Historia de la Ley

Historia de la Ley

Nº 19.894

CONCEDE, POR ESPECIAL GRACIA, LA NACIONALIDAD CHILENA A DON RAÚL FERNANDO ETCHEVERRY BARUCCHI.

Téngase presente

Esta Historia de Ley ha sido construida por la Biblioteca del Congreso Nacional a partir de la información disponible en sus archivos.

Se han incluido los distintos documentos de la tramitación legislativa, ordenados conforme su ocurrencia en cada uno de los trámites del proceso de formación de la ley.

Se han omitido documentos de mera o simple tramitación, que no proporcionan información relevante para efectos de la Historia de Ley.

Para efectos de facilitar la revisión de la documentación de este archivo, se incorpora un índice.

Al final del archivo se incorpora el texto de la norma aprobado conforme a la tramitación incluida en esta historia de ley.

1. Primer Trámite Constitucional: Senado

1.1. Moción Parlamentaria

Moción de Sergio Mariano Ruiz Esquide Jara, José Antonio Viera Gallo Quesney, Carlos Bombal Otaegui y Enrique Zurita Camps. Fecha 30 de abril, 2003. Moción Parlamentaria en Sesión 43. Legislatura 348.

MOCIÓN DE LOS HONORABLES SENADORES SEÑORES RUIZ-ESQUIDE, BOMBAL, VIERA-GALLO Y ZURITA, POR MEDIO DE LA CUAL INICIAN UN PROYECTO DE LEY QUE CONCEDE, POR ESPECIAL GRACIA, LA NACIONALIDAD CHILENA A DON RAÚL FERNANDO ETCHEVERRY BARUCCHI (3230-07)

A V.E. Presidente del Senado Honorable Senador Don Andrés Zaldívar Larraín

Por la presente Moción tengo el honor de presentar a la consideración de esta Honorable Corporación un proyecto de ley, que tiene por objeto otorgar, por especial gracia, la nacionalidad chilena a don Raúl Fernando Etcheverry Barucchi, como un reconocimiento a la valiosa y fructífera labor que durante varias décadas ha realizado en nuestro país, principalmente en actividades académicas, públicas y privadas, contribuyendo al progreso de la salud pública y al desarrollo en el área del conocimiento científico.

Esta especial distinción, contemplada en nuestra Carta Fundamental que constituye el honor más significativo que se puede conferir a un extranjero en Chile, supone un reconocimiento especial reservado a las personas foráneas que, luego de una abnegado trayectoria de vida, se han distinguido por los servicios prestados en diversas actividades ya sea empresariales, intelectuales, artísticas, espirituales, u otras, para el desarrollo y prestigio del país.

Don Raúl Etcheverry Darucchi, nació en Córdoba, Argentina, el 9 de mayo de 1909; de niño llegó a Chile realizando sus estudios en el instituto Nacional, posteriormente, ingresó a la Universidad de Chile. Sus inicios, en el área de la medicina, se remontan a 1931, como ayudante del Policlínico Israelita y dos años más tarde, en el Policlínico de Pediatría del Salto y co-Director de la Cruz Roja de Recoleta. En el año 1933, ingresó como interno al Servicio de Medicina del Hospital del Salvador, alcanzando el titulo de profesor; al año siguiente, es nombrado Jefe del Departamento de Hematología del Servicio de Medicina del profesor Hernán Alessandri de ese establecimiento. En la creación de las Especialidades de la Medicina interna, fue pionero en las ramas de la Hematología Clínica y de la Citopatología.

Recibió su título de Médico en 1034, y su tesis, calificada con distinción máxima, versó sobre la epidemia de Tifus Exantemático: “Estudio clínico y hematológico, constituyendo una gran ayuda para la vida de un número importante de la población asolada por esa enfermedad. Sus conocimientos y estudios han quedado reflejados en numerosas publicaciones de revistas de medicina, 56 nacionales y 20 extranjeras. Su meritoria labor ha sido reconocida a través de numerosos premios: de la Sociedad Médica; del Colegio Médico; de la Sociedad Chilena de Ginecología y Obstetricia; del Laboratorio Winthrop y del Chile. En 1976, obtuvo Medalla de oro de la Sociedad Chilena de Hematología; en 1990, Condecoración de la Cruz del Sur, en el Grado de Gran Cruz, de la Presidencia de la República y, en 1991, de la Sociedad Hematología de Mendoza.

Finalmente, en el año 2000, se le otorgó el Diploma de “La Fundación Social y Educativa Doctor Hernán Alessandri Rodríguez, expresa su admiración, gratitud y cariño al Dr. Raúl Etcheverry Barucchi, excelso clínico, hematólogo, maestro de médicos y especialistas, desde el origen de la Cátedra “E” de Medicina hasta la época actual”,

Su vasta trayectoria y su dedicación y amor por el prójimo, continúa desarrollándose hasta la fecha: Hematólogo, con 11 horas semanales, en el Servicio de Medicina Hernán Alessandri; impartiendo clases de tercero y cuarto año de medicina; integrante de la Comisión de examen teórico de Hematología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile y examinador de pre y post grado.

Ha cumplido 70 años en el ejercicio de su profesión, privilegiando la labor asistencial, de docencia e investigación tanto en los centros de salud como en terreno, lo que constituye un ejemplo de trabajo efectivo y relevante para nuestros conciudadanos.

Como testimonio de las consideraciones precedentes, acompaño a esta presentación el curriculum vitae de don Raúl Etcheverry que da cuenta de todos los antecedentes de lo que ha sido su entrega por el bien de Chile y de sus semejantes.

En mérito a lo expuesto, vengo en presentar, de conformidad a lo dispuesto en el articulo 10, Nº 6, de la Constitución Política de la República, el siguiente proyecto de ley:

“Articulo único: concédese la nacionalidad chilena, por especial gracia, a don Raúl Fernando Etcheverry Barucchi”.

(Fdo.): Carlos Bombal Otaegui, Senador de la República.- Antonio Viera-Gallo Quesney, Senador de la República.- Enrique Zurita Camps, Senador de la República.-

1.2. Informe de Comisión de Derechos Humanos

Senado. Fecha 12 de junio, 2003. Informe de Comisión de Derechos Humanos en Sesión 6. Legislatura 349.

?INFORME DE LA COMISIÓN DE DERECHOS HUMANOS, NACIONALIDAD Y CIUDADANÍA, recaído en el proyecto de ley, en primer trámite constitucional, que concede, por especial gracia, la nacionalidad chilena a don Raúl Fernando Etcheverry Barucchi.

BOLETÍN Nº 3.230-07

HONORABLE SENADO:

Vuestra Comisión de Derechos Humanos, Nacionalidad y Ciudadanía tiene el honor de informaros el proyecto de ley de la referencia que otorga, por especial gracia, la nacionalidad chilena a don Raúl Fernando Etcheverry Barucchi.

La presente iniciativa tuvo su origen en Moción de los Honorables Senadores señores Mariano Ruiz-Esquide, Carlos Bombal, José Antonio Viera-Gallo y Enrique Zurita.

Se dio cuenta del proyecto en análisis en la Sala del H. Senado en sesión del 30 de abril de 2003, disponiéndose su estudio por la Comisión de Derechos Humanos, Nacionalidad y Ciudadanía.

Asistió, especialmente invitado, a la sesión en que la Comisión analizó el presente proyecto, el Honorable Senador señor Mariano Ruiz-Esquide.

----------

Vuestra Comisión, teniendo presente que la iniciativa consta de un artículo único, así como lo prescrito por el artículo 127 del Reglamento del Senado, acordó efectuar y proponer su discusión en general y en particular a la vez.

----------

ANTECEDENTES

Para una adecuada comprensión de la iniciativa, debe tenerse presente lo siguiente:

A.- ANTECEDENTES JURÍDICOS

Constitución Política de la República de Chile.

El artículo, 10 Nº 5 de la Carta Fundamental, establece, al regular las formas de adquisición de la nacionalidad, que son chilenos “Los que obtuvieren especial gracia de nacionalización por ley.”.

B.- ANTECEDENTES DE HECHO

I.- Las pautas básicas para el otorgamiento de la nacionalidad por especial gracia, establecidas por la Comisión de Derechos Humanos, Nacionalidad y Ciudadanía del Senado, a saber:

1.- La nacionalidad por gracia constituye el más alto honor que se puede conferir a un extranjero en nuestro país, en consecuencia, sólo se deberá conceder a personas notables y destacadas, que trasciendan el término regular en el estado de actividad que les es propio.

2.- Para otorgar esta distinción especialísima deberá considerarse la existencia de una vinculación real del beneficiario con la comunidad nacional.

3.- Asimismo, será necesario que la actividad ejercida por el extranjero que se desea honrar se traduzca en un beneficio efectivo y relevante para el país, en el ámbito específico de que se trate y constituya un servicio destacado a la República.

4.- Las actividades del beneficiario deberán haber alcanzado relevancia nacional, independientemente de que hayan tenido lugar en una zona determinada del territorio nacional o se hayan circunscrito a un sector específico de actividad. Resulta útil en este caso recoger el concepto procesal de hecho público y notorio, que es aquél que por evidente, patente, sabido y palmario, no es necesario acreditar.

5.- A los proyectos deberán acompañarse antecedentes escritos y documentos fundantes de la concesión de nacionalidad, pudiendo, por ejemplo, oficiarse al Departamento de Extranjería del Ministerio del Interior con el propósito de obtener las referencias que se estimen conducentes, relativas a la individualización de la persona y su permanencia en nuestro país. Asimismo, puede estimarse como un antecedente valioso para apreciar el grado de reconocimiento comunitario, el haber obtenido otros galardones que premien la labor efectuada en el ámbito respectivo.

6.- Finalmente, debe quedar asentado que el constituyente dispone que este honor se confiera por ley y, en consecuencia, las calidades que justifiquen la dictación de la misma deberán ser expuestas y acreditadas por parte de quien inicie el proyecto de ley respectivo. De esta forma se pretende evitar que se distorsionen los fines del constituyente y que la obtención de la nacionalidad chilena, por especial gracia, pueda dar lugar a prácticas de “lobby” del todo ajenas a tan alta institución.

II.- La Moción que da origen al proyecto en informe señala que esta especial distinción, contemplada en nuestra Carta Fundamental, constituye el honor más significativo que se puede conferir a un extranjero en Chile, supone un mérito especial reservado a las personas foráneas que, luego de una abnegada trayectoria de vida, se han distinguido por los servicios prestados en diversas actividades para el desarrollo y prestigio del país. La valiosa y fructífera labor que durante varias décadas ha realizado en nuestro país don Raúl Etcheverry, principalmente, en actividades académicas, públicas y privadas, contribuyendo al progreso de la salud pública y al desarrollo en el área del conocimiento científico, fundamentan el reconocimiento para otorgarle por ley la nacionalidad por especial gracia.

Don Raúl Etcheverry Barucchi, nació en Córdoba, Argentina, el 9 de mayo de 1909; de niño llegó a Chile realizando sus estudios en el Instituto Nacional, posteriormente, ingresó a la Universidad de Chile. Sus inicios, en el área de la medicina, se remontan a 1931, como ayudante del Policlínico Israelita y dos años más tarde, en el Policlínico de Pediatría del Salto y co-Director de la Cruz Roja de Recoleta. En el año 1933, ingresó como interno al Servicio de Medicina del Hospital del Salvador, alcanzando el título de profesor; al año siguiente, es nombrado Jefe del Departamento de Hematología del Servicio de Medicina del profesor Hernán Alessandri de ese establecimiento. En la creación de las Especialidades de la Medicina Interna, fue pionero en las ramas de Hematología Clínica y de Citopatología.

Recibió su título de Médico en 1934, y su tesis, calificada con distinción máxima, versó sobre la epidemia de Tifus Exantemático: “Estudio clínico y hematológico”, constituyendo una gran ayuda para la vida de un número importante de la población asolada por esa enfermedad. Sus conocimientos y estudios han quedado reflejados en numerosas publicaciones de revistas de medicina, 56 nacionales y 20 extranjeras. Su meritoria labor ha sido reconocida a través de numerosos premios: de la Sociedad Médica; del Colegio Médico; de la Sociedad Chilena de Ginecología y Obstetricia; del Laboratorio Winthrop y del Laboratorio Chile. En 1976, obtuvo Medalla de Oro de la Sociedad Chilena de Hematología; en 1990, Condecoración de la Cruz del Sur, en el Grado de Gran Cruz, de la Presidencia de la República y, en 1991, de la Sociedad de Hematología de Mendoza.

En el año 2000, se le otorgó el Diploma “La Fundación Social y Educativa Doctor Hernán Alessandri Rodríguez, expresa su admiración, gratitud y cariño al Dr. Raúl Etcheverry Barucchi, excelso clínico, hematólogo, maestro de médicos y especialistas, desde el origen de la Cátedra “E” de Medicina hasta la época actual”.

Su vasta trayectoria y su dedicación y amor por el prójimo, continúa desarrollándose hasta la fecha: Hematólogo, con 11 horas semanales, en el Servicio de Medicina Hernán Alessandri; impartiendo clases de tercero y cuarto año de medicina; integrante de la Comisión de examen teórico de Hematología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile y examinador de pre y post grado.

Finalmente, los autores de la Moción concluyen su exposición de los méritos de su patrocinado, destacando que ha cumplido 70 años en el ejercicio de su profesión, privilegiando la labor asistencial, de docencia e investigación tanto en los centros de salud como en terreno, lo que constituye un ejemplo de trabajo efectivo y relevante para nuestros conciudadanos.

Cabe señalar que se adjunta a la iniciativa en análisis, el “curriculum vitae” de don Raúl Etcheverry Barucchi, en el cual consta la extensa gama de actividades, cargos desempeñados y publicaciones que avalan su experiencia durante más de siete décadas de residencia en el país; las distinciones obtenidas en su vida académica y las posiciones honoríficas que le han sido reconocidas en razón de su ejercicio profesional.

DISCUSIÓN GENERAL Y PARTICULAR

Al iniciar el estudio de este proyecto, el Honorable Senador señor Mariano Ruiz-Esquide manifestó que patrocina esta iniciativa con la convicción plena de los excepcionales méritos personales, de su vida dedicada a la formación académica de las generaciones en el área de la hematología y de su abnegada obra solidaria, circunstancia que lo ha distinguido como una de las eminencias académicas de los últimos cincuenta años, y que en la práctica aún apreciamos, ya que actualmente, el señor Etcheverry, a sus 96 años, sigue desempeñándose en sus labores de docencia en la Universidad de Chile.

Por su parte, el Honorable Senador Silva Cimma coincidiendo con Su Señoría destacó que, además de la excelencia académica que reviste el señor Etcheverry, se distingue por una sólida y notable trayectoria intelectual y profesional, constituyendo fundamento suficiente para otorgarle esta especial distinción.

En el mismo sentido se pronunciaron los Honorables Senadores señores Zurita, Coloma y Naranjo.

Considerando lo anterior, vuestra Comisión, tras analizar la iniciativa en informe, y considerando las pautas establecidas sobre el particular, como el honrar excepcionalmente a extranjeros notables y destacados cuya actuación justifique a cabalidad la obtención de la nacionalidad chilena, sin renunciar a la de su origen, llegó a la convicción de que, la trayectoria de don Raúl Fernando Etcheverry Barucchi en diversos campos, y su disposición y entrega durante los 70 años de ejercicio de su profesión en nuestro país, privilegiando la labor asistencial, de docencia e investigación en los centros de salud y en terreno, es una persona que tiene especiales merecimientos para recibir este reconocimiento.

En consecuencia, vuestra Comisión de Derechos Humanos, Nacionalidad y Ciudadanía -luego de someter el asunto a votación secreta, de acuerdo a lo dispuesto en los artículos 31 y 159 del Reglamento de la Corporación- tiene el honor de proponeros, por la unanimidad de sus miembros presentes, que aprobéis, de conformidad a lo preceptuado en el artículo 127 del Reglamento de esta Corporación, en general y particular a la vez, el siguiente proyecto de ley

“PROYECTO DE LEY

Artículo Único: Concédese la nacionalidad chilena, por especial gracia, a don Raúl Fernando Etcheverry Barucchi”.

Acordado en sesión celebrada el día 11 de junio de 2003, con asistencia de sus miembros HH. Senadores señores Enrique Zurita Camps (Presidente), Juan Antonio Coloma Correa, Jaime Naranjo Ortiz y Enrique Silva Cimma.

Sala de la Comisión, a 12 de junio de 2003.

XIMENA BELMAR STEGMANN

Secretario

RESUMEN EJECUTIVO

INFORME DE LA COMISIÓN DE DERECHOS HUMANOS, NACIONALIDAD Y CIUDADANÍA RECAÍDO EN EL PROYECTO DE LEY QUE CONCEDE, POR ESPECIAL GRACIA, LA NACIONALIDAD CHILENA AL SEÑOR RAÚL FERNANDO ETCHEVERRY BARUCCHI (Boletín Nº 3.230-07)

I. PRINCIPALES OBJETIVOS DEL PROYECTO PROPUESTO POR LA COMISIÓN: conceder la nacionalidad por gracia a don Raúl Fernando Etcheverry Barucchi.

II. ACUERDOS: aprobado en general y en particular, por unanimidad.

III. ESTRUCTURA DEL PROYECTO APROBADO POR LA COMISIÓN: se trata de un proyecto de artículo único.

IV. NORMAS DE QUÓRUM ESPECIAL: no hay.

V. URGENCIA: no tiene.

VI. ORIGEN E INICIATIVA: Moción de los Honorables Senadores señores Mariano Ruíz-Esquide, Carlos Bombal, José Antonio Viera Gallo y Enrique Zurita, iniciado en el Senado.

VII. TRÁMITE CONSTITUCIONAL: primer trámite.

VIII. APROBACIÓN POR LA CÁMARA DE DIPUTADOS: -------

IX. INICIO TRAMITACIÓN EN EL SENADO: el 30 de abril de 2003.

X. TRÁMITE REGLAMENTARIO: primer informe.

XI. LEYES QUE SE MODIFICAN O QUE SE RELACIONAN CON LA MATERIA: el artículo 10 Nº 5 de la Constitución Política de la República.

Valparaíso, 11 de junio de 2003.

Ximena Belmar Stegmann

Secretario de la Comisión

1.3. Discusión en Sala

Fecha 01 de julio, 2003. Diario de Sesión en Sesión 7. Legislatura 349. Discusión General. Se aprueba en general y particular.

SESIÓN SECRETA

--Se constituyó la Sala en sesión secreta a las 16:46 para tratar los siguientes asuntos.

--En primer lugar, adoptó resolución sobre el proyecto de ley, en primer trámite constitucional e iniciado en moción de los Senadores señores Ruiz-Esquide, Bombal, Viera-Gallo y Zurita, que concede, por especial gracia, la nacionalidad chilena al señor Raúl Fernando Etcheverry Barucchi.

--En seguida, tomó acuerdo acerca de las solicitudes de rehabilitación de ciudadanía de los señores Jorge Hugo Muza Moreno, José Héctor Angulo Vivar, José Luis Madariaga Céspedes, Andrés Vicente Allende Astudillo, Jaime Enrique Santibánez Maldonado, Ana María Urra Hurtado, María del Carmen Barahona Pinochet y Juan Arcadio Bernal Aguayo.

--Se reanudó la sesión pública a las 17:47.

1.4. Oficio de Cámara Origen a Cámara Revisora

Oficio de Ley a Cámara Revisora. Fecha 01 de julio, 2003. Oficio en Sesión 13. Legislatura 349.

Valparaíso, 1º de Julio de 2.003.

Nº 22.443

A S. E. La Presidente de la H. Cámara de Diputados

Con motivo de la Moción e informe que tengo a honra pasar a manos de Vuestra Excelencia, el Senado ha dado su aprobación al siguiente

PROYECTO DE LEY:

“Artículo único.- Concédese la nacionalidad chilena, por especial gracia, a don Raúl Fernando Etcheverry Barucchi.”.

Dios guarde a Vuestra Excelencia.

ANDRES ZALDIVAR LARRAIN

Presidente del Senado

CARLOS HOFFMANN CONTRERAS

Secretario General del Senado

2. Segundo Trámite Constitucional: Cámara de Diputados

2.1. Informe de Comisión de Derechos Humanos

Cámara de Diputados. Fecha 09 de julio, 2003. Informe de Comisión de Derechos Humanos en Sesión 17. Legislatura 349.

?INFORME DE LA COMISIÓN DE DERECHOS HUMANOS, NACIONALIDAD Y CIUDADANÍA, SOBRE EL PROYECTO DEL SENADO, QUE CONCEDE, POR ESPECIAL GRACIA, LA NACIONALIDAD CHILENA A DON RAÚL FERNANDO ETCHEVERRY BARUCCHI.

BOLETÍN Nº 3230-07 (S)

HONORABLE CÁMARA:

La Comisión de Derechos Humanos, Nacionalidad y Ciudadanía informa el proyecto de ley , en segundo trámite constitucional, que otorga, por especial gracia, la nacionalidad chilena a don Raúl Fernando Etcheverry Barucchi, remitido a esta H. Cámara el 1° de julio de 2003.

Este proyecto tuvo su origen en moción de los H. senadores señores Mariano Ruiz-Esquide, Carlos Bombal, José Antonio Viera-Gallo y Enrique Zurita.

ANTECEDENTES

I. Exigencias de mérito.

La Constitución Política de la República de Chile, en su artículo 10 Nº 5, al regular las formas de adquisición de la nacionalidad, establece que son chilenos “Los que obtuvieren especial gracia de nacionalización por ley.”.

Para estos efectos se ha considerado, tanto en el H. Senado como en la H Cámara de Diputados, por acuerdos adoptados para casos anteriores, que la nacionalidad por gracia constituye el más alto honor que se puede conferir a un extranjero en nuestro país, en consecuencia, sólo se deberá conceder a personas notables y destacadas, que trasciendan el término regular en el estado de actividad que les es propio, así como la existencia de una vinculación real del beneficiario con la comunidad nacional.

Igualmente se estima necesario que la actividad ejercida por el extranjero que se desea honrar, se traduzca en un beneficio efectivo y relevante para el país, en el ámbito específico de que se trate y constituya un servicio destacado a la República. Además, que las actividades del beneficiario hayan alcanzado relevancia nacional, independientemente de que hayan tenido lugar en una zona determinada del territorio nacional o se hayan circunscrito a un sector específico de actividad. Resulta útil en este caso recoger el concepto procesal de hecho público y notorio, que es aquél que por evidente, patente, sabido y palmario, no es necesario acreditar.

Parece indispensable, también, que se acompañen antecedentes escritos y documentos fundantes de la concesión de nacionalidad, tales como informe del Departamento de Extranjería del Ministerio del Interior, relativos a la individualización de la persona y su permanencia en nuestro país. Puede estimarse valioso para apreciar el grado de reconocimiento comunitario, el haber obtenido otros galardones que premien la labor efectuada en el ámbito respectivo.

Finalmente, debe tenerse especialmente presente que el constituyente dispone que este honor se confiera por ley y, en consecuencia, las calidades que justifiquen la dictación de la misma deberán ser expuestas y acreditadas por parte de quien inicie el proyecto de ley respectivo, con el fin de evitar que se distorsionen los fines del constituyente y que la obtención de la nacionalidad chilena, por especial gracia, pueda dar lugar a prácticas del todo ajenas a tan alta institución.

La moción que da origen al proyecto en informe, señala que la valiosa y fructífera labor que durante varias décadas ha realizado en nuestro país don Raúl Etcheverry Barucchi, principalmente, en actividades académicas, públicas y privadas, contribuyendo al progreso de la salud pública y al desarrollo en el área del conocimiento científico, fundamentan el reconocimiento para otorgarle por ley la nacionalidad por especial gracia.

II. Datos biográficos del beneficiario

Don Raúl Fernando Etcheverry Barucchi, nació en Córdoba, Argentina, el 9 de mayo de 1909; de niño llegó a Chile realizando sus estudios en el Instituto Nacional, posteriormente, ingresó a la Universidad de Chile. Sus inicios, en el área de la medicina, se remontan a 1931, como ayudante del Policlínico Israelita y dos años más tarde, en el Policlínico de Pediatría de El Salto y co-Director de la Cruz Roja de Recoleta. En el año 1933, ingresó como interno al Servicio de Medicina del Hospital del Salvador, alcanzando el título de profesor; al año siguiente, es nombrado Jefe del Departamento de Hematología del Servicio de Medicina del profesor Hernán Alessandri de ese establecimiento. En la creación de las Especialidades de la Medicina Interna, fue pionero en las ramas de Hematología Clínica y de Citopatología.

Recibió su título de Médico en 1934, y su tesis, calificada con distinción máxima, versó sobre la epidemia de Tifus Exantemático: “Estudio clínico y hematológico”, constituyendo una gran ayuda para la vida de un número importante de la población asolada por esa enfermedad. Sus conocimientos y estudios han quedado reflejados en por lo menos 56 publicaciones en revistas de medicina nacionales y 20 extranjeras. Numerosos premios dan cuenta del reconocimiento de su meritoria labor, tales como el de la Sociedad Médica; del Colegio Médico; de la Sociedad Chilena de Ginecología y Obstetricia; del Laboratorio Winthrop y del Laboratorio Chile. En 1976, obtuvo Medalla de Oro de la Sociedad Chilena de Hematología; en 1990, la Condecoración de la Cruz del Sur, en el Grado de Gran Cruz, de la Presidencia de la República y, en 1991, de la Sociedad de Hematología de Mendoza.

En el año 2000, se le otorgó el Diploma de la Fundación Social y Educativa Doctor Hernán Alessandri Rodríguez, que expresa su admiración, gratitud y cariño al “ excelso clínico, hematólogo, maestro de médicos y especialistas”, desde el origen de la Cátedra “E” de Medicina hasta la época actual.

Hasta la fecha continúa desarrollando su vasta trayectoria y su dedicación como Hematólogo, con 11 horas semanales, en el Servicio de Medicina Hernán Alessandri; profesor de tercero y cuarto año de medicina; integrante de la Comisión de examen teórico de Hematología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile y examinador de pre y post grado.

Los autores de la moción concluyen su exposición de los méritos de su patrocinado, destacando que ha cumplido 70 años en el ejercicio de su profesión, privilegiando la labor asistencial, de docencia e investigación tanto en los centros de salud como en terreno, lo que constituye un ejemplo de trabajo efectivo y relevante para nuestros conciudadanos. Sin perjuicio de lo anterior, adjuntan a la iniciativa en análisis, el “curriculum vitae” de don Raúl Etcheverry Barucchi, en el cual consta la extensa gama de actividades, cargos desempeñados y publicaciones que avalan su experiencia durante más de siete décadas de residencia en el país; las distinciones obtenidas en su vida académica y las posiciones honoríficas que le han sido reconocidas en razón de su ejercicio profesional.

DISCUSIÓN GENERAL Y PARTICULAR

I. Aprobación en el H. Senado.

La Comisión de Derechos Humanos, Nacionalidad y Ciudadanía del H. Senado expresa que, tras analizar la iniciativa en informe, y considerando las pautas establecidas sobre el particular, como el honrar excepcionalmente a extranjeros notables y destacados cuya actuación justifique a cabalidad la obtención de la nacionalidad chilena, sin renunciar a la de su origen, llegó a la convicción de que don Raúl Fernando Etcheverry Barucchi, con su trayectoria en diversos campos, y su disposición y entrega durante los 70 años de ejercicio de su profesión en nuestro país, privilegiando la labor asistencial, de docencia e investigación en los centros de salud y en terreno, es una persona que tiene especiales merecimientos para recibir este reconocimiento. Por tal motivo, por la unanimidad de sus miembros presentes, aprobó, en general y particular a la vez, este proyecto de ley.

En la Sala del H. Senado, esta iniciativa legal fue aprobada por unanimidad en la sesión de 1° de julio de 2003.

II. Aprobación en la Comisión informante.

La Comisión de Derechos Humanos, Nacionalidad y Ciudadanía de la H Cámara, por su parte, después de analizar los antecedentes proporcionados en el expediente remitido por el H Senado, y teniendo presente que en este caso se dan todos los requisitos enunciados para el otorgamiento del beneficio propuesto, procedió, igualmente, a aprobarlo en general y particular, por unanimidad, y someterlo a la aprobación de la H. Cámara, expresado en los siguientes términos:

“PROYECTO DE LEY

Artículo Único: Concédese la nacionalidad chilena, por especial gracia, a don Raúl Fernando Etcheverry Barucchi”.

Se designó DIPUTADO INFORMANTE al H. Señor Francisco Bayo Veloso.

Tratado y acordado en sesión celebrada el día 9 de julio de 2003, con asistencia de los Diputados señores Fulvio Rossi Ciocca (Presidente), Enrique Accorsi Opazo, Francisco Bayo Veloso, Felipe Letelier Norambuena, Sergio Ojeda Uribe, Felipe Salaberry Soto y Edmundo Villouta Concha.

Sala de la Comisión, a 9 de julio de 2003.

JOSÉ VICENCIO FRÍAS,

Abogado Secretario de la Comisión

2.2. Discusión en Sala

Fecha 30 de julio, 2003. Diario de Sesión en Sesión 21. Legislatura 349. Discusión General. Se aprueba en general y particular sin modificaciones.

OTORGAMIENTO DE NACIONALIDAD POR ESPECIAL GRACIA A DON RAÚL FERNANDO ETCHEVERRY BARUCCHI. Segundo trámite constitucional.

El señor SILVA ( Vicepresidente ).-

En el Orden del Día, corresponde conocer, en segundo trámite constitucional, el proyecto de ley que concede, por especial gracia, la nacionalidad chilena al señor Raúl Fernando Etcheverry Barucchi.

Diputado informante de la Comisión de Derechos Humanos , Nacionalidad y Ciudadanía es el señor Francisco Bayo.

Antecedentes:

-Proyecto del Senado, boletín Nº 3230-07 (S), sesión 13ª, en 3 de julio de 2003. Documentos de la Cuenta Nº 1.

-Informe de la Comisión de DD.HH., sesión 17ª, en 15 de julio de 2003. Documentos de la Cuenta Nº 5.

El señor SILVA (Vicepresidente).-

Tiene la palabra el diputado informante.

El señor BAYO .-

Señor Presidente , como integrante de la Comisión de Derechos Humanos, Nacionalidad y Ciudadanía, y también como médico, para mí es un honor someter a la consideración de esta Sala, en segundo trámite constitucional, el informe que concede, por especial gracia, la nacionalidad chilena al doctor Raúl Fernando Etcheverry Barucchi .

El proyecto tuvo su origen en una moción de los senadores señores Mariano Ruiz-Esquide , Carlos Bombal , José Antonio Viera-Gallo y Enrique Zurita .

La Constitución Política de la República de Chile, en el artículo 10, Nº 5º, al regular las formas de adquisición de la nacionalidad, establece que son chilenos “Los que obtuvieren especial gracia de nacionalización por ley”.

Para estos efectos, en el Congreso Nacional se ha considerado que la nacionalidad por gracia constituye el más alto honor que se pueda conferir a un extranjero en nuestro país. En consecuencia, sólo se debe conceder a personas notables y destacadas, que trasciendan el término regular en el estado de actividad que les es propio. Asimismo, debe existir una vinculación real del beneficiario con la comunidad nacional.

Igualmente, se estima necesario que la actividad ejercida por el extranjero a quien se desea honrar se traduzca en un beneficio efectivo, relevante para el país en el ámbito específico de que se trate, y que constituya un servicio destacado a la República. Además, que las actividades del beneficiario hayan alcanzado relevancia nacional, independientemente de que hayan tenido lugar en una zona determinada del territorio o se hayan circunscrito a un sector específico del quehacer nacional. Resulta útil en este caso, recoger el concepto procesal de hecho público y notorio, que es aquel que, por evidente, patente, sabido y palmario, no es necesario acreditar.

Parece indispensable, también, que se acompañen antecedentes escritos y documentos fundantes de la concesión de nacionalidad. Puede estimarse valioso, para apreciar el grado de reconocimiento comunitario, el haber obtenido otros galardones que premien la labor efectuada en el ámbito respectivo.

Finalmente, debe tenerse especialmente presente que el constituyente dispone que este honor se confiere por ley y, en consecuencia, las calidades que justifiquen la dictación de la misma deberán ser expuestas y acreditadas por parte de quien inicie el proyecto de ley respectivo. Se trata de evitar que se distorsionen los fines del constituyente y que la obtención de la nacionalidad chilena por especial gracia, pueda dar lugar a prácticas del todo ajenas a tan alta institución.

La moción que da origen al proyecto en informe señala que la valiosa y fructífera labor que durante varias décadas ha realizado en nuestro país don Raúl Etcheverry Barucchi , principalmente en actividades académicas, públicas y privadas, en las cuales ha contribuido al progreso de la salud pública y al desarrollo en el área del conocimiento científico, fundamentan el reconocimiento para otorgarle, por ley, la nacionalidad por especial gracia.

Don Raúl Fernando Etcheverry Barucchi nació en Córdoba, Argentina, el 9 de mayo de 1909. Llegó a Chile de muy niño y realizó sus estudios en el Instituto Nacional, para ingresar posteriormente a la Universidad de Chile. Sus inicios en el área de la medicina se remontan a 1931, como ayudante de la Policlínica Israelita y, dos años más tarde, en la Policlínica de Pediatría de El Salto y codirector de la Cruz Roja de Recoleta. En 1933 ingresa como interno al Servicio de Medicina del hospital del Salvador.

Recibe su título de médico en 1934, y su tesis, calificada con distinción máxima, versó sobre la epidemia de tifus exantemático: “Estudio clínico y hematológico”, constituyendo una gran ayuda para la vida de un número importante de la población asolada por esa enfermedad.

Sus conocimientos y estudios han quedado reflejados en, por lo menos, 56 publicaciones en revistas de medicina nacionales y en 20 extranjeras.

Numerosos premios dan cuenta del reconocimiento de su meritoria labor, tales como el de la Sociedad Médica, el del Colegio Médico, el de la Sociedad Chilena de Ginecología y Obstetricia, el del Laboratorio Winthrop y el del Laboratorio Chile. En 1976 obtuvo medalla de Oro de la Sociedad Chilena de Hematología; en 1990, la Condecoración de la Cruz del Sur, en el grado de Gran Cruz, de la Presidencia de la República , y en 1991, la de la Sociedad de Hematología de Mendoza.

En el año 2000 se le otorga el diploma de la Fundación Social y Educativa Doctor Hernán Alessandri Rodríguez, que expresa su admiración, gratitud y cariño al “excelso clínico, hematólogo, maestro de médicos y especialistas”, desde el origen de la Cátedra “E” de Medicina hasta la época actual.

Hoy, el doctor Etcheverry , con 94 años de edad, continúa desarrollando su vasta trayectoria y su dedicación como hematólogo, con 11 horas semanales en el Servicio de Medicina Hernán Alessandri. Es profesor de tercero y cuarto años de medicina, integrante de la Comisión de Examen Teórico de Hematología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile y examinador de pregrado y de posgrado.

Los autores de la moción concluyen su exposición de los méritos de su patrocinado, destacando que ha cumplido más de 70 años en el ejercicio de su profesión, privilegiando la labor asistencial, de docencia e investigación, tanto en los centros de salud como en terreno, lo que constituye realmente un ejemplo de trabajo efectivo y relevante para nuestros conciudadanos, digno de ser imitado.

La Comisión de Derechos Humanos, Nacionalidad y Ciudadanía del honorable Senado expresó que, tras analizar la iniciativa en informe y considerando las pautas establecidas sobre el particular, concluyó que el doctor Raúl Etcheverry tiene especiales merecimientos para recibir este reconocimiento. Por tal motivo, por la unanimidad de sus miembros presentes, aprobó en general y particular el proyecto de ley.

En la Sala del honorable Senado esta iniciativa legal fue aprobada por unanimidad en la sesión del 1 de julio de 2003.

La Comisión de Derechos Humanos, Nacionalidad y Ciudadanía de la Cámara de Diputados, después de analizar los antecedentes proporcionados en el expediente remitido por el Senado, y teniendo presente que en este caso se dan todos los requisitos enunciados para el otorgamiento del beneficio propuesto, procedió, igualmente, a aprobarlo en general y en particular por unanimidad, y someterlo a la aprobación de la Cámara de Diputados, expresado en los siguientes términos:

“Proyecto de ley.

Artículo único: Concédese la nacionalidad chilena, por especial gracia, a don Raúl Fernando Etcheverry Barucchi”

He dicho.

El señor SILVA (Vicepresidente).-

Tiene la palabra el diputado Patricio Cornejo.

El señor CORNEJO.-

Señor Presidente , el doctor Raúl Etcheverry merece plenamente el otorgamiento de la nacionalidad chilena, por especial gracia, tal como lo señala el proyecto de ley presentado por cuatro señores senadores.

Fui alumno del doctor Etcheverry en el Servicio de Medicina del hospital del Salvador, donde desempeñó el cargo de jefe del Departamento de Hematología durante muchos años. Ese establecimiento público fue un ejemplo en la formación no sólo de médicos, sino de enfermeras y de personal de colaboración.

En esos años, las cátedras y los servicios de medicina de los hospitales chilenos eran una sola cosa, y estaban dirigidos por la misma persona. Es decir, el jefe del servicio, además, era el catedrático titular.

El Servicio de Medicina del hospital del Salvador y la Cátedra de Medicina, realmente excelsos, correspondientes a dicha fracción -así se denominaban en esa época-, estaban encabezados por el distinguido médico cirujano chileno Hernán Alessandri Rodríguez , quien los formó.

A su alrededor reunió a una gran cantidad de especialistas muy notables, como el doctor Jorge Losada en el Departamento de Reumatología, el doctor Renato Gazmuri en el Departamento de Nefrología y el doctor Raúl Etcheverry en el Departamento de Hematología. Allí lo conocimos. Durante muchos años nos enseñó todos los secretos de las enfermedades de la sangre, importante capítulo de la medicina que él desarrolló con extraordinaria y singular sapiencia.

El doctor Etcheverry es autor de varios tratados de medicina en la especialidad de hematología y fue capaz de formar a mucha gente, entre otros, a quien es su yerno, el doctor Ricardo Vacarezza, que lo siguió a la cabeza de ese departamento y quien luego fue presidente del Colegio Médico de Chile.

Con mucho entusiasmo quiero solicitar que se apruebe la concesión de la nacionalidad chilena al doctor Raúl Etcheverry , por ser un excelso médico que ha contribuido fuertemente al perfeccionamiento de la medicina en Chile, a salvar la vida de muchos compatriotas y, lo que es más importante, a la formación de una gran cantidad de médicos cirujanos, de enfermeras y de personal de colaboración en nuestro país.

He dicho.

El señor SILVA (Vicepresidente).-

Tiene la palabra el diputado señor Carlos Abel Jarpa.

El señor JARPA .-

Señor Presidente , en mi calidad de médico y parlamentario del Partido Radical Social Demócrata, me es muy grato anunciar nuestra aprobación al proyecto que otorga la nacionalidad, por especial gracia, al doctor Raúl Etcheverry Barucchi .

Al respecto, quiero reflexionar sobre la importancia de la llegada de un extranjero -en este caso argentino- que ha desarrollado toda su vida en nuestro país.

El doctor Raúl Etcheverry cursó sus estudios en el Instituto Nacional y en la Universidad de Chile, y hasta el día de hoy, por más de siete décadas, se ha desempeñado en el Servicio de Medicina Interna.

Como muy bien lo expresaron mis colegas los doctores Bayo y Cornejo , nos formamos como médicos cuando la parte asistencial y docente de la medicina se concentraban esencialmente en los hospitales públicos. El doctor Cornejo señalaba que el profesor era también el jefe del servicio de medicina.

El mejoramiento de los índices biomédicos en nuestro país se ha logrado con un trabajo mancomunado y de entender lo que es la salud pública. Hemos avanzado en treinta años lo que en países desarrollados se han demorado ciento. En ese sentido, el doctor Etcheverry es un gran ejemplo, ya que hasta el día de hoy se desempeña en la Cátedra de Hematología del Servicio de Medicina Hernán Alessandri.

Quiero resaltar que el doctor Raúl Etcheverry, por los trabajos y la forma en que ha entregado sus servicios en nuestro país, en el mundo científico y en la parte asistencial, merece el otorgamiento, por especial gracia, de la nacionalidad chilena.

A raíz de este proyecto, no puedo dejar de expresar que la Cámara de Diputados ha aprobado iniciativas proyectos para la reforma de la salud, que hoy día se encuentran en trámite en el Senado. Al respecto, quiero señalar la relevancia de que la medicina sea considerada un servicio y no un negocio; que ella sea entendida como un derecho de todos los ciudadanos y que, por lo tanto, el rol del Estado debe ser protegerlo. Por esa razón, la reforma a la salud es una de las más importantes iniciativas en las que está comprometido el Presidente de la República , Ricardo Lagos Escobar .

Con este proyecto, que ha sido aprobado por el Senado y que esperamos que sea aprobado en forma unánime por la Cámara de Diputados, se hará justicia a un extranjero que hasta el día de hoy se desempeña en un hospital público de nuestro país.

He dicho.

El señor SILVA (Vicepresidente).-

Tiene la palabra el diputado señor Gabriel Ascencio.

El señor ASCENCIO .-

Señor Presidente , como miembro de la Comisión de Derechos Humanos, Nacionalidad y Ciudadanía y en nombre de los diputados democratacristianos, manifiesto que nos complace mucho este proyecto y solicitamos su aprobación por unanimidad.

Los colegas diputados que son médicos ya han destacado las características y virtudes de don Raúl Fernando Etcheverry Barucchi , por lo que sólo me resta decir que en este caso, como en muchos otros, se cumplen plenamente los requisitos exigidos para la procedencia de este alto honor.

En casos como éste, la nacionalidad chilena se entrega a un extranjero que no perderá su nacionalidad de origen, porque el país, a través de sus organizaciones democráticas, como el Congreso Nacional, hace un reconocimiento, da las gracias. En este caso, da las gracias al señor Etcheverry por el reconocido trabajo que ha desarrollado en nuestra comunidad. En efecto, durante 70 años ha entregado lo mejor de su persona, de sus conocimientos, de su formación, de su profesión, lo que se ha traducido en un beneficio efectivo y relevante para el país y para una gran cantidad de chilenos en quienes ha quedado la huella del trabajo realizado por don Raúl .

Nunca debemos olvidar que tenemos a la mano un instrumento extraordinario: otorgar la nacionalidad por gracia, para lo cual no hay limitaciones, pero sí requisitos que se deben cumplir totalmente. El diputado Bayo ya se refirió a los antecedentes biográficos del beneficiario, que justifican su concesión. Hay una larga lista de las actividades desarrollada por don Raúl en nuestro país, de las que aquí sólo se han mencionado algunas.

En definitiva, deberíamos aprobar por unanimidad este proyecto -originado en una moción que reunió a senadores de distintos partidos políticos-, al igual como lo hizo la Cámara Alta. Por ello, los diputados democratacristianos, entre otros los señores Ortiz , Salas , Seguel y quien les habla, lo votaremos favorablemente. Es un reconocimiento que don Raúl Etcheverry merece plenamente.

He dicho.

El señor SILVA (Vicepresidente).-

Cerrado el debate.

La votación del proyecto queda pendiente hasta el final del Orden del Día.

-Con posterioridad, la Sala se pronunció sobre este proyecto en los siguientes términos:

El señor SILVA (Vicepresidente).-

En votación el proyecto que concede la nacionalidad, por gracia, a don Raúl Etcheverry.

-Efectuada la votación, en forma económica, por el sistema electrónico, dio el siguientes resultado: por la afirmativa, 69 votos. No hubo votos por la negativa ni abstenciones.

El señor SILVA ( Vicepresidente ).-

Aprobado.

-Votaron por la afirmativa los siguientes señores diputados:

Accorsi, Alvarado, Álvarez, Araya, Ascencio, Bauer, Becker, Bertolino, Burgos, Bustos, Caraball ( doña Eliana), Cardemil, Ceroni, Cornejo, Correa, Cristi ( doña María Angélica), Cubillos ( doña Marcela), Delmastro, Díaz, Egaña, Escalona, Forni, Galilea (don Pablo), García (don René Manuel), García-Huidobro, Girardi, González (doña Rosa), Guzmán (doña Pía), Hales, Ibáñez (don Gonzalo), Jaramillo, Jarpa, Jeame Barrueto, Kuschel, Lorenzini, Martínez, Mella ( doña María Eugenia), Molina, Mora, Muñoz ( doña Adriana), Navarro, Norambuena, Ojeda, Ortiz, Palma, Pérez (don José), Pérez (don Aníbal), Pérez (don Ramón), Prieto, Quintana, Riveros, Robles, Saffirio, Salaberry, Salas, Sánchez, Seguel, Sepúlveda ( doña Alejandra), Silva, Soto (doña Laura); Tapia, Tarud, Tuma, Uriarte, Valenzuela, Vargas, Venegas, Vilches y Walker.

2.3. Oficio de Cámara Revisora a Cámara de Origen

Oficio Aprobación sin Modificaciones . Fecha 30 de julio, 2003. Oficio en Sesión 18. Legislatura 349.

VALPARAISO, 30 de julio de 2003

Oficio Nº 4454

A S. E. EL PRESIDENTE DEL H. SENADO

La Cámara de Diputados, ha tenido a bien prestar su aprobación, en los mismos términos en que lo hiciera ese H. Senado, al proyecto de ley que concede la nacionalidad chilena, por especial gracia, a don Raúl Fernando Etcheverry Barucchi, (BOL N° 3230-07).

Lo que tengo a honra decir a V.E., en respuesta a vuestro oficio Nº 22.443, de 1 de julio de 2003.

Devuelvo los antecedentes respectivos.

Dios guarde a V.E.

ISABEL ALLENDE BUSSI

Presidenta de la Cámara de Diputados

CARLOS LOYOLA OPAZO

Secretario de la Cámara de Diputados

3. Trámite Finalización: Senado

3.1. Oficio de Cámara de Origen al Ejecutivo

Oficio Ley a S. E. El Presidente de la República. Fecha 05 de agosto, 2003. Oficio

Valparaíso, 5 de Agosto de 2.003.

Nº 22.648

A S.E. El Presidente de la República

Tengo a honra comunicar a Vuestra Excelencia que el Congreso Nacional ha dado su aprobación al siguiente

PROYECTO DE LEY:

“Artículo único.- Concédese la nacionalidad chilena, por especial gracia, a don Raúl Fernando Etcheverry Barucchi.”.

Dios guarde a Vuestra Excelencia.

ANDRES ZALDIVAR LARRAIN

Presidente del Senado

CARLOS HOFFMANN CONTRERAS

Secretario General del Senado

4. Publicación de Ley en Diario Oficial

4.1. Ley Nº 19.894

Tipo Norma
:
Ley 19894
URL
:
https://www.bcn.cl/leychile/N?i=214041&t=0
Fecha Promulgación
:
14-08-2003
URL Corta
:
http://bcn.cl/2czoz
Organismo
:
MINISTERIO DEL INTERIOR; SUBSECRETARIA DEL INTERIOR
Título
:
CONCEDE, POR ESPECIAL GRACIA, LA NACIONALIDAD CHILENA A DONRAUL FERNANDO ETCHEVERRY BARUCCHI
Fecha Publicación
:
28-08-2003

LEY NUM. 19.894

CONCEDE, POR ESPECIAL GRACIA, LA NACIONALIDAD CHILENA A DON

RAUL FERNANDO ETCHEVERRY BARUCCHI

    Teniendo presente que el H. Congreso Nacional ha dado su aprobación al siguiente

        Proyecto  de  ley:

    "Artículo único.- Concédese la nacionalidad chilena, por especial gracia, a don Raúl Fernando Etcheverry Barucchi.".

   Y por cuanto he tenido a bien aprobarlo y sancionarlo; por tanto promúlguese y llévese a efecto como Ley de la República.

    Santiago, 14 de agosto de 2003.- RICARDO LAGOS ESCOBAR, Presidente de la República.- José Miguel Insulza Salinas, Ministro del Interior.

    Lo que transcribo a Ud. para su conocimiento.- Saluda atte. a Ud., Jorge Correa Sutil, Subsecretario del Interior.