Juvenal Hernández Jaque

Reseñas biográficas parlamentarias

Nació en El Carmen, departamento de Yungay, el 6 de septiembre de 1899; hijo de Rigoberto Hernández Pino y Dolores Jaque Cifuentes.

Contrajo matrimonio con María Dolores Stevens Soto y tuvieron dos hijos.

Inició sus estudios en el Liceo de Hombres de Concepción y en el Curso Fiscal de Leyes que funcionaba como anexo, trasladándose más tarde a Santiago, donde ingresó a la Escuela de Derecho de la Universidad de Chile. Al titularse desarrolló la tesis de "Expropiación por causa de utilidad pública"; se tituló de abogado en el año 1924.

Fué profesor de Gramática y Literatura en el Liceo de Concepción.
Inició su carrera académica en la Escuela de Derecho de su Universidad, como profesor de Derecho Romano y Derecho Civil.
A los 33 años fue designado Decano de la Facultad de Derecho. Ese mismo año fue elegido Rector de la Universidad de Chile, cargo que ocupó desde 1932 hasta 1953, durante cuatro períodos.
En 1959 fue nombrado embajador en Venezuela, cargo que desempeñó hasta 1963.

Fue elegido diputado de la República, por la Séptima Circunscripción Departamental de "Santiago", periodo 1930-1934; integró la Comisión Permanente de Legislación y Justicia y fue diputado reemplazante en la Comisión Permanente de Gobierno Interior y en la de Policía Interior.
El movimiento revolucionario que estalló el 4 de junio de 1932, decretó, el día 6, la disolución de este Congreso.

En su papel como rector de la Universidad de Chile, Juvenal Hernández se orientó por el proyecto de don Valentín Letelier, de tal manera de transformar a la Universidad en una corporación que fuera un centro cultural, científico y social, y que, además, se insertara de una manera efectiva en el país. Debe contarse entre sus creaciones más importantes la iniciación de la Facultad de Economía con sus Institutos de Investigación; la Facultad de Arquitectura, de Odontología, de Química y la Facultad de Medicina Veterinaria.
Además, creó el Instituto de Biología, de Fisiología, de Nutrición y de Biología Marina.

Desde la Rectoría promovió la investigación y la calidad de la docencia; además, se preocupó de la reorganización de la Biblioteca Central.
Tuvo la visión que la Universidad tenía como misión, integrar a la sociedad en sus conocimientos y creaciones y para ello desarrolló la Extensión Universitaria. Así se creó la Editorial Universitaria, el Instituto de Extensión Musical, del cual emergieron el Ballet Nacional, el Coro Universitario y la Orquesta Sinfónica de Chile junto al Teatro Experimental. En otra faceta de esta acción se crearon las Escuelas de Temporada, que contaron con el apoyo de Amanda Labarca y que permitieron que la Universidad recibiera alumnos de toda América Latina. En síntesis, la extensión cultural de la Universidad de Chile cambió el rumbo de la difusión de la cultura en nuestro país haciéndola participativa.

Otro campo de su preocupación fue el bienestar de sus alumnos por medio de la creación del departamento de Bienestar Estudiantil. A través de este organismo se realizaron planes de asistencia médica y hospitalización para los estudiantes que lo necesitaban; también asistencia económica y apoyo en asistencia social; se desarrollaron además, importantes programas que cubrían casi todos los deportes, impulsando, incluso el Club Deportivo de la Universidad de Chile.
También fue su preocupación al presentar la autonomía de la Universidad fundada en una racionalización del presupuesto que le permitiera acceder a los medios económicos que necesitaban.
En 1942 se celebró el Centenario de la Universidad que tuvo relevancia internacional con la organización de congresos científicos, ciclos de conferencias, exposiciones, concursos, conciertos y muestra de las mejores obras de nuestros artistas más relevantes.

El sello que imprimió Juvenal Hernández a la Universidad de Chile fue el de crear un ámbito de estudio, investigación y extensión donde primara la libertad, el pensamiento, la tolerancia y que permitiera confrontar todo tipo de ideas, que, en definitiva, enriquecían el sistema democrático chileno.

Este Rector militó toda su vida en las filas del Partido Radical y estuvo adscrito a la Masonería.

Fue dos veces ministro de Defensa Nacional, 24 de octubre de 1940 a abril de 1942; y en el gobierno de Gabriel González Videla, también ministro de Defensa Nacional, abril a agosto de 1947.
En 1948 presidió la Delegación Chilena a la Novena Conferencia Panamericana de Bogotá.
Durante el Gobierno de don Jorge Alessandri Rodríguez ostentó el cargo de embajador en Venezuela, durante los años 1959 a 1963. y más tarde, fue elegido por la Asamblea General de la UNESCO como miembro de su Consejo Ejecutivo.

La Facultad de Derecho de la Universidad de Chile lo designó Profesor Emérito en abril de 1978.
El Gobierno Militar le designó miembro del Consejo de Estado.
La Universidad de Concepción lo distinguió con el título de Miembro Honorario.
Recibió condecoraciones al mérito de los gobiernos de Ecuador, México, Brasil, Perú Venezuela, Panamá y Cuba.

Durante los 20 años de su mandato de Rector, la Universidad de Chile creció en su presencia nacional y alcanzó altos niveles de excelencia académica y de investigación, junto a la creación artística, que la colocaron en un lugar de privilegio en el concierto internacional del Conocimiento.

Fue también conferenciante sobre temas de Derecho y Educacionales y colaborador en la prensa.

Fue presidente de la Sociedad Constructora de Establecimientos Educacionales, durante los años 1940 a 1942; 1952.
Presidente de la Comisión Chilena de Cooperación Intelectual.
Miembro correspondiente de la Academia de Ciencias de la Sociedad Científica Argentina y del Instituto San Martiniano de Buenos Aires.
Miembro honorario del Colegio de Abogados de Costa Rica.
Miembro honorario del Centro de Profesores Unión Comercial de Santiago; Patronato de la Infancia e instituciones deportivas.

Doctor Honoris Causa de la Universidad de Las Plata y Universidad Argentina.

Don Juvenal Hernández falleció en Santiago, el 24 de abril de 1979.

Buscando contenido multimedia
Top