece que "Los profesionales de la educación con contrato vigente al mes de diciembre, tendrán derecho a que éste se prorrogue por los meses de enero y febrero o por el periodo que medie entre dicho mes y el día anterior al inicio del año escolar siguiente (...)”.

A juicio del Ministerio, todo contrato vigente al mes de diciembre debe ser prorrogado por los meses de enero y febrero independiente del día del mes de diciembre en que caduque dicho contrato. Por ello solicitaremos a la Contraloría General de la República una reconsideración de este punto.

1.5 Participación del profesorado en cada escuela y liceo: Compartimos con el gremio que debemos hacer una profunda y enriquecedora discusión sobre el carácter y el alcance de las decisiones que competen a los diversos órganos colegiados de las escuelas. Consideramos oportuno, en este sentido, invitar al Colegio de Profesores a debatir sobre dicha materia mediante una mesa de trabajo que pueda dar cuenta de propuestas concretas, discusión donde debemos tener consideraciones desde el mundo de la docencia de aula, la dirección de establecimientos y de sostenedores públicos y privados.

Con todo, estimamos de profunda relevancia avanzar en más democracia al interior de las escuelas y liceos, razón por la cual como Ministerio estamos introduciendo cambios en la norma sobre consejos escolares dentro de la Nueva Educación Pública, lo cual entregará atribuciones resolutivas en determinadas materias a dicho órgano colegiado.

1.6 Respeto por la autonomía profesional: Compartimos con el gremio el espíritu del artículo N° 16 del Estatuto Docente que consagra el principio de autonomía profesional. Por ello reafirmamos lo establecido en el ordinario del 31 de marzo del presente año que señala que "si bien la normativa vigente establece períodos específicos para esta tarea de planificación, no existe obligatoriamente una planificación clase a clase". Por ello insistiremos sobre esta materia en instrucciones y orientaciones al sistema, de modo que sea efectivo el cumplimiento de dicho punto concordado en la mesa de agobio laboral.

2. Sobre el sistema de progresión en la carrera de carácter pedagógico y académico, que reemplace la certificación.

Como Ministerio tenemos la firme convicción de que el proceso de desarrollo profesional de un docente y los aspectos en que éste se expresa consideran el manejo pedagógico y los conocimientos específicos como base fundante de las formas y modos en que la labor docente se concreta en la sala de clases y en las escuelas. Esto dice relación con la colaboración, la interdisciplinariedad, la búsqueda y construcción de colectivos y comunidades de aprendizaje, manteniendo como norte la formación integral de nuestros niños, niñas y jóvenes.

Es clave y necesario para transformar las prácticas en las escuelas y fortalecer lo colaborativo y lo colectivo, el que cada parte dentro de la unidad social que es la escuela cumpla su rol, maneje su específico "saber" y "saber hacer", pues de otro modo el real aporte del individuo a la comunidad se ve disminuido.

En este sentido comprendemos y acogemos lo establecido en vuestra propuesta de Carrera Profesional Docente. Ésta señala la necesidad de ampliar los criterios para la progresión dentro de la carrera que consideran aspectos como la experiencia expresada en años de servicio y conocimientos específicos y pedagógicos. Debemos considerar el desempeño en responsabilidades profesionales distintas a la docencia de aula; la participación en espacios de investigación, diseño de nuevas metodologías, entre otros.

En este sentido, como Ministerio de Educación, hemos considerado necesario ponderar el mecanismo mediante el cual el proyecto de ley proponía reconocer el desarrollo profesional de los docentes. Hemos avanzado en el documento de acuerdo con la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados al concordar el cambio de la certificación por el Sistema de Reconocimiento del Desarrollo Profesional (SRDP). Este sistema pondrá el acento en los aspectos colaborativos y colectivos del quehacer docente, sin por ello dejar de observar el desempeño pedagógico y los conocimientos específicos tan necesarios para un buen proceso de enseñanza-aprendizaje y que ustedes nos han señalado a través de vuestra propuesta de Carrera Profesional Docente que debemos considerar como parte del proceso de progresión.

Para concretar todo esto venimos a ratificar la creación de la comisión de expertos en educación de connotada trayectoria, quienes nos ayudarán en el proceso de construcción de los cambios e indicaciones que el proyecto de ley debe sufrir, poniendo el acento, tal como lo han señalado ustedes, en el carácter "pedagógico y académico" de la carrera.

3. Sobre nuevo sistema de salarios docente.

Dentro de las modificaciones comprometidas por el Ministerio de Educación con los parlamentarios de la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados, está el compromiso de hacer más atractiva la renta de los docentes noveles. Es sabido que en los primeros años de su ejercicio el profesor decide permanecer en la docencia o abandonar el sistema. Por lo tanto estimamos necesario -y así lo haremos- mejorar la progresión salarial desde el inicio para cumplir con dicho compromiso, para lo cual nuestros equipos se encuentran trabajando en los cálculos y diseños que nos permitirán cumplir con ello.

Adicionalmente, estamos rediseñando la propuesta del proyecto de ley, respecto de la asignación de experiencia lo que reafirma lo sostenido desde un principio en este proyecto: no hay menoscabo para con los derechos adquiridos por el gremio.

4. Sobre salida de docentes de la carrera: otorgar un bono por retiro mejorado y permanente.

El Estado de Chile está haciendo un gran esfuerzo económico por garantizar las mejores condiciones de enseñanza para los niños, niñas y jóvenes de nuestro país, razón por la cual estamos destinando a la Política Nacional Docente (PND) cerca de U$2.300 millones. Esta inversión social sin precedentes se adiciona al realizado en el marco de la agenda corta que se acordó en el año 2014, que implicó generar el actual plan de retiro.

Sabemos que un esfuerzo de este tipo posee múltiples impactos deseables, pues además de dar una salida digna a los profesores y profesoras con mayor experiencia en el sistema, también logramos dar movilidad a la planta docente e incorporar al sistema a profesores jóvenes que renueven con sus ganas y capacidades a la dotación del sistema.

5. Mejores condiciones de trabajo.

La PND en sí misma es un esfuerzo por mejorar las condiciones de enseñanza de nuestro sistema educativo. Por esta razón nos encontramos realizando modificaciones concretas que apuntan en la dirección que el gremio propone.

Por ello hemos avanzado en mejorar el tiempo no lectivo de los profesores y profesoras, alcanzando un 35% de horas para ese fin. El compromiso que podemos suscribir y que ya logramos concordar con los Diputados de la Comisión de Educación, es el de proteger el uso de dicho incremento de horas no lectivas para que en ellas se puedan realizar acciones de planificación, evaluación, atención de apoderados y alumnos como fines exclusivos.

Respecto a la cantidad de alumnos por aula ya hemos comprometido una mesa de trabajo para observar este punto en conjunto con el gremio, por lo cual reafirmamos nuestro compromiso una vez más ante ustedes.

Ratificamos nuestra voluntad de construir todo lo ya acordado en el documento emanado de la comisión tripartita, incluyendo en ello las tres mesas de trabajo para evaluar cambios en la Evaluación Docente, alumnos por aula y cambios a la ley 20.501. En ello ponemos nuestra mejor voluntad de diálogo para, una vez normalizada la situación del mundo escolar, podamos constituir la mesa de trabajo y sus comisiones particulares que deben abordar los temas que están pendientes.

Con todo lo dicho es nuestra voluntad es continuar construyendo acuerdos que nos permitan emanar la mejor Reforma para nuestro país y para nuestro futuro: es decir, los miles de niños, niñas y jóvenes que serán beneficiados por este esfuerzo enorme que estamos haciendo.

Finalmente, la Ministra de Educación asistió a la Comisión a la sesión del día martes 21 de julio y expuso respecto del denominado portafolio enriquecido y la propuesta de indicaciones que se presentarán a la Comisión.

I) En formación inicial:

1. Como condición para obtener la acreditación, que ahora será obligatoria para impartir las carreras de pedagogía, las universidades deberán realizar dos pruebas diagnósticas, una al comienzo de la carrera y otra a la mitad.

2. Asimismo, las universidades deberán implementar planes de nivelación y/o apoyo a sus estudiantes en función de la información proporcionada por las pruebas mencionadas.

3. Se aumentarán los requisitos para la acreditación obligatoria incluyendo:

-Criterios relacionados con la estructura curricular, considerando prácticas formativas.

-Criterios relacionados con cuerpo académico para implementar los programas.

-Criterios relacionados con Infraestructura y equipamiento necesarios.

-Criterios asociados a perfiles de ingreso y egreso.

-Criterios asociados a la vinculación de la universidad con las comunidades educativas

4. La acreditación se hará exclusivamente por la Comisión Nacional de Acreditación.

5. El Ministerio de Educación elaborará orientaciones y criterios generales para el desarrollo de las pruebas antes señaladas.

6. En un artículo transitorio se dispondrá que el proyecto de ley de educación superior deberá considerar aspectos relacionados a la formación inicial.

II) Sobre Inducción y Mentoría:

1. Se consagrará la inducción como derecho de los docentes.

2. Los docentes podrán acceder al proceso de inducción dentro de los primeros cuatro años de ejercicio profesional.

3. Se fomentará que los mentores se encuentren en la misma escuela que el docente principiante en proceso de inducción, o en su defecto que se desempeñe en alguna escuela de la misma comuna.

III) Respecto de formación en desarrollo:

1. Se hará explícito el carácter formativo y de apoyo continuo para la mejora y el desarrollo profesional del docente.

2. Se otorgará prioridad a los docentes durante sus cuatro primeros años de ejercicio profesional (sin perjuicio del proceso de inducción) y se implementarán formas de apoyo específicas para ellos.

3. Se establecerán programas de apoyo para los docentes en función de la información que proporciona el Sistema de Reconocimiento al Desarrollo Profesional Docente.

4. Se implementará perfeccionamiento no solo individual, sino también en grupos o comunidades escolares, en función de sus necesidades.

IV) Desarrollo Profesional Docente.

i) Conceptos.

1. Se reemplaza el concepto de certificación por el de Sistema de Reconocimiento al Desarrollo Profesional Docente, el que se concibe como un proceso evaluativo integral que reconoce la consolidación y experiencia, así como las competencias y saberes que los y las docentes deben enseñar.

Este sistema lleva asociado un sistema de evaluación del desempeño profesional, esencialmente formativo, que contribuya a que los docentes, de manera individual y colectiva, mejoren sus prácticas en función de los aprendizajes de los estudiantes.

ii) En cuanto al reconocimiento al desarrollo profesional docente:

2. El sistema se referirá tanto a conocimientos específicos como pedagógicos, ambos en relación al currículum que le corresponde aplicar al docente, no se trata de una “prueba” de conocimientos tipo “PSU”.

3. Se reconocerá expresamente el trabajo colaborativo con otros docentes, y las labores desarrolladas fuera del aula entre los dominios medidos en los instrumentos de evaluación.

4. El título profesional permitirá el ingreso directo al tramo inicial, sin necesidad de rendir evaluaciones.

iii) En cuanto a los instrumentos para el reconocimiento al desarrollo profesional docente:

1. Se consagrará legalmente que la parte enriquecida del portafolio medirá, entre otros aspectos, el trabajo colaborativo.

2. Los docentes con resultado en portafolio como competente o destacado en dos oportunidades consecutivas, podrán mantener sus resultados para el proceso siguiente. La misma regla se aplicará en la Evaluación Docente.

3. Los docentes con resultado destacado o competente en el instrumento de medición de conocimientos específicos y pedagógicos no deberán rendirlo nuevamente, a menos que el docente lo desee.

V) En relación al régimen de remuneraciones:

1. Se garantizará que ningún profesor sufrirá menoscabo en su remuneración actual ni en su trayectoria futura.

2. Se modificará la asignación de tramo que se propuso en el proyecto original, a objeto de hacer más atractivo el ejercicio profesional al inicio de la carrera.

3. En el mismo sentido, por medio de la asignación de reconocimiento por docencia en establecimientos con alta concentración de alumnos prioritarios, se establecerán mayores incentivos para que los docentes jóvenes se desempeñen en establecimientos vulnerables.

VI) Voluntariedad en ingreso al Sistema para los docentes:

1. Los profesionales de la educación, a los que les falten diez o menos años para la edad legal de jubilación, podrán optar por no ingresar al sistema. Estos docentes no deberán presentar una renuncia irrevocable que se haría efectiva al momento de cumplir con la edad legal de jubilación.

2. Mantendrán sus remuneraciones considerando los reajustes del sector público y la asignación de experiencia.

VII) En relación con el encasillamiento de los docentes existentes:

1. El encasillamiento de los docentes actuales en los tramos de la carrera se hará de acuerdo al resultado en el instrumento portafolio y los años de experiencia.

2. El uso de los resultados en las pruebas ADVI y AEP será voluntario.

3. Los docentes con resultado básico en el instrumento portafolio serán encasillados en el tramo temprano.

4. Los docentes con resultado insatisfactorio en el portafolio serán encasillados en el tramo inicial.

5. Para el proceso de encasillamiento se considerarán aspectos del trabajo colaborativo del portafolio enriquecido.

6. Se diseñarán instrumentos de evaluación para docentes en situaciones especiales.

7. En este encasillamiento, se incorporan inmediatamente al Sistema alrededor del 60% de las educadoras de párvulo correspondientes a Kinder y Pre-kinder. Para el resto, la incorporación se hará una vez que exista el Marco para la Buena Enseñanza para las educadoras que ejercen en los niveles educativos de niños y niñas de 0 a 4 años, y a su vez los instrumentos de reconocimiento hayan sido validados.

VIII) Otras disposiciones.

1. El Ministerio de Educación implementará un programa de fortalecimiento del CPEIP, para el adecuado cumplimiento de las nuevas funciones que se le entregan, de acuerdo a los recursos que al efecto contemple la ley de presupuestos del sector público.

2. En materia de horas no lectivas, se regulará el que el aumento de éstas sean utilizadas en acciones de planificación, evaluación y atención de apoderados y alumnos.

3. Buscaremos permitir el uso de la ley SEP para incrementar la proporción de horas no lectivas en establecimientos de educación báscia y de alta vulnerabilidad, con el fin de aliviar el agobio laboral y garantizar una educación de calidad integral para los niños y niñas.

D) JORNADA TEMÁTICA.

La Comisión, en sesión de fecha 2 de junio acordó celebrar una jornada temática, con tres reuniones, que se llevarían a efecto los días viernes 3, 10 y 24 de julio de 2015, en las ciudades de Concepción, Iquique y Talca, con objeto de escuchar los planteamientos de la ciudadanía en relación con este proyecto de ley. La reunión del día viernes 3, programada en la ciudad de Concepción, debió ser suspendida por problemas logísticos.

El día viernes 10 de julio se llevó a efecto la jornada en Iquique, a partir de las 10:30. Asistieron las diputadas Camila Vallejo y Cristina Girardi y los diputados Giorgio Jackson y Felipe Kast, junto al diputado de la zona Hugo Gutiérrez. También asistió el alcalde Jorge Soria, quien dirigió unas palabras de bienvenida.

Por parte del Ministerio de Educación, y los señores Jaime Veas, encargado de Política Nacional Docente y Francisco Prieto, Secretario Regional Ministerial de Educación.

Hubo 166 personas que concurrieron a la reunión, provenientes de las Regiones de Arica y Parinacota, de Tarapacá y de Antofagasta.

Expusieron las siguientes personas, quienes manifestaron, en términos generales, una opinión contraria al proyecto de ley:

1) Pedro Cisternas, Presidente del Colegio de Profesores de Iquique.

2) Eduardo Bravo, Presidente comunal del Colegio de Profesores de Pozo Almonte.

3) Luis González, Profesor de Pozo Almonte.

4) Julio Aguilera, Profesor de Pozo Almonte.

5) Carlos Ojeda, presidente del Colegio de Profesores de Arica.

6) Luis Muñoz, de la Mesa de Profesores Indignados de Antofagasta.

7) Patricia Romo, Vocera de Profesores Indignados de Antofagasta.

8) Félix Milanés, representante de las Bases Movilizadas de Arica.

9) Cristián Mendoza, profesor de religión de Arica.

10) Freddy Maldonado, profesor normalista de Arica.

11) Mirta González, Educadora diferencial CODE, de Iquique.

12) Daisy Paez, Presidenta del Sindicato del Colegio Humberstone.

13) Gabriela Díaz, vocera de dirigentes de colegios particulares subvencionados.

14) Gloria Guzmán, profesora del colegio Little College.

Posteriormente se realizaron varias preguntas desde el público. Los diputados Giorgio Jackson, Cristina Girardi, Felipe Kast y Camila Vallejo intervienen para clarificar y responder algunas de las inquietudes manifestadas por los expositores y publico asistentes. Finalmente, el señor Jaime Veas, Encargado de Política Nacional Docente del Ministerio de Educación, realiza algunas precisiones y da respuesta a algunas interrogantes planteadas. Se dió por finalizada la reunión a las 16:00 horas.

E) VOTACIÓN EN GENERAL.

En la sesión del día miércoles 22 de julio la Ministra de Educación (S), señora Valentina Quiroga, dio respuesta por escrito a diversas inquietudes planteadas en la sesión del día anterior.

“En el marco de la Comisión de Educación del día 21 de julio del presente año, tras la clausura de las audiencias, podemos decir que hemos atravesado un largo recorrido de escucha de expertos, gremios. Estas escuchas han sido de profunda utilidad al proyecto de ley, pues hemos logrado observar nuestra elaboración desde una perspectiva crítica que ha logrado enriquecer este proyecto.

Adicionalmente hemos sido parte de espacios de intercambio que han arrojado una serie de acuerdos que suscribimos ante ustedes, los cuales expusimos en detalle el día de ayer. En el marco de esta discusión y de las dudas que ustedes nos han expuesto, es que venimos a precisar los siguientes aspectos centrales.

I.- Sobre Formación Inicial Docente y Acreditación.

Un elemento esencial que el proyecto considerará promover un cambio profundo que permita asegurar una formación docente de calidad de todos los profesores. Para ello se reafirma la importancia de una acreditación rigurosa, realizada por la Comisión Nacional de Acreditación y no por agencias privadas, que tenga como consecuencia que las carreras que no logren acreditarse no podrán continuar impartiendo formación inicial de profesores. Entre los criterios para la acreditación cabe destacar: pertinencia de su curriculum de acuerdo a los estándares para la formación inicial; perfiles de egreso claros; prácticas tempranas y progresivas; calidad del cuerpo académico, infraestructura y equipamiento adecuados; y mecanismos de mejoramiento continuo.

En definitiva, se pretende asegurar que todas las universidades formen docentes de calidad, mediante una acreditación exigente, la determinación de requisitos de ingreso acordes con la relevancia de la profesión docente y los apoyos para desarrollar las transformaciones necesarias. Sin perjuicio de la diversidad y de la autonomía de las universidades, estas deben garantizar a la sociedad que están formando profesores de acuerdo a criterios compartidos -los cuales están contenidos en los actuales estándares para la formación inicial docente, aprobados por el Consejo Nacional de Educación respecto de lo que constituye una buena enseñanza.

II.- Sobre el Portafolio Enriquecido.

El portafolio de evidencias del desempeño profesional -que constituye uno de los principales instrumentos de la evaluación docente y del sistema de reconocimiento profesional propuesto- necesita ser revisado desde el punto de vista técnico, así como todo el proceso evaluativo. Para ello, se ha comprometido que la comisión técnica establecida en el Estatuto Docente y su reglamento de evaluación docente (conformada por representantes del Ministerio de Educación, los municipios, el Colegio de Profesores y académicos especializados), analice en profundidad los cambios que este mecanismo requiera para poder apreciar de la forma más adecuada, objetiva y justa el trabajo profesional de los docentes.

En todo caso, el proyecto de ley hará explícita una nueva dimensión que se agrega a las del portafolio aplicado hasta la fecha, referida al conjunto de actividades profesionales fuera del aula que el docente realiza, con especial énfasis en el trabajo colaborativo, el aprendizaje profesional continuo y el perfeccionamiento, así como la producción de conocimiento y saberes pedagógicos. La incidencia específica de cada uno de los elementos del portafolio (evidencias escritas de planificación y desarrollo de clases; clases grabadas en video; y evidencias de trabajo colaborativo y acciones fuera del aula), deberá determinarse más adelante con criterios técnicos, pero la tendencia debiera ser de una cierta equivalencia entre los tres factores mencionados.

III.- Fortalecimiento del CPEIP.

El fortalecimiento del Centro de Perfeccionamiento se llevará a cabo a través de cuatro líneas centrales:

a) Diversificación y aumento de cobertura de las acciones de perfeccionamiento que implementa la institución con fondos presupuestarios propios, hasta garantizar que cada cuatro años todos los docentes tengan acceso a formación gratuita y pertinente a sus necesidades de desarrollo profesional.

b) Puesta en funcionamiento de un sistema de gestión del desarrollo profesional docente que permita el seguimiento por parte de docentes, directores y sostenedores de la totalidad de los cursos y programas certificados por el Centro, de manera de proveer de información al sistema sobre las necesidades de desarrollo profesional y respecto a la calidad e impacto de los cursos y programas certificados.

c) Constitución a nivel de cada Departamento Provincial de Educación de Comités Locales de Desarrollo Profesional Docente cuya función sea planificar y coordinar acciones de formación continua adecuadas a las necesidades locales, considerando su especificidad contextual y proyecciones de desarrollo profesional de los profesores, profesoras y educadores y educadoras.

d) Desarrollo de la experimentación e investigación pedagógica, función propia del Centro, considerando las diversas realidades escolares, los desarrollos y construcción de saber pedagógico a nivel de escuelas y territorios escolares.

Lo anterior se expresará anualmente en el presupuesto de la nación en el incremento de recursos profesionales para la implementación de estas nuevas funciones como para financiar el aumento de cobertura de docentes atendidos.

IV.- Aumento de horas no lectivas en establecimientos vulnerables.

E| Ministerio coincide con la opinión de que reducir el porcentaje de horas lectivas es un elemento relevante para mejorar la calidad de la educación. Es por esto que el proyecto de ley plantea un esfuerzo importante en esta materia, pasando del actual 75% de horas lectivas a un 65% como máximo. Tiempo que además deberá ser usado prioritariamente en acciones fundamentales para la enseñanza, como son la planificación de clases, la evaluación de aprendizajes y la atención personalizada de estudiantes y apoderados, según el o la docente estime conveniente.

El Ministerio está consciente que poder avanzar en un porcentaje aun menor, es una materia sentida e importante para el sistema educativo. Sin embargo, tanto la cantidad actual de docentes en el país (especialmente en algunas regiones) como el nivel de riqueza del país, impiden que avancemos con la velocidad suficiente para llegar a una relación de 60/40 de horas lectivas/no lectivas.

Sin embargo, y entendiendo la limitación anterior, el Ministerio se compromete a desarrollar una solución alternativa que permita mejorar gradualmente dicha proporción en aquellos lugares donde más se necesita. Para esto, se permitirá el uso de recursos SEP en horas no lectivas en los establecimientos educacionales que atiendan niños prioritarios, partiendo con los primeros niveles educativos. De esta forma, aumentos de horas no lectivas podrán financiarse con cargo a esta subvención.

Atendido que aumentar la cantidad de horas no lectivas por sobre un 35% implica aumentar la planta docente de los establecimientos, esta indicación consistirá en modificaciones a la ley N° 20.248, que crea la subvención escolar preferencia! (SEP), la que tiene por objeto mejorar la calidad de la educación que se entrega a los niños y niñas en los establecimientos educacionales subvencionados que atienden alumnos prioritarios.

Para recibir la SEP los sostenedores deben firmar un Convenio de Igualdad de Oportunidades y Excelencia Educativa con el MINEDUC, el que debe ir asociado a un Plan de Mejoramiento Educativo. Las acciones contenidas en este Plan se enmarcan en cuatro dimensiones, y una de ellas es la gestión del curriculum, que contempla entre otros aspectos el fortalecimiento del proyecto educativo y mejoramiento de las prácticas pedagógicas, que corresponden a actividades curriculares no lectivas.

En estas modificaciones se establecerá expresamente que podrá contratarse con cargo a la SEP el personal docente necesario para que el establecimiento educacional pueda contar con docentes para llegar hasta con un 40% de horas no lectivas, destinando este incremento adicional a actividades no lectivas propias de la gestión del curriculum, lo que permitirá que por una parte los alumnos de mayor vulnerabilidad reciban una educación de mayor calidad y por la otra los docentes cuenten con tiempo adicional para preparar sus clases, planificar y mejorar sus prácticas pedagógicas, y el trabajo colaborativo, de forma de disminuir el agobio de los docentes.

V.- Sobre el encasillamiento de los docentes del sector particular subvencionado.

Al respecto, se seguirán los mismos criterios de encasillamiento del sector municipal para los profesores de éste sector, sin perjuicio del hecho de que estos docentes no tienen un sistema nacional de evaluación. Aquellos que posean la asignación de excelencia pedagógica (AEP), será un antecedente para el encasillamiento, así como la experiencia y la trayectoria de cada uno de estos profesores y profesoras.”

También se acompañó respecto del currículum nacional y su pertinencia una minuta explicativa sobre la mesa técnica de desarrollo curricular.

“La Mesa de Trabajo de Desarrollo Curricular tiene por objetivo favorecer la reflexión y generar recomendaciones respecto a criterios, procedimientos y medidas que sirvan de insumo para la definición de una política conocida y periódica de desarrollo y; actualización del curriculum nacional. Esta Mesa de Trabajo opera con independencia del Ministerio de Educación, siendo este responsable de generar las condiciones para su realización y buen funcionamiento. En su constitución han sido convocados por la Subsecretaría de Educación distintos sectores de la sociedad, representados por profesores, formadores de docentes, especialistas, expertos en diseño, desarrollo y gestión curricular. La Secretaría técnica responsable se encuentra liderada desde la Unidad de Curriculum y Evaluación (UCE) del Mineduc.

La estructuración de una Política de Estado de Desarrollo Curricular, que dé sustentabilidad y proyección al currículo nacional, y que establezca los mecanismos para su elaboración, renovación y actualización, así como los ámbitos de participación social en su producción, son una pieza clave de cualquier proceso de mejoramiento de la calidad de la educación de largo plazo. Este desafío es especialmente relevante en el momento actual de la política educacional en Chile, dados los cambios en el contexto normativo y la instalación de las instituciones del Sistema Nacional de Aseguramiento de la Calidad (SNAC).

El informe generado por la Mesa de Trabajo deberá, considerando las expectativas educacionales para Chile en un futuro mediato, describir a) las características estructurantes de un curriculum nacional que sea capaz de dar respuesta a esas expectativas, b) las condiciones y criterios para el diseño, desarrollo y gestión de esa política curricular a nivel nacional; y c) las condiciones necesarias para dar sustentabilidad a esta política de desarrollo curricular. Las preguntas que la reflexión de la Mesa deberá abordarse pueden resumir en:

1. ¿Cómo debe organizarse la definición curricular nacional, en términos de su estructura y arquitectura, de modo de velar por su equidad y universalidad, y favorecer su apropiación y gestión a nivel local?

2. ¿Cómo deben ser los procesos de diseño y desarrollo del curriculum, con el propósito de asegurar su calidad, pertinencia y legitimidad?

3. ¿Cuáles son las articulaciones de política necesarias para asegurar el alineamiento de los mensajes curriculares, de modo de favorecer el logro de los aprendizajes definidos en el curriculum nacional?

Esta propuesta deberá representar un consenso lo más amplio posible entre distintos actores de la sociedad chilena, incluyendo diferentes visión es y resguardando la diversidad existente en el país.”.

Luego, se procedió a poner en votación el proyecto de ley. La Comisión rechazó la idea de legislar, por 5 votos a favor y 8 abstenciones. Votaron por la afirmativa la diputada Camila Vallejo Dowling (Presidenta) y los diputados Fidel Espinoza Sandoval, Giorgio Jackson Drago, Alberto Robles Pantoja y Mario Venegas Cárdenas. Se abstuvieron las diputadas Cristina Girardi Lavín, María José Hoffmann Opazo y Yasna Provoste Campillay y los diputados Jaime Bellolio Avaria, Rodrigo González Torres, Romilio Gutiérrez Pino, Felipe De Mussy Hiriart (en reemplazo del diputado José Antonio Kast Rist) y Felipe Kast Sommerhoff.

Los diputados fundamentaron sus respectivos votos de la manera que a continuación se indica:

El diputado Jaime Bellolio expresó que esta es la primera iniciativa presentada por el Gobierno que tiene que ver con la calidad de la educación y que tiene como foco mejorar las condiciones de los niños y niñas. Afirmó que con este proyecto la oposición pretende aprovechar una tremenda oportunidad educativa, de ahí que esta Comisión ha actuado de modo transversal.

Asimismo, expresó que al Ministerio se le ha pedido precisión de los enunciados que hace, por ejemplo, en materia de aumento de horas no lectivas expresan: “el proyecto plantea un esfuerzo importante en esta materia, pasando del actual 75% de horas lectivas a 65%”. Precisó que se requiere, al menos, conocer cómo se materializarán los enunciados propuestos, que por lo demás comparte. Se abstuvo.

El diputado Fidel Espinoza aclaró que hoy se vota la idea de legislar que implica, entre otros, que todos los avances y compromisos suscritos con el Ejecutivo se traducirán en indicaciones. Realzó que hoy se tiene una idea matriz claramente establecida de cómo serán las modificaciones que se introducirán al proyecto, y que será en la votación en particular el momento de velar por que los compromisos se cumplan.

Afirmó que este proyecto debe mejorarse en el marco de las indicaciones y votó a favor de la idea de legislar.

La diputada Cristina Girardi expresó que se perdió una oportunidad histórica de involucrar a los principales actores de este proyecto, y lamentó que no lo lograran como Gobierno, no se logró el encuentro entre los profesores, la comunidad y una nueva forma de educación en Chile.

Asimismo, expresó que si este proyecto no se garantiza condiciones mínimas, no se avanzará, por ejemplo, en materia de horas lectivas versus no lectivas de 60/40, en la existencia de un bono al retiro, entre otros.

Finalmente, enfatizó que con independencia de que este proyecto de ley se haya mejorado en el trámite legislativo, aún no se está a la altura de los desafíos que tiene la educación y mientras no se resuelvan los puntos esenciales, votará abstención.

El diputado González apuntó que si los niños necesitan una mejor educación se requiere de una buena carrera docente, sin embargo, faltan precisiones en las condiciones esenciales, tales como horas no lectivas, bono de retiro, la consagración de dos sistemas de evaluación (el actualmente vigente y el sistema de reconocimiento profesional que contempla el proyecto), dualidad, esta última, que no requiere de recursos para modificarse. Se abstuvo.

El diputado Romilio Gutiérrez valoró las modificaciones introducidas al proyecto y destacó que hoy se tiene una tremenda oportunidad, sin embargo, tiene dudas respecto a tres temas: 1) por qué no disponer de más recursos para mejorar el sueldo de los profesores y su retiro; 2) cómo será la gradualidad para anticipar el ingreso de la educación parvularia y la educación particular subvencionada, y c) sobre el nuevo rol del CPEIP. Se abstuvo.

La diputada María José Hoffmann expresó que en este proyecto radica el corazón de la calidad de la educación y que no ha sido suficiente el esfuerzo en términos de calidad y de recursos, pese a que reconoció que los hubo. Se abstuvo.

El diputado Giorgio Jackson compartió la posición de los profesores y empatizó con el “pisoteo” histórico que han sufrido, por ello, es que una vez conocido el proyecto, solicitaron su rediseño. Estimó que si bien hay muchos aspectos esenciales que no han sido modificados, este proyecto junto con dar un paso en la mejora de las condiciones de los profesores, da un paso para disputar los aspectos esenciales, en su discusión, en particular. Afirmó que el rediseño consensuado con el Ejecutivo y el Colegio de Profesores cambio sustantivamente el proyecto, y votó a favor de la idea de legislar.

El diputado Felipe De Mussy puntualizó que los recursos son limitados, y destacó que este proyecto es la reforma más grande e importante que tiene el país, pese a que en el proyecto de inclusión se gastaron miles de millones de dólares. Llamó al Ejecutivo a priorizar en este proyecto, que es la medula de la educación. Se abstuvo.

El diputado Felipe Kastmanifestó que en este proyecto de ley se puede perder la oportunidad de hacer las cosas bien, y destacó que todos los actores relevantes concluyen que las educadoras de párvulos no pueden quedar afuera, que es básica la relación 60/40 de horas lectivas versus no lectivas, que disminuir el número de alumnos por curso es importante para generar buenas condiciones de trabajo, que no se debe discriminar al sector particular subvencionado y que la remuneración inicial de un docente debe ser de un $1.000.000.- Sin embargo, el Gobierno ha dicho que no hay más recursos, pese a que la interrogante política es determinar dónde se deben poner los recursos para terminar con la desigualdad. Afirmó que no es efectivo que no haya recursos, sino que el Gobierno se la está jugando en otros proyectos. Solicitó que el Ejecutivo detalle sus propuestas, porque le es difícil apoyar algo que no conoce. Se abstuvo.

La diputada Yasna Provoste enfatizó que hoy se vota la idea de discutir sobre un proyecto de carrera docente, y ella quiere hacerlo pero respecto de esta iniciativa tiene reparos. Lamentó que se haya perdido la capacidad de dialogo y concluyó que el profundo molestar de múltiples actores del sistema educativo tiene que ver con la perdida de esa capacidad.

Asimismo, se mostró convencida de que no ha habido una capacidad del Gobierno de transmitir los cambios y por ello pidió que se postergara la votación, precisamente para apoyar a su Gobierno. Pidió enmendar el rumbo del Gobierno porque desde la soberbia no se puede construir un mejor país y una educación. Se abstuvo.

El diputado Alberto Robles afirmó que la educación debe ser el motor de un país y que debe estar en manos del Estado. Asimismo, expresó parecerle poco feliz que no se haya empezado por la educación parvularia que junto con la educación municipal son, a su juicio, las prioridades.

Afirmó que Chile necesita una carrera docente distinta para los profesores, pero en una construcción que discuta y dialogue con ellos. Expresó que el proyecto que ingresó no satisfizo una carrera docente y el que se ha ido construyendo no satisface todas las expectativas, por ejemplo, en materia de evaluación y encasillamiento de los docentes del sector particulares subvencionado, sin embargo, y pese a que hizo ver la necesidad de postergar la votación anteriormente, hoy no puede decirle a la sociedad que la Cámara de Diputados no quiere una carrera docente, porque los cambios deben hacerse en la votación, en particular, mediante indicaciones. Votó a favor.

El diputado Mario Venegas insistió en que hoy se vota la idea de legislar y que le parece irrisorio que algunos diputados exijan las indicaciones antes de votar en general. Expresó que se siente responsable del mejoramiento del proyecto y que cuando algunos piden más recursos, saben ello implica quitarle dinero a otros proyectos, pero insisten porque quieren proteger el negocio de la educación superior. Votó a favor.

La diputada Vallejo manifestó que la fecha de la votación fue un acuerdo de la Comisión y no ha sido autoimpuesta. Estimó que hay un problema con las expectativas de este proyecto y que no puede mentirse a la sociedad diciéndole que este proyecto es el más importante de la reforma educacional, ya que si bien la carrera docente puede contribuir a mejorar la desigualdad, no va resolver el problema. La desigualdad se combate con cambios estructurales: en trabajo, salud, entre otros. Llamó a no mentir a la sociedad con ello.

Asimismo, afirmó que el proyecto de ley presentado inicialmente no era un buen proyecto y se basaba en la desconfianza hacia los profesores, adicionalmente, había desinformación sobre varios aspectos, como ingreso de la educación de párvulos, y técnico profesional. Sin embargo, luego de los cambios incorporados a través del rediseño del proyecto, este mejoró en muchos aspectos y será la discusión, en particular, la oportunidad para seguir trabajando con los profesores a fin de lograr una mejor iniciativa. Votó a favor.

IV.- TEXTO DEL PROYECTO DE LEY RECHAZADO POR LA COMISIÓN.

En mérito de las consideraciones anteriores y por las que, en su oportunidad, pudiere añadir el diputado informante, la Comisión de Educación recomienda el rechazo del siguiente

PROYECTO DE LEY.

“Artículo 1°.- Introdúcense las siguientes modificaciones al decreto con fuerza de ley N° 1, de 1996, del Ministerio de Educación, que fija el texto refundido, coordinado y sistematizado de la ley N° 19.070:

1) Intercálase, a continuación de la expresión Título I Normas Generales, y antes del artículo 1°, las siguientes expresiones “Párrafo I” y “Ámbito de Aplicación”.

2) Modifícase el artículo 2° en el siguiente sentido:

a) Reemplázase, en el inciso primero la frase “o Institutos profesionales” por la expresión “y”.

b) Agrégase el siguiente inciso segundo:

“Del mismo modo, tienen la calidad de profesionales de la educación las personas que estén posesión de un título de profesor o profesora, o de educador o educadora, concedido por Institutos Profesionales reconocidos por el Estado, de conformidad a las normas vigentes al momento de su otorgamiento.”.

3) Elimínase la expresión “Título II Aspectos Profesionales”.

4) Sustitúyese la expresión “Párrafo I” por “Párrafo II”, pasando los actuales párrafos II, III y IV del Título II, a ser párrafos III, IV y V del Título I.

5) Reemplázase en el artículo 5° inciso segundo, el número “III” por “IV”.

6) Modifícase el artículo 7° en el siguiente sentido:

a) Sustitúyese en el inciso primero la expresión “final” por “cuarto”.

b) Reemplázase en el inciso tercero, la referencia al artículo “19” por “19 bis”.

7) Reemplázase la actual denominación del Párrafo II del Título II, que ha pasado a ser III del Título I, por la siguiente:

“Párrafo III

Formación para el Desarrollo de los Profesionales de la Educación.”.

8) Reemplázase el artículo 10 por el siguiente:

“Artículo 10.- La formación de los profesionales de la educación corresponderá a las universidades acreditadas, cuyas carreras y programas de pedagogía también cuenten con acreditación, de conformidad a la ley.”.

9) Reemplázase el artículo 11 por el siguiente:

“Artículo 11.- Los profesionales de la educación tienen derecho a la formación para su desarrollo profesional.

Su objetivo es contribuir al mejoramiento continuo del desempeño profesional de los docentes, mediante la actualización de conocimientos disciplinarios y pedagógicos, vinculados a su formación y desarrollo profesional, el dominio de los instrumentos curriculares vigentes, y la adquisición de nuevas metodologías y técnicas que signifiquen un mejor cumplimiento de sus funciones.

Esta formación considerará la función que desempeñe el profesional respectivo y sus necesidades de desarrollo profesional; aquellas asociadas al proyecto educativo institucional, al plan de mejoramiento educativo, si procede, al respectivo establecimiento educacional, y al territorio donde se emplaza.”.

10) Reemplázase el artículo 12 por el siguiente:

“Artículo 12.- Los sostenedores de establecimientos educacionales regidos por el decreto con fuerza de ley Nº 2, de 1998, del Ministerio de Educación, como los administradores de los establecimientos regidos por el decreto ley Nº 3.166, de 1980, podrán colaborar con la formación para el desarrollo profesional de los docentes que se desempeñen en sus respectivos establecimientos.”.

11) Introdúcese un nuevo artículo 12 bis del siguiente tenor, pasando el actual artículo 12 bis a ser 12 quinquies:

“Artículo 12 bis.- El Ministerio de Educación, a través de su Centro de Perfeccionamiento, Experimentación e Investigaciones Pedagógicas, en adelante indistintamente “el Centro”, colaborará al desarrollo de los profesionales de la educación ejecutando programas, cursos o actividades de formación, como también, otorgando becas para éstos.

El diseño e implementación de estos programas, cursos o actividades deberá considerar los requerimientos de formación derivados del desarrollo profesional docente, los resultados del proceso de certificación establecido en el Título III y los resultados del sistema de evaluación establecido en el artículo 70 de esta ley.”.

12) Introdúcese un nuevo artículo 12 ter del siguiente tenor:

“Artículo 12 ter.- El Centro podrá certificar cursos o programas que impartan instituciones públicas o privadas, con el objeto de garantizar su calidad y pertinencia para la formación para el desarrollo profesional docente, inscribiéndolos en el registro público que llevará al efecto, siempre que cumplan con los siguientes requisitos:

a) Que la institución solicitante acredite contar con los profesionales y recursos materiales necesarios para impartir el curso o programa que propone; y

b) Que cuente con una metodología adecuada y objetivos consistentes y pertinentes para la formación profesional docente.

Sin perjuicio de lo señalado en el inciso anterior, en caso que la certificación sea solicitada por una institución distinta de una universidad acreditada de conformidad a la ley, ésta deberá demostrar además:

i) Que cuenta con experiencia en la formación de profesionales de la educación; y

ii) Que cuenta con la debida experticia en la o las disciplinas relacionadas a los cursos o programas que se propone impartir.

La certificación de los cursos o programas tendrá una vigencia de cinco años contados desde la notificación de la resolución que la concedió. Cumplido este plazo, sin que la institución haya obtenido la renovación, dichos programas y cursos deberán ser eliminados del registro señalado en el primer inciso.”.

13) Introdúcese un nuevo artículo 12 quáter del siguiente tenor:

“Artículo 12 quáter.- Corresponderá al Centro mantener un sistema de seguimiento de los cursos o programas que haya certificado. Para ello las instituciones estarán obligadas a entregar la información que el Centro solicite respecto de su funcionamiento y la ejecución de los cursos o programas, la nómina de profesionales de la educación que se hayan matriculado, su porcentaje de asistencia y los resultados obtenidos en sus evaluaciones finales, indicando su aprobación o reprobación.”.

14) Modifícase el artículo 12 bis, que ha pasado a ser artículo 12 quinquies, en el siguiente sentido:

a) Reemplázase la oración “revocación de la inscripción del curso, programa o actividad de perfeccionamiento de que se trate, o pérdida de la acreditación a que se refiere el artículo anterior, cuando corresponda, por incumplimiento de las condiciones de ejecución de los cursos o actividades presentadas al momento de la inscripción del curso, programa o actividad respectiva” por la siguiente: “o pérdida de la certificación a que se refiere el presente párrafo, cuando corresponda, por incumplimiento de las condiciones de ejecución de los programas o cursos consideradas y aprobadas para la respectiva certificación”.

b) Introdúcese un nuevo inciso segundo del siguiente tenor:

“De aplicarse la sanción de pérdida de la certificación, el Centro deberá cancelar la inscripción en el registro, establecido en el artículo 12 ter de esta ley, del respectivo curso o programa de formación de la institución infractora, informándose de este hecho en el mismo registro. En lo no regulado previamente, se aplicará supletoriamente la ley 19.880.”.

15) Reemplázase el artículo 13 por uno del siguiente tenor:

“Artículo 13.- Los profesionales de la educación que postulen a los programas, cursos y actividades de formación para el desarrollo que imparta el Centro, como también, los que postulen a sus becas, en ambos casos, de acuerdo a los cupos que se determine en su presupuesto, deberán cumplir con los siguientes requisitos:

a) Trabajar en un establecimiento educacional subvencionado de conformidad al decreto con fuerza de ley Nº 2, de 1998, del Ministerio de Educación, o regido por el decreto ley N°3.166, de 1980;

b) Contar con el patrocinio del sostenedor o administrador del establecimiento en que se desempeña, en el caso que las actividades, programas o cursos se efectúen fuera del respectivo local escolar o durante la jornada laboral;

c) El patrocinio a que se refiere el literal anterior, deberá ser siempre otorgado cuando se trate de cursos, programas o actividades de formación para el desarrollo que sean de carácter general para todos los profesionales de la educación y cuando digan relación con los programas y proyectos educativos del establecimiento;

d) Estar aceptado en alguno de los programas, cursos o actividades de formación para el desarrollo, inscrito en el Registro señalado en el artículo 12 ter, y

e) En el caso de los postulantes a beca, junto con la solicitud, deberán contraer el compromiso de laborar en el establecimiento patrocinante durante el año escolar siguiente. Con todo, si la beca se realizare durante los dos primeros meses del año, el compromiso de permanencia se referirá al año respectivo.

Los criterios de prioridad para seleccionar a estos postulantes deberán considerar, especialmente, las siguientes circunstancias:

1. Trabajar en un establecimiento con alta concentración de alumnos prioritarios, de acuerdo a lo establecido en el inciso segundo del artículo 50 de esta ley.

2. Estar contratado en un establecimiento educacional que se encuentre bajo el promedio nacional del sistema de evaluación regulado en los párrafos 2° y 3° del Título II de la ley N° 20.529.

3. El grado de relación entre la función que ejerce el profesional en el establecimiento y los contenidos del programa al cual postula.

4. El aporte que puedan realizar el establecimiento patrocinador o el propio postulante para el financiamiento del programa o beca al cual postula.

Las postulaciones a los programas, cursos, actividades o becas serán presentadas a través de un mecanismo que disponga el Centro, institución encargada de la evaluación y selección de los postulantes, de acuerdo a los procedimientos que establezca el reglamento.”.

16) Agrégase a continuación del artículo 13, el siguiente artículo 13 bis nuevo:

“Artículo 13 bis.- Un reglamento dictado por el Ministerio de Educación desarrollará las materias establecidas en el presente párrafo.”.

17) Intróducese a continuación del artículo 18 el siguiente Título II, nuevo:

“TÍTULO II

Del Proceso de Inducción y Mentoría.

Párrafo I

Del Proceso de Inducción al Ejercicio Profesional Docente.

Artículo 18 A.- La inducción es un proceso que tiene por objeto apoyar y acompañar a un docente principiante para facilitar su inmersión en el ejercicio profesional y la cultura escolar. Es un proceso que ocurre al inicio de su desarrollo profesional, en un determinado establecimiento, siempre que dicho docente cumpla con los requisitos establecidos en el artículo 18 C de la presente ley.

Este proceso será voluntario y tendrá una duración de hasta diez meses dentro de un año lectivo, durante el cual el docente principiante será acompañado y apoyado por un docente denominado “mentor” que, para estos efectos, le será asignado, de conformidad a lo dispuesto en el párrafo siguiente.

Artículo 18 B.- Se entenderá por “docente principiante” aquel profesional de la educación que no ha ejercido la función docente de conformidad al artículo 6º de la presente ley o la ha desempeñado por un lapso inferior a 10 meses.

Artículo 18 C.- Podrán optar al proceso de inducción señalado en los artículos anteriores, aquellos docentes principiantes que acrediten el cumplimiento de los siguientes requisitos:

a) Estar en posesión de un título profesional de profesor(a) o educador(a), de conformidad a lo dispuesto en el artículo 2° de la presente ley.

b) No estar inhabilitado para el ejercicio de la profesión, de acuerdo a lo dispuesto en el artículo 4° de esta ley.

c) Estar contratado para desarrollar funciones de aquellas señaladas en el artículo 6° de la presente ley en un establecimiento regido por el decreto con fuerza de ley N° 2, de 1998, del Ministerio de Educación, o por el decreto ley Nº 3.166, de 1980.

d) Que en su respectivo contrato se estipule una jornada semanal por un mínimo de 15 horas y un máximo de 38 horas, por el período en que se desarrolle el respectivo proceso de inducción.

Artículo 18 D.- Corresponderá al Centro de Perfeccionamiento, Experimentación e Investigaciones Pedagógicas administrar los procesos de inducción de docentes principiantes, coordinar con los sostenedores o administradores la ejecución de los mismos y supervigilar la labor de los docentes mentores.

Asimismo, implementará o certificará programas de formación de mentores, cursos y actividades conducentes a la formación continua de éstos, de conformidad a lo establecido en el artículo 11 y siguientes de la presente ley.

Artículo 18 E.- Para los efectos de lo establecido en los artículos anteriores, el Centro administrará un sistema nacional de postulación a los cupos que se establezcan anualmente para el proceso de inducción de docentes principiantes.

El Centro, en virtud de la información que reciba, previa revisión del cumplimiento de los requisitos legales, y conforme los criterios de prioridad establecidos en el artículo 18 F, asignará los cupos de los procesos de inducción que ofrezca.

El número de cupos para docentes principiantes en proceso de inducción será fijado anualmente en la respectiva ley de Presupuestos.

Artículo 18 F.- Los cupos para los procesos de inducción serán asignados, en el orden establecido a continuación, a los docentes principiantes que cumplan con lo establecido en el artículo 18 C, de acuerdo a los siguientes criterios:

a) Concentración de alumnos prioritarios en el respectivo establecimiento, privilegiando al que se desempeñe en los de mayor concentración, de acuerdo a lo dispuesto en el inciso segundo del artículo 50 de la presente ley.

b) El nivel de rendimiento del respectivo establecimiento según el sistema de evaluación regulado en los párrafos 2° y 3° del Título II de la ley Nº 20.529, priorizando a los que trabajen en los de más bajo desempeño.

c) Número de horas del respectivo contrato, priorizando a los de mayor número.

Una vez finalizado el proceso de postulación, el Centro dictará una resolución en la que se indiquen los postulantes seleccionados, conjuntamente con el docente mentor que lo acompañará y apoyará en su respectivo proceso, de conformidad a lo establecido en el párrafo siguiente.

Artículo 18 G.- El docente principiante que haya sido seleccionado para desarrollar el proceso de inducción, previo a su inicio, deberá firmar un convenio con el Centro, en el cual se establecerán a lo menos las siguientes obligaciones:

a) Cumplir su respectivo plan de mentoría, establecido en el artículo 18 K de la presente ley.

b) Dedicar al menos 6 horas semanales promedio exclusivamente para el desarrollo de actividades propias del proceso de inducción.

c) Participar en las evaluaciones del proceso de inducción que realice el Centro.

d) Asistir a las actividades convocadas por el Centro, que se encuentren directamente vinculadas al proceso de inducción.

e) Entregar la información oportuna y fidedigna que solicite el Centro sobre las actividades realizadas durante el proceso de inducción.

Sin perjuicio de lo anterior, el reglamento señalado en el artículo 18 T de la presente ley, regulará las obligaciones señaladas previamente, estableciendo otras necesarias para el correcto desarrollo del proceso.

Artículo 18 H.- Los docentes principiantes, mientras realicen el proceso de inducción, tendrán derecho a percibir una asignación de inducción, correspondiente a un monto mensual de $81.054.-, financiado por el Ministerio de Educación, el que se pagará por un máximo de 10 meses.

Esta asignación será imponible, tributable, no servirá de base de cálculo de ninguna otra remuneración, y se reajustará en la misma oportunidad y porcentaje en que se reajusten las remuneraciones del sector público.

Artículo 18 I.- Previa audiencia del interesado, el Centro, mediante resolución fundada, decretará la pérdida de la asignación de inducción, poniéndose término al respectivo proceso, de aquellos docentes principiantes que:

a) Sean desvinculados del establecimiento en que se desempeñaban y para el cual desarrollaban el proceso de inducción, o

b) Incumplan gravemente sus obligaciones establecidas en el convenio regulado en el artículo 18 G de la presente ley.

Párrafo II

De la Mentoría para Docentes Principiantes.

Artículo 18 J.- Se entenderá por “docente mentor” aquel profesional de la educación inscrito en el respectivo registro, que cuenta con una formación específica para conducir el proceso de inducción al inicio del ejercicio profesional de los docentes principiantes

Un docente mentor podrá tener hasta un máximo de tres profesionales de la educación principiantes a su cargo.

Artículo 18 K.- El docente mentor deberá diseñar, ejecutar y evaluar un plan de mentoría, el que consistirá en un conjunto sistemático de actividades relacionadas directamente con el objeto del proceso de inducción, metódicamente organizadas y que serán desarrolladas bajo su supervisión, durante el desarrollo de aquel proceso.

Este plan deberá considerar, a lo menos, la planificación de las actividades de aula del respectivo docente principiante y visitas periódicas del docente mentor a ellas; la realización de reuniones periódicas entre el docente mentor y el docente principiante a su cargo, en las cuales se analicen y evalúen las actividades del plan; la evaluación de la aplicación de los dominios establecidos en el artículo 19 J de la presente ley y la asistencia a actividades que desarrolle el Centro para los procesos de inducción.

El Centro pondrá a disposición de los docentes mentores diversos modelos de planes de mentoría.

El reglamento establecido en el artículo 18 T de la presente ley desarrollará y establecerá las demás actividades que deberá contemplar este plan.

Artículo 18 L.- Los profesionales de la educación que cumplan con lo establecido en este título, podrán desempeñarse como docentes mentores siempre que, previamente, estén inscritos en el registro de mentores, y posteriormente sean designados en alguno de los cupos para procesos de inducción que ofrezca el Centro de conformidad al artículo 18 N.

El Centro llevará el registro público de mentores que señala el inciso anterior, debiendo actualizarlo permanentemente.

Artículo 18 M.- Los profesionales de la educación podrán solicitar su inscripción en el registro establecido en el artículo anterior, previo cumplimiento de los siguientes requisitos:

a) Haber aprobado un curso o programa de formación para estos efectos, de aquellos impartidos o certificados por el Centro, de conformidad a los artículos 11 y siguientes de la presente ley.

b) Encontrarse certificado en el tramo avanzado del desarrollo profesional docente, de conformidad a lo dispuesto en el Título III de la presente ley.

c) Contar con a lo menos seis años de experiencia profesional en el desempeño de la función docente, según lo establecido en el artículo 6º de la presente ley.

d) No tener un resultado vigente básico o insatisfactorio en el sistema de evaluación establecido en el artículo 70 de la presente ley.

e) En el caso de desempeñarse en un establecimiento particular regido por el decreto con fuerza de ley N° 2, de 1998, del Ministerio de Educación, deberá contar con una recomendación por escrito de su respectivo sostenedor.

Artículo 18 N.- Los cupos de procesos de inducción serán asignados por el Centro, a los docentes mentores con inscripción vigente en el registro, que cumplan los siguientes requisitos:

a) Tener su domicilio en una comuna que le permita desarrollar el proceso de inducción al respectivo docente principiante, en los términos que establezca el reglamento referido en el artículo 18 T.

b) Impartir docencia en el mismo nivel de enseñanza del respectivo docente principiante.

En caso que, por la aplicación de los criterios anteriores, sea posible designar más de un docente mentor a un determinado docente principiante, se preferirá a los siguientes:

i. Los profesionales de la educación que obtengan una evaluación destacada en la dirección de procesos de inducción previamente desarrollados, de conformidad a lo establecido en el artículo 18 Q de la presente ley.

ii. Los profesionales de la educación que cuenten con grados universitarios de magíster o doctor, pertinentes al proceso de inducción.

iii. Los profesionales de la educación que cuenten con mayor experiencia en la función docente, de conformidad a lo establecido en el artículo 6º de esta ley.

El Centro, de conformidad al reglamento establecido en el artículo 18 T de la presente ley, desarrollará los criterios previamente señalados y establecerá las ponderaciones que correspondan a éstos para la asignación de cupos, que se realizará en la oportunidad señalada en el inciso segundo del artículo 18 F de la presente ley.

Artículo 18 Ñ.- El profesional de la educación que sea asignado en alguno de los cupos de procesos de inducción deberá, previo a su inicio, aceptar desempeñar la función de docente mentor suscribiendo un convenio con el Centro, en el cual se deberán estipular, a lo menos, las siguientes obligaciones:

a) Diseñar, ejecutar y evaluar el plan de mentoría para cada docente principiante que se le asigne.

b) Mantener una comunicación permanente con quienes desempeñen la función docente directiva en el o los establecimientos educacionales donde ejerzan el o los docentes principiantes a su cargo.

c) Participar en las actividades que desarrolle el Centro, vinculadas al proceso de inducción.

d) Colaborar con el Centro en la supervigilancia del proceso de inducción que éste realice.

e) Entregar oportunamente al Centro la información que le sea requerida.

A este convenio se deberá adjuntar el o los planes de mentoría que corresponda, los que se entenderán parte integrante de él, para todos los efectos legales. Asimismo, este deberá contemplar la pérdida del derecho a percibir las respectivas cuotas de los honorarios de mentoría, en caso que el docente principiante pierda el proceso de inducción.

Si un docente mentor designado no suscribe el convenio, dentro del plazo de diez días hábiles, contado desde la notificación de la respectiva resolución, se entenderá, para todos los efectos legales, que ha rechazado ejercer la mentoría para el respectivo docente principiante. En este caso, el Centro podrá convocar a la suscripción del convenio a un docente mentor disponible, de acuerdo a los criterios del artículo 18 N, y que cumpla con los requisitos legales, quien, a su vez, deberá suscribir el convenio dentro del mismo plazo señalado en este inciso, y así sucesivamente.

Sin perjuicio de lo anterior, el reglamento señalado en el artículo 18 T de la presente ley, desarrollará las obligaciones indicadas previamente, estableciendo otras necesarias para el desarrollo del proceso.

Artículo 18 O.- El docente mentor, por cada docente principiante que acompañe y apoye, tendrá derecho a percibir unos honorarios por sus servicios, que se deberán estipular en el convenio señalado en el artículo anterior, los que ascenderán a $1.105.280.-, pagados por el Ministerio de Educación, en hasta diez cuotas mensuales.

Los honorarios señalados en el inciso anterior se reajustarán anualmente, en la misma oportunidad y porcentaje que las remuneraciones del sector público.

Artículo 18 P.- En aquellas zonas del territorio nacional en que no sea posible asignar docentes mentores de conformidad a las reglas anteriores, el Centro podrá implementar programas y actividades especiales para apoyar la adecuada inmersión profesional de los docentes principiantes.

Artículo 18 Q.- El Centro evaluará el desempeño de los docentes mentores, para lo cual diseñará e implementará un sistema de evaluación de los procesos de inducción.

Dicho sistema deberá considerar, a lo menos, lo siguiente:

a) El cumplimiento de los respectivos planes de mentoría.

b) La correcta vinculación de los docentes mentores con quienes desempeñen la función docente-directiva en los establecimientos en que se desarrolla la mentoría.

c) La evaluación que hará el docente principiante a su respectivo docente mentor, conforme las pautas que para estos efectos establezca el reglamento.

Asimismo, el Centro podrá requerir al director del establecimiento en que se haya desarrollado el respectivo proceso de inducción una evaluación de éste.

Artículo 18 R.- Previa audiencia del interesado, el Centro, mediante resolución fundada, dispondrá el término del proceso de inducción y, asimismo, la pérdida del derecho a percibir las cuotas de los honorarios de mentoría, de aquellos docentes mentores que:

a) Incumplan gravemente sus obligaciones establecidas en el convenio regulado en el artículo 18 Ñ de la presente ley;

b) Sean evaluados insatisfactoriamente en su función, de conformidad a lo establecido en el artículo anterior, o

c) Sean evaluados en un nivel insatisfactorio o básico, de conformidad a lo establecido en el artículo 70 de la presente ley.

Asimismo, se excluirá del registro público de mentores a los profesionales que incurran en alguna de las circunstancias anteriores. El docente excluido podrá solicitar su reinscripción una vez transcurrido el plazo de tres años de notificada la resolución respectiva, siempre que cumpla con los requisitos legales para ello.

Por su parte, de aplicarse dicha medida, el Centro deberá asignar un nuevo docente mentor al docente principiante respectivo, por el tiempo que falte para el término de su proceso de inducción, a quien le corresponderán las restantes cuotas de los honorarios de mentoría.

Párrafo III

Otras Disposiciones.

Artículo 18 S.- Los sostenedores o administradores, según corresponda, de establecimientos educacionales cuyos docentes principiantes o mentores desarrollen el proceso de inducción regulado en el presente título, deberán otorgar las facilidades que correspondan para el cumplimento de sus respectivas obligaciones.

Artículo 18 T.- Un reglamento dictado por el Ministerio de Educación, y suscrito por el Ministro de Hacienda, desarrollará las materias reguladas en el presente título.”.

18) Introdúcese el siguiente Título III nuevo, pasando el actual Título III a ser IV:

“TITULO III

Del Desarrollo Profesional Docente.

Párrafo I

Aspectos Generales del Desarrollo Profesional Docente.

Artículo 19.- El presente título regulará el desarrollo profesional docente, el que consistirá en un sistema progresivo de avance en la experiencia profesional y certificación de competencias pedagógicas y conocimientos disciplinarios de aquellos profesionales de la educación señalados en el inciso siguiente, y que se estructurará en base a tramos que reflejan dicho avance.

El desarrollo profesional docente regulado en el presente título se aplicará a los profesionales de la educación que se desempeñen en los establecimientos educacionales regidos por el decreto con fuerza de ley N° 2, de 1998, del Ministerio de Educación; los regulados por el decreto ley N° 3.166, de 1980 y a los que ocupan cargos directivos y técnicos-pedagógicos en los Departamentos de Administración Educacional de cada Municipalidad, o de las Corporaciones Educacionales creadas por éstas.

Artículo 19 A.- El objeto del desarrollo profesional docente será promover el avance de los profesionales de la educación hasta un nivel esperado de experiencia, competencias y conocimientos y, a su vez, ofrecer una trayectoria profesional atractiva en la función de aula. Se distinguirán dos fases de dicho desarrollo, para lo primero, el desarrollo profesional docente estará estructurado en tres tramos que culminan con el nivel de desarrollo esperado para un buen ejercicio de la docencia; y, para lo segundo, en dos tramos de carácter voluntario para aquellos docentes que, una vez alcanzado el nivel esperado, deseen potenciar su desarrollo profesional.

Artículo 19 B.- Para los efectos de la presente ley, se entenderá por tramo una etapa del desarrollo profesional docente correspondiente a la experiencia y certificación de competencias pedagógicas y conocimientos disciplinarios, de los docentes señalados en el artículo 19, que los habilita a percibir asignaciones y ejercer funciones de conformidad a esta ley.

Asimismo, se entenderá por experiencia profesional docente los años de ejercicio profesional en las funciones docentes señaladas en el artículo 5° de la presente ley.

Artículo 19 C.- Los tres tramos que conducen al nivel esperado del desarrollo profesional docente son los siguientes:

El tramo inicial es la etapa de ingreso al sistema de desarrollo profesional docente, de carácter temporal, que acredita una experiencia, competencias pedagógicas y conocimientos disciplinarios esperados para quien se inicia en el ejercicio profesional docente. La permanencia por, al menos, cuatro años en este tramo habilita a acceder a los tramos temprano y avanzado, según corresponda.

El tramo temprano es la etapa intermedia del desarrollo profesional docente, que acredita una experiencia, competencias pedagógicas y conocimientos disciplinarios que deben ser fortalecidos. La permanencia por, al menos, cuatro años en este tramo habilita a acceder al tramo avanzado.

El tramo avanzado es la etapa óptima del desarrollo profesional docente, al que podrán acceder los profesionales de la educación regidos por el presente Título, y que acredita experiencia, competencias pedagógicas y conocimientos disciplinarios deseados para un buen ejercicio profesional docente. Asimismo, habilitará para el ejercicio de las funciones que la ley establezca.

Artículo 19 D.- Los tramos para potenciar el desarrollo profesional docente son los siguientes:

El tramo superior es una etapa voluntaria del desarrollo profesional docente, a la que podrán acceder quienes se encuentren en el tramo avanzado, por al menos cuatro años, y que cuenten con una experiencia, competencias pedagógicas y conocimientos disciplinarios por sobre lo deseado para un buen ejercicio profesional docente.

El tramo experto es una etapa voluntaria del desarrollo profesional docente, a la que podrán acceder quienes se encuentren en el tramo superior, por al menos cuatro años, y que cuenten con una experiencia, competencias pedagógicas y conocimientos disciplinarios de excelencia para el ejercicio profesional docente.

Artículo 19 E.- Para efectos de lo establecido en los artículos anteriores, corresponderá al Centro la certificación de las competencias pedagógicas y conocimientos disciplinarios y que correspondan a cada tramo del desarrollo profesional docente, de conformidad al párrafo III del presente Título.

Asimismo, dictará la resolución que señale el tramo del desarrollo profesional docente que corresponda a los profesionales de la educación regidos por presente Título, de conformidad a sus años de experiencia profesional y la certificación que obtengan.

Artículo 19 F.- Los profesionales de la educación que hayan accedido a los tramos temprano, avanzado, superior o experto, no retrocederán a tramos anteriores de su desarrollo profesional docente, independientemente del tipo de establecimiento educacional donde se desempeñe o la actividad que desarrolle.

Sin perjuicio de lo establecido en el inciso anterior, los profesionales de la educación que habiendo accedido a un tramo sean posteriormente contratados por un empleador cuyos dependientes no se rijan por las disposiciones del presente Título, quedarán sujetos a las normas laborales que regulen a dichos trabajadores.

Párrafo II

De la experiencia profesional

Artículo 19 G.- Para acceder a los tramos del desarrollo profesional docente, los profesionales de la educación deberán cumplir con las exigencias de experiencia profesional señalada en los incisos siguientes.

Para acceder al tramo inicial, el profesional de la educación deberá contar con, a lo menos, 2 años de experiencia profesional docente.

Para acceder al tramo temprano, el profesional de la educación deberá contar con, a lo menos, 6 años de experiencia profesional docente.

Para acceder al tramo avanzado, el profesional de la educación deberá contar con, a lo menos, 6 años de experiencia profesional docente.

Para acceder al tramo superior, el profesional de la educación deberá contar con, a lo menos, 10 años de experiencia profesional docente.

Por último, para acceder al tramo experto, el profesional de la educación deberá contar con, a lo menos, 14 años de experiencia profesional docente.

Artículo 19 H.- Para el solo efecto de acreditar los años de experiencia profesional docente de los profesionales de la educación, el Centro podrá requerir a los demás órganos de la Administración del Estado la información con la que cuenten, la que le deberá ser remitida oportunamente.

Con todo, el profesional de la educación siempre podrá solicitar a su respectivo sostenedor o administrador, según corresponda, la emisión de un documento donde acredite sus años de experiencia profesional docente bajo su dependencia. Dicho sostenedor estará obligado a emitirlo, dentro del plazo de cinco días hábiles.

Párrafo III

Del sistema de certificación de desarrollo profesional.

Artículo 19 I.- Corresponderá al Centro administrar el sistema nacional de certificación de competencias pedagógicas y conocimientos disciplinarios.

Se certificarán las competencias y conocimientos correspondientes a las respectivas bases curriculares y el cumplimiento de estándares de desempeño profesional, los que se medirán de conformidad a los instrumentos señalados en el artículo 19 K de la presente ley.

Artículo 19 J.- Los estándares de desempeño profesional serán desarrollados reglamentariamente, en base a los siguientes dominios:

a) La preparación de la enseñanza.

b) La creación de un ambiente propicio para el aprendizaje de los estudiantes.

c) La enseñanza para el aprendizaje de todos los estudiantes.

d) Las responsabilidades profesionales propias de la labor docente.

Artículo 19 K.- Para medir el cumplimiento de los estándares de desempeño profesional y el conocimiento de las bases curriculares, el Centro diseñará y ejecutará los siguientes instrumentos:

a) Una prueba escrita que medirá conocimientos disciplinarios.

b) Un portafolio profesional de competencias pedagógicas que medirá la práctica de la función docente.

Artículo 19 L.- Los instrumentos señalados en el artículo anterior se aplicarán, respecto del profesional de la educación, cada cuatro años, en la misma oportunidad que el sistema de evaluación establecido en el artículo 70 de la presente ley. Asimismo, se utilizará el instrumento portafolio profesional del mismo sistema de evaluación.

Corresponderá al Centro la coordinación de ambos sistemas.

Artículo 19 M.- El resultado de la aplicación de los instrumentos señalados en el artículo anterior se expresará cuantitativamente en puntajes, los que permitirán elaborar una escala de categorías de logro profesional.

Los resultados de la prueba de conocimientos disciplinarios se ordenarán en cuatro categorías de logro profesional, de conformidad a la siguiente tabla:

Los resultados del portafolio profesional de competencias pedagógicas se ordenarán en cinco categorías de logro profesional, de conformidad a la siguiente tabla:

Artículo 19 N.- Podrán rendir los instrumentos señalados en el artículo 19 K de la presente ley, aquellos profesionales de la educación que estén contratados o hayan ingresado a una dotación, según corresponda, para un establecimiento educacional cuyos docentes se rijan por el presente Título.

Artículo 19 Ñ.- Deberán rendir los instrumentos del sistema nacional de certificación de competencias pedagógicas y conocimientos disciplinarios los profesionales de la educación que se encuentren en los tramos inicial y temprano del desarrollo profesional docente.

Con todo, aquellos que se encuentren en los tramos avanzado, superior y experto podrán rendir dichos instrumentos.

Sin perjuicio de lo anterior, deberán rendir dichos instrumentos los docentes que se encuentren en el tramo avanzado y que hayan obtenido la categoría de logro D en la prueba de conocimientos disciplinarios o la categoría de logro D en el portafolio profesional de competencias pedagógicas.

Artículo 19 O.- Los profesionales de la educación que hayan rendido los instrumentos señalados en el artículo 19 K de la presente ley, según los resultados que obtengan, podrán acceder a los tramos del desarrollo profesional docente de conformidad a los incisos siguientes.

Podrán acceder al tramo inicial del desarrollo profesional docente los profesionales de la educación que obtengan las siguientes combinaciones de categorías de logro de profesional:

a) Categoría D en el portafolio profesional y categoría C en la prueba de conocimientos disciplinarios, o

b) Categoría C en el portafolio profesional y categoría D en la prueba de conocimientos disciplinarios.

Podrán acceder al tramo temprano del desarrollo profesional docente los profesionales de la educación que obtengan las siguientes combinaciones de categorías de logro de profesional:

a) Categoría D en el portafolio profesional y categoría B la prueba de conocimientos disciplinarios;

b) Categoría C en el portafolio profesional y categoría C en la prueba de conocimientos disciplinarios, o

c) Categoría B en el portafolio profesional y categoría D en la prueba de conocimientos disciplinarios.

Podrán acceder al tramo avanzado del desarrollo profesional docente los profesionales de la educación que obtengan las siguientes combinaciones de categorías de logro de profesional:

a) Categoría D en el portafolio profesional y categoría A en la prueba de conocimientos disciplinarios;

b) Categoría C en el portafolio profesional y categoría B la prueba de conocimientos disciplinarios;

c) Categoría B en el portafolio profesional y categoría C en la prueba de conocimientos disciplinarios, o

d) Categoría A en el portafolio profesional y categoría D en la prueba de conocimientos disciplinarios.

Podrán acceder al tramo superior del desarrollo profesional docente los profesionales de la educación que obtengan las siguientes combinaciones de categorías de logro de profesional:

a) Categoría C en el portafolio profesional y categoría A en la prueba de conocimientos disciplinarios;

b) Categoría B en el portafolio profesional y categoría B en la prueba de conocimientos disciplinarios, o

c) Categoría A en el portafolio profesional y categoría C en la prueba de conocimientos disciplinarios.

Podrán acceder al tramo experto del desarrollo profesional docente los profesionales de la educación que obtengan las siguientes combinaciones de categorías de logro de profesional:

a) Categoría A en el portafolio profesional y categoría A en la prueba de conocimientos disciplinarios;

b) Categoría B en el portafolio profesional y categoría A en la prueba de conocimientos disciplinarios, o

c) Categoría A en el portafolio profesional y categoría B en la prueba de conocimientos disciplinarios.

Artículo 19 P.- El profesional de la educación que incumpla la obligación señalada en los incisos primero y tercero del artículo 19 Ñ de la presente ley perderá, hasta que dé cumplimiento a lo ahí señalado, el derecho a percibir la Asignación por Tramo de Desarrollo Profesional establecida en el artículo 49 de la presente ley.

Párrafo IV

De los Tramos de los Profesionales de la Educación.

Artículo 19 Q.- El Centro, antes del 30 de junio de cada año, dictará una resolución en la cual señalará el tramo que corresponda a cada profesional de la educación conforme sus años de experiencia profesional y certificación de competencias pedagógicas y conocimientos disciplinarios.

El tramo de desarrollo profesional docente que se indique en esta resolución surtirá sus efectos legales desde el mes de julio del año escolar en que se dicte.

Artículo 19 R.- Los profesionales de la educación que hayan accedido a los tramos del desarrollo profesional docente de conformidad a las disposiciones de este título, tendrán derecho a la respectiva asignación de tramo establecida en el artículo 49 de la presente ley, según lo dispuesto en el inciso segundo del artículo anterior, sin perjuicio de lo establecido en el artículo 19 P.

Párrafo V

Del Ingreso y Salida del Sistema de Desarrollo Profesional Docente.

Artículo 19 S.- Los profesionales de la educación que, de conformidad a esta ley, sean principiantes, tendrán un plazo de tres años, desde el inicio de su ejercicio profesional, para acceder al tramo inicial del desarrollo profesional docente.

El que no haya realizado el proceso de inducción por una causa no imputable a su voluntad, tendrá un plazo de cuatro años, contado desde el inicio de su ejercicio profesional.

El profesional de la educación que no logre acceder al tramo inicial del desarrollo profesional docente, de conformidad a lo anterior, deberá ser desvinculado; no pudiendo volver a ser contratado por el sostenedor que lo haya desvinculado en un plazo de dos años desde la misma.

Artículo 19 T.- Los profesionales de la educación que hayan sido desvinculados, de conformidad a lo establecido en el artículo anterior, sólo podrán ingresar al desarrollo profesional docente previa certificación que les permita a acceder al tramo inicial. Para estos efectos, podrán ser contratados a plazo por un máximo de dos años, no renovable, durante los cuales deberán rendir los respectivos instrumentos.

Artículo 19 U.- El profesional de la educación que, perteneciendo al tramo inicial del desarrollo profesional docente, obtenga resultados de logro profesional que no le permitan avanzar del tramo en un plazo de nueve años, contado desde la primera notificación de la resolución que le asigna el tramo inicial, lo perderá, por el sólo ministerio de la ley, asimismo deberá ser desvinculado.

Asimismo, no podrá volver a ser contratado por el sostenedor que lo haya desvinculado en un plazo de cinco años desde dicha desvinculación. Asimismo, no podrá volver a ser contratado por el sostenedor que lo haya desvinculado por un plazo de cinco años desde dicha desvinculación.

Artículo 19 V.- Los profesionales de la educación que hayan perdido su certificación, de conformidad a lo establecido en el artículo anterior, sólo podrán reingresar al desarrollo profesional docente previa certificación que les permita acceder a lo menos al tramo temprano. Para estos efectos, podrán ser contratados a plazo por un máximo de dos años, no renovable, durante los cuales deberán rendir los respectivos instrumentos, y de no acceder al tramo temprano, deberán ser desvinculados.

Artículo 19 W.- El profesional de la educación que, habiendo accedido a un determinado tramo, deje de desempeñarse en un establecimiento cuyos profesionales de la educación se rijan por este título, por un período de al menos dos años, deberá rendir los instrumentos de certificación del desarrollo profesional docente, dentro del plazo de un año contado desde su nueva contratación o ingreso a la dotación, según corresponda. Con todo, podrá eximirse de rendir dichos instrumentos si ha transcurrido menos de cuatro años desde su última resolución de certificación. Deberá, en todo caso, rendirlos al cumplir el respectivo período de cuatro años.

De no cumplir con lo señalado en el inciso anterior, perderá el derecho a la asignación por tramo de desarrollo profesional establecido en el artículo 49 de esta ley, hasta que dé cumplimiento a dicha obligación.

Artículo 19 X.- Un reglamento dictado por el Ministerio de Educación, suscrito por el Ministro de Hacienda, desarrollará lo establecido en el presente título.”.

19) Agregase a continuación del artículo 19 X lo siguiente:

a) Agrégase el siguiente párrafo “Párrafo VI Disposiciones comunes a los títulos III y IV”.

b) Agregase el siguiente artículo 19 Y, nuevo:

“Artículo 19 Y.- Los establecimientos educacionales acogidos al decreto con fuerza de ley N° 2, de 1998, del Ministerio de Educación, deberán, para percibir la subvención respectiva, contratar únicamente a profesionales de la educación regidos por los títulos II y III de esta ley; con excepción de aquellas labores transitorias, optativas, especiales o de reemplazo en las podrá emplear otros profesionales.”

20) Reemplázase, a continuación del Título III, que ha pasado a ser IV, la frase “De la carrera de los profesionales de la educación del sector municipal”, por “De la dotación docente y el contrato de los profesionales de la educación del sector municipal”.

21) Reemplázase la numeración del artículo 19 por artículo 19 Z.

22) Modifícase el artículo 24 en el siguiente sentido:

a) Sustitúyese en su inciso tercero la expresión “una experiencia docente de cinco años.” por “encontrarse certificado al menos en el tramo avanzado del desarrollo profesional docente.”.

b) Sustitúyese en el inciso cuarto el guarismo “3” por “6”.

c) Agrégase los siguientes incisos quinto y sexto, nuevos:

“Para todos los efectos de esta ley, los profesionales señalados en el inciso anterior quedarán asimilados al tramo avanzado, mientras ejerzan dicha función.

Sin perjuicio de lo señalado en el inciso tercero, podrán designarse en cargos docentes directivos, distintos al de director, y en cargos técnico pedagógicos, a profesionales de la educación que no cuenten con el tramo avanzado. En este caso, no tendrán derecho a percibir la asignación de responsabilidad directiva o la de responsabilidad técnico-pedagógica, según corresponda.”.

23) Modificase el artículo 25, en el siguiente sentido:

a) Reemplázase el inciso segundo por el siguiente:

“Son titulares los profesionales de la educación que, encontrándose certificados en algún tramo de desarrollo profesional, se incorporan a una dotación docente previo concurso público de antecedentes.”.

b) Introdúcense los siguientes incisos, cuarto a octavo nuevos:

“Los profesionales de la educación que ingresen a una dotación en la calidad señalada en el inciso anterior no podrán ser contratados, bajo esta modalidad, por más de dos años.

Sin perjuicio de lo anterior, el docente principiante que realice el proceso de inducción podrá ser contratado por no más de tres años.

El docente principiante que no realice el proceso de inducción por una causa no imputable a su voluntad podrá ser contratado por no más de cuatro años.

Con todo, la contratación bajo esta modalidad del docente principiante, que haya optado voluntariamente por no realizar el proceso de inducción, se regirá por la regla general señalada en el inciso cuarto.

Para estos efectos se entenderá por docente principiante el definido en el inciso tercero del artículo 18 B.”.

24) Reemplázase en el inciso segundo del artículo 31 bis la frase “estar acreditado como Profesor de Excelencia Pedagógica, según lo dispuesto en la ley N° 19.715” por “estar certificado en el tramo avanzado, superior o experto”.

25) Reemplázase el inciso segundo del artículo 34 E por los siguientes incisos segundo y tercero, pasando el inciso tercero a ser cuarto y así sucesivamente:

“A estos concursos podrán postular aquellos profesionales de la educación que cumplan los siguientes requisitos:

a) Cumplir con los requisitos del artículo 24 de esta ley; y

b) Estar certificado, a lo menos, en el tramo avanzado.

Asimismo, podrán postular aquellos profesionales que estén en posesión de un título profesional o licenciatura de, al menos, ocho semestres y hayan ejercido funciones docentes al menos durante 6 años en un establecimiento educacional. En los casos en que la persona nombrada como Jefe del Departamento de Administración de Educación Municipal no sea profesional de la educación, dicho Departamento deberá contar con la asesoría de un docente encargado del área técnico pedagógica. Para los efectos de esta ley, el Jefe del Departamento de Administración de Educación Municipal que no sea profesional de la educación quedará asimilado al tramo superior con cinco bienios.”.

26) Agrégase el siguiente artículo 34 K:

“Artículo 34 K.- En el caso de los profesionales de la educación que hayan cesado en los cargos de Jefe del Departamento de Administración Municipal, Director, Subdirector, Inspector General y Jefe Técnico, y que continúen desempeñándose en la dotación en algunas de las funciones del artículo 5°, lo harán en el tramo de desarrollo profesional para el cual se encuentren certificados.

Los directores y Jefe del Departamento de Administración Municipal que sean profesionales de la educación y no contaban con certificación previa, lo harán transitoriamente en el tramo al cual se encuentran asimilados, accediendo al tramo que corresponda una vez rendidos los instrumentos señalados en el artículo 30. En todo caso deberán evaluarse al año siguiente de su incorporación al tramo en que están asimilados para obtener la certificación que les permitirá ingresar en forma definitiva a un tramo. Para estos efectos, a los profesionales que cesen en su nombramientos como Jefe del Departamento de Administración Municipal, no le será exigible el requisito de años de ejercicio para incorporase a un tramo.

Aquellos directores o jefes de departamentos de Departamentos de Administración Municipal, que no posean el título profesional de profesor o educador, al terminar su nombramiento, dejarán de regirse por esta ley, salvo en el caso de la educación media técnico profesional habilitados de acuerdo al decreto con fuerza de ley N°29, de 1981, del Ministerio de Educación.”.

27) Reemplázase el artículo 47 por el siguiente:

“Artículo 47.- Los profesionales de la educación del sector municipal gozarán de las siguientes asignaciones:

a) Asignación de Experiencia.

b) Asignación por Tramo de Desarrollo Profesional.

c) Asignación de Reconocimiento por Docencia en Establecimientos de Alta Concentración de Alumnos Prioritarios.

d) Asignación de Responsabilidad Directiva y Asignación de Responsabilidad Técnico-Pedagógica.

e) Bonificación de Reconocimiento Profesional.

f) Bonificación de Excelencia Académica.

Los sostenedores podrán establecer asignaciones especiales de incentivo profesional que no podrán ascender a un monto mensual mayor a un 20% de la asignación de tramo a que tiene derecho el profesional de la educación.

Su otorgamiento será evaluado anualmente, de acuerdo a la disponibilidad presupuestaria con que cuente el sostenedor para estos fines y al mérito del profesional de la educación.”.

28) Reemplázanse en el inciso primero del artículo 48 los siguientes guarismos: ““6,76%” por “3,38%”; “6,66%” por “3,33%”, y “100% por 50%””.

29) Reemplázase el artículo 49 por el siguiente:

“Artículo 49.- El profesional de la educación tendrá derecho a percibir una Asignación por Tramo de Desarrollo Profesional cuyo monto mensual dependerá del tramo en que se encuentra el docente y los bienios de experiencia profesional que tenga, y su valor máximo corresponderá al siguiente para un contrato de 44 horas y 15 bienios:

Lo dispuesto en el inciso anterior se aplicará en proporción a las horas establecidas en las respectivas designaciones o contratos, para aquellos profesionales de la educación que tengan una designación o contrato inferior a 44 horas cronológicas semanales, y en proporción a sus correspondientes bienios para aquellos que tengan una experiencia profesional inferior a 15 bienios.

Esta asignación tendrá el carácter de imponible y tributable, sólo servirá de base de cálculo para la asignación establecida en el artículo 50 y aquella tratada en el inciso segundo del artículo 47, y se reajustará en la misma oportunidad y porcentaje en que se reajusten las remuneraciones del sector público.”.

30) Reemplázase el artículo 50 por el siguiente:

“Artículo 50: La Asignación de Reconocimiento por Docencia en Establecimientos de Alta Concentración de Alumnos Prioritarios, será imponible y tributable, no servirá de base de cálculo de ninguna otra remuneración y será igual al 40% de la asignación de tramo a que tenga derecho el docente. Tendrán derecho a percibirla los profesionales de la educación que se encuentren certificados, y que se desempeñen en establecimientos con alta concentración de alumnos prioritarios.

Para estos efectos, se entenderá por establecimiento educacional de alta concentración de alumnos prioritarios, aquellos que tengan, al menos, un 60% de concentración de alumnos prioritarios de acuerdo a la ley N° 20.248.

En caso que el beneficiario se encuentre en el tramo inicial o temprano, sólo podrá percibirla, por una vez, hasta por el término de cuatro años desde su primera certificación en el tramo respectivo.

Los profesionales que se desempeñen en establecimientos que se encuentren ubicados en zonas rurales, y tengan una concentración de alumnos prioritarios menor a un 60 % y mayor o igual a un 45%, tendrán derecho a una asignación igual al 10% de su respectiva asignación de tramo.”.

31) Reemplázase el artículo 52 por el siguiente:

“Artículo 52.- Los profesionales de la educación que presten sus servicios en los establecimientos educacionales del sector municipal, tendrán derecho a conservar el porcentaje de la Asignación de Experiencia, la Bonificación de Reconocimiento Profesional y la Asignación por Tramo de Desarrollo Profesional al desempeñarse en otra comuna.

No obstante, las asignaciones por Reconocimiento por Docencia en Establecimientos de Alta Concentración de Alumnos Prioritarios, Bonificación de Excelencia Académica y de Responsabilidad Directiva o Técnico-Pedagógica, solamente se mantendrán si el nuevo empleo da derecho a percibirlas.”.

32) Reemplázase el artículo 54 por el siguiente:

“Artículo 54.- Los profesionales de la educación tendrán derecho a la Bonificación de Reconocimiento Profesional establecida en la ley N°20.158, que corresponderá a un componente base equivalente al 75% de la asignación por concepto de título y un complemento equivalente al 25% de ésta por concepto de mención, de conformidad al monto establecido en el inciso siguiente.

El monto máximo de esta asignación asciende a la suma de $ 228.258.- mensual por concepto de título y $76.086.- mensual por concepto de mención, para 30 o más horas de contrato. En los contratos inferiores a 30 horas se pagará la proporción que corresponda.

Se reajustará en la misma oportunidad y porcentaje que la Unidad de Subvención Educacional (USE) y será imponible, tributable y no servirá de base de cálculo para ninguna otra remuneración.”

33) Reemplázase el artículo 55 por el siguiente:

“Artículo 55.- Los profesionales de la educación que se desempeñen en un establecimiento educacional que haya sido seleccionado como de Desempeño de Excelencia Académica tendrán derecho a percibir una Bonificación de Excelencia Académica, en los términos que se establece en los artículos 15, 16 y 17 de la ley N° 19.410.”.

34) Deróganse los artículos 56, 57, 59, 60 y 61.

35) Modifícase el artículo 62 en el siguiente sentido:

a) Sustitúyese el inciso quinto por el siguiente:

“No obstante, no se considerarán para el cálculo de lo señalado en los dos primeros incisos de este artículo la Asignación de Reconocimiento por Docencia en Establecimientos de Alta Concentración de Alumnos Prioritarios, la Bonificación de Excelencia Académica, las remuneraciones por horas extraordinarias, y aquellas que no correspondan a contraprestaciones de carácter permanente, para los profesionales de la educación que se desempeñen en establecimientos educacionales del sector municipal, particular subvencionado o los regidos por el decreto ley Nº 3.166, de 1980.”.

b) Agrégase un nuevo inciso final del siguiente tenor:

“En los meses de enero de cada año, el valor de la Remuneración Total Mínima, se reajustará en la variación que experimente el índice de precios al consumidor determinado por el Instituto Nacional de Estadísticas entre los meses de enero a diciembre del año inmediatamente anterior. Las nuevas Remuneraciones Totales Mínimas, resultantes de la aplicación del este inciso, se fijarán mediante decretos supremos del Ministerio de Educación, que además deberán llevar la firma del Ministro de Hacienda.”.

36) Reemplázase el artículo 63 por el siguiente:

“Artículo 63.- La Asignación de Reconocimiento por Docencia en Establecimientos de Alta Concentración de Alumnos Prioritarios, será financiada directamente por el Ministerio de Educación.

La Bonificación de Excelencia Académica se pagará de acuerdo al artículo 40 del decreto con fuerza de ley N° 2, de 1998, del Ministerio de Educación.

La Asignación por Tramo de Desarrollo Profesional será de cargo del sostenedor para los docentes categorizados en los tramos inicial y temprano. Para aquellos docentes que se encuentren en los tramos avanzado, superior y experto, la asignación por tramo será de cargo del sostenedor hasta el valor correspondiente al tramo temprano según el respectivo bienio, y la diferencia será financiada por el Ministerio de Educación.

La Bonificación de Reconocimiento Profesional se otorgará de acuerdo al procedimiento establecido en la ley N° 20.158 y se financiará de acuerdo a las siguientes reglas:

a) Se financiará con la subvención de escolaridad del artículo 9° del decreto con fuerza de ley N° 2, del Ministerio de Educación, de 1998, el monto de $31.238.- para los profesionales de la educación con una jornada de 30 o más horas y en proporción a sus horas de trabajo para los demás profesionales beneficiarios de esta bonificación.

b) La diferencia entre los montos establecido en el artículo 54 y la letra anterior se financiará por el Ministerio de Educación a través de una transferencia directa.

El monto establecido en la letra a) se reajustará en la misma oportunidad y porcentaje que la unidad de subvención educacional (U.S.E.)”.

37) Deróganse los artículos 65, 66 y 67.

38) Modifícase el artículo 69 de la siguiente manera:

a) Reemplázase, en el inciso segundo, la expresión “33 horas” por la frase “28 horas con 30 minutos”.

b) Reemplázase, en el inciso cuarto, la frase “32 horas con 15 minutos” por la frase “28 horas con 30 minutos”.

39) Elimínase en el inciso sexto del artículo 70 la siguiente frase “Además, tratándose de docentes cuyos niveles de desempeño sean destacado o competente, éstos se considerarán para rendir la prueba de conocimientos disciplinarios y pedagógicos habilitante para acceder a la asignación variable por desempeño individual.”.

40) Agréganse al artículo 72, los siguientes literales m) y n), nuevos:

“m) Por aplicación de lo dispuesto en el artículo 19 S de esta ley.

n) Por aplicación de lo dispuesto en el artículo 19 U de esta ley.”.

41) Modifícase el artículo 73 bis en el siguiente sentido:

a) Introdúcese en su inciso primero, luego de la frase “la causal establecida en la letra l)”, lo siguiente: “y n)”.

b) Introdúcese en el inciso segundo, a continuación del punto final, que pasa a ser seguido, lo siguiente:

“Asimismo, quienes sean desvinculados de conformidad al literal n) del artículo 72, podrán optar a la indemnización por años de servicio señalada en el inciso final del artículo anterior, si procede, en el caso que fuere mayor.”.

42) Modifícase el artículo 74 en el siguiente sentido:

a) Agrégase a continuación del punto final del inciso primero, que ha pasado a ser punto seguido, lo siguiente: “Asimismo, por el mismo plazo, el profesional de la educación no podrá ser incorporado a ninguna dotación docente quien haya sido desvinculado por aplicación de los artículos 19 S y 19 U.”.

b) Sustitúyese en el inciso segundo del artículo 74, la frase “Si un profesional de la educación que se encontrare en la situación anterior” por la frase “Sin perjuicio de lo anterior, si un profesional que haya percibido la indemnización establecida en el artículo 73”.

43) Modifícase el artículo 80 de la siguiente manera:

a) Reemplázase en el inciso primero la expresión “33 horas” por la frase “28 horas con 30 minutos”.

b) Reemplázase en el inciso segundo la frase “32 horas con 15 minutos” por la frase “28 horas con 30 minutos”.

44) Reemplázase el artículo 84 por el siguiente:

“Artículo 84.- Los profesionales de la educación del sector particular subvencionado y aquellos que se desempeñen en los establecimientos educacionales regidos por el decreto ley N° 3.166, de 1980, gozarán de las asignaciones establecidas en los artículos 48, 49, 50, 54 y 55 de esta ley, en las condiciones establecidas en los mismos artículos, así como lo dispuesto en el artículo 63.

El sostenedor podrá otorgar otro tipo de remuneraciones con cargo a sus propios recursos.”.

45) Derógase el artículo 86.

46) Agrégase, en el artículo 87 un inciso primero nuevo, pasando el actual inciso primero a ser segundo y el segundo a ser tercero:

“Artículo 87.- Los profesionales de la educación que sean desvinculados de conformidad a lo establecido en el artículo 19 U de esta ley, tendrán derecho a una bonificación, de cargo del empleador, en los mismos términos del artículo 73 bis de la presente ley.”.

47) Derógase el inciso segundo del artículo 88.

48) Intercálase, entre el artículo 88 y el Título Final, el siguiente Título VI nuevo:

“TITULO VI

De los establecimientos de educación parvularia financiados con aportes regulares del Estado.

Artículo 88 A.- El presente Título se aplicará a los profesionales de la educación que desempeñen alguna de las funciones señaladas en el artículo 5º de esta ley en establecimientos que impartan educación parvularia y que son financiados con aportes regulares del Estado para su operación y funcionamiento. El establecimiento donde se desempeñan deberá, además, encontrarse reconocido oficialmente por el Estado.

Sin perjuicio de lo anterior, estos profesionales se regirán por las normas del Código del Trabajo y sus respectivas disposiciones complementarias en todo aquello que no esté expresamente establecido en este Título.

El presente Título no se aplicará a los profesionales de la educación que se desempeñen en establecimientos que imparten educación parvularia y que son subvencionados conforme al decreto con fuerza de ley N° 2, de 1998, del Ministerio de Educación, ni a los que se desempeñen en establecimientos pertenecientes a la Junta Nacional de Jardines Infantiles.

Artículo 88 B.- A los profesionales de la educación regidos por este Título les serán aplicables las siguientes normas:

a) Las del párrafo III del Título I de la presente ley.

b) Las del Título II con la excepción que para el cumplimiento del requisito establecido en el literal d) del artículo 18 C, se requerirá tener un contrato indefinido de trabajo, por un mínimo de 15 horas y un máximo de 38 horas semanales.

c) Las del Título III.

Artículo 88 C.- Establécese una asignación para los profesionales de la educación regidos por este título, que se certifiquen de conformidad al título III de esta ley, la que se calculará y pagará de la siguiente manera:

a) Su monto se establecerá sobre la base de la remuneración total mínima en los términos establecidos en el artículo 62 y las asignaciones establecidas en los artículos 48, 49, 50 y 54 de esta ley, calculadas de acuerdo al tramo de desarrollo profesional docente que certifique el profesional.

b) La asignación establecida en este artículo se pagará en caso que la remuneración que percibe el profesional de su empleador sea inferior a la remuneración y asignaciones señaladas en la letra a), y será equivalente a la diferencia entre ambos montos. Para estos efectos, la remuneración del profesional de la educación se determinará de acuerdo al promedio de los 12 meses inmediatamente anteriores a aquel en que se dictó la resolución del Centro de Perfeccionamiento, Experimentación e Investigaciones Pedagógicas que otorga la respectiva certificación. Esta asignación será de carácter mensual, imponible y tributable, no será base de cálculo de ninguna otra remuneración, y se absorberá por los aumentos de remuneraciones permanentes del profesional y por cualquier otro aumento de remuneraciones permanentes que establezca la ley. Con todo, esta asignación se reajustará en la misma oportunidad y porcentaje que se reajusten las remuneraciones del sector público.

c) Existirá el derecho a percibir esta asignación, mientras el profesional de la educación mantenga contrato vigente, de carácter indefinido y hasta su siguiente certificación de tramo o hasta la fecha en que debió certificarse, si ésta no se produce por causas imputables a él. Producida una nueva certificación de tramo, la asignación se volverá a calcular en los mismos términos señalados en las letras anteriores.

Artículo 88 D.- En los convenios de transferencia de recursos que los sostenedores suscriban para recibir aportes regulares del Estado para su operación y funcionamiento, se establecerá la obligación de pagar la asignación establecida en el presente título.

Un reglamento del Ministerio de Educación determinará la forma y oportunidad en que los sostenedores solicitarán, ejecutarán y rendirán los recursos para el financiamiento de las asignaciones establecidas en el presente artículo. Este reglamento se entenderá parte integrante de los convenios de transferencia citados.

Artículo 88 E.- Sin perjuicio de las causales de término de contrato establecidas en el Código del Trabajo, a los profesionales de la educación regulados por este título, se les aplicará lo dispuesto en los artículos 19 S y 19 U de la presente ley. Asimismo, los profesionales a los que se les aplique lo dispuesto en el artículo 19 U tendrán derecho a una bonificación, de cargo del empleador, en los mismos términos de la establecida en el artículo 73 bis de esta ley.”.

49) Elíminase el inciso segundo del artículo 90.

Artículo 2°.- Modifícase la ley N° 20.129 en el siguiente sentido:

1) Elimínase, en el artículo 27, la frase “Profesor de Educación Básica, Profesor de Educación Media, Profesor de Educación Diferencial y Educador de Párvulos”.

2) Agrégase, a continuación del artículo 27, el siguiente artículo 27 bis:

“Artículo 27 bis.- Solo las universidades acreditadas podrán impartir carreras y programas de estudio conducentes a los títulos profesionales de Profesor de Educación Básica, Profesor de Educación Media, Profesor de Educación Técnico Profesional, de Profesor de Educación Diferencial y Educador de Párvulos, siempre que dichas carreras y programas hayan obtenido acreditación.

Sin perjuicio de lo establecido en la presente ley, para obtener la acreditación de carreras y programas se deberá cumplir con los siguientes requisitos:

a) Que la universidad aplique la evaluación diagnóstica de la formación inicial en pedagogía, que determine el Ministerio de Educación, a todos sus estudiantes de las carreras de pedagogía que imparta.

b) Las universidades solo podrán admitir y matricular en dichas carreras y programas, alumnos que cumplan, a lo menos, con alguna de las siguientes condiciones:

i. Haber rendido la prueba de selección universitaria o el instrumento que la reemplace, ubicándose con un rendimiento que lo ubique en el percentil 70 o superior, teniendo en cuenta el promedio de las pruebas obligatorias;

ii. Tener un promedio de notas de la educación media, dentro del 30% superior de su establecimiento educacional, según el reglamento respectivo; o

iii. Haber realizado un programa de preparación y acceso de estudiantes de enseñanza media para continuar estudios de pedagogía en la educación superior reconocido por el Ministerio de Educación.

Se entenderá para estos efectos, que la prueba de selección universitaria es aquella que se aplica como mecanismo de admisión de estudiantes, por la mayor cantidad de universidades del Consejo de Rectores.

Un reglamento del Ministerio de Educación determinará el procedimiento e implementación de los requisitos de admisión y matrícula de las carreras y programas de Pedagogía previamente señalados.

Excepcionalmente, si la carrera o programa no obtuviera o perdiese la acreditación a que se refiere este artículo, la universidad no podrá admitir nuevos estudiantes, pero deberá seguir impartiéndolas hasta la titulación o egreso de sus estudiantes matriculados, los que de obtener el título respectivo, serán considerados profesionales de la educación, para todos los efectos legales, entendiéndose incluidos en el artículo 2° del decreto con fuerza de ley N° 1, de 1997, del Ministerio de Educación.”.

Artículo 3°.- Suprímese en el párrafo segundo del literal g) del artículo 46 del decreto con fuerza de ley N° 2, de 2009, del Ministerio de Educación, lo siguiente: “, o esté en posesión de un título profesional o licenciatura de al menos ocho semestres, de una universidad acreditada, en un área afín a la especialidad que imparta, para lo cual estará autorizado a ejercer la docencia por un período máximo de tres años renovables por otros dos, de manera continua o discontinua y a la sola petición del director del establecimiento. Después de los cinco años, para continuar ejerciendo la docencia deberá poseer el título profesional de la educación respectivo, o estar cursando estudios conducentes a dicho grado o acreditar competencias docentes de acuerdo a lo que establezca el reglamento. Este reglamento sólo podrá establecer los instrumentos de evaluación de conocimientos disciplinarios y prácticas pedagógicas como el medio idóneo para acreditar competencias docentes”.

Artículo 4°.- Introdúcense las siguientes modificaciones en el decreto con fuerza de ley N° 2, de 1998, del Ministerio de Educación:

1) Modifícase el artículo 9° en el siguiente sentido:

a) Sustitúyese el inciso primero por el siguiente:

“El valor unitario mensual de la subvención por alumno para cada nivel y modalidad de la enseñanza, expresado en unidades de subvención educacional (U.S.E.), corresponderá al siguiente:

b) Sustitúyese el inciso noveno por el siguiente:

“En el caso de los establecimientos educacionales que operen bajo el régimen de jornada escolar completa diurna, el valor unitario mensual por alumno, para los niveles y modalidades de enseñanza que se indican, expresado en unidades de subvención educacional (U.S.E.), será el siguiente:

c) Reemplázanse, en el inciso undécimo, los guarismos “7,39674” por “7,89436”; “8,14665” por “8,64427”; “6,33267” por “6,67119”, y “7,08258” por “7,42110”.

2) Modifícase el artículo 12 en el siguiente sentido:

a) Reemplázase en el inciso cuarto los guarismos “55,32110” por “55,76914” y “60,50430” por “60,95234”.

b) Reemplázase en el inciso quinto los guarismos “68,49479” por “68,94283” y “74,91951” por “75,36755”.

3) Derógase el artículo 41.

Artículo 5°.- Introdúcense las siguientes modificaciones en la ley N°19.410:

1) Derógase el artículo 8°.

2) Derógase el artículo 10.

3) Derógase el artículo 11.

4) Modifícase el artículo 12, remplazando la expresión “los artículos 7° a 11” por la expresión “los artículos 7° y 9°”.

5) Derógase el artículo 13.

6) Modifícase el artículo 14 en el siguiente sentido:

a) Sustitúyese en el inciso primero: “los beneficios establecidos en los artículos 7° a 11”, por lo siguiente: “lo establecido en el artículo 7° y 9°”.

b) Deróganse los incisos segundo y tercero.

Artículo 6°.- Introdúcense las siguientes modificaciones en la ley N° 19.598:

1) Derógase el artículo 1°.

2) Derógase el artículo 2°.

3) Reemplázase en el inciso primero del artículo 8° la frase “al pago de los siguientes beneficios: bonificación proporcional, bono extraordinario y planilla complementaria, establecido en los artículos 8º, 9º y 10 de la ley Nº 19.410; en la ley N° 19.504, y en este cuerpo legal.” por la siguiente “al pago de la planilla complementaria.”.

4) Modifícase el artículo 11 de la siguiente forma:

a) Sustitúyese en el inciso primero la referencia a los artículos “1° al 4°” por “3° y 4°”.

b) Elimínase del inciso segundo la expresión “de la bonificación proporcional, del bono extraordinario y”.

Artículo 7°.- Introdúcense las siguientes modificaciones en la ley N° 19.715:

1) Derógase el Título I “Aumento de la Bonificación Proporcional”.

2) Reemplázase el inciso primero del artículo 8° por el siguiente, nuevo:

“Artículo 8°.- Los recursos que reciban los sostenedores de los establecimientos particulares subvencionados derivados de esta ley, por concepto de aumento de subvención, serán destinados exclusivamente al pago de los siguientes beneficios: incremento del valor hora vigente al 31 de enero de 2001 y de la planilla complementaria, cuando corresponda.”.

3) Modifícase el artículo 10 de la siguiente forma:

a) Sustitúyese en el inciso primero la referencia a los artículos “1° al 4°” por “3° y 4°”.

b) Elimínase en el inciso final la expresión “, de la bonificación proporcional, del bono extraordinario”.

4) Reemplázase la denominación del Título IX “De la Asignación de Excelencia Pedagógica y de la Red de Maestros” por “De la Red de Maestros”.

5) Deróganse los artículos 14 y 15.

6) Modifícase el artículo 16 de la siguiente forma:

a) Sustitúyese el numeral 1), por el siguiente:

“1) Estar certificado en el tramo de desarrollo Superior o Experto del sistema de desarrollo profesional docente;”.

b) Remplázase, en el numeral 2), la palabra “Participar” por “Inscribirse”.

c) Elimínase, en el numeral 2, la frase “, habiendo oído a entidades relevantes y organismos representativos directamente vinculados al quehacer educacional. En él se evaluarán las competencias, desempeño y logros profesionales de los docentes, mediante instrumentos idóneos que se desarrollarán con dicho propósito”

Artículo 8°.- Introdúcense las siguientes modificaciones en la ley N° 19.933:

1) Derógase el Capítulo I del Título I “Aumento de la Bonificación Proporcional”.

2) Modifícase el artículo 9° en el siguiente sentido:

a) Sustitúyese el inciso segundo por el siguiente:

“Los recursos que reciban los sostenedores de los establecimientos particulares subvencionados derivados de esta ley, por concepto de aumento de subvención, serán destinados exclusivamente al pago de los siguientes beneficios: incremento del valor hora vigente al 31 de enero de 2004; así como de los incrementos del valor hora para los años 2005 y 2006 dispuestos en el artículo 10 de esta ley y, cuando corresponda, planilla complementaria.”.

b) Derógase el inciso tercero.

3) Modifícase el artículo 11 de la siguiente forma:

a) Suprímese, en el inciso primero, la expresión “1°, 2°,”.

b) Suprímese, en el inciso final, la siguiente frase “, de la bonificación proporcional, del bono extraordinario”.

4) Deróganse los artículos 17 y 17 bis.

Artículo 9°.- Introdúcense las siguientes modificaciones en el decreto con fuerza de ley N° 1, de 2002, del Ministerio de Educación:

1) Deróganse los Títulos I al VI.

2) Modifícase el artículo 30 en el siguiente sentido:

a) Reemplázase la expresión “selección” por “inscripción”.

b) Reemplázase la frase “con los requisitos contenidos en el párrafo siguiente” por “los requisitos establecidos en el artículo siguiente.

3) Modifícase el artículo 31 de la siguiente forma:

a) Sustitúyese, en el inciso primero, la expresión “selección” por “inscripción”.

b) Reemplázanse, los numerales 1 y 2 del inciso segundo por los siguientes:

“1.- Estar certificado en el tramo de desarrollo superior o experto del sistema de desarrollo profesional docente.

2.- Participar en un mecanismo voluntario de inscripción para integrarse a la Red.”.

4) Deróganse los artículos 32 y 33.

5) Sustitúyese en el artículo 34 la frase “declarar la integración de los postulantes seleccionados a” por “elaborar y publicar la nómina de los nuevos profesionales de la educación que pasan a integrar”.

6) Reemplázase en el inciso primero del artículo 35 la frase “acreditación para percibir la asignación de excelencia pedagógica” por “certificación en el tramo de desarrollo superior o experto del sistema de desarrollo profesional docente”.

7) Sustitúyese, en la parte final del inciso segundo del artículo 38, la frase “para lo cual considerará las siguientes variables: número de docentes de aula por Región, número de docentes con derecho a percibir la Asignación de Excelencia Pedagógica; y, número de horas docentes por Región” por “según el número de docentes de aula y la proporción de alumnos prioritarios, ambos por región”.

8) Sustitúyese en el numeral 1) del artículo 51 la expresión “selección” por “inscripción”.

Artículo 10.- Derógase el decreto con fuerza de ley N° 2, de 2012, del Ministerio de Educación.

DISPOSICIONES TRANSITORIAS

Párrafo 1°

Disposiciones generales.

Artículo primero.- La presente ley entrará en vigencia en la fecha de su publicación, sin perjuicio de lo establecido en los artículos transitorios siguientes.

Artículo segundo.- La disminución de horas lectivas de la función docente establecida en los artículos 69 y 80 del decreto con fuerza de ley N°1, de 1997, del Ministerio de Educación, entrará en vigencia el año escolar de 2018. El año escolar de 2016, las horas de docencia de aula establecidas en los artículos 69 y 80 del decreto con fuerza de ley N°1, de 1997, del Ministerio de Educación, para una jornada de 44 horas, no podrá exceder de 30 horas 45 minutos, excluidos los recreos. Para el caso de los establecimientos que funcionen en Régimen de Jornada Escolar Completa Diurna, las horas de docencia de aula establecidas en los artículos 69 y 80, para una jornada de 44 horas, no podrán exceder de 30 horas 45 minutos, excluidos los recreos.

Artículo tercero.- Los profesionales de la educación a quienes les falten cinco o menos años para la edad legal de jubilación podrán mantener su última remuneración mensual devengada, la que se reajustará en el mismo porcentaje y en la misma oportunidad que las remuneraciones del sector público, no aplicándoseles las reglas relativas al desarrollo profesional docente establecidas en el Título III del decreto con fuerza de ley N° 1, de 1997, del Ministerio de Educación, siempre que presenten su renuncia irrevocable a su cargo al respectivo sostenedor o administrador, según corresponda, la que se hará efectiva a la edad legal de jubilación, por el solo ministerio de la ley.

Para efectos de lo establecido en este artículo, se entenderá por última remuneración mensual devengada la establecida en los incisos primero y segundo del artículo 172 del Código del Trabajo, y que percibió el profesional de la educación en el mes en que presentó su renuncia.

Sin perjuicio de lo establecido en este artículo, será aplicable a los profesionales del sector municipal el sistema de evaluación establecido en el artículo 70 del decreto con fuerza de ley N° 1, de 1997, del Ministerio de Educación.

Artículo cuarto.- No obstante lo señalado en el artículo anterior, los profesionales de la educación podrán acogerse a lo establecido en el inciso final del artículo 70 del decreto con fuerza de ley N° 1, de 1997, del Ministerio de Educación, en cuyo caso no podrán acceder al proceso de certificación establecido en la presente ley.

Artículo quinto.- Las derogaciones y modificaciones a las asignaciones y demás beneficios pecuniarios establecidos en los numerales 27, 28, 29, 30, 31, 32, 33, 34, 35, 36, 37, 44 y 45 del artículo 1°; artículo 5°; artículo 6°; numerales 1, 2, 3, 4 y 5 del artículo 7°; y numerales 1 y 2 artículo 8°, todos de esta ley, no se aplicarán a aquellos profesionales de la educación que no se rijan por lo establecido en el Título III del decreto con fuerza de ley N° 1, de 1997, del Ministerio de Educación.

Sin perjuicio de lo anterior, los profesionales de la educación que hayan accedido a algún tramo del desarrollo profesional docente y sean beneficiarios de las asignaciones señaladas en el párrafo VI del Título IV o las reguladas en el artículo 84 y 85 del Título V del decreto con fuerza de ley N°1, de 1997, del Ministerio de Educación, no tendrán derecho a ellas en las relaciones laborales con sostenedores que no deban dar aplicación a lo señalado en el Título III del decreto con fuerza de ley N° 1, de 1997, del Ministerio de Educación, debiendo regirse por lo señalado en el inciso primero.

Por su parte, la asignación por desempeño en condiciones difíciles será incompatible con la asignación de reconocimiento por docencia en establecimientos de alta concentración de alumnos prioritarios. De este modo, el profesional de la educación tendrá derecho a la de mayor monto, mientras tenga derecho a percibir ambas, a menos que opte expresamente por lo contrario.

Artículo sexto.- Sin perjuicio de lo establecido en el artículo anterior, los profesionales de la educación que sean beneficiarios de las siguientes asignaciones, las continuarán percibiendo, en los términos establecidos en las leyes que las regulan:

a) La asignación variable por desempeño individual, establecida en el artículo 17 de la ley N° 19.933; y

b) La asignación de excelencia pedagógica, establecida en el decreto con fuerza de ley Nº 2, de 2012, del Ministerio de Educación.

Estas asignaciones se percibirán hasta el término del respectivo plazo por el cual fueron concebidas, en conformidad a sus propias leyes, y no se considerarán para los efectos del cálculo de la planilla suplementaria o remuneración complementaria adicional, según corresponda, que se establecen en los artículos décimo octavo y trigésimo segundo transitorios.

Dichas asignaciones serán incompatibles con la asignación por tramo de desarrollo profesional establecida en el artículo 49 del decreto con fuerza de ley N° 1, de 1996, del Ministerio de Educación. De este modo, el profesional de la educación que tendrá derecho a asignación por tramo del desarrollo profesional o a la suma de las asignaciones señaladas en el inciso primero de este artículo, según lo que resulte de mayor monto, mientras tenga derecho a percibirlas, a menos que opte expresamente por lo contrario.

Tampoco serán consideradas para los efectos del cálculo de la planilla suplementaria o remuneración complementaria adicional, según corresponda, la bonificación de excelencia que le corresponda percibir, al respectivo profesional de la educación, de conformidad a lo establecido en el artículo 17 de la ley N° 19.410, y la asignación por desempeño en condiciones difíciles.

Artículo séptimo.- Lo establecido en el artículo tercero de la presente ley entrará en vigencia en el plazo de cinco años, contado desde la entrada en vigencia de la presente ley.

Párrafo 2°

Transición para los profesionales que se desempeñan en el sector municipal.

Artículo octavo.- Los profesionales de la educación que a la entrada en vigencia de la presente ley sean parte de dotaciones de establecimientos educacionales del sector municipal serán asignados a los tramos del desarrollo profesional docente establecidos en el Título III del decreto con fuerza de ley N° 1, de 1997, del Ministerio de Educación, de conformidad a los artículos siguientes.

Artículo noveno.- La asignación a los tramos del desarrollo profesional docente se hará de conformidad a los años de experiencia profesional; los resultados obtenidos en el instrumento portafolio del sistema de evaluación establecido en el artículo 70 del decreto con fuerza de ley N° 1, de 1997, del Ministerio de Educación, y su reglamento o en el instrumento portafolio establecido en el artículo 12 del decreto con fuerza de ley N° 2, de 2012, del Ministerio de Educación, según corresponda; y el resultado obtenido en la prueba de conocimientos disciplinarios que haya rendido para percibir la asignación establecida en el artículo 15 de la ley N° 19.715 o la establecida en el artículo 17 de la ley N° 19.933.

De este modo, para poder ser asignado a un tramo del desarrollo profesional docente, conforme los resultados obtenidos en los instrumentos de evaluación, de conformidad a lo establecido en el artículo décimo primero transitorio de la presente ley, se deberá contar, a lo menos, con los años de experiencia profesional señalados en el artículo duodécimo transitorio de la presente ley.

Artículo décimo.- Se considerarán los resultados obtenidos en la última aplicación, para los efectos de lo establecido en el artículo anterior, desde la entrada en vigencia de esta ley, de los instrumentos de evaluación señalados en dicha disposición.

En el caso que el profesional de la educación haya rendido ambos instrumentos portafolio de los señalados en el inciso primero del artículo anterior y que, conforme al inciso anterior, ninguno de ellos pueda considerarse la última aplicación, para efectos de la asignación de tramo que tratan las disposiciones transitorias siguientes, se considerará el instrumento con el mejor resultado.

Artículo undécimo.- Los profesionales de la educación podrán acceder a los siguientes tramos del desarrollo profesional docente, según los resultados obtenidos en los instrumentos señalados en el artículo noveno transitorio de la presente ley y lo establecido en el artículo 19 K del decreto con fuerza de ley N° 1, de 1997, del Ministerio de Educación, de conformidad al siguiente cuadro:

Artículo duodécimo.- Para acceder a los tramos que correspondan según el artículo anterior, los profesionales de la educación deberán además contar con un mínimo de años de ejercicio profesional docente que se señalan a continuación.

Podrán ser asimilados al tramo de desarrollo temprano o avanzado aquellos profesionales de la educación que cuenten, a lo menos, con 6 años de experiencia profesional docente.

Podrán ser asimilados al tramo de desarrollo profesional superior aquellos profesionales de la educación que cuenten, a lo menos, con 10 años de experiencia profesional docente.

Por último, podrán ser asimilados al tramo de desarrollo profesional experto aquellos profesionales que cuenten, a lo menos, con 14 años de experiencia profesional docente.

Aquellos profesionales de la educación que, de conformidad al artículo anterior, debiesen acceder a un tramo superior al correspondiente por sus años experiencia profesional, serán asignados al tramo que corresponda conforme a este último criterio.

Artículo decimotercero.- Aquellos profesionales de la educación que no puedan ser asignados a un tramo de desarrollo profesional docente, a causa de contar únicamente con el instrumento portafolio profesional, no habiendo rendido la correspondiente prueba, accederán al desarrollo profesional docente en el tramo mínimo correspondiente al instrumento rendido. De este modo, serán asignados a los tramos del desarrollo profesional docente conforme las siguientes reglas:

a) Quienes hayan obtenido un resultado “A”, serán asimilados transitoriamente al tramo avanzado.

b) Quienes hayan obtenido un resultado “B”, serán asimilados transitoriamente al tramo temprano.

c) Quienes hayan obtenido un resultado “C”, “D” e “E”, serán asimilados transitoriamente al tramo inicial.

Con todo, una vez rendida la respectiva prueba de conocimientos disciplinarios, de conformidad a lo establecido en el decreto con fuerza de ley Nº 1, de 1997, del Ministerio de Educación, podrán acceder al tramo que corresponda, conforme lo establecido en el artículo undécimo transitorio.

Artículo decimocuarto.- Aquellos profesionales de la educación que, de conformidad a los artículos anteriores, no puedan ser asignados a ningún tramo del desarrollo profesional docente serán asignados al tramo inicial.

Sin perjuicio de lo anterior, dichos profesionales podrán acceder al tramo que corresponda, una vez rendidos los instrumentos para la certificación respectiva, de conformidad a lo establecido en el Título III del decreto con fuerza de ley N° 1, de 1997, del Ministerio de Educación.

Artículo decimoquinto.- Los profesionales de la educación que se desempeñen como Director serán asignados al tramo avanzado; por su parte, quienes se desempeñen como Jefe de Departamento de Administración de Educación Municipal serán asignados al tramo superior del desarrollo profesional docente y, para efectos de la percepción de la asignación de tramo establecida en el artículo 49 del decreto con fuerza de ley N° 1, de 1997, del Ministerio de Educación, se considerarán los años de ejercicio profesional que acrediten.

Artículo decimosexto.- Antes del 31 de julio de 2016 el Centro de Perfeccionamiento, Experimentación e Investigaciones Pedagógicas dictará una resolución en donde señalará el tramo asignado y el bienio que corresponda a los profesionales de la educación establecidos en el artículo octavo transitorio de la presente ley, la que surtirá sus efectos, para todos los efectos legales, el mes de julio de 2017.

Artículo decimoséptimo.- Los profesionales de la educación principiantes, conforme lo establecido en el artículo 18 B del nuevo título II del decreto con fuerza de ley N° 1, de 1997, del Ministerio de Educación, podrán postular al proceso de inducción desde el año escolar 2017.

Artículo decimoctavo.- La entrada en vigencia de la presente ley no implicará la disminución de las remuneraciones de aquellos profesionales de la educación que ingresen al desarrollo profesional docente por la aplicación de las disposiciones transitorias del presente párrafo.

En el caso que la remuneración promedio de los seis meses inmediatamente anteriores al ingreso al desarrollo profesional docente sea mayor a la que le corresponda legalmente por dicho ingreso, la diferencia deberá ser pagada mediante una planilla suplementaria, la que se absorberá por los futuros aumentos de remuneraciones que correspondan a los profesionales de la educación, excepto los derivados de reajustes generales que se otorguen a los trabajadores del sector público. Esta planilla será imponible y tributable, de conformidad a la ley.

Para efectos del cálculo de la remuneración promedio, se entenderá por remuneración la establecida en los incisos primero y segundo del artículo 172 del Código del Trabajo, sin perjuicio de las asignaciones excluidas de la planilla, de conformidad al artículo sexto transitorio.

Artículo decimonoveno.- A los profesionales de la educación que, a la entrada en vigencia de la presente ley, se desempeñen como directores o en cargos de exclusiva confianza de éste, no les será aplicable lo establecido en el inciso tercero del artículo 24 del decreto con fuerza de ley N° 1, de 1997, del Ministerio de Educación, únicamente hasta el cese de sus funciones o el término del período de su nombramiento, según corresponda.

Artículo vigésimo.- A los profesionales de la educación que, a la entrada en vigencia de la presente ley, se encuentren designados a contrata o contratados a plazo, en una dotación del sector municipal, no les será aplicable durante el plazo de cuatro años lo establecido en el inciso cuarto del artículo 25.

Párrafo 3º

Transición para los profesionales que se desempeñan en el sector particular subvencionado y establecimientos regidos por el decreto ley N° 3.166, de 1980.

Artículo vigésimo primero.- Los profesionales de la educación que, a la entrada en vigencia de la presente ley, se desempeñen en establecimientos educacionales particulares subvencionados de acuerdo al decreto con fuerza de ley N° 2, de 1998, del Ministerio de Educación o en establecimientos regidos por el decreto ley N° 3.166, de 1980, seguirán rigiéndose por una relación laboral de derecho privado, sin perjuicio que les resultará aplicable el Título III del decreto con fuerza de ley N° 1, de 1997 del Ministerio de Educación de conformidad a las disposiciones transitorias establecidas en el presente párrafo.

Artículo vigésimo segundo.- La aplicación del Título III de decreto con fuerza de ley N° 1 de 1997, del Ministerio de Educación, a los profesionales señalados en el artículo anterior será gradual, en un proceso dividido en dos etapas, la primera de carácter voluntaria para los sostenedores o administradores de los establecimientos en que aquellos se desempeñen, conforme los cupos de docentes que se dispongan para ello; y la segunda de carácter obligatoria para los restantes sostenedores o administradores señalados en el artículo vigésimo sexto transitorio.

Lo dispuesto en el Título II de decreto con fuerza de ley N° 1 de 1997, del Ministerio de Educación, les será aplicable una vez que comiencen a regirse por lo establecido en el Título III de decreto con fuerza de ley N° 1, de 1997, del Ministerio de Educación, de conformidad a los artículos siguientes.

Artículo vigésimo tercero.- La primera etapa comenzará el año 2018 y finalizará el año 2025, y en ella será voluntaria la adscripción de los sostenedores o administradores al desarrollo profesional docente de sus respectivos profesionales de la educación, pudiendo optar, para estos efectos, con todos los docentes de su dependencia, a los cupos de docentes que anualmente disponga el Centro de Perfeccionamiento, Experimentación e Investigaciones Pedagógicas de conformidad de conformidad al artículo siguiente.

Artículo vigésimo cuarto.- Corresponderá al Ministerio de Educación disponer anualmente, durante el período señalado en el artículo anterior, el número total de cupos para profesionales de la educación que ingresarán al desarrollo profesional docente. Dichos cupos serán determinados según disponibilidad presupuestaria, por medio de una resolución que deberá ser visada por la Dirección de Presupuestos.

Con todo, los cupos corresponderán a lo menos a un séptimo de los profesionales de la educación regidos por este párrafo y se establecerán mediante una resolución del Centro que deberá publicarse antes del mes de julio del año anterior al que se dispondrán.

Artículo vigésimo quinto.- Los sostenedores o administradores de establecimientos educacionales cuyos profesionales se rijan por el presente párrafo podrán postular a los cupos disponibles de docentes, mediante una solicitud escrita, que deberá ser presentada antes del último día hábil del mes de agosto del año anterior al que desean someter a dichos profesionales, a lo establecido en el Título III del decreto con fuerza de ley N° 1, de 1997, del Ministerio de Educación.

Artículo vigésimo sexto.- En el caso que postulen sostenedores o administradores con un mayor número de profesionales de la educación que cupos disponibles, el Centro deberá asignar dichos cupos a aquellos cuyos establecimientos educacionales cuenten con un mayor porcentaje de alumnos prioritarios de conformidad a lo establecido en el artículo 2° de la ley N° 20.248, hasta que, con los establecimientos asignados, se completen los cupos de docentes disponibles.

Con todo, se entenderá, para todos los efectos legales, que postulan a los cupos del año siguiente aquellos sostenedores o administradores que, habiendo postulado oportunamente y en la forma legal, no se adjudiquen cupos para aplicar a todos sus profesionales de la educación el Título III del decreto con fuerza de ley N° 1, de 1997, del Ministerio de Educación, y así sucesivamente.

Para estos efectos, el Centro deberá dictar una resolución, antes del 31 de diciembre del año de las respectivas postulaciones, adjudicando los cupos de docentes que haya dispuesto para esa ocasión.

Artículo vigésimo séptimo.- Los profesionales de la educación dependientes de establecimientos educacionales de sostenedores adjudicatarios de los cupos señalados en el artículo anterior, serán asignados a los tramos del desarrollo profesional docente de conformidad a los artículos noveno, décimo, undécimo, duodécimo, décimo tercero y décimo cuarto transitorios anteriores, según corresponda.

Para estos efectos, antes del 31 de marzo del año siguiente a la postulación, el Centro dictará una resolución en la cual señalará el tramo asignado y el bienio que corresponda a dichos profesionales de la educación, la que surtirá sus efectos, para todos los efectos legales, el mes de julio del año siguiente a la postulación.

Artículo vigésimo octavo.- Se regirán por el Título III del decreto con fuerza de ley N° 1, de 1997, del Ministerio de Educación, desde el mes de julio de 2027, los profesionales de la educación dependientes de sostenedores o administradores regidos por el presente párrafo.

Para la aplicación de lo establecido en el inciso anterior, se aplicará la asignación de tramos del desarrollo profesional docente establecida en el artículo vigésimo séptimo transitorio.

Artículo vigésimo noveno.- El Centro dictará una resolución antes del mes diciembre del año anterior en que rijan a los profesionales de la educación señalados en el artículo anterior las disposiciones del Título III del decreto con fuerza de ley N° 1, de 1997, del Ministerio de Educación, informando a los sostenedores tanto de aquella circunstancia, como de la asignación de tramos que correspondan de conformidad al artículo vigésimo séptimo transitorio.

Artículo trigésimo.- Los profesionales de la educación principiantes, conforme lo establecido en el artículo 18 B del Título II del decreto con fuerza de ley N° 1, de 1997, del Ministerio de Educación, podrán postular al proceso de inducción a partir del año escolar siguiente al que el establecimiento en que se desempeñe comience a regirse por lo establecido en el Título III, del decreto con fuerza de ley N° 1, de 1997, del Ministerio de Educación.

Artículo trigésimo primero.- La entrada en vigencia de la presente ley no implicará la disminución de las remuneraciones de aquellos profesionales de la educación que se desempeñen en el sector regulado en el presente párrafo.

En el caso que la remuneración promedio de los seis meses inmediatamente anteriores al ingreso al desarrollo profesional docente sea mayor a la que le corresponda legalmente por dicho ingreso, la diferencia deberá ser pagada mediante una remuneración complementaria adicional, la que se absorberá por los futuros aumentos de remuneraciones que correspondan a estos profesionales de la educación, excepto los derivados de reajustes generales que se otorguen a los trabajadores del sector público. Esta remuneración complementaria adicional será imponible y tributable, de conformidad a la ley.

Para los efectos del cálculo de la remuneración a que se refieren los incisos anteriores, se estará a lo dispuesto en los incisos primero y segundo del artículo 172 del Código del Trabajo, sin perjuicio de las asignaciones excluidas de esta remuneración de conformidad al artículo sexto transitorio.

En todo caso, los beneficios que se otorguen con posterioridad a la fecha en que los profesionales de la educación comiencen a regirse por el Título III del decreto con fuerza de ley N° 1, de 1996, del Ministerio de Educación, en virtud de un instrumento colectivo o de un acuerdo individual entre el profesional y su empleador, serán de costo de este último.

Párrafo 4°

Transición para la formación de los profesionales de la educación.

Artículo trigésimo segundo.- Para las carreras y programas de pedagogía que, a la fecha de la publicación de la presente ley se encuentren acreditadas, se considerará que dicha acreditación cumple con lo dispuesto en los literales a) y b) del artículo 27 bis de la ley N° 20.129, introducido mediante la presente ley.

Las universidades que no hayan acreditado las carreras de pedagogía que impartan a la fecha de publicación de esta ley, tendrán un plazo de tres años para obtener tanto la acreditación institucional, como la de la carrera o programa, contado desde aquella.

Si la carrera o programa no obtuviera la acreditación a que se refiere el inciso precedente, la universidad no podrá admitir nuevos estudiantes, pero deberá seguir impartiéndolas hasta la titulación o egreso de sus estudiantes matriculados.

Con todo, los estudiantes de carreras y programas de pedagogía no acreditadas y que se encuentren matriculados a la fecha de publicación de la presente ley, o bien, estuvieren en la situación descrita en el inciso anterior, serán, de obtener el título respectivo, considerados profesionales de la educación para todos los efectos legales, entendiéndose incluidos en el artículo 2° del decreto con fuerza de ley N° 1, de 1996, del Ministerio de Educación.

Artículo trigésimo tercero.- Los requisitos para la admisión universitaria señalados en el artículo 27 bis literal b) de la ley N° 20.129, que se introducen mediante la presente ley, entrarán en vigencia el año 2020, sin perjuicio de las reglas de gradualidad en su implementación que se establecen en los incisos siguientes.

Para los procesos de admisión universitaria de los años 2016 y 2017, los requisitos señalados en el artículo 27 bis literal b) de la ley N° 20.129, serán los siguientes:

a. Haber rendido la prueba de selección universitaria o el instrumento que la reemplace, obteniendo un rendimiento que lo ubique en el percentil 50 o superior, teniendo en cuenta el promedio de las pruebas obligatorias;

b. Tener un promedio de notas de la educación media, dentro del 50% superior de su establecimiento educacional, según el reglamento respectivo; o

c. Haber realizado un programa de preparación y acceso de estudiantes de enseñanza media para continuar estudios de pedagogía en la educación superior reconocido por el Ministerio de Educación.

Para los procesos de admisión universitaria de los años 2018 y 2019 los requisitos referidos en el artículo 27 bis literal b) de la ley N° 20.129 serán los siguientes:

i. Haber rendido la prueba de selección universitaria o el instrumento que la reemplace, obteniendo un rendimiento que lo ubique en el percentil 40 o superior, teniendo en cuenta el promedio de las pruebas obligatorias;

ii. Tener un promedio de notas de la educación media, dentro del 40% superior de su establecimiento educacional, según el reglamento respectivo, o

iii. Haber realizado un programa de preparación y acceso de estudiantes de enseñanza media para continuar estudios de Pedagogía en la educación superior reconocido por el Ministerio de Educación.

Párrafo 5°

Transición para los profesionales que se desempeñan en establecimientos que atiendan estudiantes con necesidades educativas especiales.

Artículo trigésimo cuarto.- Los profesionales de la educación que se desempeñen en establecimientos que, de conformidad a lo establecido en el decreto con fuerza de ley N° 2, de 1998, del Ministerio de Educación y su reglamento, sean escuelas de educación especial, accederán al desarrollo profesional docente desde la entrada en vigencia de la presente ley, de conformidad a las normas siguientes.

Artículo trigésimo quinto.- Para efectos de lo establecido en el artículo anterior, hasta el término de diez años, contado desde la entrada en vigencia de la presente ley, para la habilitación a los tramos del desarrollo profesional docente se considerará únicamente una prueba escrita de conocimientos disciplinarios, adecuada a su respectiva especialidad que, para estos efectos, elaborará e implementará el Centro de Perfeccionamiento, Experimentación e Investigaciones Pedagógicas del Ministerio de Educación.

Artículo trigésimo sexto.- El Centro de Perfeccionamiento, Experimentación e Investigaciones Pedagógicas del Ministerio de Educación deberá implementar el instrumento de evaluación señalado en el artículo anterior el año 2017, para las respectivas asignaciones de tramo al año 2018, las que surtirán sus efectos legales desde el mes de julio del mismo año.

Artículo trigésimo séptimo.- El Centro señalado en el artículo anterior, certificará los conocimientos, debiendo considerar los siguientes parámetros de evaluación de la prueba de conocimientos disciplinarios, de acuerdo a lo siguiente:

a) Quienes obtengan un resultado D serán asignados al tramo inicial del desarrollo profesional docente.

b) Quienes obtengan un resultado C, serán asignados al tramo temprano.

c) Quienes obtengan un resultado B, serán asignados al tramo avanzado.

d) Quienes obtengan un resultado A (2), serán asignados al tramo superior.

e) Quienes obtengan un resultado A (1), serán asignados al tramo experto del desarrollo profesional docente.

Para estos efectos, se aplicará la siguiente tabla:

El Centro de Perfeccionamiento, Experimentación e Investigaciones Pedagógicas establecerá los criterios técnicos, públicos y objetivos, para la aplicación de lo establecido en el inciso anterior.

Artículo trigésimo octavo.- La entrada en vigencia de la presente ley no implicará la disminución de las remuneraciones de aquellos profesionales de la educación que se desempeñen en los establecimientos regulados en el presente párrafo. Para dichos efectos, se estará a lo establecido en los artículos décimo octavo transitorio y trigésimo segundo transitorio, según corresponda.

Párrafo 6°

Aplicación del desarrollo profesional docente para el nivel parvulario.

Artículo trigésimo noveno.- El decreto con fuerza de ley N° 1 del Ministerio de Educación, de 1996 y las modificaciones introducidas en la presente ley, se aplicarán a contar del año 2020 para los profesionales de la educación regidos por el título VI.

Artículo cuadragésimo.- Los profesionales de la educación señalados en el inciso anterior que, al año 2024, no se encuentren certificados en conformidad a esta ley, serán asignados al tramo inicial de desarrollo profesional docente, salvo los profesionales principiantes, quienes se regirán por las reglas especiales que para ellos establece esta ley.

Artículo cuadragésimo primero.- Los profesionales de la educación principiantes, conforme lo establecido en el artículo 18 B de la presente ley, podrán postular al proceso de inducción desde el año escolar 2020, para iniciarlo el año escolar 2021.

Artículo cuadragésimo segundo.- Corresponderá al Centro de Perfeccionamiento, Experimentación e Investigaciones Pedagógicas, realizar la coordinación técnica para la adecuada implementación del proceso de certificación de los profesionales señalados en el artículo vigésimo noveno transitorio, fijando su calendarización a más tardar el 30 de junio de 2019, para ser aplicado a contar del inicio del año escolar 2020. Esta calendarización será gradual, debiendo considerar la incorporación al sistema de un 20 por ciento de los establecimientos por año, para su aplicación universal al año 2025.

Artículo cuadragésimo tercero.- Facúltase al Presidente de la República para que dentro de un año, contado desde la publicación de esta ley, a través de uno o más decretos con fuerza de ley, expedidos por intermedio del Ministerio de Educación y suscritos por el Ministro de Hacienda, regule las siguientes materias:

1. Adecuar, para los profesionales de planta y a contrata de la Junta Nacional de Jardines Infantiles, que cumplan funciones de dirección de establecimientos de educación parvularia o pedagógicas en dichos establecimientos, los procesos de inducción y mentoría contemplados en el título II, del decreto con fuerza de ley N° 1, del Ministerio de Educación, de 1996, pudiendo establecer para tal efecto, especialmente: su duración; requisitos que deberán reunir los profesionales para optar a dicho proceso; el sistema de postulación a los cupos del proceso y la forma en que serán asignados; derechos y obligaciones de los participantes; determinar los requisitos para la inscripción en el registro público de mentores que refiere el inciso siguiente; derechos y obligaciones del mentor y causales de término de la mentoría; evaluación de los participantes y mentores del proceso, y todas las demás normas necesarias para el adecuado funcionamiento del referido proceso.

2. Adecuar para los profesionales de planta y a contrata de la Junta Nacional de Jardines Infantiles, que cumplan funciones de dirección de establecimientos de educación parvularia o pedagógicas en dichos establecimientos, la aplicación del sistema de certificación de competencias pedagógicas y conocimientos disciplinarios contemplado en el título III del decreto con fuerza de ley N° 1, del Ministerio de Educación, de 1996. En el ejercicio de esta facultad podrá establecer, especialmente: las oportunidades de certificación y sus efectos; los casos en que la certificación será obligatoria y voluntaria; los profesionales que estarán exceptuados de la aplicación del sistema; y todas las demás normas necesarias para el adecuado funcionamiento del referido sistema.

3. Regular la forma en que se aplicará lo establecido en los artículos 19 S y 19 U del decreto con fuerza de ley N° 1, del Ministerio de Educación, de 1996, para los profesionales que desempeñen funciones pedagógicas referidos en el numeral anterior.

Asimismo, regulará el período durante el cual dichos profesionales no podrán reincorporarse a la referida institución, el cual no podrá exceder de 5 años, desde el cese de funciones.

4. Establecer una asignación asociada al desarrollo profesional docente para profesionales, de planta y a contrata, de la Junta Nacional de Jardines Infantiles que cumplan funciones de dirección de establecimientos de educación parvularia o pedagógicas en dichos establecimientos, fijando las condiciones para su otorgamiento, entre las cuales se considerará certificaciones de competencias pedagógicas y conocimientos disciplinarios; mecanismo para determinar el monto de la asignación, como asimismo su percepción y pago, y cualquier otra disposición necesaria para la adecuada aplicación de la misma. Con todo, cuando esta asignación más las remuneraciones a que tengan derecho los profesionales de planta y contrata antes señalados sea superior a aquella que corresponda a un profesional regido por el decreto con fuerza de ley N° 1, del año 1997, del Ministerio de Educación; de acuerdo al tramo que le corresponda, del sistema de desarrollo profesional docente, la asignación se ajustará de manera tal que no exceda el limite antes indicado.

5. Modificar los requisitos generales y específicos para el ingreso y promoción de la planta de personal de profesionales de la Junta Nacional de Jardines Infantiles, pudiéndolos establecer según tipo de función profesional.

6. Establecer las fechas de entrada en vigencia de lo dispuesto en los numerales anteriores, pudiendo fijar gradualidades para su implementación.

Corresponderá al Centro de Perfeccionamiento, Experimentación e Investigaciones Pedagógicas administrar el proceso de inducción y mentoría para los profesionales de la Junta Nacional de Jardines Infantiles, en los mismos términos que establece el Título II. El Centro llevará un registro público de mentores para los efectos antes señalados. También le corresponderá administrar el sistema de certificación de las competencias pedagógicas y conocimientos disciplinarios de dichos profesionales, debiendo coordinar la implementación de este sistema en los mismos términos establecidos en el artículo cuadragésimo primero transitorio de esta ley.

Artículo cuadragésimo cuarto.- El uso de la facultad delegada por el artículo anterior quedará sujeto a las siguientes restricciones:

1. No podrá tener como consecuencia ni podrá ser considerado como causal de término de la relación laboral, cese de funciones, o término de servicios.

2. No podrá significar disminución de remuneraciones ni modificación de los derechos previsionales. Así, tampoco podrá modificar la calidad jurídica del nombramiento ni la asignación por antigüedad del funcionario.

Párrafo 7°

Otras disposiciones transitorias

Artículo cuadragésimo quinto.- Lo dispuesto en el artículo 19 Y de la presente ley, le será aplicable a los sostenedores, una vez que rijan para sus profesionales de la educación lo establecido en el Título III de decreto con fuerza de la ley N° 1 de 1996, del Ministerio de Educación, de conformidad a lo dispuesto en los párrafos II y III de las presentes disposiciones transitorias.

Artículo cuadragésimo sexto.- Lo dispuesto en los numerales 2), 3) y 4) del artículo 4° de esta ley comenzará a regir a partir del inicio del año escolar 2018.

Sin perjuicio de lo señalado en el inciso anterior, para el año escolar 2016 y 2017 el valor unitario mensual de la subvención por alumno para cada nivel y modalidad de la enseñanza, expresado en unidades de subvención educacional (U.S.E.), que establece el artículo 9° del decreto con fuerza de ley N° 2, de 1998, del Ministerio de Educación corresponderá al siguiente:

En el caso de los establecimientos educacionales que operen bajo el régimen de jornada escolar completa diurna, el valor unitario mensual por alumno, para el año escolar 2016 y 2017 para los niveles y modalidades de enseñanza que se indican, expresado en unidades de subvención educacional (U.S.E.), será el siguiente:

Del mismo modo, para estos efectos, el año escolar 2016 y 2017 se reemplazarán, en el inciso undécimo del artículo 9°, los siguientes guarismos “7,39674” por “7,71945”; “8,14665” por “8,46936”; “6,33267” por “6,55220”, y “7,08258” por “7,30211”.

Asimismo, para el año escolar 2016 y 2017 se reemplazarán en el inciso cuarto del artículo 12 los guarismos “55,32110” por “55,61166” y “60,50430” por “60,79486” y en el inciso quinto los guarismos “68,49479” por “68,78535” y “74,91951” por “75,21007”.

Artículo cuadragésimo séptimo.- El aporte establecido en el artículo 4° del decreto ley N° 3.166, de 1980, se aumentará en el mismo porcentaje y oportunidad en que se aumente la subvención de escolaridad conforme al artículo anterior. Este aumento se otorgará mediante resolución del Ministerio de Educación visada por el Ministerio de Hacienda.

Para estos efectos, el Ministerio de Educación modificará los respectivos convenios suscritos con las instituciones administradoras, estableciendo el nuevo monto del aporte.”.

**********

Se designó diputado informante al señor ROMILIO GUTIÉRREZ PINO.

SALA DE LA COMISIÓN, a 22 de julio de 2015.

Tratado y acordado, según consta en las actas correspondientes a las sesiones de los días 21 de abril; 4, 5, 11, 12, 18 y 19 de mayo; 1, 2, 8, 9, 11, 15, 16 y 30 de junio, y 6, 7, 13, 14, 20, 21 y 22 de julio de 2015, con la asistencia de las diputadas Cristina Girardi Lavín, María José Hoffmann Opazo, Yasna Provoste Campillay y Camila Vallejo Dowling (Presidenta), y los diputados Jaime Bellolio Avaria, Fidel Espinoza Sandoval, Rodrigo González Torres, Romilio Gutiérrez Pino, Giorgio Jackson Drago, Felipe Kast Sommerhoff, José Antonio Kast Rist, Alberto Robles Pantoja y Mario Venegas Cárdenas.

Por la vía del reemplazo asistieron los diputados Carvajal Ambiado, doña Loreto (en reemplazo de Girardi Lavín, doña Cristina); Verdugo Soto, don Germán (en reemplazo de Kast Sommerhoff, don Felipe), y De Mussy Hiriart, don Felipe (en reemplazo de Kast Rist, don José Antonio).

Además, concurrieron los diputados Arriagada Macaya, don Claudio; Barros Montero, don Ramón; Boric Font, don Gabriel; Becker Alvear, don Germán; Castro González, don Juan Luis; Chávez Velásquez, don Marcelo; Chahín Valenzuela, don Fuad; Espinosa Monardes, don Marcos; Edwards Silva, don José Manuel; Hernando Pérez, doña Marcela; Monsalve Benavides, don Manuel; Morano Cornejo, don Juan Enrique; Paulsen Kehr, don Diego; Pérez Lahsen, don Leopoldo; Rathgeb Schifferli, don Jorge; Rivas Sánchez, don Gaspar; Sabag Villalobos, don Jorge; Saldívar Auger, don Raúl; Silva Méndez, don Ernesto; Soto Ferrada, don Leonardo; Squella Ovalle, don Arturo; Tarud Daccarett, don Jorge; Urrutia Soto, don Osvaldo, y el senador Montes Cisternas, don Carlos.

ANEXO: OPINIONES FORMULADAS POR ACADÉMICOS EN LAS AUDIENCIAS DE LA COMISIÓN

Trabajo efectuado por la Biblioteca del Congreso Nacional.

Resumen Ejecutivo.

Se expone y comparan las opiniones vertidas por algunos académicos e instituciones, en las audiencias de la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados, sobre cinco aspectos del proyecto de ley que crea el Sistema de Desarrollo Profesional Docente (boletín 10.008-04): la oferta de Formación Inicial Docente, la regulación del inicio del ejercicio de la docencia, el Sistema de Desarrollo Profesional Docente, el Sistema de Evaluación Docente y las condiciones laborales de los docentes. En este resumen se destacan las ideas más representativas.

I) Formación Inicial Docente.

• Alza de puntajes PSU como nuevo requisito para postular carreras de pedagogía: se señala que si bien los puntajes con que ingresan actualmente los alumnos de pedagogía son bajos, la medida podría afectar la continuidad de la oferta en universidades regionales, dado que éstas podrían llegar a no contar con matrícula suficiente.

• Obligatoriedad de acreditación para las carreras de pedagogía: se percibe como un requisito muy importante, dado que en la actualidad el 42% de los programas de pedagogía están acreditados por más de cuatro años, y 28% no cuenta con ningún tipo de acreditación. Algunos expositores recomiendan incorporar a los criterios para la acreditación, los resultados de la evaluación diagnóstica INICIA, y los resultados del proceso de certificación para la habilitación para el ejercicio de la docencia.

• Obligatoriedad de la evaluación diagnóstica INICIA al 4to año de la carrera de pedagogía: esta medida es valorada, ya que permitiría que los resultados de la evaluación sea representativa de la población total de estudiantes de pedagogía. Sin embargo, se cuestiona el que no se implementen mejoras que subsanen las actuales falencias del instrumento. Algunos académicos señalan que la medida no tendrá impacto, dado que, en rigor, no tiene consecuencias sustantivas ni para las instituciones, ni para los estudiantes.

II) Regulación del ejercicio de la docencia.

• Sistema de mentoría: se percibe como favorable dado que la literatura especializada muestra que estos sistemas de inducción ayudan a mejorar la retención de los docentes, la enseñanza en el aula, y el aprendizaje de los estudiantes. No obstante, se critica que el acceso al sistema de mentoría no sea obligatorio, y tenga cupos limitados, sujetos a criterios que establecen preferencias. Sin embargo, algunos académicos destacan la relevancia de los criterios que se establecen, en particular el que otorga una preferencia para los docentes en establecimientos con alumnos prioritarios.

• Proceso de habilitación para el ejercicio de la docencia: se critica, en lo principal, los instrumentos de evaluación para certificar los conocimientos disciplinares y pedagógicos suficientes para poder ejercer la docencia. Se señala que sería conveniente, que los procedimientos evaluativos sean entendidos como un medio para mejorar, y no para sancionar, y que no sólo fuesen cuantitativos, sino también cualitativos. A su vez, se señala que la existencia de un proceso de certificación realizado dos años después de la titulación, le quita valor a la obtención del título profesional. Es decir, la obtención del título profesional tendría estrictamente implicancias curriculares y académicas para el estudiante y no determina condiciones de acceso y desarrollo laboral.

• Eliminación del artículo 46 g), que permite que profesionales de otras áreas ejerzan la decencia en aula: se valora el carácter exclusivo de la docencia para los profesionales de la educación, sin embargo, se advierte que dicha eliminación dejaría grandes vacíos, dado que el país tiene una falta relativamente alta de profesores, especialmente en escuelas rurales, colegios públicos y aquellos planteles que reciben a estudiantes de estratos más bajos.

III) Desarrollo Profesional Docente.

Con respecto a los 5 tramos que se establecen en el Sistema de Desarrollo Profesional docente que crea el proyecto de Ley. Se discuten tres aspectos, principalmente:

1. La inconveniencia de establecer en la ley, reglas específicas para acceder a los tramos de la carrera docente, sin tomar en cuenta antecedentes basados en la experiencia y en la evidencia empírica.

2. La necesidad de definir de manera más específica las competencias y habilidades requeridas para acceder a cada tramo del Sistema.

3. Los tiempos excesivos que puede permanecer un docente en un tramo de desempeño. En particular, los 9 años que puede permanecer un docente en el tramo inicial.

Incentivos salariales propuestos: los académicos destacan que estos se tornan significativos con la antigüedad. Recién a los 40 años un docente con una trayectoria experta puede llegar a un nivel de salarios comparable a las profesiones más valoradas socialmente. Señalan que en la actualidad la remuneración de un docente representa un 37% del ingreso promedio de las carreras mejor pagadas al año de egreso, y un 18% de la carrera mejor remunerada al quinto año de egreso. Para la mayoría esto es un tiempo excesivo, que desincentiva el ingreso a la carrera. Sin embargo, hay quien opina que se genera un incentivo para la mejora profesional al poner los principales aumentos salariales se tornen significativos en los tramos de desempeño más alto.

Se coincide en que el incentivo salarial propuesto por el proyecto de ley, para docentes que se desempeñen en establecimientos con un porcentaje alto de alumnos prioritarios, es insuficiente.

IV) Sistemas de Evaluación.

• Instrumentos de evaluación propuestos, para medir de manera centralizada competencias disciplinares y pedagógicas: la mayoría de los expositores coincide en que la evaluación estandarizada de conocimientos no es buen instrumento para medir la calidad de los profesores, sin embargo, rescatan el Portafolio como un instrumento válido de evaluación, y a su vez, valoran el Portafolio enriquecido, ya que incluye la evaluación otros roles tales como: mentoría, tutoría, curriculista, jefe de área, apoyo a la gestión, diseño de materiales, innovaciones docentes, proyectos desarrollados en el establecimiento, trabajo colaborativo con otros docentes, trabajo con estudiantes, padres y apoderados, y la comunidad.

• Evaluaciones descentralizadas al nivel del establecimiento: se percibe que dichas evaluaciones podrían cumplir un rol importante en la evaluación local y formativa, centrada en apoyar el desarrollo profesional. La evaluación de los docentes realizada por el director del establecimiento se asocia positivamente con el rendimiento académico de los alumnos. Sin embargo, investigaciones muestran que los directores que evalúan a los profesores, tienden a identificarlos en los extremos, es decir aquellos con muy buen rendimiento, y los con muy mal rendimiento, y que no toman decisiones en caso de bajo desempeño, por tanto, que su rol evaluador requiere del desarrollo de competencias.

V) Condiciones laborales de los docentes: horas no lectivas.

• Aumento de horas no lectivas a un 65% de la carga horaria del docente: se señala que no constituye por sí sola una condición suficiente para el mejoramiento de la calidad de la docencia, toda vez que no se resguarda la utilización de dichas horas para las labores propias de la mejora y preparación de la enseñanza. En este sentido, las horas no lectivas deberían limitarse a la preparación de clases la evaluación, el seguimiento de los logros de aprendizaje, y para formación.

• Algunos académicos proponen hacer efectiva la idea de una distribución de la carga horaria de los docentes de 50/50, entre horas lectivas y no lectivas. Sin embargo se menciona una restricción basada en la evidencia, que indica que sólo es posible avanzar gradualmente más allá de 35% de horas lectivas, que es lo que propone el proyecto de ley. Esto, debido al número de docentes requeridos que sería necesario para cubrir el aumento de horas no lectivas, en dicha proporción.

Introducción.

El informe presenta desde una perspectiva comparada, las opiniones vertidas por académicos durante el primer trámite legislativo del proyecto de Ley (boletín 10.008-04) que crea el Sistema de Desarrollo Profesional Docente.

En el capítulo I se comparan las opiniones de los académicos sobre los aspectos del proyecto de Ley que regulan la Formación Inicial Docente, considerando para ello cuatro aspectos: (1) nuevos requisitos de postulación a las carreras de pedagogía; (2) la obligatoriedad de que las carreras de pedagogía se encuentren acreditadas para poder impartir Formación Inicial Docente; (3) la exclusividad de las universidades para poder impartir estas carreras; (4) la obligatoriedad de que los estudiantes rindan la evaluación diagnóstica INICIA al 4to año de la carrera.

En el capítulo II se comparan las opiniones de los académicos, sobre la regulación del inicio del ejercicio de la docencia, destacando tres aspectos: (1) el sistema de mentoría que introduce el proyecto de Ley; (2) el proceso de certificación al cual son sometidos los docentes principiantes para poder ejercer la docencia; (3) la eliminación del artículo 46 g) que permite que profesionales de otras áreas puedan ejercer la docencia.

En el capítulo III se comparan las opiniones sobre el Sistema de Desarrollo Profesional Docente, (1) los tramos a los cuales pueden acceder los docentes dentro del Sistema de Desarrollo Profesional que se crea; (2) los beneficios salariales que pueden obtener los docentes al acceder a los tramos dentro del Sistema de Desarrollo Profesional.

El capítulo IV compara las opiniones vertidas durante el primer trámite del proyecto de Ley, sobre el Sistema de Evaluación propuesto, destacando dos sub temas: (1) la discusión sobre evaluaciones estandarizadas y (2) la discusión sobre sistemas de evaluación centralizados y descentralizados.

Por último el capítulo IV recoge las opiniones y la discusión sobre las condiciones laborales de los docentes. Dentro de este capítulo se destacan las opiniones sobre (1) el aumento de horas no lectivas propuesta en el proyecto de Ley; (2) las opiniones sobre otros aspectos de las condiciones laborales de los docentes que se vertieron durante las audiencias en la comisión de educación de la cámara de diputados.

I) Formación Inicial Docente.

El proyecto de ley propone que se eleven paulatinamente los requisitos de ingreso a las carreras de pedagogía, estableciendo un piso de puntaje PSU, y de ubicación en el ranking de notas, siguiendo la siguiente gradualidad:

• Año 2016: 500 puntos PSU y ubicación en 50% superior de puntaje ranking de notas.

• Año 2018: 525 puntos PSU y ubicación en 40% superior de puntaje ranking de notas.

• Año 2020: 550 puntos PSU y ubicación en 30% superior de puntaje ranking de notas.

El proyecto además contempla otros dos mecanismos de habilitación para postular a carreras de pedagogía: que el postulante esté en el 30% de notas más altas del curso, o bien, que haya cursado un programa de preparación en pedagogía (PACE) para estudiantes de educación media reconocido por el MINEDUC.

Asimismo, y con el objeto de asegurar la calidad de la formación inicial de los docentes, plantea establecer la obligatoriedad de la acreditación para las carreras de pedagogía.

En tercer término y con el mismo objetivo antes dicho, el proyecto plantea que sólo las universidades puedan ofrecer carreras de pedagogía, esto significa que será eliminada la posibilidad de que Institutos Profesionales impartan la carrera de Formación Inicial Docente.

Por último, el proyecto propone cambios, en relación a la evaluación diagnóstica para la formación inicial docente. Específicamente, propone que esta evaluación diagnóstica (prueba INICIA) sea obligatoria al cuarto año de carrera, y en todos los programas formadores de docentes.

1. Requisitos de postulación.

Respecto al actual estado de postulación a carreras de pedagogía, Tomás Recart (Enseña Chile) señala que de las 155.000 personas que actualmente estudian pedagogía, 96.000 de ellos rindieron la PSU, y de éstos, el 10% obtuvo puntajes sobre los 600 puntos. Los 59.000 estudiantes que no rindieron la PSU, ingresaron sin ningún criterio de selección. Agrega también que el puntaje exigido en el proyecto de ley sigue siendo bajo en comparación con las carreras de mayor valoración social. Por su parte, María Paz Arzola y Jorge Avilés (Instituto Libertad y Desarrollo), agregan que el año 2015, sólo 54 de los seleccionados a carreras de pedagogía obtuvo más de 700 puntos en la PSU.

En la misma línea argumentativa, Alejandra Mizala (CIAE [7]), señala que la docencia atrae mayoritariamente a estudiantes mujeres, de bajo rendimiento académico, que estudiaron en establecimientos de educación básica y media de baja calidad. Por último, el señor Jaime Espinosa Araya (Rector de la UMCE [8]), señala que el Consejo de Rectores, desde hace algunos años ha mantenido, en modalidad de acuerdo, no permitir el ingreso a Pedagogía con puntajes inferiores a 500 puntos.

En relación a lo señalado anteriormente, si bien gran parte de los expositores señala la conveniencia de estos nuevos requisitos, hay quienes también plantean preocupaciones al respecto. Juan Manuel Zolezzi (Rector de la Universidad de Santiago), advierte una complejidad en el aumento progresivo de puntaje PSU, dado que podría afectar la continuidad de la oferta en universidades regionales. Sugiere que, dado que las condiciones de las universidades a nivel nacional son distintas, sería conveniente, evaluar la posibilidad de establecer requisitos de ingresos diferenciados [9].

Una opinión similar tiene Ernesto Treviño (CPCE [10]), al señalar que si bien esta nueva exigencia mejoraría sustancialmente la oferta y la demanda de la carrera de pedagogía, “la selección puede poner en riesgo proyectos académicos serios”. Agrega que este apartado de la propuesta de ley debe estudiarse con mayor cuidado, pues podría ocurrir que carreras de pedagogía de calidad, no sean sustentables financieramente (requieren subsidios cruzados de parte de las universidades que las albergan), y la reducción de la población objetivo, podría llevar a su cierre por motivos económicos. Agregó también, que la mayor selectividad podría generar una concentración de los estudiantes de pedagogía en pocas universidades prestigiosas que, por lo general, están en Santiago, con el consecuente perjuicio a las regiones.

Con respecto a una posible disminución de la oferta de docentes en el Sistema Educativo producto del alza de puntajes, Lorena Meckes (CEPPE) señala que no deberían registrarse problemas mayores de carencia de profesores con los nuevos requisitos, ya que un 36% no se encuentra desempeñando la profesión, tras 4 años de egreso. Sin embargo señala una precaución en regiones, dado que estas podrían requerir un incentivo diferenciado.

Por último, hay quienes plantean que se debiera permitir a las universidades establecer otros modelos de detección de talentos y vocación para el ingreso a pedagogía (María Paz Arzola y Jorge Avilés, Instituto Libertad y Desarrollo), como también que se incorporen instrumentos psicométricos que permitan detectar candidatos con gran potencial de empatía, vocación de servicio, habilidades sociales, así como mecanismos de selección específica como entrevistas o ensayos que ahonden en la motivación del postulante (Manuel Sepúlveda, Educación 2020).

2. Acreditación de carreras de pedagogía.

Con respecto a antecedentes entregados en la comisión sobre el estado actual de la acreditación de la oferta de carreras que imparten Formación Inicial Docente, Jaime Espinosa Araya (Rector de la UMCE [11]), señala que existen 70 instituciones muy diversas que imparten pedagogía, de las cuales sólo 47 están acreditadas. Por su parte, Ernesto Treviño (CPCE [12]), agrega que el 42% de los programas de pedagogía que imparten las instituciones de educación superior están acreditados por más de cuatro años, y el 28% no cuenta con ningún tipo de acreditación. Por último, Alejandra Mizala (CIAE [13]) refiriéndose al aumento de carreras que imparten Formación Inicial Docente en los últimos años, plantea que en 1996, había 239 carreras de pedagogía, en 2011, había 1.127 y en 2015, 1.208 carreras, donde el 49% no están acreditadas.

Con respecto a la obligatoriedad de acreditación para las carreras de pedagogía, la mayoría de los expositores sostiene que este es un requisito muy importante. A modo de ejemplo de lo antes dicho el señor Jaime Espinosa Araya (UMCE [14]), señaló que, la obligatoriedad de la acreditación puede ser beneficiosa, en cuanto acotaría la oferta de carreras de pedagogía y las concentraría en pocas instituciones con una formación inicial docente de calidad.

Por su parte, la señora Lorena Meckes (CEPPE [15]) recomienda incorporar a los criterios para la acreditación, los resultados de la evaluación diagnóstica INICIA, y los resultados de los egresados de carreras de pedagogía en el proceso evaluativo que los certifica para ejercer la docencia. Sostiene también, que es pertinente que la acreditación se centre en la calidad de procesos, más que en las condiciones de operación.

3. Exclusividad Universitaria para impartir Formación Inicial Docente.

Con respecto a la imposibilidad de que carreras de pedagogía sean impartidas por instituciones de educación superior distintas a las Universidades los expositores, María Paz Arzola y Jorge Avilés (Instituto Libertad y Desarrollo) señalaron que el año 2014, el número de alumnos en programas de Pedagogía en Institutos Profesionales eran 12.250, de los cuales 2.875 se encontraban en primer año. El proyecto, señalan, se hace cargo sólo de los ya titulados, pero hay muchos que ya se encuentran estudiando, y el proyecto no se pronuncia respecto a ellos, para los que se debería encontrar una solución.

4. Prueba INICIA obligatoria.

Silvia Eyzaguirre (CEP [16]), refiriéndose específicamente a los resultados de aprendizaje que logran los alumnos que cursan carreras de pedagogía en la prueba diagnóstica INICIA, señaló como conclusión general, que las casas de estudio no logran revertir las falencias que traen los estudiantes, de la educación media. Los resultados de la prueba diagnóstica INICIA [17] muestran que la mayoría de los estudiantes que la rinden no cuenta con los conocimientos y habilidades suficientes para el ejercicio de la profesión. Para reflejar lo señalado presentó el siguiente cuadro:

Cuadro N°1: Porcentaje de alumnos de pedagogía en educación básica por nivel de logro en prueba INICIA.

Con respecto a la representatividad de los resultados de la prueba INICIA, Tomás Recart (Enseña Chile), señaló que sólo alrededor del 40% de los egresados decide rendir la prueba INICIA. Adicionalmente agrega que, en 2011, el 42 % y el 2012 el 35% de los graduados de programas de formación docente para la educación básica que rindieron el examen, obtuvo un puntaje insuficiente.

Por su parte, el señor Ernesto Águila (Universidad de Chile), señala que la única mejora que introduce el proyecto de Ley a esta prueba diagnóstica, es que ahora será obligatoria, lo que permitirá que sea más representativa. Sin embargo, critica que en el proyecto no se indique mayormente cómo se logrará mejorar el instrumento, para superar sus actuales falencias, que a su juicio son: sub-representación de constructo (una prueba escrita no puede cubrir todo el espectro de los estándares); falta de autenticidad (distancia entre una prueba escrita y el tipo de tareas en las que el desempeño docente se pone en acción); necesidad de evidencia de predictibilidad (no hay evidencia de que esta prueba logre predecir un buen desempeño docente tras el egreso); problemas de interpretación y extrapolación (dada la sub-representación de constructo y la falta de autenticidad, las interpretaciones de los puntajes reducen su validez y son difíciles de extrapolar al nivel de “excelencia” del docente en general).

Por último, Violeta Arancibia (Académica Phd. en Educación), señaló que la prueba que se propone en el proyecto para 4º año no tendrá impacto, porque no tiene consecuencias sobre las instituciones que imparten Formación Inicial Docente o sobre los estudiantes que la rinden. Por ello, advierte que es necesario que la prueba de egreso sea obligatoria, y habilitante.

II) Regulación del inicio del ejercicio de la docencia.

El proyecto de ley regula un sistema de inducción voluntario para profesores principiantes, apoyado a través de mentorías, y orientado a desarrollar su autonomía profesional y facilitar su inserción en los establecimientos que adscriben al sistema de desarrollo profesional docente.

Señala que habrá un sistema de cupos para la inducción, teniendo preferencia quienes trabajen en establecimientos vulnerables. Por su parte, la mentoría será efectuada por un docente (mentor), que debe contar con una formación específica, y además estar inscrito en un registro especial. Este mentor, podrá tener hasta un máximo de tres profesionales principiantes a su cargo. Sobre este mismo punto, el proyecto le otorga al Centro de Perfeccionamiento, Experimentación e Investigaciones Pedagógicas (CPEIP), la misión de administrar los procesos de inducción, coordinar con los sostenedores o administradores la ejecución de los mismos, y supervigilar la labor de los docentes mentores, como así mismo, implementar o certificar los programas de formación y capacitación de los mentores.

En otro aspecto de la regulación del inicio del ejercicio de la docencia, el proyecto de Ley propone una certificación, que faculta para el ejercicio de la docencia, basado en la aplicación de dos instrumentos de evaluación (1) una prueba que evalúa los conocimientos disciplinarios, y (2) un portafolio enriquecido, que registra evidencias sobre las competencias pedagógicas.

Por último, el proyecto de ley plantea eliminar la posibilidad que otros profesionales no docentes, puedan ejercer la docencia, tal como se permite actualmente, de acuerdo a lo establecido en el artículo 46 g) de la Ley General de Educación [18]. La propuesta de eliminación de este artículo en la Ley citada, tiene por objeto que la docencia sea ejercida en forma exclusiva por profesionales de la educación.

1. Mentoría.

Con respeto al proceso de mentoría que propone el proyecto de Ley, la mayoría manifestó la conveniencia del apoyo a los profesores nuevos. Así lo señaló Luis Alberto Díaz (Decano de la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Playa Ancha), indicando que es muy conveniente que al profesor principiante se le apoye, para evitar el conflicto que se le produce el no conocer los diferentes patrones de actuación, y el sistema de valoraciones, propios de cada cultura escolar. Con el acompañamiento, el docente dejará de ser “forastero” (Schutz) y reflexionará sobre los errores y aciertos de sus prácticas profesionales.

Por su parte, Ernesto Treviño (CPCE [19]) señaló que el establecimiento de un proceso de inducción, está en línea con la investigación educacional que muestra que estos sistemas ayudan a mejorar la retención de los docentes, la enseñanza en el aula y el aprendizaje de los estudiantes, aunque sus resultados varían, dependiendo de las características de dichos procesos, como de la duración y la intensidad del apoyo recibido por los nuevos docentes.

Sin embargo, también hubo expositores que señalaron algunos aspectos críticos: Beatrice Ávalos (Fundación Elige Educar), señaló que en el proyecto de ley no se establece el derecho a la inducción, sino su carácter voluntario sujeto a cupos, aunque priorizando a quienes ejercen en establecimientos vulnerables. Además, agregó que se prioriza el carácter institucionalizado de la inducción, por sobre el acompañamiento basado en las necesidades del establecimiento escolar y/o reuniones grupales facilitados por mentor.

Por su parte, Jorge Sequeira (UNESCO), señaló que las mentorías efectuadas a principiantes, por docentes de gran experiencia, es una de las estrategias más utilizadas en los países que han abordado esta tarea. Sin embargo, echa de menos, que el proyecto no proponga esta oportunidad, aunque sea en el mediano plazo, a todos los profesores que se inician sino que lo plantea como una opción voluntaria y con cupos limitados.

En la misma línea argumentativa, Ricardo Carbone (Universidad Alberto Hurtado), indica que la mentoría es fundamental en un proceso formativo, sin embargo, para que sea efectiva, esta debe ser obligatoria y no optativa, de lo contrario el mensaje que se transmite es que dicho apoyo es solo para quienes tienen más dificultades. Sylvia Eyzaguirre (CEP), no sólo señala que deben ser obligatorias, sino que además deben ser dentro de la formación inicial, como es el caso de países como Alemania e Inglaterra, donde se exigen como requisito para obtener el título profesional, de lo contrario sólo se obtiene la Licenciatura.

Respecto a los criterios de selección para acceder a una inducción, establecidos en el artículo 18 F del proyecto de ley, Alberto Díaz (Decano de la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Playa Ancha) cuestiona si habrá apoyo suficiente para los profesores principiantes que tienen menos horas de contrato. Lo anterior, debido a que de acuerdo al proyecto de ley, este proceso de inducción tendrá una duración de hasta diez meses dentro de un año lectivo. Podrán postular docentes con contrato de 15 horas mínimo y 38 horas máximo, firmarán un convenio con el CPEIP por seis horas semanales de dedicación como promedio, y percibirán una asignación imponible y tributable de $ 81.054.

Por su parte, Tomás Recart (Enseña Chile), expone que está de acuerdo con que existan criterios de selección, especialmente la concentración de alumnos prioritarios y el nivel de rendimiento del colegio, sin embargo no está de acuerdo respecto del criterio de número de horas del contrato, ya que al darse preferencia a profesores con mayor carga horaria, quedarán relegados los profesores de asignaturas con menos horas de contrato dado su currículum, tales como: música, artes, tecnología, filosofía.

En la misma línea, Beatrice Ávalos (Fundación Elige Educar), señaló que la jerarquización propuesta respecto a condiciones para mentor, no se relaciona con las funciones requeridas. Por último, señala que no se aclara si el docente principiante tendrá horas no lectivas en su contrato para las actividades requeridas por la mentoría. Por último, Sylvia Eyzaguirre (CEP), señala que no se debe excluir a los docentes con menos de 15 horas, pero se debe priorizar a quienes tienen más horas de contrato.

Finalmente en cuanto a los criterios de asignación de los mentores, señalados en el artículo 18 F, Tomás Recart (Enseña Chile) expresó, que es necesario incorporar la posibilidad de ponderación preferentemente en la asignación del docente mentor, a un profesor del mismo establecimiento. Ello, dado que el contexto y las dinámicas de la escuela son fundamentales para el proceso de inducción. Al mismo tiempo, el rol de acompañamiento representaría una alternativa de desarrollo profesional del docente en su misma escuela, pudiendo desarrollar así una mejor comunidad de aprendizaje dentro del mismo establecimiento.

Sobre el rol del docente mentor, el proyecto plantea que éste cuente con una formación específica, sin embargo, para Luis Alberto Díaz (Decano de la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Playa Ancha), esto no basta, sino que, además, debe tener una formación de postgrado, y propone que los años de experiencia profesional exigidos, se eleven de seis a diez años. Por otra parte, sostiene que quizás no sea fácil para el docente mentor, apoyar a tres docentes principiantes de manera eficiente. Además, señaló que no hay claridad respecto a los honorarios que percibirá el docente mentor, ya que el proyecto dispone [20] que éste puede tener hasta un máximo de tres profesores principiantes a su cargo, por lo cual podría llegar a percibir honorarios por $1.105.280, pagados por el MINEDUC. Solicita por lo tanto, aclarar si el honorario es por cada docente principiante ($1.105.280) o por los tres ($ 3.315.840).

En este mismo orden, respecto a los honorarios, Tomás Recart (Enseña Chile), considera que el incentivo monetario y de desarrollo profesional que se establece para el pago del mentor, $1.105.280 dividido en 10 cuotas, por cada principiante que acompañe, es insuficiente, dadas las funciones que se ejercen y las responsabilidades que se requieren para ser mentor.

Respecto al rol que tendrá el CPEIP en el proceso de mentoría Juan Manuel Zolezzi (Rector de la Universidad de Santiago), señaló lo complejo que esto podría resultar, considerando la situación actual del CPEIP en relación a la demanda que generará la implementación de este nuevo sistema. Al mismo tiempo, resulta complejo pensar el funcionamiento en régimen del nuevo sistema, sin un marco regulatorio estricto para institucionalizar la actuación de los intermediadores (consultoras, ATEs, etc.).

En la misma línea, Tomás Recart (Enseña Chile), señala que, dada la multiplicidad de roles que adquiere el Centro -, no sólo en materia de mentores sino que también en los programas de desarrollo profesional-, éste no sólo implementará y certificará, sino que también evaluará, siendo entonces juez y parte en los procesos. Por lo tanto, señala que es necesario involucrar a otras instituciones que complementen la evaluación y certificación de estos programas, tal como la Agencia de la Calidad de la Educación.

Con respecto al mismo tema, los investigadores María Paz Arzola y Jorge Avilés (Instituto Libertad y Desarrollo), manifestaron su preocupación por las centralización y excesivas facultades entregadas al CPEIP, cuestionando si existirán los recursos y capacidades instaladas para ello, ya que hoy el CPEIP aplica evaluación docente a aproximadamente 17.000 profesores y evalúa a 2.300 por Asignación de Excelencia Pedagógica (AEP), y con esta reforma ahora pasaría a evaluar a 200.000 profesores, sin contar a los docentes del nivel parvulario.

2. Certificación.

Con respecto al proceso de habilitación para el ejercicio de la docencia (certificación), los expositores manifestaron algunas críticas al proceso, como es el caso de Luis Alberto Díaz (Decano Facultad Ciencias de la Educación de la Universidad de Playa Ancha), quien señaló que sería conveniente que los procedimientos evaluativos, que han de ser entendidos como un medio para mejorar y no para sancionar, no sólo fuesen cuantitativos, sino también cualitativos, puesto que éstos permiten al docente, tomar mayor conciencia sobre lo que ocurre en el aula por ejemplo, el discurso pedagógico, el ambiente de trabajo, la interacción formativa, la convivencia escolar, las actitudes de los alumnos, los enmarcamientos (Bernstein), los códigos verbales y no verbales, etc. - tópicos que sobre los cuales deberá reflexionar para reconstruir o satisfacer sus carencias.

Otros expositores, como Manuel Sepúlveda (Educación 2020), señalaron que si bien les pareció positivo que el proceso de certificación combine dispositivos de evaluación que reporten nivel de conocimientos como competencias pedagógicas de los docentes, la propuesta tal como está formulada, presenta algunos problemas: la implementación simultánea de dos procesos evaluativos, con objetivos y consecuencias diferenciadas, requiere ser revisada desde su coherencia y adecuada articulación.

Por último, respecto al valor del título universitario, Juan Manuel Zolezzi (Rector de la Universidad de Santiago), cuestiona el hecho de que la certificación exigida para iniciar carrera docente sea luego de dos años de haber egresado, dado que como le quita valor a la obtención del título profesional, ya que la titulación no tendría gran valor. Esto significaría entonces que la obtención del título profesional tiene estrictamente implicancias curriculares y académicas para el estudiante y no determina condiciones de acceso y desarrollo laboral.

3. Eliminación del artículo 46 g) de la Ley General de Educación.

Con respecto a la eliminación del artículo 46 g) de la Ley General de Educación el señor Jaime Espinosa Araya (Rector de la UMCE), señaló que lo valorable es el carácter exclusivo de la docencia para los profesionales de la educación, eliminando la autorización a otros profesionales para ejercerla. Agrega que si hasta ahora se ha permitido que actores ajenos a la formación pedagógica ejerzan la docencia, es porque se ha sospechado que la formación inicial docente no ha sido suficiente y se desconfía del profesionalismo de los profesores.

Por su parte, Tomás Recart (Enseña Chile), si bien reconoce ciertas falencias del actual artículo 46 g), en cuanto a que este artículo tiene bajas exigencias [21] respecto a qué profesional puede ejercer la docencia (“no cualquiera puede ser profesor”), señaló que su eliminación dejaría grandes vacíos. El país tiene una falta relativamente alta de profesores, especialmente en escuelas rurales, colegios públicos y aquellos planteles que reciben a estudiantes de estratos más bajos. Agregó que según antecedentes de Laborum (2013), el 27% de los usuarios que declararon ser profesores de matemática (2.035) dice estar haciendo clases. El 73% restante dice que prefiere trabajar en otro rubro. Por lo tanto, según el expositor, el proyecto sacaría del sistema a buenos profesores trabajando en sectores vulnerables, ya que los colegios en contextos de vulnerabilidad, tienen dificultades para atraer a profesores con mejor formación y más altas competencias. En definitiva, el expositor recomienda a la Comisión de Educación, cuestionar si el artículo 46 g) es el centro de la desvalorización docente.

III) Desarrollo Profesional Docente.

El proyecto de ley propone un sistema de desarrollo profesional docente basado en cinco tramos, tres de ellos obligatorios [22] y dos voluntarios [23], los cuales están asociados a competencias para el ejercicio de la docencia. Para acceder a los tramos, los docentes deben demostrar niveles de competencias en dos instrumentos de evaluación: una prueba que mide conocimientos disciplinarios, y el portafolio, que mide competencias pedagógicas. Adicionalmente, para acceder a cada tramo deben contar con una determinada cantidad de años de experiencia.

El acceso a cada tramo tiene asociado una Asignación por Tramo de Desarrollo Profesional. Los valores máximos de la asignación correspondiente a un contrato de 44 horas y 15 bienios, se especifican en el artículo 49 del proyecto de ley, y se describen en la tabla N°1, a continuación.

Tabla N°1 Asignaciones salariales por tramo para un contrato de 44 horas y 15 bienios

El proyecto de ley crea además una Asignación de Reconocimiento por Docencia en Establecimientos de Alta Concentración de Alumnos Prioritarios, Esta asignación es para aquellos docentes que se desempeñen en establecimientos con al menos un 60% de alumnos prioritarios, según la ley 20.248. Este incentivo es equivalente a un 40% de la asignación de tramo a que tenga derecho el docente.

1. Visión general sobre los Sistemas de Desarrollo Profesional Docente.

Al respecto, Juan Bravo (Agencia de la Calidad de la Educación), señaló que el techo de la calidad de los sistemas educativos viene dado por la calidad de sus profesores. Advierte que un punto crítico para que los sistemas educativos cuenten con profesores de calidad, es el diseño de estándares de desarrollo profesional.

En relación a lo anterior, Rodrigo Cornejo (OPECH [24]) enumera características generales para la creación de un sistema de desarrollo profesional docente en Chile. Postula que:

1) Fomente la construcción de comunidades de aprendizaje;

2) Fomente el trabajo colaborativo entre docentes;

3) Confíe en sus docentes y los apoye en sus debilidades;

4) Forme docentes investigativos y reflexivos en su práctica;

5) Que sea parte de un sistema nacional articulado con participación de las comunidades;

6) Fomente la participación de docentes y demás actores de la comunidad educativa.

En la misma línea, Violeta Arancibia (Académica Phd. en Educación) señala que se debe fortalecer el desarrollo profesional docente centrado en las escuelas, de acuerdo a las necesidades de los contextos específicos. Esto debe producirse en el marco de un trabajo colaborativo liderado por el director y considerando las necesidades de las escuelas.

2. Tramos del Sistema de Desarrollo Profesional Docente.

En relación al acceso a los tramos que propone el proyecto de Ley, Ana Raad (Fundación Chile) mencionó que estos requieren de un marco más completo que la sola certificación, vía prueba de conocimientos y de portafolio.

En la misma línea argumentativa, Jorge Manzi (Mide UC [25]) señala la inconveniencia de establecer en la ley, reglas específicas para acceder a los tramos de la carrera docente. Por ello, propone establecer una instancia ad hoc que permita hacer modificaciones a los puntajes obtenidos en los instrumentos de evaluación propuestos, basadas en la experiencia y la evidencia empírica.

Con respecto a la definición de los tramos, algunos expositores [26] señalaron la necesidad de realizarle mejoras. A modo de ejemplo el Dr. Alberto Diaz (Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Playa Ancha) menciona, que el proyecto no define operacionalmente constructos como “conocimientos por sobre lo deseado”, y “conocimientos de excelencia” que definen los tramos avanzados y expertos, respectivamente, ni tampoco la forma en cómo se evaluarán estos conocimientos.

En relación a los tiempos de permanencia en los tramos, dentro de la carrera docente, Tomás Recart (Enseña Chile) identifica como excesivo los 9 años que puede permanecer un docente en el tramo inicial, sin ser desvinculado. Sumado a los 4 años de la etapa principiante, el tiempo antes de acceder al nivel temprano sería equivalente al paso de una generación completa de alumnos. Asimismo Nail Kroyer (Decano Facultad de Educación Universidad de Concepción) destaca, con respecto a los tiempos de permanencia en los tramos, que para ser profesor experto se debe cumplir con 18 años de experiencia- los 14 años de experiencia que exige el tramo, más los 4 como docente principiante-, lo que l según su opinión, resulta ser muy limitante.

Con respecto a los beneficios que otorga el acceso a los distintos tramos de la carrera docente, Nail Kroyer (Decano Facultad de Educación Universidad de Concepción) señala que se debería considerar, además de aumentos salariales, la disminución de horas lectivas, mayor estatus profesional, (profesor Senior), que aporte con la elaboración de textos y/o como capacitador de docentes pares, de manera que transfiera sus conocimientos a los nuevos docentes. En esta misma línea de argumentación Tomás Recart (Enseña Chile) señala que el aumento de la remuneración de los docentes, que propone el proyecto, es un avance, pero no es el único incentivo para ser profesor.

3. Beneficios salariales del Sistema de Desarrollo Profesional docente.

Con respecto a los beneficios salariales asociados a los tramos que propone el proyecto de ley, algunos expositores [27] realizaron un análisis de las remuneraciones que actualmente reciben los docentes. En general, comparten el diagnóstico de que el salario promedio actual de los profesores en relación a otras profesiones, es bajo, y que se observa además una baja dispersión salarial entre los docentes.

A modo de ejemplo se destacan dos evidencias que fundamentan este diagnóstico presentadas en la comisión.

En primer lugar Pedro Montt (CNED [28]) destaca que el ingreso promedio de las carreras de pedagogía, al primer año de titulación, es de $504.308. Esta remuneración representa un 37% del ingreso promedio de las carreras mejor pagadas al año de egreso, y un 18% de la carrera mejor remunerada al quinto año de egreso. Esta caída entre el primer y el quinto año de egreso, refleja, según Montt, un bajo crecimiento de los salarios en la profesión docente., estaría reflejando un bajo crecimiento de los salarios de los docentes en relación a otras carreras, en los primeros 5 años de carrera.

En segundo lugar, Sylvia Eyzaguirre (CEP [29]) señala que se observa una baja dispersión salarial en la profesión docente, en comparación con otras profesiones universitarias. La baja dispersión salarial tiene como antecedente la pequeña diferencia que se observa, entre los salarios de los docentes de menor remuneración, con los de los decentes que perciben mayor remuneración. Esto, en comparación a las mayores diferencias salariales que se observan entre los que ganan más y los que ganan menos, en otras profesiones. Al respecto, Raúl Figueroa (Acción Educar), señala que la dispersión de las remuneraciones es un elemento importante para atraer jóvenes talentosos.

En relación al análisis de los beneficios salariales que establece el proyecto de ley en los tramos dentro del Sistema de Desarrollo Profesional Docente, se observan dos opiniones. Por una parte, un grupo de expositores señala que los incentivos salariales propuestos se tornan significativos con la antigüedad. Recién a los 40 años un docente con una trayectoria experta puede llegar a un nivel de salarios comparable a las profesiones más valoradas socialmente. En las etapas iniciales de la carrera docente, el peso del desempeño es bajo [30].

Con una visión distinta a la anterior, la académica Alejandra Mizala (CIAE [31]) señala que los (mayores) aumentos salariales deberían estar concentrados en los tramos altos de la carrera docente, es decir en el tramo avanzado, superior y experto, dado que esto genera los incentivos necesarios para un mayor perfeccionamiento profesional.

Respecto a los incentivos salariales que propone el proyecto de ley, para los docentes que se desempeñen en establecimientos con matrícula vulnerable, gran parte de los expositores [32] considera que el incentivo de un 40% de aumento salarial que plantea el proyecto de la ley, es insuficiente.

En relación a este punto, Juan Pablo Valenzuela (CIAE [33]) plantea promover el uso de la Subvención Escolar Preferencial y recursos de la Ley de Inclusión, en estrategias descentralizadas que ofrezcan incentivos para mejorar el desarrollo profesional docente, y la efectividad escolar. Todo ello asociado a mejoras de las condiciones laborales de los docentes (% horas no lectivas; tamaño de curso; talleres de reforzamiento).

IV) Sistema de Evaluación Docente.

Como se explicó en el capítulo anterior para acceder a los tramos que crea el Sistema de Desarrollo Profesional Docente, los profesores deben demostrar niveles de competencias en dos instrumentos de evaluación: una prueba que mide conocimientos disciplinarios, y el portafolio, que mide competencias pedagógicas.

Jorge Manzi (Mide UC [34]) diferencia dos tipos de evaluaciones docentes: la formativa [35] y la sumativa. Para cada tipo de evaluación distingue los instrumentos idóneos que se deben aplicar. Para fines sumativos, propone recurrir a evaluaciones estandarizadas de conocimientos, y evaluaciones de desempeño profesional centralizados. Para fines formativos, propone recurrir a una amplia batería de instrumentos, descentralizados con foco prioritario en el aula, que debieran otorgar un rol relevante al director y a los docentes pares. A su vez señala que dentro de la evaluación con fines formativos, se debería considerar cuestionarios de estudiantes y padres y que los instrumentos formativos, aunque diversos, se basen en un mismo marco de referencia

1. Evaluaciones estandarizadas.

Con respecto a las evaluaciones estandarizadas de conocimientos, asociadas a modelos de evaluación centralizados, Rodrigo Cornejo (OPECH [36]) explica que no hay evidencia suficiente que demuestre que éstas miden correctamente el efecto del profesor sobe el logro de aprendizaje de los estudiantes. En cambio, sí hay evidencia de que éstas generan competencia entre docentes, generando quiebres en los ambientes laborales. Por tanto, lo propuesto en el proyecto de ley iría en contra de una concepción del proceso educativo basado en comunidades de aprendizaje, y en la colaboración entre docentes.

En esta misma línea argumentativa, María Paz Arzola (Instituto Libertad y Desarrollo) señala que las evaluaciones estandarizadas de conocimiento no son un buen instrumento para reconocer quiénes mejoran el aprendizaje de sus alumnos, ya que no toman en cuenta el contexto del docente.

Con una visión menos crítica, Jorge Manzi (Mide UC [37]) destaca que las pruebas estandarizadas de conocimientos son útiles para certificar mínimos en la preparación de docentes, en los ámbitos en que enseñan: conocimientos de la disciplina, conocimientos de la didáctica de la disciplina, y conocimientos pedagógicos generales.

Con respecto al Portafolio - instrumento de evaluación de competencias pedagógicas de los docentes-, Jorge Manzi (Mide UC [38]) señala que este tiene una alta correlación con la calidad de los docentes, y que refleja la complejidad de su trabajo. Agrega que es un instrumento de evaluación pertinente para desarrollar reflexión sobre la propia práctica pedagógica.

Adicionalmente, Violeta Arancibia (Académica Phd. Educación) señala que la evaluación docente centralizada, debiera constar sólo del portafolio el cual, sin embargo, es necesario revisar y modernizar su tecnología (video).

En relación a la propuesta del ejecutivo de enriquecer el instrumento de evaluación de competencias pedagógicas, Portafolio, Alejandra Mizala (CIAE [39]) señaló que este nuevo instrumento enriquecido, valora roles de los docentes fuera del aula, que están en línea con las necesidades del establecimiento. El instrumento enriquecido incluye en la evaluación, roles como: mentoría, tutoría, curriculista, jefe área, apoyo a la gestión, diseño de materiales, innovaciones docentes, proyectos desarrollados en el establecimiento, trabajo colaborativo con otros docentes, trabajo con estudiantes, padres y apoderados, y la comunidad. Bajo este instrumento enriquecido, se apunta a prácticas profesionales relevantes y verificables, evitando así convertir la evaluación en un proceso administrativo.

Coincidiendo con lo anterior, Violeta Arancibia (Académica Phd. en Educación) señala que el instrumento de evaluación Portafolio debe ser complementado con evaluaciones de desempeño anual a realizarse por los directores de las escuelas.

2. Centralización v/s descentralización de la Evaluación Docente.

Con respecto a realizar evaluaciones descentralizadas a nivel del establecimiento, Felipe Rössler (Fundación Jaime Guzmán) sugiere avanzar hacia una evaluación que reconozca las particularidades de cada establecimiento educacional

Por su parte Raúl Figueroa (Acción Educar) y Maria Paz Arzola (Instituto Libertad y Desarrollo), con base en revisión de la literatura, señalan que la evaluación de los docentes realizada por el director del establecimiento, se asocia positivamente con el rendimiento académico de los alumnos. Por su parte, Carlos Henríquez (Agencia de la Calidad de la Educación) destaca la importancia de que los directivos estén capacitados para evaluar con enfoque formativo y conducir el desarrollo profesional de sus docentes dentro del establecimiento educacional.

Sin embargo, Jorge Manzi (Mide UC [40]) en una visión más crítica de la evaluación descentralizada, señala que los directivos son claves, pero que la investigación muestra que éstos identifican a los profesores en los extremos, es decir aquellos con muy buen rendimiento y los con muy mal rendimiento. Por otro lado, señala que no toman decisiones en caso de bajo desempeño, y que su rol evaluador requiere del desarrollo de competencias. No obstante ello, destaca que pueden cumplir un rol importante en la evaluación local y formativa, centrada en apoyar el desarrollo profesional.

Con respecto a lo que propone el proyecto de ley en materia de evaluación docente, Lorena Meckes (CEPPE [41]) señala que se prioriza la evaluación externa para la toma de decisiones (sumativa), por sobre la formativa, recomendando complementar con una evaluación formativa, y formación de directivos y profesores, para retroalimentarse mutuamente.

En esta misma línea argumentativa, Raúl Figueroa (Acción Educar) recomienda establecer un piso de remuneración más elevado para los docentes que acrediten contar con competencias mínimas (disciplinarias y pedagógicas). Propone que sobre ese piso, el director - a través de un instrumento descentralizado de evaluación de desempeño-, evalúe a los docentes, y por esa vía determine el aumento de sus remuneraciones, y la permanencia en el aula. Recomienda que la ponderación que se debiera dar al instrumento descentralizado sea de un 30%.

En relación a incluir los logros de aprendizaje de los alumnos como antecedente del desempeño de los docentes, Jorge Manzi (Mide UC [42]) señala que esto presenta algunas complejidades, dado que es muy difícil estimar la efectividad docente, controlando todos los otros factores que inciden en el aprendizaje y que están fuera de su influencia. Asimismo señala que no se puede emplear este método en aulas pequeñas, o cuando hay movilidad de estudiantes y profesores.

V) Condiciones laborales de los docentes.

El proyecto de ley con respecto a la distribución de la carga horaria entre horas lectivas y no lectivas, propone reducir el porcentaje de horas lectivas desde un 75% a un 65%, y en consecuencia aumentar las horas no lectivas desde un 25% a un 35%.

1. Horas lectivas.

Según el Movimiento 50/50, la propuesta del proyecto de Ley sobre distribución horaria de la función docente entre horas lectivas y no lectivas, es insuficiente, utilizando como parámetro las cifras que se observan en los países OCDE. En estos países el promedio de horas lectivas es de un 57%, según Movimiento 50/50. En Chile, actualmente la distribución horaria es 75% horas lectivas y un 25% horas no lectivas, mientras que la propuesta de distribución del proyecto de ley es de 65% horas lectivas y 35% horas no lectivas. El Movimiento 50/50 señala que Es decir, un profesor de un país desarrollado pasa 207 horas menos frente a sus alumnos que un profesor chileno.

Por su parte, Tomás Recart (Enseña Chile) considera importante el aumento de horas no lectivas, aunque señala que ésta es insuficiente, dada la gran cantidad de labores que la actual legislación contempla para realizar en estas horas [43]. Profundiza, señalando que el aumento de la proporción de horas no lectivas, no constituye por sí sola una condición suficiente para el mejoramiento de la calidad de la docencia, toda vez que no se resguarda su utilización para las labores propias de la mejora y preparación de la enseñanza. En este sentido, señala “Proponemos que las horas no lectivas se limiten a la preparación de la enseñanza (planificación y confección de herramientas de didáctica), evaluación, seguimiento de la enseñanza y formación”.

En esta misma línea argumentativa, Rodrigo Cornejo (OPECH) propone distinguir entre horas no lectivas y horas de trabajo administrativo burocrático, que actualmente realizan los docentes, y que no debieran ser parte de su labor profesional. Sobre este punto, Tomás Recart (Enseña Chile) agrega que las horas de jefatura no son parte de las horas no lectivas, por lo que requieren un pago diferenciado, dado su rol fundamental. Por otro lado, señala que no se otorga el tiempo necesario para desempeñar esta importante labor.

Alejandra Martínez (Revolución Democrática) propone mejorar la proporción de horas lectivas y no lectivas a 50/50, partiendo con 60/40 en el corto plazo, priorizando a los profesores de enseñanza básica. En la misma línea argumentativa Rodrigo Cornejo (OPECH) propone hacer efectiva la idea de 50/50 de la proporción entre horas lectivas y no lectivas. Asimismo Juan Pablo Valenzuela (CIAE) plantea que avanzar hacia 35% de tiempo no lectivo es insuficiente, comparado con experiencia internacional, en donde se observa una relación entre 40%/50%. A su vez, que se requieren mecanismos de mejoramiento continuo de docentes en ejercicio. Sin embargo, menciona una restricción basada en la evidencia, que indica que sólo es posible avanzar gradualmente, más allá de 35% de horas lectivas. Esto debido al número de docentes requeridos que sería necesario para cubrir el aumento de horas no lectivas.

2. Otros aspectos.

Con respecto a las hora de contrato de los docentes, Rodrigo Cornejo (OPECH) cuestiona la forma de contratación del profesional docente, señalando que son contratados por hora, lo que precariza su labor. Por lo demás, se aleja de la forma de contratación de la mayoría de los demás profesionales Por ejemplo, al estar contratados por 35 horas, es muy difícil que pueda aumentar su jornada por las horas restantes en otro establecimiento. Señala que debería establecerse el contrato con el establecimiento de jornada completa, o bien media jornada, evitando los profesores “taxi” [44]. En relación a lo mismo, propone disminuir las horas de clases anuales (1.800 aproximadamente en Chile), que sobrepasan en mucho a la cantidad de horas de clases, por ejemplo, de los países con mejores resultados de la OCDE (800 horas).

Alejandra Martínez (Revolución Democrática) concuerda en establecer jornadas de trabajo, en vez de contratos por hora (jornada completa, media y cuarto de jornada, lo que supone modificar el estatuto docente), agregado que es necesario mejorar la relación de número de alumnos por sala, priorizando para ello los contextos de mayor vulnerabilidad, y disminuir la cantidad de alumnos por curso, siguiendo para ello los estándares que señalan las investigaciones mundiales (25 estudiantes como máximo) (OPECH).

[1] Antecedentes aportados por la Biblioteca del Congreso Nacional. Copia íntegra de este documento y de informes sobre los casos estudiados se encuentra en los siguientes link http://www.camara.cl/pdf.aspx?prmTIPO=DOCUMENTOCOMUNICACIONCUENTA&prmID=6757 http://www.camara.cl/pdf.aspx?prmTIPO=DOCUMENTOCOMUNICACIONCUENTA&prmID=6758 http://www.camara.cl/pdf.aspx?prmTIPO=DOCUMENTOCOMUNICACIONCUENTA&prmID=6759 http://www.camara.cl/pdf.aspx?prmTIPO=DOCUMENTOCOMUNICACIONCUENTA&prmID=6756
[2] Los casos de Finlandia y Singapur fueron seleccionados debido a que corresponden a países con resultados sobresalientes en pruebas internacionales estandarizadas de resultados de aprendizaje de los alumnos. El caso de México se seleccionó debido a que tiene características similares a las políticas nacionales docentes que se discuten en Chile
[3] En sesión de fecha 21 de abril de 2015.
[4] En sesión de fecha 4 de mayo de 2015.
[5] Copia íntegra de las exposiciones se encuentra en el siguiente link http://www.camara.cl/trabajamos/comision_listadodocumento.aspx?prmID=412 Del mismo modo se puede acceder a las actas de la Comisión en el link http://www.camara.cl/trabajamos/comision_sesiones.aspx?prmID=412
[6] En sesión de fecha 11 de junio de 2015.
[7] Centro de Investigación Avanzada en Educación.
[8] Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación.
[9] En la misma línea argumentativa Oscar Nail Kroyer (Decano de la Facultad de Educación de la Universidad de Concepción) señala que el alza de los puntajes de ingreso de pedagogías a las universidades tendrá un efecto predatorio para las universidades regionales y como efecto a la larga produciría el cierre de las carreras de pedagogía especialmente en las zonas extremas del país.
[10] Centro de Políticas Comparadas de Educación.
[11] Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación.
[12] Centro de Políticas Comparadas en Educación.
[13] Centro de Estudios de Políticas y Prácticas en Educación de la Pontificia Universidad Católica de Chile
[14] Sigla de Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación.
[15] Ver pié de página N°7.
[16] Sigla de Centro de Estudios Públicos.
[17] Los resultados de la prueba Inicia no tienen representatividad ya que no es obligatoria.
[19] Ley disponible en: https://www.bcn.cl/leychile/Navegar?idNorma=1014974 (agosto 2015).
[20] Centro de Políticas Comparadas de Educación.
[21] Párrafo II art 18 letras “k” y “o” del proyecto de ley.
[22] No existen evaluaciones de competencias pedagógicas; la habilitación queda a la discreción de las Direcciones Provinciales las que no necesariamente responden a las necesidades de las comunidades escolares.
[23] Los tramos obligatorios son los siguientes: Nivel Inicial: es la etapa de ingreso al sistema de desarrollo profesional docente de carácter temporal que acredita una experiencia competencias pedagógicas y conocimientos disciplinarios esperados para quien se inicia en el ejercicio profesional docente. La permanencia por al menos cuatro años en este tramo habilita a acceder a los tramos temprano y avanzado según corresponda. Nivel Temprano: es la etapa intermedia del desarrollo profesional docente que acredita una experiencia competencias pedagógicas y conocimientos disciplinarios que deben ser fortalecidos. La permanencia por al menos cuatro años en este tramo habilita a acceder al tramo avanzado. Nivel Avanzado: es la etapa óptima del desarrollo profesional docente al que podrán acceder los profesionales que acrediten experiencia competencias pedagógicas y conocimientos disciplinarios deseados para un buen ejercicio profesional docente. Asimismo habilitará para el ejercicio de las funciones que la ley establezca.
[24] Los tramos voluntarios son: Nivel Superior: es una etapa voluntaria del desarrollo profesional docente a la que podrán acceder quienes se encuentren en el tramo avanzado por al menos cuatro años y que cuenten con una experiencia competencias pedagógicas y conocimientos disciplinarios por sobre lo deseado para un buen ejercicio profesional docente. Nivel Experto: es una etapa voluntaria del desarrollo profesional docente a la que podrán acceder quienes se encuentren en el tramo superior por al menos cuatro años y que cuenten con una experiencia competencias pedagógicas y conocimientos disciplinarios de excelencia para el ejercicio profesional docente.
[25] Siglas de Observatorio Chileno de Políticas Educativas.
[26] Siglas de Centro de Medición de la Universidad Católica de Chile.
[27] Tomás Recart (Enseña Chile); Nail Kroyer (Decano de la Facultad de Educación de la Universidad de Concepción); Pedro Montt (Presidente del Consejo Nacional de Educación).
[28] Pedro Montt (Presidente del Consejo Nacional de Educación); Sylvia Eyzaguirre (CEP); Manuel Sepúlveda (Educación 2020).
[29] Sigla de Consejo Nacional de Educación.
[30 Sigla de Centros de Estudios Públicos.
[31] Con respecto a este punto Pedro Montt (Presidente del CNED) realizó el siguiente análisis: (existen) 8 carreras universitarias donde el ingreso promedio de sus titulados luego de cinco años es superior al tramo experto en el bienio número 15; si se considera al 10% de los titulados con mayor ingreso al quinto año; los titulados de 35 carreras universitarias superan en ese mismo periodo a la remuneración del docente experto al bienio 15; el 60% de las carreras (65 carreras de un total de 108) tienen remuneraciones mayores a $900.000 al quinto año de la titulación similar al salario docente nivel “avanzado” en el bienio 15 si se considera al 10% de los titulados con mayores ingresos para cada carrera luego de 5 años de su titulación; 104 carreras tienen un ingreso mayor a $900.000.
[32] Sigla del Centro de Investigación Avanzada en Educación (www.ciae.cl/ ).
[33] Pedro Montt (Presidente del CNED); Manuel Sepúlveda (Educación 2020); Juan Pablo Valenzuela (CIAE).
[34] Ver pié de página N°11.
[35] Ver pié de página N°4.
[36] Para la consulta de tres casos de evaluación docente ver documento de la Biblioteca del Congreso Nacional “Política nacional docente. Principales regulaciones en los casos de Finlandia México y Singapur” disponible en Biblioteca del Congreso Nacional.
[37] Ver pié de página N°3.
[38] Ver pié de página N°4.
[39] Ver pié de página N°11.
[40] Ver nota al píe N°11.
[41] Ver pié de página N°4.
[42] Sigla de Centros de Estudios de Políticas y Prácticas en Educación.
[43] Ver nota al pié N°4.
[44] Según el documento de la Biblioteca del Congreso Nacional: “Marco normativo de la jornada de trabajo de los docentes en materia de horas lectivas y no lectivas” la ley define las ‘actividades curriculares no lectivas’ como “aquellas labores educativas complementarias de la función docente de aula tales como administración de la educación; actividades anexas o adicionales a la función docente propiamente tal; jefatura de curso; actividades co-programáticas y culturales; actividades extraescolares; actividades vinculadas con organismos o acciones propias del quehacer escolar; actividades vinculadas con organismos o instituciones del sector que incidan directa o indirectamente en la educación y las análogas que sean establecidas por un decreto del Ministerio de Educación”.
[45] Según el documento de la Biblioteca del Congreso Nacional “Número de cargos y promedio de horas cronológicas contratadas para la Función Docente” el promedio de horas por cargo para desempeñar exclusivamente la función docente alcanza las 2901 horas cronológicas. En el sector municipal promedia 3005 horas cronológicas mientras que el sector particular subvencionado promedia 2887 horas cronológicas.

1.3. Discusión en Sala

Fecha 23 de julio, 2015. Diario de Sesión en Sesión 52. Legislatura 363. Discusión General. Se aprueba en general.

CREACIÓN DE SISTEMA DE DESARROLLO PROFESIONAL DOCENTE (PRIMER TRÁMITE CONSTITUCIONAL. BOLETÍN N° 10008-04)

El señor NÚÑEZ, don Marco Antonio (Presidente).-

En el Orden del Día, corresponde tratar el proyecto de ley, iniciado en mensaje, que crea el Sistema de Desarrollo Profesional Docente y modifica otras normas.

De conformidad con los acuerdos de los Comités adoptados ayer, se destinarán 20 minutos para rendir el informe y 120 minutos para el debate, repartidos proporcionalmente entre las bancadas.

En el tiempo de votaciones se procederá solo a su votación en general.

Se ha instruido a los jefes de bancada que hagan llegar por escrito el orden de intervención de los diputados y de las diputadas de sus bancadas.

Diputado informante de la Comisión de Educación es el señor Romilio Gutiérrez .

Antecedentes:

-Mensaje, sesión 16ª de la presente legislatura, en 21 de abril de 2015. Documentos de la Cuenta N° 2.

-Informe de la Comisión de Educación. Documentos de la Cuenta N° 21 de este boletín de sesiones.

El señor NÚÑEZ, don Marco Antonio (Presidente).-

Tiene la palabra el diputado informante.

El señor GUTIÉRREZ, don Romilio (de pie).-

Señor Presidente, en nombre de la Comisión de Educación, paso a informar sobre el proyecto de ley, en primer trámite constitucional y primero reglamentario, originado en mensaje de su excelencia la Presidenta de la República, que crea el Sistema de Desarrollo Profesional Docente y modifica otras normas.

La idea matriz del proyecto consiste en mejorar las capacidades docentes de conducción y desarrollo en los procesos de enseñanza y aprendizaje en aula, y mejorar la calidad de la educación que reciben las niñas y los niños mediante el perfeccionamiento de la formación inicial docente, aumentando los requisitos para la selección de estudiantes de pedagogía y mejorando la información disponible en el sistema de formación inicial en relación con la evaluación diagnóstica.

Asimismo, procura apoyar la inmersión de profesores principiantes en establecimientos educacionales por medio de la inducción; fortalecer el desarrollo profesional docente para promover el avance en la carrera profesional; crear un sistema de desarrollo profesional docente y aumentar las horas no lectivas.

El artículo 3° del proyecto tiene el carácter de orgánico constitucional, toda vez que modifica el artículo 46, letra g), de la Ley N° 20.370, General de Educación.

El proyecto no contempla normas de quórum calificado.

Durante la tramitación de la iniciativa, la Comisión de Educación celebró 31 sesiones y recibió en audiencia a 55 instituciones y personas. Además, realizó una jornada temática en la ciudad de Iquique.

La revisión en detalle del proyecto permitió concluir, de forma transversal, que se requería un rediseño del mismo, razón por la cual se adoptó, por acuerdo unánime, la decisión de suspender la votación de la idea de legislar y posponer las audiencias programadas para junio, con el objeto de abrir un espacio de diálogo en una mesa tripartita entre el Colegio de Profesores, el Ministerio de Educación y la Comisión de Educación.

Los principales puntos de desacuerdo del Colegio de Profesores de Chile con el proyecto son los siguientes:

1. Certificación. Este punto dice relación tanto con la certificación para el ingreso a la carrera, que expone a los docentes a un proceso de evaluación basado en la desconfianza, como para la promoción dentro de la carrera, que no considera la importancia del trabajo colaborativo en la escuela, el cual es una característica inherente a la profesión docente.

2. Pérdida de derechos. Se señaló que en el proyecto se plantean elementos que significan grandes pérdidas de derechos conquistados; a saber, la estabilidad laboral y la reducción de los bienios, pues se le quita valor a la experiencia.

3. Evaluación y progresión única. Se propone que alcanzado el tramo avanzado no continúe la evaluación profesional y se establezcan mecanismos distintos para los tramos superiores.

4. En el proyecto se sobrevaloran las evaluaciones competitivas individuales vinculadas a la evaluación profesional docente: pruebas estandarizadas como la Asignación de Desempeño Variable Individual (ADVI) y la Asignación de Excelencia Profesional (AEP).

5. El encasillamiento. Puede implicar que un docente que no ha rendido una prueba de conocimiento disciplinar quede encasillado en el tramo inicial, a pesar de su experiencia.

6. Remuneraciones. El monto comprometido de 950.000 pesos para los profesores que se inician en la carrera no se cumple, ya que está sujeto a un contrato de 44 horas, en circunstancias de que el promedio de horas de contrato está entre las 30 y las 36 horas. Además, la pendiente remuneracional no es muy atractiva, sobre todo en los primeros años de servicio, periodo en que se concentra la mayor tasa de deserción de la docencia.

7. Salida. Se señaló que un sistema de desarrollo profesional docente que no considere la salida del mismo, ignora el derecho a una justa jubilación.

8. Jubilación forzada. La voluntariedad de ingresar a la carrera para los docentes que se encuentran a cinco años de jubilar atenta gravemente contra la legitimidad de los derechos laborales alcanzados por el gremio.

9. Universalidad del estatuto. Aplicar el Código del Trabajo como instrumento para regular la relación contractual de los profesores en los colegios particulares subvencionados permite que el administrador desvincule al profesor por necesidades de la empresa, sin importar lo bien que desempeñe su función.

10. Proporción entre horas lectivas y no lectivas/alumnos por aula. El aumento de las horas no lectivas a 35 por ciento desde el 2018 no evidenciará una mejora sustantiva en las condiciones para el ejercicio de la profesión. Además, la actual delimitación de su uso en el Estatuto Docente es demasiado ambigua como para garantizar que estas sean utilizadas fuera del aula en actividades conducentes a mejorar los procesos de enseñanza.

También resulta fundamental la reducción del número de alumnos por aula, pues da más posibilidades a los docentes para la innovación pedagógica y para la atención de las necesidades educativas individuales de sus estudiantes.

11. Derogación de la ley N° 20.501. Esta normativa promueve que el directivo designe a su equipo de gestión sin concursos, y establece nuevas modalidades de posible despido, lo que no contribuye a crear comunidades de aprendizaje. Asimismo, une las rúbricas de Básico con Insatisfactorio, lo que desvirtúa y debilita la consistencia de la propia evaluación docente.

De este trabajo conjunto surgió un documento elaborado por la comisión, denominado “Condiciones básicas para continuar la tramitación del proyecto de nueva carrera docente”, cuyo marco introductorio hace presente que si bien el desarrollo profesional docente es un proceso individual de cada profesor, se debe reconocer que la mejora de la enseñanzaaprendizaje constituye un proceso que se desarrolla colectivamente. Añade que el aporte de los profesores no se extingue en la relación individual con los alumnos, sino que permanece con la comunidad escolar en su conjunto. Valorar ambos aspectos es esencial para profundizar en la actual discusión.

Por ello, los parlamentarios abajo firmantes proponemos al Ministerio de Educación, a los profesores de Chile y a la sociedad en su conjunto una serie de compromisos que contribuyen a enriquecer el debate sobre la nueva carrera docente, en pro del objetivo último cual es la entrega de una educación de calidad para nuestros niños, niñas y jóvenes.

Aspectos a modificar en el proyecto de ley: el fortalecimiento de la educación inicial; las condiciones del proceso de encasillamiento; la progresión en la carrera y el reconocimiento del desarrollo profesional de los docentes; una estructura de remuneraciones que incentive el desarrollo profesional; la profesionalización de la educación inicial; la voluntariedad de la carrera.

Compromisos más allá del proyecto de ley:

a) Solicitamos al Ejecutivo la conformación de una mesa de trabajo para avanzar en la disminución del número de alumnos por sala.

b) Llamamos a constituir una mesa técnica de evaluación y revisión de la evaluación docente conformada por el Mineduc, el Colegio de Profesores, académicos que nombra el Cepeip, y los sostenedores públicos.

c) Para reducir la carga y presión en los docentes en ejercicio, se solicita buscar medidas que permitan hacer voluntaria la evaluación docente 2015 para todos los profesores que se encuentren evaluados como competentes y destacados.

Dicho documento sobre condiciones básicas fue acogido en su totalidad por el Ministerio de Educación, tras lo cual la Comisión de Educación retomó las audiencias programadas.

A la sesión del martes 21 de julio asistió a la comisión la ministra de Educación, quien expuso sobre la propuesta de indicaciones que se presentarán a esta instancia y que dicen relación con las siguientes materias:

I) En formación inicial:

1. Como condición para obtener la acreditación, que ahora será obligatoria para impartir las carreras de pedagogía, las universidades deberán realizar dos pruebas diagnósticas: una al comienzo de la carrera, y otra, a la mitad.

2. Asimismo, las universidades deberán implementar planes de nivelación y/o apoyo a sus estudiantes en función de la información proporcionada por las pruebas mencionadas.

3. Se aumentarán los requisitos para la acreditación obligatoria, que incluyen:

-Criterios relacionados con la estructura curricular, considerando prácticas formativas;

-Criterios relacionados con cuerpo académico para implementar los programas;

-Criterios relacionados con infraestructura y equipamiento necesarios;

-Criterios asociados a perfiles de ingreso y egreso, y

-Criterios asociados a la vinculación de la universidad con las comunidades educativas.

4. La acreditación se hará exclusivamente por la Comisión Nacional de Acreditación.

5. El Ministerio de Educación elaborará orientaciones y criterios generales para el desarrollo de las pruebas antes señaladas.

6. En un artículo transitorio se dispondrá que el proyecto de ley de educación superior deberá considerar aspectos relacionados con la formación inicial.

II) Sobre Inducción y Mentoría:

1. Se consagrará la inducción como derecho de los docentes.

2. Los docentes podrán acceder al proceso de inducción dentro de los primeros cuatro años de ejercicio profesional.

3. Se fomentará que los mentores se encuentren en la misma escuela que el docente principiante en proceso de inducción o, en su defecto, que se desempeñe en alguna escuela de la misma comuna.

III) Respecto de formación en desarrollo:

1. Se hará explícito el carácter formativo y de apoyo continuo para la mejora y el desarrollo profesional del docente.

2. Se otorgará prioridad a los docentes durante sus cuatro primeros años de ejercicio profesional (sin perjuicio del proceso de inducción) y se implementarán formas de apoyo específicas para ellos.

3. Se establecerán programas de apoyo para los docentes en función de la información que proporciona el Sistema de Reconocimiento al Desarrollo Profesional Docente.

4. Se implementará el perfeccionamiento no solo individual, sino también en grupos o comunidades escolares, en función de sus necesidades.

IV) Desarrollo Profesional Docente. i) Conceptos.

1. Se reemplaza el concepto de certificación por el de Sistema de Reconocimiento al Desarrollo Profesional Docente, el que se concibe como un proceso evaluativo integral que reconoce la consolidación y experiencia, así como las competencias y saberes que los y las docentes deben enseñar.

Este sistema lleva asociado un sistema de evaluación del desempeño profesional, esencialmente formativo, que contribuya a que los docentes, de manera individual y colectiva, mejoren sus prácticas en función de los aprendizajes de los estudiantes.

ii) En cuanto al reconocimiento del desarrollo profesional docente:

1. El sistema se referirá tanto a conocimientos específicos como a pedagógicos, ambos en relación al currículum que le corresponde aplicar al docente. No se trata de una “prueba” de conocimientos tipo PSU.

2. Se reconocerá expresamente el trabajo colaborativo con otros docentes, y las labores desarrolladas fuera del aula entre los dominios medidos en los instrumentos de evaluación.

3. El título profesional permitirá el ingreso directo al tramo inicial, sin necesidad de rendir evaluaciones.

iii) En cuanto a los instrumentos para el reconocimiento del desarrollo profesional docente:

1. Se consagrará legalmente que la parte enriquecida del portafolio medirá, entre otros aspectos, el trabajo colaborativo.

2. Los docentes con resultado en portafolio como competente o destacado en dos oportunidades consecutivas podrán mantener sus resultados para el proceso siguiente. La misma regla se aplicará en la Evaluación Docente.

3. Los docentes con resultado destacado o competente en el instrumento de medición de conocimientos específicos y pedagógicos no deberán rendirlo nuevamente, a menos que el docente lo desee.

V) En relación con el régimen de remuneraciones:

1. Se garantizará que ningún profesor sufrirá menoscabo en su remuneración actual ni en su trayectoria futura.

2. Se modificará la asignación de tramo que se propuso en el proyecto original, con el objeto de hacer más atractivo el ejercicio profesional al inicio de la carrera.

3. En el mismo sentido, por medio de la asignación de reconocimiento por docencia en establecimientos con alta concentración de alumnos prioritarios, se establecerán mayores incentivos para que los docentes jóvenes se desempeñen en establecimientos vulnerables.

VI) Voluntariedad en ingreso al sistema para los docentes:

1. Los profesionales de la educación a los que les falten diez o menos años para cumplir la edad legal de jubilación podrán optar por no ingresar al sistema. Estos docentes no deberán presentar una renuncia irrevocable que se haría efectiva al momento de cumplir con la edad legal de jubilación.

2. Mantendrán sus remuneraciones considerando los reajustes del sector público y la asignación de experiencia.

VII) En relación con el encasillamiento de los docentes existentes:

1. El encasillamiento de los docentes actuales en los tramos de la carrera se hará de acuerdo con el resultado en el instrumento portafolio y los años de experiencia.

2. El uso de los resultados en las pruebas ADVI y AEP será voluntario.

3. Los docentes con resultado básico en el instrumento portafolio serán encasillados en el tramo temprano.

4. Los docentes con resultado insatisfactorio en el portafolio serán encasillados en el tramo inicial.

5. Para el proceso de encasillamiento se considerarán aspectos del trabajo colaborativo del portafolio enriquecido.

6. Se diseñarán instrumentos de evaluación para docentes en situaciones especiales.

7. En este encasillamiento, se incorporan inmediatamente al sistema alrededor del 60 por ciento de las educadoras de párvulo correspondientes a kínder y prekínder. Para el resto, la incorporación se hará una vez que exista el Marco para la Buena Enseñanza para las educadoras que ejercen en los niveles educativos de niños y niñas de 0 a 4 años, y, a su vez, los instrumentos de reconocimiento hayan sido validados.

VIII) Otras disposiciones.

1. El Ministerio de Educación implementará un programa de fortalecimiento del Cpeip, para el adecuado cumplimiento de las nuevas funciones que se le entregan, de acuerdo con los recursos que al efecto contemple la Ley de Presupuestos del Sector Público.

2. En materia de horas no lectivas, se regulará que el aumento de estas sea utilizado en acciones de planificación, evaluación y atención de apoderados y alumnos.

3. Buscaremos permitir el uso de la ley SEP para incrementar la proporción de horas no lectivas en establecimientos de educación básica y de alta vulnerabilidad, con el fin de aliviar el agobio laboral y garantizar una educación de calidad integral para los niños y niñas.

Durante la discusión en general de la iniciativa se fundamentaron las abstenciones básicamente en que si bien se reconoce que existe un esfuerzo importante de parte del Ejecutivo por acceder al perfeccionamiento del proyecto, ello no se ha materializado en propuestas concretas y detalladas. Además, no abarca todos los aspectos considerados esenciales para una carrera docente.

Asimismo, se sostuvo que se había perdido una oportunidad histórica de involucrar a los principales actores de este proyecto, como son los profesores y la comunidad en general, y que la iniciativa carece de legitimidad social.

Además, se enfatizó que el gobierno ha carecido de la capacidad suficiente para sociabilizar y explicar los cambios propuestos y concordados.

Por último, además de valorar el esfuerzo del gobierno por introducir modificaciones al proyecto original, se realzó la poca claridad y precisión en materias consideradas fundamentales para la carrera docente, tales como el encasillamiento de la educación parvularia, especial y particular subvencionada; el aumento de horas no lectivas, el portafolio “enriquecido”, el nuevo rol del Cpeip, entre otras.

Por otra parte, quienes estuvieron por aprobar la idea de legislar, hicieron hincapié en que los cambios incorporados al proyecto a través de su rediseño permitieron mejorarlo sustantivamente en muchos aspectos, lo que lleva a mejorar las condiciones de los profesores, y que será la discusión particular la oportunidad para seguir trabajando, a fin de lograr una mejor iniciativa.

Puesto en votación el proyecto, se rechazó la idea de legislar por 5 votos a favor y 8 abstenciones. Votaron por la afirmativa la diputada Camila Vallejo Dowling (Presidenta) y los diputados señores Fidel Espinoza Sandoval , Giorgio Jackson Drago , Alberto Robles Pantoja y Mario Venegas Cárdenas .

Se abstuvieron las diputadas señoras Cristina Girardi Lavín , María José Hoffmann Opazo y Yasna Provoste Campillay , y los diputados señores Jaime Bellolio Avaria , Rodrigo González Torres , Romilio Gutiérrez Pino , Felipe de Mussy Hiriart (en reemplazo del diputado José Antonio Kast Rist ) y Felipe Kast Sommerhoff.

En definitiva, la comisión, por mayoría de votos, recomienda rechazar el proyecto que crea el Sistema de Desarrollo Profesional Docente y modifica otras normas (boletín N° 10008-04).

Informo a la Sala que ayer se constituyó una comisión de trabajo en la cual se logró un acuerdo para incorporar a las mejoras del proyecto de ley una demanda formulada de manera transversal, cual es aumentar la proporción y el porcentaje de horas no lectivas de 35 por ciento, como establecía el proyecto original, a 40 por ciento, en dos modalidades: a los colegios con un Índice de Vulnerabilidad Escolar (IVE) superior al 80 por ciento, con recursos de la Ley SEP, y a los colegios bajo ese IVE, con recursos adicionales, que se irían incorporando en virtud del crecimiento económico y de la recaudación fiscal.

Es todo cuanto puedo informar. He dicho.

-Aplausos.

El señor NÚÑEZ, don Marco Antonio (Presidente).-

Tiene la palabra la diputada Alejandra Sepúlveda .

La señora SEPÚLVEDA (doña Alejandra).-

Señor Presidente, quiero hacer una observación respecto de lo que acaba de señalar el diputado informante, en el sentido de que hay un acuerdo firmado por todas las bancadas. Eso no es así. La bancada de Independientes no ha concurrido al acuerdo.

-Aplausos.

El señor NÚÑEZ, don Marco Antonio (Presidente).-

En discusión el proyecto. Tiene la palabra, hasta por tres minutos, el diputado René Saffirio .

El señor SAFFIRIO.-

Señor Presidente, no voy a hacer referencia al detalle de las normas del proyecto de ley sobre carrera docente, porque no corresponde en esta instancia entrar en el fondo de la iniciativa, ya que lo que se informó a la Sala es el rechazo en general del proyecto por parte de la Comisión de Educación.

En consecuencia, desde mi punto de vista, el debate debe centrarse en la decisión tomada por la Comisión de Educación, cual es haber rechazado la iniciativa en general. Por ende, me atrevo a sostener -aun a riesgo de equivocarme que no tenía sentido que se hubiera rendido el informe en esta sesión.

¿Qué deseo expresar? Quiero hacer un esfuerzo para que el país entienda en qué parte del proceso de la discusión de este proyecto estamos. Particularmente, quiero pedir, con mucha fuerza, intensidad y sentimiento, a los profesores de mi país que comprendan el estado de la discusión, el estado del arte de este proyecto.

Estamos en el primer trámite reglamentario del primer trámite constitucional del proyecto; estamos en su discusión general, la que también se llevó a cabo en la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados.

Por lo tanto, lo que quiero hacer presente es que existirán muchísimas opciones para lograr avances e introducir modificaciones sustantivas al proyecto, según sea la voluntad de los parlamentarios de la Cámara de Diputados y del Senado, así como del propio Ejecutivo, cuando un proyecto de ley es de iniciativa exclusiva de la Presidenta de la República. En todo caso, permítanme hacer el ejercicio de mencionar en forma detallada las instancias de debate.

Si hoy aprobamos el proyecto en general, vamos a permitir que la Comisión de Educación de nuestra Corporación debata en particular, es decir, artículo por artículo, punto por punto, coma por coma, cada una de sus normas. Pasada esa instancia, la iniciativa volverá a la Sala, donde la volveremos a discutir en particular, etapa en la que nuevamente se podrán presentar indicaciones. Si esta es aprobada, cualesquiera que sean los términos, será despachada para ser tramitada por el Senado de la República, en el que será discutida en particular en la Comisión de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología, y en la Sala.

¿Qué ocurre si se producen diferencias entre lo resuelto por la Cámara y lo resuelto por el Senado? Estas deberán ser resueltas en una comisión mixta, instancia en la que el Ejecutivo tendrá nuevamente la oportunidad de presentar indicaciones al proyecto para lograr un acuerdo.

El señor NÚÑEZ, don Marco Antonio (Presidente).-

Ha concluido su tiempo, señor diputado.

El señor SAFFIRIO.-

Termino en treinta segundos, señor Presidente.

El señor ÑÚNEZ, don Marco Antonio (Presidente).-

Su señoría deberá hacerlo en menos tiempo.

El señor SAFFIRIO.-

Señor Presidente, solicito que el tiempo que requiero para concluir mi intervención sea con cargo a mi bancada.

Si se produce el acuerdo, las proposiciones de la comisión mixta deben ser aprobadas por ambas cámaras. Recién entonces estará concluido el proceso de tramitación legislativa del proyecto.

De manera que no parece razonable tener paralizado el sistema educacional en Chile por un año y medio, mientras dura su tramitación.

En consecuencia, hago un llamado a la cordura y a la racionalidad a los profesores de mi país.

He dicho.

El señor NÚÑEZ, don Marco Antonio (Presidente).-

Los 37 segundos adicionales utilizados por el diputado René Saffirio serán descontados del tiempo correspondiente al último orador de la bancada de la Democracia Cristiana.

Tiene la palabra el diputado Osvaldo Andrade .

El señor ANDRADE.-

Señor Presidente, estamos en la discusión de un proyecto de ley estructural que importa al país. Ello se comprueba porque los profesores ya llevan aproximadamente sesenta días de huelga, pues se señaló que la iniciativa se haría junto con ellos; el gremio que los representa se encuentra en crisis y radicalizado. Se trata de un proyecto relevante, razón por la que su tramitación requería un celo especial, mucha idoneidad y un uso adecuado de los tiempos y de las oportunidades.

La iniciativa partió mal desde el enfoque inicial, pues había una desconfianza casi declarada para que los profesores fueran parte esencial de su elaboración. Ello explica que el diálogo haya sido siempre infructuoso, porque se partía de un supuesto equivocado, cual era que el proyecto debía construirse sobre la base de la desconfianza que existía respecto del mundo de los profesores.

Por lo tanto, nunca hubo claridad en la relación con los propios. ¿Cuáles son los propios? Los que están detrás del proyecto: el mundo del profesorado y el mundo estudiantil. No hubo claridad en la hoja de ruta, en los tiempos y contenidos. Nunca hubo certeza hacia los profesores y, por cierto, nunca hubo respaldo a su conducción.

En consecuencia, aquí hay un problema. ¿Somos una coalición, o debo entender que somos la suma de individualidades? La lealtad se expresa cuando se está de acuerdo, pero también cuando se está en desacuerdo. No legislar implica abdicar de nuestro mandato. No hacerlo significa que estamos renunciando a la consideración que nos tuvieron aquellos que nos eligieron.

En consecuencia, quiero hacerme cargo de la situación y señalar que, en concreto, no legislar implica abdicar de la condición de parlamentarios. No está en nuestro mandato poder transferir esa convicción y esa voluntad. No se nos eligió para ello; se nos eligió para legislar, para bien o para mal. En todo caso, si lo hacemos mal, estamos sometidos al escrutinio ciudadano cada cuatro años, cuando se lleva a cabo una elección parlamentaria.

El protocolo que se acaba de suscribir es la expresión de este desacierto, de la hoja de ruta equívoca que se ha seguido. Incluso, el gobierno tuvo que concordar con la derecha un mecanismo para poder realizar incluso la presente sesión, lo que es inaceptable desde el punto de vista de un gobierno que tiene una coalición que lo apoya, la cual podrá cometer errores, pero es su coalición.

Al respecto, si bien votaremos a favor la idea de legislar, el protocolo de acuerdo suscrito no nos empece, porque no lo sentimos como un acuerdo de término, carácter que se le ha querido dar. Hay muchas cosas más que queremos construir y tramitar, aspectos sobre los que nos interesa legislar y reivindicaciones que nos parecen de toda justicia establecer. Un protocolo al que se da el carácter de un proceso de término solo para viabilizar una sesión como esta, nos parece un error. Por eso no nos pareció oportuno firmarlo.

Tenemos más demandas que hacer, más reivindicaciones que discutir. Para eso es el debate parlamentario. Por eso votaremos a favor la idea de legislar y por eso no suscribimos el protocolo.

Durante el gobierno del Presidente Piñera expresé que las cosas que se hacen mal se pueden hacer peor. Espero que esta no sea la ocasión.

He dicho.

El señor NÚÑEZ, don Marco Antonio (Presidente).-

Tiene la palabra el diputado señor Alberto Robles .

El señor ROBLES.-

Señor Presidente, por su intermedio, saludo a los ministros y a la subsecretaria que nos acompañan.

Señor Presidente, el hecho de que Chile necesita una reforma educacional es algo que los radicales hemos planteado y pedido desde hace mucho.

Es evidente que en nuestro país, a pesar de que hemos avanzado en materia de educación, como lo demuestran los datos objetivos, no es menor que durante la dictadura se incorporó en el sistema educacional una mirada neoliberal, una mirada de mercado, la que se introdujo en las distintas etapas de nuestro sistema educacional, desde la educación preescolar hasta la terciaria, la educación universitaria, incluso en la educación continua de los trabajadores.

Los radicales siempre hemos visto la educación como un signo de Estado, porque eso es lo único que permite a los educandos y a toda la población chilena tener igualdad para recibir una educación que les permita lograr, con sus propias potencialidades y capacidades, una perspectiva de desarrollo y de futuro.

La igualdad se construye desde la educación, cosa que los radicales sabemos desde siempre. No por nada los radicales peleamos por la instrucción primaria completa y por que los profesores pudieran formarse en las escuelas normales. No por nada los radicales peleamos en su momento por que la educación fuese el centro del desarrollo chileno.

Las palabras de uno de nuestros Presidentes de la República, don Pedro Aguirre Cerda , quien planteaba que gobernar es educar, no tenían otro sentido que expresar que podemos construir desde el Estado en esa dirección. Por eso, me parece muy importante que hoy, en esta Sala, estemos abocados a una discusión que no es menor, la cual sé que es compleja y que tiene aristas muy importantes en su concepción.

Hoy estamos legislando para que nuestros profesores tengan una nueva carrera docente, razón por la que debemos incorporarlos en esta discusión, para que recuperen el espíritu que siempre tuvieron en el pasado, no solamente en lo que dice relación con la formación en el aula, sino también con el prestigio social que siempre tuvieron en nuestro país. Por eso, el proyecto es tan importante y ha generado diferencias entre los mismos profesores respecto de la forma en que deben ser incorporados.

Estamos en un punto especial. El tiempo nos dio la posibilidad real de modificar el proyecto que presentó el gobierno. Hubo voluntad del Ejecutivo para incorporar visiones distintas en un protocolo, que firmamos prácticamente todos los parlamentarios de la comisión, que buscaba acercar posiciones en una materia que debe ser de Estado; que no puede ser de unos u otros, que debe ser de todos.

Por esa razón, cuando la gran mayoría de los integrantes de la comisión firmamos el protocolo de acuerdo, entendíamos que estábamos avanzando, con una mirada de país, en relación con nuestros profesores. Pues bien, estamos en la Sala y no hemos alcanzado a discutir ni siquiera una coma de lo que se planteó en ese protocolo.

El martes recién pasado, la ministra expuso con claridad en la comisión que el gobierno iba a avanzar no solo en ese tipo de acuerdos, sino que consideraba otros puntos que los profesores demandaban en el debate. Uno de ellos, muy sentido, dice relación con el aumento de las horas no lectivas. La ministra fue muy clara, y lo expresó por escrito: se incorporarán incluso recursos de la SEP para eso.

Tenemos diferencias, pero necesariamente deben ser solucionadas en el debate democrático interno, indicación por indicación. No podemos restarnos a que los profesores tengan una carrera profesional docente. Los radicales queremos que ella se base en su prestigio, en su desarrollo, con mejores remuneraciones y, por cierto, con apoyo desde el Estado para su trabajo en el aula. Queremos que puedan desarrollar cada vez mejor su trabajo y así lograr mejor calidad de la educación, con lo que se obtiene una mayor igualdad y la posibilidad de desarrollo, sobre todo para las personas con menores recursos.

La bancada Radical Social Demócrata, acorde con sus principios, votará a favor el proyecto de ley para que se discuta en la comisión, porque creemos que los profesores deben tener una carrera docente distinta a la que les dejó Pinochet en la dictadura.

He dicho.

-Manifestaciones en las tribunas

El señor NÚÑEZ, don Marco Antonio (Presidente).-

Se recuerda a los asistentes a las tribunas que no está permitido interrumpir a las diputadas y a los diputados cuando están haciendo uso de la palabra. Lo voy a decir una sola vez; de lo contrario, me obligarán a desalojarlos, de acuerdo con el Reglamento.

Tiene la palabra el diputado Iván Norambuena .

El señor NORAMBUENA.-

Señor Presidente, cincuenta y tres días mintiendo a los profesores, cincuenta y tres días mintiendo al Parlamento, cincuenta y tres días mintiendo a los padres y apoderados. ¿En qué? En que no hay recursos. Hoy, después de cincuenta y tres días, se pide más debate.

¿Qué ha pasado durante ese tiempo? Ha habido una paralización; la comunidad educativa y los profesores se pusieron de pie.

Hoy nos dicen como gran novedad -dicho esta mañana por una diputada de la Nueva Mayoría en una radio algo que anunció la ministra el martes en la comisión, cual es el 60/40.

¿Esa es la novedad que nos traen?

Un niño de kínder que escucha las noticias sabe que los indicadores económicos son malos en 2015 y que van a ser malos en 2016. Sin embargo, señalan que todos esos recursos van a ser cargados a la SEP.

¡Ojo! Los que pensaban gastar los recursos de la SEP no van a poder hacerlo, porque se traspasan para este fin. Además, se dice que esto estará sujeto a los indicadores económicos.

¿En qué país estamos? A las autoridades del gobierno les decimos que no somos niños de kínder.

Una de las demandas planteadas por los profesores desde que se presentó el proyecto se relacionaba con la educación preescolar. ¿En qué norma de la iniciativa figuran los educadores y las educadoras de párvulos o los educadores y las educadoras diferenciales?

(Aplausos)

¿Dónde están los asistentes de la educación, de los que tanto se habla? No están.

Como señaló un colega, ¿por qué tanto apuro para empezar a discutir el proyecto y para despacharlo, si hemos tenido cincuenta y tres días para hacerlo? ¿Por qué llegamos a esta etapa?

No hagamos un proyecto con maquillaje. No estoy de acuerdo con los protocolos de última hora, con el respeto por quienes lo hayan firmado. ¡No estoy de acuerdo con los pactos de última hora!

(Aplausos)

Represento a la provincia de Arauco, zona que necesita muchos recursos, por lo que puedo informar que los profesores de Lota, Arauco , Curanilahue , Los Álamos , Cañete , Tirúa , Lebu y Contulmo con gran esfuerzo han sacado adelante su labor educativa.

Señor Presidente, no seré cómplice de aprobar un proyecto que va en contra de los intereses de los profesores.

He dicho.

-Aplausos

El señor NÚÑEZ, don Marco Antonio (Presidente).-

Tiene la palabra el diputado Rodrigo González .

El señor GONZÁLEZ.-

Señor Presidente, hemos llegado al cabo de un largo camino, y después de un momento de máxima tensión, arribamos ayer al fin de una etapa en el proyecto de carrera docente. Esa etapa ha culminado con un acuerdo gobierno-oposición para aumentar al 40 por ciento las horas no lectivas, para preparar y planificar la docencia. Además del 40/60, muy anhelado por los profesores, ha incorporado todos los logros alcanzados en la Comisión de Educación.

El resultado final es un proyecto de carrera docente que ha tenido una contribución de todos los sectores: gobierno, ministros, oposición, diputados de todas las bancadas, que hemos estado lidiando continuamente por un mejor proyecto; y, sobre todo, al fin de la gran lucha que ha dado el Colegio de Profesores de Chile, especialmente los docentes, en las calles de todo el país.

Creo que el resultado es un avance sustantivo en relación con el proyecto que ingresó al Congreso Nacional, porque consagra el principio de que la carrera docente debe ser una política de Estado, lo que, como dije, se alcanzó con la participación de todos los sectores, pero que no se ha dado en toda su plenitud. No obstante, debe irse logrando crecientemente, porque si la carrera docente es una política de Estado, debe perfeccionarse en forma permanente.

Con el trabajo efectuado en la Comisión de Educación y el acuerdo de ayer se obtuvo un proyecto de carrera docente que exige a las universidades estándares en la formación inicial, acreditación obligatoria y responsabilidad por la calidad de la formación; asegura un incremento significativo de las remuneraciones, exige tutoría a los profesores noveles y perfeccionamiento docente continuo; ingreso a la carrera solo con el título profesional y titularidad mediante concurso público; establece un método de reconocimiento profesional, todavía muy imperfecto, que incorpora el trabajo colaborativo y la experiencia docente a través de un nuevo sistema de portafolio; finalmente, el incremento progresivo en las horas no lectivas desde el 25 por ciento actual hasta el 40 por ciento, para alcanzar dicha proporción en el más breve plazo, de acuerdo con la disponibilidad de recursos. Es decir, hay un compromiso, como nunca se había pensado, para llegar efectivamente al 40 por ciento.

Si hemos llegado a estos acuerdos -quiero decírselo especialmente al Colegio de Profesores y a los docentes de nuestro país-, ha sido por la lucha de los profesores de Chile y porque se ha hecho el máximo esfuerzo para modificar el proyecto en una etapa inicial. Queda una gran cantidad de puntos por perfeccionar, lo que se hará en la comisión, a través de indicaciones en la discusión particular.

Este punto nos lleva a un dilema, ya que en esta sesión deberemos votar por que el profesorado y la educación de Chile tengan una carrera docente o por que no la tengan. Mi votación en la comisión fue de abstención; pero hoy, ante este dilema, me parece absolutamente claro y responsable votar para que tengamos una carrera docente y perfeccionar el proyecto con la lucha y la participación de todos.

Consecuentemente con eso, voy a votar favorablemente el proyecto. He dicho.

-Manifestaciones en las tribunas.

El señor NÚÑEZ, don Marco Antonio (Presidente).-

Tiene la palabra el diputado señor Sergio Aguiló .

El señor AGUILÓ.-

Señor Presidente, en esta sesión tan importante, los diputados de derecha han intervenido para enlodar la actitud del gobierno; sin embargo, no hay ninguno de sus miembros en la Sala. Esto no es tolerable desde el punto de vista de la democracia.

El señor NÚÑEZ, don Marco Antonio (Presidente).-

Diputado señor Aguiló , recibí una comunicación de los jefes de bancada de la UDI, hace algunos minutos, en la que me señalan que están reunidos para informarse sobre el tenor del acuerdo y para adoptar una decisión sobre la forma de votar.

-Hablan varios diputados a la vez.

El señor NÚÑEZ, don Marco Antonio (Presidente).-

Tiene la palabra el diputado Claudio Arriagada .

El señor ARRIAGADA.-

Señor Presidente, todas las conductas de los niños que tienen a sus padres encarcelados por tráfico de drogas, de los niños cuyas madres trabajan en la zona oriente de Santiago y llegan entre las 10 y las 11 de la noche a las poblaciones, de los niños víctimas del narcotráfico y de la marginalidad, de los niños que obtienen malos resultados escolares se cargan a los profesores.

No hay una carrera profesional más mal pagada en Chile que la de los profesores, a pesar de todas las mejoras. Hoy, cuando se reinaugura en Chile la “democracia de los acuerdos y en la medida de lo posible”; cuando tenemos mayoría para gobernar a pesar de la existencia de un sistema electoral injusto, el gobierno ha optado por retomar la “democracia de los acuerdos”.

No hay una carrera que merezca ser debatida en mayor profundidad que la carrera docente, por poderosas razones.

Estamos analizando esta carrera en el contexto de dos factores terribles: la intransigencia de quienes quieren lograr todo en breve tiempo y la soberbia del gobierno, en un momento en que se requiere la mayor humildad.

La crisis de confianza y los errores que hemos cometido merecen una respuesta con humildad. No era un pecado retirar el proyecto y escuchar más.

(Aplausos)

Nunca debemos cansarnos de escuchar, sobre todo cuando la inmensa mayoría de la ciudadanía no está de acuerdo con la forma en que estamos gobernando.

(Aplausos)

La mayoría que tenemos es para ejercerla, es para ir más allá. Hoy, gratuitamente, le hemos dado un punto favorable a la derecha insolente que no está aquí escuchando.

Con el dolor de mi corazón y con todos los problemas que acarrea mi decisión, voy a votar en contra el proyecto, porque no es la forma que Chile requiere para gobernar.

(Aplausos)

No costaba nada retrasar la discusión un par de semanas para escuchar a los profesores y mejorar el proyecto. Aquí no se trata de quién gana más, porque los niños más vulnerables del país están esperando que sus profesores tengan condiciones dignas para ejercer su profesión, están demandando que las actitudes sean distintas.

Este es mi gobierno, y estoy comprometido con su programa, pero el nivel de brutalidad y de errores que estamos cometiendo no nos puede llevar a equivocarnos en nuestras decisiones.

Voy a votar en contra el proyecto, asumiendo las consecuencias que eso conlleva. He dicho.

-Aplausos

El señor NÚÑEZ, don Marco Antonio (Presidente).-

Tiene la palabra el diputado señor Gaspar Rivas .

El señor RIVAS.-

Señor Presidente, es impresentable que a algunos diputados se nos conceda un minuto para referirnos a un proyecto como este.

Nos metieron este proyecto a la fuerza y ni siquiera tuvieron la decencia(…). Este proyecto es una basura y yo no lo voy a votar a favor.

-Los puntos suspensivos corresponden a expresiones eliminadas de acuerdo con el artículo 10 del Reglamento.

El señor NÚÑEZ, don Marco Antonio (Presidente).-

La afirmación será retirada del acta.

El señor RIVAS.-

Señor Presidente, tengo un minuto para seguir hablando.

Aquí tengo un proyecto de ley para que la señora Presidenta, que dice que esta republiqueta bananera no tiene plata, renacionalice el cobre. Se lo entregaré al ministro.

-El diputado Gaspar Rivas se pone de pie y se dirige al lugar donde se encuentra el ministro Nicolás Eyzaguirre para entregarle el documento.

-Manifestaciones en la Sala y en las tribunas.

El señor NÚÑEZ, don Marco Antonio (Presidente).-

Diputado Rivas , lo llamo al orden por primera vez.

Diputado Rivas , lo llamo al orden.

Tiene la palabra el diputado Manuel Monsalve .

El señor MONSALVE.-

Señor Presidente, como jefe de la bancada socialista, quiero decir que no hemos concurrido a firmar el protocolo de acuerdo porque entendemos que el gran tema o uno de los grandes temas de la sociedad chilena es la educación, por lo que las transformaciones que propongamos en ese ámbito deben ser profundas y amplias, porque aspiramos a que la educación sea un espacio de derechos, de dignidad y de calidad.

En el marco de estas transformaciones, a las cuales el Partido Socialista no va a renunciar, el proyecto de ley de carrera docente es un elemento central. No creemos que el diálogo y las posibilidades de cambios profundos al proyecto de carrera docente se hayan acabado única y exclusivamente con la votación de la idea de legislar. Es cierto que ha habido cambios en las negociaciones tripartitas y también en las conversaciones con el gobierno, que son relevantes y que reconocemos. Tenemos la eliminación de la certificación habilitante, la mentoría durante los primeros cuatro años y la garantía de que el 96 por ciento de los profesores quedarán en la categoría de temprana o de avanzada después del encasillamiento. Sin embargo, creemos que hay temas centrales, por lo que pedimos al gobierno que se allane a modificar ciertas normas durante la discusión particular.

Señor Presidente, por su intermedio, solicito formalmente a la señora ministra y a los señores ministros una reunión con la bancada del Partido Socialista de Chile después de esta votación o en unos días más, para plantear tres temas que nos parecen centrales, respecto de los cuales el gobierno debe necesariamente buscar los mecanismos para acogerlos.

En primer lugar, no es posible que en un proceso de transición, en el que garantizamos mejor formación inicial, no resolvamos la forma en que los profesores se retiran. Es perfectamente posible y necesario que se prolongue en el tiempo la ley transitoria sobre incentivo al retiro que el Parlamento aprobó hace pocos meses. Nos parece que el gobierno debe asumir a lo menos el compromiso de prorrogar esa posibilidad durante el mandato de la Presidenta Michelle Bachelet .

En segundo lugar, nos parece totalmente posible disminuir la cantidad de alumnos por sala. Se logró aumentar el número de horas no lectivas, lo que a los socialistas nos parece muy bien; pero todos sabemos que existen las condiciones en la educación pública chilena, en la educación que está en manos de los municipios, para reducir el número de alumnos por sala y responder de una manera más eficaz a la demanda de los profesores de reducir agobio laboral.

Entendemos que en este proyecto de ley tal vez no cabe incluir esa modificación, pero solicito que se asuma un compromiso claro y explícito para disminuir el número de alumnos por sala en el proyecto que crea la nueva institucionalidad de la educación pública, en el de desmunicipalización.

En tercer lugar, no hay ningún funcionario público en Chile que sea contratado por treinta horas como titular y por diez horas a contrata. Desafío a que me digan en qué institución pública en Chile hay un funcionario o un profesional contratado en esas condiciones. Este tema es clave. Por intermedio del señor Presidente, solicito a la ministra que terminemos con esa precariedad laboral. No podemos decir que mejoraremos el salario de los profesores si una parte de él depende de la arbitrariedad del empleador.

El proyecto de ley debe sufrir grandes modificaciones, para lo que es necesario profundizar el debate.

Respaldaremos la idea de legislar; pero le reitero a la señora ministra, por intermedio del señor Presidente, que como acá no se acaba el debate sobre el proyecto y nuestro compromiso es introducirle modificaciones profundas, le pedimos formalmente una reunión con la bancada del Partido Socialista para discutir los tres temas que he planteado en nombre de los socialistas.

He dicho.

-Manifestaciones en las tribunas.

El señor NÚÑEZ, don Marco Antonio (Presidente).-

Tiene la palabra el diputado señor Gabriel Boric .

El señor BORIC.-

Señor Presidente, un compañero me preguntó ayer si estaba contento con el rechazo del proyecto en la Comisión de Educación. La pregunta me descolocó, porque si bien planteé en esa oportunidad que ojalá no se votara en la comisión, no puedo, bajo ningún punto de vista, estar contento con el escenario que todos los actores construimos. Muchos hemos luchado desde diferentes frentes por una reforma educacional. Incluso algunos de ustedes, pero principalmente estudiantes, profesores y trabajadores de la educación que empezamos a movilizarnos en las calles desde 2005 contra el CAE (Crédito con Aval del Estado) de Lagos y Bitar .

Me provoca impotencia, rabia y pena ver que el gobierno dilapidó en un año y medio el apoyo popular que tenía este proyecto de reforma; me provoca una impotencia muy grande que estemos ad portas de farrearnos la posibilidad de una reforma educacional.

Este es un día negro para esta lucha, porque tras meses de movilización y paro, el gobierno se apresta a aprobar en general un proyecto de carrera docente que es rechazado por la mayoría de los profesores del país.

Esta no es la manera de hacer una reforma educacional, porque no es posible y no tiene sentido hacerla en contra de las mismas personas que tendrán que llevarla a cabo y hacerla funcionar en la cotidianidad.

(Aplausos)

Les digo a las personas que ocupan las tribunas que esto no es para aplaudir, porque hablo desde la rabia y desde la frustración.

El gobierno parecía enfrascado en un gallito con los profesores que se oponen al proyecto. En lugar de abrirse a un diálogo sustantivo y a la búsqueda de acuerdos, no ha estado dispuesto a discutir el corazón del proyecto, sino solo a realizar ajustes al margen.

Algunos dirigentes del Colegio de Profesores manifestaron que los cambios ofrecidos por el gobierno son suficientes; sin embargo, en todas las decisiones democráticas que ha tomado el Colegio de Profesores hasta ahora, la posición ampliamente mayoritaria ha sido que este no es el proyecto que Chile necesita.

¿Cuál es el criterio? ¿Debemos oponernos al proyecto por insuficiente o aprobarlo y valorar sus avances? Nuestro criterio, que es coherente con las movilizaciones en que hemos participado desde 2005, cuando nos enfrentamos al proyecto del CAE (Crédito con Aval del Estado) de Lagos y Bitar, es que avanzar es construir una nueva educación pública.

Como han señalado muchísimas voces desde el mundo educacional e intelectual, y como lo dijimos desde nuestra organización Izquierda Autónoma y Fundación Nodo XXI, debería proponerse una reforma de la carrera docente pensada desde la educación pública:

1. Robustecer la formación inicial a través del fortalecimiento de las instituciones públicas.

2. Entender la carrera docente como un régimen laboral para todos los profesores de instituciones que reciben financiamiento del Estado, incluyendo a los colegios particulares subvencionados.

3. Que la evaluación, muy necesaria en una buena carrera docente, sea entendida como una herramienta de perfeccionamiento y no como una señal de mercado para asignar salarios. De este modo, se reconoce la importancia de la antigüedad, del perfeccionamiento y de las responsabilidades de cada profesor.

4. Que se reconozca la tuición de los profesores sobre la enseñanza, lo que significa entregar mayor autonomía a ellos y a las comunidades educativas para preparar, planificar y evaluar. Eso tiene bajadas muy concretas, que se han discutido latamente.

¿Es este el espíritu de la reforma que diseñó el entonces ministro Eyzaguirre ? No lo es. El gobierno estuvo abierto a realizar ajustes marginales a su proyecto, pero no a discutir la visión de educación que este representa, que parte, como dijo el diputado Andrade , desde la desconfianza hacia los profesores y que entiende la educación como un mercado que debe ser regulado; es decir, una visión de derecha respecto de la educación.

La Nueva Mayoría puede aprobar el proyecto, porque tiene los votos; pero cuando sea ley, desgraciadamente nadie celebrará, al igual como ocurrió con la ley de inclusión, porque no cuenta con una legitimidad social que podríamos haber construido entre todos.

¡Qué escenario más propicio que el de la carrera docente para hacerlo, porque los profesores no quieren seguir en las condiciones de absoluta precariedad en que se encuentran! Sin embargo, el gobierno, con una torpeza infinita, logró construir una oposición social a un proyecto que debió contar con el apoyo de todos.

Quiero terminar con una esperanza, o quizá con una ingenuidad provinciana, pero esperanza al fin, de que no todo está perdido; aún hay tiempo.

Hago un sentido llamado a todas las fuerzas de cambio, a todos los progresistas y a toda la izquierda a rechazar el proyecto, para dar una señal al gobierno de que debe enmendar su rumbo, porque no podemos aprobar un proyecto hecho contra la mayoría de los profesores del país y sustentado en una visión de mercado de la educación.

No es tan grave esperar un año; no vengamos con el cuento de que no podremos trabajar durante la campaña electoral municipal. Si aprovechamos esa oportunidad para lograr la validación social de la iniciativa, que es indispensable para la reforma educacional, vamos a tener éxito y celebraremos todos juntos.

Señora ministra -por intermedio del señor Presidente-, quedan muchos proyectos de educación por discutir, como el de educación superior, el de desmunicipalización y el de fortalecimiento de la educación pública. Cuente con nosotros para ello si van a fortalecer la educación pública, pero rechazaremos el proyecto en discusión.

He dicho.

-Aplausos.

El señor NÚÑEZ, don Marco Antonio (Presidente).-

Tiene la palabra el diputado señor Germán Verdugo .

El señor VERDUGO.-

Señor Presidente, no cabe duda de que este es uno de los proyectos de ley más importantes sobre la calidad de la educación, que todo el país espera y requiere.

Lamentablemente, esta iniciativa, tal como ha sucedido con todas las reformas en educación que se han implementado, se ha hecho sin la participación de los profesores. Es fundamental y básico tener presente que no puede haber una reforma en educación que prospere y que logre lo que se pretende si no se hace con los profesores.

Desde el primer momento afirmé en la Comisión de Educación que el proyecto no solo se había elaborado sin la participación de los profesores, sino en contra de ellos, debido a todas las exigencias que consideraba.

Lamentablemente, el proyecto se ha tramitado en forma mañosa, porque no se ha entregado ni se ha puesto sobre la mesa toda la información. Hasta hoy, ni siquiera se presentó la indicación sustitutiva que se acordó durante las negociaciones que se llevaron a cabo.

Vamos a votar en general un proyecto de ley totalmente distinto del que eventualmente se tramitará en la Comisión de Educación, por cuanto los acuerdos que se han logrado en la mencionada negociación entre los profesores y el gobierno, no se han plasmado en la indicación que debió ser presentada ahora, con el objeto de tomar decisiones con claridad y convicción respecto de lo que estamos votando. El proyecto que votaremos hoy en general va a sufrir cambios profundos que, si bien benefician a los profesores, aún no los conocemos, porque todavía están en la mente de los ministros y de sus asesores, pero no se han plasmado en la indicación sustitutiva que debiéramos conocer para votar favorablemente el proyecto de ley.

Lamento profundamente la responsabilidad que tiene el gobierno en la mantención de esta huelga, que pudo haberse solucionado hace mucho tiempo.

Los profesores tienen razón de estar en contra del proyecto de ley en discusión, porque, en el fondo, no recoge lo que ellos han planteado. No digo que vamos a asumir el ciento por ciento de las demandas, sino lo que es más importante, que es una carrera docente útil para mejorar la calidad de los profesores y, como consecuencia de eso, mejorar la calidad de la educación.

En el proyecto de ley no se dice nada sobre la formación inicial docente; tampoco se habla respecto del retiro de los profesores, que, como todos sabemos, terminan sus carreras recibiendo pensiones miserables.

(Aplausos)

Se pidió que en la iniciativa se considerara la petición formulada mediante un proyecto de resolución que aprobó la Cámara, lo que tampoco ha sucedido.

Señor Presidente, la iniciativa en discusión debe ser revisada profundamente, y se deben entregar las indicaciones acordadas para saber qué estamos votando.

En consecuencia, me abstendré en la votación del proyecto de ley en discusión. He dicho.

-Aplausos.

El señor NÚÑEZ, don Marco Antonio (Presidente).-

Tiene la palabra la diputada señora Cristina Girardi .

La señora GIRARDI (doña Cristina).-

Señor Presidente, por todo lo visto en la Sala y por la forma como nos hemos insultado entre nosotros, todavía no tengo claro si parecemos poco humanos o demasiado humanos.

El debate y las diferencias de opinión son parte del ejercicio democrático. Mediante la discusión podemos conocer las opiniones de los otros e intercambiar y construir argumentos. Más de alguno de nosotros repitió en esta Sala la tan conocida frase de Voltaire: “No estoy de acuerdo con tus ideas, pero daría mi vida por defender tu derecho a expresarlas.”. Reitero, esto es parte de la democracia.

Quiero aprovechar este espacio para plantear algunos temas que aquí se han mencionado. Se nos ha preguntado por qué nos abstuvimos de votar el proyecto en general en la Comisión de Educación, en circunstancias de que todo se puede arreglar en la discusión particular.

Quiero recordar a los colegas presentes en la Sala y a los integrantes de la Comisión de Educación que cuando se tramitó el proyecto de ley que establecía el bono de retiro docente, el gobierno llegó con un proyecto respecto del cual todos estábamos de acuerdo y que solo había que aprobar. Sin embargo, cuando vimos en detalle la iniciativa, nos dimos cuenta de que el 15 por ciento lo tenía que pagar el ministerio y el 85 por ciento, los municipios.

En ese minuto, el Presidente de la Comisión de Educación, diputado Mario Venegas , dijo que el proyecto no se votaría en general hasta que el gobierno corrigiera el error que se planteaba en la iniciativa.

Al igual que en esa oportunidad, no aprobaremos en general el proyecto en discusión, aunque todos lo consideramos necesario.

En dicha oportunidad, el gobierno hizo los cambios necesarios, tras lo cual el proyecto fue aprobado en general y en particular, lo que significó la aprobación del bono de retiro. Sin embargo, reitero que nos opusimos a votar el proyecto en general en la Comisión de Educación hasta que el ministerio hiciera los cambios necesarios.

En esta Sala todos estamos de acuerdo en que es necesaria una nueva carrera docente para los profesores de Chile. Hemos dicho permanentemente que es necesario contar con buenos profesores para mejorar las condiciones de educación de nuestros niños. Todos estamos de acuerdo en eso; sin embargo, el problema es cómo se logra tener buenos profesores.

Los representantes de la Unicef nos plantearon dos condiciones básicas para tener buenos profesores.

En primer lugar, buena formación para los profesores, lo que quiere decir que hay que intervenir las universidades, porque hacen lo que quieren, lo que ha permitido el Estado de Chile. El hecho de que las universidades hagan cualquier cosa no tiene que ver con lo que las universidades deciden, sino con lo que el Estado de Chile decidió, que fue dejar hacer, que viva el negocio y vamos para adelante, porque dan lo mismo los resultados. Debemos reparar la responsabilidad del Estado respecto de lo que hacen las universidades en nuestro país.

Señor Presidente, la Unicef hace un segundo alcance respecto de lo que se necesita para contar con buenos profesores.

El señor NÚÑEZ, don Marco Antonio (Presidente).-

Ha concluido su tiempo, señora diputada.

La señora GIRARDI (doña Cristina).-

Si no tengo tiempo, no puedo justificar mi voto; y como no puedo justificar mi voto, no puedo votar.

He dicho.

El señor NÚÑEZ, don Marco Antonio (Presidente).-

Tiene la palabra el diputado señor Mario Venegas .

El señor VENEGAS.-

Señor Presidente,…

(Manifestaciones en las tribunas)

El señor NÚÑEZ, don Marco Antonio (Presidente).-

¡Silencio en las tribunas!

Reitero que no se puede interrumpir a los señores diputados y a las señoras diputadas cuando están haciendo uso de la palabra. De lo contrario, me veré en la obligación de aplicar el Reglamento y ordenar que desalojen las tribunas.

Puede continuar con la palabra, honorable diputado.

El señor VENEGAS.-

Señor Presidente, a mi entender, estamos ante un falso dilema, ya que se ha planteado que algunos diputados están con los profesores y que otros no lo están.

Creo haber dado muestras al país de mi compromiso con los profesores, no solo el año recién pasado, sino a lo largo de mi permanencia en la Cámara. Solo a modo de ejemplo, quiero señalar que durante mi presidencia en la Comisión de Educación se aprobó, por ejemplo, la ley que establece un incentivo al retiro para los docentes, la cual benefició a más de 10.000 profesores del país. También se aprobó la ley que concedió titularidad a más de 32.000 profesores del país que por años ejercieron su labor a contrata. Igualmente, se aprobó una norma de gran importancia para quienes creemos firmemente que hay que trabajar y luchar por el fortalecimiento de la educación pública: la ley que puso fin al lucro, a la selección y al copago, después de una dura lucha con los mismos a los que hoy aplauden los profesores. ¡Los mismos que los condenaron a la ignominia más absoluta durante la dictadura! ¡A ellos aplauden, mientras nosotros, que los defendemos, terminamos siendo víctimas de la presión, de la pifia y del abucheo!

No estoy dispuesto a aceptar eso ni a dejarme intimidar respecto de mi convicción más profunda de que estamos haciendo lo que corresponde, lo que es bueno para Chile, para sus niños, para sus familias y para la educación.

A quienes nos abuchean también les quiero decir que aprobamos el proyecto de ley que permitió derogar una prohibición que se estableció durante la dictadura respecto de la participación de los estudiantes -se lo digo especialmente al diputado Boric y de los no académicos en la conducción de las universidades o instituciones de educación superior.

También creamos dos universidades públicas en regiones en que no existían: en la de Aysén del General Carlos Ibáñez del Campo y en la del Libertador General Bernardo O´Higgins, y 15 centros de formación técnica, uno en cada región del país, estatales y gratuitos, para llegar a los niños y jóvenes más pobres del país. ¡Eso es hacer justicia y transformar de verdad el país para dar oportunidades a todos!

Asimismo, creamos un administrador provisional para evitar otra tragedia como la que ocurrió en la Universidad del Mar, donde abusaron de los alumnos pobres del país, que fueron víctimas de aquellos que regentan como negocios las instituciones de educación superior, los mismos a quienes ustedes aplauden.

Es paradójico que nosotros, los que hemos trabajado sistemática y consistentemente por la educación, ahora seamos los abucheados.

El proyecto original ha sufrido modificaciones sustantivas, que son el resultado del acuerdo entre el Colegio de Profesores, el Ministerio de Educación y la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados. El país entero es testigo -las sesiones fueron televisadas de que estuvo representado el Colegio de Profesores con sus máximas autoridades, incluso los disidentes, como Darío Vásquez y Mario Aguilar . ¡Estuvieron todos! Otra cosa es que desconozcan lo que hicimos, porque se persiguen -lo voy a decir con claridad mezquinos intereses personales, pero no el bien de la educación de Chile, porque ya no estamos hablando del proyecto de ley ni de sus méritos.

(Aplausos y manifestaciones en las tribunas)

No somos nosotros los llamados a administrar los conflictos del Colegio de Profesores; nosotros estamos llamados a pensar en los niños de Chile y en sus familias.

Por su intermedio, señor Presidente, quiero decir respetuosamente al diputado Monsalve que todo ha sido discutido. No es ninguna novedad. Tampoco es novedad que la señora ministra ya había accedido a avanzar hasta el 40 por ciento en las horas no lectivas con cargo a la SEP, a una mejor distribución y regulación de esa materia.

¡No tratemos de sacar ventajas pequeñas y mezquinas! ¡Pensemos en Chile! Yo lo voy hacer, y por eso, con la convicción más absoluta, y a pesar de todo, voy a votar favorablemente este proyecto de ley.

Cuando nos llaman a escuchar, ¿a quién debemos escuchar? ¿A Jaime Gajardo ? ¿A Darío Vásquez ? ¿A los que están en la calle? ¿A quién?

-Manifestaciones en las tribunas.

El señor NÚÑEZ, don Marco Antonio (Presidente).-

¡Silencio en las tribunas!

Se reitera a los asistentes a las tribunas que si continúan las manifestaciones, me voy a ver obligado a aplicar el Reglamento y ordenar el desalojo de las tribunas, porque debo preservar el derecho democrático de que las diputadas y los diputados hagan uso de la palabra sin interrupciones.

Apelo a la conciencia de los dirigentes que se encuentran en las tribunas para que mantengan el silencio necesario para que este debate se desarrolle con normalidad.

Continúa en el uso de la palabra, diputado Venegas .

El señor VENEGAS.-

Señor Presidente, me gustaría que respondieran a quién hay que escuchar. ¿Quién es la mayoría a la que hay que escuchar?

Por último, prefiero vivir en la libertad de mis convicciones que ser rehén de algunos que no están pensando en Chile, sino en pequeños intereses que no necesariamente son los que hay que buscar en este Parlamento, porque tenemos el mandato ciudadano de pensar en el país y en el futuro.

He dicho.

El señor NÚÑEZ, don Marco Antonio (Presidente).-

Tiene la palabra el diputado señor Romilio Gutiérrez .

El señor GUTIÉRREZ (don Romilio).-

Señor Presidente, según lo que leímos en el informe del proyecto de ley, que además es de conocimiento público, especialmente de los profesores, el proyecto original no dejó satisfechas las expectativas que teníamos; sin embargo, creímos que era un buen comienzo para iniciar una discusión.

El Colegio de Profesores manifestó una serie de puntos como requisitos previos para iniciar un debate respecto de una nueva carrera docente que reconozca el desempeño de cada uno de los profesores y los lleve al sitial que les corresponde.

Nos guste o no, debemos reconocer que, por décadas, los profesores han sido olvidados dentro de una política general que cambie sus condiciones de trabajo. No es casualidad que el agobio laboral sea hoy uno de los principales problemas presentes en los establecimientos educacionales. Eso se debe a que no tienen las condiciones de trabajo adecuadas en cuanto a infraestructura y disponibilidad de tiempo. En ese sentido, creemos que este proyecto toca esos aspectos, aunque no en la profundidad que quisiéramos, y los pone sobre la mesa.

¿Queremos una nueva carrera docente? ¡Sí! ¿La necesitamos? ¡Sí! ¿En carácter urgente?

¡Sí! ¿El proyecto cumple todas las expectativas que tenemos? ¡No! En eso hemos sido claros todos los miembros de la comisión y compartimos muchos de las planteamientos que han formulado los profesores de las escuelas, liceos y del Colegio de Profesores. Por lo tanto, creo que el trabajo que se hizo en la mesa tripartita, en dos oportunidades, ha constituido un avance significativo para mejorar este proyecto de ley.

¿Qué hicimos? Adelantamos la discusión particular. Pero hoy lo que tenemos que votar es si queremos o no una nueva carrera docente. ¿Cómo será esa carrera docente? Esa discusión se iniciará a partir de hoy. Y en esa tarea creemos que, con todos los avances que se lograron con el entonces ministro de Educación Nicolás Eyzaguirre , con la actual ministra Adriana Delpiano y con la subsecretaria, se ha dado un paso significativo para mejorar la calidad del proyecto, aunque creemos que aún quedan temas pendientes y así se lo hemos planteado, con mucha franqueza, al gobierno.

Queremos más recursos. Nos han dicho que no, porque la situación económica del país es compleja, pero replicamos que este proyecto no es solo para hoy, y por eso valoramos que, ayer, el ministro de Hacienda haya accedido a incorporar recursos adicionales a este proyecto de ley, para mejorar las remuneraciones de los profesores y sus condiciones de trabajo.

Creemos que el 40 por ciento de horas no lectivas tiene que ser el piso para todos los colegios y llegar, en una primera etapa, al 50 por ciento de horas no lectivas en los colegios más vulnerables. ¿Por qué? Porque los profesores requieren tiempo para preparar las clases y tener también vida familiar. No podemos seguir con esta situación en que los profesores trabajan en el colegio y también en la casa. Eso no lo hacen otros profesionales.

Por lo tanto, creemos que hoy tenemos una gran oportunidad, con todos los actores sentados a la mesa -el Colegio de Profesores, los sostenedores, los expertos, etcétera-, para mejorar este proyecto de ley en la discusión particular.

Honestamente, creo que, hasta el minuto, es un buen avance. No debemos farrearnos esta oportunidad de tener una carrera docente que de verdad devuelva a nuestros profesores la dignidad que les corresponde en su función profesional. Llegó el minuto de hacer actos concretos, porque siempre nos hemos quedado en el discurso.

Hay que reconocer que las remuneraciones de los profesores son mezquinas y que las condiciones de trabajo no son las adecuadas.

Entonces, si hicimos una reforma tributaria que va a generar 5.500 millones de dólares para la educación, lo que tenemos que hacer es invertir bien esos recursos. ¿Dónde deben invertirse? En quienes pueden hacer posible que tengamos un sistema educacional de calidad: los profesores. Si no cambiamos la realidad que se vive en las salas de clases, todo lo demás será música, porque no va a cambiar la realidad que afecta el día a día de nuestro desarrollo profesional y la calidad educativa que reciben nuestros estudiantes. Por lo tanto, debemos seguir trabajando en esa dirección.

Hago un llamado al Colegio de Profesores y a todos los profesores de Chile a hacer una contribución que mejore este proyecto de ley en la discusión particular. Es cierto que hay elementos del proyecto de ley que no nos gustan y compartimos la preocupación de los docentes. No queremos que los profesores estén sometidos permanentemente a evaluaciones, porque este proyecto de ley fue construido sobre la base de la desconfianza hacia los profesores. Queremos que se pase a un modelo de confianza, donde sintamos que el profesor realmente es un profesional que se la juega, día a día, para que sus alumnos tengan las herramientas para que puedan cumplir sus sueños.

Soy profesor. Una de las experiencias que más me marcan cuando converso con profesores, especialmente con los mayores, es la felicidad que sienten cuando ven a un alumno que pasó por su sala de clases y que ha logrado cumplir sus sueños. Ese logro lo transmiten como un éxito propio. ¡Esos son los profesores de Chile! Por eso, tenemos que hacer un esfuerzo económico, y hago un llamado al gobierno en tal sentido.

Agradezco que estén presentes tres ministros de Estado en la Sala.

La educación requiere de recursos, y estos se han puesto. No podemos ser egoístas y no reconocerlo. Se han destinado más recursos del presupuesto a la educación. El desafío está en cómo los invertimos mejor. Siento que tenemos una gran oportunidad con los 2.300 millones de dólares, pero debemos invertirlos para que los profesores tengan mejores sueldos, condiciones de trabajo adecuadas, en un marco de exigencia y reconocimiento apropiado a la labor profesional, como corresponde. Además, tal como hemos manifestado en las conversaciones, se necesita un centro de perfeccionamiento que cumpla con las expectativas de un desarrollo profesional adecuado, para que los profesores recuperen, de verdad, su dignidad profesional y tengan los tiempos adecuados para desarrollar su labor docente.

Esta discusión no ha sido fácil. Lo sabe la ministra de Educación y también el ministro Eyzaguirre . Hemos tenido y tenemos diferencias. No estamos renunciando a ninguna diferencia que tengamos que zanjar en los próximos meses. Pero quiero hacer un reconocimiento al trabajo de la Comisión de Educación. Hemos tenido largas sesiones y hemos escuchado a todos los actores, con diferentes posiciones y visiones, que hemos tratado de consensuar, para llegar a puntos de acuerdo que nos permitan mejorar este proyecto de ley, y con ese objetivo debemos desarrollar el trabajo en los próximos días.

Se requiere una visión moderna de la educación, donde nuestros profesores sean realmente los actores del sistema educacional, tengan las condiciones adecuadas para desarrollar su trabajo y podamos decir el día de mañana, cuando este proyecto termine siendo ley -si eso ocurre-, que sentimos la satisfacción de que nuestros profesores van a tener las condiciones adecuadas para desarrollar su tarea.

He dicho.

El señor NÚÑEZ, don Marco Antonio (Presidente).-

Tiene la palabra el diputado señor Jorge Rathgeb .

El señor RATHGEB.-

Señor Presidente, hoy concurrimos a un escenario en el que, lamentablemente, se ha perdido el diálogo y el entendimiento. ¿Por qué hemos llegado a este punto? Porque el gobierno tuvo legitimidad activa, tuvo una mayoría circunstancial en algún momento, después de las últimas elecciones, pero ha pasado la aplanadora en muchas reformas. Hoy no tiene la legitimidad de desempeño, porque no lo ha hecho bien, y deben reconocerlo.

Las reformas que ha llevado adelante el gobierno cuentan con un respaldo que no supera el 50 por ciento: la reforma tributaria, la reforma laboral, la reforma educacional, etcétera. Incluso hasta la supresión del horario de invierno no tiene apoyo. Escuchemos a los distintos sectores políticos, sociales y, especialmente, a las regiones.

El proyecto de reforma educacional es hoy una mala iniciativa, porque le hace mal a la educación y al país, y, lo peor de todo, le está haciendo mal al propio gobierno que lo está impulsando.

Escuchemos a la gente, pero también considerémosla. No solo hay que oírla, sino también hay que considerar sus planteamientos, y no solo de manera formal.

Este proyecto es malo y, por lo tanto, no vamos a respaldarlo. He dicho.

El señor NÚÑEZ, don Marco Antonio (Presidente).-

Tiene la palabra el diputado señor Fidel Espinoza .

El señor ESPINOZA (don Fidel).-

Señor Presidente, de manera introductoria, quiero hacer un ejercicio de memoria.

En esta misma Sala, muchos de los colegas profesores que hoy legítimamente han expresado su disconformidad con la idea de legislar sobre este proyecto de ley fueron muy asiduos colaboradores, desde sus distintos comunales del Colegio de Profesores, para que sacáramos adelante un proyecto de ley que el año pasado fue motivo de discusión en el Parlamento: el proyecto de ley que terminó con la selección, el lucro y el copago en la educación.

Ellos fueron testigos de un debate bastante artificial en esta Sala por parte de algunos actores que, con mucha insistencia, afirmaron que ese proyecto de ley tendría efectos devastadores para la educación del país. Los parlamentarios de la oposición recorrieron distintos establecimientos educacionales de Chile y difundieron la política del terror, pues decían que ese proyecto de ley sobre el término del copago, de la selección y del lucro iba a significar una debacle para el país, porque se iban a cerrar los colegios. ¿Cuánto de cierto hubo en esas afirmaciones? ¿Cuánto de esa campaña del terror se ha hecho realidad?

Algunos parlamentarios, como el diputado Iván Norambuena , han señalado que durante 53 días no ha pasado nada. Eso es una falta de respeto hacia sus colegas que han integrado la Comisión de Educación y que fueron testigos de cómo se ha trabajado en estos 53 días, en los que, incluso, se ha desarrollado una movilización justa, porque la iniciativa que presentó el Ejecutivo no era un proyecto de carrera docente que cumpliera con las expectativas -lo digo con claridad que tienen los profesores de Chile.

Ese proyecto de ley debe ser mejorado, y efectivamente hubo diálogo y participación con ese objetivo. De hecho, el Colegio de Profesores solicitó, expresamente, que no quería tener una mesa solo con la Comisión de Educación, sino que fuera tripartita, en la que pudieran exponer, punto a punto, cuáles eran los aspectos que consideraban fundamentales para que este proyecto de ley tuviera los elementos que vayan en la línea de mejorar la situación del profesorado del país.

Esta solicitud se cumplió en forma estricta. En esa mesa tripartita hubo sesiones abocadas a solucionar gran parte de los aspectos centrales que los profesores estaban solicitando, por ejemplo, la generación de un sistema de reconocimiento del desarrollo profesional y convertir en habilitante el título profesional como único requisito para ingresar al sistema de desarrollo profesional. Esas fueron las primeras demandas que nos plantearon y que nosotros apoyamos con mucha fuerza en la comisión. Los profesores nos dijeron que no era justo que un profesor que salía de la universidad tuviese que rendir un examen para entrar a la carrera docente, porque era una discriminación respecto de otras carreras, y el gobierno accedió a esa petición, como a más del 90 por ciento de los puntos centrales de la discusión, entre los que se encontraba también el encasillamiento, que tenía imperfecciones, y algo que a los docentes interesaba mucho, cual es el mejoramiento del nivel remuneracional de los profesores noveles que ingresaban al sistema educativo y lograr construir un instrumento que permitiera suprimir la jubilación forzosa, que venía en el proyecto original, y aumentar a diez años la posibilidad de optar voluntariamente a la carrera docente.

Hecha esta introducción, quiero aclarar que se falta a la verdad cuando se afirma que este proyecto no conduce a nada, que no hay nada nuevo en él o que hay que sacarlo del Congreso Nacional, en circunstancias de que ha tenido un nuevo diseño. Los profesores de todo Chile podrán ver -las sesiones se transmiten a todo el país realmente la posición política de cada parlamentario en la Comisión de Educación, cuando cada una de sus demandas acogidas por esta Cámara se vean traducidas en indicaciones que vayan en la línea de lo que, con justa razón, han pedido los profesores.

El diputado Monsalve señaló algo muy importante cuando dijo que no habíamos firmado el protocolo de acuerdo por varias razones. Una de ellas fue porque la ministra ya había adelantado lo de las horas lectivas en la comisión, en el sentido de que íbamos a llegar a la proporción 60/40 como un primer paso fundamental. Por lo tanto, este protocolo solo ratificaba aquello, lo que me parece bien.

Confiamos en que el gobierno cumplirá con lo que se comprometió; por eso no lo firmamos. Pero sí hemos sido claros y categóricos en decir que en este gobierno tenemos que hacer algo con respecto al incentivo al retiro.

Ustedes han sido testigos, pues soy miembro de la Comisión de Educación, que le he dicho a la ministra -me lo han pedido profesores de las provincias de Llanquihue y de Osorno que es fundamental que exista una calendarización programada y estipulada en una iniciativa legal que determine cuándo vamos a tener incentivos al retiro para que el docente sepa y se pueda programar en el futuro, cuando ello ocurra, porque tenemos plena claridad de que cuando hoy un profesor jubila en nuestro país, lo hace de una forma absolutamente indigna. Eso tiene que mejorar, de manera que tenemos que darles garantías para que ello ocurra.

Por otra parte, respecto del número de alumnos por sala de clases, debemos avanzar y hacer un esfuerzo importante, porque podemos tener el mejor proyecto de ley y mejorar las remuneraciones de los profesores, como el proyecto lo contempla, pero no avanzaremos mucho si tenemos a profesores que tienen alrededor de 45 alumnos en la sala de clases. Incluso, algunos DAEM obligan a los directores para que tengan 50 alumnos por sala de clases.

Desde ese punto de vista, más lo que señaló el diputado Monsalve , no podemos seguir con un sistema en que la titularidad de los profesores tenga una división en sus horas de clases. La gran mayoría de los profesores de Chile tiene 30 horas de clases de titularidad mientras que las otras 14 dependen de un director al cual le tienen que rendir poco menos que pleitesía para que les renueve el contrato para el próximo año. Como socialistas, vamos a seguir defendiendo todas esas demandas, porque creemos que este debate no se agota con esta discusión.

Por último, hay un error conceptual cuando se dice que porque queremos votar a favor del proyecto poco menos que estamos votando a favor del proyecto de carrera docente en su integralidad. ¡No es así en absoluto! Lo que se vota hoy es la idea de legislar, que permitirá que, en la Comisión de Educación, los profesores de Chile sean testigos de cómo vamos a votar y cómo vamos a defender las indicaciones que van en beneficio de perfeccionar lo que consideramos importante.

Porque los respeto mucho y porque también soy profesor, hago un llamado al Colegio de Profesores para que no transmitan las divisiones internas -que pueden ser muy legítimas en esta Cámara, donde también las hay-, ya que su presidente y otros actores han hecho un llamado a votar a favor la idea de legislar y no quieren que esas divisiones, que pueden ser muy legítimas en cualquier organización, se transformen en una división de tal magnitud que desinforme a las bases con relación a los principales avances que se han logrado.

Este proyecto va absolutamente en la línea de lo que queremos.

(Manifestaciones en las tribunas)

Si este proyecto se rechazara, simplemente no tendríamos ninguna posibilidad, por ejemplo, de lograr un reajuste automático del 25 por ciento para todos los profesores de Chile y no habría posibilidad de incrementar las horas no lectivas; o sea, quedaríamos en nada por un año. ¿Eso es lo que quieren los profesores? Creo que no es lo que desean.

En consecuencia, anuncio que votaré favorablemente la idea de legislar.

He dicho.

El señor NÚÑEZ, don Marco Antonio (Presidente).-

Tiene la palabra el diputado señor Gonzalo Fuenzalida .

El señor FUENZALIDA.-

Señor Presidente, en primer lugar, quiero preguntar por qué se impidió el ingreso de los profesores a las tribunas. Tuve que salir y pedirles que entraran.

Si queremos tener un debate de verdad, tiene que ser con los profesores, que han estado por semanas afuera, y hoy, cuando se produce el debate en la Sala, resulta que no pueden ingresar a las tribunas. Ellos se encuentran ahora en las tribunas, pero no por voluntad de los diputados.

En segundo lugar, recojo las palabras del diputado Fidel Espinoza . Efectivamente, el proyecto es malo, y eso es lo que vamos a votar hoy: un proyecto malo sobre el cual tenemos que manifestarnos.

Hay muchos diputados de izquierda que generalmente acusan a la derecha de que somos la bandera en contra de los profesores -hay docentes de derecha y de izquierda, pero todos son profesores; por ende, no debería importar el color político-, pero que hoy están en silencio. Hoy, la izquierda está en silencio. Este es el proyecto de ley sobre el que menos han intervenido, porque no quieren comprometer su voto, ya que el gobierno los presiona.

Con este proyecto se está buscando estandarizar las evaluaciones; pero hay profesores en el área técnica y en el área artística, que no pueden ser evaluados de igual forma.

También hay otros elementos que no se han recogido en este proyecto y que, a pesar de las semanas que llevamos de discusión, todavía no se aclaran.

En consecuencia, voy a votar en contra esta iniciativa.

He dicho.

-Aplausos.

El señor NÚÑEZ, don Marco Antonio (Presidente).-

Tiene la palabra el diputado Jaime Bellolio .

El señor BELLOLIO.-

Señor Presidente, primero, quiero saludar a los profesores que hoy nos acompañan y recordarles una máxima de Gabriela Mistral : “Enseñar siempre: en el patio y en la calle como en la sala de clases. Enseñar con la actitud, el gesto y la palabra”. Lo cito precisamente porque estamos en una discusión democrática y espero que podamos aplicar esas palabras de Gabriela también dentro de este debate.

Hay momentos en los cuales, a veces, uno tiene que abstraerse de lo que supuestamente le dice la lógica política. Tengo más que claro que hay muchas personas de centroderecha que se sienten golpeadas permanentemente por este gobierno, por la actitud beligerante o porque había que retroexcavarlo todo, pero hoy no estamos discutiendo de política. ¡Esta no es una oportunidad política, sino una oportunidad educativa!

A veces, me resulta incomprensible que esta Sala haya aprobado, hace un par de años, casi por unanimidad, un proyecto de carrera docente que presentó el gobierno del Presidente Piñera, que implicaba menos recursos, condiciones peores que estas y beneficios que no alcanzaban para todos. Sin embargo, aunque este proyecto es mejor que ese, necesita muchas modificaciones; es una iniciativa respecto de la cual, después de un arduo debate en la Comisión de Educación, llegamos a un consenso, en que firmamos una innumerable cantidad de puntos que lo transforman en un proyecto distinto.

Lamento la incapacidad del gobierno para transmitir cuán distinto es este proyecto, como la del Colegio de Profesores de informar a sus representados sobre esas diferencias. Lamento también que en distintas asambleas a las que hemos concurrido se nos hable de contenidos que ya no estarán en él. Esa es la razón por la que el miércoles insistimos en que la ministra de Educación y el gobierno nos dijeran exactamente qué cambiaba y qué se mantenía en el proyecto. Pero solo nos dieron titulares completamente insuficientes.

Cuando se dice que se va a hacer más atractivo el inicio de la carrera docente, las preguntas que caben hacer son: ¿Cuánto y cómo? Cuando se dice que el desempeño en establecimientos vulnerables va a ser reconocido, algo que hemos sostenido permanentemente, las preguntas son las mismas: ¿Cuánto y cómo? Cuando se dice que las educadoras de párvulos y educadoras diferenciales van a ingresar antes a la carrera docente, la pregunta también se repite: ¿Cómo? Sin embargo, el gobierno no quiso responderlas. Por supuesto, además solicitábamos otras demandas.

La educación no es solo impartir conocimientos -para eso nos bastaría un power point o un robot-; eso no es educar. Educar es formar hombres y mujeres libres, y no puede haber una única manera de hacerlo; tampoco puede ser exclusivamente enseñar a leer y a escribir.

La misma Gabriela Mistral también dijo que no hay nada más triste que cuando un niño se da cuenta que su clase equivale a la del texto. ¡Ese es el fondo del asunto educativo y es lo que debemos mejorar en la carrera docente! No podemos perder el foco, porque el centro no es el gobierno, sino nuestros niños y niñas, además de las condiciones de desempeño de nuestros docentes, especialmente en las escuelas más vulnerables.

Entonces, ¿qué nos piden los docentes? Que se dignifique su profesión. Durante los 25 años que viví con mi madre, la vi cuando traía trabajo para la casa, sin recibir el salario que correspondía, y constaté que importaba más el Simce que la educación. Esos son los puntos que tenemos que discutir.

Me apena enormemente que haya algunos parlamentarios que creen que lo único que importa es hacerle un punto político al gobierno o al Colegio de Profesores. No estoy aquí para eso.

Si estos son mis últimos años como diputado, que lo sean, pero votaré cada uno de estos proyectos de acuerdo con mis convicciones, según lo que creo más justo y mejor para el país.

Lamento que el gobierno haya tenido que pasar por esto, para que al final nos dijera, a las 7 de la tarde, que podíamos conocer cuáles serían las indicaciones al proyecto y que habrá 40 por ciento de horas no lectivas con recursos adicionales -no de la SEP, sino adicionales-, que son contingentes al crecimiento económico. Muy bien, bienvenidos sean, porque esa es la política de la responsabilidad. Pero reitero que son recursos adicionales, no de la SEP, y así lo dice el protocolo que se firmó.

Entiendo que esa sea una de las causas de la molestia de algunos parlamentarios de la Nueva Mayoría, porque tuvieron que votar un proyecto de una forma a la 1 de la tarde, pero que a las 7 de la tarde era distinto. ¿Por qué es distinto? Porque considera recursos adicionales que van a la vena de la calidad, a la sala, para que nuestros profesores tengan más tiempo para preparar sus clases. ¿Por dónde se parte? Por las escuelas más vulnerables. ¿Y cómo? Primero con SEP en las escuelas más vulnerables y después con recursos adicionales. Eso hace toda la diferencia.

Finalmente, estamos en una discusión que es demasiado seria como para ver quién tiene más fuerza o quién gana este gallito. Estamos hablando de la educación de nuestros niños. Lo digo como hijo de una profesora y como padre de tres hijos. Quisiera sentirme orgulloso del Congreso Nacional y no avergonzado de él.

He dicho.

El señor NÚÑEZ, don Marco Antonio (Presidente).-

Tiene la palabra el diputado señor Alejandro Santana .

El señor SANTANA.-

Señor Presidente, estamos llegando a un momento muy complejo y difícil, principalmente por la ambigüedad que se ha tenido desde el primer minuto respecto de este proyecto de reforma, que afectará a millones de estudiantes, a familias vulnerables y de sectores rurales, y, principalmente, al eje fundamental de la educación: los profesores.

Nadie se debiera sentir feliz por estar discutiendo un proyecto con fórceps. Ayer, hasta las 7 de la tarde, el gobierno nos había planteado que no había recursos; pero, con el objeto de no sufrir una derrota política, luego planteó que sí se pueden generar recursos para el 40 por ciento de horas no lectivas y que, además, era posible conocer las indicaciones.

Seamos francos y honestos y reconozcamos que estas no han sido socializadas con todos los parlamentarios de las bancadas de oposición. Desde ese punto de vista, vivimos en el peor de los mundos, porque debemos tener un sentido de responsabilidad.

Nuestro compromiso fue dar una señal republicana, la misma que nos hubiera gustado recibir cuando los que hoy gobiernan eran oposición, en el sentido de entender que, ayer, el gobierno había llegado al punto de defraudar a los chilenos porque se generaron grandes expectativas que no se iban a cumplir.

Por eso dimos una señal y dijimos que íbamos a dar la opción de que este proyecto se debatiera en la Sala, pero no dijimos que íbamos a avalar el proyecto en ella.

Independientemente del resultado de la votación que se realizará en un par de horas, el gobierno debe entender, de una vez por todas, que los proyectos de ley hay que dialogarlos con la oposición, aunque seamos una minoría.

Además, se debe escuchar a las bases, a los profesores y a quienes sufren de la mala educación pública en nuestro país, porque ninguno de los que estamos aquí sufre la mala educación, ya que la gran mayoría de nuestros hijos estudia en colegios particulares o, en el peor escenario, en particulares subvencionados.

Por lo tanto, hay que ponerse en el lugar de la gente que, lamentablemente, ve por la ventana que la educación de nuestro país es mala.

He dicho.

El señor NÚÑEZ, don Marco Antonio (Presidente).-

Tiene la palabra el diputado señor Giorgio Jackson .

-Manifestaciones en las tribunas.

El señor JACKSON.-

Señor Presidente, es difícil que en cien segundos pueda transmitir lo que siento…

-Manifestaciones en las tribunas.

El señor NÚÑEZ, don Marco Antonio (Presidente).-

Pido silencio a los asistentes a las tribunas. El diputado Jackson tiene todo el derecho a hacer uso de la palabra. Además, aún nos falta más de una hora de debate.

Llamo nuevamente a la responsabilidad de los dirigentes que están en las tribunas. Puede continuar, diputado Jackson .

El señor JACKSON.-

Señor Presidente, siento pena y rabia por la situación a la que hemos llegado. Creo que para nadie ha sido un proceso fácil, menos aún para los profesores que han estado movilizados durante todo este tiempo.

Siento impotencia y frustración al darme cuenta de que el nivel de desconfianza hacia la política y la desinformación han hecho estéril el esfuerzo por rediseñar este proyecto para cumplir con la mayoría de las legítimas demandas de los profesores.

Sentí vergüenza y decepción al enterarme de que para muchos parlamentarios, con pocas excepciones, el voto es una simple transacción que depende de una puesta en escena mediática o que se lanza por capricho o por ego, en lugar de hacerlo en conciencia, porque ni siquiera tienen idea de lo que dice el proyecto o de sus modificaciones. Repito: gran parte de los parlamentarios no tiene idea de lo que dice el proyecto o de sus modificaciones.

Si mi voto hoy es a favor, se debe a que estoy convencido de que hemos construido un piso distinto a lo que decía el proyecto inicial, que rechazamos en su momento, para darle dignidad a la labor docente. Es mejor disputar esas indicaciones, junto a los profesores, y no chutear esta discusión hacia la incertidumbre.

Mantendré mi disposición y la de mi equipo para hacerme cargo de esta difícil decisión, que tomo absolutamente en conciencia y sin ningún tipo de presiones. A pesar de ellas, tomo mis decisiones en conciencia y no le tengo miedo a los argumentos. He estado en asambleas con profesores y he discutido cada uno de los puntos que hemos modificado gracias a su lucha reivindicativa.

Estoy convencido de que hemos generado un piso distinto. Por eso, quiero que se discuta el fondo del asunto y las indicaciones presentadas. No posterguemos esta discusión ni pongamos en riesgo la recuperación de la dignidad de la labor docente.

He dicho.

El señor NÚÑEZ, don Marco Antonio (Presidente).-

Tiene la palabra el diputado Pepe Auth .

El señor AUTH.-

Señor Presidente, en primer lugar, deseo recordar al hemiciclo y a todos los presentes que en la legislatura pasada discutimos y votamos un proyecto de formación inicial docente. Quiero cotejar las declaraciones de algunos colegas de la Alianza por Chile con lo que dijeron entonces.

El proyecto de formación inicial docente era completamente injusto, porque generaba profesores a dos velocidades y establecía condiciones muy favorables para quienes ingresaban a la profesión docente, pero sin cambiar ni un detalle de la carrera de aquellos que ya la estaban ejerciendo por cinco, diez, veinte, veinticinco o treinta años. Aquí aprobaron ese proyecto con entusiasmo, porque tenían mayoría. Felizmente, ese proyecto naufragó en el Senado.

Hoy estamos llamados a elegir entre retirar o continuar con el trámite del proyecto de ley que crea la nueva carrera docente. La pregunta que se nos plantea es si conminamos al gobierno a retirarlo o iniciamos su discusión particular.

Lo que hoy se vota es si queremos mejorar la formación inicial de nuestros profesores, haciendo obligatorias y elevando las exigencias a las universidades y a los estudiantes de pedagogía, estableciendo un sistema de acompañamiento para quienes ingresen a la carrera docente, integrado por tutores reclutados y formados entre los propios profesores, y elevar de manera significativa las remuneraciones de los profesores, de modo de hacer de la pedagogía una opción atractiva para los mejores estudiantes, aumentando las horas de preparación de clases. Recordemos que hoy se puede dedicar una de cada cuatro horas a dicho efecto. En el proyecto original se plantea fijar una de cada tres; pero hoy se anuncia que se presentará una indicación para que cuatro de cada diez horas puedan dedicarse a la preparación de clases.

Pocas veces se han discutido tantos detalles y se había avanzado en tantas indicaciones antes de votar en general un proyecto de ley. Habitualmente, las negociaciones y discusiones se producen después de aprobar la idea de legislar.

A mi juicio, es muy difícil pensar que este es un mal proyecto, como lo han dicho algunos que concurrieron alegremente a votar el proyecto de formación inicial docente, que era -digámoslo eufemísticamente muy inferior al que estamos discutiendo, como bien decía el diputado Jaime Bellolio .

Además, debo resaltar que las indicaciones no son virtuales, como se ha dicho aquí, pues todos los diputados de la Comisión de Educación, incluidos los que se abstuvieron ayer, suscribieron un compromiso escrito llamado “Condiciones Mínimas para Reanudar el Trámite Legislativo”, en el que están consignadas las primeras modificaciones al proyecto, y se sigue avanzando en ellas.

Así como el diputado señor Jorge Rathgeb ha sido claro al expresar que votará en contra la reforma educacional, nosotros también queremos ser claros. Por eso, anuncio que la votaremos favorablemente. Pero también quiero decirles a los ministros presentes que nos resulta completamente incomprensible mejorar las condiciones de ingreso y de progreso en la carrera sin mejorar las condiciones de retiro a través del establecimiento de un bono permanente de incentivo al retiro para los profesores.

He dicho.

El señor NÚÑEZ, don Marco Antonio (Presidente).-

Tiene la palabra el diputado David Sandoval .

El señor SANDOVAL.-

Señor Presidente, sin duda, en discusiones legislativas de este nivel se requiere del Ejecutivo un comportamiento republicano. El tema que nos convoca no es solo de carácter gremial. Nos estamos dirigiendo a millones de chilenos que a lo largo de nuestro país esperan del Congreso Nacional, pese a nuestro nivel de desprestigio, una visión objetiva y clara, centrada en el interés y sentido que tiene para el Estado entregar una educación de calidad para todos los alumnos del país. Ese es el desafío.

Todos queremos que los profesores reciban remuneraciones acordes al nivel que merecen y necesitan, pero no podemos centrar la discusión solo en si alguien gana más o menos. Estamos absolutamente dispuestos a mejorar sus salarios, porque no nos gusta la precariedad salarial de nuestros profesores, como tampoco nos gustan las condiciones de pobreza o miseria de nuestros profesores jubilados. Queremos tener a nuestros profesores en condiciones de dignidad, prestigio y con reconocimiento social. Pero también estamos hablando de construir una educación que responda a la demanda de una enorme cantidad de familias, las que esperan de nosotros conductas responsables.

Cursé mi enseñanza básica y media en un colegio particular. ¿Cuántos de nosotros decimos que lo único que podemos legar a los hijos es una educación de calidad que les entregue las mejores oportunidades? Ahí está la esencia del futuro desarrollo de nuestros niños y jóvenes.

Al gobierno, aquí representado por los ministros que nos acompañan, le pido que entienda que al discutir políticas de Estado tan relevantes nos centremos en ver cómo somos capaces de ponernos de acuerdo y construir, más allá de las pasiones, o de los gritos en las calles o en las tribunas, la educación que requiere nuestra sociedad. No me cabe duda de que la subsecretaria, aquí presente, o la ministra, quien no está en este momento en la Sala, quieren lo mejor para los jóvenes de nuestro país. Parto de esa premisa fundamental.

Esta es la oportunidad que tenemos para que el gobierno y la Alianza por Chile, la oposición, seamos capaces de sentarnos a la mesa y construir los acuerdos que nos permitan dar a nuestro país las leyes, normas e instituciones que requiere. Todos queremos lo mejor para nuestros jóvenes, a fin de construir ese Chile que todos anhelamos: justo e igualitario, donde la educación sea el instrumento del cambio para nuestra sociedad.

Por eso, por su intermedio, señor Presidente, digo al gobierno que esto debe ser un ejemplo y modelo a seguir en la construcción de políticas de Estado. Sentémonos a la mesa, sin ideologismos ni otras conductas que no sean pensar y querer lo mejor para nuestro país.

Estaremos siempre disponibles a colaborar para hacer realidad el sueño de millones de chilenos que quieren para sus hijos un futuro mejor.

He dicho.

El señor NÚÑEZ, don Marco Antonio (Presidente).-

Tiene la palabra el diputado señor Diego Paulsen .

El señor PAULSEN.-

Señor Presidente, aquí se ha hablado mucho de que este proyecto se construyó junto con los profesores. Sin embargo, cuando me reuní con las directivas comunales de profesores de Lautaro, Perquenco , Victoria, Galvarino , Vilcún , Curacautín , Melipeuco y Lonquimay -que son las comunas que represento-, pude percatarme de que ello no fue así. Es más, cuando esas directivas tuvieron que votar el proyecto lo rechazaron tajantemente.

Los parlamentarios que van a votar a favor la iniciativa nos dicen que este es un proyecto que se ha mejorado, pero se mejoró a espaldas de los profesores. No tienen idea de lo que se está firmando.

Se habla de un protocolo para mejorar el proyecto, firmado en la Comisión de Educación.

¿Qué certeza tenemos de que se haya elaborado con los profesores que hoy rechazan el proyecto? Anoche se firmó nuevamente un protocolo a espaldas de los profesores y no tenemos idea de si ellos lo conocen.

Rechazaré el proyecto porque ese fue el compromiso que adquirí con los docentes de mi región. Sé que ellos nos están viendo. A ellos les digo que haremos que el próximo proyecto sea con ellos y para ellos.

He dicho.

-Aplausos.

El señor NÚÑEZ, don Marco Antonio (Presidente).-

Tiene la palabra la diputada señora Yasna Provoste .

La señora PROVOSTE (doña Yasna).-

Señor Presidente, por su intermedio, saludo a la ministra y a la subsecretaria de Educación y a quienes nos acompañan en las tribunas.

El proyecto no ha tenido una tramitación fácil y nadie dijo que la tendría. Sin la iniciativa de la Comisión de Educación de invitar a los profesores no se habrían logrado los avances alcanzados durante este tiempo.

Estimé que era necesario socializar los últimos elementos entregados por el gobierno. Distintos parlamentarios lo han señalado. El diputado Giorgio Jackson dijo que muchos diputados no conocen los avances del proyecto. También lo señaló el diputado Diego Paulsen . Ayer pedí que nos permitieran compartir esos avances de cara a los profesores; compartir el rediseño de este proyecto, que es muy distinto del que ingresó el 21 de abril de la mano del entonces ministro de Educación señor Nicolás Eyzaguirre . Ese proyecto, que implicaba pérdidas de derechos para los profesores -rebajaba el valor de las asignaciones por años de trabajo y eliminaba la asignación por perfeccionamiento docente-, ya no existe. Este es otro proyecto. Me parece que en democracia, el Parlamento es importante para destrabar situaciones de conflicto.

No es aceptable la presión que ejerce el Ejecutivo a fin de anticipar un acuerdo, como se ha visto en las últimas horas. No es posible que durante más de cincuenta días se nos dijera, a nosotros y a los profesores, que no había más recursos, y que solo después del rechazo del proyecto en la Comisión de Educación se pusieran más fondos sobre la mesa. No es aceptable, por los miles de familias que sienten el drama de que sus hijos no pueden llegar a la escuela, que hoy pusieran los recursos que fueron negados durante ese tiempo.

Nadie puede negar el hecho de que hemos estado a favor de las reformas estructurales que se han llevado a cabo en nuestro país, en particular la de educación. Y no solo hoy. El partido que represento, la Democracia Cristiana, de larga y noble historia, ha estado siempre más cerca del fortalecimiento de la educación pública que del aseguramiento de un modelo de mercado en la educación. Me refiero al legado de Eduardo Frei Montalva , pues es quien mejor representa los fundamentos que como partido debemos buscar ante todo. Nadie puede perderse en sus convicciones con esa brújula tan potente y con ese norte ejemplar. La Democracia Cristiana no debe estar del lado de los que hacen de la educación un negocio, sino de aquellos que entendemos que la única vía de justicia social es el fortalecimiento de la educación pública.

La cobardía, una palabra tan común en las últimas horas, está del lado de quienes no tienen el coraje para hacer frente a los intereses del mercado y se entregan, sin escándalos ni escrúpulos, a defender causas que están muy lejos del sentido público de la educación. La cobardía no está de nuestro lado; no puede estar del lado de quienes eligen tomar en serio este proyecto de fortalecimiento docente, promoviendo un diálogo abierto y sincero, sin miedos ni coacciones de ningún tipo, ni de partido, ni económicos.

Hemos trabajado seriamente en este proyecto. Le hemos hecho duras críticas, pero con el afán de transformarlo en un proyecto con un verdadero sentido público, teniendo presente la opinión de sus propios actores, los profesores, quienes han sufrido durante las últimas semanas una campaña de desprestigio brutal y permanente.

Ayer lo dije en la comisión: consideré importante apoyar al gobierno en la comunicación de este nuevo proyecto de carrera docente. Consideré importante que el magisterio chileno supiera que sus aportes fueron considerados. Al respecto, los profesores y profesoras deben recordar que el magisterio es una profesión, pero sobre todo un don para iluminar la vida social, y hoy es el momento excepcional para ejercerlo.

Ha habido cambios en este proyecto que lo convierten, en la práctica, en uno completamente nuevo. Ante esto, ¿continuaremos con la metodología de la arrogancia? ¿Seguiremos doblegando a los profesores o conversaremos con ellos sobre este nuevo proyecto?

No es bueno para el país poner de rodillas a nuestros profesores. Lo normal y natural es llevar a cabo una reforma a la carrera docente con ellos y no contra ellos. Debemos dialogar y escuchar antes de legislar por encima de los profesores. La democracia supone diálogo y escucha atenta y sincera. No puede ser que queramos hacer una reforma estructural de la educación sin tomar en cuenta la convicción y el compromiso de los profesores de Chile.

Por tal motivo, no tengo razón para votar distinto de lo que voté ayer en la comisión.

He dicho.

-Aplausos.

El señor NÚÑEZ, don Marco Antonio (Presidente).-

Tiene la palabra el diputado señor Bernardo Berger .

El señor BERGER.-

Señor Presidente, frente a la presentación de este proyecto, que crea el Sistema de Desarrollo Profesional Docente y modifica otras normas, no me queda otra cosa que no apoyarlo. No lo comparto. Me habría gustado que hubiésemos desarrollado esta discusión con tiempo, con inclusión y que todos los actores hubiesen participado en el debate, particularmente quienes serán afectados por la futura ley: los profesores de nuestro país. Sin embargo, hoy se hacen gárgaras con la palabra inclusión.

Lo más prudente habría sido, ante la cantidad de objeciones y reparos, que el Ejecutivo hubiera retirado la iniciativa para revisarla, compartirla, discutirla participativamente y mejorarla en aquellos puntos que, estoy seguro, era mejorable.

En una actitud empecinada, el gobierno insiste en entregar este proyecto tal como lo ingresó el primer día, sin cambiar ni un punto ni una coma. Eso es derechamente llevar este tema, tan relevante para el país, directamente al fracaso.

No quiero que siga sucediendo lo que Chile ya está sufriendo. Tenemos un conjunto de compromisos: leyes nuevas en educación y en materia tributaria. Además, estamos ad portas de una reforma laboral. En todas esas materias hemos suscrito acuerdos. Sin embargo, no tenemos las espaladas para cumplirlos porque los cálculos fueron mal hechos. Es el caso del Plan Nacional de Carrera Docente, un proyecto que encierra una serie de dudas y de preguntas sin resolver; que no ataca el problema de fondo; que no dice una sola palabra respecto de la necesidad de fortalecer desde la universidad la carrera docente, y que no se refiere al problema del retiro de los profesores. En fin, un proyecto que le roba la dignidad al profesor y en el que las cifras para financiarlo no cuadran.

En definitiva, se trata de un proyecto mal planteado, hecho a espaldas de los profesores. Por lo tanto, no apoyaré esta iniciativa y menos la forma en que se lleva adelante, entre gallos y medianoche.

He dicho.

-Aplausos.

El señor NÚÑEZ, don Marco Antonio (Presidente).-

Tiene la palabra la diputada señora Cristina Girardi .

La señora GIRARDI (doña Cristina).-

Señor Presidente, hace un rato terminé mi intervención advirtiendo que si no tenía tiempo para justificar mi posición no votaría.

En la comisión, durante todo el proceso de discusión del proyecto, planteé que era importante lograr la proporción 40/60 para que efectivamente los profesores pudieran tener un buen desempeño docente.

¿Por qué planteé a la ministra ese piso? Porque hay un estudio realizado por la Universidad de Chile sobre las escuelas de mi distrito -entregué las cifrasque señala que el 70 por ciento de los niños de Lo Prado y Quinta Normal, que es donde se efectuó la investigación, presenta trastornos de tipo emocional. O sea, de cada cien niños, setenta sufren ese tipo de trastornos. Además, el 30 por ciento tiene trastornos de conducta.

En suma, claramente no es lo mismo hacer clases a niños vulnerados en sus derechos que a niños que tienen todo asegurado y condicionado por familias que tienen recursos. Hacer clases en colegios de mi distrito es una tarea titánica, porque, además, las horas lectivas tienen muchos usos que no corresponden.

La ministra se comprometió a que las horas no lectivas iban a ser destinadas a preparar clases y a evaluar y atender a las familias. Con todo, no es suficiente la proporción 40/60, a pesar de que lo planteé como requisito para votar a favor la iniciativa.

He dicho.

El señor NÚÑEZ, don Marco Antonio (Presidente).-

Tiene la palabra la diputada señorita Camila Vallejo .

(Manifestaciones en las tribunas)

Ruego guardar silencio a las personas que se encuentran en las tribunas. Hago un último llamado a los profesores presentes. La educación cívica se demuestra fundamentalmente con el ejemplo.

Reitero, tiene la palabra la diputada señorita Camila Vallejo .

La señorita VALLEJO (doña Camila) .-

Señor Presidente, lamento profundamente que hayamos llegado a este punto del debate, porque siempre pensé que iba a votar con alegría la posibilidad histórica de mejorar las condiciones de enseñanza de los profesores y de las profesoras; pero hemos cometido errores históricos.

El gobierno también ha cometido errores históricos. No puede ser que en una materia tan importante, que debía ser trabajada con los profesores, no se hayan dado las instancias de participación real que correspondían. Claro, hubo diálogo antes de presentar el proyecto de ley, pero este no incorporó realmente las demandas de los profesores.

También lamento que ayer, en la comisión, se haya rechazado la idea de legislar por la vía de la abstención. Ello ocurrió porque primaron intereses pequeños por sobre el interés nacional.

(Manifestaciones en las tribunas)

Lo digo con responsabilidad. Lamentablemente, en el Congreso priman hablar para la galería y el cálculo electoral, es decir, usar la calculadora para ver cómo me va a ir en la próxima elección de diputados o senadores.

Claramente, los profesores tenían razón. El proyecto que se presentó era malo, porque partía de una premisa, que era la desconfianza de los profesores y de las profesoras. Como la formación inicial es mala, se decía que había que certificar a los profesores, controlar si estaban bien o mal, y castigarlos con la remuneración.

¿Qué hizo la comisión, a pesar de que no hubo una real instancia prelegislativa? Levantó, en forma unánime, una comisión tripartita a solicitud de toda la directiva del Colegio de Profesores.

(Manifestaciones en las tribunas)

Que sean también transparentes los dirigentes como Mario Aguilar y Darío Vásquez . Ellos solicitaron participar en esa instancia tripartita para incidir directamente en la tramitación del proyecto de ley. Presentaron 11 puntos, seguidos de otros 5.

Esos 11 puntos, en su gran mayoría, están expresados en el documento históricamente trabajado por el Colegio de Profesores, que tengo en mi poder, que dice: “formación inicial docente; regulación y planificación estatal de las carreras de pedagogía ofrecidas por el sistema de educación superior; acreditación de las carreras de pedagogía con énfasis en los procesos; sistema de acreditación público y descentralizado; acreditación más exigente y con incidencia en la buena formación inicial del país; formación continua; programa común nacional para la formación inicial docente; prueba nacional a estudiantes de pedagogía como indicador de la formación inicial docente.”.

¿Todo lo anterior está comprometido y modificado? Por supuesto. Todo eso se ha ganado y está escrito en cuatro o cinco documentos: carta de respuesta al Congreso; carta de respuesta al Colegio de Profesores; ratificaciones del anterior ministro y de la actual ministra de Educación, con sus respectivas firmas.

Hemos solicitado que la formación inicial sea exigente; hemos pedido acreditación obligatoria para la existencia de la carrera de pedagogía, prácticas profesionales permanentes y pruebas diagnósticas para mejorar los procesos de formación.

Los profesores demandan que el ingreso a la carrera solo debe considerar el título profesional. ¡Ese punto está garantizado! El título profesional va a ser suficiente para ingresar inmediatamente a la carrera.

(Manifestaciones en las tribunas)

El ingreso a la carrera quedará sujeto a un concurso público. ¡Ese punto también está! El programa nacional de acompañamiento a profesores noveles durante dos años y dentro de la carrera profesional tramo inicial también está incluido. Mentorías…

-Manifestaciones en las tribunas.

El señor NÚÑEZ, don Marco Antonio (Presidente).-

Ruego a las personas que se encuentran en las tribunas guardar silencio.

En breve iniciaremos la votación. No puedo tolerar que no se respete la soberanía popular. La diputada Vallejo tiene derecho de hacer uso de la palabra, y las personas que se encuentran en las tribunas, la obligación de guardar silencio. Los profesores que están presentes, al igual que todos, deben dar el ejemplo de educación cívica.

La próxima vez voy a aplicar el Reglamento y ordenaré desalojar las tribunas. Continúa con el uso de la palabra la diputada señorita Camila Vallejo .

La señorita VALLEJO (doña Camila) .-

Señor Presidente, el perfeccionamiento es responsabilidad estatal. Garantizamos que el Estado tiene la obligación de acompañar y dar apoyo a los profesores noveles no solo durante los primeros cuatro años. En efecto, durante todo el ejercicio de la carrera, el Estado tiene la obligación de abrir cursos para el perfeccionamiento y apoyo continuo de los docentes.

-Nueva evaluación profesional docente. Por ley, está fijado efectuar dicha evaluación. Exigimos al Ministerio de Educación que constituya cuanto antes la mesa en que participarán los profesores para evaluar, valga la redundancia, la evaluación docente y hacerla pertinente a las actuales condiciones.

-Carrera profesional que reconozca la experiencia docente. Se restableció el 6 por ciento por concepto de bienios. Para efectos del encasillamiento, se reconoce la trayectoria de los profesores antes de ingresar a la carrera docente

-Ampliación de los criterios para determinar la progresión dentro de la carrera.

No bastan mecanismos estandarizados. De hecho, casi los hemos eliminado. Esa certificación, que la abría al mercado, fue prácticamente eliminada.

Entre los elementos que incorporamos al proyecto se encuentran:

-La experiencia docente expresada en los años de servicio;

-Resultados en la nueva evaluación profesional docente;

-Participación en instancias de actualización y perfeccionamiento;

-Reconocimiento al desarrollo profesional: realización de innovaciones pedagógicas, investigaciones en aula y publicaciones;

-Participación en espacios colectivos de investigación y reflexión de la práctica;

-Desempeño como profesor guía de prácticas docentes, etcétera.

En cuanto a modificar el porcentaje de las horas lectivas y no lectivas, lamentablemente no podrá ser 50/50, pero sí acogimos la propuesta 60/40, así como también disminuir el número de alumnos por sala.

En lo que respecta a las remuneraciones, acogimos la idea de poner más incentivos en los tramos iniciales.

Señor Presidente, este no es el mismo proyecto que ingresó el Ejecutivo de la mano del ministro Nicolás Eyzaguirre . Es un nuevo proyecto, que todavía podemos mejorar, pero mediante indicaciones.

Por lo tanto, anuncio que vamos a votar a favor la idea de legislar.

He dicho.

-Manifestaciones en las tribunas.

El señor NÚÑEZ, don Marco Antonio (Presidente).-

Pido a los asistentes a las tribunas que guarden silencio.

(Manifestaciones en las tribunas)

En el tiempo de la bancada de Renovación Nacional, tiene la palabra el diputado señor José Manuel Edwards .

El señor EDWARDS.-

Señor Presidente, no puedo estar más en desacuerdo con la forma en que el gobierno trata a los opositores. Nos persigue mediante querellas interpuestas por el Servicio de Impuestos Internos. Tampoco me parece bien el desastre económico consecuencia de la reforma tributaria, ni creo que el proyecto que votaremos sea todo lo bueno que podría ser, pues falta claridad respecto de las jubilaciones. Además, deben destinársele más recursos.

Asimismo, falta resolver el problema del número de estudiantes por sala.

A pesar de que la iniciativa ha mejorado, sigue discriminando a las educadoras de párvulos y a los profesores de colegios particulares subvencionados.

No obstante los aspectos que mencioné, es cierto que la iniciativa creará una carrera docente. Es el único proyecto, de una serie de iniciativas de ley básicamente ideológicas, que se preocupa de lo que realmente importa: mejorar la calidad de la educación.

Por lo tanto, anuncio que votaré a favor el proyecto de ley.

He dicho.

-Manifestaciones en las tribunas.

El señor NÚÑEZ, don Marco Antonio (Presidente).-

Llamo al orden a los asistentes a las tribunas.

En el tiempo de la bancada de la Unión Demócrata Independiente, tiene la palabra la diputada señora María José Hoffmann .

La señora HOFFMANN (doña María José).-

Señor Presidente, desde el primer día valoramos que el Ejecutivo enviara un proyecto que abordara la calidad en la educación. Habíamos perdido un año con malas reformas, las que aún no provocan el impacto que prometieron.

En verdad, valoramos que el gobierno haya presentado el proyecto, que va al corazón de la calidad, pues mejora las condiciones de los profesores, pero también aumenta las exigencias para quienes quieran incorporarse a la docencia. La idea es que nuestros niños desarrollen todos sus talentos gracias a la existencia de buenos profesores.

No obstante, el proyecto se atrasó seis meses, con la excusa de que aún se mantenía un diálogo social con los profesores. Falso. Hoy ha quedado claro que no ha habido ningún diálogo, ni antes, ni durante, ni después de la tramitación del proyecto en la comisión. Se dijo que se estaba socializando con los gremios, pero no fue así.

Por eso, no voy a aceptar que ningún parlamentario de la Nueva Mayoría nos responsabilice del fracaso del gobierno, ayer, durante la votación en general del proyecto en la Comisión de Educación. La oposición ha estado, desde el primer día, dispuesta a escuchar y a trabajar en pro de la iniciativa; hemos participado en todos los acuerdos y los hemos suscrito, porque nos pareció importante avanzar transversalmente en esa materia.

También es innegable la falta permanente de liderazgo y de diálogo en este debate por parte del Ejecutivo.

En todo caso, todos debemos asumir nuestra parte de responsabilidad en el fracaso de ayer. Por eso, por su intermedio, señor Presidente, quiero decir a la Presidenta de la Comisión de Educación que también es responsable de tal fracaso, pues nos convocó a votar en un día en que no contaba con los votos de la Nueva Mayoría. Las divisiones en ese conglomerado hoy son evidentes.

Ayer fuimos convocados por el gobierno, y asistimos, porque somos una oposición justa. Gracias a eso estamos hoy en esta Sala para debatir el proyecto. Pero no nos pidan, después del espectáculo de las nuevas divisiones, que no ha logrado zanjar el gobierno, que concurramos con nuestro voto favorable.

Señor Presidente, pido al gobierno que se haga cargo de este fracaso, el que, al parecer, va a volver a repetirse en esta Sala.

He dicho.

-Aplausos.

El señor NÚÑEZ, don Marco Antonio (Presidente).-

Llamo al orden a los asistentes a las tribunas.

En el tiempo de la bancada del Partido Demócrata Cristiano, tiene la palabra el diputado señor Sergio Espejo .

El señor ESPEJO.-

Señor Presidente, además de saludar a los ministros presentes y a la subsecretaria de Educación, quiero dar la bienvenida a los profesores que nos acompañan en este debate, especialmente a aquellos de la Región de O’Higgins, que tengo el honor de representar.

Tuve la posibilidad de recorrer asambleas en todo mi distrito días después de que se presentara el proyecto. Fue una experiencia difícil, pero muy formativa. Los profesores fueron clarísimos en darme a conocer que la iniciativa, tal y como está planteada, tiene defectos de enorme envergadura que la convierten en un proyecto que no contribuye a mejorar la carrera docente o construirla como quieren.

Me plantearon con claridad que es un proyecto construido sobre la desconfianza. Como no se cree en la calidad de la formación inicial, hubo que justificar un conjunto de evaluaciones a lo largo de la carrera, que tienen como único objetivo asegurar que lo que no se hizo bien en un inicio, se pueda corregir después, como si los profesores, en su experiencia diaria, no demostraran el enorme trabajo que realizan.

Me mostraron con claridad cómo una evaluación que solo se basa en el desarrollo individual, no permite el desarrollo profesional en forma.

Me mostraron las cargas del portafolio y su incapacidad para entregar información correcta para el desarrollo profesional.

(Manifestaciones en las tribunas)

Señor Presidente, más de alguno de los profesores que grita en las tribunas expulsaría de la sala de clases al alumno que se porta mal. Por eso, creo que es razonable que hablemos en esta Sala con el respeto que merecemos.

Tal como les señalé a los profesores y profesoras de mi distrito, ninguno de nosotros puede renunciar a la tarea que le ha sido encomendada. Y así como no podemos -lo dijo muy bien el diputado Arriagada imputar a los profesores la responsabilidad de corregir la desigualdad brutal sobre la que está construido este país y arreglar todos los problemas de la educación -sería un error enorme-, tampoco tenemos derecho a esconder la cabeza como el avestruz y decir que este Parlamento no va a cumplir con su tarea de construir las reglas fundamentales que rijan a Chile.

Hoy discutimos si el debate ha permitido mejorar sustantivamente un proyecto de ley que es fundamental para el país. Al respecto, quiero desmentir a quienes dicen que eso no ha ocurrido. Se nos ha planteado reiteradamente -está por escrito que el proyecto se corregirá en la discusión particular.

Creo en los profesores de Chile, creo en la necesidad de la reforma educacional y creo que el Parlamento debe cumplir con su tarea de legislar, escuchar y profundizar el diálogo. Nadie puede sustituir el trabajo que hacemos. Chile espera que el gobierno y nosotros hagamos nuestra tarea.

Anuncio mi voto a favor del proyecto. He dicho.

El señor NÚÑEZ, don Marco Antonio (Presidente).-

Cerrado el debate.

Saludo la presencia en la Sala de la subsecretaria de Educación, señora Valentina Quiroga ; del ministro secretario general de la Presidencia, señor Nicolás Eyzaguirre , y del ministro secretario general de Gobierno, señor Marcelo Díaz .

Tiene la palabra la ministra de Educación.

La señora DELPIANO, doña Adriana (ministra de Educación).-

Señor Presidente, en primer lugar, saludo a los ministros, a las señoras diputadas y a los señores diputados y a los profesores y a las profesoras que nos acompañan en esta sesión.

Sin lugar a dudas, de todas las reformas propuestas por el gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet , la reforma educacional es una pieza clave, pues nos permitirá dibujar un futuro distinto para los niños y las niñas de Chile. Ese es nuestro compromiso.

La discusión de este proyecto ha tenido un proceso prelegislativo muy largo. Se ha discutido el tema relativo a la carrera docente porque se entiende que los profesores y las profesoras, a lo largo de todo nuestro país, desde Visviri hasta Puerto Aguirre , o hasta Puerto Toro, son elementos clave en lo que vivan o les toque vivir a los niños de nuestro país. Sin duda, no son solo ellos quienes tienen esa responsabilidad, pero la sociedad les entrega a los profesores una tarea tan importante que debemos dignificarla. Tal vez, ese es el compromiso más importante que tenemos todos los que estamos hoy en este hemiciclo.

Todo proyecto de ley que se presenta al Parlamento, de alguna manera se refiere a un mensaje, a un propósito, a un objetivo; pero es su discusión particular la que va enriqueciendo este proceso de desarrollo entre los colegisladores: el Poder Ejecutivo y el Congreso Nacional.

Como nunca antes vi respecto de otra propuesta, este proyecto ha tenido un larguísimo proceso, que muchas veces se ha interrumpido, a mi juicio, por dos razones: primero, por la desconfianza; la desconfianza en la palabra, la desconfianza incluso en lo que está escrito, desconfianza que de alguna manera también ha estado presente a través de la participación de los dirigentes del Colegio de Profesores. Segundo, por una incapacidad -tenemos que revertirlaen cuanto a poder entregar la información fehaciente sobre lo que este proyecto es y no acerca de lo que creemos que es.

Quiero decirles que el mayor esfuerzo que debemos hacer, además de legislar, es informar a la gente qué se está legislando, cuánto estamos recogiendo de los anhelos que ella nos ha planteado. Esto lo han manifestado muchos parlamentarios.

Lo que hoy discutimos ha recogido, no totalmente, pero sí en gran medida, el esfuerzo realizado en muchísimas sesiones, en las que se escuchó a expertos, a grupos de profesores, al Colegio de Profesores, etcétera.

Con esos elementos presentamos la semana pasada y esta semana, un dibujo de todos los cambios que tiene el proyecto. Respecto de esas modificaciones y de lo que la iniciativa es hoy, invitamos a los distintos diputados y a sus bancadas a pronunciarse y a hacer aportes para ver cómo la seguimos trabajando y mejorando.

No olvidemos, queridos amigos, que la mitad de los recursos que recaudará la reforma tributaria que se encuentra en aplicación en el país están destinados para el perfeccionamiento de este proyecto. Es para los profesores de Chile, en la confianza de que por medio de ellos podremos llegar a los niños y niñas, que son el objetivo fundamental.

En esta oportunidad, aprovecho de agradecer a la Comisión de Educación, con sus diferentes componentes, que representan miradas diversas. Creo que dicha instancia ha tenido una mirada de Estado, de entender que la educación no es un producto o un atributo de un gobierno u otro; la educación es aquel mínimo común denominador que la sociedad quiere para sí, para sus niños y sus jóvenes. Y en ese sentido hemos estado abiertos a escuchar a los distintos sectores.

Quiero agradecer y felicitar la conducción llevada a cabo por la Presidenta de la referida instancia, la diputada Camila Vallejo .

(Aplausos y manifestaciones en las tribunas)

Ella ha estado abierta a escucharnos; ha estado abierta a generar los tiempos para discutir el proyecto, los que muchas veces nos habría gustado que hubieran sido más breves, y eso a ella le consta. Nos hubiera gustado acelerar el proceso, porque no solo tenemos este proyecto, sino otros, claves para cambiar la educación en Chile.

Asimismo, agradezco a los parlamentarios que genuinamente han dado a conocer su parecer en esta materia, que han manifestado la voz de sus regiones y la de sus profesores.

Pero les hago un llamado encarecidamente a todos para que sigamos trabajando. Amigos, no sería entendible en esta oportunidad que uno de los principales proyectos que este gobierno ha planteado a la ciudadanía se nos cayera por un voto más o un voto menos.

Los invito a pronunciarse favorablemente sobre esta iniciativa, a seguir analizándola en la comisión, a continuar escuchando a todos los actores involucrados. Les hemos prometido a los profesores la creación de comisiones de trabajo para tratar aquellos aspectos que no son propios de este proyecto de ley, pero que, sin lugar a dudas, tienen que ver con reivindicaciones históricas.

Debemos avanzar, porque a continuación tenemos el proyecto de nueva educación pública y la reforma a la educación superior.

Quiero señalarles un aspecto: este proyecto incorpora al 60 por ciento de las educadoras de párvulos que educan a los alumnos de kínder y prekínder. Estamos avanzando para permitir que el 40 por ciento restante de educadoras que atienden a niños de cero a cuatro años, tengan el marco de la buena enseñanza y los estándares necesarios para que realmente puedan ingresar a la carrera docente.

Este es un paso fundamental en una reforma que hará de Chile, como país, no como gobierno, un país más digno, que asegure la calidad de la educación a todos los niños y niñas, que asegure la dignidad de los profesores y profesoras, y que nos permita dar pasos firmes en las mejoras que estamos buscando.

Muchas gracias. He dicho.

-Aplausos y manifestaciones en las tribunas.

-Con posterioridad, la Sala se pronunció sobre este proyecto en los siguientes términos:

El señor NÚÑEZ, don Marco Antonio (Presidente).

Corresponde votar en general el proyecto de ley, iniciado en mensaje, que crea el Sistema de Desarrollo Profesional Docente y modifica otras normas, con la salvedad del artículo 3°, por tratar materias propias de ley orgánica constitucional.

En votación.

-Efectuada la votación en forma económica, por el sistema electrónico, dio el siguiente resultado: por la afirmativa, 65 votos; por la negativa, 11 votos. Hubo 30 abstenciones y 1 inhabilitación.

El señor NÚÑEZ, don Marco Antonio (Presidente).-

Aprobado.

-Votaron por la afirmativa los siguientes señores diputados:

Aguiló Melo Sergio ; Álvarez Vera Jenny ; Andrade Lara Osvaldo ; Auth Stewart Pepe ; Becker Alvear Germán ; Bellolio Avaria Jaime ; Campos Jara Cristián ; Cariola Oliva Karol ; Carvajal Ambiado Loreto ; Castro González Juan Luis ; Ceroni Fuentes Guillermo ; Chahin Valenzuela Fuad ; Chávez Velásquez Marcelo ; Cicardini Milla Daniella ; Cornejo González Aldo ; De Mussy Hiriart Felipe ; Edwards Silva José Manuel ; Espejo Yaksic Sergio ; Espinosa Monardes Marcos ; Espinoza Sandoval Fidel ; Farcas Guendelman Daniel ; Farías Ponce Ramón ; Fernández Allende Maya ; Flores García Iván ; Girardi Lavín Cristina ; González Torres Rodrigo ; Gutiérrez Gálvez Hugo ; Gutiérrez Pino Romilio ; Hernando Pérez Marcela ; Alvarado Ramírez Miguel Ángel ; Jackson Drago Giorgio ; Jarpa Wevar Carlos Abel ; Jiménez Fuentes Tucapel ; Kast Sommerhoff Felipe ; Lemus Aracena Luis ; Letelier Norambuena Felipe ; Lorenzini Basso Pablo ; Melo Contreras Daniel ; Meza Moncada Fernando ; Monsalve Benavides Manuel ; Morano Cornejo Juan Enrique ; Núñez Arancibia Daniel ; Núñez Lozano Marco Antonio ; Ortiz Novoa José Miguel ; Pascal Allende Denise ; Pérez Arriagada José ; Pilowsky Greene Jaime ; Poblete Zapata Roberto ; Rincón González Ricardo ; Robles Pantoja Alberto ; Rocafull López Luis ; Saffirio Espinoza René ; Saldívar Auger Raúl ; Schilling Rodríguez Marcelo ; Silber Romo Gabriel ; Soto Ferrada Leonardo ; Tarud Daccarett Jorge ; Teillier Del Valle Guillermo ; Torres Jeldes Víctor ; Tuma Zedan Joaquín ; Urízar Muñoz Christian ; Vallejo Dowling Camila ; Vallespín López Patricio ; Venegas Cárdenas Mario ; Walker Prieto Matías .

-Votaron por la negativa los siguientes señores diputados:

Arriagada Macaya Claudio ; Berger Fett Bernardo ; Boric Font Gabriel ; Godoy Ibáñez Joaquín ; Jaramillo Becker Enrique ; Mirosevic Verdugo Vlado ; Norambuena Farías Iván; Paulsen Kehr Diego ; Rivas Sánchez Gaspar ; Rubilar Barahona Karla ; Sepúlveda Orbenes Alejandra .

-Se abstuvieron los diputados señores:

Álvarez-Salamanca Ramírez Pedro Pablo ; Barros Montero Ramón ; Coloma Alamos Juan Antonio ; Fuentes Castillo Iván ; Fuenzalida Figueroa Gonzalo ; García García René Manuel ; Hasbún Selume Gustavo ; Hoffmann Opazo María José ; Lavín León Joaquín ; Melero Abaroa Patricio ; Molina Oliva Andrea ; Monckeberg Bruner Cristián ; Monckeberg Díaz Nicolás ; Morales Muñoz Celso ; Núñez Urrutia Paulina ; Ojeda Uribe Sergio ; Pérez Lahsen Leopoldo ; Provoste Campillay Yasna ; Rathgeb Schifferli Jorge ; Sandoval Plaza David ; Santana Tirachini Alejandro ; Silva Méndez Ernesto ; Squella Ovalle Arturo ; Trisotti Martínez Renzo ; Ulloa Aguillón Jorge ; Urrutia Bonilla Ignacio ; Urrutia Soto Osvaldo ; Van Rysselberghe Herrera Enrique ; Verdugo Soto Germán ; Ward Edwards Felipe .

-Se inhabilitó el diputado señor Hernández Hernández Javier .

(Aplausos y manifestaciones en las tribunas)

El señor NÚÑEZ, don Marco Antonio (Presidente).-

Se suspende la sesión.

-Transcurrido el tiempo de suspensión:

El señor NÚÑEZ, don Marco Antonio (Presidente).-

Continúa la sesión.

Corresponde votar en general el artículo 3°, para cuya aprobación se requiere el voto favorable de 67 señoras diputadas y señores diputados en ejercicio.

En votación.

-Efectuada la votación en forma económica, por el sistema electrónico, dio el siguiente resultado: por la afirmativa, 63 votos; por la negativa, 33 votos. Hubo 3 abstenciones y 1 inhabilitación.

El señor NÚÑEZ, don Marco Antonio (Presidente).-

Rechazado, por no haber alcanzado el quórum constitucional requerido.

-Votaron por la afirmativa los siguientes señores diputados:

Aguiló Melo Sergio ; Álvarez Vera Jenny ; Andrade Lara Osvaldo ; Arriagada Macaya Claudio ; Auth Stewart Pepe ; Boric Font Gabriel ; Campos Jara Cristián ; Cariola Oliva Karol ; Carvajal Ambiado Loreto ; Castro González Juan Luis ; Ceroni Fuentes Guillermo ; Chahin Valenzuela Fuad ; Chávez Velásquez Marcelo ; Cicardini Milla Daniella ; Cornejo González Aldo ; Espejo Yaksic Sergio ; Espinosa Monardes Marcos ; Espinoza Sandoval Fidel ; Farcas Guendelman Daniel ; Farías Ponce Ramón ; Fernández Allende Maya ; Flores García Iván ; Girardi Lavín Cristina ; González Torres Rodrigo ; Gutiérrez Gálvez Hugo ; Hernando Pérez Marcela ; Alvarado Ramírez Miguel Ángel ; Jackson Drago Giorgio ; Jaramillo Becker Enrique ; Jarpa Wevar Carlos Abel ; Jiménez Fuentes Tucapel ; Lemus Aracena Luis ; Letelier Norambuena Felipe ; Lorenzini Basso Pablo ; Melo Contreras Daniel ; Meza Moncada Fernando ; Mirosevic Verdugo Vlado ; Monsalve Benavides Manuel ; Morano Cornejo Juan Enrique ; Núñez Arancibia Daniel ; Núñez Lozano Marco Antonio ; Ortiz Novoa José Miguel ; Pascal Allende Denise ; Pérez Arriagada José ; Pilowsky Greene Jaime ; Poblete Zapata Roberto ; Rincón González Ricardo ; Robles Pantoja Alberto ; Rocafull López Luis ; Saffirio Espinoza René ; Saldívar Auger Raúl ; Schilling Rodríguez Marcelo ; Sepúlveda Orbenes Alejandra ; Silber Romo Gabriel ; Soto Ferrada Leonardo ; Tarud Daccarett Jorge ; Teillier Del Valle Guillermo ; Tuma Zedan Joaquín ; Urízar Muñoz Christian ; Vallejo Dowling Camila ; Vallespín López Patricio ; Venegas Cárdenas Mario ; Walker Prieto Matías .

-Votaron por la negativa los siguientes señores diputados:

Álvarez-Salamanca Ramírez Pedro Pablo ; Barros Montero Ramón ; Bellolio Avaria Jaime ; Coloma Alamos Juan Antonio ; De Mussy Hiriart Felipe ; Edwards Silva José Manuel ; Fuenzalida Figueroa Gonzalo ; Godoy Ibáñez Joaquín ; Gutiérrez Pino Romilio ; Hasbún Selume Gustavo ; Hoffmann Opazo María José ; Kast Sommerhoff Felipe ; Lavín León Joaquín ; Melero Abaroa Patricio ; Molina Oliva Andrea ; Monckeberg Bruner Cristián ; Monckeberg Díaz Nicolás ; Morales Muñoz Celso ; Núñez Urrutia Paulina ; Paulsen Kehr Diego ; Pérez Lahsen Leopoldo ; Rathgeb Schifferli Jorge ; Rubilar Barahona Karla ; Sandoval Plaza David ; Santana Tirachini Alejandro ; Silva Méndez Ernesto ; Squella Ovalle Arturo ; Trisotti Martínez Renzo ; Urrutia Bonilla Ignacio ; Urrutia Soto Osvaldo ; Van Rysselberghe Herrera Enrique ; Verdugo Soto Germán ; Ward Edwards Felipe .

-Se abstuvieron los diputados señores:

Fuentes Castillo Iván ; Ojeda Uribe Sergio ; Provoste Campillay Yasna .

-Se inhabilitó el diputado señor Hernández Hernández Javier .

El señor NÚÑEZ, don Marco Antonio (Presidente).-

De conformidad con lo acordado por los Comités en la sesión de ayer, el proyecto vuelve a la Comisión de Educación para su segundo informe.

1.4. Oficio Indicaciones del Ejecutivo

Indicaciones del Ejecutivo. Fecha 12 de agosto, 2015. Oficio en Sesión 60. Legislatura 363.

FORMULA INDICACIONES AL PROYECTO DE LEY QUE CREA EL SISTEMA DE DESARROLLO PROFESIONAL DOCENTE Y MODIFICA OTRAS NORMAS (Boletín Nº10.008-04).

______________________________

SANTIAGO, 12 de agosto de 2015

Nº 782-363/

A S.E. EL PRESIDENTE DE LA H. CÁMARA DE DIPUTADOS.

Honorable Cámara de Diputados:

Mediante el Mensaje 165-363, del 20 de abril de 2015, el Gobierno sometió a consideración del Congreso Nacional el proyecto de ley que crea el Sistema de Desarrollo Profesional Docente. Dicho proyecto busca reconocer el profesionalismo de los educadores y fortalecer sus capacidades para guiar procesos de enseñanza, aprendizaje y de formación integral, de modo que permitan contribuir a garantizar el derecho a una educación de calidad de todos los niños, niñas y jóvenes del país.

El proyecto de ley presentado aborda de manera sistémica distintas dimensiones de la docencia, desde el acceso a la formación inicial, las evaluaciones durante la misma, los acompañamientos a los profesores que ingresan al ejercicio laboral y la formación continua, hasta la creación de un Sistema de Desarrollo Profesional Docente para la progresión en responsabilidades y remuneraciones.

Este sistema regula, asimismo, las condiciones para el ingreso, el ejercicio, el desarrollo y la progresión en la carrera profesional.

Durante el trabajo realizado por la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados, fueron escuchados múltiples expertos, académicos, representantes gremiales del magisterio y de instituciones educativas del ámbito público y privado. Asimismo, dicha comisión resolvió abrir un espacio de diálogo tripartito entre el Colegio Profesores, los parlamentarios y el Gobierno, tendiente a lograr acuerdos que permitieran mejorar diversos aspectos sustantivos del proyecto de ley.

Tomando en consideración lo recogido en las audiencias públicas y el acuerdo con los parlamentarios de la comisión de educación, el Gobierno ha realizado una revisión completa y exhaustiva del proyecto de ley, y ha resuelto proponer a la Cámara de Diputados un conjunto de indicaciones que, aunque se inscriben en el espíritu original de valorización y fortalecimiento de la profesión docente, implican una reorientación y un rediseño de aspectos muy importantes del proyecto.

En lo fundamental, estas indicaciones apuntan a que el proyecto de ley permita a la sociedad chilena realizar un gran avance en la dirección de atribuir a la profesión docente la relevancia y la calidad que se merece, mediante el apoyo del trabajo colaborativo que realizan en sus comunidades educativas y el reconocimiento de su esfuerzo, dedicación y competencia profesional. 

En esta perspectiva, se proponen indicaciones a los principales ámbitos que considera esta iniciativa legal, entre los cuales podemos destacar las siguientes: 

1. Se enfatiza la necesidad de asegurar una formación inicial de calidad para los futuros docentes, agregando al articulado original mayores exigencias para la acreditación de las carreras de pedagogía, a través de la Comisión Nacional de Acreditación.

2. Se fortalece el proceso de inducción dirigido al acompañamiento a los profesores principiantes, al concebirlo como un derecho de todos los docentes que se inician en el ejercicio profesional. Para mejorar el vínculo con la comunidad educativa, se propone que, en lo posible, los mentores pertenezcan a la misma escuela que el docente novel.

3. Se perfecciona el apoyo continuo que se brindará a los docentes en ejercicio mediante la asignación de responsabilidades específicas al Centro de Perfeccionamiento, Experimentación e Investigaciones Pedagógicas que será fortalecido para el cumplimiento de estas y otras funciones. Se otorgará prioridad a los docentes durante sus cuatro primeros años de ejercicio profesional y a quienes atienden a la población de mayor vulnerabilidad.

4. En línea con el propósito de mejoramiento de la docencia, se reemplaza el mecanismo de certificación por el de un Sistema de Reconocimiento al Desarrollo Profesional Docente, que contempla avances en los tramos de la carrera docente en función de la experiencia profesional, las competencias pedagógicas, los conocimientos que los docentes enseñan y su desempeño profesional. Este sistema reconocerá el trabajo individual y colectivo del docente.

5. Respecto de las evaluaciones necesarias para el reconocimiento profesional, se ha estimado conveniente simplificar el proceso con el propósito de evitar una sobrecarga de evaluaciones a los docentes, y hacer más claro el énfasis en el desarrollo profesional.

6. Con relación al régimen de remuneraciones, se proponen modificaciones en los montos de la asignación por tramo de desarrollo profesional tendientes a hacer más atractivo el ejercicio profesional en los momentos iniciales de la carrera, y se establecen mayores incentivos para que docentes jóvenes se desempeñen en establecimientos vulnerables.

7. En consideración a la situación de aquellos docentes que están a poco tiempo de retirarse por jubilación, se amplía la voluntariedad para ingresar a la carrera hasta los diez años previos al cumplimiento de la edad de jubilación, sin que sea necesario presentar una renuncia si se opta por permanecer en el sistema antiguo.

8. Respecto del encasillamiento de los docentes en ejercicio, se propone que quienes hayan sido evaluados en nivel básico en el portafolio de la evaluación docente, sean encasillados en el tramo temprano, en lugar del tramo inicial, de modo que solo quedarán ubicados en este primer tramo quienes hayan obtenido una evaluación de nivel insatisfactorio en dicho instrumento.

9. Por último, estas indicaciones permitirán ampliar la proporción de horas no lectivas establecidas en un 35% en el proyecto original, disponiendo el aumento de estas hasta un 40%, mediante un mecanismo que, a través de indicadores económicos, permitirá alcanzar gradualmente dicha proporción. En el tiempo que medie desde 2019 hasta que se haya alcanzado el aumento de las horas no lectivas, la indicación propone la flexibilización del uso de recursos de la ley de Subvención Escolar Preferencial, en aquellos establecimientos con una concentración de más del 80% de alumnos prioritarios. Asimismo, se precisa mejor el uso de este tiempo para actividades profesionales, tanto individuales como colectivas, favoreciendo una mejor enseñanza y el desarrollo de las comunidades educativas.

En virtud de lo anterior y en uso de mis facultades constitucionales, vengo en formular las siguientes indicaciones al proyecto de ley del rubro, a fin de que sea considerada durante la discusión del mismo en el seno de esa H. Corporación:

AL ARTÍCULO 1°

1) Para reemplazar el numeral 9), por el siguiente:

“9)Reemplázase el artículo 11 por el siguiente:

“Artículo 11: Los profesionales de la educación tienen derecho a formación gratuita y pertinente para su desarrollo profesional y la mejora continua de sus saberes y competencias pedagógicas.

Su objetivo es contribuir al mejoramiento continuo del desempeño profesional de los docentes, mediante la actualización y profundización de sus conocimientos disciplinarios y pedagógicos, la reflexión sobre su práctica profesional, y el dominio de nuevas metodologías de enseñanza de acuerdo al contexto en que realiza su labor profesional.

Esta formación considerará la función que desempeñe el profesional respectivo y sus necesidades de desarrollo profesional; como aquellas otras necesidades asociadas al proyecto educativo institucional, al plan de mejoramiento educativo del respectivo establecimiento educacional, si procede y al territorio donde éste se emplaza.”.”

2) Para modificar el artículo 12 bis que introduce el numeral 11), en el siguiente sentido:

a) Sustitúyese en su inciso primero, la oración “ejecutando programas, cursos o actividades de formación, como también, otorgando becas para éstos.” por “ejecutando programas, cursos o actividades de formación de carácter gratuitos, de manera directa o mediante la colaboración de universidades acreditadas en conformidad a los criterios establecidos en el artículo 27 bis de la ley N° 20.129, o instituciones certificadas por el Centro, como también otorgando becas para éstos.”.

b) Agrégase el siguiente inciso segundo:

“Los programas, cursos o actividades de formación, indicados en el inciso anterior, no comprende aquellos programas conducentes a una formación de Postgrado.”.

c) Reemplázase en su inciso segundo, que pasa a ser tercero, la frase “derivados del desarrollo profesional docente, los resultados del proceso de certificación” por “que proporcione el Sistema de Reconocimiento al Desarrollo Profesional Docente”.

d) Agréganse los siguientes incisos cuarto y quinto:

“El Centro deberá realizar, de manera directa o mediante la colaboración de universidades acreditadas o instituciones certificadas por éste de acuerdo al artículo 12 ter, programas, cursos y actividades específicas para los siguientes grupos de profesionales de la educación:

1.Docentes que se estén desempeñando dentro de los primeros cuatro años de ejercicio profesional, a quienes se ofrecerá acompañamiento pedagógico a través de talleres, cursos o tutorías, sin perjuicio de la inducción a que se refiere el artículo 18 A.

2.Docentes que no han logrado avanzar, a lo menos, al tramo profesional temprano en su primer proceso de reconocimiento profesional, a quienes se ofrecerá apoyo formativo, para su desarrollo profesional, reconociendo el carácter formativo de las evaluaciones del Sistema de Reconocimiento al Desarrollo Profesional.

Asimismo, el Centro ejecutará acciones de formación continua para los docentes, conforme a las necesidades de éstos formuladas por las comunidades educativas a través de sus directores o sostenedores, y ofrecerá orientaciones y apoyo al trabajo de aprendizaje profesional colaborativo que se desarrolle en los establecimientos educacionales.”.

3) Para modificar el artículo 13 que reemplaza el numeral 15), en el siguiente sentido:

a) Reemplázase, el literal b) del inciso primero, por el siguiente:

“b) Contar con el patrocinio del sostenedor o administrador del establecimiento en que se desempeña, en el caso que las actividades, programas o cursos se efectúen fuera del respectivo local escolar y durante la jornada laboral; con el fin de asegurar el compromiso de aquél y el aprovechamiento del aprendizaje de los docentes para el mejoramiento continuo de la institución.”.

b) Agrégase, al final del numeral 1) del inciso segundo, a continuación de la palabra “ley”, la frase “o en establecimientos educacionales rurales uni, bi o tri docentes, así como aquellos multigrado o en situación de aislamiento”.

c) Elimínase el numeral 4) del inciso segundo.

4) Para modificar el Título II nuevo que agrega el numeral 17), en el siguiente sentido:

a) Reemplázase el artículo 18 A por el siguiente:

“Artículo 18 A: La inducción es un derecho que tendrán todos los docentes que ingresan al ejercicio profesional en un establecimiento educacional subvencionado de conformidad al decreto con fuerza de ley Nº 2, de 1998, del Ministerio de Educación, o regido por el decreto ley N°3.166, de 1980.

La inducción consiste en un proceso formativo que tiene por objeto acompañar y apoyar al docente principiante en sus primeros dos años de ejercicio profesional para una práctica y una responsabilidad profesional efectiva, facilitando su inserción al desempeño profesional y a la comunidad educativa en la cual se integra.

El proceso de inducción podrá iniciarse hasta el segundo año de ejercicio profesional, y tendrá una duración de hasta diez meses dentro de un año lectivo, durante el cual el docente principiante será acompañado y apoyado por un docente denominado “mentor” que, para estos efectos, le será asignado, de conformidad a lo dispuesto en el párrafo siguiente.”.

b) Elimínase el artículo 18 E, adecuándose la numeración correlativa de los siguientes.

c) Sustitúyese el artículo 18 F, que pasa a ser 18 E, por el siguiente:

“Artículo 18 E: El Centro dictará una resolución en la que se indiquen los docentes principiantes sujetos a inducción, conjuntamente con el docente mentor que lo acompañará y apoyará en su respectivo proceso, de conformidad a lo establecido en el párrafo siguiente.”.

d) Modifícase el artículo 18 G, que pasa a ser 18 F, de la siguiente forma:

i) Sustitúyese, en el inciso primero, la frase “que haya sido seleccionado para desarrollar el proceso de inducción, previo a su inicio” por “previo inicio del proceso de inducción”.

ii) Reemplázase, en el literal a) del inciso primero, la referencia al artículo 18 K por el artículo 18 J.

iii) Reemplázase, en el inciso segundo, la referencia al artículo 18 T por el artículo 18 S.

e) Sustitúyense, en el en el inciso segundo del artículo 18 K que pasa a ser 18 J, las referencias al artículo 19 J por el artículo 18 I, y en el inciso final al artículo 18 T por el artículo 18 S.

f) Reemplázase el artículo 18 L, que pasa a ser 18 K, por el siguiente:

“Artículo 18 K: Los profesionales de la educación que cumplan con lo establecido en este título, podrán desempeñarse como docentes mentores siempre que, previamente, estén inscritos en el registro público que para estos efectos deberá llevar el Centro, el que deberá ser actualizado permanentemente.”.

g) Modifícase el artículo 18 M, que pasa a ser 18 L, en el siguiente sentido:

i) Sustitúyese, en el literal b), la frase “certificado en el tramo avanzado” por “reconocido a lo menos en el tramo profesional avanzado”.

ii) Reemplázase el literal d) por el siguiente:

“d) Haber obtenido en el instrumento portafolio rendido en el último proceso de reconocimiento establecido en el párrafo 2º del título III resultado de categoría A o B, y”.

iii) Sustitúyese el literal e) por el siguiente:

“e)Contar con una recomendación por escrito de su sostenedor o administrador, según corresponda.”.

h) Modifícase, el artículo 18 N, que pasa a ser 18 M, en el siguiente sentido:

i) Reemplázase el inciso primero por el siguiente:

“Artículo 18 M: Los procesos de inducción serán asignados por el Centro, a los docentes mentores con inscripción vigente en el registro, que cumplan los siguientes requisitos:

a) Desempeñarse en el mismo establecimiento educacional que el respectivo docente principiante sujeto a inducción, o en su defecto tener su domicilio en una comuna que le permita desarrollar el proceso de inducción en los términos que establezca el reglamento referido en el artículo 18 S, y

b) Impartir docencia en el mismo nivel de enseñanza y especialidad del respectivo docente principiante, o en su defecto en el mismo nivel.”.

ii) Reemplázase, en el numeral i) del inciso segundo, la referencia al artículo 18 Q por el artículo 18 P.

iii) Reemplázase, en el numeral ii), la expresión “inducción, y” por la expresión “inducción;”.

iv) Agrégase, al inciso segundo, un numeral iii) nuevo pasando el actual iii) a ser iv):

“iii) Los profesionales de la educación que se encuentren en el tramo experto II o experto I, en ese orden, en el Sistema de Reconocimiento del Desarrollo Profesional Docente, y”.

v) Reemplázase el inciso final por el siguiente:

“El Centro, de conformidad al reglamento establecido en el artículo 18 S de la presente ley, desarrollará los criterios previamente señalados y establecerá las ponderaciones que correspondan.”.

i) Modifícase el artículo 18 Ñ, que pasa a ser 18 N, del siguiente modo:

i) Reemplázase en el inciso primero la frase “asignado en alguno de los cupos de” por “designado para dirigir”.

ii) Sustitúyese en el inciso tercero la referencia al artículo 18 N por el artículo 18 M.

iii) Reemplázase en el inciso cuarto la referencia al artículo 18 T por el artículo 18 S.

j) Reemplázase, en el literal a) del artículo 18 R que pasa a ser 18 Q, la referencia al artículo 18 Ñ por el artículo 18 N.

5) Para modificar el numeral 18) en el siguiente sentido:

a) Agrégase, a continuación de la oración “pasando el actual Título III a ser IV”, la frase “, y el actual IV a ser V”.

b) Para modificar el Título III nuevo del decreto con fuerza de ley N° 1, de 1998, del Ministerio de Educación, introducido por el numeral 18), en la siguiente forma: Sustitúyese el artículo 19 por el siguiente:

“Artículo 19: El presente título regulará el Sistema Reconocimiento de Desarrollo Profesional Docente en adelante también el Sistema, que tiene por objeto, reconocer y promover el avance de los profesionales de la educación hasta un nivel esperado de desarrollo profesional, así como también ofrecer una trayectoria profesional que sea atractiva para continuar desempeñándose profesionalmente en el aula.

El Sistema está constituido, por una parte, por un Sistema de Reconocimiento y Promoción del Desarrollo Profesional Docente que se compone de un proceso evaluativo integral que reconoce la experiencia y la consolidación de las competencias y saberes disciplinarios y pedagógicos que los profesionales de la educación alcanzan en las distintas etapas de su ejercicio profesional y de un procedimiento de progresión en distintos tramos, en virtud del cual los docentes pueden acceder a determinados niveles de remuneración; y, por otra, por un Sistema de Apoyo formativo a los docentes para la progresión en el Sistema de Reconocimiento, el que se establece en el párrafo III del Título I de esta ley.”.

c) Sustitúyese el artículo 19 A por el siguiente:

“Artículo 19 A: El Sistema distingue dos fases del desarrollo profesional docente. En la primera, el desarrollo profesional docente estará estructurado en tres tramos que culminan con el nivel de desarrollo esperado para un buen ejercicio de la docencia; y, la segunda, consta de dos tramos de carácter voluntario para aquellos docentes que, una vez alcanzado el nivel esperado, deseen potenciar su desarrollo profesional.”.

d) Reemplázase el inciso primero del artículo 19 B por el siguiente:

“Artículo 19 B: Para los efectos de la presente ley, se entenderá por tramo una etapa del desarrollo profesional docente en la cual se espera que, una vez lograda cierta experiencia, los docentes señalados en el artículo 19 logren alcanzar un determinado nivel de competencias y habilidades profesionales, cuyo reconocimiento los habilita a percibir asignaciones, avanzar en su desarrollo profesional y asumir crecientes responsabilidades en el establecimiento, de conformidad a esta ley.”.

e) Reemplázase el artículo 19 C por el siguiente:

“Artículo 19 C: Los tres tramos que conducen a la consolidación del desarrollo profesional docente son los establecidos en los incisos siguientes:

El tramo profesional inicial, es aquél al que los profesionales de la educación ingresan por el solo hecho de contar con su título profesional, iniciando su ejercicio profesional e insertándose en una comunidad escolar. En esta etapa, el docente integra los conocimientos adquiridos durante su formación inicial con aquéllos que adquiere a través de su propia práctica, y construye progresivamente una identidad profesional y seguridad para enfrentar las situaciones educativas que el contexto donde se desempeña le plantea. En este esfuerzo, el docente requiere apoyo mediante un proceso de inducción realizado por mentores y acompañamiento pedagógico.

El tramo profesional temprano, es la etapa del desarrollo profesional docente en que los profesionales de la educación avanzan hacia la consolidación de su experiencia y competencias profesionales. La enseñanza que realizan evidencia un mayor desarrollo en todos sus aspectos: preparación, actividades pedagógicas, evaluación e interacción con los estudiantes, entre otros. La práctica de enseñanza en el aula se complementa progresivamente con nuevas iniciativas y tareas que el docente asume en la institución escolar. En esta etapa es fundamental que el docente continúe con su desarrollo profesional y fortalezca sus capacidades mediante el estudio, perfeccionamiento y la reflexión pedagógica, tanto individual como colectiva con sus pares.

El tramo profesional avanzado, es la etapa del desarrollo profesional en que el docente ha logrado el nivel esperado de consolidación de sus competencias profesionales de acuerdo a los criterios señalados en el Marco para la Buena Enseñanza indicados en el artículo 19 J, demostrando una especial capacidad para lograr aprendizajes de todos sus estudiantes. El o la docente que se encuentra en este tramo demuestra no solamente habilidades para la enseñanza en el aula sino que es capaz de hacer una reflexión profunda sobre su práctica y asumir progresivamente nuevas responsabilidades profesionales relacionadas con el acompañamiento y liderazgo pedagógico a docentes del tramo profesional inicial y con los planes de mejoramiento escolar. En esta etapa el docente profundiza su desarrollo profesional y actualiza constantemente sus conocimientos.”.

f) Reemplázase el artículo 19 D por el siguiente:

“Artículo 19 D: Los tramos a los que voluntariamente se podrá postular para potenciar el desarrollo profesional docente son los siguientes.

El tramo experto I es una etapa voluntaria del desarrollo profesional docente al que podrán acceder los profesionales de la educación que se encuentren en el tramo profesional avanzado, por al menos cuatro años, y que cuenten con una experiencia, competencias y habilidades pedagógicas que les permitan ser reconocidos por un desempeño profesional docente sobresaliente. Los docentes que se encuentren en este tramo tendrán acceso preferente a funciones de acompañamiento y liderazgo pedagógico.

El tramo experto II es una etapa voluntaria del desarrollo profesional docente al que podrán acceder los profesionales de la educación que se encuentren en el tramo experto I, por al menos cuatro años, y que cuenten con una trayectoria, competencias y habilidades pedagógicas que les permitan ser reconocidos como docentes de excelencia, con altas capacidades y experticia en el ejercicio profesional docente. Los docentes que se encuentren en este tramo tendrán acceso preferente a funciones de acompañamiento y liderazgo pedagógico.”.

g) Modífcase el artículo 19 E en el siguiente sentido:

i) Reemplázanse, en ambos incisos, la expresión “la certificación” por “el reconocimiento”.

ii)Sustitúyese, en el inciso primero, la expresión “conocimientos disciplinarios” por “conocimientos específicos y pedagógicos”.

iii)Reemplázase, en el inciso primero, expresión “a cada tramo” por la frase “a los tramos profesionales temprano y avanzado, y a los tramos experto I y II”.

h) Modifícase el artículo 19 F en el siguiente sentido:

i) Sustitúyese, en el inciso primero, la frase “los tramos temprano, avanzado, superior o experto” por “los tramos profesionales temprano y avanzado, y a los tramos experto I y II”.

ii)Reemplázase, en el inciso segundo, las expresiones “dependientes” y “trabajadores” por “docentes” y “profesionales”, respectivamente.

i) Sustitúyese el epígrafe del Párrafo II por el siguiente:

“Del Reconocimiento y Promoción del Desarrollo Profesional Docente”

j) Reemplázase el artículo 19 G por el siguiente:

“Artículo 19 G: Corresponderá al Centro administrar el Sistema Nacional de Reconocimiento y Promoción del Desarrollo Profesional Docente que, para la progresión en los tramos del desarrollo profesional, considera tanto el desempeño como las competencias pedagógicas de los profesionales de la educación.

Para estos efectos, a través de un proceso evaluativo integral se reconocerá el dominio de conocimientos disciplinarios y pedagógicos acordes con el nivel y especialidad en que se desempeña cada docente; así como también las funciones docentes ejercidas fuera del aula, relativas al desarrollo profesional, tales como el trabajo colaborativo con pares, estudiantes, padres y apoderados, su participación en distintas actividades de su establecimiento educacional, y el perfeccionamiento del docente que sea pertinente al ejercicio profesional y nivel de desarrollo de éste; verificando el cumplimiento de estándares de desempeño profesional, los que se medirán de conformidad a los instrumentos señalados en el artículo 19 K de la presente ley.”.

k) Reemplázase el artículo 19 H por el siguiente:

“Artículo 19 H: Para los efectos de la promoción a los tramos del desarrollo profesional docente, establecidos en el artículo 19 C, los profesionales de la educación deberán cumplir con las exigencias de experiencia profesional señalada en los incisos siguientes.

Para acceder al tramo profesional temprano, el profesional de la educación deberá contar con, a lo menos, 4 años de experiencia profesional docente.

Para acceder al tramo profesional avanzado, el profesional de la educación deberá contar con, a lo menos, 4 años de experiencia profesional docente.

Para acceder al tramo experto I, el profesional de la educación deberá contar con, a lo menos, 8 años de experiencia profesional docente.

Por último, para acceder al tramo experto II, el profesional de la educación deberá contar con, a lo menos, 12 años de experiencia profesional docente.”.

l) Elimínase la expresión “Párrafo III Del Sistema de Certificación de Desarrollo Profesional”.

m) Reemplázase el artículo 19 I por el siguiente:

“Artículo 19 I: Para el solo efecto de acreditar los años de experiencia profesional docente de los profesionales de la educación, el Centro podrá requerir a los demás órganos de la Administración del Estado la información con la que cuenten, la que le deberá ser remitida oportunamente.

Con todo, el profesional de la educación siempre podrá solicitar a su respectivo sostenedor o administrador, según corresponda, la emisión de un documento donde acredite sus años de experiencia profesional docente bajo su dependencia. Dicho sostenedor estará obligado a emitirlo, dentro del plazo de cinco días hábiles.”.

n) Modifícase el artículo 19 J en el siguiente sentido:

i) Agrégase, al final de su primer párrafo, la frase “contenidos en el Marco de la Buena Enseñanza”

ii) Incorpórase, al final del literal d) del artículo 19 J, la frase “, incluyendo aquellas ejercidas fuera del aula”.

o) Reemplázase el artículo 19 K por el siguiente:

“Artículo 19 K: Para medir el cumplimiento de los estándares de desempeño profesional y el conocimiento de las bases curriculares, el Centro diseñará y ejecutará los siguientes instrumentos:

a)Un instrumento de evaluación de conocimientos específicos y pedagógicos, atingentes a la disciplina y nivel que imparte, y

b) Un portafolio profesional de competencias pedagógicas que evaluará la práctica de la labor docente, en el aula e incluirá un componente en el que el docente aportará evidencias documentadas de sus mejores prácticas relativas al dominio señalado en el literal d) del artículo anterior. Este componente comprenderá evidencias sobre aquel perfeccionamiento del docente que sea pertinente al ejercicio profesional y nivel de desarrollo de éste, siempre que dicho perfeccionamiento se realice de conformidad a lo dispuesto en el párrafo III del Título I de esta ley. En caso de estudios de postgrado, estos deberán ser atingentes a su función, e impartidos por universidades acreditadas.

En el caso de aquellos profesionales de la educación que se desempeñen en modalidades educativas que requieren de una metodología especial de evaluación, tales como escuelas de educación especial, aulas hospitalarias, escuelas cárceles y especialidades de educación media técnico profesional, para el reconocimiento de sus competencias pedagógicas, el Centro deberá adecuar el instrumento portafolio profesional señalado en el inciso precedente a dichos requerimientos.”.

p) Modifícase el artículo 19 M en el siguiente sentido:

i)Sustitúyese, en el inciso primero, la referencia al “artículo anterior” por “el artículo 19 K”.

ii)Reemplázase, en el inciso segundo, la expresión “de la prueba de conocimientos disciplinarios” por “del instrumento de evaluación de conocimientos específicos y pedagógicos”.

q) Sustitúyese el artículo 19 Ñ por el siguiente:

“Artículo 19 Ñ: Deberán rendir los instrumentos del Sistema Nacional de Reconocimiento del Desarrollo Profesional Docente los profesionales de la educación que se encuentren en los tramos profesionales inicial y temprano del desarrollo profesional docente.

Con todo, aquellos que se encuentren en los tramos profesional avanzado y experto I y II podrán rendir dichos instrumentos.

Sin perjuicio de lo anterior, deberán rendir dichos instrumentos los docentes que se encuentren en el tramo profesional avanzado y que hayan obtenido la categoría de logro D del instrumento de evaluación de conocimientos específicos y pedagógicos o la categoría de logro D en el portafolio profesional de competencias pedagógicas.

Para efectos de lo señalado en los incisos primero y segundo, los profesionales de la educación que obtengan en una oportunidad categoría de logro A, o en dos oportunidades consecutivas categoría de logro B, en el instrumento portafolio, no estarán obligados a rendir este instrumento, en el siguiente proceso de reconocimiento. Asimismo, si el último resultado obtenido por el profesional en el instrumento de evaluación de conocimientos específicos y pedagógicos fue de nivel de logro A o B, no estarán obligados a rendirla en los procesos de reconocimiento siguientes.

En caso que por aplicación de lo dispuesto en el inciso anterior, a un docente no le corresponda rendir alguno de los instrumentos de evaluación señalados en el artículo 19 K, no podrá acceder a un nuevo tramo por el solo transcurso del tiempo, debiendo rendir, a lo menos, uno de los instrumentos de evaluación.”.

r) Modifícase el artículo 19 O en el siguiente sentido:

i)Suprímese el inciso segundo.

ii) Reemplázase, en todo el artículo, la expresión “la prueba de conocimientos disciplinarios” por “el instrumento de evaluación de conocimientos específicos y pedagógicos”.

iii)Modifícase la denomina-ción de los tramos de desarrollo profesional, remplazando “temprano” por “profesional temprano”, “avanzado” por “profesional avanzado”, “superior” por “experto I” y “experto” por “experto II”.

s) Reemplázase el artículo 19 Q por el siguiente:

“Artículo 19 Q: El Centro, antes del 30 de junio de cada año, dictará una resolución en la cual señalará el tramo profesional que corresponda a cada docente conforme sus años de experiencia profesional, y las competencias, saberes y el dominio de conocimientos disciplinarios y pedagógicos, reconocidos a través de los instrumentos de evaluación establecidos en el artículo 19 K.

El tramo de desarrollo profesional docente que se indique en esta resolución surtirá sus efectos legales desde el mes de julio del año escolar en que se dicte.”.

t) Elimínase el epígrafe “Párrafo IV De los Tramos de los Profesionales de la Educación.”.

u) Suprímese el epígrafe “Párrafo V Del Ingreso y Salida del Sistema de Desarrollo Profesional Docente.”.

v) Elimínanse los artículos 19 S y 19 T, adecuándose la ordenación correlativa de los siguientes.

w) Reemplázase el artículo 19 U, que ha pasado a ser 19 S, por el siguiente:

“Artículo 19 S: El o la profesional de la educación que, encontrándose en el tramo profesional inicial, no haya logrado avanzar al tramo profesional temprano, en dos procesos de reconocimiento profesional, no podrá continuar desempeñándose en el mismo establecimiento educacional ni ser contratado en uno cuyos profesionales de la educación se rijan por lo dispuesto en este título.”.

x) Elimínase el artículo 19 V.

y) Reemplázase el artículo 19 W que pasa a ser 19 T, por el siguiente:

“Artículo 19 T: El profesional de la educación que de acuerdo al artículo 19 Ñ se encuentra obligado a rendir los instrumentos de evaluación establecidos en el artículo 19 K, y deja de desempeñarse en un establecimiento cuyos profesionales estén sujetos al presente título por una causal diferente a la establecida en el artículo 19 U, en caso que sea nuevamente contratado o designado en un establecimiento educacional cuyos profesionales de la educación se rijan por este título, podrá eximirse de rendir dichos instrumentos si ha transcurrido menos de cuatro años desde su última resolución de reconocimiento, debiendo, en todo caso, rendirlos al cumplir el respectivo período de cuatro años. En caso contrario, deberá rendir dichos instrumentos dentro del plazo de un año contado de su nueva contratación o designación.

De no cumplir con lo señalado en el inciso anterior, perderá el derecho a la asignación por tramo de desarrollo profesional establecido en el artículo 49 de esta ley, hasta que dé cumplimiento a dicha obligación.”

z) Agrégase a continuación del artículo 19 X, que pasa a ser 19 U, un nuevo artículo 19 V:

“Artículo 19 V: Los establecimientos educacionales acogidos al decreto con fuerza de ley N° 2, de 1998, del Ministerio de Educación, deberán, para percibir la subvención respectiva, contratar a los profesionales de la educación de conformidad al régimen establecido en los títulos II y III de esta ley.”.

6) Para eliminar el numeral 18) que aparece por segunda vez.

7) Para modificar el numeral 21) en el siguiente sentido:

a) Reemplázase, en el literal a), la expresión “encontrarse certificado al menos en el tramo avanzado del desarrollo profesional docente” por “encontrarse reconocido al menos en el tramo profesional avanzado del desarrollo profesional docente reconocido”.

b) Modificánse, los incisos quinto y sexto, nuevos del artículo 24 agregados por el literal c), intercalando, entre la palabra “tramo” y la palabra “avanzado”, la palabra “profesional”.

8) Para eliminar el numeral 22), adecuándose la numeración sucesiva.

9) Para reemplazar en el numeral 23),que pasa a ser 22), por el siguiente:

“22) Reemplázase en el inciso segundo del artículo 31 bis la frase “estar acreditado como Profesor de Excelencia Pedagógica, según lo dispuesto en la ley N° 19.715” por “estar reconocido en los tramos profesional avanzado, experto I o experto II, del desarrollo profesional docente.”.

10) Para modificar, los incisos segundo y tercero del artículo 34 E, que agrega el numeral 24), que pasa a ser 23), en la siguiente forma:

a) Reemplázase el literal b) del inciso segundo por:

“b) Estar reconocido, a lo menos, en el tramo profesional avanzado.”.

b) Reemplázase en el inciso tercero, la frase “tramo superior con cinco bienios” por “tramo profesional avanzado con tres bienios”.

11) Para modificar el artículo 34 K, nuevo que agrega el numeral 25), que pasa a ser 24), de la siguiente forma:

a) Reemplázase en el inciso primero, la frase “para el cual se encuentren certificados” por “en que estén reconocidos”.

b) Remplázase en el inciso segundo del artículo 34 K la expresión “certificación previa” por “reconocimiento de tramo del desarrollo profesional previo”, y “la certificación” por “el reconocimiento”.

12) Sustitúyese el artículo 49 que reemplaza el numeral 28), que ha pasado a ser 27), por el siguiente:

“Artículo 49: El profesional de la educación tendrá derecho a percibir una Asignación por Tramo de Desarrollo Profesional cuyo monto mensual se determinará en base a los siguientes componentes:

a) Componente de Experiencia: Se aplicará sobre la base de la remuneración básica mínima nacional que determine la ley y consistirá en un porcentaje de ésta, correspondiente a un 3,38% por los primeros dos años de servicio docente y un 3,33% por cada dos años adicionales, debidamente acreditados, con un tope y monto máximo de 50% de la remuneración básica mínima nacional para aquellos profesionales que totalicen 30 años de servicios.

b) Componente de Progresión: Su monto mensual dependerá del tramo en que se encuentra el docente y los bienios de experiencia profesional que tenga, y su valor máximo corresponderá al siguiente para un contrato de 44 horas y 15 bienios:

Lo dispuesto en el inciso anterior se aplicará en proporción a las horas establecidas en las respectivas designaciones o contratos, para aquellos profesionales de la educación que tengan una designación o contrato inferior a 44 horas cronológicas semanales, y en proporción a sus correspondientes bienios para aquellos que tengan una experiencia profesional inferior a 15 bienios.

c) Componente fijo: Los profesionales de la educación reconocidos en los tramos profesional avanzado, experto I o experto II, tendrán derecho a percibir una suma complementaria cuyo monto mensual dependerá del tramo en que se encuentra el docente y su valor máximo corresponderá a los siguientes valores para un contrato de 44 horas cronológicas semanales:

Lo dispuesto en el inciso anterior, se aplicará en proporción a las horas establecidas en las respectivas designaciones o contratos, para aquellos profesionales de la educación que tengan una designación o contrato inferior a 44 horas cronológicas semanales.

Con todo, por concepto de la asignación de experiencia establecida en el artículo 48 y la asignación de tramo establecida en este artículo, el incremento de la remuneración de los profesionales de la educación por cada dos años de ejercicio profesional debidamente acreditado, no podrá ser inferior al 6,66% de la Remuneración Básica Mínima Nacional.

La asignación de tramo, considerado su componente fijo cuando corresponda, tendrá el carácter de imponible y tributable, sólo servirá de base de cálculo para la asignación establecida en el artículo 50 y aquella tratada en el inciso segundo del artículo 47, y se reajustará en la misma oportunidad y porcentaje en que se reajusten las remuneraciones del sector público.”.

13) Remplazáse el artículo 50 sustituido por el numeral 29), que ha pasado a ser 28), por el siguiente:

“Artículo 50: La Asignación de reconocimiento por Docencia en Establecimientos de Alta concentración de Alumnos Prioritarios, será imponible y tributable, no servirá de base de cálculo de ninguna otra remuneración y será igual al 20% de la asignación de tramo a que tenga derecho el docente más un monto fijo máximo de $43.726.- para un contrato de 44 horas cronológicas semanales, el cual se aplicará en proporción a las horas establecidas en las respectivas designaciones o contratos, para aquellos profesionales de la educación que tengan una designación o contrato inferior a 44 horas cronológicas semanales. Tendrán derecho a percibirla los profesionales de la educación que se desempeñen en establecimientos con alta concentración de alumnos prioritarios.

Para estos efectos se entenderá por establecimiento educacional de alta concentración de alumnos prioritarios, aquellos que tengan, al menos, un 60% de concentración de alumnos prioritarios de acuerdo a la ley N° 20.248.

En caso que el beneficiario se encuentre en el tramo profesional inicial o temprano sólo podrá percibirla, por una vez, hasta por el término de cuatro años desde su primer reconocimiento en cualquiera de dichos tramos.

Los profesionales que se desempeñen en establecimientos que se encuentren ubicados en zonas rurales, y tengan una concentración de alumnos prioritarios de a lo menos un 60% y mayor o igual a un 45%, tendrán derecho a una asignación igual al 10% de su respectiva asignación de tramo.”.

14) Modifícase el inciso primero del artículo 52, reemplazado por el numeral 30), que ha pasado a ser 29), agregando a continuación de la palabra “comuna” la expresión “o establecimiento”.

15) Agrégase al numeral 34), que ha pasado a ser 33), un literal a) nuevo pasando el literal a) a ser b) y el literal b) a ser c):

“a) Reemplázase en el inciso primero los guarismos “III” y “IV” por los siguientes “IV” y “V”; e intercálase en el mismo inciso, entre las expresiones “de 1992,” y “respectivamente,” las siguiente frase “o regidos por el decreto ley N° 3.166, de 1980.”.

16) Agrégase, al numeral 37), que ha pasado a ser 36), el siguiente literal c), nuevo:

“c) Agréganse los siguientes incisos, nuevos:

“Un porcentaje de a lo menos el 30% de las horas no lectivas estará destinado a las actividades de preparación de clases, de evaluación de aprendizajes, y a la atención de estudiantes y apoderados, así como también otras actividades profesionales relevantes que sean acordadas en el Consejo de Profesores.

Corresponderá a la Superintendencia de Educación la fiscalización del cumplimiento de lo señalado en el inciso anterior, de conformidad al procedimiento establecido en los artículos 51 y siguientes de la ley N° 20.529.”.”.

17) Para agregar a continuación del numeral 38), que ha pasado a ser 37), el siguiente numeral 38) nuevo:

“38)Agrégase el siguiente artículo 70 ter nuevo:

“Artículo 70 ter: Los profesionales de la educación que en el proceso de evaluación docente establecido en el artículo 70 de esta ley obtengan en una oportunidad un nivel de desempeño destacado o en dos oportunidades consecutivas un nivel de desempeño competente en el instrumento portafolio, no estarán obligados a rendirlo en el siguiente proceso, considerándose dichos resultados para la ponderación de este instrumento en esta nueva evaluación.”.”.

18) Para reemplazar el numeral 39) por el siguiente:

“39)Agrégase al artículo 72, el siguiente literal m) nuevo:

“m) Por aplicación de lo dispuesto en el artículo 19 S de esta ley.”.”.

19) Para modificar el numeral 40), reemplazando en ambos literales la referencia el ordinal “n” por “m”.

20) Remplázase el numeral 41), por el siguiente:

“41) Sustitúyese en el inciso segundo del artículo 74, la frase “Si un profesional de la educación que se encontrare en la situación anterior” por la frase “Sin perjuicio de lo anterior, si un profesional que haya percibido la indemnización establecida en el artículo 73”.”.

21) Para agregar los siguientes literales al numeral 42):

“c)Agréganse los siguientes incisos sexto y séptimo nuevos, pasando los actuales incisos sexto y séptimo a ser octavo y noveno:

“Un porcentaje de a lo menos el 30% de las horas no lectivas estará destinado a las actividades de preparación de clases, de evaluación de aprendizajes, y a la atención de estudiantes y apoderados, que deben realizar los profesionales de la educación y otras actividades profesionales relevantes que sean acordadas en el Consejo de Profesores.

Corresponderá a la Superintendencia de Educación la fiscalización del cumplimiento de lo señalado en el inciso anterior, de conformidad al procedimiento establecido en los artículos 51 y siguientes de la ley N° 20.529.”.

d) Modifícase el inciso séptimo que pasa a ser octavo reemplazando las expresiones “se aplicarán solamente” por “no se aplicarán” y “subvencionados” por “pagados”.”.

22) Para modificar el numeral 45),de la siguiente forma:

a) Reemplázase la referencia al artículo 19 U por 19 S.

b) Agrégase, a continuación de su punto final que pasa a ser seguido, la siguiente frase “Sin perjuicio de lo anterior, podrán optar a la indemnización por años de servicio establecida en el Código del Trabajo, si procediere.”.

23) Para modificar el Título VI nuevo, que intercala el numeral 47), en el siguiente sentido:

a) Remplázase el literal b), del artículo 88 B por el siguiente:

“b) Las del Título II.”.

b) Reemplázase el artículo 88 C por el siguiente:

“Artículo 88 C: Establécese una asignación para los profesionales de la educación regidos por este título, que ingresen al Sistema de Desarrollo Profesional Docente de conformidad al título III de esta ley, la que se calculará y pagará de la siguiente manera:

a) Su monto se establecerá sobre la base de la remuneración total mínima en los términos establecidos en el artículo 62 y las asignaciones establecidas en los artículos 48, 49, 50 y 54 de esta ley, calculadas de acuerdo al tramo de desarrollo profesional docente en que esté reconocido el profesional.

b) La asignación establecida en este artículo se pagará en caso que la remuneración que percibe el profesional de su empleador sea inferior a la remuneración y asignaciones señaladas en la letra a), y será equivalente a la diferencia entre ambos montos. Para estos efectos, la remuneración del profesional de la educación se determinará de acuerdo al promedio de los 12 meses inmediatamente anteriores a aquel en que ingrese al Sistema de Desarrollo Profesional Docente. Esta asignación será de carácter mensual, imponible y tributable, no será base de cálculo de ninguna otra remuneración, y se absorberá por los aumentos de remuneraciones permanentes del profesional y por cualquier otro aumento de remuneraciones permanentes que establezca la ley. Con todo, esta asignación se reajustará en la misma oportunidad y porcentaje que se reajusten las remuneraciones del sector público.

c) Existirá el derecho a percibir esta asignación, mientras el profesional de la educación mantenga contrato vigente, y hasta su siguiente proceso de reconocimiento profesional o hasta la fecha en que debió rendir los instrumentos de evaluación respectivos, si ésta no se produce por causas imputables a él. Si el profesional accede a un nuevo tramo, la asignación se volverá a calcular en los mismos términos señalados en las letras anteriores.”.

c) Para reemplazar el artículo 88 E por el siguiente:

“Artículo 88 E: Sin perjuicio de las causales de término de contrato establecidas en el Código del Trabajo, a los profesionales de la educación regulados por este título, se les aplicará lo dispuesto en el artículo 19 S de la presente ley, y tendrán derecho a una bonificación, de cargo del empleador, en los mismos términos de la establecida en el artículo 73 bis de esta ley.

Los profesionales de la educación a que se refiere el inciso anterior podrán optar a la indemnización por años de servicio establecida en el Código del Trabajo, si procediere.”.

AL ARTÍCULO SEGUNDO

24) Para reemplazar el artículo 27 bis, incorporado por el numeral 2), por el siguiente:

“Artículo 27 bis: Sólo las universidades acreditadas podrán impartir carreras y programas de estudio conducentes a los títulos profesionales de Profesor de Educación Básica, Profesor de Educación Media, Profesor de Educación Técnico Profesional, Profesor de Educación Diferencial y Educador de Párvulos, siempre que dichas carreras y programas hayan obtenido acreditación.

Sin perjuicio de lo establecido en la presente ley, para obtener la acreditación de carreras y programas se deberá cumplir con los siguientes requisitos:

a) Que la universidad aplique a todos los estudiantes de las carreras de pedagogía que imparta, las evaluaciones diagnósticas sobre formación inicial en pedagogía que determine el Ministerio de Educación. Una de estas pruebas deberá ser realizada al inicio de la carrera y la otra durante ésta, esto es, durante los doce meses que anteceden al último año de carrera.

Los resultados de las evaluaciones diagnósticas señaladas en el párrafo anterior serán de carácter referencial y formativo para los estudiantes. Con todo, la universidad deberá establecer acciones de nivelación y acompañamiento, según corresponda, para aquellos estudiantes que obtengan bajos resultados en estas mediciones.

b) Las universidades solo podrán admitir y matricular en dichas carreras y programas regulares, alumnos que cumplan, a lo menos, con alguna de las siguientes condiciones:

i.- Haber rendido la prueba de selección universitaria o el instrumento que la reemplace, ubicándose con un rendimiento que lo ubique en el percentil 70 o superior, teniendo en cuenta el promedio de las pruebas obligatorias;

ii.- Tener un promedio de notas de la educación media, dentro del 30% superior de su establecimiento educacional, según el reglamento respectivo, o

iii.- Haber realizado un programa de preparación y acceso de estudiantes de enseñanza media para continuar estudios de pedagogía en la educación superior reconocido por el Ministerio de Educación.

Se entenderá para estos efectos, que la prueba de selección universitaria es aquella que se aplica como mecanismo de admisión de estudiantes, por la mayor cantidad de universidades del Consejo de Rectores. Un reglamento del Ministerio de Educación determinará el procedimiento e implementación de los requisitos de admisión y matrícula de las carreras y programas de Pedagogía previamente señalados.

c) Que el proceso formativo de la carrera:

i) Permite el logro del perfil de egreso definido por la universidad.

ii) Contempla la realización de prácticas tempranas y progresivas.

iii)Cuenta con mecanismos de seguimiento y apoyo al logro de los aprendizajes esperados.

iv)Es coherente con los estándares pedagógicos y disciplinarios definidos por el Ministerio de Educación, los que serán aprobados por el Consejo Nacional de Educación.

d)La Universidad cuenta con convenios de colaboración con establecimientos educacionales, los que deben incluir como mínimo la realización de prácticas de los estudiantes de pedagogías, la facilitación de investigaciones en conjunto con los docentes que se desempeñen en estos establecimientos y la ejecución de actividades de capacitación.

e) La Universidad cuenta con infraestructura y el equipamiento necesarios y adecuados para impartir la carrera de pedagogía, en relación a la cantidad de estudiantes, académicos y las características de su plan de estudios.

f) La Universidad cuenta con un cuerpo académico idóneo para impartir la carrera de pedagogía, incluyendo tanto académicos que realicen investigaciones en el ámbito de la educación, como docentes con experiencia en aula escolar.

El Ministerio de Educación establecerá lineamientos orientadores para las carreras de pedagogía, los que contemplarán a lo menos las condiciones establecidas en el inciso anterior.”.

25) Para agregar un artículo 27 ter nuevo a la ley N° 20.129:

“Artículo 27 ter: La acreditación de las carreras de pedagogía solo podrá ser realizada directamente por la Comisión Nacional de Acreditación. Con todo, para efectos del financiamiento de dichas acreditaciones, se procederá de conformidad a lo dispuesto en el literal b) del artículo 13 de la ley N° 20.129.

En caso que la carrera o programa no obtuviera o perdiese la acreditación a que se refiere este artículo, la universidad no podrá admitir nuevos estudiantes, pero deberá seguir impartiéndolas hasta la titulación o egreso de aquellos matriculados, los que de obtener el título respectivo, serán considerados profesionales de la educación, para todos los efectos legales, entendiéndose incluidos en el artículo 2º del decreto con fuerza de ley Nº 1, de 1997, del Ministerio de Educación.”.

AL ARTÍCULO SÉPTIMO

26)Para remplazar el literal a) del numeral 6), que modifica el artículo 16, por el siguiente:

“a)Sustitúyese el numeral 1), por el siguiente: “1) Estar reconocido en el tramo de desarrollo profesional avanzado, experto I o experto II del Sistema de Desarrollo Profesional Docente;”.

AL ARTÍCULO NOVENO

27) Para sustituir el numeral 1) del inciso segundo del artículo 31, que reemplaza el literal b) del numeral 3) por “1) Estar reconocido en el tramo de desarrollo profesional avanzado, experto I o experto II del Sistema de Desarrollo Profesional Docente;”

28) Para modificar el numeral 6, reemplazando la expresión “certificación en el tramo de desarrollo superior o experto del sistema de desarrollo profesional docente” por “reconocimiento en el tramo de desarrollo profesional avanzado, experto I o experto II del Sistema de Desarrollo Profesional Docente”.

ARTÍCULO SEGUNDO TRANSITORIO BIS Y SEGUNDO TRANSITORIO TER, NUEVOS

29) Para agregar los siguientes artículos segundo transitorio bis y segundo transitorio ter, nuevos:

“Artículo Segundo Transitorio bis: Sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo anterior, las horas lectivas de la función docente establecidas en los artículos 69 y 80 del decreto con fuerza de ley N°1, de 1997, del Ministerio de Educación, para una jornada de 44 horas excluidos los recreos, podrá disminuirse a 27 horas y 45 minutos, siempre que se cumplan de manera copulativa los siguientes requisitos:

1) El crecimiento del Producto Interno Bruto de los tres años anteriores a la fecha de verificación referida en el inciso siguiente, debe ser en promedio, igual o mayor a 4,0% real anual;

2) El 5% de la variación de los ingresos cíclicamente ajustados, experimentada en el período comprendido entre el año anterior al de la fecha de verificación referida en el inciso siguiente y el año inmediatamente anterior a dicho año, debe ser superior a 3,9 millones de USE.

El Ministerio de Hacienda verificará el cumplimiento de los requisitos antedichos a más tardar el 15 de agosto de cada año, a partir del año 2020. Para ello utilizará las estadísticas de crecimiento de Producto Interno Bruto publicadas por el Banco Central y las estadísticas de ingresos cíclicamente ajustados calculados por la Dirección de Presupuestos, y publicados anualmente en su Informe de Evaluación de la Gestión Financiera del Sector Público, expresados en Unidades de Subvención Escolar de los años que corresponda.

En el año en que se cumplan los requisitos indicados en el inciso primero, el Presidente de la República deberá enviar un proyecto de ley que regule la disminución de las horas lectivas de la función docente a los valores establecidos en dicho inciso, a más tardar el 15 de septiembre de dicho año. El proyecto de ley deberá ajustar también las horas de docencia de aula en los establecimientos que funcionen en Régimen de Jornada Escolar Completa Diurna y hacer las adecuaciones necesarias al decreto con fuerza de ley Nº 2, de 1998, del Ministerio de Educación, contemplando su entrada en vigencia al inicio del año escolar siguiente a su publicación.

Transcurridos dos años desde la entrada en vigencia de la ley enviada en el inciso anterior, se estudiará la implementación de una nueva disminución de horas lectivas de la función docente establecidas en los artículos 69 y 80 del decreto con fuerza de ley N°1, de 1997, del Ministerio de Educación, para una jornada de 44 horas excluidos los recreos, a 27 horas, si se cumplen los siguientes requisitos copulativos:

1) El crecimiento del Producto Interno Bruto de los tres años anteriores a la fecha de verificación referida en el inciso siguiente, debe ser en promedio, igual o mayor a 4,0% real anual;

2) El 5% de la variación de los ingresos cíclicamente ajustados, experimentada en el período comprendido entre el año anterior al de la fecha de verificación referida en el inciso siguiente y el año inmediatamente anterior a dicho año, debe ser superior a 3,6 millones de USE.

El Ministerio de Hacienda verificará el cumplimiento de los requisitos antedichos al 15 de agosto de cada año, desde el año establecido en el inciso cuarto. Para ello utilizará las estadísticas referidas en el inciso segundo, de los años que corresponda.

En el año en que se cumplan los requisitos indicados en el inciso cuarto, el Presidente de la República deberá enviar un proyecto de ley que regule la disminución de las horas lectivas de la función docente a los valores establecidos en dicho inciso, a más tardar el 15 de septiembre de dicho año. El proyecto de ley deberá ajustar también las horas de docencia de aula en los establecimientos que funcionen en Régimen de Jornada Escolar Completa Diurna y hacer las adecuaciones necesarias al decreto con fuerza de ley Nº 2, de 1998, del Ministerio de Educación, contemplando su entrada en vigencia al inicio del año escolar siguiente a su publicación.

Transcurridos dos años desde la entrada en vigencia de la ley enviada en el inciso anterior, se estudiará la implementación de una nueva disminución de horas lectivas de la función docente establecidas en los artículos 69 y 80 del decreto con fuerza de ley N°1, de 1997, del Ministerio de Educación, para una jornada de 44 horas excluidos los recreos, a 26 horas y 15 minutos, si se cumplen los siguientes requisitos copulativos:

1) El crecimiento del Producto Interno Bruto de los tres años anteriores a la fecha de verificación referida en el inciso siguiente, debe ser en promedio, igual o mayor a 4,0% real anual;

2) El 5% de la variación de los ingresos cíclicamente ajustados, experimentada en el período comprendido entre el año anterior al de la fecha de verificación referida en el inciso siguiente y el año inmediatamente anterior a dicho año, debe ser superior a 3,9 millones de USE.

El Ministerio de Hacienda verificará el cumplimiento de los requisitos antedichos a más tardar el 15 de agosto de cada año, desde el año establecido en el inciso séptimo. Para ello utilizará las estadísticas referidas en el inciso segundo, de los años que corresponda.

En el año en que se cumplan los requisitos indicados en el inciso séptimo, el Presidente de la República deberá enviar un proyecto de ley que regule la disminución de las horas lectivas de la función docente a los valores establecidos en dicho inciso, a más tardar el 15 de septiembre de dicho año. El proyecto de ley deberá ajustar también las horas de docencia de aula en los establecimientos que funcionen en Régimen de Jornada Escolar Completa Diurna y hacer las adecuaciones necesarias al decreto con fuerza de ley Nº 2, de 1998, del Ministerio de Educación, contemplando su entrada en vigencia al inicio del año escolar siguiente a su publicación.

Artículo segundo transitorio ter: Sin perjuicio de lo establecido en la letra e) del artículo 6° de la ley N°20.248, a partir del año 2019 y hasta la entrada en vigencia de la ley que se dicte en virtud de lo dispuesto en el inciso noveno del artículo anterior, en los establecimientos educacionales que tengan una concentración de alumnos prioritarios igual o superior al 80%, los sostenedores deberán disponer para los profesionales de la educación que se desempeñen en los niveles 1°, 2°, 3° o 4° año de Educación Básica, una jornada semanal docente de un máximo de 26 horas 15 minutos, excluidos los recreos, destinadas a la docencia de aula, para una designación o contrato por 44 horas, o la proporción que corresponda.

Lo dispuesto en el inciso anterior, podrá financiarse con hasta un 50% de los recursos establecidos en la ley N° 20.248 que perciba el establecimiento educacional. En todo caso, este financiamiento no podrá superar la diferencia de horas no lectivas que se produzca entre la jornada semanal establecida en los artículos 69 y 80 del decreto con fuerza de ley N°1 de 1997 del Ministerio de Educación y la dispuesta en este artículo. Lo prevenido en el presente inciso deberá quedar establecido en los Convenios de Igualdad de Oportunidades y Excelencia Educativa, que suscriban los sostenedores, de acuerdo al artículo 7° de la ley N° 20.248.

La Superintendencia de Educación podrá eximir a los sostenedores de la obligación señalada en el inciso segundo, por razones fundadas, tales como tratarse de un establecimiento educacional uni, bi o tri docente u otras condiciones en que no sea factible cumplir con dicha obligación. Con todo, en estos casos, los sostenedores estarán obligados a utilizar los recursos establecidos en el inciso anterior para disminuir las horas destinadas a la docencia de aula de los profesionales de la educación indicados en el inciso primero, en la medida que dichos recursos lo permitan.”.

AL ARTÍCULO TERCERO TRANSITORIO

30)Para remplazar el inciso primero por el siguiente:

“Artículo tercero.- Los profesionales de la educación que les falten diez o menos años para la edad legal de jubilación podrán optar por no regirse por las normas del Título III del decreto con fuerza de ley Nº 1, de 1997, del Ministerio de Educación. En este caso, mantendrán su última remuneración mensual devengada, la que se reajustará en el mismo porcentaje y en la misma oportunidad que las remuneraciones del sector público.”.

31)Para remplazar en el inciso segundo la expresión “en que presentó su renuncia” por “inmediatamente anterior a aquel en que los profesionales de la educación del establecimiento educacional en que se desempeña pasen a regirse por el señalado Título III”.

32)Para agregar el siguiente inciso tercero, pasando el actual tercero a ser cuarto:

“Asimismo, tendrán derecho a seguir percibiendo la asignación de antigüedad establecida en el artículo 48 del decreto con fuerza de ley N°1, de 1997, del Ministerio de Educación, sin que sea aplicable lo dispuesto en el numeral 26 del artículo 1° de esta ley.”.

AL ARTÍCULO QUINTO TRANSITORIO

33) Para modificar el artículo quinto transitorio en el siguiente sentido:

a) Reemplázase el inciso primero por el siguiente:

“Artículo quinto transitorio.- Las derogaciones y modificaciones a las asignaciones y demás beneficios pecuniarios establecidos en los numerales 25, 26, 27, 28, 29, 30, 32, 33 b), 34, 35, 43 y 44 del artículo primero; artículo quinto; artículo sexto; numerales 1, 2, y 3 del artículo séptimo; y numerales 1, 2 y 3 del artículo octavo, todos de esta ley, no se aplicarán a aquellos profesionales de la educación que no se rijan por lo establecido en el Título III del decreto con fuerza de ley Nº 1, de 1997, del Ministerio de Educación.”.

b) Agréganse los siguientes incisos segundo y tercero, nuevos:

“Sin perjuicio de lo anterior, lo dispuesto en el inciso tercero del artículo 54 y en el inciso final del artículo 63, ambos del decreto con fuerza de ley N°1, de 1997, del Ministerio de Educación, introducidos por esta ley, así como lo establecido en el numeral 33 literal c) del artículo primero de esta ley, regirán desde la entrada en vigencia de la presente ley.

Lo dispuesto en los incisos segundo y final del artículo 47 del decreto con fuerza de ley N°1, de 1997, del Ministerio de Educación, regirá desde la entrada en vigencia de esta ley, sin perjuicio de lo cual hasta el 31 de julio de 2017 el tope establecido en el inciso segundo será de un 30% de la remuneración básica mínima nacional.”

c) Elimínase, en el inciso segundo, que pasó a ser cuarto, la frase “Sin perjuicio de lo anterior,”.

AL ARTÍCULO NOVENO TRANSITORIO

34)Para remplazar el artículo por el siguiente:

“Artículo noveno.- La asignación a los tramos del desarrollo profesional docente se hará de conformidad a los años de experiencia profesional y los resultados obtenidos en el instrumento portafolio del sistema de evaluación establecido en el artículo 70 del decreto con fuerza de ley Nº 1, de 1997, del Ministerio de Educación, y su reglamento o en el instrumento portafolio establecido en el artículo 12 del decreto con fuerza de ley Nº 2, de 2012, del Ministerio de Educación, según corresponda.

Sin perjuicio de lo anterior, el profesional de la educación que haya rendido la prueba de conocimientos disciplinarios para percibir la asignación establecida en el artículo 15 de la Ley N°19.715 o la establecida en el artículo 17 de la ley Nº 19.933, podrá optar por ser asignado al tramo del Sistema de Desarrollo Profesional Docente que corresponda de acuerdo a los resultados obtenidos en el instrumento portafolio, sus años de ejercicio profesional y el instrumento prueba, de conformidad a lo establecido en el artículo duodécimo transitorio.

Asimismo, el profesional de la educación que tenga resultados vigentes en la prueba de conocimientos disciplinarios para percibir la asignación establecida en el artículo 15 de la ley N°19.715 o la establecida en el artículo 17 de la ley Nº 19.933, podrá optar por utilizar estos resultados en el primer proceso de reconocimiento profesional que realice conforme al Título III del decreto con fuerza de ley Nº 1, de 1997, del Ministerio de Educación, en reemplazo de los resultados que haya obtenido en el instrumento de evaluación de conocimientos específicos y pedagógicos, establecido en el literal b) del artículo 19 K del referido título.”.

AL ARTÍCULO DÉCIMO TRANSITORIO

35) Para agregar un nuevo inciso final:

“Sin perjuicio de lo anterior, los profesionales de la educación que durante el año 2015 rindan la evaluación docente establecida en el artículo 70 del decreto con fuerza de ley N°1, de 1997, del Ministerio de Educación, podrán optar por utilizar los resultados del instrumento portafolio del proceso de evaluación docente inmediatamente anterior.”.

AL ARTÍCULO UNDÉCIMO TRANSITORIO

36) Para remplazar el artículo por el siguiente:

“Artículo undécimo transitorio.- Los profesionales de la educación podrán acceder a los siguientes tramos del desarrollo profesional docente, según los resultados obtenidos en el instrumento portafolio señalado en el inciso primero del artículo noveno transitorio de la presente ley, de conformidad a lo siguiente:

a)Quienes hayan obtenido un resultado “A”, serán asignados al tramo profesional avanzado;

b)Quienes hayan obtenido un resultado “B”, “C” y “D” serán asignados al tramo profesional temprano, y

c)Quienes hayan obtenido un resultado “E”, serán asignados al tramo profesional inicial.”.

AL ARTÍCULO DUODÉCIMO TRANSITORIO

37)Para remplazar el artículo por el siguiente:

“Artículo duodécimo transitorio.- El profesional de la educación que haya rendido la prueba de conocimientos disciplinarios, para percibir la asignación establecida en el artículo 15 de la ley N°19.715 o la establecida en el artículo 17 de la ley Nº 19.933, y haya optado por ser asignado a un tramo según lo establecido en el inciso final del artículo noveno transitorio, será asignado a un tramo de desarrollo profesional de conformidad al siguiente cuadro:

AL ARTÍCULO DÉCIMO TERCERO TRANSITORIO

38)Para remplazar el artículo por el siguiente:

“Artículo décimo tercero transitorio.- Con todo, para poder ser asignado a un tramo del Sistema de Reconocimiento al Desarrollo Profesional Docente, conforme los resultados obtenidos en los instrumentos de evaluación, de conformidad a lo establecido en los artículos décimo primero y duodécimos transitorios de la presente ley, se deberá contar, a lo menos, con los siguientes años de experiencia profesional:

Podrán ser asimilados al tramo de desarrollo profesional temprano o profesional avanzado aquellos profesionales de la educación que cuenten, a lo menos, con 4 años de experiencia profesional docente.

Podrán ser asimilados al tramo de desarrollo profesional Experto I aquellos profesionales de la educación que cuenten, a lo menos, con 8 años de experiencia profesional docente.

Por último, podrán ser asimilados al tramo de desarrollo profesional Experto II aquellos profesionales que cuenten, a lo menos, con 12 años de experiencia profesional docente.

Aquellos profesionales de la educación que, de conformidad a los artículos undécimo y duodécimo anteriores, debiesen acceder a un tramo mayor al correspondiente por sus años experiencia profesional, serán asignados al tramo más alto que corresponda a su experiencia profesional.

Con todo, no se requerirá contar el requisito de experiencia profesional previa para ser asignado al tramo profesional inicial.”.

AL ARTÍCULO DÉCIMO CUARTO TRANSITORIO

39)Para modificarlo de la siguiente forma:

a) Reemplázase, en su inciso primero, la expresión “tramo inicial” por “tramo profesional inicial”.

b)Remplazáse en su inciso segundo la expresión “la certificación respectiva” por “el reconocimiento profesional respectivo”.

AL ARTÍCULO DÉCIMO QUINTO TRANSITORIO

40)Para modificarlo en el siguiente sentido:

a) Reemplázase, en el inciso primero, la expresión “tramo avanzado” por “tramo profesional avanzado”, y “tramo superior” por “tramo experto I”.

b) Agrégase el siguiente nuevo inciso segundo:

“Sin perjuicio de lo anterior, los Directores o Jefe de Departamento de Administración de Educación Municipal cuyos resultados en los instrumentos de evaluación, indicados en el artículo noveno transitorio y su experiencia profesional que permitan ser asignados a un tramo más alto que el profesional avanzado o experto I, serán asimilados a este tramo.”.

AL ARTÍCULO DECIMO SÉPTIMO TRANSITORIO

41)Para agregar los siguientes nuevos incisos segundo, tercero, cuarto, quinto y sexto:

“Para los efectos de lo establecido en el inciso anterior y hasta el inicio del año escolar 2020 el Centro de Perfeccionamiento, Experimentación e Investigaciones Pedagógicas administrará un sistema nacional de postulación a los cupos que se establezcan anualmente para el proceso de inducción de docentes principiantes.

El Centro, en virtud de la información que reciba, previa revisión del cumplimiento de los requisitos legales, y conforme los criterios de prioridad establecidos en el inciso cuarto, asignará los cupos de los procesos de inducción que ofrezca.

El número de cupos para docentes principiantes en proceso de inducción será fijado anualmente en la respectiva Ley de Presupuestos y serán asignados, en el orden establecido a continuación, a los docentes principiantes que cumplan con lo establecido en el artículo 18 C del decreto con fuerza de ley N°1, de 1997, del Ministerio de Educación, de acuerdo a los siguientes criterios:

a) Concentración de alumnos prioritarios en el respectivo establecimiento, privilegiando al que se desempeñe en los de mayor concentración, de acuerdo a lo dispuesto en el inciso segundo del artículo 50 del decreto con fuerza de ley N°1, de 1997, del Ministerio de Educación;

b)Nivel de rendimiento del respectivo establecimiento según el sistema de evaluación regulado en los párrafos 2º y 3º del Título II de la ley Nº 20.529, priorizando a los que trabajen en los de más bajo desempeño, y

c)Número de horas del respectivo contrato, priorizando a los de mayor número.

Una vez finalizado el proceso de postulación, el Centro dictará una resolución en la que se indiquen los postulantes seleccionados, conjuntamente con el docente mentor que lo acompañará y apoyará en su respectivo proceso de inducción.

Los profesionales de la educación del sector municipal que cumplan con los requisitos establecidos en los literales a), c) y e) del artículo 18 L, del decreto con fuerza de ley N°, de 1997, del Ministerio de Educación, podrán inscribirse, hasta el inicio del año escolar 2017, en el Registro de Mentores establecido en el artículo 18 K del mismo cuerpo legal y ser asignados para dirigir procesos de inducción.”.

AL ARTÍCULO DÉCIMO NOVENO TRANSITORIO

42)Para remplazar el artículo por el siguiente:

“Artículo décimo noveno transitorio.- En los concursos y nombramientos que se efectúen hasta el 31 de julio de 2017 para proveer vacantes de directores o funciones directivas de exclusiva confianza de éstos, según corresponda, no será aplicable el requisito de estar reconocidos a lo menos en el tramo profesional avanzado, establecido en el inciso tercero del artículo 24 del decreto con fuerza de ley Nº 1, de 1997, del Ministerio de Educación.

A los profesionales de la educación que, al 31 de julio de 2017, se desempeñen en las funciones señaladas en el inciso anterior, no les será aplicable el requisito de estar reconocidos a lo menos en el tramo profesional avanzado, establecido en el inciso tercero del artículo 24 del decreto con fuerza de ley Nº 1, de 1997, del Ministerio de Educación, únicamente hasta el cese de sus funciones o el término del período de su nombramiento, según corresponda, sin perjuicio de lo señalado en el artículo décimo quinto transitorio.”.

AL ARTÍCULO VIGÉSIMO TRANSITORIO

43)Para remplazar el artículo por el siguiente:

“Artículo vigésimo transitorio.- Lo establecido en el numeral 23) del artículo 1° de la presente ley regirá a partir del 31 de julio de 2017.”.

AL ARTÍCULO VIGÉSIMO TERCERO TRANSITORIO

44)Para remplazar la expresión “al desarrollo profesional docente” por “al Sistema de Desarrollo Profesional Docente”.

AL ARTÍCULO VIGÉSIMO CUARTO TRANSITORIO

45)Para remplazar, en el inciso primero, la expresión “al desarrollo profesional docente” por la expresión “al Sistema de Desarrollo Profesional Docente”.

AL ARTÍCULO TRIGÉSIMO TRANSITORIO

46) Para agregar los siguientes incisos segundo y tercero, nuevos:

“Para estos efectos el Centro de Perfeccionamiento, Experimentación e Investigaciones Pedagógicas administrará hasta el inicio del año escolar 2020 un sistema nacional de postulación a los cupos que se establezcan anualmente para el proceso de inducción de docentes principiantes, de acuerdo al artículo décimo séptimo transitorio.

Los profesionales de la educación del sector particular subvencionado y regido por el decreto ley N°3.166, de 1980, que cumplan con los requisitos establecidos en los literales a), c) y e) del artículo 18 L, del decreto con fuerza de ley N° 1, de 1997, del Ministerio de Educación, podrán inscribirse, hasta el inicio del año escolar 2025, en el Registro de Mentores establecido en el artículo 18 K del mismo cuerpo legal y ser asignados para dirigir procesos de inducción.”.

AL ARTÍCULO TRIGÉSIMO PRIMERO TRANSITORIO

47) Para modificarlo en el siguiente sentido:

a)Reemplazáse, en su inciso primero, la expresión “La entrada en vigencia de la presente ley” por la expresión “El ingreso al Sistema de Desarrollo Profesional establecido en el Título III del decreto con fuerza de ley N°1, de 1997, del Ministerio de Educación,”.

b)Sustitúyese, en su inciso segundo, la expresión “al desarrollo profesional docente” por la expresión “al Sistema de Desarrollo Profesional Docente”.

AL ARTÍCULO TRÍGESIMO TERCERO TRANSITORIO

48) Para remplazar en el inciso tercero el numeral i., el guarismo “40” por “60”.

AL ARTÍCULO TRÍGESIMO CUARTO TRANSITORIO

49) Para remplazarlo por el siguiente:

“Artículo trigésimo cuarto transitorio: Los profesionales de la educación que se desempeñen en establecimientos que, de conformidad a lo establecido en el decreto con fuerza de ley Nº 2, de 1998, del Ministerio de Educación y su reglamento, sean escuelas de educación especial, accederán al proceso de inducción y al Sistema de Desarrollo Profesional establecidos en el Título II y III del decreto con fuerza de ley N°1, de 1997, del Ministerio de Educación, de conformidad a los párrafos 2° y 3° transitorio, según corresponda al sector en que ejerzan, sin perjuicio de lo dispuesto en los siguientes artículos.”

AL ARTÍCULO TRIGÉSIMO QUINTO TRANSITORIO

50) Para remplazar la frase “prueba escrita de conocimientos disciplinarios, adecuada a su respectiva especialidad” por “instrumento de evaluación de conocimientos específicos y pedagógicos adecuado a la discapacidad o déficit de los alumnos que atienden”.

AL ARTÍCULO TRIGÉSIMO OCTAVO TRANSITORIO

51) Para remplazar la referencia al artículo trigésimo segundo transitorio por artículo vigésimo segundo transitorio.

AL ARTÍCULO TRIGÉSIMO NOVENO TRANSITORIO

52) Para remplazar el artículo por el siguiente:

“Artículo trigésimo noveno transitorio.- Lo dispuesto en el Título VI de esta ley se aplicará a los profesionales de la educación regidos por dicho título a contar del año 2020.”.

AL ARTÍCULO CUADRAGÉSIMO TRANSITORIO

53) Para remplazar por el siguiente:

“Artículo cuadragésimo transitorio.- Los profesionales de la educación señalados en el artículo anterior ingresarán al Sistema de Reconocimiento del Desarrollo Profesional docente establecido en el Título III del decreto con fuerza de ley N°1, de 1997, del Ministerio de Educación, de acuerdo al procedimiento establecido en el artículo cuadragésimo segundo transitorio, y no implicará en caso alguno la disminución de sus remuneraciones.”.

AL ARTÍCULO CUADRAGÉSIMO PRIMERO TRANSITORIO

54) Para remplazar el artículo por el siguiente:

“Artículo cuadragésimo primero.- Los profesionales de la educación principiantes, conforme lo establecido en el artículo 18 B del decreto con fuerza de ley N°1, de 1997, del Ministerio de Educación, podrán postular al proceso de inducción desde el año escolar 2020, para iniciarlo el año escolar 2021.

Hasta el inicio del año escolar 2025 podrán inscribirse en el Registro de Mentores establecido en el artículo 18 L del decreto con fuerza de ley Nº1, de 1997, del Ministerio de Educación y ser asignados para dirigir procesos de inducción, los profesionales de la educación regidos por el Título VI del mismo cuerpo legal precitado, que cumplan con los requisitos establecidos en los literales a), c) y e) del artículo 18 K del mismo cuerpo legal.”.

AL ARTÍCULO CUADRAGÉSIMO SEGUNDO TRANSITORIOPara modificar el artículo cuadragésimo segundo transitorio en el siguiente sentido:

55) Para modificarlo en el siguiente sentido:

a)Reemplázase la expresión “proceso de certificación” por “proceso de ingreso al Sistema de Reconocimiento al Desarrollo Profesional Docente”.

b) Remplázase la referencia al artículo vigésimo noveno transitorio por el artículo trigésimo noveno transitorio.

AL ARTÍCULO CUADRAGÉSIMO TERCERO TRANSITORIO

56) Para modificarlo en el siguiente sentido:

a) Remplázase el numeral 2) por el siguiente:

“2) Adecuar para los profesionales de planta y a contrata de la Junta Nacional de Jardines Infantiles, que cumplan funciones de dirección de establecimientos de educación parvularia o pedagógicas en dichos establecimientos, la aplicación del sistema de reconocimiento de competencias pedagógicas y conocimientos disciplinarios contemplado en el título III del Decreto con Fuerza de Ley Nº 1, del Ministerio de Educación, de 1997. En el ejercicio de esta facultad podrá establecer, especialmente: las oportunidades del proceso de reconocimiento y sus efectos; los casos en que el reconocimiento será obligatorio y voluntario; los profesionales que estarán exceptuados de la aplicación del sistema; y todas las demás normas necesarias para el adecuado funcionamiento del referido sistema.”.

b) Remplázase, en el numeral 3), la referencia al artículo 19 U por el artículo 19 S.

c) Elimínase el párrafo segundo del numeral 3).

d) Remplázase el inciso final por el siguiente:

“Corresponderá al Centro de Perfeccionamiento, Experimentación e Investigaciones Pedagógicas administrar el proceso de inducción y mentoría para los profesionales de la Junta Nacional de Jardines Infantiles, en los mismos términos que establece el Título II del decreto con fuerza de ley N°1, de 1997, del Ministerio de Educación. El Centro llevará un registro público de mentores para los efectos antes señalados. También le corresponderá administrar el sistema de reconocimiento de las competencias pedagógicas y conocimientos disciplinarios de dichos profesionales, debiendo coordinar la implementación de este sistema en los mismos términos establecidos en el artículo cuadragésimo segundo transitorio de esta ley.”.

AL ARTÍCULO CUADRAGÉSIMO QUINTO TRANSITORIO:

57) Para remplazarlo por el siguiente:

“Artículo cuadragésimo quinto transitorio: Lo dispuesto en el artículo 19 V del decreto fuerza de la ley N°1 de 1997, del Ministerio de Educación, le será aplicable a los sostenedores, una vez que rijan para sus profesionales de la educación lo establecido en el Título III del mismo decreto con fuerza de la ley N°1 de 1997, del Ministerio de Educación, de conformidad a lo dispuesto en los párrafos II y III de las presentes disposiciones transitorias.”.

AL ARTÍCULO CUADRAGÉSIMO SEXTO TRANSITORIO:

58) Para modificarlo en el siguiente sentido:

a) Remplázase, en el inciso primero, la referencia a “los numerales 2), 3) y 4) del artículo cuarto”, por “los numerales 1) y 2) del mismo artículo”.

b) Agrégase el siguiente inciso final, nuevo:

“Lo establecido en el numeral 3) del artículo cuarto de esta ley entrará en vigencia el 31 de julio de 2017 para los sostenedores del sector municipal. En el caso de los sostenedores de los establecimientos del sector particular subvencionado el señalado numeral 3) comenzará a regir cuando se empiece a aplicar a los profesionales de la educación de su dependencia el Sistema de Desarrollo Profesional Docente establecido en el título III del decreto con fuerza de ley N°1, de 1997, del Ministerio de Educación.”.

ARTÍCULOS CUADRAGÉSIMO OCTAVO A QUINCUAGÉSIMO PRIMERO TRANSITORIOS, NUEVOS

59)Para agregar los siguientes artículos transitorios, nuevos:

“Artículo cuadragésimo octavo transitorio.- El Presidente de la República enviará uno o más proyectos de ley que regulen la educación superior, los que incluirán normas particulares para la formación inicial docente.

Artículo cuadragésimo noveno transitorio.- El Ministerio de Educación implementará un programa de fortalecimiento del Centro de Perfeccionamiento, Experimentación e Investigaciones Pedagógicas, para el adecuado cumplimiento de las funciones que se le entregan en esta ley. Para este efecto se dispondrán recursos en la Ley de Presupuestos del sector público.

Artículo quincuagésimo transitorio.- Los profesionales de la educación que durante el año 2015 rindan el proceso de evaluación docente establecido en el artículo 70 del decreto con fuerza de ley N°1, de 1997, del Ministerio de Educación, para los efectos de esta evaluación podrán optar por utilizar los resultados obtenidos en este proceso de evaluación docente o en el inmediatamente anterior.

Artículo quincuagésimo primero transitorio.- Lo dispuesto en los artículos séptimo, numeral 6, y noveno, numerales 2 al 8, de esta ley entrará en vigencia el 31 de julio de 2017 para los docentes que se desempeñen en el sector municipal.

Los numerales señalados en el inciso primero comenzarán a regir para los docentes que se desempeñen en el sector particular subvencionado y el regido por el decreto ley N° 3.166, con la gradualidad establecida en el párrafo tercero de las disposiciones transitorias de la presente ley para el ingreso al Sistema de Desarrollo Profesional Docente, en la forma que determine un reglamento del Ministerio de Educación, que deberá ser suscrito por el Ministro de Hacienda.”.

Dios guarde a V.E.,

MICHELLE BACHELET JERIA

Presidenta de la República

ADRIANA DELPIANO PUELMA

Ministra de Educación

RODRIGO VALDÉS PULIDO

Ministro de Hacienda

1.5. Oficio Indicaciones del Ejecutivo

Indicaciones del Ejecutivo. Fecha 01 de septiembre, 2015. Oficio en Sesión 64. Legislatura 363.

FORMULA INDICACIONES AL PROYECTO DE LEY QUE CREA EL SISTEMA DE DESARROLLO PROFESIONAL DOCENTE Y MODIFICA OTRAS NORMAS (Boletín Nº 10.008-04).

__________________________________

Santiago, 01 de septiembre de 2015

A S.E. EL PRESIDENTE DE LA H. CÁMARA DE DIPUTADOS.

Nº 868-363/

Honorable Cámara de Diputados:

En uso de mis facultades constitucionales, vengo en retirar las siguientes indicaciones formuladas en los numerales 4) literal a); 5) literal b), y 5) literal y), contenidas en el oficio 782-363 de fecha 12 de agosto de 2015. Al mismo tiempo, vengo en formular las siguientes indicaciones al proyecto de ley del rubro, a fin de que sean consideradas durante la discusión del mismo en el seno de esa H. Corporación:

AL ARTÍCULO 1°

1) Para intercalar un numeral 6), nuevo, adecuándose la numeración correlativa:

“6) Modifícase el artículo 6°, en el siguiente sentido:

a) Reemplázase en su inciso primero la expresión “prebásico” por “parvulario”.

b) Reemplázase el literal b) del inciso segundo por el siguiente:

“b) Actividades curriculares no lectivas: aquellas labores educativas complementarias a la función docente de aula, relativa a los procesos de enseñanza-aprendizaje, considerando, entre otras, la preparación y seguimiento de las actividades de aula, la evaluación de los aprendizajes de los y las estudiantes, y las gestiones derivadas de la función de aula; así como también, las labores de desarrollo profesional y trabajo colaborativo entre docentes, en el marco del Proyecto Educativo Institucional y del Plan de Mejoramiento Educativo del establecimiento, cuando corresponda.

Asimismo, considera aquellas actividades profesionales que contribuyen al desarrollo de la comunidad escolar, como la atención de estudiantes y apoderados; actividades asociadas a la responsabilidad de jefatura de curso, cuando corresponda; el trabajo en equipo con otros profesionales del establecimiento; las actividades complementarias al plan de estudios o extraescolares; las actividades vinculadas con organismos o instituciones del sector que incidan directa o indirectamente en el proceso educativo; y otras análogas que sean establecidas por la dirección con acuerdo del Consejo de Profesores.

Un reglamento dictado por el Ministerio de Educación determinará aquellas labores y actividades comprendidas dentro de aquellas señaladas en el inciso anterior.

Corresponderá a los directores de establecimientos educacionales velar por la adecuada distribución de la jornada docente y asignación de tareas, de modo tal que las horas no lectivas sean efectivamente destinadas a los fines señalados precedentemente.”.”.

2) Para agregar al artículo 12 ter, agregado por el numeral 12), que pasa a ser 13), el siguiente inciso tercero, nuevo, pasando el tercero a ser cuarto:

“En el caso de las instituciones de educación superior sólo podrán certificarse cursos o programas impartidos por universidades acreditadas, o centros de formación técnica o institutos profesionales organizados por personas jurídicas sin fines de lucro.”.

3) Para modificar el Título II nuevo que agrega el numeral 17), que pasa a ser 18), en el siguiente sentido:

a) Reemplázase el artículo 18 A, por el siguiente:

“Artículo 18 A: La inducción es un derecho que tendrán todos los docentes que ingresan al ejercicio profesional en un establecimiento educacional subvencionado de conformidad al decreto con fuerza de ley Nº 2, de 1998, del Ministerio de Educación, o regido por el decreto ley N°3.166, de 1980.

La inducción consiste en un proceso formativo que tiene por objeto acompañar y apoyar al docente principiante en sus primeros dos años de ejercicio profesional para una práctica y una responsabilidad profesional efectiva, facilitando su inserción al desempeño profesional y a la comunidad educativa en la cual se integra.

Los directores, en conjunto con el equipo directivo, podrán establecer planes de inducción propios para efectos de su implementación en el establecimiento educacional, de modo que éstos tengan relación con el desarrollo de la comunidad educativa y sean coherentes con el proyecto educativo institucional y el programa de mejoramiento de éste, debiendo ajustarse en su duración y su inicio a lo señalado en el inciso siguiente. Con todo, en el plan de mentoría establecido en el artículo 18 J, el mentor podrá establecer objetivos específicos de la inducción, complementarios a los dispuestos por el establecimiento.

El proceso de inducción podrá iniciarse hasta el segundo año de ejercicio profesional, y tendrá una duración de hasta diez meses dentro de un año lectivo, durante el cual el docente principiante será acompañado y apoyado por un docente denominado “mentor” que, para estos efectos, le será asignado, de conformidad a lo dispuesto en el párrafo siguiente.”.

b) Agrégase, en el artículo 18 K,que ha pasado a ser J, a continuación del punto final del inciso segundo, que pasa a ser punto seguido, lo siguiente:

“Asimismo deberá ser coherente con el plan del inducción del establecimiento educacional establecido en el artículo 18 A, si lo hubiese, y considerar el proyecto educativo del establecimiento educacional donde se desempeña el docente principiante, y su contexto.”.

c) Agrégase el siguiente artículo 18 T, pasando el actual T a ser U nuevo:

“Artículo 18 T: La información proveniente de los procesos de inducción y mentoría, será pública, sin perjuicio de la reserva de los datos personales de conformidad a la ley. Corresponderá al Centro diseñar estrategias adecuadas y pertinentes para facilitar que la información relevante de estos mecanismos sea procesada y utilizada de manera significativa por las instituciones de educación superior en la formación de sus estudiantes de pedagogía.

Con todo, la información deberá ser entregada en forma agregada, de modo que no puedan ser identificados los resultados de los procesos a nivel individual.”.

4) Para modificar el Título III nuevo del decreto con fuerza de ley N° 1, de 1998, del Ministerio de Educación, introducido por el numeral 18), que pasa a ser 19), en el siguiente sentido:

a) Remplázase el artículo 19, por el siguiente :

“Artículo 19: El presente título regulará el Sistema de Desarrollo Profesional Docente en adelante también el Sistema, que tiene por objeto, reconocer y promover el avance de los profesionales de la educación hasta un nivel esperado de desarrollo profesional, así como también ofrecer una trayectoria profesional atractiva para continuar desempeñándose profesionalmente en el aula.

El sistema regulado en el presente título se aplicará a los profesionales de la educación que se desempeñen en los establecimientos educacionales regidos por el decreto con fuerza de ley N° 2, de 1998, del Ministerio de Educación; los regulados por el decreto ley Nº 3.166, de 1980 y a los que ocupan cargos directivos y técnicos-pedagógicos en los Departamentos de Administración Educacional de cada Municipalidad, o de las Corporaciones Educacionales creadas por éstas.

El sistema está constituido, por una parte, por un Sistema de Reconocimiento y Promoción del Desarrollo Profesional Docente que se compone de un proceso evaluativo integral que reconoce la experiencia y la consolidación de las competencias y saberes disciplinarios y pedagógicos que los profesionales de la educación alcanzan en las distintas etapas de su ejercicio profesional y de un procedimiento de progresión en distintos tramos, en virtud del cual los docentes pueden acceder a determinados niveles de remuneración; y, por otra, por un Sistema de Apoyo Formativo a los docentes para la progresión en el Sistema de Reconocimiento, el que se establece en el párrafo III del Título I de esta ley. Se complementa, además, con el apoyo al inicio del ejercicio de la profesión docente a través del proceso de Inducción establecido en el Título II de la presente ley.

El Sistema de Desarrollo Profesional Docente se inspira en los siguientes principios:

a)Profesionalidad docente: el sistema promoverá la formación y desarrollo de profesionales que cumplen una misión decisiva en la educación integral de sus estudiantes.

b)Autonomía profesional: el sistema propiciará la autonomía del profesional de la educación para organizar las actividades pedagógicas de acuerdo a las características de sus estudiantes y la articulación de un proceso de enseñanza–aprendizaje de calidad, conforme a las normativas curriculares, al respectivo proyecto educativo institucional, a las orientaciones legales del sistema educacional y a los programas específicos de mejoramiento e innovación.

c)Responsabilidad y ética profesional: el sistema promoverá el compromiso personal y social así como la responsabilidad frente a la formación y aprendizaje de todos los y las estudiantes, y cautelará el cultivo de valores y conductas éticas propios de un profesional de la educación.

d)Desarrollo continuo: el sistema promoverá la formación profesional continua de los docentes, de manera individual y colectiva, la actualización de los conocimientos de las disciplinas que enseñan y de los métodos de enseñanza, de acuerdo al contexto escolar en que se desempeñan.

e) Innovación, investigación y reflexión pedagógica: el sistema fomentará la creatividad y la capacidad de innovación e investigación vinculadas a la práctica pedagógica, contribuyendo a la construcción de un saber pedagógico compartido.

f) Colaboración: se promoverá el trabajo colaborativo entre profesionales de la educación, tendiente a constituir comunidades de aprendizaje, guiadas por directivos que ejercen un liderazgo pedagógico y facilitan el diálogo, la reflexión colectiva y la creación de ambientes de trabajo que contribuyen a mejorar los procesos de enseñanza-aprendizaje.

g)Equidad: el sistema propenderá que profesionales de la educación de desempeño destacado ejerzan en establecimientos con alta proporción de alumnos vulnerables, de modo de ofrecer mejores oportunidades educativas a dichos estudiantes.

h)Participación: el sistema velará por la participación de los profesionales de la educación en las distintas instancias de la comunidad educativa y su comunicación con los distintos actores que la integran, en un clima de confianza y respeto de los derechos de todas las personas.

i) Compromiso con la comunidad: el sistema promoverá el compromiso del profesional de la educación con su comunidad escolar generando así un ambiente que propenda a la formación, el aprendizaje y desarrollo integral de todos los y las estudiantes.

j) Apoyo a la labor docente: el Estado velará por el cumplimiento de los fines y misión de la función docente, implementando acciones de apoyo pedagógico y formativo pertinente al desarrollo profesional de los profesionales de la educación.”.

b) Reemplázase el artículo 19 W, que ha pasado a ser 19 T, por el siguiente:

“Artículo 19 T: El profesional de la educación que de acuerdo al artículo 19 Ñ se encuentra obligado a rendir los instrumentos de evaluación establecidos en el artículo 19 K, y deja de desempeñarse en un establecimiento cuyos profesionales estén sujetos al presente título por una causal diferente a la establecida en el artículo 19 S, en caso que sea nuevamente contratado o designado en un establecimiento educacional cuyos profesionales de la educación se rijan por este título, podrá eximirse de rendir dichos instrumentos si ha transcurrido menos de cuatro años desde su última resolución de reconocimiento, debiendo rendirlos al cumplir el respectivo período de cuatro años. En caso contrario, deberá rendir dichos instrumentos dentro del plazo de un año contado de su nueva contratación o designación.

De no cumplir con lo señalado en el inciso anterior, perderá el derecho a la asignación por tramo de desarrollo profesional establecido en el artículo 49 de esta ley, hasta que dé cumplimiento a dicha obligación.”.

5) Para modificar el inciso tercero del artículo 63 sustituido por el numeral 35), de la siguiente forma:

a) Reemplázase la expresión “categorizados” por “reconocidos”.

b) Reemplázase la denominación de los tramos de desarrollo profesional, remplazando “inicial” por “profesional inicial”; “temprano” por “profesional temprano”, las dos veces que aparece; “avanzado” por “profesional avanzado”; “superior” por “experto I”, y “experto” por “experto II”.

AL ARTÍCULO CUARTO TRANSITORIO

6) Para reemplazar la expresión “proceso de certificación” por “proceso de reconocimiento profesional”.

AL ARTÍCULO VIGÉSIMO OCTAVO TRANSITORIO

7) Para reemplazar su inciso primero por el siguiente:

“Artículo vigésimo octavo.- Los profesionales de la educación dependientes de sostenedores o administradores regidos por el presente párrafo que no hayan pasado a regirse por Título III del decreto con fuerza de ley Nº 1, de 1997, del Ministerio de Educación, en virtud del mecanismo voluntario de ingreso establecido en el artículo vigésimo tercero transitorio, lo harán en forma obligatoria desde el mes de julio de 2027.”.

AL ARTÍCULO TRIGÉSIMO SEXTO TRANSITORIO

8) Para remplazarlo por el siguiente:

“Artículo trigésimo sexto.- El Centro de Perfeccionamiento, Experimentación e Investigaciones Pedagógicas del Ministerio de Educación deberá implementar el instrumento de evaluación señalado en el artículo anterior el año 2016, para los respectivos reconocimientos de tramo a partir del año 2017, de acuerdo al artículo trigésimo cuarto transitorio.”.

Dios guarde a V.E.,

MICHELLE BACHELET JERIA

Presidenta de la República

RODRIGO VALDÉS PULIDO

Ministro de Hacienda

ADRIANA DELPIANO PUELMA

Ministra de Educación

1.6. Oficio Indicaciones del Ejecutivo

Indicaciones del Ejecutivo. Fecha 07 de septiembre, 2015. Oficio en Sesión 68. Legislatura 363.

FORMULA INDICACIONES AL PROYECTO DE LEY QUE CREA EL SISTEMA DE DESARROLLO PROFESIONAL DOCENTE Y MODIFICA OTRAS NORMAS (Boletín Nº10.008-04).

__________________________________

SANTIAGO, 07 de septiembre de 2015

Nº 916-363/

A S.E. EL PRESIDENTE DE LA H. CÁMARA DE DIPUTADOS.

Honorable Cámara de Diputados:

En uso de mis facultades constitucionales, vengo en retirar las siguientes indicaciones formuladas en los numerales 2); 4) literal g); 4) literal h) en todos sus numerales; 4) literal i); 5) literal o); 21); 29); 32) y 40), contenidas en el oficio 782-363 de fecha 12 de agosto de 2015; y la indicación formulada en el numeral 1) del oficio 868-363. Al mismo tiempo, vengo en formular las siguientes indicaciones al proyecto de ley del rubro, a fin de que sean consideradas durante la discusión del mismo en el seno de esa H. Corporación:

AL ARTÍCULO 1°

1) Para agregar un numeral 6) nuevo, adecuándose la numeración correlativa:

“6) Modifícase el artículo 6° en el siguiente sentido:

a) Reemplázase en su inciso primero la expresión “prebásico” por “parvulario”.

b)Reemplázase el literal b) del inciso segundo por el siguiente:

“b) Actividades curriculares no lectivas: aquellas labores educativas complementarias a la función docente de aula, relativa a los procesos de enseñanza-aprendizaje, considerando, entre otras, la preparación y seguimiento de las actividades de aula, la evaluación de los aprendizajes de los y las estudiantes, y las gestiones derivadas directamente de la función de aula; así como también, las labores de desarrollo profesional y trabajo colaborativo entre docentes, en el marco del Proyecto Educativo Institucional y del Plan de Mejoramiento Educativo del establecimiento, cuando corresponda.

Asimismo, considera aquellas actividades profesionales que contribuyen al desarrollo de la comunidad escolar, como la atención de estudiantes y apoderados vinculada a los procesos de enseñanza; actividades asociadas a la responsabilidad de jefatura de curso, cuando corresponda; trabajo en equipo con otros profesionales del establecimiento; actividades complementarias al plan de estudios o extraescolares de índole cultural, científica o deportiva; actividades vinculadas con organismos o instituciones públicas o privadas, que contribuyan al mejor desarrollo del proceso educativo y al cumplimiento del Proyecto Educativo Institucional y del Proyecto de Mejoramiento Educativo, si correspondiere; y otras análogas que sean establecidas por la dirección, previa consulta al Consejo de Profesores.

Un reglamento dictado por el Ministerio de Educación determinará aquellas labores y actividades comprendidas dentro de aquellas señaladas en el inciso anterior.

Corresponderá a los directores de establecimientos educacionales velar por la adecuada asignación de tareas, de modo tal que las horas no lectivas sean efectivamente destinadas a los fines señalados precedentemente. Para lo anterior, en la distribución de la jornada docente propenderán a asignar las horas no lectivas en bloques de tiempo suficiente para desarrollar actividades de esta naturaleza en forma individual y colaborativa.”.

2) Para modificar el artículo 12 bis que introduce el numeral 11), que pasa a ser 12), en el siguiente sentido:

a) Sustitúyese en su inciso primero, la oración “ejecutando programas, cursos o actividades de formación, como también, otorgando becas para éstos.” por “ejecutando programas, cursos o actividades de formación de carácter gratuito, de manera directa o mediante la colaboración de universidades acreditadas en conformidad a los criterios establecidos en el artículo 27 bis de la ley N° 20.129, o instituciones certificadas por el Centro, como también otorgando becas para éstos.”.

b) Agrégase el siguiente inciso segundo:

“Los programas, cursos o actividades de formación, indicados en el inciso anterior, no comprenden aquellos programas conducentes a una formación de Postgrado.”.

c) Reemplázase su inciso segundo, que pasa a ser tercero, por el siguiente:

“El diseño e implementación de estos programas, cursos o actividades deberá considerar los requerimientos de formación que proporcione el Sistema de Desarrollo Profesional Docente establecido en el Título III y los resultados del sistema de evaluación establecido en el artículo 70 de esta ley. Además, deberá favorecer la progresión en los tramos del sistema, propendiendo que los docentes alcancen al menos el tramo profesional avanzado, reconociendo con ello, el carácter formativo de las evaluaciones del sistema de reconocimiento del desarrollo profesional.”.

d) Agréganse los siguientes incisos cuarto y quinto:

“Con todo, el Centro deberá realizar, de manera directa o mediante la colaboración de universidades acreditadas o instituciones certificadas por éste de acuerdo al artículo 12 ter, programas, cursos y actividades específicas para los siguientes grupos de profesionales de la educación:

1.Docentes que se estén desempeñando dentro de los primeros cuatro años de ejercicio profesional, a quienes se ofrecerá acompañamiento pedagógico a través de talleres, cursos o tutorías, sin perjuicio de la inducción a que se refiere el artículo 18 A.

2.Docentes que no han logrado avanzar, a lo menos, al tramo profesional temprano en su primer proceso de reconocimiento profesional, a quienes se ofrecerá apoyo para su desarrollo profesional.

Asimismo, el Centro ejecutará acciones de formación continua para los docentes, conforme a las necesidades de éstos formuladas por las comunidades educativas a través de sus directores o sostenedores, y ofrecerá orientaciones y apoyo al trabajo de aprendizaje profesional colaborativo que se desarrolle en los establecimientos educacionales.”.

3) Para reemplazar el artículo 12 quáter que introduce el numeral 13), que pasa a ser 14), por el siguiente:

“Artículo 12 quáter: Corresponderá al Centro mantener un sistema de seguimiento de los cursos o programas que haya certificado. Para ello, las instituciones estarán obligadas a entregar en el plazo de veinte días hábiles contados desde la fecha de la notificación por carta certificada de la solicitud de información por parte del Centro, respecto del funcionamiento y la ejecución de los cursos o programas, la nómina de profesionales de la educación que se hayan matriculado, su porcentaje de asistencia y los resultados obtenidos en sus evaluaciones finales, indicando su aprobación o reprobación, si corresponde. En caso que las instituciones no entreguen la información solicitada dentro del plazo señalado precedentemente, se procederá a la suspensión de su inscripción en el registro, hasta que dicha información sea efectivamente entregada al Centro.

Sin perjuicio de lo anterior, las instituciones deberán entregar a más tardar al 31 de enero de cada año un informe que dé cuenta de todos los aspectos señalados en el inciso anterior, respecto de los cursos o programas certificados ejecutados en el año inmediatamente anterior. De no hacerlo, se procederá a la revocación de la certificación de los cursos y programas y su eliminación del registro respectivo.”.

4) Para modificar el numeral 17), que pasa a ser numeral 18), de la siguiente manera:

a) Agrégase el siguiente inciso segundo al artículo 18 D, pasando el actual inciso segundo a ser tercero:

“El Centro pondrá a disposición de los sostenedores o administradores de establecimientos educacionales diversos modelos de planes de inducción que establecerán un marco general para el desarrollo de los planes de mentoría de que trata el artículo 19 J. El diseño de los planes de inducción deberá reconocer las particularidades de los niveles y modalidades educativos, así como la diversidad y el contexto de los establecimientos educacionales.”.

b) Reemplázase el artículo 18 M, que pasa a ser 18 L, por el siguiente:

“Artículo 18 L.- Los directores de establecimientos educacionales, conjuntamente con su equipo directivo, podrán proponer al Centro a profesionales de la educación de su dependencia, que en el desempeño de sus funciones demuestren habilidades para el acompañamiento pedagógico de sus pares y que cumplan con los requisitos establecidos en los literales b) y c) del inciso siguiente para su formación como mentores.

Por otra parte, los profesionales de la educación, podrán solicitar su inscripción en el registro establecido en el artículo anterior, previo cumplimiento de los siguientes requisitos:

a) Haber aprobado un curso o programa de formación para estos efectos, de aquellos impartidos o certificados por el Centro, de conformidad a los artículos 11 y siguientes de la presente ley;

b) Encontrarse reconocido a lo menos en el tramo profesional avanzado del desarrollo profesional docente, de conformidad a lo dispuesto en el Título III de la presente ley;

c) Contar con a lo menos seis años de experiencia profesional en el desempeño de la función docente, según lo establecido en el artículo 6º de la presente ley, y

d) Haber obtenido en el instrumento portafolio rendido en el último proceso de reconocimiento establecido en el párrafo 2º del título III resultado de categoría A o B.”.

c) Sustitúyese el artículo 18 N, que pasa a ser 18 M, por el siguiente:

“Artículo 18 M: Los procesos de inducción serán asignados por el Centro, a los docentes mentores con inscripción vigente en el registro, que cumplan los siguientes requisitos:

a) Desempeñarse en el mismo establecimiento educacional que el respectivo docente principiante sujeto a inducción, o en su defecto tener su domicilio en una comuna que le permita desarrollar el proceso de inducción en los términos que establezca el reglamento referido en el artículo 18 S, y

b) Impartir docencia en el mismo nivel de enseñanza y especialidad del respectivo docente principiante, o en su defecto del mismo nivel.

En caso que, por la aplicación de los criterios anteriores, sea posible designar más de un docente mentor a un determinado docente principiante, se preferirá a aquél que el director conjuntamente con el equipo directivo determinen, y, en subsidio, se aplicarán los siguientes criterios de prelación:

i) Los profesionales de la educación que obtengan una evaluación destacada en la dirección de procesos de inducción previamente desarrollados, de conformidad a lo establecido en el artículo 18 P de la presente ley;

ii) Los profesionales de la educación que cuenten con grados universitarios de magíster o doctor, pertinentes al proceso de inducción;

iii) Los profesionales de la educación que se encuentren en el tramo experto II o experto I, en ese orden, en el sistema de reconocimiento del desarrollo profesional docente, y

iv) Los profesionales de la educación que cuenten con mayor experiencia en la función docente, de conformidad a lo establecido en el artículo 6º de esta ley.

El Centro, de conformidad al reglamento establecido en el artículo 18 S de la presente ley, desarrollará los criterios previamente señalados y establecerá las ponderaciones que correspondan.”.

d) Modifícase el artículo 18 Ñ, que pasa a ser 18 N, de la siguiente manera:

i) Reemplázase en el literal d), la conjunción “, y” por un punto y coma.

ii) Reemplázase en el literal e), el punto final por la conjunción “, y”.

iii) Agrégase el siguiente literal f) nuevo:

“f) Entregar al Centro, dentro de los 30 días siguientes al término del proceso de inducción, un informe de las actividades realizadas en el marco del plan de mentoría establecido en el artículo 18 J y el grado de cumplimiento de este.”.

5) Para modificar el numeral 18), que pasa a ser 19), sustituyendo el artículo 19 K por el siguiente, nuevo:

“Artículo 19 K.- Para medir el cumplimiento de los estándares de desempeño profesional y el conocimiento de las bases curriculares, el Centro diseñará y ejecutará los siguientes instrumentos:

a)Un instrumento de evaluación de conocimientos específicos y pedagógicos, atingentes a la disciplina y nivel que imparte, y

b)Un portafolio profesional de competencias pedagógicas que evaluará la práctica docente de desempeño en el aula, considerando las variables de contexto de dicho desempeño y que incluirá un componente en el que el docente aportará evidencias documentadas de sus mejores prácticas relativas al dominio señalado en el literal d) del artículo anterior, en su contexto cultural. Este componente comprenderá evidencias sobre aquel perfeccionamiento del docente que sea pertinente al ejercicio profesional y nivel de desarrollo de éste, siempre que dicho perfeccionamiento se realice de conformidad a lo dispuesto en el párrafo III del Título I de esta ley. En caso de estudios de postgrado, estos deberán ser atingentes a su función, de acuerdo a los requisitos que determine un reglamento. Para los estudios de postgrado efectuados en Chile, estos deberán ser impartidos por universidades acreditadas. En el caso de los estudios de postgrado efectuados en el extranjero se considerarán aquellos reconocidos, validados o convalidados en Chile, sin perjuicio de lo dispuesto en los tratados internacionales vigentes.

En el caso de aquellos profesionales de la educación que se desempeñen en modalidades educativas que requieren de una metodología especial de evaluación para el reconocimiento de sus competencias pedagógicas, tales como escuelas especiales, aulas hospitalarias, escuelas cárceles y especialidades de educación media técnica profesional, el Centro deberá adecuar el instrumento portafolio profesional señalado en el inciso precedente a dichos requerimientos.”.

6) Para modificar el numeral 37), en la siguiente forma:

a)Agrégase un literal a) nuevo, adecuándose los siguientes:

“a) Agrégase a continuación del punto final del inciso primero, que pasa a ser seguido, lo siguiente:

“En la distribución de ésta se deberá procurar que las horas no lectivas sean asignadas en bloques de tiempo suficiente para que los profesionales de la educación puedan desarrollar la totalidad de sus labores y tareas asociadas al proceso de enseñanza y aprendizaje dentro de su jornada.”.

b)Agrégase un literal d), nuevo:

“d) Agréganse los siguientes incisos quinto y sexto nuevos, pasando los actuales a ser sexto y séptimo.

“Un porcentaje de a lo menos el 30% de las horas no lectivas estará destinado a las actividades de preparación de clases, de evaluación de aprendizajes y otras actividades profesionales relevantes que sean acordadas en el Consejo de Profesores.

Corresponderá a la Superintendencia de Educación la fiscalización del cumplimiento de lo señalado en el inciso anterior, de conformidad al procedimiento establecido en los artículos 51 y siguientes de la ley N° 20.529.”.

7) Para agregar los siguientes literales al numeral 42):

“c)Agréganse los siguientes incisos quinto, sexto y séptimo nuevos:

“En la distribución de la jornada de trabajo se deberá procurar que las horas no lectivas sean asignadas en bloques de tiempo suficiente para que los profesionales de la educación puedan desarrollar la totalidad de sus labores y tareas asociadas al proceso de enseñanza y aprendizaje dentro de aquella.

Un porcentaje de a lo menos el 30% de las horas no lectivas estará destinado a las actividades de preparación de clases, de evaluación de aprendizajes y otras actividades profesionales relevantes que sean acordadas en el Consejo de Profesores.

Corresponderá a la Superintendencia de Educación la fiscalización del cumplimiento de lo señalado en el inciso anterior, de conformidad al procedimiento establecido en los artículos 51 y siguientes de la ley N° 20.529.”.

d)Modifícase el inciso séptimo que pasa a ser décimo reemplazando las expresiones “se aplicarán solamente” por “no se aplicarán” y “subvencionados” por “pagados”.”.

ARTÍCULO 11, NUEVO:

8) Para agregar el siguiente artículo 11 nuevo:

“Artículo 11: El mayor gasto fiscal que represente la aplicación de la presente ley se financiará con cargo a los recursos que contemple anualmente la Ley de Presupuestos del Sector Público, en la Partida 09 del Ministerio de Educación.”.

ARTÍCULOS SEGUNDO TRANSITORIO BIS Y SEGUNDO TRANSITORIO TER, NUEVOS

9) Para agregar los siguientes artículos segundo transitorio bis y segundo transitorio ter, nuevos:

“Artículo Segundo Transitorio bis.- Sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo anterior, las horas lectivas de la función docente establecidas en los artículos 69 y 80 del decreto con fuerza de ley N°1, de 1997, del Ministerio de Educación, para una jornada de 44 horas excluidos los recreos, podrá disminuirse a 27 horas y 45 minutos, siempre que se cumplan de manera copulativa los siguientes requisitos:

1) El crecimiento del Producto Interno Bruto de los tres años anteriores a la fecha de verificación referida en el inciso siguiente, debe ser en promedio, igual o mayor a 4,0% real anual;

2) El 5% de la variación de los ingresos cíclicamente ajustados, experimentada en el período comprendido entre el año anterior al de la fecha de verificación referida en el inciso siguiente y el año inmediatamente anterior a dicho año, debe ser superior a 3,9 millones de USE.

El Ministerio de Hacienda verificará el cumplimiento de los requisitos antedichos a más tardar el 15 de agosto de cada año, a partir del año 2020. Para ello utilizará las estadísticas de crecimiento de Producto Interno Bruto publicadas por el Banco Central y las estadísticas de ingresos cíclicamente ajustados calculados por la Dirección de Presupuestos, y publicados anualmente en su Informe de Evaluación de la Gestión Financiera del Sector Público, expresados en Unidades de Subvención Escolar de los años que corresponda.

En el año en que se cumplan los requisitos indicados en el inciso primero, el Presidente de la República deberá enviar un proyecto de ley que regule la disminución de las horas lectivas de la función docente a los valores establecidos en dicho inciso, a más tardar el 15 de septiembre de dicho año. El proyecto de ley deberá ajustar también las horas de docencia de aula en los establecimientos que funcionen en Régimen de Jornada Escolar Completa Diurna y hacer las adecuaciones necesarias al decreto con fuerza de ley Nº 2, de 1998, del Ministerio de Educación, contemplando su entrada en vigencia al inicio del año escolar siguiente a su publicación.

Transcurridos dos años desde la entrada en vigencia de la ley enviada en el inciso anterior, se estudiará la implementación de una nueva disminución de horas lectivas de la función docente establecidas en los artículos 69 y 80 del decreto con fuerza de ley N°1, de 1997, del Ministerio de Educación, para una jornada de 44 horas excluidos los recreos, a 27 horas, si se cumplen los siguientes requisitos copulativos:

1) El crecimiento del Producto Interno Bruto de los tres años anteriores a la fecha de verificación referida en el inciso siguiente, debe ser en promedio, igual o mayor a 4,0% real anual;

2) El 5% de la variación de los ingresos cíclicamente ajustados, experimentada en el período comprendido entre el año anterior al de la fecha de verificación referida en el inciso siguiente y el año inmediatamente anterior a dicho año, debe ser superior a 3,6 millones de USE.

El Ministerio de Hacienda verificará el cumplimiento de los requisitos antedichos al 15 de agosto de cada año, desde el año establecido en el inciso cuarto. Para ello utilizará las estadísticas referidas en el inciso segundo, de los años que corresponda.

En el año en que se cumplan los requisitos indicados en el inciso cuarto, el Presidente de la República deberá enviar un proyecto de ley que regule la disminución de las horas lectivas de la función docente a los valores establecidos en dicho inciso, a más tardar el 15 de septiembre de dicho año. El proyecto de ley deberá ajustar también las horas de docencia de aula en los establecimientos que funcionen en Régimen de Jornada Escolar Completa Diurna y hacer las adecuaciones necesarias al decreto con fuerza de ley Nº 2, de 1998, del Ministerio de Educación, contemplando su entrada en vigencia al inicio del año escolar siguiente a su publicación. Asimismo deberá contemplar el aumento de los porcentajes de horas no lectivas que deben destinarse a los fines establecidos en el inciso quinto del artículo 69 y el inciso sexto del artículo 80 del decreto con fuerza de ley N°1, de 1997, del Ministerio de Educación, a un 33%.

Transcurridos dos años desde la entrada en vigencia de la ley enviada en el inciso anterior, se estudiará la implementación de una nueva disminución de horas lectivas de la función docente establecidas en los artículos 69 y 80 del decreto con fuerza de ley N°1, de 1997, del Ministerio de Educación, para una jornada de 44 horas excluidos los recreos, a 26 horas y 15 minutos, si se cumplen los siguientes requisitos copulativos:

1) El crecimiento del Producto Interno Bruto de los tres años anteriores a la fecha de verificación referida en el inciso siguiente, debe ser en promedio, igual o mayor a 4,0% real anual;

2) El 5% de la variación de los ingresos cíclicamente ajustados, experimentada en el período comprendido entre el año anterior al de la fecha de verificación referida en el inciso siguiente y el año inmediatamente anterior a dicho año, debe ser superior a 3,9 millones de USE.

El Ministerio de Hacienda verificará el cumplimiento de los requisitos antedichos a más tardar el 15 de agosto de cada año, desde el año establecido en el inciso séptimo. Para ello utilizará las estadísticas referidas en el inciso segundo, de los años que corresponda.

En el año en que se cumplan los requisitos indicados en el inciso séptimo, el Presidente de la República deberá enviar un proyecto de ley que regule la disminución de las horas lectivas de la función docente a los valores establecidos en dicho inciso, a más tardar el 15 de septiembre de dicho año. El proyecto de ley deberá ajustar también las horas de docencia de aula en los establecimientos que funcionen en Régimen de Jornada Escolar Completa Diurna y hacer las adecuaciones necesarias al decreto con fuerza de ley Nº 2, de 1998, del Ministerio de Educación, contemplando su entrada en vigencia al inicio del año escolar siguiente a su publicación. Asimismo deberá contemplar el aumento de los porcentajes de horas no lectivas que deben destinarse a los fines establecidos en el inciso quinto del artículo 69 y el inciso sexto del artículo 80 del decreto con fuerza de ley N°1, de 1997, del Ministerio de Educación, a un 35%.

Artículo segundo transitorio ter.- Sin perjuicio de lo establecido en la letra e) del artículo 6° de la ley N°20.248, a partir del año 2019 y hasta la entrada en vigencia de la ley que se dicte en virtud de lo dispuesto en el inciso noveno del artículo anterior, en los establecimientos educacionales que tengan una concentración de alumnos prioritarios igual o superior al 80%, los sostenedores deberán disponer para los profesionales de la educación que se desempeñen en los niveles 1°, 2°, 3° o 4° año de Educación Básica, una jornada semanal docente de un máximo de 26 horas 15 minutos, excluidos los recreos, destinadas a la docencia de aula, para una designación o contrato por 44 horas, o la proporción que corresponda. En estos establecimientos educacionales un porcentaje de a lo menos el 35% de las horas no lectivas estará destinado a las actividades de preparación de clases, de evaluación de aprendizajes, y otras actividades profesionales relevantes que sean acordadas en el Consejo de Profesores.

Lo dispuesto en el inciso anterior, podrá financiarse con hasta un 50% de los recursos establecidos en la ley N° 20.248 que perciba el establecimiento educacional. En todo caso, este financiamiento no podrá superar la diferencia de horas no lectivas que se produzca entre la jornada semanal establecida en los artículos 69 y 80 del decreto con fuerza de ley N°1 de 1997 del Ministerio de Educación y la dispuesta en este artículo. Lo prevenido en el presente inciso deberá quedar establecido en los Convenios de Igualdad de Oportunidades y Excelencia Educativa, que suscriban los sostenedores, de acuerdo al artículo 7° de la ley N° 20.248.

La Superintendencia de Educación podrá eximir a los sostenedores de la obligación señalada en el inciso segundo, por razones fundadas, tales como tratarse de un establecimiento educacional uni, bi o tri docente u otras condiciones en que no sea factible cumplir con dicha obligación. Con todo, en estos casos, los sostenedores estarán obligados a utilizar los recursos establecidos en el inciso anterior para disminuir las horas destinadas a la docencia de aula de los profesionales de la educación indicados en el inciso primero, en la medida que dichos recursos lo permitan.”.

AL ARTÍCULO TERCERO TRANSITORIO

10) Para agregar el siguiente inciso tercero, pasando el actual tercero a ser cuarto:

“Los sostenedores de establecimientos educacionales cuyos profesionales deban regirse por el Título III del decreto con fuerza de ley N°1, de 1997, del Ministerio de Educación, podrán contratar a los profesionales de la educación que en virtud de lo establecido en el inciso primero hayan optado por no regirse por dicho título, sin que sea aplicable respecto de ellos lo dispuesto en el artículo 19 V. Asimismo, estos profesionales tendrán derecho a seguir percibiendo la asignación de antigüedad establecida en el artículo 48 del decreto con fuerza de ley N°1, de 1997, del Ministerio de Educación, sin que sea aplicable lo dispuesto en el numeral 26 del artículo 1° de esta ley.”.

Al DÉCIMO QUINTO TRANSITORIO

11) Para reemplazar el artículo décimo quinto transitorio por el siguiente:

“Artículo décimo quinto transitorio.- Los profesionales de la educación que se desempeñen como Director de establecimientos educacionales o como Jefe de Departamento de Administración de Educación Municipal serán asignados al tramo profesional avanzado, y, para efectos de la percepción de la asignación de tramo establecida en el artículo 49 del decreto con fuerza de ley N°1, de 1997, del Ministerio de Educación, se considerarán los años de ejercicio profesional que acrediten.

Sin perjuicio de lo anterior, los Directores o Jefes de Departamento de Administración de Educación Municipal cuyos resultados en los instrumentos de evaluación, indicados en el artículo noveno transitorio, y experiencia profesional les permitan ser asignados a un tramo más alto que el profesional avanzado, serán asignados al tramo que les corresponda de acuerdo a sus resultados.

Con todo, los profesionales de la educación que se desempeñen como Director o Jefe de Departamento de Administración de Educación Municipal y no sean profesionales de la educación, no serán asignados o asimilados a un tramo y seguirán percibiendo su última remuneración mensual devengada, la que se reajustará en el mismo porcentaje y en la misma oportunidad que las remuneraciones del sector público. Para efectos de lo establecido en este artículo, se entenderá por última remuneración mensual devengada la establecida en los incisos primero y segundo del artículo 172 del Código del Trabajo, la que se determinará a la fecha en que debiesen pasar a regirse por el Título III del decreto con fuerza de ley N°1, de 1997, del Ministerio de Educación, si fuesen profesionales de la educación.

En el caso de los directivos de establecimientos educacionales y Jefes de Departamento de Administración de Educación Municipal que cesen en el cargo, se regirán por lo dispuesto en el artículo 34 K del decreto con fuerza de ley N°1, de 1997, del Ministerio de Educación.”.

AL ARTÍCULO TRIGÉSIMO QUINTO TRANSITORIO

12) Para reemplazar el artículo trigésimo quinto transitorio por el siguiente:

“Artículo trigésimo quinto transitorio.- Para efectos de lo establecido en el artículo anterior, hasta el término del año escolar 2019, para la habilitación a los tramos del desarrollo profesional docente se considerará únicamente un instrumento de evaluación de conocimientos específicos y pedagógicos adecuado a la discapacidad o déficit de los alumnos que atienden, que elaborará e implementará el Centro de Perfeccionamiento, Experimentación e Investigaciones Pedagógicas del Ministerio de Educación.”.

ARTÍCULO QUINCUAGÉSIMO SEGUNDO TRANSITORIO, NUEVO

13) Para agregar el siguiente artículo quincuagésimo segundo transitorio, nuevo:

“Artículo quincuagésimo segundo transitorio.- El Centro de Experimentación e Investigaciones Pedagógicas deberá efectuar antes del 01 de marzo de 2020 las adecuaciones al portafolio de reconocimiento profesional establecidas en el inciso final del artículo 19 K del decreto con fuerza de ley Nº 1, de 1997, del Ministerio de Educación, respecto de aquellas modalidades educativas que requieren de una metodología especial de evaluación, a excepción de las especialidades de educación media técnica profesional a las que se les aplicará lo dispuesto en el artículo siguiente.”.

ARTÍCULO QUINCUAGÉSIMO TERCERO RANSITORIO, NUEVO

14) Para agregar el siguiente artículo quincuagésimo tercero transitorio, nuevo:

“Artículo quincuagésimo tercero transitorio.- El Centro de Experimentación e Investigaciones Pedagógicas implementará antes del inicio del año escolar 2017, los instrumentos para el reconocimiento profesional establecidos en artículo 19 K del decreto con fuerza de ley Nº 1, de 1997, del Ministerio de Educación, que permitan la asignación a los tramos del desarrollo profesional a los docentes que impartan especialidades de educación técnico profesional. Estos instrumentos serán aplicados de acuerdo al ingreso al Sistema de Desarrollo Profesional Docente establecido para cada sector en los párrafos segundo y tercero transitorios.”.

Dios guarde a V.E.,

MICHELLE BACHELET JERIA

Presidenta de la República

ALEJANDRO MICCO AGUAYO

Ministro de Hacienda(S)

ADRIANA DELPIANO PUELMA

Ministra de Educación

1.7. Segundo Informe de Comisión de Educación

Cámara de Diputados. Fecha 09 de septiembre, 2015. Informe de Comisión de Educación en Sesión 70. Legislatura 363.

SEGUNDO INFORME DE LA COMISION DE EDUCACIÓN SOBRE EL PROYECTO DE LEY QUE CREA EL SISTEMA DE DESARROLLO PROFESIONAL DOCENTE Y MODIFICA OTRAS NORMAS.

BOLETIN N° 10.008-04

HONORABLE CÁMARA:

La Comisión de Educación pasa a informar, en primer trámite constitucional y segundo reglamentario, el proyecto de la referencia, iniciado en mensaje de S.E. la Presidenta de la República, con urgencia calificada de “suma”, la cual fue hecha presente en la sesión 63ª, ordinaria, celebrada el 1 de septiembre de 2015.

La Comisión, en su primer trámite reglamentario rechazó en general el proyecto de ley de la referencia, por mayoría de votos. La Sala, en su sesión 52ª lo aprobó en general y lo remitió a la Comisión para su discusión particular. Durante su tramitación en la Comisión, se presentaron numerosas indicaciones, tanto del Ejecutivo como de los diputados, a la votación de las cuales se referirá este informe, según lo preceptuado en el artículo 130 del Reglamento.

El proyecto aprobado en general por la Cámara de Diputados, consta de nueve artículos permanentes y cuarenta y siete transitorios. El artículo 3° del proyecto no fue aprobado, al no alcanzar el quórum constitucional respectivo.

La idea matriz del proyecto apunta a mejorar las capacidades docentes de conducción y desarrollo en los procesos de enseñanza y aprendizaje en el aula y, a mejorar la calidad de la educación que reciben las niñas y los niños, mediante el perfeccionamiento de la formación inicial docente aumentando los requisitos para la selección de estudiantes de pedagogía y mejorando la información disponible en el sistema de formación inicial en relación a la evaluación diagnóstica. Asimismo, procura apoyar la inmersión de profesores principiantes en establecimientos educacionales por medio de la inducción, fortalecer el desarrollo profesional docente para promover el avance en la carrera profesional, crear un sistema de desarrollo profesional docente y aumentar las horas no lectivas.

Asistieron en representación del Ministerio de Educación, la Ministra, señora Adriana Delpiano Puelma; la Subsecretaria de Educación, señora Valentina Quiroga Canahuate; el Coordinador de Política Nacional Docente, señor Jaime Veas Sánchez; el Director del Centro de Perfeccionamiento e Investigaciones Pedagógicas (CPEIP), señor Rodolfo Bonifaz Suárez; el Coordinador Legislativo, señor Patricio Espinoza Lucero, y el Asesor Legislativo, señor Gustavo Paulsen.

Por el Ministerio de Hacienda, asistieron el Ministro de Hacienda, señor Rodrigo Valdés Pulido, acompañado por la señora Alejandra Vega, asesora de la Dirección de Presupuestos.

En conformidad con lo dispuesto en el artículo 303 del Reglamento de la Corporación, en este informe se debe dejar constancia de lo siguiente:

I.- CONSTANCIAS PREVIAS.

1. El proyecto no contempla normas propias de ley orgánica constitucional ni de quórum calificado. El artículo 3° del proyecto, que fuera declarado de quórum orgánico constitucional en el primer informe, no fue aprobado en la Sala al no alcanzar el quórum constitucional respectivo.

2. La Comisión estimó que el artículo 11, inciso primero, contenido en el numeral 12); el artículo 12 bis, inciso primero, contenido en el numeral 14); el numeral 18); los artículos 18 A, 18 B, 18 C, 18 D, 18 E, 18 F, 18 G, 18 N y 18 P contenidos en el numeral 20); los artículos 19, incisos primero y segundo, 19 G, inciso primero, 19 Ñ, 19 O, 19 P, 19 R y 19 V contenidos en el numeral 21); la letra c) del numeral 24); 28), 29), 30), 31), 32), 33), 34), 35), 36), 37), 38), 39), 40), 41), 43), 44), 45), 46), 47), 48) y 50) del artículo 1°, los artículos 3°, 4°, 5°, 6°, 7°, 8°, 9°, 10, 11 y 12, y los artículos segundo, tercero, cuarto, quinto, séptimo, octavo, noveno, décimo, undécimo, duodécimo, decimotercero, decimocuarto, decimoquinto, decimosexto, decimoséptimo, decimoctavo, decimonoveno, vigésimo, vigésimo primero, vigésimo segundo, vigésimo tercero, vigésimo cuarto, vigésimo quinto, vigésimo sexto, vigésimo séptimo, vigésimo octavo, vigésimo noveno, trigésimo, trigésimo primero, trigésimo segundo, trigésimo sexto, trigésimo séptimo, trigésimo noveno, cuadragésimo, cuadragésimo primero, cuadragésimo tercero, cuadragésimo cuarto, cuadragésimo quinto, cuadragésimo sexto, cuadragésimo séptimo, quincuagésimo primero y quincuagésimo tercero y transitorios del proyecto requieren ser conocidos por la Comisión de Hacienda, en virtud de lo preceptuado por los artículos 226 y 228 del Reglamento.

3. Se hace presente que hubo indicaciones rechazadas, indicaciones declaradas inadmisibles, que existen artículos y numerales nuevos y otros suprimidos.

4. Se nombró como diputado informante al señor Romilio Gutiérrez Pino.

II.- ARTÍCULOS QUE NO HAN SIDO OBJETO DE INDICACIONES NI DE MODIFICACIONES DURANTE LA DISCUSIÓN Y VOTACIÓN DEL SEGUNDO INFORME EN LA COMISIÓN.

Se encuentran en esta situación los numerales 3), 4); 5), que pasó a ser 6); 6), que pasó a ser 8); 7), que pasó a ser 9); 8), que pasó a ser 11); 14), que pasó a ser 17); 16), que pasó a ser 19); los artículos 18 H (que pasó a ser 18 G) y 18 T (que pasó a ser 18 S) contenidos en el numeral 17), que pasó a ser 20); los artículos 19 N, 19 P, 19 R y 19 X (que pasó a ser 19 U), contenidos en el numeral 18), que pasó a ser 21; 19), que pasó a ser 22); 20), que pasó a ser 23); 27), que pasó a ser 29); 31), que pasó a ser 33); 32), que pasó a ser 34); 33), que pasó a ser 35); 36), que pasó a ser 38); 38), que pasó a ser 40); 43), que pasó a ser 46); 44), que pasó a ser 47); 46), que pasó a ser 49); el artículo 88 D contenido en el numeral 47), que pasó a ser 50), y 48), que pasó a ser 51), todos del artículo 1°; los artículos 4° que pasó a ser 3°; 5° que pasó a ser 4°; 6° que pasó a ser 5°; los numerales 1), 2), 3), 4) y 5) del artículo 7°, que pasó a ser 6°; el artículo 8°, que pasó a ser 7°; los numerales 1), 2), 4), 5), 7) y 8) del artículo 9°, que pasó a ser 8°, y el artículo 10, que pasó a ser 9°, y los artículos primero; sexto, que pasó a ser octavo; octavo, que pasó a ser noveno; decimoctavo, que pasó a ser decimonoveno; vigésimo primero, que pasó a ser vigésimo segundo, cuadragésimo cuarto y cuadragésimo séptimo transitorios, los cuales deben entenderse reglamentariamente aprobados de acuerdo a lo dispuesto en el artículo 131 del Reglamento de la Corporación.

III.- ARTÍCULOS SUPRIMIDOS Y ARTÍCULOS NUEVOS INTRODUCIDOS.

Artículos suprimidos:

Fueron suprimidos los artículos 18 E y 18 I, contenidos en el numeral 17), que ha pasado a ser 20); los artículos 19 S, 19 T, 19 V y 19 Y, contenidos en el numeral 18), que ha pasado a ser 21); el numeral 22) del artículo 1°, y los artículos séptimo, trigésimo noveno y cuadragésimo del proyecto.

Artículos nuevos:

Se introdujeron los siguientes artículos y numerales nuevos al proyecto: los numerales 5), 7), 10); el artículo 18 R contenido en el numeral 17), que ha pasado a ser 20); el artículo 19 V contenido en el numeral 18), que ha pasado a ser 21), y el numeral 41) del artículo 1°; los artículos 10, 11 y 12, y los artículos cuadragésimo octavo, cuadragésimo noveno, quincuagésimo, quincuagésimo primero, quincuagésimo segundo, quincuagésimo tercero, quincuagésimo cuarto y quincuagésimo quinto transitorios.

IV.- DISCUSIÓN EN PARTICULAR.

A) Presentación de las indicaciones por parte del Ministerio de Educación.

La Ministra Delpiano, en sesión de fecha 18 de agosto, presentó las indicaciones formuladas por el Ejecutivo al proyecto que de ley que crea el Sistema de Desarrollo Profesional Docente y modifica otras normas (boletín N° 10008-04).

Al respecto expresó que las indicaciones son producto de un intenso diálogo con diversos actores, tales como el Colegio de Profesores, expertos, académicos y parlamentarios. Asimismo, precisó que estas mejoras se hacen cargo del documento emanado de la Comisión de Educación denominado “Condiciones básicas para continuar la tramitación del proyecto de Nueva Carrera Docente”, y tienen el objetivo de cumplir los compromisos asumidos por el Ministerio de Educación en la mesa tripartita, convocada por esta Comisión.

También, valoró enormemente el consenso transversal que existe en los distintos sectores representados en esta Comisión, en relación a los temas contenidos en el documento ya mencionado.

Apuntó que, en el contexto de este proceso de diálogo, están dando cumplimiento a los siguientes compromisos: mesa técnica de evaluación docente; mesa técnica de número de alumnos por sala y desempeño profesional, y otras materias, tales como aspectos críticos de la carrera y ley N° 20.501, e indicación sobre voluntariedad en el uso de los resultados de la evaluación docente 2015.

Como puntos relevantes destacó que han presentado cerca de sesenta indicaciones, que junto con abarcar los temas del acuerdo tripartito, también incluyen otros aspectos que enriquecen el proyecto. De este modo, en ellas se abordan diversos aspectos sobre formación inicial, formación en servicio, inducción y mentoría, Sistema de Desarrollo Profesional, remuneraciones, encasillamiento, voluntariedad en el ingreso y horas no lectivas.

En materia de formación inicial, expresó que dentro de los requisitos para la acreditación de carreras de pedagogía se encuentran:

-Realizar una prueba diagnóstica al inicio y otra durante la carrera, a lo menos, un año antes del término de ésta.

-La obligación de implementar planes de nivelación a los estudiantes en función de las pruebas diagnósticas realizadas.

-Celebrar convenios con establecimientos educacionales para la realización de prácticas de los estudiantes de pedagogía.

-Que el proceso formativo de la carrera permita el logro de un perfil de egreso definido por la universidad.

-Contar con infraestructura y equipamiento adecuado.

-Contar con un cuerpo académico idóneo para impartir la carrera de pedagogía.

-La acreditación deberá ser realizada directamente por la Comisión Nacional de Acreditación y no por agencias privadas.

El Ministro de Hacienda, señor Valdés solicitó intervenir en ese momento, toda vez que debe retirarse para asistir a una sesión en el Senado. Precisó que hay tres grandes proyectos en materia educacional -el ya aprobado que pone fin al lucro, selección y copago; el actual de carrera docente, y el futuro sobre gratuidad de educación superior-, que implican una gran cantidad de recursos, aproximadamente US$ 5.200 millones, según el tipo de cambio de la época en que se hizo el cálculo, de los cuales este proyecto absorbe US$ 2.300 millones, y que demuestra que Chile está haciendo un tremendo esfuerzo en educación, porque la considera esencial.

Expresó que la indicación relativa al aumento de las horas no lectivas tiene un concepto nuevo, no usado con anterioridad, que consiste en condicionarla a como le vaya al país en términos económicos, esto es, que el crecimiento del Producto Interno Bruto de los tres años anteriores a la fecha de verificación referida en el inciso siguiente, debe ser en promedio, igual o mayor a 4,0% real anual y que el 5% de la variación de los ingresos cíclicamente ajustados, experimentada en el período comprendido entre el año anterior al de la fecha de verificación referida en el inciso siguiente y el año inmediatamente anterior a dicho año, debe ser superior a 3,9 millones de USE.

Enfatizó que lo anterior es así, porque existe la convicción de que la educación es clave y merece que se amarren recursos futuros en la medida en que se obtengan.

Afirmó que en la discusión sobre aumento de horas no lectivas se tuvo la mayor disponibilidad en aumentar los recursos, pero la realidad es que ello está fuera del marco presupuestario del proyecto, y a su juicio, lo peor es prometer derechos sociales que no se podrán cumplir.

Surgió la idea de vincular esta parte de las horas no lectivas, con que Chile crezca y que los ingresos del fisco también crezcan, es decir, es un compromiso que no depende del tiempo, sino de cómo le vaya al país en materia económica.

En términos simples, expresó que hoy se está legislando sobre el futuro presupuestario y ello no es habitual. Algunos piensan que no es buena idea, especialmente cuando se atan impuestos a fines específicos, cosa que no ocurre en este proyecto.

El diputado Jackson consultó si es posible que exista un bono de incentivo al retiro de carácter permanente, que sea equivalente al ahorro que genera la diferencia de sueldo de un docente novel con el de un docente saliente, por el promedio de los años que está estimado que un profesor trabaja después de cumplir con los años de jubilación. Afirmó que ello no generaría un mayor gasto y que ascendería $ 20 millones aproximadamente.

La diputada Provoste expresó que el proyecto establece un desequilibrio entre las condiciones laborales y remuneracionales de los profesores del sector municipal versus el sector particular subvencionado, de hecho, la iniciativa establece condiciones de salida para los profesores del sector particular subvencionado, toda vez, que explícitamente consagra que siguen sujetos a la indemnización por años de servicio, sin embargo, no hay pronunciamiento alguno respecto a la salida de los docentes de la educación municipal. Llamó a incorporar un bono de salida con una indemnización mejorada para los docentes.

Asimismo, consultó en qué otro sector hay una iniciativa asociada a una fórmula como la que propone el proyecto. Además, señaló que la letra de la iniciativa dice “que se estudiará una nueva disminución horas lectivas”. Solicitó que el Gobierno sea más claro y asuma el compromiso de disminuir efectivamente las horas lectivas.

Puntualizó que la bonificación de reconocimiento profesional (BRP) tiene un problema en su base, en virtud de que a los educadores diferenciales se les paga menos, porque no se les reconoce el título profesional. Por ende, estimó que si el factor de crecimiento va a ser la BRP, debe corregirse la desigualdad de origen del instrumento.

En respuesta a las consultas anteriores, el Ministro Valdés expresó que el mecanismo descrito para aumentar las horas no lectivas es usado por primera vez en este proyecto de ley, y que no lo ha visto en otras partes. Enfatizó que no se puede avanzar sin esta lógica de vinculación a recursos disponibles.

En relación con el incentivo al retiro, precisó que el informe financiero supone la edad legal, por ende, no hay más dinero disponible para incentivos.

Destacó que este proyecto constituye el paso más grande en la política pública educacional de Chile y debe reconocerse que se está haciendo un esfuerzo mayor, pese a que las iniciativas legales siempre son perfectibles.

Continuó la Ministra Delpiano con su exposición destacando respecto a la formación para el desarrollo, que se establece el derecho a una formación para el desarrollo profesional gratuita y pertinente, para todos los docentes.

Además, se compromete formación focalizada para grupos específicos de docentes, esto es, aquellos que se encuentran durante los primeros cuatro años de ejercicio y aquellos que no han logrado avanzar, a lo menos, al tramo avanzado en su primer proceso de reconocimiento.

Para el acceso a los restantes programas o cursos de formación se priorizará a los docentes que se desempeñan en establecimientos vulnerables y en forma aislada como escuelas rurales uni, bi o tri docentes.

En cuanto a la inducción, enfatizó que se consagra como derecho de todos los docentes principiantes, quienes podrán acceder a dicho proceso dentro de los primeros dos años de ejercicio profesional.

Asimismo, se fomenta que los mentores se encuentren en la misma escuela que el docente principiante en proceso de inducción, o en su defecto, que se desempeñen en alguna escuela de la misma comuna.

En relación al Sistema de Desarrollo Profesional, destacó lo siguiente:

a) En el Sistema de Reconocimiento del Desarrollo Docente se reemplaza el concepto de certificación por el de reconocimiento al Desarrollo Profesional Docente, el que se concibe como un proceso evaluativo integral que reconoce la consolidación y experiencia, así como las competencias y saberes que los y las docentes deben enseñar.

b) Se redefine el Sistema de Desarrollo Profesional, quedando conformado por tres componentes: un proceso evaluativo integral; un sistema de progresión en distintos tramos, y apoyo formativo a los docentes.

Se establece que se ingresa a la carrera por el hecho de estar en posesión del título profesional de profesor o educador o encontrarse habilitado o autorizado para el ejercicio de la profesión.

c) Se efectúa una redefinición de los tramos. Se define para cada tramo el nivel de desarrollo profesional esperado, según la experiencia de la o el docente, así como su progresión esperada dentro y fuera del aula.

Al tramo profesional inicial, se accede con el título profesional y se enfatiza el concepto de apoyo para el inicio del ejercicio profesional.

En el tramo profesional temprano, se resalta el concepto de avance hacia la consolidación de sus competencias profesionales.

En el tramo profesional avanzado se enfatiza el concepto de consolidación de sus competencias y su apoyo a la comunidad educativa.

También, se elimina el concepto de tramo superior, reemplazándose por “Experto I y Experto II”, entendiendo que estos niveles son voluntarios y reflejan el desarrollo de habilidades profesionales particulares y específicas.

En relación a la experiencia para progresión en carrera, se establece el siguiente modo:

-Tramo profesional inicial: ingreso inmediato (antes era a los 2 años).

-Tramo profesional temprano: a los 4 años de ejercicio (antes era a los 6 años).

-Tramo profesional avanzado: a los 4 años (antes era a los 6 años).

-Tramo experto I: a los 8 años (antes era a los 10 años).

-Tramo experto II: a los 12 años (antes era a los 14 años).

d) Instrumentos del Sistema de Reconocimiento. En este punto se incluyen las responsabilidades fuera del aula, el trabajo colaborativo y el perfeccionamiento en el portafolio. Lo que aplicará también para la evaluación docente.

Precisó que el instrumento portafolio se adecuará para aquellos docentes que se desempeñen en modalidades educativas particulares, tales como escuelas de educación especial, aulas hospitalarias, escuelas cárceles y especialidades de educación media técnico profesional.

Afirmó que los docentes que obtengan resultado competente en dos oportunidades consecutivas en el instrumento portafolio, o destacado en una, podrán mantener sus resultados para el proceso de reconocimiento siguiente. La misma regla se aplicará en la evaluación docente, disminuyéndose de esta manera y de modo importante la carga de evaluaciones para las y los profesores.

Los docentes con resultado destacado o competente en el instrumento de evaluación de conocimientos específicos y pedagógicos no deberán rendirlo nuevamente. Con esto, dichos profesores podrán rendir el instrumento sólo una vez en su trayectoria laboral, salvo que deseen volver a hacerlo.

A continuación la señora Subsecretaria Quiroga precisó respecto de las remuneraciones, que se garantiza que ningún profesor sufrirá menoscabo en su remuneración actual ni en su trayectoria futura.

Se modifica la asignación de tramo que se propuso en el proyecto original, a objeto de hacer más atractivo el ejercicio profesional al inicio de la carrera, pudiendo un docente que se desempeña en un establecimiento con alta vulnerabilidad superar el millón de pesos al cabo del quinto año (en el proyecto original se alcanzaba esa remuneración al noveno año).

Asimismo, se reestructura la asignación por vulnerabilidad, de manera de hacer más atractivo para los docentes jóvenes desempeñarse en establecimientos vulnerables. Puntualizó que hasta ahora esta asignación alcanza a 47 mil pesos para un docente en tramo profesional inicial al tercer año de ejercicio (anteriormente eran 8 mil pesos).

En relación con la voluntariedad en el ingreso al sistema para los docentes, aclaró que aquellos docentes, a quienes les falten diez o menos años para la edad legal de jubilación, podrán optar por no ingresar al sistema, y no deberán presentar renuncia irrevocable si deciden optar por permanecer en el actual sistema. Asimismo, se dispone que mantendrán su actual remuneración considerando los reajustes del sector público y la asignación de experiencia, entre otras que corresponda.

Precisó que el encasillamiento de los docentes actuales en los tramos de la carrera se hará de acuerdo al resultado en el instrumento portafolio, considerando los años de experiencia para efectos de determinar el tramo que corresponda. Además, el uso de los resultados en las pruebas ADVI y AEP será voluntario.

Los docentes con resultado básico en el instrumento portafolio serán encasillados en el tramo profesional temprano (antes eran encasillados en el tramo inicial), y los docentes con resultado insatisfactorio en el portafolio serán encasillados en el tramo profesional inicial.

En relación a las horas no lectivas, enfatizó que se amplía la proporción de horas no lectivas establecidas en un 35% en el proyecto original, disponiendo el aumento de estas hasta un 40%, para establecimientos con concentración de más de 80% de alumnos prioritarios en el primer ciclo básico, para lo cual se autoriza el uso de recursos SEP.

Sin embargo, para todo el sistema se amplía esta proporción mediante un mecanismo que, a través de indicadores económicos, permitirá alcanzar gradualmente dicho aumento una vez que el país cuente con los recursos para aquello.

Además, se establece que las horas no lectivas adicionales sean destinadas a planificación, evaluación, atención de apoderados y alumnos, además de aquellas acordadas con el consejo de profesores. Para esto, el proyecto de ley establece que el 30% del total de horas no lectivas deberán dedicarse exclusivamente a estas acciones.

Finalmente, y en correspondencia con otras normas, se introduce un nuevo artículo transitorio para implementar un programa de fortalecimiento del CPEIP, para el adecuado cumplimiento de las nuevas funciones que se le entregan, de acuerdo a los recursos que al efecto contemple la Ley de Presupuestos del Sector Público.

Asimismo, el Ministerio se compromete a enviar uno o más proyectos de ley que regulen la educación superior, los que incluirán normas particulares para la formación inicial docente, y destacó que la presencia del Ministro de Hacienda, en esta sesión, permitirá entregar un marco económico del proyecto de ley, siempre de modo sustentable.

El diputado Kast, don Felipe, consultó cuál es la validez legal de la innovación de vincular futuros gastos; qué tan obligatorio es para el Estado si se dan las condiciones, y cómo se puede hacer exigible. Además, apuntó que exigir tres años consecutivos de crecimiento sobre un 4%, parece declarativo, tomando en cuenta el crecimiento estructural actual y las reformas que se están impulsando.

Asimismo, preguntó por qué en las tablas que presenta el Ministerio se pasa del nivel inicial al avanzado, saltándose el tramo temprano que será donde estarán la mayoría de los docentes.

El diputado Gutiérrez, don Romilio, expresó que la fórmula que propone el proyecto para aumentar las horas no lectivas exige dos requisitos copulativos, y además, no dice cuánto de esos recursos se destinarían a la disminución de horas lectivas. Hizo hincapié en que el compromiso es lograr un 40% de horas no lectivas en todos los establecimientos y, en paralelo, conseguir un 50% en escuelas vulnerables. Consultó qué seguridad se tiene de que esta medida se haga realidad y en qué períodos se ha dado el cumplimiento de estos dos factores en la última década.

El diputado Venegas expresó que las tablas no muestran un impacto muy importante, y consultó por qué se saltó el tramo temprano. Además, destacó que los docentes insisten en que se están perdiendo derechos adquiridos con los bienios. Solicitó que se clarifique dicha situación.

La diputada Girardi consultó cómo se descomponen los salarios en cada uno de los tramos con cada una de las asignaciones. También, preguntó si el resultado de las mesas de trabajo se va a incorporar en la tramitación de este proyecto, en qué trámite y de qué modo.

Recordó que hace poco se tramitó un bono para los funcionarios del sector salud, que no se vinculó al crecimiento económico del país ni a ninguna otra consideración.

La diputada Provoste expresó que se está viviendo una desaceleración importante en términos económicos y una manera de reactivar el crecimiento, dice relación con hacer una propuesta clara en materia educativa, sin embargo, en el artículo segundo bis transitorio, se consagra que “se estudiará la implementación de una nueva disminución de horas lectivas de la función docente”.

Le señaló a la Ministra que se tiene desconfianza en el proyecto y solicitó extrema claridad en los componentes del salario y comparación con las remuneraciones actuales. Además, hizo presente que Elige Educar entregó una simulación que es diversa a la que propone el Ejecutivo. Además, según sus constataciones en terreno con el proyecto algunos profesores ganarían menos que en la actualidad.

Por otra parte, consultó cono se van a financiar las horas no lectivas en las escuelas especiales, que no cuentan con la subvención SEP.

El diputado Rivas precisó que resulta inapropiado sostener que en educación se quiere a los mejores de Chile y que se les pague lo que dice la tabla que se presentó por el Ministerio. Puntualizó que en Chile hay recursos mediante la renacionalización del cobre y mediante un proceso de recuperación de los recursos naturales.

El diputado Bellolio expresó que crecer un 4% solo ha sucedido nueve veces en 30 años. Consultó si la remuneración por tramo calza con la subvención, porque había una parte con la que debía contribuir el sostenedor. Llamó a precisar los montos de cada remuneración, por tramo. Asimismo, precisó que Elige Educar no ha dicho que los profesores ganaran menos que en la actualidad, sino que todos ganarán más, pero unos más y otros menos.

La diputada Vallejo solicitó que se consagre como obligación la vinculación de recursos futuros, en caso de que se cumplan los requisitos, para la disminución de las horas no lectivas. Asimismo, pidió simulaciones para los contratos que tienen menos de 37 horas, las educadoras de párvulos, los docentes de establecimientos técnicos profesionales y los educadores diferenciales.

El diputado González preguntó si se mantendrá vigente el actual sistema de evaluación o se fusionará con el del proyecto. Asimismo, consultó si es posible traspasar recursos pensados para la progresión de los tramos a los bienios, y cuál es la actual dimensión del CPEIP y su proyección de crecimiento.

El diputado Jackson informó que junto a la diputada Vallejo presentarán un proyecto de resolución que permita dar una solución a tres elementos que se mantienen en constante discusión, pues las demandas de los profesores no han sido totalmente satisfechas en las negociaciones. Estos son: la estructura de remuneraciones, un sistema de incentivo al retiro y la disminución de estudiantes por sala.

Para tales efectos, se solicita lo siguiente:

1. Sobre la estructura de remuneraciones de los profesionales de la educación, que se devuelva la Asignación de Experiencia (AE) a los montos y reajustes vigentes hoy en día, se elimine la Asignación por Tramo de Desempeño Profesional, se genere una modificación a la Bonificación de Reconocimiento Profesional (BRP), de tal manera que se pueda asignar de manera diferenciada según diversos tramos, con el piso del aumento de BRP propuesto por el Gobierno en el proyecto original y se vincule la Asignación por Concentración de Alumnos Prioritarios a la nueva BRP.

2. Sobre el sistema de incentivo al retiro, se establezca un bono de incentivo al retiro permanente en la ley, que pueda ser tomado por los docentes en un determinado plazo de tiempo antes de su jubilación.

3. Sobre el número de estudiantes por sala, se establezca un máximo de estudiantes por aula, con un sistema de financiamiento acorde que no permita que los establecimientos con pocos estudiantes sufran perjuicios por la falta recursos.

La señora Vega, asesora de la Dirección de Presupuestos, expresó que en los últimos 25 años el PIB, en promedio, ha crecido por sobre el 4%; en 16 oportunidades ha estado por encima de esa cifra. Aclaro que se trata de un promedio móvil y no que en los 4 años el PIB deba crecer más del 4%.

Asimismo, precisó que bien se está viviendo un periodo de desaceleración, hasta ahora se manejan cifras de crecimiento en torno a un 2% o más para este año. Sin embargo, se esperan cifras más altas en un próximo periodo de recuperación económica.

La otra condición es que los ingresos estructurales sean ingresos gastables, porque la política de balance estructural se basa en que se gaste lo que se puede gastar y no lo que efectivamente se recibe. El 5% de la fórmula está basado en criterios de cuantificación preliminares, basados en información de la participación que debiera tener esta medida dentro del total de lo que se gastará en educación de los recursos provenientes de la reforma tributaria. Además, se estima que los ingresos estructurales crecerán en los años venideros como producto de la reforma tributaria.

La señora Quiroga expresó que la estimación que tiene el Ministerio es de 250 mil millones por cada 5% de horas no lectivas adicionales, cifra que se deberá actualizar al momento que se presente el proyecto de ley respectivo.

La Ministra Delpiano llamó a no tener desconfianza en las cifras propuestas y se mostró dispuesta a presentar todas las tablas y simulaciones solicitados. Además, precisó que en algunos tramos los profesores duplican su actual remuneración y pese a que quizás ello no es lo ideal, sin duda implica un gran esfuerzo. Hizo presente que no conoce los documentos y cifras que ha presentado Elije Educar y las solicitó para compararlas, porque es esencial que todos manejen las mismas estadísticas.

En relación al aumento de las horas no lectivas apuntó que la indicación al artículo segundo bis transitorio expresa que: “En el año en que se cumplan los requisitos indicados en el inciso cuarto, el Presidente de la República deberá enviar un proyecto de ley que regule la disminución de las horas lectivas de la función docente a los valores establecidos en dicho inciso, a más tardar el 15 de septiembre de dicho año”.

Por lo tanto, enfatizó que una vez acaecido el cumplimiento de los requisitos copulativos que se establecen, que son de muy probable ocurrencia, el Ejecutivo está en la obligación de enviar un proyecto de ley que regule la disminución de las horas lectivas.

Lo que es facultativo es que transcurridos dos años desde la entrada en vigencia de la ley anterior, se estudiará la implementación de una nueva disminución de horas lectivas de la función docente, si se cumplen los requisitos copulativos que allí se establecen.

Señaló que el sistema de mentores se hará a través del CPEIP, trabajo que ya se está haciendo. Actualmente hay alrededor de 700 mentores formándose, a través de las Direcciones Provinciales y con el apoyo de las universidades. Se trata de dar un apoyo especial a los profesores, que en un futuro podría no ser necesario si es mejor su formación.

Finalmente, manifestó que se tiene la intención de enviar un proyecto sobre asistentes de la educación y otros profesionales que se desempeñan en los establecimientos, que no están contemplados en este proyecto, el próximo año.

La señora Quiroga explicó que todos los profesores que obtengan resultado competente o destacado pueden saltarse nuevas evaluaciones, lo que ayudará a disminuir el agobio laboral, ya que el portafolio es el de mayor carga laboral.

Respecto de los profesores del sector particular subvencionado, aclaró que todos los profesores que tengan historial de evaluación previa se encasillan en el tramo de desarrollo profesional que les corresponde, se sigue la misma regla que para los profesores del sector municipal.

Una de las razones de presentar 3 tramos de desarrollo profesional y luego 2 tramos adicionales, de carácter voluntario, tiene que ver con entregar nuevas perspectivas de desarrollo. La propuesta del Ejecutivo tiene que ver con la solicitud de hacer también más atractivo el inicio de la carrera.

Especificó que no hay ninguna pérdida por concepto de bienios, solo se reestructuran las asignaciones, la de experiencia es con cargo al sostenedor y la otra con cargo al Estado, lo que otorga mayor certeza.

Manifestó que existe voluntad de mejorar la propuesta del Ejecutivo, en lo que dice relación con el proyecto de resolución de los diputados Jackson y Vallejo, pero es necesario buscar la mejor fórmula para materializarla.

En la sesión del día 1 de septiembre, la Ministra Delpiano expresó que las nuevas indicaciones que el día de hoy ha presentado el Ejecutivo, afinan y precisan muchos aspectos conversados con los miembros de la Comisión.

Añadió el señor Patricio Espinoza que las indicaciones recogen algunas inquietudes parlamentarias. Se propone una nueva redacción el artículo 6° del Estatuto Docente mediante la redefinición de las horas no lectivas, haciendo énfasis en la importancia del trabajo pedagógico de los docentes, especialmente en la preparación de clases y evaluación de aprendizajes, como también en que los directores velen porque la distribución de dichas horas se haga conforme a la ley.

Por otra parte, precisó que en materia de formación en desarrollo hay un conjunto de indicaciones que apuntan a regulan de mejor forma las instituciones que prestan esta formación. Las indicaciones plantean que sólo podrán aportar a la formación a que brinda el CPEIP, universidades acreditadas o institutos profesionales o centros de formación técnica organizados como personas jurídicas sin fines de lucro.

En materia de inducción se propone que el plan de inducción sea más cercano a la escuela, de modo que sea propuesto y desarrollado por los directores y el equipo directivo de la escuela y que el mentor al desarrollar su plan de mentoría también cuente con el acuerdo de la misma.

Posteriormente, en el artículo 19 se incorpora una síntesis de los consensos que hay respecto de los principios del Sistema de Desarrollo Profesional Docente. El resto de las indicaciones son de carácter formal.

B) Exposiciones.

1. Investigadora de Educación del Centro de Estudios Públicos, señora Sylvia Eyzaguirre Tafra.

La señora Eyzaguirre enfatizó, en primer lugar, que los objetivos de la nueva carrera docente consisten en restablecer el estatus social de la profesión, atraer a jóvenes talentosos y con vocación al ejercicio docente, retener a los docentes de buen desempeño en el aula, fomentar a que todos realicen su mejor esfuerzo y atraer a los mejores docentes a sectores vulnerables, elevando las exigencias de la profesión docente, mejorando sus condiciones laborales y premiando el mérito.

Luego, se refirió a los aspectos, que a su juicio, deben fortalecerse en la iniciativa en estudio. Al respecto precisó que el proyecto original contemplaba dos evaluaciones obligatorias en toda la carrera profesional de un docente, sin embargo, ahora se reduce a una. Asimismo, destacó que la certificación para ingresar a la carrera docente es fundamental en el contexto nacional, pues se sabe que la formación inicial actual es deficiente y no se tiene certeza si las nuevas exigencias a las universidades tendrán los efectos esperados, porque incluso en el caso de que tengan un impacto positivo, éste sólo se verá en el mediano y largo plazo.

Adicionalmente, hizo hincapié en el bajísimo estándar para alcanzar el nivel óptimo de desempeño que según el Ministerio es el nivel avanzado, que podría implicar que un docente que acredite tener un mal desempeño en el aula o no tener ningún conocimiento sobre la especialidad que enseña, puede alcanzar ese nivel óptimo de desarrollo profesional.

En materia de remuneraciones, precisó que si bien aumentan al inicio del ejercicio profesional para todos los docentes, independientemente de su desempeño, empeoran al bienio 8 para los docentes que alcanzan el nivel óptimo según el Ministerio (nivel avanzado). Asimismo, los nuevos perfiles salariales para los docentes de buen desempeño son menos atractivos que los del proyecto original.

Destacó que los incentivos son insuficientes para trabajar en sectores vulnerables, porque si bien se aumenta considerablemente la asignación para los docentes jóvenes, sigue siendo insuficiente para cumplir el objetivo, ya que ni siquiera alcanza a cubrir los gastos de locomoción. Además, se reducen a más de la mitad los incentivos para los docentes de buen desempeño para trabajar en sectores vulnerables.

En resumen, puntualizó que las indicaciones presentadas en las materias precedentes debilitan aún más la carrera docente. La señal que envía es que cualquier persona puede desempeñarse como docente, incluso aquellos que acreditan mal desempeño en el aula. Además, se reducen las exigencias a un mínimo, se disminuyen las remuneraciones para los docentes destacados y aumentan para quienes no han demostrado buen desempeño.

La política para atraer a docentes destacados a sectores vulnerables sufre de problemas de diseño esenciales con muy pocas posibilidades de cumplir su objetivo. El aumento a los jóvenes docentes no logra ser suficientemente atractivo para atraer a los más talentosos y la reducción del incentivo para los niveles más avanzados dificulta la atracción de docentes destacados a sectores vulnerables.

Afirmó que estas indicaciones reducen el valor presente de los ingresos docentes en un 4,5%, y que obligar a usar los recursos SEP en reducir las horas lectivas, atenta contra los alumnos más vulnerables, pese a que existe evidencia que esos recursos están siendo bien utilizados, pues han tenido un impacto positivo en el aprendizaje de los niños. Sin embargo, ahora los establecimientos no podrán financiar sus planes estratégicos con recursos SEP, ya que deberán ocupar estos recursos para reducir las horas lectivas de sus docentes. Además, realzó que se mantiene el carácter centralizado de la carrera, debilitando la figura del director.

Finalmente, expresó que con este diseño se corre el riesgo de que la inversión de US $2.300 millones no tenga impacto ni en la calidad ni en la equidad.

2. Presidente del Colegio de Profesores de Chile A.G., señor Jaime Gajardo Orellana.

El señor Gajardo manifestó que con las indicaciones del Ejecutivo, comprometidas a los docentes, y con las indicaciones presentadas por los parlamentarios de esta Comisión, que han dialogado activamente con la base del profesorado, hoy existe un proyecto mucho más ajustado a la realidad nacional, es decir, a las necesidades reales y concretas de la educación chilena, del aula y de los niños, niñas y jóvenes de este país.

Precisó que el primer proyecto presentado parecía más bien un conjunto de ideas exógenas, foráneas, aplicadas sin contexto alguno a la realidad chilena, sin mayor diálogo con la realidad de los docentes del país, con sus expectativas y mucho menos las propuestas construidas a la luz del debate colectivo y la experiencia del ejercicio de la profesión. Sin ir más lejos, expresó que hace poco han constatado que el primer proyecto presentado era más bien un calco y copia de las recomendaciones de la OCDE al Sistema de Evaluación Docente de Chile en el cual se sugieren modificaciones al amparo de conceptos como rendición de cuentas y certificación de los docentes. Así, se propone tomar las pruebas AVDI (una prueba disciplinar) y AEP (un portafolio enriquecido) y hacerlas obligatorias a todo el profesorado bajo un sistema de tramos y aumento en las remuneraciones.

Afirmó que aunque como gremio valoran el trabajo de la OCDE y sus conclusiones, estiman que sus observaciones y recomendaciones deben traducirse a la realidad nacional, a la tradición y las prácticas y conceptos de quienes día a día ejercen la profesión. Este esfuerzo requiere diálogo efectivo y enriquecimiento colectivo, y no tiene dudas que fue esto lo que no tenía el primer proyecto. Asimismo, enfatizó que la fuerza de los hechos ha demostrado que la carrera docente que hoy se tiene, cuenta con muchos más consensos que al principio, entregándole un sentido más orientado al desarrollo profesional, al apoyo y no sólo a la rendición de cuentas.

Sobre las indicaciones presentadas por el Ejecutivo, apuntó que en general son positivas y cumplen con los compromisos adoptados en las mesas tripartitas, es decir, existe un efectivo rediseño del proyecto de ley. Sin embargo, no puede dejar de mencionar algunas cuestiones que no pueden quedar fuera y sobre las que es imperativo legislar:

Es necesario regular de mejor manera el uso de las horas no lectivas, deben explicitarse sus usos y dar prioridad al trabajo relacionado con el aula. Debe concretarse realmente el compromiso de proporción 60/40 en las escuelas vulnerables y establecer mecanismos realistas para el avance progresivo en horas no lectivas para el conjunto del sistema. Aseveró que es evidente que la dependencia de las horas no lectivas a los ciclos económicos del país no va en la línea de garantizar derechos a las personas: la buena educación de los niños no puede depender de los ciclos de la economía mundial y la especulación financiera. El Estado debe entregar certezas y no incertidumbres en áreas tan estratégicas y básicas como la educación.

Se debe tener en cuenta la transparencia de los instrumentos para la progresión en la carrera. Afirmó que como Colegio han planteado insistentemente que, para que un sistema de evaluación sea formativo y profesionalizante debe ser explicito, es decir, debe construirse en consenso con los involucrados, puesto que el objetivo es que los propios docentes identifiquen sus fortalezas y debilidades y cuenten con los apoyos necesarios para mejorar sus prácticas pedagógicas. Para esto es esencial que el proyecto fundamente los puntajes e instrumentos que propone, cosa que no está hecha en el proyecto de ley.

Para la progresión en la carrera insistió en ocupar todos los instrumentos de la evaluación docente y no solo el portafolio. No ve que exista diálogo entre la ley de Evaluación Docente y el Sistema de Reconocimiento y Desarrollo Profesional, y se preguntó cuál es el motivo pedagógico para no reconocer el trabajo del evaluador par, del informe de terceros y la auto evaluación, pese a que estos instrumentos entregan una visión más amplia y completa del ejercicio profesional, dejarlos fuera de la carrera por cálculo económico le parece inconducente. Lo mismo se debiese aplicar para el encasillamiento de los docentes en ejercicio.

En relación a la salida del sistema, afirmó que existe consenso en que un plan permanente de incentivo al retiro resuelve muchos de los problemas que tiene el actual sistema. Por un lado mejora las condiciones en que un docente jubila y, por otro, contribuye a la renovación de las plazas disponibles, ayudando a descomprimir el sistema. Estimó que un plan permanente de incentivo al retiro debe verse como una política a largo plazo que ayudará al conjunto del sistema y no solo a quienes están en edad de retirarse.

Finalmente, expresó que en el proyecto original, si un profesor no lograba avanzar del tramo inicial tras determinados intentos, salía del sistema, pero en cuatro años podía volver y rendir nuevamente los instrumentos. En la indicación que envía el Ejecutivo, este profesional debe, en la práctica, abandonar permanentemente la profesión. Existen indicaciones de los parlamentarios que mejoran el mecanismo y establecen plazos para apelar, puesto que no hay antecedentes en ninguna profesión donde se inhabilite el título profesional permanentemente.

Sobre el ingreso de las educadoras de párvulos y educadoras diferenciales, las indicaciones no clarifican las gradualidades y el ingreso con plenos derechos. El Estado está haciendo enormes esfuerzos por avanzar en cobertura y calidad de la educación preescolar y diferencial, por lo que es fundamental alinear estos esfuerzos con el apoyo y mejoramiento de las condiciones de las y los profesionales que se desempeñan en esas áreas.

Asimismo, manifestó que han planteado la necesidad de incorporar a la carrera a los técnicos de nivel superior, y valoró que haya una indicación parlamentaria que respalde esa propuesta, esperando que tenga aceptación en la deliberación.

También estimó fundamental apoyar la reposición de la derogación de los aspectos del artículo 46, letra g), de la ley General de Educación, que permiten a cualquier profesional el ejercicio de la profesión docente. Apuntó que es contradictorio con un proyecto que apunta fortalecer la profesión, permitir libremente el ejercicio de la misma sin haber estudiado pedagogía. Existe toda una normativa que acredita y permite a profesionales no docentes para ejercer la profesión en caso de que no haya un pedagogo idóneo que lo pueda hacer, pero esto no tiene que ver con liberar el ejercicio de la pedagogía a todos los profesionales.

3. Director Ejecutivo de la Fundación Elige Educar, señor Hernán Hochschild Ovalle.

El señor Hochschild expresó que este proyecto de Política Nacional Docente es un avance importante, que cambia para bien la realidad del profesorado en Chile, ya que propone una política docente integral que abarca el grueso de las dimensiones de la profesión docente y una política universal para todos los educadores cuando el proyecto esté en régimen. Además, de que una nueva formación inicial es una potente señal de valoración a la profesión docente.

Sin embargo, estimó que aún hay puntos importantes a mejorar para lograr una carrera docente atractiva, equitativa, selectiva y formativa. Debe ser equitativa, porque debe atraer y retener a los mejores profesionales a los establecimientos de mayor complejidad social y, atractiva, porque debe reconocer como corresponde a los docentes y atraer a los mejores estudiantes a la profesión docente. Además, debe ser una carrera para la mejora (formativa y selectiva), dando espacios para el constante mejoramiento de los profesores.

En relación a la promoción de una carrera equitativa, propuso una carrera docente más atractiva para profesores que ejerzan en establecimientos con concentración de alumnos prioritarios igual o superior al 45% de vulnerabilidad, permitiendo llegar al tramo avanzado luego de 2 años de ejercicio; alcanzar el tramo experto I con 4 años de ejercicio en el tramo avanzado, es decir, con mínimo 6 en total, y alcanzar el tramo experto II con mínimo 2 años de ejercicio en el tramo experto I y con mínimo 8 años de ejercicio profesional. Asimismo, precisó que los requisitos para acceder a asignación por alumnos prioritarios deben reconocer que también son vulnerables los establecimientos con una concentración de estudiantes menor al 60%, pero mayor al 15%, usando criterios de la ley SEP.

Por otro lado, apuntó que en educación inicial existe el riesgo de desvalorizar la profesión y mermar planes de mejora del coeficiente técnico. Llamó a adelantar el ingreso de establecimientos de educación parvularia no escolares que cumplan con el reconocimiento oficial; aclarar las remuneraciones de los educadores de párvulos; extender el aumento de horas no lectivas del 40% a NT1 y NT2; trabajar el tema de las horas no lectivas en salas cunas y jardines infantiles, y crear una inducción y sistema de reconocimiento que responda a las particularidades de la educación inicial.

En relación a la promoción de una carrera atractiva, instó a un sistema de avance que permita que habiendo cumplido los tiempos mínimos por tramos, en los niveles avanzado y experto I, poder evaluarse cada dos años, en caso de no pasar de tramo. Además, de permitir evaluaciones voluntarias de particulares subvencionados mientras no ingresan al sistema de desarrollo profesional, entre otros.

Para la existencia de un plan nacional docente que promueva la mejora, estimó como necesario excluir la calificación “D” de los requisitos para alcanzar el nivel esperado (avanzado), de modo de hacer obligatoria la llegada a ese tramo con causal de salida del aula; en el caso de un profesor en ejercicio, encasillado en inicial o temprano, que tiene 9 años y con un máximo 3 intentos para alcanzar el tramo avanzado, y en el caso de un profesor que ingresa al sistema con los nuevos requisitos de selección, deberá tener 6 años con 3 intentos.

Siguiendo una carrera docente para la mejora, propuso un cambio en los requisitos de ingreso a carreras de educación, esto es:

-Obtener 550 puntos promedio PSU en lenguaje y matemáticas, lo cual corresponde al tercio superior de rendimiento académico en la prueba estandarizada de selección universitaria.

-Pertenecer al 30% superior del ranking de su establecimiento y obtener un promedio mayor a 500 puntos PSU entre lenguaje y matemáticas.

-Obtener un promedio mayor a 500 puntos PSU entre lenguaje y matemáticas y haber sido seleccionado por un proceso que mida conocimientos y habilidades alternativas, definidas según reglamento respectivo, el cual haya sido aprobado por la Consejo Nacional de Educación.

-Pertenecer 5% superior del ranking de su establecimiento.

Enfatizó que el tiempo en la escuela es un factor clave para la mejora, e instó a dejar de evaluarse obligatoriamente, tanto en el proceso de reconocimiento como en la evaluación docente, después de alcanzar el tramo avanzado. Además, de que si cumplen los requisitos para acceder a una etapa, pero no los requisitos de experiencia laboral, que se tenga la posibilidad de no rendir nuevamente los instrumentos, y destinar el aumento de las horas no lectiva solo a labores del quehacer de aula (planificación y evaluación).

Finalmente, expresó que esta es una política que va en la dirección correcta y que todavía puede desarrollar su mayor potencial, siendo importante que no se pierda el foco de que es una política para los profesores y por los niños y que este proyecto de ley es fundamental para la mejora del sistema educativo. Un sistema de mejora docente es un sistema para la calidad de la educación.

C) Votación en particular.

A continuación, se dio inició a la votación en particular en el siguiente orden:

ARTÍCULO 1°

Introduce modificaciones al decreto con fuerza de ley N° 1, de 1997, del Ministerio de Educación, que fija el texto refundido, coordinado y sistematizado de la ley N° 19.070.

Numeral 1)

Intercala, a continuación de la expresión Título I Normas Generales, y antes del artículo 1°, las siguientes expresiones “Párrafo I” y “Ámbito de Aplicación”.

Se presentó una indicación de los diputados González, Girardi, Provoste y Morano, para modificar el nombre del Título I denominado “Normas Generales” por el de “Normas Generales y Principios”, e intercalando entre la expresión “Normas Generales y Principios” y el artículo 1° el epígrafe “Parrafo I” denominado “Ámbito de Aplicación”.

El diputado González expresó que ha propuesto un conjunto de principios en el artículo 4°, que buscan darle sentido a este proyecto. Asimismo, se alegró que el Ejecutivo presentara un conjunto de principios que se asemejan a los mismos. Precisó que en esta indicación sólo se cambia el título incorporando el vocablo “principios”.

La Ministra Delpiano precisó que los principios están referidos a la carrera docente, y que introducirlos en el Título I, les otorga un carácter más general.

El diputado Bellolio puntualizó que el artículo 19 del Título III dice relación con la carrera docente y que en el Título I no caben principios. Además, debe discutirse su contenido en particular.

Puesta en votación resultó rechazada con el voto en contra de los diputados Bellolio, Espinoza, Romilio Gutiérrez, Hoffmann, José Antonio Kast, Felipe Kast y Venegas. A favor votó la diputada Provoste y se abstuvieron los diputados Girardi, González, Jackson, Robles y Vallejo (1-7-5).

Puesto en votación el N° 1) resultó aprobado por unanimidad de votos de los diputados Bellolio, Espinoza, Girardi, González, Romilio Gutiérrez, Hoffmann, Jackson, José Antonio Kast, Felipe Kast, Provoste, Robles, Venegas y Vallejo (13-0-0).

Numeral 2)

Modifica el artículo 2°.

Se presentó una indicación de los diputados Bellolio, Romilio Gutiérrez, Hoffmann, Felipe Kast, José Antonio Kast y Edwards, para reemplazar la letra a) del numeral 2) del artículo primero por el siguiente:

“a) Reemplázase, en el inciso primero la frase “, Universidades o Institutos Profesionales” por “y Universidades”.

El diputado Bellolio precisó que esta indicación es meramente formal y tiene por objeto mejorar la redacción del proyecto, toda vez que de aprobarse tal cual queda una preposición “y” sin sentido.

El diputado Robles expresó este artículo es de suma importancia debiendo existir absoluta claridad y no dar lugar a dudas.

La diputada Provoste manifestó que eliminar en este artículo como profesionales de la educación a quienes posean el título concedido por escuelas normales es muy complejo de acuerdo a lo que ha sido simbólicamente este tipo de educación en Chile. Estimó de suma relevancia que se mantenga en la ley.

El señor Patricio Espinoza precisó que mantener la expresión de escuelas normales es necesario porque aún existen y su eliminación podría confundir. En relación a los institutos profesionales, estimó que lo que se hace es reconocerlos en la carrera docente. La transitoriedad dice relación con quienes están estudiando en la actualidad.

Puesta en votación resultó aprobada por unanimidad de votos de los diputados Bellolio, Espinoza, Girardi, González, Romilio Gutiérrez, Hoffmann, Jackson, José Antonio Kast, Felipe Kast, Provoste, Robles, Venegas y Vallejo (13-0-0).

Se presentó otra indicación de los diputados Vallejo, Teillier, Daniel Núñez, Hugo Gutiérrez y Cariola para reemplazar el literal a) del numeral 2) del artículo 1° del proyecto por el siguiente:

“a) Suprímase en el inciso primero la frase “o institutos profesionales”.

La indicación se dio por rechazada en virtud de lo dispuesto por el artículo 296 del Reglamento de la Corporación, que impide poner en votación indicaciones que sean contradictorias con las ideas ya aprobadas de un proyecto de ley.

Se presentó una indicación de los diputados Vallejo, Teillier, Daniel Núñez, y Cariola, para reemplazar la frase final del artículo primero, literal b) del numeral 2) que dice: “concedido por Institutos Profesionales reconocidos por el Estado, de conformidad a las normas vigentes al momento de su otorgamiento”, por la siguiente frase: “de educadores (as) de párvulos y los (as) técnicos de educación parvularia concedido por Institutos Profesionales o Centros de Formación Técnica reconocidos por el Estado, de conformidad a las normas vigentes al momento de su otorgamiento.”.

La Presidenta de la Comisión, en uso de sus facultades, la declaró inadmisible en conformidad con el inciso tercero del artículo 65 de la Constitución Política de la República.

Puesto en votación el numeral 2), resultó aprobado por unanimidad de votos de los diputados Bellolio, Espinoza, Girardi, González, Romilio Gutiérrez, Hoffmann, Jackson, José Antonio Kast, Felipe Kast, Provoste, Robles, Venegas y Vallejo (13-0-0).

Numerales 3) y 4)

3) Elimina la expresión “Título II Aspectos Profesionales”.

4) Sustituye la expresión “Párrafo I” por “Párrafo II”, pasando los actuales párrafos II, III y IV del Título II, a ser párrafos III, IV y V del Título I.

Puestos en votación conjunta, resultaron aprobados por unanimidad de votos de los diputados Bellolio, Espinoza, Girardi, González, Romilio Gutiérrez, Hoffmann, Jackson, José Antonio Kast, Felipe Kast, Provoste, Robles, Venegas y Vallejo (13-0-0).

Numeral nuevo, que pasa a ser 5)

Se presentó una indicación del diputado Espinoza, para sustituir el artículo 4° por el siguiente:

“Artículo 4°: Sin perjuicio de las inhabilidades señaladas en la Constitución y la ley, no podrán ejercer labores docentes quienes sean condenados por alguno de los delitos contemplados en la ley N° 20.000 y 20.357 y en los Párrafos 3 y 4 del Título III, en los párrafos 1, 2, 4, 5, y 6 del Título VII y en los Párrafos 1, 2 y 5 bis, del Título VIII del Libro Segundo del Código Penal.

En caso de que el profesional de la educación sea acusado por alguno de los delitos señalados en el inciso anterior, podrá ser suspendido de sus funciones, con o sin derecho a remuneración total o parcial, por el tiempo que se prolongue el procedimiento”.

El diputado Bellolio llamó a ser coherente con la ley de inclusión o en su defecto, que se haga referencia a ella, a fin de mantener la uniformidad.

La diputada Girardi consultó si la palabra “acusado” se encuentra bien empleada y es consecuente con la ley penal.

El señor Patricio Espinoza manifestó que atendiendo que el espíritu de la indicación es actualizar la normativa y hacerla coincidir con la ley de inclusión, los equipos jurídicos deben estudiarla.

El diputado Espinoza reformuló su indicación, que también fue suscrita por el diputado Letelier, para sustituir el artículo 4°, por el siguiente:

Artículo 4°: Sin perjuicio de las inhabilidades señaladas en la Constitución y la ley, no podrán ejercer labores docentes quienes sean condenados por alguno de los delitos contemplados en la ley N° 20.000; en la ley N° 20.066; en la ley N° 20.357; en los párrafos 1, 2, 4, 5, 6 y 8 del Título VII; en los párrafos 1, 2, en los artículos 395 a 398 del párrafo 3 y en el párrafo 5 bis del Título VIII, y en los artículos 433, 436 y 438 del Título IX, todos del Libro Segundo del Código Penal, y los que se encontraren inhabilitados de acuerdo al artículo 39 bis del mismo Código.

En caso de que el profesional de la educación sea sometido a la medida cautelar de prisión preventiva en una investigación por alguno de los delitos señalados en el inciso anterior, podrá ser suspendido de sus funciones, con o sin derecho a remuneración total o parcial, por el tiempo que se prolongue la medida cautelar”.

El señor Patricio Espinoza precisó que de acuerdo a la ley General de Educación ya no son idóneos moralmente los condenados por la ley N° 20.000 para trabajar en establecimientos educacionales reconocidos oficialmente por el Estado. Además, el inciso segundo de la indicación replica una norma ya existente en el artículo 4° del estatuto docente y lo moderniza al actualizar la expresión encargatoria de reo.

Puesta en votación resultó aprobada por el voto favorable de los diputados Bellolio, Espinoza, Letelier (en reemplazo de Girardi), González, Romilio Gutiérrez, Provoste y Venegas. Se abstuvieron los diputados Jackson, Robles y Vallejo (7-0-3).

Se presentó una nueva indicación del diputado Robles para agregar un inciso tercero, nuevo, a la indicación del diputado Espinoza, del siguiente tenor: “Sin perjuicio de lo anterior, en el caso de la condena por la ley N° 20.000 la inhabilidad se establecerá sólo en el caso de que una pena aflictiva se imponga”.

Puesta en votación resultó rechazada con el voto en contra de los diputados Bellolio, Romilio Gutiérrez, Hoffmann y Provoste. A favor votaron los diputados González, Jackson, Robles y Vallejo (4-4-0).

Numeral nuevo

Se presentó una indicación de los diputados González, Girardi, Provoste y Morano para:

a) Intercalar después del artículo 4° un “Párrafo II”, nuevo denominado “Principios de la Profesión y carrera docente”.

b) Agregar a continuación del artículo 4° los siguientes artículos 4° bis, 4° ter, 4° quáter, 4° quinquies, 4° sexies, 4° septies, 4° octies, 4° nonies y 4° decies:

“Artículo 4° bis.- Principios de la carrera docente. La carrera docente es un sistema que tiene por finalidad formar profesionales autónomos en permanente y continuo perfeccionamiento en sus conocimientos específicos y saberes pedagógicos ; que se construye principalmente desde el aula y la escuela entendida como comunidad de aprendizaje ; que promueve armónicamente el esfuerzo personal y el trabajo colaborativo de docentes, alumnos y otros actores de la comunidad escolar ; que en su progresión temporal regula los niveles profesionales y de retribución que pueden alcanzar los docentes desde el inicio de su labor hasta su retiro, todo ello con el propósito único de proporcionar a los alumnos una educación integral y de excelencia orientada a su felicidad y pleno desarrollo como seres humanos y de potenciar su contribución solidaria a la sociedad.”

“Artículo 4° ter.- Autonomía profesional. Dentro de los límites fijados por la presente ley y del Proyecto Educativo Institucional, los profesionales de la educación gozarán de autonomía para organizar las áreas fundamentales de conocimiento definidas para cada nivel, proponer creativamente actividades y contenidos optativos dentro de las áreas de libre elección , adaptar los contenidos que sean pertinentes a las necesidades y características regionales y locales, adoptar métodos de enseñanza y organizar actividades formativas, culturales y deportivas, en el marco de los lineamientos que establezca el Ministerio de Educación.”

“Artículo 4° quáter.- Formación continua. La formación de los profesionales de la educación tiene por objeto el cultivo constante de sus capacidades y talentos y su perfeccionamiento permanente. Para ello los profesionales de la educación tienen derecho a acceder a actividades y programas gratuitos de acuerdo a las necesidades de los alumnos, de las unidades educativas y las comunidades locales en las que ejercen su quehacer profesional. La formación proporcionada a los docentes tendrá los siguientes fines generales:

a) Formar a los educadores en elevados estándares de las distintas ramas del conocimiento científico, humanista, artístico y ético;

b) Mejorar sus capacidades para guiar y dirigir los procesos de enseñanza y aprendizaje de los alumnos y reforzar constantemente el ejercicio de su profesionalidad;

c) Desarrollar la teoría y la práctica pedagógica como parte fundamental del saber del educador;

d) Fortalecer su capacidad de investigación en el campo pedagógico y en el saber específico;

e) Desarrollar sus habilidades y capacidades humanas, emocionales, comunicacionales y de liderazgo para el ejercicio de la labor educativa.”

“Artículo 4° quinquies.- Calidad de la educación. La profesión y la carrera docente estarán orientadas a proporcionar a los alumnos una educación de calidad.

Se entiende por educación de calidad aquella que:

a) Propende al desarrollo de la capacidad analítica, crítica, reflexiva y creativa del alumno y contribuye a su desarrollo integral como ser humano en sus dimensiones volitivas, motoras, emocionales y afectivas, sociales y cognitivas;

b) Cultiva y mantiene los más elevados estándares de actualización respecto de los avances del saber científico, tecnológico y de la creación cultural.

c) Promueve la colaboración y participación de los educandos como sujetos activos del progreso económico, social y cultural del país;

d) Fomenta los hábitos y métodos de investigación y evaluación del proceso educativo.

e) Promueve el respeto y la protección de los derechos humanos.”

“Artículo 4° sexies.- Trabajo en red y Colaborativo. Junto con el aprendizaje y práctica individual, el quehacer pedagógico es de carácter colaborativo. Por ello se deben generar ambientes de trabajo en que los docentes trabajan entre si, aprenden en colectivo, se fortalecen en red, se refuerzan mutuamente en su quehacer, aprenden a mejorar, generando comunidades de aprendizaje y ambientes de confianza y de respeto por la diversidad y protagonismo de los actores del proceso educativo, por el enriquecimiento de sus talentos y capacidades, y por el fortalecimiento de la identidad y carácter de sus proyectos educativos.”

“Artículo 4° septies.- Felicidad, satisfacción personal y responsabilidad. La labor educativa requiere altos niveles de compromiso y motivación de los docentes. Ello requiere que el trabajo educativo se realice en un contexto de confianza mutua, de respeto y reconocimiento por la identidad del otro, otorgando a cada docente, sus alumnos, apoderados, asistentes de la educación y a todos los miembros de la comunidad escolar la posibilidad de desarrollar al máximo sus capacidades en un clima de satisfacción y realización personal. La carrera profesional docente debe estar motivada permanentemente en alcanzar un nivel superior de desempeño, satisfaciendo la necesidad humana de reconocimiento, logro y progreso de sus realizadores, lo que permite exigir los máximos niveles de compromiso asociados a responsabilidad.”

“Artículo 4° octies.- Innovación permanente. La profesión docente es cada día diferente, exige disciplina, entrega, flexibilidad e innovación permanente. Cada contexto de aprendizaje plantea la necesidad de renovar continuamente contenidos, métodos y formas de motivar y despertar el interés del alumno, de incentivar su compromiso con el proceso de enseñanza-aprendizaje y de lograr un ambiente y clima escolar incentivador y estimulante para aprendizajes significativos.”

“Artículo 4° nonies.- Equidad de oportunidades. Junto con reconocer y asegurar oportunidades de desarrollo profesional a l@s docentes, la carrera debe promover la distribución equilibrada y equitativa de los docentes en el territorio y armonizar el progreso de los educadores con el de los establecimientos educacionales en que ellos ejercen.”

“Articulo 4° decies.- Recursos proporcionados y suficientes. Para asegurar el cumplimiento de los fines y de la misión de la función docente, el Estado deberá velar por la cualificación, formación y promoción de los profesionales de la educación, asegurando los recursos e instrumentos necesarios para la innovación e investigación educativa, las condiciones básicas para la docencia y el estímulo a la evaluación permanente del proceso educativo.”

El señor Patricio Espinoza explicó que los principios se recogen en el nuevo artículo 19 propuesto en las indicaciones del Ejecutivo.

Puesta en votación resultó rechazada con el voto en contra de los diputados Bellolio, Espinoza, Romilio Gutiérrez, José Antonio Kast y Felipe Kast. A favor votaron los diputados Girardi, González, Provoste y Robles. Se abstuvieron los diputados Jackson Venegas y Vallejo (4-5-3).

Numeral 5), que pasa a ser 6)

Modifica el artículo 5°.

Puesto en votación en numeral 5) resultó aprobado por unanimidad de votos de los diputados Bellolio, Espinoza, Girardi, González, Romilio Gutiérrez, Jackson, José Antonio Kast, Provoste, Robles, Venegas y Vallejo (11-0-0).

Numeral nuevo, que pasa a ser 7)

Se presentó una indicación del Ejecutivo para intercalar un numeral 6), nuevo, adecuándose la numeración correlativa:

“6) Modifícase el artículo 6°, en el siguiente sentido:

a) Reemplázase en su inciso primero la expresión “prebásico” por “parvulario”.

b) Reemplázase el literal b) del inciso segundo por el siguiente:

“b) Actividades curriculares no lectivas: aquellas labores educativas complementarias a la función docente de aula, relativa a los procesos de enseñanza-aprendizaje, considerando, entre otras, la preparación y seguimiento de las actividades de aula, la evaluación de los aprendizajes de los y las estudiantes, y las gestiones derivadas de la función de aula; así como también, las labores de desarrollo profesional y trabajo colaborativo entre docentes, en el marco del Proyecto Educativo Institucional y del Plan de Mejoramiento Educativo del establecimiento, cuando corresponda.

Asimismo, considera aquellas actividades profesionales que contribuyen al desarrollo de la comunidad escolar, como la atención de estudiantes y apoderados; actividades asociadas a la responsabilidad de jefatura de curso, cuando corresponda; el trabajo en equipo con otros profesionales del establecimiento; las actividades complementarias al plan de estudios o extraescolares; las actividades vinculadas con organismos o instituciones del sector que incidan directa o indirectamente en el proceso educativo; y otras análogas que sean establecidas por la dirección con acuerdo del Consejo de Profesores.

Un reglamento dictado por el Ministerio de Educación determinará aquellas labores y actividades comprendidas dentro de aquellas señaladas en el inciso anterior.

Corresponderá a los directores de establecimientos educacionales velar por la adecuada distribución de la jornada docente y asignación de tareas, de modo tal que las horas no lectivas sean efectivamente destinadas a los fines señalados precedentemente.”.”

Posteriormente, se presentó una nueva indicación del Ejecutivo para agregar un numeral 6) nuevo, adecuándose la numeración correlativa, ya que retiró la formulada precedentemente:

“6) Modifícase el artículo 6° en el siguiente sentido:

a) Reemplázase en su inciso primero la expresión “pre básico” por “parvulario”.

b) Reemplázase el literal b) del inciso segundo por el siguiente:

“b) Actividades curriculares no lectivas: aquellas labores educativas complementarias a la función docente de aula, relativa a los procesos de enseñanza-aprendizaje, considerando, entre otras, la preparación y seguimiento de las actividades de aula, la evaluación de los aprendizajes de los y las estudiantes, y las gestiones derivadas directamente de la función de aula; así como también, las labores de desarrollo profesional y trabajo colaborativo entre docentes, en el marco del Proyecto Educativo Institucional y del Plan de Mejoramiento Educativo del establecimiento, cuando corresponda.

Asimismo, considera aquellas actividades profesionales que contribuyen al desarrollo de la comunidad escolar, como la atención de estudiantes y apoderados vinculada a los procesos de enseñanza; actividades asociadas a la responsabilidad de jefatura de curso, cuando corresponda; trabajo en equipo con otros profesionales del establecimiento; actividades complementarias al plan de estudios o extraescolares de índole cultural, científica o deportiva; actividades vinculadas con organismos o instituciones públicas o privadas, que contribuyan al mejor desarrollo del proceso educativo y al cumplimiento del Proyecto Educativo Institucional y del Proyecto de Mejoramiento Educativo, si correspondiere; y otras análogas que sean establecidas por la dirección, previa consulta al Consejo de Profesores.

Un reglamento dictado por el Ministerio de Educación determinará aquellas labores y actividades comprendidas dentro de aquellas señaladas en el inciso anterior.

Corresponderá a los directores de establecimientos educacionales velar por la adecuada asignación de tareas, de modo tal que las horas no lectivas sean efectivamente destinadas a los fines señalados precedentemente. Para lo anterior, en la distribución de la jornada docente propenderán a asignar las horas no lectivas en bloques de tiempo suficiente para desarrollar actividades de esta naturaleza en forma individual y colaborativa.”.

Puesta en votación resultó aprobada con el voto a favor de los diputados Bellolio, Espinoza, Girardi, González, Romilio Gutiérrez, Hoffmann, Provoste, Robles, Venegas y Vallejo. Se abstuvo el diputado Jackson (10-0-1).

La Presidenta, en uso de sus facultades, declaró inadmisibles las siguientes indicaciones:

1. De los diputados Bellolio, Romilio Gutiérrez, Hoffmann, Felipe Kast, José Antonio Kast y Edwards para intercalar en el artículo primero del proyecto el siguiente numeral 6) nuevo, pasando el actual a 6) a ser 7) y así sucesivamente:

“6) Reemplazase el artículo 6° letra b), del decreto con fuerza de ley N° 1, de 1997, del Ministerio de educación por el siguiente:

b) Actividades curriculares no lectivas: aquellas labores educativas complementarias de la función docente de aula, que dicen relación a su labor para la preparación de la enseñanza, labores docentes administrativas del establecimiento educacional y relación con el estudiante, familia y comunidad, cuyas actividades pueden ser ejemplificarse como: planificación de clases, creación de material, corrección y retroalimentación de evaluaciones, trabajo colaborativo entre pares y equipo directivo, perfeccionamiento docente, consejo de profesores, reuniones de trabajo, trabajo administrativo derivado de la docencia, actividades coprogramáticas y culturales, atención a estudiantes, atención a apoderados, coordinación con equipo psicosocial y otras actividades vinculadas con organismos o acciones propias del quehacer docente.

Para dar cumplimiento adecuadamente a las funciones que se señalan en el inciso anterior y resguardo de los procesos para la calidad de la enseñanza, los Directores de establecimientos educacionales deberán velar por el respeto del tiempo no lectivo no asignando labores no docentes de inspectoría, cuidado de las instalaciones educacionales, o similares, debiendo asimismo organizar los horarios para el adecuado desarrollo de la labor docente no lectiva en bloques completos.”.

2. Del diputado Jackson para intercalar el siguiente numeral 6) nuevo, pasando el actual a 6) a ser 7) y así sucesivamente:

“6) Reemplázase el artículo 6° letra b), por el siguiente:

“Actividades curriculares no lectivas: aquellas labores educativas complementarias a la función docente de aula -como la planificación de clases, preparación de material, correcciones y retroalimentación de evaluaciones, trabajo colaborativo, trabajo con jefe de unidad técnico pedagógica, capacitaciones y desarrollo docente-, las labores de establecimiento -tales como la participación del Consejo de profesores, labores de inspectoría y reemplazos, trabajo administrativo, actividades copogramáticas y culturales, actividades extraescolares y proyectos escolares, actividades vinculadas con organismos o instituciones del sector que incidan directa o indirectamente en la educación-; y aquellas labores relacionadas con el fortalecimiento de la comunidad escolar- como la atención de estudiantes, atención de apoderados, trabajo con equipo psicosocial, las jefaturas de curso, entre otros.”

3. Del diputado Robles para agregar al inciso sexto de la indicación del Ejecutivo después del punto final que pasa a ser seguido, la frase “Dicho reglamento deberá estar dictado en un plazo de 6 meses desde la promulgación de la ley.”

Numeral 6), que pasa a ser 8)

Modifica el artículo 7°

Se presentó una indicación de las diputadas Girardi y Provoste para agregar en el inciso segundo del artículo 7°, después del punto aparte que pasa a ser seguido lo siguiente:

“En tanto tal, será el responsable de velar por la participación de la comunidad escolar, convocándola en las oportunidades y con los propósitos previstos por la ley”.

El diputado Bellolio precisó que la expresión “En tanto tal” implica que ello es la función principal del director. Llamó a usar otra expresión como “asimismo” o “en consecuencia”.

La diputada Girardi expresó que en tanto tal, se refiere a en cuanto a la calidad y función de director.

Finalmente, la Comisión acordó por unanimidad reemplazar la frase “En tanto tal” por “En consecuencia”.

Puesta en votación la indicación, resultó aprobada con el voto favor de los diputados Espinoza, Girardi, González, Romilio Gutiérrez, Jackson, Provoste, Robles, Venegas y Vallejo. Se abstuvo el diputado Bellolio (9-0-1).

Puesto en votación el numeral 6) resultó aprobado con el voto a favor de los diputados Espinoza, Girardi, González, Romilio Gutiérrez, Jackson, Provoste, Robles, Venegas y Vallejo. Se abstuvo el diputado Bellolio (9-0-1).

Numeral 7), que pasa a ser 9)

Reemplaza la actual denominación del Párrafo II del Título II, que ha pasado a ser III del Título I, por la siguiente: “Párrafo III Formación para el Desarrollo de los Profesionales de la Educación.”.

Puesta en votación el numeral resultó aprobado por unanimidad de votos de los diputados Bellolio, Espinoza, Girardi, González, Romilio Gutiérrez, Jackson, Provoste, Robles, Venegas y Vallejo (10-0-0).

Numeral nuevo, que pasa a ser 10)

Se presentó una indicación de los diputados Vallejo, Teillier, Daniel Núñez, Hugo Gutiérrez y Cariola, para intercalar un nuevo numeral 7) pasando el actual 7) a ser 8) y así sucesivamente del siguiente tenor:

“7) Intercálese en el inciso primero del artículo 8 bis, entre la frase “un ambiente tolerante” y la frase “y de respeto mutuo.”, lo siguiente: “, sin agobio laboral”.

La Ministra Delpiano enfatizó que se instaló una mesa de trabajo para tratar el tema del agobio laboral docente, que está actualmente trabajando. Asimismo, puntualizó que la ubicación de la indicación no es la adecuada porque podría implicar entrar a detallar qué se entiende por agobio laboral. Consideró preferible ubicarla dentro de los principios generales a los que se propenderá en esta ley. Se comprometió a pedir una definición de agobio laboral a la mesa que luego se incorporará en el segundo trámite del proyecto de ley, pero siempre cuidando el espacio donde debe insertarse.

El diputado Robles precisó que en el informe de resultados y conclusiones de la mesa de agobio laboral docente instalada el 20 de noviembre de 2014, ya se precisó que se entiende por agobio laboral.

Puesta en votación resultó rechazada con el voto en contra de los diputados Bellolio y Romilio Gutiérrez. A favor votaron los diputados Provoste y Robles, y se abstuvieron los diputados Espinoza, Girardi, González, Jackson, Venegas y Vallejo (2-2-6).

Se presentó una nueva indicación de las diputadas Girardi y Provoste para agregar al artículo 8° bis un inciso final, del siguiente tenor:

“En tanto los docentes vean vulnerados los derechos antes descritos podrán realizar una denuncia ante la Superintendencia de Educación, sin perjuicio de las acciones legales que sean procedentes”.

El señor Patricio Espinoza expresó que la indicación propuesta solo explicita una posibilidad que ya se encuentra en la normativa, y no obsta al control de la Dirección del Trabajo, de la Contraloría General de la República o de la Superintendencia de Educación Escolar.

Puesta en votación resultó aprobada por la unanimidad de votos de los diputados Bellolio, Girardi, González, Romilio Gutiérrez, Jackson, Provoste, Robles, Venegas y Vallejo (9-0-0).

Numeral 8), que pasa a ser 11)

Reemplaza el artículo 10.

Puesto en votación el numeral 8) resultó aprobado por la unanimidad de votos de los diputados Bellolio, Girardi, González, Romilio Gutiérrez, Jackson, Provoste, Robles, Venegas y Vallejo (9-0-0).

Numeral 9), que pasa a ser 12)

Reemplaza el artículo 11.

Se presentó una indicación del Ejecutivo para reemplazar el numeral 9), por el siguiente:

“9) Reemplázase el artículo 11 por el siguiente:

“Artículo 11.- Los profesionales de la educación tienen derecho a formación gratuita y pertinente para su desarrollo profesional y la mejora continua de sus saberes y competencias pedagógicas.

Su objetivo es contribuir al mejoramiento continuo del desempeño profesional de los docentes, mediante la actualización y profundización de sus conocimientos disciplinarios y pedagógicos, la reflexión sobre su práctica profesional, y el dominio de nuevas metodologías de enseñanza de acuerdo al contexto en que realiza su labor profesional.

Esta formación considerará la función que desempeñe el profesional respectivo y sus necesidades de desarrollo profesional; como aquellas otras necesidades asociadas al proyecto educativo institucional, al plan de mejoramiento educativo del respectivo establecimiento educacional, si procede y al territorio donde éste se emplaza.”.

La Presidenta de la Comisión, en uso de sus facultades, declaró inadmisibles en conformidad al artículo 65 inciso tercero de la Constitución, las siguientes indicaciones presentadas al numeral 9):

1. De los diputados Provoste, Girardi, González, Venegas y Morano, para reemplazar el numeral 9), por el siguiente:

“Artículo 11: Los profesionales de la educación tienen derecho a formación gratuita y pertinente para su desarrollo profesional y la mejora continua de sus saberes y competencias pedagógicas.

Su objetivo es contribuir al mejoramiento continuo del desempeño profesional de los docentes, mediante la actualización y profundización de sus conocimientos disciplinarios y pedagógicos, el dominio de los instrumentos curriculares vigentes, la reflexión sobre su práctica profesional y social, y el dominio de nuevas metodologías de enseñanza de acuerdo al contexto en que realiza su labor profesional.

Esta formación considerará la función que desempeñe el profesional respectivo y sus necesidades de desarrollo profesional; como aquellas otras necesidades asociadas al proyecto educativo institucional, al plan de mejoramiento educativo del respectivo establecimiento educacional, si procede y al territorio donde éste se emplaza.”.”

2. Del diputado Jackson, para reemplazar el numeral 9), por el siguiente:

“Artículo 11: Los profesionales de la educación tienen derecho a formación gratuita y pertinente para su desarrollo profesional y la mejora continua de sus saberes y competencias pedagógicas.

Su objetivo es contribuir al mejoramiento continuo del desempeño profesional de los docentes, mediante la actualización y profundización de sus conocimientos disciplinarios y pedagógicos, la reflexión sobre su práctica profesional, y el dominio de nuevas metodologías de enseñanza de acuerdo al contexto en que realiza su labor profesional.

Esta formación considerará la función que desempeñe el profesional respectivo y sus necesidades de desarrollo profesional; como aquellas otras necesidades asociadas a la modalidad de enseñanza, al bilingüismo y la impartición del Sector de Aprendizaje Lengua Indígena, al proyecto educativo institucional, al plan de mejoramiento educativo del respectivo establecimiento educacional, si procede y al territorio donde éste se emplaza.”.”

3. Del diputado Rocafull, para remplazar el numeral 9), por el siguiente:

"Artículo 11: El derecho a la formación permanente y de carácter gratuito para el desarrollo de la profesión constituye un derecho inherente para los profesionales de la educación. Es deber del Estado proporcionar las condiciones necesarias para su ejercicio, garantizando una mejora continua en sus conocimientos y competencias pedagógicas.

Su objetivo es contribuir al mejoramiento continuo del desempeño profesional de los docentes, mediante la actualización de conocimientos disciplinarios y pedagógicos, vinculados a su formación y desarrollo profesional, el dominio de instrumentos curriculares vigentes, el desarrollo de mejoras en el trabajo colectivo al interior de la comunidad escolar, y la adquisición de nuevas metodologías y técnicas de enseñanza que puedan incorporar a su labor pedagógica profesional.

Esta formación considerará, entre otros aspectos, la función que desempeñe el profesional respectivo, sus necesidades de desarrollo profesional y especializaciones; aquellas asociadas al proyecto educativo institucional, al plan de mejoramiento educativo, si procede, al respectivo establecimiento educacional, y al territorio y la cultura donde éste se emplaza.".

4. De los diputados Espinosa, Hernando, Jarpa, Meza, Pérez y Robles, para incorporar en el inciso primero del artículo 11, a continuación del término “profesional” la frase “, la que se llevará a cabo de forma gratuita y durante el periodo lectivo de enseñanza”.

5. Del diputado Espinoza para introducir al artículo 11, el siguiente inciso final:

“Los docentes tendrán acceso garantizado a material bibliográfico actualizado, que deberá estar disponibl