Historia de la Ley

Historia de la Ley

Nº 19.431

CONCEDE, POR GRACIA, LA NACIONALIDAD CHILENA AL HERMANO ILDEFONSO DELGADO ESPADA, DE LA COMPAÑIA DE JESÚS.

Téngase presente

Esta Historia de Ley ha sido construida por la Biblioteca del Congreso Nacional a partir de la información disponible en sus archivos.

Se han incluido los distintos documentos de la tramitación legislativa, ordenados conforme su ocurrencia en cada uno de los trámites del proceso de formación de la ley.

Se han omitido documentos de mera o simple tramitación, que no proporcionan información relevante para efectos de la Historia de Ley.

Para efectos de facilitar la revisión de la documentación de este archivo, se incorpora un índice.

Al final del archivo se incorpora el texto de la norma aprobado conforme a la tramitación incluida en esta historia de ley.

1. Primer Trámite Constitucional: Senado

1.1. Mensaje

Fecha 06 de septiembre, 1995. Mensaje en Sesión 32. Legislatura 331.

VALPARAISO, 5 de Septiembre de 1995

SR. PRESIDENTE:

Ildefonso Delgado Espada nace en Vandaliés, Provincia de Huesca, en Aragón, España, el 23 de enero de 1906, hijo de Tomás Delgado y de Juana Espada. Siendo muy niño muere su madre, y su familia se traslada a vivir a Barcelona, cuando él tiene 8 años de edad. Allí hace sus estudios de primaria, y luego sale a la vida del trabajo.

Desde los doce años ejerce el oficio de sastre, en la Sastrería Espada, de un tío suyo, en calle Cruz Cubierta 63, Barcelona, hasta la edad de 20 años, llegando a ser oficial de sastre.

El 6 de enero de 1926 ingresa a la Compañía de Jesús, como postulante, en el Noviciado de Gandía, donde es admitido definitivamente y empieza a vestir la sotana de jesuita el 16 de julio de ese año, fiesta de la Virgen del Carmen, acaso presagiando la destinación de vida: Chile. Entonces inicia sus dos años de noviciado, estando un mes en Alicante y tres meses en Veruela.

Para evitar ser enrolado y suplir el Servicio Militar, la Compañía de Jesús le ofrece la posibilidad de ir al extranjero en misión de servicio, por dos años. Así, es enviado a Argentina. Entonces Argentina y Chile formaban una sola Provincia Jesuita. Permanece unos meses en Buenos Aires, y del Colegio San Ignacio, de Chile, solicitan a un Hermano para que se ocupe de la ropería de los 45 padres y hermanos de la Comunidad, El 30 de Marzo de 1928, el Superior Provincial envía al Hermano Delgado, que aún es novicio, al otro lado de la cordillera. Permanece unos días en Santiago, y viaja a Chillán a completar su noviciado. Allí hace sus votos perpetuos como jesuita, el 16 de julio de 1928.

El Hermano Delgado llega por dos años a Santiago y al Colegio San Ignacio, en julio de 1928, y desde entonces ha servido al país, atendiendo a los alumnos, durante 67 años consecutivos. En este larguísimo período ha desempeñado el trabajo de asistente de los alumnos, responsable del internado durante 25 años, Subprefecto de la Primera División, sastre, ropero, chofer, encargado del cine, responsable del material didáctico y de los sistema eléctricos, encargado de la capilla, del mimeógrafo, de los equipos audiovisuales y del laboratorio de física y Ministro de la Comunidad Jesuita.

Actualmente está próximo a cumplir 90 años de edad y 70 de Jesuita y continúa trabajando tiempo completo, encargado de la Oficina de Publicaciones y Equipos Electrónicos, mientras sigue recibiendo a sus ex-alumnos en el Colegio. Goza de buena salud y disfruta de una memoria privilegiada, recordando con precisión apellidos y detalles de ex-alumnos suyos que tuvo en el Colegio o en el internado hace dos, cuatro o seis décadas atrás.

El Hermano Delgado, Delgadito para muchos, no sólo representa la historia viva del Colegio San Ignacio del siglo XX, sino que la encama, en sus 67 años consecutivos sirviendo a miles de alumnos, a sus hijos, nietos y bisnietos.

El Hermano Delgado, recibió en 1976, el reconocimiento del Gobierno de Chile por su dilatada y meritoria labor educacional. En esta oportunidad le fue conferida la Orden al Mérito de Chile, en Grado de Oficial.

A su vez, la Iglesia de Santiago, el 23 de Julio de 1992, por manos del Arzobispo, Monseñor Carlos Oviedo C., le confirió solemnemente la Cruz del Apóstol Santiago.

Entre los muchos alumnos ignacianos, a quienes el hermano Delgado de un modo u otro formó en el Internado o en la Primera División de Estudios, se cuentan distinguidas personalidades, de diferentes actividades del quehacer nacional. Entre otros:

Gabriel Valdés S., Presidente del Senado

Jaime Estévez V., Presidente de la Cámara de Diputados

Mario Ríos S., Senador

Jorge Lavandero I., Senador

Vicente Sota, Diputado

Mons. Carlos González C., Obispo de Talca

Sergio Molina, Ministro de Educación

Jaime Ravinet, Alcalde de Santiago

José Pablo Arellano, Director del Presupuesto de la Nación

Andrés Sanfuentes

Germán Becker

Manuel Cruzat

Sergio Livingstone

Juan de Dios Vial Larraín

Cristián Zegers

Alberto Fouilloux

Jorge Rogers

Raúl Troncoso

Carlos Hurtado

Pedro Undurraga

Ricardo Vacarezza

Juan Guillermo Vivado

El Hermano Delgado, merece el reconocimiento de un país por el que tanto ha trabajado, por tantos años y en forma tan abnegada.

El mejor reconocimiento, al cumplir sus 90 años de edad, y 70 de religioso jesuita, es por Especial Gracia, otorgarle la nacionalidad chilena.

Por estas razones y en conformidad a lo dispuesto en el art. 10, Nº 5 de la Constitución Política del Estado, venimos en presentar el siguiente:

PROYECTO DE LEY

Artículo Unico:

Concédase la Nacionalidad Chilena por Especial Gracia al Hermano Ildefonso Delgado Espada, de la Compañía de Jesús.

1.2. Informe de Comisión de Derechos Humanos

Senado. Fecha 04 de octubre, 1995. Informe de Comisión de Derechos Humanos en Sesión 4. Legislatura 332.

?INFORME DE LA COMISION DE DERECHOS HUMANOS, NACIONALIDAD Y CIUDADANIA, RECAÍDO EN EL PROYECTO DE LEY, EN PRIMER TRÁMITE CONSTITUCIONAL, QUE CONCEDE, POR GRACIA, LA NACIONALIDAD CHILENA AL HERMANO ILDEFONSO DELGADO ESPADA.

BOLETIN Nº 1691-07

HONORABLE SENADO:

Vuestra Comisión de Derechos Humanos, Nacionalidad y Ciudadanía tiene el honor de informaros el proyecto de ley de la referencia, que otorga, por gracia, la nacionalidad chilena al Hermano Ildefonso Delgado Espada.

Cabe señalar, que la presente iniciativa tuvo su origen en moción de los HH. Senadores señores Juan Hamilton Depassier, Jorge Lavandero Illanes, Carlos Letelier Bobadilla, Ricardo Nuñez Muñoz y Gabriel Valdés Subercaseaux.

ANTECEDENTES

1.- Ildefonso Delgado Espada nace un 23 de enero de 1906, en Vandaliés, España. A la edad de ocho años y a raíz de la muerte de su madre, se traslada a la ciudad de Barcelona, lugar donde efectúa sus estudios primarios.

Desde los doce a los veinte años ejerce el oficio de sastre, en la Sastrería Espada, perteneciente a un tío suyo, llegando a ser oficial de sastrería.

El 6 de enero de 1926 ingresa a la Compañía de Jesús, como postulante, en el Noviciado de Gandía, donde es admitido el 16 de julio del mismo año, iniciando un noviciado de dos años.

Mas tarde la Compañía de Jesús le envía a Argentina en misión de servicio, país que junto con Chile en aquella época constituían una única provincia jesuita. Tras permanecer algunos meses en Buenos Aires se dirige a Chile, donde efectúa sus votos perpetuos como jesuita un día 16 de julio de 1928. Desde entonces ha servido al país atendiendo a los alumnos del Colegio San Ignacio durante 67 años consecutivos. Durante este período ha desempeñado el trabajo de asistente de los alumnos, responsable del internado durante 25 años, Subprefecto de la Primera División, sastre, ropero, chofer, encargado del cine, responsable del material didáctico y de los sistemas eléctricos, encargado de la capilla, del mimeógrafo, de los equipos audiovisuales y del laboratorio de física y Ministro de la Comunidad Jesuita.

El Hermano Delgado fue reconocido por el Gobierno chileno por su dilatada y meritoria labor educacional, confiriéndosela en 1976 la Orden al Mérito de Chile, en Grado de Oficial.

Asimismo, la Iglesia de Santiago le otorgó la Cruz del Apóstol Santiago, el 23 de julio de 1992.

Actualmente se encuentra próximo a cumplir 90 años de edad, 70 de jesuita y continúa trabajando tiempo completo, encargado de la Oficina de Publicaciones y Equipos Electrónicos.

2.- La adquisición de la nacionalidad chilena por especial gracia se encuentra consagrada en el artículo 10 Nº 5 de la Carta Fundamental, disposición que establece que son chilenos, entre otros, “los que obtuvieren especial gracia de nacionalización por ley.”.

Esta forma excepcional de nacionalización se diferencia de la ordinaria, - consistente en obtener la carta pertinente en conformidad a la ley, de acuerdo a lo dispuesto en el Nº 4 del referido artículo 19 - en aspectos relevantes, entre los que cabe destacar los siguientes:

a).- No requiere de solicitud previa;

b).- No es necesario acreditar el cumplimiento de requisitos determinados;

c).- No exige la renuncia expresa a la nacionalidad anterior;

d).- Debe ser otorgada directamente por ley, y

e).- Quienes obtienen la nacionalidad chilena por este medio no quedan sujetos a la limitación establecida en el párrafo segundo del Nº 4 del artículo 10 de la Constitución Política de la República, que dispone que quienes hayan obtenido su carta de nacionalización por el procedimiento ordinario, “tendrán opción a cargos públicos de elección popular sólo después de cinco años de estar en posesión de sus cartas de nacionalización.”.

Cabe señalar que vuestra Comisión, considerando que la presente iniciativa consta de un artículo único y lo prescrito por el artículo 127 del Reglamento del Senado, acordó efectuar su discusión en general y particular a la vez.

Los señores Senadores, tras analizar detenidamente los antecedentes expuestos, convinieron en aprobar el proyecto en informe – que otorga la nacionalidad chilena por especial gracia al Hermano Ildefonso Delgado Espada -, por estimar que sus méritos lo habilitan para acceder a este honor público, en conformidad a lo dispuesto en el Nº 5 del artículo 10 y Nº 5 del articulo 60 de la Constitución Política de la República.

En consecuencia, vuestra Comisión de Derechos Humanos, Nacionalidad y Ciudadanía - luego de someter el asunto a votación secreta de acuerdo a lo dispuesto en los artículos 31 y 159 del Reglamento de la Corporación - tiene el honor de proponemos, por la unanimidad de sus miembros presentes, que aprobéis el proyecto de ley en informe.

El texto de la iniciativa legal cuya aprobación se propone es del siguiente tenor

“PROYECTO DE LEY

Artículo único.- Concédese la nacionalidad chilena, por especial gracia, al Hermano Ildefonso Delgado Espada, de la Compañía de Jesús.”.

Acordado en sesión celebrada el día 4 de octubre de 1995, con asistencia de sus miembros HH. Senadores señores Ricardo Martín Díaz (Presidente), Ricardo Hormazábal Sánchez y Beltrán Urenda Zegers.

Sala de la Comisión, a 4 de octubre de 1995.

XIMENA BELMAR STEGMANN

Secretario de Comisiones

1.3. Discusión en Sala

Fecha 11 de octubre, 1995. Diario de Sesión en Sesión 5. Legislatura 332. Discusión General. Se aprueba en general y particular.

CONCEDE, POR GRACIA, LA NACIONALIDAD CHILENA AL HERMANO ILDEFONSO DELGADO ESPADA, DE LA COMPAÑIA DE JESÚS. SESION SECRETA

-Se constituyó la Sala en sesión secreta a las 16:26 y adoptó resolución sobre dos proyectos de ley que conceden, por gracia, la nacionalidad chilena al Hermano Ildefonso Delgado Espada y al señor Michael Martin Kast Schindele.

1.4. Oficio de Cámara Origen a Cámara Revisora

Oficio de Ley a Cámara Revisora. Fecha 13 de octubre, 1995. Oficio en Sesión 6. Legislatura 332.

Valparaíso, 13 de octubre de 1995.

Nº 9164

A S.E. La Honorable Cámara de Diputados

Con motivo de la Moción, informe y antecedentes que tengo a honra pasar a manos de V.E., el Senado ha dado su aprobación al siguiente

PROYECTO DE LEY:

"Artículo único.- Concédese la nacionalidad chilena, por especial gracia, al Hermano Ildefonso Delgado Espada, de la Compañía de Jesús.".

Dios guarde a V.E.

NICOLAS DIAZ SANCHEZ

Presidente del Senado

Accidental

CARLOS HOFFMANN CONTRERAS

Secretario (S) del Senado

2. Segundo Trámite Constitucional: Cámara de Diputados

2.1. Informe de Comisión de Derechos Humanos

Cámara de Diputados. Fecha 08 de noviembre, 1995. Informe de Comisión de Derechos Humanos en Sesión 17. Legislatura 332.

?INFORME DE LA COMISIÓN DE DERECHOS HUMANOS, NACIONALIDAD Y CIUDADANÍA, SOBE EL PROYECTO DE LEY QUE CONCEDE, POR GRACIA, LA NACIONALIDAD CHILENA AL HERMANO ILDEFONSO DELGADO ESPADA.

BOLETÍN Nº 1691-07

HONORABLE CÁMARA:

La Comisión de Derechos Humanos, Nacionalidad y Ciudadanía, pasa a informar el proyecto de ley que otorga, por gracia, la nacionalidad chilena al Hermano de la Compañía de Jesús, señor Ildefonso Delgado Espada.

Este proyecto se encuentra para el conocimiento de esta H. Cámara, en segundo trámite constitucional, y tuvo su origen en moción de los H.H Senadores señores Juan Hamilton Depassier, Jorge Lavandero Illanes, Carlos Letelier Bobadilla, Ricardo Núñez Muñoz y Gabriel Valdés Subercaseaux.

Durante la discusión de esta iniciativa legal, la Comisión invitó al H. Senador, don Jorge Lavandero y al Padre Renato Hevia, para interiorizarse de los rasgos biográficos del beneficiado con la gracia de la nacionalidad, por este proyecto,.Asimismo, hizo pedir antecedentes sobre publicaciones referidas al Hermano Ildefonso Delgado, en las que se da cuenta de sus actividades en el plano educacional, del reconocimiento nacional a su labor y especialmente se destaca su larga trayectoria al servicio de la formación de generaciones de alumnos de nuestro país.

Del conocimiento de todos estos datos y antecedentes, la Comisión pudo formarse un criterio acabado sobre la justeza del beneficio que se invoca en este proyecto de ley.

El Hermano Ildefonso Delgado nació en España, el 23 de enero de 1906, en una pequeña aldea de Huesca, Aragón. Hizo sus estudios primarios en Barcelona. A la edad de 12 años se inicia en el oficio de sastre, llegando a ser oficial de sastrería.

El 6 de enero de 1926 ingresa a la Compañía de Jesús. Inicia un noviciado de dos años, al cabo de los cuales fue enviado a la República Argentina y más tarde a Chile, haciendo aquí sus votos religiosos perpetuos como jesuita en 1928.

Desde entonces, ha servido al país, atendiendo a los alumnos del Colegio San Ignacio, por espacio de 67 años consecutivos. Ha desempeñado el trabajo de asistente de los alumnos, responsable del internado durante 25 años, subprefecto de la primera división del Colegio, sastre, ropero, chofer, encargado del cine, responsable del material didáctico y de los sistemas eléctricos, de la capilla, del taller de mimeógrafo, de los equipos audiovisuales y del laboratorio de física, y Ministro de la Comunidad Jesuita.

Todo este quehacer lo desempeñó siempre en permanente contacto con los alumnos, contribuyendo a su formación y disciplina en forma estricta e incansable, con abnegación y relevantes dotes de maestro.

Entre los numerosos alumnos ignacianos a quienes el Hermano Ildefonso Delgado, contribuyó a formar en el internado o en la primera división de estudios, se cuentan notables hombres públicos de nuestro país, destacados en actividades empresariales, políticas, de la comunicación, del deporte y de la vida religiosa.

Su trabajo y la prolongada trayectoria al servicio de la educación, han concitado el reconocimiento del Gobierno y de las autoridades religiosas. Es así como el año 1976 se le confirió la Orden al Mérito de Chile en el grado de oficial. La Iglesia de Santiago, por su parte, le otorgó la Cruz del Apóstol Santiago el 23 de julio de 1992.

Como corolario de estos gestos de gratitud hacia su persona, se ha propuesto conferirle la gracia de la nacionalidad chilena en la forma que dispone la Carta Fundamental de Chile en su artículo 10 número cinco, con motivo de aproximarse su nonagésimo cumpleaños.

Tanto el Senador Lavandero como el Padre Renato Hevia, Rector del Colegio San Ignacio, hicieron presente que si este beneficio se da por méritos, este es el caso, pues el hermano Ildefonso Delgado ha entregado 67 años de su vida a la educación, con un trabajo tesonero, incansable, fiel y generoso. A juicio de ellos, es un hombre de Dios, dedicado a la educación, y esto, unido al significado de su labor, reconocida por el Gobierno y la Iglesia de Chile, lo habilitan para acceder a este honor público reservado a extranjeros que han prestado servicios notables a nuestro país.

La Comisión discutió y analizó los antecedentes que se acaban de reseñar, y con su mérito, estimó este caso como absolutamente compatible con los requisitos que se consideran necesarios para postular a una persona al beneficio de la nacionalización excepcional por gracia.

Por todas estas consideraciones, la Comisión de Derechos Humanos, Nacionalidad y Ciudadanía recomienda a la H. Cámara, acoger esta iniciativa, que ha aprobado por unanimidad, y ratificar en los mismos términos propuestos por el H. Senado, el siguiente

PROYECTO DE LEY

“Articulo único: Concédese la nacionalidad chilena, por especial gracia, al Hermano Ildefonso Delgado Espada, de la Compañía de Jesús.”

Se designó DIPUTADO INFORMANTE al H. Diputado señor Guillermo Ceroni Fuentes.

Acordado en sesiones celebradas los días 25 de octubre y 8 de noviembre de 1995, con asistencia de los señores Diputados: don Gabriel Ascencio Mansilla (Presidente), don Andrés Aylwin Azócar, don Guillermo Ceroni Fuentes, don Alejandro García-Huidobro, don Jaime Naranjo Ortiz, don Sergio Ojeda Uribe, don Alfonso Vargas Lyng y don Erick Villegas González.

SALA DE LA COMISIÓN, a 8 de noviembre de 1995.

JOSÉ VICENCIO FRÍAS

Secretario de la Comisión

2.2. Discusión en Sala

Fecha 28 de noviembre, 1995. Diario de Sesión en Sesión 26. Legislatura 332. Discusión Particular. Se aprueba en particular sin modificaciones.

NACIONALIDAD, POR GRACIA, A RELIGIOSO ILDEFONSO DELGADO ESPADA. Segundo trámite constitucional.

El señor ORTIZ (Presidente en ejercicio).-

En Fácil Despacho, corresponde ocuparse del proyecto de ley, en segundo trámite constitucional, que concede, por gracia, la nacionalidad chilena al hermano Ildefonso Delgado Espada.

Diputado informante de la Comisión de Derechos Humanos, Nacionalidad y Ciudadanía es el señor Ceroni .

Antecedentes:

Proyecto del Senado, boletín Nº 1691-07 (S), sesión 6ª, en 17 de octubre de 1995. Documentos de la Cuenta Nº 5.

Informe de la Comisión de Derechos Humanos, sesión 17ª, en 15 de noviembre de 1995. Documentos de la Cuenta Nº 2.

El señor ORTIZ (Presidente en ejercicio).-

Tiene la palabra el Diputado señor Ceroni .

El señor CERONI.-

Señor Presidente, el proyecto de ley, en segundo trámite constitucional, otorga, por gracia, la nacionalidad chilena al hermano de la Compañía de Jesús señor Ildefonso Delgado Espada .

Tuvo su origen en una moción de los honorables Senadores señores Juan Hamilton , Jorge Lavandero , Carlos Letelier , Ricardo Núñez y Gabriel Valdés Subercaseaux .

Durante su discusión en la Comisión técnica de la Cámara, se invitó al honorable Senador don Jorge Lavandero y al padre don Renato Hevia , con el objeto de que sus integrantes pudiéramos interiorizarnos sobre los rasgos biográficos del hermano Ildefonso Delgado .

Igualmente, la Comisión pidió antecedentes sobre diversas publicaciones referidas a este religioso, en las que se da cuenta de sus actividades en el plano educacional, del reconocimiento nacional a su labor y especialmente de su destacada trayectoria al servicio de la formación de generaciones de alumnos en nuestro país.

El hermano Ildefonso Delgado nació en España, el 23 de enero de 1906. El 6 de enero de 1926 ingresó a la Compañía de Jesús e inició sus estudios vocacionales. En 1928, una vez llegado a Chile, hizo votos religiosos perpetuos en ella.

Desde entonces ha servido a nuestro país a través de la atención a alumnos del Colegio San Ignacio , por espacio de 67 años consecutivos. Ha desempeñado el trabajo de asistente de los educandos, responsable del internado durante 25 años, subprefecto, sastre, ropero, chofer, encargado de cine y del material didáctico, y colaborado en otras actividades propias de la educación.

Este quehacer lo desempeñó en forma abnegada. Siempre reveló dotes de claro maestro y estuvo en permanente contacto con generaciones de alumnos, contribuyendo de manera muy importante a su formación moral, a la adquisición de valores y a labores disciplinarias.

Son muchos los alumnos ignacianos a quienes el hermano Ildefonso Delgado contribuyó a formar. Una gran cantidad han sido y son notables hombres públicos dedicados a diversas actividades empresariales, políticas, de la comunicación, del deporte y de la vida religiosa, quienes, en definitiva, han tenido influencia decisiva en los destinos del país.

Su trabajo y la prolongada trayectoria al servicio de la educación han concitado el reconocimiento del Gobierno y de autoridades religiosas. Así, en 1976 el gobierno de la época le confirió la Orden al Mérito de Chile en el grado de oficial; por su parte, la Iglesia de Santiago le otorgó la Cruz del Apóstol Santiago , el 23 de julio de 1992.

El hermano Ildefonso Delgado ha entregado 67 años de su vida a la educación de muchos jóvenes chilenos, con un trabajo tesonero, incansable, fiel y generoso. A juicio de todos sus ex alumnos, indiscutiblemente, ha hecho una gran contribución a su formación. Gobiernos pasados y la Iglesia han destacado su labor, todo lo cual, sin duda, lo habilita para tener la nacionalidad chilena por especial gracia.

No podemos olvidar que la adquisición de la nacionalidad por gracia se encuentra consagrada en el artículo 10, Nº 5, de la Carta Fundamental. Esta forma excepcional de nacionalización, que se diferencia de la ordinaria, en el fondo, no requiere de solicitud previa ni acreditar el cumplimiento de requisitos determinados; tampoco exige la renuncia expresa a la anterior. Debe ser otorgada directamente por ley y, en último término, está sujeta a los méritos que han de considerar tanto el Senado como la Cámara de Diputados.

Por lo general, se tiende a confundir que lo notable en el servicio que un hombre pueda prestar al país se debe traducir necesariamente en actos de público conocimiento. Muchas veces se piensa que lo heroico es igual o sinónimo de actos insólitos o desusados y se olvida que el ser humano está enfrentado, día a día, al desafío de lo ordinario, de lo cotidiano, y que su grandeza está en que esos actos comunes se traduzcan en extraordinarios. Las más de las veces, la transformación de sus propios actos ordinarios en extraordinarios es y adquiere una dimensión anónima, pero, en definitiva, repercute por lo general en otros seres humanos.

Habla muy bien de la Comisión de Derechos Humanos y de la Sala del Senado el hecho de que se haya aprobado esta concesión, por gracia, al hermano Ildefonso Delgado . Por supuesto, hablará muy bien de la Cámara la aprobación del proyecto de ley que, en definitiva, implica poner en su justo lugar el verdadero valor de la persona, cuya proyección a través de la formación de otros contribuye al bien del país en forma pública.

Por eso, la Comisión de Derechos Humanos, Nacionalidad y Ciudadanía, después de considerar y ponderar en profundidad los diversos antecedentes, ha aprobado, por unanimidad, el proyecto de ley que se somete a conocimiento de la Sala, que otorga la nacionalidad, por gracia, al hermano Ildefonso Delgado Espada.

He dicho.

El señor ORTIZ (Presidente en ejercicio).-

Tiene la palabra el honorable Diputado señor Vicente Sota .

El señor SOTA.-

Señor Presidente, nuevamente los Diputados ex alumnos de los colegios jesuitas en Chile tenemos motivos para congratularnos de un hecho que enorgullece a la Compañía de Jesús en nuestro país. Los Diputados señores Estévez, Ortiz , Elgueta , Ceroni , Longueira , Kuschel , Barrueto , Luksic , Martínez, don Rosauro ; Tohá , Fuentealba , Coloma y el que habla, nos unimos hoy, como ex alumnos de los colegios ignacianos, para celebrar y aprobar el otorgamiento, por gracia, de la nacionalidad chilena al ciudadano español hermano Ildefonso Delgado .

Quiero hacer notar que la moción correspondiente, de varios señores Senadores, también fue firmada, por especial concesión del señor Presidente del Senado, por los Diputados ex alumnos señor Pablo Longueira y el que habla.

Este aragonés, porfiado, nacido hace casi 90 años, luce energía y viveza de espíritu inigualable, como si la observancia de las reglas de la orden de Ignacio de Loyola mantuviera joven no sólo su alma, sino también su cuerpo.

Desde hace 67 años, el hermano Delgado ha estado al cuidado de los muchachos de la hoy llamada educación media; cientos y miles de jóvenes chilenos han recibido de él hábitos de honor, de orden, de disciplina. Delgado ha moldeado el carácter de varias generaciones de ignacianos que aprendieron con él a inspirar sus vidas en el lema del fundador: “Para la mayor gloria de Dios”.

También recordamos en Delgado al anónimo e incondicional servidor de su hermano en religión, el inolvidable Padre Alberto Hurtado .

Dentro de poco, los ex alumnos nos reuniremos en torno de los patios del viejo colegio San Ignacio , para agradecer al Señor este don de un maestro inolvidable. Los que hoy somos representantes del pueblo de Chile, le llevaremos la grata nueva a este sujeto de la orden, como se llaman entre sí sus miembros, pues se convertirá, por gratitud del Congreso chileno, en sujeto de la Nación chilena.

He dicho.

El señor ORTIZ (Presidente en ejercicio).-

Tiene la palabra el honorable Diputado señor Sergio Ojeda .

El señor OJEDA.-

Señor Presidente, la Comisión de Derechos Humanos, Nacionalidad y Ciudadanía ha tenido nuevamente el privilegio de estudiar y de despachar un proyecto rico en contenidos humanos y en entrega social a la comunidad, como es el que se considera en este momento, que concede la nacionalidad chilena a otro ciudadano extranjero, el religioso Ildefonso Delgado Espada.

La Constitución Política de la República, en virtud del artículo 10, Nº 5; y 60, Nº 5), permite a los parlamentarios presentar mociones para conceder la nacionalidad chilena, por gracia, a extranjeros distinguidos que hayan prestado grandes servicios a la patria.

La bancada de la Democracia Cristiana votará favorablemente el proyecto que concede este gran beneficio al religioso español Ildefonso Delgado Espada, en consideración a sus grandes méritos, a su gran aporte a la educación, a su larga trayectoria en la formación de generaciones de alumnos en nuestro país, a sus sobresalientes dotes, a su calidad humana y su entrega incansable al servicio de los demás. De acuerdo con los antecedentes y circunstancias dados a conocer en el informe, este beneficio se justifica plenamente, por cuanto este religioso se ha entregado por entero, durante 67 años de su vida, al servicio de la comunidad, con un trabajo y actividad ininterrumpidos.

He dicho.

El señor ORTIZ (Presidente en ejercicio).-

Tiene la palabra el Diputado señor Renán Fuentealba .

El señor FUENTEALBA.-

Señor Presidente, a las expresiones vertidas por los Diputados señores Ceroni , Sota y Ojeda , debo agregar que el Diputado que habla recibió las enseñanzas del hermano Ildefonso Delgado, quien ha dedicado toda una vida a la educación y que la formación recibida fue fundamental para su acceso al Parlamento

Para el Diputado que habla es un gran honor concurrir hoy con su voto a otorgar la nacionalidad, por gracia, a quien, por muchos años, fuera su instructor en el colegio en el que estudió.

He dicho.

El señor ORTIZ (Presidente en ejercicio).-

Tiene la palabra el Diputado señor Naranjo .

El señor NARANJO.-

Señor Presidente, en nombre de la bancada socialista, queremos expresar todo nuestro apoyo y respaldo a la concesión, por gracia, de la nacionalidad chilena al hermano Ildefonso Delgado Espada.

Quienes participamos en la Comisión de Derechos Humanos, luego de una extenso análisis y discusión, concluimos que este religioso reúne todos los méritos y requisitos para que se le conceda por especial gracia la nacionalidad chilena, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 10, Nº 5 de la Carta Fundamental.

Este hombre ha dedicado parte importante de su vida según los antecedentes entregados, por espacio de 67 años consecutivos, a formar diversas generaciones. Todos quienes lo conocemos particularmente los parlamentarios cuya formación está basada en los valores que entregó este hermano, muchos de los cuales han dado fe y testimonio de este hecho, estamos plenamente conscientes de cómo marcó a muchas generaciones.

Por estas razones, y por los méritos del hermano Ildefonso Delgado Espada, el Partido Socialista respaldará este proyecto.

He dicho.

El señor ORTIZ (Presidente en ejercicio).-

Si le parece a la Sala, aprobaríamos por unanimidad el proyecto.

¿Habría acuerdo?

No hay acuerdo.

En votación.

Efectuada la votación en forma económica, por el sistema electrónico, no hubo quórum.

El señor ORTIZ (Presidente en ejercicio).-

Por no haberse reunido el quórum, se repetirá la votación.

Repetida la votación en forma económica, por el sistema electrónico, dio el siguiente resultado: por la afirmativa, 40 votos; por la negativa, 0 voto. Hubo 1 abstención.

El señor ORTIZ (Presidente en ejercicio).-

Aprobado.

Despachado el proyecto.

Votaron por la afirmativa los siguientes señores Diputados:

Álvarez-Salamanca , Ascencio , Balbontín , Bayo , Ceroni , De la Maza , Elgueta , Elizalde , Encina , Ferrada , Fuentealba , Galilea , García (don René Manuel) , Hernández , Jeame Barrueto , Leay, León , Longton , Muñoz , Naranjo , Navarro , Ojeda , Ortiz , Palma ( don Joaquín) , Paya , Pérez (don Ramón) , Pérez (don Víctor) , Saa (doña María Antonieta) , Salas , Seguel , Sota , Taladriz , Tuma , Ulloa , Vargas , Venegas , Villegas , Villouta , Wörner ( doña Martita ) y Zambrano .

Se abstuvo el Diputado señor:

Ribera.

2.3. Oficio de Cámara Revisora a Cámara de Origen

Oficio Aprobación sin Modificaciones . Fecha 29 de noviembre, 1995. Oficio en Sesión 20. Legislatura 332.

OFICIOS

Con el cuarto da a conocer que ha aprobado, en los mismos términos en que lo hizo el Senado, el proyecto que concede, por gracia, la nacionalidad chilena al Hermano de la Compañía de Jesús señor Ildefonso Delgado Espada.

Se mandan comunicar a Su Excelencia el Presidente de la República.

3. Trámite Finalización: Senado

3.1. Oficio de Cámara de Origen al Ejecutivo

Oficio Ley a S. E. El Presidente de la República. Fecha 29 de noviembre, 1995. Oficio

Valparaíso, 29 de noviembre de 1995.

Nº 9285

A S.E. El Presidente de la República

Tengo a honra comunicar a V.E. que el Congreso Nacional ha dado su aprobación al siguiente

PROYECTO DE LEY:

"Artículo único.- Concédese la nacionalidad chilena, por especial gracia, al Hermano Ildefonso Delgado Espada, de la Compañía de Jesús.".

Dios guarde a V.E

GABRIEL VALDES S.

Presidente del Senado

RAFAEL EYZAGUIRRE ECHEVERRIA

Secretario del Senado

4. Publicación de Ley en Diario Oficial

4.1. Ley Nº 19.431

Tipo Norma
:
Ley 19431
URL
:
https://www.bcn.cl/leychile/N?i=30798&t=0
Fecha Promulgación
:
17-12-1995
URL Corta
:
http://bcn.cl/2cz4q
Organismo
:
MINISTERIO DEL INTERIOR
Título
:
OTORGA POR GRACIA NACIONALIDAD CHILENA A HERMANOILDEFONSO DELGADO ESPADA
Fecha Publicación
:
23-12-1995

   OTORGA POR GRACIA NACIONALIDAD CHILENA A HERMANO ILDEFONSO DELGADO ESPADA

   Teniendo presente que el H. Congreso Nacional ha dado su aprobación al siguiente

   Proyecto de Ley:

   "Artículo único.- Concédese la nacionalidad chilena, por especial gracia, al Hermano Ildefonso Delgado Espada, de la Compañía de Jesús.".

   Y por cuanto he tenido a bien aprobarlo y sancionarlo; por tanto promúlguese y llévese a efecto como Ley de la República.

   Santiago, 12 de diciembre de 1995.- EDUARDO FREI RUIZ-TAGLE, Presidente de la República.- Carlos Figueroa Serrano, Ministro del Interior.

   Lo que transcribo a Ud. para su conocimiento.- Saluda a Ud., Belisario Velasco Baraona, Subsecretario del Interior.