Partidos, movimientos y coaliciones

Partido Nacional o Monttvarista

Partido Nacional o Monttvarista
Fecha de fundación 26 de diciembre 1857
Referentes Pelucones
Divisiones Partido Liberal Unido
Listado histórico
Sitios Webs
Enciclopedia Chilena
Reseña en Wikipedia
Memoria Chilena

Partido Nacional o Monttvarista. Partido político constituido el 26 de diciembre de 1857, luego de la escisión que sufre el bando pelucón, debido a la “Cuestión del Sacristán”.

El sector partidario del Presidente Manuel Montt y delMinistro Antonio Varas, sostuvo una doctrina proclive al laicisismo y a la supremacía del poder civil sobre el eclesiástico. Esta tendencia se agrupó adoptando el nombre de Partido Nacional, por ser considerado defensor de los derechos de toda la comunidad, en oposición a la tendencia clerical.

Este partido, fue conocido también con el nombre de “Monttvarista”, en homenaje a sus creadores y organizadores.

Hacia fines del siglo XIX, se fue acercando hacia los liberales formando alianza con ellos durante las primeras décadas del siglo XX. Posteriormente en 1930 desaparecerán al unirse definitivamente a los liberales en el Partido Liberal Unido.

Contenido
Historia
Orígenes

El partido Nacional o Monttvarista apareció en el escenario político a partir de 1857, luego de la escisión que sufre el grupo gobernante de los pelucones, debido a la “Cuestión del Sacristán”. Este hecho, tuvo gran significado, pues permitió constituir como tal a los primeros partidos políticos, a raíz de que el ala más conservadora del bando pelucón, fiel a su ideología cristiana-católica, se unió con la Iglesia en el conflicto, conformando así el Partido Conservador.

De esta forma, el otro sector –fiel al presidente Manuel Montt y al ministro Antonio Varas-, de acuerdo a un pensamiento proclive al laicisismo y a la supremacía del poder civil sobre el eclesiástico, se constituyó, adoptando “el nombre de Partido Nacional por ser considerado defensor de los derechos, en oposición a la tendencia clerical” [1]. Este partido, fue conocido también con el nombre de “Monttvarista”, en homenaje a sus creadores y organizadores. El 26 de diciembre de 1857, el Partido Nacional emitió un manifiesto en el cual explicitó sus ejes programáticos. “La primera reunión se llevó a cabo el 31 de diciembre de 1857, con la que se dio por fundado el partido” [2]. El partido apoyó al presidente Montt durante el resto de su mandato.

Principios Programáticos

El proyecto político manifestado por el Partido Nacional desde sus inicios, declaró un marcado tono laico, y de supremacía del Estado ante la autoridad clerical. En este sentido, “las doctrinas del partido eran: el mantenimiento del orden, progreso material e intelectual, y la independencia y supremacía del poder civil sobre el eclesiástico en materias de gobierno” [3]. De hecho, el documento emitido por el partido, apelaba en sus puntos más importantes, lo siguiente:

“…El afianzamiento del orden es la base fundamental de la República y debe ser impuesto por el principio de autoridad y por el hábito de respeto… …Un gobierno fuerte es la única manera de afianzar el orden. Solo si se consolida el principio de autoridad y de orden, puede pensarse en reformas políticas… …Debe mejorarse al individuo, inculcándole hábitos de trabajo, moralidad, conciencia cívica, etc. En las relaciones con la iglesia, debe mantenerse el Patronato, como parte integrante de la soberanía nacional” [4].

A partir de esta declaración, quedan claros los postulados del Partido Nacional: el orden, la disciplina y el respeto a la autoridad, sumado a la idea de un gobierno fuerte, soberano y laico. Según el manifiesto, el detonante de la formación del partido es “trabajar en las próximas elecciones, con el fin de obtener una representación nacional compuesta de ciudadanos que, al mismo tiempo que aspiren al adelantamiento efectivo del país, propaguen ideas moderadas en orden a su administración y gobierno” [5].

Trayectoria Histórica

En el ocaso del gobierno de Manuel Montt, el candidato sucesor por excelencia, debía ser su mano derecha, su Ministro Antonio Varas. En este sentido, y a propósito de los pormenores previos a la elección: el Partido Nacional sostuvo una reunión en casa de Matías Cousiño, en diciembre de 1860, con el objeto de ponerse de acuerdo sobre la candidatura que iban a apoyar, eligiendo como candidato a Antonio Varas, quien finalmente no aceptó tal candidatura [6].

Frente a este hecho, y a propósito de las elecciones parlamentarias de 1861, en donde “el Partido Nacional obtuvo la mayoría en ambas cámaras, (…) el partido aceptó como candidato presidencial a José Joaquín Pérez; el cual salió electo, apoyado por los liberales y conservadores, asumiendo en septiembre de 1861” [7].

Con mayor presencia en el parlamento, el Partido Nacional, trató de coexistir con las diferentes tendencias políticas. En octubre de 1861 se promulgó la “Ley de Amnistía” [8], la cual benefició a todos quienes fueron desterrados por causas políticas desde 1851, año en el cual hubo una guerra civil que buscaba impedir el ascenso al poder de Manuel Montt, y que terminó con varios de sus líderes encarcelados o exiliados. El partido nacional dudó de esta medida, pero como conservaba la mayoría dentro del Congreso, y representaba una gran fuerza política, acepto esta situación.

Otra situación también comprometió la relación del partido con el gobierno, ya que el partido quiso tener mayor notoriedad en los cargos públicos. En estas circunstancias se produjo un distanciamiento entre el Presidente Pérez y Manuel Montt, ya que el presidente organizó un gabinete con liberales y conservadores, prescindiendo de los nacionales, ante lo cual, el Partido Nacional se alejó del gobierno y pasó a la oposición.

En las elecciones parlamentarias de 1864, el Partido Nacional perdió mucha fuerza, pues la mayoría pasó a manos de la Fusión Liberal Conservadora. Entre tanto se produjo un acercamiento entre el partido nacional y el partido radical, que acababa de formarse, ambos estaban en la oposición debilitados, por lo que al llegar las elecciones parlamentarias de 1867, decidieron presentar candidatos, pero competir electoralmente solamente en aquellas localidades en que la situación se presentase favorable a sus partidos.


Al llegar las elecciones presidenciales, que elegían al sucesor de Pérez en la presidencia, los partidos de oposición acordaron presentar un candidato liberal que gozase de las simpatías tanto de nacionales como de radicales. Con este fin se reunieron los delegados de los partidos el 11 de septiembre de 1870, acordando celebrar una convención para elegir candidato, resultando José Tomás Urmeneta.

Fue electo como presidente de la República, Federico Errázuriz Zañartu, quien salió con el apoyo de la fusión liberal conservadora. “Errázuriz gobernó apoyado por los distintos partidos excepto el Nacional: éste partido tuvo poca actuación, apreciándose un debilitamiento, pues al adherirse a los principios reformistas, desde la candidatura de Urmeneta había perdido su sentido histórico primitivo, con el alejamiento de muchos antiguos miembros” [9].

En las elecciones parlamentarias de 1876, el Partido Nacional obtuvo 26 diputados y 13 senadores, entre los cuales figura Manuel Montt como senador por Chiloé [10]. Al llegar las elecciones presidenciales para suceder a Federico Errázuriz, el Partido Nacional apoyó la candidatura de Aníbal Pinto, quien era el candidato de gobierno, y luchaba contra Benjamín Vicuña Mackenna, quien era apoyado por el Partido Liberal Democrático, y el Partido Conservador. Este apoyo de los conservadores fue objetado por algunos miembros del partido, el cual finalmente no se cristalizó, debido a que Vicuña Mackenna renunció a su candidatura.

Elegido Aníbal Pinto, el Partido Nacional volvió a figurar en el gobierno y participó en sus ministerios. La importancia del partido fue creciendo durante este gobierno; Antonio Varas pasó a ser el consejero del Presidente Pinto, e inclusive encabezó el gabinete como Ministro del Interior, (abril, 1879) lo que causo satisfacción y confianza en el país que estaba enfrentando la Guerra del Pacífico. Al finalizar el gobierno de Aníbal Pinto, el Partido Nacional apoyó la candidatura de Domingo Santa María –apoyado también por liberales y radicales- quien tenía como contendor a Manuel Baquedano, respaldado por los conservadores.

Una vez electo Santa María, en 1881, el Partido Nacional permaneció en una situación favorable. En la elección presidencial de 1886, el Partido Nacional apoyó la candidatura de José Manuel Balmaceda, quien ya en ejercicio de su cargo, tuvo dos ministros del Partido Nacional. El partido, no obstante empezaba a declinar, en 1889 formó parte de la combinación política llamada Cuadrilátero, agrupación entre liberales ‘sueltos’, nacionales, liberales ‘nacionalizados’ y radicales, que evidenció el descontento de los partidos políticos por el accionar de la administración del presidente Balmaceda.

Al estallar la revolución del Congreso contra el Presidente José Manuel Balmaceda –Guerra Civil de 1891- el Partido Nacional se alineó junto al Parlamento, y al instaurarse el régimen parlamentario, participó en las combinaciones políticas que se dan posteriormente: la Alianza Liberal y Coalición.

Historia Electoral
Elecciones parlamentarias 1864 - 1891

El Partido Nacional o Monttvarista surgió con el claro propósito de defender la administración de Manuel Montt. Además defendía ideales como: un Ejecutivo fuerte que mantuviera supremacía frente a la Iglesia. Durante las elecciones en las cuales participó, entre 1864 y 1888, el partido mantuvo cautivo un relativo apoyo a su fuerza parlamentaria, lo que le permitió mantener cierta vigencia, con aumentos, sobre todo entre 1876 y 1888. Lo anterior queda reflejado en el siguiente cuadro.

Número de diputados electos: Partido Nacional

Año de
elección
N° de
Diputados
1864 12
1867 29
1870 20
1873 30
1876 14
1879 22
1882 6
1885 17
1888 14
1891 40


En base a: Heise, Julio: El período parlamentario 1861-1925 Tomo II, Editorial Universitaria, Santiago, 1982, p.321.

Fuentes referenciales


Bibliografía general


Fuentes digitales


Bibliografía general


Notas
  1. Cortés; Fuentes (1967) p. 341.
  2. Cortés; Fuentes (1967) p. 341.
  3. Cortés; Fuentes (1967) p. 341.
  4. Cortés; Fuentes (1967) p. 341.
  5. Bravo Lira (1992) pp.22-23.
  6. Bravo Lira (1992)p. 342.
  7. Bravo Lira (1992) p. 342.
  8. Amnistía a todos los individuos que desde el año 51 hasta la fecha hubieren sido o pudiesen ser enjuiciados por razón de delitos políticos.
  9. Bravo Lira (1992) pp.22-23.
  10. Bravo Lira (1992) p. 344.
Top