Historia de la Ley

Historia de la Ley

Nº 19.890

CONCEDE POR ESPECIAL GRACIA LA NACIONALIDAD CHILENA A DON NORBERT GUNTER LECHNER BARTHOLME

Téngase presente

Esta Historia de Ley ha sido construida por la Biblioteca del Congreso Nacional a partir de la información disponible en sus archivos.

Se han incluido los distintos documentos de la tramitación legislativa, ordenados conforme su ocurrencia en cada uno de los trámites del proceso de formación de la ley.

Se han omitido documentos de mera o simple tramitación, que no proporcionan información relevante para efectos de la Historia de Ley.

Para efectos de facilitar la revisión de la documentación de este archivo, se incorpora un índice.

Al final del archivo se incorpora el texto de la norma aprobado conforme a la tramitación incluida en esta historia de ley.

1. Primer Trámite Constitucional: Senado

1.1. Moción Parlamentaria

Moción de Jaime Gazmuri Mujica, Enrique Silva Cimma, Hernán Larraín Fernández, Carmen Frei Ruiz Tagle y Gabriel Valdés Subercaseaux. Fecha 17 de junio, 2003. Moción Parlamentaria en Sesión 5. Legislatura 349.

MOCIÓN DE LOS HONORABLES SENADORES SEÑORA FREI Y SEÑORES GAZMURI, LARRAÍN, SILVA Y VALDÉS, MEDIANTE LA CUAL INICIAN UN PROYECTO DE LEY QUE CONCEDE, POR ESPECIAL GRACIA, LA NACIONALIDAD CHILENA A DON NORBERT GUNTER LECHNER BARTHOLME (3260-07)

Honorable Senado:

Por el presente acto venimos en presentar ante V.E., para que sea sometida a la tramitación constitucional correspondiente, una moción de ley tendiente a reconocer a don Norbert Gunter Lechner Bartholme por gracia especial, la calidad de ciudadano chileno.

El señor Norbert Gunter Lechner Bartholme, nació en Karlsruhe, Alemania, el 10 de junio de 1939. Recibió su licenciatura en Derecho en 1964 y llegó por primera vez a nuestro país en 1965, becado por la Fundación Konrad Adenauer para trabajar en el Instituto de Estudios Políticos que dirigía Jaime Castillo Velasco. Su interés por Chile lo llevó a decidir que su tesis de doctorado en Ciencias Políticas, otorgado por la Facultad de Filosofía de la Universidad de Freiburg, la haría sobre “La Democracia en Chile”. Presentada, aprobada y publicada su tesis en 1971 se instaló en nuestro país en donde fue contratado como Profesor del Centro de Estudios de la Realidad Nacional de la Universidad Católica de Chile. El 11 de Septiembre de 1972 se le concedió la residencia definitiva.

La identificación de Norbert Lechner con nuestro país quedó de manifiesto cuando después del 11 de septiembre de 1973 decidió permanecer en Chile y entregar, desde el área de las Ciencias Sociales, los aportes que fueran necesarios para la reconstrucción de un modelo democrático. En reconocimiento a sus méritos como investigador, la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, FLACSO, lo invitó a integrarse a su comunidad académica donde se desempeñó, entre los años 1974 al 1976, como Experto asociado de UNESCO. Más tarde pasó a desempeñarse como Profesor Investigador de la FLACSO, colaborando desde ese puesto a la formación de profesionales y a la elaboración de artículos y publicaciones que contribuyeron entonces -y siguen haciéndolo ahora- al conocimiento de la realidad chilena y de América Latina en un importante período de la historia de nuestro continente. Estudios como “La crisis del Estado en América Latina” (1978), o “La conflictiva y nunca acabada construcción del orden deseado (1985)”, son documentos que entregan información y puntos de vista trascendentes para el análisis político y social de los respectivos momentos en que fueron escritos y que constituyeron un aporte fundamental para quienes entonces diseñaban caminos democráticos para sus países.

En 1988, la FLACSO lo eligió como su Director, puesto que desempeñó en forma brillante hasta 1994, durante el difícil período de término del régimen militar y tránsito a la democracia.

Existe unanimidad de criterio en los círculos intelectuales de Chile y de América sobre la contribución que los trabajos de Norbert Lechner entregan al debate mundial de las ciencias políticas sobre temas relacionados con la memoria, la vivencia del tiempo, el papel del temor y de los imaginarios en el quehacer político.

Debido al prestigio de sus trabajos, en 1994 fue invitado a formar parte del cuerpo docente del doctorado de FLACSO en Ciencias Sociales con residencia en México. Permaneció en ese país durante dos años, pero decidió regresar a Chile a fines de 1997 y; desde entonces pasó a integrar el grupo de investigadores que trabaja para el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo Humano en Chile.

El reconocimiento internacional a Norbert Lechner y su decisión de entregar su aporte intelectual desde y para Chile -lo que ha hecho prácticamente durante toda su vida profesional- constituyen un motivo de orgullo nacional y mérito suficiente como para otorgarle como agradecimiento, por Ley de especial gracia, la nacionalidad del país al que ha honrado y servido.

Como testimonio de las consideraciones anteriores, acompañamos un Currículum Vitae de don Norbert Gunter Lechner Bartholme y sometemos estos antecedentes ante el H. Senado, para que siga el curso legal correspondiente, la siguiente moción de ley:

Otórguese a don Norbert Gunter Lechner Bartholme la nacionalidad chilena por gracia especial en conformidad con lo dispuesto en el Artículo 10 Nº 5 de la Constitución Política de la República de Chile.

(Fdo.): Carmen Frei Ruiz-Tagle.- Jaime Gazmuri Mujica.- Hernán Larraín Fernández.- Enrique Silva Cimma.- Gabriel Valdés Subercaseaux.

1.2. Informe de Comisión de Derechos Humanos

Senado. Fecha 18 de junio, 2003. Informe de Comisión de Derechos Humanos en Sesión 7. Legislatura 349.

?INFORME DE LA COMISIÓN DE DERECHOS HUMANOS, NACIONALIDAD Y CIUDADANÍA, recaído en el proyecto de ley, en primer trámite constitucional, que concede, por especial gracia, la nacionalidad chilena a don Norbert Gunter Lechner Bartholme.

BOLETÍN Nº 3.260-07

_______________

HONORABLE SENADO:

Vuestra Comisión de Derechos Humanos, Nacionalidad y Ciudadanía tiene el honor de informaros el proyecto de ley de la referencia que otorga, por especial gracia, la nacionalidad chilena a don Norbert Gunter Lechner Bartholme.

La presente iniciativa tuvo su origen en Moción de los Honorables Senadores señora Carmen Frei y señores Jaime Gazmuri, Hernán Larraín, Enrique Silva y Gabriel Valdés.

Se dio cuenta del proyecto en análisis en la Sala del H. Senado en sesión del 17 de junio de 2003, disponiéndose su estudio por la Comisión de Derechos Humanos, Nacionalidad y Ciudadanía.

----------

Vuestra Comisión, teniendo presente que la iniciativa consta de un artículo único, así como lo prescrito por el artículo 127 del Reglamento del Senado, acordó efectuar y proponer su discusión en general y particular a la vez.

----------

ANTECEDENTES

Para una adecuada comprensión de la iniciativa, debe tenerse presente lo siguiente:

A.- ANTECEDENTES JURÍDICOS

Constitución Política de la República de Chile.

El artículo 10 Nº 5 de la Carta Fundamental establece, al regular las formas de adquisición de la nacionalidad, que son chilenos “Los que obtuvieren especial gracia de nacionalización por ley.”.

B.- ANTECEDENTES DE HECHO

I.- Las pautas básicas para el otorgamiento de la nacionalidad por especial gracia, establecidas por la Comisión de Derechos Humanos, Nacionalidad y Ciudadanía del Senado, a saber:

1.- La nacionalidad por gracia constituye el más alto honor que se puede conferir a un extranjero en nuestro país, en consecuencia, sólo se deberá conceder a personas notables y destacadas, que trasciendan el término regular en el estado de actividad que les es propio.

2.- Para otorgar esta distinción especialísima deberá considerarse la existencia de una vinculación real del beneficiario con la comunidad nacional.

3.- Asimismo, será necesario que la actividad ejercida por el extranjero que se desea honrar se traduzca en un beneficio efectivo y relevante para el país, en el ámbito específico de que se trate y constituya un servicio destacado a la República.

4.- Las actividades del beneficiario deberán haber alcanzado relevancia nacional, independientemente de que hayan tenido lugar en una zona determinada del territorio nacional o se hayan circunscrito a un sector específico de actividad. Resulta útil en este caso recoger el concepto procesal de hecho público y notorio, que es aquél que por evidente, patente, sabido y palmario, no es necesario acreditar.

5.- A los proyectos deberán acompañarse antecedentes escritos y documentos fundantes de la concesión de nacionalidad, pudiendo, por ejemplo, oficiarse al Departamento de Extranjería del Ministerio del Interior con el propósito de obtener las referencias que se estimen conducentes, relativas a la individualización de la persona y su permanencia en nuestro país. Asimismo, puede estimarse como un antecedente valioso, para apreciar el grado de reconocimiento comunitario, el haber obtenido otros galardones que premien la labor efectuada en el ámbito respectivo.

6.- Finalmente, debe quedar asentado que el constituyente dispone que este honor se confiera por ley y, en consecuencia, las calidades que justifiquen la dictación de la misma deberán ser expuestas y acreditadas por parte de quien inicie el proyecto de ley respectivo. De esta forma se pretende evitar que se distorsionen los fines del constituyente y que la obtención de la nacionalidad chilena, por especial gracia, pueda dar lugar a prácticas de “lobby” del todo ajenas a tan alta institución.

II.- La Moción que da origen al proyecto expresa que el señor Norbert Gunter Lechner Bartholme nació en Karlsruhe, Alemania, el 10 de junio de 1939. Se licenció en derecho en el año 1964 y en 1969 obtuvo un Doctorado en Ciencias Políticas.

En 1964, llega a nuestro país becado por la Fundación Konrad Adenauer con el objetivo de trabajar en el Instituto de Estudios Políticos dirigido por don Jaime Castillo Velasco.

El interés demostrado por nuestro país, lo llevó a realizar su tesis de doctorado en Ciencias Políticas, otorgado por la Facultad de Filosofía de la Universidad de Freiburg, denomidada “La Democracia en Chile”. Una vez aprobada y publicada su tesis, en 1971, se instaló en Chile contratado por la Universidad Católica de Chile, como profesor investigador del Centro de Estudios de la Realidad Nacional de esa casa de estudios, obteniendo la residencia definitiva el 11 de septiembre de 1972.

Entre los años 1971 y 1973, se desempeñó como profesor del Centro de Estudios de la Realidad Nacional (CEREN), de la Universidad Católica de Chile.

Subrayan sus autores que la identificación del señor Norbert Lechner con nuestro país, quedó de manifiesto cuando después del 11 de septiembre de 1973 optó por permanecer en Chile y entregar, desde el área de las Ciencias Sociales, su contribución al restablecimiento de un modelo democrático.

En honor a sus destacados méritos como investigador, fue invitado por la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, FLACSO, a integrarse a esa comunidad académica, desempeñándose, durante los años 1974 y 1976, como experto asociado de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, Ciencia y Cultura, UNESCO.

Desde 1978 a 1985 fue coordinador de la Comisión “Teoría del Estado y de la política” en el Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales, CLACSO.

Posteriormente, ejerció funciones como Profesor Investigador de FLACSO, colaborando en la formación académica de profesionales y en la elaboración de artículos y publicaciones, que contribuyen hasta nuestros días, al conocimiento de la realidad chilena y de América Latina en un importante período de la historia de nuestro continente.

De los libros publicados por don Norbert Lechner, destacan “La crisis del Estado en América Latina”, de 1978 y “La conflictiva y nunca acabada construcción del orden deseado”, de 1985, documentos que proporcionan información y puntos de vista transcendentes para el análisis político y social de los respectivos momentos en que fueron escritos y que constituyeron un aporte fundamental para quienes entonces diseñaban caminos democráticos para sus países.

En el año 1988, fue elegido Director de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, cargo que desempeñó en forma brillante hasta 1994, considerando las difíciles circunstancias de esa época, el término del régimen militar y el tránsito a la democracia.

Hacen presente sus autores que existe unanimidad de criterio en los círculos intelectuales de Chile y de América, respecto a la contribución que los trabajos del señor Norbert Lechner entregan al debate mundial de las ciencias políticas sobre temas relacionados con la memoria, la vivencia del tiempo, el papel del temor y de los imaginarios en el quehacer político.

Durante los años 1993 y 1994 fue miembro de la Comisión Asesora en Ciencias Sociales de CONICYT y de la Comisión de Evaluación en Derecho y Ciencias Políticas de FONDECYT en Chile

En reconocimiento al prestigio de su trabajo, en el año 1994 fue invitado a formar parte del cuerpo docente del doctorado de FLACSO en Ciencias Sociales con residencia en México. Dos años más tarde sus sentimientos hacia nuestro país lo hicieron volver y, desde entonces, integra el grupo de investigadores del Programa de Naciones para el Desarrollo Humano en Chile.

Finalmente, concluyen los autores de la Moción, el reconocimiento internacional a Norbert Lechner y su decisión de entregar su aporte intelectual desde y para Chile, circunstancia que ha realizado durante toda su vida profesional, constituyen un motivo de orgullo nacional y mérito suficiente para otorgarle como agradecimiento, por ley de especial gracia, la nacionalidad del país al que ha honrado y servido por prácticamente cuatro décadas.

Como testimonio de las consideraciones precedentes, se adjunta el “curriculum vitae” de don Norbert Gunter Lechner Bartholme, en el cual constan los estudios efectuados, las actividades desarrolladas, los libros y artículos publicados, así como una extensa y variada trayectoria de los diversos cargos desempeñados en el área de las Ciencias Sociales que avalan su experiencia durante casi cuatro décadas de residencia en el país en el ejercicio de su profesión.

DISCUSIÓN GENERAL Y PARTICULAR

Durante el estudio del presente proyecto, el Honorable Senador señor Gabriel Valdés hizo presente a la Comisión los excepcionales méritos que reviste la persona de don Norbert Lechner. En efecto, señaló, es uno de los intelectuales más destacados que ha privilegiado la entrega de sus conocimientos en el área de la investigación económica, social y política en beneficio de nuestro país, contribuyendo a la formación académica de diversas generaciones.

Por su parte, el Honorable Senador señor Silva, coincidiendo con lo expresado por Su Señoría, fundamentó su opinión favorable a la iniciativa en informe, de la cual es co-autor, por considerar que una persona de la calidad intelectual del señor Lechner, de la que dan cuenta sus estudios, sus títulos y su contribución a la cultura, merece que se le conceda la nacionalidad por gracia.

Considerando lo anterior, vuestra Comisión, tras analizar la iniciativa en informe, y en razón de las pautas establecidas sobre el particular, como el honrar excepcionalmente a extranjeros notables y destacados cuya actuación justifique a cabalidad la obtención de la nacionalidad chilena, sin renunciar a la de su origen, llegó a la convicción de que la destacada trayectoria de don Norbert Lechner, particularmente en el área de las ciencias sociales, y su sólida formación en diversos campos del saber, así como el hecho que durante aproximadamente cuatro décadas de ejercicio de su profesión en nuestro país ha realizado una extensa actividad intelectual y educacional, es una persona que tiene especiales merecimientos para recibir este reconocimiento.

En consecuencia, vuestra Comisión de Derechos Humanos, Nacionalidad y Ciudadanía -luego de someter el asunto a votación secreta, de acuerdo a lo dispuesto en los artículos 31 y 159 del Reglamento de la Corporación- tiene el honor de proponeros, por la unanimidad de sus miembros, que aprobéis, de conformidad a lo preceptuado en el artículo 127 del Reglamento de esta Corporación, en general y particular a la vez, el siguiente proyecto de ley

“PROYECTO DE LEY

Artículo Único: Concédese la nacionalidad chilena, por especial gracia, a don Norbert Gunter Lechner Bartholme ”.

Acordado en sesión celebrada el día 18 de junio de 2003, con asistencia de sus miembros HH. Senadores señores Enrique Zurita Camps (Presidente), Juan Antonio Coloma Correa, Jaime Naranjo Ortiz, Enrique Silva Cimma y Gabriel Valdés Subercaseaux.

Sala de la Comisión, a 18 de junio de 2003.

XIMENA BELMAR STEGMANN

Secretario

RESUMEN EJECUTIVO

INFORME DE LA COMISIÓN DE DERECHOS HUMANOS, NACIONALIDAD Y CIUDADANÍA RECAÍDO EN EL PROYECTO DE LEY QUE CONCEDE, POR ESPECIAL GRACIA, LA NACIONALIDAD CHILENA AL SEÑOR NORBERT GUNTER LECHNER BARTHOLME (Boletín Nº 3.260-07)

I.PRINCIPALES OBJETIVOS DEL PROYECTO PROPUESTO POR LA COMISIÓN: conceder la nacionalidad por gracia a don Norbert Gunter Lechner Bartholme.

II.ACUERDOS: aprobado en general y en particular, por unanimidad.

III.ESTRUCTURA DEL PROYECTO APROBADO POR LA COMISIÓN: se trata de un proyecto de artículo único.

IV.NORMAS DE QUÓRUM ESPECIAL: no hay.

V.URGENCIA: no tiene.

VI.ORIGEN E INICIATIVA: Moción de los Honorables Senadores señora Frei y señores Gazmuri, Larraín, Silva y Valdés, iniciada en el Senado.

VII.TRÁMITE CONSTITUCIONAL: primer trámite.

VIII.APROBACIÓN POR LA CÁMARA DE DIPUTADOS: -------

IX.INICIO TRAMITACIÓN EN EL SENADO: el 17 de junio de 2003.

X.TRÁMITE REGLAMENTARIO: primer informe.

XI.LEYES QUE SE MODIFICAN O QUE SE RELACIONAN CON LA MATERIA: El artículo 10 Nº 5 de la Constitución Política de la República.

Valparaíso, 18 de junio de 2003.

Ximena Belmar Stegmann

Secretario de la Comisión

1.3. Discusión en Sala

Fecha 02 de julio, 2003. Diario de Sesión Legislatura 349. Discusión General. Se aprueba en general y particular.

OTORGAMIENTO DE NACIONALIDAD, POR ESPECIAL GRACIA, A DON NORBERT GUNTER LECHNER BARTHOLME. Primer trámite constitucional.

SESIÓN SECRETA

--Se constituyó la Sala en sesión secreta a las 16:31, y adoptó resolución sobre el proyecto de ley, en primer trámite constitucional e iniciado en moción de los Senadores señora Frei ( doña Carmen) y señores Gazmuri, Larraín, Silva y Valdés, que concede, por especial gracia, la nacionalidad chilena al señor Norbert Gunter Lechner Bartholme.

1.4. Oficio de Cámara Origen a Cámara Revisora

Oficio de Ley a Cámara Revisora. Fecha 02 de julio, 2003. Oficio en Sesión 15. Legislatura 349.

Valparaíso, 2 de julio de 2003.

Nº 22.474

A S. E. La Presidente de la H. Cámara de Diputados

Con motivo de la Moción e informe que tengo a honra pasar a manos de Vuestra Excelencia, el Senado ha dado su aprobación al siguiente

PROYECTO DE LEY:

“Artículo único.- Concédese la nacionalidad chilena, por especial gracia, a don Norbert Gunter Lechner Bartholme.”.

Dios guarde a Vuestra Excelencia.

ANDRES ZALDIVAR LARRAIN

Presidente del Senado

CARLOS HOFFMANN CONTRERAS

Secretario General del Senado

2. Segundo Trámite Constitucional: Cámara de Diputados

2.1. Informe de Comisión de Derechos Humanos

Cámara de Diputados. Fecha 09 de julio, 2003. Informe de Comisión de Derechos Humanos en Sesión 18. Legislatura 349.

?INFORME DE LA COMISIÓN DE DERECHOS HUMANOS, NACIONALIDAD Y CIUDADANÍA, SOBRE EL PROYECTO DEL SENADO, QUE CONCEDE, POR ESPECIAL GRACIA, LA NACIONALIDAD CHILENA A DON NORBERT GUNTER LECHNER BARTHOLME.

BOLETÍN Nº 3.260-07(S)

________________________________________________________________

HONORABLE CÁMARA:

La Comisión de Derechos Humanos, Nacionalidad y Ciudadanía informa el proyecto de ley, en segundo trámite constitucional, que otorga, por especial gracia, la nacionalidad chilena a don Norbert Gunter Lechner Bartholme, remitido a esta H. Cámara el 2 de julio de 2003.

Este proyecto tuvo su origen en moción de los Honorables Senadores señora Carmen Frei y señores Jaime Gazmuri, Hernán Larraín, Enrique Silva y Gabriel Valdés.

ANTECEDENTES GENERALES

En el H. Senado se aprobó este proyecto en la Comisión respectiva, por unanimidad, y en Sala, por mayoría de 40 votos a favor, 5 en contra y 1 abstención.

Para su despacho se tuvo presente lo dispuesto en el artículo 10 N° 5 de la Constitución Política de la República, que regula la forma de adquirir por ley la nacionalidad chilena, por especial gracia.

Además, se tuvo en consideración las pautas básicas acordadas para estos efectos por las dos Comisiones de Derechos Humanos, Nacionalidad y Ciudadanía, la del Senado y la de esta H. Cámara, que en síntesis establecen lo siguiente:

Por ser la nacionalidad por gracia el más alto honor que se puede conferir a un extranjero en nuestro país, sólo se deberá conceder a personas notables y destacadas, que trasciendan en la actividad que les es propia.

Esta distinción especialísima deberá considerar la existencia de una vinculación real del beneficiario con la comunidad nacional.

Asimismo, será necesario que la actividad ejercida por el extranjero, se traduzca en un beneficio efectivo y relevante para el país, en el ámbito específico de que se trate y constituya un servicio destacado a la República.

Sus actividades deberán haber alcanzado relevancia nacional, independientemente de que hayan tenido lugar en una zona determinada del territorio nacional o se hayan circunscrito a un sector específico de actividad, por hechos públicos y notorios que no es necesario acreditar.

Cada iniciativa legal deberá adjuntar antecedentes escritos y documentos fundantes de la concesión de nacionalidad, especialmente un informe del Departamento de Extranjería del Ministerio del Interior con el propósito de obtener las referencias que se estimen conducentes, relativas a la individualización de la persona y su permanencia en nuestro país. Asimismo, para apreciar el grado de reconocimiento comunitario sería conveniente mencionar otros galardones que premien la labor efectuada en el ámbito respectivo.

Como el constituyente dispone que este honor se confiera por ley, las calidades que justifiquen la dictación de la misma deberán ser expuestas y acreditadas por parte de quien inicie el proyecto de ley respectivo. De esta forma se pretende evitar que se distorsionen los fines del constituyente y que la obtención de la nacionalidad chilena, por especial gracia, pueda dar lugar a prácticas del todo ajenas a tan alta institución.

Antecedentes personales del beneficiario.

La Moción que da origen al proyecto expresa que el señor Norbert Gunter Lechner Bartholme nació en Karlsruhe, Alemania, el 10 de junio de 1939. Se licenció en derecho en el año 1964 y en 1969 obtuvo un Doctorado en Ciencias Políticas.

En 1964, llega a nuestro país becado por la Fundación Konrad Adenauer con el objetivo de trabajar en el Instituto de Estudios Políticos dirigido por don Jaime Castillo Velasco.

El interés demostrado por nuestro país, lo llevó a realizar su tesis de doctorado en Ciencias Políticas, otorgado por la Facultad de Filosofía de la Universidad de Freiburg, denominada “La Democracia en Chile”. Una vez aprobada y publicada su tesis, en 1971, se instaló en Chile contratado por la Universidad Católica de Chile, como profesor investigador del Centro de Estudios de la Realidad Nacional de esa casa de estudios, obteniendo la residencia definitiva el 11 de septiembre de 1972.

Entre los años 1971 y 1973, se desempeñó como profesor del Centro de Estudios de la Realidad Nacional (CEREN), de la Universidad Católica de Chile.

Subrayan sus autores que la identificación del señor Norbert Lechner con nuestro país, quedó de manifiesto cuando después del 11 de septiembre de 1973 optó por permanecer en Chile y entregar, desde el área de las Ciencias Sociales, su contribución al restablecimiento de un modelo democrático.

En honor a sus destacados méritos como investigador, fue invitado por la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, FLACSO, a integrarse a esa comunidad académica, desempeñándose, durante los años 1974 y 1976, como experto asociado de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, Ciencia y Cultura, UNESCO.

Desde 1978 a 1985 fue coordinador de la Comisión “Teoría del Estado y de la política” en el Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales, CLACSO.

Posteriormente, ejerció funciones como Profesor Investigador de FLACSO, colaborando en la formación académica de profesionales y en la elaboración de artículos y publicaciones, que contribuyen hasta nuestros días, al conocimiento de la realidad chilena y de América Latina en un importante período de la historia de nuestro continente.

De los libros publicados por don Norbert Lechner, destacan “La crisis del Estado en América Latina”, de 1978 y “La conflictiva y nunca acabada construcción del orden deseado”, de 1985, documentos que proporcionan información y puntos de vista transcendentes para el análisis político y social de los respectivos momentos en que fueron escritos y que constituyeron un aporte fundamental para quienes entonces diseñaban caminos democráticos para sus países.

En el año 1988, fue elegido Director de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, cargo que desempeñó en forma brillante hasta 1994, considerando las difíciles circunstancias de esa época, el término del régimen militar y el tránsito a la democracia.

Hacen presente sus autores que existe unanimidad de criterio en los círculos intelectuales de Chile y de América, respecto a la contribución que los trabajos del señor Norbert Lechner entregan al debate mundial de las ciencias políticas sobre temas relacionados con la memoria, la vivencia del tiempo, el papel del temor y de los imaginarios en el quehacer político.

Durante los años 1993 y 1994 fue miembro de la Comisión Asesora en Ciencias Sociales de CONICYT y de la Comisión de Evaluación en Derecho y Ciencias Políticas de FONDECYT en Chile.

En reconocimiento al prestigio de su trabajo, en el año 1994 fue invitado a formar parte del cuerpo docente del doctorado de FLACSO en Ciencias Sociales con residencia en México. Dos años más tarde sus sentimientos hacia nuestro país lo hicieron volver y, desde entonces, integra el grupo de investigadores del Programa de Naciones para el Desarrollo Humano en Chile.

Finalmente, concluyen los autores de la moción, el reconocimiento internacional a Norbert Lechner y su decisión de entregar su aporte intelectual desde y para Chile, circunstancia que ha realizado durante toda su vida profesional, constituyen un motivo de orgullo nacional y mérito suficiente para otorgarle como agradecimiento, por ley de especial gracia, la nacionalidad del país al que ha honrado y servido por prácticamente cuatro décadas.

Como testimonio de las consideraciones precedentes, se adjunta el “curriculum vitae” de don Norbert Gunter Lechner Bartholme, en el cual constan los estudios efectuados, las actividades desarrolladas, los libros y artículos publicados, así como una extensa y variada trayectoria de los diversos cargos desempeñados en el área de las Ciencias Sociales que avalan su experiencia durante casi cuatro décadas de residencia en el país en el ejercicio de su profesión.

DISCUSIÓN GENERAL Y PARTICULAR

I En la Comisión del H. Senado.

La Comisión de Derechos Humanos, Nacionalidad y Ciudadanía del H. Senado, por la unanimidad de sus miembros, aprobó, en general y particular a la vez, el presente proyecto de ley.

II En la Sala del H Senado.

En la Sala del H. Senado, esta iniciativa legal fue acordada con el voto conforme de 40 HH. Senadores, 5 votos en contra y 1 abstención.

III En la Comisión informante.

La Comisión de Derechos Humanos, Nacionalidad y Ciudadanía de la H. Cámara, considerando que la iniciativa legal en informe se atiene a las pautas establecidas para el otorgamiento de la nacionalidad por gracia, que permite honrar excepcionalmente a extranjeros notables y destacados, y teniendo presente que don Norbert Lechner es una persona que tiene especiales méritos y calidades para recibir este reconocimiento, por unanimidad, acordó proponer a la H. Cámara que apruebe, en los mismos términos que el H. Senado, el siguiente

“PROYECTO DE LEY

Artículo único.- Concédese la nacionalidad chilena, por especial gracia, a don Norbert Gunter Lechner Bartholme.”.

Se designó DIPUTADO INFORMANTE al H. señor Sergio Ojeda Uribe.

Tratado y acordado en sesión celebrada el día 9 de julio de 2003, con asistencia de los Diputados señores Fulvio Rossi Ciocca (Presidente), Enrique Accorsi Opazo, Francisco Bayo Veloso, Felipe Letelier Norambuena, Sergio Ojeda Uribe, Felipe Salaberry Soto y Edmundo Villouta Concha.

Sala de la Comisión, a 9 de julio de 2003.

JOSÉ VICENCIO FRÍAS,

Abogado Secretario de la Comisión

2.2. Discusión en Sala

Fecha 16 de julio, 2003. Diario de Sesión en Sesión 18. Legislatura 349. Discusión General. Se aprueba en general y particular sin modificaciones.

OTORGAMIENTO DE NACIONALIDAD, POR ESPECIAL GRACIA, A DON NORBERT GUNTER LECHNER BARTHOLME. Segundo trámite constitucional.

La señora ALLENDE, doña Isabel ( Presidenta ).-

En el Orden del Día, corresponde ocuparse, en segundo trámite constitucional, del proyecto, iniciado en moción, que otorga la nacionalidad chilena, por especial gracia, a don Norbert Gunter Lechner Bartholme.

Diputado informante de la Comisión de Derechos Humanos, Nacionalidad y Ciudadanía es el señor Sergio Ojeda.

Antecedentes:

-Proyecto del Senado, boletín Nº 3260-07 (S), sesión 15ª, en 9 de julio de 2003. Documentos de la Cuenta Nº 4.

-Informe de la Comisión de DD.HH. Documentos de la cuenta Nº 8, de esta sesión.

La señora ALLENDE, doña Isabel (Presidenta).-

Tiene la palabra el diputado Sergio Ojeda.

El señor OJEDA .-

Señora Presidenta , por encargo de la Comisión de Derechos Humanos, Nacionalidad y Ciudadanía, paso a informar sobre el proyecto de ley, iniciado en moción, que concede, por especial gracia, la nacionalidad chilena a don Norbert Gunter Lechner Bartholme .

La iniciativa fue aprobada en la Comisión de Derechos Humanos por la unanimidad de los diputados presentes, entre ellos, su Presidente, señor Fulvio Rossi, y los diputados señores Bayo, Letelier, don Felipe; Ojeda, Salaberry y Villouta.

El proyecto tuvo su origen en una moción de la senadora señora Carmen Frei y de los senadores señores Gazmuri , Larraín , Silva Cimma y Valdés . En la Comisión de Derechos Humanos fue aprobado por la unanimidad de los senadores presentes, y en la Sala, por 40 votos por la afirmativa, 5 por la negativa y 1 abstención.

Entre los antecedentes que se tuvieron a la vista para su aprobación, están los fundamentos constitucionales y las pautas concordadas por las comisiones de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados y del Senado. Entre los primeros está el número 5º del artículo 10 de la Constitución Política de la República, que señala que son chilenos los que obtuvieren especial gracia de nacionalización por ley, y el número 5) del artículo 60, que señala que entre las materias que pueden ser objeto de ley están las que regulen honores públicos a los grandes servidores.

Por su parte, las pautas concordadas por las comisiones de Derechos Humanos de ambas ramas del Poder Legislativo establecen las condiciones, requisitos o circunstancias para el otorgamiento de la nacionalidad por especial gracia.

La concesión, por gracia, de este beneficio constituye el más alto honor que se puede conferir a un extranjero en nuestro país, el que sólo se otorga a personas notables y destacadas, que trasciendan en la actividad que les es propia.

Las pautas establecen que, para efectos de concederse el beneficio, deberá considerarse la existencia de una vinculación real del beneficiario con la comunidad nacional.

Además, se establece que es necesario que la actividad ejercida por el extranjero se traduzca en un beneficio efectivo y relevante para el país, en el ámbito específico de que se trate, y que constituya un servicio destacado a la República.

Asimismo, se exige que las actividades desarrolladas por el extranjero beneficiado deberán haber alcanzado relevancia nacional, independientemente de que hayan tenido lugar en una zona determinada del territorio nacional o que se hayan circunscrito a un sector específico de actividad, por hechos públicos y notorios que no es necesario acreditar.

Más adelante, las pautas establecen que a la iniciativa legal deberán adjuntarse antecedentes escritos y documentos fundantes de la concesión de nacionalidad, especialmente un informe del Departamento de Extranjería del Ministerio del Interior, con la finalidad de obtener las referencias que se estimen pertinentes relativas a la persona, su individualización y su permanencia en el país. Asimismo, se deberán mencionar todos los galardones, premios y honores que haya recibido la persona a la que se va a conceder el beneficio.

Finalmente, las pautas señalan que quien inicie un proyecto de esta naturaleza deberá exponer y acreditar las calidades que justifiquen la dictación de la ley.

Todos estos antecedentes son importantes para las consideraciones que voy a exponer.

El señor Norbert Gunter Lechner Bartholme nació en Karlsruhe, Alemania, el 10 de junio de 1939. Se licenció en derecho en el año 1964, y en 1969 obtuvo un doctorado en Ciencias Políticas.

En 1964 llegó a nuestro país becado por la Fundación Konrad Adenauer, con el objetivo de trabajar en el Instituto de Estudios Políticos. El interés demostrado por nuestro país lo llevó a realizar su tesis de doctorado en Ciencias Políticas, otorgado por la Facultad de Filosofía de la Universidad de Freiburg, denominada “La Democracia en Chile”. Una vez aprobada y publicada, en 1971, se instaló en nuestro país contratado por la Universidad Católica de Chile como profesor investigador del Centro de Estudios de la Realidad Nacional de esa casa de estudios. Obtuvo su residencia definitiva el 11 de septiembre de 1972.

Entre los años 1971 y 1973 se desempeñó como profesor del Centro de Estudios de la Realidad Nacional , Ceren , de la Universidad Católica de Chile.

Subrayan los autores de la moción que la identificación del señor Norbert Lechner con nuestro país quedó de manifiesto cuando, después del 11 de septiembre de 1973, optó por permanecer en Chile y entregar, desde el área de las ciencias sociales, su contribución al restablecimiento de un modelo democrático.

En honor a sus destacados méritos como investigador, fue invitado por la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, Flacso, a integrarse a esa comunidad académica, desempeñándose, durante 1974 a 1976, como experto asociado de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, Ciencia y Cultura, Unesco.

Desde 1978 a 1985 fue coordinador de la Comisión “Teoría del Estado y de la política” en el Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales, Clacso .

Posteriormente, ejerció funciones como profesor investigador de la Flacso; ha colaborado en la formación académica de profesionales y en la elaboración de artículos y de publicaciones -su número es impresionante- que contribuyen, hasta nuestros días, al conocimiento de la realidad chilena y de América latina en un importante período de la historia de nuestro continente.

De los libros publicados por don Norbert Lechner destacan “La crisis del Estado en América Latina”, en 1978, y “La conflictiva y nunca acabada construcción del orden deseado”, en 1985, documentos que proporcionan información y puntos de vista trascendentes para el análisis político y social de los respectivos momentos en que fueron escritos, y que constituyeron un aporte fundamental para quienes, entonces, diseñaban caminos democráticos para sus países.

En 1988 fue elegido director de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, cargo que desempeñó en forma brillante hasta 1994, considerando las difíciles circunstancias de esa época: el término del régimen militar y el tránsito a la democracia.

Los autores enfatizan que existe unanimidad de criterio, tanto en los círculos intelectuales de Chile como de América, respecto de la gigantesca contribución que los trabajos del señor Norbert Lechner entregan al debate mundial de las ciencias políticas sobre temas relacionados con la memoria, la vivencia del tiempo, el papel del temor y de los imaginarios en el quehacer político. En tal sentido, hemos tenido la suerte y el honor de que estas fuentes de estudio hayan visto la luz en nuestro país para beneficio del mundo entero en materia de análisis internacional.

Durante 1993 y 1994 fue miembro de la comisión asesora en ciencias sociales de Conicyt y de la comisión de evaluación en derecho y ciencias políticas de Fondecyt, en Chile.

En reconocimiento al prestigio de su trabajo, en 1994 fue invitado a formar parte del cuerpo docente del doctorado de Flacso en Ciencias Sociales, con residencia en México.

Finalmente, concluyen los autores de la moción, el reconocimiento internacional a Norbert Lechner y su decisión de entregar su aporte intelectual desde y para Chile, circunstancia que ha realizado durante toda su vida profesional, constituyen un motivo de orgullo nacional y mérito suficiente para otorgarle, como agradecimiento, por ley de especial gracia, la nacionalidad del país, al que ha honrado y servido por prácticamente cuatro décadas.

Como testimonio de las consideraciones precedentes, se adjunta el currículum vitae de don Norbert Gunter Lechner Bartholme , en el cual constan los estudios efectuados, las actividades desarrolladas, los libros y artículos publicados, así como una extensa y variada trayectoria de los diversos cargos desempeñados en el área de las Ciencias Sociales, que avalan su experiencia durante casi cuatro décadas de residencia en el país en el ejercicio de su profesión.

La Comisión de Derechos Humanos, Nacionalidad y Ciudadanía de la Cámara, considerando que la iniciativa legal en informe se atiene a las pautas, condiciones y requisitos establecidos para el otorgamiento de la nacionalidad por especial gracia, que permite honrar excepcionalmente a extranjeros notables y destacados, y teniendo presente que don Norbert Lechner es una persona que tiene especiales méritos y calidades para recibir este reconocimiento, por unanimidad, acordó proponer a la honorable Cámara que apruebe el proyecto de ley, de artículo único, que dice: “Concédese la nacionalidad chilena, por especial gracia, a don Norbert Gunter Lechner Bartholme ”.

Es todo cuanto puedo informar.

He dicho.

La señora ALLENDE, doña Isabel ( Presidenta ).-

Tiene la palabra el diputado señor Francisco Bayo.

El señor BAYO .-

Señora Presidenta , el informe entregado por el diputado señor Ojeda evita reiterar los conceptos que fueron analizados en el seno de la Comisión de Derechos Humanos.

Sólo deseo resaltar el gran aporte que, en el ámbito académico, ha significado don Norbert Lechner para el país, que en el área de las ciencias políticas, ha traspasado las fronteras. Creemos que estos méritos y sus personales cualidades son atributos más que suficientes para merecer que este Congreso Nacional le otorgue la nacionalidad por gracia.

Ojalá muchos extranjeros llegaran a Chile a entregar un aporte como el que hoy día estamos reconociendo.

Por eso, anuncio los votos favorables de Renovación Nacional para la concesión de su nacionalidad por gracia.

He dicho.

La señora ALLENDE, doña Isabel (Presidenta).-

Tiene la palabra el diputado señor Camilo Escalona.

El señor ESCALONA.-

Señora Presidenta , también vamos a respaldar el proyecto, que tiene su origen en una moción presentada en el Senado de la República por parlamentarios de todos los sectores de opinión, tanto de Gobierno como de Oposición. Ese solo hecho indica elocuentemente el enorme respeto que existe por el esfuerzo intelectual y el tesonero trabajo teórico realizado por Norbert Lechner en nuestro país desde hace ya una considerable cantidad de años.

En realidad, se trata de un trabajador de la cultura, de la investigación, del trabajo académico; una figura que hizo del estudio de la realidad chilena su sentido de vida en el curso de una parte dilatada de su trayectoria intelectual.

Quiero subrayar en forma muy especial que los esfuerzos realizados en Chile en estos últimos años para mirar la realidad del país desde un ángulo distinto del oficial o habitual -concretamente, me refiero a los estudios sobre el desarrollo humano-, sin lugar a dudas tienen en Norbert Lechner su aporte intelectual más destacado.

Se ha avanzado hacia una visión más diversa de la realidad del país; se ha incluido un ingrediente que tiene su origen en una mirada profundamente rica, que se asienta en una perspectiva sociológica, en un compromiso social y en un concepto humanista desde el punto de vista cultural. Esto ha significado que, junto con el progreso económico del país, también se puedan poner de manifiesto las insuficiencias, las limitaciones, las imperfecciones, los atrasos y las carencias existentes desde el punto de vista de cada persona. Norbert Lechner ha sido, tal vez, quien con mayor tenacidad y profundidad ha permitido darle una mirada humana a la investigación científica en nuestro país.

Esto habilita al Congreso Nacional, de manera muy importante, para dar este paso y entregarle la nacionalidad chilena por gracia.

Sin duda, su actividad no comenzó en el último tiempo. Es un historiador e investigador que ha efectuado estudios sobresalientes respecto de la situación del Estado en América latina, así como también de la configuración de alianzas políticas que den gobernabilidad a nuestro continente. Como un investigador acucioso y desde su visión profundamente democrática, ha logrado emerger como uno de los aportes civilizatorios más significativos en nuestro país y en el continente americano.

Llegó joven a Chile. Sus principales rasgos personales han sido la seriedad y austeridad, cualidades que lo caracterizan como una de las personas que, a pesar de haber hecho uno de los aportes más profundos al estudio de la realidad chilena, no ha hecho de ello un medio de protagonismo mediático, aspecto importante de resaltar en esta sesión en que la Cámara de Diputados se suma al acuerdo ya adoptado por el Senado.

Se trata de un notable estudioso que, sin embargo, eludió el camino de la figuración por la vía del marketing. Hoy su trabajo es reconocido por su seriedad, profundidad y la enorme responsabilidad social e histórica que le imprimió. Sin duda, colocó todo su talento en función de un proyecto nacional de sólida raigambre humanista y civilizatoria, que, con una gobernabilidad democrática, fuera el eje del desarrollo tanto de nuestro país como de los de América latina.

Por todas estas razones, nos sumamos con entusiasmo a esta merecida decisión del Congreso Nacional, especialmente cuando la salud de Norbert Lechner atraviesa un momento delicado, difícil y comprometido.

He dicho.

La señora ALLENDE, doña Isabel ( Presidenta ).-

Tiene la palabra la diputada Adriana Muñoz.

La señora MUÑOZ (doña Adriana).-

Señora Presidenta , intervengo en nombre de la bancada del Partido por la Democracia para expresar el apoyo unánime de este grupo de parlamentarios a este proyecto de ley, cuyo objetivo es otorgar la nacionalidad chilena al destacado abogado, cientista político y docente, Norbert Lechner .

Para mí, como parlamentaria y socióloga, es motivo de especial alegría que el aporte de Norbert Lechner al desarrollo de las ciencias sociales en Chile motive esta iniciativa parlamentaria, que en el Senado fue suscrita por representantes de todos los partidos políticos, lo cual revela el amplio consenso que existe en el mundo académico y también entre los distintos sectores políticos sobre los méritos y cualidades de Lechner.

No se puede hablar de lo sucedido en las ciencias sociales en Chile y en América Latina en los últimos treinta años, sin citar obligatoriamente a Norbert Lechner . Su profusa obra de investigación, iniciada a principios de la década de los años ‘70, se ha ido extendiendo y profundizando a través del tiempo, generando verdaderos hitos en la construcción de nuevas matrices y claves de interpretación de la realidad nacional y continental.

Primero, fueron los grandes temas de la profundización democrática de los años ‘60 y ‘70; luego, los quiebres institucionales en toda la región, los estudios sobre procesos comparados de transición democrática, la inclusión de lo subjetivo en las ciencias sociales y en la sociología. Con ello, Lechner dio un salto metodológico cualitativo en las aproximaciones de los estudios societales. La compleja modernización de la sociedad y del Estado en América Latina, la gobernabilidad, el desarrollo humano y el perfeccionamiento de la teoría de las políticas públicas de corte reformista, son todos tópicos fundamentales de la historia de las ideas en nuestro continente, los que Lechner ha abordado con la profundidad y rigurosidad propia de su formación en dos de las mejores universidades germanas. Estos mismos tópicos hoy lo han transformado en un clásico de las ciencias sociales a nivel mundial, y la lectura de sus obras es un paso obligado de la formación curricular de sociólogos, cientistas políticos e historiadores de todo el concierto iberoamericano.

Norbert Lechner ha sido un hombre que, además de describir y de analizar los procesos sociales y políticos de nuestro continente, también se ha empapado y comprometido en términos existenciales con ellos, pero ha mantenido la prudente distancia que, en los términos expresados por Max Weber , hace la diferencia entre el consejero del príncipe, el político y el científico.

Si digo lo anterior por una cuestión de honestidad intelectual y de comprensión de las cualidades de Norbert Lechner , también debo referirme, a través de él, a un conjunto de intelectuales chilenos que han marcado, a través de distintas organizaciones académicas, una tradición intelectual que forma parte de los cimientos de la ciencia política y de la sociología de nuestro país.

Lechner no ha estado solo en la tarea de pensar y de repensar el Chile del presente y del mañana. Su nombre está inseparablemente unido al del profesor y sociólogo Enzo Faletto , de quien muchos de los que hoy formamos parte del Congreso fuimos sus alumnos. Por desgracia, murió hace muy pocas semanas, lo que ha significado una pérdida inmensa para la sociología y para las ciencias sociales latinoamericanas.

Junto a ellos, también se encuentran Tomás Moulian , Ángel Flisfisch , José Joaquín Brunner , Manuel Antonio Garretón , por mencionar algunos de los más actuales pensadores latinoamericanos de las ciencias sociales. Incluso en tiempos difíciles del gobierno militar, estos académicos, junto a Norbert Lechner , se quedaron en Chile haciendo estudios y reflexionando, aún en las peores condiciones de restricción para la libertad de pensamiento, de opinión y de cátedra.

Hoy, cuando se analizan los méritos que hacen acreedor a Norbert Lechner de este reconocimiento oficial por parte del Estado de Chile, no puedo dejar de compararlo con otros grandes pensadores extranjeros -por cierto, sin exagerar-, que, en su hora, también obtuvieron la nacionalidad por gracia. Norbert Lechner es a las ciencias sociales lo que fueron Filippi a las ciencias naturales, y, Bello , a las letras y al derecho, en el siglo XIX. Su presencia permanente en nuestro país, su compromiso personal e intelectual con Chile, con sus dolores y alegrías, lo han transformado desde hace mucho en uno más de los nuestros.

Por ello, termino mi intervención solicitando una amplia mayoría de la Corporación para aprobar el proyecto de ley en los mismos términos en que fuera despachado por el Senado, y, de esta manera, realizar un gesto republicano de reconocer los méritos de este alemán que hace mucho dejó de hablar sin acento.

He dicho.

La señora ALLENDE, doña Isabel (Presidenta).-

Tiene la palabra el diputado señor Edgardo Riveros.

El señor RIVEROS.-

Señora Presidenta , intervengo en nombre de la bancada del Partido Demócrata Cristiano para anunciar nuestro voto favorable y nuestro apoyo a este proyecto, que otorga, por especial gracia, la nacionalidad chilena al cientista social Norbert Lechner . Tenemos la convicción de que esta distinción, el más alto honor que puede conferir nuestro Estado a un extranjero, es muy merecida.

Norbert Lechner representa a ese ámbito intelectual que resulta muy beneficioso para la convivencia de cualquier sociedad, lo que implica poder desarrollar la fuerza de la razón por sobre cualquier otro factor que sirva, más que para producir acercamiento, convivencia y debate de ideas, para generar tensiones y, algunas veces, incluso violencia.

Norbert Lechner también desarrolló su actividad en tiempos difíciles, en momentos en que nos invadía la tensión y la violencia, y cuando era más necesario que nunca cultivar y fortalecer el desarrollo de la razón. Desde ese punto de vista, se necesita de un arraigado espíritu de comunidad para, desde los puntos de vista intelectual, de investigación y de docencia, dedicar la vida al logro de ese objetivo.

Son numerosas las obras que dan cuenta del desarrollo de las ideas de Norbert Lechner: libros, obras, artículos; pero, por sobre todo, quiero destacar las condiciones humanas de ese joven alemán que llegó a nuestro país becado por la Fundación Konrad Adenauer, en un momento en que nuestro país desarrollaba todo un cuadro de pensamiento, de perspectiva, de fortalecimiento, de deseo de libertad.

Así como ahora le otorgaremos la nacionalidad chilena, él, en su momento, hizo algo muy importante: decidió vivir en Chile y contribuir a nuestro país y, desde aquí, a todo el ámbito latinoamericano. Porque Norbert Lechner no sólo ha desarrollado su pensamiento en relación con Chile, sino también respecto del conjunto de países de América, en particular de los latinoamericanos.

Por lo señalado, de manera muy clara y con mucha satisfacción, los diputados democratacristianos concurriremos con nuestro voto favorable para que este proyecto, que otorga la nacionalidad chilena a Norbert Lechner , sea prontamente promulgado y publicado como ley de la República, de manera que él pueda asumir la nacionalidad chilena con el orgullo que siempre ha manifestado un hombre que permanece, piensa y cultiva nuestra nacionalidad; primero, en espíritu, y con plenitud jurídica a partir de que esta iniciativa sea ley.

He dicho.

La señora ALLENDE, doña Isabel (Presidenta).-

Tiene la palabra el diputado Carlos Montes.

El señor MONTES.-

Señora Presidenta , quiero expresar mi apoyo al proyecto que concede, por especial gracia, la nacionalidad chilena a Norbert Lechner .

Norbert Lechner es prácticamente chileno: fue casado con chilena y ha desarrollado gran parte de su trabajo académico en el país. Ha escrito varios libros, sobre el Estado y la organización de la sociedad. En los últimos años se ha orientado a un foco teórico fundamental: ha trabajado el tema de la subjetividad, es decir, cómo los seres humanos ven las cosas y participan en los procesos sociales a partir de sus sentimientos y percepciones.

Norbert Lechner se ha caracterizado por ser un gran creador conceptual, teórico y analítico; por ser maestro de mucha gente; por ser un gran pluralista, y por su capacidad para entenderse y conversar con personas de distintas corrientes, enfoques y visiones de las cosas. Como aquí se ha dicho, siempre ha tratado de comprender el mundo moderno y de ubicar a Chile en ese contexto.

Desde 1998, Norbert Lechner ha hecho una gran contribución a los informes del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, Pnud, al aportar, desde el ángulo de la subjetividad, a la comprensión de los procesos.

Su primer informe, de 1998, sobre las paradojas de la modernización, trata de descubrir la matriz que permita comprender la manera en que los chilenos asumen el crecimiento y el desarrollo económico. Dicho informe permitió constatar que entre los chilenos cunde una sensación de miedo: miedo a perder el sentido, miedo a quedar solo, miedo a no tener trabajo. Norbert Lechner , junto a mucha otra gente, jugó un rol central en el análisis conceptual y empírico que permitió comprender la realidad que vivía el país en pleno período de crecimiento y de auge económico.

Después, el año 2000, el Pnud le solicitó a este gran teórico que tratara de profundizar en el imaginario de los chilenos para saber qué pasaba con los sueños colectivos, con la capacidad de articularse unos con otros y constituir el capital social en Chile. Él ayudó a comprender y a desarrollar ese aspecto del informe que, en su momento, se expuso en la Cámara.

El año 2002, Norbert Lechner se dedicó a tratar de comprender el sentido de identidad de los chilenos, sobre cómo nos vemos a nosotros mismos y los cambios que dicha identidad va teniendo frente a los cambios del mundo. En ese estudio se pudo constatar que hay cierto déficit cultural entre, por una parte, el crecimiento que ha tenido la economía y el acceso a nuevos bienes, y, por otra, la capacidad de articularnos como personas, como sociedad, como comunidad.

Creo que la enseñanza, las reflexiones y las conclusiones de sus informes son fundamentales para el futuro de las ciencias sociales del país.

Norbert Lechner ha sido y seguirá siendo una persona que aporta mucho, razón por la cual la concesión, por especial gracia, de la nacionalidad chilena la tiene ganada de sobra. Es una persona de gran calidad humana y generosidad, y un gran amigo de mucha gente. Cuando uno comparte con él, se da cuenta de que el éxito individual, el ganar plata, el hacerse rico y famoso, no ha sido su móvil ni su proyecto de vida. Su móvil ha sido ser parte de una comunidad intelectual y nacional, aportar lo propio, aprender de otros y con otros. En suma, es una persona de gran calidad.

Cuando uno lo invita a cualquier lugar, siempre llega para explicar y hacer sus planteamientos en su particular estilo. Estuvimos con él en La Serena, en La Florida, en Peñalolén y en muchas otras partes, en las que siempre trató de vincular, desde su perspectiva, la vivencia que tenían los distintos grupos sociales con las grandes tendencias del mundo.

Su acento alemán concita mucha atención y, a veces, cuesta entender lo que dice; pero la profundidad de su pensamiento siempre cautiva e hipnotiza a los auditores. Norbert Lechner es prácticamente chileno; lleva mucho tiempo en Chile, goza con los éxitos de los chilenos, sufre como chileno y vive cada uno de los cambios de ánimo que tenemos como chilenos.

La concesión de la nacionalidad por gracia, es una pequeña, aunque muy importante distinción, para quien ha hecho un gran aporte a las ciencias sociales y a la dinámica social, política y cultural de Chile durante toda su permanencia en el país, en especial en los últimos años.

Como socialistas, nos sumamos con mucha fuerza y alegría a la aprobación de este proyecto, que concede, por gracia, la nacionalidad chilena a ese gran hombre, a quien le tenemos mucho cariño por habernos aportado y enseñado mucho.

He dicho.

- Aplausos

La señora ALLENDE, doña Isabel (Presidenta).-

Tiene la palabra el diputado señor Felipe Letelier.

El señor LETELIER (don Felipe) .-

Señora Presidenta , el diputado señor Sergio Ojeda informó sobre este proyecto de conformidad con lo acordado por la Comisión de Derechos Humanos, Nacionalidad y Ciudadanía.

Los argumentos esgrimidos para conceder la nacionalidad, por gracia, fueron muy contundentes.

La nacionalidad, por especial gracia, establecida en el artículo 10, número 5º, de la Constitución Política de la República, se concede a quienes han hecho relevantes aportes al país.

Los valiosos aportes al país de Norbert Gunter Lechner , lo ameritan de sobra.

Por eso, la Comisión de Derechos Humanos, Nacionalidad y Ciudadanía, por unanimidad, aprobó el proyecto.

Cuando Norbert Lechner llegó a nuestro país, en 1964, becado por la Fundación Konrad Adenauer, lo hizo con un objetivo concreto: estudiar los comportamientos políticos y sociales de nuestro país, tema que aborda en su publicación “La crisis del Estado en América latina”, de 1978. En esa época eran pocos los países de América latina que gozaban de democracia, pues la mayoría sufrió intervenciones militares, dictaduras. Hay toda una polémica respecto de si tales dictaduras eran fascistas, neofascistas o gorilistas, término este último que también figura en el lenguaje de las ciencias sociales. En su obra, Lechner llama la atención sobre la crisis de los estados en América Latina, en los momentos más álgidos y conflictivos, y respecto de la nunca acabada construcción de un orden. Sobre el particular, hizo un sinnúmero de aportes.

Las intervenciones de los diputados y de las diputadas que me antecedieron en el uso de la palabra fueron muy contundentes respecto de los méritos del proyecto.

Por lo tanto, los diputados del Partido por la Democracia -y como miembros de la Comisión de Derechos Humanos, Nacionalidad y Ciudadanía- vamos a respaldarlo, tal como ocurrió en el Senado, para que ojalá se apruebe por unanimidad.

He dicho.

El señor SALAS (Vicepresidente).-

Tiene la palabra el diputado señor Carlos Abel Jarpa.

El señor JARPA .-

Señor Presidente , quiero manifestar la adhesión y satisfacción de la bancada del Partido Radical Social Demócrata en torno de este proyecto, uno de cuyos autores es el senador Enrique Silva Cimma .

Quienes me antecedieron en el uso de la palabra señalaron los méritos que hacen acreedor de la nacionalidad por gracia a don Norbert Gunter Lechner , ciudadano nacido en Alemania, pero que ha vivido casi toda su vida en nuestro país y entregado su conocimiento en favor de las ciencias sociales a través de diferentes institutos.

Permítaseme señalar, una vez más, la importancia de las ciencias sociales en el desarrollo del ser humano. En ese sentido, se dieron a conocer los índices del desarrollo humano, que son de dulce y de agraz para nuestro país: si bien retrocedió cuatro lugares, aparece entre los países de más alto desarrollo humano en los últimos años.

Quiero reflexionar sobre el escaso porcentaje de recursos que, en ciencia y tecnología, se destinan al desarrollo social. En un encuentro realizado cuando me desempeñaba como presidente de la Comisión de Ciencias y Tecnología de la Cámara de Diputados, se demostró que sólo el 15 por ciento de los recursos para ciencia y tecnología van al desarrollo de las ciencias sociales.

El proyecto hace justicia a don Norbert Gunter Lechner al otorgarle la nacionalidad, por gracia, por su cariño, su afecto y el compromiso demostrado para con nuestro país, en especial al desarrollo de los sectores de menores recursos, donde lo más importante es el hombre. Tanto la ciencia como la tecnología deben estar en pro del desarrollo del ser humano y no el ser humano al servicio de la tecnología. Ése es el mensaje que debemos resaltar: no sólo hacer justicia otorgándole la nacionalidad por gracia a Gunter Lechner , sino, además, preocupándonos de otorgar mayores recursos a las ciencias sociales, en el entendido de que nuestro trabajo debe hacerse en favor del desarrollo integral de la persona.

He dicho.

El señor SALAS (Vicepresidente).-

Tiene la palabra el diputado señor Von Mühlenbrock.

El señor VON MÜHLENBROCK.-

Señor Presidente , los miembros de la Comisión de Derechos Humanos, Nacionalidad y Ciudadanía hemos tenido un criterio extremadamente amplio al estudiar las solicitudes sobre personas merecedoras de la nacionalidad por gracia.

En este caso, la moción para otorgársela a don Norbert Gunter Lechner Bartholme fue presentada por parlamentarios de diferentes partidos políticos, como la senadora señora Carmen Frei y los senadores señores Jaime Gazmuri , Hernán Larraín , Enrique Silva y Gabriel Valdés . A nuestro entender, se trata de un académico que ha desarrollado un prolífico trabajo en el campo de las ciencias políticas. Ha escrito varios libros y más de treinta artículos relacionados con temas como la democracia, la subjetividad, la cultura política, el capitalismo, la reforma y la democratización, lo que ha sido un verdadero aporte académico al desarrollo de las ciencias políticas en un mundo democrático.

Por lo tanto, me sumo a las palabras de los colegas que me han precedido en el uso de la palabra y anuncio que la Unión Demócrata Independiente apoyará el otorgamiento de la nacionalidad por gracia a don Norbert Lechner Bartholme.

He dicho.

La señora ALLENDE, doña Isabel ( Presidenta ).-

Antes de proceder a la votación, el señor Secretario va a dar a conocer los pareos.

El señor LOYOLA ( Secretario ).-

Se encuentra registrados los pareos de los diputados señores Pérez Opazo con Rossi; Longueira con Salas; Álvarez con Burgos; Forni con Sánchez, y Paya con Seguel.

La señora ALLENDE, doña Isabel ( Presidenta ).-

En votación en general el proyecto de ley que otorga, por especial gracia, la nacionalidad chilena a don Norbert Gunter Lechner Bartholme.

-Efectuada la votación en forma económica, por el sistema electrónico, dio el siguiente resultado: por la afirmativa, 77 votos. No hubo votos por la negativa ni abstenciones.

La señora ALLENDE, doña Isabel ( Presidenta ).-

Aprobado.

-Votaron por la afirmativa los siguientes señores diputados:

Accorsi, Aguiló, Alvarado, Ascencio, Bauer, Bayo, Becker, Bustos, Caraball ( doña Eliana), Ceroni, Cornejo, Cristi ( doña María Angélica), Cubillos ( doña Marcela), Dittborn, Egaña, Encina, Escalona, Espinoza, Galilea (don Pablo), García (don René Manuel), García-Huidobro, Girardi, González (doña Rosa), González (don Rodrigo), Guzmán (doña Pía), Hales, Hernández, Jaramillo, Jarpa, Jeame Barrueto, Kast, Kuschel, Leal, Leay, Letelier, Longton, Luksic, Masferrer, Melero, Mella ( doña María Eugenia), Meza, Molina, Montes, Mora, Muñoz (don Pedro), Muñoz (doña Adriana), Norambuena, Ojeda, Olivares, Ortiz, Pérez (don José), Pérez (don Aníbal), Pérez ( doña Lily), Prieto, Recondo, Riveros, Robles, Rojas, Saa (doña María Antonieta), Saffirio, Salaberry, Silva, Tapia, Tohá (doña Carolina), Tuma, Ulloa, Uriarte, Urrutia, Valenzuela, Varela, Vargas, Venegas, Vidal ( doña Ximena), Vilches, Villouta, Von Mühlenbrock y Walker.

La señora ALLENDE, doña Isabel ( Presidenta ).-

Por no haber sido objeto de indicaciones, queda aprobado también en particular.

Despachado el proyecto.

2.3. Oficio de Cámara Revisora a Cámara de Origen

Oficio Aprobación sin Modificaciones . Fecha 18 de julio, 2003. Oficio en Sesión 15. Legislatura 349.

VALPARAISO, 18 de julio de 2003

Oficio Nº 4436

A S. E. EL PRESIDENTE DEL H. SENADO

La Cámara de Diputados, ha tenido a bien prestar su aprobación, en los mismos términos en que lo hiciera ese H. Senado, al proyecto de ley que otorga, por especial gracia, la nacionalidad chilena a don Norbert Gunter Lechner Bartholme. (BOL N°3260-07).

Lo que tengo a honra decir a V.E., en respuesta a vuestro oficio Nº 22.474, de 2 de julio de 2003.

Devuelvo los antecedentes respectivos.

Dios guarde a V.E.

ISABEL ALLENDE BUSSI

Presidenta de la Cámara de Diputados

CARLOS LOYOLA OPAZO

Secretario de la Cámara de Diputados

3. Trámite Finalización: Senado

3.1. Oficio de Cámara de Origen al Ejecutivo

Oficio Ley a S. E. El Presidente de la República. Fecha 18 de julio, 2003. Oficio

Valparaíso, 18 de julio de 2003.

Nº 22.598

A S.E. El Presidente de la República

Tengo a honra comunicar a Vuestra Excelencia que el Congreso Nacional ha dado su aprobación al siguiente

PROYECTO DE LEY:

“Artículo único.- Concédese la nacionalidad chilena, por especial gracia, a don Norbert Gunter Lechner Bartholme.”.

Dios guarde a Vuestra Excelencia.

ANDRES ZALDIVAR LARRAIN

Presidente del Senado

CARLOS HOFFMANN CONTRERAS

Secretario General del Senado

4. Publicación de Ley en Diario Oficial

4.1. Ley Nº 19.890

Tipo Norma
:
Ley 19890
URL
:
https://www.bcn.cl/leychile/N?i=213326&t=0
Fecha Promulgación
:
04-08-2003
URL Corta
:
http://bcn.cl/2cx62
Organismo
:
MINISTERIO DEL INTERIOR; SUBSECRETARIA DEL INTERIOR
Título
:
CONCEDE, POR ESPECIAL GRACIA, LA NACIONALIDAD CHILENA ADON NORBERT GUNTER LECHNER BARTHOLME
Fecha Publicación
:
07-08-2003

LEY NUM. 19.890

CONCEDE, POR ESPECIAL GRACIA, LA NACIONALIDAD CHILENA A DON NORBERT GUNTER LECHNER BARTHOLME

    Teniendo presente que el H. Congreso Nacional ha dado su aprobación al siguiente

    Proyecto de ley:

    "Artículo único.- Concédese la nacionalidad chilena, por especial gracia, a don Norbert Gunter Lechner Bartholme.".

    Y por cuanto he tenido a bien aprobarlo y sancionarlo; por tanto promúlguese y llévese a efecto como Ley de la República.

    Santiago, 4 de agosto de 2003.- RICARDO LAGOS ESCOBAR, Presidente de la República.- José Miguel Insulza Salinas, Ministro del Interior.

    Lo que transcribo a Ud. para su conocimiento.- Saluda Atte a Ud., Jorge Correa Sutil, Subsecretario del Interior.