Historia de la Ley

Historia de la Ley

Nº 20.068

Introduce diversas modificaciones en materia de tránsito terrestre

Téngase presente

Esta Historia de Ley ha sido construida por la Biblioteca del Congreso Nacional a partir de la información disponible en sus archivos.

Se han incluido los distintos documentos de la tramitación legislativa, ordenados conforme su ocurrencia en cada uno de los trámites del proceso de formación de la ley.

Se han omitido documentos de mera o simple tramitación, que no proporcionan información relevante para efectos de la Historia de Ley.

Para efectos de facilitar la revisión de la documentación de este archivo, se incorpora un índice.

Al final del archivo se incorpora el texto de la norma aprobado conforme a la tramitación incluida en esta historia de ley.

1. Primer Trámite Constitucional: Cámara de Diputados

1.1. Moción Parlamentaria

Fecha 11 de junio, 1991. Moción Parlamentaria en Sesión 6. Legislatura 322.

La Sala acuerda refundir los boletines 999-15; 1034-15; 537-15; 637-15; 489-15 y 372-15 en este trámite constitucional.

Moción Refundida del Diputado. Munizaga Rodríguez, Eugenio.

MODIFICA LA LEY No 18.290, LEY DE TRANSITO, EN LO RELATIVO A VEHICULOS DE TRACCION HUMANA, TALES COMO BICICLETAS, TRICICLOS Y OTROS SIMILARES. (BOLETÍN 372-15).

Teniendo presente:

1.- La gran cantidad de ciclistas que circulan por las vías públicas del país, vehículo que se ha tratado de masificar e incrementar su uso, considerando que es uno de los medios de movilización que no contaminan, y que por su costo está al alcance de una gran cantidad de personas.

2.- Que salvo algunas excepciones, no existen vías especiales para los ciclistas, por lo que éstos se ven obligados a circular por las mismas vías que los conductores de vehículos motorizados.

3.- Que, según las estadísticas que lleva Carabineros de Chile, en 1989, de un total de 60.200 vehículos, que participaron en accidentes, 2.708 fueron bicicletas, y en 1990, de un total de 64.432, participaron 2.986 bicicletas. Cabe destacar que el número de bicicletas que participan en accidentes es muy superior al señalado por estas cifras, pues existen muchos casos que no son denunciados y, por ende, no registrados dado que las lesiones han sido de poca importancia y los afectados no han solicitado atención médica, o sólo han resultado con dalos materiales.

4.- Que, por la fragilidad de la estructura de las bicicletas, sus conductores están expuestos a mayores peligros que los conductores de vehículos motorizados.

5.- Que, por regla general, los ciclistas no respetan en forma debida las normas establecidas por la Ley del Tránsito, con lo cual exponen sus vidas y la de los demás.

6.- Que. al no existir en nuestra legislación, una norma que exija como requisito el poseer una licencia para conducir bicicletas, Carabineros de Chile al sorprender una contravención por parte de estos conductores, procede a notificar la correspondiente denuncia al Tribunal, pero, al no retirarle ningún documento que le interese al infractor recuperar, no existe forma de asegurar su comparecencia al Juzgado y las acciones legales que pudieren originarse posteriormente, no dan los resultados esperados, pues el domicilio normalmente no corresponde al indicado por éste.

POR LO ANTERIOR, el Diputado que suscribe viene en presentar el siguiente

PROYECTO DE LEY

ARTÍCULO PRIMERO: Modifícase la Ley N° 18.290, de Tránsito., en la forma que a continuación se indica:

a) Intercálase en el inciso primero del artículo 5°, entre la expresión "un vehículo motorizado" y "o a tracción animal" la frase "a tracción humana excepto carros de mano".

b) Agregase el siguiente inciso segundo al artículo 5°, pasando el actual segundo a ser tercero:

"Sin embargo, este requisito no se exigirá a aquellos conductores de vehículos a tracción humana menores de 18 años, quienes podrán conducirlos., sin esta licencia."

c) Substitúyese en el artículo 60, la coma (,) que sigue a la expresión "animal" por la conjunción "y" e intercálase, entre dicha conjunción y la expresión "deberán llevar", la siguiente frase "los conductores mayores de 18 años, en el caso de vehículos a tracción humana".

d) Sustitúyese en el inciso primero del artículo 7°, el punto aparte (.) por una coma (,) y agrégase la siguiente expresión:

“ salvo que ésta última sea menor de 18 años, en el caso de vehículos a tracción humana”.

e) Substitúyese en el inciso primero del artículo 8°, el punto aparte (.) por una coma (,) y agrégase la siguiente expresión: "salvo que se trate de personas menores de 18 años, en el caso de vehículos de tracción humana".

f) Modificase el inciso primero del artículo 12 de la forma siguiente:

1.- En el párrafo relativo a la Clase D, substitúyese la coma (,) y la letra "y" que viene a continuación de la palabra " similares " por un punto y coma (;) ;

2.- En el párrafo relativo a la Clase E, substitúyese el punto aparte (.) por una coma (,) seguida de la expresión "Y"; y

3.- Agrégase la siguiente Clase F:

"Clase F: Vehículos a tracción humana, tales como bicicletas, triciclos y otros similares".

g) Substitúyese la conjunción "y" entre las Clases D y E por una coma (,) y agrégase después de la Clase E la expresión "y F"

h) Substitúyese en el inciso penúltimo del artículo 12° el punto aparte (.) por un punto seguido (.) y agrégase a continuación la siguiente expresión "los poseedores de licencias clase A 1, A 2, B, C y D estarán habilitados para conducir vehículos cuya conducción requiera licencia de la clase F."

Substitúyese el inciso segundo del artículo 8° por el siguiente: "Toda bicicleta o triciclo deberá estar equipado con placas plásticas o huincha reflectante en los bordes anteriores y posteriores de cada pedal. Asimismo, éstas se ubicarán en las horquillas delantera y trasera o, en forma de arco circular en los rayos de cada rueda. En todo caso, en la horquilla delantera no podrá colocarse reflectantes de color rojo o anaranjado".

Substitúyese en el artículo 72 el punto final ( . ) por una coma (,) y agrégase a continuación la, siguiente expresión "y los conductores de vehículos a tracción humana llevarán puestos sobre sus vestimentas un arnés o chaleco reflectante."

k) Agrégase en el artículo 199, el siguiente número 14:

"14 Conducir un vehículo a tracción humana en contravención a lo establecido en el artículo 72."

ARTICULO SEGUNDO: La presente ley comenzará a regir 6 meses después de su publicación en el Diario oficial.

EUGENIO MUNIZAGA RODRIGUEZ

Diputado

1.2. Moción Parlamentaria

Fecha 11 de septiembre, 1991. Moción Parlamentaria en Sesión 39. Legislatura 322.

Moción Refundida de los Diputados Coloma Correa, Juan Antonio, Correa De la Cerda, Sergio, Leay Morán, Cristián, Melero Abaroa, Patricio, Orpis Bouchon, Jaime, Ulloa Aguillón, Jorge.

ESTABLECE RESTRICCION VEHICULAR CON EL FIN DE REDUCIR 0 EVITAR LA CONTAMINACION AMBIENTAL Y MODIFICA EL ARTÍCULO 197 DE LA LEY N° 18.290, LEY DE TRÁNSITO. (BOLETÍN 489-15).

ANTECEDENTES.

Como es de conocimiento público, en la ciudad de Santiago ha venido operando un sistema denominado restricción vehicular, implantado durante la administración anterior con el preciso objeto de evitar o reducir la contaminación ambiental producida por el escape de los gases de los motores de combustión interna.

Atendido que se trata de una restricción a la libertad de traslación garantizada por el artículo 19 N° 7, letra a), de la Constitución Política, debiera establecerla la ley según lo dispone su artículo 19, N° 8, inciso segundo, que textualmente expresa: "La ley podrá establecer restricciones específicas al ejercicio de determinados o libertades para proteger el medio ambiente".

OBJETIVO DEL PROYECTO.

Sobre tal base constitucional y conscientes de la necesidad de dotar a la autoridad de mecanismos jurídicos adecuados, así como incentivar el uso de catalizadores, se propone un proyecto de ley cuyas ideas principales se reducen a los siguientes tres aspectos:

a. Establecer la restricción en la ley y facultar a la autoridad para determinar: 1°) en qué ciudades se aplicará (lo que se hará mediante decreto supremo), 2°) las calles y avenidas donde se aplicará (mediante simple decreto) y 3° las características objetivas que permitan determinar los vehículos afectados (también mediante simple decreto), así como un sistema que asegure la rotación de la restricción, cuando sea parcial, como sucede actualmente con los últimos dígitos de la placa patente.

b. Exceptuar de esta restricción a los vehículos que, por usar catalizadores y combustible sin plomo, no deben en justicia sufrir los efectos de la restricción, ya que ésta sólo tiene por objeto preservar el medio ambiente libre de contaminación, conforme a las normas constitucionales ya citadas.

Corresponderá al reglamento señalar las cantidades mínimas de plomo en combustible que se considera inocua, así como las características de los catalizadores.

Nótese que esta restricción, establecida por razón de contaminación ambiental, como se ha dicho, es independiente del peaje o tarificación de algunas calles y avenidas del centro de Santiago que ha dispuesto el Ministro de Transportes y Telecomunicaciones. En efecto, en este último caso se trata de un problema de sobrecarga del tránsito por determinadas vías de circulación, que si bien está vinculado a la contaminación (la circulación lenta o congestionada es más contaminante) no es precisamente un problema de contaminación, sino de utilización de determinados bienes nacionales de uso público que son insuficientes y se congestionan. El presente proyecto en nada afecta a los peajes urbanos.

c. Establecer sanciones para quien utilice indebidamente un elemento autoadhesivo que entregará la municipalidad a los vehículos que estén exentos de restricción por usar catalizador y combustible sin plomo (o con poco plomo). Asimismo, quien transite con un vehículo motorizado en una zona restringida sin estar afecto a la excepción también será sancionado.

Los casos de uso indebido no se señalan en la ley sino que los calificará el juez de policía local. Por vía de ejemplo pueden citarse los siguientes: usar el distintivo después de haber eliminado el catalizador del vehículo o haber obtenido el distintivo sin que el vehículo cuente con catalizador adecuado para combustible con poco plomo.

Estas infracciones se considerarán gravísimas para los del Tránsito y se sancionarán con una multa como contravenciones de esa naturaleza por el juez de policía procedimiento que establece la propia Ley del Tránsito.

En consecuencia, los diputados abajo firmantes venimos en Cámara el siguiente

PROYECTO DE LEY

Artículo 1°.- La circulación de vehículos avenidas estará restringida en las ciudades que determine el Presidente de la República, a fin de reducir o evitar la contaminación

Artículo 2°.- La restricción vehicular a que se refiere afectar a los vehículos motorizados en forma parcial y decreto que la disponga señalará, en todo caso, las calles Las que se aplicará la restricción, y las características de los vehículos a los cuales afecte, mediante elementos objetivos que alternancia o rotación de la restricción.

Artículo 3°.- Se exceptúan de la restricción anterior, los utilicen gasolinas con bajo contenido de plomo y elementos en la forma que determine el reglamento.

La municipalidad respectiva otorgará, en este caso, un acredite no estar afecto a la restricción de circulación, y que la leyenda "Exento de Restricción Vehicular".

Artículo 4°.- Introdúcense las siguientes modificaciones al artículo 197 de la ley N° 18.290:

a) Elimínase la conjunción "y" que aparece en el N° 5 y coma(,) que la antecede, por un punto y coma(,);

b) Sustitúyese, en el N° 6, el punto (.) por una coma (,) y agréguese la conjunción "y”,

c) Agrégase el siguiente N° 7:

“7. Transitar, sin estar legalmente exceptuado, por una zona urbana restringida por razones de contaminación ambiental, o utilizar indebidamente el distintivo "Exento de Restricción Vehicular ” .”.

1.3. Moción Parlamentaria

Fecha 20 de noviembre, 1991. Moción Parlamentaria en Sesión 24. Legislatura 323.

Moción Refundida del Diputado Palestro Rojas, Mario.

Proyecto de ley, iniciado en moción del Diputado señor Palestro, que modifica la ley Nº 18.290, de Tránsito, con objeto de incentivar el uso de las bicicletas (boletín Nº 537-15).

Nota:

Esta iniciativa fue incorporada en el estudio del proyecto de ley, en primer trámite constitucional y primero reglamentario, que introduce diversas modificaciones en materia de tránsito terrestre (boletín Nº 999-15). El respectivo informe es de fecha 18 de noviembre de 1994.

En la página 3 del informe de la Comisión se señala que, para el estudio del proyecto de ley, se tomaron en cuenta, entre otros antecedentes, las mociones que modifican la ley Nº 18.290.

Más adelante, en la página 124 del mismo informe, se incluye esta moción, con indicación expresa de la votación recaída en ella (rechazada por la unanimidad de los Diputados presentes).

MODIFICA LA LEY 18.290, LEY DE TRÁNSITO, CON EL OBJETO DE INCENTN AR EL USO DE LAS BICICLETAS (BOLETIN N° 537-15)

Visto 10 dispuesto en el Artículo 60, N° 2, de la Constitución Política de la República; la ley del tránsito N° 18.290. CONSIDERANDO:

1.- Que el grado de congestión vehícular, con sus consecuencias de contaminación, daños a la salud de los habitantes y aumento de los accidentes del tránsito, ha llegado en nuestro país y en especial en la ciudad de Santiago, a constituir una preocupación de todos los sectores de la ciudadanía.

2.- Que especialmente se ven afectados los sectores populares quienes deben movilizarse en vehículos de tracción humana corno las bicicletas o los de transporte colectivo de pasajeros. Que para los primeros el riesgo de accidente en el que resulte lesionado y destruido su vehículo es alto, toda vez que se produce una peligrosa actitud frente a ellos.

3.- Que esta situación se ha pretendido resolver a través de numerosas instrucciones e iniciativas, cuyo principal objeto ha sido anunciar la posible presencia en la calzada de vehículos de tracción humana o animal, sin lograr los resultados esperados.

4.- Que se hace necesario contemplar en la ley un espacio destinado exclusivamente al uso de vehículos a tracción humana, como lo son las bicicletas y triciclos con el objeto de producir por una parte un ordenamiento en la relación entre otros vehículos y éstos y, por otra, un incentivo para el uso de la bicicleta a través de otorgarle mayor seguridad.

5.- Que junto a este proyecto de ley ha enviado un oficio al señor Presidente del Banco del Estado a fin que abra una línea de crédito especial a colegios e industrias con el objeto de permitir la adquisición masiva de estudiantes y trabajadores de bicicletas.

6.- Que en años anteriores hubo una iniciativa destinada a la adquisición de bicicletas que resultó ineficiente debido al alto costo de ellas y a la no existencia de las medidas de seguridad mínimas para utilizar este medio de movilización.

7.- Que es idea matriz de este proyecto incorporar en la ley del tránsito diversas modificaciones destinadas a otorgar seguridad a las personas que se movilizan en bicicletas y, por otra parte, contemplar un mecanismo que incentive la adquisición de este vehículo.

8.- Esta idea matriz se concretiza en el establecimiento del concepto de ciclovía y un nuevo título destinado a regular el tránsito de vehículos a tracción humana. Por lo anterior, el Diputado que suscribe viene en presentar el siguiente:

PROYECTO DE LEY:

Artículo 1.- Modifícase la ley de tránsito N° 18.290, en los artículos y sentidos que a continuación se indican.

a) Intercálase en el artículo 2, después del significado de la palabra "Calzada" y antes del significado de la palabra "Conductor" lo siguiente:

"Ciclovía: Parte de una calzada destinada exclusivamente al uso de vehículos' a tracción humana;"

b) Modificase el artículo 136, en el sentido que se elimina la expresión ''bicicletas'' y la coma (,) que lo sigue.

c) Intercálase en el artículo 159, N° 2, entre las palabras "aceras," y "paso de peatones" la expresión “ciclovías,".

d) Intercálase un nuevo artículo 166 bis, que señale: "166 bis: El tránsito por las ciclovías se hará en dirección opuesta al tránsito de vehículos motorizados y de tracción animal debiendo, además contar el vehículo con las luces y señales suficientes para ser distinguido. La ciclovía estará separada por señales suficientes a lo menos a 2 metros del resto de la calzada en el costado izquierdo de ella. Las bicicletas en caso alguno podrán circular paralelamente entre si en ciclovía, excepto para el solo efecto de adelantar. Las bicicletas tendrán derecho a paso preferencial en las esquinas cuando este corresponda a los peatones y, en todo caso, respecto de los vehículos motorizados que realicen viraje. Sin embargo, este derecho se pierde respecto de los peatones.". El conductor deberá mantener ambas manos sobre el manubrio de la bicicleta y el debido control del vehículo y su necesaria estabilidad, quedando impedido de llevar cargas que le puedan impedir cumplir con esta disposición.

e) Reemplázase al final del N° 19, del artículo 172, la coma (,) y la "Y" por un punto y coma (;).

f) Reemplázase el punto al final del N° 20, del artículo 172, por una coma (,) agregándose la conjunción "Y" después de ella.

g) Agregáse el siguiente N° 21, al artículo 172.

"N° 21.- Circular por un sector distinto de la parte de la calzada que le corresponda según el tipo de vehículo que conduce".

Artículo 2°.-

Autorizase a los establecimientos educacionales de enseñanza media, técnico profesional o de adultos y a las empresas para suscribir convenios de adquisición de bicicletas para sus alumnos o trabajadores mediante créditos que serán cobrados mensualmente a los apoderados o descontados de sus remuneraciones hasta el pago total del crédito.

El retiro del alumno o el término del contrato de trabajo facultará al establecimiento y al empleador para cobrar el total del saldo pendiente. En todo caso, el establecimiento educacional y el empleador no podrán obtener ganancia alguna del cargo del beneficiario.

Artículo Primero Transitorio: Las municipalidades tendrán el plazo de 120 días para obtener las vías y señalizaciones a las disposiciones de esta ley.

(Fdo.): Mario Palestro R., Diputado".

1.4. Moción Parlamentaria

Fecha 19 de marzo, 1992. Moción Parlamentaria en Sesión 57. Legislatura 323.

Moción Refundida del Diputado Barrueto, Víctor.

MODIFICA EL ARTICULO 13 DE LA LEY N° 18.290, LEY DE TRANSITO, EN LO RELATIVO A LA CONCESION DE LICENCIA DE CONDUCIR (BOLETÍN 637-15).

Honorable Cámara:

De conformidad a lo dispuesto en el artículo 60 N° 2 y N° 20 de la Constitución Política de la República y el artículo 19 N° 3 de la misma Constitución, vengo en presentar un Proyecto de Ley cuyo objeto es excluir de la aplicación del artículo 13 de la ley del Tránsito a quienes ya han cumplido la pena principal y a quienes les afecta la prolongación de sus procesos.

En efecto, nos parece del todo injusto que las penas accesorias sigan produciendo sus efectos sobre aquellas personas cuya responsabilidad penal se ha extinguido, sea porque cumplieran la pena principal o porque se les ha indultado o amnistiado.

Por cierto este proyecto se inscribe dentro de un criterio que consiste en que las penas que se condenan a cualquier persona deben ser ejemplarizadoras y reformadoras de quien ha sido condenado y, por lo mismo, no deben prolongarse en el tiempo más allá de lo que la sociedad estime necesario.

El caso del artículo 13 de la ley del Tránsito constituye una norma que, dada su amplitud produce el efecto contrario al deseado.

Así, una persona que ha cumplido su condena o la sociedad ha estimado que es posible extinguir la responsabilidad penal que le corresponde, no debiera seguir sufriendo más sanciones y menos aún, que ellas le afectaran a perpetuidad, salvo que se trate de accesos a cargos o funciones públicas que justifiquen esta mantención

Este es el caso de la inhabilidad para obtener licencia de conducir que afecta a quienes hubieren sido condenados o se encontraren procesados por los delitos que señala el artículo 15 de la ley que se pretende modificar.

Para evitar el efecto de este artículo u otras disposiciones legales que sancionen como pena accesoria con la inhabilidad pare conducir vehículos, proponemos que en ningún caso esa inhabilidad podrá sobrepasar el plazo del cumplimiento de la pena principal y, por lo mismo se extingue junto con ella.

POR LO ANTERIOR, el Diputado que suscribe viene en presentar el siguiente:

PR0YECTO DE LEY

Artículo Único: Intercálase en el artículo 13 N° 3 de la ley 18.290 como inciso segundo el siguiente:

"En todo caso, para la calificación señalada en este número, no se considerarán las condenas cuyas penas principales se encontraren cumplidas o se hubiere extinguido de otra forma la responsabilidad penal".

VICTOR BARRUETO

Diputado

1.5. Mensaje

Fecha 21 de mayo, 1993. Mensaje en Sesión 1. Legislatura 326.

Mensaje de S.E. el Presidente de la República.

INTRODUCE MODIFICACIONES EN MATERIA DE TRANSITO TERRESTRE (boletín Nº 999-15)

"Honorable Cámara de Diputados:

El proyecto que someto a vuestra consideración tiene por objeto introducir principalmente modificaciones a la ley Nº 18.290 que fija la ley de tránsito, con las cuales se persigue corregir diversas materias e incorporar otras no consideradas en la normativa vigente.

Para formular el presente proyecto, se recogieron opiniones de distintos sectores de la comunidad. En particular, se instruyó a los señores secretarios regionales ministeriales de transportes sobre la necesidad de recabar información acerca de los problemas que presenta la actual Ley de Tránsito. Fruto de dicho esfuerzo se recibieron opiniones tanto de particulares como de organizaciones, las que se consideraron para redactar los temas sometidos a la consideración de una comisión técnica integrada por profesionales de las áreas de ingeniería de transportes de las Universidades de Chile y Católica, Ministerio, de Justicia, Carabineros, departamentos de tránsito de las municipalidades de Santiago y Providencia, Automóvil Club de Chile y Unidad operativa de control de tránsito. Asimismo, se efectuó una consulta a la Asociación Nacional de jueces y secretarias abogados de Juzgadas de Policía Local, para recabar su autorizada opinión. En consecuencia, el procedimiento seguida, junta can cautelar la necesaria participación de la comunidad, cuenta con la rigurosidad técnica que debe tener una ley que más allá de ser conocida cama ley de tránsito., reviste importancia para mejorar las condiciones, le seguridad vial, aspecto en el cual nuestra país ciertamente ostenta un triste récord.

Cabe mencionar las apartes efectuadas par las H. Diputadas señores Diputados Faulbaum, Octavio Jara y Jasé Miguel Ortiz, cuyas valiosas sugerencias han sido consideradas en este proyecto.

Para una mejor comprensión del proyecto, la exposición de motivos se ha dividido, en acápites que tratan, par materia, las diversas modificaciones que se plantean, aun cuando la parte normativa se presenta en arden correlativa, de acuerda can el articulado de la ley vigente.

I

PARTICIPACION EN ACCIDENTES ARTICULOS: 191º y 204º Nº 5

El artículo 183º de la ley 18.290 obliga a las participantes en un accidente de tránsito a dar cuenta a la autoridad más próxima, baja presunción de culpabilidad (artículo. 173º, inciso. final) si abandonan el lugar del accidente. Dada que es una presunción legal (es decir, admite prueba en contrario) quienes conducen baja la influencia del alcohol se ven así estimuladas a darse a la fuga y presentarse al tribunal posteriormente, con, la cual evitan la necesidad de someterse al examen de alcoholemia. Un casa particularmente grave es el de las conductores que participan en accidentes con lesionados, usualmente atropellas, las que al darse a la fuga no. solamente privan de auxilia inmediata a las víctimas sino que, además, la privan de la asistencia del segura auto, matar obligatoria, el que para ser eficaz hace necesaria identificar el vehículo participante. Dicha acta está penada en la legislación solamente can el establecimiento de una presunción de culpabilidad que, cama se señaló precedentemente, admite prueba en contraria, sin que la norma de tránsito reconozca que el hecha misma de no. detenerse y auxiliar a las víctimas constituye una demostración concreta de falta de idoneidad moral para conducir. En consecuencia, es necesaria modificar la Ley de Tránsito a fin de evitar que a un conductor le convenga huir de la zona del accidente. A dicha fin se propone que la ley establezca que la persona que adapte dicha conducta carece de idoneidad moral para conducir, por la que corresponde cancelarle la licencia. Dicha pérdida es en realidad una suspensión, dada que la ley admite que, la licencia de conducir sea otorgada nuevamente después de un lapso de dos años.

II

SUBIDA Y BAJADA DE VEHICULOS.

ARTICULOS: 91º Nº 2, 93º, 114 Y 167º Nº 9

La Ley de Tránsito contiene diversas normas relativas a la subida y bajada de vehículos, así cama al usa de las puertas, estando algunas de esas normas en contradicción: entre sí a resultando inconvenientes. De esta forma, la ley prohíbe a las pasajeras de vehículos de locomoción colectiva (y sólo a ellas) subir a bajar de un vehículo en movimiento, maniobra que es legalmente imposible dado que la misma ley exige que dichos vehículos circulen con las puertas cerradas. Ello trae como consecuencia que una eventual caída de un pasajero le es imputable a sí mismo y no, como debería ser, al operador del vehículo que no cumple la obligación legal, permitiéndose que éste evada su responsabilidad por ese tipo de accidentes. Ello se traduce en alrededor de 1400 accidentes con heridos por caídas al año.

En otro orden de cosas, la ley en el artículo 167º inciso noveno prohíbe acceder a un vehículo por el lado de la calzada, 10 cual implica que un conductor de automóvil debería subir por el asiento del pasajero y trasladarse por el interior del vehículo hacia el asiento del conductor, procediendo análogamente para descender. Esto, obviamente, jamás ha sido respetado. De allí que, siguiendo el ejemplo de la legislación española y de Estados Unidos (UVC, Seco 11-11 05), se propone reformular las reglas asociadas a la forma de acceder a un vehículo, estableciéndose, para todos ellos, la obligación de circular con las puertas cerradas y de solamente abrirlas cuando el vehículo esté inmovilizado, previa constatación de que ello no signifique riesgo para otros usuarios.

III

AUTORIZACION DE ACTIVIDADES DEPORTIVAS EN LA VIA PÚBLICA

ARTICULO 169º

El artículo 169º de la ley de tránsito señala que la autorización de actividades deportivas en la vía pública corresponde a los alcaldes. Dicho precepto no reconoce la dificultad que representan aquellas competencias que transcurren por vías sujetas a la tuición de más de un municipio, caso en el cual se encuentran competencias importantes como las de ciclismo, las que en su desarrollo suelen incluir decenas de comunas, con los consiguientes problemas de organización y control. A dicho fin se propone que, en aquellos casos en que la actividad deportiva incluya más de una comuna, la autorización corresponda otorgarla al señor secretario regional ministerial de transportes respectivo y, en el caso en que dicha actividad abarque varias regiones, dichos funcionarios deberán coordinarse entre sí.

IV

SEÑALIZACION DE TRANSITO.

ARTICULOS: 99º, 101º y 105º

El artículo 99º señala que el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones definirá la normativa relativa a la señalización de tránsito, aspecto que ya fue cumplido al dictarse la norma reglamentaria correspondiente. Desafortunadamente el legislador omitió considerar los conceptos asociados a la calidad de los dispositivos de control de tránsito, lo que ha tenido como consecuencia la existencia de un sinnúmero de señales que, cumpliendo en la forma con el diseño oficial, no presentan características de seguridad importantes, como, por ejemplo, la necesidad de que sean reflectantes. Así, no es inusual que en trabajos en las vías, las empresas contratistas instalen señales construidas en un tablero de madera pintado que, por carecer de condiciones de reflectancia se convierte en un peligro en los horarios de baja intensidad luminosa. Para corregir dicho problema se propone complementar e1 citado artículo estableciendo un proceso de certificación de señales, semáforos, controladores de semáforos, equipos de protección de cruces ferroviarios, en suma, de todos los elementos importantes a la seguridad del tránsito vehicular y peatonal. La existencia de normas de calidad, certificada, permite establecer un adecuado nivel de transparencia en el mercado del rubro. En general, los dispositivos de control de tránsito nuevos deberán ser de un tipo certificado, exponiéndose el proveedor que deja de cumplir la norma a que se le cancele la certificación. Complementariamente, se establece penalidad por proveer o instalar dispositivos de control de tránsito que no sean de un tipo certificado. El monto de la multa se ajustó a lo que dispone la ley para las infracciones a la certificación de productos eléctricos (DFL Nº 1, de 1982 del Ministerio de Minería, artículo 131).

En el artículo 99º se agrega una norma explícita impidiendo la instalación de señales de prohibición que sólo reflejan normas de la ley. Un caso común es el de las señales "No estacionar" que algunos municipios se ven obligados a instalar al lado izquierdo de la calzada (donde la ley prohíbe expresamente estacionar). La existencia de dichas señales ha constituido un motivo permanente de disputa, dado que su instalación induce a creer que en la cuadra siguiente, en que no se instaló la señal, es legal estacionar al lado izquierdo. En todo caso la prohibición que se propone introducir no inhibe los esfuerzos educativos de los municipios, permitiéndose, en particular, que sigan instalando señales informativas que recuerden a los usuarios la prohibición legal, las que por ser de otro tipo y de otro diseño, no se confunden con las señales que establecen prohibiciones.

La Ley de Tránsito incluye entre sus preceptos normas rudimentarias relativas a la obligatorias relativas a la obligatoriedad y precedencia de las señales (artículo 101º), sin que se reconozca explícitamente la importancia de la demarcación corno medio de control de tránsito. Para corregir dicho problema se propone señalar el orden en que deben ser consideradas las señales o indicaciones, introduciéndose en dicho ordenamiento las señales o indicaciones que efectúa el personal de bomberos para controlar el área adyacente a un siniestro. Adicionalmente, se establece la infracción de instalar señales o efectuar indicaciones a conductores y peatones, sin tener la autoridad otorgada por la ley para ello.

Se innova en el sentido de permitir que el departamento de tránsito correspondiente, o la dirección de vialidad, en su caso, autoricen a particulares a instalar señalización o barreras. Se incorpora así en la ley una norma explícita que viene a regularizar las necesidades de las compañías de servicios que habitualmente deben instalar señales y barreras para efectuar labores de mantención y, el particular, para poder proceder ,a destapar cámaras subterráneas (telefónicas, aguas servidas, etc.). Ello permitirá, además de regularizar una situación de hecho, que el municipio establezca condiciones específicas para realizar dichas labores, mejorándose con ello las condiciones de seguridad.

El artículo 105º faculta a la autoridad competente para retirar las señales no oficiales. Desafortunadamente, la ley utiliza la expresión "podrá", de lo cual se ha deducido que el retiro de las señales no oficiales no es obligatorio. Ello representa una práctica de riesgo desde el punto de vista de la seguridad vial, por lo que se propone que la expresión deberá ser "deberá". Adicionalmente, se considera adecuado facultar al tribunal para ordenar el retiro de las señales no oficiales y se establece una multa para quienes aparezcan corno beneficiados, dado que la experiencia ha demostrado que el simple decomiso no desincentiva la conducta.

V

LINEA DE DETENCION DE VEHICULOS.

ARTICULO 2º

La ley, en su artículo 2º, define la línea de detención de vehículos asociándola necesariamente a dos pasos de peatones, existiendo diversas situaciones en que es necesario establecerla sin que existan pasos peatonales, como por ejemplo en los cruces ferroviarios.

Otro aspecto que hace necesario actualizar la definición proviene del significativo progreso que ha existido en las normas de diseño de infraestructura, tanto en el caso urbano como en carreteras. Ello ha permitido introducir las pistas exclusivas de viraje a la izquierda localizadas sobre los bandejones centrales. Dicha modalidad de operación hace necesario establecer líneas de detención de vehículos sobre dichos bandejones, muchas veces en áreas donde no se permite el tránsito de peatones. Dicha situación no existía cuando se redactó originalmente la ley.

La modificación propuesta no altera las condiciones de operación de los pasos para peatones, dado que el artículo 167 Nº 8 define que los peatones tienen derecho preferente de paso. De esta forma la ley no impide que los vehículos puedan posicionarse en dichos espacios cuando no haya peatones utilizándolos, mejorando así las condiciones de visibilidad y promoviéndose un paso seguro de los vehículos por la intersección. Dicho aspecto es ambiguo con la actual redacción de la ley, la que al señalar que la línea de detención está localizada antes del paso de peatones, tiende a sugerir que los vehículos deben esperar allí para acceder al cruce, con los graves problemas de visibilidad y, por ende, de seguridad que de ello se deduce. En consecuencia, también se corrige dicha ambigüedad de interpretación (artículo 2º, definición de "línea de detención de vehículos").

VI

INDICACIONES DE SEMAFOROS

Artículos 110º, 111º y 198º Nº 31.

La Ley de Tránsito define en el artículo 110º y siguientes el significado de las diversas indicaciones de los semáforos. Dicha lista es incompleta ya que no considera adecuadamente las indicaciones para peatones ni biciclos. Pero, lo que es peor, tiene diversas definiciones que se contraponen directamente con los tratados internacionales suscritos por el país, específicamente con la Convención internacional de señalización vial de Viena, publicada en el Diario Oficial el día 25 de marzo de 1975, la que por ende rige como ley de la República. Para solucionar dicho problema existen básicamente dos opciones: la primera consiste en retirar todas las normas atingentes a semáforos a la ley dejando en el hecho vigente el tratado antes señalado, mientras que la segunda consiste en coordinar la ley de tránsito con las normas del tratado. En el proyecto se propone esta segunda modalidad, dado que el texto mismo de la Ley de Tránsito es utilizado extensivamente como referencia por los conductores, de tal forma que la inclusión de dicho texto de las normas relativas a operación de semáforos permitirán una mejor difusión a los usuarios, promoviéndose así su acatamiento. Adicionalmente dicha modificación eliminará de la Ley de Tránsito algunos conceptos riesgosos, como ser la norma atingente a luz roja y flecha verde, cuya redacción permite que el semáforo esté simultáneamente con dicha indicación, dando derecho de paso a movimientos conflictivos, situación de extrema peligrosidad. Incidentalmente, la presentación de luz roja con flecha verde se encuentra prohibida en la Convención de señalización vial.

Finalmente se define como infracción grave la conducta de bloquear el cruce, como forma eficaz de reprimir la ocurrencia de una infracción, que se traduce en significativos índices de congestión en las intersecciones.

VII

REVISIÓN TÉCNICA DE VEHICULOS

Artículo 82º, 98º, 198º Nº 25 Y Nº 30, y 207º.

El Gobierno que me honro en presidir advierte, con preocupación, los elevados índices de accidentes con los que se realiza el tránsito por calles y caminos. Asociado a dicha realidad, se puede constatar a diario la circulación de vehículos que no cumplen diversas condiciones de seguridad, ya sea por presentar desperfectos en las indicaciones de viraje, por carecer de focos u otros defectos fácilmente perceptibles.

Como medio de progresar en el control de dicho problema, el artículo 98º de la ley de tránsito señala que "los vehículos que hayan perdido sus condiciones de seguridad serán retirados de la circulación..." Dicho precepto, en apariencia sumamente riguroso, es paradójicamente el que permite la significativa circulación de vehículos con los problemas de seguridad antes señalados, dado que no existe dotación policial suficiente para el traslado de vehículos a los recintos municipales, y éstos habitualmente no poseen la capacidad necesaria para un programa masivo de retiro de vehículos; incluso numerosas comunas carecen de dichos recintos. Adicionalmente, se considera que existen casos en que la autoridad puede permitir que el vehículo prosiga su marcha sin detrimento de la seguridad pública, por ejemplo en un caso en que se observe la falta de un foco, siendo de día, o con un nivel de emisión de contaminantes superior a la norma. En dichos casos es más apropiado proceder a anular la revisión técnica, con lo cual se obliga al propietario a reparar el estropicio, y demostrarlo concurriendo a obtener un nuevo certificado. Cabe señalar que ante la imposibilidad física de retirar los vehículos con desperfectos, Carabineros procede a cursar una infracción por mal estado mecánico, lo cual no garantiza que el vehículo sea efectivamente reparado.

La modificación legal que se propone posibilitará, además, revisar el decreto que fija el calendario de revisiones técnicas de tal forma que los vehículos más nuevos sean examinados a intervalos de tiempo mayores, con lo cual se corrige la verdadera anomalía que representa que dichos vehículos sean revisados actualmente con la misma periodicidad que aquellos con más años de uso, o en peores condiciones mecánicas. Dicha situación no es posible en la actualidad, dado que al no poderse anular la revisión técnica a los vehículos con desperfectos visibles, queda la revisión anual como única opción práctica para que se corrija el problema. Así, el costo privado que representa la revisión técnica, tanto por el pago de revisión misma, como del tiempo necesario para hacerla, dejará de estar asignado en forma similar a todos los propietarios, gravando más a quienes mantengan sus vehículos en peores condiciones, con lo cual el tratamiento del tema comenzará a ser más equitativo.

Asimismo, se califica que la falsificación o adulteración del certificado de revisión técnica como delito de acción pública, con la finalidad de facilitar su persecución, opción que actualmente es inexistente en la práctica.

Se modifica la penalidad por conducir un vehículo que carezca de revisión técnica, la que actualmente está definida como infracción grave solamente para los vehículos de servicio público de pasajeros, extendiéndose a todo tipo de vehículos y se determina una infracción independiente para el propietario del vehículo, como responsable de entregar un vehículo para que circule en dichas condiciones. También, se propone cancelar la licencia a quienes hayan participado en la adulteración o falsificación de la documentación del vehículo, dado que por ese solo hecho demuestra falta de idoneidad moral para conducir, sin perjuicio de la penalidad correspondiente, la que se extiende a quienes posean dichos documentos sin justificación, habitualmente operando como intermediarios.

Finalmente, se establece un procedimiento para que los vehículos que no tienen su revisión técnica al día puedan circular, precisamente para dirigirse a obtener dicha revisión, terminándose de esta forma con un vacío legal existente en la actual ley de tránsito.

VIII

PASO DE PEATONES.

Artículo 2º, 167º Nº 4 y Nº 5, y 199º Nº 18.

Diariamente, los peatones (los cuales, en un momento u otros son todos los usuarios de las vías) efectúan incontables maniobras de paso sobre la calzada. Sin duda alguna, una gran parte de éstas se lleva a cabo en condiciones razonables de seguridad, algunas veces por la existencia de facilidades físicas (por ejemplo un bandejón central), otras por la escasa cuantía del flujo vehicular, etc. Sin embargo existen algunas zonas en las que, ya sea por problemas de diseño de la vía o por los niveles de flujos vehiculares y peatonales, el cruce de la calzada no está siendo efectuado en condiciones adecuadas de seguridad y no es posible proveer de un lugar alternativo para el paso de éstos. En estas circunstancias, es necesario poder introducir facilidades peatonales explícitas, como ser los cruces cebra, como medio de proveer de prioridad al peatón sobre otros usuarios de la vía, especialmente los vehículos motorizados.

Una situación tan deseable como la señalada anteriormente no es posible en nuestro país, dado que la ley estableció -a priori- pasos de peatones en todas las esquinas. La extrema severidad formal de dicho precepto, que de hecho opera independientemente de la existencia de problemas concretos para cruzar la calzada, ha tenido paradojalmente como consecuencia que dichos pasos de peatones no son herramientas que hagan una contribución positiva al tema de la seguridad; tanto por no existir dotación policial posible para controlar los sobre 150.000 pasos peatonales que se deducen de una definición tan amplia, como por el obvio desprestigio en que cae una restricción cuya necesidad habitualmente no es percibida por los conductores. Es notable que la mayor cantidad de atropellos ocurran en las intersecciones, lugares que se supone la ley protege tan generosamente. Así, en los estudios efectuados en una zona de la comuna de Santiago, se encontró que el 81% de los atropellos ocurren en las intersecciones.

En nuestra opinión dicha aproximación legal sigue las tendencias mecanicistas que se deducían del positivismo como escuela filosófica, tan en boga en la primera mitad del presente siglo. Así al prohibir el paso de peatones en lugares que no sean las intersecciones, la ley obliga teóricamente al vecino de una calle local que desee ir a la vivienda del frente a caminar por su vereda hasta la intersección -independientemente de lo lejos que esté- cruzar la calzada en dicho punto, lugar en el que incidentalmente ocurren sobre el 80% de los accidentes, y volver prácticamente sobre sus pasos. Por supuesto una norma legal que promueve el comportamiento humano en términos tan inadecuados no tiene posibilidades de ser aceptada por la comunidad y en el hecho promueve el descrédito de la ley.

Ciertamente nuestro país no es el único en el cual una definición tan amplia de los pasos de peatones se ha mostrado contraproducente, dándose en el hecho que la mayoría de las legislaciones modernas han tendido a abandonar dicha "solución". Así el texto tipo de la legislación del tránsito de Estados Unidos (model traffic ordinance en sus versiones posteriores al año 1968) ya elimina toda referencia a pasos de peatones obligatorios en todas las intersecciones y, además, elimina la mayor parte de las restricciones al cruce de la calzada por parte de los peatones, limitándose a señalar que en dichos casos los peatones deben ceder al derecho de paso a los vehículos, incluso en las intersecciones.

Por su parte, la legislación inglesa va más allá y, además de señalar que los peatones solamente tienen derecho preferente de paso en los lugares así demarcados, desincentiva establecer dichos lugares en las intersecciones. Ello está en directa relación con las estadísticas de accidentes, las que en diversos países, como en Chile, señalan consistentemente que las intersecciones son los lugares de mayor riesgo. A su vez en Inglaterra se sigue la regla general de permitir el cruce de peatones en cualquier lugar, siempre respetando la prioridad de los vehículos.

En el caso de España, se tiene que la promulgación del código de tránsito efectuada en 1989 introdujo el concepto de que los vehículos tienen prioridad sobre los peatones, con excepción de las zonas peatonales, las que deben ser establecidas formalmente. Dicha legislación española permite el cruce de peatones en cualquier lugar y omite definir por ley los pasos de peatones.

Las anteriores muestras de convergencia en jurisdicciones tan diversas, apunta a reconocer un problema común, cual es que la prioridad irrestricta otorgada históricamente a los peatones en todas las intersecciones, en la práctica no colaboró para controlar el grave problema de accidentes de peatones, reemplazándose dicho concepto por el de proveer pasos de peatones solamente en aquellos lugares en que un análisis técnico lo avale, como medio de ir solucionando los graves problemas puntuales y concretos de seguridad existentes en las vías públicas.

En dicha línea de desarrollo es necesario destacar el excelente trabajo que se ha efectuado en la zona del gran Valparaíso. En efecto, las comunas involucradas han podido introducir exitosamente el concepto de paso peatonal precisamente gracias a ignorar los preceptos de la ley; así, dichas facilidades peatonales han sido introducidas en base a demarcar solamente aquellos pocos lugares para los cuales existe una demanda peatonal real y para los cuales simultáneamente existe un nivel significativo de flujo vehicular (y por consiguiente de riesgo). Dicha modalidad permite concentrar en ellos el esfuerzo de control y, además evita su desprestigio ante los conductores, los que de esta forma no ven que se introduzcan restricciones innecesarias al desplazamiento de sus vehículos. Así los pasos cebra proveen hoy lugares apropiados de cruce para los peatones en vías sujetas a niveles de flujo vehicular de alguna magnitud, o en las cuales, debido al alto número de peatones que cruza la calzada, se justifica dar prioridad a éstos sobre los vehículos motorizados.

La modificación legal que se propone permitirá introducir en el resto del país los pasos "cebra" como una medida eficaz de gestión de tránsito, precisamente gracias a establecer dichas facilidades donde sean necesarias y no en cada intersección, obteniéndose como resultado las condiciones necesarias para promover un nivel de cumplimiento que ayude a controlar el grave problema de atropellos que existe en el país. En consecuencia, los peatones podrán cruzar una intersección cuando exista una señalización que así lo permita, conservándose eso sí, su derecho de paso preferente en caso de viraje de un vehículo. En las demás situaciones deberán hacerlo cuando no exista peligro inminente para ello.

Por último, se propone modificar el artículo 492 del Código Penal para adecuar sus disposiciones a la ley de tránsito y evitar la reiteración de las mismas.

IX

PUBLICIDAD DE LOS INFORMES DE ACCIDENTES:

Artículo 186º.

La Ley de Tránsito carece de preceptos explícitos que definan la publicidad de los informes que se confeccionen relativos a los accidentes de tránsito. A falta de dicha norma se utilizan las normas generales del código de procedimiento penal que establecen el secreto del sumario, el que por analogía se extiende a los informes que recibe el tribunal. Dicha situación es la causa más importante que explica la escasa producción de los organismos universitarios de investigación en el área de seguridad vial, área en la cual el país ciertamente ostenta un triste récord a nivel internacional, con sobre 1.600 muertos al año cifra que, a diferencia de otros países, en el nuestro tiende a aumentar de año en año.

La falta de dicho precepto representa una singularidad en el entorno internacional, dado que las más diversas administraciones se han preocupado de que la información que se recolecta con motivo de las investigaciones legales que deban efectuarse por los accidentes esté disponible directamente para ser utilizada por los municipios y grupos de investigación como forma de eliminar el problema concreto de seguridad existente en la vialidad, en un caso, y como forma de efectuar investigaciones sobre tendencias y eficacia de la normativa técnica en base al análisis estadístico de centenares de casos, en el otro. Así la norma tipo de Estados Unidos, por ejemplo (el uniform vehicle code, sección 10-107 y siguientes) obliga a los participantes en accidentes a entregar un informe escrito sobre el mismo, además -como una forma de precaver su exactitud- , prohíbe su utilización en los tribunales y, en el caso de los informes provenientes de la policía, prohíbe expresamente que éstos sean considerados confidenciales. Dichas salvaguardias legales establecen una jerarquía de valores que es necesario rescatar, en cuanto reflejan que, sobre la penalización del accidente concreto, es ciertamente más trascendente facilitar las labores tendientes a evitar futuros accidentes del mismo tipo, labor de prevención que no puede efectuarse sin la existencia de información de fácil acceso. En dicho sentido también es necesario precaver que la información de siniestros que compilan las compañías de seguros también esté disponible, vía la superintendencia respectiva, para ser utilizada en los trabajos de investigación de accidentes, dado que solamente por dicha vía es posible analizar, por ejemplo, si determinados modelos de vehículos tienen tasas excesivas de siniestros, para así estar en condiciones de tomar las medidas que tiendan a corregir el problema. Análogamente, se procede de igual forma para los antecedentes de revisiones técnicas.

Finalmente, es necesario valorizar la opción de conciliación en caso de accidentes, posibilitada por el artículo 184 de la ley, interesante precepto que permite disminuir la carga de los tribunales permitiendo un acuerdo informal entre los afectados. Dicha opción ve reducida su eficacia por la nula penalización existente a quienes falsean los hechos, evento que tiene como consecuencia lógica que el caso deba seguir una lenta tramitación en los tribunales, arte los cuales el afectado debe asumir el peso de la prueba para intentar que se restablezcan apropiadamente los hechos básicos del accidente. Una conducta de tal gravedad es penalizada explícitamente en los más diversos países así, por ejemplo, el uniform vehicle code antes citado señala en el Nº 10-108 la falta y la pena, la que en dicho caso puede incluir hasta un año de cárcel. Ello refleja la necesidad de penalizar adecuadamente la conducta, precisamente como forma de reprimir su ocurrencia. A dicho efecto se propone indicar al tribunal que, como parte de la sentencia, se analicen las declaraciones prestadas, incluso la prestada a carabineros, y se determine si en alguna de ellas se señalan aspectos que se han demostrado como falsos si así ocurriese, se deberá cancelar la licencia de conducir, por ser dicha conducta una manifestación concreta de falta de idoneidad moral para conducir, cancelación que por las normas generales de la ley de tránsito es, en realidad, una suspensión por dos años.

X

ELIMINA INFRACCIÓN GRAVÍSIMA QUE INDICA

Artículo 197º Nº 6.

La ley 18.290 en el número 6 del artículo 197º define como infracción gravísima, cualquiera que tenga como resultado, daños o lesiones leves. De esta forma la ley entra a penalizar un resultado que es básicamente de carácter aleatorio. Por ejemplo; un. conductor que se cambia de pista descuidadamente tiene la pena que corresponde a dicha falta; sin embargo, el número 6 del artículo 197º agrega una pena adicional cuya concreción corresponde a la eventualidad de que en dicho momento vaya circulando otro vehículo en condiciones tales que pueda producirse un accidente. Cabe hacer notar que las consecuencias de las faltas a la legislación del tránsito, en caso de accidentes, son materias que corresponden al ámbito civil o penal, en consecuencia, es necesario separar el tratamiento de la infracción a la legislación del tránsito de sus posibles resultados, dado que el efecto no tiene por qué alterar el carácter de la infracción.

Tampoco se percibe cómo esta pena puede colaborar a controlar el grave problema, de accidentes existente en el país, ya que no tiene como efecto prevenir la ocurrencia, del accidente, el que de hecho ya se ha producido. Es necesario tener presente que todas las otras infracciones enumeradas en dicho artículo tienen como criterio rector establecer sanciones a conductas y no a sus resultados. Adicionalmente, esta pena, resulta contraproducente dado que estimula a que los conductores que participan en un accidente, por ejemplo un atropello, huyan del lugar para así evitar la posible suspensión de licencia, con lo cual las víctimas quedan en la indefensión, tanto por la falta de auxilio inmediato como por la falta de cobertura del seguro automotor, ya que este opera sólo con la identificación del vehículo.

XI

ESTACIONAMIENTOS RESERVADOS y PARADEROS DE TAXIS

Artículo 158º, 160º Nº 8 e inciso final y 164º.

La ley 18.290 en su artículo 158º otorga a las municipalidades la facultad de autorizar paraderos de taxis, los que son definidos como de libre acceso, con lo cual dicho precepto asocia implícitamente a dichos paraderos la definición económica de bien libre. Dicha situación, que puede haber sido cierta alguna vez o actualmente en algunos lugares en los cuales las posibilidades de estacionar exceden el número de vehículos, deja de tener validez dado el significativo aumento de vehículos, con lo que los espacios de estacionamiento para taxis han pasado ser un recurso escaso.

Los usuarios de dichos espacios han reaccionado en consecuencia, estableciéndose organizaciones informales que regulan su utilización, básicamente recurriendo a los argumentos que otorga la ley del más fuerte. Así, el espacio público pasa a ser administrado privadamente sin que quede sujeto a las normas generales de una economía de mercado, con desmedro de la equidad que el Estado debe garantizar a todos los empresarios y perjuicio del público que obtendría un servicio de mejor calidad y más responsable si dicha organización informal fuere formalizada. Para enfrentar dicho problema se 'propone recurrir al mecanismo clásico de una economía de mercado, cual es la licitación. Así, los mejores paraderos serán asignados a los empresarios que ofrezcan un mejor servicio, produciéndose de esta forma nuevos estímulos para el progreso del sector.

Para implementar dicha medida se propone retirar de la ley el concepto de "paraderos de taxis", los que pasarán a otorgarse de acuerdo al régimen general de estacionamiento reservado, definido en el artículo 164º de la ley, agregándose el concepto de licitación. Dicha modificación corrige además un problema conceptual, dado que los lugares de detención de taxis son, en realidad, estacionamientos (definida en la ley como detenerse por un período mayor que el necesario para tomar o dejar pasajeros), y no paraderos.

En otro orden de cosas, el inciso final del artículo 158º restringe a los taxis a que sólo puedan tomar y dejar pasajeros al costado derecho de la calzada, al parecer con la intención de mejorar las condiciones de seguridad. Lo primero digno de destacarse es que' dicha restricción no se extiende al resto de los vehículos que, ciertamente, son bastantes más numerosos que los taxis; y lo segundo es que no se conoce de ningún análisis que demuestre dicha supuesta mejora de la seguridad vial. La consecuencia lógica de lo anterior ha sido que este precepto es uno más de los que la simple inspección visual demuestra que no se cumple, en el hecho degradando la majestad de la ley. Por el contrario, es difícil imaginar un escenario en el cual un conductor de taxi se niegue a recoger un pasajero que esté al lado equivocado de la calzada y le haga señales para que la cruce a fin de recogerlo (para lo cual la ley obliga al peatón ir a la esquina), también es difícil imaginar que dicha situación sea más segura que recoger el pasajero donde éste se encuentre.

Por cierto, existen tramos de las vías en que las condiciones de diseño geométrico de las mismas o la velocidad y composición del flujo vehicular no hacen aconsejable la detención de vehículos al costado izquierdo. Pero en la opinión del Gobierno que me honro en presidir que dichos casos puntuales pueden ser tratados, y son tratados, de conformidad con las atribuciones generales que la ley otorga a las municipalidades, en particular por la instalación de la señal "Prohibido estacionar y detenerse", y no por la definición de una norma general supuestamente necesaria tanto en la Alameda Bernardo O'Higgins de la capital como en una calle local de un poblado.

Además, se considera apropiado modificar el Nº 8 del artículo 160º, en el sentido de establecer un régimen especial de estacionamientos reservados para los recintos militares, policial es y de gendarmería de Chile, en relación a los lugares de acceso principal a dicho recinto. Ello corrige el error de haber establecido un régimen especial que se extiende al perímetro de todo el recinto (lo cual muchas veces representa decenas de kilómetros). Ciertamente existirán ocasiones en que, por razones de seguridad, se deberá limitar el estacionamiento en algunas áreas, pero el Supremo Gobierno estima más apropiado que dichas restricciones sean establecidas de acuerdo al régimen general contenido en el artículo 163º de la ley, en lugar de una medida genérica que se aplica incluso al perímetro de algunos predios agrícolas. Las necesidades de estacionamientos reservados de dichas instituciones seguirán siendo satisfechas en base a una reserva en torno al acceso principal. Por otra parte se aclara que las distancias de que trata el presente artículo son medidas por el costado correspondiente y en el artículo 164 se retira la obligación de que el municipio deba solicitar un informe previo a carabineros para otorgar estacionamientos reservados, medida que, en la práctica, no ha mostrado ser necesaria y que obliga a destinar personal policial a tramitar los informes, en desmedro de funciones de orden y seguridad más prioritarias.

XII

CRUCES FERROVIARIOS

Artículo 108º, 109º, 172º Nº 18, 197º Nº 2 y 198º Nº 24.

El artículo 108º de la ley de tránsito obliga a los conductores a detener sus vehículos ante todos los cruces ferroviarios. Dicho precepto no reconoce los, importantes progresos obtenidos en la señalización automática de cruces. Es así como actualmente es posible instalar equipos de señalización que evitan que los conductores deban tomar decisiones a este respecto, lo que además de reducir las detenciones innecesarias, se traduce en mejoras en las condiciones de seguridad. Ello también es importante desde el punto de vista del respeto general por la ley que es necesario promover, pues al obligar a los conductores a detenerse, incluso frente a líneas ferroviarias que acceden a propiedades industriales (usualmente con el respectivo portón cerrado), sólo contribuye a menoscabar el concepto de ley.

La norma legal antes referida es la que no ha permitido introducir conceptos modernos de control de tránsito en los cruces a nivel, dado que la ley -al obligar a todos, los conductores a detener su vehículo-, no permite asignar beneficios a otras modalidades de control, como ser las barreras automáticas. Ello ha hecho imposible incluir la modernización de cruces ferroviarios en los programas de inversiones en infraestructura vial financiados por créditos internacionales, perdiéndose así dicha posibilidad de modernizar el sector.

Finalmente, es necesario destacar que dicha modificación coordina apropiadamente la ley de tránsito con la Convención Internacional de Señalización de Viena, ratificada por nuestro país el año 1975, la que en sus artículos 33 y 36 establece que la detención antes del cruce ferroviario no es obligatoria" definiendo el significado y operación de las barreras para el control de cruces ferroviarios, aspecto que, incidentalmente, no es ni siquiera mencionado en la Ley de Tránsito.

Ciertamente nuestro país no es el primero en el cual una definición tan restrictiva de la operación de los cruces ferroviarios se ha mostrado contraproducente, dándose en el hecho que la mayoría de las legislaciones modernas han tendido a abandonar el concepto de la detención obligatoria. Así el texto tipo de la legislación del tránsito de Estados Unidos eliminó, en la revisión del año 1975, la obligación de que todos los vehículos deban detenerse en los cruces ferroviarios, dado que los estudios efectuados han identificado su inconveniencia. En forma análoga se tiene que las legislaciones de Inglaterra y España, entre otras, no obligan a que los conductores deban detener sus vehículos en los cruces ferroviarios.

En consecuencia, la introducción en el artículo 108º de las normas relativas a la operación de barreras para el control de cruces ferroviarios permitirá que los programas de inversión en infraestructura puedan financiar la modernización de los cruces que presenten mayores niveles de riesgo; en el intertanto, los otros cruces podrán seguir siendo controlados con señales "Pare" (de existir problemas de visibilidad u otros), dado que se mantienen intactas las atribuciones generales para instalar dichas señales.

XIII

DISPOSICIONES VARIAS

La ley Nº 18.290 contiene diversos errores menores que conspiran contra su eficiencia y representan diversas fuentes de inequidades, aspectos que es necesario corregir.

El proyecto modifica el artículo 203º, en el sentido de incentivar que conductores con licencia vencida, la renueven eximiéndose de la infracción en este caso.

El inciso final del artículo 187º señala que los propietarios de talleres de reparación de automóviles deben informar a carabineros cuando un vehículo muestre evidencia de haber sufrido un accidente. La entrevista a diversos talleres ha permitido detectar que dicho inciso no es ni ha sido aplicado. Tampoco se han identificado esfuerzos para exigir su cumplimiento, por lo que se propone su eliminación.

Asimismo, diversos artículos contienen esbozos de normas técnicas de vehículos, sin considerar que la misma ley da atribuciones reglamentarias para dictar dichas normas, las que es necesario modificar de tiempo en tiempo dado el avance de la tecnología automotriz, por lo que es conveniente que dichas normas se dicten y modernicen sobre la base de la potestad reglamentaria, como de hecho ocurre en otros mercados, como el de los productos alimenticios, eléctricos, etc. A dicho fin se propone retirar de la ley todos los artículos que se refieren a especificaciones técnicas, los que se señalan en el artículo 1º, Nº 3 del presente proyecto de ley.

Asimismo, se incluye en la ley las definiciones asociadas a biciclos, las que son necesarias para la definición legal de dichos medios de transporte, a fin de cautelar apropiadamente el uso de las pistas exclusivas destinadas a tales vehículos (artículo 2º).

Se propone eliminar el artículo 149º el que señala: "El conductor de un vehículo deberá conducido a una velocidad reducida al ingresar a un cruce". Resulta innecesario dicho enunciado dado que una regla así planteada en realidad está cubierta por la norp1a genérica señalada en el artículo anterior (148). Cabe destacar que la necesidad de reducir la velocidad en todas las intersecciones es contraproducente, dado que se ha demostrado que las tasas de accidentes se incrementan en las zonas en que existen cambios de velocidad. Igualmente, la emisión de contaminantes atmosféricos y ruidos son máximos en las maniobras de aceleración. De exigirse dicho precepto se tendría que los vehículos que circulan por Avda. Eliodoro Yáñez, en la Comuna de Providencia, deberían disminuir su velocidad en todas las intersecciones (incluyendo las semaforizadas). En realidad, la necesidad de reducir la velocidad en las intersecciones obedece a deficiencias en la señalización y demarcación, pues habitualmente se tiene que dicha maniobra se efectúa para tener tiempo a fin de reconocer cuál acceso tiene prioridad en la intersección, aspecto que debería estar tratado de tal forma que no fuera ambiguo, por ejemplo, en base a la provisión de demarcación "Pare" o "Ceda el Paso" sobre la calzada.

Se considera igualmente innecesario el trámite adicional que señala el artículo 151º, el que exige un informe previo de carabineros para que el operador de la vía -Vialidad o al Departamento de tránsito municipal- pueda aumentar o disminuir los límites de velocidad establecidos en la ley, por lo que se propone retirar dicha exigencia.

La política de transporte considera privilegiar el desplazamiento de los vehículos de alta tasa de ocupación, como los buses, trolebuses, etc, frente al transporte privado: Dicho propósito recoge un concepto de equidad consistente en mejorar las condiciones de desplazamiento de los vehículos que, dada su capacidad de transporte, hacen un uso óptimo de la escasa capacidad vial disponible. Con dicho fin se construyen pistas sólo buses, ya sea implementadas en base a demarcación o con algún grado de segregación física, de tal forma de evitar que la congestión provocada por vehículos particulares demore a los vehículos que llevan habitualmente sobre el 70% de los viajes en las ciudades. Sin embargo, la ley no reconoce la existencia de dichas pistas y, por consiguiente, su cumplimiento queda sujeto a la norma relativa al cruce de líneas de demarcación continua, feble argumento que es necesario corregir. Así, se introduce en las definiciones el concepto de Pista Sólo Bus (artículo 2º), y se establece como falta el hacer uso ilícito de la misma (artículo 198 Nº 32).

El artículo 34º señala taxativamente las posibilidades de retiro de vehículos del registro de vehículos motorizados (abandono, destrucción o desarmaduría) excluyendo, en el hecho, otras causal es de retiro. Dicha formulación ha producido inconvenientes en los casos en que se han exportado vehículos usados a otros países (por ejemplo, Perú), caso en el cual se le ha negado al propietario la posibilidad de retirar el vehículo exportado del registro. Es necesario considerar que la inscripción de los vehículos en dicho registro no es obligatoria y, análogamente, no existen razones para seguir prohibiendo que un propietario de un vehículo lo retire del registro. En consecuencia, se propone autorizar el retiro de vehículos del registro sin expresión de causa.

De conformidad con el artículo 197º Nº 3, constituye una infracción gravísima conducir un vehículo a mayor velocidad que la máxima permitida. Por otra parte, constituye una infracción grave el no respetar los signos y demás señales que rigen el tránsito público, exceptuando el signo "Pare" y las luces del semáforo. En consecuencia, el no respetar una señal que, por ejemplo, limita la velocidad a 30 km/h puede ser considerada tanto una infracción gravísima como grave, existiendo fallos en un sentido u otro. Luego, a fin de unificar criterios en la aplicación de sanciones se estima conveniente modificar el Nº 3 del artículo 197º, aclarando que dicha infracción corresponde solamente por conducir un vehículo a mayor velocidad que la máxima permitida por el artículo 150º. De este modo, se unificarán criterios en la aplicación de sanciones y, por otra parte, sólo se sancionará como infracción gravísima aquellos casos en que se han excedido los límites máximos de velocidades, situaciones en que tanto los riesgos de accidentes como las consecuencias son mayores (artículo 197º Nº 3).

La ley establece diferentes plazos de suspensión o pérdida de licencia, correspondiendo esta última a una suspensión de dos años, pero existen casos en los cuales la pena impuesta por el tribunal no es cumplida, bastando al infractor el simple expediente de negar a la autoridad que tiene (o porta) licencia. En dichos casos, al no estar la licencia físicamente retenida le basta al infractor señalar que la extravió. Para evitar dicho fraude, se introduce una regla que señala cuándo se comienza a cumplir la pena de suspensión o cancelación, estableciéndose que dicha pena comienza a ser cumplida desde que el infractor entrega la licencia, o desde que solicita una nueva por haber expirado la anterior (artículo 206º).

Se ha considerado conveniente revisar el tema de las velocidades máximas señaladas por ley, las que rigen a falta de señalización que la modifique. A dicho objeto, se ha estimado conveniente desagregar en un mayor número de situaciones los límites de velocidad convencionales, estableciéndose límites diferentes según sean las características de la vía. Así, en una vía de una pista con tránsito bidireccional (pasaje) se ha considerado que la velocidad máxima, a falta de señalización explícita, debe ser de 30 k/h. En el caso de las vías rurales, se ha considerado mantener el límite de 100 k/h, pero solamente para aquellas calzadas pavimentadas, rebajándose en otros casos a 80 kilómetros por hora. De esta forma se disminuirá la necesidad de instalar señales que modifiquen las velocidades máximas establecidas por la ley (artículo 150º).

Finalmente, por su parte, debemos señalar que la ley Nº 13.937 de 1960, en su artículo 1º, obliga a los propietarios de los inmuebles que hagan esquina a mantener en su propiedad un letrero de color amarillo con el nombre y numeración de las calles correspondientes. Dicha obligación fue necesaria en aquella época dado el precario estado de avance de la normativa de tránsito, y en particular de la inexistencia legal de facultades reglamentarias para definir normas de señalización. Dichos aspectos fueron corregidos con la introducción de la ley del tránsito, la que asignó al Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones las atribuciones necesarias para establecer la normativa de señalización, y además indica que solamente las municipalidades tienen atribuciones en materia de señalización de tránsito, aspectos que han hecho caer en desuso la exigencia contenida en la citada ley Nº 13.937, por lo que es conveniente su derogación (artículo segundo del presente proyecto de ley).

Se hace presente que el proyecto de ley a que se refiere esta iniciativa no irroga gastos al Erario Nacional, de ninguna naturaleza.

En mérito de lo anteriormente expuesto, someto a vuestra consideración, para ser tratado en la actual Legislatura Extraordinaria de sesiones del Congreso Nacional, el siguiente:

PROYECTO DE LEY:

“Artículo 1º.- Introdúcense las siguientes modificaciones a la ley Nº 18.290, ley de tránsito:

2) En el artículo 2º:

a) Intercálanse, respetando el orden alfabético, las siguientes definiciones:

“Bicicleta o triciclo: Tipos de vehículos que son propulsados solo por la energía muscular de su conductor.

Ciclovía o ciclopista: Espacio destinado al uso exclusivo de bicicletas y triciclos.

Pista sólo bus: Espacio de la calzada destinado al uso exclusivo de vehículos de locomoción colectiva. Dicho espacio podrá ser utilizado excepcionalmente, por motivos de emergencia, por vehículos policiales o de bomberos. Otros vehículos sólo podrán cruzarla para acceder a una propiedad aledaña o para virar."

b) Reemplázase la definición de "línea de detención de vehículos" por la siguiente:

“Línea de detención de vehículos: la línea que no debe ser sobrepasada por los vehículos que deban detenerse;"

c) Reemplázase la definición "paso para peatones", por la siguiente:

"Paso para peatones: la zona de seguridad señalizada para este objetivo."

2) En el artículo 34º, en su inciso cuarto, intercálase entre la palabra "parcial" y el punto (.) que la sigue, la siguiente frase:

“o, la cancelación de la inscripción a solicitud del propietario".

3) Deróganse los artículos 64º, 65º, 66º, 67º, 68º, 69º, 70º, 74, 75º y 76º.

4) Reemplázase el artículo 79º, por el siguiente: .

"Artículo 79º: El uso de cinturón de seguridad será obligatorio para los ocupantes de asientos delanteros, en automóviles, camionetas, camiones y similares.".

5) Derógase el artículo 80º.

6) En el artículo 82º, sustitúyese su inciso segundo, por el siguiente:

"Cuando se observe que un vehículo emita humo visible al ralentí, o se constate técnicamente que el vehículo ha superado dichos índices, se procederá a anular el certificado de revisión técnica y el de gases, según lo establecido en el artículo 98º, o el vehículo podrá ser retirado de circulación poniéndolo a disposición del tribunal competente en los lugares habilitados por las municipalidades, de los cuales únicamente podrá ser retirado con autorización del juez, quien la otorgará con objeto que el infractor solucione el problema de contaminación denunciado. En estos casos se aplicará el artículo 161º."

7) En el artículo 91º, en su número 2.-, elimínase la frase “y no mantener cerradas las puertas del vehículo cuando se encuentren en movimiento".

8) Derógase el artículo 93º.

9) En el artículo 98º, agréganse los siguientes incisos, nuevos:

"Cuando se considere que el vehículo puede proseguir su marcha, se anulará el certificado de revisión técnica y de gases, mediante una anotación en su reverso, indicando fecha y hora, lo que solamente habilitaría para conducir el vehículo a su destino más inmediato.

Sólo será válido para conducir, el certificado original de revisión técnica y de gases. La falsificación o adulteración del certificado de revisión técnica o de gases constituye un delito de acción penal pública.

En los casos en que se necesite conducir un vehículo que no tenga su revisión técnica vigente hacia un taller o planta revisora, se procederá a efectuar dicho traslado por la ruta más corta hacia la planta de revisión técnica más cercana."

10) En el artículo 99º, agréganse los siguientes incisos segundo y tercero, nuevos:

"El cumplimiento de las normas técnicas de las señales, elementos de semaforización, elementos de protección de cruces ferroviarios y otros destinados a controlar el tránsito, se verificará de acuerdo con un procedimiento de certificación al que deberá ser sometido todo elemento que se pretenda comercializar en el país o instalar en vías públicas. En el caso de que las normas sean modificadas, los elementos ya aprobados deberán ser certificados nuevamente, con respecto a las exigencias que se adicionen. La certificación dará derecho al uso de un distintivo. La venta, la oferta de venta o el uso de un elemento para el cual no exista un certificado de homologación vigente, o el uso indebido del distintivo, será penado con multa de 5 a 100 Unidades Tributarias Mensuales, y el comiso de las especies. La certificación podrá revocarse si se demuestra que un dispositivo en particular no cumple la norma.

No se podrán instalar señales que establezcan prohibiciones contempladas en la presente ley.".

11) Sustitúyese el artículo 101º, por el siguiente:

"Artículo 101º.- Los conductores y peatones están obligados a obedecer y respetar las señales de tránsito. En el caso que las prescripciones indicadas por diferentes señales parezcan estar en contradicción entre sí, prevalecerá la prioritaria, según el orden que a continuación se indica, o la más restrictiva si se trata de señales del mismo tipo:

1.- Señales u órdenes de un carabinero;

2.- Señales u órdenes de personal de bomberos, en sitio de siniestro, así como las excepciones contempladas en esta ley para vehículos de emergencia;

3.- Señalización circunstancial que modifique el régimen normal de utilización de la vía;

4.- Semáforos o elementos de control de cruces ferroviarios;

5.- Señales verticales, y

6.- Demarcación.

La instalación de señalización, barrera o las indicaciones hechas a los conductores o peatones sin tener autoridad otorgada por la presente ley" o permiso del Departamento de tránsito municipal, o la Dirección de Vialidad, en su caso, salvo en sitio de siniestro o accidente, estará penada por multa de 10 a 20 Unidades Tributarias Mensuales y el comiso de las especies. Se presumirá como autor de esta infracción a la persona natural o jurídica que aparezca como beneficiada.".

12) Sustitúyese el artículo 105º, por el siguiente:

"Artículo 105º.- La autoridad competente, o el tribunal, deberá retirar o hacer retirar las señales no oficiales, barreras o cualquier otro letrero, objeto publicitario, signo, demarcación o elemento que altere la señalización oficial, dificulte su percepción, reduzca la visibilidad para conductores o peatones, o que no cumpla con lo dispuesto en el artículo precedente."

13) Sustitúyese el artículo 108º, por el siguiente:

"Artículo 108º.- En los pasos a nivel provistos de barreras colocadas en forma alterna a cada lado de la línea de ferrocarril, la presencia o movimiento de estas barreras sobre la calle o camino significa que ningún usuario de la vía puede sobrepasar la vertical de la barrera más cercana.".

14) Derógase el artículo 109º.

15) Sustitúyese el artículo 110º, por el siguiente:

"Artículo 110º.- Los semáforos destinados a regular la circulación de los vehículos regularán también la de peatones y ciclistas, de no existir luces específicas para ellos.

Los colores o signos tendrán el siguiente significado:

1.- Luces no intermitentes:

a) La luz verde significa autorización de paso; no obstante, una luz verde que regule la circulación en un cruce no autoriza a los conductores a pasar si, en la dirección que vayan a tomar, la congestión de la circulación fuera tal que, de internarse en el cruce, probablemente no podrán haberlo despejado en el momento del cambio de indicación. Al aparecer la luz verde los vehículos deberán ceder el paso a los peatones que estén atravesando la calzada por el paso destinado a ellos. Los peatones que enfrenten la luz verde pueden cruzar la calzada por el paso de peatones;

b) La luz roja significa prohibición de paso; los vehículos no deberán sobrepasar la línea de detención o, si no hubiera, la vertical de la señal, o no deberán internarse en el cruce;

c) La luz amarilla indica prevención; ningún vehículo podrá sobrepasar la línea de detención o la vertical de la señalo internarse en el cruce a no ser que, cuando se encienda esta luz, se encuentre tan cerca de ella que ya no pueda detenerse en condiciones de seguridad suficiente antes de haber pasado la línea de detención, la vertical de la señal, o el cruce. Adicionalmente, indica que los peatones no pueden pasar, pero permite a los que ya se encuentren en la calzada terminar de atravesarla;

2.- Luces intermitentes:

a) -Una luz roja intermitente: indica pare. Cuando el cristal rojo se ilumina en forma intermitente, los vehículos que lo enfrenten deberán detenerse antes de la línea de tención. o la vertical de la señal y el derecho preferente de paso estará sujeto a las mismas reglamentaciones que se indican para la señal "Pare";

- dos luces rojas intermitentes alternativas, una de las cuales se enciende cuando la otra se apaga, montadas sobre el mismo soporte y a la misma altura y orientadas en la misma dirección. Estas luces significan que los vehículos no deben sobrepasar la línea de detención o, si no hubiera, la vertical de la señal; estas luces no podrán emplearse más que en los pasos ferroviarios a nivel, así como para indicar la prohibición de paso a causa de la salida de vehículos de bomberos a la vía. Opcionalmente, podrán utilizarse los semáforos descritos en el número 1.

b) luz amarilla intermitente: significa que los conductores pueden avanzar, pero extremando la prudencia.

3.- Indicaciones de flecha verde:

Cuando la luz verde de un semáforo contenga una flecha iluminada, significa que los vehículos sólo pueden tomar la dirección así indicada. Las flechas que signifiquen autorización para seguir en línea recta tendrán la punta dirigida hacia arriba.

Cuando una señal del semáforo comprenda una o varias luces verdes suplementarias que contengan una o varias flechas, el hecho de iluminarse esta flecha o estas flechas significa, cualesquiera que sean las otras indicaciones que presente el semáforo, autorización para que los vehículos prosigan su marcha en el sentido o los sentidos indicados por la flecha o las flechas; asimismo, significa que cuando se encuentren vehículos cuya movilización bloquee la circulación de aquellos que se encuentren detrás de ellos en la misma pista deberán avanzar, con precaución, a fin de permitir el desplazamiento de los vehículos bloqueados.

La indicación de flecha verde intermitente tendrá el mismo significado que la luz amarilla, descrito en el punto 1.

4.- Luces de pistas.

Cuando por encima del centro de la o las pistas de una calzada se coloquen luces verdes o rojas, la luz roja indicará prohibición de utilizar la pista de circulación sobre la cual se encuentre y la luz verde indicará autorización de utilizarla.

5.- Indicaciones para vehículos de transporte público.

Los semáforos destinados a controlar la circulación de vehículos de transporte público serán de un diseño marcadamente diferente de otros semáforos, y en ellos se reemplazará el color verde por el color blanco.".

16) Sustitúyese el artículo 111º, por el siguiente:

"Artículo 111º.- Los semáforos destinados exclusivamente a los peatones o ciclistas se distinguirán por tener dibujado sobre el lente la figura de un peatón o de una bicicleta, según corresponda. Los colores tendrán el siguiente significado:

a) La luz verde indica que los peatones o ciclistas pueden cruzar la calzada o intersección, según sea el caso, por el paso correspondiente, esté o no demarcado.

b) La luz roja indica que los peatones o ciclistas no pueden entrar en la intersección.

c) La luz verde intermitente significa que el período, durante el cual los peatones o ciclistas, pueden atravesar la calzada está a punto de concluir y se va a encender la luz. roja, por lo que deben abstenerse de iniciar el cruce y, a su vez, permite a los que ya estén cruzando la calzada terminar de atravesarla.".

17) En el artículo 114º, agrégase el siguiente inciso final, nuevo:

Se prohíbe llevar abiertas las puertas del vehículo, abrirlas antes de su completa detención o abrirlas, mantenerlas abiertas o descender del mismo sin haberse cerciorado previamente de que ello no implica entorpecimiento o peligro para otros usuarios.".

18) Derógase el artículo 149º.

19) En el artículo 150º, reemplázase los números uno y dos por los siguientes:

"1. En zonas urbanas:

a) Una pista con tránsito en ambos sentidos, 30 kilómetros por hora;

b) Una o dos pistas, en sentido único, 50 kilómetros por hora;

c) Tres o más pistas, en sentido único, 70 kilómetros por hora.

2. En zonas rurales:

a) Con calzada pavimentada, 100 kilómetros por hora. Cuando ésta tenga dos o más pistas en sentido único, el límite de velocidad para automóviles será 120 kilómetros por hora.

b) En otro tipo de calzada, 80 kilómetros por hora.".

20) En el artículo 151º, elimínese la expresión:

"y previo informe de Carabineros de Chile".

21) Derógase el artículo 158º.

22) En el artículo 160º:

a) Remplázase su número 8, por el siguiente:

"8.- a menos de 15 metros de la puerta principal de entrada a recintos militares, policiales o de Gendarmería de Chile. Esta prohibición se indicará, a requerimiento de la respectiva institución u organismo, mediante señales oficiales y no se aplicará a los vehículos de propiedad de las respectivas instituciones, ni a los vehículos que éstas autoricen al efecto".

b) Agrégase el siguiente inciso final, nuevo:

"Las distancias establecidas en el presente artículo se entienden medidas por el costado de la acera correspondiente":

23) En el artículo 161º, intercálase entre las palabras "inspectores" y "municipales" la expresión "fiscales o"

24) En el artículo 164º:

a) Elimínase la expresión "y previo informe de carabineros":

b) Agrégase el siguiente inciso final, nuevo:

"El Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones dictará el reglamento para que los municipios procedan a otorgar, por licitación pública, los espacios de estacionamientos reservados, los cuales no podrán ser concedidos por un lapso superior a 5 años." .

25) En el artículo 167º:

a) Reemplázase su número 4.-, por el siguiente:

"4.- Pasar las calzadas en los cruces y por los pasos para peatones. En los demás casos cuando no circulen vehículos próximos y pueden hacerlo con seguridad;";

b) Deróganse sus números 5.- y 9.-.

26) En el artículo 169º, agrégase el siguiente inciso tercero, nuevo:

“En el caso que la actividad deportiva incluya más de una comuna, la autorización será otorgada por el o los Secretarios Regionales Ministeriales de Transportes y Telecomunicaciones que correspondan.".

27) En el artículo 172º, derógase el numeral 18.

28) En el artículo 186º, agréganse los siguientes incisos tercero, cuarto y quinto, nuevos:

"Los informes, denuncias, constancias, u otra información y documentos relativos a accidentes del tránsito, estarán siempre a disposición de las instituciones de educación superior, organismos fiscales, municipales, o quienes éstos designen. Carabineros adoptará las medidas que sean necesarias a fin de posibilitar su consulta o copia. Esta información sólo podrá utilizarse para los fines propios de cada entidad y en caso alguno podrá darse a la publicidad.

A toda persona que proporcione información escrita u oral a carabineros, compañías de seguros o a un tribunal relacionada con un accidente o infracción de tránsito de la cual el Juez, apreciándola en conjunto con otros antecedentes según .las reglas de la sana crítica, determine que dicha información es falsa, le será cancelada su licencia de conducir.

El Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones determinará las normas de acuerdo a las cuales las compañías de seguros proveerán periódicamente de información al Intendente de Seguros sobre seguros y siniestros asociados a vehículos. Dicha información será pública. Igual carácter tendrá la información de revisiones técnicas.".

29) Derógase el inciso final del artículo 187º.

30) En el artículo 191º, elimínase la frase "o concurrirá a hacer esta declaración a la unidad de policía más próxima".

31) En el artículo 197º:

a) Agrégase en su número 2.- a continuación de la palabra "pare", la expresión "o no respetar las barreras de un cruce ferroviario";

b) Reemplázase su número 3.-, por el siguiente:

"3.- Conducir un vehículo a mayor velocidad que la máxima permitida en el artículo 150º, o a la que hubiere sido aumentada".

c) Derógase su numeral 6.

32) En el artículo 198º:

a) Deróganse sus numerales 2.- y 24.-

b) Reemplázase su número 25.-, por el siguiente:

"25.- Conducir un vehículo sin revisión técnica de reglamento vigente. En el caso que el vehículo no vaya siendo conducido por su propietario, se aplicará la sanción al propietario del vehículo."

e) Reemplázase su número 30.-, por el siguiente:

"30.- Mantener en circulación un vehículo con infracción a los artículos 63 ó 82, o con el sistema de dirección o de frenos en mal estado, de las que será responsable el propietario".

d) Agréganse los siguientes números 31.- y 32.- nuevos:

"31.- Bloquear el cruce".

32.- Usar ilícitamente una pista "sólo bus"."

33) En el artículo 199º, número 18.-, suprímese la frase "o cruzar cualquier vía o calle fuera del paso para peatones".

34) En el artículo 203º, agrégase el siguiente inciso final, nuevo:

"Tratándose 'de la infracción por conducir con la licencia vencida, se eximirá de la suspensión al conductor que exhibiere una licencia renovada."

35) En el artículo 204º, agrégase el siguiente número 5.-, nuevo:

"5.- Al que a juicio del Tribunal no diere cumplimiento a lo señalado en el artículo 183º, a menos que se tratare de lesiones leves.".

36) En el artículo 206º, agrégase el siguiente inciso tercero, nuevo:

"Los plazos de suspensión de la licencia, o el plazo señalado en el inciso final del artículo 204º, comenzarán a regir desde que el Tribunal, habiendo emitido su fallo, reciba la licencia de conducir o, en su defecto, desde que habiendo expirado el plazo de vigencia de la licencia se solicite una nueva.".

37) Reemplázase el artículo 207º, por el siguiente:

"Artículo 207º; A los responsables de la circulación de un vehículo con licencia, boleta de citación, permiso provisorio judicial, permiso de circulación, certificado de seguro automotriz o certificado de revisión técnica falsos, adulterados u obtenidos en contravención a esta ley, o utilizando una placa patente falsa, adulterada o que correspondiere a otro vehículo, serán castigados con la pera de presidio menor en su grado medio a máximo y con la cancelación de la licencia de conducir o del derecho de obtenerla. En igual pena incurrirán aquellos que detenten estos documentos o formularios, sin título para ello".

Artículo 2º.- Derógase el artículo lº de la ley Nº 13.937.

Artículo 3º.- Modifícase el artículo 492 del Código Penal, en la forma que sigue:

a) Sustitúyese su inciso segundo, por el siguiente:

"En los accidentes ocasionados por vehículos de tracción mecánica o animal de que resultaren lesiones o muerte de un peatón se presumirá, salvo prueba en contrario, la culpabilidad del conductor del vehículo, dentro del radio urbano, cuando el accidente hubiere ocurrido en el cruce de las calzadas o en la extensión de 10 metros anterior a cada esquina; y, en todo caso, cuando el conductor del vehículo contravenga la ley de tránsito o las ordenanzas municipales.".

b) Suprimen se los incisos tercero, cuarto y sexto.

Dios guarde a V.B.,

(Fdo.): Patricio Aylwin Azócar,

Presidente de la República;

Germán Molina Valdivieso,

Ministro de Transportes y Telecomunicaciones;

Martita Wörner Tapia,

Ministra de Justicia Subrogante".

1.6. Moción Parlamentaria

Fecha 08 de julio, 1993. Moción Parlamentaria en Sesión 14. Legislatura 326.

Moción Refunida de los Diputados Bartolucci Johnston, Francisco, Coloma Correa, Juan Antonio, Longueira Montes, Pablo, Masferrer Pellizzari, Juan, Melero Abaroa, Patricio, Pérez Varela, Víctor, Recondo Lavanderos, Carlos, Ulloa Aguillón, Jorge.

"MODIFICA LA LEY N° 18.290, LEY DE TRANSITO, CON LA FINALIDAD DE ESTABLECER LA OBLIGATORIEDAD DE REALIZAR LICITACIONES PUBLICAS DE ESTABLECIMIENTOS QUE PRACTIQUEN REVISIONES TECNICAS DE VEHICULOS MOTORIZADOS EN TODAS LAS COMUNAS DEL PAIS". (BOLETÍN 1034-15).

La Ley del Tránsito prescribe que las Municipalidades no otorgarán permisos de circulación a ningún vehículo motorizado que no tenga vigente la revisión técnica que determine el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones.

Señala la ley, además, que dicho Ministerio determinará los requisitos que deben cumplir estos establecimientos así como los procedimientos técnicos a que deben ceñirse tales revisiones.

Finalmente, los establecimientos que cumplan con los procedimientos exigidos, deberán ser autorizados por el Ministerio, para requisitos lo cual el D.S. 156 del 29 de Noviembre de 1990, que reglamenta las revisiones técnicas y la autorización y funcionamiento de plantas revisoras, establece que las autorizaciones o concesiones para operar Plantas Revisoras se adjudicarán mediante resolución del Secretario Regional Ministerial de Transporte y Telecomunicaciones con jurisdicción en la Región en que se ubica el establecimiento, en el proceso de licitación pública al que convocará el Ministerio de transportes y Telecomunicaciones mediante la publicación de dos avisos en uno de los diarios de mayor circulación de la Región; debiendo mediar entre cada aviso un plazo no inferior a 5 días ni superior a 10 días.

Sobre la base de esta normativa, la autoridad ha fijado el criterio que para determinar el número de Plantas de Revisión Técnica por comunas, se ha considerado que ellas tengan una demanda por dichos servicios que haga atractiva la inversión en dichos establecimientos, evitándose así situaciones pasadas en que estos proliferaron, con resultados pésimos desde el punto de vista de la seriedad del servicio que prestaban, especialmente en las plantas de la clase "B", respecto a las cuales, además, existían dificultades de fiscalización.

Por estas razones la autoridad en todos los llamados a licitación en el país, ha disminuido drásticamente la cantidad de concesiones otorgadas, determinándose el número de plantas a licitar de acuerdo con el parque de la comuna en que se instalará la planta, más las comunas aledañas en algunos casos.

El Ministerio ha reconocido que, si bien se ha tratado de minimizar el desplazamiento de los usuarios hasta el lugar de ubicación de la planta, en la realidad, por las características geográficas y de densidad vehicular de algunas zonas del país esto ha sido muy difícil, produciéndose en algunos casos traslados de hasta 100 Km.

En este sentido cabe señalar que el criterio adoptado por el Ministerio de Transporte y Telecomunicaciones merece serios reparos.

En primer lugar, y tal como lo reconoce la propia autoridad, la falta de Plantas Revisoras en muchas comunas del país causa un perjuicio directo para los usuarios de dichas comunas, especialmente aquellas de zonas rurales, por cuanto deben desplazarse a largas distancias para realizar la revisión técnica, con el costo y la pérdida de tiempo que ello implica, especialmente para aquellas personas de menores ingresos que desarrollan sus actividades en vehículos motorizados (locomoción colectiva, pequeños transportistas, labores agrarias, etc.)

En segundo lugar, esta carencia de plantas revisoras en las comunas más necesitadas del país impide a sus respectivas municipalidades incrementar sus ingresos por esta vía, y paradójicamente su parque automotriz beneficia a municipios que generalmente cuentan con mayores ingresos.

Si bien concordamos en que la proliferación indiscriminada de estas plantas revisoras provoca una oferta excesiva, que incluso en algunos casos induce a la entrega de certificados de revisión técnica sin siquiera practicar la revisión del vehículo, aun así las políticas aplicadas presentan serios defectos de forma y de fondo, así:

a) No hay que confundir la oferta excesiva con las dificultades de fiscalización; pues una buena fiscalización transforma la oferta excesiva en un evidente beneficio para los usuarios. El temor al exceso de competencia, por sí sólo, es absolutamente infundado. Además la propia Constitución garantiza el libre ejercicio de cualquier actividad económica.

b) Si la intención de la autoridad fue evitar la "excesiva proliferación de plantas" ya comentada, los criterios que ha fijado, en extremo rígidos y estrictos, con los negativos efectos que se han mencionado para los usuarios, podrían atenuarse mediante políticas que armonicen las necesidades de las municipalidades y de los usuarios con las posibilidades de fiscalización efectiva con que cuenta la autoridad.

c) No debe olvidar la autoridad administrativa que el mercado se regula por sus propias normas, y no obstante ser un deber del estado velar por el bien común, cada vez que centralizadamente se intenta "regular el mercado" sólo se introducen distorsiones que atentan contra la libre competencia, la iniciativa privada y, en definitiva, contra los derechos que la Constitución Política asegura a todas las personas.

Por estas razones, y tratando de armonizar la necesidad de contar con un eficiente sistema de revisiones técnicas, por una parte, y de evitar perjuicios para los usuarios y las Municipalidades más necesitadas, por otra, sometemos a la consideración del Congreso Nacional un proyecto de ley que pretende conciliar ambos objetivos.

La iniciativa exige que el Ministerio de Transporte y Telecomunicaciones estará obligado a efectuar en todas las comunas del país que al mes de Julio de cada año no cuenten con planta revisora alguna, la respectiva licitación pública y, si existen interesados, y estos además cumplen con todas las exigencias que la Ley y los Reglamentos establecen para estas plantas, el Ministerio deberá otorgar la respectiva concesión.

Con esta norma se evitará la "proliferación indiscriminada" que ha llevado a la autoridad a adoptar medidas extremas, y por otra parte será nuevamente el mercado quien regule si esta actividad económica resulta o no rentable en cada comuna del país, sin que exista una determinación centralizada a priori. Además, si existe, como creemos, interés por parte de los particulares en este tipo de concesiones, se beneficiarán directa e inmediatamente las municipalidades y los usuarios de dichas comunas.

Consideraciones que esta normativa es de toda lógica, y si bien puede ser perfeccionada, apunta en el sentido correcto, subsanando las distorsiones que actualmente se producen, básicamente por una equivocada percepción y aplicación de los principios que regulan las actividades económicas.

Por estas razones, sometemos a la consideración de la Honorable Cámara de Diputados el siguiente proyecto de ley:

PROYECTO DE LEY

ARTÍCULO UNICO: Agréguese el siguiente inciso final al Artículo 95º de la Ley Nº 18.290, Ley de tránsito:

"En todas las comunas del país que en el mes de Julio de cada año no hubiere ninguna planta revisora autorizada funcionando, el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones deberá efectuar una licitación pública, en la forma que determine el reglamento, en el mes de Agosto, con la finalidad de adjudicar la concesión o autorización de al menos una planta revisora de la clase "B" en cada comuna, siempre y cuando cumpla con los requisitos exigidos. Si no hubiere postulantes, o ninguno cumple plenamente los requisitos mínimos exigidos, el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones declarará desierto el concurso mediante resolución fundada publicada por una sola vez en uno de los diarios de mayor circulación de la Región respectiva."

PABLO LONGUEIRA MONTES

Diputado

1.7. Primer Informe de Comisión de Obras Públicas

Cámara de Diputados. Fecha 18 de noviembre, 1994. Informe de Comisión de Obras Públicas en Sesión 57. Legislatura 330.

?INFORME DE LA COMISION DE OBRAS PUBLICAS, TRANSPORTES Y TELECOMUNICACIONES ACERCA DEL PROYECTO DE LEY QUE INTRODUCE MODIFICACIONES EN MATERIA DE TRANSITO TERRESTRE.

BOLETIN Nº 999-15

HONORABLE CAMARA:

Vuestra Comisión de Públicas Transportes y Telecomunicaciones pasa informaros, en primer trámite constitucional y primero reglamentario, acerca del proyecto de ley que introduce modificaciones en materia de tránsito terrestre. Fue iniciado en un mensaje de S.E. el Presidente de la República y su urgencia ha sido calificada de "simple" en todos sus trámites.

Durante el estudio de este proyecto, la Comisión contó con la asistencia y la colaboración del Secretario Ejecutivo de la Comisión Nacional de Seguridad de Tránsito, señor Milton Bertín Jones.

Concurrieron, asimismo, a la Comisión, el Coronel de Carabineros, señor Luis Eugenio Fernández Segura; el Presidente de la Asociación Nacional de Jueces y Secretarios Abogados de Policía Local, señor Eduardo Villarroel Contreras; el Jefe del Departamento de Ingeniería en Transportes de la Pontificia Universidad Católica de Chile, señor Juan de Dios Ortúzar; el académico del Departamento de Ingeniería en Transportes de la Universidad de Chile, señor Tristán Gálvez; los representantes de la Asociación Gremial de Transportes de Pasajeros, señores Miguel Herane, Gabriel Mallia, Juan Pinto, Luis Alegría, Demetrio Marinaquis, Enrique Bermudes y Nicolás Protopsaltis, abogado de la Asociación, y los respresentantes de la Federación de Choferes de la Locomoción Colectiva, señores Víctor Quevedo, Ricardo García y Sergio Espinoza.

ANTECEDENTES GENERALES.

La ley Nº 18.290, de Tránsito, contiene 221 artículos permanentes y 9 disposiciones transitorias. Esta normativa faculta a las municipalidades para dictar normas específicas que regulen el funcionamiento de los sistemas de tránsito en sus respectivas comunas. Dicha autorización se traduce en normas de carácter complementario de las emanadas del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones, y no pueden ser contradictorias con ellas.

El Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones, en virtud de las disposiciones que establece la ley Nº 18.059, es el organismo encargado de proponer las políticas nacionales en materia de tránsito y de coordinar, evaluar y controlar su cumplimiento.

Corresponde a Carabineros de Chile y a los inspectores municipales supervisar el cumplimiento de las normas contenidas en la ley de Tránsito y de aquellas que dicten la Cartera del ramo o las municipalidades, en su caso.

Con fecha 20 de mayo de 1993, el Gobierno del Presidente Aylwin sometió a la consideración de la Cámara de Diputados un proyecto de ley que tiene por objeto introducir modificaciones en la ley Nº 18.290, de Tránsito, con las cuales se persigue corregir diversas disposiciones e incorporar otras no consideradas en relación con el transporte terrestre.

La normativa vigente en materia de regulaciones del tránsito terrestre se encuentra en la mencionada ley Nº 18.290. La dictación de dicho cuerpo legal, en el año 1984, significó un notorio avance para esa época, al establecerse un régimen general para la concesión de licencias de conducir, crearse el registro de conductores y regularse de manera sistemática todas las materias relevantes.

Finalmente, cabe señalar que, desde el año 1984 hasta la fecha, se han creado nuevas tecnlogías en materia de infraestructura y de seguridad viales, razón por la cual el Ejecutivo ha propuesto un proyecto de ley con el fin de modernizar y mejorar las disposiciones de la actual ley de Tránsito.

Para el estudio del proyecto de ley, se tomaron en cuenta los antecedentes que se señalan: ,

1. Mensaje del Ejecutivo, que introduce modificaciones en materia de tránsito terrestre.

2. Mociones que modifican la ley Nº 18.290.

3. Ley Nº 18.290, de Tránsito.

4. Ley Nº 13.937, que dispuso que los propietarios de los inmuebles o sitios eriazos, que indica, que hagan esquina dentro de los límites urbanos de su comuna, deberán mantener los letreros que señala y cumplir con las demás exigencias que establece esa ley.

5. Artículo 492 del Código Penal.

6. Decreto supremo Nº 140, de 1975, del Ministerio de Relaciones Exteriores, que aprobó la "Convención sobre la Señalización Vial".

FUNDAMENTOS DEL PROYECTO.

En el mensaje del Ejecutivo, se indica que el Gobierno dentro de la política de tránsito terrestre, considera necesario introducir diversas modificaciones en la normativa vigente.

Se plantea que, para la redacción del proyecto, se recibieron opiniones de distintos sectores de la comunidad. Añade que se impartieron instrucciones a los Secretarios Regionales Ministeriales de Transportes sobre la necesidad de recabar información acerca de los problemas que se producen con la aplicación de la actual ley de Tránsito. Como fruto de dicho esfuerzo, se recopilaron opiniones tanto de particulares como de organizaciones, las que se consideraron para analizar los diferentes temas, los cuales fueron sometidos a la consideración de una comisión técnica formada para tal efecto e integrada por profesionales de las áreas de ingeniería de transporte de las Universidades de Chile y Católica de Chile, del Ministerio de Justicia, de Carabineros de Chile, de los Departamentos de Tránsito de las municipalidades de Santiago y de Providencia, del Automóvil Club de Chile y de la Unidad Operativa de Control de Tránsito. Asimismo, se efectuó una consulta a la Asociación Nacional de Jueces y Secretarios Abogados de Juzgados de Policía Local, para recabar su autorizada opinión. En consecuencia, el procedimiento seguido, junto con cautelar la necesaria participación de la comunidad, cuenta con la rigurosidad técnica que debe tener una ley que, más allá de ser conocida como ley de Tránsito, reviste importancia para mejorar las condiciones de seguridad vial, aspecto en el cual nuestro país ostenta, ciertamente, un triste récord.

Por otra parte, cabe mencionar que los Honorables Diputados señores Octavio Jara y José Miguel Ortiz y el ex Diputado señor Dionisio Faulbaum han aportado valiosas sugerencias, las que han sido consideradas en este proyecto.

Finalmente, es menester destacar que, para una mejor comprensión del proyecto, las modificaciones planteadas se encuentran divididas en acápites 'agrupados por materia, aun cuando la parte Normativa se presenta en orden correlativo, de acuerdo con el articulado de la ley vigente.

MINUTA DE LAS IDEAS MATRICES 0 FUNDAMENTALES DEL PROYECTO.

Para los efectos previstos en los artículos 66 y 70 de la Constitución Política de la República, y en los incisos primeros de los artículos 24 y 32 de la ley Nº 18.918, Orgánica Constitucional del Congreso Nacional, corresponde consignar, como lo exige el artículo 287 del Reglamento de la Corporación, una minuta de las ideas matrices o fundamentales del proyecto, entendiéndose por tales las contenidas en el mensaje.

De acuerdo con esto último, la idea matriz o fundamental del proyecto es modificar la ley Nº 18.290, que fijó la ley de Tránsito, con el fin de corregir diversas materias e incorporar otras no consideradas en la normativa vigente.

ARTICULOS CALIFICADOS COMO NORMAS DE CARÁCTER ORGANICO CONSTITUCIONAL O DE QUORUM CALIFICADO.

La Comisión estimó que el proyecto no contiene normas de esta índole.

ARTICULOS DEL PROYECTO QUE, EN CONFORMIDAD CON EL ARTÍCULO 220 DEL REGLAMENTO, DEBAN SER CONOCIDOS POR LA COMISIÓN DE HACIENDA.

La Comisión estimó que la proposición Nº 40 del artículo 1º del proyecto, que modifica el artículo 201 de la ley Nº 18.290, debe ser conocido por la Comisión de Hacienda.

INDICACIONES RECHAZADAS POR LA COMISIÓN.

1.- Del Diputado señor García, don René; para reemplazar, en los Nºs 2 y 3 del artículo 203, el guarismo "dos" por "tres" y para agregar "no se aplicará a los infractores por exceso de velocidad."

- Puesta en votación la indicación, fue rechazada por un voto a favor, cuatro en contra y una abstención.

2.- Del Diputado señor García, don René; para agregar, a continuación del inciso segundo .la siguiente frase: "Los daños que sufran los vehículos serán de cargo de quien lo haya retirado del lugar donde se cometa la infracción."

- Puesta en votación la indicación, fue rechazada por cuatro votos en contra y una abstención.

3.- De los Diputados señores García, don René; Encina, Jara, Taladriz, Salas y Hurtado, para modificar el artículo 203 en la siguiente forma:

a) En su número 1, se sustituye la expresión "suspensión de diez a noventa días" por "suspensión de uno a seis meses”.

b) En su número 2, se sustituye la expresión "suspensión de tres a seis meses", por "suspensión de seis meses a un año", y la coma (,) y la conjunción "y" por un punto (.).

c) Suprimir el numeral 3.

- Puesta en votación la indicación, fue rechazada por cinco votos en contra y una abstención.

4.- Del Diputado señor Sabag, para modificar el artículo 203, en la siguiente forma:

a) Reemplazar el inciso primero por el siguiente:

“La licencia de conductor podrá suspenderse por el juez en los casos y en las formas siguientes:".

b) Agregar el siguiente inciso final, nuevo:

"Tratándose de la infracción por conducir con la licencia vencida, se eximirá de la suspensión al conductor que exhibiere una licencia renovada."

- Puesta en votación la indicación, fue rechazada por siete votos en contra y una abstención.

5.- Del Diputado señor Sabag, para agregar en el artículo 174, el siguiente inciso final, nuevo:

"No regirá la responsabilidad civil anteriormente mencionada, cuando el propietario del vehículo participante en los hechos, obtenga que la compañía de seguros en la cual esté asegurado, se haga parte en el juicio, ofreciendo el pago solidario de la indemnización a que el asegurado pudiera ser condenado."

- Puesta en votación la indicación fue rechazada por la unanimidad de los Diputados presentes.

6.- Del Diputado señor Sabag por intercalar en el artículo 198, entre los números 18 y 19, el siguiente Nº 19, nuevo:

"19. Botar o abandonar en las bermas o aceras de caminos o calles, cigarrillos u otras materias que puedan causar combustión de cualquier tipo o contaminar el ambiente, tales como colillas, vidrios, plásticos, aceites o neumáticos."

- Puesta en votación la indicación, fue rechazada por la unanimidad de los Diputados presentes.

7.- Del Diputado señor Sabag, para modificar el número 8 del artículo 165 de la ley Nº 18.290, en la siguiente forma: Reemplazar el punto y coma final por una coma (,) y agregar la expresión "y arrojar desde los vehículos colillas de cigarrillos o cualquier tipo de desperdicio;".

- Puesta en votación la indicación, fue rechazada por cuatro votos en contra y dos abstenciones.

DISCUSION Y VOTACION EN GENERAL DEL PROYECTO.

Durante la discusión en general del proyecto habida en el seno de vuestra Comisión, existió amplio acuerdo en legislar sobre la materia.

- Puesto en votación general, el proyecto de ley fue aprobado por la unanimidad de los Diputados presentes.

DISCUSION Y VOTACION EN PARTICULAR DEL PROYECTO.

En virtud de un planteamiento del Ejecutivo, vuestra Comisión acordó aplicar un método especial para el tratamiento de este proyecto de ley durante su discusión en particular.

Este procedimiento especial ha consistido en analizar las modificaciones del articulado de la ley de Tránsito por materias, y no según el orden de los preceptos, que es lo habitual, y, además, en tratar simultáneamente las proposiciones del Ejecutivo y las contenidas en cada moción pendiente en vuestra Comisión sobre el mismo asunto.

I. PARTICIPACIÓN EN ACCIDENTES.

Artículos 191 y 204, Nº 5.

El artículo 183 de la ley de Tránsito obliga a los que participan en un accidente de tránsito a dar cuenta de lo sucedido a la autoridad policial más próxima.

En la actualidad, se presume culpable al conductor que abandona el lugar del accidente. Por lo general, los conductores que manejan bajo la influencia del alcohol, en caso de un accidente de tránsito, se dan a la fuga y se presentan posteriormente al tribunal, con lo que evitan la obligación de someterse al examen de alcoholemia.

Existe un caso que es particularmente grave. Es el de los conductores que participan en accidentes de tránsito de los que resultan personas lesionadas. Al darse a la fuga, no sólo privan a las víctimas del auxilio inmediato que se les pueda dar, sino que, además, las privan de la asistencia que cubre el seguro automotor obligatorio, el que únicamente se puede hacer efectivo si se identifica al vehículo participante. Dicho acto está penado en la legislación solamente con una presunción de culpabilidad. Es decir, admite prueba en contrario, sin que la norma de tránsito reconozca que el hecho mismo de no detenerse y auxiliar a las víctimas constituye una demostración concreta de falta de idoneidad moral para conducir.

Por lo tanto, se hace necesario modificar la ley de Tránsito, a fin de evitar que a un conductor le convenga huir del lugar del accidente.

Para corregir tal situación, se propone establecer en la ley que la persona que adopte la conducta de abandonar a un lesionado en un accidente carece de toda idoneidad moral para conducir un vehículo, por lo que corresponde cancelarle la licencia de conducir. Dicha pérdida, en la realidad, es sólo una suspensión, dado que la ley admite que la licencia de conducir sea otorgada nuevamente después del lapso de dos años.

ARTICULO 191.

Proposición Nº 30. Del Ejecutivo, para eliminar la frase "o concurrirá a hacer esta declaración a la unidad de policía más próxima”.

El Ejecutivo plantea que es partidario de no imponer al conductor que preste ayuda a una persona accidentada, sin haber participado en el accidente, el gravámen de tener que ir a declarar ante Carabineros. Añade que, desde el punto de vista social, el solo hecho de detenerse y atender al accidentado configura una conducta que debe ser estimulada.

Puesta en votación la modificación del artículo 191, propuesta en el Nº 30 del artículo 1º del proyecto, fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes.

ARTICULO 204

Proposición Nº 35 del Ejecutivo, para agregar el siguiente Nº 5, nuevo:

“5.- Al que, a juicio del tribunal, no diere cumplimiento a lo señalado en el artículo 183, a menos que se tratare de lesiones leves."

Con esta modificación, el Ejecutivo propone que la responsabilidad de la persona que abandone el lugar del accidente se eleve a la categoría de causal de cancelación de la licencia de conducir, a menos de que se trate de lesiones leves, de dicha forma se reprimirá eficazmente la conducta de dejar abandonados a los heridos.

Se incluye, como indicación respecto a la modificación propuesta por el Ejecutivo, una moción presentada por el Diputado señor Jara, que señala lo siguiente: "Adicionalmente, incurrirá en la pena de presidio menor en su grado mínimo. En este caso, el tribunal que esté conociendo el proceso no podrá otorgar permiso provisorio de conducir ni podrá devolver provisoriamente la licencia."

El Diputado señor Jara destacó que el objeto de esta modificación es establecer una sanción más drástica para los conductores que huyan del lugar del accidente, por lo cual se propone elevar esta acción a la categoría de delito.

Se acordó dividir la votación de esta indicación.

a) "Adicionalmente, incurrirá en la pena de presidio menor en su grado mínimo."

b) "En este caso, el tribunal que esté conociendo el proceso no podrá otorgar permiso provisorio de conducir ni podrá devolver provisoriamente la licencia."

- Puesta en votación la primera parte de la indicación, fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes.

- Puesta en votación la .segunda parte de la indicación, fue rechazada por un voto a favor y cinco en contra.

- Puesta en votación la modificación del artículo 204, propuesta en el Nº 35 del artículo 1º del proyecto, incluida la indicación, fue aprobada por cuatro votos a favor y dos abstenciones.

ARTICULO 199.

En una moción, presentada por el Diputado señor Jara, se propone eliminar el Nº 16 del artículo 199.

"16. No cumplir las obligaciones que impone el artículo 183;”.

El artículo 183 dispone: "En todo accidente del tránsito en que se produzcan lesiones, el conductor que participe en los hechos estará obligado a detener su marcha, prestar la ayuda que fuese necesaria y dar cuenta a la autoridad policial más inmediata, entendiéndose por tal cualquier funcionario de Carabineros que estuviere próximo al lugar del hecho, para los efectos de la denuncia ante el tribunal correspondiente."

La eliminación del Nº 16 tiene por objeto establecer concordancia con lo aprobado anteriormente.

- Puesta en votación la modificación del artículo 199, fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes.

II. SUBIDA Y BAJADA DE VEHÍCULOS.

Artículos 91, Nº 2; 93, 114 y 167, Nº 9.

La ley de Tránsito contiene diversas normas relativas a la subida a los vehículos y a la bajada desde ellos, así como al uso de las puertas. En la actualidad, algunas de estas normas se encuentran en contradicción entre sí o resultan inconvenientes. Así es como la ley prohíbe a los pasajeros de vehículos de locomoción colectiva subir o bajar de un vehículo en movimiento, maniobra que es legalmente imposible, dado que la misma ley exige que dichos vehículos circulen con las puertas cerradas. Todo esto trae como consecuencia que la eventual caída de un pasajero le es imputable a él mismo y no, como debería ser, al operador del vehículo que no cumple la obligación legal, con lo cual se permite que éste evada su responsabilidad por este tipo de accidentes. Ello se traduce en alrededor de 1.400 accidentes al año, con heridos a consecuencia de las caídas.

En otro orden de cosas, el Nº9 del artículo 167 de la ley de Tránsito prohíbe acceder a un vehículo por el lado de la calzada, lo cual implica que un conductor de automóvil debería subir por el asiento del pasajero y trasladarse por el interior del vehículo hacia el asiento del conductor, procediendo análogamente para descender. Esta situación, obviamente, jamás ha podido ser respetada. De allí que, siguiendo el ejemplo de la legislación española y de la de Estados Unidos, se propone reformular las reglas asociadas a la forma de acceder a un vehículo, estableciéndose, para todos ellos, la obligación de circular con las puertas cerradas y de abrirlas cuando el vehículo esté detenido, previa constatación de que ello Nº signifique riesgo para otros usuarios.

ARTICULO 91.

Proposición Nº 7. Del Ejecutivo, para eliminar, en el número 2, la frase “y Nº mantener cerradas las puertas del vehículo cuando se encuentre en movimiento;".

Se propuso rechazar lo planteado por el Ejecutivo, por cuanto no parece que se produzca daño en reiterar la Norma de mantener cerradas las puertas de los vehículos de transporte público de pasajeros.

- Puesta en votación la modificación del artículo 91, propuesta en el Nº 7 del artículo 1º del proyecto, fue rechazada por la unanimidad de los Diputados presentes.

ARTICULO 93.

Proposición Nº 8. Del Ejecutivo, para derogar el artículo 93.

Se propone eliminar el artículo 93, a fin de que los accidentes que se puedan producir por la caída de un pasajero desde un vehículo de transporte público sea de responsabilidad del operador del vehículo, y no del pasajero.

- Puesta en votación la derogación del artículo 93, propuesta en el Nº 8 del artículo 1º del proyecto, fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes.

ARTICULO 114.

Proposición Nº 17. Del Ejecutivo, para agregar el siguiente inciso final, nuevo:

"Se prohíbe llevar abiertas las puertas del vehículo, abrirlas antes de su completa detención o abrirlas, mantenerlas abiertas o descender del mismo sin haberse cerciorado previamente de que ello no implica entorpecimiento o peligro para otros usuarios."

El Secretario Ejecutivo de la Comisión Nacional de Seguridad de Tránsito, señor Milton Bertín, expresó que para la redacción del inciso que se propone agregar se consideró especialmente lo dispuesto en el Código español, el que establece una norma genérica relativa a la apertura de las puertas aplicable a todos los vehículos. Agregó que, actualmente, la obligación de llevar las puertas cerradas sólo se aplica a los buses.

- Puesta en votación la modificación del artículo 114, propuesta en el Nº 17 del artículo 1º del proyecto, fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes.

ARTICULO 167.

Proposición Nº 25, letra b). Del Ejecutivo, para eliminar el número 9.

La explicación para suprimir esta norma está dada en la parte explicativa de este acápite II.

Puesta en votación la eliminación del Nº 9, propuesta en el Nº 25, letra b), del artículo 1º del proyecto, fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes.

III. AUTORIZACION DE ACTIVIDADES DEPORTIVAS EN LA VIA PÚBLICA.

Artículo 169.

El artículo 169 de la ley de Tránsito señala que la autorización de actividades deportivas en la vía pública le corresponde a los alcaldes. Dicho precepto no reconoce la dificultad que representan aquellas competencias que transcurren por vías sujetas a la tuición de más de un municipio, caso en el cual se encuentran competencias importantes como las de ciclismo, las que, en su desarrollo, suelen incluir decenas de comunas, con los consiguientes problemas de organización y control. Por lo tanto, se propone que, en aquellos casos en que la actividad deportiva incluya más de una provincia, la autorización le corresponda otorgarla al Secretario Regional Ministerial de Transportes respectivo y, en el caso de que esa actividad abarque varias Regiones, dichos funcionarios deberán coordinarse entre sí.

ARTICULO 169.

Proposición Nº 26. Del Ejecutivo, para agregar el siguiente inciso tercero nuevo:

"En el caso de que la actividad deportiva incluya más de una provincia, la autorización será otorgada por el o los Secretarios Regionales Ministeriales de Transportes y Telecomunicaciones que correspondan."

La explicación de esta modificación está contenida en la parte expositiva de este acápite III.

- Puesta en votación la modificación del artículo 169, propuesta en el Nº 26 del artículo 1º del proyecto, fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes.

IV. SEÑALIZACION DE TRANSITO.

Artículos 99, 101 y 105.

El artículo 99 establece que el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones definirá la normativa relativa a la señalización de tránsito, aspecto que ya fue cumplido al dictarse la norma reglamentaria correspondiente. Desafortunadamente, el legislador omitió considerar los conceptos asociados a la calidad de los dispositivos de control de tránsito, lo que ha tenido como consecuencia la existencia de un sinnúmero de señales que, cumpliendo en la forma con el diseño oficial, no presentan características de seguridad importantes, como, por ejemplo, la necesidad de ser reflectantes. Así, no es inusual que, en trabajos en las vías, las empresas contratistas instalen señales diseñadas en un tablero de madera pintado que, por carecer de condiciones de reflectancia, se convierte en un peligro en los horarios de baja intensidad luminosa. Para corregir dicho problema, se propone complementar el mencionado artículo, disponiendo un proceso de certificación de señales, semáforos, controladores de semáforos, equipos de protección de cruces ferroviarios, en suma, de todos los elementos importantes para la seguridad del tránsito vehicular y peatonal. La existencia de normas de calidad certificada permite establecer un adecuado nivel de transparencia en el mercado del rubro. En general, los nuevos dispositivos de control de tránsito deberán ser de tipo certificado. El proveedor que deje de cumplir esta norma se expondrá a que se le cancele la certificación. Complementariamente, se establecen penas por proveer o instalar dispositivos de control de tránsito que no sean de tipo certificado. El monto de la multa se ajustó a lo que dispone la ley para las infracciones de la certificación de productos eléctricos (DFL Nº 1, de 1982, del Ministerio de Minería, artículo 131).

En el artículo 99, se propone una norma explícita para impedir la instalación de señales de prohibición que sólo repitan normas de la ley. Un caso común es el de las señales "No estacionar", que algunos municipios se ven obligados a instalar al lado izquierdo de la calzada (donde la ley prohíbe expresamente estacionar). La existencia de tales señales ha constituido un motivo permanente de disputa, dado que su instalación induce a creer que, en la manzana siguiente, en que no se instaló la señal, es legal estacionar al lado izquierdo. En todo caso, la prohibición que se sugiere introducir no inhibe los esfuerzos educativos de los municipios, , permitiéndoles, en particular, que sigan instalando señales informativas que recuerden a los usuarios la prohibición legal, las que, por ser de otro tipo y de otro diseño, no se confunden con las que establecen prohibiciones.

La ley de Tránsito comprende entre sus preceptos normas rudimentarias relativas a la obligatoriedad y precedencia de las señales (artículo 101), sin que se reconozca explícitamente la importancia de la demarcación como medio de control de tránsito. Para corregir dicho problema, se propone señalar el orden en que deben ser consideradas las señales o indicaciones, introduciéndose en dicho ordenamiento las señales o indicaciones que efectúa el personal de Bomberos para controlar el área adyacente a un siniestro. Adicionalmente, se establece la infracción de instalar señales, o efectuar indicaciones a conductores y peatones, sin tener la autoridad otorgada por la ley para ello.

Se innova en el sentido de permitir que el Departamento de Tránsito correspondiente, o la Dirección de Vialidad, en su caso, autoricen a particulares a instalar señalización o barreras. Así, se incorpora en la ley una norma explícita que viene a regularizar las necesidades de las compañías de servicios que habitualmente deben instalar señales y barreras para efectuar labores de mantención y, en particular, para proceder a destapar cámaras subterráneas (telefónicas, de aguas servidas, etc.). Ello permitirá, además de regularizar una situación de hecho, que el municipio establezca condiciones específicas para realizar dichas labores, con lo cual se mejorarán las condiciones de seguridad.

Finalmente, el artículo 105 faculta a la autoridad competente para retirar las señales no oficiales. Desafortunadamente, la ley utiliza la expresión "podrá", de lo cual se ha deducido que el retiro de las señales no oficiales no es obligatorio. Ello representa una práctica de riesgo desde el punto de vista de la seguridad vial, por lo que se propone que la expresión habrá de ser "deberá". Adicionalmente, considera adecuado facultar al tribunal para ordenar retiro de las señales no oficiales y se establece multa para quienes aparezcan como beneficiados, dado la experiencia ha demostrado que el simple decomiso desincentiva la conducta.

ARTICULO 99.

Proposición Nº 10. Del Ejecutivo, para agregar los siguientes incisos segundo y tercero, nuevos:

"El cumplimiento de las normas técnicas de las señales, elementos de semaforización, elementos de protección de cruces ferroviarios y otros destinados a controlar el tránsito, se verificará de acuerdo con un procedimiento de certificación al que deberá ser sometido todo elemento que se pretenda comercializar en el país o instalar en vías públicas. En el caso de que las normas sean modificadas, los elementos ya aprobados deberán ser certificados nuevamente, con respecto a las exigencias que se adicionen. La certificación dará derecho al uso de un distintivo. La venta, la oferta de venta o el uso de un elemento para el cual No exista un certificado de homologación vigente, o el uso indebido del distintivo, será penado con multa de cinco a cien unidades tributarias mensuales y con el comiso de las especies. La certificación podrá revocarse si se demuestra que un dispositivo en particular no cumple con la norma.

No se podrán instalar señales que establezcan prohibiciones contempladas en esta ley."

- Puesta en votación la modificación del artículo 99, propuesta en el Nº 10 del artículo 1º del proyecto, fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes.

ARTICULO 101.

Proposición Nº 11 Del Ejecutivo, para sustituir el artículo 101 por el siguiente:

"Artículo 101.- Los conductores y peatones están obligados a obedecer y respetar las señales de tránsito. En el caso de que las prescripciones indicadas por diferentes señales parezcan estar en contradicción entre sí, prevalecerá la prioritaria, según el orden que a continuación se indica, o la más restrictiva, si se trata de señales del mismo tipo:

1. Señales u órdenes de un Carabinero;

2. Señales u órdenes del personal de Bomberos, en sitio de siniestro, así como las excepciones contempladas en esta ley para vehículos de emergencia;

3. Señalización circunstancial que modifique el régimen normal de utilización de la vía;

4. Semáforos o elementos de control de cruces ferroviarios;

5. Señales verticales, y

6. Demarcación.

La instalación de señalización, barreras o las indicaciones hechas a los conductores o peatones sin tener autoridad otorgada por esta ley, o sin permiso del Departamento de Tránsito municipal, o de la Dirección de Vialidad, en su caso, salvo en sitio de siniestro o accidente, estará penada con multa de diez a veinte unidades tributarias mensuales y el comiso de las especies. Se presumirá como autor de esta infracción a la persona natural o jurídica que aparezca como beneficiada."

El Secretario Ejecutivo de la Comisión Nacional de Seguridad de Tránsito, señor Milton Bertín, indicó que en el artículo original se establecen normas rudimentarias de precedencia de las señales. Agregó que, siguiendo el ejemplo del Código español, ha parecido conveniente introducir la demarcación como una forma de control y fijar el orden de las señales o indicaciones.

Por otra parte, expresó que el último inciso se refiere a aquellas personas que ponen señales de estacionamiento reservado afuera de su negocio. Añade que el infractor no es el guardia del lugar o el que cuida los autos, sino el propietario del local comercial.

* Los Diputados señores García, don René, Ortiz, Hurtado, Sabag y Letelier, don Felipe, formularon una indicación para intercalar, en el Nº 2 del nuevo artículo 101 propuesto, entre las palabras "siniestro", seguida de una coma (,) y "así", la siguiente frase: "quienes podrán denunciar la o las infracciones".

- Puesta en votación la indicación, fue aprobada por seis votos a favor y uno en contra.

Los Diputados señores Longueira, Jara, Sabag, Ortiz, Hurtado y Letelier, don Felipe, formularon una indicación para eliminar, en el Nº 2 del artículo 101, la siguiente frase: "así como las excepciones contempladas en esta ley para vehículos de emergencia".

Puesta en votación la indicación, fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes.

Puesta en votación la modificación del artículo 101, propuesta en el Nº 11 del artículo 1 del proyecto, incluidas las dos indicaciones, fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes.

ARTICULO 105.

Proposición Nº12. Del Ejecutivo, para sustituir el artículo 105 por el siguiente:

“Artículo 105.- La autoridad competente, o el tribunal, deberá retirar o hacer retirar las señales no oficiales, las barreras o cualquier otro letrero, objeto publicitario, signo demarcación o elemento que altere la señalización oficial, dificulte su percepción, reduzca la visibilidad para conductores o peatones, o que no cumpla con lo dispuesto en el artículo precedente.”

- Puesta en votación la modificación del artículo 105, propuesta en el Nº 12 del artículo 1 del proyecto, fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes.

V. LINEA DE DETENCION DE VEHICULOS.

Artículo 2º

La ley de Tránsito, en su artículo 2º, define la línea de detención de vehículos asociándola necesariamente a los pasos de peatones. Existen diversas situaciones en que es necesario establecerla sin que haya pasos peatonales, como, por ejemplo, en los cruces ferroviarios.

Otro aspecto que hace necesario actualizar la definición proviene del significativo progreso en las normas de diseño de infraestructura, tanto en el sector urbano como en carreteras. Ello ha permitido introducir las pistas exclusivas de viraje a la izquierda localizadas sobre los bandejones centrales. Dicha modalidad de operación hace preciso establecer líneas de detención de vehículos sobre dichos bandejones, muchas veces en áreas donde no se permite el tránsito de peatones. Tal situación no existía cuando se redactó originalmente la ley de Tránsito.

La modificación propuesta no altera las condiciones de operación de los pasos para peatones, dado que el artículo 167, Nº 8, determina que los peatones tienen derecho preferente de paso. De esta forma, la ley no impide que los vehículos puedan situarse en dichos espacios cuando No haya peatones utilizándolos, mejorando así las condiciones de visibilidad y promoviéndose un paso seguro de los vehículos por la intersección. Este aspecto es ambiguo en la actual redacción de la ley, la que, al señalar que la línea de detención está localizada antes del paso de peatones, tiende a sugerir que los vehículos deben esperar allí para acceder al cruce, con los graves problemas de visibilidad y, por ende, de seguridad que de ello se deducen. En consecuencia, también se corrige tal ambigüedad de interpretación sobre la línea de detención de vehículos.

ARTÍCULO 2º

Proposición Nº 1, letra b), del Ejecutivo, para reemplazar la definición de “línea de detención de vehículos” por la siguiente:

“Línea de detención de vehículos: La línea que no debe ser sobrepasada por los vehículos que deban detenerse;”.

- Puesta en votación la modificación del artículo 2º, propuesta en el Nº 1, letra b), del artículo 1º del proyecto, fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes.

VI. INDICACIONES DE SEMAFOROS.

Artículos 110, 111 y 198, Nº 31.

La ley de Tránsito define, en los artículos 110 y siguientes, el significado de las diversas indicaciones de los semáforos. Esa lista es incompleta, ya que no considera adecuadamente las indicaciones para peatones ni biciclos. Pero, lo que es peor, contiene diversas definiciones que se contraponen directamente con los tratados internacionales suscritos por el país, específicamente con la Convención Internacional de Señalización Vial, de Viena, publicada en el Diario Oficial el día 24 de marzo de 1975, la que, por ende, rige como ley de la República. Para solucionar dicho problema, existen, básicamente, dos opciones. La primera consiste en retirar todas las normas de la ley atinentes a semáforos, dejando en el hecho vigente el tratado antes señalado, mientras que la segunda consiste en coordinar la ley de Tránsito con las normas del tratado. En el proyecto se propone esta segunda modalidad, dado que el texto mismo de la ley de Tránsito es utilizado extensivamente como referencia por los conductores, de tal forma que la inclusión en su texto de las normas relativas a operación de semáforos permitirán una mejor difusión a los usuarios, promoviéndose así su acatamiento. Adicionalmente, dicha modificación eliminará de la ley de Tránsito algunos conceptos riesgosos, como la norma referente a luz roja y flecha verde, cuya redacción permite que el semáforo señale simultáneamente dicha indicación, dando derecho de paso a movimientos conflictivos, situación de extrema peligrosidad. Incidentalmente, la presentación de luz roja con flecha verde se encuentra prohibida en la Convención de Señalización Vial.

Por último, se define como infracción grave la conducta de bloquear el cruce, como forma eficaz de reprimir la ocurrencia de una infracción, la que se traduce en significativos índices de congestión en las intersecciones.

ARTICULO 110.

Proposición Nº 15. Del Ejecutivo, para sustituir el artículo 110 por el siguiente:

“Artículo 110.- Los semáforos destinados a regular la circulación de los vehículos regularán también la de los peatones y la de los ciclistas, de no existir luces específicas para ellos. Los colores o signos tendrán el siguiente significado:

1. Luces no intermitentes:

a) La luz verde significa autorización de paso. No obstante, una luz verde que regule la circulación en un cruce no autoriza a los conductores a pasar si, en la dirección que vayan a tomar, la congestión de la circulación fuere tal que, de internarse en el cruce, probablemente no podrán haberlo despejado en el momento del cambio de indicación. Al aparecer la luz verde, los vehículos deberán ceder el paso a los peatones que estén atravesando la calzada por el paso destinado a ellos. Los peatones que enfrenten la luz verde pueden cruzar la calzada por el paso de peatones;

b) La luz roja significa prohibición de paso. Los vehículos no deberán sobrepasar la línea de detención o, si no la hubiere, la vertical de la señal, o no deberán internarse en el cruce;

c) La luz amarilla indica prevención. Ningún vehículo podrá sobrepasar la línea de detención o la vertical de la señal o internarse en el cruce, a no ser que, cuando se encienda esta luz, se encuentre tan cerca de ella que ya no pueda detenerse en condiciones de seguridad suficientes antes de haber pasado la línea de detención, la vertical de la señal, o el cruce. Adicionalmente, indica que los peatones no pueden pasar, pero permite a los que ya se encuentren en la calzada terminar de atravesarla.

2. Luces intermitentes:

a) Una luz roja intermitente indica "PARE”. Cuando el cristal rojo se ilumine en forma intermitente, los vehículos que lo enfrenten deberán detenerse antes de la línea de detención o de la vertical de la señal y el derecho preferente de paso estará sujeto a las mismas reglamentaciones que se indican para la señal “PARE”;

Dos luces rojas intermitentes alternativas, una de las cuales se enciende cuando la otra se apaga, montadas sobre el mismo soporte y a la misma altura y orientadas en la misma dirección. Estas luces significan que los vehículos no deben sobrepasar la línea de detención o, si no la hubiere, la vertical de la señal. Estas luces no podrán emplearse más que en los pasos ferroviarios a nivel, así como para indicar la prohibición de paso a causa de la salida de vehículos de bomberos o ambulancias a la vía. Opcionalmente, podrán utilizarse los semáforos descritos en el número 1;

b) Luz amarilla intermitente: significa que los conductores pueden avanzar, pero extremando la prudencia.

3. Indicaciones de flecha verde:

Cuando la luz verde de un semáforo contenga una flecha iluminada, significa que los vehículos sólo pueden tomar la dirección así indicada. Las flechas 'que signifiquen autorización para seguir en línea recta tendrán la punta dirigida hacia arriba.

Cuando una señal del semáforo comprenda una o varias luces verdes suplementarias que contengan una o varias flechas, el hecho de iluminarse esta flecha o estas flechas, cualesquiera que sean las otras indicaciones que presente el semáforo, significa autorización para que los vehículos prosigan su marcha en el sentido o los sentidos indicados por la flecha o las flechas; asimismo, significa que, cuando se encuentren vehículos cuya inmovilización bloquee la circulación de aquellos que se encuentren detrás de ellos en la misma pista, deberán avanzar, con precaución, a fin de permitir el desplazamiento de los vehículos bloqueados.

La indicación de flecha verde intermitente tendrá el mismo significado que la luz amarilla, descrito en el punto 1.

4. Luces de pistas.

Cuando, por encima del centro de la o las pistas de una calzada, se coloquen luces verdes o rojas, la luz roja indicará prohibición de utilizar la pista de circulación sobre la cual se encuentre el vehículo y la luz verde indicará autorización de utilizarla.

5. Indicaciones para vehículos de transporte público.

Los semáforos destinados a controlar la circulación de vehículos de transporte público serán de un diseño marcadamente diferente de otros semáforos, y en ellos se reemplazará el color verde por el color blanco."

El señor Bertín expresó que, al revisar este capítulo sobre señalización, se percató de que en Chile rige, como ley de la República, la Convención Internacional sobre Señalización, adoptada en Viena, en la cual se establecen las normas para la operación de semáforos. Añadió que, para coordinar apropiadamente las disposiciones de la ley y de la Convención, existen dos caminos: uno es retirar todas las normas sobre semáforos que se encuentran establecidas en la ley de Tránsito y dejar vigentes las disposiciones de la Convención, o coordinar ambos cuerpos normativos. Indicó que el Ejecutivo optó por la segunda fórmula, dado que la ley de Tránsito es utilizada como elemento de referencia por los conductores.

Señaló que, con esta modificación, se introducen algunas indicaciones de semáforos necesarias en Chile, como las de bicicletas y las de transporte público.

También se introduce el control de cruces ferroviarios a nivel, el que consiste en dos rojas que se encienden en forma alternada. Indicó que es un sistema utilizado en Estados Unidos de Norteamérica y en la Comunidad Económica Europea.

Manifestó que, por otra parte, se agrega que el conductor del vehículo debe detenerlo antes de la "vertical de la señal", debido a que el Manual de Señalización de Semáforos del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones exige que haya un semáforo en la línea de detención y al lado derecho de la calzada por la que transita el vehículo. La "vertical de la señales entonces una línea de detención, la que será válida en aquellos casos en que no exista la demarcación.

Explicó que se mantiene la norma genérica para que, cuando aparezca la luz verde, los vehículos cedan el paso a los peatones que estén atravesando la calzada por el paso destinado a ellos. También se da la posibilidad de que los peatones utilicen los semáforos destinados a los vehículos, cuando no hubiere un semáforo especial para peatones. Además, se introduce el concepto de que la luz roja prohíbe a los vehículos internarse en el cruce.

Indicó que se mantiene en la ley la mención a la luz roja intermitente, debido a que, en algunos municipios, aún existen estos sistemas, especialmente en la noche.

Planteó que las indicaciones sobre la flecha verde constituyen una materia novedosa. Con esta modificación, se permite el uso de flechas verdes permanentes o intermitentes y de flechas verdes junto a la luz verde. Añadió que, actualmente, existe en Chile la luz roja con flecha verde, lo cual es una indicación muy peligrosa, por cuanto da derecho de paso a los vehículos del lado opuesto. Además, es una situación que se encuentra prohibida en la Convención de Señalización Vial antes referida.

Hizo presente que las luces de pista a que se refiere el número 4 se utilizan en otros países para señalar pistas reversibles y, finalmente, que el número 5 establece semáforos destinados a controlar vehículos de transporte público, situación que constituye una novedad.

- Puesta en votación la substitución del artículo 110, propuesta en el Nº 15 del artículo 1º del proyecto, fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes.

ARTÍCULO 111.

Proposición Nº 16. Del Ejecutivo, para sustituir el artículo 111 por el siguiente:

"Artículo 111.- Los semáforos destinados exclusivamente a los peatones o a los ciclistas se distinguirán por tener dibujado sobre la lente la figura de un peatón o de una bicicleta, según corresponda. Los colores tendrán el siguiente significado:

a) La luz verde indica que los peatones o los ciclistas pueden cruzar la calzada o intersección, según sea el caso, por el pago correspondiente, esté o No está demarcado.

b) La luz roja indica que los peatones o los ciclistas no pueden entrar en la intersección.

c) La luz verde intermitente significa que el período durante el cual los peatones o los ciclistas pueden atravesar la calzada está a punto de concluir y se va a encender la luz roja, por lo que deben abstenerse de iniciar el cruce y, a su vez, permite a los que ya estén cruzando la calzada terminar de atravesarla."

El señor Bertín explicó que, en este artículo se establece que la señalización a los peatones será en base a una figura humana en el semáforo correspondiente, terminándose con las palabras "PARE" o "SIGA", práctica que ha caído en desuso por no estar contenida en la Convención de Señalización Vial antes referida.

- Puesta en votación la sustitución del artículo 111, propuesta en el Nº 16 del artículo 1º del proyecto, fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes.

ARTÍCULO 198.

Proposición Nº 32, letra d), del Ejecutivo, para agregar el siguiente número 32, nuevo:

“32. Bloquear el cruce."

Según indicó el Secretario Ejecutivo de la Comisión Nacional de Seguridad de Tránsito, señor Milton Bertín, en esta proposición el Gobierno ha considerado que el bloqueo de un cruce debe estimarse como una infracción grave. La actual Norma considera esta falta como infracción leve, lo que es insuficiente para reprimir su ocurrencia.

Algunos señores Diputados plantearon que es muy exagerado considerar como infracción grave el bloquear un cruce, debido a que pueden ocurrir circunstancias imprevisibles que escapan a las posibilidades de controlar tal situación.

- Puesta en votación la incorporación de la Norma descrita, propuesta en el Nº 32, letra d), del artículo 1º del proyecto, fue rechazada por la unanimidad de los Diputados presentes.

VII. REVISION TECNICA DE VEHÍCULOS.

Artículos 82, 98; 198, Nos. 25 y 30; y 207.

Se planteó que el Gobierno advierte con preocupación los elevados índices de accidentes de tránsito que se producen en calles y caminos. Se puede constatar a diario que los vehículos que circulan no cumplen con seguridad establecidas. Comúnmente, los vehículos presentan desperfectos en las indicaciones de viraje, por carecer de focos u otros defectos que son de fácil percepción.

Con el fin de progresar en el control de dicho problema, el artículo 98 de la ley de Tránsito dispone que "los vehículos que hayan perdido sus condiciones de seguridad serán retirados de la circulación...". Este precepto, en apariencia, parece muy riguroso, pero en la práctica no es tal, por cuanto no existe dotación policial suficiente para retirar los vehículos de la vía pública y trasladarlos a recintos municipales, los que, habitualmente, tampoco poseen la capacidad necesaria para recibir una masiva cantidad de vehículos. Incluso, numerosas comunas carecen de dichos recintos. Adicionalmente, hay casos en que la autoridad puede permitir que el vehículo prosiga su marcha sin detrimento de la seguridad pública, por ejemplo, cuando le falte un foco, siendo de día, o se le detecte un nivel de emisión de contaminantes superior al normal. En tales casos, es más apropiado anular la revisión técnica, con lo cual se obliga al propietario a reparar el estropicio y a demostrarlo concurriendo a obtener un nuevo certificado. Cabe señalar que, ante la imposibilidad física de retirar los vehículos con desperfectos, Carabineros procede a cursar una infracción por mal estado mecánico, lo cual no garantiza que el vehículo sea efectivamente reparado.

La modificación legal que se propone posibilitará, además, revisar el decreto que fija el calendario de revisiones técnicas, de tal forma que los vehículos más nuevos sean examinados en intervalos mayores, con lo cual se enmienda la verdadera anomalía que representa que esos vehículos sean revisados actualmente con la misma periodicidad que aquellos con más años de uso o en peores condiciones mecánicas. Tal situación no es posible en la actualidad, dado que, al no poderse anular la revisión técnica de los vehículos con desperfectos visibles, queda la revisión anual como única opción práctica para corregir tal problema. Así, el costo privado que representa la revisión técnica, constituido tanto por el pago de la revisión misma como por el tiempo necesario para hacerla, dejará de estar asignado en forma similar a todos los propietarios, con lo cual se grava más a quienes mantienen sus vehículos en peores condiciones. Con la enmienda propuesta, el tratamiento de la situación comenzará a ser más equitativo.

Asimismo, la falsificación o la adulteración del certificado de revisión técnica se califica como delito de acción pública, con la finalidad de facilitar su persecución, opción que actualmente es inexistente en la práctica.

Se modifica la penalidad por conducir un vehículo carente de revisión técnica, hecho que actualmente está definido como infracción grave solamente para los vehículos de servicio público de pasajeros. Se propone extenderla a todo tipo de vehículos y se determina una infraccio5n independiente para el propietario del vehículo, como responsable de entregarlo para que circule en esas condiciones. También se propone cancelar la licencia a quienes hayan participado en la adulteración o falsificación de la documentación del vehículo, dado que por ese solo hecho se demuestra falta de idoneidad moral para conducir, sin perjuicio de la penalidad correspondiente, la que se extiende a quienes posean dichos documentos sin justificación, habitualmente operando como intermediarios.

Finalmente, se establece un procedimiento para que los vehículos sin su revisión técnica al día puedan circular, sólo para dirigirse a obtener dicha revisión. De esta forma, se termina con un vacío legal existente en la actual ley de Tránsito.

ARTICULO 82.

Proposición Nº 6. Del Ejecutivo, para sustituir el inciso segundo por el siguiente:

"Cuando se observe que un vehículo emite humo visible al ralentí, o se constate técnicamente que el vehículo ha superado los índices respectivos, se procederá a anular el certificado de revisión técnica y el de gases, según lo establecido en el artículo 98, o el vehículo podrá ser retirado de circulación para ponerlo a disposición del tribunal competente en los lugares habilitados por las municipalidades, de los cuales únicamente podrá ser retirado con autorización del juez, quien la otorgara con objeto de que el infractor solucione el problema de contaminación denunciado. en estos casos, se aplicará el artículo 161.”

El señor Bertín explicó que el actual inciso segundo se refiere al caso en que Carabineros, cuando constata técnicamente que un vehículo ha superado los índices de contaminación, puede retirarlo de circulación, pero agrega que, en el caso de que un carabinero observe que un vehículo expele una gran cantidad de humo, no puede cursarle una infracción si no constata técnicamente la falta. El Ejecutivo propone ampliar el alcance del inciso que se sustituye, en el sentido de introducir la emisión de humo visible al ralentí como una causa que por sí sola basta para determinar que el vehículo está cometiendo una infracción por emisión de contaminantes.

Añadió que, actualmente, la ley obliga a retirar de circulación a los vehículos que presentan defectos mecánicos o de emisión de contaminantes. Tal situación en la práctica no ocurre, debido a que una gran cantidad de municipios del país no cuentan con los espacios suficientes para retener los vehículos afectados. Con la nueva norma propuesta, se establece una alternativa, se mantiene la posibilidad de retirar los vehículos de circulación y se da la opción de que un inspector o un carabinero pueda anular el certificado de revisión técnica, obligando a que el vehículo sea reparado y revisado antes de volver a circular.

- Puesta en votación la modificación propuesta en el Nº 6 del artículo 1º del proyecto de ley, fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes.

ARTICULO Nº 98.

Proposición Nº 9. Del Ejecutivo, para agregar los siguientes incisos, nuevos:

"Cuando se considere que si vehículo puede proseguir su marcha, se anular el certificado de revisión técnica y el de gases, mediante una anotación en su reverso, con indicación de fecha y hora, lo que solamente habilitará para conducir el vehículo a su destino más inmediato.

Sólo será válido para conducir el certificado original de revisión técnica y el de gases.

La falsificación o adulteración del certificado de revisión técnica o de gases constituirá un delito de acción penal pública.

En los casos en que se necesite conducir un vehículo sin su revisión técnica vigente hacia un taller o planta revisora, se procederá dicho traslado por la ruta más corta hacia la planta de revisión técnica más cercana.”

El señor Bertín explicó que, con esta modificación, en el nuevo inciso sexto propuesto se dispone que, cuando un vehículo haya perdido sus condiciones de seguridad, se le podrá anular el certificado de revisión técnica y de gases y que., una vez anulado dicho certificado, el vehículo sólo podrá dirigirse a su destino más inmediato.

Agregó que el certificado de revisión técnica y de gases es emitido por una planta privada y no por un funcionario público. Por lo tanto, los delitos a los que da lugar son de acción privada. Con la norma propuesta, el nuevo inciso octavo establece que la falsificación o adulteración del certificado de revisión técnica o de gases constituye un delito de acción penal pública.

Finalmente, indicó que el nuevo inciso noveno permite que la persona que necesite conducir un vehículo y no tenga la revisión técnica al día lleve el vehículo a la planta de revisión técnica más cercana.

- Puesta en votación la modificación propuesta en el Nº 9 del artículo 1º del proyecto, fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes.

ARTÍCULO 198.

Proposición Nº 32, letra b). Del Ejecutivo, para reemplazar su número 25, por el siguiente:

"25.- Conducir un vehículo sin revisión técnica de reglamento vigente. En el caso de que el vehículo no vaya siendo conducido por su propietario, se aplicará la sanción al propietario del vehículo.”

El señor Bertín expresó que el número 25 vigente establece una situación similar a la que se propone en el nuevo texto. La diferencia radica en que la Norma actual está referida sólo al transporte público de pasajeros. Agregó que el nuevo texto amplía la falta a todos los vehículos.

* Posteriormente, los Diputados señores Jara; García, don René; Encina, Salas, Taladriz y Hurtado, formularon una indicación para agregar en el número 25, la siguiente frase: "o infringiendo las normas sobre contaminación ambiental", precedida de una coma (,).

La enmienda que contiene la indicación, sanciona a los que efectúen servicio público de pasajeros con vehículos rechazados en las revisiones de reglamento o respecto de los cuales no se haya cumplido el trámite en su oportunidad, tiene por finalidad sancionar también a aquellos que lo hagan infringiendo las Normas sobre contaminación ambiental.

Puesta en votación, la indicación fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes.

Proposición Nº 32, letra c). Del Ejecutivo, para reemplazar el número 30 por el siguiente:

“30.- Mantener en circulación un vehículo con infracción de los artículos 63 u 82, o con el sistema de dirección o de frenos en mal estado, de lo que será responsable el propietario."

El señor Bertín explicó que el número 30 vigente se refiere a las infracciones que cometan los vehículos destinados al transporte público de pasajeros o de carga. Se propone establecer una infracción general, no limitada a determinado tipo de vehículos.

- Puestas en votación las modificaciones propuestas en las letras b), incluida la indicación, y c) del Nº 32 del artículo 1º del proyecto, fueron aprobadas por la unanimidad de los Diputados presentes.

ARTÍCULO 207

Proposición Nº 37. Del Ejecutivo, para reemplazarlo por el siguiente:

*Artículo 207.- Los responsables de la circulación de un vehículo con licencia, boleta de citación, permiso provisorio judicial, permiso de circulación, certificado de seguro automotor o certificado de revisión técnica falsos, adulterados u obtenidos en contravencio0n de esta ley, o utilizando una placa patente falsa, adulterada o que correspondiere a otro vehículo, serán castigados con la pena de presidio menor, en sus grados medio a máximo, y con la cancelación de la licencia de conducir o del derecho a obtenerla. En igual pena incurrirán aquellos que detenten estos documentos o formularios, sin título para ello."

El señor Bertín explicó que el artículo 207 vigente sanciona a los conductores que incurren en algunas de las conductas que señala la norma. La disposición propuesta es más amplia, ya que hace aplicables las sanciones a los responsables de la conducción del vehículo.

Indicó, además, que en la nueva norma se propone que incurrirá en igual pena toda persona que tenga en su poder documentos o formularios en blanco, sin título para ello, relativos a las revisiones técnicas.

- Puesta en votación la modificación propuesta en el Nº 37 del artículo 19 del proyecto, fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes.

VIII. PASO DE PEATONES.

Artículos 2º; 167, Nos 4 y 5; y 199, Nº 8.

Se indicó que diariamente los peatones efectúan incontables maniobras de paso sobre la calzada. Sin duda alguna, gran parte de ellas se lleva a cabo en condiciones razonables de seguridad, algunas veces por la existencia de facilidades físicas (por ejemplo, un bandejón central), otras por la escasa cuantía del flujo vehicular, etcétera. Sin embargo, existen algunos sitios en los que, ya sea por problemas de diseño de la vía o por los niveles de flujo vehicular y peatonal, el cruce de la calzada no se efectúa en condiciones adecuadas de seguridad y no es posible proveer un lugar alternativo para el paso de peatones. En estas circunstancias, es necesario introducir facilidades peatonales explícitas, como los "cruces de cebra", a fin de proveer de prioridad al peatón sobre otros usuarios de la vía, especialmente los vehículos motorizados.

Una situación tan deseable como la señalada no es posible en nuestro país, dado que la ley estableció a priori pasos de peatones en todas las esquinas. La extrema severidad formal de dicho precepto, que de hecho opera independientemente de la existencia de problemas concretos para cruzar la calzada, ha tenido como consecuencia, paradojalmente, que esos pasos de peatones No sean herramientas que hagan una contribución positiva a la seguridad, tanto por no existir dotación policial posible para controlar los más de 150.000 pasos peatonales que se deducen de una definición tan amplia como por el obvio desprestigio en que cae una restricción cuya necesidad habitualmente No es percibida por los conductores. Es notable que la mayor cantidad de atropellos ocurran en las intersecciones, lugares que, según se supone, la ley protege tan generosamente. Así, en los estudios efectuados en una zona de la comuna de Santiago, se encontró que el 81% de los atropellos suceden en las intersecciones.

Dicha aproximación legal sigue las tendencias mecanicistas que se deducían del positivismo como escuela filosófica, tan en boga en la primera mitad del presente siglo. Así, al prohibir el paso de peatones en lugares que no sean las intersecciones, la ley obliga teóricamente al vecino de .una calle local que desee ir a la vivienda del f rente a caminar por su acera hasta la intersección, independientemente de lo lejos que resulte cruzar la calzada en ese punto, lugar en el que, dicho sea de paso, suceden más del 80% de los accidentes, y volver prácticamente sobre sus pasos. Por supuesto, una norma legal que promueve el comportamiento humano en términos tan inadecuados no tiene posibilidades de ser aceptada por la comunidad y, en el hecho, causa el descrédito de la ley.

Ciertamente, nuestro país no es el único en el cual una definición tan amplia de los pasos de peatones se ha mostrado contraproducente. En la práctica, se da el caso de que la mayoría de las legislaciones modernas han tendido a abandonar dicha solución. Así, el texto tipo de la legislación del tránsito de Estados Unidos (Model Traffic Ordinance, en sus versiones posteriores al año 1968) elimina toda referencia a pasos de peatones obligatorios en todas las intersecciones y, además, elimina la mayor parte de las restricciones al cruce de la calzada por parte de los peatones, limitándose a señalar que en tal caso los peatones deben ceder al derecho de paso a los vehículos, incluso en las intersecciones.

Por su parte, la legislación inglesa va más allá y, además de disponer que los peatones solamente tienen derecho preferente de paso en los lugares así demarcados, desincentiva establecer dichos lugares en las intersecciones. Ello está en directa relación con las estadísticas de accidentes, las que, en diversos países, como en Chile, señalan coherentemente que las intersecciones son los lugares de mayor riesgo. A su vez, en Inglaterra se sigue la regla general de permitir el cruce de peatones en cualquier lugar, siempre que respeten la prioridad de los vehículos.

En el caso de España, la promulgación del Código de Tránsito, efectuada en 1989, introdujo el concepto de que los vehículos tienen prioridad sobre los peatones, con excepción de las zonas peatonales, las que deben ser establecidas formalmente. Dicha legislación española permite el cruce de peatones en cualquier lugar y omite definir por ley los pasos de peatones.

Las anteriores muestras de convergencia de jurisdicciones tan diversas apunta a reconocer un problema común, el cual es que la prioridad irrestricta otorgada históricamente a los peatones en todas las intersecciones, en la práctica, no colaboró para controlar el grave problema de accidentes de peatones. Se ha reemplazado dicho concepto por el de proveer pasos de peatones solamente en aquellos lugares en que un análisis técnico lo avale, como medio de ir solucionando los graves problemas puntuales y concretos de seguridad existentes en las vías públicas.

En la línea del desarrollo, es necesario destacar el excelente trabajo que se ha efectuado en la zona del Gran Valparaíso. En efecto, las comunas involucradas han podido introducir exitosamente el concepto de paso peatonal, precisamente gracias a apartarse de los preceptos de la ley. Así, tales facilidades peatonales han sido otorgadas sobre la base de demarcar solamente aquellos pocos lugares para los cuales existe una demanda peatonal real y para los cuales simultáneamente existe un nivel significativo de flujo vehicular (y, por consiguiente, de riesgo). Tal modalidad permite concentrar en ellos el esfuerzo de control y, además, evita su desprestigio ante los conductores, los que, de esta forma, no ven que se introduzcan restricciones innecesarias al desplazamiento de sus vehículos. Así, los pasos “de cebra" proveen hoy lugares apropiados de cruce para los peatones en vías sujetas a niveles de flujo vehicular de alguna magnitud, o en las cuales, debido al alto número de peatones que cruza la calzada, se justifica dar prioridad a éstos sobre los vehículos motorizados.

La modificación legal que se propone permitirá introducir en el resto del país los pasos “de cebra" como una medida eficaz de gestión de tránsito, precisamente gracias al establecimiento de tales facilidades donde sean necesarias, y No en cada intersección. Como resultado se obtendrán las condiciones necesarias para promover un nivel de cumplimiento que ayude a controlar el grave problema de atropellos existente en el país. En consecuencia, los peatones podrán cruzar una intersección cuando exista una señalización que así lo permita. Se conservará, eso sí, su derecho de paso preferente en caso de viraje de un vehículo. En las demás situaciones, deberán hacerlo cuando no exista peligro inminente para ello.

Por último, se propone modificar el artículo 492 del Código Penal para adecuar sus disposiciones a la ley de Tránsito y evitar la reiteración de las mismas.

ARTICULO 2º.

Proposición Nº1, letra c). Del Ejecutivo, para reemplazar la definición de "paso de peatones" por la siguiente:

"Paso para peatones: la zona de seguridad señalizada para este objetivo;".

El señor Bertín señaló que éste es un tema sumamente conflictivo. Añadió que la actual definición es mala, por cuanto se indica que el paso de peatones es la senda de seguridad formada por la prolongación imaginaria o demarcada de las aceras o de cualquiera otra zona delimitada para tal objetivo. Tal situación implica que todas las esquinas de Chile son pasos de peatones, lo cual es una arbitrariedad. Planteó, a manera de ejemplo, el caso de Viña del Mar y de Valparaíso, donde los pasos de peatones son una herramienta de gestión local y se establecen sólo donde son considerados importantes, y no en cualquier parte.

Puesta en votación la modificación propuesta en el Nº 1, letra c), del artículo la del proyecto, fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes.

ARTICULO 167.

Proposición Nº 25. Del Ejecutivo, para introducir las siguientes modificaciones en el artículo 167:

a) Para reemplazar el número 4 por el siguiente:

“4.- Pasar las calzadas en los cruces y por los pasos para peatones. En los demás casos, cuando no circulen vehículos próximos y puedan hacerlo con seguridad;”

b) Derogase su número 5.

El señor Bertín explicó que el número 5 actual señala que, en los caminos rurales, sólo se podrá cruzar la calzada cuando no haya vehículos próximos y se pueda hacerlo con seguridad. Agregó que este número se elimina, debido a que está considerado dentro del nuevo número 4 del mismo artículo

, cuya disposición es de aplicación general.

- Puesta en votación la modificación propuesta en el Nº 25 del artículo 1º del proyecto, fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes.

ARTICULO 199

Proposición Nº 33, del Ejecutivo, para suprimir, en el número 18, la frase "o cruzar cualquier vía o calle fuera del paso para peatones”.

- Puesta en votación la modificación de la frase propuesta en el Nº 33 del artículo 1 del proyecto, fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes.

ARTICULO 3º DEL PROYECTO.

Modifica el artículo 492 del Código Penal

El actual artículo 492 del Código Penal señala lo siguiente:

"Las penas del artículo 490 se impondrán también respectivamente al que, con infracción de los reglamentos y por mera imprudencia o negligencia ejecutare un hecho o incurriere en una omisión que, a mediar malicia, constituirá un crimen o un simple delito contra las personas.

En los accidentes ocasionados por vehículos de tracción mecánica o animal de que resultaren lesiones o muerte de un peatón, se presumirá, salvo prueba en contrario, la culpabilidad del conductor del vehículo, dentro del radio urbano de una ciudad, cuando el accidente hubiere ocurrido en el cruce de las calzadas o en la extensión de diez metros anterior a cada esquina; y, en todo caso, cuando el conductor del vehículo contravenga las ordenanzas municipales con respecto a la velocidad, o al lado de la calzada que debe tomar.

Se entiende por cruce el área comprendida por la intersección de dos calzadas.

Se presumirá la culpabilidad del peatón si el accidente se produjere en otro sitio de las calzadas.

A los responsables de cuasidelito de homicidio o lesiones ejecutados por medio de vehículos a tracción mecánica o animal, se los sancionará, además de las penas indicadas en el artículo 490, con la suspensión del carné, permiso o autorización que los habilite para conducir vehículos por un período de uno a dos años, si el hecho de mediar malicia constituyera un crimen y de seis meses a un año, si constituyera simple delito. En caso de reincidencia, podrá condenarse al conductor a inhabilidad perpetua para conducir vehículos a tracción mecánica o animal, cancelándose el carné, permiso o autorización.

b) Suprímense los incisos tercero, cuarto y sexto.

El Secretario Ejecutivo de la Comisión Nacional de Seguridad de Tránsito, señor Milton Bertín, planteó que el Código Penal, desde el siglo pasado, establece reglas respecto a la responsabilidad en los accidentes. Actualmente, dispone la responsabilidad del conductor por los accidentes que ocurran en las esquinas. Agregó que fue un tema largamente discutido en el Ejecutivo, en cuyo interior no hubo acuerdos claros a su respecto. De hecho, la redacción que se propone no es muy diferente de la actual.

* Los Diputados señores Jara, Ascencio, Tohá y Letelier, don Felipe, presentaron una indicación para eliminar los incisos segundo, tercero, cuarto y sexto del artículo 492 del Código Penal.

El señor Bertín expresó concordar con la indicación, por cuanto esta materia está referida a responsabilidades por accidentes. En particular, se establece que los conductores son responsables por los accidentes que ocurran en las esquinas. Esta materia fue modificada en la ley de en cuanto se establece que las esquinas no son el único lugar habilitado para el cruce de peatones; por lo tanto, corresponde coordinar el Código Penal con dicha modificación.

Indicó que el inciso segundo se refiere a la responsabilidad del conductor por los accidentes que sucedan en el área de la intersección de dos calles. Agregó que los peatones tienen derecho de paso sólo en los cruces demarcados, que no serán todas las intersecciones, sino sólo una parte de ellas.

El inciso tercero está contenido en la ley de Tránsito. Por consiguiente, debe eliminarse. Además, se derogó lo referente a la culpabilidad en la intersección.

El inciso cuarto establece una presunción de responsabilidad del peatón, lo que se contiene dentro de una norma genérica de la ley de Tránsito.

Finalmente, el inciso sexto es una norma que también está en la ley de Tránsito.

Puesta en votación, la indicación fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes. Por lo tanto, la proposición del Ejecutivo se dio por rechazada.

IX. PUBLICIDAD DE LOS INFORMES DE ACCIDENTES.

Artículo 186.

La ley de Tránsito carece de preceptos explícitos que definan la publicidad de los informes relativos a los accidentes de tránsito. A falta de dicha disposición, se utilizan las normas generales del Código de Procedimiento Penal, que establecen el secreto del sumario, el que, por analogía, se extiende a los informes que recibe el tribunal. Tal situación es la causa más importante que explica la escasa producción de los organismos universitarios de investigación en el área de seguridad vial, área en la cual el país, ciertamente, ostenta un triste récord en el nivel internacional, con más de 1.600 muertos al año, cifra que, a diferencia de otros países, en el nuestro tiende a aumentar de año en año.

La falta de dicho precepto representa una singularidad en el entorno internacional, dado que las más diversas administraciones se han preocupado de que la información recopilada con motivo de las investigaciones legales de los accidentes esté disponible directamente para ser utilizada por los municipios y por los grupos de investigación, como forma de eliminar el problema de la inseguridad vial y como manera de efectuar investigaciones sobre tendencias y eficacia de la normativa técnica basada en el análisis estadístico de centenares de casos. Así, por ejemplo, la norma tipo de Estados Unidos (el Uniforme Vehicle Code, sección 10 107 y siguientes) obliga a los participantes en accidentes a proporcionar un informe escrito sobre el tema. Además como una forma de resguardar su exactitud, prohíbe su utilización en los tribunales y, en el caso de los informes provenientes de la policía, prohíbe expresamente que éstos sean considerados confidenciales. Tales salvaguardias legales establecen una jerarquía de valores que es necesario rescatar, en cuanto reflejan que, sobre la penalización del accidente concreto, es ciertamente más trascendente facilitar las labores tendientes a evitar futuros accidentes del mismo tipo, labor de prevención que no puede efectuarse sin la existencia de información de fácil acceso. En ese sentido, también es necesario precaver que la información de siniestros que reúnen las compañías de seguros también esté disponible, por la vía de la superintendencia respectiva, para ser utilizada en los trabajos de investigación de accidentes, dado que solamente por dicha vía es posible analizar si determinados modelos de vehículos presentan tasas excesivas de siniestros, para así estar en condiciones de tomar las medidas que tiendan a corregir el problema. En igual forma, se procede en el caso de los antecedentes de revisiones técnicas.

Finalmente, es necesario valorizar la opción de conciliación en caso de accidentes, posibilitada por el artículo 184 de la ley, interesante precepto que permite disminuir el trabajo de los tribunales mediante un acuerdo informal entre los afectados. Dicha opción ve reducida su eficacia por la nula penalización existente para quienes falsean los hechos, lo cual tiene como consecuencia lógica que el caso deba seguir una lenta tramitación en los tribunales, ante los cuales el afectado debe asumir el peso de la prueba para intentar que se restablezcan apropiadamente los hechos básicos del accidente. Una conducta de tal gravedad es penalizada explícitamente en los más diversos países. Así, por ejemplo, el Uniform Vehicle Code antes citado señala, en el Nº 10 108, la falta y la pena, la que en dicho caso puede concluir hasta en un año de cárcel. Ello refleja la necesidad de penalizar adecuadamente la conducta, precisamente como forma de reprimir su ocurrencia. A dicho efecto, se propone indicar al tribunal que, como parte de la sentencia, se analicen las declaraciones prestadas, incluso la proporcionada a Carabineros, y se determine si en alguna de ellas se señalan aspectos que se han demostrado como falsos. si así ocurriese, se deberá cancelar la licencia de conducir, por ser dicha conducta una manifestación concreta de falta de idoneidad moral para conducir, cancelación que, por las normas generales de la ley de Tránsito, es, en realidad, una suspensión por dos años.

ARTICULO 186.

Proposición Nº 28. Del Ejecutivo, para agregar los siguientes incisos tercero, cuarto y quinto:

"Los informes, denuncias, constancias u otra información y documentos relativos a accidentes del tránsito, estarán siempre a disposición de las instituciones de educación superior, organismos fiscales, municipales, o de quienes éstos designen. Carabineros adoptará las medidas que fueren necesarias a fin de posibilitar su consulta o copia. Esta información sólo podrá utilizarse para los fines propios de cada entidad y en caso alguno podrá darse a la publicidad.

A toda persona que proporcione información escrita u oral a Carabineros, compañías de seguros o a un tribunal, relacionada con un accidente o infracción de tránsito, la cual el juez, apreciándola en conjunto con otros antecedentes según las reglas de la sana crítica, determine que es falsa, le será cancelada su licencia de conducir.

El Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones determinará las normas de acuerdo con las cuales las compañías de seguros proveerán periódicamente de información al Intendente de Seguros sobre seguros y siniestros asociados a vehículos. Dicha información será pública. Igual carácter tendrá la información de revisiones técnicas."

El señor Bertín explicó que este tema se refiere a un problema que afecta a los ingenieros, a los académicos y a los Directores de Tránsito, toda vez que no tienen acceso a los informes de accidentes. Sostuvo que éstos son instrumentos esenciales para variar las condiciones que provocaron el accidente y evitar su repetición.

Indicó, a modo de ejemplo, que el informe del accidente de los buses que chocaron en Los Vilos, en el cual hubo 22 muertos, no ha sido dado a conocer al Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones. Ese es un informe muy importante desde el punto de vista de la prevención, porque chocaron dos buses casi de frente. De ello se podría deducir alguna norma acerca del diseño de los buses y establecerla como normativa obligatoria.

Expresó que tal situación no es posible en Chile, debido a que los accidentes con lesionados o muertos corresponden al área penal, en la cual existe el secreto del sumario. Fundado en esto, Carabineros de Chile no otorga al Ministerio conocimiento de los informes. Esta situación origina un daño social, porque los informes son la materia prima a partir de la cual se pueden modificar las condiciones que producen los accidentes. Añadió que es sabido que los accidentes se acumulan en determinadas esquinas de la ciudad. El personal municipal debería tener acceso a los informes para ver cuáles han sido sus causas e introducir modificaciones, por ejemplo, en la visibilidad. En todas las legislaciones del mundo se contemplan estas situaciones. Agregó que en la legislación estadounidense, más aun, se dice que las declaraciones que las personas prestan como resultado de un accidente de tránsito no pueden ser usadas en el tribunal. Es una norma que protege la exactitud de la declaración, porque ella sirve a la tarea de prevención, más importante que la punitiva.

También planteó que la expresión "o de quienes éstos designen", contemplada en el inciso tercero propuesto, se refiere a los contratistas con los cuales trabajen las municipalidades o los organismos fiscales.

Señaló que la norma que prohíbe la publicidad ha sido repensada y no parece razonable. En materia penal, si las partes involucradas en un accidente tuvieren conocimiento del contenido del informe, lograrían acuerdos mucho más rápidos.

Indicó que la norma del inciso cuarto tiende a evitar las declaraciones falsas, muy comunes en este tipo de procesos.

Agregó, respecto del inciso quinto, que los seguros voluntarios existentes en Chile cubren el 20% del parque automotor. Esa es otra fuente de datos sumamente valiosa para la labor de la prevención.

Informó que, en el año pasado, Carabineros de Chile reportó a los tribunales 43.000 accidentes de tránsito, en 38.000 de los cuales hubo heridos. Añadió que las compañías de seguros informaron que los accidentes de los cuales se dejan constancias llegarían a casi 400.000. 0 sea, los accidentes que llegan a los tribunales son aproximadamente el 20% de los accidentes de los que se deja constancia. Esta es una información muy valiosa, aunque sea subjetiva. Por lo tanto, no parece aconsejable privar a las autoridades encargadas de la prevención de tener acceso a su conocimiento.

Expresó que, por lo tanto, los informes de accidentes son útiles para evitar, precisamente, los accidentes y hacer estudios al respecto. Además, de ellos se puede inferir la edad de los conductores y, a partir de ese dato, la tasa de accidentes según la edad. Eso permitiría, por ejemplo, que los estudiantes que hacen sus memorias para las universidades del país se interesaren por efectuar investigación en estos temas, situación que hoy no sucede, porque no hay acceso a tales datos.

Además, las compañías de seguros pueden determinar la marca de los vehículos que participan desproporcionadamente en los accidentes de tránsito y establecer primas distintas, según el tipo de vehículos. Esto es algo que se hace en otros países, porque en ellos la información es completamente pública.

Finalmente, indicó que con estas modificaciones se mejora parcialmente la situación relativa a penar a las personas que hayan suministrado información falsa. Actualmente, no existe la penalización por declaraciones falsas, trátese de un conductor o de un peatón.

* Los Diputados señores Jara, Tohá, Ascencio y Letelier, don Felipe, formularon una indicación para reemplazar los incisos tercero, cuarto y quinto del artículo 186, propuesta por el Ejecutivo, en la siguiente forma:

"Los informes, denuncias, constancias u otra información y documentos relativos a accidentes del tránsito, serán siempre públicos. Carabineros adoptará las medidas que sean necesarias a fin de posibilitar su consulta o copia.

A toda persona que proporcione información escrita u oral a Carabineros, a compañías de seguros o a un tribunal, relacionada con un accidente o infracción de tránsito, la cual el juez, apreciándola en conjunto con otros antecedentes según las reglas de la sana crítica, determine que dicha información es falsa, le será cancelada su licencia de conducir.

El Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones determinará las normas de acuerdo con las cuales las compañías de seguros proveerán peri6dicamente de información al Intendente de Seguros sobre seguros y siniestros asociados a vehículos. Dicha información será pública. Igual carácter tendrá la información de revisiones técnicas."

Los patrocinadores de esta indicación señalaron que una de las modificaciones más importantes que se logra con ella es que, en lo sucesivo, los informes relativos a los accidentes de tránsito serán públicos.

-Puesta en votación la indicación sustitutiva, fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes.

X. ELIMINACION DE INFRACCION GRAVISIMA QUE SE INDICA.

Artículo 197, Nº 6.

La ley Nº 18.290, en el número 6 del artículo 197, define como infracción gravísima cualquiera que tenga como resultado daños o lesiones leves. De esta forma, la ley entra a penalizar un resultado que es básicamente de carácter aleatorio. Por ejemplo, un conductor que se cambia de pista descuidadamente tiene la pena que corresponde a dicha falta; sin embargo, el número 6 del artículo 197 agrega una pena adicional, cuya concreción corresponde a la eventualidad de que en ese momento vaya circulando otro vehículo en condiciones de que pueda producirse un accidente. Cabe hacer notar que las consecuencias de las faltas a la legislación del tránsito, en caso de accidentes, son materias que corresponden al ámbito civil o penal y, en consecuencia, es necesario separar el tratamiento de la infracción de la legislación del tránsito de sus posibles resultados, dado que el efecto no tiene por qué alterar el carácter de la infracción.

Tampoco se percibe cómo esta pena puede colaborar a controlar el grave problema de accidentes existente en el país, ya que no tiene como efecto prevenir la ocurrencia del accidente, el que de hecho ya se ha producido. Es necesario tener presente que todas las otras infracciones enumeradas en dicho artículo tienen como criterio rector establecer sanciones a conductas, y no a sus resultados. Adicionalmente, esta pena resulta contraproducente, dado que estimula a que los conductores que participan en un accidente, por ejemplo, en un atropello, huyan del lugar, para así evitar la posible suspensión de la licencia, con lo cual las víctimas quedan en la indefensión, tanto por la falta de auxilio inmediato como por la falta de cobertura del seguro automotor, ya que éste opera sólo con la identificación del vehículo.

ARTICULO 197.

Proposición Nº 31, letra c). Del Ejecutivo, para derogar el número 6 del artículo 197.

El señor Bertín explicó que el accidente de tránsito es aleatorio. Un conductor puede adelantar ilegalmente y, para que de ello derive en un accidente de tránsito, será necesario que por el lado contrario venga otro vehículo. Al decir el número 6 de este artículo que considera gravísima toda infracción declarada por el juez como causa principal de un accidente del tránsito que origine daños o lesiones leves, significa que el conductor de un vehículo de la locomoción colectiva que caiga en esta causal verá suspendida su licencia de conducir y perderá su trabajo. Por lo tanto, actualmente, es una razón más para huir del sitio del accidente y privar a las víctimas tanto del auxilio inmediato como el del Seguro Automotriz Obligatorio.

Los Diputados señores García, don René; Encina, Jara, Salas, Taladriz y Hurtado, formularon una indicación para efectuar las siguientes modificaciones:

a) Sustituir, en el número 4, el punto y coma (;) por una coma (,) y agregar, a continuación, la conjunción "y", y

b) Reemplazar, en el número 5, la coma por un punto (.) y suprimir la conjunción “y”

Los patrocinantes de la indicación señalaron que las modificaciones son meramente formales, de simple adecuación del texto.

- Puesta en votación la indicación, fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes.

Puesta en votación la derogación propuesta en el Nº 31. letra c), del artículo del proyecto, fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes.

XI. ESTACIONAMIENTOS RESERVADOS Y PARADEROS DE TAXIS.

Artículos 158, 160 Nº 8 e inciso final, y 164.

La ley Nº 18.290, en su artículo 158, otorga a las municipalidades la facultad de autorizar paraderos de taxis, los que son definidos como de libre acceso con lo cual dicho precepto asocia implícitamente a tales paraderos la definición económica de bien libre. Dicha situación, que puede haber sido cierta alguna vez o actualmente en algunos lugares en los cuales las posibilidades de estacionar exceden el número de vehículos, deja de tener validez, dado el significativo aumento de vehículos, con lo que los espacios de estacionamiento para taxis han pasado a ser un recurso escaso.

Los usuarios de dichos espacios han reaccionado en consecuencia, estableciéndose organizaciones informales que regulan su utilización, básicamente recurriendo a los argumentos que otorga la ley del más fuerte. Así, el espacio público pasa a ser administrado privadamente, sin quedar sujeto a las normas generales de una economía de mercado, con desmedro de la equidad que el Estado debe garantizar a todos los empresarios y con perjuicio del público, que obtendría un servicio de mejor calidad y más responsable si esa organización informal fuera formalizada. Para enfrentar tal problema, se propone recurrir al mecanismo clásico de una economía de mercado, el cual es la licitación. Así, los mejores paraderos serán asignados a los empresarios que ofrezcan mejor servicio, produciéndose de esta forma nuevos estímulos para el progreso del sector.

Para aplicar tal medida, propone retirar de la ley el concepto de "paraderos taxis", los que pasarán a otorgarse de acuerdo con régimen general de estacionamiento reservado definido en el artículo 164 de la ley, agregándose el concepto de licitación. Dicha modificación corrige, además, un problema conceptual, dado que los lugares de detención de taxis son en realidad, estacionamientos (definidos en la ley como detenciones por un período mayor que el necesario para tomar o dejar pasajeros), y no paraderos.

En otro orden de cosas, el inciso final del artículo 158 restringe a los taxis a sólo tomar y dejar pasajeros al costado derecho de la calzada, al parecer con la intención de mejorar las condiciones de seguridad. Lo primero digno de destacarse es que dicha restricción no se extiende al resto de los vehículos, los que, ciertamente, son bastante más numerosos que los taxis; y lo segundo es que no se conoce de ningún análisis que demuestre dicha supuesta mejora de la seguridad vial. La consecuencia lógica de lo anterior ha sido que este precepto es uno más de los que la simple inspección visual demuestra que no se cumple, en el hecho degradando la majestad de la ley. Por el contrario, es difícil imaginar un escenario en el cual un conductor de taxi se niegue a recoger un pasajero que esté al lado equivocado de la calzada y le haga señales para que la cruce a fin de recogerlo (para lo cual la ley obliga al peatón a ir a la esquina). También es difícil imaginar que dicha situación sea más segura que recoger al pasajero donde éste se encuentre.

Por cierto, existen tramos de las vías en las que las condiciones de diseño geométrico de las mismas o la velocidad y composición del flujo vehicular no hacen aconsejable la detención de vehículos al costado izquierdo. Pero es la opinión del Gobierno que dichos casos puntuales pueden ser tratados, y son tratados, en conformidad con las atribuciones generales que la ley otorga a las municipalidades, en particular por la instalación de la señal "prohibido estacionar y detenerse", y no por la definición de una norma general supuestamente necesaria tanto en la Alameda Bernardo 0'Higgins de la capital como en una calle local de un poblado.

Además, se considera apropiado modificar el Nº8 del artículo 160, en el sentido de establecer un régimen especial de estacionamientos reservados para los recintos militares, policiales y Gendarmería de Chile, en relación con los lugares de acceso principal a tales recintos. Ello corrige el error de haber establecido un régimen especial que se extiende al perímetro de todo el recinto (lo cual muchas veces representa decenas de kilómetros). Ciertamente, existirán ocasiones en que, por razones de seguridad, se deberá limitar el estacionamiento en algunas áreas; pero el Supremo Gobierno estima más apropiado que dichas restricciones sean establecidas de acuerdo con el régimen general contenido en el artículo 163 de la ley, en lugar de hacerlo en una medida genérica que se aplica incluso al perímetro de algunos predios agrícolas. Las necesidades de estacionamientos reservados de dichas instituciones seguirán siendo satisfechas sobre la base de una reserva en torno al acceso principal. Por otra parte, se aclara que las distancias de que trata este artículo son medidas por el costado correspondiente. En el artículo 164 se anula la obligación de que el municipio deba solicitar un informe previo a Carabineros para otorgar estacionamientos reservados, medida que, en la práctica, no ha mostrado ser necesaria y que fuerza a destinar personal policial a tramitar los informes, en desmedro de funciones de orden y seguridad más prioritarias.

ARTICULO 158.

Proposición Nº 21. Del Ejecutivo, para derogar el artículo 158.

El señor Bertín señaló que en la televisión se han mostrado algunos problemas derivados de esta norma, que establece que los paraderos de taxis son libres. Indicó que eso es una utopía y ha llevado a que los paraderos de los taxis sean asignados según la ley del más fuerte. Agregó que existen grupos que se cohesionan para defender un paradero y evitar que lleguen taxistas llamados "piratas". Afirm6 que esta situación, además de constituir una falta de seguridad, no garantiza a la comunidad que el servicio sea el apropiado.

Por lo tanto, se propone anular las normas de los paraderos de taxis y entrar a definirlos como estacionamientos reservados, de tal forma que el municipio los asigne por licitación, tal como lo dispone el inciso final del artículo 164 que se propone en este proyecto. De esta forma, el municipio tendrá el control sobre quienes son los taxistas que operan en determinados paraderos y los pasajeros tendrán un ente ante quien reclamar, lo que hoy no existe.

Puesta en votación la derogación propuesta en el Nº 21 del artículo 1º del proyecto, fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes.

ARTICULO 160.

Proposición Nº 22, letra a). Del Ejecutivo, para reemplazar el número 8 del artículo 160 por el siguiente:

"8. - A menos de 15 metros de la puerta principal de entrada a recintos militares, policiales o de Gendarmería de Chile. Esta prohibición se indicará, a requerimiento de la respectiva institución u organismo, mediante señales oficiales, y no se aplicará a los vehículos de propiedad de las respectivas instituciones, ni a los vehículos que éstas autoricen al efecto."

Proposición Nº 22, letra b). Del Ejecutivo, para agregar el siguiente inciso final, nuevo, al artículo 160:

"Las distancias establecidas en este artículo se entienden medidas por el costado de la acera correspondiente."

El señor Bertín señaló que, con la modificación propuesta, se amplía la distancia en la cual no se puede estacionar, a la entrada de los organismos que indica. Por otro lado, la parte final del número 8 actual dice que la prohibición no se aplicará 'la los vehículos de sus funcionarios que éstas autoricen al efecto", la que se amplía en el texto propuesto, que dice “la los vehículos que éstas autoricen al efecto". Esto se basa en que se puede autorizar a un vehículo de una persona que no sea funcionaria.

La disposición propuesta en el número 8, inciso segundo, significa que no abarca la acera del frente.

Puestas en votación las proposiciones planteadas en las letras a) y b) del Nº 22 del artículo 1º del proyecto de ley, fueron aprobadas por la unanimidad de los Diputados presentes.

ARTICULO 164.

Proposición Nº 24, letra a). Del Ejecutivo, para eliminar, en el inciso primero del artículo 164, la expresión "y previo informe de Carabineros".

Proposición Nº 24, letra b). Del Ejecutivo, para agregar el siguiente inciso final, nuevo, al artículo 164:

“El Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones dictará el reglamento a fin de que los municipios procedan a otorgar, por licitación pública, los espacios de estacionamientos reservados, los cuales no podrán ser concedidos por un lapso superior a cinco años."

El señor Bertín explicó que, con la modificación propuesta, se eliminará en el inciso primero el informe de Carabineros, primero, porque no obliga al municipio y segundo, porque es una tramitación demorosa. Por otra parte, en el nuevo inciso final propuesto, se faculta al Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones para dictar el reglamento referente a la licitación que deberán efectuar los municipios. Así, estarán dentro del sistema de licitación desde los estacionamientos reservados de Brinks Valores hasta los paraderos de taxis.

Agregó que, en lo referente a la licitación, los municipios podrán conceder estímulos para que los lugares más convenientes sean ocupados por los mejores taxis. Además, los taxis se regirán por las normas generales de los establecimientos reservados.

* Los Diputados señores Jara, Hurtado, Tohá, Ascencio; Letelier, don Felipe, y García, don René, formularon una indicación para intercalar, en el inciso final propuesto, entre las palabras "reservados" y “, los", la expresión “para taxis."

- Puestas en votación las proposiciones dispuestas en las letras a) y b) del número 24 del artículo 19 del proyecto del ley, incluida la indicación formulada, fueron aprobadas por la unanimidad de los Diputados presentes.

XII. CRUCES FERROVIARIOS.

Artículos 108, 109; 172, Nº 18; 197, Nº 2, y 198, Nº 24.

El artículo 108 de la ley de Tránsito obliga a los conductores a detener sus vehículos ante todos los cruces ferroviarios. Dicho precepto no reconoce los importantes progresos obtenidos en la señalización automática de cruces. Así es como actualmente es posible instalar equipos de señalización que evitan que los conductores deban tomar decisiones a este respecto, lo que, además de reducir las detenciones innecesarias, se traduce en mejoras en las condiciones de seguridad. Ello también es importante desde el punto de vista del respeto general a la ley que es necesario promover, pues, al obligar a los conductores a detenerse, incluso frente a líneas ferroviarias que acceden a propiedades industriales (usualmente con el respectivo portón cerrado), sólo se contribuye a menoscabar el concepto de ley.

La norma legal mencionada es la que no ha permitido introducir conceptos modernos de control de tránsito en los cruces a nivel, dado que la ley al obligar a todos los conductores a detener su vehículo no permite asignar beneficios a otras modalidades de control, como son las barreras automáticas. Ello ha hecho imposible incluir la modernización de cruces ferroviarios en los programas de inversiones en infraestructura vial financiados por créditos internacionales, perdiéndose así dicha posibilidad de modernizar el sector.

Por otra parte, es necesario destacar que dicha modificación coordina apropiadamente la ley de Tránsito con la Convención Internacional de Señalización, de Viena, ratificada por nuestro país el año 1975, la que, en sus artículos 33 y 36, establece que la detención antes del cruce ferroviario no es obligatoria, definiendo el significado y la operación de las barreras para el control de cruces ferroviarios, aspecto que no es ni siquiera mencionado en la ley de Tránsito.

Ciertamente, nuestro país no es el primero en el cual una definición tan restrictiva de la operación de los cruces ferroviarios se ha mostrado contraproducente. En el hecho, la mayoría de las legislaciones modernas han tendido a abandonar el concepto de la detención obligatoria. Así, el texto tipo de la legislación del tránsito de Estados Unidos elimin6, en la revisión del año 1975, la obligación de que todos los vehículos deban detenerse en los cruces ferroviarios, dado que los estudios efectuados han demostrado su inconveniencia. En forma análoga, las legislaciones de Inglaterra y de España, entre otras, no obligan a que los conductores detengan sus vehículos en los cruces ferroviarios.

En consecuencia, la modificación propuesta para el artículo 108 sobre las normas relativas a la operación de barreras para el control de cruces ferroviarios permitirá que los programas de inversión de infraestructura puedan financiar la modernización de los cruces que presenten mayores niveles de riesgo. En el entretanto, los otros cruces podrán seguir siendo controlados con señales "PARE” (de existir problemas de visibilidad u otros), dado que se mantienen intactas las atribuciones generales para instalar tales señales.

ARTICULO 108.

Proposición Nº 13. Del Ejecutivo, para sustituirlo por el siguiente:

“Artículo 108.- En los pasos a nivel provistos de barreras colocadas en forma alterna a cada lado de la línea férrea, la presencia o movimiento de estas barreras sobre la calle o camino significa que ningún usuario de la vía puede sobrepasar la vertical de la barrera más cercana."

El señor Milton Bertín explicó que la ley actual dice que hay que parar antes de todos los cruces ferroviarios. Añadió que, en Miami, los cruces ferroviarios operan bastante bien, son muy seguros y nadie se detiene al llegar a ellos. Lo se que se utiliza son controles automáticos de cruces ferroviarios, que han venido a reemplazar al funcionario.

Agregó que, actualmente, en Chile son ¡legales las luces en los cruces ferroviarios. El artículo 108 vigente señala que los conductores deberán detener su vehículo antes del cruce ferroviario y sólo podrán continuar su marcha después de comprobar que no existe riesgo de accidente, por ello no existe ninguna posibilidad legal de que los vehículos no se detengan en un cruce 'ferroviario. Ejemplo de esto es el cruce de La Calera. El artículo propuesto establece, por primera vez en la ley, las barreras como medio de controlar un cruce ferroviario, permitiéndose de esta forma modernizar el control de los citados cruces.

Puesta en Votación la modificación propuesta en el Nº 13 del artículo 1º del proyecto de ley, fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes.

ARTICULO 109.

Proposición Nº 14. Del Ejecutivo, para derogarlo.

El señor Bertín señaló que, al derogarse la norma, se eliminan las descripciones reglamentarias sobre el organismo que debe instalar las señales. Añadió que, en la actualidad, hay duplicidad de operaciones para el mismo objeto.

* Los Diputados señores Jara, Hurtado, Tohá, Ascensio; Letelier, don Felipe, y García, don René, formularon una indicación para sustituir el artículo 109 por el siguiente:

"Artículo 109.- La Dirección de Vialidad o la municipalidad, en su caso, estarán obligadas a colocar y a mantener la señalización oficial correspondiente indicadora de la proximidad del cruce ferroviario.

Se entiende que un cruce ferroviario es aquél en el cual existe tráfico regular de trenes."

Puesta en votación esta indicación, fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes.

Puesta en votación la derogación del artículo 109, propuesta en el Nº 14 del artículo 1º del proyecto de ley, fue rechazada por la unanimidad de los Diputados presentes.

ARTICULO 172.

Proposición Nº 27. Del Ejecutivo, para derogar el número 18 del artículo 172.

El señor Bertín indicó que, con la derogación propuesta, se elimina la existencia de una norma que penaliza la no detención antes de ingresar a un cruce ferroviario, debido a que se aprobó el sistema de control por barreras.

- Puesta en votación la eliminación propuesta en el Nº 27 del artículo 1º del proyecto, fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes.

ARTICULO 197.

Proposición Nº 31, letra a). Del Ejecutivo, para agregar, en su número 2, a continuación de la palabra “PARE", la expresión "o no respetar las barreras de un cruce ferroviario".

El señor Bertín expresó que, con esta modificación, se propone considerar gravísima tal infracción, lo cual es coincidente con la enmienda introducida en el artículo 172.

Puesta en votación la modificación propuesta en el Nº 31, letra a), del artículo 1º del proyecto, fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes.

ARTICULO 198.

Proposición Nº 32, letra a). Del Ejecutivo, para derogar el número 24 del artículo 198.

El señor Bertín señaló que esta proposición es coherente con las anteriores, porque persigue eliminar la no detención del vehículo antes del cruce de una línea férrea como infracción grave.

- Puesta en votación la eliminación propuesta en el Nº 32, letra a), del artículo 1º del proyecto, fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes.

XIII. DISPOSICIONES VARIAS.

La ley Nº 18.290 contiene, además, diversos errores menores que conspiran contra su eficiencia y representan diversas fuentes de inequidad, aspecto que es necesario corregir.

ARTICULO 2º.

Proposición Nº 1, letra a). Del Ejecutivo, para intercalar, en el artículo 2º, respetando el orden alfabético, las siguientes definiciones:

"Bicicleta o triciclo: Tipos de vehículos que son propulsados s6lo por la energía muscular de su conductor."

Ciclovía o ciclopista: Espacio destinado al uso exclusivo de bicicletas y triciclos.”

"Pista sólo bus: Espacio de la calzada destinado al uso exclusivo de vehículos de locomoción colectiva. Dicho espacio podrá ser utilizado, excepcionalmente, por motivos de emergencia, por vehículos policiales o de bomberos. Otros vehículos sólo podrán ocuparla o cruzarla para acceder a una propiedad aledaña o para virar."

El señor Bertín aclaró que se incluyen en la ley las definiciones asociadas a biciclos, las que son necesarias para la definición legal de dichos medios de transporte, a fin de señalizar, regular y cautelar apropiadamente el uso de las pistas exclusivas destinadas a ellos.

Añadió que, con la modificación relativa a la "Pista Sólo Bus", se persigue que la ley reconozca la existencia de ella.

Consecuentemente, en el artículo 198 se agrega la infracción de usar ilícitamente la pista "sólo bus"; pero el bus podría utilizar otra pista.

Agregó que es preciso aclarar que en el proyecto se establece que los vehículos que no sean buses sólo pueden ocupar las pistas de buses para virar. La infracción se produciría si el vehículo no vira. Si se ingresa a la pista "sólo bus" con 30 ó 40 metros de anticipación al cruce, no se estará cometiendo una infracción, siempre que se vaya a virar.

La política de transporte considera dar prioridad al desplazamiento de los vehículos de alta tasa de ocupación, como los buses, trolebuses, etcétera, frente al transporte privado. Dicho propósito reconoce un concepto de equidad, consistente en mejorar las condiciones de desplazamiento de los vehículos que, dada su capacidad de transporte, hacen un uso óptimo de la escasa capacidad vial disponible. Con tal fin se construyen pistas sólo para buses, ya sea sobre la base de demarcación o con algún grado de segregación física, de tal forma de evitar que la congestión provocada por vehículos particulares, demore a los vehículos que llevan habitualmente a más del 70% de los viajeros en las ciudades. Sin embargo, la ley no reconoce la existencia de dichas pistas y, por consiguiente, su cumplimiento queda sujeto a la Norma relativa al cruce de líneas de demarcación continua, feble argumento que es necesario corregir. En suma, se introduce en las definiciones el concepto de Pista Sólo Bus" en este artículo 2º y se establece como falta el uso ilícito de esta pista, en el artículo 198, Nº 32.

Puesta en votación la modificación propuesta en el Nº 1, letra a), del artículo 1º del proyecto, fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes.

ARTICULO 34.

Proposición Nº 2. Del Ejecutivo, para intercalar, en su inciso cuarto, entre la palabra "parcial" y el punto (.) que la sigue, la siguiente frase: no la cancelación de la inscripción a solicitud del propietario"

El señor Bertín explicó que la modificación de esta norma se originó en un caso concreto, consistente en que una persona decidió exportar un vehículo usado desde Antofagasta a Perú y el Servicio del Registro Civil se negó a borrar la inscripción, aduciendo que no existía una norma que lo permitiera.

Agregó que, por lo tanto, parece conveniente establecer una disposición amplia, que permita al propietario de un vehículo retirar o cancelar su inscripción. Añadió que existen muchos vehículos que pueden ser retirados del Registro, por cuanto sólo pueden ser usados dentro de recintos privados, por ejemplo, dentro de una compañía minera.

- Puesta en votación la modificación propuesta en el Nº 2 del artículo 1º del proyecto, fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes.

ARTICULO 35.

* El Ejecutivo presentó una indicación para intercalar, en el inciso segundo del artículo 35, entre las palabras "los" y "gravámenes", la expresión "arrendamientos,".

El señor Bertín indicó que el motivo de la indicación es regularizar una situación que se ha producido con el Servicio del Registro Civil, organismo que se ha negado a inscribir los arrendamientos de los vehículos. Añadió que, al no existir un registro de arrendamiento, cuando alguien que toma en arriendo un vehículo comete una infracción, el juez necesariamente debe notificar al propietario del vehículo, situación que produce serios problemas. Por lo tanto, ésta es una modificación importante, especialmente en el caso de los contratos de "leasing" y de otras figuras jurídicas.

- Puesta en Votación la indicación, fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes.

ARTICULOS 64, 65. 66, 67, 68, 69, 70. 74, 75 y 76.

Todos estos artículos contienen esbozos de normas técnicas sobre los vehículos, pero no consideran que la misma ley da atribuciones reglamentarias para dictar dichas normas, las que es necesario modificar de tiempo en tiempo, dado el avance de la tecnología automotriz. Por ende, es conveniente que tales Normas se dicten y modernicen sobre la base de la potestad reglamentaria, como de hecho ocurre en otros mercados, como el de los productos alimentarios, eléctricos, etcétera. Con tal objeto, se propone derogar todos los artículos referentes a especificaciones técnicas.

Proposición Nº 3. Del Ejecutivo, para derogar los artículos 64, 65, 66, 67, 68, 69, 70, 74, 75 y 76.

- Puestas en votación las derogaciones propuestas en el Nº 3 del artículo 1º del proyecto, fueron aprobadas por la unanimidad de los Diputados presentes.

ARTICULO 79

Proposición Nº 4. Del Ejecutivo, para reemplazar el artículo 79 por el siguiente:

"Artículo 79.- El uso del cinturón de seguridad será obligatorio para los ocupantes de los asientos delanteros, en automóviles, camionetas, camiones y similares."

El señor Bertín expresó que se propone reemplazar todas las exigencias técnicas consignadas en el reglamento por una norma que disponga la obligatoriedad del uso del cinturón de seguridad. Explicó que en el reglamento no se puede establecer su uso obligatorio. Manifestó además, que, el cinturón de seguridad es útil aunque no haya apoya cabeza y agregó que la norma que hace obligatorio el uso de apoya cabeza en los vehículos nuevos ya está promulgada.

Puesta en votación la modificación propuesta en el Nº 4 del artículo 1º del proyecto, fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes.

ARTICULO 80.

Proposición Nº 5. Del Ejecutivo, para derogar el artículo 80.

El señor Bertín especificó que se propone derogar este artículo, por cuanto se refiere a normas técnicas de motocicletas, motonetas, bicicletas y triciclos, las que se incluirán en el reglamento.

Puesta en votación la derogación propuesta en el Nº 5 del artículo 1º del proyecto, fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes.

ARTICULO 100.

El actual artículo 100 estatuye que:

"La instalación y mantención de la señalización del tránsito en las zonas urbanas corresponderá a las municipalidades. La misma obligación tendrá la Dirección de Vialidad respecto en las vías sujetas a su cuidado."

*La modificación que se propone es producto de una indicación formulada por los Diputados señores Pérez, don Víctor; Jara, Ascencio; Letelier, don Felipe, Salas, Hurtado y Longueira, para agregar al artículo 100 el siguiente inciso segundo:

"De los daños que se causen en accidentes en lugares con defectuosa o mal conservada señalización, o con pavimento en mal estado, será responsable el fisco o la municipalidad, en su caso, sin perjuicio de la responsabilidad que pudiere caberles a sus agentes."

- Puesta en votación la indicación, fue aprobada por seis votos a favor y una abstención.

ARTICULO 149.

El artículo 149 vigente señala que:

"El conductor de un vehículo deberá conducirlo a una velocidad reducida al ingresar a un cruce de calles o caminos, cuando se aproxime y vaya en una curva, cuando se aproxime a la cumbre de una cuesta y cuando conduzca sobre cualquier camino angosto o sinuoso."

Para un mejor entendimiento del análisis de este artículo, se menciona, a continuación, lo que dispone el artículo 148:

"Ninguna persona podrá conducir un vehículo a una velocidad mayor de la que sea razonable y prudente, bajo las condiciones existentes, debiendo considerar los riesgos y peligros presentes y los posibles.

En todo caso, la velocidad debe ser tal, que permita controlar el vehículo cuando sea necesario, para evitar accidentes."

Se propone eliminar el artículo 149, que dispone que "El conductor de un vehículo deberá conducirlo a una velocidad reducida al ingresar a un cruce..." Resulta innecesario dicho enunciado, habida consideración de que una regla así planteada, en realidad, está cubierta por la norma genérica contenida en el artículo 148. Cabe destacar que la necesidad de reducir la velocidad en todas las intersecciones es contraproducente, dado que se ha demostrado que las tasas de accidentes se incrementan en las zonas en que existen cambios de velocidad. Igualmente, la emisión de contaminantes atmosféricos y el ruido son máximos en las maniobras de aceleración. De acuerdo con dicho precepto, a título de ejemplo, podría darse que los vehículos que circulan por la avenida Eleodoro Yáñez en la comuna de Providencia, deberían disminuir su velocidad en todas las intersecciones, incluidas las semaforizadas. La necesidad de reducir la velocidad en las intersecciones obedece a deficiencias en la señalización y demarcación, pues habitualmente se presume que dicha maniobra se efectúa para tener tiempo a f in de reconocer cual acceso tiene prioridad en la intersección, aspecto que debería estar tratado de tal forma que no fuere ambiguo, por ejemplo, sobre la base de la provisión de la demarcación "pare" o "ceda el paso" sobre la calzada.

Proposición Nº18. Del Ejecutivo, para derogar el artículo 149.

El señor Bertín explicó que el artículo 149 obliga a los conductores de vehículos a reducir la velocidad al ingresar en un cruce. Agregó que conducir a una velocidad reducida en los cruces es un error. Indicó que, en Santiago, hay calles que tienen prioridad en todas las esquinas. Nadie espera que se reduzca la velocidad en todos los cruces.

Añadió que la obligación de conducir a velocidad reducida en las proximidades de una curva, de la cumbre de una cuesta o sobre cualquier camino angosto o sinuoso, situaciones contempladas en el artículo 149, queda cubierta por la Norma genérica del artículo 148, que obliga a conducir a velocidad razonable y prudente, que permita controlar el vehículo cuando sea necesario.

- Puesta en votación la derogación propuesta en el Nº 18 del artículo 1º del proyecto de ley, fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes.

ARTICULO 150.

Se ha considerado conveniente revisar el tema de las velocidades máximas señaladas por ley, las que rigen a falta de señalización que la modifique. A tal objeto, se ha estimado conveniente desagregar, en el mayor número de situaciones, los límites de velocidad convencionales, estableciéndose límites diferentes según las características de la vía. Así, en una vía de una pista con tránsito bidireccional (pasaje), se ha estimado que la velocidad máxima, a falta de señalización explícita, debe ser de 30 kilómetros por hora. En el caso de las vías rurales, se ha considerado mantener el límite de 100 kilómetros por hora, pero solamente para aquellas calzadas pavimentadas, rebajándose en otros casos a 80 kilómetros por hora. De esta forma, se disminuirá la necesidad de instalar señales que modifiquen las velocidades máximas establecidas por la ley (artículo 150).

Proposición Nº 19. Del Ejecutivo, para reemplazar sus números 1 y 2 por los siguientes:

"1.- En zonas urbanas:

a) Una pista con tránsito en ambos sentidos, 30 kilómetros por hora;

b) Una o dos pistas, en sentido único, 50 kilómetros por hora;

c) Tres o más pistas, en sentido único, 70 kilómetros por hora.

2.- En zonas rurales:

a) Con calzada pavimentada, 100 kilómetros por hora. Cuando esta tenga dos o más pistas en sentido único, el límite de velocidad para automóviles será de 120 kilómetros por hora;

b) En otro tipo de calzada, 80 kilómetros por hora."

El señor Bertín destacó que, con la modificación de este artículo, el Ejecutivo propone aumentar los actuales límites de velocidad, recogiendo algunas sugerencias de los señores Diputados en cuanto a elevar el límite de velocidad en carreteras a 120 kilómetros por hora. Añadió que a este mismo tema se refieren los proyectos de ley iniciados en mociones, la primera presentada por la Diputada señora Prochelle y los Diputados señores Galilea, Taladriz, Vilches; García, don René, y Kuschel, y de los ex Diputados señores Alamos, Morales; Pérez, don Juan Alberto, y Navarrete (boletín Nº 771 15),1 y la segunda patrocinada por las Diputadas señoras Prochelle y Cristi y los Diputados señores García, don René; Ribera; García, don José; Errázuriz, Hurtado, Galilea, Taladriz y Alvarez Salamanca (boletín Nº 1308 15).

Destacó que, no obstante, el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones ha investigado con profundidad el tema de la velocidad, revisando bibliografía internacional. A la conclusión a que ha llegado es que el aumento de la velocidad máxima de 100 a 120 kilómetros por hora se traduce, necesariamente, en el aumento de accidentes. Es necesario tener presente que los límites de velocidad se establecen para que, ante lo inesperado, se pueda reaccionar en forma eficaz. En ese sentido, en numerosos países se están reduciendo los límites de velocidad.

Expresó que, en países desarrollados, como Alemania, donde existen las "autobahns", que son autopistas segregadas, sobre las cuales no hay tránsito de peatones, ni animales, ni caminos que las crucen a nivel, se ha determinado reducir el límite máximo de velocidad a 100 kilómetros por hora y se ha demostrado que, a menor velocidad, es menor el número de accidentes que se producen.

Por otra parte, algunos señores Diputados expresaron su desacuerdo con aumentar los actuales límites de velocidad, argumentando que tal situación produciría, necesariamente, un aumento de los accidentes de tránsito.

Vuestra Comisión acordó estudiar la proposición del Ejecutivo en conjunto con las mociones presentadas sobre la misma materia, que se señalan a continuación:

MOCIÓN Nº 771-15.

De la Diputada señora Prochelle, de los Diputados señores Galilea, Taladriz, Vilches; Garcia, don René, y Kuschel, y de los ex Diputados señores Alamos, Morales; Pérez, don Juan Alberto, y Navarrete, para reemplazar el artículo 150 de la ley Nº 18.290, de Tránsito, por el siguiente:

"Artículo 150.- Cuando no existan los riesgos o circunstancias señaladas en los artículos anteriores, serán límites máximos de velocidad los siguientes:

1- En zonas urbanas, 50 kilómetros por hora.

2.-En zonas rurales no pavimentadas, 90 kilómetros por hora.

3.-En zonas rurales pavimentadas, 100 kilómetros por hora.

4.- En zonas rurales pavimentadas, para los automóviles y vehículos con capacidad de carga de hasta 750 kilogramos, cuando la calzada tenga demarcada, dos o más pistas de circulación en un mismo sentido, 120 kilómetros por hora."

MOCIÓN Nº 1308-15.

De las Diputadas señoras Prochelle y Cristi, y de los Diputados señores García, don René; Ribera; García don José; Errázuriz, Hurtado, Galilea, Taladriz y Alvarez Salamanca, para sustituir el artículo 150 de la ley Nº 18.290 por el siguiente:

"Artículo 150.- Cuando no existan los riesgos o circunstancias señaladas en los artículos anteriores, serán límites máximos de velocidad los siguientes:

1.- En zonas urbanas, 50 kilómetros por hora, y

2.- En zonas rurales:

a) en caminos pavimentados o asfaltados de doble vía, 120 kilómetros por hora;

b) en caminos pavimentados o asfaltados de una vía, 100 kilómetros por hora, y

c) En caminos de tierra o de ripio, 80 kilómetros por hora.

En los casos o circunstancias establecidos en el artículo 72, la velocidad se reducirá, respecto de las letras a), b) y c), a 100, 80 y 70 kilómetros por hora, respectivamente."

La Comisión acordó votar el artículo 150 propuesto por el Ejecutivo en forma separada.

Puesto en votación el número 1, letras a), b) y c) de la proposición Nº 19 del artículo 1º del proyecto, fue aprobado por la unanimidad de los Diputados presentes.

Puesto en votación el número 2, letras a) y b) de la proposición Nº 19 del artículo 1º del proyecto, fue aprobado por cuatro votos a favor y tres en contra.

Estudiadas las dos mociones, la Comisión acordó incorporar, en el texto propuesto por el Ejecutivo y aprobado por la Comisión, el inciso final de la moción contenida en el boletín Nº 1308 15, con las adecuaciones que correspondieren, por seis votos a favor y uno en contra.

Finalmente, se aprobó, por cinco votos a favor, tres en contra y una abstención, incorporar una indicación de los Diputados señores Jara, Ortiz, Tohá y Letelier, don Felipe, que agrega el siguiente inciso final nuevo:

“En todo caso, los camiones o buses no podrán circular a una velocidad superior a 90 kilómetros por hora."

ARTICULO 151.

Se considera innecesario el trámite adicional que señala el artículo 151, o sea, la exigencia de un informe previo de Carabineros para que el operador de la vía Vialidad o el Departamento de Tránsito Municipal pueda aumentar o disminuir los límites de velocidad establecidos en la ley, por lo que se propone suprimir dicha exigencia.

Proposición Nº 20. Del Ejecutivo, para eliminar, en el inciso primero del artículo 1º, la expresión "y previo informe de Carabineros de Chile".

El señor Bertín explicó que este artículo exige el informe de Carabineros para aumentar o disminuir los límites de velocidad, lo cual es burocrático. Además, ese informe de Carabineros no es vinculante para quien lo solicita y diluye la responsabilidad. Carabineros de Chile estuvo de acuerdo con esta proposición.

Puesta en votación la eliminación propuesta en el Nº 20 del artículo 1º del proyecto de ley, fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes.

ARTICULO 161.

Proposición Nº 23. Del Ejecutivo, para intercalar, entre las palabras "Inspectores" y "Municipales", la expresión “Fiscales o”.

El señor Bertín explicó que con esta proposición se regulariza una situación de hecho, ya que los inspectores del Ministerio de Obras Públicas deben tener la facultad de ordenar el retiro de los vehículos que estén detenidos o abandonados en los caminos, situación que se presenta, por ejemplo, en el túnel de Lo Prado. En la actualidad, la ley faculta sólo a Carabineros de Chile y a los inspectores municipales para retirar los vehículos abandonados o que se encuentren mal estacionados.

* El Diputado señor García, don René, formuló una indicación, para agregar, a continuación del inciso segundo, la siguiente frase:

"Los daños que sufran los vehículos serán de cargo de quien los haya retirado del lugar donde se cometa la infracción."

Fundó su indicación señalando que ha observado que quienes retiran los vehículos no tienen ninguna consideración con ellos. A su juicio, es inconcebible que una grúa que retira el vehículo destroce su caja de cambios y su diferencial. Considera que debe existir mayor respecto por la propiedad privada.

El señor Bertín expresó que, si bien compartía el criterio en que se fundaba la indicación, advertía que con ella se tendía a establecer la responsabilidad por los daños ocasionados al vehículo sobre la persona que hubiera ordenado su retiro. Añadió que, siendo una norma que podría interpretarse como de justicia para un caso particular, tenía una connotación social negativa, porque desde que el municipio o el Ministerio de Obras Públicas comiencen a ser responsables de los eventuales daños, que algunas veces pueden ser preexistentes, dejará de existir la posibilidad de que los vehículos mal estacionados sean retirados por la municipalidad o de que los que se encuentren abandonados en los caminos sean retirados por el Ministerio de Obras Públicas.

Puesta en votación la indicación, fue rechazada por cuatro votos en contra y una abstención.

Puesta en votación la modificación propuesta en el Nº 23 del artículo 1º del proyecto, fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes.

ARTICULO 165.

* El Diputado señor Sabag formuló una indicación para modificar el número 8 del artículo 165, en la siguiente forma: Reemplazar el punto y coma (;) final por una coma (,) y agregar la expresión “y arrojar desde los vehículos colillas de cigarrillos o cualquier tipo de desperdicios;".

Puesta en votación la indicación, fue rechazada por cuatro votos en contra y dos abstenciones.

ARTICULO 174.

* El Ejecutivo presentó una indicación para agregar al artículo 174 el siguiente inciso final, nuevo:

"La responsabilidad civil del propietario del vehículo será de cargo del arrendatario del mismo cuando el contrato de arrendamiento sea con opción de compra e irrevocable y cuya inscripción en el Registro de Vehículos Motorizados haya sido solicitada con anterioridad al accidente. En todo caso, el afectado podrá ejercer sus derechos sobre el vehículo arrendado."

El señor Bertín indicó que la modificación propuesta está relacionada directamente con el 11leasing". Explicó que, en lo referente a la seguridad del tránsito, interesa que las infracciones y las responsabilidades civiles recaigan sobre quien opera el vehículo. Agregó que la situación que viven en la actualidad las empresas de "leasing" es muy complicada. Además, esto les afecta en el desarrollo de su actividad económica.

Puesta en votación la indicación, fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes.

En seguida el Diputado señor Sabag, formuló una indicación para agregar en el artículo 174, el siguiente inciso final, nuevo:

"no regirá la responsabilidad civil anteriormente mencionada cuando el propietario del vehículo participe en los hechos, obtenga que la compañía de seguros en la cual esté asegurado se haga parte en el juicio, ofreciendo el pago solidario de la indemnización a que el asegurado pudiere ser condenado."

Puesta en votación la indicación, fue rechazada por la unanimidad de los Diputados presentes.

ARTICULO 187.

Proposición Nº 29. Del Ejecutivo, para derogar el inciso segundo del artículo 187.

El señor Bertín indicó que la norma que se pretende derogar jamás se ha cumplido y que, si se cumpliere, impondría un gravamen enorme a Carabineros de Chile. La disposición señala que los dueños de garajes, en un formulario oficial, deben informar de todos los vehículos accidentados. Esto significaría que miles de talleres deberían dar esta información a lo largo de todo el país.

- Puesta en votación la derogación propuesta en el Nº 29 del artículo 1º del proyecto, fue aprobada por cinco votos a favor y una abstención.

ARTICULO 197.

En conformidad con el artículo 197, Nº3, constituye una infracción gravísima conducir un vehículo a mayor velocidad que la máxima permitida. Por otra parte, también constituye una infracción grave el no respetar los signos y demás señales que rigen el tránsito público, exceptuados el signo "PARE" y las luces del semáforo. En consecuencia, el no respetar una señal que, por ejemplo, limita la velocidad a 30 kilómetros por hora, puede ser considerada una infracción tanto gravísima como grave, hasta el punto de que existen fallos en un sentido u otro. Luego, a fin de unificar criterios en la aplicación de sanciones, se estima conveniente modificar el Nº 3 del artículo 197, aclarando que tal infracción corresponde solamente a la conducción de un vehículo a mayor velocidad que la máxima permitida por el artículo 150. De este modo, se unificarán los criterios en la aplicación de las sanciones y, por otra parte, sólo se penarán como infracciones gravísimas aquellos casos en que se hayan excedido los límites máximos de velocidades, situaciones en que tanto los riesgos de accidentes como las consecuencias de los mismos son mayores que las establecidas por el Nº 3 del artículo 197.

Proposición Nº 31, letra b). Del Ejecutivo, para reemplazar su número 3 por el siguiente:

"3.- Conducir un vehículo a mayor velocidad que la máxima permitida en el artículo 150, o a la que hubiere sido aumentada.

El señor Bertín señaló que el artículo 197 dispone las infracciones gravísimas. Según la ley de Tránsito, se aplican dos normas por infracción de los límites de velocidad: una, que es la gravísima, la establece el Nº 3 del artículo 197, y la otra, que es considerada grave, consiste en contranir la señalización. Los conductores que no respetan una señalización de velocidad máxima de 50 kilómetros por hora en la carretera pueden ser condenados con multa por infracción gravísima, por ir a exceso de velocidad, o por una grave, consistente en no respetar la señalización. Agregó que existe jurisprudencia de los tribunales en ambos sentidos.

Indicó que es conveniente dejar como infracción gravísima sólo la de conducir a mayor velocidad que la máxima permitida en el artículo 150, o a la que hubiere sido aumentada. 0 sea, sería considerada gravísima la infracción de conducir a más de 100 kilómetros por hora en carretera o a más de 50 kilómetros por hora en zonas urbanas. En consecuencia, no se consideraría infracción gravísima conducir a 50 kilómetros por hora en carretera cuando un letrero señala como velocidad máxima 30 kilómetros por hora.

Agregó que la modificación propuesta es importante, por cuanto a veces las señales en las carreteras están mal ubicadas y no permiten precisar la culpabilidad.

Puesta en Votación la modificación propuesta en el Nº 31, letra b), del artículo 1º del proyecto, fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes.

ARTICULO 198.

Proposición Nº 32, letra d). Del Ejecutivo, para agregar el siguiente número 32, nuevo:

"32.- Usar ilícitamente una pista “sólo bus".

El señor Bertín expuso que este tema es de fondo y tiene que ver con la política de transportes establecida por el Ejecutivo. Se señala que los buses son los que tienen preferencia en el uso del espacio vial escaso, el que tiene una elevada ocupación. No se puede restringir la posibilidad de que los buses puedan utilizar otras pistas.

Puesta en votación la modificación propuesta en el Nº 32, letra d), del artículo 1º del proyecto, fue aprobada por cuatro votos a favor, uno en contra y dos abstenciones.

* Posteriormente, los Diputados señores Jara; García, don René; Encina, Salas, Taladriz y Hurtado, formularon una indicación para modificar el artículo 198 en la siguiente forma:

a) En el número 4, colocar en plural la palabra "curva".

b) En el número 29, eliminar la conjunción "y" y sustituir la coma (,) que la antecede por un punto y coma (;).

c) En el número 31, sustituir el punto aparte (.) por un punto y coma (;).

d) Agregar los siguientes números:

"33. El uso de cualquier tipo de elementos o de artefactos que, a través de la detección de ondas sonoras, magnéticas o de cualquier otra clase, sirvan para evadir o para captar los aparatos de control de velocidad utilizados por Carabineros, alertando al conductor del vehículo de la existencia de tales controles policiales;

34.- Transitar, sin estar legalmente exceptuado, por una zona urbana restringida por razones de contaminación ambiental, y

35.- Circular por la mitad izquierda de la calzada, salvo en los casos mencionados en el artículo 120.”

La indicación tiene por objeto modificar el artículo 198 de la ley de Tránsito, que sanciona las infracciones o contravenciones graves.

Se trata de una norma nueva que se incorpora en el proyecto.

La enmienda introducida por la letra a) incide en el número 4, que sanciona el hecho de adelantar a otro vehículo por la berma, "en curva", puentes, túneles, pasos a nivel y cruces no regulados, o al aproximarse a la cima de una cuesta.

Se ha colocado en plural la palabra "curva" para hacer referencia al tramo curvo de una carretera en la cual no se puede adelantar.

La letra d) comprende tres nuevas causales de infracciones o contravenciones graves.

La que aparece signada con el número 33 sanciona el uso de cualquier tipo de elementos o de artefactos que, a través de la detección de ondas sonoras, magnéticas o de cualquier otra clase, sirvan para evadir o para captar los aparatos de control de velocidad utilizados por Carabineros, alertando al conductor del vehículo de la existencia de tales controles policiales.

Es de todos sabido que la ley de Tránsito prohíbe a las personas conducir un vehículo a una velocidad mayor de la que sea razonable y prudente, bajo las condiciones existentes, debiendo considerar los riesgos y los peligros presentes y los posibles. La velocidad, en todo caso, debe ser tal, que permita controlar el vehículo cuando sea necesario para evitar accidentes. Así lo dispone el artículo 148.

El artículo 150 establece, como límites máximos de velocidad, cuando no existan los riesgos o circunstancias indicados, 50 kilómetros por hora, en las zonas urbanas, y 100 kilómetros por hora, en las zonas rurales.

Las velocidades máximas indicadas son sobrepasadas, frecuentemente, por conductores que se valen de elementos o artefactos que portan en sus vehículos y que les permiten detectar, con la debida anticipación, los controles policiales en calles y carreteras. Al hacerlo, tienen tiempo para disminuir su desplazamiento a los límites legales autorizados y se evitan la sanción que debió serles impuestas con lo cual burlan la acción policial y la ley. Superado el obstáculo del control, prosiguen corriendo a altas velocidades, más allá de las permitidas, con los consiguientes riesgos para ellos y para las demás personas que ocupan las vías, como queda demostrado con las estadísticas de que se ha hecho mención en este informe.

Esta conducta ilícita, en alguna forma, se ve incentivada por la profusa propaganda de venta de estos equipos, cada vez más sofisticados para cumplir a cabalidad con su cometido. Además, hay que tener presentes los adelantos que, cada cierto tiempo, deben introducirse en los equipos que maneja la autoridad policial para que no resulten inoperantes en la práctica, con el consabido costo para el erario nacional.

Lo anterior, junto con constituir una burla de las normas legales vigentes, refleja un manifiesto propósito de no respetarlas y proporciona un mal ejemplo a la comunidad, lo cual debe reprimirse con firmeza, elevando esa actuación a la calidad de falta grave.

La signada con el número 34 sanciona transitar, sin estar legalmente exceptuado, por una zona urbana restringida por razones de contaminación ambiental. Guarda relación con las restricciones que para la circulación de vehículos motorizados dispone la autoridad administrativa, concretamente el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones, en virtud de lo establecido en los artículos 111 y 118 de la ley de Tránsito y en el artículo 3º de la ley Nº 18.696.

La regla básica en la materia está en el artículo 118, que faculta al mencionado Ministerio para prohibir, por causa justificada, la circulación de todo vehículo, o de tipos específicos de éste, por determinadas vías públicas.

La signada con el número 35 sanciona circular por la mitad izquierda de la calzada, salvo en los casos mencionados en el artículo 120.

La regla general, consignada en el artículo indicado, es que los vehículos deben circular por la mitad derecha de la calzada, salvo cuando se adelante a otro vehículo que vaya en el mismo sentido, cuando el tránsito por la mitad derecha esté obstruido y, en la circulación urbana, cuando la calzada tenga más de tres pistas en un mismo sentido o cuando esté señalizada para el tránsito en un solo sentido.

Complementa la norma anterior el artículo 121, el cual dispone que los vehículos que transiten a una velocidad menor que la Normal deben usar la pista del lado derecho de la calzada.

Esta norma es causa frecuente de accidentes. A mayor abundamiento, los vehículos en Chile están programados para circular por la mitad derecha de la calzada.

Hoy en día, conforme con el artículo 200 de la ley de Tránsito, constituye una sanción leve, al no estar expresamente enumerada entre las infracciones gravísimas, graves o menos graves.

- Puesta en votación la indicación, fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes.

* A continuación el Diputado señor Sabag formuló una indicación para intercalar en el artículo 198, entre los Nos. 18 y 19, el siguiente Nº 19, nuevo:

"19. Botar o abandonar en las bermas o aceras de caminos o calles, cigarrillos u otras materias que puedan causar combustión de cualquier tipo o contaminar el ambiente, tales como colillas, vidrios, plásticos, aceites o neumáticos."

El señor Bertín declara estar de acuerdo con esta norma. Agregó que en la actualidad no está penado el botar objetos desde los vehículos. Sin embargo, esta norma no debería llevar a la suspensión de la licencia de conducir, por cuanto quien arroje ciertos objetos podría ser un acompañante del conductor o algún otro pasajero.

Finalmente sugirió que esta sanción debería consistir en multa, sin que conlleve anotaciones en registros.

Puesta en votación la indicación, fue rechazada por la unanimidad de los Diputados presentes.

ARTICULO 201.

* El Diputado señor Sabag presentó una indicación para reemplazar, en el artículo 201, los números 1, 2, 3 y 4, por los siguientes:

"1. Infracciones o contravenciones gravísimas, entre $15.000 y $24.000.

2. Infracciones o contravenciones graves, entre $13.000 y $15.000.

3. Infracciones o contravenciones menos graves, entre $6.000 y $13.000.

4. Infracciones o contravenciones leves, entre $2.000 y $6.000."

Algunos señores Diputados consideraron bastante apropiada la indicación, puesto que fija rangos y es bueno establecer flexibilidad para que los jueces determinen las multas.

Además, se recordó que el Presidente de la Asociación de Jueces de Policía Local, cuando habló ante la Comisión, planteó la posibilidad de facultar a los jueces para tomar en cuenta distintas consideraciones.

Puesta en votación la indicación fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes.

* A continuación el Diputado señor Sabag formuló una indicación para agregar en el artículo 201, el siguiente inciso final, nuevo:

"A quien arroje objetos desde un vehículo se le aplicará una multa de dos a diez unidades tributarias mensuales."

* El Diputado señor Jara presentó una indicación para modificar los montos señalados en la indicación del señor Sabag, en la siguiente forma: Reemplazar los guarismos "dos por una" y "diez por cinco".

Puesta en votación la indicación fue aprobada con la modifícación propuesta por el Diputado señor Jara, por la unanimidad de los Diputados presentes.

ARTICULO 203.

Proposición Nº 34. Del Ejecutivo, para agregar el siguiente inciso final, nuevo, al artículo 203:

“Tratándose de la infracción de conducir con la licencia vencida, se eximirá de la suspensión al conductor que exhibiere la licencia renovada.”

El señor Bertín explicó que el fundamento de esta proposición es dar un estímulo a la renovación de las licencias. Agregó que se reconoce que a muchos conductores se les vencen las licencias sin que se den cuenta de ello.

* El Diputado señor García, don René, presentó una indicación para reemplazar, en los Nos. 2 y 3 del artículo 203, el guarismo "dos" por "tres" y para agregar que esto "No se aplicará a los infractores por exceso de velocidad".

Fundó su indicación en que muchas de las infracciones en las que se incurre son involuntarias. Añadió que tales infracciones a veces se producen por desconocimiento de las señales que se ponen en calles por las que no se ha transitado anteriormente. Sostuvo que habría que dejar un margen para los conductores que cometen esas infracciones, que habría que darles una oportunidad más, pensando en las personas para quienes la conducción es su fuente de trabajo.

Puesta en votación la indicación, fue rechazada por un voto a favor, cuatro en contra y una abstención.

Los Diputados señores García, don René; Encina, Jara, Taladriz, Salas y Hurtado, presentaron una indicación para modificar el artículo 203, en la siguiente forma:

a) En su número 1, sustituir la expresión "suspensión de diez a noventa días" por "suspensión de uno a seis meses".

b) En su número 2, reemplazar la expresión "suspensión de tres a seis meses" por “suspensión de seis meses a un año", y la coma y la conjunción "y" por un punto (.).

c) Suprimir el número 3.

La indicación tiene por finalidad aumentar la suspensión de la licencia de conducir, de acuerdo con la naturaleza de la infracción: si es gravísima, la suspensión de diez a noventa días se eleva a otra que va de uno a seis meses. Si el infractor comete dos de estas infracciones en un año calendario, se le impone una pena que va de seis meses a un año, la que hoy se extiende entre tres y seis meses.

Junto con lo anterior, se suprime el número 3 de este artículo, que permite aplicar una suspensión de uno a tres meses a los responsables de dos infracciones o contravenciones graves cometidas en un mismo año calendario.

- Puesta en votación la indicación, fue rechazada por cinco votos en contra y una abstención.

* Por otra parte, el Diputado señor Sabag formuló una indicación para modificar el artículo 203, en la siguiente forma:

a) Reemplazar el inciso primero por el siguiente:

“La licencia de conductor podrá suspenderse por el juez en los casos y en las formas siguientes:"

b) Agregar el siguiente inciso final, nuevo:

"Tratándose de la infracción por conducir con licencia vencida, se eximirá de la suspensión al conductor que exhibiere una licencia renovada."

- Puesta en votación la indicación, fue rechazada por siete votos en contra y una abstencio0n.

- Puesta en votación la modificación propuesta en el Nº 34 del artículo 1º del proyecto, fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes.

ARTICULO 204.

* El Diputado señor Sabag, formuló una indicación para reemplazar en el artículo 204, el inciso primero por el siguiente:

"La sanción de cancelación de la licencia de conductor podrá aplicarse por el juez en los casos siguientes:".

Algunos señores Diputados señalaron que con la modificación planteada se pretende transformar una Norma imperativa en una facultativa. Se indicó que es distinto suspender la licencia que cancelarla definitivamente, situación que en algunos casos significa privar a alguien de su fuente de trabajo. Por lo tanto, indicaron que sería preferible permitir a los jueces estudiar los antecedentes en cada caso particular.

- Puesta en votación la indicación, fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes.

ARTÍCULO 205.

Los Diputados señores García, don René; Jara, Encina, Taladriz, Hurtado y Salas, formularon una indicación para sustituir el inciso primero del artículo 205, por el siguiente:

"Artículo 205. Caerán en comiso y serán destruidos los gallardetes, banderines, distintivos, dispositivos, elementos y artefactos que se usaren en contravención de esta ley.

La enmienda no tiene otra finalidad que armonizar el precepto con la nueva causal de infracción o contravención grave contenida en el Nº 33 del artículo 198 de la ley de Tránsito.

- Puesta en votación, esta indicación fue aprobada por mayoría de votos.

ARTICULO 206.

La ley establece diferentes plazos de suspensión o pérdida de licencia, correspondiendo esta última a una suspensión de dos años, pero existen casos en los cuales la pena impuesta por el tribunal no es cumplida, bastando al infractor el simple expediente de negar a la autoridad que tiene (o porta) licencia. En dichos casos, al no estar la licencia físicamente retenida le basta al infractor señalar que la extravió. Para evitar dicho fraude, se introduce una regla que señala cuándo se comienza a cumplir la pena de suspensión o cancelación, estableciéndose que dicha pena comienza a ser cumplida desde que el infractor entrega la licencia, o desde que solicita una nueva por haber expirado la anterior (Artículo 206)."

Proposición Nº 36. Del Ejecutivo, para agregar el siguiente inciso tercero, nuevo:

“Los plazos de suspensión de la licencia, o el plazo señalado en el inciso final del artículo 204, comenzarán a regir desde que el tribunal, habiendo emitido su fallo, reciba la licencia de conducir o, en su defecto, desde que, habiendo expirado el plazo de vigencia de la licencia, se solicite una nueva."

El señor Bertín indicó que la modificación tiene por objeto atacar el hábito de algunos conductores que, cuando son requeridos por Carabineros, dicen no tener licencia, caso en el cual no se les puede retener la licencia, y así se evitan la suspensión.

La norma establece el momento desde que comienza a regir el plazo de suspensión de la licencia. Si el tribunal nunca recibe la licencia, no habrá suspensión; pero, cuando el conductor solicite nueva licencia, porque la antigua vencerá en un momento determinado, comenzará a contarse el plazo de suspensión.

- Puesta en votación la modificación propuesta en el Nº 36 del artículo 1º del proyecto, fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes.

ARTICULO 211.

* El Diputado señor Sabag formuló una indicación para reemplazar, en el artículo 211, el número 2 por el siguiente:

"2. Registrar, por orden del juez, las sanciones por infracciones gravísimas y graves de las Normas de esta ley, cometidas por conductores de vehículos, incluidos aquellos que no tengan licencia, sin perjuicio de la anotación mencionada en el número 4 de este artículo."

El señor Bertín explicó que, en la actualidad, se anotan en el Registro Nacional de Conductores de Vehículos Motorizados las denuncias y que, si el juez exime de responsabilidad al conductor que comete la infracción, envía una nota al Registro y se borra la anotación.

En su exposición, el Presidente de la Asociación Nacional de Jueces de Policía Local se refirió a este tema y señaló que es inexplicable suponer responsables a las personas por una simple denuncia policial, la cual se inscribe en el Servicio de Registro Civil. Indicó que, a su juicio, tal situación atenta directamente contra los ciudadanos, toda vez que el sistema legal establece que sólo es responsable y será anotado en el registro quien haya sido sancionado por un tribunal. Añadió que, en la especie, ocurre el absurdo de que una persona aparece como supuestamente culpable en sus certificados, aun cuando, a la postre, no sea sancionada.

- Puesta en votación la indicación, fue aprobada por seis votos a favor y tres abstenciones.

XIV. MOCIONES.

BOLETIN Nº 372-15.

* Moción del Diputado señor Munizaga.

Modifica la ley Nº 18.290, ley de Tránsito, en lo relativo a vehículos de tracción humana, tales como bicicletas y otros similares.

"Artículo 1º.- Modifícase la ley Nº 18.290, de Tránsito, en la forma que a continuación se indica:

a) Intercálase, en el inciso primero del artículo 5º, entre la expresión "un vehículo motorizado" y 'lo a tracción animal" la frase “de tracción humana, excepto carros de mano".

b) Agrégase el siguiente inciso segundo al artículo 5º, pasando el actual segundo a ser tercero:

"Sin embargo, este requisito no se exigirá a aquellos conductores de vehículos de tracción humana menores de 18 años, quienes podrán conducirlos sin esta licencia."

c) Sustitúyese, en el artículo 6º, la coma que sigue a la expresión "animal" por la conjunción "y" e intercálase, entre dicha conjunción y la expresión "deberán llevar", la siguiente frase: "los conductores mayores de 18 años, en el caso de vehículos de tracción humana".

d) Sustitúyese, en el inciso primero del artículo 7º el punto aparte (.) por una coma (,) y agrégase la siguiente expresión: "salvo que ésta última sea menor de 18 años, en el caso de vehículos de tracción humana”.

e) Sustitúyese en el inciso primero del artículo 8º, el punto aparte (.) por una coma y agrégase la siguiente expresión: "salvo que se trate de persones menores de 18 años, en el caso de vehículos de tracción humana".

f) Modifícase el inciso primero del artículo 12 de la forma siguiente:

1.- En el párrafo relativo a la Clase D, sustitúyese la coma (,) y la letra "y" que viene a continuación de la palabra "similares" por un punto y coma (;);

2.- En el párrafo relativo a la Clase E, sustitúyese el punto aparte (.) por una coma (,), seguida de la conjunción "y", y

3.-Agrégase la Clase F:

“Clase F: Vehículos de tracción humana, tales como bicicletas, triciclos y otros similares".

g) Sustitúyese la conjunción “y” entre las Clases D y E, por una coma (,) y agrégase, después de la Clase E, la expresión "y F".

h) Sustitúyese, en el inciso penúltimo del artículo 12 el punto aparte (.) por un punto seguido (.) y agrégase, a continuación, la siguiente expresión: "los poseedores de licencias Clase A 1, A 2, B, C y D estarán habilitados para conducir vehículos cuya conducción requiera licencia de la Clase F."

i) Sustitúyese el inciso segundo del artículo 8º por el siguiente: "Toda bicicleta o triciclo deberá estar equipado con placas plásticas o huincha reflectante en los bordes anteriores y posteriores de cada pedal. Asimismo, éstas se ubicarán en las horquillas delantera y trasera o, en forma de arco circular, en los rayos de cada rueda. En todo caso, en la horquilla delantera no podrán colocarse reflectantes de color rojo o anaranjado.".

j) Sustitúyese, en el artículo 72, el punto final (.) por una coma (,) y agrégase, a continuación, la siguiente expresión: "y los conductores de vehículos de tracción humana llevarán puestos sobre sus vestimentas un arnés o chaleco reflectante".

k) Agrégase, en el artículo 199, el siguiente número 14:

"14. Conducir un vehículo de tracción humana en contravención de lo establecido en el artículo 72."

"Artículo 2º.- Esta ley comenzará a regir seis meses después de su publicación en el Diario Oficial."

La moción básicamente introduce la licencia para conducir bicicletas por personas mayores de 18 años.

Además, se contempla una nueva clase de licencia, que se denomina clase F, y, asimismo, se permite a los poseedores de licencias clase A 1, A 2, B, C y D para conducir vehículos cuya conducción requiera de la clase F.

Respecto de la licencia para ciclistas, cabe recordar que la antigua ordenanza de Tránsito contemplaba su existencia. Sin embargo, a consecuencia de su imposibilidad de cumplimiento, cayó en desuso. De aprobarse la exigencia de la licencia para ciclistas, se estaría agregando una innecesaria carga de trabajo a los municipios. Desde el punto de vista del tránsito, la exigencia de la licencia a los ciclistas no constituye una ventaja. Sin embargo, ateniéndose a lo estrictamente procesal, tal situación constituye una ventaja, toda vez que en Chile la retención de la licencia es un mecanismo que asegura la comparecencia en los tribunales.

No se observa la necesidad de modificar la ley de Tránsito en términos de exigir licencia de conducir a los ciclistas. Además, se puede interpretar en el sentido de descentivar el uso de las bicicletas, lo cual es absolutamente contrario a lo que pretende la Comisión.

Sin embargo, la moción plantea otras modificaciones que parecen razonables. Por lo tanto, la Comisión acordó sugerir al Ejecutivo que incorpore las materias de tipo reglamentario en el correspondiente reglamento.

Puesta en votación, la moción fue rechazada por cuatro votos en contra y dos abstenciones.

BOLETIN Nº 489-15.

Moción de los Diputados señores Orpis, Ulloa, Melero, Correa de la Cerda, Leay y Bombal y de los ex Diputados señores Concha, Devaud y Horvath.

Artículo 1º. La circulación de vehículos motorizados por calles y avenidas estará restringida en las ciudades que determine el Presidente de la República, a fin de reducir o evitar la contaminación atmosférica.

Artículo 2º.- La restricción vehicular a que se refiere esta ley podrá afectar a los vehículos motorizados en forma parcial y temporal. El decreto que la disponga señalará, en todo caso, las calles y avenidas en las que se aplicará la restricción, y las características de los vehículos a los cuales afecte, mediante elementos objetivos que aseguren una adecuada alternancia o rotación de la restricción.

Artículo 3º. Se exceptúan de la restricción anterior los vehículos que utilicen gasolinas con bajo contenido de plomo y elementos catalizadores, en la forma que determine el reglamento.

La municipalidad respectiva otorgará, en este caso, un distintivo que acredite no estar afecto a la restricción de circulación, y que contendrá la leyenda "exento de restricción vehicular".

Artículo 4º.- Introdúcense las siguientes modificaciones en el artículo 197 de la ley Nº 18.290:

a) Eliminase la conjunción "y" que aparece en el Nº 5 y sustitúyese la coma que la antecede por un punto y coma (;);

b) Sustitúyese, en el Nº 6, el punto (.) por una coma (,) y agrégase la conjunción "y", y

c) Agrégase el siguiente Nº 7:

"7. Transitar, sin estar legalmente exceptuado, por una zona urbana restringida por razones de contaminación ambiental, 0 utilizar indebidamente el distintivo “exento de restricción vehicular”. "

El señor Bertín señaló que la moción establece la restricción vehicular por ley y la letra c) del artículo 40 agrega al artículo 197 de la ley de Tránsito un número 7 que penaliza como infracción gravísima la circulación no autorizada.

Indicó que la actual situación legal es suficiente. El Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones ha establecido la restricción en virtud de las atribuciones que la ley vigente le otorga. Agregó que incluso la norma vigente ha sido objeto de todo tipo de pruebas respecto de su legalidad. La Corte Suprema, ha conocido del tema a partir de la interposición de un recurso de protección. Se estima que la ley otorga al Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones facultades suficientes para disponer la restricción vehicular. Por lo tanto, no parece conveniente establecer la restricción por vía de la ley.

Puesta en votación, la moción fue rechazada por la unanimidad de los Diputados presentes.

BOLETIN Nº 497-15

Moción de los Diputados señores Dupré y Ortiz y del ex Diputado señor Velasco, que modifica la ley de Tránsito en lo relativo a las menciones que debe contener la licencia para conducir.

Artículo único. Agrégase, en el artículo 26 del Título I de la ley Nº 18.290, el siguiente número 7:

“7.- Grupo sanguíneo del titular del documento."

El señor Bertín informó que cada año se otorgan 300.000 carnés de conducir y que la aprobación de esta modificación significaría que habría que disponer del instrumental adecuado para hacer la prueba sanguínea a igual número de solicitantes.

Por otra parte, cuando un médico debe atender a un accidentado grave, solicita de inmediato un examen de sangre para conocer el grupo sanguíneo de la persona accidentada.

- Puesta en votación, la moción fue rechazada por la unanimidad de los Diputados presentes.

BOLETIN Nº 537-15.

Moción del ex Diputado señor Palestro, que modifica la ley Nº 18.290, de Tránsito, con el objeto de incentivar el uso de las bicicletas.

Artículo 1º.- Modifícase la ley Nº 18.290, de Tránsito, en los artículos y sentidos que a continuación se indican:

a) Intercálase, en el artículo 20, después del significado de la palabra "Calzada" y antes del significado de la palabra "Conductor", lo siguiente:

"Ciclovía: parte de una calzada destinada exclusivamente a vehículos de tracción humana;"

b) Modifícase el artículo 136 en el sentido de eliminar la expresi6n "bicicletas" y la coma (,) que la sigue.

c) Intercálase un nuevo artículo 166 bis, que señale:

"Artículo 166 bis. El tránsito por las ciclovías se hará en dirección opuesta al tránsito de vehículos motorizados y de tracción animal, debiendo, además, contar el vehículo con las luces y señales suficientes para ser distinguido.

La ciclovía estará separada por señales suficientes, a lo menos, a 2 metros del resto de la calzada en el costado izquierdo de ella. Las bicicletas, en caso alguno, podrán circular paralelamente entre sí en las ciclovía, excepto para el solo efecto de adelantar.

Las bicicletas tendrán derecho a paso preferencial en las esquinas cuando éste corresponda a los peatones o a los vehículos motorizados que realicen viraje. Sin embargo, este derecho se perderá respecto de los peatones.

El conductor deberá mantener ambos manos sobre el manubrio de la bicicleta y el debido control del vehículo y su necesaria estabilidad, quedando impedido de llevar cargas que le puedan impedir cumplir con esta disposición.

e) Reemplázase, al final del Nº 19 del artículo 172, la coma y la "y" por un punto y coma (;).

f) Reemplázase, al final del Nº 20 del artículo 172, el punto final ( ) por una coma (,) y agrégase la conjunción "y" después de ella.

g) Agregase el siguiente Nº 21 al artículo 172.

"21. Circular por un sector distinto de la parte de la calzada que le corresponda, según el tipo de vehículo que conduce".

Artículo 2º. Autorízase a los establecimientos educacionales de enseñanza media, técnico profesional o de adultos y a las empresas para suscribir convenios de adquisición de bicicletas para sus alumnos o trabajadores mediante créditos que serán cobrados mensualmente a los apoderados o descontados de sus remuneraciones hasta el pago total del crédito.

El retiro del alumno o el término del contrato de trabajo facultará al establecimiento y al empleador para cobrar el total del saldo pendiente.

En todo caso, el establecimiento educacional y el empleado no podrán obtener ganancia alguna de cargo del beneficiario.

Artículo transitorio. Las municipalidades tendrán el plazo de ciento veinte días para obtener las vías y señalizaciones a que se refieren las disposiciones de esta ley.

El señor Bertín comentó que el proyecto propone establecer ciclovías, lo cual corresponde a una situación que la Comisión ya resolvió cuando se aprobó una norma sobre esta materia. Indicó, además, que también se proponen reglas de tránsito para las ciclovías, una de las cuales dispone que la dirección de éstas estará en sentido contrario al tránsito de vehículos. Añadió que, sobre este punto, habría que señalar que la mayoría de las ciclovías son bidireccionales.

Puesta en votación, la moción fue rechazada por la unanimidad de los Diputados presentes.

BOLETIN Nº 637-15.

Moción de los Diputados señores Jeame Barrueto y Aguiló y del ex Diputado señor Palestro, que modifica el artículo 13 de la ley Nº 18.290, de Tránsito, en lo relativo a la concesión de licencias de conducir.

"Artículo único. Intercálase, en el artículo 13, Nº 3, de la ley Nº 18.290, de Tránsito, el siguiente inciso segundo:

"En todo caso, para la calificación señalada en este número, no se considerarán las condenas cuyas penas principales se encontraren cumplidas o se hubiere extinguido de otra forma la responsabilidad penal."

El señor Bertín indicó que esta materia ya fue tratada en el proyecto de ley que estudió la Comisión sobre licencias de conducir.

- Puesta en votación, la moción fue rechazada por cinco votos en contra y una abstención.

BOLETIN Nº 706 15.

Moción de los Diputados señores Tohá, Montes, Ojeda y Elgueta y del ex Diputado señor Martínez, don Juan, que modifica la ley Nº 18.290, de Tránsito, en lo relativo a la comercialización y al uso de artefactos detectores de ondas sonoras, en la siguiente forma:

"Artículo único.

1. Incorpórase el siguiente artículo 152 bis

"Se prohibe la comercialización y el uso de cualquier tipo de artefactos que, a través de la detección de ondas sonoras, magnéticas o de cualquier otra clase, sirva para carptar los aparatos de control utilizados por Carabineros de Chile, alertando a los conductores de la existencia de tales controles policiales.

La comercialzación de dichos productos dará lugar a una infracción, que será sancionada con multa de $100.000, y quedará sujeta al mismo procedimiento establecido para las infracciones de esta ley cometidas por peatones."

2. Incorpórase, como número 7 del artículo 197, el siguiente:

“7. El uso de los artefactos señalados en el artículo 152 bis."

3. Modifícase el artículo 205, eliminando el punto final (.) de su inciso segundo e incorporando, a continuación lo que sigue: “,como también de los artefactos señalados en el artículo 152 bis, sea que se encuentren en el comercio o que hayan sido utilizados por algún conductor denunciado, según el número 7 del artículo 197.”

El señor Bertín recordó que la Comisión ya legisló sobre esta materia. Agregó que la moción tiene un sentido más amplio que el contenido en la norma aprobada anteriormente.

Puesta en votación, la moción fue rechazada por la unanimidad de los Diputados presentes.

BOLETIN Nº 799-15.

Moción de los Diputados señores Leay, Ulloa, Bombal, Orpis, Bartolucci, Coloma, Melero, Correa de la Cerda y Chadwick y del ex Diputado señor Recondo, que sustituye el artículo 18 de la ley Nº 18.290, de Tránsito, en los siguientes términos:

"Artículo 18.- La licencia de conductor será de duración indefinida y mantendrá su vigencia mientras su titular reúna los requisitos o exigencias que señale la ley.

Sin embargo, el titular de una licencia deberá someterse periódicamente a un examen para determinar su idoneidad física y psíquica, en la forma establecida en el artículo 21.

Es facultad del médico del Departamento del Tránsito de cada municipalidad fijar el número de años que deben transcurrir entre cada examen establecido en el inciso anterior, atendidas las condiciones físicas y psíquicas del titular de la de esta última. El número de años uno y seis, no pudiendo ninguna cambiar lo que el médico haya licencia, y la clase puede variar entre autoridad municipal establecido."

El señor Bertín señaló que la moción se refiere a las atribuciones de los médicos de los Departamentos del Tránsito, tema que fue latamente debatido por la Comisión cuando se trató el proyecto de ley sobre licencia de conductor profesional.

Agregó que la ley vigente es sumamente flexible, debido a que el médico, cuando constata alguna deficiencia que pudiera tener la persona, puede otorgar seis meses o un año de licencia de conductor. Por lo tanto, el médico puede moverse dentro de términos muy flexibles.

Finalmente, indicó que la moción tiene la misma orientación de la ley anteriormente aprobada.

Puesta en votación, la moción fue rechazada por la unanimidad de los Diputados presentes.

BOLETIN Nº 801-15.

Moción de los Diputados señores Pérez, don Víctor; Melero, Ulloa, Correa, don Sergio; Longueira, Masferrer, Orpis, Leay y Chadwick y del ex Diputado señor Recondo, que modifica la ley Nº 18.290, de Tránsito, en la forma siguiente:

Artículo único. Agrégase a la ley Nº 18.290, de Tránsito, el siguiente artículo 201 bis:

“Artículo 201 bis.- En las infracciones o contravenciones menos graves y leves, no se aplicará la pena de multa al infractor en los siguientes supuestos:

a) En las infracciones o contravenciones menos graves, si el infractor no registra ninguna infracción ni contravención de cualquier naturaleza en el período comprendido entre el 1 de enero del tercer año anterior a la f alta hasta el día en que cometió la falta de que se trate.

b) En las infracciones y contravenciones leves, si el infractor no registra ninguna infracción ni contravención de cualquier naturaleza en el período comprendido entre el 1 de enero del año anterior a la falta hasta el día en que cometió la falta de que se trate.

Con todo, si el juez llega al convencimiento de que el infractor actuó temerariamente, especialmente si puso en peligro la vida o la integridad física de terceros, aplicará la multa que corresponda según las reglas generales, mediante resolución fundada."

El señor Bertín señaló que la moción es positiva, por cuanto establece un incentivo para los conductores que han actuado en forma diligente durante un determinado período.

Cabe indicar que la H. Cámara de Diputados remitió para informe a la Excma. Corte Suprema el proyecto de ley.

La Excma. Corte Suprema informó que el texto del proyecto no se refiere especialmente a cuestiones de atribuciones u organización de los tribunales, sino que a la creación de circunstancias que serán consideradas como atenuantes de responsabilidad para infracciones de la ley de Tránsito, por lo cual no tenía reparo que formular.

- Puesta en votación, la moción fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes.

BOLETIN Nº 802-15.

Moción de los Diputados señores Coloma, Bombal, Pérez, don Víctor; Correa, don Sergio; Longueira, Leay, Chadwick, Melero y Orpis y del ex Diputado señor Recondo, que modifica la ley de Tránsito con objeto de permitir a los propietarios de vehículos de alquiler aumentar la capacidad de pasajeros sentados.

"Artículo único. Agrégase el siguiente inciso al artículo 89 de la ley N° 18.290, de Tránsito:

"Los vehículos que presten el servicio de taxis colectivos deberán contar con sólo dos hileras de asientos. En el vehículo podrá transportarse sólo el número de personas para el cual fue diseñado por el fabricante y señalado en el catálogo del respectivo modelo, o para el cual fue adaptado debidamente por su propietario, no siendo superior a seis personas, incluido el chofer."

El señor Bertín señala que la moción plantea una situación distinta de las exigencias que establece el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones. El, Ministerio tiene dispuesto que los asientos delanteros de los taxis colectivos no sean ocupados por más de dos personas, incluido el chofer.

Puesta en votación, la moción fue rechazada por la unanimidad de los Diputados presentes.

BOLETIN Nº 995-15.

Moción de los Diputados señores Elgueta, Ulloa, Longueira, Montes; Pérez, don Víctor, y de los ex Diputados señora Caraball y señores Rojo, Velasco y Cardemil, que modifica la letra b) del artículo 68 de la ley Nº 18.290, de Tránsito, con objeto de establecer la obligatoriedad de la tercera luz de freno en los vehículos motorizados.

"Artículo único. - Reemplázase la letra b) del artículo 68 por la siguiente:

"b) parte trasera:

Dos luces de estacionamiento, dos destellantes de viraje, tres de freno situadas en la forma que determine el reglamento, dos de retroceso, dos luces rojas fijas y una que ilumine la placa patente."

Artículo transitorio. Esta ley comenzará a regir ciento ochenta días después de su publicación en el Diario Oficial. El Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones tendrá el plazo de treinta días para dictar el reglamento que regule esta materia, contado desde la fecha de la publicación de la ley.”

El señor Bertín informa que las normas que contiene la moción se encuentran contenidas en disposiciones reglamentarias, referidas a la tercera luz de freno, razón por la cual parece innecesario legislar sobre la materia.

Puesta en votación, la moción fue rechazada por la unanimidad de los Diputados presentes.

BOLETIN Nº 1017-15

Moción de los Diputados señores Pérez, don Ramón; Prokurica, Villouta, Valcarce y de los ex Diputados señores Alamos y Navarrete, que agrega el siguiente artículo 79 bis a la ley Nº 18.290, de Tránsito, con objeto de establecer el uso obligatorio del cinturón de seguridad en los buses interurbanos.

"Artículo 79 bis.- Los buses que efectúen servicios interurbanos de transporte público de pasajeros deberán estar provistos de cinturones de seguridad para todos sus asientos. Su uso será obligatorio para sus ocupantes .

El señor Bertín señala que la moción tiene por objeto exigir la instalación de los cinturones de seguridad en todos los asientos de los buses que realicen servicios interurbanos, situación que, a su juicio, es de gran utilidad.

Sin embargo, acota que es fundamental dejar establecido que el modelo de los cinturones que se instalen sea debidamente aprobado por el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones.

Indica que, de acuerdo con las estadísticas, los pasajeros de buses que portan cinturones de seguridad están mucho más protegidos que los que no los portan. Está demostrado que, en los accidentes, corre mucho más riesgo la persona que, como producto del accidente, es arrojada fuera del vehículo.

Se plantea en la Comisión la necesidad de aprobar un artículo transitorio en el supuesto caso de que se aprobare la moción.

- Puesta en votación, la moción fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes.

* Posteriormente, los Diputados señores Encina, García, don René; Hurtado, Jara, Salas y Taladriz formularon la siguiente indicación:

a) Para agregar, en el artículo 79 bis, a continuación del punto seguido (.), que pasa a ser coma (,), lo siguiente: "según modelo aprobado por el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones."

b) Para agregar el siguiente artículo transitorio:

"Artículo transitorio. Lo dispuesto en el artículo 79 bis entrará en vigencia a partir del 1 de enero de 1996, de acuerdo con las correspondientes revisiones técnicas de los respectivos vehículos."

Puesta en votación, la indicación fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes.

BOLETIN Nº 1034 15.

Moción de los Diputados señores Longueira, Masferrer, Bartolucci; Pérez, don Víctor; Ulloa, Bombal, Chadwick, Coloma, Melero y del ex Diputado señor Recondo, para agregar un inciso final al artículo 95 de la ley Nº18.290, de Tránsito, con la finalidad de establecerla obligatoriedad de realizar licitaciones públicas de establecimientos que practiquen revisiones técnicas de vehículos motorizados en todas las comunas del país. Dice así el texto propuesto:

En todas las comunas del país en que, en el mes de julio de cada año, no hubiere ninguna planta revisora autorizada funcionando, el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones deberá efectuar una licitación pública, en la forma que determine el reglamento, en el mes de agosto, con la finalidad de adjudicar la concesión o autorización de, al menos, una planta revisora de clase "B" en cada comuna, siempre y cuando cumpla con los requisitos mínimos exigidos. El Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones declarará desierto el concurso mediante resolución fundada, publicada por una sola vez en uno de los diarios de mayor circulación de la Región respectiva.

El señor Bertín advierte que la moción podría ser letra muerta, toda vez que el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones trabaja sobre la posibilidad de establecer una prueba de frenos, para lo cual se necesita de la adquisición de un equipo de US$200.000 a US$300.000, lo que permitirá determinar el desequilibrio de los frenos entre el costado izquierdo y el derecho. Agrega que la mayor parte de los automóviles frenan en situaciones normales, sin notar ningún tipo de dificultad; pero, si se frena de emergencia, el vehículo puede cruzar por varias pistas, justamente como producto del desequilibrio.

Señala que, de establecerse la exigencia en estudio, las plantas de revisión técnica tendrían que aumentar obligadamente sus precios, lo cual hará difícil el financiamiento de las mismas.

- Puesta en votación, la moción fue rechazada por la unanimidad de los Diputados presentes.

* A continuación, los Diputados señores Taladriz, Encina; Pérez, don Víctor; García, don René y Hurtado, formularon una indicación para agregar un inciso tercero al artículo 95 de la ley Nº 18.290. Es del siguiente tenor:

"En cualquier comuna del país, se podrán instalar plantas de revisión técnica que acrediten su funcionalidad y sean aprobadas como tales por el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones. Para ello, cualquier persona natural o jurídica podrá elevar la correspondiente solicitud a dicho Ministerio, el que podrá rechazarla mediante resolución fundada o aceptarla en un plazo de sesenta días."

Puesta en votación, la indicación fue aprobada por seis votos a favor y dos abstenciones.

* Posteriormente, los Diputados señores García, don René; Longueira, Hurtado, Ascencio y Pérez, don Víctor, formularon una indicación para agregar el siguiente inciso final al artículo 95 de la ley N* 18.290:

"El Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones deberá autorizar, a lo menos, una planta de revisión técnica para provincia. Para tal efecto, deberá efectuar una licitación pública, en la forma que determine el reglamento."

Puesta en votación, la indicación fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes.

BOLETIN Nº 1200-15.

Moción de las Diputadas señoras Cristi y Prochelle y señores García, don René; Taladriz, Ascencio, Orpis, Hurtado, Valcarce, Tohá, Longton, Salas y Pérez, don Víctor, que modifica los artículos 71, 79 y 144 de la ley Nº 18.290, de Tránsito, relativas al transporte escolar. Es del siguiente tenor:

"1.- Agrégase al artículo 71 el siguiente inciso tercero, nuevo:

"Asimismo, se autoriza a los vehículos de transporte escolar para usar un dispositivo giratorio de luz intermitente de color amarillo, ubicado en la parte superior de la carrocería, el que deberá permanecer encendido mientras los pasajeros se encuentren descendiendo de los mencionados vehículos o subiendo a ellos."

"2. Agrégase al Nº 10 del artículo 79, luego de la frase "para los ocupantes de ellos, el siguiente párrafo:

"Los vehículos de transporte escolar deberán tener cinturones de seguridad para cada uno de sus asientos."

3.- Agrégase el siguiente inciso tercero al artículo 144:

"El conductor que se aproxime a un vehículo de transporte escolar detenido con su dispositivo de luz intermitente o sus luces destellantes encendidas, deberá reducir la velocidad hasta detenerse si fuere necesario, para continuar luego con la debida precaución."

El señor Bertín señala que el actual artículo 71 prohíbe el uso de señales intermitentes. En cambio, el número 1 de esta moción exceptúa de tal norma a los vehículos de transporte escolar. Añade que tal proposición podría estimarse errónea, toda vez que el uso de las señales intermitentes o giratorias tiene como objetivo la prevención de situaciones que no son habituales. Indica que de lo anterior pareciera desprenderse que no sería inconveniente incluir dentro de una norma que tiene carácter excepcional una operación que es de diaria ocurrencia, tal como acontece con el transporte de escolares.

Por otra parte, en el número 2 se propone la obligación de la existencia de cinturones de seguridad en cada uno de los asientos de los vehículos de transporte escolar. Agrega que no sería conveniente establecer la obligación de que dichos vehículos tengan cinturones de seguridad en sus asientos, sino que es preciso consignar que los cinturones sean efectivamente usados.

Finalmente el número 3 agrega un inciso que dispone que "El conductor que se aproxime a un vehículo de transporte escolar detenido con su dispositivo de luz intermitente o sus luces destellantes encendidas deberá reducir la velocidad hasta detenerse sí fuere necesario, para continuar luego con la debida precaución. Indica que tal situación corresponde a una norma de la ley norteamericana, en la cual los vehículos, en general, no pueden adelantar a los buses de transporte escolar cuando estos últimos se encuentren detenidos. Agrega que en tal legislación la norma es razonable, toda vez que los buses de transporte escolar son pocos; en cambio, en Chile, dicha situación podría producir atochamientos y otros problemas.

La Comisión acordó separar la votación de los números.

- Puesto en votación, el número 1 fue aprobado por la unanimidad de los Diputados presentes.

Los Diputados señores García, don René; Encina, Jara, Taladriz, Hurtado y Salas, formularon una indicación para sustituir lo propuesto en el número 2 por lo siguiente:

"Agrégase al artículo 79 el siguiente inciso segundo:

"Los vehículos de transporte escolar deberán tener cinturones de seguridad para cada pasajero y su uso será obligatorio."

Puesta en votación, la indicación fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes, rechazándose por la misma votación lo propuesto en el número 2 de la moción.

* Los Diputados señores Pérez, don Víctor; Hurtado, Ascencio, Encina, Jara, Longueira, Taladriz y García, don René, formularon una indicación para eliminar en el nuevo inciso tercero que se incorpora por el número 3 de la moción, la siguiente frase: 'lo sus luces destellantes, encendidas,".

- Puesto en votación, el número 3 de la moción, incluida la indicación fue aprobado por la unanimidad de los Diputados presentes.

BOLETÍN Nº 1291-15.

Moción de los Diputados señores Elizalde, Luksic, Makluf, Ojeda, Encina, Errázuriz, Balbontín, Morales, Montes y Moreira, para incorporar, en el artículo 168 de la ley N` 18.290, de Tránsito, el siguiente inciso segundo:

"Se prohíbe la circulación y el estacionamiento de los vehículos motorizados de carga, simples o con acoplado, con capacidad de carga superior a mil setecientos cincuenta kilogramos, vehículos motorizados destinados al transporte colectivo de personas y vehículos de carga, sea cual fuere su capacidad, en pasajes, pasajes ciegos y callejuelas de poblaciones, condominios y conjuntos habitacionales pertenecientes a zonas urbanas de carácter residencial."

La moción propone prohibir la circulación y el estacionamiento de vehículos motorizados de carga, con capacidad superior a 1.750 kilógramos, con acoplado o sin él; de vehículos motorizados destinados al transporte colectivo de personas y de vehículos de carga, cualquiera que fuere su capacidad, en pasajes ciegos y callejuelas de poblaciones, condominios y conjuntos habitacionales pertenecientes a zonas urbanas de carácter residencial, a fin de evitar el prematuro desgaste de calles y caminos públicos y el entrabamiento del tránsito normal de vehículos y peatones por arterias reducidas, lo que incluso puede dificultar el ingreso de los pobladores a sus domicilios.

Algunos parlamentarios indicaron que la moción se refiere a la circulación de vehículos pesados que puedan transitar por pasajes y calles interiores y plantearon que tal situación se puede resolver a través de las ordenanzas municipales respectivas, por lo cual, a su juicio, no es necesario legislar sobre la materia.

- Puesta en votación, la moción fue rechazada por cinco votos en contra y dos abstenciones.

LEY Nº 13.937.

"Artículo I.- En las localidades con población superior a cinco mil habitantes y en aquellos que sean cabeceras de comunas, los propietarios de inmuebles o sitios eriazos que hagan esquina dentro de los límites urbanos de su comuna, estarán obligados a mantener de su peculio un letrero de color amarillo con letras negras con el nombre de las calles que rodean su respectiva propiedad y, en línea subsiguiente al nombre, los números de principio y término que correspondan a la manzana en que está ubicada y dirección del tránsito de la respectiva calle.

Las municipalidades respectivas determinarán el tamaño, forma y material de los letreros a que se refiere el inciso anterior.

Artículo 2.- Asimismo, todo ocupante a cualquier título de inmuebles situados en el radio urbano de las localidades comprendidas en el artículo 111 estará obligado a mantener y conservar los árboles plantados por las municipalidades frente a éstos en las aceras respectivas y a mantener el aseo de las mismas aceras.

Artículo 3.- Corresponderá a la municipalidad respectiva adoptar las medidas necesarias para el cumplimiento de las disposiciones anteriores.

De las infracciones a la presente ley, conocerá el juzgado de policía local correspondiente."

Se plantea que la ley Nº 13.937, en su artículo lo, obliga a los propietarios de los inmuebles que hagan esquina a mantener en su propiedad un letrero de color amarillo con el nombre y numeración de las calles correspondientes. Dicha obligación fue necesaria en su época, en 1960, cuando se publicó la ley, dado el precario estado de avance de la normativa de tránsito y, en particular, la inexistencia legal de facultades reglamentarias para definir normas de señalización. Tales aspectos fueron corregidos con la introducción de la ley de Tránsito, la que asignó al Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones las atribuciones necesarias para establecer la normativa de señalización y, además, indicó que solamente las municipalidades tienen atribuciones en materia de señalización de tránsito, aspecto que ha hecho caer en desuso la exigencia contenida en la ley Nº 13.937, por lo que es conveniente su derogación.

Artículo 2º del proyecto. Del Ejecutivo, para derogar el artículo 111 de la ley Nº 13.937.

El señor Bertín explica que el artículo que se propone derogar establece que los propietarios de los inmuebles o sitios eriazos, que hagan esquina dentro de los límites urbanos de su comuna deberán mantener los letreros sobre señalización del tránsito y cumplir con las demás exigencias que establece la ley. Añade que se la conoce como la "ley de la esquina" y que trata de un asunto relacionado con materias de tránsito.

Observa que esta norma está de más, porque la actual ley de Tránsito señala que el municipio debe poner todas las señalizaciones. La proposición es eliminar el artículo 1º, quedando la ley con los dos artículos restantes. Destaca que el artículo 2º de la ley Nº 13.937 es muy importante mantenerlo, porque es la única norma que obliga a los vecinos a regar los árboles.

Puesta en votación la derogación propuesta en el artículo 2º del proyecto, fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes.

XV. DOCUMENTO ANEXO A ESTE INFORME.

Vuestra Comisión de Obras Públicas, Transportes y Telecomunicaciones, con el propósito de facilitaros el estudio del proyecto de ley en informe, elaboro un texto comparado que comprende las disposiciones de la ley de Tránsito y las correspondientes enmiendas propuestas en él.

TEXTO DEL PROYECTO APROBADO.

En mérito de las consideraciones anteriores y por las que os dará a conocer en su oportunidad el señor Diputado Informante, vuestra Comisión os propone que prestéis aprobación al siguiente

PROYECTO DE LEY.

Artículo 1º.- Introdúcense las siguientes modificaciones en la ley Nº 18.290, de Tránsito.

1) En el artículo 2º:

a) Intercálanse, respetando el orden alfabético, las siguientes definiciones:

"Bicicleta o triciclo: Tipos de vehículos que son propulsados sólo por la energía muscular de su conductor."

"Ciclovía o ciclopista: Espacio destinado al uso exclusivo de bicicletas y triciclos.”

"Pista sólo bus: Espacio de la calzada destinado al uso exclusivo de vehículos de locomoción colectiva. Dicho espacio podrá ser utilizado, excepcionalmente, por motivos de emergencia, por vehículos policiales o de bomberos. Otros vehículos sólo podrán ocuparla o cruzarla para acceder a una propiedad aledaña o para virar."

b) Reemplázase la definición de "línea de detención de vehículos" por la siguiente:

"Línea de detención de vehículos: La línea que no debe ser sobrepasada por los vehículos que deban detenerse;".

c) Sustitúyese la definición “Paso para Peatones”, por la siguiente:

"Paso para Peatones: la zona de seguridad señalizada para este objetivo;".

2) En el inciso cuarto del artículo 34, intercálase, entre la palabra "parcial" y el punto (.) que la sigue, la siguiente frase:

“o la cancelación de la inscripción a solicitud del propietario”.

3) En el inciso segundo del artículo 35, intercálase, entre las palabras "los" y “gravámenes", la expresión "arrendamientos,".

4) Deróganse los artículos 64, 65, 66, 67, 68, 69, 70, 74, 75 y 76.

5) Agrégase inciso tercero, nuevo al artículo 71:

"Asimismo, se autoriza a los vehículos de transporte escolar para usar un dispositivo giratorio de luz intermitente de color amarillo, ubicado en la parte superior de la carrocería, el que deberá permanecer encendido mientras los pasajeros se encuentren descendiendo de los mencionados vehículos o subiendo a ellos."

6) Reemplázase el artículo 79 por el siguiente:

"Artículo 79.- El uso del cinturón de seguridad será obligatorio para los ocupantes de los asientos delanteros, en automóviles, camionetas, camiones y similares.

Los vehículos de transporte escolar deberán tener cinturón de seguridad para cada pasajero y su uso será obligatorio."

7) Agrégase el siguiente artículo 79 bis:

"Artículo 79 bis.- Los buses que efectúen servicios interurbanos de transporte público de pasajeros deberán estar provistos de cinturones de seguridad para todos sus asientos, según modelo aprobado por el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones. Su uso será obligatorio para sus ocupantes."

8) Derógase el artículo 80.

9) En el artículo 82, sustitúyese su inciso segundo por el siguiente:

“Cuando se observe que un vehículo emite humo visible al ralentí, o se constate técnicamente que el vehículo ha superado los índices respectivos, se procederá a anular el certificado de revisión técnica y el de gases, según lo establecido en el artículo 98, o el vehículo podrá ser retirado de circulación para ponerlo a disposición del tribunal competente en los lugares habilitados por las municipalidades, de los cuales únicamente podrá ser retirado con autorización del juez, quien la otorgara con objeto de que el infractor solucione el problema de contaminación denunciado. En estos casos, se aplicará el artículo l6l."

10) Derógase el artículo 93.

11) Agréganse, en el artículo 95, los siguientes incisos tercero y cuarto, nuevos:

"En cualquier comuna del país, se podrán instalar plantas de revisión técnica que acrediten su funcionalidad y que sean aprobadas como tales por el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones. Para ello, cualquier persona natural o jurídica podrá elevar la correspondiente solicitud a dicho Ministerio, el que podrá rechazarla mediante resolución fundada o aceptarla en un plazo de sesenta días.

El Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones deberá autorizar, a lo menos, una planta de revisión técnica por provincia. Para tal efecto, deberá efectuar una licitación pública en la forma que determine el reglamento."

12) En artículo 98, agréganse los siguientes incisos, nuevos:

“Cuando se considere que el vehículo puede proseguir su marcha, se anulará el certificado de revisión técnica y el de gases, mediante una anotación en su reverso, con indicación de fecha y hora, lo que solamente habilitará para conducir el vehículo a su destino más inmediato.

Sólo será válido para conducir el certificado original de revisión técnica y el de gases.

La falsificación o adulteración del certificado de revisión técnica o de gases constituirá delito de acción penal pública.

En los casos en que se necesite conducir un vehículo sin su revisión técnica vigente hacia un taller o planta revisora, se procederá a efectuar dicho traslado por la ruta más corta hacia la planta de revisión técnica más cercana."

13) En el artículo 99, agréganse los siguientes incisos segundo y tercero, nuevos:

"El cumplimiento de las normas técnicas de las señales, elementos de semaforización, elementos de protección de cruces ferroviarios y otros destinados a controlar el tránsito, se verificará de acuerdo con un procedimiento de certificación al que deberá ser sometido todo elemento que se pretenda comercializar en el país o instalar en vías públicas. En el caso de que las normas sean modificadas, los elementos ya aprobados deberán ser certificados nuevamente, con respecto a las exigencias que se adicionen. La certificación dará derecho al uso de un distintivo. La venta, la oferta de venta o el uso de un elemento para el cual no exista un certificado de homologación vigente, o el uso indebido del distintivo, será penado con multa de cinco a cien unidades tributarias mensuales y con el comiso de las especies. La certificación podrá revocarse si se demuestra que un dispositivo en particular no cumple con la norma.

No se podrán instalar señales que establezcan prohibiciones contempladas en esta ley."

14) En el artículo 100, agrégase el siguiente inciso segundo, nuevo:

"De los daños que se causen en accidentes en lugares con defectuosa o mal conservada señalización, o con pavimento en mal estado, será responsable el fisco o la municipalidad, en su caso, sin perjuicio de la responsabilidad que pudiere caberles a sus agentes."

15) Reemplázase el artículo 101 por el siguiente:

"Artículo 101.- Los conductores y peatones están obligados a obedecer y respetar las señales de tránsito. En el caso de que las prescripciones indicadas por diferentes señales parezcan estar en contradicción entre sí, prevalecerá la prioritaria, según el orden que a continuación se indica, o la más restrictiva, si se trata de señales del mismo tipo:

1. Señales u órdenes de un carabinero;

2. Señales u órdenes del personal de bomberos, en sitio de siniestro, quienes podrán denunciar la o las infracciones;

3. Señalización circunstancial que modifique el régimen normal de utilización de la vía;

4. Semáforos o elementos de control de cruces ferroviarios;

5. Señales verticales, y

6. Demarcación.

La instalación de señalización, barreras o las indicaciones hechas a los conductores o peatones sin tener autoridad otorgada por esta ley, o sin permiso del Departamento de Tránsito Municipal, o de la Dirección de Vialidad, en su caso, salvo en sitio de siniestro o accidente, estará penada con multa de diez a veinte unidades tributarias mensuales y el comiso de las especies. Se presumirá como autor de esta infracción a la persona natural o jurídica que aparezca como beneficiada."

16) Sustitúyese el artículo 105 por el siguiente:

"Artículo 105.- La autoridad competente, o el tribunal, deberá retirar o hacer retirar las señales no oficiales, las barreras o cualquier otro letrero, objeto publicitario, signo, demarcación o elemento que altere la señalización oficial, dificulte su percepción, reduzca la visibilidad para conductores o peatones, o que no cumpla con lo dispuesto en el artículo precedente."

17) Reemplázase el artículo 108 por el siguiente:

"Artículo 108.- En los pasos a nivel provistos de barreras colocadas en forma alterna a cada lado de la línea férrea, la presencia o movimiento de estas barreras sobre la calle o camino significa que ningún usuario de la vía puede sobrepasar la vertical de la barrera más cercana."

18) Sustitúyese el artículo 109 por el siguiente:

"Artículo 109.- La Dirección de Vialidad o la municipalidad, en su caso, estarán obligadas a colocar y a mantener la señalización oficial correspondiente indicadora de la proximidad del cruce ferroviario.

Se entiende que un cruce ferroviario es aquél en el cual existe tráfico regular de trenes."

19) Reemplázase el artículo110 por el siguiente:

"Artículo 110.- Los semáforos destinados a regular la circulación de los vehículos regularán también la de los peatones y la de los ciclistas, de no existir luces específicas para ellos. Los colores o signos tendrán el siguiente significado:

1. Luces no intermitentes:

a) La luz verde significa autorización de paso. No obstante, una luz verde que regule la circulación en un cruce no autoriza a los conductores a pasar si, en la dirección que vayan a tomar, la congestión de la circulación fuere tal que, de internarse en el cruce, probablemente no podrán haberlo despejado en el momento del cambio de indicación. Al aparecer la luz verde, los vehículos deberán ceder el paso a los peatones que estén atravesando la calzada por el paso destinado a ellos. Los peatones que enfrenten la luz verde pueden cruzar la calzada por el paso de peatones;

b) La luz roja significa prohibición de paso. Los vehículos no deberán sobrepasar la línea de detención o, si no la hubiere, la vertical de la señal, o no deberán internarse en el cruce;

c) La luz amarilla indica prevención. Ningún vehículo podrá sobrepasar la línea de detención o la vertical de la señal o internarse en el cruce, a no ser que, cuando se encienda esta luz, se encuentre tan cerca de ella que ya no pueda detenerse en condiciones de seguridad suficientes antes de haber pasado la línea de detención, la vertical de la señal o el cruce. Adicionalmente, indica que los peatones no pueden pasar, pero permite a los que ya se encuentren en la calzada terminar de atravesarla.

2. Luces intermitentes:

a) Una luz roja intermitente indica "PARE”. Cuando el cristal rojo se ilumine en forma intermitente, los vehículos que lo enfrenten deberán detenerse antes de la línea de detención o de la vertical de la señal y el derecho preferente de paso estará sujeto a las mismas reglamentaciones que se indican para la señal “PARE”;

Dos luces rojas intermitentes alternativas, una de las cuales se enciende cuando la otra se apaga, montadas sobre el mismo soporte y a la misma altura y orientadas en la misma dirección. Estas luces significan que los vehículos no deben sobrepasar la línea de detención o, si no la hubiere, la vertical de la señal. Estas luces no podrán emplearse más que en los pasos ferroviarios a nivel, así como para indicar la prohibición de paso a causa de la salida de vehículos de bomberos o ambulancias a la vía. Opcionalmente, podrán utilizarse los semáforos descritos en el número 1;

b) Luz amarilla intermitente: significa que los conductores pueden avanzar, pero extremando la prudencia.

3. Indicaciones de flecha verde:

Cuando la luz verde de un semáforo contenga una flecha iluminada, significa que los vehículos sólo pueden tomar la dirección así indicada. Las flechas que signifiquen autorización para seguir en línea recta tendrán la punta dirigida hacia arriba.

Cuando una señal del semáforo comprenda una o varias luces verdes suplementarias que contengan una o varias flechas, el hecho de iluminarse esta flecha o estas flechas, cualesquiera que sean las otras indicaciones que presente el semáforo, significa autorización para que los vehículos prosigan su marcha en el sentido o los sentidos indicados por la flecha o las flechas; asimismo, significa que, cuando se encuentren vehículos cuya inmovilización bloquee la circulación de aquellos que, se encuentren detrás de ellos en la misma pista, deberán avanzar, con precaución, a fin de permitir el desplazamiento de los vehículos bloqueados.

La indicación de flecha verde intermitente tendrá el mismo significado que la luz amarilla, descrito en el punto 1.

4. Luces de pistas:

Cuando, por encima del centro de la o las pistas de una calzada, se coloquen luces verdes o rojas, la luz roja indicará prohibición de utilizar la pista de circulación sobre la cual se encuentre el vehículo y la luz verde indicará autorización de utilizarla.

5.- Indicaciones para vehículos de transporte público.

Los semáforos destinados a controlar la circulación de vehículos de transporte público serán de un diseño marcadamente diferente de otros semáforos, y en ellos se reemplazará el color verde por el color blanco."

20) Reemplázase el artículo 111 por el siguiente:

"Artículo 111.- Los semáforos destinados exclusivamente a los peatones o a los ciclistas se distinguirán por tener dibujado sobre la lente la figura de un peatón o de una bicicleta, según corresponda. Los colores tendrán el siguiente significado:

a) La luz verde indica que los peatones o los ciclistas pueden cruzar la calzada o intersección, según sea el caso, por correspondiente, esté o no esté demarcado.

b) La luz roja indica que los peatones o los ciclistas no pueden entrar en la intersección.

c) La luz verde intermitente significa que el período durante el cual los peatones o los ciclistas pueden atravesar la calzada está a punto de concluir y se va encender la luz roja, por lo que deben abstenerse de iniciar el cruce y, a su vez, permite a los que ya estén cruzando la calzada terminar de atravesarla."

21) En el artículo 114, agrégase el siguiente inciso final, nuevo:

"Se prohíbe llevar abiertas las puertas del vehículo, abrirlas antes de su completa detención o abrirlas, mantenerlas abiertas o descender del mismo sin haberse cerciorado previamente de que ello no implica entorpecimiento o peligro para otros usuarios."

22) Agrégase el siguiente inciso tercero al artículo 144:

"El conductor que se aproxime a un vehículo de transporte escolar detenido con su dispositivo de luz intermitente, deberá reducir la velocidad hasta detenerse si fuere necesario, para continuar luego con la debida precaución."

23) Derógase el artículo 149.

24) En el artículo 150, reemplázanse los números 1 y 2 por los siguientes:

"1.- En zonas urbanas:

a) Una pista con tránsito en ambos sentidos, 30 kilómetros por hora;

b) Una o dos pistas, en sentido único, 50 kilómetros por hora;

c) Tres o más pistas, en sentido único, 70 kilómetros por hora.

2.- En zonas rurales:

a) Con calzada pavimentada, 100 kilómetros por hora. Cuando ésta tenga dos o más pistas en sentido único, el límite de velocidad para automóviles será de 120 kilómetros por hora;

b) En otro tipo de calzada, 80 kilómetros por hora.

En los casos o circunstancias establecidas en el artículo 72, las velocidades, respecto de las letras a) y b), se reducirán a 80, 100 y 70 kilómetros por hora, respectivamente.

En todo caso, los camiones o buses no podrán circular a una velocidad superior a 90 kilómetros por hora."

25) En el inciso primero del artículo 151, elimínase la expresión "y previo informe de Carabineros de Chile".

26) Derógase el artículo 158.

27) En el artículo 160:

a) Sustitúyese su número 8 por el siguiente:

“18.- A menos de 15 metros de la puerta principal de entrada a recintos militares, policiales o de Gendarmería de Chile. Esta prohibición se indicará, a requerimiento de la respectiva institución u organismo, mediante señales oficiales, y no se aplicará a los vehículos de propiedad de las respectivas instituciones, ni a los vehículos que éstas autoricen al efecto."

b) Agrégase el siguiente inciso final, nuevo:

"Las distancias establecidas en este artículo se entienden medidas por el costado de la acera correspondiente."

28) En el artículo 161, intercálase, en el inciso primero, entre las palabras "Inspectores" y "Municipales", la expresión "Fiscales o".

29) En el artículo 164:

a) Elimínase, en el inciso primero, la expresión "y previo informe de Carabineros".

b) Agrégase el siguiente inciso final, nuevo:

"El Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones dictará el reglamento a fin de que los municipios procedan a otorgar, por licitación pública, los espacios de estacionamientos reservados para taxis, los cuales no podrán ser concedidos por un lapso superior a cinco años."

30) En el artículo 167:

a) Reemplázase el número 4. -, por el siguiente:

"4.- Pasar las calzadas en los cruces y por los pasos para peatones. En los demás casos, cuando no circulen vehículos próximos y puedan hacerlo con seguridad;".

b) Deróganse los números 5 y 9.

31) En el artículo 169, agrégase el siguiente inciso tercero, nuevo:

“En el caso de que la actividad deportiva incluya más de una provincia, la autorización será otorgada por el o los Secretarios Regionales Ministeriales de Transportes y Telecomunicaciones que correspondan."

32) En el artículo 172, derógase el número 18.

33) En el artículo 174, agrégase el siguiente inciso final, nuevo:

"La responsabilidad civil del propietario del vehículo será de cargo del arrendatario del mismo cuando el contrato de arrendamiento sea con opci0n de compra e irrevocable y cuya inscripción en el Registro de Vehículos Motorizados haya sido solicitada con anterioridad al accidente. En todo caso, el afectado podrá ejercer sus derechos sobre el vehículo arrendado."

34) En el artículo 186, agréganse los siguientes incisos tercero, cuarto y quinto, nuevos:

"Los informes, denuncias, constancias u otra información y documentos relativos a accidentes del tránsito, serán siempre públicos. Carabineros adoptará las medidas que sean necesarias a fin de posibilitar su consulta o copia.

A toda persona que proporcione información escrita u oral a Carabineros, a compañías de seguros o a un tribunal, relacionada con un accidente o infracción de tránsito, la cual el juez, apreciándola en conjunto con otros antecedentes según las reglas de la sana crítica, determine que dicha información es falsa, le será cancelada su licencia de conducir.

El Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones determinará las normas de acuerdo con las cuales las compañías de seguros proveerán periódicamente de información al Intendente de Seguros sobre seguros y siniestros asociados a vehículos. Dicha información será pública. Igual carácter tendrá la información de revisiones técnicas.11

35) Derógase el inciso final del artículo 187.

36) En el artículo 191, elimínase la frase "o concurrirá a hacer esta declaración a la unidad de policía más próxima".

37) En el artículo 197:

a) Agrégase, en su número 2, a continuación de la palabra "PARE”, la expresión el respetar las barreras de un cruce ferroviario.

b) Sustitúyese su número 3 por el siguiente:

"3.- Conducir un vehículo a mayor velocidad que la máxima permitida en el artículo 150, o a la que hubiere sido aumentada."

c) Reemplázase, en el número 4, el punto y coma por una coma y agrégase, a continuación, la conjunción "y".

d) Sustitúyese, en el número 5, la coma (,) por un punto (.), y suprímese la conjunción “y”

e) Derógase su número 6.

38) En el artículo 198:

a) Deróganse sus números 2 y 24.

b) En el número 4, colócase en plural la palabra “curva”.

c) Reemplázase su número 25 por siguiente:

“25.- Conducir un vehículo sin revisión técnica de reglamento vigente, o infringiendo las normas sobre contaminación ambiental. En el caso de que el vehículo no vaya siendo conducido por su propietario, se aplicará la sanción al propietario del vehículo."

d) En el número 29, elimínase la conjunción “y” y sustitúyese la coma (,) que la antecede por un punto y coma (;).

e) Reemplázase su número 30 por el siguiente:

"30.- Mantener en circulación un vehículo con infracción de los artículos 63 u 82, o con el sistema de dirección o de frenos en mal estado, de lo que será responsable el propietario."

f) En el número 31, sustituir el punto aparte (.) por un punto y coma (;).

g) Agréganse los siguientes números:

"32. Usar ilícitamente una pista

"33.- El uso de cualquier tipo de elementos o de artefactos que, a través de la detección de ondas sonoras, magnéticas o de cualquier otra clase, sirvan para evadir o para captar los aparatos de control de velocidad utilizados por Carabineros, alertando al conductor del vehículo de la existencia de tales controles policiales;.11

"34.- Transitar, sin estar legalmente exceptuado, por una zona urbana restringida por razones de contaminación ambiental, y"

"35.- Circular por la mitad izquierda de la calzada, salvo en los casos mencionados en el artículo l20."

39) En el artículo 199:

a) Derógase el número 16.

b) En el número 18, suprímese la frase "o cruzar cualquier vía o calle fuera del paso para peatones".

40) En el artículo 201:

a) Reemplázanse los números 1, 2, 3 y 4 por los siguientes:

"1.- Infracciones o contravenciones gravísimas, entre $15.000 y $24.000.

2.- Infracciones o contravenciones graves, entre $13.000 y $15.000.

3.- Infracciones o contravenciones menos graves, entre $6.000 y $13.000.

4.- Infracciones o contravenciones leves, entre $2.000 y $6.000."

b) Agrégase el siguiente inciso final, nuevo:

"A quien arroje desperdicios desde un vehículo se le aplicará una multa de una a cinco unidades tributarias mensuales."

41) Agrégase el siguiente artículo 201 bis:

"Artículo 201 bis.- En las infracciones o contravenciones menos graves y leves, no se aplicará la pena de multa al infractor en los siguientes supuestos:

a) En las infracciones o contravenciones menos graves, si el infractor no registra ninguna infracción ni contravención de cualquier naturaleza en el período comprendido entre el 1 de enero del tercer año anterior a la f alta hasta el día en que cometió la falta de que se trate.

b) En las infracciones y contravenciones leves, si el infractor no registra ninguna infracción ni contravención de cualquier naturaleza en el período comprendido entre el 1 de enero del año anterior a la falta hasta el día en que cometió la falta de que se trate.

Con todo, si el juez llega al convencimiento de que el infractor actuó temerariamente, especialmente si puso en peligro la vida o la integridad física de terceros, aplicará la multa que corresponda según las reglas generales, mediante resolución fundada."

42) En el artículo 203, agrégase el siguiente inciso final, nuevo:

"Tratándose de la infracción de conducir con la licencia vencida, se eximirá de la suspensión al conductor que exhibiere la licencia renovada."

43) En el artículo 204:

a) Sustitúyese el inciso primero por el siguiente:

"La sanción de cancelación de la licencia de conductor podrá aplicarse por el juez en los casos siguientes:".

b) Agrégase el siguiente número 5, nuevo:

"5.- Al que, a juicio del tribunal, no diere cumplimiento a lo señalado en el artículo 183, a menos que se tratare de lesiones leves. Adicionalmente, incurrirá en la pena de presidio menor en su grado mínimo."

44) Reemplázase el inciso primero del artículo 205 por el siguiente:

"Artículo 205.- Caerán en comiso y serán destruidos los gallardetes, banderines, distintivos, dispositivos, elementos y artefactos que se usaren en contravención de esta ley."

45) En el artículo 206, agrégase el siguiente inciso tercero, nuevo:

"Los plazos de suspensión de la licencia, o el plazo señalado en el inciso final del artículo 204, comenzarán a regir desde que el tribunal, habiendo emitido su fallo, reciba la licencia de conducir o, en su defecto, desde que, habiendo expirado el plazo de vigencia de la licencia, se solicite una nueva."

46) Sustitúyese el artículo 207 por el siguiente:

"Artículo 207.- Los responsables de la circulación de un Vehículo con licencia, boleta de citación, permiso provisorio judicial, permiso de circulación, certificado de seguro automotor o certificado de revisión técnica falsos, adulterados u obtenidos en contravención de esta ley, o utilizando una placa patente falsa, adulterada o que correspondiere a otro vehículo, serán castigados con la pena de presidio menor, en sus grados medio a máximo y con la cancelación de la licencia de conducir o del derecho a obtenerla. En igual pena incurrirán aquellos que detenten estos documentos o formularios, sin título para ello."

47) En el artículo 211, reemplázase el número 2 por el siguiente:

"2.- Registrar, por orden del juez, las sanciones por infracciones gravísimas y graves de las normas de esta ley, cometidas por conductores de vehículos, incluidos aquellos que no tengan licencia, sin perjuicio de la anotación mencionada en el número 4 de este artículo."

Artículo 2º. Derógase el artículo 1º de la ley Nº 13.937.

Artículo 3º. Modifica artículo 492 del Código Penal en la forma que sigue:

"Artículo 492.- Las penas del artículo 490 se impondrán también respectivamente al que, con infracción de los reglamentos y por mera imprudencia o negligencia, ejecutare un hecho o incurriere en una omisión que, a mediar malicia, constituirá un crimen o un simple delito contra las personas.

A los responsables de cuasidelito de homicidio o lesiones, ejecutados por medio de vehículos a tracción mecánica o animal, se los sancionará, además de las penas indicadas en el artículo 490, con la suspensi6n del carné, permiso o autorización que los habilite para conducir vehículos, por un período de uno a dos años, si el hecho de mediar malicia constituyera un crimen, y de seis meses a un año, si constituyera simple delito. En caso de reincidencia, podrá condenarse al conductor a inhabilidad perpetua para conducir vehículos a tracción mecánica o animal cancelándose el carné, permiso o autorización."

Artículo transitorio. Lo dispuesto en el artículo 79 bis entrará en vigencia a partir del 1 de enero de 1996, de acuerdo con las correspondientes revisiones técnicas de los respectivos vehículos.

SALA DE LA COMISIÓN, a 18 de noviembre de 1994.

Se designó Diputado Informante al señor JARA, don Octavio.

Acordado en sesiones de fechas 18 de mayo; 13 y 20 de julio; 10, 17 y 31 de agosto; 7 y 14 de septiembre; 5 y 19 de octubre, y 2 y 9 de noviembre de 1994, con la asistencia de los Honorables Diputados señores Jara, don Octavio (Presidente); Ascencio, don Gabriel; Encina, don Francisco; García, don René Manuel; Hurtado, don José María; Letelier, don Felipe; Longueira, don Pablo; Ortiz, don José Miguel; Pérez, don Víctor; Sabag, don Hosain; Salas, don Edmundo; Taladriz, don Juan Enrique y Tohá, don Isidoro.

PATRICIO ALVAREZ VALENZUELA

Secretario de la Comisión.

1.8. Informe de Comisión de Hacienda

Cámara de Diputados. Fecha 07 de abril, 1995. Informe de Comisión de Hacienda en Sesión 57. Legislatura 330.

INFORME DE LA COMISIÓN DE HACIENDA recaído en el Proyecto de Ley que introduce modificaciones en materia de Tránsito Terrestre (boletín N° 999-09).

"Honorable Cámara:

Vuestra Comisión de Hacienda pasa a informaros el proyecto de ley mencionado en el epígrafe, en cumplimiento del inciso segundo del artículo 17 de la ley N° 18.918, Orgánica Constitucional del Congreso Nacional y conforme a lo dispuesto en los artículos 220 y siguientes del Reglamento de la Corporación.

La iniciativa tiene su origen en un Mensaje de S.E. el Presidente de la República, calificada de "simple" urgencia para su tramitación legislativa.

Asistieron a la Comisión durante el estudio del proyecto los señores Narciso Irureta, Ministro de Transportes y Telecomunicaciones y el señor Milton *Bertin, Secretario Ejecutivo de la Comisión de Seguridad en el Tránsito Terrestre.

El propósito de la iniciativa consiste en modificar la ley N° 18.290, que establece la Ley de Tránsito con el objeto de perfeccionada en diversas materias.

La Comisión de Obras Públicas, Transportes y Telecomunicaciones dispuso en su informe que el N° 40 del artículo 1° del proyecto, que modifica el artículo 201 de la ley N° 18.290, corresponde que sea conocido por esta Comisión.

En relación con la discusión particular del articulado, cabe hacer presente lo siguiente:

Por el número 40 se modifica el artículo 201 que establece las multas aplicables a los infractores a la Ley de Tránsito..

La norma propuesta fija nuevos montos a la escala de multas señalada, estableciéndose un mínimo y un máximo en pesos nominales para cada una de las infracciones, dentro de cuyos rangos el juez de la causa determinará el monto específico que se aplicará al infractor.

El señor Ministro manifestó a la Comisión sobre el particular que no estimaba adecuado que las multas estén consignada en pesos nominales, puesto que debido a la inflación éstas pierden su valor relativo con el transcurso del tiempo.

Planteó asimismo, que en el Honorable Senado se encuentra en tramitación un proyecto de ley sobre Escuela de Conductores que legisla en materia de multas en términos más apropiados que en la iniciativa en informe, ya que la cuantía de éstas es muy superior y se fijan en unidades reajustables.

Se debatió en la Comisión la posibilidad de unificar los criterios en discusión en ambas ramas del Congreso, para lo cual se estimó oportuno el segundo informe de Comisión dado que se tendrá entonces certeza acerca de la proposición aprobada en el H. Senado.

Puesto en votación el N° 40 fue aprobado por 5 votos a favor y 3 en contra.

Sala de la Comisión, a 7 de abril de 1995.

Acordado en sesiones de fechas 11 de enero y 5 de abril de 1995, con la asistencia de los Diputados señores Arancibia, don Armando (Montes, don Carlos) (Presidente); Alvarado, don Claudio; García, don José; Huenchumilla, don Francisco; Jürgensen, don l;Iarry; Kuschel, don Carlos Ignacio; Orpis, don Jaime; Ortiz, don José Miguel; Palma, don Andrés; Rebolledo, señora Romy; Sabag, don Hosaín y Sota, don Vicente.

Se designó Diputado Informante al señor SABAG, don HOSAÍN.

(Fdo.): Javier Rosselot Jaramillo,

Secretario de la Comisión."

1.9. Discusión en Sala

Fecha 13 de abril, 1995. Diario de Sesión en Sesión 58. Legislatura 330. Discusión General. Se aprueba en general.

MODIFICACION DE LA LEY N° 18.290, LEY DE TRANSITO. Primer trámite constitucional.

El señor ESTÉVEZ (Presidente).-

Corresponde tratar, en primer trámite constitucional, el proyecto de ley que introduce modificaciones en materia de tránsito terrestre.

Diputado informante de la Comisión de Obras Públicas, Transporte y Telecomunicaciones, es el señor Octavio Jara .

Antecedentes:

-Mensaje del Ejecutivo, boletín N° 999-09, sesión 1a, en 21 de mayo de 1993. Documentos de la Cuenta N° 2.

-Informes de las Comisiones de Obras Públicas y de la de Hacienda, sesión 57a, en 11 de abril de 1995. Documentos de la Cuenta N°s 2 y 3.

El señor ESTÉVEZ (Presidente).-

Tiene la palabra el señor Diputado informante.

El señor JARA .-

Señor Presidente, me corresponde informar, en primer trámite constitucional y primero reglamentario, el proyecto que modifica la ley N° 18.290, de Tránsito, que tuvo su origen en mensaje de Su Excelencia el Presidente de la República e ingresó a trámite legislativo en mayo de 1993. Busca corregir diversas disposiciones e incorporar otras en relación con el transporte terrestre.

Durante su estudio, la Comisión contó con la asistencia permanente y la valiosa colaboración del Secretario Ejecutivo de la Comisión Nacional de Seguridad de Tránsito, señor Milton Bertín .

Concurrieron, además, el Presidente de la Asociación Nacional de Jueces y Secretario Abogados de Policía Local, señor Eduardo Villarroel ; el Coronel de Carabineros, señor Luis Fernández ; académicos ligados al rubro de la ingeniería en transportes; representantes de la Asociación Gremial de Transporte de Pasajeros y de la Federación de Choferes de la Locomoción Colectiva.

Se estima que nuevas tecnologías en materia de infraestructura y fundamentalmente de seguridad viales, justifican mejorar y modernizar disposiciones de la ley N° 18.290, vigente desde 1984. La mayor parte de las modificaciones apunta, en último término, a contar con un instrumento legal moderno y eficiente que tienda a disminuir los accidentes de tránsito.

En esta materia, en reiteradas oportunidades hemos hecho presente nuestra particular preocupación por los accidentes de tránsito, pues constituyen uno de los problemas nacionales más graves. Son un problema de seguridad pública, porque afectan la vida y la integridad física de los ciudadanos, y un grave problema social.

Se estima que 20 ó 30 mil personas son afectadas cada año por los accidentes. Gran parte de ellas fallecen y otras quedan con incapacidades permanentes, totales o parcia les, lo cual significa un alto costo al país. Además, dejan a muchas familias en la más completa orfandad. Los accidentes de tránsito constituyen la primera causal de muerte en las personas menores de 40 años. Represen tan además un grave problema social, porque el mayor costo que ocasiona la atención de los politraumatizados por este concepto lo asumen los servicios de salud pública, estimándose que sólo recuperan el 30 por ciento. En último término, también constituyen un grave problema económico, por cuanto se calcula que el país pierde, aproximadamente, 350 millones de dólares anuales por causa de los accidentes de tránsito.

Estas consideraciones hacen que el proyecto sea de extraordinaria importancia para la población.

En el mensaje presidencial se advierte la preocupación por los elevados índices de accidentes de tránsito en calles y caminos del país. El Ejecutivo destaca que se debe continuar en el esfuerzo de elaborar una normativa que, junto con cautelar la necesaria participación de la comunidad, cuente con la rigurosidad técnica que corresponde para mejorar las condiciones de seguridad vial y evitar o disminuir la ocurrencia de los accidentes de tránsito, aspecto en el cual Chile ostenta un triste récor.

La Comisión aprobó por unanimidad la ida de legislar y adoptó el procedimiento de analizar las diversas modificaciones por orden de materias y no de preceptos. También acordó tratar un conjunto de mociones pre sentadas por los señores Diputados, referidas a diversas modificaciones a la Ley de Tránsito y que estaban pendientes en la Comisión de Obras Públicas y Transportes de la Cámara.

Siguiendo la misma metodología, podemos señalar que las modificaciones más relevantes a la Ley de Tránsito dicen relación con las siguientes materias:

I. Participación en accidentes.

El actual artículo 173 de la ley N° 18.290 presume culpable al conductor que participa en un accidente del tránsito que abandona el lugar donde ocurrió, desoyendo el mandato del artículo 183 de la misma ley de dar cuenta a la autoridad policial más próxima. Esta es una presunción simplemente legal y que, por cierto, admite prueba en contrario.

Esta situación es particularmente grave en el caso de lesionados por atropellos, por cuanto la ley no sanciona adecuadamente a aquellos conductores que, por ejemplo, para evitar el examen de alcoholemia huyen del lugar del accidente, con lo cual privan de asistencia a la víctima y dificulta de paso la aplicación del seguro automotor.

En consecuencia, se hace necesario modificar la Ley de Tránsito en este sentido, a fin de evitar que a un conductor le convenga huir del lugar del accidente para no verse sometido al examen de alcoholemia. El solo abandono y la falta de auxilio a la víctima revelan carencia de idoneidad moral de una persona para conducir un vehículo, lo que impone castigarla con la cancelación de la licencia de conducir, que, en la práctica, no es sino la suspensión de la misma por dos años, porque la ley admite esta figura y la equipara a la cancelación de la licencia.

En esta materia, se recogió una moción que presenté en el período legislativo anterior, para elevar a la categoría de delito el abandono o la huida del lugar del accidente, castigándolo con presidio menor en su grado mínimo. Así damos una clara señal al país de la tremenda responsabilidad que significa conducir un vehículo, ya que por ese solo hecho se pone en riesgo la vida e integridad no sólo de este conductor, sino también de los peatones.

También fue objeto de estudio por parte de la Comisión el tema relacionado con la subida y bajada de pasajeros desde los vehículos. La Ley de Tránsito contiene muchas normas contradictorias entre sí; o cuya aplicación a veces resulta inconveniente. Así, por ejemplo, prohibe a los pasajeros de vehículos de locomoción colectiva sólo a ellos subir o bajar de un vehículo en movimiento, conducta legalmente imposible, porque la propia ley exige que tales vehículos transiten con las puertas cerradas. Se propone que la responsabilidad por los accidentes que ocurran con ocasión de las subidas o bajadas de los vehículos sea del con ductor, quien, hasta ahora, elude su responsabilidad imputándosela al pasajero.

Asimismo, y siguiendo el ejemplo de las legislaciones española y de los Estados Unidos, se reformulan las normas para subir a un vehículo, las que hasta ahora no se cumplen. Se establece la obligación de circular con las puertas cerradas cuestión muy obvia y abrirlas sólo cuando el vehículo esté detenido y no implique riesgo alguno de accidente para los usuarios.

Otra materia analizada se refiere a la autorización de actividades deportivas en la vía pública. Hasta ahora, la Ley de Tránsito seña la que corresponde al alcalde de la municipalidad respectiva, pero no prevé las competencias que incluyen a varios municipios; por ejemplo, las carreras de ciclismo.

En este último caso, se propone que la autorización corresponda al secretario regional ministerial de Transportes respectivo. En el caso de actividades que abarcan varias regiones, dichos funcionarios deberán coordinarse entre sí para otorgar las respectivas autorizaciones.

En cuanto a las señalizaciones de tránsito, el proyecto propone un proceso de certificación de calidad de todos los elementos o dispositivos de control relativos a la seguridad de tránsito vehicular y de peatones. Por ejemplo, que todos ellos sean reflectantes, sancionado su instalación cuando no estén debidamente certificados. Si bien la autoridad estableció una normativa respecto de las señalizaciones de tránsito, no fue igualmente acuciosa en exigir condiciones de calidad, por cuanto muchas de ellas, aun cuando cumplen con el diseño oficial, no ofrecen reales garantías a peatones y conductores, lo que aumenta los riesgos de accidentes.

También se impone expresamente la instalación de prohibiciones que inducen a equívocos. Por ejemplo, la señal "no estacionar" que se coloca al lado izquierdo en algunas calzadas situación prohibida expresamente por ley, induce a creer que si se prohibe estacionar allí sin que en el otro lado puede hacerse.

No se inhiben los esfuerzos educativos de información, señalizados de una manera particular e inconfundible. Se permite que el Departamento de Tránsito correspondiente o la Dirección de Vialidad, en su caso, autoricen a particulares a instalar señalizaciones o barreras, lo que resulta especialmente importante cuando se trata de empresas de servicios que deben efectuar labores de mantención o de instalación de elementos necesarios para la función que están realizando.

Asimismo, obliga hasta ahora la ley sólo faculta a la autoridad a retirar las señalizaciones de demarcación no oficial, pues representa un riesgo desde el punto de vista de la seguridad vial.

En otro orden de materias, también se analizan las normas relativas a la línea de detención de vehículos.

El progreso de las normas de diseño e infraestructura vial hacen necesario redefinir algunos conceptos como el de "líneas de detención de vehículos", asociada al momento de dictarse la ley sólo a los pasos peatonales, lo que no se ajusta a la realidad.

En efecto, la actual redacción la define como aquella línea demarcada o imaginaria ubicada a no menos de un metro antes de un paso de peatones, la que tiende a sugerir que los vehículos deben esperar allí para acceder al cruce, con los problemas de visibilidad y, por ende, de seguridad que es de suponer.

Se propone una nueva redacción, definiéndola como "la línea que no debe ser sobrepasada por los vehículos que deban detenerse". De esta forma, la ley no impide que los vehículos puedan ubicarse en dichos espacios cuando no haya peatones utilizándo los, cuyo derecho preferente de paso no se ve alterado, pero mejora las condiciones de visibilidad, promoviéndose un paso seguro de los vehículos en la respectiva intersección.

Otra materia es la relativa a la indicación de semáforos. El proyecto propone coordinar las normas de la Ley de Tránsito al respecto, pues en algunos casos son confusas y con tradictorias con tratados internacionales sobre la materia, específicamente con la Convención Internacional de Señalización Vial de Viena, suscrita por nuestro país y publicada en el Diario Oficial el 24 de marzo de 1975, y que rige como ley de la República.

Así se eliminan de la Ley de Tránsito algunos conceptos cuya redacción da lugar a situaciones riesgosas.

La Comisión también estudió el tema relativo a las revisiones técnicas de vehículos. Se establece un calendario más racional y equitativo, de forma que los más nuevos sean revisados a intervalos mayores, ya que en la actualidad, y sin importar sus condiciones mecánicas, se revisan todos con la misma periodicidad. Es obvio que no todos están en iguales condiciones.

Asimismo, se tipifica como delito de acción pública la falsificación o adulteración del certificado de revisión técnica, cancelándose la licencia a quien hubiera participado en esta maniobra.

También se modifica la penalidad por conducir cualquier vehículo que carezca de revisión técnica, y que hoy se establece como infracción grave sólo para los vehículos de servicio público de pasajeros.

Se consagra un procedimiento para que los vehículos que no tienen su revisión técnica al día puedan transitar sólo para dirigirse a obtener dicha revisión, terminando así con un vacío en la ley actual.

También se analizaron las normas referidas al paso de peatones. A diario, se efectúan incontables maniobras de paso sobre la calzada, algunas de las cuales no se realizan en condiciones adecuados de seguridad.

La realidad vial demuestra la inconveniencia de pasos obligatorios de peatones en las intersecciones, zonas precisamente donde se produce la mayor cantidad de accidentes de tránsito que los afectan.

De acuerdo con lo propuesto, el paso de peatones, podría demarcarse en el lugar que resulte más idóneo desde el punto de vista de la gestión y la seguridad vial, restringiéndose el derecho preferente de los peatones a esta zona especialmente delimitada. Se recogen así exitosas experiencias extranjeras.

La irrestricta movilidad otorgada a los peatones en las intersecciones en la práctica no colabora para controlar el grave problema de accidentes de tránsito, por lo que se re emplaza dicho concepto por el de proveer pasos de peatones solamente en aquellos lugares en que un análisis técnico lo avale como medio de solucionar los graves problemas de seguridad y de congestión en las vías públicas.

Otra materia se refiere a la publicidad de los informes de los accidentes de tránsito. Se propone autorizar el acceso de instituciones de educación superior, de organismos fisca les y municipales, a los informes sobre accidentes de tránsito para fines de investigación, sin que les sea permitido darles otra publicidad.

Hasta ahora, esta información cae habitualmente bajo lo que se denomina el secreto del sumario, definido por las normas procesa les penales con ocasión de un accidente de tránsito. La ley actual carece de preceptos explícitos que definan que informes deben ser públicos, lo que, por cierto, impide la investigación y reflexión en torno del tema. Ello explica la escasa investigación de los organismos universitarios en el área de la seguridad vial, en la cual Chile ostenta como dijimos un triste récor a nivel internacional.

Asimismo, se penaliza con la pérdida de la licencia de conducir al que proporcione información falsa relativa a las circunstancias en que ocurran los accidentes.

En materia de infracciones, se concordó en revisar las infracciones o contravenciones gravísimas del artículo 197, particularmente la del número 6, que se define por el resultado y que dice: "cualquier infracción que provoque daños o lesiones". Por encontrarse sujeta a un juicio de reprochabilidad, civil o penal, se estimó adecuado eliminar esta infracción, pues penaliza un resultado básicamente aleatorio que no puede alterar su carácter.

Otra materia que fue preocupación de la Comisión es la relativa a los estacionamientos reservados y licitación de paraderos de taxis.

La ley N° 18.290 otorga a las municipalidades la facultad de autorizar paraderos de taxis, los que son definidos como de libre acceso. Entonces, si bien alguna vez esos espacios fueron bienes libres, económica mente hablando, hoy la realidad es muy distinta, debido a su escasez, y los usuarios establecen organizaciones informales que ad ministran privadamente un espacio público.

Para recoger esta preocupación se propone recurrir al mecanismo clásico de una economía de mercado, o sea, sobre la base de licitaciones y para los mejores empresarios. Se reemplaza la moción de paradero de taxis por la de estacionamiento de taxis, es decir, lugares de detención por más tiempo que el necesario para dejar o tomar pasajeros.

Otro punto que analizó la Comisión fue el de los estacionamientos reservados para re cintos militares, policiales y de Gendarmería. En este tipo de normas se corrige el error de haber establecido un régimen especial para tales situaciones en relación con los lugares de acceso principal a dicho recinto, el que se extiende al perímetro del mismo y cuya de limitación, a veces confusa, puede abarcar varios kilómetros. Se propone un sistema de área adyacente al acceso principal, permitiendo, por la vía de autorizaciones especia les, extenderlas a otras áreas que lo merezcan por razones de seguridad.

Otro asunto de interés fue el referido al artículo 108 de la Ley de Tránsito, que obliga a los conductores a detener sus vehículos ante todos los cruces ferroviarios. Se estimó que tal norma no reconoce los importantes progresos obtenidos en la señalización automática de cruces, la que hace innecesaria dicha maniobra, derogada en la Convención Internacional de Señalización de Viena, a cuyo texto debe ajustarse la actual normativa. También contiene una serie de modificaciones a numerosas otras disposiciones de la Ley de Tránsito, destinadas a corregir errores menores, imperfecciones, vacíos y contra dicciones que conspiran contra su eficiencia.

Así, diversas normas de dicha ley son más bien de carácter técnico en relación con los vehículos, no obstante que en ella misma se establecen atribuciones reglamentarias para dictarlas. Dados los adelantos de la tecnología automotriz, se hace necesario modificar las de tiempo en tiempo. Por lo tanto, se pro pone eliminarlas y entregarlas a la potestad reglamentaria, para adecuarlas con mayor oportunidad y prontitud a esos avances.

Con el objeto de privilegiar el desplazamiento de vehículos de alta tasa de ocupación, como son los de transporte público, en relación con el automóvil, se faculta a la autoridad competente para establecer pistas reservadas, penando como falta grave su uso indebido. Con ello priorizamos el transporte público, componente fundamental de la política de transporte del país.

Por otro lado, se aclara el sentido de la falta gravísima de conducir a exceso de velocidad. El proyecto propone, considerar sólo como infracción gravísima aquella que consiste en exceder los límites señalados en el artículo 150 que corresponden a 50 kilómetros por hora en zonas urbanas y a 100 kilómetros por hora en áreas interurbanas o rurales, dejando los demás excesos de velocidad como infracciones graves.

Acorde con lo anterior, se regulan las velocidades máximas en diversas clases de caminos, reduciéndolas de 100 a 80 kilómetros por hora en caminos ripiados, y a sólo 30 kilómetros por hora en pasajeros bidireccionales.

También se analizaron las normas relativas a las multas por infracción a la Ley de Tránsito, materia que va a ser preocupación fundamental del señor Diputado informante de la Comisión de Hacienda.

Al respecto, cabe señalar que, al menos en este proyecto, no se elevan las multas por infracciones a la Ley de Tránsito; por el contrario, algunas experimentan importantes rebajas. Pero lo más relevante en esta materia es que se establecen montos mínimos y máximos, con lo cual el juez de policía local tendrá mayor amplitud y flexibilidad para aplicar las infracciones en consideración a las diversas circunstancias en que se cometen.

La Comisión estimó que el proyecto no contiene normas de carácter orgánico constitucional o de quórum calificado.

De conformidad con el artículo 220 del Reglamento de la Corporación, la Comisión consideró asimismo que la proposición número 40 del artículo 1o del proyecto, que modifica el artículo 201 de la Ley de Tránsito y que se refiere a las sanciones pecunarias por infracciones o contravenciones a dicha normativa, debe ser conocida por la Comisión de Hacienda.

La Comisión conoció y discutió latamente 14 indicaciones presentadas por diversos señores parlamentarios. Rechazó once siete por unanimidad y dos por simple mayoría y aprobó tres.

En este aspecto, la Comisión tuvo especial preocupación de invitar, a los señores Diputados patrocinantes de las indicaciones, a fin de que participaran en su discusión e hicieran valer los fundamentos o ideas matrices de las mismas.

Dichas indicaciones en general, versaban sobre diversos aspectos. Por ejemplo, fueron rechazadas las relativas a vehículos de tracción humana, como bicicletas y otros similares; a la restricción vehicular; a menciones de licencias de conducir; al incentivo del uso de la bicicleta; a licencia de conducir; a la comercialización y uso de artefactos detectores de ondas sonoras; a vehículos de alquiler; a la obligación de usar tercera luz de freno en vehículos motorizados, porque ya está incorporada a la normativa vigente; asimismo a la obligatoriedad de licitación pública para los establecimientos que practiquen revisión técnica de vehículos motorizados y, por último, a la circulación y estacionamiento de vehículos.

Fueron aprobadas en forma unánime las referidas a la no aplicación de la pena de multa en caso de infracciones o contravenciones menos graves y leves, y a la obligatoriedad del uso de cinturones de seguridad en los buses interurbanos.

Asimismo, se aprobó una indicación sobre instalación de plantas de revisión técnica en cualquier lugar del país que acrediten su funcionalidad ante el Ministerio de Transportes y otra referida al uso de dispositivos gira torios intermitentes en los buses escolares.

Por último, solicito a los señores Diputados aprobar la idea de legislar, sobre este proyecto de ley, sin perjuicio de la discusión en particular de cada una de las disposiciones propuestas. La mayoría de éstas apuntan a resolver problemas importantes de regulación u ordenamiento del tránsito terrestre, y abordan con la mayor responsabilidad, el grave problema de los accidentes del tránsito que afecta a nuestro país.

Es todo cuanto puedo informar.

He dicho.

Pasa a presidir la sesión el Diputado señor Vicente Sota , en calidad de Presidente accidental.

El señor SOTA (Presidente accidental).-

Tiene la palabra el señor Diputado informan te de la Comisión de Hacienda.

El señor SABAG .-

Señor Presidente, en nombre de la Comisión de Hacienda paso a informar sobre este proyecto, de iniciativa de Su Excelencia el Presidente de la República, que modifica la ley N° 18.290, Ley de Tránsito, con el objeto de perfeccionarla en diversos aspectos.

La Comisión de Obras Públicas, Transportes y Telecomunicaciones dispuso en su informe que el N° 40 del artículo 1o del proyecto, que modifica el artículo 201 de la ley N° 18.290, debía ser analizado por la Comisión de Hacienda.

La norma propuesta fija nuevos montos a la escala de multas señaladas, estableciéndose un mínimo y un máximo en pesos nominales para cada una de las infracciones, dentro de cuyos rangos el juez de la causa determinará el monto específico que se aplicará al infractor.

Las multas propuestas por la Comisión son las siguientes:

1. Infracciones o contravenciones gravísimas, entre 15 mil y 24 mil pesos.

2. Infracciones o contravenciones graves, entre 13 mil y 15 mil pesos.

3. Infracciones o contravenciones menos graves, entre 6 mil y 13 mil pesos.

4. Infracciones o contravenciones leves, entre 2 mil y 6 mil pesos.

La Comisión aprobó por unanimidad este artículo en razón de la flexibilidad que otorga al juez para analizar la calidad de las situaciones correspondientes y aplicar la multa según el rango correspondiente.

El señor Ministro manifestó en la Comisión que era inadecuado consignar las multas en pesos nominales, puesto que, debido a la inflación éstas pierden su valor relativo en el transcurso del tiempo. Planteó, asimismo, que en el Honorable Senado se encuentra en tramitación un proyecto de ley sobre escuela de conductores y que legisla, en materia de multas, en términos más apropiados que la iniciativa en informe, ya que la cuantía de éstas es muy superior y se fija en unidades reajustables. La multa mínima fluctúa entre los 90 mil y los 124 mil pesos.

La Comisión aprobó el artículo 201 en la forma como viene en su informe, y se ha pedido que, una vez que el proyecto que está en el Senado llegue a las comisiones de Hacienda y de Obras Públicas y Transportes, se concuerde el valor de las multas. Como este es el primer trámite, en el segundo podrá plantearse una proposición concordada de las multas propuestas ahora con las que figuran en el proyecto sobre la escuela de conductores.

En consecuencia, pedimos que en esta oportunidad este proyecto sea aprobado en general y en estas condiciones.

Es cuanto puedo informar.

He dicho.

El señor SOTA (Presidente accidental).-

Tiene la palabra el honorable Diputado señor Galilea.

El señor GALILEA .-

Señor Presidente, sólo quiero hacer una consulta al Diputado informante de la Comisión de Hacienda, puesto que él plantea que en el Senado se encuentra en estudio un proyecto que dice relación con las multas.

Hay algunas infracciones establecidas en la Ley de Tránsito, en que, además de las multas de orden pecunario que se les aplica a quienes incurran en ellas, se les suspende su licencia.

Muchas veces he sido requerido por con ductores de distintas zonas del país, por lo general, vendedores que deben desplazarse en largas distancias, en el sentido de que, si bien están dispuestos, ante una infracción, a pagar probablemente una multa más alta, la suspensión de su licencia les provoca un problema objetivo en su trabajo.

Mi consulta es si el proyecto que se estudia en el Senado o algunas de las normas de que ha dado cuenta el Diputado señor Jara , consideran el problema que planteo; porque, de no ser así, sería bueno estudiar otro proyecto en ese sentido.

He dicho.

El señor PROKURICA .-

Señor Presidente, quiero hacer una consulta sobre el mismo tema.

El señor SOTA (Presidente accidental).-

Tiene la palabra Su Señoría.

El señor PROKURICA .-

Señor Presidente, entre las infracciones que se establecen, una de ellas se refiere al sello que indica que se ha cumplido con la revisión técnica. El señor Diputado informante manifestó que la sanción de suspensión se aplicará también a quien estuviere coludido en la falsificación del sello. Me imagino que se refiere al chofer. Pregunto si habrá sanción para el que comete este delito, además del chofer, siempre y cuando esté.

Me gustaría que nos informara.

El señor SOTA (Presidente accidental).-

Tiene la palabra el Diputado señor Jara para contestar las preguntas formuladas.

El señor JARA .-

Señor Presidente, con el mayor gusto.

Respecto de la consulta del Diputado señor Galilea en cuanto al problema que se crea en las actividades de ciertos conductores por la suspensión de sus licencias, la Comisión se ocupó del tema y discutió el punto. No obstante, se acordó no considerar excepciones de ese orden, porque se trata, precisamente, de que la norma sancione en forma muy drástica las infracciones a las leyes de tránsito. Se estimó que la suspensión de las licencia inhibe la comisión de conductas contrarias a esas normas. Se producen problemas, por cierto; pero el conductor tendrá que entender que no debe infringir las disposiciones del tránsito. Este proyecto quiere introducir principios de seguridad vial, con el objeto de que disminuyan los accidentes.

Sobre la pregunta relativa a la revisión técnica, debo señalar que, efectivamente, el proyecto y me parece que en el informe lo destaqué suficientemente sanciona a todas las personas que hayan participado directa o indirectamente en la adulteración o falsificación de los certificados se eleva esas acciones a la categoría de delito específico, con la suspensión de la licencia y con la pena correspondiente al delito. Además, a esas conductas se le da el carácter de delito de acción pública. Actualmente, como el certificado es emitido por particulares los encargados de hacer la revisión técnica el ilícito no tiene ese carácter. El proyecto considera que se incurre en la falsificación de un instrumento público, con lo cual queda debidamente protegida la seriedad y la solidez que debe tener el certificado de revisión técnica.

Por último, en cuanto a la pregunta formula da por el Diputado señor Arancibia , me da la sensación no escuché bien que decía relación con su inquietud de que la ley no sólo estableciera sanciones, sino que también promoviera la educación de las normas del tránsito.

El señor ARANCIBIA .-

El derecho de defensa...

El señor JARA .-

No está establecido en la Ley de Tránsito, sino en la ley de juzgados de policía local. Los infractores pueden acreditar sus dichos y producir prueba en contra del informe de Carabineros, cuyos funcionarios para estos efectos tienen el carácter de ministro de fe. Sin embargo, sus afirmaciones pueden ser desvirtuadas con otros medios probatorios, lo cual garantiza el adecuado proceso.

He dicho.

El señor SOTA (Presidente accidental).-

Tiene la palabra el Diputado señor Villouta.

El señor VILLOUTA .-

Señor Presidente, creo que ninguno de los Diputados presentes tuvo tiempo de estudiar más detenidamente el proyecto, por lo cual tengo algunas du das que ido sean aclaradas por el Diputado informante.

El inciso cuarto que se propone agregar el artículo 95 dispone en su primera parte: "El Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones deberá autorizar, a lo menos, una planta de revisión técnica por provincia.". Sabemos que hay plantas tipos A y B, pero desconocemos si la disposición se refiere a las máxima revisión de vehículos o alas de tipo B.

A mi juicio, la norma debería indicar que deben ser por lo menos las plantas tipo B, pues, aunque no conozco la situación de algunas provincias, he comprobado que en Malleco hay una planta A y dos B y que en otras comunas no existen, lo que ha provoca do el reclamo de los usuarios. Dado el alto costo de instalación de dichas plantas, a los empresarios les resulta difícil hacer la inversión.

Por otra parte, el inciso tercero que se agrega al artículo 99 dice: "No se podrán instalar señales que establezcan prohibiciones contempladas en esta ley." Me parece que esta redacción no es adecuada, pero es posible que cambie de opinión después de oír la respuesta del señor Diputado informante.

Con respecto a las enmiendas que se introducen al artículo 201, me extraña que los nuevos valores de las infracciones se hayan fijado en pesos, aunque no he visto si más adelante se señala algún tipo de reajuste anual. Si bien en estos momentos la inflación es relativamente baja, no es menos cierto que debemos estar preparados para la eventualidad de que por circunstancias anormales la inflación experimente un alza excesiva, lo que significaría, si no se ha establecido un sistema de reajustabilidad, que los valores de las multas queden totalmente desfasados de la realidad.

Habría sido mucho más práctico fijarlos en fracciones de unidad tributaria mensual o en unidades reajustables, de manera que se modifiquen de acuerdo con la realidad eco nómica del momento. Es indudable que esta norma puede perder efecto si las multas que dan desfasadas en sus montos.

En todo caso, si tengo oportunidad, volveré sobre el particular una vez que termine de revisar los antecedentes que acompañan el proyecto.

He dicho.

El señor SOTA (Presidente accidental).-

Están inscritos para intervenir la honorable Diputada señora Cristi y los Diputados señores Prokuriça , Munizaga, Elizalde y VieraGallo, a quienes solicito que sean breves, dado que el Orden del Día termina a las 12.30.

Tiene la palabra la Diputada señora Cristi.

La señora CRISTI .-

Señor Presidente, habría sido interesante estudiar más detenidamente el proyecto, porque yo también tengo una serie de dudas, algunas de las cuales podrán resultar extemporáneas, porque, a los mejor, se trata de materias que ya pueden estar incluidas en la Ley de Tránsito.

En especial, me preocupan los siguientes puntos: El Diputado informante se refirió a la cancelación de licencias para las personas que abandonan el lugar del accidente. Quiero saber si hay otros casos en que las licencias se cancelan. Por ejemplo, en la modificación a la Ley de Alcoholes, propusimos que se cancele la licencia de conducir a quienes provoquen accidentes graves por conducir en estado de ebriedad. Es decir, habría otras situaciones que ameritarían la aplicación de esta medida que no existe en la legislación actual.

Por otra parte, hay personas que nunca han sido sancionadas por infracciones de tránsito a quienes se les suspende la licencia por dos años por manejar a exceso de velocidad más de 100 kilómetros por hora ¿habrá, de acuerdo con esta iniciativa, alguna posibilidad de que, por sus buenos antecedentes se revoque esa sanción? ¿Será retroactiva esta ley? Lo consulto porque propone una velocidad máxima de 120 kilómetros por hora.

Este aumento de velocidad, ¿incluye camiones y buses?. Eso sería muy peligroso, especialmente en carretera. Ya lo es ahora. Lo observamos camino a Santiago, sobre todo en el caso de los camiones que tienen doble "trailer" y que circulan vacíos.

También me preocupan varias situaciones que tienen que ver con la autonomía municipal y los permisos que se deben obtener para modificar señalizaciones de tránsito; por ejemplo, los semáforos. Una municipalidad no puede instalarlos sin autorización del Ministerio de Transportes. Otros cambios re quieren la autorización de Vialidad.

En cuanto a la revisión técnica, los Diputados han hecho algunas consultas, a lo que quiero agregar que por la escasa autorización para plantas de revisión técnica que entiendo, de acuerdo con esta iniciativa no se aumenta conseguir el certificado de revisión técnica significa un drama; incluso hay personas que se quedan a dormir en la fila para lograrlo. También se ha detectado que hay plantas que hacen revisiones poco rigurosas y dan certificados adulterados. De hecho, basta mirar muchos vehículos para saber que no la habían obtenido, especialmente por la emanación de gases.

Otra materia que inquieta es la situación de los microbuses. En la Región Metropolitana, y en el país en general, hay un exceso de tránsito de buses, lo que impide a los particulares circular por las calles y avenidas, y no veo en este proyecto alguna disposición que implique reducirlo.

Otro punto se refiere al transporte escolar. Aparentemente, no se acogieron las disposiciones que propusimos; en especial, el registro. Entiendo que eso se aprobó en particular, pero el Senado pretende incluirlo en este proyecto. No sé qué ha hecho la Co misión al respecto.

En varios temas nos gustaría formular indicaciones. Por ello, quiero saber hasta cuándo se puede hacerlas llegar a la Comisión.

Por último, me parece muy interesante un artículo que prohíbe la existencia de artefactos que interfieran en los controles de velocidad.

Felicito a la Comisión por abocarse a este importante proyecto.

He dicho.

El señor SOTA (Presidente accidental).-

honorable Diputada, este proyecto tiene que volver a Comisión, ya que se le han formula do indicaciones. De manera que Su Señoría podrá plantear las que le parezcan pertinentes.

Tiene la palabra el honorable Diputado señor Prokuriça .

El señor PROKURICA .-

Señor Presidente, quedó resuelta mi duda.

El señor JARA .-

Señor Presidente, punto de Reglamento.

El señor SOTA (Presidente accidental).-

Tiene la palabra Su Señoría.

El señor JARA .-

Señor Presidente, simplemente quiero advertir a los señores Diputados que estamos en la discusión general y que el proyecto necesariamente volverá a Comisión.

Tengo la mejor disposición de responder todas las inquietudes, que me parecen muy atendibles. Eso forma parte de la discusión general del proyecto.

Reitero, es un proyecto muy importante. Por eso invito a todos los señores Diputados interesados a participar en la discusión particular, referida a ciertas normas específicas y a la diversidad de materias contenidas en esta normativa legal, la que realizará, en su segundo trámite reglamentario, la Comisión de Obras Públicas. Transparentes y Telecomunicaciones.

El señor SOTA (Presidente accidental).-

Tiene la palabra el honorable Diputado señor Eugenio Munizaga.

El señor MUNIZAGA .-

Señor Presidente, Chile tiene el triste récord de ser uno de los países con más altos índices de accidentes de tránsito, tanto en las carreteras como en los sectores urbanos.

Creo que gran responsable de este alto índice es nuestra legislación de tránsito. Al respecto, siempre he visto con preocupación el exceso de rigidez en las disposiciones del tránsito. Por ejemplo, en sectores con carrete ras pavimentadas, con bastante visibilidad y buenas bermas, se restringe la velocidad a 30, 50 ó 60 kilómetros por hora. En ese mismo momento se está incentivando al con ductor a no respetar las señales del tránsito.

Este es un fenómeno de común ocurrencia en nuestro país, y hago presente a los Diputados encargados del estudio de este proyecto en la Comisión, que valoren este hecho real y que, sin lugar a dudas, produce no sólo una situación vulnerable en las disposiciones legales del tránsito, sino que trae con sigo que la ciudadanía comience a acostumbrarse a vulnerarlas.

La segunda reflexión dice relación con la legislación existente en Chile para sancionar a los infractores a las reglas del tránsito.

Desde hace algunos años, se ha considerado que aquellos que son reincidentes deben pagar una multa superior y tener mayor penalidad, situación que me parece importante considerar y es lógico que así se haga. Pe ro, ¿por qué no se consideran también los casos de conductores que, a través de los años, no han tenido ningún tipo de infracciones del tránsito?

Considero que la misma forma en que se anotan las infracciones de quienes las come ten, debería hacerse para quienes tienen 3, 4, 5 o un número determinado de años sin cometer ninguna infracción, para que, en su momento, el juez de la Policía Local pueda considerar esta situación como una atenuante. Si legislamos en forma positiva, estimularemos a los conductores a no incurrir en infracciones a la legislación de tránsito, algunos con consecuencias tan peligrosas para la vida humana.

Por último, quiero hacer hincapié en un hecho que, día a día, está costando vidas humanas en nuestro país: la presencia de animales sueltos en carreteras y caminos rurales. Muchas veces, en forma indolente, se les deja pastar en zonas, incluso, áridas, sin valorar el costo de vidas humanas que puede tener su presencia en las vías públicas. Aun cuando en este proyecto se han hecho algunas modificaciones para perfeccionar las disposiciones legales en este sentido, creo que se debe ser lo más riguroso posible, dándole a la autoridad todas las atribuciones necesarias para confiscar y así eliminar este peligro que representan los animales sueltos en las carreteras.

En todo caso, señor Presidente, considerando el valioso aporte de esta Comisión a las disposiciones legales vigentes, concurriré con mi voto favorable a la aprobación del proyecto de ley.

He dicho.

El señor SOTA (Presidente accidental).-

Todos quisiéramos que, por lo menos, se aprobara en general, y para ello intentaremos votarlo a las 12.30. Como aún hay cuatro señores Diputados inscritos y sólo restan diez minutos, les rogaría que no se extendieran más allá de dos minutos y medio.

Tiene la palabra el Diputado señor Elizalde.

El señor ELIZALDE .-

Señor Presidente, creo que todos aprobaremos la idea de legislar, ya que se trata de una iniciativa destinada a perfeccionar la ley respecto de las diferentes situaciones que se van dando día a día en los accidentes del tránsito.

Sin embargo, debo destacar que está pendiente una serie de materias que, en su momento, debieron haber sido tratadas. Yo planteé, a lo menos, tres situaciones, y estoy reiterando la posibilidades de incorporarlas en el debate.

En primer lugar, una indicación relaciona da con los vehículos de alto tonelaje que ingresan a los pasajes y calles de las poblaciones, deteriorándolas y haciendo perder la inversión no sólo de los vecinos, sino también de los municipios o, eventualmente, del ministerio respectivo. Es una situación que se da día a día. Necesariamente la ley también debe precaverla y así cautelar los recursos de los particulares y especialmente los del Esta do, que cuesta tanto conseguir, especialmente por las dificultades financieras de los ministerios encargados de solucionar los problemas de pavimentación.

En ese sentido, mi indicación, que en su momento, contó con el patrocinio del Ejecutivo, tenía por finalidad impedir el deterioro del pavimento de pasajes y calles de las poblaciones por el ingreso de vehículos de 50 ó 60 toneladas de peso.

Asimismo, es necesario legislar para impedir que en los estrechos pasajes de las poblaciones se estacionen vehículos durante la noche, porque hacen propicia la comisión de actos delictivos. En consecuencia, solicito que esta materia se reestudie en Comisión y que, inclusive, pueda ser invitado el Ministro del ramo.

Hay una segunda situación. En la actualidad, en las grandes ciudades del mundo, los camiones de alto tonelaje no ingresan a las zonas urbanas. Existen estaciones de transferencia donde deben estacionarse, y desde ahí, distribuir la carga, porque hoy la inversión en infraestructura vial al interior de las ciudades, es absolutamente diferente de la que se hace en las carrete ras. En ese sentido, es una materia que debiera quedar contemplada en la normativa legal.

En tercer lugar, la ley tiene que ser fundamentalmente preventiva y no sólo sancionadora. Al respecto, también recojo las palabras del Diputado señor Arancibia . Sabido es que con el afán de obtener recursos en algunas partes del país, se permiten situaciones anómalas. Así, se dice: "Por tal o cual comuna circulen con cuidado". Yo conozco el caso de Ercilla, por la que transito por lo menos desde hace 20 ó 25 años. Cada vez que paso por allí me dice la gente: "Aquí el alcalde ha impartido la orden de que nadie se vaya sin un parte". Y éste se saca por cualquier razón, indiferente de que existe infracción o no.

Por otra parte, no me parece que la vía de la ordenanza municipal puedan modificarse disposiciones que deben quedar centralizadas en una sola mano. En este sentido, paso a referirme a las carreteras de alta velocidad. Si se determina en ellas una velocidad superior a la máxima existente en las zonas urbanas 100 kilómetros por hora como máximo, y tengo entendido que se aumentan a 120 ¿cómo es posible que en algunos tramos de determina da carretera aparezca de repente un disco " Pare " o "Disminuya la velocidad, a 30 ó 50 kilómetros"? Tampoco es posible dejar la misma velocidad máxima para un vehículo particular que para un camión o un vehículo de transporte colectivo. En esta materia también debe establecerse una diferenciación.

Por último, me parece que la hoja de vida del conductor es lo que debe primar cada vez que deba resolver si se suspende o no una licencia de conducir. Efectivamente, a veces, después de 20 ó 25 años de un ejercicio in maculado de la actividad de conductor basta un accidente para perder toda posibilidad de mantenerse en ella. Creo que la acumulación, por ejemplo de faltas leves debiera no significar la pérdida de la licencia.

Por eso, considero que el proyecto debe volver a la Comisión para su perfeccionamiento, y contribuiré a él, participando en todo lo que permita mi experiencia.

Anuncio mi voto favorable a la idea de legislar.

He dicho.

El señor ORTIZ .-

Pido la palabra, por una cuestión de Reglamento.

El señor ESTÉ VEZ (Presidente).-

Tiene la palabra Su Señoría.

El señor ORTIZ .-

Señor Presidente, como quedan tres minutos del Orden del Día, solicito que recabe la unanimidad de la Sala para prorrogarlo en 15 minutos más, a fin de que los Diputados inscritos podamos hacer uso de la palabra.

El señor ESTÉVEZ (Presidente).-

Señor Diputado, en estos tres minutos le corresponde usar de la palabra al Diputado señor Viera-Gallo, quien estaba inscrito, y luego, solicitaré la unanimidad en la forma plantea da por Su Señoría.

El señor VIERA-GALLO .-

Señor Presidente, en tres minutos resulta difícil referirse a un proyecto de ley tan casuístico y reglamentario, cuyas implicancias podemos hoy desconocer.

Quiero hacer una reflexión general. En el Parlamento hay varios proyectos de ley que tienden, con muy buena intención, a restringir la libertad individual en forma que, a veces, incluso, atenta o sobrepasa las normas constitucionales. No quiero referirme a cada uno de ellos, pero ayer dediqué todo el día a defender las libertades de las personas en contra de iniciativas que quieren conculcarlas.

Este proyecto no hace más que ir en esa misma dirección represiva. Además, como digo, es casuístico. Es tan absurdo, que fija los límites máximos de velocidad por ley. Habría que dictar una nueva ley para variar los límites de velocidad. Además tiene normas candorosas, como aquella que señala que se prohibe llevar abiertas las puertas de los vehículos cuando estén en movimiento, o abrirlas antes de su completa detención; se determina esto por ley. Son cosas completa mente absurdas.

El Diputado señor Arancibia ha planteado algo muy de fondo, y es que el conductor, frente a una acusación de haber infringido una norma del tránsito, se encuentra, en la práctica, en la indefensión.

Además, contiene normas inconstitucionales, porque se transfiere la responsabilidad penal, que es personal, al propietario del vehículo, aunque sea el conductor el que comete la infracción.

Por lo tanto, anuncio que con el Diputado señor Arancibia votaremos en contra de la idea de legislar. Si se llegara a aprobar, formularemos indicaciones e, incluso, nos reservamos el derecho de recurrir al Tribunal Constitucional respecto de aquellas normas que vulneran la libertad de las personas.

He dicho.

El señor ESTÉVEZ (Presidente).-

Someteré a votación el proyecto antes de que termine el Orden del Día.

El Diputado señor Ortiz ha solicitado prorrogar la sesión por quince minutos, para alcanzar a intervenir él y los Diputados señores Sabag y Jara .

En consecuencia, solicito la unanimidad para prorrogar el Orden del Día.

¿Habría acuerdo?

Varios señores DIPUTADOS.

-No.

El señor ESTÉVEZ (Presidente).-

No hay acuerdo.

El señor ORTIZ .-

Reglamento, señor Presidente.

El señor ESTÉVEZ (Presidente).-

Tiene la palabra Su Señoría.

El señor ORTIZ .-

Señor Presidente, según el Reglamento, podemos insertar nuestros discursos, pero y por eso reitero que recabe la unanimidad la afirmación del colega señor Viera-Gallo es muy grave para quienes hemos participado en la Comisión en la modificación de la Ley de Tránsito.

Solicito que recabe la unanimidad, porque quienes hemos trabajado en esta iniciativa, podemos contestar esas afirmaciones.

He dicho.

El señor ESTEVEZ (Presidente).-

Señor Diputado, entiendo su punto de vista; volverá a recabarla. No podría hacer otra cosa porque, de lo contrario, se vencerá el tiempo del Orden del Día, y ya no podría llamar a votación.

Solicito la unanimidad de la Sala para acceder a lo pedido por el Diputado señor Ortiz .

¿Habría acuerdo?

Varios señores DIPUTADOS.-

No.

El señor ESTÉVEZ (Presidente).-

No hay acuerdo.

En votación general el proyecto.

En virtud de lo dispuesto en el artículo 85 del Reglamento se inserta la siguiente intervención:

El señor ORTIZ .-

Señor Presidente, Honorable Cámara, en otras oportunidades he querido referirme a las dificultades que tiene el legislador para establecer ciertas leyes de beneficio para la comunidad, tarea especialmente ardua para quienes sostenemos nuestra visión de cambio ceñido a principios que van lejos más allá de las implicancias meramente lega listas. Sin embargo, los hombres comprometidos en la visión cristiana del mundo, por mandato de los principios que sustentan dicha doctrina y que procuramos sean consustanciales en nuestra vida total, buscamos con insistencia favorecer el bien común por sobre las prerrogativas individuales o sectoriales. Quizás en ocasiones pudiéramos parecer descaminados. Sin embargo, también se descaminan quienes con visiones y argumentos variados, algunos fundados otros no, en esencia intentan minimizar o distorsionar la legitimidad de algunas iniciativas, simplemente porque, según ellos, no se encuadran en la rigidez meramente legalista o jurídica.

Hecha esta digresión, debo señalar mi convencimiento de que esta iniciativa apunte en la dirección correcta y espero que con el aporte de otros parlamentarios se optimice, porque, sin lugar a dudas, tiene un fin loable: el resguardo de la vida de muchas personas, especialmente, las de aquellos que, tal vez por impericia, o quizás por desprecio de sí mismos, ponen en riesgo las suyas y las ajenas.

La Ley Nº 18.290, de Tránsito, contiene 221 artículos permanentes y 9 disposiciones transitorias. En dicha normativa se faculta a las municipalidades para dictar normas específicas que regulen el funcionamiento de los sistemas de tránsito en sus respectivas comunas. Tal autorización se debe sujetar al establecimiento de normas de carácter complementario de las emanadas del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones y no deben ser contradictorias con ellas.

El Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones, en virtud de las disposiciones que establece la ley N° 18.059, es el organismo encargado de proponer las políticas nacionales en materia de tránsito y de coordinar, evaluar y controlar su cumplimiento.

Corresponde a Carabineros de Chile y a los inspectores municipales supervisar el cumplimiento de las normas contenidas en la Ley de Tránsito y de aquellas que determine la autoridad de la Carta del ramo o las que dispongan las autoridades de las municipalidades, en su caso.

Con fecha 20 de mayo de 1993, el Gobierno del Presidente Aylwin sometió a la consideración de esta Cámara de Diputados un proyecto de ley que tiene por objeto introducir modificaciones a la ley N° 18.290, de Tránsito, con las cuales se persigue corregir diversas disposiciones e incorporar otras no consideradas en relación con el transporte terrestre.

La normativa vigente en materia de regulaciones del tránsito terrestre se encuentra en la mencionada ley N° 18.290. La dictación de dicho cuerpo legal, en el año 1984, significó un notorio avance para esa época, al establecer un régimen general para la concesión de licencias de conducir, crear el registro de conductores y regular de manera sistemática todas las materias relevantes.

También es preciso señalar que, desde el año 1984 hasta la fecha, se han creado nuevas tecnologías en materia de infraestructura y de seguridad viales, razón por la cual el Ejecutivo propuso este proyecto de ley con el fin de modernizar y mejorar las disposiciones de la actual Ley de Tránsito.

Para la redacción de este proyecto de ley, el Gobierno recibió opiniones de distintos sectores de la comunidad.

Se impartieron instrucciones a los secretarios regionales ministeriales de Transporte sobre la necesidad de recabar información acerca de los problemas que se producen con la aplicación de la actual Ley de Tránsito. Como fruto de dicho esfuerzo, se recopilaron opiniones tanto de expertos en la materia, destacados profesionales y profesores de instituciones de nivel superior como de organizaciones diversas de la comunidad representativas de actividades afines con la materia que se norma. Todos aportaron y sus ponencias fueron debidamente consideradas en el análisis que efectuó la Comisión relaciona dos con los diferentes temas, que reconozco son de suyo complejos. Se debatió amplia mente e insisto, todos los aspectos que se intentan regular fueron sometidos a la consideración de la comisión técnica que se formó para tal efecto. Esta fue integrada por profesionales de las áreas de ingeniería de transportes de las Universidades de Chile y Católica de Chile, del Ministerio de Justicia, de Carabineros de Chile, de los departamentos de Tránsito de las municipalidades de Santiago y de Providencia, del Automóvil Club de Chile y de la Unión Operativa de Control de Tránsito. Asimismo, se efectuó una consulta a la Asociación Nacional de Jueces y Secretarios-Abogados de Juzgados de Policía Local para recabar su autorizada opinión.

En consecuencia, el procedimiento seguido, junto con cautelar la necesaria participación de la comunidad, cuenta con la rigurosidad técnica que debe tener una ley que, más allá de ser conocida como Ley de Tránsito, reviste importancia para mejorar las condiciones de seguridad vial, aspecto en el cual nuestro país ostenta, ciertamente, un triste récor.

Finalmente, es menester destacar que, para una mejor comprensión del proyecto, el estudio de las modificaciones se hizo acápites agrupados por materia. Las principales modificaciones que se introducen en la Ley de Tránsito son: la participación en accidentes; subida y baja de vehículos; autorización de actividades deportivas en la vía pública; señalización de tránsito; línea de detención de vehículos; indicaciones de semáforos; revisión técnica de vehículos; paso de peatones; publicidad de los informes de accidentes; eliminación de infracción gravísima que se dispone en el número 6 del artículo 197; estacionamientos reservados y paraderos de taxis, y cruces ferroviarios.

Señor Presidente, estoy cierto de que esta no es la norma única que garantice el adecuado y atinado uso de las vías públicas. Queda mucho pendiente. Como educador estoy convencido de que la toma de conciencia del conductor sobre la tremenda responsabilidad que significa manejar un vehículo es un factor de extraordinaria gravitación en la eficacia que pueda alcanzarse con esta norma. También estoy seguro de que debemos mejorar los parámetros que regulan la construcción y mantenimiento de las calles y carrete ras del país, como otra variable susceptible de perfeccionamiento; no obstante, este proyecto de ley es un paso positivo. Por lo mismo, anuncio mi voto y el de mi bancada favorable.

He dicho.

Efectuada la votación en forma económica, por el sistema electrónico, dio el siguiente resultado: por la afirmativa, 45 votos; por la negativa, 3 votos. Hubo 7 abstenciones.

El señor ESTÉVEZ (Presidente).-

Aprobado en general el proyecto.

Votaron por la afirmativa los siguientes señores Diputados: Acuña, Ascencio, Aylwin (don Andrés), Cardemil, Correa, Cristi (doña María Angélica), De la Maza, Dupré, Elgueta , Elizalde, Espina, Fuentealba, Gajardo, García (don José), García-Huidobro, Gutiérrez, Huenchumilla , Hurtado, Jara, Jürgensen, Kuschel, Letelier (don Felipe), Longton , Luksic, Makluf, Melero, Montes, Moreira, Munizaga, Orpis, Ortiz, Palma (don Andrés), Pérez (don Aníbal), Pérez (don Víctor), Rebolledo, ( doña Romy), Reyes, Rodríguez, Sabag, Salas, Seguel, Tuma, Valenzuela, Venegas, Villouta y Zambrano.

Votaron por la negativa los siguientes señores Diputados: Arancibia, Prokuriça y Viera-Gallo.

Se abstuvieron los Diputados señores: Balbontín, Ceroni, Estévez, Galilea, Sota, Villegas y Martínez (don Gutenberg) .

El señor ESTÉVEZ (Presidente).-

Por haber sido objeto de indicaciones, vuelve a Comisión para segundo informe.

El proyecto fue objeto de las siguientes indicaciones: Al artículo 1° Numeral 111. Del señor Sabag "En cualquier comuna del país, se podrá instalar plantas de revisión técnica que acrediten su funcionalidad y que sean aprobadas como tales por el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones. Para ello, cualquier persona natural o jurídica podrá elevar la correspondiente solicitud a dicho Ministerio, el que deberá llamar a licitación pública de acuerdo con la reglamentación correspondiente.". 2. De los señores Sabag y Villouta

Numeral 13 3. De los señores Sabag y Villouta 4. De los señores Sabag y Villouta para agregar a continuación de la palabra "agentes", lo siguiente: "y la empresa que esté efectuando un trabajo en esa vía o la última que haya ejecutado las obras motivo de esas fallas o del mal estado".

Numeral nuevo

5. De los señores Elizalde y Hamuy "Agrégase el siguiente inciso segundo al artículo 168: "Se prohibe la circulación y el estacionamiento de los vehículos motorizados de carga, simples o con acoplado, con capacidad de carga superior a mil setecientos cincuenta kilógramos, vehículos motorizados destinados al transporte colectivo de personas y vehículos de carga, sea cual fuere su capacidad, en pasajes, pasajes ciegos y callejuelas de poblaciones, condominios y conjuntos habitacionales pertenecientes a zonas urbanas de carácter residencial.".".

Numeral nuevo

6. De los señores Elizalde , De la Maza , Dupré y Errázuriz "Agrégase el siguiente inciso segundo al artículo 181: "En los casos previstos en el inciso final del artículo 198, Carabineros procederá a notificar por carta certificada al propietario del vehículo, a la dirección señalada en el Certificado de Inscripción del Registro de Vehículos Motorizados. En este caso se presumirá la responsabilidad del infractor si no concurriere personal o debidamente representado a la audiencia para lo cual fue citado.".

Numeral 38

7. Del señor Sabag "c) Intercálase entre los números 18 y 19, el siguiente número 19, nuevo: "19. Botar o abandonar en las bermas o aceras de camino o calles, cigarrillos u otras materias que puedan causar combustión de cualquier tipo o contaminar el ambiente, tales como colillas, vidrios, plást cos, aceites o neumáticos.".".

8. De los señores Elizalde , De la Maza , Dupré y Errázuriz "En los casos de las infracciones de los números 6, 17, 18, 19, 22, 25, 28 y 30, si ellas fueren cometidas por un conductor de un vehículo destinado al servicio público de pasajeros o al transporte de carga y que no fuere el dueño, no se le aplicará pena alguna y no se anotará en el Registro Nacional de Conductores, salvo en los casos establecidos en el N° 5 del artículo 197. Las penas correspondientes a estos numerales serán de cargo del propietario del vehículo.".

El señor ESTÉVEZ (Presidente).-

Informo a la Sala que la sesión especial para analizar la situación de la salud en Chile tendrá lugar el próximo miércoles a las 10.30. La sesión fue solicitada por la Comisión de Salud y en el rendirá un informe sobre la materia. La Mesa fue facultada para fijar la hora de inicio.

En ese entendido, se hizo la consulta con el Ministro de Salud y después que nos confirmó que podrá estar presente se fijó esa hora.

El señor MELERO .-

Pido la palabra, señor Presidente.

El señor ESTÉVEZ (Presidente).-

Tiene la palabra Su Señoría.

El señor MELERO .-

Señor Presidente, dada la importancia del tema y en aras de una buena planificación, sería prudente suspender el trabajo de Comisiones, tal como lo hicimos cuando se celebró la sesión especial para tratar el tema de las drogas. De lo contrario, podríamos tener problemas de asistencia.

En segundo lugar, quiero preguntar si Su Señoría ha realizado alguna gestión para que la sesión sea transmitida por televisión.

El señor ESTÉVEZ (Presidente).-

Se han enviado comunicaciones a los canales de televisión en tal sentido; pero hasta el momento no hemos tenido una respuesta positiva.

Respecto de su primera proposición, pre fiero tratarlo en la reunión de Comités del próximo martes, para tener la seguridad de que la idea de suspender el trabajo de las Comisiones durante la mañana del próximo miércoles que yo comparto cuente con amplio respaldo. En todo caso, lo más probable es que se adopte ese acuerdo.

1.10. Segundo Informe de Comisión de Obras Públicas

Cámara de Diputados. Fecha 30 de julio, 1999. Informe de Comisión de Obras Públicas en Sesión 23. Legislatura 340.

?SEGUNDO INFORME DE LA COMISIÓN DE OBRAS PÚBLICAS, TRANSPORTES Y TELECOMUNICACIONES RESPECTO DEL PROYECTO DE LEY QUE INTRODUCE DIVERSAS MODIFICACIONES EN LA LEY Nº 18.290, EN MATERIA DE TRÁNSITO TERRESTRE.

BOLETÍN Nº 999-15-2.

HONORABLE CÁMARA:

Vuestra Comisión de Obras Públicas, Transportes y Telecomunicaciones pasa a informaros, en primer trámite constitucional y segundo reglamentario, acerca del proyecto de ley, iniciado en un mensaje de S.E. el Presidente de la República, que introduce diversas modificaciones en materia de tránsito terrestre.

Durante el estudio de este proyecto de ley, en su segundo trámite reglamentario, la Comisión contó con la asistencia y la colaboración del Secretario Ejecutivo de la Comisión Nacional de Seguridad de Tránsito, señor Milton Bertín Jones, y del juez de policía local y asesor de esa Comisión señor Carlos Varas Vildósola.

El proyecto de ley en estudio, aprobado en el primer trámite reglamentario, consta de tres artículos permanentes y un artículo transitorio, que se refieren a las siguientes materias:

El artículo 1º modifica la ley Nº 18.290, de Tránsito, en diferentes materias.

El artículo 2º deroga el artículo 1º de la ley Nº 13.937, por el cual se establece que los propietarios de los inmuebles o de sitios eriazos que hagan esquina dentro de los límites urbanos de su comuna deben mantener los letreros sobre señalización de tránsito.

El artículo 3º modifica el artículo 492 del Código Penal, referido a la responsabilidad de los conductores por los accidentes que ocurran en las esquinas.

Esta es una materia que fue modificada por la ley de Tránsito, en cuanto se establece que las esquinas no son el único lugar habilitado para el cruce de peatones; por lo tanto, con esta modificación se coordina lo relativo a la norma del Código Penal.

El artículo transitorio del proyecto de ley establece que “lo dispuesto en el artículo 79 bis de la ley de Tránsito entrará en vigencia a partir del 1 de enero de 1996, de acuerdo con las revisiones técnicas de los respectivos vehículos”.

Cabe hacer presente que el estudio de este proyecto de ley en segundo trámite reglamentario comenzó en junio de 1995, pero que al cabo de dos meses fue suspendido, debido a que en esa época se encontraba en tramitación en el H. Senado el proyecto de ley que modificaba la ley de Tránsito en materia de licencia de conducir y escuelas de conductores profesionales. Durante su tramitación en la Cámara Alta, en esa iniciativa se introdujeron muchas materias que excedían sus ideas matrices y que ya estaban consideradas en el proyecto sobre el cual recae este informe. El proyecto aprobado por el Congreso Nacional introdujo 59 modificaciones en la ley de Tránsito. En consecuencia, hubo que esperar que ese proyecto fuera publicado como ley de la República, lo que se hizo mediante la ley Nº 19.495, el 8 de marzo de 1997.

Ocurrido aquello, la Comisión se dio a la tarea de comparar el nuevo texto de la ley de Tránsito con el texto de este proyecto de ley que la H. Cámara de Diputados aprobó en primer trámite reglamentario el 13 de abril de 1995, al objeto de determinar las modificaciones que deberían introducirse para que entre todas las partes de la ley exista la debida correspondencia y armonía, sin perjuicio de debatir las numerosas indicaciones nuevas hechas presentes durante este segundo trámite.

En razón del trabajo de adecuación realizado por la Comisión, se propone suprimir muchas de las normas aprobadas en el primer informe y trasladar la ubicación de otras.

Habida consideración del tiempo transcurrido entre la aprobación en general (1995) y este segundo informe -período en el que ha cambiado parcialmente la composición de esta Cámara-, se ha considerado conveniente recordar dos cosas.

Primero, para el tratamiento de esta iniciativa en su primer trámite reglamentario, la Comisión acordó aplicar un método especial, consistente en analizar las modificaciones del articulado de la ley de Tránsito por materias, y no según el orden de los preceptos, que es lo habitual. Así, en el primer informe, las modificaciones planteadas se encuentran divididas en acápites agrupados por materias, aun cuando la parte normativa se presentó en orden correlativo. Las materias que aborda este proyecto de ley son las siguientes:

- participación en accidentes de tránsito;

- subida y bajada de vehículos;

- autorización de actividades deportivas en la vía pública;

- señalizaciones de tránsito;

- línea de detención de vehículos;

- indicaciones de semáforos;

- responsabilidad del propietario por mal estado del vehículo;

- evasión del lugar del accidente como delito;

- paso de peatones;

- publicidad de los informes de accidentes;

- infracciones y contravenciones;

- delitos y cuasidelitos;

- estacionamientos reservados y paraderos de taxis;

- estacionamientos en caminos y vías rurales;

- cruces ferroviarios;

- vehículos antiguos o de colección;

- límites de velocidad, y

- visibilidad en calles y vías.

En segundo lugar, habida consideración de la amplitud de las ideas matrices o fundamentales de este proyecto de ley –modificar la ley Nº 18.290, de Tránsito, con el fin de modernizarla, mediante la corrección de algunas materias y la incorporación de otras no consideradas-, la Comisión acordó, además, incorporar en su tratamiento la totalidad de los proyectos de ley, iniciados en mociones parlamentarias, cuyas ideas matrices coincidían con las del proyecto al que se incorporarían. Esas mociones son las siguientes:

a) Del ex Diputado señor Munizaga, en lo relativo a vehículos de tracción humana, tales como bicicletas, triciclos y otros similares. Boletín Nº 372-15.

b) De los Diputados señores Orpis, Ulloa, Melero, Correa, Leay y Coloma, y de los ex Diputados señores Bombal, Chadwick y Horvath, que establece restricción vehicular con el fin de reducir o evitar la contaminación ambiental y modifica el artículo 197 de la ley Nº 18.290, de Tránsito. Boletín Nº 489-15.

c) De los Diputados señores Ortiz y Velasco y del ex Diputado señor Dupré, en lo relativo a las menciones que debe contener la licencia de conducir. Boletín Nº 497-15.

d) Del ex Diputado señor Palestro, con el objeto de incentivar el uso de las bicicletas. Boletín Nº 537-15.

e) De los Diputados señores Barrueto y Aguiló y del ex Diputado señor Palestro, en lo relativo a la concesión de licencia de conducir. Boletín Nº 637-15.

f) De los Diputados señores Montes, Ojeda y Elgueta y de los ex Diputados señores Martínez, don Juan, y Tohá, en lo relativo a la comercialización y al uso de artefactos detectores de ondas sonoras. Boletín Nº 706-15.

g) De los Diputados señores Galilea, don José Antonio; Kuschel; García, don René y Vilches; de la Diputada señora Prochelle, y de los ex Diputados señores Álamos, Morales; Pérez, don Juan Antonio; Navarrete y Taladriz, para reemplazar el artículo 150 de la ley Nº 18.290, de Tránsito, en lo relativo a los límites máximos de velocidad. Boletín Nº 771-15.

h) De los Diputados señores Leay, Recondo, Coloma, Ulloa, Orpis, Bartolucci, Melero y Correa, y de los ex Diputados señores Bombal y Chadwick, para sustituir el artículo 18 de la ley Nº 18.290, de Tránsito, en lo relativo a la duración de la licencia de conducir. Boletín Nº 799-15.

i) De los Diputados señores Recondo; Pérez, don Víctor; Melero, Ulloa, Correa, Longueira, Masferrer, Leay y Orpis, y del ex Diputado señor Chadwick, con objeto de establecer estímulos a los conductores diligentes. Boletín Nº 801-15.

j) De los Diputados señores Longueira, Recondo; Pérez, don Víctor; Correa, Orpis, Leay, Melero y Coloma, y de los ex Diputados señores Bombal y Chadwick, con objeto de permitir a los propietarios de vehículos de alquiler aumentar la capacidad de pasajeros sentados. Boletín Nº 802-15.

k) Del ex Diputado señor Jara, don Octavio, para elevar a la calidad de delito la evasión del lugar del accidente. Boletín Nº 922-15.

l) De los Diputados señores Ulloa, Longueira, Montes; Pérez, don Víctor; Elgueta, Velasco, Recondo y Diputada señora Caraball, y de los ex Diputados señores Rojo y Cardemil, don Gustavo, con objeto de establecer la obligatoriedad de la tercera luz de freno en los vehículos motorizados. Boletín Nº 995-15.

m) Del Diputado señor Prokuriça y de los ex Diputados señores Pérez, don Ramón, y Álamos, para establecer el uso obligatorio del cinturón de seguridad en buses interurbanos. Boletín Nº 1.017-15.

n) De los Diputados señores Longueira, Masferrer, Bartolucci; Pérez, don Víctor; Ulloa, Coloma, Recondo y Melero, y de los ex Diputados señores Bombal y Chadwick, con la finalidad de establecer la obligatoriedad de realizar licitaciones públicas de establecimientos que practiquen revisiones técnicas de vehículos motorizados en todas las comunas del país. Boletín Nº 1.034-15.

o) De los Diputados señores Asencio; García, don René; Orpis, Longton y señoras Cristi y Prochelle, y de los ex Diputados señores Hurtado, Taladriz, Tohá y Valcarce, para modificar los artículos 71 y 79 de la ley Nº 18.290, de Tránsito, relativos a transporte escolar. Boletín Nº 1.200-15.

p) De los Diputados señores Errázuriz, Luksic, Encina, Ojeda, Montes y Moreira, y de los ex Diputados señores Elizalde, Balbontín, Makluf y Morales, para prohibir la circulación y el estacionamiento de vehículos de carga en los lugares que indica. Boletín Nº 1.291-15.

q) De las Diputadas señoras Cristi y Prochelle y de los Diputados señores García, don René; García, don José; Errázuriz; Galilea, don José Antonio, y Alvarez-Salamanca, y de los ex Diputados señores Ribera, Hurtado y Taladriz, para establecer velocidades máximas de circulación según las características de las vías. Boletín Nº 1.308-15.

r) Del Diputado señor Ulloa, con el objeto de prohibir a los camiones usar carros y remolques. Boletín Nº 2.193-15.

Para mejor comprensión de las modificaciones que se proponen, se ha elaborado un documento comparado, que contiene la ley de Tránsito, el proyecto de ley aprobado en primer trámite reglamentario y el texto de este informe que se somete a la consideración de esta Honorable Cámara.

ooooooo

I.- ARTÍCULOS QUE NO HAN SIDO OBJETO DE INDICACIONES NI DE MODIFICACIONES.

Se encuentran en esta situación:

En el artículo 1º, que modifica la ley Nº 18.290, de Tránsito, los siguientes números no han sido objeto de indicaciones ni de modificaciones:

Nº 3.- (anterior Nº 2). Artículo 34.

Nº 9.- (anterior Nº 8). Artículo 80.

Nº 11.- (anterior Nº 9). Artículo 82.

Nº 12.- (anterior Nº 10). Artículo 93.

Nº 14.- (anterior Nº 13.) Artículo 99.

Nº 15.- (sin cambio). Artículo 101.

Nº 17.- (anterior Nº 16). Artículo 105.

Nº 18.- (anterior Nº 17). Artículo 108.

Nº 19.- (anterior Nº 18.) Artículo 109.

Nº 20.- (anterior Nº 19.) Artículo 110.

Nº 22.- (anterior Nº 21). Artículo 114.

Nº 23.- (anterior Nº 22). Artículo 144.

Nº 24.- (anterior Nº 23). Artículo 149.

Nº 25.- (anterior Nº 24.) Artículo 150.

Nº 26.- (anterior Nº 25). Artículo 151.

Nº 28.- (anterior Nº 26). Artículo 158.

Nº 29.- (anterior Nº 27). Artículo 160.

Nº 30.- (anterior Nº 28). Artículo 161.

Nº 31.- (anterior Nº 29). Artículo 164.

Nº 32.- (anterior Nº 30). Artículo 167.

Nº 33.- (anterior Nº 31). Artículo 169.

Nº 34.- (anterior Nº 32. Artículo 172.

Nº 35.- (anterior Nº 33). Artículo 174.

Nº 39.- (anterior Nº 35). Artículo 187.

Nº 40.- (anterior Nº 36). Artículo 191.

El artículo 2º y el artículo 3º.

Por lo tanto, de conformidad con lo preceptuado en el inciso segundo del artículo 131 del Reglamento de la Corporación, cabe dar por aprobados reglamentariamente los preceptos señalados anteriormente, en razón de que no han sido objeto de indicaciones en la discusión del primer informe ni de modificaciones en el segundo.

ooooooo

II.- ARTÍCULOS CALIFICADOS COMO NORMAS DE CARÁCTER ORGÁNICO CONSTITUCIONAL O DE QUÓRUM CALIFICADO.

La Comisión estimó que el proyecto no contiene normas de esta índole.

ooooooo

III.- ARTÍCULOS SUPRIMIDOS.

1.- En el artículo 1º del proyecto, se suprimen, por unanimidad, los siguientes números:

Nº 9. (anterior Nº 7). Artículo 79 bis. (Indicación Nº 9).

Nº 13. (anterior Nº 11). Artículo 95. (Indicación Nº 11).

Nº 15. (anterior Nº 14). Artículo 100. (Indicación Nº 13).

Nº 48. (anterior Nº 41). Artículo 201 bis. (Indicación Nº 27).

Nº 48. (anterior Nº 42). Artículo 203 (derogado) (Indicación Nº 28).

Nº 48. (anterior Nº 43). Artículo 204 (derogado) (Indicación Nº 29).

Nº 49. (anterior Nº 45). Artículo 206 (derogado) (Indicación Nº 31).

Nº 49. (anterior Nº 46). Artículo 207 (derogado) (Indicación Nº 32).

Nº 50. (anterior Nº 47). Artículo 211 (Indicación Nº 34).

2.- El artículo transitorio del proyecto se suprime.

A continuación, se transcriben los textos de las indicaciones por las cuales se eliminan los números del artículo 1º señalados precedentemente y el artículo transitorio:

Indicación Nº 9.

9. Al número 9 (anterior Nº 7), referido al artículo 79 bis, nuevo.

*La Diputada señora Caraball y los Diputados señores Alvarado, Ceroni; Letelier, don Felipe; Muñoz, don Pedro; Van Rysselberghe, Vega y Venegas formularon una indicación para eliminar el número 9(7).

Es importante señalar que el número 9(7) del artículo 1º del proyecto aprobado en primer trámite reglamentario incorporaba un artículo 79 bis, nuevo, referido al uso del cinturón de seguridad en los buses que efectúen servicios interurbanos de transporte público de pasajeros.

El señor Bertín explicó que esta norma se elimina, en razón de que lo que se proponía mediante este número, referido a los cinturones de seguridad en los buses interurbanos de pasajeros, se incluyó en el artículo 79.

- Puesta en votación la indicación, es aprobada, sin debate, por la unanimidad de los Diputados presentes.

Indicación Nº 11.

11. Al número 13 (anterior Nº 11), referido al artículo 95.

*La Diputada señora Caraball y los Diputados señores Ceroni; Letelier, don Felipe; Muñoz, don Pedro; Van Rysselberghe y Venegas formularon una indicación para eliminar el número 13(11).

En el primer trámite reglamentario, se aprobó agregar, en el artículo 95, referido a la revisión técnica de vehículos motorizados, los siguientes incisos tercero y cuarto, nuevos.

“En cualquier comuna del país, se podrán instalar plantas de revisión técnica que acrediten su funcionalidad y que sean aprobadas como tales por el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones. Para ello, cualquier persona natural o jurídica podrá elevar la correspondiente solicitud a dicho Ministerio, el que podrá rechazarla mediante resolución fundada o aceptarla en un plazo de sesenta días.

El Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones deberá autorizar, a lo menos, una planta de revisión técnica por provincia. Para tal efecto, deberá efectuar una licitación pública en la forma que determine el reglamento.”

El señor Varas explicó que la indicación tiene por objeto eliminar este número, en razón de que el artículo 95, anterior a la dictación de la ley Nº 19.495, se refería a una materia diferente. En efecto, la ley Nº 19.495 modificó el artículo 95, el cual legisla sobre la homologación de vehículos; en cambio, el anterior se refería a las plantas de revisiones técnicas.

El señor Bertín reiteró que lo aprobado por la Comisión, en el primer trámite reglamentario, está referido a un precepto que ya no existe; en consecuencia, es necesario derogarlo.

- Puesta en votación la indicación, fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes.

Indicación Nº 13.

13. Al número 15 (anterior Nº 14), referido al artículo 100.

*La Diputada señora Caraball y los Diputados señores Ceroni; Letelier, don Felipe; Muñoz, don Pedro; Van Rysselberghe y Venegas formularon una indicación para eliminar el número 15(14).

Es necesario recordar que, mediante el número 15(14), se aprobó agregar un inciso segundo, nuevo, al artículo 100, del siguiente tenor:

"De los daños que se causen en accidentes en lugares con defectuosa o mal conservada señalización, o con pavimento en mal estado, será responsable el fisco o la municipalidad, en su caso, sin perjuicio de la responsabilidad que pudiere caberles a sus agentes."

El señor Varas señaló que esta materia se encuentra regulada en el inciso quinto del artículo 174, de acuerdo con la modificación dispuesta por la ley Nº 19.495. En el momento de discutirse el proyecto de ley, este número contenía una proposición novedosa y necesaria. Sin embargo, dicha materia ya se encuentra recogida en la ley. Agregó que el artículo 174 regula todo lo relacionado con las responsabilidades civiles. En consecuencia, es necesario eliminar el número 14, en razón de que incorpora en la ley de Tránsito una norma que ésta ya contempla, sin perjuicio de agregar en el artículo 174 la responsabilidad de los agentes municipales y fiscales.

- Puesta en votación la indicación, fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes.

Indicación Nº 27.

27. Al número 48 (anterior Nº 41), referido al artículo Nº 201 bis

*Los Diputados señores Alvarado; García, don René; Hernández y Van Rysselberghe formularon una indicación para eliminar el número 48(41), por el cual se agregaba un artículo 201 bis.

El señor Varas expresó que la materia consignada en el artículo 201 bis –incorporado en el primer trámite reglamentario- se encuentra tratada en los artículos 19 y 20 de la ley Nº 18.287, sobre procedimiento ante los juzgados de policía local; por lo tanto, es necesario eliminarlo de la ley de Tránsito.

Con el objeto de entender lo explicado anteriormente, es importante tener en cuenta que el artículo 19 señala que "Cuando se trate de una primera infracción y aparecieren antecedentes favorables, el juez podrá, sin aplicar la multa que pudiere corresponderle, apercibir y amonestar al infractor. Ello sin perjuicio de ordenar que se subsane la infracción, si fuere posible, dentro del plazo que el tribunal establezca.

Podrá absolver al infractor en caso de ignorancia excusable o buena fe comprobada.

Si se dictare sentencia absolutoria en materia de tránsito, el secretario del tribunal deberá entregar al denunciado un certificado en que consten dicha absolución y los datos esenciales de la denuncia." Y el artículo 20 dispone que "Si resultare mérito para condenar a un infractor que no hubiere sido antes sancionado, el juez le impondrá la pena correspondiente, pero si aparecieren antecedentes favorables, podrá dejarla en suspenso hasta por un año, declarándolo en la sentencia misma y apercibiendo al infractor para que se enmiende.

Si dentro de ese plazo este reincidiere, el fallo que se dicte en el segundo proceso lo condenará a cumplir la pena suspendida y la que corresponda a la nueva contravención o falta de que se le juzgue culpable.

No podrá suspenderse la pena en que se condene en los casos de infracciones calificadas de gravísimas o graves por la ley de Tránsito."

- Puesta en votación esta indicación, fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes.

Indicación Nº 28.

28. Al número 48 (anterior Nº 42), referido al artículo 203.

*Los Diputados señores Alvarado; García, don René; Hernández y Van Rysselberghe formularon una indicación para eliminar el número 48(42), por el cual se modificaba el artículo 203.

La indicación tiene por objeto eliminar el número 48(42), que agregó un inciso final, nuevo, al artículo 203, en razón de haberse derogado dicho artículo por la ley Nº 19.495.

- Puesta en votación esta indicación, fue aprobada, sin debate, por la unanimidad de los Diputados presentes.

Indicación Nº 29.

29. Al número 48 (anterior Nº 43), referido al artículo 204.

*Los Diputados señores Alvarado; García, don René; Hernández y Van Rysselberghe formularon una indicación para eliminar el número 48(43), por el cual se modificaba el artículo 204.

Es del caso señalar que, mediante el número 48(43), se le introdujeron modificaciones al artículo 204 en el primer trámite reglamentario, las cuales se referían a la cancelación de las licencias de conducir. Sin embargo, mediante la ley Nº 19.495 se derogó el artículo 204, por lo que no corresponde hacer ninguna modificación.

- Puesta en votación esta indicación, fue aprobada, sin debate, por la unanimidad de los Diputados presentes.

Indicación Nº 31.

31. Al número 49 (anterior Nº 45), referido al artículo 206.

*Los Diputados señores Alvarado Bertolino, Hernández y Van Rysselberghe formularon una indicación para eliminar el número 49(45), referido al artículo 206.

Es importante informar que, en el primer trámite reglamentario, mediante el número 49(45) se agregó un inciso tercero, nuevo, en el artículo 206. Sin embargo, el artículo 206 fue derogado por la ley Nº 19.495, por lo que no tiene sentido mantener la modificación. El contenido del artículo 206, derogado, se encuentra en el actual artículo 209 bis.

- Puesta en votación esta indicación, fue aprobada, sin debate, por la unanimidad de los Diputados presentes.

Indicación Nº 32.

32. Al número 49(anterior Nº 46), referido al artículo 207.

*Los Diputados señores Alvarado, Bertolino, Hernández, Van Rysselberghe y Vega formularon una indicación para eliminar el número 49(46), referido al artículo 207.

Es del caso señalar que el número 49(46), aprobado en el primer trámite reglamentario, perseguía sustituir el artículo 207, el cual fue derogado por la ley Nº 19.495, por lo que la indicación carece de sentido.

- Puesta en votación la indicación, fue aprobada, sin debate, por la unanimidad de los Diputados presentes.

Indicación Nº 34.

34. Al número 50 (anterior Nº 47), referido al artículo 211.

*Los Diputados señores Bertolino, Hernández, Van Rysselberghe y Vega formularon una indicación para eliminar el número 50(47), referido al artículo 211.

Es del caso informar que el número 50(47) reemplazó, en el primer trámite reglamentario, al número 2 del artículo 211. Sin embargo, el mismo texto fue contemplado en el número 2, nuevo, del nuevo artículo 211, dictado por la ley Nº 19.495. En consecuencia, carece de sentido la norma aprobada por el número 50(47).

- Puesta en votación esta indicación, fue aprobada, sin debate, por la unanimidad de los Diputados presentes.

El artículo transitorio del proyecto se elimina, mediante la indicación que contiene el siguiente texto:

Indicación Nº 36.

36. Al artículo transitorio del proyecto.

*Los Diputados señores Bertolino, Hernández, Van Rysselberghe y Vega formularon una indicación para eliminar el artículo transitorio del proyecto de ley.

Es preciso indicar que el artículo transitorio del proyecto de ley estableció que “lo dispuesto en el artículo 79 bis de la ley de Tránsito entrará en vigencia a partir del 1 de enero de 1996, de acuerdo con las revisiones técnicas de los respectivos vehículos”. En consecuencia, la norma es absolutamente extemporánea.

- Puesta en votación esta indicación, fue aprobada, sin debate, por la unanimidad de los Diputados presentes.

ooooooo

IV.- ARTÍCULOS MODIFICADOS.

En este trámite reglamentario, se han modificado los siguientes números del artículo 1º del proyecto de ley:

Nº 1.- Artículo 2º. (Indicación Nº 1).

Nº 4.- (anterior Nº 3). Artículo 35. (Indicación Nº 3).

Nº 6.- (anterior Nº 4). (Indicación Nº 6).

Nº 7.- (anterior Nº 5). Artículo 71. (Indicación Nº 7).

Nº 8.- (anterior Nº 6). Artículo 79. (Indicación Nº 8).

Nº 13.- (anterior Nº 12). Artículo 98. (Indicación Nº 12).

Nº 21.- (anterior Nº 20). Artículo 111. (Indicación Nº 15).

Nº 38.- (anterior Nº 34). Artículo 186. (Indicación Nº 19).

Nº 44.- (anterior Nº 37). Artículo 197. (Indicación Nº 23).

Nº 45.- (anterior Nº 38). Artículo 198. (Indicación Nº 24).

Nº 46.- (anterior Nº 39). Artículo 199. (Indicación Nº 25).

Nº 47.- (anterior Nº 40) Artículo 201. (Indicación Nº 26).

Nº 48.- (anterior Nº 44). Artículo 205. (Indicación Nº 30).

Texto de las indicaciones que contemplan números modificados en el artículo 1º del proyecto.

Indicación Nº 1.

1. Al número 1, referido al artículo 2º.

* Los Diputados señor García, don René; Longueira; Letelier, don Felipe; Rocha y los ex Diputados señores Taladriz, Hurtado y Tohá formularon una indicación para incorporar, en el artículo 2ª de la ley de Tránsito, la siguiente definición:

“Pista “no bus”: espacio de la calzada destinado al uso exclusivo de vehículos particulares. Dicho espacio será el resto de la calzada donde se establezcan una o más pistas “sólo bus”. Podrá ser utilizada por vehículos de locomoción colectiva sólo para acceder a una propiedad aledaña, para virar o, excepcionalmente, por motivos de emergencia.”

El señor Bertín señaló que parece atractivo estatuir un principio de equidad respecto de la norma que establece la pista “sólo bus”. Sin embargo, la equidad no debe establecerse en consideración al número de vehículos, sino a la cantidad de pasajeros. Precisamente, la política de transporte consiste en privilegiar el transporte de pasajeros. Es importante indicar que en la Avenida B. O’Higgins, en Santiago, el 90% de los pasajeros transita por la pista “sólo bus”, y sólo el 10% restante por las pistas de automóviles. Por lo tanto, mirado desde el punto de vista social, lo que tiene sentido es dar preferencia a los medios de transporte masivos.

- Puesta en votación la indicación, fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes.

Indicación Nº 3.

3. Al número 4 (anterior Nº 3), referido al artículo 35.

*La Diputada señora Caraball y de los Diputados señores Alvarado, Ceroni, Hernández; Letelier; don Felipe; Muñoz, don Pedro; Van Rysselberghe, Vega y Venegas formularon una idicación para intercalar, entre el vocablo “arrendamientos” y la coma (,) que le sigue, la expresión “con opción de compra”.

El señor Bertín explicó que la indicación se refiere al “leasing” y tiene como objetivo que este tipo de contratos se anoten al margen de la inscripción de dominio en el Registro de Vehículos Motorizados, para hacer efectiva la responsabilidad del arrendatario en caso de accidente y no hacer responsable al dueño. La compañía de “leasing” no tiene control sobre los vehículos arrendados, por lo que no puede tomar las providencias necesarias para evitar que se cometan infracciones o delitos. Agregó que, al trasladar la responsabilidad hacia el arrendatario, se establece un mecanismo en virtud del cual la empresa comienza a tener interés en la tasa de accidentes en la que sus vehículos participan. Agregó que esta norma es compatible con la aprobada en el primer trámite reglamentario que añadió un inciso final, nuevo, en el artículo 174.

El señor Varas señaló que es necesario aclarar que, para que la responsabilidad se traslade del dueño al usuario, el arrendamiento debe ser con opción de compra. La norma no se refiere a los arrendamientos de vehículos por días o por horas –como los de las empresas Rent a Car y similares-, ya que, en esos casos, resulta imposible trasladar la responsabilidad infraccional.

Además, con esta modificación, el arrendador no necesita preocuparse de la calidad de los conductores de la empresa arrendataria con opción de compra.

- Puesta en votación la indicación, fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes.

Indicación Nº 6.

6. Al número 6 (anterior Nº 4).

*La Diputada señora Caraball y los Diputados señores Alvarado, Ceroni, Letelier, Muñoz, don Pedro; Van Rysselberghe, Vega y Venegas formularon una indicación para eliminar el guarismo “74” y la coma (,) que lo precede.

Mediante el número 6(4), se derogaron los artículos 64, 65, 66, 67, 68, 69, 70, 74, 75 y 76 de la ley de Tránsito.

La indicación persigue eliminar de dicha enumeración el artículo 74, para luego reemplazar su texto por uno nuevo.

- Puesta en votación la indicación, fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes.

Indicación Nº 7.

7. Al número 7 (anterior Nº 5), referido al artículo 71.

*La Diputada señora Caraball y los Diputados señores Ceroni; García, don René; Hernández; Letelier, don Felipe; Muñoz, don Pedro; Pareto, Salas, Vargas, Vega y Venegas formularon una indicación para sustituir el número 7 del artículo 1º del proyecto de ley por el siguiente:

7). Reemplázase el inciso segundo del artículo 71 por el siguiente:

“Sólo los vehículos de emergencia y los demás que determine el reglamento que se dicte podrán o deberán estar provistos de dispositivos luminosos, fijos o giratorios, y su uso se sujetará a lo que el reglamento respectivo determine.”

El señor Varas explicó que el objeto de esta modificación es no dejar establecido en la ley el tema de los colores de las balizas que deben o pueden utilizar determinados vehículos, en razón que es una materia técnica, la cual debe ser fácil de modificar, según avance la tecnología. El reglamento es el que deberá establecer cuáles son los vehículos y el tipo de balizas que podrán o que deberán usar. Incluso la regulación de las balizas de los vehículos escolares deberán incorporarse en el reglamento.

El señor Bertín explicó que con el tiempo han aparecido muchos vehículos que necesitan tener balizas. Por tal motivo, se ha estimado necesario que estos elementos queden establecidos en el reglamento, el que se deberá dictar para tal efecto. Con el precepto propuesto, se evita que, cada vez que aparezca un nuevo tipo de vehículo que necesite baliza, haya que modificar la ley. Incluso, la maquinaria que trabaja en obras camineras deberá usar baliza y, para no hacer excepciones, los vehículos de transporte escolar deben quedar incorporados en el reglamento.

- Puesta en votación la indicación, fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes.

Indicación Nº 8.

8. Al número 8 (anterior Nº 6). Reemplaza el artículo 79.

Es preciso señalar que, mediante el número 8(6), aprobado en el primer trámite reglamentario, se sustituyó el artículo 79 vigente, que dispone cuáles son los elementos que deben tener los vehículos motorizados, según su tipo y clase, por el siguiente:

“Artículo 79.- El uso del cinturón de seguridad será obligatorio para los ocupantes de los asientos delanteros, en automóviles, camionetas, camiones y similares.

Los vehículos de transporte escolar deberán tener cinturón de seguridad para cada pasajero y su uso será obligatorio.”

*La Diputada señora Caraball y los Diputados señores Alvarado, Ceroni; Letelier, don Felipe; Muñoz, don Pedro; Van Rysselberghe, Vega y Venegas formularon una indicación para modificar, el artículo 79, inciso primero, en la siguiente forma:

a) Para intercalar, en el inciso primero, entre las palabras “asientos delanteros” y la coma (,) que les sigue, la frase “y de todo otro asiento en que dicho cinturón esté instalado”, y

b) Incorporar en el inciso primero la palabra "buses", precedido de una coma (,), a continuación del vocablo "camiones".

El señor Bertín explicó que esta norma se refiere a la necesidad de introducir el uso obligatorio del cinturón de seguridad en los asientos que los tengan incorporados. Recalcó que no se refiere a todos los asientos, sino solamente a aquellos que lo traen de fábrica. Los vehículos más antiguos no tienen cinturón de seguridad en los asientos traseros y la experiencia ha demostrado que los cinturones hechizos presentan más problemas que beneficios.

Agregó que la autoridad administrativa goza de la potestad reglamentaria para decir qué asientos llevan cinturón. Por lo tanto, en la ley no debe quedar más que una simple norma que señale que, si el asiento que una persona ocupa tiene cinturón, ésta debe utilizarlo, sin importar si se trata de un asiento delantero o trasero.

Además, esta indicación no afecta la ya aprobada, referida al cinturón de seguridad en vehículos de escolares.

El Diputado señor Venegas planteó que, de aprobarse la indicación que incorpora a los buses en el inciso primero del artículo 79, se les exija el cinturón de seguridad sólo a los vehículos de transporte interurbano de pasajeros que los tienen instalados originalmente de fábrica y no a los que no los tienen. De lo contrario, se instalarán cinturones hechizos, los que, según lo planteado por el señor Bertín, ofrecen más problemas que beneficios.

*La Diputada señora Caraball y los Diputados señores Ceroni; García, don René Manuel; Hernández; Letelier, don Felipe; Muñoz, don Pedro; Pareto, Salas, Vargas, Vega, Venegas y Walker, don Patricio, formularon una indicación para agregar los siguientes incisos tercero y cuarto, nuevos, en el artículo 79 aprobado por el número 8(6):

“Se prohíbe el traslado de menores de diez años en los asientos delanteros en automóviles, camionetas, camiones y similares, excepto en aquellos de cabina simple. Recaerá en el conductor la responsabilidad del cumplimiento de esta norma.

Los conductores serán responsables, asimismo, del uso obligatorio de sillas para niños, arneses o cojines adaptadores para los menores de diez años que viajen en los asientos traseros de los vehículos.”

Los Diputados patrocinantes de la indicación señalaron que con ella se busca evitar muertes y lesiones graves ocurridas en accidentes de tránsito, mediante la complementación de las normas aprobadas por la Comisión referentes al uso obligatorio del cinturón de seguridad. Agregaron que esta indicación ha sido conversada con el Ministro de Transportes y Telecomunicaciones y con el señor Bertín, quienes le han dado su apoyo.

Informaron que, en el caso de las muertes de menores de 14 años en Chile, el 37% se produce en accidentes de tránsito. Lo más dramático es que, entre 0 y 1 años de edad, las muertes en accidentes de tránsito son del 14,5%.

En consecuencia, es importante incorporar normas adoptadas por los países desarrollados respecto del tránsito vehicular. Algunos países de América Latina ya las han incorporado, con excelentes resultados. En el caso de un bebé, deberá ocupar una silla. En el de un niño de seis o siete años, un cojín acomodador entre el cinturón y el asiento.

El señor Bertín comentó que, de aprobarse la indicación, sería la primera vez que los niños aparecerían como tales en la Ley de Tránsito, lo cual es muy interesante, por cuanto constituyen un grupo de usuarios especiales.

- Puesta en votación la indicación, fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes.

*Posteriormente, el Diputado señor García, don René, formuló una indicación para modificar la indicación anterior, en el sentido de agregar, en el inciso tercero, nuevo, que se incorporó en el artículo 79, entre las palabras “cabina simple” y el punto seguido (.) que las sucede, la expresión “y de cabina y media” y reemplazar, en los incisos tercero y cuarto, nuevos, las palabras “diez” por “seis”.

El señor Bertín expresó no tener claro si las camionetas de cabina y media deben llevar elementos de seguridad en todos sus asientos. Agregó que esta materia es un tema claramente técnico, que es necesario analizar. Si después de un estudio que se haga sobre la materia, se determina que los asientos traseros deben llevar cinturones de seguridad, se deberá contemplar en el reglamento y se exigirá, por lo tanto, en las revisiones técnicas.

Varios señores Diputados señalaron estar de acuerdo con la rebaja propuesta, ya que la edad de diez años de que hace mención la indicación aprobada es muy elevada. Consideraron, además, que a los seis años un niño tiene el tamaño suficiente como para viajar en los asientos delanteros de los vehículos y quedar firmemente sujeto con el cinturón de seguridad. Asimismo, es muy posible que un niño de seis años ya no tenga que usar sillas especiales, arneses ni cojines adaptadores.

- Puesta en votación la indicación, fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes.

Indicación Nº 12.

12. Al número 13 (anterior Nº 12), referido al artículo 98.

*La Diputada señora Caraball y los Diputados señores Alvarado; Letelier, don Felipe; Muñoz, don Pedro; Van Rysselberghe y Venegas formularon una indicación para eliminar el siguiente inciso tercero, nuevo:

“La falsificación o adulteración del certificado de revisión técnica o de gases constituirá delito de acción penal pública.”

El señor Varas señaló que la indicación tiene por objeto eliminar el inciso tercero, nuevo, incorporado en el artículo 98 por el número 12, en el primer trámite reglamentario, en razón de que esa norma pasó a consignarse como letra h) del artículo 196 A bis, ya que en dicho artículo se recogieron todos los delitos de la ley de Tránsito.

- Puesta en votación la indicación, fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes.

Indicación Nº 15.

15. Al número 21 (anterior Nº 20), referido al artículo 111.

*La Diputada señora Caraball y los Diputados señores Alvarado, Ceroni; García, don René; Hernández; Letelier, don Felipe; Vega y Venegas formularon una indicación para intercalar, en la letra c), entre los vocablos “va” y “encender”, la preposición “a”.

La indicación tiene por objeto corregir sólo un aspecto formal.

- Puesta en votación esta indicación, fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes.

Indicación Nº 19.

19. Al número 38 (anterior Nº 34), referido al artículo 186.

*La Diputada señora Caraball y los Diputados señores Alessandri; García, don René; Letelier, don Felipe, y Pareto formularon una indicación para sustituir, en el inciso quinto, nuevo, las palabras "Intendente de Seguros" por la expresión "Superintendente de Valores y Seguros".

- Puesta en votación la indicación, fue aprobada, sin discusión, por la unanimidad de los Diputados presentes.

Indicación Nº 23.

23. Al número 44 (que era Nº 37), referido al artículo 197.

*La Diputada señora Caraball y los Diputados señores Pareto; García, don René, y Letelier, don Felipe, formularon una indicación para modificar el número 44 (37), referido al artículo 197, en la siguiente forma:

a) Reemplazar la letra a) por la siguiente:

"a) Sustituir el número 2 por el siguiente:

"2.- No respetar la luz roja de la señales luminosas del tránsito, la señal "PARE", las señales de un cruce ferroviario o la señal "CEDA EL PASO", siempre que en este último caso la infracción haya originado un accidente de tránsito;".

b) Reemplazar el punto final (.) del número 3, nuevo, por un punto y coma (;).

c) Suprimir las letras c), d) y e).

- Puesta en votación la indicación, fue aprobada, sin debate, por la unanimidad de los Diputados presentes.

*Posteriormente, la Diputada señora Caraball y los Diputados señores García, don René; Letelier, don Felipe, y Salas formularon una nueva indicación, para modificar el artículo 197 de la siguiente forma:

Intercálase, en el artículo 197, el siguiente número 4, nuevo, pasando los actuales números 4, 5 y 6 a ser 5, 6 y 7, respectivamente:

“4.- Sobrepasar la línea continua, adelantar por la berma o por donde la demarcación o las señales lo prohíban, o en las situaciones previstas en los números 1 y 2 del artículo 126.”

El señor Varas expresó su complacencia respecto de la indicación presentada por los señores Diputados, por cuanto es indispensable considerar como gravísimo el adelantamiento en zonas prohibidas, sobrepasando el eje central de la calzada. Se trata de un adelantamiento tremendamente peligroso. El adelantamiento en curvas, cimas o sobrepasando la demarcación de línea continua constituye una frecuente causa de accidentes, casi siempre con fatales consecuencias. Por ello, se propone que la infracción tenga el carácter de gravísima, con pena de suspensión de licencia.

- Puesta en votación la indicación, fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes.

Indicación Nº 24.

24. Al número 45 (anterior Nº 38), que modifica el artículo 198.

*La Diputada señora Caraball y los Diputados señores García, don René; Letelier, don Felipe; Pareto y Vega formularon una indicación para sustituir su letra a) por la siguiente:

“a) Reemplázase el número 2 por el siguiente:

“2.- Infringir lo dispuesto en el artículo 79, sobre uso obligatorio del cinturón de seguridad;”

El señor Varas propuso eliminar de la indicación la frase “sobre uso obligatorio del cinturón de seguridad”, debido a que en el artículo 79 se establecen las normas relativas al cinturón de seguridad.

- Puesta en votación la indicación, fue aprobada, con la eliminación de la frase "sobre uso obligatorio del cinturón de seguridad”, por la unanimidad de los Diputados presentes.

*La Diputada señora Caraball y los Diputados señores García, don René; Letelier, don Felipe, y Salas formularon una indicación para modificar el artículo 198 de la siguiente forma:

1) Sustitúyese el número 4 del artículo 198 por el siguiente:

“4.- Adelantar a otro vehículo fuera de los casos establecidos en el número 4 del artículo anterior;”

2) Elimínanse, en el número 8 del artículo 198, los términos “número segundo del”.

d) Incorporar la siguiente letra d), nueva, pasando la letra c) a ser e):

d) Reemplazar el número 24 por el siguiente:

“24.- Conducir un vehículo cuya placa patente no esté perfectamente visible;”

El señor Varas informó que existe un decreto reglamentario de 1980 que establece todas las características que debe tener la placa patente. Entre ellas, se señala que la placa patente debe estar perfectamente visible, sin que nada la oculte.

La Diputada señora Caraball opinó que, respecto de la norma propuesta, habría que establecer la intencionalidad del conductor para castigar esta situación. Es bastante diferente transitar por un camino con barro, en que, como producto de ello, la placa patente quede poco visible, a “camuflar” o tratar de ocultar a propósito la placa patente.

*El Diputado señor Salas propuso, a raíz de lo planteado por la Diputada señora Caraball, sustituir la expresión “no esté perfectamente visible” por la frase “haya sido intencionalmente ocultada”.

- Puesta en votación la indicación, con la modificación propuesta, fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes.

*La Diputada señora Caraball y los Diputados señores García, don René; Letelier, don Felipe, y Salas formularon la siguiente indicación:

-Agregar la siguiente letra f), nueva, pasando las letras g), h), i) y j) a ser i), j), k) y l), respectivamente:

“f) Sustitúyense, al final del número 27, la coma (,) y la conjunción “y” por un punto y coma (;)”.

-Sustituir la letra d), que pasa a ser g), por la siguiente:

“g) Sustitúyense, al final del número 29, la coma (,) y la conjunción “y” por un punto y coma (;)”.

-Sustituir, en el número 30, incorporado por la letra e), que pasa a ser h), el punto final (.) por un punto y coma (;)”.

-Sustituir en el número 32, incorporado por la letra g), que pasa a ser j), el punto final (.) por un punto y coma (;)

- Puesta en votación la indicación, fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes.

*Los Diputados señores García, don René; Rocha; Letelier, don Felipe; y Longueira y los ex Diputados señores Hurtado y Taladriz, formularon una indicación para incorporar el siguiente número 33, nuevo, pasando los actuales números 33, 34 y 35 a ser 34, 35 y 36, respectivamente:

“33. Usar ilícitamente una pista “no bus”;”

- Puesta en votación la indicación, fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes.

*La Diputada señora Caraball y los Diputados señores García, don René; Letelier, don Felipe, y Salas formularon la siguiente indicación:

-Sustituir, en el número 35, la coma (,) y la conjunción “y” por un punto y coma (;)”.

-Sustituir, en el número 36, el punto final (.) por una coma (,) seguido de la conjunción "y";

-Incorporar el siguiente número 37, nuevo:

“37.- Arrojar desde un vehículo cigarrillos u otros elementos encendidos.”

-Sustituir el inciso final del artículo 198 por el siguiente:

“En los casos de las infracciones de los números 6, 17, 19, 22, 25, 28 y 30, si ellas fueren cometidas por un conductor de un vehículo destinado al servicio público de pasajeros o al transporte de carga y que no fuere el dueño, no se le aplicará pena alguna y no se anotará en el Registro Nacional de Conductores. Las penas correspondientes a estos números serán de cargo del propietario del vehículo.”

El señor Bertín explicó que, respecto de esta última norma, Carabineros debe citar por carta certificada al propietario del vehículo, de acuerdo con la disposición aprobada en el artículo 181. La multa se puede cobrar en el momento de renovar el permiso de circulación.

- Puesta en votación esta indicación, fue aprobada, sin discusión, por la unanimidad de los Diputados presentes.

Indicación Nº 25.

25. Al número 46 (anterior Nº 39), referido al artículo 199.

*Los Diputados señores Alvarado; García, don René; Hernández y Van Rysselberghe formularon una indicación para introducir las siguientes modificaciones en el número 46(39):

a) Reemplazar la letra b) por la siguiente:

“b) En el número 18, suprímese la frase “o cruzar cualquier vía o calle fuera del paso para peatones” y sustitúyense la coma (,) y la conjunción “y” por un punto y coma (;).”

b) Agregar la siguiente letra c), nueva:

“c) Reemplázase, en el número 19, el punto final (.) por una coma (,), seguida de la conjunción “y”.”

- Puesta en votación la indicación, fue aprobada, sin debate, por la unanimidad de los Diputados presentes

Indicación Nº 26.

26. Al número 47 (anterior Nº 40), referido al artículo 201.

*Los Diputados señores Alvarado; García, don René; Hernández y Van Rysselberghe formularon una indicación para reemplazar el número 47(40) por el siguiente:

“47) Agrégase, en el artículo 201, el siguiente inciso final, nuevo:

“A quien arroje desperdicios desde un vehículo se le aplicará una multa de una a cinco unidades tributarias mensuales.”

Cabe señalar que el número 40 del artículo 1º del proyecto de ley, aprobado en el primer trámite reglamentario, constaba de una letra a) y de una letra b). Mediante la primera, se reemplazaban los números 1, 2, 3 y 4 del artículo 201, sobre los montos de las multas que se aplican a los infractores de esta ley. Esta norma fue modificada por la ley Nº 19.495, por lo que se acordó eliminar la letra a). Por lo tanto, se mantiene solamente la norma que estaba contenida en la letra b), aprobada en el primer trámite reglamentario.

- Puesta en votación la indicación, fue aprobada, sin debate, por la unanimidad de los Diputados presentes.

Indicación Nº 30.

30. Al número 48 (anterior Nº 44), referido al artículo 205.

*Los Diputados señores Alvarado, Bertolino, Hernández y Van Rysselberghe formularon una indicación para sustituir el número 48 (44) por el siguiente:

“48). Agrégase, entre la palabra “comiso” y el punto final (.) del actual artículo 205, la frase “y serán destruidos”.”.

Es preciso señalar que el actual artículo 205 dispone que “los gallardetes, banderines, distintivos y dispositivos que se usen en contravención a esta ley y los taxímetros que se usen adulterados, caerán en comiso.”

El señor Varas, ante planteamientos efectuados por los señores Diputados, explicó que, actualmente, los taxímetros adulterados se destruyen. En esta situación, no caben las actuaciones administrativas arbitrarias. Hay que recordar que el comiso es una sanción accesoria por la cual se priva a una persona del dominio de un bien con el que se ha cometido un delito o incurrido en una falta. Producida esa privación del derecho de propiedad, la destrucción de la cosa procederá siempre que una sentencia definitiva así lo señale, después de un proceso debida y legalmente tramitado. Si la sentencia es absolutoria, los bienes decomisados deben ser restituidos a su propietario. Jamás puede ser decisión de la policía.

El señor Bertín consideró que es absolutamente necesario destruir los elementos utilizados en contravención de la ley de Tránsito. Sería una burla que al infractor se le devuelva el bien con el que cometió una infracción.

- Puesta en votación la indicación, fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes.

ooooooo

V.- ARTICULOS NUEVOS INTRODUCIDOS.

En este trámite reglamentario, se han introducido los siguientes números, nuevos, en el artículo 1º del proyecto de ley:

Nº 2.- Artículo 4º. (Indicación Nº 2).

Nº 5.- Artículo 62. (Indicación Nº 4).

Nº 10.- Artículo 81. (Indicación Nº 10).

Nº 16.- Artículo 103. (Indicación Nº 14).

Nº 27.- Artículo 154. (Indicación Nº 16).

Nº 36.- Artículo 181. (Indicación Nº 17).

Nº 37.- Artículo 183. (Indicación Nº 18).

Nº 41.- Articulo 196 A bis. (Indicación Nº 20).

Nº 42.- Artículo 196 B. (Indicación Nº 21).

Nº 43.- Epígrafe de las infracciones o contravenciones. (Indicación Nº 22).

Nº 49.- Artículo 208. (Indicación Nº 33).

Nº 50.- Incorpora el Título XIX. (Indicación Nº 35).

Texto de las indicaciones que contemplan números nuevos en el artículo 1º del proyecto.

Indicación Nº 2.

2. Al artículo 4º (número 2, nuevo).

*La Diputada señora Caraball y los Diputados señores Alvarado, Ceroni; Letelier, don Felipe; Muñoz, don Pedro; Van Rysselberghe, Vega y Venegas formularon una indicación para sustituir, en el artículo 4º, la frase final “al Juzgado del Trabajo correspondiente.”, por “a la Inspección del Trabajo correspondiente.”.

El señor Varas explicó que esta proposición fue sugerida por el Ministro del Trabajo y se refiere a la fiscalización de la jornada de trabajo. Añadió que el texto que se modifica fue incorporado por la ley Nº 19.495. Evidentemente, la norma se aplica a los conductores empleados. El Ministerio del Trabajo hizo presente que la justicia laboral no está capacitada para recibir este tipo de denuncias. Al recibirlas, no sabe qué hacer con ellas. Por ello, se sugiere que las denuncias se hagan a la Inspección del Trabajo correspondiente.

El señor Bertín explicó que, en el régimen laboral, quien recibe las denuncias y aplica las sanciones es precisamente la Inspección del Trabajo.

El Diputado señor Venegas propuso que la notificación se haga a la Inspección del Trabajo del “domicilio del empleador”, para evitar que el empleador tenga que trasladarse a ciudades lejanas al objeto de comparecer en dicha instancia.

- Puesta en votación la indicación, con la frase final propuesta por el Diputado señor Venegas, que dice “al domicilio del empleador”, fue aprobada por mayoría de votos.

Indicación Nº 4.

4. Al artículo 62 (número 5, nuevo).

*Los Diputados señores García, don René; Longueira, Rocha, Venegas, y los ex Diputados señores Hurtado, Jara, Sabag, Taladriz y Tohá, formularon una indicación para incorporar el siguiente inciso segundo, nuevo:

“Con todo, les serán aplicables las normas relativas al dominio, al registro, a la patente única y al certificado de inscripción de vehículos motorizados de esta ley, así como las referentes a revisión técnica y a seguridad, en lo que fueren pertinentes, según su capacidad de carga y su especialidad, las que serán determinadas por el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones.”

El ex Diputado señor Jara, uno de los patrocinantes de la indicación, la consideró muy importante, ya que los remolques sólo se encuentran reconocidos en el inciso único del artículo 162. El reglamento al que se refiere la ley es el decreto supremo Nº 83, del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones, que establece sólo un registro municipal para esos vehículos.

Agregó que los remolques tienen gran incidencia en los accidentes de tránsito. Su registro público no está reglamentado adecuadamente. Su dominio se puede probar con una simple declaración jurada. No están sometidos a revisiones técnicas. La misma regulación rige para remolques que pueden transportar hasta veinte toneladas como aquellos pequeños que se colocan detrás de los automóviles. Además, no se distingue entre remolques de fabricación casera y aquellos de fabricación industrial. Esta situación también influye en la informalidad que rige a estos vehículos.

La indicación tiene como propósito incorporar a los remolques a las exigencias de los vehículos motorizados. Un reglamento deberá establecer qué tipo de remolques quedarán sometidos a estas exigencias.

Si bien puede pensarse que la indicación podría ser declarada inadmisible, porque otorga atribuciones al Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones, no es menos cierto que en el inciso primero del artículo 62 ya se establece la dictación del reglamento.

El señor Varas señaló que la indicación tiene un problema de constitucionalidad. Es una disposición que corresponde a la iniciativa exclusiva del Presidente de la República asignar al Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones la determinación de los aspectos que allí se detallan.

Por otro lado, es evidente que los remolques pueden causar daños, por ejemplo, si quedan abandonados en un camino y no poseen luces ni cintas reflectantes. Sin embargo, los remolques no pueden estar inscritos en el Registro de Vehículos Motorizados porque, precisamente, no son motorizados, sino que son movidos por un vehículo tractor, el que sí está inscrito en registros municipales.

El señor Bertín señaló que, sin perjuicio de lo que corresponda desde el punto de vista reglamentario, a su parecer no es necesaria la mención del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones en el inciso segundo propuesto.

*Los Diputados señores Bertolino, Hernández, Pareto y Van Rysselberghe formularon una indicación para eliminar, en el inciso segundo propuesto para el artículo 62, la frase final “las que serán determinadas por el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones” y reemplazar la coma(,) que la antecede por un punto aparte (.).

- Puestas en votación las indicaciones, fueron aprobadas por la unanimidad de los Diputados presentes.

Indicación Nº 10.

10. Al artículo 81, inciso primero,(número10, nuevo).

*La Diputada señora Caraball y los Diputados señores Alvarado, Ceroni; Letelier, don Felipe; Muñoz, don Pedro; Van Rysselberghe y Venegas formularon una indicación para eliminar, en el artículo 81, inciso primero, la siguiente frase final: “El tubo de escape no deberá sobresalir de la parte trasera de la estructura del vehículo y permitirá el escape del gas sólo en forma paralela a la calzada.”

El señor Bertín explicó que esta es una norma técnica que no debería estar en la ley. Además, desde el punto de vista técnico, la norma que contempla la ley de Tránsito es mala, ya que los vehículos traen de fábrica los tubos de escape apuntando hacia abajo, es decir, hacia la calzada, debido a que se ha demostrado que, al salir los gases expelidos en forma paralela a la calzada, quedan dentro de una bolsa de aire que se forma cuando el vehículo está en movimiento, lo que hace que los gases ingresen nuevamente en él.

Agregó que esta materia se deberá reglamentar para cada tipo de vehículo.

El señor Varas explicó que la Asociación Nacional Automotriz de Chile, ANAC, solicitó la eliminación de la frase final del inciso primero, referida al tubo de escape, en razón de que en muchos casos se hace necesario modificarlo o corregir las especificaciones técnicas originales de los vehículos, alterándose el funcionamiento de fábrica, lo que puede provocar alteraciones en el escape de los gases. Agregó, además, que el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones, comparte dicho criterio.

- Puesta en votación la indicación, fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes.

Indicación Nº 14.

14. Al artículo 103.(número 16, nuevo).

*Los Diputados señores Mario Bertolino, Miguel Hernández, Enrique Van Rysselberghe y Osvaldo Vega formularon una indicación para sustituir el inciso segundo del artículo 103 por el siguiente:

“Asimismo, no podrán instalarse ni mantenerse, en las aceras, bermas, bandejones o plazas, a menos de veinte metros del punto determinado por la intersección de las prolongaciones imaginarias de las líneas de soleras o cunetas que convergen, quioscos, casetas, propaganda comercial ni otro elemento similar, ni vegetación que impida al conductor que se aproxima a un cruce la plena visual sobre vehículos y peatones, tanto hacia la izquierda como hacia la derecha.”

El señor Bertín señaló que esta indicación se refiere a los obstáculos que pueden tener los conductores sobre la visibilidad existente en las intersecciones.

Agregó que la ley dice que no podrán “instalarse” quioscos, casetas, etcétera, en las esquinas. Se ha entendido que lo que ya está instalado no puede verse afectado por esa norma, puesto que lo que prohíbe es la instalación. Por eso, se propone prohibir también la “mantención” de esos elementos. Los quioscos o las casetas existentes podrán ser retirados o instalados en otra parte de la acera.

Por otra parte, la norma vigente señala de 20 metros “de la esquina”. Sin embargo, el concepto “esquina” no está definido en la ley de Tránsito, por lo que se habla de 20 metros “del punto determinado por la intersección de las prolongaciones imaginarias de las líneas de soleras o cunetas que convergen”.

Indicó que se ha incorporado el vocablo “vegetación”, que no está reconocido en la ley como elemento que dificulta la visibilidad, pero que existe en la práctica y puede ser causa de serios accidentes.

Finalmente, expresó que la Comisión Nacional de Seguridad de Tránsito realizó una campaña de detección de obstáculos visuales en todo el país. Las aberraciones descubiertas fueron miles. Por lo tanto, con la modificación solo se persigue establecer un instrumento legal para corregir esos errores.

- Puesta en votación la indicación, fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes.

Indicación Nº 16.

16. Para sustituir el artículo 154 (número 27, nuevo).

*La Diputada señora Caraball y los Diputados señores Ceroni; García, don René; Letelier, don Felipe; Muñoz, don Pedro; Pareto, Salas, Vargas, Vega y Venegas formularon una indicación para sustituir el artículo 154 por el siguiente:

“Artículo 154.- Prohíbese el estacionamiento en los caminos o vías rurales. Sin embargo, y de ser estrictamente necesario hacerlo por emergencia o falla mecánica, el vehículo deberá quedar con toda su estructura sobre la berma. Si no la hubiere, se hará al costado derecho en el sentido de la circulación y lo más próximo a la cuneta del mismo lado, dejándose siempre la debida señalización de modo que la presencia del vehículo detenido o estacionado sea debidamente advertida por quienes circulen por el lugar.”

El señor Varas opinó que lo más importante de la disposición que se sustituye está en su parte final, en el sentido de que "siempre debe dejarse la debida señalización, de modo que la presencia del vehículo detenido o estacionado sea debidamente advertida por quienes circulen por el lugar.".

El señor Bertín expresó que esta norma servirá para corregir la situación actual, en la que las bermas de los caminos son utilizadas para estacionar vehículos, en circunstancias que su finalidad es permitir la detención en casos de emergencia.

De acuerdo con la redacción dada a la norma, puede usarse tanto la berma izquierda como la derecha. La ley de Tránsito, en sus definiciones, no dice qué berma es la del lado derecho, sino simplemente la faja lateral adyacente a la calzada de un camino. Hay ocasiones en las que, por desperfectos del camino, por ejemplo un camión puede tener más cerca la berma izquierda que la derecha, la cual también puede utilizar.

- Puesta en votación la indicación, fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes.

Indicación Nº 17.

17. Al artículo 181 (número 36, nuevo).

*Los Diputados señores Letelier, don Felipe; Longueira y Venegas y los ex Diputados señores Hurtado, Jara y Sabag formularon una indicación para agregar, al final del inciso primero, después del punto aparte (.), que pasa a ser seguido (.), lo siguiente: "Además, en lo previsto en el inciso final del artículo 198, se notificará por carta certificada al propietario del vehículo al domicilio indicado en el Registro de Vehículos Motorizados o en el permiso de circulación. Se presumirá la responsabilidad del propietario que no concurriere a la audiencia para la cual fue citado."

El señor Varas explicó que la indicación sólo tiene por objeto facilitar el emplazamiento del propietario. El tribunal deberá enviarle una carta certificada para citarlo y se presumirá su responsabilidad si no concurre a la audiencia para la cual fue citado.

En todo caso, debe quedar claro que esta disposición es sin perjuicio de la responsabilidad que le puede caber al chofer por una falta leve, para que luego no se alegue el principio “non bis in idem”. Conductor y propietario del vehículo tienen responsabilidades distintas. Además, las contravenciones a que se refiere el artículo 198, inciso final, son bastante graves.

Agregó que el texto vigente del inciso final del artículo 198 dice que “en los casos de las infracciones de los números 17, 19, 22, 25 y 28, si ellas fueren cometidas por un conductor de un vehículo destinado al servicio público de pasajeros o al transporte de carga y que no fuere el dueño, se le aplicará la pena correspondiente a una infracción leve y no se anotará en el Registro Nacional de Conductores, salvo en los casos establecidos en el N° 5 del artículo 197.” Es decir, el conductor responde por una infracción leve y el propietario no responde.

Informó que los números 17, 19, 22, 25 y 28, inciso final del artículo 198, disponen lo siguiente:

Nº 17.- Conducir un vehículo con sus sistemas de dirección o de frenos en condiciones deficientes.

Nº 19.- Conducir un vehículo con uno o más neumáticos en mal estado.

Nº 22.- Conducir un vehículo infringiendo las normas sobre contaminación ambiental.

Nº 25.- Efectuar servicio público de pasajeros con vehículo rechazado en las revisiones técnicas de reglamento, o respecto de las cuales no se haya cumplido el trámite en su oportunidad.

Nº 28.- Conducir un vehículo de locomoción colectiva sin el tacógrafo, o con éste en mal estado o en condiciones deficientes, cuando su uso sea obligatorio.

- Puesta en votación la indicación, fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes.

Indicación Nº 18.

18. Al artículo 183 (número 37, nuevo).

*La Diputada señora Caraball y los Diputados señores Pareto; García, don René; Letelier, don Felipe, y Letelier, don Juan Pablo, formularon una indicación para agregar el siguiente inciso segundo, nuevo:

"El incumplimiento de lo dispuesto en este artículo podrá ser sancionado con la cancelación de la licencia de conducir y con la pena de presidio menor en sus grados medio a máximo, salvo que las lesiones producidas tengan el carácter de leves."

El señor Varas señaló que la indicación propone sancionar a aquella persona facultada por la autoridad para conducir, que merece la pérdida de confianza por parte de la comunidad debido a su falta de solidaridad, al participar en un accidente de tránsito del que resultan personas lesionadas y fugarse del lugar en vez de ayudar.

Indicó que el texto vigente del artículo 183 dice lo siguiente: “En todo accidente del tránsito en que se produzcan lesiones, el conductor que participe en los hechos estará obligado a detener su marcha, prestar la ayuda que fuese necesaria y dar cuenta a la autoridad policial más inmediata, entendiéndose por tal cualquier funcionario de Carabineros que estuviere próximo al lugar del hecho, para los efectos de la denuncia ante el tribunal correspondiente.”

- Puesta en votación la indicación, fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes.

Indicación Nº 20.

20. Al artículo 196 A bis (número 41, nuevo).

*La Diputada señora Caraball y los Diputados señores Alessandri, Pareto; García, don René; Letelier, don Felipe, y Letelier, don Juan Pablo, formularon una indicación para modificar el artículo 196 A bis en la siguiente forma:

a) Reemplazar su denominación por "Artículo 196 B".

b) Reemplazar, al final de la letra f), la coma (,) y la conjunción "y" por un punto y coma (;).

c) Reemplazar el punto final (.) de la letra g) por una coma (,), seguida de la conjunción "y".

d) Agregar la siguiente letra h), nueva:

"h) Falsifique o adultere un certificado de revisión técnica o de emisión de gases, permiso de circulación o certificado de seguro obligatorio, así como el que utilice a sabiendas tales certificados o documentos y el que, sin tener título para ello, detente formularios para extenderlos."

e) Incorporar el siguiente inciso final, nuevo:

"Las penas señaladas en este artículo se aplicarán también al responsable de la circulación de un vehículo con permiso de circulación, certificado de seguro automotor o certificado de revisión técnica falsos, adulterados u obtenidos en contravención de esta ley o utilizando una placa patente falsa, adulterada o que correspondiere a otro vehículo."

- Puesta en votación esta indicación, fue aprobada, sin debate, por la unanimidad de los Diputados presentes.

Indicación Nº 21.

21. Al artículo 196 B.(Incorpora un Nº 42, nuevo).

*La Diputada señora Caraball y los Diputados señores Pareto; García, don René; Letelier, don Felipe, y Alessandri formularon una indicación para sustituir su denominación por "Artículo 196 C".

- Puesta en votación esta indicación, fue aprobada, sin debate, por la unanimidad de los Diputados presentes.

Indicación Nº 22.

22. Reemplaza el epígrafe que precede al artículo 197.(número 43, nuevo)

*La Diputada señora Caraball y los Diputados señores Pareto; García, don René, y Letelier, don Felipe, formularon una indicación para reemplazar el epígrafe "De las infracciones gravísimas, graves, menos graves y leves y su penalidad", que precede al artículo 197, por el siguiente: "De las infracciones o contravenciones".

- Puesta en votación esta indicación, fue aprobada, sin debate, por la unanimidad de los Diputados presentes.

Indicación Nº 33.

33. Modifica el artículo 208 (número 49, nuevo).

*Los Diputados señores Bertolino, Hernández, Van Rysselberghe y Vega formularon una indicación para eliminar el inciso final del actual artículo 208, que dice:

“Estos plazos se contarán desde que se cometieren las infracciones.”

El actual artículo 208 señala que " Sin perjuicio de las multas que sean procedentes, el Juez decretará la suspensión de la licencia de conducir del infractor, en los casos y por los plazos que se indican a continuación:

a) Infracción o contravención gravísima, de 5 a 45 días de suspensión; sin embargo, tratándose de una infracción o contravención al número 1 del artículo 197, el plazo de suspensión se elevará al doble.

b) Tratándose de procesos por acumulación de infracciones, al responsable de dos infracciones o contravenciones gravísimas cometidas dentro de los últimos doce meses, la licencia se suspenderá de 45 a 90 días y al responsable de dos infracciones o contravenciones graves cometidas dentro de los últimos doce meses, de 5 a 30 días.

Estos plazos se contarán desde que se cometieren las infracciones.”

Respecto de esta norma, es importante indicar que la suspensión de la licencia, antes de la dictación de la ley Nº 19.495, estaba regulada en el artículo 203 de la ley de Tránsito, el cual fue derogado. Esta materia se trasladó al artículo 208 con pequeñas variaciones, salvo la agregación del inciso final.

El señor Varas explicó que el inciso final que se propone derogar fue incorporado por la ley Nº 19.495. Es una norma que ha ocasionado más complicaciones que beneficios para los jueces. Agregó que dicho inciso se dictó para que se aplicara a las acumulaciones de las infracciones. Sin embargo, el artículo habla de diversos plazos: del plazo en el que el juez podrá suspender la licencia por acumulación de infracciones y del plazo dentro del cual se han cometido las infracciones que dan origen al proceso por suspensión. Cuando una persona reincide en infracciones graves o gravísimas dentro de cierto plazo, el juez puede aplicarle una suspensión adicional, la que también tiene un plazo. Agregó que, a su juicio, es más fácil interpretar y aplicar este artículo sin ese inciso final. Además, dijo entender que el inciso final se refiere al plazo de la última notificación para hacer correr el tiempo en el cual se produce la acumulación, y no al plazo de suspensión que el juez señalará en la sentencia. Por último señaló que los plazos siempre se referirán a los últimos doce meses.

Por otra parte, expresó que debe recordarse que la suspensión y la cancelación de la licencia de conducir son penas, por lo que se necesita de una sentencia que así lo declare. Durante la tramitación del proceso, el tribunal puede retener la licencia y otorgar permisos provisorios. El artículo 63 de la ley Nº 15.231, sobre organización de los juzgados de policía local, establece que los tribunales de justicia, según los antecedentes del conductor y la gravedad de la infracción, podrán otorgar, a quien tenga su licencia de conducir retenida con motivo de proceso pendiente, permiso provisorio para conducir hasta por ciento veinte días, sin perjuicio de renovarlo hasta que termine el proceso.

Manifestó que, en los casos de accidentes graves y escandalosos, con muertos o lesionados, evidentemente el juez puede denegar el permiso provisorio. Sin embargo, esos casos son más propios de los tribunales del crimen. Rara vez habrá alguna situación como esas en los juzgados de policía local, en los que casi nunca se deniega el permiso provisional para conducir.

Reiteró que la suspensión de la licencia siempre requerirá de una sentencia y que el cómputo del plazo se refiere a los procesos por acumulación de infracciones, en los que el Servicio de Registro Civil tiene un plazo para comunicar al tribunal cuándo un conductor ha sido condenado por infracciones gravísimas o graves dentro de cierto tiempo.

Finalmente, insistió en la necesidad de eliminar el inciso final, para facilitar la aplicación del artículo.

- Puesta en votación la indicación, fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes.

Indicación Nº 35.

*Los Diputados señores Bertolino, Hernández, Pareto y Van Rysselberghe formularon una indicación para intercalar, a continuación del artículo 219, el siguiente Título XIX, nuevo, “De los vehículos considerados como antiguos o históricos”, conformado por los artículos 220, 221, 222, 223 y 224, nuevos, pasando los actuales artículos 220 y 221 a ser artículos 225 y 226, respectivamente.

“Título XIX.

De los vehículos considerados como antiguos o históricos.

Artículo 220.- Serán considerados como vehículos automotores antiguos o históricos todos los vehículos de construcción de cincuenta o más años de antigüedad y aquellos que, no obstante ser de construcción posterior, sean declarados como tales por su singular interés técnico o histórico.

Artículo 221.- Los vehículos antiguos o históricos sólo deberán cumplir con las características mecánicas y técnicas originales del vehículo.

Artículo 222.- Una institución privada y sin fines de lucro, que tenga entre sus objetivos fomentar la conservación de vehículos de colección, antiguos o históricos, será designada para que los reconozca como tales.

Artículo 223.- Esta institución podrá darles el reconocimiento de vehículos antiguos o históricos a aquellos que tengan menos de cincuenta años de antigüedad y que, por su singular interés, deban ser así considerados.

Artículo 224.- A los vehículos considerados como antiguos o históricos que cumplan con las características originales, les será otorgado por la institución mencionada en el artículo 222 un certificado de revisión técnica. Estos vehículos deberán transitar con un distintivo que señalará que son vehículos antiguos o históricos, el que les será concedido en la primera oportunidad en que se les reconozca como tales.”

El señor Bertín explicó que el Título es importante, puesto que dice relación directa a la conservación de un patrimonio histórico nacional muy valioso. Desde el país se han exportado muchos vehículos antiguos a Estados Unidos, porque en Chile se les prohíbe circular. California, que es un Estado muy exigente en términos de seguridad vial y vehicular, sí lo permite.

Agregó que en muchas partes del mundo se privilegia la mantención, circulación y exhibición de los vehículos de colección, como un asunto de historia mecánica. Vehículos de colección chilenos van a “rallies” en Argentina, en Alemania y en otros países. Sin embargo, en Chile, en la práctica, se prohíbe su circulación, porque carecen de muchos elementos técnicos exigidos por los reglamentos y no pueden obtener certificados de revisión técnica. Indicó que no son más de 300 vehículos en el país.

Para solucionar esos problemas y para liberar al fisco de la incomodidad de tener que registrarlos para los efectos del pago de los permisos de circulación, se propone crear un título referente a los vehículos antiguos, históricos o de colección y considerar como tales a los que tengan cincuenta o más años de antigüedad y a los de menor data que sean declarados como tales por características especiales.

Señaló que, mediante el artículo 221, se persigue evitar que a dichos automóviles se les instalen instrumentos técnicos modernos, como una tercera luz de freno, para mantener el modelo y no disminuir el valor histórico del vehículo.

Indicó, por otra parte, que el Estado no puede hacerlo todo, por lo que se propone, designar una institución privada para que cautele la conservación de ese patrimonio. Planteó que sería ideal que el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones fuera el que designara la institución privada de que hace mención el artículo 222. Sin embargo, no se puede señalar expresamente al Ministerio, debido a que la indicación no ha sido patrocinada por el Presidente de la República.

Agregó que el artículo 224 persigue eximir a los vehículos históricos de la obligación de concurrir a las plantas de revisión técnica.

Por último, indicó que todo el articulado propuesto es una forma de reconocer esta especie de “museología”, que hasta hoy ha enfrentado serias dificultades.

- Puesta en votación la indicación, fue aprobada por la unanimidad de los Diputados presentes.

ooooooo

VI.- ARTÍCULOS DEL PROYECTO QUE, EN CONFORMIDAD CON EL ARTÍCULO 220 DEL REGLAMENTO, DEBAN SER CONOCIDOS POR LA COMISIÓN DE HACIENDA.

El proyecto no contiene normas que deban ser conocidas por la Comisión de Hacienda.

ooooooo

VII.- INDICACIONES RECHADAS POR LA COMISIÓN.

En el artículo 1º del proyecto, se rechazaron las indicaciones que corresponden a los siguientes números:

Nº 1.

1. Indicación Nº 5.- Al artículo 62 bis, nuevo.

La Comisión acordó incorporar, como indicación, una moción del Diputado señor Ulloa, que introduce el siguiente artículo 62 bis, nuevo, en la ley de Tránsito (boletín Nº 2193-15).

“Artículo 62 bis.- Los vehículos destinados al transporte de carga cuyo peso bruto vehicular sea igual o superior a 3.500 kilogramos no podrán tener remolques ni semirremolques anexos a los incorporados originalmente a dichos vehículos.”

El señor Bertín opinó que con esta indicación se pone fin a todo tipo de remolque y de semirremolque, lo que significará que no habrá más camiones con carros. Es verdad que los remolques se mueven bastante a alta velocidad. Sin embargo, sería imposible retirar de circulación todos los remolques y semirremolques existentes.

Algunos señores Diputados señalaron que un camión de 3.500 kilogramos de peso bruto vehicular es pequeño y que la mayor parte de la carga se transporta en el país a través de camiones. Restringir los remolques implicaría aumentar considerablemente la cantidad de camiones en las carreteras.

Expresaron además, que si se analiza bien el estado del transporte de carga en el país, se concluye que sin ferrocarril, ni actividad de cabotaje, sólo queda el transporte carretero. Por lo tanto, reducir la capacidad de transporte de los camiones, mediante la prohibición del uso de remolques y semirremolques, significaría aumentar el costo del flete.

- Puesta en votación esta indicación, fue rechazada por la unanimidad de los Diputados presentes.

Nº 2.

2. Indicación Nº 7-A.- Al número 7, referido al artículo 71.

*La Diputada señora Caraball y los Diputados señores Alvarado, Ceroni; Letelier, don Felipe; Muñoz, don Pedro; Van Rysselberghe, Vega y Venegas formularon una indicación para reemplazar el número 5 por el siguiente:

5) Derógase el inciso segundo del artículo 71.

El señor Varas expresó que el artículo 71, inciso primero, prohíbe el uso de cualquier foco o luz que induzca a error en la conducción.

Agregó que esta indicación nació de una inquietud de Carabineros de Chile, institución que propuso reglamentar el uso de balizas y de luces, hasta el extremo de indicar los colores de luces que cada tipo de vehículo puede o debe usar. Acogiendo esa positiva sugerencia, se ha considerado conveniente dejar establecido en la ley de Tránsito la mención de que algunos vehículos deben usar dispositivos de luces giratorios y otros pueden hacerlo y establecer en el reglamento cuáles vehículos quedarán dentro de cada categoría. Desde ya, deben usar luces giratorias los vehículos que entorpecen la circulación de los demás, y pueden usar luces giratorias los demás, como vehículos de carabineros, ambulancias y carros-bomba.

- Puesta en votación esta indicación, fue rechazada por la unanimidad de los Diputados presentes, en razón de que se optó por dejar este tema en manos del reglamento que se deberá dictar para tal efecto.

Nº 3.

3. Indicación 8-A.- Al número 8, referido al artículo 79.

*La Diputada señora Caraball y los Diputados señores Alvarado, Ceroni; Letelier, don Felipe; Muñoz, don Pedro; Van Rysselberghe, Vega y Venegas formularon una indicación para reemplazar, en el artículo 79, inciso primero, las palabras “los asientos delanteros” por la frase “cada asiento en que dicho cinturón esté instalado”.

- Puesta en votación esta indicación, fue rechazada por la unanimidad de los Diputados presentes.

Nº 4.

4. Indicaciones 11b y 11c.- Al número 13, referido al artículo 95.

*El ex Diputado señor Sabag formuló una indicación para sustituir el inciso tercero propuesto por el siguiente:

“En cualquier comuna del país se podrán instalar plantas de revisión técnica que acrediten su funcionalidad y que sean aprobadas como tales por el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones. Para ello, cualquier persona natural o jurídica podrá elevar la correspondiente solicitud a dicho Ministerio, el que deberá llamar a licitación pública a lo menos una vez al año, de acuerdo con la reglamentación correspondiente.”

*Posteriormente, el Diputado señor Villouta y el ex Diputado señor Sabag formularon una indicación para incorporar, en el inciso cuarto propuesto, la expresión “tipo A” entre las palabras “técnica” y “por”.”

Es preciso señalar que, en el primer trámite reglamentario, se aprobó agregar, en el artículo 95, los incisos tercero y cuarto, nuevos. En ese momento, el artículo 95 –que tenía dos incisos- estaba referido a la revisión técnica de vehículos motorizados.

Sin embargo, mediante la ley Nº 19.495, se modificó el artículo 95 en el fondo y en la forma. En el fondo, se eliminó lo referente a la revisión técnica y se legisló sobre el sistema de homologación de vehículos, y en la forma, pasó a tener un solo inciso en lugar de dos.

En razón de lo anterior, las indicaciones aprobadas, además de no ser pertinentes al contenido actual del artículo 95, son contradictorias con la legislación vigente.

El señor Bertín añadió que todo lo referente a las plantas de revisión técnica y a la revisión técnica que se hace a los vehículos motorizados está comprendido en el artículo 4º de la ley Nº 18.696 y en diversos reglamentos y decretos.

El señor Varas reiteró que lo aprobado por la Comisión, en el primer trámite reglamentario, está referido a un precepto que ya no existe y, en consecuencia, habría que rechazar las indicaciones.

- Puestas en votación las indicaciones, fueron rechazadas por la unanimidad de los Diputados presentes.

Nº 5.

5. Indicación 13-B.- Al número 15, referido al artículo 100.

*El Diputado señor Villouta y el ex Diputado señor Sabag, formularon una indicación para agregar, a continuación de la palabra "agentes", lo siguiente: “y a la empresa que esté efectuando un trabajo en esa vía.”

- Puesta en votación la indicación, fue rechazada por la unanimidad de los Diputados presentes, en razón de haberse eliminado el Nº 14(15), que agregaba un inciso segundo, nuevo, al artículo 100.

Nº 6.

6. Indicación 17-B.-Modifica el artículo 181.

*El Diputado señor Errázuriz y los ex Diputados señores Elizalde, De la Maza y Dupré formularon una indicación para agregar el siguiente inciso segundo al artículo 181, pasando los actuales incisos segundo, tercero y cuarto a ser tercero, cuarto y quinto, respectivamente:

“En los casos previstos en el inciso final del artículo 198, Carabineros procederá a notificar por carta certificada al propietario del vehículo, a la dirección señalada en el certificado de inscripción del Registro de Vehículos Motorizados. En este caso se presumirá la responsabilidad del infractor si no concurriere personal o debidamente representado a la audiencia para la cual fue citado.”

- Puesta en votación la indicación, fue rechazada por la unanimidad de los Diputados presentes.

Nº 7.

7. indicación 24-A.- Al número 45, que modifica el Nº 2 del artículo 198.

*La Diputada señora Eliana Caraball y los Diputados señores Guillermo Ceroni, René Manuel García, Miguel Hernández, Felipe Letelier, Pedro Muñoz, Luis Pareto, Edmundo Salas, Alfonso Vargas, Osvaldo Vega, Samuel Venegas y Patricio Walker formularon una indicación para agregar, en el número 2 propuesto, a continuación de la expresión “cinturón de seguridad”, lo siguiente: “sillas de niños, arneses o cojines adaptadores para los menores que indica y sobre el traslado de éstos en los asientos delanteros.”

El señor Varas planteó que la indicación propuesta es innecesaria, por cuanto la materia de que trata se encuentra incorporada en el nuevo artículo 79.

Puesta en votación la indicación, fue rechazada por la unanimidad de los Diputados presentes.

Nº 8.

8. Indicación 24-B.- Al número 45, que intercala un Nº 19, nuevo, en el artículo 198.

*El ex Diputado señor Sabag formuló una indicación para intercalar, entre los números 18 y 19, el siguiente número 19, nuevo:

"19.- Botar o abandonar en las bermas o aceras del camino o calles, cigarrillos u otras materias que puedan causar combustión de cualquier tipo o contaminar el ambiente, tales como colillas, vidrios, plásticos, aceites o neumáticos."

El ex Diputado señor Sabag explicó que la finalidad de la indicación propuesta, es la de establecer una norma que castigue fundamentalmente a los fumadores que arrojan colillas de cigarrillo encendidas en calles y caminos, lo que constituye una de las principales causas de los incendios forestales. Agregó que basta con que exista un precepto de esta naturaleza para que los que incurren en esa conducta obren más cuidadosamente. Lo importante sería establecer una acción pública para los efectos de denunciar dichas conductas.

El señor Bertín opinó que este tema no admite áreas administrativas. En ese sentido, es mejor que esté en la ley de Tránsito que en la de Caminos, ya que ésta sólo se aplica a aquellas vías declaradas como caminos, los que son una pequeña parte de la red vial y no incluyen a las calles.

En cuanto al fondo, sugirió no incorporar en la indicación aspectos como “causar combustión” o “contaminar el ambiente”, ya que habría que demostrarlos. La conducta sancionada sólo debería ser botar o abandonar, sin atender a los resultados.

Por último, señaló que también hay que considerar que lo que se pena es la acción y no su resultado. Sólo así se puede educar y cambiar la conducta de la gente. En todo caso, debe evitarse caer en la casuística.

- Puesta en votación la indicación, fue rechazada por la unanimidad de los Diputados presentes.

TEXTO DEL PROYECTO DE LEY.

En mérito de las consideraciones anteriores y las que os dará a conocer en su oportunidad el señor Diputado Informante, vuestra Comisión de Obras Públicas, Transportes y Telecomunicaciones, tiene a bien recomendaros que prestéis aprobación al siguiente:

PROYECTO DE LEY

Artículo 1º.- Introdúcense las siguientes modificaciones en la ley Nº 18.290, de Tránsito.

1) En el artículo 2º:

a) Intercálanse, respetando el orden alfabético, las siguientes definiciones:

"Bicicleta o triciclo: Tipos de vehículos que son propulsados sólo por la energía muscular de su conductor;".

“Ciclovía o ciclopista: Espacio destinado al uso exclusivo de bicicletas y triciclos;".

“Pista “no bus”: espacio de la calzada destinado al uso exclusivo de vehículos particulares. Dicho espacio será el resto de la calzada donde se establezcan una o más pistas “sólo bus”. Podrá ser utilizada por vehículos de locomoción colectiva sólo para acceder a una propiedad aledaña, para virar o, excepcionalmente, por motivos de emergencia;”.

"Pista “sólo bus”: Espacio de la calzada destinado al uso exclusivo de vehículos de locomoción colectiva. Dicho espacio podrá ser utilizado, excepcionalmente, por motivos de emergencia, por vehículos policiales o de bomberos. Otros vehículos sólo podrán ocuparla o cruzarla para acceder a una propiedad aledaña o para virar;".

b) Reemplázase la definición de "línea de detención de vehículos" por la siguiente:

"Línea de detención de vehículos: La línea que no debe ser sobrepasada por los vehículos que deban detenerse;".

c) Sustitúyese la definición "Paso para peatones", por la siguiente:

"Paso para peatones: la zona de seguridad señalizada para este objetivo;".

2) Sustitúyese, en el artículo 4º, la frase final “al Juzgado del Trabajo correspondiente.”, por “a la Inspección del Trabajo correspondiente al domicilio del empleador.”.

3) En el inciso cuarto del artículo 34, intercálase, entre la palabra "parcial" y el punto (.) que la sigue, la siguiente frase: “o la cancelación de la inscripción a solicitud del propietario".

4) En el inciso segundo del artículo 35, intercálase, entre las palabras "los” y “gravámenes”, la expresión "arrendamientos con opción de compra,".

5) Incorpórase el siguiente inciso segundo, nuevo, en el artículo 62:

“Con todo, les serán aplicables las normas relativas al dominio, al registro, a la patente única y al certificado de inscripción de vehículos motorizados de esta ley, así como las referentes a revisión técnica y a seguridad, en lo que fueren pertinentes, según su capacidad de carga y su especialidad.”

6) Deróganse los artículos 64, 65, 66, 67, 68, 69, 70, 75 y 76.

7) Reemplázase el inciso segundo del artículo 71 por el siguiente:

“Sólo los vehículos de emergencia y los demás que determine el reglamento que se dicte podrán o deberán estar provistos de dispositivos luminosos, fijos o giratorios, y su uso se sujetará a lo que el reglamento respectivo determine.”

8) Reemplázase el artículo 79 por el siguiente:

"Artículo 79.- El uso del cinturón de seguridad será obligatorio para los ocupantes de los asientos delanteros y de todo otro asiento en que dicho cinturón esté instalado, en automóviles, camionetas, camiones, buses y similares.

Los vehículos de transporte escolar deberán tener cinturón de seguridad para cada pasajero y su uso será obligatorio.

Se prohíbe el traslado de menores de seis años en los asientos delanteros en automóviles, camionetas, camiones y similares, excepto en aquellos de cabina simple y de cabina y media. Recaerá en el conductor la responsabilidad del cumplimiento de esta norma.

Los conductores serán responsables, asimismo, del uso obligatorio de sillas para niños, arneses o cojines adaptadores para los menores de seis años que viajen en los asientos traseros de los vehículos.”

9) Derógase el artículo 80.

10) Elimínase, en el artículo 81, inciso primero, la siguiente frase final: “El tubo de escape no deberá sobresalir de la parte trasera de la estructura del vehículo y permitirá el escape del gas sólo en forma paralela a la calzada.”

11) En el artículo 82, sustitúyese su inciso segundo por el siguiente:

“Cuando se observe que un vehículo emite humo visible al ralentí, o se constate técnicamente que el vehículo ha superado los índices respectivos, se procederá a anular el certificado de revisión técnica y el de gases, según lo establecido en el artículo 98, o el vehículo podrá ser retirado de circulación para ponerlo a disposición del tribunal competente en los lugares habilitados por las municipalidades, de los cuales únicamente podrá ser retirado con autorización del juez, quien la otorgará con objeto de que el infractor solucione el problema de contaminación denunciado. En estos casos, se aplicará el artículo 161."

12) Derógase el artículo 93.

13) En el artículo 98, agréganse los siguientes incisos, nuevos:

"Cuando se considere que el vehículo puede proseguir su marcha, se anulará el certificado de revisión técnica y el de gases, mediante una anotación en su reverso, con indicación de fecha y hora, lo que solamente habilitará para conducir el vehículo a su destino más inmediato.

Sólo será válido para conducir el certificado original de revisión técnica y el de gases.

En los casos en que se necesite conducir un vehículo sin su revisión técnica vigente hacia un taller o planta revisora, se procederá a efectuar dicho traslado por la ruta más corta hacia la planta de revisión técnica más cercana."

14) En el artículo 99 agréganse los siguientes incisos segundo y tercero, nuevos:

"El cumplimiento de las normas técnicas de las señales, elementos de semaforización, elementos de protección de cruces ferroviarios y otros destinados a controlar el tránsito, se verificará de acuerdo con un procedimiento de certificación al que deberá ser sometido todo elemento que se pretenda comercializar en el país o instalar en vías públicas. En el caso de que las normas sean modificadas, los elementos ya aprobados deberán ser certificados nuevamente, con respecto a las exigencias que se adicionen. La certificación dará derecho al uso de un distintivo. La venta, la oferta de venta o el uso de un elemento para el cual no exista un certificado de homologación vigente, o el uso indebido del distintivo, será penado con multa de cinco a cien unidades tributarias mensuales y con el comiso de las especies. La certificación podrá revocarse si se demuestra que un dispositivo en particular no cumple con la norma.

No se podrán instalar señales que establezcan prohibiciones contempladas en esta ley."

15) Reemplázase el artículo 101 por el siguiente:

"Artículo 101.- Los conductores y peatones están obligados a obedecer y respetar las señales de tránsito. En el caso de que las prescripciones indicadas por diferentes señales parezcan estar en contradicción entre sí, prevalecerá la prioritaria, según el orden que a continuación se indica, o la más restrictiva, si se trata de señales del mismo tipo:

1. Señales u órdenes de un carabinero;

2. Señales u órdenes del personal de bomberos, en sitio de siniestro, quienes podrán denunciar la o las infracciones;

3. Señalización circunstancial que modifique el régimen normal de utilización de la vía;

4. Semáforos o elementos de control de cruces ferroviarios;

5. Señales verticales, y

6. Demarcación.

La instalación de señalización, barreras o las indicaciones hechas a los conductores o peatones sin tener autoridad otorgada por esta ley, o sin permiso del Departamento de Tránsito Municipal, o de la Dirección de Vialidad, en su caso, salvo en sitio de siniestro o accidente, estará penada con multa de diez a veinte unidades tributarias mensuales y el comiso de las especies. Se presumirá como autor de esta infracción a la persona natural o jurídica que aparezca como beneficiada."

16) Sustitúyese el inciso segundo del artículo 103 por el siguiente:

“Asimismo, no podrán instalarse ni mantenerse, en las aceras, bermas, bandejones o plazas, a menos de veinte metros del punto determinado por la intersección de las prolongaciones imaginarias de las líneas de soleras o cunetas que convergen, quioscos, casetas, propaganda comercial ni otro elemento similar, ni vegetación que impida al conductor que se aproxima a un cruce la plena visual sobre vehículos y peatones, tanto hacia la izquierda como hacia la derecha.”

17) Sustitúyese el artículo 105 por el siguiente:

"Artículo 105.- La autoridad competente, o el tribunal, deberá retirar o hacer retirar las señales no oficiales, las barreras o cualquier otro letrero, objeto publicitario, signo, demarcación o elemento que altere la señalización oficial, dificulte su percepción, reduzca la visibilidad para conductores o peatones, o que no cumpla con lo dispuesto en el artículo precedente."

18) Reemplázase el artículo 108 por el siguiente:

"Artículo 108.- En los pasos a nivel provistos de barreras colocadas en forma alterna a cada lado de la línea férrea, la presencia o movimiento de estas barreras sobre la calle o camino significa que ningún usuario de la vía puede sobrepasar la vertical de la barrera más cercana."

19) Sustitúyese el artículo 109 por el siguiente:

"Artículo 109.- La Dirección de Vialidad o la municipalidad, en su caso, estarán obligadas a colocar y a mantener la señalización oficial correspondiente indicadora de la proximidad del cruce ferroviario.

Se entiende que un cruce ferroviario es aquél en el cual existe tráfico regular de trenes."

20) Reemplázase el artículo 110 por el siguiente:

"Artículo 110.- Los semáforos destinados a regular la circulación de los vehículos regularán también la de los peatones y la de los ciclistas, de no existir luces específicas para ellos.

Los colores o signos tendrán el siguiente significado:

1. Luces no intermitentes:

a) La luz verde significa autorización de paso. No obstante, una luz verde que regule la circulación en un cruce no autoriza a los conductores a pasar si, en la dirección que vayan a tomar, la congestión de la circulación fuere tal que, de internarse en el cruce, probablemente no podrán haberlo despejado en el momento del cambio de indicación. Al aparecer la luz verde, los vehículos deberán ceder el paso a los peatones que estén atravesando la calzada por el paso destinado a ellos. Los peatones que enfrenten la luz verde pueden cruzar la calzada por el paso de peatones;

b) La luz roja significa prohibición de paso. Los vehículos no deberán sobrepasar la línea de detención o, si no la hubiere, la vertical de la señal, o no deberán internarse en el cruce;

c) La luz amarilla indica prevención. Ningún vehículo podrá sobrepasar la línea de detención o la vertical de la señal o internarse en el cruce, a no ser que, cuando se encienda esta luz, se encuentre tan cerca de ella que ya no pueda detenerse en condiciones de seguridad suficientes antes de haber pasado la línea de detención, la vertical de la señal o el cruce. Adicionalmente, indica que los peatones no pueden pasar, pero permite a los que ya se encuentren en la calzada terminar de atravesarla.

2. Luces intermitentes:

a) Una luz roja intermitente indica "PARE". Cuando el cristal rojo se ilumine en forma intermitente, los vehículos que lo enfrenten deberán detenerse antes de la línea de detención o de la vertical de la señal y el derecho preferente de paso estará sujeto a las mismas reglamentaciones que se indican para la señal “PARE”;

Dos luces rojas intermitentes alternativas, una de las cuales se enciende cuando la otra se apaga, montadas sobre el mismo soporte y a la misma altura y orientadas en la misma dirección. Estas luces significan que los vehículos no deben sobrepasar la línea de detención o, si no la hubiere, la vertical de la señal. Estas luces no podrán emplearse más que en los pasos ferroviarios a nivel, así como para indicar la prohibición de paso a causa de la salida de vehículos de bomberos o ambulancias a la vía. Opcionalmente, podrán utilizarse los semáforos descritos en el número 1;

b) Luz amarilla intermitente: significa que los conductores pueden avanzar, pero extremando la prudencia.

3. Indicaciones de flecha verde:

Cuando la luz verde de un semáforo contenga una flecha iluminada, significa que los vehículos solo pueden tomar la dirección así indicada. Las flechas que signifiquen autorización para seguir en línea recta tendrán la punta dirigida hacia arriba.

Cuando una señal del semáforo comprenda una o varias luces verdes suplementarias que contengan una o varias flechas, el hecho de iluminarse esta flecha o estas flechas, cualesquiera que sean las otras indicaciones que presente el semáforo, significa autorización para que los vehículos prosigan su marcha en el sentido o los sentidos indicados por la flecha o las flechas; asimismo, significa que, cuando se encuentren vehículos cuya inmovilización bloquee la circulación de aquellos que se encuentren detrás de ellos en la misma pista, deberán avanzar, con precaución, a fin de permitir el desplazamiento de los vehículos bloqueados.

La indicación de flecha verde intermitente tendrá el mismo significado que la luz amarilla, descrito en el punto 1.

4. Luces de pistas:

Cuando, por encima del centro de la o las pistas de una calzada, se coloquen luces verdes o rojas, la luz roja indicará prohibición de utilizar la pista de circulación sobre la cual se encuentre el vehículo y la luz verde indicará autorización de utilizarla.

5. Indicaciones para vehículos de transporte público.

Los semáforos destinados a controlar la circulación de vehículos de transporte público serán de un diseño marcadamente diferente de otros semáforos, y en ellos se reemplazará el color verde por el color blanco."

21) Reemplázase el artículo 111 por el siguiente:

"Artículo 111.- Los semáforos destinados exclusivamente a los peatones o a los ciclistas se distinguirán por tener dibujado sobre la lente la figura de un peatón o de una bicicleta, según corresponda. Los colores tendrán el siguiente significado:

a) La luz verde indica que los peatones o los ciclistas pueden cruzar la calzada o intersección, según sea el caso, por el paso correspondiente, esté o no esté demarcado.

b) La luz roja indica que los peatones o los ciclistas no pueden entrar en la intersección.

c) La luz verde intermitente significa que el período durante el cual los peatones o los ciclistas pueden atravesar la calzada está a punto de concluir y se va a encender la luz roja, por lo que deben abstenerse de iniciar el cruce y, a su vez, permite a los que ya estén cruzando la calzada terminar de atravesarla."

22) En el artículo 114, agrégase el siguiente inciso final, nuevo:

"Se prohíbe llevar abiertas las puertas del vehículo, abrirlas antes de su completa detención o abrirlas, mantenerlas abiertas o descender del mismo sin haberse cerciorado previamente de que ello no implica entorpecimiento o peligro para otros usuarios."

23) Agrégase el siguiente inciso tercero al artículo 144:

"El conductor que se aproxime a un vehículo de transporte escolar detenido con su dispositivo de luz intermitente, deberá reducir la velocidad hasta detenerse si fuere necesario, para continuar luego con la debida precaución."

24) Derógase el artículo 149.

25) En el artículo 150, reemplázanse los números 1 y 2 por los siguientes:

1.- En zonas urbanas:

a) Una pista con tránsito en ambos sentidos, 30 kilómetros por hora;

b) Una o dos pistas, en sentido único, 50 kilómetros por hora;

c) Tres o más pistas, en sentido único, 70 kilómetros por hora.

2.- En zonas rurales:

a) Con calzada pavimentada, 100 kilómetros por hora. Cuando ésta tenga dos o más pistas en sentido único, el límite de velocidad para automóviles será de 120 kilómetros por hora;

b) En otro tipo de calzada, 80 kilómetros por hora.

En los casos o circunstancias establecidas en el artículo 72, las velocidades, respecto de las letras a) y b), se reducirán a 80, 100 y 70 kilómetros por hora, respectivamente.

En todo caso, los camiones o buses no podrán circular a una velocidad superior a 90 kilómetros por hora."

26) En el inciso primero del artículo 151, elimínase la expresión “y previo informe de Carabineros de Chile”.

27) Sustitúyese el artículo 154 por el siguiente:

“Artículo 154.- Prohíbese el estacionamiento en los caminos o vías rurales. Sin embargo, y de ser estrictamente necesario hacerlo por emergencia o falla mecánica, el vehículo deberá quedar con toda su estructura sobre la berma. Si no la hubiere, se hará al costado derecho en el sentido de la circulación y lo más próximo a la cuneta del mismo lado, dejándose siempre la debida señalización de modo que la presencia del vehículo detenido o estacionado sea debidamente advertida por quienes circulen por el lugar.”

28) Derógase el artículo 158.

29) En el artículo 160:

a) Sustitúyese su número 8 por el siguiente:

“8.- A menos de 15 metros de la puerta principal de entrada a recintos militares, policiales o de Gendarmería de Chile. Esta prohibición se indicará, a requerimiento de la respectiva institución u organismo, mediante señales oficiales, y no se aplicará a los vehículos de propiedad de las respectivas instituciones, ni a los vehículos que éstas autoricen al efecto.”

b) Agrégase el siguiente inciso final, nuevo:

"Las distancias establecidas en este artículo se entienden medidas por el costado de la acera correspondiente."

30) En el artículo 161, intercálase, en el inciso primero, entre las palabras "Inspectores" y "Municipales", la expresión "Fiscales o".

31) En el artículo 164:

a) Elimínase, en el inciso primero, la expresión “y previo informe de Carabineros”.

b) Agrégase el siguiente inciso final, nuevo:

“El Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones dictará el reglamento a fin de que los municipios procedan a otorgar, por licitación pública, los espacios de estacionamientos reservados para taxis, los cuales no podrán ser concedidos por un lapso superior a cinco años.”

32) En el artículo 167:

a) Reemplázase el número 4 por el siguiente:

“4.- Pasar las calzadas en los cruces y por los pasos para peatones. En los demás casos, cuando no circulen vehículos próximos y puedan hacerlo con seguridad;".

b) Deróganse los números 5 y 9.

33) En el artículo 169, agrégase el siguiente inciso tercero, nuevo:

"En el caso de que la actividad deportiva incluya más de una provincia, la autorización será otorgada por el o los Secretarios Regionales Ministeriales de Transportes y Telecomunicaciones que corresponda.”

34) En el artículo 172, derógase el número 18.

35) En el artículo 174, agrégase el siguiente inciso final, nuevo:

“La responsabilidad civil del propietario del vehículo será de cargo del arrendatario del mismo cuando el contrato de arrendamiento sea con opción de compra e irrevocable y cuya inscripción en el Registro de Vehículos Motorizados haya sido solicitada con anterioridad al accidente. En todo caso, el afectado podrá ejercer sus derechos sobre el vehículo arrendado."

36) Agrégase, al final del inciso primero del artículo 181, después del punto aparte (.), que pasa a ser seguido, lo siguiente: “Además, en lo previsto en el inciso final del artículo 198, se notificará por carta certificada al propietario del vehículo al domicilio indicado en el Registro de Vehículos Motorizados o en el permiso de circulación. Se presumirá la responsabilidad del propietario que no concurriere a la audiencia para la cual fue citado.”

37) Agrégase el siguiente inciso segundo, nuevo, al artículo 183:

“El incumplimiento de lo dispuesto en este artículo podrá ser sancionado con la cancelación de la licencia de conducir y con la pena de presidio menor en sus grados medio a máximo, salvo que las lesiones producidas tengan el carácter de leves.”

38) En el artículo 186, agréganse los siguientes incisos tercero, cuarto y quinto, nuevos:

"Los informes, denuncias, constancias u otra información y documentos relativos a accidentes del tránsito, serán siempre públicos. Carabineros adoptará las medidas que sean necesarias a fin de posibilitar su consulta o copia.

A toda persona que proporcione información escrita u oral a Carabineros, a compañías de seguros o a un tribunal, relacionada con un accidente o infracción de tránsito, la cual el juez, apreciándola en conjunto con otros antecedentes según las reglas de la sana crítica, determine que dicha información es falsa, le será cancelada su licencia de conducir.

El Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones determinará las normas de acuerdo con las cuales las compañías de seguros proveerán periódicamente de información al Superintendente de Valores y Seguros sobre seguros y siniestros asociados a vehículos. Dicha información será pública. Igual carácter tendrá la información de revisiones técnicas.”

39) Derógase el inciso final del artículo 187.

40) En el artículo 191, elimínase la frase "o concurrirá a hacer esta declaración a la unidad de policía más próxima".

41) Introdúcense las siguientes modificaciones en el artículo 196 A bis:

a) Reemplázase su denominación por “Artículo 196 B”.

b) Reemplázase, al final de la letra f), la coma (,) y la conjunción “y” por un punto y coma (;).

c) Reemplázase el punto final (.) de la letra g) por una coma (,) seguida de la conjunción “y”.

d) Agrégase la siguiente letra h), nueva:

“h) Falsifique o adultere un certificado de revisión técnica o de emisión de gases, permiso de circulación o certificado de seguro obligatorio, así como el que utilice a sabiendas tales certificados o documentos y el que, sin tener título para ello, detente formularios para extenderlos.”

e) Incorpórase el siguiente inciso final, nuevo:

“Las penas señaladas en este artículo se aplicarán también al responsable de la circulación de un vehículo con permiso de circulación, certificado de seguro automotor o certificado de revisión técnica falsos, adulterados u obtenidos en contravención de esta ley o utilizando una placa patente falsa, adulterada o que correspondiere a otro vehículo.”

42) Sustitúyese la denominación del artículo 196 B por “Artículo 196 C”.

43) Reemplázase el epígrafe “De las infracciones gravísimas, graves, menos graves y leves y su penalidad”, que precede al artículo 197, por el siguiente: “De las infracciones o contravenciones”.

44) Introdúcense las siguientes modificaciones en el artículo 197:

a) Sustitúyese el número 2 por el siguiente:

“2.- No respetar la luz roja de las señales luminosas del tránsito, la señal “PARE”, las señales de un cruce ferroviario o la señal “CEDA EL PASO”, siempre que en este último caso la infracción haya originado un accidente de tránsito;”.

b) Sustitúyese su número 3 por el siguiente:

“3.- Conducir un vehículo a mayor velocidad que la máxima permitida en el artículo 150, o a la que hubiere sido aumentada;”.

c) Intercálase el siguiente número 4, nuevo, pasando los actuales números 4, 5 y 6 a ser 5, 6 y 7, respectivamente:

“4.- Sobrepasar la línea continua, adelantar por la berma o por donde la demarcación o las señales lo prohíban, o en las situaciones previstas en los números 1 y 2 del artículo 126;”.

45) Introdúcense las siguientes modificaciones en el artículo 198:

a) Reemplázase el número 2 por el siguiente:

“2.- Infringir lo dispuesto en el artículo 79;”.

b) Sustitúyese su número 4 por el siguiente:

“4.- Adelantar a otro vehículo fuera de los casos establecidos en el número 4 del artículo anterior;”.

c) Elimínanse, en el número 8, los términos “número segundo del”.

d) Reemplázase el número 24 por el siguiente:

“24.- Conducir un vehículo cuya placa patente haya sido intencionalmente ocultada;”.

e) Reemplázase su número 25 por el siguiente:

“25.- Conducir un vehículo sin revisión técnica de reglamento vigente, o infringiendo las normas sobre contaminación ambiental. En el caso de que el vehículo no vaya siendo conducido por su propietario, se aplicará la sanción al propietario del vehículo;".

f) Sustitúyense, al final del número 27, la coma (,) y la conjunción “y” por un punto y coma (;)”.

g) Sustitúyense, al final del número 29, la coma (,) y la conjunción “y” por un punto y coma (;)”.

h) Reemplázase su número 30 por el siguiente:

"30.- Mantener en circulación un vehículo con infracción de los artículos 63 u 82, o con el sistema de dirección o de frenos en mal estado, de lo que será responsable el propietario;".

i) En el número 31, sustitúyese el punto aparte (.) por un punto y coma (;).

j) Agréganse los siguientes números:

“32.- Usar ilícitamente una pista “sólo bus”;

33.- Usar ilícitamente una pista “no bus”;

34.- El uso de cualquier tipo de elementos o de artefactos que, a través de la detección de ondas sonoras, magnéticas o de cualquier otra clase, sirvan para evadir o para captar los aparatos de control de velocidad utilizados por Carabineros, alertando al conductor del vehículo de la existencia de tales controles policiales;

35.- Transitar, sin estar legalmente exceptuado, por una zona urbana restringida por razones de contaminación ambiental;

36.- Circular por la mitad izquierda de la calzada, salvo en los casos mencionados en el artículo 120, y

37. Arrojar desde un vehículo cigarrillos u otros elementos encendidos.”

k) Sustitúyese el inciso final por el siguiente:

“En los casos de las infracciones de los números 6, 17, 19, 22, 25, 28 y 30, si ellas fueren cometidas por un conductor de un vehículo destinado al servicio público de pasajeros o al transporte de carga y que no fuere el dueño, no se le aplicará pena alguna y no se anotará en el Registro Nacional de Conductores. Las penas correspondientes a estos números serán de cargo del propietario del vehículo.”

46) Introdúcense las siguientes modificaciones en el artículo 199:

a) Derógase el número 16.

b) En el número 18, suprímese la frase “o cruzar cualquier vía o calle fuera del paso para peatones” y sustitúyense la coma (,) y la conjunción “y” por un punto y coma (;).

c) Reemplázase, en el número 19, el punto final (.) por una coma (,) seguida de la conjunción “y”.

d) Incorpórase el siguiente número 20, nuevo:

“20. Botar o abandonar residuos, objetos o sustancias.”

47) Agrégase, en el artículo 201, el siguiente inciso final, nuevo:

"A quien arroje desperdicios desde un vehículo se le aplicará una multa de una a cinco unidades tributarias mensuales."

48) Agrégase, entre la palabra “comiso” y el punto final (.) del actual artículo 205, la frase “y serán destruidos”.

49) Elimínase el inciso final del artículo 208 que dice: “Estos plazos se contarán desde que se cometieren las infracciones”.

50) Intercálase, a continuación del artículo 219, el siguiente Título XIX, nuevo, “De los vehículos considerados como antiguos o históricos”, conformado por los artículos 220, 221, 222, 223 y 224, nuevos, pasando los actuales artículos 220 y 221 a ser artículos 225 y 226, respectivamente.

“Título XIX.

De los vehículos considerados como antiguos o históricos.

Artículo 220.- Serán considerados como vehículos automotores antiguos o históricos todos los vehículos de construcción de cincuenta o más años de antigüedad y aquellos que, no obstante ser de construcción posterior, sean declarados como tales por su singular interés técnico o histórico.

Artículo 221.- Los vehículos antiguos o históricos sólo deberán cumplir con las características mecánicas y técnicas originales del vehículo.

Artículo 222.- Una institución privada y sin fines de lucro, que tenga entre sus objetivos fomentar la conservación de vehículos de colección, antiguos o históricos, será designada para que los reconozca como tales.

Artículo 223.- Esta institución podrá darles el reconocimiento de vehículos antiguos o históricos a aquellos que tengan menos de cincuenta años de antigüedad y que, por su singular interés, deban ser así considerados.

Artículo 224.- A los vehículos considerados como antiguos o históricos que cumplan con las características originales, les será otorgado por la institución mencionada en el artículo 222 un certificado de revisión técnica. Estos vehículos deberán transitar con un distintivo que señalará que son vehículos antiguos o históricos, el que les será concedido en la primera oportunidad en que se les reconozca como tales.”

Artículo 2º.- Derógase el artículo 1º de la ley Nº 13.937.

Artículo 3º.- Modifícase el artículo 492 del Código Penal en la forma que sigue:

"Artículo 492.- Las penas del artículo 490 se impondrán también respectivamente al que, con infracción de los reglamentos y por mera imprudencia o negligencia, ejecutare un hecho o incurriere en una omisión que, a mediar malicia, constituiría un crimen o un simple delito contra las personas.

A los responsables de cuasidelito de homicidio o lesiones, ejecutados por medio de vehículos a tracción mecánica o animal, se los sancionará, además de las penas indicadas en el artículo 490, con la suspensión del carné, permiso o autorización que los habilite para conducir vehículos, por un período de uno a dos años, si el hecho de mediar malicia constituyera un crimen, y de seis meses a un año, si constituyera simple delito. En caso de reincidencia, podrá condenarse al conductor a inhabilidad perpetua para conducir vehículos a tracción mecánica o animal, cancelándose el carné, permiso o autorización."

Se designó Diputado Informante al señor René Manuel García García.

SALA DE LA COMISIÓN, a 30 de julio de 1999.

Acordado en sesiones de fecha 21 de junio de 1995; 19 de julio de 1995; 2 y 9 de agosto de 1995; 18 de agosto de 1998; 8 y 15 de septiembre de 1998; 15 y 22 de junio de 1999 y 6 y 13 de julio de 1999, con asistencia de los Honorables Diputados señores Pareto, don Luis (Presidente); Alessandri; Alvarado; Caraball; Ceroni; Encina; García, don René Manuel; Hernández; Letelier, don Juan Pablo; Letelier, don Felipe; Longueira; Masferrer; Muñoz, don Pedro; Rocha; Salas; Van Rysselberghe, Vargas; Vega y Venegas.

También participaron los ex Diputados señores Hurtado, don José María; Jara, don Octavio; Sabag, don Hosain; Taladriz, don Juan Enrique y Tohá, don Isidoro.

PATRICIO ÁLVAREZ VALENZUELA,

Secretario de la Comisión.

1.11. Discusión en Sala

Fecha 03 de agosto, 1999. Diario de Sesión en Sesión 23. Legislatura 340. Discusión Particular. Se aprueba.

MODIFICACIONES A LA LEY Nº 18.290, LEY DE TRÁNSITO. Primer trámite constitucional.

El señor MONTES ( Presidente ).-

Corresponde conocer, en primer trámite constitucional y segundo reglamentario, el proyecto que introduce diversas modificaciones en materia de tránsito terrestre.

Diputado informante de la Comisión de Obras Públicas, Transportes y Telecomunicaciones, es el señor René Manuel García.

Antecedentes:

-Segundo Informe de la Comisión de Obras Públicas. Documentos de la Cuenta Nº 9, de esta sesión.

El señor MONTES ( Presidente ).-

Solicito el asentimiento de los señores diputados para que ingrese a la Sala el señor secretario ejecutivo de la Comisión Nacional de Seguridad del Tránsito, don Milton Bertín.

¿Habría acuerdo?

Acordado.

Tiene la palabra el diputado informante.

El señor GARCÍA (don René Manuel) .-

Señor Presidente, paso a informar, en primer trámite constitucional y segundo reglamentario, el proyecto de ley, originado en mensaje de su Excelencia el Presidente de la República, que introduce diversas modificaciones a la ley Nº 18.290, en materia de tránsito terrestre.

Durante el estudio de este proyecto de ley, la Comisión contó con la asistencia y la colaboración del secretario ejecutivo de la Comisión Nacional de Seguridad de Tránsito, señor Milton Bertín Jones , y del juez de policía local y asesor de esa Comisión, señor Carlos Varas Vildósola .

El proyecto de ley en estudio consta de tres artículos permanentes y un artículo transitorio, que se refieren a las siguientes materias:

El artículo 1º modifica la ley Nº 18.290, de Tránsito, en diferentes materias.

El artículo 2º deroga el artículo 1º de la ley Nº 13.937, por el cual se establece que los propietarios de los inmuebles o de sitios eriazos que hagan esquina dentro de los límites urbanos de su comuna, deben mantener los letreros sobre señalización de tránsito.

El artículo 3º modifica el artículo 492 del Código Penal, referido a la responsabilidad de los conductores por los accidentes que ocurran en las esquinas.

Esta es una materia que fue modificada por la ley de Tránsito, en cuanto se dispone que las esquinas no son el único lugar habilitado para el cruce de peatones; por lo tanto, con esta modificación se coordina el nuevo precepto con la norma del Código Penal.

El artículo transitorio establece que “lo dispuesto en el artículo 79 bis de la ley de Tránsito entrará en vigencia a partir del 1 de enero de 1996, de acuerdo con las revisiones técnicas de los respectivos vehículos”.

El estudio de este proyecto de ley, en su segundo trámite reglamentario, comenzó en junio de 1995; sin embargo, al cabo de dos meses fue suspendido debido a que en esa época se encontraba en tramitación en el honorable Senado un proyecto que modificaba igualmente la ley de Tránsito en lo relativo a la licencia de conducir y a la creación de las escuelas de conductores profesionales. Durante la tramitación de esa iniciativa en la cámara alta, se le introdujeron materias que excedían sus ideas matrices y que ya estaban consideradas en el proyecto sobre el cual recae este informe. El mencionado proyecto, que pasó a ser la ley Nº 19.495, introdujo 59 modificaciones en la ley de Tránsito. En consecuencia, la Comisión acordó esperar la publicación de esa ley, lo que ocurrió el 8 de marzo de 1997, para acometer la tarea de comparar el nuevo texto de la ley de Tránsito con el correspondiente al proyecto de ley en informe, que esta Cámara aprobó en su primer trámite reglamentario el 13 de abril de 1995.

Esta tarea tuvo como objeto determinar las modificaciones que deberían introducirse para que entre todas las partes de la ley existiera la debida correspondencia y armonía, sin perjuicio de debatir las muchísimas indicaciones nuevas hechas presentes durante el segundo trámite reglamentario.

A raíz del trabajo de adecuación realizado por la Comisión, se propone suprimir muchas de las normas aprobadas en el primer informe y trasladar la ubicación de otras.

El tiempo transcurrido entre la aprobación en general del proyecto, en 1995, y este segundo informe, ha sido extenso. En ese lapso, además, cambió parcialmente la composición de esta Cámara. En consecuencia, he considerado conveniente recordar dos cosas.

En primer lugar, habida consideración de la amplitud de las ideas matrices o fundamentales de este proyecto, la necesidad de modificar la ley Nº 18.290, de Tránsito, con el fin de modernizarla, mediante la corrección de algunas materias y la incorporación de otras no consideradas, la Comisión acordó incorporar en su tratamiento la totalidad de los proyectos de ley iniciados en mociones parlamentarias y cuyas ideas matrices coincidían con las del proyecto al que se incorporarían. El informe señala esas mociones.

En segundo lugar, para el tratamiento de esta iniciativa en su primer trámite reglamentario, la Comisión acordó aplicar un método especial de estudio, consistente en analizar las modificaciones del articulado de la ley de Tránsito por materias, y no según el orden de los preceptos, que es lo habitual. Así, en el primer informe, las modificaciones planteadas se encuentran divididas en acápites agrupados por materias, aun cuando la parte normativa se presentó en orden correlativo. Las materias que aborda este proyecto de ley son las siguientes:

Participación en accidentes de tránsito.

El artículo 183 de la ley de Tránsito obliga a quienes participan en un accidente de tránsito, a dar cuenta de lo sucedido a la autoridad policial más próxima.

Por su parte, el artículo 173 presume culpable al conductor que abandonare el lugar del accidente. Dicha fuga es particularmente grave por dos razones: primero, porque en el caso de los conductores que manejan bajo la influencia del alcohol se impide la realización del examen de alcoholemia; segundo, en el caso de los accidentes de tránsito en los que resulten personas lesionadas, no sólo se priva a la víctima de auxilio inmediato, sino que, además, la priva de la asistencia que cubre el seguro automotor obligatorio, el que únicamente se puede hacer efectivo si se indica el vehículo participante. Esta situación hace que al conductor le convenga huir del lugar del accidente; su fuga está penada por la legislación sólo con una presunción de culpabilidad, por lo que admite pruebas en contrario. El proyecto considera que la persona que adopte la conducta de abandonar a un lesionado en un accidente, carece de toda idoneidad moral para conducir un vehículo, por lo que corresponde cancelarle la licencia de conducir. Además, en el caso de producirse lesiones, se configuraría un delito, salvo que éstas tengan el carácter de leves.

Subida a los vehículos y bajada de ellos.

La ley de Tránsito contiene diversas normas relativas a la subida a los vehículos y bajada de ellos, así como al uso de las puertas. En la actualidad, algunas de estas normas son contradictorias entre sí o resultan inconvenientes. La ley prohíbe a los pasajeros de locomoción colectiva subir o bajar de los vehículos en movimiento, maniobra que es legalmente imposible, dado que la primera ley exige que dichos vehículos circulen con las puertas cerradas. Todo esto trae como consecuencia que la eventual caída de un pasajero le es imputable a él mismo y no al operador del vehículo que no cumple con la obligación legal, con lo cual se permite que éste evada su responsabilidad por este tipo de accidentes. Ello se traduce en alrededor de 1.400 accidentes al año con personas heridas a consecuencia de las caídas.

Autorización de actividades deportivas en la vía pública.

El artículo 169 de la ley de Tránsito señala que la autorización de actividades deportivas en la vía pública corresponde a los alcaldes. Dicho precepto no reconoce la dificultad que representan aquellas competencias que transcurren por las vías sujetas a la tuición de uno o más municipios. En tal caso se encuentran competencias importantes, como las de ciclismo, en cuyo desarrollo se suele incluir a decenas de comunas con los consiguientes problemas de organización y control. Por lo tanto, se propone que en aquellos casos en que las actividades deportivas incluyan más de una provincia, la autorización deberá otorgarla el secretario regional ministerial de transporte respectivo; y en el caso de que la actividad abarque varias regiones, dichas funciones deberán coordinarse entre sí.

Señalizaciones de tránsito.

El artículo 99 de la ley de Tránsito establece que el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones definirá la normativa relativa a la señalización de tránsito, mandato que ya fue cumplido al dictarse la norma reglamentaria correspondiente. El proyecto complementa el mencionado artículo disponiendo un proceso de certificación de señales, semáforos, controladores de semáforos, equipos de protección de un cruce ferroviario; en suma, de todos los elementos importantes para la seguridad del tránsito vehicular y peatonal. El proveedor que deje de cumplir esta norma se expondrá a que se le cancele la certificación.

Complementariamente, se establece que habrá penas por previa instalación y dispositivos de control de tránsito que no sean de tipo certificado.

Además, se propone una norma explícita para impedir la instalación de señales de prohibición que sólo repitan normas de la ley. Un caso común: la señal “No estacionar”, que algunos municipios se ven obligados a colocar al lado izquierdo de la calzada, en circunstancias que la ley prohíbe expresamente estacionarse allí, ha constituido un motivo de permanente disputa, dado que su instalación induce a creer que en las cuadras siguientes en que no existe tal señal, es legal estacionar al lado izquierdo.

La ley de Tránsito comprende, entre los preceptos de normas rudimentarias relativas a la obligatoriedad y procedencia de las señales, el artículo 101, sin que reconozca implícitamente la importancia de la demarcación como medio de control de tránsito. Para corregir dichos problemas, se propone señalizar el orden en que deben ser consideradas las señales o indicaciones. Se introducen en dicho ordenamiento la señal o indicaciones que efectúe el personal de bomberos para controlar el área adyacente a un siniestro.

Se innova en el sentido de permitir que el departamento de tránsito correspondiente de la Dirección de Vialidad, en su caso, autorice a particulares a instalar señalización o barreras. Tal es el caso de las compañías de servicios que habitualmente efectúan labores de mantención, como telefónicas, de gas, sanitarias, etcétera. Ello implicará que los municipios establecerán condiciones específicas para realizar dichas labores.

Línea de detención de vehículos.

La ley de Tránsito, en su artículo 2º, define la línea de detención de vehículos asociándola necesariamente a los pasos peatonales. Existen diversas situaciones en las que es necesario establecerla sin que haya pasos peatonales, como, por ejemplo, en los cruces ferroviarios. Otro aspecto que hace necesario actualizar la señalización proviene del significativo progreso en las normas de diseño de infraestructuras en el sector urbano y de las carreteras, en las cuales se han introducido las pistas exclusivas de viraje a la izquierda localizadas sobre los bandejones centrales. Dichas modalidades de operación hacen preciso establecer líneas de detención de vehículos sobre dichos bandejones, muchas veces en áreas donde no se permite el tránsito de peatones.

La modificación propuesta no altera las condiciones de operación de los pasos para peatones, dado que el Nº 8 del artículo 167 determina que los peatones tienen derecho preferente de paso.

Indicaciones de semáforos.

La ley de Tránsito define, en los artículos 110 y siguientes, el significado de las diversas indicaciones de los semáforos. Esa lista es incompleta, ya que no considera en forma adecuada las indicaciones para peatones ni biciclos. Pero, lo que es peor, contiene diversas definiciones que se contraponen con los tratados internacionales suscritos por el país, específicamente con la Convención Internacional de Señalización Vial, de Viena, publicada en el Diario Oficial el 24 de marzo de 1975, la que, por ende, rige como ley de la República.

El proyecto propone coordinar la ley de Tránsito con las normas del tratado y eliminar de ella algunos preceptos riesgosos, como la norma sobre luz roja y flecha verde, cuya redacción permite que el semáforo señale simultáneamente dicha indicación, dando derecho de paso a vehículos que pueden realizar movimientos conflictivos, situación de extrema peligrosidad.

Responsabilidad del propietario por mal estado del vehículo.

El artículo 198 establece los casos de infracciones o contravenciones graves. En los casos de infracciones que dicen relación con características técnicas del vehículo derivadas de la falta de mantenimiento, si ellas son cometidas por el conductor de un vehículo destinado al transporte público de pasajeros o al transporte de carga y que no fuere el dueño, en la actualidad se le aplica solamente la pena correspondiente a una infracción leve y no se anota en el Registro Nacional de Conductores .

El proyecto propone que, en esos casos, no se le aplique pena alguna al conductor y no se anote en el Registro señalado. Se añade que las penas correspondientes a esas infracciones sean de cargo del propietario del vehículo.

En consecuencia, en el artículo 181 se propone agregar un precepto en virtud del cual estas infracciones se notifiquen por carta certificada al propietario del vehículo, al domicilio consignado en el Registro de Vehículos Motorizados o en el permiso de circulación, y se presuma la responsabilidad del propietario que no concurriere a la audiencia para la cual fuere citado.

Paso de peatones.

Existen muchos sitios en los que, sea por problemas de diseño de la vía o por los niveles de flujo vehicular y peatonal, el cruce de la calzada no se efectúa en condiciones adecuadas de seguridad y no es posible habilitar un lugar alternativo para el paso de peatones. En estas circunstancias, es necesario introducir facilidades peatonales explícitas, como los “pasos de cebra”, a fin de dar prioridad al peatón sobre otros usuarios de la vía, especialmente los vehículos motorizados.

Una situación tan deseable como la señalada no es posible en nuestro país, dado que la ley estableció a priori pasos de peatones en todas las esquinas. La extrema severidad formal de dicho precepto, que de hecho opera en forma independiente de la existencia de problemas concretos para cruzar la calzada, ha tenido como consecuencia, paradójicamente, que esos pasos de peatones no sean herramientas que hagan una contribución positiva a la seguridad, tanto por no existir dotación policial para controlar los más de 150.000 pasos peatonales que se deducen de una definición tan amplia, como por el obvio desprestigio en que cae una restricción cuya necesidad no es percibida por los conductores. La mayor cantidad de atropellos ocurren en las intersecciones, lugares que, según se supone, la ley protege sabiamente. Así, en los estudios efectuados en una zona de la comuna de Santiago, se encontró que el 81 por ciento de los atropellos suceden en las intersecciones.

En la línea del desarrollo, es necesario destacar el excelente trabajo efectuado en la zona del Gran Valparaíso. En efecto, las comunas involucradas han podido introducir con éxito el concepto de paso peatonal al apartarse de los preceptos de la ley. Así, tales facilidades peatonales han sido otorgadas sobre la base de demarcar solamente aquellos pocos lugares para los cuales existe una demanda peatonal real y un nivel significativo de flujo vehicular y, por consiguiente, de riesgo. Tal modalidad permite concentrar en ellos el esfuerzo de control y, además, evita su desprestigio ante los conductores, los que, de esta forma, no ven que se introduzcan restricciones innecesarias al desplazamiento de sus vehículos. Así, los pasos de cebra proveen hoy lugares apropiados de cruce para los peatones en vías sujetas a niveles de flujo vehicular de alguna magnitud o en las cuales, debido al alto número de peatones que cruza la calzada, se justifica darles prioridad sobre los vehículos motorizados.

La modificación legal que se propone permitirá introducir en el resto del país los “pasos de cebra” como una medida eficaz de gestión de tránsito, gracias al establecimiento de tales facilidades donde sean necesarias y no en cada intersección. Como resultado se obtendrán las condiciones necesarias para promover un nivel de cumplimiento que ayude a controlar el grave problema de atropellos existente en el país. En consecuencia, los peatones podrán cruzar una intersección cuando exista una señalización que así lo permita. Se conservará, eso sí, su derecho de paso preferente en caso de viraje de un vehículo. En las demás situaciones, deberán hacerlo cuando no exista peligro inminente para ello.

Por último, se propone modificar el artículo 492 del Código Penal para adecuar sus disposiciones a la ley de Tránsito y evitar la reiteración de las mismas.

Publicidad de los informes de accidentes.

La ley de Tránsito carece de preceptos explícitos que definan la publicidad de los informes relativos a los accidentes de tránsito. A falta de dicha disposición, se aplican las normas generales del Código de Procedimiento Penal, que establecen el secreto del sumario, el que, por analogía, se extiende a los informes que recibe el tribunal. Tal situación -es la causa más importante- explica la escasa preocupación de los organismos universitarios de investigación, por seguridad vial, área en la cual el país, ciertamente, ostenta un triste récord en el nivel internacional: más de 1.600 muertos al año, cifra que, a diferencia de otros países, en el nuestro tiende a aumentar de año en año.

Los más diversos países del mundo se han preocupado de que la información recopilada con motivo de las investigaciones legales de los accidentes esté disponible directamente para ser utilizada por los municipios y por los grupos de investigación, como forma de eliminar el problema de la inseguridad vial y de efectuar investigaciones sobre tendencias y eficacia de la normativa técnica basada en el análisis estadístico de centenares de casos.

En ese sentido, también es necesario precaver que la información de siniestros que reúnen las compañías de seguros también esté disponible, por la vía de la superintendencia respectiva, para ser utilizada en los trabajos de investigación de accidentes, dado que solamente por dicha vía es posible analizar si determinados modelos de vehículos presentan tasas excesivas de siniestros, para así estar en condiciones de tomar las medidas que tiendan a corregir el problema. En igual forma, se procede en el caso de los antecedentes de revisiones técnicas.

Por último, es necesario valorizar la opción de conciliación en caso de accidentes, posibilitada por el artículo 184 de la ley, interesante precepto que permite disminuir el trabajo de los tribunales mediante un acuerdo informal entre los afectados. La eficacia de dicha opción se ve reducida por la nula penalización existente para quienes falsean los hechos, lo cual tiene como consecuencia lógica que el caso seguirá una lenta tramitación en los tribunales, ante los cuales el afectado debe asumir el peso de la prueba para intentar que se restablezcan apropiadamente los hechos básicos del accidente. Una conducta de tal gravedad es penalizada explícitamente en los más diversos países. Ello refleja la necesidad de penalizar la conducta de manera adecuada, como forma de reprimir su ocurrencia. A dicho efecto, se propone indicar al tribunal que, como parte de la sentencia, se analicen las declaraciones prestadas, incluso la proporcionada a Carabineros, y se determine si en alguna de ellas se señalan aspectos que se han demostrado como falsos. Si así ocurriese, se deberá cancelar la licencia de conducir, por ser dicha conducta una manifestación concreta de falta de idoneidad moral para conducir, cancelación que, por las normas generales de la ley de Tránsito, es, en realidad, una suspensión por dos años.

Infracciones y contravenciones.

Se ha considerado apropiado considerar como infracciones o contravenciones una serie de conductas aptas para producir accidentes de tránsito u otro tipo de daños.

En el artículo 197 se incorpora como infracción gravísima la de sobrepasar la línea continua, adelantar por la berma o por donde la demarcación o las señales lo prohíban.

En el artículo 198 se incorporan las siguientes infracciones o contravenciones graves: adelantar a otro vehículo cuando no esté permitido; conducir un vehículo con la placa patente intencionalmente oculta; conducir un vehículo sin revisión técnica vigente o infringiendo las normas sobre contaminación ambiental; usar ilícitamente una pista “sólo bus”; usar ilícitamente una pista “no bus”; usar cualquier tipo de elementos que sirvan para detectar los aparatos de control de velocidad utilizados por Carabineros; transitar, sin estar legalmente exceptuados, por una zona urbana restringida por razones de contaminación ambiental; circular por la mitad izquierda de la calzada; arrojar desde un vehículo cigarrillos u otros elementos encendidos.

En el artículo 199 se incorpora como infracción menos grave la de botar o abandonar residuos, objetos o sustancias.

Delitos o cuasidelitos.

La Comisión aprobó incorporar como tipo penal, con pena de presidio menor en sus grados medio a máximo, la falsificación o adulteración de un certificado de revisión técnica o de emisión de gases, permiso de circulación o certificado de seguro obligatorio, así como la utilización de tales documentos a sabiendas de su carácter de falsos o adulterados, y la posesión de formularios para extenderlos sin tener título para ello.

Estacionamientos reservados y paraderos de taxis.

La ley Nº 18.290, en su artículo 158, otorga a las municipalidades la facultad de autorizar paraderos de taxis, los que son definidos como de libre acceso, con lo cual dicho precepto asocia implícitamente a tales paraderos a la definición económica de bien libre. Dicha situación, que puede haber sido cierta alguna vez o actualmente en algunos lugares en los cuales las posibilidades de estacionar exceden el número de vehículos, deja de tener validez, dado el significativo aumento de vehículos, con lo que los espacios de estacionamiento para taxis han pasado a ser un recurso escaso.

Los usuarios de dichos espacios han reaccionado en consecuencia, estableciéndose organizaciones informales que regulan su utilización, básicamente recurriendo a los argumentos que otorga la ley del más fuerte. Así, el espacio público pasa a ser administrado privadamente, sin quedar sujeto a las normas generales de una economía de mercado, con desmedro de la equidad que el Estado debe garantizar a todos los empresarios y con perjuicio del público, que obtendría un servicio de mejor calidad y más responsable si esa organización informal fuera formalizada. Para enfrentar tal problema, se propone recurrir al mecanismo clásico de una economía de mercado: la licitación. Así, los mejores paraderos serán asignados a los empresarios que ofrezcan mejor servicio, produciéndose de esta forma nuevos estímulos para el progreso del sector.

Para aplicar tal medida, propone retirar de la ley el concepto de “paraderos de taxis” mediante la derogación del artículo 158, los que pasarán a otorgarse por las municipalidades mediante licitaciones públicas.

Además, se considera apropiado establecer un régimen especial de estacionamientos reservados para los recintos militares, policiales y de Gendarmería de Chile, en relación con los lugares de acceso principal a tales recintos y no referido al perímetro de todo el recinto, lo cual muchas veces representa decenas de kilómetros. Ciertamente, existen ocasiones en que, por razones de seguridad, se deberá limitar el estacionamiento en algunas áreas, pero se ha estimado más apropiado que dichas restricciones sean establecidas de acuerdo con el régimen general contenido en el artículo 163 de la ley de Tránsito. Por otra parte, se aclara que las distancias de que trata este artículo son medidas por el costado correspondiente al ingreso principal a los recintos.

Estacionamientos en caminos y vías públicos.

Esto es de especial importancia para los diputados que representan zonas con caminos rurales.

Además, es una materia de relevancia para evitar los accidentes de tránsito, particularmente en zonas rurales.

La ley de Tránsito dice que en las vías rurales, el estacionamiento debe hacerse con toda la estructura del vehículo sobre la berma, si la hubiere. Si no hay berma, debe hacerse al costado derecho, lo más cerca posible de la cuneta. Es una norma que permite estacionar y exige hacerlo con cuidado.

La norma propuesta en el proyecto cambia sustancialmente. En primer lugar, comienza con una prohibición: “Prohíbese el estacionamiento en los caminos o vías rurales”. En segundo lugar, como excepción, sólo puede hacerse por emergencia o falla mecánica. En tercer lugar, exige dejar siempre la debida señalización, de modo que la presencia del vehículo estacionado o detenido sea debidamente advertida por quienes circulen por el lugar.

Esta norma servirá para corregir la situación actual, en la que las bermas de los caminos son utilizadas para estacionar vehículos, en circunstancias que su finalidad es permitir la detención en casos de emergencia.

En la Comisión hubo consenso sobre una materia relacionada con este tema, aunque escapa a este proyecto: la gran mayoría de los caminos rurales que han sido pavimentados no contemplan paraderos, por lo que los buses que por ellos circulan se detienen en la carretera para tomar o dejar pasajeros, o usan parte de la berma, dejando una parte de la estructura del vehículo sobre la calzada, lo cual ha provocado gravísimos accidentes de tránsito, con resultados de muerte.

La Comisión propuso que en todos los caminos rurales que tengan circulación de buses deben tener paraderos con una salida para que los buses puedan estacionarse para tomar o dejar pasajeros.

Cruces ferroviarios.

El artículo 108 de la ley de Tránsito obliga a los conductores a detener sus vehículos ante todos los cruces ferroviarios. Dicho precepto no reconoce los importantes progresos obtenidos en la señalización automática de los cruces. Actualmente, es posible instalar equipos de señalización que eviten que los conductores deban tomar decisiones a este respecto, lo que, además de reducir las detenciones innecesarias, se traduce en mejoras en las condiciones de seguridad.

Es la norma legal mencionada la que no ha permitido introducir conceptos modernos de control de tránsito en los cruces a nivel, dado que la ley, al obligar a todos los conductores a detener sus vehículos, no permite asignar beneficios a otras modalidades de control, como son las barreras automáticas. Ello ha hecho imposible introducir la modernización de cruces ferroviarios en los programas de inversiones en infraestructura vial financiados por créditos internacionales, perdiéndose así dicha posibilidad de modernizar el sector.

Por otra parte, es necesario destacar que dicha modificación coordina apropiadamente la ley de Tránsito con la Convención Internacional de Señalización, de Viena, ratificada por nuestro país en 1975, la que en sus artículos 33 y 36 establece que la detención antes del cruce ferroviario no es obligatoria, definiendo el significado y la operación de las barreras para el control de cruces ferroviarios, aspecto que no es ni siquiera mencionado en la ley de Tránsito.

En consecuencia, la modificación propuesta para el artículo 108 sobre las normas relativas a la operación de barreras para el control de cruces ferroviarios permitirá que los programas de inversión de infraestructura puedan financiar la modernización de los cruces que representan mayores niveles de riesgo. En el intertanto, los otros cruces podrán seguir siendo controlados con señales “Pare”, de existir problemas de visibilidad u otros, dado que se mantienen intactas las atribuciones generales para instalar tales señales.

Vehículos antiguos o de colección.

La Comisión aprobó incorporar un título nuevo al final de la ley de Tránsito, para reconocer a los vehículos antiguos, históricos o de colección y conferirles un estatuto especial.

En gran parte del mundo se privilegia la mantención, circulación y exhibición de los vehículos de colección como un asunto de historia mecánica. En Chile no hay más de 300 vehículos de este tipo, muchos de los cuales participan en “rallies” en Argentina, Alemania y otros países. Sin embargo, en Chile, en la práctica, se prohíbe su circulación, porque carecen de muchos elementos técnicos exigidos por los reglamentos y no pueden obtener certificados de revisión técnica.

Para solucionar esos problemas y para liberar al fisco de la incomodidad de tener que registrarlos para los efectos del pago de los permisos de circulación, se propone crear este título y considerar como históricos o antiguos a los vehículos que tengan cincuenta o más años de antigüedad, y a los de menor data que sean declarados como tales por características especiales.

Entre otras cosas, la normativa persigue evitar que se les instalen instrumentos técnicos modernos, como una tercera luz de freno, a fin de mantener el modelo y no disminuir el valor histórico del vehículo, como asimismo, eximirlos de la obligación de concurrir a las plantas de revisión técnica.

Todo el articulado propuesto es una forma de reconocer esta especie de “museología”, que hasta hoy ha enfrentado dificultades.

Límites de velocidad.

Se ha considerado conveniente revisar el tema de las velocidades máximas señaladas por ley, las que rigen a falta de señalización que las modifiquen. Por ello, se ha estimado conveniente desagregar, en el mayor número de situaciones posibles, los límites de velocidad convencionales, estableciéndose límites diferentes según las características de las vías. Así, en una vía de una sola pista con tránsito bidireccional, como un pasaje, se ha estimado que la velocidad máxima, a falta de señalización explícita, debe ser de treinta kilómetros por hora. En el caso de las vías rurales, se mantiene el límite de cien kilómetros por hora en calzadas pavimentadas. Sin embargo, cuando se trate de una vía rural con calzada pavimentada de dos o más pistas en sentido único, el límite de velocidad para automóviles será de ciento veinte kilómetros por hora.

En todo caso, se estimó fijar en noventa kilómetros por hora la velocidad máxima para camiones y buses.

Con las modificaciones propuestas se disminuirá la necesidad de instalar señales que modifiquen las velocidades máximas establecidas por la ley.

Visibilidad en calles y vías.

La ley dice que no podrán “instalarse” quioscos, casetas, etcétera, en las esquinas, con el fin de no afectar la perfecta visibilidad. Sin embargo, se ha entendido que lo que ya está instalado no puede verse afectado por esa norma, puesto que lo que prohíbe es la instalación. Por eso, además de la instalación, se propone prohibir también la “mantención” de esos elementos, con lo que los quioscos o las casetas existentes podrán ser retirados o instalados en otra parte de la acera.

Por otra parte, la norma vigente habla de veinte metros contados desde “la esquina”. Sin embargo, el concepto “esquina” no está definido en la ley de Tránsito, por lo que se propone que los veinte metros se midan desde “el punto determinado por la intersección de las prolongaciones imaginarias de las líneas de soleras o cunetas que convergen”.

En tercer lugar, se ha incorporado el vocablo “vegetación”, que no está reconocido en la ley como elemento que dificulta la visibilidad, pero que existe en la práctica y puede ser causa de serios accidentes.

Cabe hacer presente que la Comisión Nacional de Seguridad de Tránsito realizó una campaña de detección de obstáculos visuales en todo el país. Las aberraciones descubiertas fueron miles. La modificación persigue procurarse un instrumento legal para corregir esos errores.

Hago presente que, para mejor comprensión de las modificaciones que se proponen, se ha elaborado un documento comparado, que contiene la ley de Tránsito, el proyecto de ley aprobado en primer trámite reglamentario y el texto de este informe que se somete a la consideración de esta honorable Cámara.

Lo anterior es un recordatorio de las principales materias del proyecto de ley.

Artículos que no han sido objeto de indicaciones ni de modificaciones.

En el artículo 1º, que modifica la ley Nº 18.290, de Tránsito, los siguientes números no han sido objeto de indicaciones ni de modificaciones:

Nº 3 (anterior Nº 2). Artículo 34.

Nº 9 (anterior Nº 8). Artículo 80.

Nº 11 (anterior Nº 9). Artículo 82.

Nº 12 (anterior Nº 10). Artículo 93.

Nº 14 (anterior Nº 13). Artículo 99.

Nº 15 (sin cambio). Artículo 101.

Nº 17 (anterior Nº 16). Artículo 105.

Nº 18 (anterior Nº 17). Artículo 108.

Nº 19 (anterior Nº 18). Artículo 109.

Nº 20 (anterior Nº 19) Artículo 110.

Nº 22 (anterior Nº 21). Artículo 114.

Nº 23 (anterior Nº 22). Artículo 144.

Nº 24 (anterior Nº 23). Artículo 149.

Nº 25 (anterior Nº 24). Artículo 150.

Nº 26 (anterior Nº 25). Artículo 151.

Nº 28 (anterior Nº 26). Artículo 158.

Nº 29 (anterior Nº 27). Artículo 160.

Nº 30 (anterior Nº 28). Artículo 161.

Nº 31 (anterior Nº 29). Artículo 164.

Nº 32 (anterior Nº 30). Artículo 167.

Nº 33 (anterior Nº 31). Artículo 169.

Nº 34 (anterior Nº 32). Artículo 172.

Nº 35 (anterior Nº 33). Artículo 174.

Nº 39 (anterior Nº 35). Artículo 187.

Nº 40 (anterior Nº 36). Artículo 191.

Los artículos 2º y 3º.

Por lo tanto, de conformidad con lo establecido en el inciso segundo del artículo 131 del Reglamento de la Corporación, corresponde dar por aprobados los preceptos que he señalado, en razón de que no han sido objeto de indicaciones en la discusión del primer informe ni de modificaciones en el segundo.

Artículos calificados como normas de carácter orgánico constitucional o de quórum calificado.

La Comisión estimó que el proyecto no contiene normas de esta índole.

Artículos suprimidos.

1. En el artículo 1º del proyecto se suprimen por unanimidad los siguientes números:

Anterior Nº 7, referido al artículo 79 bis. (Indicación Nº 9).

Anterior Nº 11, referido al artículo 95. (Indicación Nº 11).

Anterior Nº 14, referido al artículo 100. (Indicación Nº 13).

Anterior Nº 41, referido al artículo 201 bis. (Indicación Nº 27).

Anterior Nº 42, referido al artículo 203 (derogado). (Indicación Nº 28).

Anterior Nº 43, referido al artículo 204 (derogado). (Indicación Nº 29).

Anterior Nº 45, referido al artículo 206 (derogado) (Indicación Nº 31).

Anterior Nº 46, referido al artículo 207 (derogado) (Indicación Nº 32).

Anterior Nº 47, referido al artículo 211 (Indicación Nº 34).

2. El artículo transitorio del proyecto se suprime.

En el informe, entre las páginas 6 y 10, se transcriben los textos de las indicaciones por las cuales se eliminan los números del artículo 1º señalados precedentemente y el artículo transitorio.

Artículos modificados.

En este trámite reglamentario, se han modificado los siguientes números del artículo 1º del proyecto de ley:

Nº 1, referido al artículo 2º. (Indicación Nº 1).

Nº 4 (anterior Nº 3), referido al artículo 35. (Indicación Nº 3).

Nº 6 (anterior Nº 4). (Indicación Nº 6).

Nº 7 (anterior Nº 5), referido al artículo 71. (Indicación Nº 7).

Nº 8 (anterior Nº 6), referido al artículo 79. (Indicación Nº 8).

Nº 13 (anterior Nº 12), referido al artículo 98. (Indicación Nº 12).

Nº 21 (anterior Nº 20), referido al artículo 111. (Indicación Nº 15).

Nº 38 (anterior Nº 34), referido al artículo 186. (Indicación Nº 19).

Nº 44 (anterior Nº 37), referido al artículo 197. (Indicación Nº 23).

Nº 45 (anterior Nº 38), referido al artículo 198. (Indicación Nº 24).

Nº 46 (anterior Nº 39), referido al artículo 199. (Indicación Nº 25).

Nº 47 (anterior Nº 40), referido al artículo 201. (Indicación Nº 26).

Nº 48 (anterior Nº 44), referido al artículo 205. (Indicación Nº 30).

Entre las páginas 11 y 20 del informe figuran los textos de las indicaciones que contemplan números modificados en el artículo 1º del proyecto.

Artículos nuevos introducidos.

En este trámite reglamentario, se han introducido los siguientes números nuevos en el artículo 1º del proyecto de ley:

Nº 2, referido al artículo 4º. (Indicación Nº 2).

Nº 5, referido al artículo 62. (Indicación Nº 4).

Nº 10, referido al artículo 81. (Indicación Nº 10).

Nº 16, referido al artículo 103. (Indicación Nº 14).

Nº 27, referido al artículo 154. (Indicación Nº 16).

Nº 36, referido al artículo 181. (Indicación Nº 17).

Nº 37, referido al artículo 183. (Indicación Nº 18).

Nº 41, referido al artículo 196 A bis. (Indicación Nº 20).

Nº 42, referido al artículo 196 B. (Indicación Nº 21).

Nº 43, referido al epígrafe “De las infracciones o contravenciones”. (Indicación Nº 22).

Nº 49, referido al artículo 208. (Indicación Nº 33).

Nº 50, que incorpora el título XIX. (Indicación Nº 35).

Los textos de las indicaciones que contemplan números nuevos en el artículo 1º del proyecto se encuentran entre las páginas 21 y 29 del informe.

Artículos del proyecto que, en conformidad con el artículo 220 del Reglamento, deban ser conocidos por la Comisión de Hacienda.

El proyecto no contiene normas que deban ser conocidas por la Comisión de Hacienda.

Deseo recordar que la Comisión estimó en el primer informe que la proposición Nº 40 del artículo 1º, referida a las multas que establece el artículo 201 de la ley de Tránsito, debía ser conocida por la Comisión de Hacienda. La ley Nº 19.495 -a que he hecho mención- modificó ese artículo, estableciendo una nueva escala de multas en el mismo sentido que proponía el número 40, por lo que, en este segundo trámite reglamentario, la Comisión acordó eliminar esa modificación.

Indicaciones rechazadas por la Comisión.

Las indicaciones formuladas al artículo 1º del proyecto que fueron rechazadas, se transcriben entre las páginas 30 y 33 del informe.

Finalmente, considero propicia la ocasión para recordar a los ex diputados señores José María Hurtado , Octavio Jara , Hossaín Sabag , actual Senador de la República ; Juan Enrique Taladriz e Isidoro Tohá , integrantes de la Comisión de Obras Públicas, Transportes y Telecomunicaciones, quienes hicieron valiosos aportes al estudio del proyecto.

En mérito de las consideraciones anteriores y de las que he dado a conocer en nombre de la Comisión de Obras Públicas, Transportes y Telecomunicaciones, recomiendo la aprobación del proyecto.

Asimismo, deseo destacar el gran trabajo realizado por los Secretarios de la Comisión, señores Patricio Álvarez y John Smok , y por la señora Paula Müller .

También agradezco la valiosa participación del juez señor Carlos Varas y del encargado de Tránsito, don Milton Bertín .

Es todo cuanto debo informar.

He dicho.

-o-

El señor ORTIZ ( Presidente accidental ).-

En nombre de la Cámara de Diputados, quiero expresar nuestro agrado por la concurrencia a nuestras tribunas del profesor Gaetano Rasi, diputado por Torino, Italia, y presidente de la Comisión de la Producción , Comercio y Turismo, a quien damos nuestra cordial bienvenida y para el cual solicito un aplauso.

(Aplausos).

-o-

El señor ORTIZ ( Presidente accidental ).-

Les recuerdo a los señores diputados que este proyecto y, en lo posible, el que viene a continuación, se votarán al término del Orden del Día, a las 13.30 horas.

Los señores diputados que deseen participar en el debate pueden solicitar su inscripción. Hasta este instante, lo han hecho los señores Luis Pareto y Felipe Letelier.

En discusión el proyecto.

Tiene la palabra el señor Ministro.

El señor HOHMANN ( Ministro de Transportes y Telecomunicaciones).-

Señor Presidente, seré muy breve, porque ha sido muy exhaustiva la información del señor diputado informante.

Sólo quiero colocar el proyecto en el contexto, porque es una parte de tres iniciativas que ha sido necesario elaborar para modernizar la ley de Tránsito y el transporte terrestre.

El primer proyecto creó la licencia del conductor profesional y las escuelas de conductores profesionales, y ya fue aprobado por el Parlamento.

El segundo se refiere a la notificación y registro fotográfico de infracciones, tema que ha salido a colación en los últimos días. Ese proyecto ha sido tratado por esta Sala y por el Senado, y en este momento está en una Comisión Mixta, a cuyo trámite el Gobierno tiene la intención de darle prioridad.

El tercer proyecto es el que analiza en estos momentos la Corporación, que catalogaría de actualización y modernización de la ley de Tránsito, porque, como ustedes saben, la mayor parte de sus disposiciones ya tiene 15 años y durante este tiempo el tránsito, sus mecanismos, reglamentos y regulaciones han cambiado notablemente.

En el proyecto se incluyen diversas materias, de las cuales me gustaría destacar -sólo para ponerlo en el contexto de su temática-, por ejemplo, la eliminación de todas las normas técnicas contenidas en la ley dictada en 1985, ya que los aspectos técnicos han evolucionado muy fuerte.

Desde luego, en ese tiempo no existían los sistemas catalíticos para minimizar las emisiones de los automóviles. Por ejemplo, el inciso primero del artículo 81 de la ley de Tránsito vigente, que se refiere a cosas tan precisas como el tubo de escape, dice que éste deberá permitir el escape del gas sólo en forma paralela a la calzada. Está largamente demostrado que esto no es lo más conveniente y el proyecto propone eliminar ese tipo de normas reglamentarias. Hoy se sabe muy bien que, por el contrario, los tubos de escape deben permitir la emisión de los gases hacia el suelo y en la ley actual eso no es viable, por lo cual debe ser corregido rápidamente.

Por último, quiero sugerir a la Corporación la aprobación del proyecto, porque contiene normas muy importantes, una actualización bastante exhaustiva y completa, que se ha reflejado en un trabajo muy acucioso y extenso, para dejar a Chile dotado de una moderna ley de Tránsito que permita minimizar los accidentes de tránsito que tantas vidas y tantos costos sociales demandan al país.

He dicho.

El señor ORTIZ (Presidente accidental).-

Tiene la palabra el diputado señor Luis Pareto.

El señor PARETO .-

Señor Presidente, el informe entregado por el diputado informante, señor René Manuel García, es completísimo. Creo que él ha ilustrado perfectamente bien el sentido de la discusión del proyecto, que data del período legislativo anterior. Ha dado a conocer, en forma muy clara y categórica, las disposiciones y beneficios de las modificaciones a la ley de Tránsito, y lo felicito porque el informe ha permitido -como muy pocas veces ocurre- que los parlamentarios puedan compenetrarse perfectamente bien del contenido del proyecto, en especial los que no han participado en su debate.

En seguida, me asalta una duda respecto de lo que ha formulado el señor Ministro. Como en la Comisión nos circunscribimos a este proyecto en segundo informe, no tuvimos oportunidad de conversar sobre el que está en Comisión Mixta, que sanciona el sistema de infracción por vía fotográfica o por “fotoinfracción”.

En la práctica, no sólo los parlamentarios, sino gran parte de la opinión pública, han podido darse cuenta de las imperfecciones de este sistema. La ley de Tránsito dice muy claramente que quienes pueden cursar infracciones de tránsito son los carabineros y los inspectores de tránsito, y no hay otro sistema en la ley vigente. Al respecto, existen diversas opiniones entre los jueces de policía local, y la opinión pública las ha leído en los últimos días en los medios de comunicación. Algunos magistrados sostienen que el sistema es ilegal; otros, que es legal. Por lo tanto, debemos legislar a la brevedad posible para rectificar disposiciones como ésta, que, lamentablemente, hoy se están aplicando.

El diputado señor Elgueta me solicita una interrupción.

El señor ORTIZ (Presidente accidental).-

Puede usar de la interrupción el diputado señor Elgueta.

El señor ELGUETA.-

Señor Presidente , quiero hacer un alcance a lo que señala el diputado señor Pareto.

En realidad, hay una confusión. Una cosa son los titulares de derecho a efectuar las denuncias en el caso de las infracciones contravencionales a la ley de Tránsito y otra son las pruebas dentro del proceso.

Como bien lo ha dicho el diputado Pareto, la denuncia de estas contravenciones tiene que cumplir dos requisitos: deben hacerla los carabineros o los inspectores municipales, y, además, uno copulativo: que éstos sorprendan la infracción. Muy distinto es que en el proceso que investiga la denuncia, el juez, aplicando la norma general, pueda aceptar una fotografía para desvirtuar los testimonios del denunciado.

En consecuencia, hoy no existe una disposición legal que autorice que una fotografía sirva de autocabeza de denuncia, dando por establecido que un funcionario -carabine-ro o inspector municipal- sorprendió al infractor, porque sorprender es percibir, sentir -por los sentidos-, ver o escuchar algo que está ocurriendo. Simplemente -como es comprensible-, la fotografía no es un ser humano para poder actuar como cabeza de este proceso contravencional.

Por último, quiero agregar que en la comisión mixta, de la cual formo parte, se está estudiando un proyecto de reforma para, entre otras cosas, liberar a los carabineros de la obligación de efectuar notificaciones y aumentar el mecanismo de las cartas certificadas. Esa iniciativa contempla una disposición para que este sistema fotográfico pueda operar siempre que los denunciantes, carabineros o inspectores municipales, suscriban la denuncia respectiva y, a su vez, hayan percibido efectivamente la infracción.

He dicho.

El señor MONTES (Presidente).-

Continúa con la palabra el diputado señor Pareto.

El señor PARETO .-

Señor Presidente, el diputado Elgueta confirma mis aprensiones. Hoy la denuncia “fotoinfracción” la hacen las municipalidades y carabineros con elementos propios; pero también -y eso es lo peligroso-, empresas privadas, que tienen convenios porcentuales sobre lo recaudado por el pago de multas por las infracciones.

Por lo tanto, sobre esto debería legislarse de inmediato y no esperar la iniciativa de la comisión mixta. El Ministerio de Transportes debe tomar medidas sobre la materia; de lo contrario, quedaremos entregados a la ley de la selva. No existen las señalizaciones preventivas para estos efectos y muchas veces nos encontramos frente a un hecho que es un poco vergonzoso. Yo he podido apreciarlo personalmente. Muchas veces, inspectores o funcionarios de carabineros están acostados, detrás de matorrales, de árboles, como queriendo sorprender a delincuentes. Resulta hasta pintoresco ver la forma como pretenden detectar las infracciones.

Además, creemos -no porque afecte a algunos parlamentarios- que se viola la intimidad de las personas. No solamente se saca la fotografía a la patente, sino también a las personas que van en el vehículo.

No estamos en contra del sistema, en cuanto medida para evitar accidentes; pero creemos que hay que regularlo ahora. Por eso, señor Presidente , solicito que recabe la venia de la Sala para presentar una indicación a la Mesa -es la única manera de hacerlo, puesto que el estado de tramitación del proyecto no lo permite-, a fin de que el Ministerio regule, en un plazo no superior a 90 días, este sistema que, si bien no es malo, se está aplicando en forma muy arbitraria.

¿Podría leerla, señor Presidente?

El señor MONTES (Presidente).-

No; si lo desea, señor diputado, preséntela a la mesa. Le queda un minuto.

El señor PARETO .-

Señor Presidente, le concedo una interrupción al diputado señor René Manuel García .

El señor MONTES ( Presidente ).-

Tiene la palabra el diputado señor René Manuel García .

El señor GARCÍA (don René Manuel).-

Señor Presidente, en cuanto a las denuncias por exceso de velocidad, el sistema fotográfico es menos discriminatorio que el procedimiento que emplea Carabineros. ¿Por qué? Porque Carabineros con su pistola elige al automóvil. Pueden pasar cien vehículos y sólo a un conductor se le cursa parte por la infracción. En cambio, la fotografía se saca a todos los vehículos cuyos conductores cometen la infracción dentro de un lapso determinado.

No estamos de acuerdo, eso sí, con el sistema de reparto en tres partes del monto de la recaudación, que es de más de 31 mil pesos: una va a la empresa que saca la fotografía, otra a una institución de Carabineros y la otra a la municipalidad.

Éste no es un tema menor. El otro día, en una esquina en Santiago, se captaron 8 mil infracciones en un par de días. El dueño de la máquina recibe aproximadamente ocho mil pesos por cada una, es decir, durante esos días se ganó 64 millones de pesos. Hubiera preferido que los 31 mil y tantos pesos fueran a parar directamente a la municipalidad o a la institución y no repartirlos entre tres.

Por eso, hay que buscar un mecanismo que haga justicia en ese sentido.

El señor MONTES ( Presidente ).-

Diputado René Manuel García , fue sólo una interrupción la que se le concedió y terminó el tiempo del diputado Pareto .

El señor GARCÍA (don René Manuel).-

Una interrupción aclaratoria, señor Presidente . ¿Me da 15 segundos?

El señor MONTES (Presidente).-

Con cargo a su tiempo.

El señor GARCÍA (don René Manuel).-

Gracias.

Hoy cursan el parte, y como se ha indicado que debe haber un ministro de fe, las empresas con las municipalidades han obviado la objeción, poniendo a un inspector municipal que firma los partes como ministros de fe, en circunstancias que no ha estado nunca en el lugar.

Por eso, es fundamental lo que dice el diputado Pareto , en cuanto a dar legalidad a este sistema. Creemos que no se justifica, pero, a su vez, es menos discriminatorio que la pistola de Carabineros.

He dicho.

El señor MONTES (Presidente).-

Esperamos que el diputado Pareto haga llegar su indicación.

Tiene la palabra el diputado señor Claudio Alvarado.

El señor ALVARADO.-

Señor Presidente , en primer lugar, quiero destacar la calidad del informe rendido por el colega René Manuel García sobre un proyecto que involucra la modificación de numerosos artículos. De no haberse explicado con la claridad con que lo hizo, su tratamiento habría sido difícil.

También quiero destacar, básicamente, algunas normas en materia de seguridad que me parecen absolutamente importantes, incorporadas en el artículo 79:

“Los vehículos de transporte escolar deberán tener cinturón de seguridad para cada pasajero y su uso será obligatorio”.

“Se prohíbe el traslado de menores de seis años en los asientos delanteros en automóviles, camionetas, camiones y similares, excepto en aquellos de cabina simple y de cabina y media”.

Esto es importante en razón de las alarmantes cifras estadísticas. El 37 por ciento de las muertes de menores de catorce años y el 15 por ciento de infantes hasta un año de edad se producen en accidentes del tránsito. Desde esa perspectiva, es bueno que se incorporen esas normas en la ley de Tránsito. De esa manera se está pensando en la prevención de accidentes, en la seguridad de los hijos y en la tranquilidad de los padres.

Por otra parte, en cuanto a la disposición que modifica las velocidades máximas que regirán en las zonas rurales, estoy de acuerdo en aumentar la velocidad hasta 120 kilómetros por hora en determinadas condiciones, ya que en el país se han hecho importantes avances en las carreteras y la tecnología de los vehículos permite alcanzar rápidamente esa velocidad. De una u otra forma, la norma adecua las disposiciones de tránsito a la realidad vigente, cual es que se cuenta con infraestructura vial, tecnología y calidad de los vehículos superiores.

Otro aspecto importante está relacionado con la facultad entregada, vía reglamento, por el Ministerio de Transportes a las municipalidades para licitar los estacionamientos destinados a los taxis. La medida, que es sana, transparente y digna de destacar, reserva un espacio a los taxistas que deseen dar un buen servicio a la comunidad. Hoy, este permiso depende exclusivamente de la voluntad del alcalde y del concejo. Ello trae aparejado discriminaciones y desorden en la ciudad, debido a que muchas veces no todos tienen la capacidad para sobreponerse a las diferentes presiones generadas por el establecimiento de un determinado paradero en cierto sector.

En cuanto a los partes cursados por las infracciones captadas por foto-radar, mencionados por los diputados Pareto y René Manuel García , a mi juicio, el tema está motivado por un incentivo económico. Para las municipalidades es muy rentable contratar el arriendo o compra de esas máquinas, ya que la recaudación supera tres o cuatro veces el costo de la inversión. Sin embargo, los ingresos percibidos pueden ser destinados a enfrentar, a su arbitrio, las necesidades que estimen convenientes. Entonces, si se está legislando en la regulación de este tipo de infracciones, también debe hacerse sobre el uso y destino de los recursos obtenidos por esta vía.

Hoy, junto con otros colegas, presentamos un proyecto de ley para prevenir accidentes y mejorar la infraestructura y seguridad vial con la recaudación del pago de las multas por las infracciones del tránsito. Eso es correcto y permite la eliminación de los incentivos económicos perversos que motivan a las municipalidades a masificar el número de partes por infracciones para superar su déficit en el financiamiento de sus presupuestos, los que muchas veces se destinan a viajes y a gastos superfluos y no a las necesidades de la comunidad.

Concluyo señalando que el proyecto tiene aspectos positivos y relevantes, pero en materia de foto-radar es necesario complementar la legislación en trámite con el destino y uso de los recursos que se obtienen por concepto de infracciones de tránsito en prevención, seguridad y mejoramiento de infraestructura vial.

He dicho.

El señor MONTES (Presidente).-

Tiene la palabra el diputado señor Felipe Letelier.

El señor LETELIER (don Felipe).-

Señor Presidente, estamos frente a un proyecto que considera, por primera vez, cuestiones elementales en las normas del tránsito terrestre, las que creíamos superadas y legisladas y que van desde la seguridad y responsabilidad del peatón hasta las altas velocidades.

Como manifestó el diputado informante , se trata de varias modificaciones a la ley Nº 18.290, respecto de las cuales hace algunos días hicimos presente en la Sala que Chile tendrá más de 1.600 kilómetros de carretera con doble vía, con barreras de contención. De manera que estamos en condiciones de aumentar la velocidad máxima en algunos tramos, por supuesto que con el acuerdo de los ministerios a los cuales compete la materia.

Al respecto, cuando un conductor se encontraba con una parte de la carretera en reparación o mantención, se preguntaba por el responsable de la mala señalización. Hoy, por primera vez, esos temas quedan consignados de manera clara con este gran proyecto de modificación en materia de tránsito terrestre.

En segundo lugar, tal como lo manifestaron algunos colegas con gran sentimiento y fuerza, reitero la necesidad de legislar para que los niños no viajen en los asientos delanteros de los vehículos, sino que lo hagan en la parte posterior, en las condiciones establecidas en esta modificación.

En tercer lugar, cuando tratamos el proyecto sobre el impuesto al lujo, el Ejecutivo y la comisión estuvieron de acuerdo en la urgencia del proyecto en debate. Allí se estimó que la cantidad de plata recaudada por el Fisco, sesenta millones de dólares, es muy inferior a los recursos que pierde -más de dos mil millones de dólares- por concepto de accidentes, sobre todo por las pérdidas humanas.

Por último, quiero referirme a un tema bastante complejo y no menor que se ha tocado acá. La indicación que presentaremos con el diputado señor Pareto va más allá de la materia en tratamiento. Me refiero a los partes “veloc” y a cómo se está operando hoy. Es algo que no debe tomarse a la ligera. Comenzaré de atrás para adelante. Si se desea convertir a los juzgados de policía local en la segunda tesorería del municipio, digámoslo así. Además, allí la mayoría de las personas que deben comparecer, no tiene posibilidad alguna de hablar con el juez. No porque no los quiera recibir, sino porque están saturados de trabajo. Todos sabemos que la mayoría de los municipios está pidiendo recursos económicos para modernizar los juzgados de policía local, hacerlos más ágiles y dar una respuesta más eficiente al público.

Como dijo el diputado señor René Manuel García , es tremenda la cantidad de recursos que reciben las empresas que convienen con los municipios. Si una de ellas, en dos días, gana sesenta millones de pesos, no podemos permanecer indiferentes y debemos ir al fondo del asunto.

Por otra parte, comparto la reflexión del colega señor Elgueta . Conozco el caso concreto del juez de Buin, que en una ocasión sostuvo que el sistema de multas no tiene sustentabilidad legal. Tanto es así, que en algunos periódicos de la capital se ha hablado de ello. Se confunde ésta con las atribuciones de los jueces de policía local, que son muy amplias.

El diputado señor Moreira , que en una conferencia de prensa se refirió a esta materia, nos ha dado la razón a muchos que hemos venido planteando esta anomalía. No puede haber un grupo de jueces de policía local que afirma que el sistema de multas no tiene sustentabilidad legal y otro que expresa lo contrario. A lo mejor, un tercio de ellos mira hacia el techo porque le da lo mismo, pues, al final, tienen manga ancha para sancionar.

Las modificaciones a la ley de Tránsito son muy amplias y el informe ha sido muy completo, aun cuando no creo que se solucionen todos los problemas y haya personas que opinen que son insignificantes.

La bancada del Partido por la Democracia, obviamente, aprobará el proyecto.

He dicho.

El señor MONTES (Presidente).-

Tiene la palabra el diputado señor Bertolino.

El señor BERTOLINO.-

Señor Presidente, en primer lugar, creo que con la letra a), Nº 2 de la modificación número 25 del proyecto que amplía el límite de velocidad máxima para automóviles a 120 kilómetros por hora, cuando la calzada tenga dos o más pistas en sentido único, una vez más se está dando muestra de nuestra miopía.

Se trata de modificaciones a una ley vigente desde hace más de quince años y de carreteras muy buenas, gracias a las licitaciones, incluso completamente cerradas, donde los vehículos no pueden entrar ni salir en cualquier punto. Sin embargo, anticipadamente se quiere limitar la velocidad máxima.

Por lo tanto, si bien es del caso la precaución, con el límite máximo de 120 kilómetros por hora -entre 120 y 125 no hay mayores diferencias- se darán facilidades para que los conductores cometan infracciones de velocidad, sancionadas con las penas del infierno que se establecen. Cada vez que en un año acumulen tres graves, entre ellas la de velocidad, en corto plazo habrá una cantidad inmensa de personas sin licencia de conducir, con la agravante de que hoy el vehículo no es un lujo, sino una necesidad para desarrollar las diferentes actividades.

Además, en las carreteras, sobre todo en la Panamericana, se permiten distintas velocidades mínimas, a gusto del director de tránsito de turno, señalizadas con carteles que nadie ve, por su porte y porque se colocan sólo a un lado, aunque en el último tiempo se han instalado a ambos costados, en especial en las licitadas. Es un rosario de 30, 50, 60, 70 kilómetros por hora, que lo único que hace es distraer a los conductores.

En definitiva, se propone aumentar la máxima, pero nada se dice de la mínima. O sea, se permitirá el “lujo” de que los vehículos transiten a 30, 40 ó 50 kilómetros por hora en vías que están diseñadas para 120.

Como el proyecto está en el segundo informe del primer trámite constitucional y no es posible formular indicaciones, pido que se tenga la capacidad de analizar esta materia, aumentar la velocidad máxima de 120 a 130 kilómetros por hora, por lo menos, y dejar la mínima, tal vez en 80, cuando sea totalmente indispensable, porque al llegar a un peaje no es necesario colocar 40 ó 50. Cuando más, habría que indicar “precaución”.

Así, se obtendría un tránsito más fluido, en el que primaría la responsabilidad de las personas, sin tantas limitaciones.

He dicho.

El señor MONTES (Presidente).-

Tiene la palabra el diputado señor Carlos Abel Jarpa.

El señor JARPA.-

Señor Presidente, tal como dijo el señor ministro , son muy importantes las modificaciones a la ley de Tránsito, vigente desde hace quince años.

La intervención del diputado señor Bertolino abrevia la mía, porque tocó un punto que me interesaba destacar: las velocidades mínimas en la ruta, ya que los vehículos que circulan lento también son un peligro.

Por otro lado, coincido con los colegas que han expresado la necesidad de terminar con los cazabobos. En lugar de que los carabineros traten como delincuentes a los conductores, deberían ir a las poblaciones y preocuparse de la seguridad ciudadana, uno de los grandes problemas de la sociedad.

Considero importantes las escuelas de conductores y espero que se solucionen los problemas que derivan de la notificación de los partes por “autoveloc”. Comparto lo que manifestó el diputado señor René Manuel García : ese sistema de control es muy bueno, pero es necesario legislar al respecto.

Con las modificaciones a la ley de Tránsito y la supresión al impuesto al lujo, se mejorará la seguridad en las carreteras y disminuirán los accidentes de tránsito, según se estima, de diez muertos por cien mil vehículos a la tasa de los países más desarrollados: España, 4, y Estados Unidos e Inglaterra, 2.

He dicho.

El señor MONTES (Presidente).-

Tiene la palabra el diputado señor Juan Pablo Letelier.

El señor LETELIER (don Juan Pablo).-

Señor Presidente, el proyecto de ley, que introduce modificaciones en la ley de Tránsito, aborda tal diversidad de materias que obliga a referirse a un abanico de temas, pero, en aras del tiempo, sólo destacaré un par de tópicos que, a mi juicio, ameritan reflexionar acerca de la necesidad de votar algunas de las indicaciones que se han presentado.

Parto por las velocidades máximas y mínimas de los vehículos motorizados y por los controles. Es evidente que las actuales disposiciones sobre velocidades máximas, urbanas y de carretera, no son respetadas. Eso quizás tiene que ver con el hecho de que fueron concebidas de acuerdo con la tecnología existente en otra época; pero lo cierto es que la evolución experimentada hace que, por lo general, nadie conduzca a 50 kilómetros por hora.

Los cazabobos existen, precisamente, porque los municipios, que recaudan fondos por infracciones por exceso de velocidad, tienen un tipo de complicidad -no digo ilícita- con Carabineros en el control de las velocidades. El absurdo de esta realidad es que nos estamos engañando como sociedad al tener normas que no se respetan, por lo cual sería útil definir velocidades mínimas y máximas para las carreteras que no inciten a cometer faltas en cada momento.

En la actualidad, muchos vehículos se desplazan a velocidades tales que los conductores deberían ser objeto de sanción grave. Me refiero a los vehículos de bajo cilindraje y en mal estado, que se desplazan muy lentamente por la carretera, lo cual resulta peligroso. Lo mismo ocurre con los camiones con caballos de fuerza insuficientes para la carga que transportan y que transitan en zonas de cuestas, lo cual, aparte significar un problema de seguridad, provoca serios accidentes de tránsito. No hay ninguna norma al respecto y en este proyecto, en mi concepto, no está adecuadamente resuelta esta materia.

Con respecto a las velocidades máximas, pienso que la Comisión fue tímida al abordar este tema por temor a que se entendiera mal la reflexión que hay detrás de él. Quizás se debería facultar al Ministerio de Transportes para establecer, dentro de un rango de máximos y mínimos, situaciones diferenciadas. La velocidad de 120 kilómetros por hora que se propone es adecuada para parte de nuestras carreteras, pero no estoy convencido de que sirva en otras. El problema es quién fijará esa otra velocidad.

Por ejemplo, en la ruta 5, de Chillán hacia el sur -ya lo dijo un colega hace unos momentos-, la diversidad de velocidades que se fijan, 30, 50 kilómetros por hora, resultan un absurdo; pero, por otro lado, establecer en esos tramos velocidades demasiado altas podría ocasionar serias dificultades. En todo caso, en mi opinión, la situación existente es mala e inaceptable, porque induce a cometer infracciones.

Por las razones señaladas, propongo efectuar un estudio a fondo para fijar velocidades mínimas en las carreteras y prohibir, como en otros países, que los vehículos que no las respetan ni cumplen con las condiciones técnicas exigidas, sean autorizados para desplazarse por ellas. Esto es válido para todo tipo de vehículos.

Los controles constituyen otro tema. No soy partidario de la lógica represiva, pero menos lo soy de los negociados que hay detrás de este sistema. Debemos entender que si fijamos máximos y mínimos es para que sean respetados, pero esos estándares tienen que ser realistas y acordes con la tecnología existente y complementados con un interés de seguridad pública.

En seguida me referiré al caso de los niños. Comparto las iniciativas que prohíben el traslado de menores de seis años en los asientos delanteros de algunos vehículos. En otros países, conductores han sido condenados, a veces, por homicidio calificado, o por homicidio involuntario en otros casos, cuando un niño ha muerto como consecuencia de haber ido en el asiento delantero. No soy partidario de llegar necesariamente a ese extremo, pero sí de prohibir que niños bajo cierto peso y edad vayan en el asiento delantero.

Por otro lado, me parece absurdo proponer normas que resultan incumplibles. Por ejemplo, para el transporte escolar se plantea que en esos vehículos haya cinturones de seguridad para todos los pasajeros. Estoy cierto de que esa norma no se respetará, porque no en todos los buses de tamaño mayor habrá tales cinturones y, si los hubiere, nadie los usará. De allí la necesidad de buscar equilibrios adecuados.

Si realizáramos una encuesta en la Cámara para saber cuántos funcionarios usan los cinturones de seguridad de los asientos delanteros, estoy seguro de que lo hace, si no la totalidad, una abrumadora mayoría, tanto conductores como pasajeros. ¿Pero quienes de los que van en el asiento trasero los usan, no obstante haber cinturón de seguridad? En verdad, casi nadie. Es más, apostaría a que sólo lo hace un porcentaje no superior al cinco por ciento.

Si establecemos esta norma para el transporte escolar, puede ser una ley de letra muerta y no soy partidario de aquello. En mi opinión, este precepto amerita una reflexión adicional.

Me referiré a otros dos temas. Uno, relacionado con el transporte público de pasajeros en las grandes ciudades. Es muy importante fijar una sanción drástica a los conductores que se salen de las vías exclusivas para buses. Esta situación, inaceptable, no sólo ocurre en Santiago, sino que es común en muchas otras grandes ciudades. Se podrían establecer dos criterios para resolver este problema: que el conductor pierda su licencia, o imponer una sanción drástica para evitar que el dueño del vehículo pague de vez en cuando los partes cursados al chofer o se arreglen de manera tal que permita al conductor seguir cometiendo infracciones.

Considero un gran avance fijar para los vehículos, vías diferenciadas de las exclusivas para buses; pero se necesita que ello vaya acompañado de una sanción objetiva y efectiva a fin de evitar lo que ocurre hoy en lugares como la Alameda, en Santiago, donde las cuatro pistas son usadas por los buses, lo cual genera una congestión brutal para los otros medios de transporte.

Por último, en el proyecto se hace una definición muy importante de las ciclovías. Algunos dirán que no tiene importancia traer a colación este tema, pero lo hago por la siguiente razón. Las ciclovías no sólo sirven para el desplazamiento de bicicletas y triciclos, sino también para todo aquello que no pueda transitar por la carretera, entre otros, peatones y carretones menores. Puede llegarse al absurdo de que Carabineros de Chile termine cursando infracciones que tiendan a desvirtuar el sentido de la ley.

Pondré un ejemplo para graficar mi temor. Hoy en día, es alta la cantidad de partes que se cursan a los ciclistas por no tener un foco. Tal vez sería mejor que, en vez de estarles cobrando plata, les exijan llegar a la comisaría con el foco que debe colocarse en la bicicleta; es decir, fomentar la seguridad ciudadana en vez de hacerlos gastar dineros que no tienen, pues, en caso contrario, lo habrían puesto en la bicicleta.

Temo que estemos cometiendo errores al poner en este tipo de disposiciones conceptos como ciclovías, espacios destinados al uso exclusivo de bicicletas y triciclos, porque el día de mañana Carabineros, muy celosos del cumplimiento de la ley, abusarán de esta norma y cursarán partes por infracciones que beneficiarán a muchos municipios, por desgracia a veces poco criteriosos y más que nada interesados en recaudar recursos.

En todo caso, considero que se ha avanzado en forma muy importante en la revisión de la ley de Tránsito, tarea que por muchos años no se había realizado.

Solicito que se pida la unanimidad de la Sala para analizar las indicaciones que presentarán algunos colegas.

He dicho.

El señor MONTES ( Presidente ).-

El Orden del Día está llegando a su término. En consecuencia, con la venia de la Sala, el tiempo que resta se dividirá en tres minutos, como máximo, para cada diputado inscrito, a fin de que todos puedan hacer uso de la palabra.

Tiene la palabra el diputado don Patricio Walker.

El señor WALKER (don Patricio).-

Señor Presidente , el tema del aumento de los accidentes de tránsito y sus consecuencias preocupa al país: cincuenta mil lesionados al año, dos mil muertos, cinco mil quinientos inválidos. Lamentablemente, Chile sigue teniendo una tasa de mortalidad de las más altas del mundo, sin perjuicio de que en el último tiempo ha bajado, por cuanto 9,4 chilenos mueren por cada diez mil vehículos, en circunstancias que en los países europeos no mueren más de 1,3 personas a igual cantidad de vehículos.

Sin duda, las causas son múltiples: problemas de infraestructura vial que, afortunadamente, con la doble vía que tendremos el año 2000 entre La Serena y Puerto Montt, se solucionará de manera importante.

Una segunda causa dice relación con el tema de las fallas humanas. Hoy existe un sistema de otorgamiento de licencias de conducir bastante débil, ya que el 98 por ciento de las personas que la solicitan la obtienen y sólo el 2 por ciento son reprobadas.

Lamentablemente, un amplio proyecto de ley que crea la agencia especializada estándar de conducción, que externalice el examen práctico, aún no ha sido enviado al Congreso Nacional.

En tercer lugar, hay un problema relacionado con los elementos de seguridad al interior de los vehículos. Gran avance ha sido la aprobación en la Cámara de Diputados del proyecto de ley que rebaja el impuesto al lujo, a fin de incentivar que los vehículos usen “air bag” y frenos ABS.

Sin embargo, hay normas que cumplir al interior de los vehículos. Por eso, con el diputado señor Pareto y otros, presentamos una indicación, a través de la cual se prohíbe el traslado de menores en los asientos delanteros. Asimismo, dispone que cuando los menores vayan en los asientos traseros, deben usar cojines, adaptadores, arneses o sillas, a fin de precaver muertes o lesiones graves.

El 37 por ciento de las muertes de menores de 14 años se produce en accidentes de tránsito. Lo más dramático es que, entre 0 y 1 año de edad, ellas llegan al 14,5 por ciento.

Esta indicación tendrá un efecto relevante, porque hoy, ya sea por su talla, peso o porte, a los niños no les basta un cinturón de seguridad; ellos necesitan un sistema adicional entre el cinturón y el asiento, y para el caso de las guaguas, se requiere una silla que les permita protegerse adecuadamente en caso de un accidente de tránsito. También es importante que en los vehículos de transporte escolar se exija el cinturón de seguridad, como se establece en la indicación. Lo importante es que efectivamente se cumpla este objetivo.

Quiero felicitar al señor ministro de Transportes y a los miembros de la Comisión Nacional de Seguridad de Tránsito, señores Milton Bertín Jones y Carlos Varas , quienes han hecho un gran aporte en este sentido.

He dicho.

El señor MONTES (Presidente).-

Tiene la palabra el diputado señor Arratia, hasta por tres minutos.

El señor ARRATIA.-

Señor Presidente , en forma muy breve quiero reforzar algunos puntos de interés público que han sido tratados durante el debate.

Los diputados señores Pareto y René Manuel García se refirieron al procedimiento perverso que se está generando como consecuencia de los partes documentados a través de fotografías. Es perverso porque las personas son involucradas por empresas privadas, que reciben un incentivo promedio del 18 por ciento de cada parte cursado y efectivamente pagado, según la información de que dispongo. Además, a través de las declaraciones del diputado señor René Manuel García me he enterado, con mucha sorpresa, que instituciones dependientes de Carabineros de Chile también serían beneficiadas por cursarse estos partes.

Lógicamente, esto genera un procedimiento perverso que induce a trastrocar el espíritu de la ley. Hoy vemos, con preocupación, cómo muchos alcaldes están modificando la instalación de señalizaciones del tránsito que durante años han permanecido en una ubicación estable, para sorprender a los automovilistas que transitan por esos lugares y, de esa forma, conseguir mayores recursos para sus respectivas municipalidades.

Con esto, la función preventiva no está funcionando y sólo se pretende recaudar fondos. Carabineros de Chile y los alcaldes no pueden prestarse para este tipo de acciones. La labor preventiva de Carabineros, como muy bien dice su mensaje “un amigo en su camino”, debe ser así, y no, muchas veces, a través de normas punitivas y arbitrarias, de acuerdo con los procedimientos que se observan.

He dicho.

El señor MONTES (Presidente).-

Tiene la palabra el diputado señor Moreira, hasta por tres minutos.

El señor MOREIRA.-

Señor Presidente , estamos frente a dos situaciones: aumentan los partes, las multas y los ingresos para pagar burocracia en las municipalidades, versus el incremento de los accidentes, muertos y la disminución de la prevención.

La ley debe ser preventiva y ejemplarizadora. Es probable que estas modificaciones de este proyecto apunten fundamentalmente al sentido de prevenir. Un país que muestra en sus estadísticas alrededor de tres mil víctimas de accidentes de tránsito al año, es obvio que requiere mejores leyes, sanciones y una conducta preventiva y educativa que ayude a rebajar estos índices. Una cosa es la prevención y otra es la actitud que han tomado muchas municipalidades, que usan y abusan de las infracciones de tránsito y exhiben, como gran logro, los recursos que obtienen, sin que haya ninguna capacidad en elementos que determinen una clara prevención.

Por eso, los diputados de la UDI hemos presentado un proyecto de ley para que, a través de lo que se recaude por las infracciones de tránsito, se financien obras de infraestructura que prevengan los accidentes de tránsito.

La prevención no puede seguir esperando. Debemos buscar una solución a este problema, porque la dictación de leyes tendientes a esta finalidad se van demorando en el tiempo. En consecuencia, para obtener mejores resultados, hay que buscar no sólo flexibilidad y agilidad en la tramitación de estos proyectos, sino también en los resultados.

He dicho.

El señor MONTES (Presidente).-

Tiene la palabra el diputado señor Elgueta.

El señor ELGUETA.-

Señor Presidente , quiero tocar un tema que tiene relación con el artículo 174 de la ley Nº 18.290, de Tránsito, en cuanto a la responsabilidad civil del propietario del vehículo. Esa disposición establece que ella será de cargo del arrendatario del mismo cuando el contrato de arrendamiento sea con opción de compra irrevocable y cuya inscripción en el Registro de Vehículos Motorizados haya sido solicitada con anterioridad al accidente. Agrega que, en todo caso, el afectado podrá ejercer sus derechos sobre el vehículo arrendado.

Este artículo dice mucho y a la vez no dice nada, porque si el conductor y el propietario son solidariamente responsables de los daños y perjuicios, a menos que la otra persona lo haya usado sin su conocimiento o autorización expresa o tácita, en el caso del leasing, arrendamiento con opción de compra, no cabe la menor duda de que el propietario del vehículo consintió en su uso. Incluso, existe un contrato que debe ser inscrito. El proyecto dice que ese arrendatario con opción de compra sería el responsable civil. Sin embargo, más adelante se expresa que el afectado -es decir, la persona dañada- podrá ejercer sus derechos sobre el vehículo arrendado que, a su vez, también pertenece al propietario.

De manera que, en la práctica, esta disposición no agrega nada y, en cambio, origina confusión, porque la responsabilidad puede ser solidaria o subsidiaria. En este caso, no se sabe si es conjunta, o si es subsidiaria o solidaria. Digo esto porque, según el caso, tiene distinto efecto jurídico.

Hago la observación, a pesar de que entiendo que la intención de quienes redactaron el inciso es que, en caso de que el propietario no sea ubicado o identificado, el afectado pueda ejercer sus derechos sobre el vehículo del propietario.

He dicho.

El señor MONTES ( Presidente ).-

Tiene la palabra el diputado señor René Manuel García , quien desea hacer una aclaración.

El señor GARCÍA (don René Manuel).-

Señor Presidente , puede ser que el diputado señor Elgueta tenga razón, pero quiero decir una cosa. Este inciso se redactó pensando en el caso en que una persona compraba un vehículo por medio del leasing y ocurría un accidente. Entonces, todo el mundo recurre al vendedor, en circunstancias que el arrendatario ha adquirido un compromiso. Por eso se habla de que la responsabilidad será de cargo del arrendatario del vehículo. Reitero que el caso está referido específicamente al leasing.

Es bueno aclarar este aspecto porque la gente arremetía contra la empresa que arrendaba el vehículo con compromiso de venta, dejando libre de responsabilidad al arrendatario. Entonces, cuando existe un contrato mediante el cual una persona se compromete a adquirir el vehículo, ésta pasa a ser la responsable, aunque lo esté pagando en cuotas.

Nada más.

El señor MONTES (Presidente).-

Cerrado el debate.

Por no haber sido objeto de indicaciones ni de modificaciones, se declaran aprobados los numerales 3, 9, 11, 12, 14, 15, 17, 18, 19, 20, 22, 23, 24, 26, 28, 29, 30, 31, 32, 33, 34, 35, 39 y 40 del artículo 1º, y los artículos 2º y 3º.

El numeral 25 tampoco fue objeto de indicaciones. Sin embargo, se ha solicitado que recabe el acuerdo unánime de la Sala para votar una indicación presentada a dicho numeral.

¿Habría acuerdo en tal sentido?

Acordado.

Como respecto de los restantes numerales del artículo 1º no ha habido mayores observaciones, ¿habría acuerdo para aprobarlos por unanimidad, con excepción del 8, respecto del cual se pidió votación separada?

Aprobados.

En votación el número 8, que reemplaza el artículo 79.

Por una cuestión de Reglamento, tiene la palabra el diputado señor Juan Pablo Letelier.

El señor LETELIER (don Juan Pablo).-

Señor Presidente , el tema en discusión tiene que ver con el inciso segundo del artículo 79, que dispone que los vehículos de transporte escolar deberán tener cinturón de seguridad. Sería conveniente definir mejor si deberán tenerlo todos los vehículos de transporte escolar, porque éstos van desde los minibuses hasta los microbuses.

Por lo tanto, no creo conveniente que la Cámara apruebe una norma como ésta, que no obstante tener muy buenas intenciones es una pésima señal, porque los microbuses no pueden tener cinturones de seguridad.

El señor MONTES (Presidente).-

Está claro el punto, señor diputado.

El señor LETELIER (don Juan Pablo).-

El diputado Patricio Walker hizo una gran defensa de los niños -que todos compartimos-, pero se considera menores de edad a quienes tienen menos de 18 años.

El señor MONTES (Presidente).-

Estamos en votación.

El diputado Juan Pablo Letelier ha objetado la redacción del inciso segundo del artículo 79. Votan a favor quienes desean mantener su redacción, y en contra, quienes quieren que se elimine.

-Efectuada la votación en forma económica, por el sistema electrónico, dio el siguiente resultado: por la afirmativa, 48 votos; por la negativa, 27 votos. Hubo 1 abstención.

El señor MONTES (Presidente).-

Por lo tanto, se mantiene el inciso segundo en los términos planteados por la Comisión.

Entiendo que existe unanimidad respecto del resto del artículo 79.

-Votaron por la afirmativa los siguientes señores diputados:

Alessandri, Alvarado, Álvarez, Arratia, Caminondo, Cardemil, Coloma, Cornejo (don Aldo), Correa, Díaz, Errázuriz, García (don René Manuel), García (don José), Girardi, González (doña Rosa), Guzmán (doña Pía), Huenchumilla, Ibáñez, Jarpa, Jiménez, Kuschel, Letelier (don Felipe), Luksic, Masferrer, Mesías, Molina, Monge, Montes, Moreira, Muñoz ( doña Adriana), Ojeda, Orpis, Palma (don Osvaldo), Palma (don Joaquín), Pérez ( doña Lily), Pérez (don Víctor), Prochelle (doña Marina), Prokurica, Riveros, Rocha, Sánchez, Sciaraffia ( doña Antonella), Silva, Urrutia, Valenzuela, Vega, Venegas y Vilches.

-Votaron por la negativa los siguientes señores diputados:

Acuña, Aguiló, Allende ( doña Isabel), Ávila, Ceroni, Elgueta, Encina, Galilea (don José Antonio), García-Huidobro, Jaramillo, Jeame Barrueto, Krauss, Letelier (don Juan Pablo), Lorenzini, Mulet, Naranjo, Ortiz, Pérez (don José), Pollarolo (doña Fanny), Reyes, Saa (doña María Antonieta), Soto ( doña Laura), Ulloa, Van Rysselberghe, Velasco, Villouta y Walker (don Patricio).

-Se abstuvo el diputado señor Bustos (don Manuel).

El señor MONTES (Presidente).-

Se han presentado dos indicaciones en la Mesa.

La primera es al artículo 1º, a la cual dará lectura el señor Secretario .

El señor LOYOLA ( Secretario ).-

Indicación de los honorables diputados señores Pareto, Jarpa, Ceroni, Ulloa, Manuel Bustos, Arratia y Felipe Letelier, para agregar en el artículo 4º de la ley Nº 18.290, a continuación del punto seguido, que pasa a ser coma, la siguiente oración: “para cuyo efecto podrán utilizar, entre otros, medios fotográficos, debiendo el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones regular, en un plazo no superior a 90 días, los procedimientos y utilización de los equipos respectivos”.

El señor MONTES (Presidente).-

En votación.

-Efectuada la votación en forma económica, por el sistema electrónico, dio el siguiente resultado: por la afirmativa, 75 votos; por la negativa, 3 votos. Hubo 2 abstenciones.

El señor MONTES (Presidente).-

Aprobada la indicación.

-Votaron por la afirmativa los siguientes señores diputados:

Acuña, Aguiló, Alessandri, Alvarado, Álvarez, Allende ( doña Isabel), Arratia, Ávila, Bustos (don Manuel), Caminondo, Cardemil, Ceroni, Coloma, Cornejo (don Patricio), Correa, Elgueta, Encina, Galilea (don José Antonio), García (don René Manuel), García (don José), Girardi, González (doña Rosa), Guzmán (doña Pía), Huenchumilla, Ibáñez, Jarpa, Jeame Barrueto, Jiménez, Krauss, Kuschel, Leal, León, Letelier (don Felipe), Lorenzini, Luksic, Martínez ( don Gutenberg), Masferrer, Melero, Mesías, Molina, Monge, Montes, Mora, Moreira, Mulet, Muñoz (don Pedro), Muñoz (doña Adriana), Naranjo, Núñez, Ojeda, Ortiz, Palma (don Osvaldo), Palma (don Joaquín), Pareto, Pérez (don José), Pérez ( doña Lily), Pérez (don Víctor), Pollarolo (doña Fanny), Prochelle (doña Marina), Prokurica, Reyes, Riveros, Saa (doña María Antonieta), Sánchez, Sciaraffia ( doña Antonella), Seguel, Soto (doña Laura), Urrutia, Van Rysselberghe, Vega, Velasco, Venegas, Villouta, Walker ( don Ignacio) y Walker (don Patricio).

-Votaron por la negativa los siguientes señores diputados:

Bertolino, García-Huidobro y Vilches.

-Se abstuvieron los diputados señores:

Orpis y Silva.

El señor MONTES ( Presidente ).-

El señor Secretario dará lectura a una indicación al numeral 25, presentada por el diputado señor Bertolino.

El señor LOYOLA ( Secretario ).-

Indicación del honorable diputado señor Bertolino:

En el artículo 150, inciso segundo, letra a), contenido en el numeral 25 del proyecto, para reemplazar el guarismo “120 kilómetros por hora” por “130 kilómetros por hora”.

El señor MONTES ( Presidente ).-

Se trata de elevar en 10 kilómetros por hora el límite de velocidad máxima.

En votación.

-Efectuada la votación en forma económica, por el sistema electrónico, dio el siguiente resultado: por la afirmativa, 63 votos; por la negativa, 17 votos. Hubo 4 abstenciones.

El señor MONTES (Presidente).-

Aprobada la indicación.

Despachado el proyecto en su primer trámite constitucional.

-Votaron por la afirmativa los siguientes señores diputados:

Acuña, Aguiló, Alessandri, Allende ( doña Isabel), Arratia, Ávila, Bertolino Bustos (don Manuel), Caminondo, Cardemil, Coloma, Cornejo (don Patricio), Correa, Díaz, Elgueta, Encina, Galilea (don José Antonio), García (don René Manuel), García (don José), García-Huidobro, Girardi, González (doña Rosa), Guzmán (doña Pía), Jaramillo, Jarpa, Jeame Barrueto, Jiménez, Kuschel, Leal, León, Letelier (don Juan Pablo), Letelier (don Felipe), Lorenzini, Luksic, Martínez ( don Gutenberg), Masferrer, Melero, Mesías, Molina, Muñoz (don Pedro), Muñoz (doña Adriana), Naranjo, Núñez, Ojeda, Orpis, Palma (don Osvaldo), Palma (don Andrés), Pareto, Pérez (don José), Pérez ( doña Lily), Pérez (don Víctor), Pollarolo (doña Fanny), Prochelle (doña Marina), Prokurica, Saa (doña María Antonieta), Sánchez, Seguel, Soto ( doña Laura), Ulloa, Valenzuela, Van Rysselberghe, Vega y Velasco.

-Votaron por la negativa los siguientes señores diputados:

Ceroni, Errázuriz, Huenchumilla, Ibáñez, Krauss, Monge, Mora, Moreira, Mulet, Riveros, Rocha, Sciaraffia ( doña Antonella), Urrutia, Venegas, Villouta, Walker ( don Ignacio) y Walker (don Patricio).

-Se abstuvieron los diputados señores:

Alvarado, Álvarez, Montes y Silva.

1.12. Oficio de Cámara Origen a Cámara Revisora

Oficio de Ley a Cámara Revisora. Fecha 03 de agosto, 1999. Oficio en Sesión 21. Legislatura 340.

VALPARAISO, 3 de agosto de 1999

Oficio Nº 2469

A S.E. EL PRESIDENTE DEL H. SENADO

Con motivo del Mensaje, Informes y demás antecedentes que tengo a honra pasar a manos de V.E., la Cámara de Diputados ha tenido a bien prestar su aprobación al siguiente

PROYECTO DE LEY:

"Artículo 1º.- Introdúcense las siguientes modificaciones en la ley Nº 18.290, de Tránsito:

1) En el artículo 2º:

a) Intercálanse, respetando el orden alfabético, las siguientes definiciones:

"Bicicleta o triciclo: Tipos de vehículos que son propulsados sólo por la energía muscular de su conductor;".

"Ciclovía o ciclopista: Espacio destinado al uso exclusivo de bicicletas y triciclos;".

"Pista "no bus": espacio de la calzada destinado al uso exclusivo de vehículos particulares. Dicho espacio será el resto de la calzada donde se establezcan una o más pistas "sólo bus". Podrá ser utilizada por vehículos de locomoción colectiva sólo para acceder a una propiedad aledaña, para virar o, excepcionalmente, por motivos de emergencia;".

"Pista "sólo bus": Espacio de la calzada destinado al uso exclusivo de vehículos de locomoción colectiva. Dicho espacio podrá ser utilizado, excepcionalmente, por motivos de emergencia, por vehículos policiales o de bomberos. Otros vehículos sólo podrán ocuparla o cruzarla para acceder a una propiedad aledaña o para virar;".

b) Reemplázase la definición de "Línea de detención de vehículos" por la siguiente:

"Línea de detención de vehículos: La línea que no debe ser sobrepasada por los vehículos que deban detenerse;".

c) Sustitúyese la definición "Paso para peatones", por la siguiente:

"Paso para peatones: La zona de seguridad señalizada para este objetivo;".

2) En el artículo 4°:

a) Agrégase, a continuación del punto seguido (.) que pasa a ser coma (,) lo siguiente: "para cuyo efecto podrán utilizar, entre otros, medios fotográficos, debiendo el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones regular, en un plazo no superior a 90 días, los procedimientos y utilización de los equipos respectivos.".

b) Sustitúyese la frase final "al Juzgado del Trabajo correspondiente.", por "a la Inspección del Trabajo correspondiente al domicilio del empleador.".

3) En el inciso cuarto del artículo 34, intercálase, entre la palabra "parcial" y el punto (.) que la sigue, la siguiente frase: "o la cancelación de la inscripción a solicitud del propietario".

4) En el inciso segundo del artículo 35, intercálase, entre las palabras "los" y "gravámenes", la expresión "arrendamientos con opción de compra,".

5) Incorpórase el siguiente inciso segundo, nuevo, en el artículo 62:

"Con todo, les serán aplicables las normas relativas al dominio, al registro, a la patente única y al certificado de inscripción de vehículos motorizados de esta ley, así como las referentes a revisión técnica y a seguridad, en lo que fueren pertinentes, según su capacidad de carga y su especialidad.".

6) Deróganse los artículos 64, 65, 66, 67, 68, 69, 70, 75 y 76.

7) Reemplázase el inciso segundo del artículo 71, por el siguiente:

"Sólo los vehículos de emergencia y los demás que determine el reglamento que se dicte podrán o deberán estar provistos de dispositivos luminosos, fijos o giratorios, y su uso se sujetará a lo que el reglamento respectivo determine.".

8) Reemplázase el artículo 79 por el siguiente:

"Artículo 79.- El uso del cinturón de seguridad será obligatorio para los ocupantes de los asientos delanteros y de todo otro asiento en que dicho cinturón esté instalado, en automóviles, camionetas, camiones, buses y similares.

Los vehículos de transporte escolar deberán tener cinturón de seguridad para cada pasajero y su uso será obligatorio.

Se prohíbe el traslado de menores de seis años en los asientos delanteros en automóviles, camionetas, camiones y similares, excepto en aquellos de cabina simple y de cabina y media. Recaerá en el conductor la responsabilidad del cumplimiento de esta norma.

Los conductores serán responsables, asimismo, del uso obligatorio de sillas para niños, arneses o cojines adaptadores para los menores de seis años que viajen en los asientos traseros de los vehículos.".

9) Derógase el artículo 80.

10) Elimínase, en el inciso primero del artículo 81, la siguiente frase final: "El tubo de escape no deberá sobresalir de la parte trasera de la estructura del vehículo y permitirá el escape del gas sólo en forma paralela a la calzada.".

11) Sustitúyese el inciso segundo del el artículo 82, por el siguiente:

"Cuando se observe que un vehículo emite humo visible al ralentí, o se constate técnicamente que el vehículo ha superado los índices respectivos, se procederá a anular el certificado de revisión técnica y el de gases, según lo establecido en el artículo 98, o el vehículo podrá ser retirado de circulación para ponerlo a disposición del tribunal competente en los lugares habilitados por las municipalidades, de los cuales únicamente podrá ser retirado con autorización del juez, quien la otorgará con objeto de que el infractor solucione el problema de contaminación denunciado. En estos casos, se aplicará el artículo 161.".

12) Derógase el artículo 93.

13) En el artículo 98, agréganse los siguientes incisos, nuevos:

"Cuando se considere que el vehículo puede proseguir su marcha, se anulará el certificado de revisión técnica y el de gases, mediante una anotación en su reverso, con indicación de fecha y hora, lo que solamente habilitará para conducir el vehículo a su destino más inmediato.

Sólo será válido para conducir el certificado original de revisión técnica y el de gases.

En los casos en que se necesite conducir un vehículo sin su revisión técnica vigente hacia un taller o planta revisora, se procederá a efectuar dicho traslado por la ruta más corta hacia la planta de revisión técnica más cercana.".

14) En el artículo 99 agréganse los siguientes incisos segundo y tercero, nuevos:

"El cumplimiento de las normas técnicas de las señales, elementos de semaforización, elementos de protección de cruces ferroviarios y otros destinados a controlar el tránsito, se verificará de acuerdo con un procedimiento de certificación al que deberá ser sometido todo elemento que se pretenda comercializar en el país o instalar en vías públicas. En el caso de que las normas sean modificadas, los elementos ya aprobados deberán ser certificados nuevamente, con respecto a las exigencias que se adicionen. La certificación dará derecho al uso de un distintivo. La venta, la oferta de venta o el uso de un elemento para el cual no exista un certificado de homologación vigente, o el uso indebido del distintivo, será penado con multa de cinco a cien unidades tributarias mensuales y con el comiso de las especies. La certificación podrá revocarse si se demuestra que un dispositivo en particular no cumple con la norma.

No se podrán instalar señales que establezcan prohibiciones contempladas en esta ley.".

15) Reemplázase el artículo 101, por el siguiente:

"Artículo 101.- Los conductores y peatones están obligados a obedecer y respetar las señales de tránsito. En el caso de que las prescripciones indicadas por diferentes señales parezcan estar en contradicción entre sí, prevalecerá la prioritaria, según el orden que a continuación se indica, o la más restrictiva, si se trata de señales del mismo tipo:

1. Señales u órdenes de un carabinero;

2. Señales u órdenes del personal de bomberos, en sitio de siniestro, quienes podrán denunciar la o las infracciones;

3. Señalización circunstancial que modifique el régimen normal de utilización de la vía;

4. Semáforos o elementos de control de cruces ferroviarios;

5. Señales verticales, y

6. Demarcación.

La instalación de señalización, barreras o las indicaciones hechas a los conductores o peatones sin tener autoridad otorgada por esta ley, o sin permiso del Departamento de Tránsito Municipal, o de la Dirección de Vialidad, en su caso, salvo en sitio de siniestro o accidente, estará penada con multa de diez a veinte unidades tributarias mensuales y el comiso de las especies. Se presumirá como autor de esta infracción a la persona natural o jurídica que aparezca como beneficiada.".

16) Sustitúyese el inciso segundo del artículo 103 por el siguiente:

"Asimismo, no podrán instalarse ni mantenerse, en las aceras, bermas, bandejones o plazas, a menos de veinte metros del punto determinado por la intersección de las prolongaciones imaginarias de las líneas de soleras o cunetas que convergen, quioscos, casetas, propaganda comercial ni otro elemento similar, ni vegetación que impida al conductor que se aproxima a un cruce la plena visual sobre vehículos y peatones, tanto hacia la izquierda como hacia la derecha.".

17) Sustitúyese el artículo 105 por el siguiente:

"Artículo 105.- La autoridad competente, o el tribunal, deberá retirar o hacer retirar las señales no oficiales, las barreras o cualquier otro letrero, objeto publicitario, signo, demarcación o elemento que altere la señalización oficial, dificulte su percepción, reduzca la visibilidad para conductores o peatones, o que no cumpla con lo dispuesto en el artículo precedente.".

18) Reemplázase el artículo 108 por el siguiente:

"Artículo 108.- En los pasos a nivel provistos de barreras colocadas en forma alterna a cada lado de la línea férrea, la presencia o movimiento de estas barreras sobre la calle o camino significa que ningún usuario de la vía puede sobrepasar la vertical de la barrera más cercana.".

19) Sustitúyese el artículo 109 por el siguiente:

"Artículo 109.- La Dirección de Vialidad o la municipalidad, en su caso, estarán obligadas a colocar y a mantener la señalización oficial correspondiente indicadora de la proximidad del cruce ferroviario.

Se entiende que un cruce ferroviario es aquél en el cual existe tráfico regular de trenes.".

20) Reemplázase el artículo 110 por el siguiente:

"Artículo 110.- Los semáforos destinados a regular la circulación de los vehículos regularán también la de los peatones y la de los ciclistas, de no existir luces específicas para ellos.

Los colores o signos tendrán el siguiente significado:

1. Luces no intermitentes:

a) La luz verde significa autorización de paso. No obstante, una luz verde que regule la circulación en un cruce no autoriza a los conductores a pasar si, en la dirección que vayan a tomar, la congestión de la circulación fuere tal que, de internarse en el cruce, probablemente no podrán haberlo despejado en el momento del cambio de indicación. Al aparecer la luz verde, los vehículos deberán ceder el paso a los peatones que estén atravesando la calzada por el paso destinado a ellos. Los peatones que enfrenten la luz verde pueden cruzar la calzada por el paso de peatones;

b) La luz roja significa prohibición de paso. Los vehículos no deberán sobrepasar la línea de detención o, si no la hubiere, la vertical de la señal, o no deberán internarse en el cruce;

c) La luz amarilla indica prevención. Ningún vehículo podrá sobrepasar la línea de detención o la vertical de la señal o internarse en el cruce, a no ser que, cuando se encienda esta luz, se encuentre tan cerca de ella que ya no pueda detenerse en condiciones de seguridad suficientes antes de haber pasado la línea de detención, la vertical de la señal o el cruce. Adicionalmente, indica que los peatones no pueden pasar, pero permite a los que ya se encuentren en la calzada terminar de atravesarla.

2. Luces intermitentes:

a) Una luz roja intermitente indica "PARE". Cuando el cristal rojo se ilumine en forma intermitente, los vehículos que lo enfrenten deberán detenerse antes de la línea de detención o de la vertical de la señal y el derecho preferente de paso estará sujeto a las mismas reglamentaciones que se indican para la señal "PARE";

Dos luces rojas intermitentes alternativas, una de las cuales se enciende cuando la otra se apaga, montadas sobre el mismo soporte y a la misma altura y orientadas en la misma dirección. Estas luces significan que los vehículos no deben sobrepasar la línea de detención o, si no la hubiere, la vertical de la señal. Estas luces no podrán emplearse más que en los pasos ferroviarios a nivel, así como para indicar la prohibición de paso a causa de la salida de vehículos de bomberos o ambulancias a la vía. Opcionalmente, podrán utilizarse los semáforos descritos en el número 1;

b) Luz amarilla intermitente: significa que los conductores pueden avanzar, pero extremando la prudencia.

3. Indicaciones de flecha verde:

Cuando la luz verde de un semáforo contenga una flecha iluminada, significa que los vehículos solo pueden tomar la dirección así indicada.

Las flechas que signifiquen autorización para seguir en línea recta tendrán la punta dirigida hacia arriba.

Cuando una señal del semáforo comprenda una o varias luces verdes suplementarias que contengan una o varias flechas, el hecho de iluminarse esta flecha o estas flechas, cualesquiera que sean las otras indicaciones que presente el semáforo, significa autorización para que los vehículos prosigan su marcha en el sentido o los sentidos indicados por la flecha o las flechas; asimismo, significa que, cuando se encuentren vehículos cuya inmovilización bloquee la circulación de aquellos que se encuentren detrás de ellos en la misma pista, deberán avanzar, con precaución, a fin de permitir el desplazamiento de los vehículos bloqueados.

La indicación de flecha verde intermitente tendrá el mismo significado que la luz amarilla, descrito en el punto 1.

4. Luces de pistas:

Cuando, por encima del centro de la o las pistas de una calzada, se coloquen luces verdes o rojas, la luz roja indicará prohibición de utilizar la pista de circulación sobre la cual se encuentre el vehículo y la luz verde indicará autorización de utilizarla.

5. Indicaciones para vehículos de transporte público.

Los semáforos destinados a controlar la circulación de vehículos de transporte público serán de un diseño marcadamente diferente de otros semáforos, y en ellos se reemplazará el color verde por el color blanco.".

21) Reemplázase el artículo 111 por el siguiente:

"Artículo 111.- Los semáforos destinados exclusivamente a los peatones o a los ciclistas se distinguirán por tener dibujado sobre la lente la figura de un peatón o de una bicicleta, según corresponda. Los colores tendrán el siguiente significado:

a) La luz verde indica que los peatones o los ciclistas pueden cruzar la calzada o intersección, según sea el caso, por el paso correspondiente, esté o no esté demarcado.

b) La luz roja indica que los peatones o los ciclistas no pueden entrar en la intersección.

c) La luz verde intermitente significa que el período durante el cual los peatones o los ciclistas pueden atravesar la calzada está a punto de concluir y se va a encender la luz roja, por lo que deben abstenerse de iniciar el cruce y, a su vez, permite a los que ya estén cruzando la calzada terminar de atravesarla.".

22) En el artículo 114, agrégase el siguiente inciso final, nuevo:

"Se prohíbe llevar abiertas las puertas del vehículo, abrirlas antes de su completa detención o abrirlas, mantenerlas abiertas o descender del mismo sin haberse cerciorado previamente de que ello no implica entorpecimiento o peligro para otros usuarios.".

23) Agrégase el siguiente inciso tercero al artículo 144:

"El conductor que se aproxime a un vehículo de transporte escolar detenido con su dispositivo de luz intermitente, deberá reducir la velocidad hasta detenerse si fuere necesario, para continuar luego con la debida precaución.".

24) Derógase el artículo 149.

25) En el artículo 150, reemplázanse los números 1 y 2 por los siguientes:

"1.- En zonas urbanas:

a) Una pista con tránsito en ambos sentidos, 30 kilómetros por hora;

b) Una o dos pistas, en sentido único, 50 kilómetros por hora;

c) Tres o más pistas, en sentido único, 70 kilómetros por hora.

2.- En zonas rurales:

a) Con calzada pavimentada, 100 kilómetros por hora. Cuando ésta tenga dos o más pistas en sentido único, el límite de velocidad para automóviles será de 130 kilómetros por hora;

b) En otro tipo de calzada, 80 kilómetros por hora.

En los casos o circunstancias establecidas en el artículo 72, las velocidades, respecto de las letras a) y b), se reducirán a 80, 100 y 70 kilómetros por hora, respectivamente.

En todo caso, los camiones o buses no podrán circular a una velocidad superior a 90 kilómetros por hora.".

26) En el inciso primero del artículo 151, elimínase la expresión "y previo informe de Carabineros de Chile".

27) Sustitúyese el artículo 154 por el siguiente:

"Artículo 154.- Prohíbese el estacionamiento en los caminos o vías rurales. Sin embargo, y de ser estrictamente necesario hacerlo por emergencia o falla mecánica, el vehículo deberá quedar con toda su estructura sobre la berma. Si no la hubiere, se hará al costado derecho en el sentido de la circulación y lo más próximo a la cuneta del mismo lado, dejándose siempre la debida señalización de modo que la presencia del vehículo detenido o estacionado sea debidamente advertida por quienes circulen por el lugar.".

28) Derógase el artículo 158.

29) En el artículo 160:

a) Sustitúyese su número 8 por el siguiente:

"8.- A menos de 15 metros de la puerta principal de entrada a recintos militares, policiales o de Gendarmería de Chile. Esta prohibición se indicará, a requerimiento de la respectiva institución u organismo, mediante señales oficiales, y no se aplicará a los vehículos de propiedad de las respectivas instituciones, ni a los vehículos que éstas autoricen al efecto.".

b) Agrégase el siguiente inciso final, nuevo:

"Las distancias establecidas en este artículo se entienden medidas por el costado de la acera correspondiente.".

30) En el artículo 161, intercálase, en el inciso primero, entre las palabras "Inspectores" y "Municipales", la expresión "Fiscales o".

31) En el artículo 164:

a) Elimínase, en el inciso primero, la expresión "y previo informe de Carabineros".

b) Agrégase el siguiente inciso final, nuevo:

"El Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones dictará el reglamento a fin de que los municipios procedan a otorgar, por licitación pública, los espacios de estacionamientos reservados para taxis, los cuales no podrán ser concedidos por un lapso superior a cinco años.".

32) En el artículo 167:

a) Reemplázase el número 4 por el siguiente:

"4.- Pasar las calzadas en los cruces y por los pasos para peatones. En los demás casos, cuando no circulen vehículos próximos y puedan hacerlo con seguridad;".

b) Deróganse los números 5 y 9.

33) En el artículo 169, agrégase el siguiente inciso tercero, nuevo:

"En el caso de que la actividad deportiva incluya más de una provincia, la autorización será otorgada por el o los Secretarios Regionales Ministeriales de Transportes y Telecomunicaciones que corresponda.".

34) En el artículo 172, derógase el número 18.

35) En el artículo 174, agrégase el siguiente inciso final, nuevo:

"La responsabilidad civil del propietario del vehículo será de cargo del arrendatario del mismo cuando el contrato de arrendamiento sea con opción de compra e irrevocable y cuya inscripción en el Registro de Vehículos Motorizados haya sido solicitada con anterioridad al accidente. En todo caso, el afectado podrá ejercer sus derechos sobre el vehículo arrendado.".

36) Agrégase, al final del inciso primero del artículo 181, después del punto aparte (.), que pasa a ser seguido, lo siguiente: "Además, en lo previsto en el inciso final del artículo 198, se notificará por carta certificada al propietario del vehículo al domicilio indicado en el Registro de Vehículos Motorizados o en el permiso de circulación. Se presumirá la responsabilidad del propietario que no concurriere a la audiencia para la cual fue citado.".

37) Agrégase el siguiente inciso segundo, nuevo, al artículo 183:

"El incumplimiento de lo dispuesto en este artículo podrá ser sancionado con la cancelación de la licencia de conducir y con la pena de presidio menor en sus grados medio a máximo, salvo que las lesiones producidas tengan el carácter de leves.".

38) En el artículo 186, agréganse los siguientes incisos tercero, cuarto y quinto, nuevos:

"Los informes, denuncias, constancias u otra información y documentos relativos a accidentes del tránsito, serán siempre públicos. Carabineros adoptará las medidas que sean necesarias a fin de posibilitar su consulta o copia.

A toda persona que proporcione información escrita u oral a Carabineros, a compañías de seguros o a un tribunal, relacionada con un accidente o infracción de tránsito, la cual el juez, apreciándola en conjunto con otros antecedentes según las reglas de la sana crítica, determine que dicha información es falsa, le será cancelada su licencia de conducir.

El Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones determinará las normas de acuerdo con las cuales las compañías de seguros proveerán periódicamente de información al Superintendente de Valores y Seguros sobre seguros y siniestros asociados a vehículos. Dicha información será pública. Igual carácter tendrá la información de revisiones técnicas.".

39) Derógase el inciso final del artículo 187.

40) En el artículo 191, elimínase la frase "o concurrirá a hacer esta declaración a la unidad de policía más próxima".

41) Introdúcense las siguientes modificaciones en el artículo 196 A bis:

a) Reemplázase su denominación por "Artículo 196 B".

b) Reemplázase, al final de la letra f), la coma (,) y la conjunción "y" por un punto y coma (;).

c) Reemplázase el punto final (.) de la letra g) por una coma (,) seguida de la conjunción "y".

d) Agrégase la siguiente letra h), nueva:

"h) Falsifique o adultere un certificado de revisión técnica o de emisión de gases, permiso de circulación o certificado de seguro obligatorio, así como el que utilice a sabiendas tales certificados o documentos y el que, sin tener título para ello, detente formularios para extenderlos.".

e) Incorpórase el siguiente inciso final, nuevo:

"Las penas señaladas en este artículo se aplicarán también al responsable de la circulación de un vehículo con permiso de circulación, certificado de seguro automotor o certificado de revisión técnica falsos, adulterados u obtenidos en contravención de esta ley o utilizando una placa patente falsa, adulterada o que correspondiere a otro vehículo.".

42) Sustitúyese la denominación del artículo 196 B por "Artículo 196 C".

43) Reemplázase el epígrafe "De las infracciones gravísimas, graves, menos graves y leves y su penalidad", que precede al artículo 197, por el siguiente: "De las infracciones o contravenciones".

44) Introdúcense las siguientes modificaciones en el artículo 197:

a) Sustitúyese el número 2 por el siguiente:

"2.- No respetar la luz roja de las señales luminosas del tránsito, la señal "PARE", las señales de un cruce ferroviario o la señal "CEDA EL PASO", siempre que en este último caso la infracción haya originado un accidente de tránsito;".

b) Sustitúyese su número 3 por el siguiente:

"3.- Conducir un vehículo a mayor velocidad que la máxima permitida en el artículo 150, o a la que hubiere sido aumentada;".

c) Intercálase el siguiente número 4, nuevo, pasando los actuales números 4, 5 y 6 a ser 5, 6 y 7, respectivamente:

"4.- Sobrepasar la línea continua, adelantar por la berma o por donde la demarcación o las señales lo prohíban, o en las situaciones previstas en los números 1 y 2 del artículo 126;".

45) Introdúcense las siguientes modificaciones en el artículo 198:

a) Reemplázase el número 2 por el siguiente:

"2.- Infringir lo dispuesto en el artículo 79;".

b) Sustitúyese su número 4 por el siguiente:

"4.- Adelantar a otro vehículo fuera de los casos establecidos en el número 4 del artículo anterior;".

c) Elimínanse, en el número 8, los términos "número segundo del".

d) Reemplázase el número 24 por el siguiente:

"24.- Conducir un vehículo cuya placa patente haya sido intencionalmente ocultada;".

e) Reemplázase su número 25 por el siguiente:

"25.- Conducir un vehículo sin revisión técnica de reglamento vigente, o infringiendo las normas sobre contaminación ambiental. En el caso de que el vehículo no vaya siendo conducido por su propietario, se aplicará la sanción al propietario del vehículo;".

f) Sustitúyense, al final del número 27, la coma (,) y la conjunción "y" por un punto y coma (;)".

g) Sustitúyense, al final del número 29, la coma (,) y la conjunción "y" por un punto y coma (;)".

h) Reemplázase su número 30 por el siguiente:

"30.- Mantener en circulación un vehículo con infracción de los artículos 63 u 82, o con el sistema de dirección o de frenos en mal estado, de lo que será responsable el propietario;".

i) En el número 31, sustitúyese el punto aparte (.) por un punto y coma (;).

j) Agréganse los siguientes números:

"32.- Usar ilícitamente una pista "sólo bus";

33.- Usar ilícitamente una pista "no bus";

34.- El uso de cualquier tipo de elementos o de artefactos que, a través de la detección de ondas sonoras, magnéticas o de cualquier otra clase, sirvan para evadir o para captar los aparatos de control de velocidad utilizados por Carabineros, alertando al conductor del vehículo de la existencia de tales controles policiales;

35.- Transitar, sin estar legalmente exceptuado, por una zona urbana restringida por razones de contaminación ambiental;

36.- Circular por la mitad izquierda de la calzada, salvo en los casos mencionados en el artículo 120, y

37.- Arrojar desde un vehículo cigarrillos u otros elementos encendidos.".

k) Sustitúyese el inciso final por el siguiente:

"En los casos de las infracciones de los números 6, 17, 19, 22, 25, 28 y 30, si ellas fueren cometidas por un conductor de un vehículo destinado al servicio público de pasajeros o al transporte de carga y que no fuere el dueño, no se le aplicará pena alguna y no se anotará en el Registro Nacional de Conductores. Las penas correspondientes a estos números serán de cargo del propietario del vehículo.".

46) Introdúcense las siguientes modificaciones en el artículo 199:

a) Derógase el número 16.

b) En el número 18, suprímese la frase "o cruzar cualquier vía o calle fuera del paso para peatones" y sustitúyense la coma (,) y la conjunción "y" por un punto y coma (;).

c) Reemplázase, en el número 19, el punto final (.) por una coma (,) seguida de la conjunción "y".

d) Incorpórase el siguiente número 20, nuevo:

"20. Botar o abandonar residuos, objetos o sustancias.".

47) Agrégase, en el artículo 201, el siguiente inciso final, nuevo:

"A quien arroje desperdicios desde un vehículo se le aplicará una multa de una a cinco unidades tributarias mensuales.".

48) Agrégase, entre la palabra "comiso" y el punto final (.) del artículo 205, la frase "y serán destruidos".

49) Elimínase el inciso final del artículo 208.

50) Intercálase, a continuación del artículo 219, el siguiente Título XIX, nuevo, "De los vehículos considerados como antiguos o históricos", conformado por los artículos 220, 221, 222, 223 y 224, nuevos, pasando los actuales artículos 220 y 221 a ser artículos 225 y 226, respectivamente.

"Título XIX.

De los vehículos considerados como antiguos o históricos.

Artículo 220.- Serán considerados como vehículos automotores antiguos o históricos todos los vehículos de construcción de cincuenta o más años de antigüedad y aquellos que, no obstante ser de construcción posterior, sean declarados como tales por su singular interés técnico o histórico.

Artículo 221.- Los vehículos antiguos o históricos sólo deberán cumplir con las características mecánicas y técnicas originales del vehículo.

Artículo 222.- Una institución privada y sin fines de lucro, que tenga entre sus objetivos fomentar la conservación de vehículos de colección, antiguos o históricos, será designada para que los reconozca como tales.

Artículo 223.- Esta institución podrá darles el reconocimiento de vehículos antiguos o históricos a aquellos que tengan menos de cincuenta años de antigüedad y que, por su singular interés, deban ser así considerados.

Artículo 224.- A los vehículos considerados como antiguos o históricos que cumplan con las características originales, les será otorgado por la institución mencionada en el artículo 222 un certificado de revisión técnica. Estos vehículos deberán transitar con un distintivo que señalará que son vehículos antiguos o históricos, el que les será concedido en la primera oportunidad en que se les reconozca como tales.".

Artículo 2º.- Derógase el artículo 1º de la ley Nº13.937.

Artículo 3º.- Sustitúyese el artículo 492 del Código Penal, por el siguiente:

"Artículo 492.- Las penas del artículo 490 se impondrán también respectivamente al que, con infracción de los reglamentos y por mera imprudencia o negligencia, ejecutare un hecho o incurriere en una omisión que, a mediar malicia, constituiría un crimen o un simple delito contra las personas.

A los responsables de cuasidelito de homicidio o lesiones, ejecutados por medio de vehículos a tracción mecánica o animal, se los sancionará, además de las penas indicadas en el artículo 490, con la suspensión del carné, permiso o autorización que los habilite para conducir vehículos, por un período de uno a dos años, si el hecho de mediar malicia constituyera un crimen, y de seis meses a un año, si constituyera simple delito. En caso de reincidencia, podrá condenarse al conductor a inhabilidad perpetua para conducir vehículos a tracción mecánica o animal, cancelándose el carné, permiso o autorización.".".

Dios guarde a V.E.,

CARLOS MONTES CISTERNAS

Presidente de la Cámara de Diputados

CARLOS LOYOLA OPAZO

Secretario de la Cámara de Diputados

2. Segundo Trámite Constitucional: Senado

2.1. Primer Informe de Comisión de Transportes

Senado. Fecha 01 de septiembre, 2000. Informe de Comisión de Transportes en Sesión 23. Legislatura 342.

?INFORME DE LA COMISION DE TRANSPORTES Y TELECOMUNICACIONES recaído en el proyecto de ley, en segundo trámite constitucional, que introduce diversas modificaciones en la ley Nº 18.290, en materia de tránsito terrestre.

BOLETIN Nº 999-15

HONORABLE SENADO:

Vuestra Comisión de Transportes y Telecomunicaciones tiene el honor de informaros el proyecto de ley de la H. Cámara de Diputados, enunciado en el rubro, originado en un Mensaje de S.E. el Presidente de la República.

- - - - -

Cabe hacer presente que la Sala del Senado, en su oportunidad, acordó que este proyecto fuera conocido sucesivamente por la Comisión de Transportes y Telecomunicaciones y luego por la Comisión de Constitución, Legislación, Justicia y Reglamento.

También hacemos presente que la Comisión de Transportes y Telecomunicaciones, en virtud de lo dispuesto en el inciso sexto del artículo 36 del Reglamento, informará sólo en general este proyecto de ley, razón por la cual solicitó el acuerdo de la Sala de esta Corporación para que eximiera a la Comisión de Constitución, Legislación, Justicia y Reglamento del trámite de primer informe de esta iniciativa legal, solicitud que fue acogida.

- - - - -

Durante el estudio de este proyecto de ley, vuestra Comisión contó con la asistencia, colaboración y participación del ex Ministro de Transportes y Telecomunicaciones, don Claudio Hohmann; del actual Subsecretario de Transportes, don Patricio Tombolini; del señor Jefe de Gabinete del señor ex Ministro de esa Cartera de Estado, don Eduardo Abedrapo; del señor asesor legislativo de la Subsecretaría de Transportes, don Patricio Bell; del señor Jefe del Departamento Jurídico de esa Subsecretaría, don Lautaro Pérez; del ex y actual Secretario Ejecutivo de la Comisión Nacional de Seguridad de Tránsito, señores Milton Bertin y Antonio Dourthé, respectivamente; del señor Juez de Policía Local y ex asesor de esa Comisión señor Carlos Varas, y de los asesores jurídicos de dicha Comisión, señores Leonardo Aravena y Eugenio Fernández.

En una de sus primeras sesiones la Comisión acordó escuchar los planteamientos de las entidades gremiales, que solicitaron audiencia, en relación con este proyecto de ley, que fueron las siguientes:

a) Confederación Nacional de Trabajadores del Transporte Terrestre y afines de Chile (CONATRACH) representada por su Presidente Nacional, don Pedro Monsalve y su Secretario General, don Pedro Jara;

b) Confederación Nacional de Trabajadores de Taxis Colectivos de Chile (CONATACOCH), representada por su Presidente, don Carlos Frez Rojo

c) Confederación Nacional de Federaciones y Sindicatos de Trabajadores Independientes de Taxis Colectivos Básicos y similares de Chile, Rancagua VI Región, representada por su Presidente Nacional, don Hugo Hernández Luengo; Primer Director, señor Víctor Segundo Cid Sandoval; Segundo Director, señor Raúl Espinoza Flores; Tesorero Nacional, señor Leonardo Carrasco Alliendes; Secretario Nacional, señor Luis Rivera Lorca; Director de Relaciones Públicas señor Oscar Silva Vidal, Valparaíso; Vicepresidente COTRACOVAL señor Juan Fuentes Silva, Valparaíso; Director COTRACOVAL, señor Hugo Humberto Franco Franco, Valparaíso, Representante Legal de los Glaciares Limitada XII región, señor Juan Carlos Sepúlveda Alvarez, Magallanes; Representante Legal y Administrador de los Glaciares Limitada XII región, señor Osvaldo Escarate Cabrera; Presidente Consejo Regional X Región de Los Lagos, señor Eduardo Marambio Altamirano; Representante Chillán, señor José Macaya Muñoz.

d) Confederación General de Trabajadores del Transporte y Afines de Chile. CGTT, representada por su Presidente Nacional, señor Ulises Martínez;

e) Federación de Sindicatos de Trabajadores de la Locomoción Colectiva Particular de Chile, representada por su Presidente Nacional, señor Ricardo García Lara;

f) Directivas de Taxis Colectivos de la IV Región, representada por los señores Hugo Pereira, Primer Director Regional; Pedro Astudillo, Presidente Federación Coquimbo; Winston Bown Rivera, Presidente Federación Vista Hermosa; José Mena, Presidente Federación Provincia de Limarí y a don Aníbal Muñoz, Presidente Regional Atayco.

- - - - -

Con la finalidad de aportar al Senado la mayor cantidad posible de reflexiones que puedan servir de base para el estudio de este proyecto de ley, vuestra Comisión acordó solicitar, las observaciones que les merecía el articulado del proyecto de ley en estudio, a diversas organizaciones vinculadas con la materia que trata esta iniciativa legal, enviándoles para ello un texto comparado entre la ley de tránsito vigente y el proyecto de ley en estudio, planteamientos que se encuentran en la Secretaría de la Comisión a disposición de los señores Senadores.

Las entidades que enviaron por escrito sus observaciones al articulado del proyecto de ley en estudio, son las siguientes:

1.- Observaciones del señor Presidente del Automóvil Club de Chile, don Juan Manuel Bengolea Hurtado.

2.- Presentación del señor Presidente de la Federación Nacional del Transporte de Pasajeros Rural, Interurbano e Internacional (FENABUS), don Marcos Carter Bertolotto.

3.- Observaciones del señor Presidente de la Confederación Nacional de Sindicato de Trabajadores Independientes de Automóviles de Alquiler de Chile. (FENATACH), don René Gutiérrez Silva.

4.- Presentación de los señores Presidente de la Confederación Nacional de Federaciones y Sindicatos de Empresas e Interempresas de Trabajadores del Transporte Terrestre y Afines. (CONATRATCH), don Pedro Monsalve Fuentes; del Presidente de la Comisión Nacional de Trabajadores del Transporte de Carga y Pasajeros. (CONTRAPAC), don Pedro Monsalve Fuentes; del Presidente de la Confederación General de Trabajadores del Transporte Terrestre. (CGTT), don Ulises Martínez Sepúlveda, y del Presidente de la Federación de Sindicatos de Empresas e Interempresas de Choferes de la Locomoción Colectiva Particular de Chile, don Ricardo García Lara.

5.- Observaciones del señor Presidente de la Asociación Gremial Chilena de Empresarios del Transporte Internacional de Carga por Carretera (AGETICH), don Dusan Simunovic Ibañez.

6.- Presentación del señor Presidente del Instituto de Jueces y Secretarios Abogados de Policía Local de Chile, don Sergio Villalobos Rios.

7.- Observaciones del señor Presidente de la Confederación Nacional de Trabajadores de Taxis Colectivos. (CONATACOCH), don Carlos Frez Rojo.

8.- Presentación del señor Presidente de la Federación Nacional de Conductores de Camiones de Chile. (FENASICOCH), don José Sandoval Pino.

9.- Observaciones del señor Presidente y Asesor de la Federación de Dueños de Buses y Taxibuses de Chile, don Armando Huerta Torres y don Juan Enrique Donoso Sarmiento.

10.- Presentación del señor Presidente del Consejo Superior del Transporte Terrestre de Chile y de la Asociación Gremial Metropolitana de Transporte de Pasajeros, don Demetrio Marinakis Alcalde.

11.- Observaciones elaboradas por Carabineros de Chile, Dirección General de Tránsito y Carreteras.

12.- Presentación del señor Presidente de la Confederación Nacional Gremial de Dueños de Camiones de Chile y de la Multigremial de Transporte, don Héctor Moya Martín.

13.- Observaciones de los señores Presidente de la Asociación de Dueños de Camiones Fleteros del Transporte Interurbano e Internacional. (ATI-CHILE), y del Presidente de la Cámara Chilena del Transporte de Carga C.G. (CHITRACAR), don Moisés Alegría Flores y don Adolfo Quinteros Soto.

14.- Observaciones elaboradas por Carabineros de Chile, Dirección General de Tránsito y Carreteras, fechada en Agosto del 2000.

La Secretaría de la Comisión ordenó estas observaciones por artículo y confeccionó, como documento de trabajo, un boletín, el que también se encuentra a disposición de los señores Senadores.

Además, la Secretaría de la Comisión elaboró un texto comparado entre el texto vigente de la ley Nº 18.290, de Tránsito y el texto del proyecto de ley aprobado por la H. Cámara de Diputados, documento que se acompaña como anexo a este informe.

Esta modalidad de trabajo se acordó con el objeto de facilitar el estudio del proyecto de ley en informe y, también para facilitar la presentación de indicaciones por los señores Senadores, en su segundo informe.

- - - - -

ANTECEDENTES

En junio de 1995 se inició la tramitación de este proyecto de ley en la H. Cámara de Diputados. Sin embargo, al cabo de dos meses fue suspendida su tramitación, debido a que en esa época se encontraba en estudio en el H. Senado un proyecto de ley que modificaba igualmente la Ley de Tránsito en lo relativo a las licencias de conducir y a la creación de las escuelas de conductores profesionales, proyecto que introdujo 59 modificaciones a la ley de tránsito.

En consecuencia, la H. Cámara de Diputados acordó esperar la terminación de la tramitación de ese proyecto de ley que se transformó en la ley Nº 19.495, publicada el 8 de Marzo de 1997. Al retomar el estudio de esta iniciativa de ley, comparó el nuevo texto de la Ley de Tránsito con el texto del proyecto de ley del Ejecutivo con el objeto de determinar las enmiendas que deberían introducirse para que entre todas las partes de la ley existiera la debida correspondencia y armonía. A raíz del trabajo de adecuación se suprimieron muchas de las normas y se incorporaron la totalidad de los proyectos de ley, iniciados en mociones parlamentarias, 14 mociones, cuyas ideas matrices coincidían con las del proyecto de ley del Ejecutivo.

ANTECEDENTES JURIDICOS

Se relacionan con este proyecto de ley, las siguientes normas jurídicas.

Ley Nº 18.290, de Tránsito.

Artículos: 2º, 4º, 62, 64, 65, 66, 67, 68, 69, 70, 71, 75, 76, 79, 80, 81, 82, 93, 98, 99, 101, 103, 105, 108, 109, 110, 111, 114, 144, 149, 150, 151, 154, 158, 160, 161, 164, 167, 169, 172, 174, 181, 183, 186, 187, 191, 196 A bis, 196B, 197, 198, 199, 201, 205 y 208.

Ley Nº 13.937, que establece que los propietarios de los inmuebles o sitios eriazos, que indica, que hagan esquina dentro de los límites urbanos de su comuna, deberán mantener los letreros que señala y cumplir con las demás exigencias que establece esta ley.

Código Penal.- Artículo 492

Convención Internacional de Señalización Vial, de Viena, publicada en el Diario Oficial de 24 de Marzo de 1975.

OBJETIVOS

Este proyecto de ley tiene por objeto actualizar y perfeccionar la Ley de Tránsito, mediante la introducción de enmiendas tendientes a corregir algunas materias e incorporar otras no consideradas en la normativa vigente, redefinir algunos conceptos y modificar otros, para incentivar la seguridad en el tránsito.

FUNDAMENTOS DEL PROYECTO

El Mensaje del Ejecutivo señala que el Gobierno, dentro de la política de tránsito terrestre, considera necesario introducir diversas modificaciones en la normativa vigente.

Indica que, para la redacción de esta iniciativa legal, se recibieron opiniones de distintos sectores de la comunidad y se impartieron instrucciones a los Secretarios Regionales Ministeriales de Transportes sobre la necesidad de recabar información acerca de los problemas que se producen con la aplicación de la actual ley de Tránsito. Como fruto de dicho esfuerzo, se recopilaron opiniones tanto de particulares como de organizaciones, las que se consideraron para analizar los diferentes temas, los cuales fueron sometidos a la consideración de una comisión técnica formada para tal efecto e integrada por profesionales de las áreas de ingeniería de transporte de las Universidades de Chile y Católica de Chile, del Ministerio de Justicia, de Carabineros de Chile, de los Departamentos de Tránsito de las municipalidades de Santiago y de Providencia, del Automóvil Club de Chile y de la Unidad Operativa de Control de Tránsito. Asimismo, se efectuó una consulta a la Asociación Nacional de Jueces y Secretarios-Abogados de Juzgados de Policía Loca, para recabar su autorizada opinión. En consecuencia, el procedimiento seguido, junto con cautelar la necesaria participación de la comunidad, cuenta con la rigurosidad técnica que debe tener una ley que, más allá de ser conocida como ley de Tránsito, reviste importancia para mejorar las condiciones de seguridad vial, aspecto en el cual nuestro país ostenta, ciertamente, un triste récord.

Finalmente, es menester destacar que, el Ejecutivo y la H. Cámara de Diputados, estudiaron esta iniciativa legal, dividiendo en acápites agrupados por materia, las modificaciones planteadas, y no según el orden de los preceptos, que es lo habitual, para una mejor comprensión del proyecto, aun cuando la parte normativa se presenta en orden correlativo, de acuerdo con el articulado de la ley vigente.

Las materias que aborda este proyecto de ley, son las siguientes:

- fotoradares o equipos de registro de infracciones;

- límites de velocidad;

- participación en accidentes de tránsito;

- subida y bajada de vehículos;

- autorización de actividades deportivas en la vía pública;

- señalizaciones de tránsito;

- línea de detención de vehículos;

- indicaciones de semáforos;

- revisión técnica de vehículos;

- responsabilidad del propietario por mal estado del vehículo;

- evasión del lugar del accidente como delito;

- paso de peatones;

- publicidad de los informes de accidentes;

- infracciones y contravenciones;

- delitos y cuasidelitos;

- estacionamientos reservados y paraderos de taxis;

- estacionamientos en caminos y vías rurales;

- cruces ferroviarios;

- vehículos antiguos o de colección, y

- visibilidad en calles y vías.

ESTRUCTURA DEL PROYECTO

El proyecto de ley aprobado por la H. Cámara de Diputados, se encuentra estructurado sobre la base de tres artículos permanentes.

El artículo 1º, introduce mediante cincuenta numerales, las enmiendas que a continuación se señalan, a la ley Nº 18.290, de Tránsito:

El número 1, modifica el artículo 2º, intercalando, reemplazando y sustituyendo las siguientes definiciones: bicicleta o triciclo, ciclovía o ciclopista, pista “no bus”, pista “sólo bus”, línea de detención de vehículos y paso para peatones.

El número 2, enmienda el artículo 4º, facultando a los encargados de fiscalizar el cumplimiento de esta ley para utilizar, entre otros, medios fotográficos, debiendo el Ministerio de Transportes regular el procedimiento y utilización de los equipos. Además se entrega a la Inspección del Trabajo el conocimiento de las denuncias sobre incumplimiento de la jornada de trabajo de los conductores.

El número 3, modifica el artículo 34, que regula la inscripción de vehículos en el Registro de Vehículos Motorizados señalando que en él se anotarán, además de las inscripciones que señala, la cancelación de la inscripción a solicitud del propietario.

El número 4, modifica el artículo 35, en el sentido de que también se anoten en el Registro de Vehículos Motorizados los arrendamientos con opción de compra.

El número 5, incorpora al artículo 62, que trata de las medidas de seguridad en los remolques y semiremolques, que a éstos les serán aplicables las normas relativas al dominio, al registro, a la patente única y al certificado de inscripción de vehículos motorizados de esta ley, así como las referentes a revisión técnica y a seguridad, en lo que fueren pertinentes, según su capacidad de carga y su especialidad.

El número 6, deroga los artículos 64, 65, 66, 67, 68, 69, 70, 75 y 76. Todos estos artículos contienen normas técnicas sobre los vehículos, pero no consideran que la misma ley da atribuciones reglamentarias para dictar dichas normas, las que es necesario modificar de tiempo en tiempo, dado el avance de la tecnología automotriz. Por ende es conveniente que tales normas se dicten y modernicen sobre la base de la potestad reglamentaria, como de hecho ocurre en otros mercados, como el de los productos alimentarios, eléctricos, etcétera.

Con tal objeto, se propone derogar todos los artículos referentes a especificaciones técnicas, tales como el estado de los neumáticos (artículo 64), sistema de frenos (artículo 65), sistema de frenos de bicicletas (artículo 66), freno vehículos a tracción animal (artículo 67), focos y luces (artículo 68), color de las luces (artículo 69), color de las luces vehículos carga (artículo 70), señalizadores (artículo 75) y aparato sonoro (artículo 76).

El número 7, reemplaza el inciso segundo del artículo 71, que prohibe el uso de cualquier foco o luz que conduzca a error. Dispone que sólo los vehículos de emergencia y los demás que determine el Reglamento podrán estar provistos de dispositivos luminosos fijos o giratorios, y su uso se sujetará a lo que el reglamento respectivo determine.

El número 8, reemplaza el artículo 79 que señalaba los elementos con que debían estar provistos los vehículos motorizados, por otro que regula el uso del cinturón de seguridad y prohibe el traslado de menores de 6 años en el asiento delantero.

El número 9 deroga el artículo 80 que dicta normas relativas al espejo retrovisor, velocímetro y elementos reflectantes en pedales de bicicleta.

El número 10 elimina en el inciso primero del artículo 81 la frase relativa a la forma en que deberá estar colocado el tubo de escape.

El número 11 sustituye el inciso segundo del artículo 82 relativo a la carburación, anulando el certifica de revisión técnica y el de gases cuando un vehículo emite humo visible al ralentí o se constate que ha superado los índices respectivos. También señala que en estos casos podrá ser retirado de circulación y puesto a disposición del tribunal competente en los lugares habilitados para ello, de los cuales podrá ser retirado con autorización del juez, quien la otorgará con objeto de que el infractor solucione el problema de contaminación denunciado.

El número 12, deroga el artículo 93, que establece que los pasajeros no podrán subir o bajar de un vehículo en movimiento.

El número 13 agrega tres incisos al artículo 98 que señala el procedimiento a seguir cuando un vehículo es retirado de circulación por haber perdido sus condiciones de seguridad.

El número 14 agrega dos incisos al artículo 99, relativo a las señales de tránsito en las vías públicas, tales como semáforos y otros, indicando que el cumplimiento de las normas técnicas se verificará según un procedimiento de certificación al que deberá ser sometido todo elemento que se comercialice en el país.

El número 15 reemplaza el artículo 101, que establece que los conductores y peatones están obligados a obedecer y respetar las señales de tránsito, señalando cuál prevalecerá, según el orden que indica, en caso de existir contradicción entre las mismas.

El número 16, sustituye el inciso segundo del artículo 103 que prohibe los signos o demarcaciones en las vías públicas que se asemejen a las señales de tránsito y la instalación en las aceras y bermas de propaganda comercial, quioscos, vegetación u otros que impidan la plena visual sobre vehículos y peatones.

El número 17 sustituye el artículo 105, estableciendo el retiro de señales no oficiales, barreras u otros que alteren la señalización oficial o que reduzca la visibilidad para conductores o peatones.

El número 18 reemplaza el artículo 108, que obliga a los conductores a detener sus vehículos ante todos los cruces ferroviarios, por otro, que dispone que en los pasos a nivel provistos de barreras colocadas a cada lado de la línea férrea, la presencia o movimiento de estas barreras sobre la calle o camino significa que ningún usuario de la vía puede sobrepasar la vertical de la barrera más cercana.

El número 19, sustituye el artículo 109, definiendo el cruce ferroviario y obliga a la Dirección de Vialidad o a la Municipalidad a mantener la señal que indica la proximidad del cruce ferroviario.

El número 20, reemplaza el artículo 110 sobre el significado de los colores de semáforos, palabras o signos, por otro que indica el significado de las luces no intermitentes: verde, roja, amarilla; luces intermitentes e indicadores de flecha verde y las luces de pista.

El número 21, reemplaza el artículo 111, que distingue entre semáforo de peatones o ciclistas e indica el significado de los colores.

El número 22, agrega un inciso final al artículo 114, que versa sobre el control que deberá tenerse sobre el vehículo sin que motivo alguno justifique el desconocimiento o incumplimiento de las normas de seguridad. El inciso que se agrega prohibe llevar abiertas las puertas del vehículo o abrirlas antes de su detención.

El número 23, agrega un inciso al artículo 144 que regula el signo “Pare” y “Ceda el Paso” señalando que el conductor que se aproxime a un vehículo de transporte escolar detenido con luz intermitente deberá reducir la velocidad hasta detenerse para continuar luego con la debida precaución.

El número 24, deroga el artículo 149, que norma la conducción a velocidad reducida de un vehículo en un cruce de calles o caminos, en una curva o al llegar a la cumbre de una cuesta, o en un camino angosto o sinuoso.

El número 25, reemplaza los números 1 y 2 del artículo 150, sobre límites de velocidad, estableciendo, en zonas urbanas, 30, 50 y 70 kilómetros por hora, según exista una pista en ambos sentidos, dos pistas en sentido único o tres o más pistas en sentido único, respectivamente; y, en zonas rurales, 100 kilómetros por hora en calzada pavimentada o 130 kilómetros por hora cuando ésta tenga dos o más pistas en sentido único; en otro tipo de calzada 80 kilómetros por hora; los camiones o buses no podrán circular a más de 90 kilómetros por hora.

El número 26, modifica el inciso primero del artículo 151, que faculta a las Municipalidades en las zonas urbanas y a la Dirección de Vialidad en las zonas rurales para aumentar o disminuir los límites de velocidad previo estudio elaborado de acuerdo a los criterios que contemple el Manual de Señalización de Tránsito para la determinación de las velocidades máximas.

El número 27, sustituye el artículo 154, sobre estacionamiento en los caminos rurales, prohibiéndolo. En caso de falla mecánica el vehículo deberá quedar con toda su estructura sobre la berma o próximo a la cuneta, con la señalización correspondiente, de modo que sea advertida por quienes circulen por el lugar.

El número 28 deroga el artículo 158 que faculta a las Municipalidades para establecer paraderos de taxi.

El número 29, modifica el Nº 8 del artículo 160 que señala las distancias en que se prohibe estacionar, aumentándola a 15 metros de la puerta principal de la entrada a recintos militares, policiales o de Gendarmería. Además especifica que estas distancias se miden por el costado de la acerca correspondiente.

El número 30, intercala en el artículo 161, entre quienes están facultados para retirar vehículos abandonados, además de Carabineros e Inspectores Municipales, a los Inspectores fiscales.

El número 31, introduce dos enmiendas al artículo 164: a) Elimina el informe de Carabineros, para autorizar estacionamientos reservados por parte de las Municipalidades, y b) Agrega un inciso final que faculta al Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones para dictar un reglamento, para que los municipios, previa licitación pública, procedan a otorgar los espacios de estacionamientos reservados para taxis, por un lapso no superior a 5 años.

El número 32, reemplaza el Nº 4 del artículo 167, que establece cómo debe hacerse el tránsito de los peatones: pasar las calzadas en los cruces y por los pasos para peatones y, en los demás casos, cuando no circulen vehículos próximos y puedan hacerlo con seguridad.

Asimismo, este numeral deroga los Nº s. 5 y 9 de este artículo sobre cruce de calzada en los caminos rurales y subida y bajada de vehículos en movimiento.

El número 33, agrega un inciso final al artículo 169, que señala que los Alcaldes no podrán autorizar actividades deportivas en la vía pública, sin previo informe escrito de Carabineros; disponiendo en el caso que la actividad incluya más de una provincia, que la autorización será otorgada por los Seremis de Transportes y Telecomunicaciones que corresponda.

El número 34, deroga el Nº 18 del artículo 172 que establece como presunción de responsabilidad del conductor, en los accidentes de tránsito, no detenerse antes de ingresar a un cruce ferroviario.

El número 35, agrega un inciso final al artículo 174 estableciendo que la responsabilidad civil del propietario del vehículo será del arrendatario del mismo, cuando el contrato de arrendamiento sea con opción de compra.

El número 36, modifica el artículo 181 que establece que Carabineros retirará la licencia, permiso o documentos para conducir a los infractores y los enviará, junto con la denuncia al Tribunal que corresponda, agregando que, además, en lo previsto en el inciso final del artículo 198, se notificará por carta certificada al propietario del vehículo al domicilio indicado en el Registro de Vehículos Motorizados o en el permiso de circulación. Y que se presumirá la responsabilidad del propietario que no concurriere a la audiencia para la cual fue citado.

El inciso final del artículo 198 se refiere a los casos de infracciones por conducir un vehículo sin placa patente (Nº 6), con sus sistemas de dirección o frenos deficientes (Nº 17), neumáticos en mal estado (Nº 19), infringiendo normas contaminación ambiental (Nº 22), rechazado en las revisiones de reglamento (Nº 25), sin tacógrafo (N º 28) y sin revisión técnica. Señala dicho inciso que se notificará por carta certificada al propietario del vehículo y se presumirá su responsabilidad si no concurre a la audiencia para la cual fue citado.

Al conductor del vehículo destinado al transporte público de pasajeros o de carga que no fuere dueño, no se le aplicará pena alguna y no se efectuará anotación en su hoja del Registro Nacional de Conductores y las penas se aplicarán al propietario del vehículo.

El número 37, agrega un inciso segundo nuevo, al artículo 183 que establece que en todo accidente de tránsito en que se produzcan lesiones, el conductor que participe en los hechos deberá prestar ayuda y dar cuenta a la autoridad policial más inmediata, El incumplimiento de estas obligaciones podrá ser sancionado con la cancelación de la licencia de conducir y con la pena de presidio menor en sus grados medio a máximo, salvo lesiones leves.

El número 38, agrega al artículo 186, en relación con las Unidades Técnicas de Investigación de Accidentes de Tránsito, que los informes, denuncias, constancias u otras informaciones relativas a accidentes de tránsito serán públicas. Sanciona, además, la entrega de información falsa con la cancelación de las licencias de conducir y señala que el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones determinará las normas para que las compañías de seguros provean de información periódica a la Superintendencia de Valores y Seguros sobre siniestros asociados a vehículos.

El número 39 deroga el inciso final del artículo 187, que obliga al dueño de un garage a dar cuenta a Carabineros, dentro de las 24 horas de haber recibido un vehículo que muestre haber sufrido un accidente.

El número 40, modifica el artículo 191 liberando al conductor que, sin haber participado en un accidente y que recogiere a los heridos y los llevare a una Posta de Primeros Auxilios, dejando en ésta sus datos, de concurrir a hacer esta declaración a la unidad de policía más próxima.

El número 41, introduce diversas enmiendas formales al artículo 196 y agrega una letra h) nueva, que sanciona con presidio menor en su grado medio a máximo y, en su caso, con la suspensión de la licencia de conductor o inhabilidad para obtenerla, hasta por 5 años, al que falsifique o adultere un certificado de revisión técnica o de gases, permiso de circulación o certificado de seguro obligatorio, También se aplicarán estas penas al responsable de la circulación de un vehículo con permiso de circulación, certificado de seguro automotor o revisión técnica, falsos, adulterados o utilizando placa patente falsa, adulterada o de otro vehículo.

El número 42 introduce una enmienda formal al artículo 196B.

El número 43 reemplaza el epígrafe “De las infracciones gravísimas, graves, menos graves y leves y su penalidad” por “De las infracciones o contravenciones”.

El número 44 introduce diversas enmiendas al artículo 197, que señala las infracciones gravísimas. Incorpora como infracción gravísima el no respetar las señales de un cruce ferroviario, conducir un vehículo a mayor velocidad que la máxima permitida en el artículo 150, o a la que hubiere sido aumentada y sobrepasar la línea continua, adelantar por la berma o por donde la demarcación o las señales lo prohiban o cuando se atraviesa un puente, viaducto, túnel, cima de una cuesta o gradiente o en curva.

El número 45 modifica el artículo 198, que señala las infracciones graves, estableciendo como tal, el infringir lo dispuesto en el artículo 79 que sanciona el no uso del cinturón de seguridad y el transportar a menores de 6 años en los asientos delanteros, conducir un vehículo cuya placa patente haya sido intencionalmente ocultada; conducir sin revisión técnica o infringiendo normas sobre contaminación ambiental, usar ilícitamente una pista “sólo bus”, “no bus”, o usar elementos que sirvan para evadir los aparatos de control de velocidad utilizados por Carabineros, arrojar cigarrillos u otros elementos encendidos. Finalmente, se sanciona al propietario de un vehículo de transporte público de pasajeros o de transporte de carga por los desperfectos del vehículo, tales como, neumáticos, frenos, carburación, o luces, en mal estado.

El número 46 modifica el artículo 199 que señala las infracciones menos graves, suprimiendo el cruzar cualquier vía o calle fuera del paso para peatones y agrega como infracción menos grave el botar residuos, objetos o sustancias.

El número 47 agrega, en el artículo 201 que establece la escala de multas, un inciso final que sanciona con multa de 5 utm. a quien arroje desperdicios desde un vehículo.

El número 48 modifica el artículo 205, agregándole que los gallardetes, banderines y otros elementos que se usen en contravención a esta ley y los taxímetros que se usen adulterados caerán en comiso y serán destruidos.

El número 49 elimina el inciso final del artículo 208 que establece que los plazos de suspensión de las licencias se contarán desde que se cometieron las infracciones.

El número 50 intercala, a continuación del artículo 219, el siguiente Título XIX, nuevo, “De los vehículos considerados como antiguos o históricos”, conformado por los artículos 220 a 224, nuevos, pasando los actuales artículos 220 y 221 a ser artículos 225 y 226, respectivamente.

El nuevo artículo 220 señala que los vehículos de 50 o más años de antigüedad serán considerados antiguos o históricos.

El artículo 221 señala que dichos vehículos sólo deberán cumplir con las características mecánicas y técnicas originales del vehículo.

El artículo 222, entrega a una institución privada, sin fines de lucro, que tenga entre sus objetivos fomentar la conservación de vehículos de colección, su reconocimiento como tales.

El artículo 223 faculta a dicha institución para darles el reconocimiento de históricos a vehículos que tengan menos de 50 años de antigüedad que por su singular interés deban ser así considerados.

Finalmente, el artículo 224 regula el certificado de revisión técnica de estos vehículos que será otorgado por la institución antes señalada.

El artículo 2º, del proyecto de ley de la H. Cámara de Diputados, deroga el artículo1º de la ley Nº 13.937, que establece que los propietarios de los inmuebles o sitios eriazos que hagan esquina dentro de los límites urbanos de su comuna deberán mantener los letreros sobre señalización de tránsito.

El artículo 3º del proyecto de ley en estudio modifica el artículo 492 del Código Penal, relativo a la responsabilidad de los conductores por los accidentes que ocurran en las esquinas.

Materias que aborda el proyecto:

- fotoradares o equipos de registro de infracciones

En lo que dice relación con este tema, hay que tener presente la ley Nº 19.676, publicada en el Diario Oficial de 29 de Mayo de 2000, que modificó el artículo 4º de la Ley de Tránsito, mediante la incorporación de siete incisos que regulan esta materia.

Dichas enmiendas disponen que Carabineros de Chile y los Inspectores Fiscales y Municipales, para supervigilar el cumplimiento de las disposiciones del tránsito, podrán operar directamente, sea en forma próxima o a distancia, equipos de registro de infracciones que podrán consistir en películas cinematográficas, fotográficas, fonográficas u otras formas de reproducción de la imagen y del sonido y, en general, medios aptos para producir fe. Las normas de tránsito cuyo cumplimiento se fiscalice mediante el uso de estos equipos deberán estar señalizadas de acuerdo al Manual de Señalización de Tránsito, las que advertirán con claridad y en forma oportuna a los conductores los sectores en que se usan estos equipos.

Para la utilización de los equipos de registro de infracciones de propiedad de particulares deberán celebrarse contratos con éstos luego de licitación pública prohibiéndose la estipulación de la obtención de un número mínimo de películas, fotografías u otros de los elementos probatorios a que se alude anteriormente, durante un período determinado o la presentación de alguna cantidad de denuncias.

El Reglamento que dicte el Ministerio de Transportes contemplará los estándares técnicos de los equipos y establecerá las condiciones en que han de ser usados para que los elementos de prueba que de ellos provengan puedan servir de base para denunciar infracciones o contravenciones, adoptándose medidas tendientes a asegurar el respeto y protección a la vida privada.

El juez de policía local sólo admitirá a tramitación la denuncia basada en estos medios probatorios siempre que éstos provengan de Carabineros, inspectores fiscales o municipales que hayan utilizado el equipo de registro de infracciones con sujeción al reglamento.

Finalmente, se establece un plazo de prescripción de 45 días contados desde la fecha en que se cometió la infracción y aquella en que se notificó la citación al juzgado, no pudiendo continuarse el procedimiento y archivándose los antecedentes pasado dicho plazo.

- Límites de velocidad.

El proyecto aprobado por la H. Cámara de Diputados consideró conveniente revisar el tema de las velocidades máximas señaladas por ley, las que rigen a falta de señalización que las modifiquen. A tal objeto, se ha estimado conveniente desagregar, en el mayor número de situaciones posibles, los límites de velocidad convencionales, estableciéndose límites diferentes según las características de las vías. Así, en una vía de una sola pista con tránsito bidireccional (como un pasaje), se ha estimado que la velocidad máxima, a falta de señalización explícita, debe ser de 30 kilómetros por hora; en una o dos pistas, en sentido único, 50 kilómetros por hora y en tres o más pistas, en sentido único, 70 kilómetros por hora. En el caso de las vías rurales, se mantiene el límite de 100 kilómetros por hora en calzadas pavimentadas. Sin embargo, cuando se trate de una vía rural con calzada pavimentada de dos o más pistas en sentido único, el límite de velocidad para automóviles será de 130 kilómetros por hora.

En todo caso, se estimó fijar en 90 kilómetros por hora la velocidad máxima para camiones y buses.

Con las modificaciones propuestas se disminuirá la necesidad de instalar señales que modifiquen las velocidades máximas establecidas por la ley.

En lo que se refiere a este tema, ha de tenerse presente, que la ley Nº 19.676, publicada en el Diario Oficial el 29 de Mayo del 2000, modificó el artículo 151 de la Ley de Tránsito estableciendo que las Municipalidades en las zonas urbanas y la Dirección de Vialidad en las zonas rurales , en casos excepcionales, por razones fundadas y previo estudio elaborado de acuerdo a los criterios que contempla el Manual de Señalización de Tránsito para la determinación de las velocidades máximas, podrán aumentar o disminuir los límites de velocidad establecidos en la ley, para una determinada vía o parte de ésta.

Finalmente, el artículo 2º transitorio de dicha ley, dispuso que las modificaciones a los límites de velocidad, establecidos con anterioridad a la entrada en vigencia de esta ley, deberán justificarse, dentro de seis meses, por medio de un estudio elaborado de acuerdo a los criterios que contempla el Manual de Señalización de Tránsito en su Capítulo VIII, “Definición de Velocidades Máximas”. Vencido dicho plazo, los respectivos aumentos o disminuciones en el límite de velocidad quedarán sin efecto por el solo ministerio de la ley, y deberán retirarse las correspondientes señales que se encuentren instaladas en la vía.

- participación en accidentes de tránsito;

El artículo 183 de la ley de Tránsito obliga a los que participan en un accidente de tránsito a dar cuenta de lo sucedido a la autoridad policial más próxima. Por su parte, el artículo 173 presume culpable al conductor que abandona el lugar del accidente. Dicha fuga es particularmente grave por dos razones. Primero, porque en el caso de los conductores que manejan bajo la influencia del alcohol, se impide la realización del examen de alcoholemia. Segundo, en el caso de los accidentes de tránsito de los que resultan personas lesionadas, no sólo se priva a las víctimas del auxilio inmediato que se les pueda brindar, sino que, además, las privan de la asistencia que cubre el seguro automotor obligatorio, el que únicamente se puede hacer efectivo si se identifica al vehículo participante. Esta situación actual hace que al conductor le “convenga” huir del lugar del accidente.

La fuga del lugar del accidente está penada en la legislación solamente con una presunción de culpabilidad, por lo que admite prueba en contrario.

El proyecto propone que la persona que adopte la conducta de abandonar a un lesionado en un accidente carece de toda idoneidad moral para conducir un vehículo, por lo que corresponde cancelarle la licencia de conducir. Además, en el caso de que se produzcan lesiones, se configuraría un delito, salvo que las lesiones tengan el carácter de leves.

- subida y bajada de vehículos;

La ley de Tránsito contiene diversas normas relativas a la subida a los vehículos y a la bajada desde ellos, así como al uso de las puertas. En la actualidad, algunas de estas normas se encuentran en contradicción entre sí o resultan inconvenientes. Así es como la ley prohíbe a los pasajeros de vehículos de locomoción colectiva subir o bajar de un vehículo en movimiento, maniobra que es legalmente imposible, dado que la misma ley exige que dichos vehículos circulen con las puertas cerradas. Todo esto trae como consecuencia que la eventual caída de un pasajero le es imputable a él mismo y no, como debería ser, al operador del vehículo que no cumple la obligación legal, con lo cual se permite que éste evada su responsabilidad por este tipo de accidentes. Ello se traduce en alrededor de 1.400 accidentes al año, con heridos a consecuencia de las caídas.

- autorización de actividades deportivas en la vía pública;

El artículo 169 de la ley de Tránsito señala que la autorización de actividades deportivas en la vía pública le corresponde a los alcaldes. Dicho precepto no reconoce la dificultad que representan aquellas competencias que transcurren por vías sujetas a la tuición de más de un municipio, caso en el cual se encuentran competencias importantes como las de ciclismo, las que, en su desarrollo, suelen incluir decenas de comunas, con los consiguientes problemas de organización y control. Por lo tanto, se propone que, en aquellos casos en que la actividad deportiva incluya más de una provincia, la autorización le corresponda otorgarla al Secretario Regional Ministerial de Transportes respectivo y, en el caso de que esa actividad abarque varias Regiones, dichos funcionarios deberán coordinarse entre sí.

- señalizaciones de tránsito;

El artículo 99 de la ley de Tránsito establece que el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones definirá la normativa relativa a la señalización de tránsito, aspecto que ya fue cumplido al dictarse la norma reglamentaria correspondiente. El proyecto propone complementar el mencionado artículo, disponiendo un proceso de certificación de señales, semáforos, controladores de semáforos, equipos de protección de cruces ferroviarios, en suma, de todos los elementos importantes para la seguridad del tránsito vehicular y peatonal. El proveedor que deje de cumplir esta norma se expondrá a que se le cancele la certificación. Complementariamente, se establecen penas por proveer o instalar dispositivos de control de tránsito que no sean de tipo certificado.

Además, se propone una norma explícita para impedir la instalación de señales de prohibición que sólo repitan normas de la ley. Un caso común es el de las señales "No estacionar", que algunos municipios se ven obligados a instalar al lado izquierdo de la calzada (donde la ley prohíbe expresamente estacionar. La existencia de tales señales ha constituido un motivo permanente de disputa, dado que su instalación induce a creer que, en la manzana siguiente, en que no se instaló la señal, es legal estacionar al lado izquierdo.

La ley de Tránsito comprende entre sus preceptos normas rudimentarias relativas a la obligatoriedad y precedencia de las señales (artículo 101), sin que se reconozca explícitamente la importancia de la demarcación como medio de control de tránsito. Para corregir dicho problema, se propone señalar el orden en que deben ser consideradas las señales o indicaciones, introduciéndose en dicho ordenamiento las señales o indicaciones que efectúa el personal de Bomberos para controlar el área adyacente a un siniestro.

Se innova en el sentido de permitir que el Departamento de Tránsito correspondiente, o la Dirección de Vialidad, en su caso, autoricen a particulares a instalar señalización o barreras, como es el caso de las compañías de servicios que habitualmente efectúan labores de mantención (telefónicas, de gas, sanitarias, etc.). Ello implicará que los municipios establezcan condiciones específicas para realizar dichas labores.

- línea de detención de vehículos;

La ley de Tránsito, en su artículo 2º, define la línea de detención de vehículos asociándola necesariamente a los pasos de peatones. Existen diversas situaciones en que es necesario establecerla sin que haya pasos peatonales, como, por ejemplo, en los cruces ferroviarios.

Otro aspecto que hace necesario actualizar la definición proviene del significativo progreso en las normas de diseño de infraestructura, tanto en el sector urbano como en carreteras. Ello ha permitido introducir las pistas exclusivas de viraje a la izquierda localizadas sobre los bandejones centrales. Dicha modalidad de operación hace preciso establecer líneas de detención de vehículos sobre dichos bandejones, muchas veces en áreas donde no se permite el tránsito de peatones.

La modificación propuesta no altera las condiciones de operación de los pasos para peatones, dado que el artículo 167, Nº 8, determina que los peatones tienen derecho preferente de paso.

- indicaciones de semáforos;

La ley de Tránsito define, en los artículos 110 y siguientes, el significado de las diversas indicaciones de los semáforos. Esa lista es incompleta, ya que no considera adecuadamente las indicaciones para peatones ni biciclos. Pero, lo que es peor, contiene diversas definiciones que se contraponen directamente con los tratados internacionales suscritos por el país, específicamente con la Convención Internacional de Señalización Vial, de Viena, publicada en el Diario Oficial el día 24 de marzo de 1975, la que, por ende, rige como ley de la República.

El proyecto de ley propone coordinar la ley de Tránsito con las normas del tratado y, adicionalmente, eliminar de la ley de Tránsito algunos conceptos riesgosos, como la norma referente a luz roja y flecha verde, cuya redacción permite que el semáforo señale simultáneamente dicha indicación, dando derecho de paso a movimientos conflictivos, situación de extrema peligrosidad.

-revisión técnica de vehículos

Se planteó que el Gobierno advierte con preocupación los elevados índices de accidentes de tránsito que se producen en calles y caminos. Se puede constatar a diario que los vehículos que circulan no cumplen con seguridad establecidas. Comúnmente, los vehículos presentan desperfectos en las indicaciones de viraje, por carecer de focos u otros defectos que son de fácil percepción.

Con el fin de progresar en el control de dicho problema, el artículo 98 de la ley de Tránsito dispone que "los vehículos que hayan perdido sus condiciones de seguridad serán retirados de la circulación...". Este precepto, en apariencia, parece muy riguroso, pero en la práctica no es tal, por cuanto no existe dotación policial suficiente para retirar los vehículos de la vía pública y trasladarlos a recintos municipales, los que, habitualmente, tampoco poseen la capacidad necesaria para recibir una masiva cantidad de vehículos. Incluso, numerosas comunas carecen de dichos recintos. Adicionalmente, hay casos en que la autoridad puede permitir que el vehículo prosiga su marcha sin detrimento de la seguridad pública, por ejemplo, cuando le falte un foco, siendo de día, o se le detecte un nivel de emisión de contaminantes superior al normal. En tales casos, es más apropiado anular la revisión técnica, con lo cual se obliga al propietario a reparar el estropicio y a demostrarlo concurriendo a obtener un nuevo certificado. Cabe señalar que, ante la imposibilidad física de retirar los vehículos con desperfectos, Carabineros procede a cursar una infracción por mal estado mecánico, lo cual no garantiza que el vehículo sea efectivamente reparado.

La modificación legal que se propone posibilitará, además, revisar el decreto que fija el calendario de revisiones técnicas, de tal forma que los vehículos más nuevos sean examinados en intervalos mayores, con lo cual se enmienda la verdadera anomalía que representa que esos vehículos sean revisados actualmente con la misma periodicidad que aquellos con más años de uso o en peores condiciones mecánicas. Tal situación no es posible en la actualidad, dado que, al no poderse anular la revisión técnica de los vehículos con desperfectos visibles, queda la revisión anual como única opción práctica para corregir tal problema. Así, el costo privado que representa la revisión técnica, constituido tanto por el pago de la revisión misma como por el tiempo necesario para hacerla, dejará de estar asignado en forma similar a todos los propietarios, con lo cual se grava más a quienes mantienen sus vehículos en peores condiciones. Con la enmienda propuesta, el tratamiento de la situación comenzará a ser más equitativo.

Asimismo, la falsificación o la adulteración del certificado de revisión técnica se califica como delito de acción pública, con la finalidad de facilitar su persecución, opción que actualmente es inexistente en la práctica.

Se modifica la penalidad por conducir un vehículo carente de revisión técnica, hecho que actualmente está definido como infracción grave solamente para los vehículos de servicio público de pasajeros. Se propone extenderla a todo tipo de vehículos y se determina una infracción independiente para el propietario del vehículo, como responsable de entregarlo para que circule en esas condiciones. También se propone cancelar la licencia a quienes hayan participado en la adulteración o falsificación de la documentación del vehículo, dado que por ese solo hecho se demuestra falta de idoneidad moral para conducir, sin perjuicio de la penalidad correspondiente, la que se extiende a quienes posean dichos documentos sin justificación, habitualmente operando como intermediarios.

Finalmente, se establece un procedimiento para que los vehículos sin su revisión técnica al día puedan circular, sólo para dirigirse a obtener dicha revisión. De esta forma, se termina con un vacío legal existente en la actual ley de Tránsito.

- responsabilidad del propietario por mal estado del vehículo;

El artículo 198 establece los casos de infracciones o contravenciones graves. En los casos de infracciones que dicen relación a características técnicas del vehículo derivadas de la falta de mantenimiento, si ellas son cometidas por un conductor de un vehículo destinado al transporte público de pasajeros o al transporte de carga y que no fuere el dueño, actualmente se le aplica solamente la pena correspondiente a una infracción leve y no se anota en el Registro Nacional de Conductores.

El proyecto propone que, en esos casos, no se le aplique pena alguna al conductor y no se anote en el Registro señalado. Y se añade en la norma propuesta que las penas correspondientes a esas infracciones sean de cargo del propietario del vehículo.

Consecuentemente, en el artículo 181 se propone agregar un precepto en virtud del cual estas infracciones se notifiquen por carta certificada al propietario del vehículo al domicilio registrado en el Registro de Vehículos Motorizados o en el permiso de circulación y se presuma la responsabilidad del propietario que no concurriere a la audiencia para la cual fuere citado.

- paso de peatones;

Existen muchos sitios en los que, ya sea por problemas de diseño de la vía o por los niveles de flujo vehicular y peatonal, el cruce de la calzada no se efectúa en condiciones adecuadas de seguridad y no es posible proveer un lugar alternativo para el paso de peatones. En estas circunstancias, es necesario introducir facilidades peatonales explícitas, como los "cruces de cebra", a fin de proveer de prioridad al peatón sobre otros usuarios de la vía, especialmente los vehículos motorizados.

Una situación tan deseable como la señalada no es posible en nuestro país, dado que la ley estableció a priori pasos de peatones en todas las esquinas. La extrema severidad formal de dicho precepto, que de hecho opera independientemente de la existencia de problemas concretos para cruzar la calzada, ha tenido como consecuencia, paradojalmente, que esos pasos de peatones no sean herramientas que hagan una contribución positiva a la seguridad, tanto por no existir dotación policial posible para controlar los más de 150.000 pasos peatonales que se deducen de una definición tan amplia como por el obvio desprestigio en que cae una restricción cuya necesidad habitualmente no es percibida por los conductores. Es notable que la mayor cantidad de atropellos ocurran en las intersecciones, lugares que, según se supone, la ley protege tan generosamente. Así, en los estudios efectuados en una zona de la comuna de Santiago, se encontró que el 81% de los atropellos suceden en las intersecciones.

En la línea del desarrollo, es necesario destacar el excelente trabajo que se ha efectuado en la zona del Gran Valparaíso. En efecto, las comunas involucradas han podido introducir exitosamente el concepto de paso peatonal, precisamente gracias a apartarse de los preceptos de la ley. Así, tales facilidades peatonales han sido otorgadas sobre la base de demarcar solamente aquellos pocos lugares para los cuales existe una demanda peatonal real y para los cuales simultáneamente existe un nivel significativo de flujo vehicular (y, por consiguiente, de riesgo). Tal modalidad permite concentrar en ellos el esfuerzo de control y, además, evita su desprestigio ante los conductores, los que, de esta forma, no ven que se introduzcan restricciones innecesarias al desplazamiento de sus vehículos. Así, los pasos “de cebra" proveen hoy lugares apropiados de cruce para los peatones en vías sujetas a niveles de flujo vehicular de alguna magnitud, o en las cuales, debido al alto número de peatones que cruza la calzada, se justifica dar prioridad a éstos sobre los vehículos motorizados.

La modificación legal que se propone permitirá introducir en el resto del país los pasos “de cebra" como una medida eficaz de gestión de tránsito, precisamente gracias al establecimiento de tales facilidades donde sean necesarias, y no en cada intersección. Como resultado se obtendrán las condiciones necesarias para promover un nivel de cumplimiento que ayude a controlar el grave problema de atropellos existente en el país. En consecuencia, los peatones podrán cruzar una intersección cuando exista una señalización que así lo permita. Se conservará, eso sí, su derecho de paso preferente en caso de viraje de un vehículo. En las demás situaciones, deberán hacerlo cuando no exista peligro inminente para ello.

Por último, se propone modificar el artículo 492 del Código Penal para adecuar sus disposiciones a la ley de Tránsito y evitar la reiteración de las mismas.

- publicidad de los informes de accidentes;

La ley de Tránsito carece de preceptos explícitos que definan la publicidad de los informes relativos a los accidentes de tránsito. A falta de dicha disposición, se utilizan las normas generales del Código de Procedimiento Penal, que establecen el secreto del sumario, el que, por analogía, se extiende a los informes que recibe el tribunal. Tal situación es la causa más importante que explica la escasa producción de los organismos universitarios de investigación en el área de seguridad vial, área en la cual el país, ciertamente, ostenta un triste récord en el nivel internacional, con más de 1.600 muertos al año, cifra que, a diferencia de otros países, en el nuestro tiende a aumentar de año en año.

Los más diversos países del mundo se han preocupado de que la información recopilada con motivo de las investigaciones legales de los accidentes esté disponible directamente para ser utilizada por los municipios y por los grupos de investigación, como forma de eliminar el problema de la inseguridad vial y como manera de efectuar investigaciones sobre tendencias y eficacia de la normativa técnica basada en el análisis estadístico de centenares de casos.

En ese sentido, también es necesario precaver que la información de siniestros que reúnen las compañías de seguros también esté disponible, por la vía de la superintendencia respectiva, para ser utilizada en los trabajos de investigación de accidentes, dado que solamente por dicha vía es posible analizar si determinados modelos de vehículos presentan tasas excesivas de siniestros, para así estar en condiciones de tomar las medidas que tiendan a corregir el problema. En igual forma, se procede en el caso de los antecedentes de revisiones técnicas.

Finalmente, es necesario valorizar la opción de conciliación en caso de accidentes, posibilitada por el artículo 184 de la ley, interesante precepto que permite disminuir el trabajo de los tribunales mediante un acuerdo informal entre los afectados. Dicha opción ve reducida su eficacia por la nula penalización existente para quienes falsean los hechos, lo cual tiene como consecuencia lógica que el caso deba seguir una lenta tramitación en los tribunales, ante los cuales el afectado debe asumir el peso de la prueba para intentar que se restablezcan apropiadamente los hechos básicos del accidente. Una conducta de tal gravedad es penalizada explícitamente en los más diversos países. Ello refleja la necesidad de penalizar adecuadamente la conducta, precisamente como forma de reprimir su ocurrencia. A dicho efecto, se propone indicar al tribunal que, como parte de la sentencia, se analicen las declaraciones prestadas, incluso la proporcionada a Carabineros, y se determine si en alguna de ellas se señalan aspectos que se han demostrado como falsos. Si así ocurriese, se deberá cancelar la licencia de conducir, por ser dicha conducta una manifestación concreta de falta de idoneidad moral para conducir, cancelación que, por las normas generales de la ley de Tránsito, es, en realidad, una suspensión por dos años.

- infracciones y contravenciones;

Se ha considerado apropiado considerar como infracciones o contravenciones a una serie de conductas aptas para producir accidentes de tránsito u otro tipo de daños.

En el artículo 197 se incorpora como infracción gravísima la de sobrepasar la línea continua, adelantar por la berma o por donde la demarcación o las señales lo prohiban.

En el artículo 198, se incorporan las siguientes infracciones o contravenciones graves:

- adelantar a otro vehículo cuando no esté permitido,

- conducir un vehículo con la placa patente intencionalmente ocultada,

- conducir un vehículo sin revisión técnica vigente o infringiendo las normas sobre contaminación ambiental,

- usar ilícitamente una pista “sólo bus”,

- usar ilícitamente una pista “no bus”,

- usar cualquier tipo de elementos que sirvan para detectar los aparatos de control de velocidad utilizados por Carabineros,

- transitar, sin estar legalmente exceptuados, por una zona urbana restringida por razones de contaminación ambiental,

- circular por la mitad izquierda de la calzada,

- arrojar desde un vehículo cigarrillos u otros elementos encendidos.

En el artículo 199, se incorpora como infracción menos grave la de botar o abandonar residuos, objetos o sustancias.

- delitos y cuasidelitos;

La Comisión aprobó incorporar como tipo penal, con pena de presidio menor en sus grados medio a máximo, la falsificación o adulteración de un certificado de revisión técnica o de emisión de gases, permiso de circulación o certificado de seguro obligatorio, así como la utilización de tales documentos, a sabiendas de su carácter de falsos o adulterados, y la posesión de formularios para extenderlos sin tener título para ello.

- estacionamientos reservados y paraderos de taxis;

La ley Nº 18.290, en su artículo 158, otorga a las municipalidades la facultad de autorizar paraderos de taxis, los que son definidos como de libre acceso, con lo cual dicho precepto asocia implícitamente a tales paraderos la definición económica de bien libre. Dicha situación, que puede haber sido cierta alguna vez o actualmente en algunos lugares en los cuales las posibilidades de estacionar exceden el número de vehículos, deja de tener validez, dado el significativo aumento de vehículos, con lo que los espacios de estacionamiento para taxis han pasado a ser un recurso escaso.

Los usuarios de dichos espacios han reaccionado en consecuencia, estableciéndose organizaciones informales que regulan su utilización, básicamente recurriendo a los argumentos que otorga la ley del más fuerte. Así, el espacio público pasa a ser administrado privadamente, sin quedar sujeto a las normas generales de una economía de mercado, con desmedro de la equidad que el Estado debe garantizar a todos los empresarios y con perjuicio del público, que obtendría un servicio de mejor calidad y más responsable si esa organización informal fuera formalizada. Para enfrentar tal problema, se propone recurrir al mecanismo clásico de una economía de mercado, el cual es la licitación. Así, los mejores paraderos serán asignados a los empresarios que ofrezcan mejor servicio, produciéndose de esta forma nuevos estímulos para el progreso del sector.

Para aplicar tal medida, propone retirar de la ley el concepto de "paraderos de taxis", mediante la derogación del artículo 158, los que pasarán a otorgarse por las municipalidades, mediante licitaciones públicas.

Además, se considera apropiado establecer un régimen especial de estacionamientos reservados para los recintos militares, policiales y de Gendarmería de Chile, en relación con los lugares de acceso principal a tales recintos y no referido al perímetro de todo el recinto (lo cual muchas veces representa decenas de kilómetros). Ciertamente, existirán ocasiones en que, por razones de seguridad, se deberá limitar el estacionamiento en algunas áreas, pero se ha estimado más apropiado que dichas restricciones sean establecidas de acuerdo con el régimen general contenido en el artículo 163 de la ley de Tránsito. Por otra parte, se aclara que las distancias de que trata este artículo son medidas por el costado correspondiente al ingreso principal a los recintos.

- estacionamientos en caminos y vías rurales;

Es una materia de relevancia para evitar los accidentes de tránsito, particularmente en zonas rurales.

La ley de Tránsito dice que, en las vías rurales, el estacionamiento debe hacerse con toda la estructura del vehículo sobre la berma, si la hubiere. Si no hay berma, debe hacerse al costado derecho, lo más cerca posible de la cuneta. Es una norma que permite estacionar y exige hacerlo con cuidado.

La norma propuesta en el proyecto cambia sustancialmente. En primer lugar, comienza con una prohibición: “Prohíbese el estacionamiento en los caminos o vías rurales”. En segundo lugar, como excepción, sólo puede hacerse por emergencia o falla mecánica. En tercer lugar, exige dejar siempre la debida señalización, de modo que la presencia del vehículo estacionado o detenido sea debidamente advertida por quienes circulen por el lugar.

Esta norma servirá para corregir la situación actual, en la que las bermas de los caminos son utilizadas para estacionar vehículos, en circunstancias que su finalidad es permitir la detención en casos de emergencia.

La gran mayoría de los caminos rurales que han sido pavimentados no contemplan paraderos, por lo que los buses que por ellos circulan se detienen en la carretera para tomar o dejar pasajeros, o usan parte de la berma, dejando una parte de la estructura del vehículo sobre la calzada, lo cual ha provocado graves accidentes de tránsito, con resultados de muerte.

- cruces ferroviarios;

El artículo 108 de la ley de Tránsito obliga a los conductores a detener sus vehículos ante todos los cruces ferroviarios. Dicho precepto no reconoce los importantes progresos obtenidos en la señalización automática de cruces. Actualmente, es posible instalar equipos de señalización que evitan que los conductores deban tomar decisiones a este respecto, lo que, además de reducir las detenciones innecesarias, se traduce en mejoras en las condiciones de seguridad.

Es la norma legal mencionada la que no ha permitido introducir conceptos modernos de control de tránsito en los cruces a nivel, dado que la ley, al obligar a todos los conductores a detener su vehículo, no permite asignar beneficios a otras modalidades de control, como son las barreras automáticas. Ello ha hecho imposible incluir la modernización de cruces ferroviarios en los programas de inversiones en infraestructura vial financiados por créditos internacionales, perdiéndose así dicha posibilidad de modernizar el sector.

Por otra parte, es necesario destacar que dicha modificación coordina apropiadamente la ley de Tránsito con la Convención Internacional de Señalización de Viena, ratificada por nuestro país el año 1975, la que, en sus artículos 33 y 36, establece que la detención antes del cruce ferroviario no es obligatoria, definiendo el significado y la operación de las barreras para el control de cruces ferroviarios, aspecto que no es ni siquiera mencionado en la ley de Tránsito.

En consecuencia, la modificación propuesta para el artículo 108 sobre las normas relativas a la operación de barreras para el control de cruces ferroviarios permitirá que los programas de inversión de infraestructura puedan financiar la modernización de los cruces que presenten mayores niveles de riesgo. En el entretanto, los otros cruces podrán seguir siendo controlados con señales "PARE” (de existir problemas de visibilidad u otros), dado que se mantienen intactas las atribuciones generales para instalar tales señales.

- vehículos antiguos o de colección;

Se incorpora un título nuevo, al final de la ley de Tránsito, para reconocer a los vehículos antiguos, históricos o de colección y conferirles un estatuto especial.

En gran parte del mundo se privilegia la mantención, circulación y exhibición de los vehículos de colección, como un asunto de historia mecánica. En Chile no hay más de 300 vehículos de este tipo, muchos de los cuales participan en “rallies” en Argentina, en Alemania, y en otros países. Sin embargo en Chile, en la práctica, se prohibe su circulación, porque carecen de muchos elementos técnicos exigidos por los reglamentos y no pueden obtener certificados de revisión técnica.

Para solucionar esos problemas y para liberar al Fisco de la incomodidad de tener que registrarlos para los efectos del pago de los permisos de circulación, se propone crear este título y considerar como históricos o antiguos a los vehículos que tengan cincuenta o más años de antigüedad y a los de menor data que sean declarados como tales por características especiales.

Entre otras cosas, la normativa persigue evitar que se les instalen instrumentos técnicos modernos, como una tercera luz de freno, a fin de mantener el modelo y no disminuir el valor histórico del vehículo, como, asimismo, eximirlos de la obligación de concurrir a las plantas de revisión técnica.

Todo el articulado propuesto es una forma de reconocer esta especie de “museología”, que hasta hoy ha enfrentado dificultades.

- visibilidad en calles y vías.

La ley dice que no podrán “instalarse” quioscos, casetas, etcétera, en las esquinas, con el fin de no afectar la perfecta visibilidad. Sin embargo, se ha entendido que lo que ya está instalado no puede verse afectado por esa norma, puesto que lo que prohibe es la instalación. Por eso, además de la instalación, se propone prohibir también la “mantención” de esos elementos, con lo que los quioscos o las casetas existentes podrán ser retirados o instalados en otra parte de la acera.

Por otra parte, la norma vigente habla de 20 metros contados desde “la esquina”. Sin embargo, el concepto “esquina” no está definido en la ley de Tránsito, por lo que se propone que los 20 metros se midan desde “el punto determinado por la intersección de las prolongaciones imaginarias de las líneas de soleras o cunetas que convergen”.

En tercer lugar, se ha incorporado el vocablo “vegetación”, que no está reconocido en la ley como elemento que dificulta la visibilidad, pero que existe en la práctica y puede ser causa de serios accidentes.

Cabe hacer presente que la Comisión Nacional de Seguridad de Tránsito realizó una campaña de detección de obstáculos visuales en todo el país. Las aberraciones descubiertas fueron miles. La modificación persigue procurarse un instrumento legal para corregir esos errores.

- - - - -

DISCUSION GENERAL

Durante la discusión general del proyecto de ley en estudio, la Comisión escuchó al entonces señor Ministro de Transportes y Telecomunicaciones, don Claudio Hohmann, quien reiteró los planteamientos del Mensaje.

Expresó que este proyecto de ley tiene por objeto actualizar la Ley de Tránsito vigente, mediante la introducción de enmiendas que redefinen algunos conceptos y modifican otros, con el propósito de incentivar la seguridad en el tránsito.

A su vez, los señores Senadores miembros de la Comisión coincidieron en estimar que la Ley de Tránsito tiene el carácter de un Reglamento más que el de una ley, que es menester dictar una ley marco y entregar las potestades correspondientes a las distintas autoridades. Señalaron que habría que buscar una fórmula con la finalidad de delegar algunas materias en las autoridades competentes con la limitación de fijar sanciones.

El señor Ministro se hizo cargo del carácter reglamentario de la Ley de Tránsito pero, indicó, que los decretos no tienen la fuerza de la ley. Coincide en que la ley es un reglamento que se está constantemente modificando, destacando los vacíos que se producen por esta razón, señalando como ejemplo, las licencias de conductor profesionales y sus requisitos.

Al mismo tiempo destacó la importancia que reviste el que la fiscalización se oriente hacia la seguridad en el tránsito.

Reseñó los propósitos específicos de este proyecto de ley y agregó que las enmiendas recogen la experiencia acumulada por especialistas en la aplicación de esta ley, tales como ingenieros en transporte, Ministerio de Justicia, Carabineros de Chile, Municipalidades, Automóvil Club de Chile y la Asociación Nacional de Jueces y Secretarios Abogados de Policía Local.

Además, manifestó, se impartieron instrucciones a los Secretarios Regionales Ministeriales de Transporte sobre la necesidad de recabar información acerca de los problemas que se producen con la aplicación de la actual Ley de Tránsito. Como fruto de dicho esfuerzo, se recopilaron opiniones tanto de particulares como de organizaciones, las que se consideraron para analizar los diferentes temas, los cuales fueron sometidos a la consideración de una comisión técnica formada para tal efecto e integrada por las personas anteriormente señaladas.

Indicó que el procedimiento seguido, para la elaboración de este proyecto de ley, junto con cautelar la necesaria participación de la comunidad, cuenta con la rigurosidad técnica que debe tener una ley que, más allá de ser conocida como Ley de Tránsito, reviste importancia para mejorar las condiciones de seguridad vial, aspecto en el cual nuestro país ostenta, ciertamente, un triste récord.

Finalmente, destacó que, para una mejor comprensión del proyecto, las modificaciones planteadas se encuentran divididas en acápites agrupados por materia, aun cuando la parte normativa se presenta en orden correlativo, de acuerdo con el articulado de la ley vigente.

- - - - -

En mérito a lo anteriormente expuesto y teniendo principalmente en consideración los diversos antecedentes proporcionados a la Comisión, los que fueron debidamente ponderados por ésta y sirvieron de base para formar su opinión, se procedió a votar la idea de legislar.

Sometido a votación general el proyecto de ley, fue aprobado en general, por la unanimidad de los miembros de vuestra Comisión, HH. Senadores señores Cordero, Fernández, Lagos, Muñoz Barra y Páez.

- - - - -

En consecuencia, vuestra Comisión de Transportes y Telecomunicaciones, os recomienda que aprobéis, en general, el proyecto de ley despachado por la H. Cámara de Diputados, que consta en el Oficio Nº 2469, de 3 de Agosto de 1999, cuyo tenor es el siguiente:

PROYECTO DE LEY:

"Artículo 1º.- Introdúcense las siguientes modificaciones en la ley Nº 18.290, de Tránsito:

1) En el artículo 2º:

a) Intercálanse, respetando el orden alfabético, las siguientes definiciones:

"Bicicleta o triciclo: Tipos de vehículos que son propulsados sólo por la energía muscular de su conductor;".

"Ciclovía o ciclopista: Espacio destinado al uso exclusivo de bicicletas y triciclos;".

"Pista "no bus": espacio de la calzada destinado al uso exclusivo de vehículos particulares. Dicho espacio será el resto de la calzada donde se establezcan una o más pistas "sólo bus". Podrá ser utilizada por vehículos de locomoción colectiva sólo para acceder a una propiedad aledaña, para virar o, excepcionalmente, por motivos de emergencia;".

"Pista "sólo bus": Espacio de la calzada destinado al uso exclusivo de vehículos de locomoción colectiva. Dicho espacio podrá ser utilizado, excepcionalmente, por motivos de emergencia, por vehículos policiales o de bomberos. Otros vehículos sólo podrán ocuparla o cruzarla para acceder a una propiedad aledaña o para virar;".

b) Reemplázase la definición de "Línea de detención de vehículos" por la siguiente:

"Línea de detención de vehículos: La línea que no debe ser sobrepasada por los vehículos que deban detenerse;".

c) Sustitúyese la definición "Paso para peatones", por la siguiente:

"Paso para peatones: La zona de seguridad señalizada para este objetivo;".

2) En el artículo 4°:

a) Agrégase, a continuación del punto seguido (.) que pasa a ser coma (,) lo siguiente: "para cuyo efecto podrán utilizar, entre otros, medios fotográficos, debiendo el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones regular, en un plazo no superior a 90 días, los procedimientos y utilización de los equipos respectivos.".

b) Sustitúyese la frase final "al Juzgado del Trabajo correspondiente.", por "a la Inspección del Trabajo correspondiente al domicilio del empleador.".

3) En el inciso cuarto del artículo 34, intercálase, entre la palabra "parcial" y el punto (.) que la sigue, la siguiente frase: "o la cancelación de la inscripción a solicitud del propietario".

4) En el inciso segundo del artículo 35, intercálase, entre las palabras "los" y "gravámenes", la expresión "arrendamientos con opción de compra,".

5) Incorpórase el siguiente inciso segundo, nuevo, en el artículo 62:

"Con todo, les serán aplicables las normas relativas al dominio, al registro, a la patente única y al certificado de inscripción de vehículos motorizados de esta ley, así como las referentes a revisión técnica y a seguridad, en lo que fueren pertinentes, según su capacidad de carga y su especialidad.".

6) Deróganse los artículos 64, 65, 66, 67, 68, 69, 70, 75 y 76.

7) Reemplázase el inciso segundo del artículo 71, por el siguiente:

"Sólo los vehículos de emergencia y los demás que determine el reglamento que se dicte podrán o deberán estar provistos de dispositivos luminosos, fijos o giratorios, y su uso se sujetará a lo que el reglamento respectivo determine.".

8) Reemplázase el artículo 79 por el siguiente:

"Artículo 79.- El uso del cinturón de seguridad será obligatorio para los ocupantes de los asientos delanteros y de todo otro asiento en que dicho cinturón esté instalado, en automóviles, camionetas, camiones, buses y similares.

Los vehículos de transporte escolar deberán tener cinturón de seguridad para cada pasajero y su uso será obligatorio.

Se prohíbe el traslado de menores de seis años en los asientos delanteros en automóviles, camionetas, camiones y similares, excepto en aquellos de cabina simple y de cabina y media. Recaerá en el conductor la responsabilidad del cumplimiento de esta norma.

Los conductores serán responsables, asimismo, del uso obligatorio de sillas para niños, arneses o cojines adaptadores para los menores de seis años que viajen en los asientos traseros de los vehículos.".

9) Derógase el artículo 80.

10) Elimínase, en el inciso primero del artículo 81, la siguiente frase final: "El tubo de escape no deberá sobresalir de la parte trasera de la estructura del vehículo y permitirá el escape del gas sólo en forma paralela a la calzada.".

11) Sustitúyese el inciso segundo del el artículo 82, por el siguiente:

"Cuando se observe que un vehículo emite humo visible al ralentí, o se constate técnicamente que el vehículo ha superado los índices respectivos, se procederá a anular el certificado de revisión técnica y el de gases, según lo establecido en el artículo 98, o el vehículo podrá ser retirado de circulación para ponerlo a disposición del tribunal competente en los lugares habilitados por las municipalidades, de los cuales únicamente podrá ser retirado con autorización del juez, quien la otorgará con objeto de que el infractor solucione el problema de contaminación denunciado. En estos casos, se aplicará el artículo 161.".

12) Derógase el artículo 93.

13) En el artículo 98, agréganse los siguientes incisos, nuevos:

"Cuando se considere que el vehículo puede proseguir su marcha, se anulará el certificado de revisión técnica y el de gases, mediante una anotación en su reverso, con indicación de fecha y hora, lo que solamente habilitará para conducir el vehículo a su destino más inmediato.

Sólo será válido para conducir el certificado original de revisión técnica y el de gases.

En los casos en que se necesite conducir un vehículo sin su revisión técnica vigente hacia un taller o planta revisora, se procederá a efectuar dicho traslado por la ruta más corta hacia la planta de revisión técnica más cercana.".

14) En el artículo 99 agréganse los siguientes incisos segundo y tercero, nuevos:

"El cumplimiento de las normas técnicas de las señales, elementos de semaforización, elementos de protección de cruces ferroviarios y otros destinados a controlar el tránsito, se verificará de acuerdo con un procedimiento de certificación al que deberá ser sometido todo elemento que se pretenda comercializar en el país o instalar en vías públicas. En el caso de que las normas sean modificadas, los elementos ya aprobados deberán ser certificados nuevamente, con respecto a las exigencias que se adicionen. La certificación dará derecho al uso de un distintivo. La venta, la oferta de venta o el uso de un elemento para el cual no exista un certificado de homologación vigente, o el uso indebido del distintivo, será penado con multa de cinco a cien unidades tributarias mensuales y con el comiso de las especies. La certificación podrá revocarse si se demuestra que un dispositivo en particular no cumple con la norma.

No se podrán instalar señales que establezcan prohibiciones contempladas en esta ley.".

15) Reemplázase el artículo 101, por el siguiente:

"Artículo 101.- Los conductores y peatones están obligados a obedecer y respetar las señales de tránsito. En el caso de que las prescripciones indicadas por diferentes señales parezcan estar en contradicción entre sí, prevalecerá la prioritaria, según el orden que a continuación se indica, o la más restrictiva, si se trata de señales del mismo tipo:

1. Señales u órdenes de un carabinero;

2. Señales u órdenes del personal de bomberos, en sitio de siniestro, quienes podrán denunciar la o las infracciones;

3. Señalización circunstancial que modifique el régimen normal de utilización de la vía;

4. Semáforos o elementos de control de cruces ferroviarios;

5. Señales verticales, y

6. Demarcación.

La instalación de señalización, barreras o las indicaciones hechas a los conductores o peatones sin tener autoridad otorgada por esta ley, o sin permiso del Departamento de Tránsito Municipal, o de la Dirección de Vialidad, en su caso, salvo en sitio de siniestro o accidente, estará penada con multa de diez a veinte unidades tributarias mensuales y el comiso de las especies. Se presumirá como autor de esta infracción a la persona natural o jurídica que aparezca como beneficiada.".

16) Sustitúyese el inciso segundo del artículo 103 por el siguiente:

"Asimismo, no podrán instalarse ni mantenerse, en las aceras, bermas, bandejones o plazas, a menos de veinte metros del punto determinado por la intersección de las prolongaciones imaginarias de las líneas de soleras o cunetas que convergen, quioscos, casetas, propaganda comercial ni otro elemento similar, ni vegetación que impida al conductor que se aproxima a un cruce la plena visual sobre vehículos y peatones, tanto hacia la izquierda como hacia la derecha.".

17) Sustitúyese el artículo 105 por el siguiente:

"Artículo 105.- La autoridad competente, o el tribunal, deberá retirar o hacer retirar las señales no oficiales, las barreras o cualquier otro letrero, objeto publicitario, signo, demarcación o elemento que altere la señalización oficial, dificulte su percepción, reduzca la visibilidad para conductores o peatones, o que no cumpla con lo dispuesto en el artículo precedente.".

18) Reemplázase el artículo 108 por el siguiente:

"Artículo 108.- En los pasos a nivel provistos de barreras colocadas en forma alterna a cada lado de la línea férrea, la presencia o movimiento de estas barreras sobre la calle o camino significa que ningún usuario de la vía puede sobrepasar la vertical de la barrera más cercana.".

19) Sustitúyese el artículo 109 por el siguiente:

"Artículo 109.- La Dirección de Vialidad o la municipalidad, en su caso, estarán obligadas a colocar y a mantener la señalización oficial correspondiente indicadora de la proximidad del cruce ferroviario.

Se entiende que un cruce ferroviario es aquél en el cual existe tráfico regular de trenes.".

20) Reemplázase el artículo 110 por el siguiente:

"Artículo 110.- Los semáforos destinados a regular la circulación de los vehículos regularán también la de los peatones y la de los ciclistas, de no existir luces específicas para ellos.

Los colores o signos tendrán el siguiente significado:

1. Luces no intermitentes:

a) La luz verde significa autorización de paso. No obstante, una luz verde que regule la circulación en un cruce no autoriza a los conductores a pasar si, en la dirección que vayan a tomar, la congestión de la circulación fuere tal que, de internarse en el cruce, probablemente no podrán haberlo despejado en el momento del cambio de indicación. Al aparecer la luz verde, los vehículos deberán ceder el paso a los peatones que estén atravesando la calzada por el paso destinado a ellos. Los peatones que enfrenten la luz verde pueden cruzar la calzada por el paso de peatones;

b) La luz roja significa prohibición de paso. Los vehículos no deberán sobrepasar la línea de detención o, si no la hubiere, la vertical de la señal, o no deberán internarse en el cruce;

c) La luz amarilla indica prevención. Ningún vehículo podrá sobrepasar la línea de detención o la vertical de la señal o internarse en el cruce, a no ser que, cuando se encienda esta luz, se encuentre tan cerca de ella que ya no pueda detenerse en condiciones de seguridad suficientes antes de haber pasado la línea de detención, la vertical de la señal o el cruce. Adicionalmente, indica que los peatones no pueden pasar, pero permite a los que ya se encuentren en la calzada terminar de atravesarla.

2. Luces intermitentes:

a) Una luz roja intermitente indica "PARE". Cuando el cristal rojo se ilumine en forma intermitente, los vehículos que lo enfrenten deberán detenerse antes de la línea de detención o de la vertical de la señal y el derecho preferente de paso estará sujeto a las mismas reglamentaciones que se indican para la señal "PARE";

Dos luces rojas intermitentes alternativas, una de las cuales se enciende cuando la otra se apaga, montadas sobre el mismo soporte y a la misma altura y orientadas en la misma dirección. Estas luces significan que los vehículos no deben sobrepasar la línea de detención o, si no la hubiere, la vertical de la señal. Estas luces no podrán emplearse más que en los pasos ferroviarios a nivel, así como para indicar la prohibición de paso a causa de la salida de vehículos de bomberos o ambulancias a la vía. Opcionalmente, podrán utilizarse los semáforos descritos en el número 1;

b) Luz amarilla intermitente: significa que los conductores pueden avanzar, pero extremando la prudencia.

3. Indicaciones de flecha verde:

Cuando la luz verde de un semáforo contenga una flecha iluminada, significa que los vehículos solo pueden tomar la dirección así indicada.

Las flechas que signifiquen autorización para seguir en línea recta tendrán la punta dirigida hacia arriba.

Cuando una señal del semáforo comprenda una o varias luces verdes suplementarias que contengan una o varias flechas, el hecho de iluminarse esta flecha o estas flechas, cualesquiera que sean las otras indicaciones que presente el semáforo, significa autorización para que los vehículos prosigan su marcha en el sentido o los sentidos indicados por la flecha o las flechas; asimismo, significa que, cuando se encuentren vehículos cuya inmovilización bloquee la circulación de aquellos que se encuentren detrás de ellos en la misma pista, deberán avanzar, con precaución, a fin de permitir el desplazamiento de los vehículos bloqueados.

La indicación de flecha verde intermitente tendrá el mismo significado que la luz amarilla, descrito en el punto 1.

4. Luces de pistas:

Cuando, por encima del centro de la o las pistas de una calzada, se coloquen luces verdes o rojas, la luz roja indicará prohibición de utilizar la pista de circulación sobre la cual se encuentre el vehículo y la luz verde indicará autorización de utilizarla.

5. Indicaciones para vehículos de transporte público.

Los semáforos destinados a controlar la circulación de vehículos de transporte público serán de un diseño marcadamente diferente de otros semáforos, y en ellos se reemplazará el color verde por el color blanco.".

21) Reemplázase el artículo 111 por el siguiente:

"Artículo 111.- Los semáforos destinados exclusivamente a los peatones o a los ciclistas se distinguirán por tener dibujado sobre la lente la figura de un peatón o de una bicicleta, según corresponda. Los colores tendrán el siguiente significado:

a) La luz verde indica que los peatones o los ciclistas pueden cruzar la calzada o intersección, según sea el caso, por el paso correspondiente, esté o no esté demarcado.

b) La luz roja indica que los peatones o los ciclistas no pueden entrar en la intersección.

c) La luz verde intermitente significa que el período durante el cual los peatones o los ciclistas pueden atravesar la calzada está a punto de concluir y se va a encender la luz roja, por lo que deben abstenerse de iniciar el cruce y, a su vez, permite a los que ya estén cruzando la calzada terminar de atravesarla.".

22) En el artículo 114, agrégase el siguiente inciso final, nuevo:

"Se prohíbe llevar abiertas las puertas del vehículo, abrirlas antes de su completa detención o abrirlas, mantenerlas abiertas o descender del mismo sin haberse cerciorado previamente de que ello no implica entorpecimiento o peligro para otros usuarios.".

23) Agrégase el siguiente inciso tercero al artículo 144:

"El conductor que se aproxime a un vehículo de transporte escolar detenido con su dispositivo de luz intermitente, deberá reducir la velocidad hasta detenerse si fuere necesario, para continuar luego con la debida precaución.".

24) Derógase el artículo 149.

25) En el artículo 150, reemplázanse los números 1 y 2 por los siguientes:

"1.- En zonas urbanas:

a) Una pista con tránsito en ambos sentidos, 30 kilómetros por hora;

b) Una o dos pistas, en sentido único, 50 kilómetros por hora;

c) Tres o más pistas, en sentido único, 70 kilómetros por hora.

2.- En zonas rurales:

a) Con calzada pavimentada, 100 kilómetros por hora. Cuando ésta tenga dos o más pistas en sentido único, el límite de velocidad para automóviles será de 130 kilómetros por hora;

b) En otro tipo de calzada, 80 kilómetros por hora.

En los casos o circunstancias establecidas en el artículo 72, las velocidades, respecto de las letras a) y b), se reducirán a 80, 100 y 70 kilómetros por hora, respectivamente.

En todo caso, los camiones o buses no podrán circular a una velocidad superior a 90 kilómetros por hora.".

26) En el inciso primero del artículo 151, elimínase la expresión "y previo informe de Carabineros de Chile".

27) Sustitúyese el artículo 154 por el siguiente:

"Artículo 154.- Prohíbese el estacionamiento en los caminos o vías rurales. Sin embargo, y de ser estrictamente necesario hacerlo por emergencia o falla mecánica, el vehículo deberá quedar con toda su estructura sobre la berma. Si no la hubiere, se hará al costado derecho en el sentido de la circulación y lo más próximo a la cuneta del mismo lado, dejándose siempre la debida señalización de modo que la presencia del vehículo detenido o estacionado sea debidamente advertida por quienes circulen por el lugar.".

28) Derógase el artículo 158.

29) En el artículo 160:

a) Sustitúyese su número 8 por el siguiente:

"8.- A menos de 15 metros de la puerta principal de entrada a recintos militares, policiales o de Gendarmería de Chile. Esta prohibición se indicará, a requerimiento de la respectiva institución u organismo, mediante señales oficiales, y no se aplicará a los vehículos de propiedad de las respectivas instituciones, ni a los vehículos que éstas autoricen al efecto.".

b) Agrégase el siguiente inciso final, nuevo:

"Las distancias establecidas en este artículo se entienden medidas por el costado de la acera correspondiente.".

30) En el artículo 161, intercálase, en el inciso primero, entre las palabras "Inspectores" y "Municipales", la expresión "Fiscales o".

31) En el artículo 164:

a) Elimínase, en el inciso primero, la expresión "y previo informe de Carabineros".

b) Agrégase el siguiente inciso final, nuevo:

"El Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones dictará el reglamento a fin de que los municipios procedan a otorgar, por licitación pública, los espacios de estacionamientos reservados para taxis, los cuales no podrán ser concedidos por un lapso superior a cinco años.".

32) En el artículo 167:

a) Reemplázase el número 4 por el siguiente:

"4.- Pasar las calzadas en los cruces y por los pasos para peatones. En los demás casos, cuando no circulen vehículos próximos y puedan hacerlo con seguridad;".

b) Deróganse los números 5 y 9.

33) En el artículo 169, agrégase el siguiente inciso tercero, nuevo:

"En el caso de que la actividad deportiva incluya más de una provincia, la autorización será otorgada por el o los Secretarios Regionales Ministeriales de Transportes y Telecomunicaciones que corresponda.".

34) En el artículo 172, derógase el número 18.

35) En el artículo 174, agrégase el siguiente inciso final, nuevo:

"La responsabilidad civil del propietario del vehículo será de cargo del arrendatario del mismo cuando el contrato de arrendamiento sea con opción de compra e irrevocable y cuya inscripción en el Registro de Vehículos Motorizados haya sido solicitada con anterioridad al accidente. En todo caso, el afectado podrá ejercer sus derechos sobre el vehículo arrendado.".

36) Agrégase, al final del inciso primero del artículo 181, después del punto aparte (.), que pasa a ser seguido, lo siguiente: "Además, en lo previsto en el inciso final del artículo 198, se notificará por carta certificada al propietario del vehículo al domicilio indicado en el Registro de Vehículos Motorizados o en el permiso de circulación. Se presumirá la responsabilidad del propietario que no concurriere a la audiencia para la cual fue citado.".

37) Agrégase el siguiente inciso segundo, nuevo, al artículo 183:

"El incumplimiento de lo dispuesto en este artículo podrá ser sancionado con la cancelación de la licencia de conducir y con la pena de presidio menor en sus grados medio a máximo, salvo que las lesiones producidas tengan el carácter de leves.".

38) En el artículo 186, agréganse los siguientes incisos tercero, cuarto y quinto, nuevos:

"Los informes, denuncias, constancias u otra información y documentos relativos a accidentes del tránsito, serán siempre públicos. Carabineros adoptará las medidas que sean necesarias a fin de posibilitar su consulta o copia.

A toda persona que proporcione información escrita u oral a Carabineros, a compañías de seguros o a un tribunal, relacionada con un accidente o infracción de tránsito, la cual el juez, apreciándola en conjunto con otros antecedentes según las reglas de la sana crítica, determine que dicha información es falsa, le será cancelada su licencia de conducir.

El Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones determinará las normas de acuerdo con las cuales las compañías de seguros proveerán periódicamente de información al Superintendente de Valores y Seguros sobre seguros y siniestros asociados a vehículos. Dicha información será pública. Igual carácter tendrá la información de revisiones técnicas.".

39) Derógase el inciso final del artículo 187.

40) En el artículo 191, elimínase la frase "o concurrirá a hacer esta declaración a la unidad de policía más próxima".

41) Introdúcense las siguientes modificaciones en el artículo 196 A bis:

a) Reemplázase su denominación por "Artículo 196 B".

b) Reemplázase, al final de la letra f), la coma (,) y la conjunción "y" por un punto y coma (;).

c) Reemplázase el punto final (.) de la letra g) por una coma (,) seguida de la conjunción "y".

d) Agrégase la siguiente letra h), nueva:

"h) Falsifique o adultere un certificado de revisión técnica o de emisión de gases, permiso de circulación o certificado de seguro obligatorio, así como el que utilice a sabiendas tales certificados o documentos y el que, sin tener título para ello, detente formularios para extenderlos.".

e) Incorpórase el siguiente inciso final, nuevo:

"Las penas señaladas en este artículo se aplicarán también al responsable de la circulación de un vehículo con permiso de circulación, certificado de seguro automotor o certificado de revisión técnica falsos, adulterados u obtenidos en contravención de esta ley o utilizando una placa patente falsa, adulterada o que correspondiere a otro vehículo.".

42) Sustitúyese la denominación del artículo 196 B por "Artículo 196 C".

43) Reemplázase el epígrafe "De las infracciones gravísimas, graves, menos graves y leves y su penalidad", que precede al artículo 197, por el siguiente: "De las infracciones o contravenciones".

44) Introdúcense las siguientes modificaciones en el artículo 197:

a) Sustitúyese el número 2 por el siguiente:

"2.- No respetar la luz roja de las señales luminosas del tránsito, la señal "PARE", las señales de un cruce ferroviario o la señal "CEDA EL PASO", siempre que en este último caso la infracción haya originado un accidente de tránsito;".

b) Sustitúyese su número 3 por el siguiente:

"3.- Conducir un vehículo a mayor velocidad que la máxima permitida en el artículo 150, o a la que hubiere sido aumentada;".

c) Intercálase el siguiente número 4, nuevo, pasando los actuales números 4, 5 y 6 a ser 5, 6 y 7, respectivamente:

"4.- Sobrepasar la línea continua, adelantar por la berma o por donde la demarcación o las señales lo prohíban, o en las situaciones previstas en los números 1 y 2 del artículo 126;".

45) Introdúcense las siguientes modificaciones en el artículo 198:

a) Reemplázase el número 2 por el siguiente:

"2.- Infringir lo dispuesto en el artículo 79;".

b) Sustitúyese su número 4 por el siguiente:

"4.- Adelantar a otro vehículo fuera de los casos establecidos en el número 4 del artículo anterior;".

c) Elimínanse, en el número 8, los términos "número segundo del".

d) Reemplázase el número 24 por el siguiente:

"24.- Conducir un vehículo cuya placa patente haya sido intencionalmente ocultada;".

e) Reemplázase su número 25 por el siguiente:

"25.- Conducir un vehículo sin revisión técnica de reglamento vigente, o infringiendo las normas sobre contaminación ambiental. En el caso de que el vehículo no vaya siendo conducido por su propietario, se aplicará la sanción al propietario del vehículo;".

f) Sustitúyense, al final del número 27, la coma (,) y la conjunción "y" por un punto y coma (;)".

g) Sustitúyense, al final del número 29, la coma (,) y la conjunción "y" por un punto y coma (;)".

h) Reemplázase su número 30 por el siguiente:

"30.- Mantener en circulación un vehículo con infracción de los artículos 63 u 82, o con el sistema de dirección o de frenos en mal estado, de lo que será responsable el propietario;".

i) En el número 31, sustitúyese el punto aparte (.) por un punto y coma (;).

j) Agréganse los siguientes números:

"32.- Usar ilícitamente una pista "sólo bus";

33.- Usar ilícitamente una pista "no bus";

34.- El uso de cualquier tipo de elementos o de artefactos que, a través de la detección de ondas sonoras, magnéticas o de cualquier otra clase, sirvan para evadir o para captar los aparatos de control de velocidad utilizados por Carabineros, alertando al conductor del vehículo de la existencia de tales controles policiales;

35.- Transitar, sin estar legalmente exceptuado, por una zona urbana restringida por razones de contaminación ambiental;

36.- Circular por la mitad izquierda de la calzada, salvo en los casos mencionados en el artículo 120, y

37.- Arrojar desde un vehículo cigarrillos u otros elementos encendidos.".

k) Sustitúyese el inciso final por el siguiente:

"En los casos de las infracciones de los números 6, 17, 19, 22, 25, 28 y 30, si ellas fueren cometidas por un conductor de un vehículo destinado al servicio público de pasajeros o al transporte de carga y que no fuere el dueño, no se le aplicará pena alguna y no se anotará en el Registro Nacional de Conductores. Las penas correspondientes a estos números serán de cargo del propietario del vehículo.".

46) Introdúcense las siguientes modificaciones en el artículo 199:

a) Derógase el número 16.

b) En el número 18, suprímese la frase "o cruzar cualquier vía o calle fuera del paso para peatones" y sustitúyense la coma (,) y la conjunción "y" por un punto y coma (;).

c) Reemplázase, en el número 19, el punto final (.) por una coma (,) seguida de la conjunción "y".

d) Incorpórase el siguiente número 20, nuevo:

"20. Botar o abandonar residuos, objetos o sustancias.".

47) Agrégase, en el artículo 201, el siguiente inciso final, nuevo:

"A quien arroje desperdicios desde un vehículo se le aplicará una multa de una a cinco unidades tributarias mensuales.".

48) Agrégase, entre la palabra "comiso" y el punto final (.) del artículo 205, la frase "y serán destruidos".

49) Elimínase el inciso final del artículo 208.

50) Intercálase, a continuación del artículo 219, el siguiente Título XIX, nuevo, "De los vehículos considerados como antiguos o históricos", conformado por los artículos 220, 221, 222, 223 y 224, nuevos, pasando los actuales artículos 220 y 221 a ser artículos 225 y 226, respectivamente.

"Título XIX.

De los vehículos considerados como antiguos o históricos.

Artículo 220.- Serán considerados como vehículos automotores antiguos o históricos todos los vehículos de construcción de cincuenta o más años de antigüedad y aquellos que, no obstante ser de construcción posterior, sean declarados como tales por su singular interés técnico o histórico.

Artículo 221.- Los vehículos antiguos o históricos sólo deberán cumplir con las características mecánicas y técnicas originales del vehículo.

Artículo 222.- Una institución privada y sin fines de lucro, que tenga entre sus objetivos fomentar la conservación de vehículos de colección, antiguos o históricos, será designada para que los reconozca como tales.

Artículo 223.- Esta institución podrá darles el reconocimiento de vehículos antiguos o históricos a aquellos que tengan menos de cincuenta años de antigüedad y que, por su singular interés, deban ser así considerados.

Artículo 224.- A los vehículos considerados como antiguos o históricos que cumplan con las características originales, les será otorgado por la institución mencionada en el artículo 222 un certificado de revisión técnica. Estos vehículos deberán transitar con un distintivo que señalará que son vehículos antiguos o históricos, el que les será concedido en la primera oportunidad en que se les reconozca como tales.".

Artículo 2º.- Derógase el artículo 1º de la ley Nº 13.937.

Artículo 3º.- Sustitúyese el artículo 492 del Código Penal, por el siguiente:

"Artículo 492.- Las penas del artículo 490 se impondrán también respectivamente al que, con infracción de los reglamentos y por mera imprudencia o negligencia, ejecutare un hecho o incurriere en una omisión que, a mediar malicia, constituiría un crimen o un simple delito contra las personas.

A los responsables de cuasidelito de homicidio o lesiones, ejecutados por medio de vehículos a tracción mecánica o animal, se los sancionará, además de las penas indicadas en el artículo 490, con la suspensión del carné, permiso o autorización que los habilite para conducir vehículos, por un período de uno a dos años, si el hecho de mediar malicia constituyera un crimen, y de seis meses a un año, si constituyera simple delito. En caso de reincidencia, podrá condenarse al conductor a inhabilidad perpetua para conducir vehículos a tracción mecánica o animal, cancelándose el carné, permiso o autorización.".".

- - - - -

Acordado en sesiones celebradas los días 1 y 14 de Septiembre de 1999, 16 de Mayo y 29 de Agosto de 2000, con asistencia de sus miembros HH. Senadores señores Lagos (Presidente), Cordero, Fernández, Muñoz Barra y Pizarro (Páez),

Sala de la Comisión, a 1º de Septiembre de 2000.

ANA MARIA JARAMILLO FUENZALIDA

Abogado Secretario de la Comisión

RESEÑA.

I. BOLETIN Nº :999-15 a)

II. MATERIA: Proyecto de ley que introduce diversas modificaciones en la ley Nº 18.290, en materia de tránsito terrestre.

III. ORIGEN: Mensaje

IV. TRAMITE CONSTITUCIONAL: Segundo trámite.

V. APROBACION POR LA CAMARA DE DIPUTADOS: Aprobado en general por 45 votos por la afirmativa, 3 por la negativa y 7 abstenciones.

VI. INICIO TRAMITACION EN EL SENADO: 11 de Agosto de 1999.

VII. TRAMITE REGLAMENTARIO: Primer informe.

VIII. URGENCIA: No tiene.

IX. LEYES QUE SE MODIFICAN O QUE SE RELACIONAN CON LA MATERIA:

Ley Nº 18.290, de Tránsito.

Artículos: 2º, 4º, 62, 64, 65, 66, 67, 68, 69, 70, 71, 75, 76, 79, 80, 81, 82, 93, 98, 99, 101, 103, 105, 108, 109, 110, 111, 114, 144, 149, 150, 151, 154, 158, 160, 161, 164, 167, 169, 172, 174, 181, 183, 186, 187, 191, 196 A bis, 196B, 197, 198, 199, 201, 205 y 208.

Ley Nº 13.937, que establece que los propietarios de los inmuebles o sitios eriazos, que indica, que hagan esquina dentro de los límites urbanos de su comuna, deberán mantener los letreros que señala y cumplir con las demás exigencias que establece esta ley.

Código Penal.- Artículo 492

Convención Internacional de Señalización Vial, de Viena, publicada en el Diario Oficial de 24 de Marzo de 1975.

X. ESTRUCTURA DEL PROYECTO PROPUESTO:

El proyecto de ley aprobado por la H. Cámara de Diputados, se encuentra estructurado sobre la base de tres artículos permanentes.

El artículo 1º, introduce mediante cincuenta numerales, diversas modificaciones a la ley Nº 18.290, de Tránsito.

El artículo 2º deroga el artículo 1º de la ley Nº 13.937, que establece que los propietarios de los inmuebles o sitios eriazos que hagan esquina dentro de los límites urbanos de su comuna deberán mantener los letreros sobre señalización de tránsito.

El artículo 3º modifica el artículo 492 del Código Penal, relativo a la responsabilidad de los conductores por los accidentes que ocurran en las esquinas.

XI. PRINCIPALES OBJETIVOS DEL PROYECTO PROPUESTO POR LA COMISION: Modificar la ley Nº 18.290, de Tránsito, con el fin de modernizarla y de perfeccionarla en diversas materias.

XII. NORMAS DE QUORUM ESPECIAL: No hay.

XIII. ACUERDOS: Aprobado en general por la Comisión en los mismos términos que lo hizo la H. Cámara de Diputados (unanimidad).

ANA MARIA JARAMILLO FUENZALIDA

Abogado Secretario de la Comisión

2.2. Discusión en Sala

Fecha 03 de octubre, 2000. Diario de Sesión en Sesión 1. Legislatura 343. Discusión General. Pendiente.

MODIFICACIÓN DE LEY DEL TRÁNSITO

El señor RÍOS ( Vicepresidente ).-

Señores Senadores, en sus escritorios está el informe de la Comisión de Transportes y Telecomunicaciones recaído en el proyecto de ley, en segundo trámite constitucional, que introduce diversas modificaciones a la ley Nº 18.290, en materia de tránsito terrestre.

--Los antecedentes sobre el proyecto (999-15) figuran en los Diarios de Sesiones que se indican:

Proyecto de ley:

En segundo trámite, sesión 21ª, en 11 de agosto de 1999.

Informe de Comisión:

Transportes, sesión 23ª, en 12 de septiembre de 2000.

El señor HOFFMANN ( Prosecretario ).-

Efectivamente, como dice el señor Presidente , la iniciativa se encuentra informada por la Comisión de Transportes y Telecomunicaciones, la que deja constancia de que el principal objetivo del proyecto es modificar la citada ley Nº 18.290, llamada Ley del Tránsito, con el fin de modernizarla y perfeccionarla en diversas materias.

El informe reseña los antecedentes que se tuvieron en consideración durante el estudio del proyecto y resume el debate habido en el seno de la Comisión, luego de lo cual concluye proponiendo a la Sala la aprobación de la iniciativa en los mismos términos en que lo hizo la Honorable Cámara de Diputados. Este acuerdo fue adoptado por la unanimidad de los miembros de la Comisión, Honorables señores Cordero, Fernández, Lagos, Muñoz Barra y Páez.

La Comisión ha elaborado un boletín comparado, que Sus Señorías tienen a la vista. En la primera columna figura el texto vigente de la Ley de Tránsito y en la segunda las modificaciones propuestas por la Cámara de Diputados y que la Comisión acaba de aprobar.

El señor RÍOS ( Vicepresidente ).-

En discusión general el proyecto.

Tiene la palabra el Honorable señor Muñoz Barra.

El señor MUÑOZ BARRA.-

Señor Presidente, como miembro de la Comisión de Transportes y Telecomunicaciones, me referiré en forma muy sucinta a este proyecto de ley, en segundo trámite constitucional, que introduce modificaciones a la ley Nº 18.290 en materia de tránsito terrestre.

Quiero recordar a mis Honorables colegas que la iniciativa tuvo su origen en un mensaje de Su Excelencia el Presidente de la República y que su estudio comenzó en la Cámara de Diputados en 1995. Sin embargo, al cabo de dos meses fue suspendida su tramitación debido a que en esa época se encontraba en el Senado un proyecto que también modificaba la Ley del Tránsito en lo relativo a las licencias de conducir y a la creación de las escuelas de conductores profesionales, iniciativa que, según recuerdo, introdujo 59 modificaciones al mencionado cuerpo legal. En consecuencia, la Cámara de Diputados, recordando la historia, acordó esperar la tramitación de ese proyecto, que se transformó en la ley Nº 19.495 y que, como Sus Señorías saben, fue publicada el 8 de marzo de 1997.

Ahora, al retornar al estudio de la iniciativa ahora en debate comparó el nuevo texto de la Ley del Tránsito con el del proyecto de ley del Ejecutivo, con el objeto de determinar las enmiendas que deben introducirse para que entre todas las partes de la ley exista la debida correspondencia y armonía. A raíz del trabajo de adecuación se suprimieron muchas de las normas y se incorporó la totalidad de los proyectos iniciados en mociones parlamentarias -catorce-, cuyas ideas matrices coincidían con las de éste del Ejecutivo.

El propósito de la presente iniciativa es modificar la ley Nº 18.290 con el fin de modernizarla mediante la corrección de algunas materias y la incorporación de otras no consideradas en la normativa vigente con el objeto de perfeccionarla.

Las materias que aborda son las siguientes: fotorradares o equipos de registro de infracciones, límites de velocidad, participación en accidentes de tránsito, subida y bajada de vehículos, autorización de actividades deportivas en la vía pública, señalizaciones de tránsito, línea de detención de vehículos, indicaciones de semáforos, responsabilidad del propietario por mal estado del vehículo, evasión del lugar del accidente como delito, paso de peatones, publicidad de los informes de accidentes, infracciones y contravenciones, delitos y cuasidelitos, estacionamientos reservados y paraderos de taxis, estacionamientos en caminos y vías rurales, cruces ferroviarios, vehículos antiguos o de colección y visibilidad en calles y vías.

En homenaje a la brevedad y en atención a que el proyecto se está informando en general, me referiré solamente a la primera de las materias tratadas en esta iniciativa legal.

El señor RÍOS ( Vicepresidente ).-

¿Me permite una interrupción, señor Senador ?

El señor MUÑOZ BARRA.-

Por supuesto.

El señor RÍOS ( Vicepresidente ).-

En atención a que el señor Ministro de Obras Públicas y de Transportes no podrá asistir, se solicita la autorización de la Sala para que pueda ingresar a ella el Subsecretario de Transportes , señor Patricio Tombolini.

--Se accede a lo solicitado.

El señor RÍOS (Vicepresidente).-

Puede continuar, señor Senador.

El señor MUÑOZ BARRA.-

Decía que en homenaje al tiempo y en atención a que el proyecto se está informando en general, me referiré solamente a la primera de las materias tratadas por esta iniciativa legal, que dice relación con los fotorradares o equipos de registro de infracciones.

Respecto de este tema, hay que tener presente la ley Nº 19.676, publicada en el Diario Oficial de 29 de mayo de 2000, que modificó el artículo 4º de la Ley de Tránsito, mediante la incorporación de siete incisos que regulan esta materia.

Dichas enmiendas disponen que Carabineros de Chile y los inspectores fiscales y municipales, para supervigilar el cumplimiento de las disposiciones del tránsito, podrán operar directamente, sea en forma próxima o a distancia, equipos de registro de infracciones que podrán consistir en películas cinematográficas, fotográficas, fonográficas u otras formas de reproducción de la imagen y del sonido y, en general, medios aptos para producir fe.

Las normas del tránsito cuyo cumplimiento se fiscalice mediante el uso de estos equipos deberán estar señalizadas de acuerdo al Manual de Señalización de Tránsito, las que advertirán a los conductores con claridad y en forma oportuna los sectores donde se usan tales equipos.

Para la utilización de los equipos de registro de infracciones de propiedad de particulares, deberán celebrarse contratos con éstos luego de licitación pública, prohibiéndose la estipulación de la obtención de un número mínimo de películas, fotografías u otros de los elementos probatorios a que se alude anteriormente, durante un período determinado, o la presentación de alguna cantidad de denuncias.

El reglamento que dicte el Ministerio de Transportes contemplará los estándares técnicos de los equipos y establecerá las condiciones en que han de ser usados para que los elementos de prueba que de ellos provengan puedan servir de base para denunciar infracciones o contravenciones, adoptándose medidas tendientes a asegurar el respeto y protección a la vida privada.

El juez de policía local sólo admitirá a tramitación la denuncia basada en estos medios probatorios, siempre que ellos provengan de carabineros o de inspectores fiscales o municipales que hayan utilizado el equipo de registro de infracciones con sujeción al reglamento.

Finalmente, se establece un plazo de prescripción de 45 días, contados desde la fecha en que se cometió la infracción y aquella en que se notificó la citación al juzgado, no pudiendo continuarse el procedimiento y archivándose los antecedentes pasado dicho plazo.

Como señalé anteriormente, he escogido este tema dada la relevancia y actualidad del mismo, sin perjuicio de referirme durante la discusión particular de esta iniciativa legal a las materias que reseñé al inicio de mi exposición.

Por lo tanto, me imagino que con ocasión del análisis general de la iniciativa existirá unanimidad para aprobarla en este trámite. Asimismo, es necesario fijar fecha para la presentación de indicaciones a un tema tan especial, trascendente e importante como el que comenzamos a tratar esta tarde en el Senado.

Gracias, señor Presidente.

El señor RÍOS ( Vicepresidente ).-

Tiene la palabra la Honorable señora Matthei.

La señora MATTHEI.-

Señor Presidente, debo señalar que el proyecto contiene errores garrafales. En efecto, existen una serie de normas absolutamente imposibles de cumplir por lo absurdas que son y que, además, acarrearán consecuencias gravísimas para quienes no las cumplan.

La iniciativa modifica el artículo 150 de la Ley de Tránsito, rebajando la velocidad legal en zonas urbanas y en pistas de una sola vía en cada sentido de 50 a 30 kilómetros por hora. Es decir, algunas municipalidades podrán obligarnos a circular a 30 kilómetros por hora en Santiago y en otras ciudades. Lo anterior parece irracional si se toma en cuenta que hace veinte años, cuando se promulgó este cuerpo legal, se consideró prudente una velocidad máxima de 50 kilómetros por hora, en circunstancias de que las condiciones de las vías y de los automóviles eran obviamente menos seguras.

Hoy es absolutamente insostenible transitar a 30 kilómetros por hora en este tipo de vías. Pero como las municipalidades instalan los carteles, controlan la velocidad y además se enriquecen con los partes que cursan, existirán en todo tipo de lugares avisos anunciando una velocidad máxima de 30 kilómetros por hora.

Sin embargo, lo más absurdo es que la iniciativa no modifica el artículo 197, número 3, que considera como infracción gravísima el conducir un vehículo a mayor velocidad que la máxima establecida en el artículo 150. Es decir, circular a 31 kilómetros por hora va a constituir infracción gravísima.

Peor aún: tampoco modifica el artículo 209, letra c), que señala que el juez decretará la cancelación de la licencia de conducir del infractor, por ser responsable durante los últimos doce meses de tres o más infracciones o contravenciones gravísimas. O sea, por andar tres veces a 31 kilómetros por hora puede quitarse la licencia de conducir de por vida. Y si alguien cree que esto es una exageración, he traído aquí fotocopia de un parte cursado por circular a 81 kilómetros por hora en zona donde el máximo eran 80. ¡Ésa es una infracción gravísima, señor Presidente ! Tengo aquí la fotocopia del parte y la puedo mostrar a todos los señores Senadores que deseen verla. De tal manera que ahora esto mismo podrá suceder al conducir a 31 kilómetros por hora.

Pero como además el sistema funciona con fotorradares, puede ocurrir que el parte llegue 30 ó 40 días después, y como probablemente una persona usa la misma vía todos los días para ir a la oficina, sin tener conocimiento de que por medio de un fotorradar se le cursó una infracción puede verse con su licencia caducada de por vida, si se le saca un parte el lunes, el martes y el miércoles por andar a 31 kilómetros por hora.

Si alguien cree que lo anterior es absurdo, puedo decir que me han llegado miles de casos de personas a quienes se les ha caducado su licencia de conducir por este tipo de cosas.

La verdad es que el abuso que hay en este momento en contra de los automovilistas es inaceptable, y lo único que el proyecto hace es tornar más frecuentes aún situaciones como las descritas.

En segundo lugar, debo señalar que, no obstante todas las modificaciones que introdujimos a la ley hace poco tiempo, las municipalidades continúan modificando a su antojo las velocidades máximas legales permitidas. La Ruta Norte, hacia La Serena, está llena de rectas con perfecta visibilidad en las que la velocidad máxima se restringe -nadie sabe por qué- a 70 u 80 kilómetros por hora. Obviamente, ahí están los carabineros sacando partes, y no donde ella es de 100 kilómetros.

Cuando un automovilista circula a la velocidad máxima permitida -por ejemplo, 70 u 80 kilómetros por hora- en zonas donde ello es absurdo porque debiera irse a 100 o a 110 kilómetros por hora, se expone gravemente, como le sucedió a mi hermana el fin de semana de Fiestas Patrias. Hay constancia en la comisaría y en el juzgado. Resulta que un camión se colocó a medio metro de distancia, porque ella efectivamente transitaba a la velocidad máxima permitida de 70 u 80 kilómetros. El conductor del camión iba molesto por ello y se pegó a medio metro de su vehículo porque ella cumplía realmente con la ley en este sentido. Comprenderá, señor Presidente , que si se cruza alguien y mi hermana frena, se matan todos los ocupantes del automóvil.

¡Eso es lo que pasa cuando se establecen normas tan absurdas como ésta! Quien las cumple se expone a que alguien impaciente efectivamente se vaya en contra de esa persona.

Debo decir, además, que las normas que establece el proyecto sólo pueden entenderse en razón de querer aumentar aún más los ingresos de las municipalidades mediante los fotorradares. Confirma esta impresión el hecho de que se pretende eliminar en el artículo 151 la obligación de las municipalidades y de la Dirección de Vialidad -que no se cumple- de solicitar previamente un informe técnico a Carabineros para aumentar o disminuir la velocidad legal en determinadas zonas. En efecto, la ley establece que en zonas rurales la velocidad máxima es de cien kilómetros por hora y que, si los municipios o la Dirección de Vialidad desean reducirla o aumentarla, deben solicitar un informe técnico al cuerpo policial mencionado. Esto último no se hace y se instalan en cualquier parte letreros que anuncian distintas velocidades. Sin embargo, el proyecto además eximirá a los organismos en cuestión de cumplir ese trámite. Es decir, la situación empeora.

Por otra parte, hay muchas otras normas que el proyecto no afecta y que, a nuestro juicio, son realmente esenciales para disminuir la tasa de mortalidad por accidentes de tránsito, la cual es vergonzosa. En efecto, el número de personas muertas o que sufren invalidez permanente por dicho motivo es inaceptable en nuestro país. Sin embargo, la iniciativa en debate no aborda tal problema; no hace nada por disminuirlo.

Según el Anuario de Estadísticas Policiales de Carabineros, de 1997, los buses urbanos e interprovinciales participaron en el 20,9 por ciento de los accidentes y los camiones, en el 21 por ciento de ellos. Es decir, entre ambos, que constituyen apenas el 8 por ciento del parque automotor en Chile, participan en el 42 por ciento de los accidentes con víctimas fatales. En Estados Unidos no representan más del 1,8 por ciento de los accidentes y en Francia y Alemania no se alcanzan ni a registrar.

Lo anterior se debe principalmente a que Chile es uno de los pocos países en que los buses y camiones están autorizados para circular a la misma velocidad que los autos. Obviamente, la inercia y el peso de aquéllos son mucho mayores que los de los vehículos livianos, por lo que si chocan producen víctimas fatales.

Si bien se disminuye la velocidad de buses y camiones en zonas rurales a 90 kilómetros por hora, no la reduce a una menor que la de los automóviles en zonas urbanas. En todo caso, creemos que mientras no se fiscalice adecuadamente a buses y camiones -lo cual no ocurre hoy-, este tipo de normas no tendrá aplicación práctica alguna.

Con relación a la locomoción colectiva, en primer lugar, es necesario investigar las condiciones materiales de las micros, pues hoy sus dueños eligen el día en que las llevarán a revisión técnica, y sabemos que para ello les reemplazan los neumáticos y todo tipo de elementos en mal estado, los cuales son cambiados una vez realizada aquélla. Ese sistema no funciona. No es posible que ellos escojan la fecha para hacer la revisión técnica. Ésta debería ser sorpresiva.

En segundo término, se requiere perfeccionar el sistema de otorgamiento de licencias de conducir. Es preciso avanzar en esta materia.

El señor MORENO.-

¿Me permite una interrupción, Su Señoría?

La señora MATTHEI.-

Sí, con la venia de la Mesa.

El señor RÍOS (Vicepresidente).-

Tiene la palabra el Honorable señor Moreno.

El señor MORENO.-

Señor Presidente, la idea planteada por la señora Senadora es interesante. Sin embargo, sería conveniente establecer la forma como se podría llevar a cabo una revisión técnica imprevista y por sorpresa.

La señora MATTHEI.-

Puede enviarse una carta al dueño del vehículo comunicándole que se debe presentar al día siguiente. Ello se hace al azar y para lo cual se ingresan a un computador todas las patentes de los buses y camiones. Y si alguien tiene una buena razón para no asistir -por ejemplo, que se encuentra fuera de Santiago- lo hará saber. ¡Así de sencillo!

El señor MORENO.-

Gracias.

El señor RÍOS ( Vicepresidente ).-

El Honorable señor Muñoz Barra le solicita una interrupción, Su Señoría.

La señora MATTHEI.-

No tengo inconveniente en concedérsela siempre que se me amplíe el tiempo de que dispongo, señor Presidente.

El señor RÍOS ( Vicepresidente ).-

Así se hará Su Señoría.

Tiene la palabra el Honorable señor Muñoz Barra.

El señor MUÑOZ BARRA.-

Señor Presidente, sólo deseo hacer una aclaración.

Mucho de lo señalado por la señora Senadora se planteó también en la Comisión de Transportes y Telecomunicaciones a las personas invitadas que figuran en el informe. Es decir, dicho organismo no pasó por alto muchas de las objeciones que Su Señoría muy inteligentemente está dando a conocer.

Todos los integrantes de la Comisión estuvimos de acuerdo en que es necesario legislar acerca de la materia. Sin embargo, para ese efecto sólo hemos cumplido con el nuevo Reglamento del Senado, que nos obliga a someter el proyecto al conocimiento de la Sala, y, una vez aprobada por ésta la idea de legislar, formular las indicaciones como las que Su Señoría muy bien ha hecho presente, para modificar, enriquecer y mejorar su texto.

Hago esta aclaración, porque he visto que algunos Honorables colegas realmente se han aterrado ante las observaciones que Su Señoría muy bien ha planteado respecto de algunas realidades que vivimos.

El señor RÍOS ( Vicepresidente ).-

Puede continuar la Senadora señora Matthei.

La señora MATTHEI.-

Me parece muy bien lo manifestado por el Presidente de la Comisión de Transportes y Telecomunicaciones. Pero ocurre que el proyecto es tan malo que no vale la pena aprobarlo y quizás convenga hacer uno nuevo, pues el presentado es pésimo.

Por otro lado, es preciso regular mejor las causales de cancelación de las licencias de conducir. Por ejemplo, sería más razonable establecer tal sanción por dos años en caso de responsabilidad en accidentes sin muertes o lesiones, y por toda la vida si se supera tres veces en un año en 30 por ciento el límite establecido. Es decir, no se puede aplicar la misma pena a quien conduce un vehículo a 31 kilómetros por hora en una zona donde la velocidad se halla restringida a 30 que al que lo hace a 180 kilómetros por hora en un sector cuya velocidad máxima es de 100.

En cuarto término, es conveniente establecer sistemas de reemplazo y/o de complemento de pago de multas por la asistencia obligatoria del infractor a cursos de educación y prevención de riesgos. En Estados Unidos ha dado buenos resultados. Porque un conductor que asiste a dicho curso efectivamente adquiere más conciencia de los riesgos que puede ocasionar con su irresponsabilidad y muchas veces cambia su conducta.

En quinto lugar, deben elevarse las exigencias para el otorgamiento de las licencias de conducir. Además, debe asegurarse que tal labor se realice de acuerdo con criterios uniformes. Hoy en día, algunas municipalidades prácticamente regalan las licencias. Y todos sabemos que quienes tienen dificultades para obtenerla acuden a los lugares donde se las otorgan sin mayores problemas.

En el caso de personas que obtienen licencia por primera vez, sobre todo tratándose de jóvenes de 18 años, debería estudiarse la posibilidad de otorgarles una de carácter condicional, por ejemplo, de Clase B por dos años, y entregarles la de Clase A sólo si presentan, al cabo de ese período, antecedentes limpios.

En fin, tengo aquí varias otras observaciones al proyecto. Por ejemplo, señalizar adecuadamente la existencia de pasos peatonales, que hoy sólo constituyen verdadera trampas mortales para el peatón. Todos los pasos cebras que las municipalidades colocan en cualquier parte no están debidamente señalizados, y ello ha sido la causa de muchísimos atropellos y muertes.

En seguida, hay que perfeccionar la señalética; regular las condiciones de las carreteras; regular la calidad de las barreras medianeras; implementar un sistema de colaboración de la ciudadanía, etcétera.

En verdad, señor Presidente , el proyecto presenta muchos problemas. Debemos hacer un esfuerzo muy grande para ver cómo lo orientamos, a fin de prevenir realmente los accidentes fatales, que dejan a las personas -actualmente ocurre mucho en Chile- en un estado de invalidez permanente muy dolorosa. Asimismo, tiene que terminarse con la cancelación de licencias de por vida debido a causas que hoy en día resultan absurdas.

En consecuencia, me voy a abstener. Porque, no obstante que es necesario legislar sobre la materia, lo que presentó el Ejecutivo es un muy mal proyecto.

El señor RÍOS ( Vicepresidente ).-

Tiene la palabra el Honorable señor Martínez.

El señor MARTÍNEZ.-

Señor Presidente, los argumentos de la señora Honorable señora Matthei sobre el problema de las velocidades, son muy poderosos y claros; pero hay una situación que va más allá de esas consideraciones: la pérdida de eficiencia y la poca economía que implica la regulación de velocidad frente a vehículos modernos que hoy día circulan por Chile. Si bien hay consideraciones de seguridad que deben primar, no es menos cierto el hecho de que vivamos en ciudades -no sólo en Santiago- como Viña del Mar, Valparaíso , Concepción, Antofagasta y otras, que hoy tienen cada vez más contaminación ambiental producto de los gases expelidos por vehículos que circulan a velocidades muy bajas, para las cuales no fueron diseñados, y cuya combustión es incompleta.

Desde ese punto de vista, el proyecto debe considerar dicho problema técnico. Las bajas velocidades causan una contaminación sumamente fuerte, que contribuirá a aumentar el problema ambiental.

Al respecto, deseo hacer presente que además se está introduciendo un gasto innecesario al aumentarse la demanda de combustible por parte de Chile, que es dependiente ciento por ciento del petróleo que viene del extranjero.

Por otra parte, por diferentes razones, ha habido retrasos en la dictación de las normas para autorizar el uso del gas como combustible.

Luego, tales consideraciones hacen necesario replantearse en profundidad aspectos que afectan, incluso, la Ley de Tránsito, a fin de contribuir a que se mejoren las condiciones ambientales derivadas de la aplicación de reglas equivocadas sobre el tránsito en todas las ciudades del país.

El señor RÍOS ( Vicepresidente ).-

Tiene la palabra el Honorable señor Fernández.

El señor FERNÁNDEZ.-

Señor Presidente , el proyecto debe ser analizado con mucha profundidad por la Comisión, porque, realmente, a mi juicio, corresponde a una orientación que, por desgracia, resulta permanente en las normas sobre regulación del tránsito y, en general, sobre el uso de vehículos tanto particulares como de locomoción colectiva (taxis y colectivos), con una excesiva reglamentación, lo que hace virtualmente imposible el trabajo de quienes poseen un vehículo como medio de subsistencia. Se trata de las distintas regulaciones relativas a la antigüedad del vehículo -materia sobre la cual estuve conversando hace pocos momentos con algunos trabajadores de Magallanes-, las que, a mi juicio, perjudican abiertamente a los habitantes de tal región, cuya situación es completamente distinta a la de los del resto del país.

Sé que el proyecto no se refiere a esta materia; pero no quería dejarlo de advertir desde ya, máxime si ella eventualmente es incluida en el que se envíe al Senado. Tendremos que hacer los esfuerzos necesarios para eliminar de la iniciativa las normas relativas a la antigüedad de los vehículos en la Región de Magallanes.

En general -como señalé- el proyecto en análisis corresponde a una línea de planteamientos conforme a la que la reglamentación y el proyecto evitarán la ocurrencia de accidentes del tránsito o los disminuirán en forma importante. Ojalá esa idea se convierta en realidad; porque, de lo contrario, tendríamos que estar permanentemente legislando. Pero ello corresponde a un criterio que debe ser superado en algún momento, pues no podemos establecer de modo constante más requisitos, trabas, dificultades y problemas a los conductores de vehículos, tratándolos como verdaderos delincuentes.

Debemos redactar un proyecto que diga relación a prevenir los accidentes mediante una adecuada información y campañas de prevención, estableciendo los medios que permitan a las personas realmente cumplir con las normas que se dictan. Pero para ello se requiere de un sistema de señales claras y precisas, que contribuyan a que los conductores las puedan cumplir y no que sean simplemente trampas destinadas a captar más recursos para las municipalidades.

A mi juicio, el sistema propuesto es tremendamente perverso e inconveniente, y se puede transformar en un grave problema para el país, dada la excesiva reglamentación dictada en torno de este tipo de legislación. Además, la materia a que se refiere ni siquiera corresponde a una ley, sino al reglamento; y de uno que debiera ser muy bien analizado, porque cualquier modificación al respecto afecta a miles y miles de personas. De tal manera que yo diría: prevención y educación.

No se trata de que los encargados de fiscalizar pretendan sorprender a los conductores. Ésa es la concepción que, desgraciadamente, muchas veces se advierte en una ley: tratar de sorprender y de sancionar, en circunstancias de que lo que se debe hacer es educar y enseñar los motivos por los cuales tienen que respetarse determinadas normas fundamentales.

La Honorable señora Matthei señaló denantes muy claramente las normas absurdas que contiene el proyecto. Se establece, por ejemplo, el no transitar a más de 30 kilómetros por hora en determinadas calles. Además, se determina la pérdida para siempre de la licencia de conducir por cometer tales infracciones, que son mínimas. Esa sanción se aplica, por otra parte, en forma automática, sin que ni siquiera se requiera la presencia de un juez que aprecie la conducta o pondere la situación.

En mi concepto, se trata sólo de proyectos que contribuyen a crear una situación muy difícil en un tema extraordinariamente delicado.

En realidad, queremos contribuir a que no existan accidentes del tránsito y que éstos disminuyan a su menor proporción. Éste no es el camino. La prevención, la educación, las modificaciones a las señales del tránsito y el mejoramiento de los caminos son medidas que deben ayudar en forma positiva a que los accidentes disminuyan. Pero no se puede pensar que la ley tiene la virtud de eliminar las conductas inadecuadas; ella constituye el marco genérico dentro del cual ciertos comportamientos deben ser sancionados; y, obviamente, dentro de aquél los principales objetivos son la educación y la prevención.

Estas razones me llevan a votar favorablemente la idea de legislar. Sin embargo, no concuerdo con gran parte de las normas contenidas en el proyecto, razón por la cual vamos a presentar indicaciones en la Comisión respectiva para eliminar algunos aspectos que, a mi juicio, resultan muy inconvenientes y que, lejos de solucionar problemas, los van a agravar aún más.

El señor RÍOS (Vicepresidente).-

Tiene la palabra el Honorable señor Viera-Gallo.

El señor VIERA-GALLO.-

Señor Presidente, concuerdo absolutamente con la Senadora señora Matthei , quien ha expuesto sus argumentos con mucha pasión, pero, a la vez, con gran lógica y razón. Por ello, quiero añadir algunas consideraciones a las que Su Señoría señaló.

Muchas de estas normas deberían ser dictadas conforme a la potestad reglamentaria del Presidente de la República. No es admisible que las velocidades máximas de circulación de los vehículos se establezcan por ley; eso ni siquiera cuadra dentro de la filosofía de la Constitución Política de 1980.

Entonces, según lo expresado por el señor Presidente de la Comisión , el Honorable señor Muñoz Barra , solicito hacer una revisión completa del proyecto, para que ojalá todas estas normas pasen a ser atribuciones del Primer Mandatario.

Asimismo, considero que ellas deben ser normas de aplicación general en todo el país; de lo contrario, se crea una situación perversa, en cuanto a que el municipio no las dicte con el objetivo de salvaguardar la seguridad de los peatones o de velar por el tránsito, sino para la obtención de más recursos. Es decir, primero establece la normativa y luego saca los fondos, lo cual genera anarquía en todo el país.

Por lo tanto, lo lógico sería, en primer lugar, determinar que las restricciones de velocidad del tránsito no sean materias de ley, sino una prerrogativa exclusiva del Primer Mandatario. En segundo término, fijarlas iguales para todo el país: bajo ciertas condiciones urbanas, tales normas, y según las vías interurbanas, otras. Finalmente, a mi juicio, resulta ridículo -quiero insistir en ello- que en algunas carreteras de Chile -como la que une Chillán y Concepción, que el señor Presidente también conoce- el límite de velocidad sea de 100 kilómetros por hora. Eso es completamente aberrante. En ningún país con un mínimo de desarrollo y con cierto nivel de autopistas, se circula a esa velocidad. En la carretera en cuestión la velocidad máxima debería ser por lo menos de 120 kilómetros por hora o que no la hubiera. En las autopistas alemanas no hay límites. Sin embargo, eso no se justifica en carreteras interurbanas, que poseen otras características.

Por consiguiente, pienso que el Presidente de la República debe ir evaluando estos problemas según la situación del tránsito en el país y el desarrollo cultural de los automovilistas; pero no debemos dictar una ley completamente reglamentaria que, al final, abre la puerta para que los municipios obtengan más dinero en vez de preocuparse de la seguridad en el tránsito.

La señora MATTHEI.-

¿Me permite una interrupción, señor Senador ?

El señor VIERA-GALLO.-

Con el mayor gusto, señora Senadora.

El señor RÍOS ( Vicepresidente ).-

Tiene la palabra, Su Señoría.

La señora MATTHEI.-

Señor Presidente , encuentro razón al Honorable señor Viera-Gallo , en el sentido de que muchas de las normas del proyecto efectivamente debieran ser materia de reglamento.

Ahora bien, el señor Senador ha pedido una revisión completa del proyecto. Tal vez ella debiera hacerse antes de la votación general, porque en realidad resulta absurdo pronunciarse a favor de la idea de legislar respecto de una iniciativa que tiene muchos problemas.

A mi juicio, todos estamos de acuerdo en que se debe legislar sobre la materia; pero, en verdad, el proyecto como está redactado presenta demasiados inconvenientes. Por ello, no sé si se pueda pedir que vuelva a la Comisión y que ésta haga un informe sobre el proyecto en general y particular a la vez, de manera de introducir muchas de las cuestiones que se han planteado ahora.

El señor VIERA-GALLO.-

Señor Presidente , el Senador señor Muñoz Barra me ha solicitado una interrupción, a la que accedo con mucho gusto.

El señor RÍOS ( Vicepresidente ).-

Tiene la palabra Su Señoría.

El señor MUÑOZ BARRA.-

Señor Presidente , los integrantes de la Comisión de Transportes y Telecomunicaciones planteamos todos los temas que aquí se están tocando a cada una de las autoridades que concurrieron a sus sesiones. Quiero dejarlo en claro, porque hemos observado todo esto en el análisis en general del proyecto. Y, en tal sentido, puedo señalar que el Ejecutivo está abierto, absolutamente disponible, para efectuar cuantas modificaciones sean necesarias, pues ha reconocido -diría con lealtad- que hay algunas materias que deben enmendarse. Hay un compromiso -que seguramente lo ratificará el señor Tombolini en representación del Ministro del Ramo , yo lo señalo como miembro de la Comisión- para corregir el articulado que se encuentre actualmente desfasado.

El señor VIERA-GALLO.-

Señor Presidente , el Senador señor Hamilton me ha pedido una interrupción. No me puedo negar, si Su Señoría la solicita.

El señor RÍOS ( Vicepresidente ).-

Señor Senador, parece oportuno que termine su intervención.

Tiene la palabra Su Señoría.

El señor VIERA-GALLO.-

Señor Presidente, efectivamente sería mejor que el proyecto volviera a la Comisión, a objeto de que ésta nos envíe una propuesta de articulado alternativa. Porque la proposición de reforma del reglamento es justamente la que ha señalado el Senador señor Muñoz Barra : testear en la Sala la acogida o no de una idea. Hay acuerdo en la idea de legislar en determinada orientación, pero no en otra. Y resulta que, como viene redactada la iniciativa, vamos en una dirección que no es la que, al parecer, un número importante, si no mayoritario, de Senadores quisiera seguir.

En consecuencia, estoy de acuerdo en que el proyecto vuelva a la Comisión, pero con esa prevención.

El señor HAMILTON.-

¿Me permite, señor Presidente?

El señor RÍOS ( Vicepresidente ).-

Tiene la palabra el Senador señor Larraín.

El señor HAMILTON.-

¿Me permite una interrupción, señor Senador ?

El señor LARRAÍN.-

Señor Presidente, quisiera expresar mi planteamiento primero.

El señor HAMILTON.-

Es muy breve, señor Senador.

El señor LARRAÍN.-

Señor Presidente , me parece que el orden de las exposiciones no tiene mayor importancia. Concedo la interrupción a Su Señoría.

El señor RÍOS (Vicepresidente).-

Tiene la palabra el Senador señor Hamilton.

El señor HAMILTON.- 

Señor Presidente, en este caso concreto debió haberse aplicado una modificación reglamentaria que aprobamos hace tiempo, para aprobar en general y en particular a la vez.

Ahora, ¿cuál es la idea matriz, la idea general de esta iniciativa? Ninguna, salvo las muchas modificaciones que se introducen a la ley Nº 18.290, en materia de tránsito terrestre. De modo que no tiene mayor importancia que procedamos a votar favorablemente en general el proyecto, como una manera de que vaya hacia adelante, sin perjuicio de fijar un plazo razonable para que se presenten todas las indicaciones que sean necesarias, las cuales, si no son aprobadas en la Comisión, pueden ser renovadas, discutidas y aprobadas en la Sala.

El señor RÍOS ( Vicepresidente ).-

Recupera la palabra el Senador señor Larraín.

El señor LARRAÍN.-

Señor Presidente , precisamente quería reforzar la idea que ya planteó la Senadora señora Matthei en orden a que este proyecto -para hacerlo más claro- no es susceptible de ser votado tal cual está, porque contiene numerosas materias que no son propias de ley, sino de reglamentación, y, en tal sentido, son inadmisibles. Estamos excediendo el marco de la ley al regular cuestiones que son absolutamente propias de la reglamentación.

Quiero leer algunas de sus normas, para que quienes no han tenido el tiempo de revisarlas se den cuenta de lo que señalo.

Por ejemplo, una disposición referida a las luces de pistas dice: "Cuando, por encima del centro de la o las pistas de una calzada, se coloquen luces verdes o rojas, la luz roja indicará prohibición de utilizar la pista de circulación sobre la cual se encuentre el vehículo y la luz verde indicará autorización de utilizarla.". Señor Presidente , esto es una ridiculez. No debe una ley contener normas de esta naturaleza, porque lo único que hará será entorpecer la acción de los organismos, sea de gobierno o municipales, en el control del tránsito.

Después, el número 22 del artículo 1º del proyecto agrega en el artículo 114 el siguiente inciso final, nuevo: "Se prohíbe llevar abiertas las puertas del vehículo, abrirlas antes de su completa detención o abrirlas, mantenerlas abiertas o descender del mismo sin haberse cerciorado previamente de que ello no implica entorpecimiento o peligro para otros usuarios.". Esto no sólo no es materia de ley, sino que es ridículo, porque es de sentido común. De manera que, a mi juicio, hay ciertas normas que no deberían siquiera estar en el proyecto.

El señor ZURITA.-

¿Me permite una interrupción, señor Senador ?

El señor LARRAÍN.-

Por supuesto, señor Senador.

El señor RÍOS (Vicepresidente).-

Tiene la palabra el Honorable señor Zurita.

El señor ZURITA.-

Señor Presidente , no es que el proyecto en sí sea malo, o garrafal, como dijo la Senadora señora Matthei. Sucede que la "garrafa" la pone, a veces, la Cámara de Diputados. Porque la disposición que tanto le ha llamado la atención a la señora Senadora es para reemplazar el artículo 150 de la Ley de Tránsito, que establece los límites máximos de velocidad: en zonas urbanas, 50 kilómetros por hora, y, en zonas rurales, 100.

¿Qué quisieron hacer en la Cámara de Diputados? Encontrar calles difíciles. Por eso, el texto despachado indica:

"1.- En zonas urbanas:

"a) Una pista con tránsito en ambos sentidos, 30 kilómetros por hora.". O sea, se colocan en el caso de una calle que tiene una sola pista y es con doble tránsito. ¡Va a costar muchísimo encontrarla! En una calle con esas características no se puede caminar, pues basta con que haya un auto estacionado a un lado, y otro al frente, para que ni siquiera se alcance tal límite. Agrega el texto:

"b) Una o dos pistas, en sentido único, 50 kilómetros por hora.

"c) Tres o más pistas, en sentido único, 70 Kilómetros por hora.". Es decir, se trata de una reglamentación hasta el absurdo. Por eso señalo que el error garrafal sobrevino porque la "garrafa" fue puesta por el revisor. Y esto a la larga motivará que la iniciativa vaya a Comisión Mixta, ya que viene aprobada por la Cámara de Diputados en un sentido, y aquí, en el Senado, seguramente el pronunciamiento será en sentido inverso. Entonces, en dicha Comisión tendremos que ver dónde está la razón, para hacer desaparecer así todas estas "garrafas".

Gracias, señor Presidente.

El señor RÍOS ( Vicepresidente ).-

Continúa con el uso de la palabra el Senador señor Larraín.

El señor LARRAÍN.-

Señor Presidente , todos quienes han intervenido han manifestado la necesidad de modificar enteramente el proyecto, incluyendo los miembros de la Comisión de Transportes y Telecomunicaciones, que sostienen haberlo aprobado en general en ese entendido.

Por lo tanto, dado que la decisión está supeditada al contenido de la iniciativa, me parece que debe aplicarse lo que proponía el Honorable señor Hamilton , esto es, recurrir al expediente reglamentario en virtud del cual un asunto que pase a Comisión para primer informe puede ser discutido en general y particular a la vez.

Por ese mismo motivo, solicito que el proyecto vuelva a la Comisión para que se lo discuta en general y también en particular. Así, estaremos en condiciones de pronunciarnos en general, al conocer el posible contenido de la iniciativa. Eso, a mi juicio, permitiría a la Comisión trabajar con más libertad, y ciertamente tendríamos una actitud distinta ante él, porque los errores que aquí se advierten, que son de distinta magnitud y han desfigurado el proyecto por la forma como se lo ha presentado, tampoco recomiendan aprobarlo en general.

Por consiguiente, solicito derechamente que la iniciativa vuelva a la Comisión para que sea discutida en general y particular a la vez.

El señor RÍOS (Vicepresidente).-

Tiene la palabra el señor Tombolini.

El señor TOMBOLINI ( Subsecretario de Transportes ).-

Señor Presidente , sólo quiero señalar que éste es un proyecto que se encuentra en el Parlamento desde 1995, y obedece a la necesidad de adecuar las normas del tránsito de nuestro país, particularmente en lo que dice relación a la seguridad y las innovaciones tecnológicas.

Como Gobierno, estamos dispuestos a reiniciar la discusión -tal como lo han planteado aquí distintos señores Senadores-, a fin de obtener un producto que, en definitiva, otorgue a la población seguridad y no limitaciones en el desarrollo de sus actividades.

El señor RÍOS ( Vicepresidente ).-

Señores Senadores, hay una proposición tendiente a que el proyecto vuelva a la Comisión de Transportes y Telecomunicaciones para un nuevo informe.

El señor HAMILTON.-

No, señor Presidente. La proposición es para que vuelva a la Comisión a fin de discutirlo en general y particular a la vez, conforme a las modificaciones reglamentarias. En eso estaríamos de acuerdo.

El señor RÍOS ( Vicepresidente ).-

Se entiende que el próximo informe de la Comisión vendrá aprobado por ella en general y particular.

El señor HAMILTON.-

Exacto, señor Presidente.

El señor RÍOS (Vicepresidente).-

Eso significa que debe haber un período para presentar indicaciones.

El señor MUÑOZ BARRA.-

¿Me permite, señor Presidente?

El señor VIERA-GALLO.-

Pido la palabra, para una precisión reglamentaria.

El señor RÍOS ( Vicepresidente ).-

Aquí hay un problema reglamentario, señores Senadores.

Si la Sala acuerda enviar el proyecto a la Comisión para un nuevo informe, debe votarse. Y al establecerse que debe ser analizado en particular, hay que fijar plazo para la presentación de indicaciones.

El señor VIERA-GALLO.-

No, señor Presidente. Pido la palabra.

El señor RÍOS ( Vicepresidente ).-

Tiene la palabra Su Señoría.

El señor VIERA-GALLO.-

Señor Presidente, sucede lo siguiente.

Según el Reglamento del Senado, el informe puede venir despachado solamente en general, sin que la Comisión haya entrado a debatir en particular el articulado, o puede venir habiéndose realizado también la discusión en particular.

Lo que planteamos es que la iniciativa vuelva a la Comisión para que ésta proponga un nuevo articulado. El informe que ésta despache será el primer informe, no el segundo; y después vendrá otro que cronológicamente llamaremos "el tercero", pero que en propiedad será el segundo informe, donde habrá que hacer lo que Su Señoría señala.

El señor RÍOS (Vicepresidente).-

Ha sido muy claro el Senador señor Viera-Gallo. Es lo mismo que estaba planteando, pero con otras expresiones.

Si le parece a la Sala, así se procedería.

Acordado.

El señor RÍOS ( Vicepresidente ).-

Quiero pedir también la aprobación de la Sala acerca de un segundo aspecto del proyecto.

Efectivamente, en agosto de 1999, luego de darse cuenta del mismo, se acordó enviarlo a la Comisión de Transportes y Telecomunicaciones y a la de Constitución, Legislación, Justicia y Reglamento.

Si a Sus Señorías les parece, podríamos obviar el trámite al segundo organismo técnico mencionado.

Acordado.

El señor MUÑOZ BARRA.-

¿Me permite, señor Presidente?

El señor RÍOS ( Vicepresidente ).-

Tiene la palabra, Su Señoría.

El señor MUÑOZ BARRA.-

Señor Presidente , es simplemente para insistir en algo, sin que ello signifique crear precedente, pues de pronto se producen situaciones reglamentarias que posteriormente no resultan ser válidas, por muy respetables planteamientos que se hagan.

El articulado de esta iniciativa no es tan extenso. Si fijamos una fecha prudente para despacharla -tal vez no 20 ni 30, pero sí 60 días-, tendríamos el tiempo preciso para redactar las indicaciones, que realmente ayudarían mucho a que se convierta en ley, pues, como señaló el Subsecretario señor Tombolini , viene tramitándose desde 1995 y presenta muchas deficiencias. Con ello ganaríamos tiempo, porque las intervenciones de los señores Senadores han apuntado, con mucha precisión y claridad, a determinados artículos en forma puntual.

Entonces, carece de sentido enviarlo nuevamente a Comisión para su análisis particular, y que en 30, 60 ó 90 días vuelva a la Sala, pues a ese paso prácticamente no habrá ley este año.

Por eso, vuelvo a insistir en que aprobemos la idea de legislar. El proyecto se puede rehacer, con la experiencia que poseen los señores Senadores. Ya ha habido otras iniciativas que han presentado situaciones muy similares.

El señor RÍOS ( Vicepresidente ).-

En este caso, tanto el Ejecutivo como el Legislativo asumen la responsabilidad de introducir modificaciones, tal como lo planteó el Subsecretario señor Tombolini. Por tal motivo, la inquietud de Su Señoría será resuelta por la propia Comisión.

Respecto de los plazos que se establezcan, insinúo que los fije el organismo técnico. La Sala quedará a la espera del nuevo informe. De existir un atraso muy evidente, el Ejecutivo fijará la urgencia del caso. Me parece que es el camino más adecuado.

-El proyecto vuelve a Comisión para nuevo informe y queda terminado el Orden del Día.

2.3. Nuevo Primer Informe de Comisión de Transportes

Senado. Fecha 19 de mayo, 2004. Informe de Comisión de Transportes en Sesión 1. Legislatura 351.

?NUEVO PRIMER INFORME DE LA COMISIÓN DE TRANSPORTES Y TELECOMUNICACIONES, recaído en el proyecto de ley, en segundo trámite constitucional, que introduce diversas modificaciones a la ley Nº 18.290, en materia de tránsito terrestre.

BOLETÍN Nº 999-15

HONORABLE SENADO:

Vuestra Comisión de Transportes y Telecomunicaciones tiene el honor de informaros el proyecto de ley de la Honorable Cámara de Diputados, enunciado en el rubro, originado en un Mensaje de S.E. el Presidente de la República, con urgencia calificada de “suma”, el 18 de mayo de 2004.

- - - - -

Dejamos constancia, para los efectos reglamentarios, de que este proyecto de ley no contiene normas de ley orgánica constitucional, ni de quórum calificado, ni disposiciones que deban ser conocidas por la Comisión de Hacienda o por la Excma. Corte Suprema.

- - - - - -

Durante el estudio de este proyecto de ley, vuestra Comisión contó con la asistencia del Subsecretario de Transportes, señor Guillermo Díaz; del ex y del actual Asesor Legislativo del Subsecretario, señores Patricio Bell y Lautaro Pérez, respectivamente; del ex y actual Secretario Ejecutivo de la Comisión Nacional de Seguridad de Tránsito (CONASET), señores Antonio Dourthé y Freddy Ponce, respectivamente; del Asesor Jurídico y de la Ingeniero de dicha Comisión, señor Leonardo Aravena y señora Marcela Lobo; del Asesor Legislativo del Ministro de Transportes y Telecomunicaciones, señor Domingo Sánchez; del Teniente Coronel de la Dirección de Tránsito y Servicios Especiales de Carabineros de Chile, señor Gonzalo Aguilar; del Teniente Coronel de la Dirección de Tránsito y Servicios Especiales de Carabineros de Chile, señor Nelson Guzmán; del Capitán de la Dirección de Tránsito y Servicios Especiales de Carabineros de Chile, señor Ramiro Larraín; de Custodia Santiago, señores Eulogio Altamirano, José Luis Sotomayor y Jean Manuel Rivera; del Presidente de la Asociación Chilena de Leasing, señor Andrés Charme; del Gerente de la Asociación Chilena de Leasing, señor Carlos Campo; del Abogado de dicha Asociación, señor Carlos Letelier y de la Asesora del Senador Novoa, señora Hedy Matthei

- - - - - - -

ANTECEDENTES

Este proyecto de ley ingresó al Senado el 11 de agosto de 1999 y, luego de darse cuenta del mismo, se acordó enviarlo a la Comisión de Transportes y Telecomunicaciones y a la de Constitución, Legislación, Justicia y Reglamento.

Posteriormente, el 5 de septiembre de 2000, la Sala acordó que este proyecto fuera informado por esta última Comisión, sólo con ocasión del segundo informe.

Con fecha 3 de octubre de 2000, durante la discusión en general de esta iniciativa legal, la Sala del Senado acordó que volviera a vuestra Comisión de Transportes y Telecomunicaciones, obviándose el trámite al segundo organismo técnico mencionado, con la finalidad de que ésta lo estudiara en general y en particular, a la vez, proponiendo un nuevo articulado en un nuevo primer informe, el que deberá ser aprobado en general por la Sala, para después continuar con el trámite de segundo informe.

Al volver este proyecto de ley a vuestra Comisión, ésta celebró dos sesiones: la primera, el 28 de noviembre de 2000 y, la segunda, el 18 de diciembre de ese mismo año. En dichas sesiones, la Comisión estudió las primeras enmiendas propuestas por la Honorable Cámara de Diputados a este proyecto de ley y, enseguida, de común acuerdo con los representantes del Ejecutivo, acordaron formar un grupo de trabajo para que éste revisara todas las normas de la Ley de Tránsito, proponiendo la eliminación o derogación de aquellas disposiciones de carácter reglamentario, ya que no serían materia de ley y, además, impedirían efectuar los cambios que la técnica, la seguridad y los adelantos aconsejan realizar.

Por ejemplo, el artículo 66 establece que las motonetas lleven freno de pie, en circunstancias de que éstas se fabrican con freno de mano; el artículo 81 señala que el tubo de escape debe permitir la evacuación del gas sólo en forma paralela a la calzada, cuando la inmensa mayoría de los modelos de vehículos -por razones ambientales- es fabricada con el tubo hacia el piso.

En efecto, se propuso que se derogaran todos aquellos artículos que norman aspectos técnicos de los vehículos, tales como: frenos, luces, bocina, tubo de escape y dispositivos para casos de emergencia.

Cabe tener presente que el proyecto aprobado por la Honorable Cámara de Diputados contiene normas que abordan las siguientes materias: fotorradares o equipos de registro de infracciones; límites de velocidad; participación en accidentes de tránsito; subida y bajada de vehículos; autorización de actividades deportivas en la vía pública; señalizaciones de tránsito; línea de detención de vehículos; indicaciones de semáforos; revisión técnica de vehículos; responsabilidad del propietario por mal estado del vehículo; evasión del lugar del accidente como delito; paso de peatones; publicidad de los informes de accidentes; infracciones y contravenciones; delitos y cuasidelitos; estacionamientos reservados y paraderos de taxis; estacionamientos en caminos y vías rurales; cruces ferroviarios; vehículos antiguos o de colección, y visibilidad en calles y vías.

Por otra parte, también la Comisión consideró que debería actualizarse la ley en materia de señalización de tránsito incorporando señales luminosas internacionalmente empleadas, algunas de las cuales también son usadas en Chile, no estando consagradas en la ley. Las señales que se incorporan son: semáforos para peatones y ciclistas, luz blanca para el transporte público y semáforos para cruces ferroviarios. Adicionalmente, se establece una priorización de las señales, resolviéndose así posibles contradicciones entre ellas.

También la Comisión estimó que entre las normas que mejoran la seguridad de tránsito se deberían consignar las que dicen relación con las siguientes materias: nueva definición de paso peatonal, eliminando los imaginarios y limitándola a los señalizados; uso obligatorio de cinturón de seguridad en asientos traseros, siempre que esté instalado; uso obligatorio de cinturón de seguridad en vehículos de transporte escolar; prohibición de llevar niños en los asientos delanteros; uso obligatorio de sillas de seguridad o instalaciones especiales para menores; mejoramiento de la visibilidad en los cruces; prohibición de descender de un vehículo y de abrir puertas sin cerciorarse de que no haya peligro; prohibición de estacionar en las bermas, salvo emergencias; facultad a inspectores fiscales para retirar vehículos abandonados en la vía y tipificación como infracción grave el uso de elementos destinados a evadir la fiscalización.

Otros temas varios que la Comisión fue partidaria de analizar fueron: la definición de pistas y vías de uso exclusivo; que las denuncias por incumplimiento de las normas sobre jornada de trabajo se efectúen a la Inspección del Trabajo y no al Juzgado; inscripción en el Registro Nacional de Vehículos Motorizados de los arrendamientos con opción de compra; prohibición de estacionar en el entorno de recintos policiales, militares y de Gendarmería, limitada a 15 metros de la puerta principal; estacionamiento para taxis según reglamento de licitación; etc.

Demás está decir, que en el tiempo transcurrido entre el estudio efectuado por el grupo de trabajo señalado anteriormente y la reanudación del análisis de este proyecto de ley por vuestra Comisión, se aprobaron diversas leyes que modifican la Ley de Tránsito, tales como la que fija los límites de velocidad, la que establece el Registro de Camiones, remolques y semirremolques y la que modifica la Ley de Alcoholes, entre otras.

Finalmente, cabe tener presente que con fecha 15 de julio de 2003, mediante oficio Nº 002-349, el Ejecutivo formuló diversas indicaciones a esta iniciativa legal, las que recogieron las observaciones de este grupo de trabajo que se organizó y que dicen relación con materias reglamentarias, de seguridad de tránsito, de señalización y las que contenía el proyecto aprobado por la Honorable Cámara de Diputados.

- - - - -

DISCUSIÓN EN GENERAL

Debemos recordar que durante la discusión en general del proyecto de ley en estudio, la Comisión escuchó al entonces señor Ministro de Transportes y Telecomunicaciones, don Claudio Hohmann, quien expresó que éste tiene por objetivo actualizar la Ley de Tránsito vigente, mediante la introducción de enmiendas que redefinen algunos conceptos y modifican otros, con el propósito de incentivar la seguridad en el tránsito.

A su vez, los señores Senadores miembros de la Comisión coincidieron en estimar que la Ley de Tránsito tiene el carácter de un Reglamento más que el de una ley, que es menester dictar una ley-marco y entregar las potestades correspondientes a las distintas autoridades. Señalaron que habría que buscar una fórmula con la finalidad de delegar algunas materias en las autoridades competentes con la limitación de fijar sanciones.

En esa oportunidad, se dijo que las enmiendas recogen la experiencia acumulada por especialistas en la aplicación de esta ley, tales como: ingenieros en transporte, Carabineros de Chile, Municipalidades, Automóvil Club de Chile y la Asociación Nacional de Jueces y Secretarios Abogados de Policía Local.

Además, el señor Ministro señaló que se impartieron instrucciones a los Secretarios Regionales Ministeriales de Transporte sobre la necesidad de recabar información acerca de los problemas que se producen con la aplicación de la actual Ley de Tránsito. Como fruto de dicho esfuerzo, se recopilaron opiniones tanto de particulares como de organizaciones, las que se consideraron para analizar los diferentes temas, los cuales fueron sometidos a la consideración de una comisión técnica formada para tal efecto e integrada por las personas señaladas en la parte inicial de este informe.

El procedimiento seguido, para la elaboración de las enmiendas que se sugiere introducir a la Ley de Tránsito, junto con cautelar la necesaria participación de la comunidad, cuentan con la rigurosidad técnica que debe tener una ley que reviste importancia para mejorar las condiciones de seguridad vial, aspecto en el cual nuestro país ostenta, ciertamente, un triste récord.

Finalmente, vuestra Comisión procedió a votar la idea de legislar, aprobada en mérito a lo anteriormente expuesto y teniendo principalmente en consideración los diversos antecedentes proporcionados a ésta, los que fueron debidamente ponderados por ella y sirvieron de base para formar su opinión.

Sometido a votación el proyecto de ley, durante la discusión de nuestro primer informe, fue aprobado en general, por la unanimidad de los miembros de la Comisión de esa época, Honorables Senadores señores Cordero, Fernández, Muñoz Barra y Páez, y ex Senador señor Lagos.

- - - - -

DISCUSIÓN EN PARTICULAR

El proyecto de ley aprobado por esta Comisión de Transportes y Telecomunicaciones en su primer informe, que corresponde al texto del proyecto de ley despachado por la Honorable Cámara de Diputados, que consta en el Oficio Nº 2469, del 3 de agosto de 1999, se encuentra estructurado sobre la base de tres artículos permanentes.

Al analizar la discusión en particular de este proyecto, se efectuará una breve descripción del contenido de cada uno de los artículos de la iniciativa de ley en estudio; de las principales observaciones formuladas por los miembros de la Comisión sobre el particular, de las indicaciones presentadas y de los acuerdos adoptados al respecto.

Cabe señalar que el Ejecutivo presentó 88 indicaciones a este proyecto de ley, por medio de una indicación sustitutiva.

El artículo 1º introduce mediante cincuenta numerales las enmiendas que a continuación se señalan, a la Ley Nº 18.290, de Tránsito:

Nº 1

Artículo 2º

letra a)

El número 1 modifica el artículo 2º, intercalando, reemplazando y sustituyendo las siguientes definiciones: bicicleta o triciclo, ciclovía o ciclopista, pista “no bus”, pista “sólo bus”, línea de detención de vehículos y paso para peatones.

La indicación Nº 1, del Ejecutivo, intercala, reemplaza y sustituye las siguientes definiciones: ciclovía, cruce de ferrocarriles, pista de uso exclusivo, vía exclusiva, esquina, línea de detención de vehículos, guarda-cruzada, paso para peatones y señal de tránsito.

La letra a) de este numeral, aprobado por la Honorable Cámara de Diputados, intercala respetando el orden alfabético, las siguientes definiciones:

Bicicleta o triciclo: tipos de vehículos que son propulsados sólo por la energía muscular de su conductor.

Esta definición fue rechazada en esta Comisión, por la unanimidad de sus miembros presentes, Honorables Senadores señores Cordero, Fernández, Muñoz Barra y ex Senador señor Lagos, en la sesión del 28 de noviembre de 2000, porque de acuerdo con la definición ésta comprendería también a los carretones de mano, los monopatines, los skooters y otros que son propulsados por energía muscular. Estas definiciones técnicamente van cambiando con el tiempo, de manera que se consideró mejor utilizar lo que se entiende comúnmente y no definirlo, porque confunde.

Reabierto el debate, en sesión del 30 de julio de 2003, en relación a este número, la Comisión se mostró partidaria de mantener dicho rechazo, por estimar innecesario definir conceptos que en el uso común están claros, coincidiendo en que la definición aprobada por la Honorable Cámara de Diputados es muy amplia.

- Sometida a votación esta definición, se rechazó por la unanimidad de los miembros presentes de la Comisión, Honorables Senadores señores Muñoz Barra, Novoa y Vega.

Ciclovía o ciclopista: espacio destinado al uso exclusivo de bicicletas y triciclos.

Esta descripción fue aprobada por esta Comisión, por la unanimidad de sus miembros presentes, Honorables Senadores señores Cordero, Fernández, Muñoz Barra y ex Senador señor Lagos, en la sesión del 28 de noviembre de 2000, ya que cumple con los requisitos técnicos y es concordante con la Convención Internacional sobre Señalización Vial de Viena.

Reabierto el debate, en sesión del 30 de julio de 2003, vuestra Comisión compartió la opinión anterior.

- Sometida a votación esta definición, fue aprobada por la unanimidad de los miembros presentes de vuestra Comisión, Honorables Senadores señores Muñoz Barra, Novoa y Vega, en la misma forma en que venía formulada.

Enseguida, vuestra Comisión debatió una indicación del Ejecutivo, para agregar la siguiente definición:

Cruce de ferrocarriles: unión de una calle o camino con una vía férrea por la cual existe tráfico regular de trenes.

En relación a este concepto, el Subsecretario de Transportes, señor Guillermo Díaz, explicó que es importante consignar esta definición ya que la Ley de Tránsito no se aplica a los ferrocarriles.

Además, están involucrados en esta definición los temas de la seguridad, de la señalización y del ordenamiento del flujo vehicular y peatonal. Estima que es importante contar con definiciones claras para después implementar medidas de seguridad o de carácter administrativo.

Vuestra Comisión propuso modificar la definición en el sentido de establecer que se trata de la “intersección” de una calle, en lugar de la “unión” de una calle o camino.

- En votación esta indicación, fue aprobada, con la modificación señalada, por la unanimidad de los miembros presentes de la Comisión, Honorables Senadores señores Muñoz Barra, Novoa y Vega.

- En consecuencia, vuestra Comisión, con la misma votación anterior, acordó agregar esta definición en la letra a) del Nº 1 del artículo 1º de este proyecto de ley, que modifica el artículo 2º de la Ley de Tránsito.

Luego la Comisión discutió las definiciones “Pista no bus” y “Pista sólo bus”, propuestas por la Honorable Cámara de Diputados, a saber:

"Pista no bus: espacio de la calzada destinado al uso exclusivo de vehículos particulares. Dicho espacio será el resto de la calzada donde se establezcan una o más pistas "sólo bus". Podrá ser utilizada por vehículos de locomoción colectiva sólo para acceder a una propiedad aledaña, para virar o, excepcionalmente, por motivos de emergencia;".

"Pista sólo bus: espacio de la calzada destinado al uso exclusivo de vehículos de locomoción colectiva. Dicho espacio podrá ser utilizado, excepcionalmente, por motivos de emergencia, por vehículos policiales o de bomberos. Otros vehículos sólo podrán ocuparla o cruzarla para acceder a una propiedad aledaña o para virar;".

En discusión estas definiciones, en la sesión celebrada el 28 de noviembre de 2000, los representantes del Ejecutivo indicaron que ambos conceptos cumplen similar objetivo, cual es, segregar el flujo de tránsito por tipo de vehículo, siendo acordes a la realidad vial, en que estas pistas ya se encuentran demarcadas.

Sin embargo, la Comisión estimó que están mal definidas, ya que en el caso de “sólo bus” habla de vehículos de locomoción colectiva y lo que se pretende es hablar de buses, ya que la locomoción colectiva incluye los taxis colectivos, por ejemplo, los que podrían circular siempre por éstas en desmedro de la agilización del tránsito del transporte masivo. Por otra parte, es conveniente una definición más flexible, que permita la implantación de pistas exclusivas según las realidades de cada situación en particular. Se propuso sustituir estas definiciones por una pista de uso exclusivo, la que se definió en los siguientes términos:

“Pista de uso exclusivo: espacio de la calzada destinado al uso exclusivo de los vehículos que se indiquen en la señalización”.

Se dejó constancia de que debe estudiarse la posibilidad de que los taxis sean autorizados para tomar y dejar pasajeros y que será la autoridad la encargada de determinar el uso de las pistas. La definición de la pista propuesta por la Honorable Cámara de Diputados no es una solución y subsiste el problema del taxi. En consecuencia, se acordó aprobar esta definición y luego solucionar el problema de tomar o dejar pasajeros principalmente en cuanto a los taxis colectivos. La solución que se adopte dependerá de la fiscalización, de la costumbre, de la educación de los propios pasajeros, la formación de los choferes, el tamaño de las ciudades, etc.

- Sometidas a votación estas definiciones, fueron rechazadas por las consideraciones antes señaladas por la unanimidad de los miembros de la Comisión, Honorables Senadores señores Cordero, Fernández, Muñoz Barra y ex Senador señor Lagos, aprobándose con la misma votación anterior la definición de “Pista de uso exclusivo”.

Posteriormente, la Comisión reabrió el debate y se pronunció sobre una indicación del Ejecutivo, del 15 de julio de 2003, mediante la cual agrega a la letra a) de este numeral una definición de pista de uso exclusivo, entendiéndose como tal el espacio de la calzada destinado únicamente al uso de los vehículos que se indiquen en la señalización.

En discusión esta indicación, se propuso modificarla quedando redactada en los siguientes términos:

Pista de uso exclusivo: espacio de la calzada debidamente señalizado, destinado únicamente al uso de ciertos vehículos, determinados por la autoridad correspondiente.

- En votación esta indicación, fue aprobada con las modificaciones señaladas, por la unanimidad de los miembros presentes de la Comisión, Honorables Senadores señores Pizarro, Novoa y Vega.

Enseguida, vuestra Comisión, para complementar la definición anterior, acordó intercalar una indicación del Ejecutivo que contiene la siguiente definición:

Vía exclusiva: aquélla destinada únicamente al uso de los vehículos que se indiquen en la señalización.

En discusión esta indicación, vuestra Comisión acordó darle la siguiente redacción.

Vía exclusiva: calzada debidamente señalizada, destinada únicamente al uso de ciertos vehículos, determinados por la autoridad correspondiente.

- En votación esta indicación, fue aprobada con las modificaciones señaladas, por la unanimidad de los miembros presentes de la Comisión, Honorables Senadores señores Pizarro, Novoa y Vega.

- En consecuencia, vuestra Comisión, con la misma votación anterior, acordó rechazar las definiciones de “Pista no bus” y “Pista sólo bus”, propuestas por la Honorable Cámara de Diputados, y agregar las de “Pista de uso exclusivo” y “Vía exclusiva, anteriormente señaladas, a las definiciones que propone la Honorable Cámara de Diputados, en la letra a) del Nº 1 del artículo 1º de este proyecto de ley, que modifica el artículo 2º de la Ley de Tránsito.

letra b)

La letra b) del Nº 1), aprobada por la Honorable Cámara de Diputados, reemplaza la definición de “Línea de detención de vehículos”, por la siguiente:

“Línea de detención de vehículos: la línea que no debe ser sobrepasada por los vehículos que deban detenerse;”.

Vuestra Comisión, antes de pronunciarse sobre esta definición, acordó someter a debate la indicación del Ejecutivo que propone reemplazar, respetando el orden alfabético, las siguientes definiciones: esquina, línea de detención de vehículos, paso para peatones y señal de tránsito.

Como consecuencia de lo anterior, sustituyó la letra b) del proyecto de ley de la Honorable Cámara de Diputados, por la siguiente:

“b) Reemplázanse, respetando el orden alfabético, las siguientes definiciones:”.

- En votación la sustitución de esta letra por la anteriormente transcrita, fue aprobada por la unanimidad de los miembros presentes de la Comisión, Honorables Senadores señores Pizarro, Novoa y Vega.

Enseguida, vuestra Comisión sustituyó las definiciones antes mencionadas, por las siguientes:

Esquina: el vértice del ángulo que forman las líneas de edificación o deslinde convergentes, según sea el caso.

Esta definición había sido debatida y aprobada por la Comisión, con fecha 18 de diciembre de 2000.

En efecto, en esa oportunidad se señaló que Carabineros propuso esta definición que tiene por objetivo complementar la establecida en la ley, agregándole la frase “o deslinde”, ya que existen lugares en donde no existe una línea de edificación claramente definida sino que hay un deslinde, como una plaza o un sitio eriazo.

En esos casos, la definición actual no se ajusta y han existido problemas para determinar el lugar por donde debería cruzar un peatón o la proximidad para el ejercicio de ciertos derechos. O sea, al agregarse la palabra “deslinde” se puede configurar fácilmente la esquina, haya o no, línea de edificación, por la prolongación imaginaria de este vértice.

La palabra precisa y perfecciona la definición y soluciona los problemas generados por la preferencia de paso y la prohibición de estacionar a menos de 20 metros desde la esquina, en donde esa palabra es la que se señala como referencia. Si la esquina no está bien definida se producen interpretaciones erróneas . También es importante esta definición en el caso de atropello de un peatón, en que hay que determinar cuál es el paso por donde puede cruzar y lo mismo con la instalación de señales e instalación de kioscos, entre otros.

- Esta definición fue aprobada por la unanimidad de los miembros presentes de la Comisión, Honorables Senadores señores Cordero, Fernández y ex Senador señor Lagos.

- Reabierto el debate, vuestra Comisión reiteró su aprobación anterior, por la unanimidad de sus miembros presentes, Honorables Senadores señores Muñoz Barra, Novoa y Vega.

Enseguida, vuestra Comisión sometió a debate el texto propuesto por la Honorable Cámara de Diputados para “Línea de detención de vehículos”, que reemplaza la de la ley actual por la que se indicó anteriormente.

En sesión de fecha 18 de diciembre de 2000, vuestra Comisión sustituyó esta definición, por la siguiente;

“Línea de detención de vehículos: la línea transversal a la calzada, demarcada o imaginaria, que no debe ser sobrepasada por los vehículos que deban detenerse. Si no estuviera demarcada, se ubicará:

- en cruces provistos de señal “PARE” o “CEDA EL PASO”, antes de la intersección, a la altura del poste que sustenta la señal;

- en cruces regulados por semáforo, antes de la intersección y a no menos de un metro del paso para peatones, y

- en cruces no regulados ni priorizados por señales, justo antes de la intersección.”.

En esa oportunidad, la Comisión consideró que esta definición era aclaratoria y didáctica. Los cruces que se indican son los tres casos que se dan en la realidad. Por eso fue necesario separarlos y acotarlos.

- Sometida a votación esta definición, en la sesión del 18 de diciembre de 2002, fue aprobada por la unanimidad de los miembros presentes de la Comisión, Honorables Senadores señores Cordero, Fernández y ex Senador señor Lagos.

Posteriormente, al reabrirse el debate, el Ejecutivo, con fecha 15 de julio de 2003, formuló una indicación para reemplazarla por otra que la define de la siguiente manera:

Línea de detención de vehículos: la línea transversal a la calzada, demarcada o imaginaria, antes de una intersección o un paso para peatones, que no debe ser sobrepasada por los vehículos que deban detenerse. Si no estuviera demarcada, se entiende que está:

- en cruces regulados y pasos para peatones, a no menos de un metro antes de éstos, y

- en otros cruces, justo antes de la intersección.”.

En relación con esta materia, el Subsecretario de Transportes, señor Guillermo Díaz, explicó que la nueva redacción contenida en la indicación presentada es más genérica y tiene por finalidad diferenciar dos categorías de cruces, los que están regulados por algún grado de demarcación, versus los que no tienen demarcación.

- En votación esta indicación, fue aprobada sin modificaciones, por la unanimidad de los miembros presentes de la Comisión, Honorables Senadores señores Novoa, Pizarro y Vega.

- En consecuencia, vuestra Comisión, con la misma votación anterior, acordó reemplazar la definición propuesta por la Honorable Cámara de Diputados, por la anteriormente señalada.

Luego, vuestra Comisión analizó la letra c) de este numeral, en la que la Honorable Cámara de Diputados propone sustituir la siguiente definición:

Paso para peatones: la zona de seguridad señalizada para este objetivo;”.

En sesión de fecha 18 de diciembre de 2000, vuestra Comisión de Transportes la reemplazó por la siguiente:

“Paso para peatones: la senda de seguridad en la calzada, señalizada para este objetivo. En cruces regulados, si no estuviera demarcada, corresponderá a la franja formada por la prolongación imaginaria de las aceras.”.

En discusión esta definición, en esa oportunidad, se señaló que la idea es que el peatón tenga prioridad y cruce en los lugares que estén específicamente demarcados, no como hoy que tiene prioridad para cruzar en todas las esquinas estén o no, demarcadas.

La definición establece que los pasos para peatones serán en los cruces semaforizados y en aquellos lugares que estén expresamente señalizados o demarcados. En las esquinas que no estén señalizadas, el peatón deberá cruzar con cuidado y bajo su responsabilidad.

- Sometida a votación esta definición, fue aprobada por la unanimidad de los miembros presentes de la Comisión, Honorables Senadores señores Cordero, Fernández, Páez y ex Senador señor Lagos.

Luego, reabierto el debate, el Ejecutivo formuló indicación para reemplazar esta definición por la siguiente:

“Paso para peatones: la senda de seguridad en la calzada, señalizada conforme al reglamento. En cruces regulados no demarcados, corresponderá a la franja formada por la prolongación imaginaria de las aceras;”.

En discusión esta indicación, el señor Subsecretario de Transportes indicó que por cruces regulados se entiende aquéllos que cuentan con semáforos funcionando o con Carabineros dirigiendo el tránsito, debiendo entenderse que en el caso de un cruce que cuenta con un disco “PARE”, también está regulado, porque equivale a una luz roja.

Se precisó que el paso para peatones estaba permitido en las esquinas, aún cuando no estuviera demarcado. La definición que se propone, mediante esta indicación, pretende que el paso de peatones se realice en forma explícita en los lugares que se encuentran señalizados, conforme al reglamento, en los cruces en que existe regulación y, en los demás lugares, debe hacerse con precaución.

En la actualidad, existe una distinción entre el ámbito rural y el urbano; como en el ámbito rural no existe demarcación en todos los lugares, se indica al peatón que debe cruzar con precaución, ya que la esquina puede estar ubicada a más de dos kilómetros de distancia. Con esta modificación se pretende explicar que, como regla general, los peatones deberán cruzar con precaución y bajo su responsabilidad cuando el lugar no esté señalizado o no exista regulación.

Los discos “PARE” funcionan como semáforos, pero no se establecen en este texto porque, al igual que el disco “CEDA EL PASO”, funcionan en una dirección y no en la otra. En cambio, en el cruce regulado está alternado y, por lo tanto, siempre existirá una oportunidad para que cruce uno u otro.

- En votación esta indicación, fue aprobada sin modificaciones, por la unanimidad de los miembros presentes de la Comisión, Honorables Senadores señores Novoa, Pizarro y Vega.

- En consecuencia, vuestra Comisión, con la misma votación anterior, acordó reemplazar la definición propuesta por la Honorable Cámara de Diputados, por la anteriormente señalada.

Enseguida, vuestra Comisión debatió una indicación del Ejecutivo que sustituye la definición de señal de tránsito, por la siguiente:

“Señal de tránsito: los dispositivos, signos y demarcaciones oficiales, de mensaje permanente o variable, establecidos por la autoridad con el objetivo de regular, advertir o encauzar el tránsito.

En discusión esta indicación, se propuso cambiar el término “establecidos”, por “instalados”, puesto que la señal debe ser previamente establecida por la autoridad y después debe ser instalada por ésta, porque también podría darse el caso de una señal portátil.

- En votación esta indicación, fue aprobada con la modificación señalada, por la unanimidad de los miembros presentes de la Comisión, Honorables Senadores señores Novoa, Pizarro y Vega.

- En consecuencia, vuestra Comisión, con la misma votación anterior, acordó reemplazar la definición establecida en la ley por la señalada, agregándola a las definiciones que se reemplazan en la letra b) del Nº 1 del artículo 1º.

letra c)

La letra c) del Nº 1) del proyecto, aprobado por la Honorable Cámara de Diputados, sustituía la definición “Paso para peatones”, la que fue contemplada en la letra b) de este proyecto de ley, que reemplaza las definiciones que se indicaron en esa oportunidad.

Vuestra Comisión, a indicación del Ejecutivo, sustituyó esta letra, por la siguiente:

“c) Reemplázase en la definición de “Guarda-Cruzada”, la frase “Funcionario a cargo”, por “encargado”.

El Subsecretario de Transportes, señor Guillermo Díaz, explicó que se propone esta sustitución porque puede suceder que la persona a cargo del cruce no detente, necesariamente, el carácter de funcionario, pudiendo estar contratado bajo diversas modalidades.

- En votación esta indicación, fue aprobada sin modificaciones, por la unanimidad de los miembros presentes de la Comisión, Honorables Senadores señores, Novoa, Pizarro y Vega.

- En consecuencia, vuestra Comisión, con la misma votación anterior, acordó sustituir la letra c) del Nº 1 de este artículo, por la letra indicada.

Nº 2

Artículo 4º

letra a)

El número 2 del texto, aprobado por la Honorable Cámara de Diputados, enmienda el artículo 4º, facultando a los encargados de fiscalizar el cumplimiento de esta ley para utilizar, entre otros, medios fotográficos, debiendo el Ministerio de Transportes regular, en un plazo no superior a 90 días, el procedimiento y utilización de los equipos.

La Comisión acordó dejar constancia de que se rechaza la norma contenida en la letra a) de este número 2, del texto aprobado por la Honorable Cámara de Diputados, puesto que esta enmienda se formuló con anterioridad a la dictación de la ley Nº 19.791, del 6 febrero de 2002, que suspende la aplicación de los fotorradares y amnistía infracciones, y de la ley Nº 19.816, de 7 de agosto de 2003, que modifica diversos cuerpos legales en materia de multas de tránsito, encontrándose esta materia regulada por estos cuerpos legales.

- Sometida a votación esta letra, fue rechazada por la unanimidad de los miembros presentes de la Comisión, Honorables Senadores señores Novoa, Pizarro y Vega.

letra b)

Esta letra b), aprobada por la Honorable Cámara de Diputados, entrega a la Inspección del Trabajo, correspondiente al domicilio del empleador, el conocimiento de las denuncias sobre incumplimiento de la jornada de trabajo de los conductores.

En discusión esta letra, vuestra Comisión acordó dejar constancia de que se aprueba la norma contenida en ella, porque las denuncias se deben realizar, en primer lugar, ante la Inspección del Trabajo correspondiente y, en segundo lugar, porque constituye una sentida aspiración del gremio de transportistas.

- Sometida a votación esta letra, fue aprobada por la unanimidad de los miembros presentes de la Comisión, Honorables Senadores señores Novoa, Pizarro y Vega, con una enmienda formal, derivada del rechazo de la letra a), que consiste en reemplazar el Nº 2, por el siguiente:

“2) En el artículo 4º, sustitúyese la frase final “al Juzgado del Trabajo correspondiente.”, por “a la Inspección del Trabajo correspondiente al domicilio del empleador.”.

- - - - - - - - -

Enseguida, vuestra Comisión se pronunció sobre diversas indicaciones del Ejecutivo, que modifican los artículos 11, 12, 13, 14 bis, 15, 18, 19, 21 y 26, que esta Comisión consultó como números 3 a 11, nuevos, a continuación del Nº 2.

Nº 3, nuevo

Artículo 11

El artículo 11 señala que la persona que desee obtener licencia deberá solicitarla en la Municipalidad de la comuna donde tenga su domicilio.

El Ejecutivo formuló la indicación Nº 2, para reemplazar la palabra “domicilio”, por “residencia”, ya que es un concepto más específico.

En discusión esta indicación, se hizo presente que la idea contenida en esta norma es que las personas obtengan su licencia de conducir en el lugar (Municipalidad) en que tienen su residencia, que es el domicilio acompañado del ánimo de permanecer en él, que es diferente al concepto de domicilio.

- Sometida a votación esta indicación, fue aprobada, sin enmiendas, por la unanimidad de los miembros presentes de la Comisión, Honorables Senadores señores Novoa, Pizarro y Vega.

- En consecuencia, vuestra Comisión, con la misma votación anterior acordó consultar, a continuación del Nº 2, un número 3, nuevo, en el artículo 1º del proyecto, que modifica en la forma señalada el artículo 11.

Nº 4, nuevo

Artículo 12

El artículo 12 prescribe que existirán licencias de conductor profesional, Clase A; no profesional, Clase B y C; y especial, Clase D, E y F.

La Licencia No Profesional, Clase B, habilita para conducir vehículos motorizados de tres o cuatro ruedas para el transporte particular de personas con capacidad de hasta nueve asientos, o de carga cuyo peso bruto vehicular sea de hasta 3.500 kilogramos, tales como automóviles, motocoupés, camionetas, furgones y furgonetas. Estos vehículos sólo podrán arrastrar un remolque cuyo peso no sea superior a la tara de la unidad motriz y siempre que el peso total no exceda de 3.500 kilos.

El Ejecutivo formuló la siguiente indicación:

3) En el artículo 12, introdúcense las siguientes modificaciones en la Licencia No Profesional, Clase B:

a) Reemplázase la palabra “cuatro”, que figura entre la conjunción “o” y la palabra “ruedas”, por la palabra “más”;

b) Intercálase entre la coma (,), que sigue a la palabra “asientos” y la conjunción “o”, la frase “excluido el del conductor”, y

c) Sustitúyese la palabra “total”, que figura entre las palabras “peso” y “no”, por el vocablo “combinado”.

En resumen, esta indicación del Ejecutivo modifica esta norma, en el sentido de que este tipo de licencia habilita la conducción de vehículos de tres o más ruedas, de 9 asientos, excluido el conductor, y cuyo peso combinado no exceda de 3.500 kilógramos.

En discusión esta indicación, se señaló que se hace necesario adecuar esta norma a los vehículos que actualmente hay en el mercado (modelos de no más de 3.500 kg con eje trasero de 4 ruedas). Por otra parte, también es necesario explicitar de mejor forma que, en el caso de arrastrar un remolque, el peso de ambos vehículos en conjunto no puede exceder de 3.500 kg. Con el texto actual, el concepto de peso total se presta para que se entienda referido sólo al remolque.

- En votación estas indicaciones, fueron aprobadas sin modificaciones, por la unanimidad de los miembros presentes de la Comisión, Honorables Senadores señores Novoa, Pizarro y Vega.

- En consecuencia, vuestra Comisión, con la misma votación anterior, acordó consultar un Nº 4, nuevo, en el artículo 1º del proyecto, que modifica en la forma indicada el artículo 12.

Nº 5, nuevo

Artículo 13

El artículo 13 señala los requisitos generales que deberán reunir los postulantes a licencia de conducir.

Para obtener la licencia no profesional clase B se establece que, excepcionalmente, se podrá otorgar esta Licencia a postulantes que sean mayores de 17 años, que hayan aprobado un curso en una Escuela de Conductores, debida y expresamente autorizados por sus padres, apoderados o representantes legales.

Dicha licencia excepcional sólo habilitará para conducir acompañado, en el asiento delantero, de una persona que sea poseedora de una licencia que lo habilite para conducir los tipos de vehículos autorizados para la Clase B cuya vigencia, a la fecha del control, tenga no menos de 5 años de antigüedad. Cumplidos los 18 años de edad, este último requisito se extinguirá por el solo ministerio de la ley. La licencia será de duración indefinida y mantendrá su vigencia mientras el titular reúna los requisitos y exigencias que señala la ley.

El menor así autorizado que sea sorprendido conduciendo sin cumplir con el requisito establecido en el inciso precedente, se considerará como conductor sin licencia para todos los efectos legales. Carabineros procederá a retirarle la licencia y a ponerla a disposición del respectivo Tribunal. En la boleta de citación, se dejará constancia que ésta no lo habilita para seguir conduciendo.

El Ejecutivo formuló las siguientes indicaciones:

4) En el artículo 13:

a) Reemplázase, en el número 2, la coma (,) final y la conjunción “y” que le sigue, por punto y coma (;)

b) Reemplázase en el número 3, el punto final (.) por una coma (,) seguida de la conjunción “y”.

c) Intercálase en la “LICENCIA NO PROFESIONAL CLASE B”, en el párrafo 2º del número 1, entre la palabra “persona” y la oración “que sea poseedora” la oración “en condiciones de sustituirlo en la conducción de acuerdo a lo establecido en el artículo 115”, y derógase su oración final.

Las enmiendas de las letra a) y b) son meramente formales.

La enmienda propuesta por el Ejecutivo, en la letra c), tiene por finalidad que el acompañante de este conductor excepcional se encuentre en buenas condiciones físicas y síquicas, en el caso de que tenga que sustituirlo en la conducción. Es decir, no puede estar bajo la influencia del alcohol, drogas o estupefacientes o con alguna lesión física.

En efecto, la modificación se basa en el hecho de que si el acompañante no se encuentra en condiciones de conducir, se desvirtúa el propósito de esta norma de excepción, cual es, que el acompañante pueda corregir y enseñar al conductor joven, antes de que éste pueda conducir solo.

Por otra parte, la frase que se sugiere eliminar corresponde a una norma general, aplicable a todas las licencias; además trata del concepto de “duración indefinida” a que se refiere el artículo 18, concepto que más adelante se propone suprimir. Se elimina porque esta licencia no puede ser de duración indefinida.

- En votación estas indicaciones, fueron aprobadas sin modificaciones, por la unanimidad de los miembros presentes de la Comisión, Honorables Senadores señores Novoa, Pizarro y Vega.

- En consecuencia, vuestra Comisión, con la misma votación anterior, acordó consultar un Nº 5, nuevo, en el artículo 1º del proyecto, que modifica en la forma indicada el artículo 13.

Nº 6, nuevo

Artículo 14 bis

El artículo 14 bis otorga al Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones la facultad para determinar los estándares para calificar la idoneidad moral, física y psíquica, la acreditación de los conocimientos teóricos y prácticos de conducción y las disposiciones legales y reglamentarias que rigen al tránsito público, así como las disposiciones legales y reglamentarias para prestar servicios de transporte de pasajeros, transporte remunerado de escolares y carga, por calles y caminos. Lo anterior es sin perjuicio de la facultad del médico del Departamento de Tránsito y Transporte Público Municipal para solicitar exámenes especiales para determinar la aptitud psíquica del postulante.

Esta disposición, en su inciso quinto, señala que a las personas radicadas en Chile que estén en posesión de licencias extendidas en el extranjero se les podrá otorgar la licencia que soliciten, siempre que acrediten, en su caso, la antigüedad en el tipo correspondiente y que rindan satisfactoriamente el examen que corresponda a la licencia de conducir de que se trate.

El Ejecutivo formuló la indicación Nº 5, para reemplazar este inciso, por el siguiente:

“A los residentes en Chile que estén en posesión de licencias extranjeras, se les podrá otorgar la que soliciten, siempre que acrediten, en su caso, la antigüedad requerida en la Clase correspondiente y cumplan con los demás requisitos aplicables a la licencia de conducir de que se trate”.

En discusión esta indicación, se señaló que ella cambia la calidad de “personas radicadas en Chile”, por “residentes” y se exige el cumplimiento de los demás requisitos aplicables a la licencia de conducir de que se trate. Se propone cambiar esta exigencia con la finalidad de flexibilizar las normas, porque las exigencias son menores para tener la calidad de “residente”. La persona “radicada” tiene que vivir de 4 a 5 años en Chile, en cambio, los residentes pueden ser de paso o definitivos. Esta norma rebaja la exigencia.

Se da el caso de que ciudadanos provenientes de otros países se encuentran trabajando en Chile en el transporte público o en el transporte de carga, con la documentación de sus países, que no siempre cumple con la normativa exigida en nuestro país.

Al respecto, se hizo presente que existe reciprocidad entre países que han celebrado convenios de transporte que establecen el tipo de vehículo, el tipo de conductores y los requisitos que deben reunir. Es decir, no existiría ninguna limitante.

Se aclaró que existen dos situaciones diversas. Una, la de personas que están sujetas a Convenio y, la otra, la de personas que vienen a trabajar a Chile, provenientes de países que no han celebrado convenios de transporte de carga y de pasajeros con nuestro país. En este caso, se podrá otorgar licencia de conducir a un extranjero, a pesar de que en otros países no se reconozca la licencia de conducir de Chile, si cumple con la normativa legal vigente y con los requisitos para obtener la Clase de licencia de conducir correspondiente.

Por otra parte, se señaló que con este inciso se reconoce la antigüedad de licencias extranjeras para los efectos de optar a una licencia profesional chilena que exija una antigüedad mínima en una categoría inferior. Sin embargo, la alusión en el texto actual a la condición “que rindan el examen que corresponda” se ha prestado para interpretar que en estos casos no sería necesario aprobar los cursos en una Escuela de Conductores Profesionales, ya que tratándose de licencias profesionales, los conocimientos teóricos y prácticos no se acreditan ante el municipio con un examen, sino que con un certificado que emite la Escuela.

Finalmente, se propuso aprobar esta norma atendido su alcance y el grado de flexibilización que implica.

- Sometida a votación esta indicación, fue aprobada por la unanimidad de los miembros presentes de la Comisión, Honorables Senadores señores Muñoz Barra, Novoa, Pizarro y Vega.

- En consecuencia, vuestra Comisión, con la misma votación anterior, acordó consultar un Nº 6, nuevo, en el artículo 1º del proyecto, que modifica en la forma indicada el artículo 14 bis.

Nº 7, nuevo

Artículo 15

Esta norma señala, al Director del Departamento de Tránsito y Transporte Público Municipal, que para calificar la idoneidad moral de los interesados en obtener licencia de conducir, deberá considerar las condenas que hayan sufrido por las causas que se indican.

El Ejecutivo formuló la indicación Nº 6, para intercalar, en el inciso primero del artículo 15, entre la palabra “sufrido” y la frase “por las siguientes causas”, la frase “en los 4 años anteriores”.

En discusión esta indicación, se recordó que el proyecto de ley, aprobado por esta Comisión, que elimina las anotaciones en el Registro Nacional de Conductores para calificar la idoneidad moral de los conductores, estableció que el juez debe considerar las sentencias condenatorias de los últimos 4 años.

Al respecto, el Honorable Senador señor Novoa propuso elevar este plazo a 5 años, porque de otro modo se puede producir una contradicción, ya que la persona podría estar cumpliendo la pena y éste es uno de los antecedentes a considerar.

Finalmente, el señor Subsecretario explicó que se estableció este plazo de 4 años para que no sea indefinido y esté asociado al tipo de penas.

- En votación esta indicación, fue aprobada con la modificación de reemplazar el plazo de 4 años a 5 años, por la unanimidad de los miembros presentes de la Comisión, Honorables Senadores señores Muñoz Barra, Novoa y Pizarro.

- En consecuencia, vuestra Comisión, con la misma votación anterior, acordó consultar un Nº 7, nuevo, en el artículo 1º del proyecto, que modifica en la forma indicada el artículo 15.

Nº 8, nuevo

Artículo 18

Este artículo 18 establece que la licencia de conductor será de duración indefinida y mantendrá su vigencia mientras su titular reúna los requisitos o exigencias que señale la ley.

Sin embargo, el titular de una licencia deberá someterse cada seis años a un examen para determinar la idoneidad moral, física y psíquica, en la forma establecida en los artículos 13, número 1; 14 y 21.

El Ejecutivo formuló la indicación Nº 7, para reemplazar el inciso segundo del artículo 18, por el siguiente:

“Artículo 18.- La licencia de conductor será de duración indefinida y mantendrá su vigencia mientras su titular reúna los requisitos o exigencias que señale la ley.

El titular de una licencia no profesional Clase B o C o de una licencia especial deberá acreditar cada 6 años que cumple con los requisitos de idoneidad moral, física y síquica, en la forma establecida en los artículos 14 y 21.

El titular de una licencia profesional deberá acreditar, cada 4 años, que cumple con los requisitos exigidos en los números 1 y 4 del inciso primero del artículo 13.

El titular de una licencia Clase A-1 o A-2 obtenida antes del 8 de marzo de 1997 deberá acreditar, cada 2 años, que cumple con los requisitos exigidos en los números 1, 2 y 4 del inciso primero del artículo 13, con excepción de los conocimientos prácticos.”.

En discusión esta indicación, el Honorable Senador señor Novoa propuso establecer un plazo único, de 4 años, para acreditar el cumplimiento de los requisitos para cada clase de licencia. A juicio del señor Senador no tiene lógica exigir el cumplimiento de los requisitos cada 2 años, para la licencia Clase A-1 o A-2, obtenida antes del 8 de marzo de 1997.

El Secretario Ejecutivo de CONASET, señor Freddy Ponce, informó que a esta categoría de licencias postulan personas mayores; sin embargo, se ha comprobado que el mayor número de accidentes se producen precisamente en conductores cuyas edades fluctúan entre 18 y 25 años.

Sobre este punto, el Honorable Senador señor Novoa precisó que se trata de un examen que acredite las condiciones de las personas, las que no cambian entre los 18 y 25 años; no se trata de un examen de prudencia.

Al respecto, el Subsecretario de Transportes, señor Guillermo Díaz, agregó que se trata de condiciones de salud, riesgos de salud que se desarrollan con la edad como vista, capacidad de reacción, reflejos. Si una persona obtiene licencia de conducir a los 70 años, no se le otorga indefinidamente; queda entregado a la discrecionalidad del Director de Tránsito con el informe médico del Gabinete Sicotécnico.

Finalmente, la voluntad de la Comisión se manifestó en el sentido de que exista igualdad entre los conductores, por lo que se propone acreditar el cumplimiento de los requisitos cada 4 años, para las distintas Clases de Licencias Profesionales.

- En votación esta indicación, fue aprobada con modificaciones, por la unanimidad de los miembros presentes de la Comisión, Honorables Senadores señores Muñoz Barra, Novoa y Pizarro.

- En consecuencia, vuestra Comisión, con la misma votación anterior acordó consultar un Nº 8, nuevo, en el artículo 1º del proyecto, que sustituye el artículo 18.

Nº 9, nuevo

Artículo 19

El inciso primero del artículo 19 establece que todo conductor que posea licencia profesional deberá acreditar, cada cuatro años, que cumple con los requisitos exigidos en los números 1 y 4 del inciso primero del artículo 13.

El inciso segundo de esta disposición señala que, en todo caso, el juez de policía local, en los asuntos de que conozca, podrá ordenar que se efectúe un nuevo control de licencia, antes del plazo establecido en el inciso anterior.

El Ejecutivo formuló la indicación Nº 8, para derogar el inciso primero, con el objetivo de concordar lo anteriormente aprobado por la Comisión, ya que esta disposición se trasladó al artículo anterior.

- En votación esta indicación, fue aprobada por la unanimidad de los miembros presentes de la Comisión, Honorables Senadores señores Muñoz Barra, Novoa y Pizarro.

Enseguida, la Comisión debatió una indicación del Ejecutivo para eliminar, en el inciso segundo de este artículo, la frase “En todo caso”, iniciándose el inciso con las palabras “El juez de policía…”; y reemplazándose la palabra “inciso”, por “artículo”.

- En votación esta indicación, fue aprobada por la unanimidad de los miembros presentes de la Comisión, Honorables Senadores señores Muñoz Barra, Novoa y Pizarro, sin enmiendas, en atención a que son modificaciones de referencias y redacción.

- En consecuencia, vuestra Comisión, con la misma votación anterior, acordó contemplar un Nº 9, nuevo, en el artículo 1º del proyecto que modifica, en la forma indicada, el artículo 19.

Nº 10, nuevo

Artículo 21

El artículo 21 establece que no se otorgará licencia de conductor a quien carezca de aptitudes físicas o psíquicas para conducir un vehículo motorizado o hagan peligrosa su conducción.

El reglamento determinará las enfermedades, las secuelas de éstas y otras alteraciones psíquicas o físicas que motiven la carencia de aptitud para conducir.

Un examen médico del conductor determinará su aptitud física y psíquica y las incapacidades, debiendo fundamentarse por el médico examinador en la ficha respectiva.

Si el peticionario fuera reprobado en el examen médico, podrá pedir, al Servicio Médico Legal, o a otro establecimiento especializado que dicho servicio designe, que se le efectúe un nuevo examen. Si este examen fuera favorable al solicitante, prevalecerá sobre el anterior.

El solicitante deberá acompañar copia autorizada del informe que se impugna y otro informe emitido por un médico cirujano habilitado para el ejercicio de la profesión en el cual aparezca que no existe la inhabilidad cuestionada. El nuevo examen podrá abarcar aspectos no comprendidos en la reclamación y su resultado se comunicará al Departamento de Tránsito y Transporte Público Municipal de la Municipalidad respectiva, que lo agregará a los antecedentes.

No obstante, en casos calificados y siempre que la deficiencia no sea grave, o atendidos la edad y el estado general del peticionario, podrá otorgarse la licencia por un plazo inferior a los señalados en los artículos 18 y 19, según corresponda.

El Ejecutivo formuló la indicación Nº 9, para reemplazar en el inciso final del artículo 21, la frase “los artículos 18 y 19” por “el artículo 18, incisos segundo, tercero y cuarto”.

En discusión estas enmiendas, se acotó que ellas son meramente concordancias de referencias, quedando redactado este numeral en los siguientes términos:

“10) En el artículo 21, reemplázase en el inciso final la referencia “artículos 18 y 19,” por “incisos segundo, tercero y cuarto del artículo 18,”.

- En votación esta indicación, fue aprobada por la unanimidad de los miembros presentes de la Comisión, Honorables Senadores señores Muñoz Barra, Novoa y Pizarro, con las enmiendas formales señaladas.

- En consecuencia, vuestra Comisión, con la misma votación anterior acordó contemplar un Nº 10, nuevo, en el artículo 1º del proyecto, que modifica en la forma indicada el artículo 21.

Nº 11, nuevo

Artículo 26

El artículo 26 señala que la licencia de conducir tendrá las menciones que determine el reglamento.

El Ejecutivo formuló la indicación Nº 10, para sustituir, en este artículo, la palabra “conducir”, por “conductor”.

- En votación esta indicación, fue aprobada por la unanimidad de los miembros presentes de la Comisión, Honorables Senadores señores Muñoz Barra, Novoa y Pizarro, en los mismos términos que venía formulada, sin debate.

- En consecuencia, vuestra Comisión, con la misma votación anterior acordó contemplar un Nº 11, nuevo, en el artículo 1º del proyecto, que modifica en la forma indicada el artículo 21.

- - - - - -

Nº 3

Artículo 34

Pasó a ser Nº 12.

El número 3, modifica el artículo 34, que regula la inscripción de vehículos en el Registro de Vehículos Motorizados señalando que en él se anotarán, además de las inscripciones que señala, la cancelación de la inscripción a solicitud del propietario.

El artículo 34 señala que el Servicio de Registro Civil e Identificación llevará un Registro de Vehículos Motorizados en la base central de datos de su sistema mecanizado, en la cual se inscribirán los vehículos y la individualización de sus propietarios y se anotarán las patentes únicas que otorgue.

Su inciso cuarto establece que en él se anotarán también todas las alteraciones en los vehículos que los hagan cambiar su naturaleza, sus características esenciales, o que los identifiquen, como asimismo su abandono, destrucción o su desarmaduría total o parcial. Para estos efectos, su propietario estará obligado a dar cuenta al Registro del hecho de que se trate. En su caso, deberá cancelarse la inscripción y retirarse la patente del vehículo.

La Honorable Cámara de Diputados propone intercalar, en el inciso cuarto de este artículo, entre la palabra “parcial” y el punto (.) que la sigue, la siguiente frase: “o la cancelación de la inscripción a solicitud del propietario”.

El Ejecutivo formuló la indicación Nº 11, en igual sentido, que retiró.

En discusión esta enmienda, el Subsecretario de Transportes, señor Guillermo Díaz, informó que en la Honorable Cámara de Diputados se está tramitando una moción parlamentaria que regula la obligación de informar al Registro de Vehículos Motorizados acerca de las alteraciones o destrucción parcial o total de los vehículos.

Informó que dicha moción contiene la idea de responsabilizar, a la Compañía de Seguros o al dueño del vehículo que no informó el siniestro, de los daños y perjuicios que se puedan producir a terceros.

El Presidente de la Comisión, Honorable Senador señor Pizarro, propuso aprobar el trámite de cancelación de la inscripción a nombre del propietario, trámite no establecido y que es necesario autorizar.

El Honorable Senador señor Novoa agregó que es necesario analizar la moción de la Honorable Cámara de Diputados para determinar si considera una sanción para el propietario de un vehículo que no dé cuenta de la destrucción total del mismo, o establecer una obligación para la Compañía de Seguros. Es necesario adoptar medidas porque se sabe que hay personas que compran vehículos destruidos y clonan las placas patentes.

Finalmente, se señaló que esta enmienda es conveniente ya que agiliza los trámites de eliminación de vehículos del Registro correspondiente, al haber sido destruidos o desarmados.

- En votación este numeral, vuestra Comisión acordó aprobarlo en los mismos términos que venía formulado, por la unanimidad de sus miembros presentes, Honorables Senadores señores Muñoz Barra, Novoa y Pizarro.

Nº 4

Artículo 35

Pasó a ser Nº 13.

El número 4, modifica el artículo 35, en el sentido de que también se anoten en el Registro de Vehículos Motorizados los arrendamientos con opción de compra.

El artículo 35 establece que se inscribirán, además, en el Registro de Vehículos Motorizados, las variaciones de dominio de los vehículos inscritos.

Su inciso segundo señala que podrá requerirse también que en dicho Registro se anoten los gravámenes, prohibiciones, embargos y medidas precautorias que les afecten, inscripción que no es requisito para su constitución. En tanto no se efectúe esta anotación, no serán oponibles frente a terceros.

Si el acto que sirvió de título a la transferencia de un vehículo fuera consensual, se acreditará mediante declaración escrita conjunta que suscribirán ante el Oficial de Registro Civil e Identificación el adquirente y la persona a cuyo nombre figure inscrito el vehículo, o mediante instrumento público o instrumento privado autorizado ante Notario.

El Ejecutivo formuló la indicación Nº 12, para reemplazar su inciso segundo, por el siguiente:

“Podrá requerirse también que en dicho Registro se anoten los gravámenes, prohibiciones, embargos, medidas precautorias, arrendamientos con opción de compra y cualquier otro título que otorgue la tenencia material del vehículo, inscripción que no es requisito para su constitución. En tanto no se efectúe esta anotación, dichos actos no serán oponibles frente a terceros.".

En discusión estas enmiendas, el Honorable Senador señor Novoa indicó que este requisito no es necesario para la constitución del acto, sino que para la validez del mismo.

La Comisión consideró, para la aprobación de esta indicación, que su texto es más amplio que el aprobado por la Honorable Cámara de Diputados.

En consecuencia, aprobó la indicación sustituyendo las palabras “ su constitución”, por “la validez del acto”.

- En votación esta indicación, fue aprobada con la enmienda señalada, por la unanimidad de los miembros presentes de la Comisión, Honorables Senadores señores Muñoz Barra, Novoa y Pizarro.

- En votación este numeral, fue aprobado, con la enmienda señalada, con la misma votación anterior.

- - - - - - - - - - -

Enseguida, vuestra Comisión se pronunció sobre diversas Indicaciones del Ejecutivo, que modifican los artículos 36, 55 y 58, que esta Comisión consultó como números 14 (artículo 36), 15 (artículo 55) y 16 (artículo 58), a continuación del Nº 4 (artículo 35), que pasó a ser Nº 13.

Nº 14, nuevo

Artículo 36

El artículo 36 señala que las inscripciones y anotaciones se realizarán por estricto orden de presentación de la solicitud respectiva.

De igual manera se anotarán dichas solicitudes en el Repertorio, anotación que valdrá como fecha de inscripción.

El Repertorio será cerrado diariamente por el Oficial de Registro Civil e Identificación, dejando expresa constancia del número de anotaciones efectuadas.

El adquirente de un vehículo deberá solicitar su inscripción dentro de los treinta días siguientes a la fecha de su adquisición.

En los casos en que el título traslaticio de dominio sea autorizado por Notario u otro Ministro de fe, éste deberá requerir la inscripción a costa del adquirente, en el plazo señalado en el inciso anterior.

La inscripción de dominio de los vehículos deberá indicar el domicilio del propietario.

El propietario de un vehículo deberá mantener actualizado su domicilio y el de su representante legal, en su caso, en el Registro de Vehículos Motorizados.

El Ejecutivo formuló la indicación Nº 13, para agregar el siguiente inciso final nuevo:

"Para efectos de lo establecido en este artículo, las sociedades y demás personas jurídicas, deberán individualizar en la inscripción a su representante, el que se entenderá válidamente habilitado para ser notificado en su nombre, quien mantendrá tal calidad para todos los efectos legales, mientras la inscripción no sea modificada.".

- En votación esta indicación, fue aprobada sin modificaciones, por la unanimidad de los miembros presentes de la Comisión, Honorables Senadores señores Muñoz Barra, Novoa y Pizarro, sin debate.

- En consecuencia, vuestra Comisión, con la misma votación anterior, acordó contemplar un Nº 14, nuevo, en el artículo 1º del proyecto, que modifica en la forma indicada el artículo 36.

Artículo 45

El artículo 45 establece que los vehículos motorizados no podrán transitar sin la placa única, el permiso de circulación otorgado por las Municipalidades y el certificado de un seguro obligatorio de accidentes causados por vehículos motorizados.

Los remolques y semirremolques que deban inscribirse en el Registro Especial de Remolques y Semirremolques, deberán tener placa patente única, requisito sin el cual no estarán autorizados a transitar.

La placa patente única deberá obtenerse en la oficina del Servicio de Registro Civil e Identificación en que se solicite la inscripción.

El certificado del seguro obligatorio de accidentes causados por vehículos motorizados deberá portarse siempre en el vehículo y encontrarse vigente.

El Ejecutivo formuló la indicación Nº 14, a este artículo, para agregarle el siguiente inciso segundo, nuevo:

"Los remolques y semirremolques deberán exhibir en su parte posterior su placa patente única y las letras y dígitos que correspondan a los del vehículo tractor, en la forma que determine el reglamento.".

En discusión esta indicación, el Honorable Senador señor Novoa expresó que la aprobación de esta indicación importa un problema práctico, toda vez que será necesario cambiar, en cada oportunidad, su placa patente única.

El Subsecretario de Transportes, señor Guillermo Díaz, informó que cuando se redactó esta indicación le preocupaba al Ejecutivo la situación que se produce con los arriendos de remolques y semirremolques, por lo que resulta importante determinar el responsable del traslado más que el propietario del mismo.

En relación con este tema, el Presidente de la Comisión, Honorable Senador señor Pizarro, hizo presente que esa norma importa una traba a la eficiencia del servicio de transporte; basta con exhibir la placa patente única, el remolque se identifica y está inscrito en el Registro Especial de Remolques y Semirremolques del Servicio de Registro Civil e Identificación y será el responsable.

Por su parte, el Subsecretario de Transportes agregó que la aprobación de esta indicación facilita la aplicación de normas futuras como las relacionadas con los telepeajes en que se podrán efectuar los cobros si se tiene la identificación del vehículo que circuló.

En relación a este tema, el Honorable Senador señor Novoa expresó que la fotografía identificará al remolque y además estas situaciones se solucionaron cuando se estableció la inscripción obligatoria de los remolques y semirremolques. Por otra parte, también soluciona este problema la aprobación de la obligación de inscribir los actos y contratos porque, de otro modo, no son oponibles a terceros, siendo responsable el propietario.

Por su parte, el Honorable Senador señor Muñoz Barra fue partidario de rechazar la indicación en análisis en consideración a que introducirá complicaciones en este ámbito.

El Asesor del Subsecretario de Transportes, señor Lautaro Pérez, explicó que el dueño del tractocamión no necesariamente es el mismo dueño del remolque o semirremolque. De manera que si el remolque se suelta y ocurre un accidente, no se sabe quién es el responsable civil; si es el dueño del tractocamión o el dueño del remolque. Es por esta razón que esta norma tiene por finalidad pesquisar al dueño del tractocamión.

El Honorable Senador señor Novoa señaló que la responsabilidad civil la determinará el juez y es difícil tratar de solucionar casos puntuales en la ley.

A su vez, el Presidente de la Comisión, Honorable Senador, señor Pizarro, reiteró que la responsabilidad corresponde a quien conduce el vehículo y lleva la implementación del mismo, sin perjuicio de los seguros que se establecen para que estos vehículos circulen.

- En votación esta indicación, fue rechazada, por la unanimidad de los miembros presentes de la Comisión, Honorables Senadores señores Pizarro, Muñoz Barra y Novoa.

Nº 15, nuevo

Artículo 55

El artículo 55 indica que los vehículos deberán estar provistos de los sistemas y accesorios que la ley establece, en perfecto estado de funcionamiento, de manera que permitan al conductor maniobrar con seguridad.

El Ejecutivo formuló la indicación Nº 15, para agregar al artículo 55, el siguiente inciso segundo, nuevo:

"El remolque de vehículos motorizados deberá efectuarse en las condiciones que determine el reglamento.".

- En votación esta indicación, fue aprobada sin modificaciones, por la unanimidad de los miembros presentes de la Comisión, Honorables Senadores señores Muñoz Barra, Novoa y Pizarro, sin debate.

- En consecuencia, vuestra Comisión, con la misma votación anterior, acordó contemplar un Nº 15, nuevo, en el artículo 1º del proyecto, que modifica en la forma indicada el artículo 55.

Nº 16, nuevo

Artículo 58

El artículo 58 señala que el transporte de carga deberá efectuarse en las condiciones de seguridad que determinen los reglamentos y en vehículos que reúnan los requisitos que aquéllos contemplen.

El Ejecutivo formuló la indicación Nº 16, a este artículo, para agregar, el siguiente inciso segundo, nuevo:

"Todo vehículo que transporte carga de terceros debe justificarla con la carta de porte a que se refiere el artículo 174 del Código de Comercio. La infracción a lo dispuesto en este inciso, será sancionada con multa de 3 a 10 unidades tributarias mensuales, quedando obligados solidariamente a su pago el conductor infractor, el porteador y el cargador.".

El Presidente de la Comisión, Honorable Senador señor Pizarro, explicó que esta norma se relaciona con la autorización para que Carabineros de Chile pueda fiscalizar.

El Honorable Senador señor Novoa expresó sus dudas respecto de la conveniencia de que la contravención a esta norma pueda importar una infracción de tránsito.

El Asesor del Subsecretario de Transportes, señor Lautaro Pérez, explicó que esta norma que exige la carta de porte obedece a una modificación del Código de Comercio y, por una razón de técnica legislativa, no se podía considerar en dicho Código una sanción al incumplimiento de esta disposición la que, en su oportunidad, fue acordada con los representantes de los transportistas.

El Presidente de la Comisión, Honorable Senador señor Pizarro, propuso la aprobación de esta indicación que dice relación con una mayor fiscalización, control y profesionalización del servicio de transporte de carga; por ello se estableció qué volúmenes corresponden a transporte de carga.

El Honorable Senador señor Novoa solicitó dejar constancia de que cuando se refiere a transporte de carga, se trata de transporte en vehículos de más de 3.600 kilogramos.

- En votación esta indicación, fue aprobada sin modificaciones, con los votos de los Honorables Senadores señores Muñoz Barra y Pizarro, y con el voto en contra del Honorable Senador señor Novoa.

- En consecuencia, vuestra Comisión, con la misma votación anterior, acordó contemplar un Nº 16, nuevo, en el artículo 1º del proyecto, que modifica en la forma señalada el artículo 58.

- - - - - - - -

Nº 5

Artículo 62

Pasó a ser Nº 17.

El número 5, incorpora al artículo 62, que trata de las medidas de seguridad en los remolques y semirremolques, que a éstos les serán aplicables las normas relativas al dominio, al registro, a la patente única y al certificado de inscripción de vehículos motorizados de esta ley, así como las referentes a revisión técnica y a seguridad, en lo que fueran pertinentes, según su capacidad de carga y su especialidad.

El artículo 62 establece que los remolques y semirremolques estarán unidos al vehículo tractor con los elementos de seguridad que determine el reglamento.

El Ejecutivo formuló la indicación Nº 17, para agregar a este artículo, el siguiente inciso segundo, nuevo:

"A estos vehículos les serán aplicables las normas referentes a revisión técnica y a seguridad, en lo que fueran pertinentes, según su capacidad de carga y especialidad.".

En discusión estas proposiciones, el Honorable Senador señor Novoa dejó constancia de que esta norma debe complementarse con las disposiciones de la ley Nº 19.872, que entrará en vigencia, con fecha 20 de diciembre de 2003.

Sin perjuicio de lo anterior, la Comisión se inclinó por el texto propuesto en la indicación del Ejecutivo por ser más completo.

- En votación esta indicación, fue aprobada sin modificaciones, con los votos de los Honorables Senadores señores Muñoz Barra, Novoa y Pizarro.

El texto aprobado por la Honorable Cámara de Diputados fue sustituido, por la indicación, con la misma votación anterior.

- En votación este numeral, fue aprobado, con la enmienda señalada, por la unanimidad de los miembros presentes de la Comisión, Honorables Senadores señores Muñoz Barra, Novoa y Pizarro.

- - - - - - - - - -

Enseguida, vuestra Comisión se pronunció sobre una indicación del Ejecutivo, que esta Comisión consultó como Nº 18 (artículo 64), nuevo, a continuación del Nº 5 (artículo 62), que pasó a ser Nº 17.

Nº 18, nuevo

Artículo 64

El artículo 64 señala que los vehículos motorizados deben tener, a lo menos, dos sistemas de frenos de acción independiente uno del otro, y por lo menos uno de éstos deberá accionar sobre todas las ruedas del vehículo, salvo aquellos tipos de vehículos que determine el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones.

El Ejecutivo formuló la indicación Nº 18, para reemplazar el artículo 64, por el siguiente:

"Los vehículos deberán contar con el o los sistemas de freno, luces y elementos retroreflectantes que determine el reglamento.".

El Secretario Ejecutivo de CONASET, señor Freddy Ponce, explicó que esta indicación tiene por finalidad considerar estas normas dentro de la Ley de Tránsito y las demás disposiciones que vienen a continuación se propone regularlas dentro del Reglamento y no en esta ley.

- En votación esta indicación, fue aprobada sin modificaciones, por la unanimidad de los miembros presentes de la Comisión, Honorables Senadores señores Muñoz Barra, Novoa y Pizarro.

- En consecuencia, vuestra Comisión, con la misma votación anterior, acordó contemplar un Nº 18, nuevo, en el artículo 1º del proyecto, que modifica en la forma indicada el artículo 64.

- - - - - - - - -

Nº 6

Artículos 64, 65, 66, 67, 68, 69, 70, 75 y 76

Pasó a ser Nº 19.

La Honorable Cámara de Diputados propuso la derogación de estos artículos.

El Ejecutivo, a su vez, formuló la indicación Nº 19, para derogar los artículos 65, 66, 67, 68, 69, 70, 74,75,76 y 77, de la Ley de Tránsito.

Todos estos artículos contienen normas técnicas sobre los vehículos. La Comisión consideró que la misma ley entrega atribuciones reglamentarias para dictar dichas normas, las que es necesario modificar de tiempo en tiempo, dado el avance de la tecnología automotriz. Por ende, es conveniente que tales disposiciones se dicten y modernicen sobre la base de la potestad reglamentaria, como de hecho ocurre en otros mercados, como el de los productos alimentarios, eléctricos, etcétera.

Con tal objetivo, se propone derogar todos los artículos referentes a especificaciones técnicas, tales como sistema de frenos de remolques (artículo 65), sistema de frenos de motocicletas, bicimotos y motonetas (artículo 66), freno de vehículos a tracción animal (artículo 67), focos y luces (artículo 68), color de las luces (artículo 69), color de las luces vehículos de carga (artículo 70), señalizadores de viraje (artículos 74 y 75), y aparato sonoro (artículos 76 y 77).

Respecto del artículo 64, téngase presente, que se sustituyó por el señalado en el número 18, anterior.

En discusión estas proposiciones, vuestra Comisión acordó aprobar la indicación del Ejecutivo, sustituyendo el número 6, por el siguiente:

“19) Deróganse los artículos 65, 66, 67, 68, 69, 70, 74, 75, 76 y 77.”.

Como se comentó anteriormente, la derogación de estas normas tiene por finalidad eliminar de esta ley todas aquellas materias de índole reglamentario.

- En votación esta indicación, fue aprobada en los términos señalados, por la unanimidad de los miembros presentes de la Comisión, Honorables Senadores señores Muñoz Barra, Novoa y Pizarro.

- En votación este numeral, fue aprobado, con las enmiendas señaladas, con la misma votación anterior.

Nº 7

Artículo 71

Pasó a ser Nº 20.

El número 7, reemplaza el inciso segundo del artículo 71, que prohíbe el uso de cualquier foco o luz que induzca a error. Dispone que sólo los vehículos de emergencia y los demás que determine el Reglamento podrán estar provistos de dispositivos luminosos fijos o giratorios, y su uso se sujetará a lo que el reglamento respectivo determine.

El Ejecutivo formuló la indicación Nº 20, similar, por lo que la retiró.

- En votación este numeral, fue aprobado en los mismos términos que venía formulado, por la unanimidad de sus miembros presentes, Honorables Senadores señores Novoa, Pizarro y Vega.

- - - - - - - - -

Enseguida, vuestra Comisión, se pronunció sobre diversas Indicaciones del Ejecutivo, que consultó como números 21 (artículo 72) y 22 (artículo 78), nuevos, a continuación del Nº 7 (artículo 71), que pasó a ser Nº 20.

Nº 21, nuevo

Artículo 72

El artículo 72 señala que desde media hora después de la puesta de sol hasta media hora antes de su salida y cada vez que las condiciones del tiempo lo requieran, los vehículos deberán llevar encendidas las luces reglamentarias.

El Ejecutivo formuló la indicación Nº 21, para reemplazarlo, por el siguiente:

"Desde media hora después de la puesta de sol hasta media hora antes de su salida y cada vez que las condiciones del tiempo lo requieran o el reglamento lo determine, los vehículos deberán llevar encendidas las luces que éste establezca.

Sin embargo, las motocicletas, bicimotos, motonetas y similares, deberán circular permanentemente con sus luces fijas encendidas.".

El Secretario Ejecutivo de CONASET, señor Freddy Ponce, informó que existen experiencias internacionales que aconsejan en carreteras o en vías en que se permite circular a 120 kilómetros por hora, que los camiones y buses circulen todo el día con las luces encendidas, siendo ésta una materia cuya regulación corresponde principalmente al reglamento.

El Honorable Senador señor Novoa precisó que no hay objeción a que los vehículos circulen siempre con las luces prendidas.

- En votación esta indicación, fue aprobada sin modificaciones, por la unanimidad de los miembros presentes de la Comisión, Honorables Senadores señores Novoa, Pizarro y Vega.

- En consecuencia, vuestra Comisión, con la misma votación anterior, acordó contemplar un Nº 21, nuevo, en el artículo 1º de este proyecto de ley, que modifica en la forma indicada el artículo 72.

Nº 22, nuevo

Artículo 78

El artículo 78 prohíbe en las zonas urbanas el uso de cualquier aparato sonoro de que estén provistos los vehículos.

En las vías rurales, podrá hacerse uso de ellos sólo en caso necesario.

Exceptúanse de esta prohibición los vehículos de emergencia indicados en el artículo anterior, en servicio de carácter urgente. Con todo, los demás vehículos podrán hacer uso de sus elementos sonoros, por excepción, para prevenir un accidente y sólo en el caso de que su uso fuera estrictamente necesario.

No podrá hacerse uso del aparato sonoro de un vehículo en el interior, al entrar o salir de un túnel.

El Ejecutivo formuló la indicación Nº 22, para eliminar en su inciso tercero, la frase “indicados en el artículo anterior” y la coma (,) que le sigue.

- En votación esta indicación, fue aprobada sin modificaciones por la unanimidad de los miembros presentes de la Comisión, Honorables Senadores señores Muñoz Barra, Novoa, Romero y Vega.

- En consecuencia, vuestra Comisión, con la misma votación anterior, acordó contemplar un Nº 22, nuevo, en el artículo 1º del proyecto, que modifica el artículo 78 en la forma señalada.

- - - - - - -

Nº 8

Artículo 79

Pasó a ser Nº 23.

El número 8, reemplaza el artículo 79 que señalaba los elementos con que debían estar provistos los vehículos motorizados, por otro que regula el uso del cinturón de seguridad y prohíbe el traslado de menores de 6 años en el asiento delantero.

El artículo 79 señala, a través de 10 numerales, los elementos con que deben estar provistos los vehículos motorizados según tipo y clase, entre otros, vidrios de seguridad, limpiaparabrisas, espejo interior regulable, velocímetro, parachoques, extintor de incendio, dispositivos reflectantes, rueda de repuesto, botiquín y cinturones de seguridad.

El Ejecutivo, formuló la indicación Nº 23, para introducir diversas modificaciones a los números 7 y 10 del artículo 79 de la Ley de Tránsito; el número 7, relativo a dispositivos para casos de emergencia los que deberán cumplir con los requisitos que el reglamento determine y el número 10, relativo a los cinturones de seguridad. Además, agrega, a continuación, de este último numeral, los siguientes incisos:

“El uso de cinturón de seguridad será obligatorio para los ocupantes de los asientos delanteros. Igual obligación regirá para los ocupantes de asientos traseros de vehículos livianos, definidos por el decreto supremo Nº 211, del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones, de 1991, cuyo año de fabricación sea 2002 o posterior.

Los vehículos de transporte escolar deberán estar equipados con cinturón de seguridad para todos sus pasajeros y su uso será obligatorio, de acuerdo con las exigencias y el calendario que fijará el reglamento.

Se prohíbe el traslado de menores de 8 años en los asientos delanteros en automóviles, camionetas, camiones y similares.".

En discusión estas proposiciones, el Secretario Ejecutivo de CONASET, señor Freddy Ponce, explicó que se deben tener presentes tres consideraciones:

1.- Es necesario mantener el artículo 79 de la Ley de Tránsito, modificando los numerales 7 y 10, porque debe regularse esta materia por ley.

2.- En términos de la exigencia del cinturón de seguridad, la diferencia con la proposición de la Honorable Cámara de Diputados radica, básicamente, en el hecho de que hace obligatorio el uso del cinturón de seguridad para todos los ocupantes de asientos delanteros y en todos los otros asientos en que esté instalado, lo que considera genérico, porque eventualmente un conductor podría desinstalar el cinturón y, por lo tanto, no cumplir con la norma.

Con la indicación presentada se logra una mayor precisión en términos de que para los vehículos livianos, a partir del año 2002, de acuerdo a la información que emana del Centro de Certificación Vehicular, todos vienen con cinturón de seguridad. En consecuencia, hacerlo exigible a contar del año 2002 no implica la instalación de elementos adicionales.

3.- En el caso del transporte escolar, la Honorable Cámara de Diputados hace obligatorio el uso del cinturón para cada pasajero; sin embargo, la indicación del Ejecutivo mantiene esa exigencia pero la establece de acuerdo a un calendario, por una razón de costos, para programar cuándo entra en vigencia la exigencia del cinturón de seguridad y con cuáles características. Ello porque los niños alcanzan el peso de 36 kilos, a los ocho años, lo que hace la diferencia entre el uso de cinturones, de arneses o sillas. El peso indicado es el límite de acuerdo a los estudios internacionales que existen. Luego para no poner ese detalle en materia de ley se establece que las exigencias y el calendario se fijan por reglamento.

El Honorable Senador señor Novoa fue partidario de la exigencia del cinturón de seguridad para los ocupantes de los asientos delanteros y en los vehículos de transporte escolar; sin embargo, respecto del último inciso, que prohíbe el traslado de menores de 8 años en los asientos delanteros, manifestó que esta norma presenta un problema práctico porque hay muchas personas que necesitan desplazarse en camionetas, con niños y viven en sectores rurales, siendo más realista la norma propuesta por la Honorable Cámara de Diputados; de otro modo se cursarán muchas infracciones.

El Honorable Senador señor Romero hizo presente que existen estudios que demuestran que el mayor número de accidentes de menores se debe al hecho de que no están sujetos como corresponde.

El Honorable Senador señor Vega señaló que el aumento del parque vehicular ha sido muy grande y en el campo, especialmente en caminos de tierra, los accidentes son muy comunes y aún en camionetas de cabinas simples, los menores deberían viajar en una silla especial, haciendo su uso obligatorio, como sucede en Estados Unidos y se reduciría de manera considerable la tasa de accidentes.

En relación con los vehículos de transporte escolar, el señor Senador manifestó que el uso del cinturón de seguridad debe ser obligatorio siempre.

A su vez, el Honorable Senador señor Novoa precisó que en el caso de los vehículos de transporte escolar siempre deberán usar el cinturón de seguridad, no hay excepciones. Sin embargo, consideró razonable que se establezca la obligatoriedad, mediante un calendario de aplicación que se indicará en un reglamento, porque es necesario considerar que hay alrededor de 40.000 vehículos de transporte escolar que carecen de este equipamiento y se trata de pequeños empresarios, por lo que resulta lógico otorgarles un plazo para el cumplimiento de esta exigencia que significa adquirir alrededor de 15 cinturones por vehículo, con un valor que oscila entre $ 7.000 y $ 30.000, dependiendo de la calidad.

El señor Senador solicitó dejar constancia de que el uso del cinturón de seguridad es siempre obligatorio y las exigencias relativas al tipo de cinturón se determinarán mediante un calendario.

Luego, el señor Senador coincidió con lo expresado por el Honorable Senador señor Romero en relación a los problemas que sufren los menores de edad en los accidentes y la norma aprobada por la Honorable Cámara de Diputados que excluía de la prohibición de llevar en el asiento delantero a menores, en una camioneta, exigía arneses, cojines o sillas en el asiento trasero, exigencia que no contempla la indicación del Ejecutivo, por lo que en su opinión resultaría preferible mantener los dos incisos propuestos por la Honorable Cámara.

Así, el señor Senador propuso reemplazar el último inciso de la indicación del Ejecutivo, relativa a los menores de 8 años, por los dos últimos incisos propuestos por la Honorable Cámara.

Respecto de la proposición anterior, el Secretario Ejecutivo de CONASET, señor Freddy Ponce, hizo las siguientes precisiones:

1.- El texto aprobado por la Honorable Cámara de Diputados se refiere a los menores de 6 años; en cambio, la indicación del Ejecutivo modifica esa edad, elevándola a 8 años porque el peso de 36 kilos, de acuerdo a informaciones proporcionadas por el Ministerio de Salud se alcanza a esa edad.

2.- Por razones de técnica legislativa se considera preferible eliminar la alusión a que recaerá en el conductor la responsabilidad del cumplimiento de esta norma, puesto que en la Ley de Tránsito siempre la responsabilidad recae en el conductor, y

3.- Respecto de la exigencia de sillas, arneses y cojines obligatorios, la indicación del Ejecutivo propone su eliminación por una razón de costos.

La CONASET realizó estudios de mercado y constató que las sillas no cuestan menos de $ 50.000.

El Honorable Senador señor Novoa propuso agregar, al inciso final propuesto por la Honorable Cámara de Diputados, la siguiente oración: “de acuerdo con las exigencias y el calendario que fijará el reglamento”, con lo cual a través del reglamento se establece la obligación.

En resumen, se modifica el artículo 79, en la forma siguiente:

a) Reemplázase el número 7, por el siguiente:

“7.- Dispositivos para casos de emergencia que cumplan con los requisitos que el reglamento determine;”.

b) En el número 10, elimínase la oración “Su uso es obligatorio para los ocupantes de ellos.”, y

c) Agréganse, a continuación del número 10, los siguientes incisos:

“El uso de cinturón de seguridad será obligatorio para los ocupantes de los asientos delanteros. Igual obligación regirá para los ocupantes de asientos traseros de vehículos livianos, definidos por el decreto supremo Nº 211, del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones, de 1991, cuyo año de fabricación sea 2002 o posterior.

Los vehículos de transporte escolar deberán estar equipados con cinturón de seguridad para todos sus pasajeros y su uso será obligatorio, de acuerdo con las exigencias y el calendario que fijará el reglamento.

Se prohíbe el traslado de menores de ocho años en los asientos delanteros en automóviles, camionetas, camiones y similares, excepto en aquellos de cabina simple.

Los conductores serán responsables del uso obligatorio de sillas para niños, arneses o cojines adaptadores para los menores de ocho años que viajen en los asientos traseros de los vehículos, de acuerdo con las exigencias y el calendario que fijará el reglamento.”.

- Sometido a votación el texto anteriormente transcrito, fue aprobado por la unanimidad de los miembros presentes de la Comisión, Honorables Senadores señores Muñoz Barra, Novoa, Romero y Vega.

- En votación este numeral, fue aprobado, con la enmienda señalada, con la misma votación anterior.

Nº 9

Artículo 80

Pasó a ser Nº 24, reemplazado por el que se indica más adelante.

El número 9 deroga el artículo 80 que dicta normas relativas al espejo retrovisor, velocímetro y elementos reflectantes en pedales de bicicleta.

El artículo 80 indica que las motocicletas, motonetas, bicimotos y otros similares, deberán estar provistos de espejo retrovisor y velocímetro.

Las bicicletas y triciclos deberán estar provistos de elementos reflectantes en sus pedales.

En el caso de que las motocicletas o las motonetas lleven sidecar o caja lateral para mercadería, éste se acoplará siempre al lado derecho del conductor.

La Honorable Cámara de Diputados propone derogar esta disposición.

- En votación esta proposición, fue aprobada por la unanimidad de los miembros presentes de la Comisión, Honorables Senadores señores Muñoz Barra, Romero y Vega.

Enseguida, vuestra Comisión debatió la indicación del Ejecutivo Nº 24, que reemplaza el artículo 80, por el siguiente:

“Artículo 80.- Se prohíbe el transporte de animales domésticos en los asientos delanteros de los vehículos. Cuando éstos sean transportados en la parte trasera de camionetas u otros vehículos abiertos, deberán ir suficientemente asegurados con arneses especiales.”.

El Secretario Ejecutivo de CONASET, señor Freddy Ponce, informó que el Ejecutivo está de acuerdo con la eliminación propuesta por la Honorable Cámara de Diputados y a través de esta indicación se pretende reemplazar el artículo por uno que se refiera al transporte de animales, precisando que en la ocurrencia de accidentes frontales los pesos de los elementos que están en los vehículos se multiplican por 10; por ello el daño que pueden causar a los pasajeros es importante.

Se deja constancia para la historia de la ley que la regulación que se refiere a bicicletas con sus reflectantes y motocicletas, será determinada por el reglamento.

- En votación esta indicación, fue aprobada sin modificaciones, por la unanimidad de los miembros presentes de la Comisión, Honorable Senadores señores Muñoz Barra, Romero y Vega.

- En consecuencia, vuestra Comisión, con la misma votación anterior, acordó sustituir el Nº 9, que pasó a ser Nº 24, que reemplaza el artículo 80 por el que se indicó anteriormente, relativo al transporte de animales domésticos.

- - - - - -

Nº 10

Artículo 81

Pasó a ser Nº 25.

El número 10 elimina en el inciso primero del artículo 81 la frase relativa a la forma en que deberá estar colocado el tubo de escape.

La Ley de Tránsito, en su artículo 81, indica que los vehículos con motores de combustión interna no podrán transitar con escape libre e irán provistos de un silenciador eficiente. El tubo de escape no deberá sobresalir de la parte trasera de la estructura del vehículo y permitirá el escape del gas sólo en forma paralela a la calzada.

El Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones podrá determinar otras reglas respecto de los vehículos de carga o de locomoción colectiva.

La Honorable Cámara de Diputados propone eliminar, en el inciso primero de este artículo, la oración final: “El tubo de escape no deberá sobresalir de la parte trasera de la estructura del vehículo y permitirá el escape del gas sólo en forma paralela a la calzada.”.

El Ejecutivo formuló una indicación Nº 25 similar que retiró.

En discusión este numeral, vuestra Comisión consideró que esta regulación es propia del reglamento, sin perjuicio de que estuvo de acuerdo en la exigencia contenida en la norma.

- En votación este numeral, que pasó a ser Nº 26, fue aprobado sin modificaciones, por la unanimidad de los miembros presentes de la Comisión, Honorable Senadores señores Muñoz Barra, Romero y Vega.

Nº 11

Artículo 82

El número 11 sustituye el inciso segundo del artículo 82 relativo a la carburación, anulando el certificado de revisión técnica y el de gases cuando un vehículo emite humo visible al ralentí o se constate que ha superado los índices respectivos. También señala que en estos casos podrá ser retirado de circulación y puesto a disposición del tribunal competente en los lugares habilitados para ello, de los cuales podrá ser retirado con autorización del juez, quien la otorgará con el objetivo de que el infractor solucione el problema de contaminación denunciado.

El texto legal, en su artículo 82, señala que los vehículos motorizados deberán estar equipados, ajustados o carburados de modo que el motor no emita materiales o gases contaminantes en un índice superior a los permitidos.

Cuando Carabineros constate técnicamente que un vehículo ha superado dichos índices, podrá retirarlo de la circulación, poniéndolo a disposición del tribunal competente en los lugares habilitados por las Municipalidades, de los cuales únicamente podrá ser retirado con autorización del juez, que la otorgará con el objetivo de que el infractor solucione el problema de contaminación denunciado. En estos casos se aplicará el artículo 161 de esta ley.

El juez podrá absolver al conductor que, denunciado por conducir un vehículo con emanación de gases, acreditara haber reparado el vehículo y subsanado la causa de la emanación a la fecha de su comparecencia al tribunal, mediante certificado expedido por un establecimiento competente.

En discusión este numeral, se señaló que este artículo es atingente a la preocupación por el tema ambiental; sin embargo, presenta algunos inconvenientes que burocratizan el tema de la constatación de un vehículo que está superando índices de contaminación.

La norma vigente se refiere a la constatación técnica, en consecuencia, hay un elemento fehaciente; además, existen muchas dudas respecto de que en el acto se pueda proceder a anular el certificado de revisión técnica y de gases, más aun si no existe un elemento de constatación y en ese sentido la norma vigente establece que Carabineros de Chile constata técnicamente este hecho y la norma propuesta no lo establece, con lo cual podría estimarse que se trata de un inspector municipal, fiscal o un Carabinero, indefinición que resulta muy delicada en consideración a que se trata de la anulación de un certificado, en un acto de constatación de humos visibles.

Finalmente se explicó que cuando se hacen controles de emisión de gases, el Ministerio de Transportes dispone de equipos de fiscalización, que alcanzan a 40 en la Región Metropolitana, para constatar técnicamente esta situación, para lo cual actúan acompañados por Carabineros. Estos equipos técnicos no están disponibles en todas las regiones del país.

- En votación el texto sustitutivo propuesto por la Honorable Cámara de Diputados, en su numeral Nº 11, fue rechazado, por la unanimidad de los miembros presentes de la Comisión, Honorables Senadores señores Muñoz Barra, Romero y Vega.

- - - - - - -

Enseguida, vuestra Comisión analizó diversas indicaciones del Ejecutivo, que modifican los artículos 84, 85, 91 y 92, que esta Comisión consultó como Nºs 26 (artículo 84), 27 (artículo 85), 28 (artículo 91) y 29 (artículo 92), nuevos, a continuación del Nº 10, que pasó a ser Nº 25.

Nº 26, nuevo

Artículo 84

El artículo 84 indica que todo conductor de motocicletas, motonetas y bicimotos y su acompañante deberán usar casco protector reglamentario.

El Ejecutivo formuló la indicación Nº 26, para modificarlo en los siguientes términos:

a) Intercálase la palabra “bicicletas”, seguida de una coma (,), entre la preposición “de” y la palabra “motocicletas”.

b) Agrégase a continuación del punto final (.), que pasa a ser seguido, la siguiente oración:

“Asimismo, deberán usar los implementos, vestimenta e indumentaria que, por razones de seguridad, determine el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones.”.

En discusión esta indicación, el Honorable Senador señor Romero expresó que en aquellos lugares donde existen ciclovías no parece razonable exigir casco, ni tampoco en zonas rurales, ya que los campesinos circulan por caminos laterales y en caso de obligarlos a usar casco, no usarán las bicicletas.

El Honorable Senador señor Vega reiteró que los terrenos rurales son los lugares más peligrosos por lo que debe exigirse el uso del casco.

Por su parte, el Presidente Accidental de esta Comisión, Honorable Senador señor Muñoz Barra, propuso que el tema de las vestimentas, implementos e indumentarias que por razones de seguridad determine el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones debería ser regulado mediante el reglamento.

El Secretario Ejecutivo de CONASET, señor Freddy Ponce, informó que se han recibido muchas proposiciones respecto de este tema y el Plan Transantiago pretende lograr un cambio importante en los modos de transportes que se usan para desplazarse en la ciudad de Santiago que reúne muchas condiciones que permiten el uso de la bicicleta y con un cambio cultural apropiado se podrían tener 600.000 o 1.000.000 de viajes diarios en bicicleta, como sucede en otros países, en vez de los 150.000 que actualmente se realizan.

Dentro de este contexto de motivar el uso de la bicicleta en los próximos años, se suscribió un contrato con el Banco Mundial para la construcción de 70 kilómetros de ciclovías en Santiago, Valparaíso y Concepción y en ese contexto el uso de la bicicleta debe ser de otra forma; por eso se ha considerado que el uso del casco debería ser obligatorio para los ciclistas a fin de prevenir los accidentes. En esa línea, se han recibido múltiples proposiciones sobre la materia, existiendo diversos estudios que aconsejan la obligatoriedad del uso del casco y, otros, en sentido contrario.

Por lo anterior, el Ejecutivo estaría de acuerdo en traspasar la regulación de estas materias a reglamento para determinar los calendarios, la forma y los lugares de aplicación de esta exigencia del casco.

De esta manera, se propone la aprobación de la indicación sustitutiva del Ejecutivo dejando establecido en la historia de la ley que en lo que respecta a las bicicletas sería determinado en la reglamentación del Ministerio respectivo.

Para dar cumplimiento a lo anterior, se requiere de una modificación en la redacción para establecer en lugar de emplear la frase “protector reglamentario” señalar el uso de un casco protector de acuerdo a las condiciones, exigencias y calendario respectivos.

El Honorable Senador señor Novoa anunció su voto en contra de esta indicación porque la norma actual funciona de manera adecuada. Si una persona tiene un accidente en bicicleta, al caerse, las posibilidades de que muera como consecuencia de un golpe en la cabeza son las mismas que si se cayera caminando por la calle; distinto es el caso de las motocicletas, en que existe un problema de velocidad.

A su vez, el Honorable Senador señor Vega advirtió que las bicicletas, en las ciudades, se pueden estrellar con un automóvil y el casco los protegerá.

Por su parte, el Presidente Accidental de la Comisión, Honorable Senador señor Muñoz Barra, precisó que en este tema se trata de fijar un criterio para que el uso del casco en las bicicletas quede incorporado a la reglamentación que determine el Ministerio, y hacer una separación, como es el caso del uso de casco en sectores rurales, donde no existe el mismo tráfico vehicular.

El Secretario Ejecutivo de CONASET, señor Freddy Ponce, señaló que en consideración a las observaciones formuladas acerca del uso del casco, es necesario tener presente que esta indumentaria no disminuye los accidentes sino las consecuencias de los mismos; además, los tipos de cascos varían respecto a las velocidades, por lo que parece apropiado establecer el uso obligatorio de los cascos en todos estos modos de transportes y regular mediante un reglamento las condiciones y exigencias sobre las cuales se normará esta materia.

Es apropiado atender las consideraciones de los sectores rurales para estudiar adecuadamente, sin perjuicio de lo cual, en opinión del Ejecutivo, el uso del casco es imprescindible para un transporte en bicicleta más seguro.

Posteriormente, en mérito al debate anterior, el Ejecutivo propuso sustituir su indicación a este artículo 84, por otra redactada de la manera siguiente:

“Artículo 84.- Todo conductor de bicicletas, motocicletas, motonetas, bicimotos y su acompañante deberán usar un casco protector y utilizar la vestimenta, implementos e indumentaria en la forma y bajo las condiciones y requisitos que se determinen en los reglamentos emanados del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones.”.

- En votación esta indicación, fue aprobada por dos votos a favor y uno en contra. Votaron por su aprobación los Honorables Senadores señores Muñoz Barra y Vega y, en contra, el Honorable Senador señor Novoa.

- En consecuencia, vuestra Comisión, con la misma votación anterior, acordó contemplar un Nº 26, nuevo, en el artículo 1º del proyecto, que modifica en la forma indicada el artículo 84.

Nº 27, nuevo

Artículo 85

La Ley de Tránsito, en su artículo 85, señala que en los vehículos de tracción animal deberán usarse animales adiestrados y con arneses que reúnan condiciones de seguridad.

El Ejecutivo formuló la indicación Nº 27, para reemplazar, en el artículo 85, la frase “de seguridad” por la oración “que permitan mantener el control del vehículo y proporcionen seguridad a los ocupantes.”.

- En votación esta indicación, fue aprobada sin modificaciones, por la unanimidad de los miembros presentes, Honorables Senadores señores Muñoz Barra, Novoa y Vega.

- En consecuencia, vuestra Comisión, con la misma votación anterior, contempló esta enmienda al artículo 85 de la Ley de Tránsito, como Nº 27, nuevo, del artículo 1º de este proyecto de ley.

Nº 28, nuevo

Artículo 91

El texto del artículo 91 de la Ley de Tránsito prohíbe a los conductores de los vehículos de locomoción colectiva:

1.- Proveer al vehículo de combustible con personas en su interior;

2.- Llevar pasajeros en las pisaderas y mantener abiertas las puertas del vehículo cuando se encuentre en movimiento;

3.- Admitir individuos ebrios, desaseados, que fumen o que no guarden compostura debida, o que ejerzan la mendicidad o cualquier clase de comercio en el vehículo;

4.- Admitir animales, canastos, bultos o paquetes que molesten a los pasajeros o que impidan la circulación por el pasillo del vehículo. Exceptúanse de esta prohibición, los perros adiestrados provistos de bozal que acompañen a pasajeros discapacitados.

5.- Poner en movimiento el vehículo o no detenerlo completamente mientras existan pasajeros que deseen subir o bajar del vehículo;

6.- Aumentar o disminuir la velocidad del vehículo con el objetivo de disputarse pasajeros, entorpeciendo la circulación y el buen servicio, y

7.- Fumar en el interior del vehículo.

El Ejecutivo formuló la indicación Nº 28, para introducir las siguientes enmiendas a esta disposición:

a) Reemplázase el número 3, por el siguiente:

"3.- Admitir individuos ebrios que causen molestia o desorden, personas que fumen o que no guarden compostura debida, o que ejerzan la mendicidad o cualquier clase de comercio en el vehículo;".

El Honorable Senador señor Novoa propuso el rechazo de este numeral porque se podría admitir un individuo ebrio siempre que no cause molestias, lo que no parece acertado, porque no se sabe en qué momento podrá causar molestias. En segundo lugar, como está establecido el término “individuo desaseado” es una mala señal eliminar esta expresión.

El Presidente Accidental de la Comisión, Honorable Senador señor Muñoz Barra, coincidió con el Senador anterior y señaló que la admisión de un ebrio que no cause molestias podría significar que al momento en que las cause no existirá forma de hacerlo descender del vehículo.

El Secretario Ejecutivo de CONASET, señor Freddy Ponce, recordó que este Título de la ley regula el transporte público de pasajeros y bajo el mismo se comprenden los buses, los taxis y los taxis colectivos y una persona ebria tiene que trasladarse a un lugar y lo deseable sería que lo hiciera en un taxi y la norma actual no permitiría al chofer del taxi que esa persona se subiera; por ello, se añadió la precisión “que cause molestia”.

El Presidente Accidental de la Comisión, Honorable Senador señor Muñoz Barra, propuso dejar constancia para la historia de la ley que esta norma se refiere a los taxis, transporte individual.

A su vez, el Honorable Senador señor Novoa precisó que esta norma describe una prohibición relativa a cargar combustibles con pasajeros, llevar pasajeros en las pisaderas, y además se refiere al transporte de personas ebrias y desaseadas, por lo que la norma debería contener una facultad para prohibir desórdenes, quedando al criterio del conductor. No es lo mismo admitir canastos, bultos o paquetes que molesten que admitir personas que causen molestias, por lo que en concepto del señor Senador sería preferible establecer una facultad.

- En votación este literal a), fue rechazado por la unanimidad de los miembros presentes de la Comisión, Honorables Senadores señores Muñoz Barra, Novoa y Vega.

b) Reemplázase el número 4, por el siguiente:

"4.- Admitir animales, canastos, bultos o paquetes que molesten a los pasajeros o que impidan la circulación por el pasillo del vehículo;

Exceptúanse de esta prohibición, los perros adiestrados que acompañen a pasajeros con discapacidad.”.

Respecto de los perros adiestrados, se hizo presente que esta materia se regula en el proyecto de ley relativo al estacionamiento para personas discapacitadas, y que el término técnico que tienen estos animales es el de “perros de asistencia”, proponiéndose sustituir esta denominación por la indicada.

- En votación este literal b), se aprobó con la modificación señalada, por la unanimidad de los miembros presentes de la Comisión, Honorables Senadores señores Muñoz Barra, Novoa y Vega.

- En consecuencia, vuestra Comisión, con la misma votación anterior, acordó contemplar un Nº 28, nuevo, en el artículo 1º del proyecto, que modifica en la forma indicada el artículo 91.

Nº 29, nuevo

Artículo 92

El artículo 92 señala que los pasajeros tienen la obligación de pagar la tarifa y respetar las normas de comportamiento que determinan la ley, la moral y las buenas costumbres y abstenerse de ejecutar cualquier acto que impida el normal desempeño del conductor.

Asimismo, les estará estrictamente prohibido fumar.

El Ejecutivo formuló la indicación Nº 29, para reemplazar el artículo 92, por el siguiente:

"Los pasajeros tienen la obligación de pagar la tarifa, respetar las normas de comportamiento que determinan la ley, la moral y las buenas costumbres y abstenerse de ejecutar cualquier acto que impida el normal desempeño del conductor.

Asimismo, les estará estrictamente prohibido fumar.".

Esta indicación sólo importa un cambio de redacción de la norma legal vigente.

- En votación esta indicación, fue aprobada sin modificaciones por la unanimidad de los miembros presentes de la Comisión, Honorables Senadores señores Muñoz Barra, Novoa y Vega.

- En consecuencia, vuestra Comisión, con la misma votación anterior, acordó contemplar un Nº 29, nuevo, en el artículo 1º del proyecto, que modifica en la forma señalada el artículo 92.

- - - - - -

Nº 12

Artículo 93

Pasó a ser Nº 30.

El número 12 deroga el artículo 93, que establece que los pasajeros no podrán subir o bajar de un vehículo en movimiento.

El Ejecutivo formuló la indicación Nº 30, en igual sentido, que retiró.

En discusión esta proposición se señaló que esta norma es materia de infracción y, por lo tanto, está sancionada como infracción grave en el artículo 198 de la Ley Nº 18.290, de Tránsito.

- En consecuencia, vuestra Comisión, por la unanimidad de sus miembros presentes, Honorables Senadores señores Muñoz Barra, Novoa y Vega, acordó aprobar en los mismos términos que lo hizo la Honorable Cámara de Diputados este numeral, que pasó a ser Nº 30 del artículo 1º de este proyecto de ley.

- - - - - -

Enseguida, vuestra Comisión se pronunció sobre una indicación del Ejecutivo, que modifica el artículo 94, que esta Comisión consultó como Nº 31, nuevo, a continuación del Nº 12 (artículo 93), que pasó a ser Nº 30.

Nº 31, nuevo

Artículo 94

El artículo 94 preceptúa que las Municipalidades no otorgarán permisos de circulación a ningún vehículo motorizado que no tenga vigente la revisión técnica o un certificado de homologación, según lo determine el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones.

La revisión técnica que señala el inciso anterior comprenderá, en forma especial, los sistemas de dirección, frenos, luces, neumáticos y combustión interna.

Dicho documento o, en su defecto, el de homologación, deberá portarse siempre en el vehículo y encontrarse vigente.

El Ejecutivo formuló la indicación Nº 31, para reemplazar su inciso tercero por el siguiente:

"Dicho documento o el de homologación, en su caso, y el de gases, deberán portarse siempre en original en el vehículo y encontrarse vigentes.".

El Secretario Ejecutivo de CONASET, señor Freddy Ponce, explicó que mediante esta indicación se agrega una exigencia relativa a la tenencia del documento de gases, actualizándose una exigencia vigente.

El Honorable Senador señor Vega preguntó las razones por las cuales se exige que este documento se porte en original.

El Asesor de la Subsecretaría de Transportes, señor Lautaro Pérez, explicó que se trata de impedir que el conductor porte una fotocopia de este documento para evitar las alteraciones o falsificaciones del mismo.

Enseguida, precisó que se trata de dos certificados: el de homologación y el de gases. El Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones ha recibido denuncias de certificados falsos de homologación.

A su vez, el Secretario Ejecutivo de la CONASET añadió que el tema de la emisión de gases es delicado y es preferible que los documentos sean originales.

El Honorable Senador señor Novoa manifestó su preocupación en el sentido de que esta exigencia pueda significar nuevas infracciones a los conductores por el hecho de no contar con el documento original. Sin perjuicio de que es necesario considerar el hecho de que Carabineros podrá detectar que los certificados sean falsos.

Además, la aceptación de las copias debe quedar entregada al criterio del funcionario policial, porque no estará obligado a aceptar copias que no le parecen correctas.

Como consecuencia del análisis anterior, la Comisión acordó eliminar el término “original”.

- En votación esta indicación, fue aprobada con la modificación señalada, por la unanimidad de los miembros presentes de la Comisión, Honorables Senadores señores Muñoz Barra, Novoa y Vega.

- En consecuencia, vuestra Comisión, con la misma votación anterior, acordó contemplar un Nº 31, nuevo, en el artículo 1º del proyecto, que modifica en la forma indicada el artículo 94.

Nº 13

Artículo 98

El número 13 agrega tres incisos al artículo 98, que señala el procedimiento a seguir cuando un vehículo es retirado de circulación por haber perdido sus condiciones de seguridad.

El texto legal vigente, en su artículo 98, señala que los vehículos que hayan perdido sus condiciones de seguridad serán retirados de la circulación y puestos a disposición del Tribunal competente en los locales que, para tal efecto, debe habilitar y mantener la Municipalidad.

El vehículo y el permiso de circulación deberán ser restituidos por el tribunal que conozca del proceso, tan pronto se acredite que el desperfecto ha sido reparado o si la restitución se motivara en la necesidad de completar su reparación.

Sin embargo, si el desperfecto del vehículo fuera subsanado en el lugar en que se constató la infracción, podrá autorizarse para que continúe de inmediato en circulación, sin retirarse el padrón o permiso respectivo y sin perjuicio de efectuarse la denuncia correspondiente por la infracción cometida.

En todo caso, el juez siempre podrá disponer, si lo estima procedente, una revisión del vehículo por un establecimiento competente.

Lo anterior es sin perjuicio de las medidas de carácter administrativo que adopte el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones en uso de sus facultades legales, en lo relativo a los vehículos de carga, a los destinados al transporte colectivo de personas y a los automóviles destinados a la prestación de servicios de uso público.

La Honorable Cámara de Diputados propone agregar a este artículo los siguientes incisos nuevos:

"Cuando se considere que el vehículo puede proseguir su marcha, se anulará el certificado de revisión técnica y el de gases, mediante una anotación en su reverso, con indicación de fecha y hora, lo que solamente habilitará para conducir el vehículo a su destino más inmediato.

Sólo serán válido para conducir el certificado original de revisión técnica y el de gases.

En los casos en que se necesite conducir un vehículo sin su revisión técnica vigente hacia un taller o planta revisora, se procederá a efectuar dicho traslado por la ruta más corta hacia la planta de revisión técnica más cercana.".

El Secretario Ejecutivo de CONASET, señor Freddy Ponce, precisó que este artículo es concordante con el artículo 82, en términos de incorporar la facultad a Carabineros de Chile para retirar de la circulación un vehículo cuando emita humos visibles. Esta norma hace operativa la anulación de un certificado de revisión técnica sin contar con los elementos técnicos correspondientes.

El Honorable Senador señor Novoa señaló que los vehículos que han perdido sus condiciones de seguridad serán retirados de la circulación y dicha situación no tiene relación con los certificados de revisión técnica y el de gases.

- En votación este numeral, fue rechazado, por la unanimidad de los miembros presentes de la Comisión, Honorables Senadores señores Muñoz Barra, Novoa y Vega.

Nº 14

Artículo 99

El número 14 agrega dos incisos al artículo 99, relativo a las señales de tránsito en las vías públicas, tales como semáforos y otros, indicando que el cumplimiento de las normas técnicas se verificará según un procedimiento de certificación al que deberá ser sometido todo elemento que se comercialice en el país.

El artículo 99 indica que la señalización del tránsito en las vías públicas será únicamente la que determine el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones, de acuerdo con los convenios internacionales ratificados por Chile.

El Subsecretario de Transportes, señor Guillermo Díaz, señaló que, a juicio del Ejecutivo, este numeral deberá rechazarse y mantenerse el texto legal vigente toda vez que el tema regulado por esta norma se encuentra normado en los Manuales de Señalización.

El Honorable Senador Romero propuso rechazar esta norma dejando expresa constancia, para la historia de la ley, que la regulación contenida en esta disposición corresponde al reglamento.

- En votación este numeral, fue rechazado por la unanimidad de los miembros presentes de la Comisión, Honorables Senadores señores Muñoz Barra, Novoa y Romero.

- - - - - -

Enseguida, vuestra Comisión se pronunció sobre una indicación del Ejecutivo, que modifica el artículo 100, que esta Comisión consultó como número 32 (artículo 100), nuevo, del artículo 1º.

Nº 32, nuevo

Artículo 100

El artículo 100 señala que la instalación y mantención de la señalización del tránsito en las zonas urbanas corresponderá a las Municipalidades. La misma obligación tendrá la Dirección de Vialidad respecto de las vías sujetas a su cuidado.

El Ejecutivo formuló la indicación Nº 32, para reemplazar este artículo, por el siguiente:

“La instalación y mantención de la señalización del tránsito deberán efectuarse de acuerdo a los criterios técnicos establecidos por el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones. Dicha obligación corresponderá a las Municipalidades en las zonas urbanas y a la Dirección de Vialidad respecto de las vías sujetas a su cuidado.”.

El Subsecretario de Transportes, señor Guillermo Díaz, manifestó que la indicación hace expresa la facultad del Ministerio, en términos técnicos, para establecer y normar la señal que se instale y la mantención de la misma.

El Honorable Senador señor Novoa expresó que seguramente esta norma generará objeciones por parte de quienes estiman que la autonomía municipal será violentada por el hecho de que el Ministerio fije las normas; sin embargo, esta es la única forma de estandarizar la instalación de la señalización.

El Presidente Accidental de la Comisión, Honorable Senador señor Muñoz Barra, propuso dejar constancia para la historia de la ley que esta norma tiene por finalidad estandarizar la señalización.

Por su parte, el Subsecretario de Transportes, señor Guillermo Díaz, propuso reemplazar la mención a la Dirección de Vialidad por el Ministerio de Obras Públicas, para considerar el sistema de concesiones, porque puede suceder que alguna norma sea acordada con otros agentes del Ministerio de Obras Públicas, diferentes a esta Dirección, por lo que sería preferible establecer esta norma de manera más amplia.

Enseguida, explicó que el sentido original de esta norma se refiere expresamente a la señalización en las zonas urbanas, sin perjuicio de lo cual en ciertas zonas urbanas hay vías que son de tuición del Ministerio de Obras Públicas y otras, de mantención municipal.

El Honorable Senador señor Novoa preguntó qué pasa si hubiera vías que no estén en las zonas urbanas y que no dependan del Ministerio de Obras Públicas, y se trate de caminos comunales.

Al respecto el Subsecretario reiteró que hay calles que son de tuición del Ministerio de Obras Públicas y otras, de tuición municipal.

El Honorable Senador señor Vega propuso reemplazar “criterios técnicos” por “normas técnicas” porque los criterios técnicos se plasman en normas técnicas.

Como consecuencia de lo anterior, la Comisión acordó reemplazar el artículo 100, por el siguiente:

“Artículo 100.- La instalación y mantención de la señalización del tránsito deberán efectuarse de acuerdo a las normas técnicas establecidas por el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones. Dicha obligación corresponderá a las Municipalidades, salvo respecto de las vías sujetas al cuidado del Ministerio de Obras Públicas.”.

- En votación esta indicación, fue aprobada con modificaciones, por la unanimidad de los miembros presentes de la Comisión, Honorables Senadores señores Muñoz Barra, Novoa, Romero y Vega.

- En consecuencia, vuestra Comisión, con la misma votación anterior, acordó reemplazar el artículo 100 de la Ley de Tránsito, por el señalado anteriormente, consultando esta sustitución, en el Nº 32, nuevo, del artículo 1º de este proyecto de ley.

- - - - - - -

Nº 15

Artículo 101

Pasó a ser Nº 33.

El número 15 reemplaza el artículo 101, que establece que los conductores y peatones están obligados a obedecer y respetar las señales de tránsito, señalando cuál prevalecerá, según el orden que indica, en caso de existir contradicción entre las mismas.

El artículo 101 indica que los conductores y los peatones están obligados a obedecer y respetar las señales del tránsito, salvo que reciban instrucciones en contrario de un carabinero o que se trate de las excepciones contempladas en esta ley para vehículos de emergencia.

La Honorable Cámara de Diputados propone reemplazarlo, por el siguiente:

"Artículo 101.- Los conductores y peatones están obligados a obedecer y respetar las señales de tránsito. En el caso de que las prescripciones indicadas por diferentes señales parezcan estar en contradicción entre sí, prevalecerá la prioritaria, según el orden que a continuación se indica, o la más restrictiva, si se trata de señales del mismo tipo:

1. Señales u órdenes de un carabinero;

2. Señales u órdenes del personal de bomberos, en sitio de siniestro, quienes podrán denunciar la o las infracciones;

3. Señalización circunstancial que modifique el régimen normal de utilización de la vía;

4. Semáforos o elementos de control de cruces ferroviarios;

5. Señales verticales, y

6. Demarcación.

La instalación de señalización, barreras o las indicaciones hechas a los conductores o peatones sin tener autoridad otorgada por esta ley, o sin permiso del Departamento de Tránsito Municipal, o de la Dirección de Vialidad, en su caso, salvo en sitio de siniestro o accidente, estará penada con multa de diez a veinte unidades tributarias mensuales y el comiso de las especies. Se presumirá como autor de esta infracción a la persona natural o jurídica que aparezca como beneficiada.".

El Subsecretario de Transportes, señor Guillermo Díaz, manifestó que, a juicio del Ejecutivo, es preferible mantener la norma actualmente vigente y agregar el último inciso de este texto para incorporar una sanción, para aquellos particulares o empresas que en las vías de la ciudad o en rutas interurbanas, generan barreras o crean accesos sin la respectiva autorización. La modificación de esta norma permite establecer un cierto ordenamiento en los tipos de acceso a los flujos vehiculares.

Se propuso modificar este último inciso de manera de hacerlo aplicable sólo a la instalación de señalización o barreras, y no a los conductores o peatones, puesto que podría resultar exagerado que una persona por hacer una indicación fuera multada por ello.

Asimismo, se propuso rebajar el monto de la multa que es de 10 a 20 unidades tributarias mensuales por de 8 a 16 unidades tributarias mensuales y reemplazar la frase “del Departamento de Tránsito Municipal, o de la Dirección de Vialidad” por “municipal o del Ministerio de Obras Públicas”.

La Comisión acordó mantener la norma vigente, agregar como inciso segundo el último inciso del texto propuesto por la Honorable Cámara de Diputados, con las modificaciones señaladas.

En consecuencia, se acordó agregar al artículo 101, el siguiente inciso segundo, nuevo:

“La instalación de señalización o barreras sin tener autoridad otorgada por esta ley, o sin permiso municipal o del Ministerio de Obras Públicas, en su caso, salvo en sitio de siniestro o accidente, estará penada con multa de ocho a dieciséis unidades tributarias mensuales y el comiso de las especies. Se presumirá como autor de esta infracción a la persona natural o jurídica que aparezca como beneficiada.”.

- En votación este número, fue rechazado con excepción de su inciso final que fue aprobado, con modificaciones, por la unanimidad de los miembros presentes de la Comisión, Honorables Senadores señores Muñoz Barra, Novoa, Romero y Vega, el que pasó a ser Nº 33 del artículo 1º.

- - - - - - -

Enseguida, vuestra Comisión se pronunció sobre una indicación del Ejecutivo, que esta Comisión consultó como Nº 34 (artículo 102), nuevo, a continuación del Nº 15 (artículo 101), que pasó a ser Nº 33.

Nº 34, nuevo

Artículo 102

El artículo 102 señala que quien ejecute trabajos en las vías públicas, estará obligado a colocar y mantener por su cuenta, de día y de noche, la señalización de peligro y tomar medidas de seguridad adecuadas a la naturaleza de los trabajos. Deberá, además, dejar reparadas dichas vías en las mismas condiciones en que se encuentre el área circundante, retirando, de inmediato y en la medida que se vayan terminando los trabajos, las señalizaciones, materiales y desechos.

Serán solidariamente responsables de los daños producidos en accidentes por incumplimiento de lo dispuesto en el inciso anterior, quienes encarguen la ejecución de la obra y los que la ejecuten.

Salvo casos de emergencia, quienes vayan a efectuar trabajos en las vías públicas lo informarán a la unidad de Carabineros del sector, por escrito y con 48 horas de anticipación, debiendo además, comunicar su término.

La infracción a lo establecido en el inciso primero será sancionada con multa de $ 252.500 a $ 505.100. Se considerará que existe una infracción nueva y separada por cada mes que transcurra sin que se haya dado cumplimiento a las obligaciones señaladas en el inciso primero.

Lo dispuesto en el presente artículo no obsta a la reglamentación que sobre trabajos en la vía pública o sobre ruptura o reposición de pavimentos dicten las Municipalidades.

El Ejecutivo formuló a este artículo, la siguiente indicación Nº 33:

a) Reemplázase en el inciso primero, la frase “de peligro” por “correspondiente” y agrégase a continuación de “los trabajos” y del punto seguido (.) que pasa a ser coma (,), la frase, “todo conforme al Manual de Señalización de Tránsito.”.

b) Reemplázase en el inciso cuarto, la expresión “de $249.800 a $499.600”, por “8 a 16 unidades tributarias mensuales”.

En discusión estas indicaciones, el Subsecretario de Transportes, señor Guillermo Díaz, explicó que estas enmiendas pretenden precisar la norma vigente, ya que algunas situaciones, aunque no constituyen peligro, requieren de algún tipo de señalización, como es el caso de las faenas de mantención.

El Honorable Senador señor Romero hizo presente el abuso que se hace de las restricciones del tránsito cuando se realiza este tipo de faenas. Se restringe la circulación en una extensión que no corresponde, por lo que es necesario buscar un equilibrio en esta situación.

Al respecto, el señor Subsecretario indicó que el Manual de Señalización indica, en forma expresa, la manera de instalar estas señalizaciones y permite la fiscalización, por parte del Ministerio de Obras Públicas, a través de la Inspectoría Fiscal, en el caso de obras concesionadas.

A su vez, el Secretario Ejecutivo de CONASET, señor Freddy Ponce, acotó que el último capítulo aprobado del Manual de Señalización establece las normas aplicables para la instalación de faenas; sin embargo, lo que sucede actualmente es que los municipios desconocen la forma de fiscalizar esta situación para lo cual la CONASET ha efectuado capacitación al conjunto de municipios.

- En votación estas indicaciones, fueron aprobadas sin modificaciones, por la unanimidad de los miembros presentes de la Comisión, Honorables Senadores señores Muñoz Barra, Novoa y Romero.

- En consecuencia, vuestra Comisión, con la misma votación anterior, acordó modificar el artículo 102 de la Ley de Tránsito, en la forma señalada anteriormente, consultando esta enmienda, en el Nº 34, nuevo, del artículo 1º de este proyecto de ley.

- - - - - - -

Nº 16

Artículo 103

Pasó a ser Nº 35.

El número 16 sustituye el inciso segundo del artículo 103 que prohíbe los signos o demarcaciones en las vías públicas que se asemejen a las señales de tránsito y la instalación en las aceras y bermas de propaganda comercial, quioscos, vegetación u otros que impidan la plena visual sobre vehículos y peatones.

La Honorable Cámara de Diputados propone sustituir el inciso segundo del artículo 103, por el siguiente:

"Asimismo, no podrán instalarse ni mantenerse, en las aceras, bermas, bandejones o plazas, a menos de veinte metros del punto determinado por la intersección de las prolongaciones imaginarias de las líneas de soleras o cunetas que convergen, quioscos, casetas, propaganda comercial ni otro elemento similar, ni vegetación que impida al conductor que se aproxima a un cruce la plena visual sobre vehículos y peatones, tanto hacia la izquierda como hacia la derecha.".

El Ejecutivo, a su vez, formuló la indicación Nº 34, para introducir en este artículo 103, las siguientes enmiendas:

a) En el artículo 103, sustitúyese su inciso segundo, por el siguiente:

“Asimismo, no podrán instalarse ni mantenerse, en las aceras, bermas, bandejones o plazas, a menos de veinte metros del punto determinado por la intersección de las prolongaciones imaginarias de las líneas de soleras o cunetas que convergen, quioscos, casetas, propaganda ni otro elemento similar, ni vegetación que impida al conductor que se aproxima a un cruce la plena visual sobre vehículos y peatones.".

b) Suprímese, en el inciso tercero, la palabra "comercial".

El Subsecretario de Transportes, señor Guillermo Díaz, explicó que la indicación del Ejecutivo es similar al texto propuesto por la Honorable Cámara de Diputados; sin embargo, al eliminarse la palabra “comercial”, en la prohibición de colocarse propaganda que dificulte la visibilidad de las señales de tránsito, se incluye a toda clase de propaganda.

- En votación esta indicación, fue aprobada sin modificaciones, por la unanimidad de los miembros presentes, de la Comisión, Honorables Senadores señores Muñoz Barra, Novoa y Romero.

- En votación este numeral, fue aprobado, con la enmienda señalada, con la misma votación anterior.

- - - - - -

Enseguida, vuestra Comisión se pronunció sobre una indicación del Ejecutivo, que modifica el artículo 104, que esta Comisión consultó como Nº 36 (artículo 104), nuevo, a continuación del Nº 16 (artículo 103), que pasó a ser Nº 35.

Nº 36, nuevo

Artículo 104

El artículo 104 indica que se prohíbe la colocación de letreros de propaganda en los caminos. La Dirección de Vialidad fijará las condiciones y la distancia, desde el camino, en que podrán colocarse estos letreros.

El Honorable Senador señor Novoa propuso cambiar en el artículo 104, la frase “Dirección de Vialidad” por “Ministerio de Obras Públicas”, para hacerlo concordante con las normas aprobadas anteriormente.

- En votación esta modificación, fue aprobada, por la unanimidad de los miembros presentes de la Comisión, Honorables Senadores señores Muñoz Barra, Novoa y Romero, consultándose como Nº 36, nuevo, del artículo 1º.

- - - - - - - -

Nº 17

Artículo 105

Pasó a ser Nº 37.

El número 17 sustituye el artículo 105, estableciendo el retiro de señales no oficiales, barreras u otros que alteren la señalización oficial o que reduzcan la visibilidad para conductores o peatones.

El artículo 105 señala que la autoridad competente deberá retirar o hacer retirar las señales no oficiales y cualquier otro letrero, signo, demarcación o elemento que altere la señalización oficial o dificulte su percepción, o que no cumpla con lo dispuesto en el artículo precedente.

La Honorable Cámara de Diputados propone sustituir este precepto, por el siguiente:

"Artículo 105.- La autoridad competente, o el tribunal, deberá retirar o hacer retirar las señales no oficiales, las barreras o cualquier otro letrero, objeto publicitario, signo, demarcación o elemento que altere la señalización oficial, dificulte su percepción, reduzca la visibilidad para conductores o peatones, o que no cumpla con lo dispuesto en el artículo precedente.".

El Ejecutivo, a su vez, propone sustituirlo, por otro similar al propuesto por la Honorable Cámara de Diputados, con la única diferencia de que la indicación Nº 35 del Ejecutivo considera la posibilidad de que el tribunal pueda actuar de oficio o a petición de parte.

El Honorable Senador señor Romero solicitó dejar constancia que se entiende dentro del concepto “a petición de parte” que se trata de acción pública.

- En consecuencia, vuestra Comisión acordó aprobar el texto de la Honorable Cámara de Diputados, con la sola modificación de intercalar entre la coma (,) que sigue a la palabra “tribunal” y el verbo “deberá” la frase: “de oficio o a petición de parte,”, por la unanimidad de los miembros presentes de la Comisión, Honorables Senadores señores Muñoz Barra, Novoa y Romero.

Nº 18

Artículo 108

Pasó a ser Nº 38.

El número 18 reemplaza el artículo 108, que obliga a los conductores a detener sus vehículos ante todos los cruces ferroviarios, por otro, que dispone que en los pasos a nivel provistos de barreras colocadas a cada lado de la línea férrea, la presencia o movimiento de estas barreras sobre la calle o camino significa que ningún usuario de la vía puede sobrepasar la vertical de la barrera más cercana.

El Ejecutivo formuló la indicación Nº 36, que propone derogar el texto vigente.

El Subsecretario de Transportes, señor Guillermo Díaz, indicó que las nuevas tecnologías empleadas en materia de cruce ferroviario, han tenido un gran avance. Así por ejemplo, la sola proximidad de un tren agiliza y activa el sistema de señalización, bajando la barrera o encendiéndose una luz roja, la señal de alerta, por lo que no es necesario esta sobreseguridad que dice relación con los cruces que eran operados prácticamente de manera manual.

El Honorable Senador señor Novoa manifestó su extrañeza por la proposición relativa a la derogación del artículo 108 que regula esta materia, con lo cual no existiría obligación de detenerse ante un cruce ferroviario y, de no existir una señalización en contrario, el conductor podría cruzar sin que ello importe una infracción a las normas del tránsito.

A su vez, el Presidente Accidental de la Comisión, Honorable Senador, señor Muñoz Barra, manifestó su conformidad con la tecnificación del sistema; no obstante, informó que la ciudad de Lautaro de la IX Región tiene más de 3 cruces ferroviarios en que no existe ningún tipo de señalización, por lo que es importante adoptar alguna prevención sobre esta materia, como sería mantener el artículo 108.

El Subsecretario de Transportes, señor Guillermo Díaz, fue partidario de mantener la norma pero considerar, dentro de la misma, la situación en que el sistema permita un flujo más expedito en el cruce ferroviario.

En consecuencia, la Comisión acordó mantener el artículo 108, modificando su redacción actual, estableciendo la obligación del conductor de detenerse antes del cruce ferroviario, salvo señalización en contrario.

De manera que se rechaza la indicación del Ejecutivo y se sustituye el numeral 18, de la Honorable Cámara de Diputados, por el siguiente:

“38) En el artículo 108, intercálase entre las palabras “Los conductores” y el verbo “deberán”, entre comas (,) la frase “, salvo señalización en contrario,”.

- En votación la sustitución de este numeral, en la forma anteriormente transcrita, fue aprobada por la unanimidad de los miembros presentes de la Comisión, Honorables Senadores señores Muñoz Barra, Novoa y Romero.

- Con la misma votación anterior se rechazó la indicación del Ejecutivo.

Nº 19

Artículo 109

Pasó a ser Nº 39.

El número 19, sustituye el artículo 109, definiendo el cruce ferroviario como aquel en el cual existe tráfico regular de trenes y obliga a la Dirección de Vialidad o a la Municipalidad a mantener la señal que indica la proximidad del cruce ferroviario.

El artículo 109 señala que en los caminos que crucen a nivel una línea férrea, las empresas de ferrocarriles y la Dirección de Vialidad estarán obligados a colocar y mantener las siguientes señalizaciones:

1.- Ferrocarriles: a una distancia mínima de cuatro metros del riel más próximo y en el lado derecho del camino, enfrentando la circulación, la señalización oficial, y

2.- Dirección de Vialidad: dos signos de advertencia, indicadores de la proximidad de cruce ferroviario, al lado derecho del camino y enfrentando la circulación, a una distancia tal que su eficiencia sea máxima.

Se entiende que un cruce ferroviario es aquél en el cual existe tráfico regular de trenes.".

El Ejecutivo formuló la indicación Nº 37, para sustituirlo, por el siguiente:

"Artículo 109.- En los caminos y calles que crucen a nivel una vía férrea, las empresas de ferrocarriles y la Dirección de Vialidad o la Municipalidad respectiva, en su caso, deberán colocar y mantener la señalización que determine el reglamento.".

El Subsecretario de Transportes, señor Guillermo Díaz, explicó que la indicación del Ejecutivo difiere de la propuesta por la Honorable Cámara de Diputados en que esta última se refiere a las empresas de ferrocarriles puesto que ya no existe una sola empresa de este rubro, como sucede en el Norte del país, en la actualidad.

En consecuencia, propuso aprobar la indicación del Ejecutivo, cuya redacción es más clara y precisa e incorpora el espíritu original del numeral propuesto por la Cámara de Diputados. Además, propuso reemplazar la mención a “la Dirección de Vialidad” por “el Ministerio de Obras Públicas” para uniformar el texto.

- En votación esta indicación, fue aprobada con modificaciones, por la unanimidad de los miembros presentes de la Comisión, Honorables Senadores señores Muñoz Barra, Novoa y Romero.

- En votación este numeral, fue aprobado, con la enmienda señalada, con la misma votación anterior.

Nº 20

Artíc