APRUEBA EL REGLAMENTO DE EXTRANJERIA


    Núm. 5,021.- Santiago, 16 de Septiembre de 1959.- Visto lo dispuesto en la ley N.o 13,353,de 26 de Agosto del año en curso, y la facultad que me confiere el N.o 2 del artículo 72 de la Constitución Política del Estado
    Decreto:

    Apruébase el siguiente Reglamento de Extranjería:
    Título I

    DEL INGRESO Y DE LAS AUTORIZACIONES O PERMISOS DE
INGRESO EN GENERAL

    Artículo 1.o El ingreso, el control, la residencia, la permanencia definitiva, el egreso, el reingreso y la expulsión de los extranjeros, se regirán por la ley número 13,353, de fecha 26 de Agosto de 1959, el presente reglamento y el decreto con fuerza de ley N.o 69, de 27 de Abril de 1953.

    Artículo 2.o Los extranjeros que ingresen al país, deberán reunir los requisitos que señala este reglamento.
    El otorgamiento de las autorizaciones de ingreso, los derechos y obligaciones que otorguen e impongan, y la prórroga de estos permisos, se determinan en este reglamento.

    Artículo 3.o Los extranjeros podrán ingresar a Chile en calidad de "turistas", "residentes oficiales", "residentes" o "inmigrantes".
    Los "turistas" podrán permanecer en el país hasta por un plazo de 90 días, prorrogable en la forma que determine el Título II.
    Los "residentes oficiales" podrán permanecer en Chile en esta calidad hasta el término de las respectivas misiones oficiales.
    Los "residentes" podrán permanecer en el territorio nacional por plazos superiores a 90 días, en la forma y condiciones que determine el Título III.
    A los "inmigrantes" se aplicarán todas aquellas disposiciones de la ley N.o 13,353 y de este reglamento, que sean compatibles con el decreto con fuerza de ley N.o 69, de 27 de Abril de 1953.

    Artículo 4.o A los residentes oficiales, se otorgarán visas "diplomáticas" u "oficiales".
    A los residentes se otorgarán visas con las siguientes denominaciones: "residente o sujeto a contrato", "residente estudiante", "residente temporario" y "residente con asilo político".
    Los tripulantes extranjeros de naves o aeronaves mercantes, serán considerados residentes con las modalidades que establece el párrafo 6.o del Título III de este reglamento.
    Los turistas estarán exentos de obtener visaciones consulares chilenas, y para ingresar a Chile sólo requerirán los documentos señalados en el Título II.
    Artículo 5.o El otorgamiento de visación a los extranjeros que se encuentren fuera de Chile será resuelto por el Ministerio de Relaciones Exteriores, el que autorizará para tal efecto a los funcionarios del Servicio Exterior.
    El extranjero que desee ingresar al país con alguna visación deberá comprometerse por escrito, prestando una declaración jurada ante el respectivo funcionario del Servicio Exterior, a no participar durante su permanencia en Chile en la política interna ni en actos que puedan inferir molestias a los Gobiernos con los cuales se mantienen relaciones amistosas y a respetar y cumplir la Constitución Política, las leyes, decretos y demás disposiciones que rijan en el territorio de la República.
    Las visaciones concedidas por los funcionarios del Servicio Exterior tendrán valor para que sus titulares ingresen a Chile dentro del término de un año contado desde la fecha del otorgamiento, salvo que se trate de visas de residente sujeto a contrato o de residente estudiante, casos en los cuales dichos funcionarios fijarán en el respectivo documento el plazo de validez para el ingreso, que no podrá exceder de un año.
    Corresponderá también al Ministerio de Relaciones Exteriores resolver sobre el otorgamiento en Chile de las visaciones diplomáticas y oficiales.

    Artículo 6.o Los extranjeros que ingresen a Chile como residentes, residentes oficiales o inmigrantes, deberán estar premunidos de pasaportes u otros documentos análogos vigentes que determine el Ministerio de Relaciones Exteriores, con las visaciones correspondientes, y de certificado de vacunación contra la viruela u otras enfermedades que señale la autoridad sanitaria chilena.
    Cuando en este reglamento se usa el término "pasaporte", deberá entenderse que en él quedan comprendidos los documentos análogos a que se refiere el inciso anterior.

    Artículo 7.o Las empresas navieras no podrán aceptar pasajeros con destino a Chile, que no estén premunidos de los documentos que los habiliten para ingresar al país. En caso de infringirse esta disposición, los pasajeros no podrán desembarcar en Chile y permanecerán a bordo durante el tiempo en que el barco se encuentre en aguas territoriales, a costa de la respectiva empresa, sin que ello pueda originar responsabilidad alguna para el Estado.
    Lo dispuesto en el inciso anterior será aplicable a las empresas de aeronavegación, ferroviarias y a toda otra que se dedique al transporte internacional de pasajeros.

    Artículo 8.o El extranjero que viaje en tránsito directo, en aviones de empresas de aeronavegación comercial que tengan establecidas líneas regulares entre ciudades del país y del extranjero, no estará sujeto a las obligaciones y controles establecidos en este reglamento, mientras permanezca en los recintos de puertos aéreos chilenos.
    Sin embargo, quedará sometido a dichas obligaciones y controles si por cualquier causa no prosigue viaje en la aeronave y permanece en el país. Si reuniere los requisitos para ser considerado como turista, se procederá a otorgarle la respectiva tarjeta de turismo. En caso contrario, se adoptarán las medidas que, con respecto a los extranjeros señalados en el artículo 91, contempla el Título X de este reglamento.

    Artículo 9.o El Ministerio del Interior resolverá sobre la prórroga de las autorizaciones de turismo, el otorgamiento y prórroga de visaciones que no sean Oficiales o Diplomáticas, a los extranjeros que se encuentren en el país, como asimismo, sobre la vigencia de dichos permisos o autorizaciones y el otorgamiento de la permanencia definitiva.

    Artículo 10.o El ingreso de extranjeros a Chile y su salida del territorio nacional deberá hacerse por lugares habilitados, entendiéndose por tales sólo aquellos controlados por el Servicio de Investigaciones o de Carabineros.
    No obstante, el Ministro del Interior tendrá facultad para establecer las restricciones y limitaciones que aconsejen las necesidades de control de extranjeros, en lo relativo a lugares habilitados de ingreso y salida.

    Artículo 11.o Corresponderá al Servicio de Investigaciones vigilar el ingreso y salida de los extranjeros y el cumplimiento de sus obligaciones, como asimismo, denunciar ante el Ministerio del Interior las infracciones de que tome conocimiento, sin perjuicio de adoptar las demás medidas señaladas en este reglamento.
    El Servicio de Carabineros cumplirá dichas funciones en aquellos lugares donde no haya Unidades de Investigaciones o donde, no obstante existir éstas, el Ministerio del Interior estime conveniente una labor conjunta de funcionarios de ambos Servicios.
    Los extranjeros estarán obligados a presentar a la autoridad, cuando ésta los requiera, sus documentos de extranjería.

    Artículo 12.o En las islas de Pascua y Juan Fernández el control de ingreso y salida de los extranjeros estará a cargo de la autoridad marítima, la cual permitirá el desembarco previa retención de la documentación de viaje, que será devuelta a sus titulares en el momento del zarpe de la nave o aeronave.
    Artículo 13.o Al otorgar una visación, los funcionarios del Servicio Exterior deberán extender una cédula consular, con las indicaciones y características que señale el Ministerio de Relaciones Exteriores, en cuatro ejemplares, dos de los cuales se entregarán al beneficiario, uno se dejará en los archivos de la oficina expedidora y otro se remitirá al Ministerio indicado. Los ejemplares entregados al beneficiario serán retirados por el funcionario contralor de la entrada, y enviados a la Dirección General de Investigaciones, la cual remitirá uno de ellos al Servicio Nacional de Estadística y Censos.
    El funcionario del Servicio Exterior dejará constancia en el pasaporte en que estampe la visa respectiva, de la circunstancia de haber otorgado los ejemplares de las cédulas consulares mencionadas.
    Si un extranjero ingresa al país sin los ejemplares de la cédula consular, y en el pasaporte no consta el otorgamiento de ella, la Dirección General de Investigaciones dará cuenta al Ministerio del Interior, el que a su vez pondrá el hecho en conocimiento del Ministerio de Relaciones Exteriores.
    En caso de que un extranjero ingrese con pasaporte visado y sin cédula consular, deberá llenar los formularios que al efecto le proporcionen los funcionarios revisores, para suplir dicha cédula.
    Artículo 14.o Podrá impedirse el ingreso de los siguientes extranjeros al territorio nacional:
    1.- Los condenados o actualmente procesados por delitos comunes que la ley chilena califique de simples delitos;
    2.- Los que hayan salido de Chile por disposición del Gobierno, y no estén comprendidos en el N.o 6 del artículo siguiente;
    3.- Los expulsados de otro país por autoridad competente, y
    4.- Los menores de 18 años que, no viajando a Chile en compañía de su padre, madre o guardador, carezcan de autorización escrita de alguno de ellos, debidamente legalizada por autoridad chilena.

    Artículo 15.o Se prohíbe el ingreso al país de los siguientes extranjeros:
    1.- Los que propaguen o fomenten de palabra o por escrito o por cualquier otro medio, doctrinas que tiendan a destruir o alterar por la violencia, el orden social del país o la forma republicana y democrática de Gobierno; los que estén sindicados o tengan reputación de ser agitadores o activistas de tales doctrinas y, en general, los que ejecuten hechos que las leyes chilenas califiquen de delito contra la seguridad exterior, la soberanía nacional, la seguridad interior o el orden público del país y los que realicen actos contrarios a los intereses de Chile, o a juicio del Gobierno constituyan un peligro para el Estado;
    2.- Los que dediquen el comercio o tráfico ilícito de drogas, al contrabando, a la trata de blancas y, en general, los que ejecuten actos contrarios a la moral o a las buenas costumbres;
    3.- Los condenados o actualmente procesados por delitos comunes que la ley chilena califique de crímenes, y los prófugos de la justicia por delitos no políticos;
    4.- Los que no tengan o no puedan ejercer profesión u oficio, o carezcan de recursos que les permitan vivir en Chile sin constituir carga social;
    5.- Los que sufran enfermedades respecto de las cuales la autoridad sanitaria chilena determine que constituyan causal de impedimento para ingresar al territorio nacional;
    6.- Los que hayan sido expulsados del país por decreto supremo, encontrándose vigente dicha medida, y 7.- Los que no cumplan con los requisitos de ingreso establecidos en este reglamento. sin perjuicio de lo dispuesto en el N.o 4 del artículo 14, y en los artículos 37 y 92.

    Título II

DE LOS TURISTAS

    Artículo 16.o Tendrán la calidad de turistas los extranjeros que ingresen al país por un plazo no mayor de noventa días, con fines deportivos, de recreo, salud, estudio, por gestión de negocios, asuntos familiares, peregrinaciones religiosas, u otros fines similares, sin propósito de inmigración, residencia, o desarrollo de actividades renumeradas.

    Artículo 17.o El turista podrá ingresar a Chile con pasaporte sin visación o con documento de identidad vigente, otorgado por el país del cual sea nacional.
    No obstante, el turista que sea nacional de un país con el cual Chile no mantenga relaciones diplomáticas, deberá estar premunido de pasaporte con las respectivas visaciones de los Estados de tránsito obligado para su retorno, o de ingreso a otro. Deberá asimismo, portar pasaje de regreso a su país o a otro con respecto al cual tenga autorización de entrada.
    Los apatridas podrán ingresar como turistas siempre que estén premunidos de pasaportes con las visaciones que establece el inciso anterior, y otorgado por el país de procedencia o por organismos internacionales reconocidos por Chile. Además, deberá tener autorización de reingreso al país de procedencia, y pasaje de regreso a éste o a otro con respecto al cual tengan autorización de entrada.
    Los turistas deberán estar premunidos, además de los documentos indicados en los incisos precedentes, de certificado de vacuna contra la viruela u otras enfermedades que señale la autoridad sanitaria chilena.
    Artículo 18.o Sólo se considerará como documento de identidad válido para el ingreso del turista, el que cumpla, a los menos, los siguientes requisitos:
    1.- Nombre y domicilio, profesión u oficio;
    2.- Fecha y lugar de nacimiento;
    3.- Nacionalidad;
    4.- Fecha de vigencia;
    5.- Firma y sello de la autoridad que lo expidió, y 6.- Fotografía.

    Artículo 19.- Los funcionarios encargados de vigilar la entrada al país, otorgarán al turista una tarjeta con la cual acreditará esta calidad mientras permanezca en Chile.
    Dicho documentos se denominará "tarjeta de turismo", se expedirá en duplicado, bajo sello y firma del funcionario que la otorgue, y tendrá la individualización del extranjero, la referencia al documento de ingreso, la fecha de entrada y la fecha en que el turista, de acuerdo con la ley y este reglamento, debe abandonar el país.
    La tarjeta de turismo contendrá, asimismo, aquellas referencias que la autoridad estime conveniente para el control policial y estadístico, y para instrucción del turista con respecto a su permanencia y salida del país.
    Ambos ejemplares de la tarjeta de turismo serán firmados por el extranjero en presencia del funcionario otorgante. Si no supiere o no pudiere firmar, estampará su impresión digital.

    Artículo 20.o La tarjeta de turismo será documento individual. Podrá, sin embargo, registrarse a los hijos extranjeros menores de 13 años, indistintamente en la tarjeta del padre o de la madre.

    Artículo 21.o Uno de los ejemplares de la tarjeta de turismo será remitido directamente por el funcionario otorgante a la Dirección General de Investigaciones. En caso de extravío, ésta podrá otorgar duplicado de dicha tarjeta.

    Artículo 22.o La tarjeta de turismo servirá para la salida del país, siempre que ésta se efectúe dentro del plazo de residencia que dicho documento señala. Para salir del país después de dichos plazos el extranjero deberá obtener salvoconducto.
    En ambos casos el titular de la tarjeta de turismo deberá entregarla al funcionario encargado del control de salida.
    La tarjeta de turismo otorgada a pasajeros de naves que deban recalar en más de un puerto chileno, será retirada por las autoridades del último puerto del itinerario en Chile. La respectiva empresa naviera será responsable de la devolución a sus autoridades de tales tarjetas.

    Artículo 23.o Prohíbese a los turistas desarrollar actividades remuneradas.
    Sin embargo, el Ministerio del Interior podrá autorizarlos para que, en casos calificados desarrollen tales actividades, siempre que no excedan de cinco días de trabajo. La respectiva autorización será puesta en conocimiento de la Dirección General de Investigaciones.
    Artículo 24.o La autorización de turismo podrá prorrogarse por un plazo único de noventa días, que se computará desde la fecha de vencimiento del primitivo término de vigencia.

    Artículo 25.o Los turistas que se hallen comprendidos en alguno de los siguientes casos, podrán solicitar el cambio de su calidad por la de residente o residente oficial:
    1.- La mujer casada con chileno, y los padres e hijos de ella;
    2.- La cónyuge y los hijos del extranjero que resida en el país con alguna visación o con permanencia definitiva; los padres del extranjero mayor de 21 años que resida en el país en alguna de las condiciones anteriores;
    3.- Los ascendientes de chilenos;
    4.- Los hijos extranjeros de chilenos por nacionalización;
    5.- Los extranjeros que se encuentren en la situación prevista en el N.o 1, letra b) del artículo 48;
    6.- Los técnicos que prueben su calidad de tales mediante títulos legalizados y acrediten su contratación o que ejercerán efectivamente su profesión en Chile;
    7.- Los profesores que sean contratados por organismos educacionales del Estado o reconocidos por él, siempre que acrediten su calidad de tales mediante títulos legalizados;
    8.- Los que sean destinados o contratados para el desempeño de cargos para los cuales ordinariamente se conceden visaciones de residentes oficiales;
    9.- Los que invoquen la calidad de refugiados o asilados políticos, en conformidad a lo dispuesto en el inciso 1.o del artículo 37, y
    10.- El cónyuge e hijo de los extranjeros señalados en los cuatro números anteriores. El beneficio podrá impetrarse de consuno o separadamente.

    Título III

    DE LOS RESIDENTES OFICIALES Y DE LOS RESIDENTES

    Párrafo 1.o- Del residente oficial

    Artículo 26.o- A los residentes oficiales se otorgarán visaciones "diplomáticas" u "oficiales", las cuales se concederán a los miembros del Cuerpo Diplomático y Consular acreditado ante el Gobierno y a los de organizaciones internacionales reconocidas por Chile, a los miembros de sus familias que vivan con ellos, personal administrativo y de servicio, y a las demás personas que determine el Ministerio de Relaciones Exteriores.
    Los residentes oficiales podrán permanecer en Chile en esta calidad hasta el término de las respectivas misiones oficiales que desempeñen en el país.
    Artículo 27.o Los residentes oficiales, con exclusión del personal administrativo o de servicio, podrán solicitar, al término de sus respectivas misiones, permanencia definitiva.
    El personal administrativo o de servicio podrá solicitar al término de sus funciones, visa de residente sujeto a contrato o de residente temporario y, en caso de que esas funciones terminan después de un año de residencia en Chile, la permanencia definitiva.
    Párrafo 2.o Del residente sujeto a contrato

    Artículo 28.o Se otorgará visa de residente sujeto a contrato al extranjero que viaje al país con el objeto de dar cumplimiento a un contrato de trabajo.
    Esta visa no podrá tener una vigencia superior a dos años. Si no se especifica plazo en el respectivo pasaporte, se entenderá que su vigencia es de 91 días.
    Con todo, la terminación del contrato que ha servido de antecedente para el otorgamiento de dicha visa, será causal de caducidad de ésta, sin perjuicio de lo dispuesto en los artículos 30 y 31.

    Artículo 29.o A la solicitud de visación de residente sujeto a contrato deberá acompañarse el respectivo contrato de trabajo, firmado ante notario, a lo menos por el empleador o patrón, en el cual será obligatorio consignar una cláusula por la que éste se comprometa a pagar el pasaje de regreso del empleado u obrero. Podrá exigirse, además, la garantía que se estime conveniente para asegurar dicho pago.
    La obligación del empleador o patrón referente al pago de pasajes, subsistirá hasta que, terminado el respectivo contrato, el extranjero salga del país u obtenga nueva visación o permanencia definitiva.
    Artículo 30.o La visación de residente sujeto a contrato será prorrogable dentro del plazo máximo de dos años a que se refiere el inciso 2.o del artículo 28.o.
    Artículo 31.o Al término del respectivo contrato de trabajo, el residente sujeto a contrato podrá solicitar una nueva visa de esta clase u otra de las establecidas en este reglamento.
    El extranjero que al cumplir dos años de residencia en Chile sea titular de visación de residente sujeto a contrato podrá solicitar la permanencia definitiva.
    En caso de solicitarse una nueva visa de residente sujeto a contrato, regirá lo prescrito en el artículo 29.o.

    Párrafo 3.o- Del residente estudiante

    Artículo 32.o Se otorgará visa de "residente estudiante" al extranjero que viaje a Chile con el objeto de hacer estudios en establecimientos del Estado o particulares reconocidos por éste, o en centros u organismos de estudios superiores o especializados.
    Dicha visación tendrá vigencia mientras el estudiante mantenga su calidad de tal.
    El residente estudiante no podrá desarrollar actividades remuneradas dentro del país, si no es autorizado previamente por el Ministerio del Interior.
    Artículo 33.o El residente estudiante que posea alguna de las calidades señaladas en el artículo 25.o que tenga más de un año de residencia en Chile, podrá solicitar otra de las visas establecidas en este reglamento.
    El extranjero que al cumplir dos años de residencia en Chile sea titular de visación de "residente estudiante", podrá solicitar la permanencia definitiva.
    Párrafo 4.o- Del residente temporario

    Artículo 34.o Se otorgarás visa de residente temporario al extranjero que viaje a Chile por más de 90 días y tenga vínculos de familia o intereses en el país, o cuya residencia en éste sea estimada útil o ventajosa.
    Dicha visa tendrá una duración máxima de un año. Si no se especifica plazo en el respectivo pasaporte, se entenderá que su vigencia es la máxima.

    Artículo 35.o La visación de residente temporario será prorrogable dentro del plazo máximo de un año señalado en el artículo anterior y podrá cambiarse por visa diplomática u oficial.
    El extranjero que haya ingresado a Chile con visación de residente temporario y cumpliere en tal calidad un año de residencia en el país, deberá solicitar la permanencia definitiva.
    El titular de visa de residente temporario otorgada en Chile, deberá solicitar la permanencia definitiva al cumplir un año en tal calidad o dos años de residencia en el país.

    Artículo 36.o La mujer extranjera casada con chileno, a la que se otorgue pasaporte chileno o se incorpore en el pasaporte de su cónyuge para ingresar a Chile, de conformidad con lo dispuesto en el Reglamento Consular, será considerada como residente temporario para los efectos de este reglamento.

    Párrafo 5.o- De los asilados o refugiados políticos

    Artículo 37.o Se concederá visación de "residente con asilo político" a los extranjeros que, en resguardo de su seguridad personal, salgan forzada o necesariamente de un país extranjero en razón de las circunstancias políticas predominantes en éste, sea que ingresen a Chile después de haber recibido amparo provisional en una Misión Diplomática chilena, confirmado con carácter definitivo por el Ministerio de Relaciones Exteriores o premunido de pasaporte visado por representante diplomático o consular chileno, sea que ingresen en calidad de turistas o entren irregularmente a territorio nacional. En estos dos últimos casos, el Ministerio del Interior calificará los antecedentes y circunstancias que determinaron el ingreso a Chile y resolverá sobre el otorgamiento de la visación a que se refiere el artículo siguiente.
    El Ministerio de Relaciones Exteriores pondrá en conocimiento del Ministerio del Interior los antecedentes de los extranjeros que hayan sido autorizados para ingresar a Chile en calidad de asilados políticos.

    Artículo 38.o La visa de "residente con asilo político" tendrá una duración máxima de dos años. Si no se específica plazo en el respectivo documento, se entenderá que su vigencia es la máxima.
    En caso de que el extranjero a quien se acuerde conceder en Chile tal visación carezca de pasaporte y esté en la imposibilidad de obtenerlo del respectivo Consulado, se le otorgará "pasaporte chileno" para extranjero y en el se estampará la visa.

    Artículo 39.o La visación de residente con asilo político será prorrogable dentro del plazo máximo de dos años señalado en el artículo anterior y podrá cambiarse por visa diplomática u oficial.
    El residente con asilo político podrá solicitar la permanencia definitiva al cumplir dos años de residencia en Chile.

    Artículo 40.o Los asilados político no podrán realizar actividades que en forma directa o indirecta signifiquen una acción contraria al Gobierno de su país. La contravención de este precepto será causal suficiente para revocar la visa y disponer la expulsión.
    Podrán realizar actividades compatibles con la calidad de asilado político y ser sometidos al control que determine el Ministerio del Interior, el cual podrá fijar los lugares en que no les será permitido domiciliarse o residir.

    Artículo 41.o El Ministerio del Interior y la Dirección General de Investigaciones llevarán registros especiales de los asilados políticos, debiendo mantener al día las informaciones correspondientes al lugar de su residencia y actividades que desarrollan.

Párrafo 6.o.- De los tripulantes de naves y aeronaves

    Artículo 42.o Los tripulantes extranjeros de naves o aeronaves mercantes podrán ingresar al territorio nacional siempre que estén incluidos en el respectivo rol de tripulantes, debidamente visado por la autoridad diplomática o consular chilena, y obtengan la tarjeta a que se refiere el artículo siguiente.
    Tales extranjeros serán considerados residentes con la calidad especial de "tripulantes", y quedarán sujetos a las disposiciones contenidas en este Párrafo y a las demás pertinentes del presente reglamento.

    Artículo 43.o A petición escrita de la respectiva agencia representante de la empresa de transporte y bajo su responsabilidad, o del capitán de la nave o aeronave a falta de aquella, se otorgará a los tripulantes una tarjeta que se denominará "tarjeta de tripulante", expedida por las autoridades policiales de control, y en la cual, se fijará el plazo de validez, que será el de permanencia obligada de la nave en Chile.
    A petición fundada de la respectiva empresa, y con autorización de la Dirección General de Investigaciones, podrá otorgarse a aquellos tripulantes que realicen viajes habituales entre Chile y el extranjero, una tarjeta válida para ingresar al país durante seis meses, lapso durante el cual no regirá lo prescrito en el artículo siguiente.

    Artículo 44.o La tarjeta de tripulante será retirada en el momento de reembarque por las autoridades policiales que controlen al zarpe de la nave o aeronave en el último puerto chileno.

    Artículo 45.o La autoridad marítima o el jefe del puerto aéreo respectivo tendrá la obligación de comunicar al Servicio de investigaciones los nombres y demás referencias de aquellos tripulantes que no abandonen el país en el momento del zarpe de la nave o aeropuerto. Este Servicio pondrá los antecedentes en conocimiento del Ministerio del Interior, el cual resolverá sobre la ampliación del permiso o sobre su revocación.

    Título IV

    DE LOS MENORES

    Artículo 46.o El padre, la madre, el guardador o la persona encargada del cuidado del extranjero menor de 18 años, residente en el país, están obligados a impetrar, siempre que también residan en Chile, las prórrogas, visas y permisos que al menor correspondan. En caso de incumplimiento, y sin perjuicio de las sanciones previstas en este reglamento, aplicables al infractor que sea extranjero, el menor quedará sometido a las disposiciones de los tres artículos siguientes.
    Artículo 47.o Los extranjeros menores de 18 años que no tengan en Chile padre, madre, guardador o persona encargada de su cuidado, quedarán exentos de las obligaciones establecidas en este reglamento, entendiéndose que los permisos con que ingresaron al territorio nacional constituyen suficiente título para permanecer regularmente en él. En todo caso, les son aplicables los preceptos de los Títulos IX y X.
    Artículo 48.o Al cumplir los 18 años, los extranjeros a que se refiere el artículo anterior quedarán sometidos a las normas de este reglamento, aplicándoseles las reglas especiales que se señalan a continuación:
    1.- Los que ingresaron como turistas se regirán por las siguientes disposiciones:
    a) Si tienen dos o más años de residencia continuada en Chile, contados hacia atrás desde la fecha de cumplimiento de los 18 años, deberán solicitar la permanencia definitiva;
    b) Si tienen menos de dos años de residencia y más de uno, computado en la forma recién indicada, deberán solicitar visación de residente temporario, y sólo podrán pedir la permanencia definitiva al completar un año como titulares de tal visa;
    c) Si tienen un año o menos de residencia en el país, quedarán sujetos al régimen de los turistas y el plazo de 90 días señalados en el artículo 3.o inciso 2.o, se computará desde la fecha en que cumplan 18 años de edad.
    2.- Los que tengan una visación deberán solicitar prórroga, visa o permanencia definitiva, según corresponda. Pero si a la fecha en que cumplan 18 años no han completado el tiempo de residencia necesario para impetrar el respectivo beneficio, quedarán sometidos a las disposiciones generales.

    Artículo 49.o Las solicitudes mencionadas en el artículo anterior deberán presentarse dentro de los tres meses siguientes a la fecha en que se cumplan los 18 años de edad, salvo lo preceptuado en la parte final del N.o 2 del mismo artículo.

    Título V

    DE LA CEDULA DE IDENTIDAD Y DEL REGISTRO

    Artículo 50.o Los extranjeros mayores de 18 años, con excepción de los turistas y residentes oficiales, deberán obtener cédula de identidad personal e inscribirse en los Registros Especiales de Extranjeros que llevará el Servicio de Investigaciones, dentro del plazo de 30 días, contados desde la fecha de ingreso a Chile.
    Los turistas, los residentes oficiales y los extranjeros que ingresen irregularmente al país, a quienes se conceda en Chile una visación que no sea diplomática u oficial, deberán cumplir con las obligaciones mencionadas en el inciso anterior dentro del plazo de 30 días, contados desde la fecha del otorgamiento de la respectiva visa.

    Artículo 51. La inscripción se practicará a requerimiento personal del interesado y previa presentación del documento en que conste la calidad de su residencia en Chile.
    En el departamento de Santiago, la inscripción en los Registros Especiales de Extranjeros se practicará en la Dirección General de Investigaciones, y en los demás departamentos en la respectiva Unidad de Investigaciones, o a falta de ésta, en la Unidad de Carabineros de la jurisdicción.
    Efectuada que sea la inscripción, dichas Unidades policiales de transcribirán a la Dirección General de Investigaciones, la cual llevará el Registro General de Extranjeros.
    Practicada la inscripción, se otorgará al interesado el correspondiente certificado de registro.
    Artículo 52.o Los menores de 18 años, titulares de permanencia definitiva o de una visación que no sea diplomática u oficial, podrán registrarse y obtener cédula de identidad. Deberán hacerlo, dentro de los 30 días siguientes a la fecha en que se cumpla tal edad.
    Título VI

    DE LA PERMANENCIA DEFINITIVA

    Artículo 53.o La permanencia definitiva es el permiso concedido al extranjero para radicarse indefinidamente en el país y desarrollar cualesquiera clase de actividades, sin otras limitaciones que las establecidas por las leyes y reglamentos.

    Artículo 54.o La permanencia definitiva se otorgará con sujeción a los plazos señalados en las normas pertinentes de los Títulos III y IV, en beneficio de los extranjeros que tengan la calidad de residentes oficiales o de residentes.
    Los inmigrantes podrán obtener la permanencia definitiva en conformidad con lo establecido en el decreto con fuerza de ley N.o 69, de 27 de Abril de 1953.

    Artículo 55.o Los plazos establecidos como requisito para obtener la permanencia definitiva deberán ser ininterrumpidos. Se entenderá que no ha habido interrupción cuando los viajes que el interesado haga al extranjero sumen 90 días o menos. Los lapsos de residencia en Chile, anteriores a un período de ausencia de más de 90 días, no entrarán en el cómputo de los plazos fijados como requisito para obtener dicho beneficio.

    Artículo 56.o La permanencia definitiva se otorgará por decreto supremo firmado por el Ministro del Interior, con la fórmula "por orden del Presidente".
    Artículo 57.o La circunstancia de ser titular del permiso de permanencia definitiva se acreditará mediante un certificado expedido por el Ministerio del Interior.
    El original y una copia de dicho certificado se remitirán a la Dirección General de Investigaciones, para su entrega al interesado y el control de extranjería correspondiente.

    Título VII

    REGLAS DE PROCEDIMIENTO

    Artículo 58.o La solicitud de prórroga de la autorización de turismo deberá contener a lo menos los siguientes datos relativos al peticionario:
    1) Nombre, nacionalidad, domicilio y estado civil;
    2) Fecha y lugar de ingreso a Chile, con indicación del medio de transporte empleado;
    3) Recursos económicos con que cuenta para su estada en el país y su egreso, y
    4) Nombre y nacionalidad del cónyuge e hijos, si los tiene, y situación de residencia de ellos si son extranjeros y viven en el país.
    A la solicitud se agregará la respectiva tarjeta de turismo.

    Artículo 59.o Las solicitudes de visaciones en Chile, las de prórroga de éstas, y las de permanencia definitiva, deberán contener a lo menos las siguientes referencias del peticionario:
    1) Nombre, nacionalidad, domicilio y estado civil;
    2) Fecha, lugar y condición de ingreso a Chile;
    3) Condición de actual residencia;
    4) Actividades desarrolladas en el país;
    5) Capital y renta bruta;
    6) Nombre y nacionalidad del cónyuge e hijos, si los tiene, y situación de residencia de ellos si son extranjeros y viven en el país, y
    7) Motivos que sirven de fundamento a la petición.
    Artículo 60.o A las solicitudes señaladas en el artículo anterior deberá acompañarse la siguiente documentación relativa al peticionario:
    1.- Certificado de antecedentes;
    2.- Certificado de Registro;
    3.- Certificado de Impuestos Internos sobre capital y renta bruta;
    4.- Documento en que conste la condición de residencia del solicitante, y
    5.- Contrato de trabajo, certificados de estudio u otros documentos que sean necesarios para acreditar el fundamento de la petición.
    Además de los documentos enumerados en este artículo, a la solicitud repermanencia definitiva deberá acompañarse el comprobante de Tesorería en que conste el pago de los derechos fijados en el Título XI, salvo los casos expresamente exceptuados.

    Artículo 61.o Las exigencias previstas en los números 1 y 2 del artículo anterior no regirán con respecto a los solicitantes de visación que tengan la calidad de turista o de residentes oficiales.
    Los extranjeros que soliciten en Chile alguno de los permisos indicados en el artículo 59, y que no hubieren prestado la declaración jurada a que se refiere el artículo 5.o deberán hacerlo ante el Intendente o Gobernador o ante el Ministerio del Interior, según corresponda, y agregar el acta respectiva a la solicitud.
    A las solicitudes formuladas en favor de los menores de 18 años sólo deberán acompañarse los documentos indicados en los números 4 y 5 del artículo precedente.

    Artículo 62.o No será obligatorio para los extranjeros que pidan en Chile visación de residente con asilo político, acompañar a la solicitud los documentos enumerados en el artículo 60.o; pero el Ministerio del Interior, si lo estima necesario, podrá requerirlos. Dichos extranjeros deberán agregar a la solicitud el acta señalada en el inciso 2.o del artículo anterior y el certificado de vacunación a que se refiere el artículo 6.o.

    Artículo 63.o Las solicitudes de visaciones en Chile y las de prórroga de éstas deberán presentarse dentro del término comprendido entre el décimoquinto día anterior a la fecha de vencimiento de la autorización o permiso del cual sea titular el peticionario, y el décimoquinto día siguiente a tal fecha, sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 49.o y en los incisos siguientes.
    La solicitud de visa diplomática u oficial en Chile deberá presentarse mientras esté vigente el permiso de que sea titular el peticionario o dentro de los 15 días siguientes a la expiración de dicho permiso.
    La solicitud para cambiar la autorización de turismo, deberá presentarse mientras esté vigente tal autorización o dentro de los 15 días siguientes a la expiración de ella. Igual regla se aplicará con respecto a la solicitud de cambio de visa de residente estudiante, fundada en el hecho de poseer alguna de las calidades señaladas en el artículo 25.o.
    El extranjero que ingrese irregularmente al país y luego invoque la calidad de asilado político, deberá presentar su solicitud dentro de los 10 días siguientes a la fecha de entrada.

    Artículo 64.o La solicitud de permanencia definitiva deberá presentarse dentro de los 30 días siguientes al cumplimiento de las condiciones que habilitan para pedirla, salvo lo prescrito en el artículo 49.o.
    En el caso previsto por el artículo 33.o, inciso 2.o, dicho plazo sólo regirá cuando el extranjero solicite la permanencia definitiva después de la fecha de término de los respectivos estudios y se computará a contar desde esta fecha.

    Artículo 65.o La tramitación de las solicitudes a que se refieren los artículos 58.o y 59.o  se someterá al procedimiento señalado en las disposiciones siguientes de este Título.

    Artículo 66.o La solicitud deberá hacerse por escrito, dirigirse al Ministro del Interior y presentarse en la Intendencia o Gobernación que corresponda al domicilio del peticionario.
    La oficina receptora otorgará al interesado un comprobante que acredite la presentación de la solicitud.

    Artículo 67.o La Intendencia  o Gobernación remitirá la solicitud a la Unidad de Investigaciones de su jurisdicción, o a falta de ésta, a la de Carabineros.
    Inmediatamente de cumplido este trámite, el Intendente o Gobernador deberá dar cuenta de ello al Ministerio del Interior.
    La respectiva Unidad policial enviará directamente la solicitud, informada, a la Dirección General de Investigaciones.

    Artículo 68.o El peticionario que se encuentre domiciliado en el departamento de Santiago, presentará la solicitud de permanencia definitiva en la Dirección General de investigaciones; las demás solicitudes se presentarán en el Ministerio del Interior, el cual las enviará en informe al Servicio indicado.

    Artículo 69.o La Dirección General de Investigaciones remitirá los antecedentes al Ministerio del Interior con los informes respectivos.
    Si el Ministerio del Interior aprobare la solicitud de prórroga de la autorización de turismo, procederá a estampar dicha prórroga en la tarjeta de turismo, indicando la resolución en virtud de la cual ella se conceda.
    Si dicha Secretaría de Estado aprobare una solicitud de visa o prórroga de ésta, remitirá el expediente al Ministerio de Relaciones Exteriores para que proceda a estampar la visa o prórroga acordada y a la percepción de los derechos consulares que correspondan.

    Artículo 70.o El Ministerio del Interior dará conocimiento a la Dirección General de Investigaciones de las resoluciones por las cuales se aprueben las solicitudes mencionadas en el artículo anterior.
    Aprobada la solicitud de permanencia definitiva, el Ministerio del Interior dictará el correspondiente decreto supremo.

    Artículo 71.o Las Unidades de Investigaciones o de Carabineros y la Dirección General de Investigaciones deberán evacuar los informes pertinentes de las solicitudes indicadas en este Título dentro de un plazo máximo de quince días.
    En caso de excederse de tal plazo, las Unidades mencionadas deberán dejar constancia en el respectivo informe de las causas que han motivado el retraso, y si no lo hicieren, éste se tendrá como negligencia del Jefe de la Unidad.

    Artículo 72.o La visación o prórroga que se otorgue sin observarse el procedimiento indicado en este Título se considerará nula y sin ningún valor.

    Título VIII

    DEL EGRESO Y DEL REINGRESO

    Párrafo 1.o Del egreso

    Artículo 73.o Los extranjeros que deseen salir del país deberán estar premunidos de un salvoconducto otorgado por el Servicio de Investigaciones y solicitar del Gabinete de Identificación respectivo, la anotación y registro de sus pasaportes. Exceptúanse de tales obligaciones los expulsados, los extranjeros calificados como personas indigentes por el referido Gabinete, como asimismo, los turistas, salvo que estén comprendidos en el caso previsto en el inciso 2.o del artículo 23.
    Quedan también exceptuados de las obligaciones previstas en el inciso anterior, los residentes oficiales, a quienes se les exigirá un visto bueno de egreso, que tendrá treinta días de validez y será estampado en el pasaporte por el Ministerio de Relaciones Exteriores.

    Artículo 74.o No se otorgará salvoconducto si existe resolución pendiente de la autoridad chilena que impida el egreso.
    Para conceder salvoconducto el Servicio de Investigaciones exigirá la presentación previa de la cédula de identidad vigente y de un certificado de Impuestos Internos que acredite el cumplimiento de las obligaciones tributarias. Quedan exceptuados de la presentación de tales documentos los extranjeros que salgan de Chile antes de los 30 días siguientes a la fecha de su ingreso al país, y los menores de 18 años de edad.
    Para otorgar salvoconducto a los extranjeros menores de 21 años de edad, el Servicio de Investigaciones exigirá la presentación previa de una autorización notarial del padre del menor, o falta de éste, de la madre, o a falta de ambos, del guardador.
    Se entenderá faltar el padre o madre, en los casos señalados por los artículos 109 y 110 del Código Civil.
    A falta de padre, madre y guardador, la autorización deberá darla el Juez de Menores.
    Párrafo 2.o Del reingreso

    Artículo 75.o El titular de una visación que desee salir del territorio nacional y tenga el propósito de retomar al país, podrá solicitar al Ministerio de Relaciones Exteriores una "carta de reingreso". Este documento será expedido por dicha Secretaría de Estado y tendrá por objeto determinar la visa que los funcionarios del Servicio Exterior deban otorgar al beneficiario. Su vigencia será de un año, contado desde la fecha de expedición.
    En la carta de reingreso no se podrá disponer el otorgamiento de visa de "inmigración".

    Artículo 76.o El solicitante de carta de reingreso tendrá la obligación de probar su condición de residencia en Chile. Además, los titulares de visa de residente sujeto a contrato acreditarán que el respectivo contrato de trabajo se encuentre vigente, y los titulares de visa de residente estudiante, que mantienen la calidad de tales.

    Artículo 77.o El Ministerio de Relaciones Exteriores informará a la Dirección General de Investigaciones, por lo menos una vez al mes, sobre las cartas de reingreso otorgadas. Por su parte, el funcionario del Servicio Exterior que conceda una visa ordenada por carta de reingreso, remitirá este documento al Ministerio de Relaciones Exteriores.

    Artículo 78.o No requerirán carta de reingreso los titulares de alguna visa de residente que por razones derivadas de la naturaleza del trabajo que desarrollan, realicen habitualmente viajes entre Chile y el extranjero. El Ministerio de Relaciones Exteriores, en cada caso particular, autorizará al interesado para que retorne a Chile sin necesidad de obtener nuevos permisos de ingreso, dejándose expresa constancia de ellos en el respectivo pasaporte.

    Artículo 79.o El titular de permiso de permanencia definitiva podrá reingresar a Chile como turista y, no obstante entrar en esta calidad, será tenido para todos los efectos de este reglamento como titular de aquel permiso.
    En la tarjeta de turismo que se otorgue a los extranjeros señalados en el inciso anterior, deberá consignarse expresamente la declaración del beneficiario en el sentido de que la permanencia definitiva se halla vigente, con indicación del número y fecha del decreto y del certificado correspondiente.
    La Dirección General de Investigaciones comprobará la vigencia del permiso de permanencia definitiva mediante el duplicado de la tarjeta de turismo. En caso de falsedad, se estará a lo preceptuado en el Título siguiente.

    Título IX

    DE LOS RECHAZOS Y REVOCACIONES

    Artículo 80.o La atribución que corresponde al Ministerio de Relaciones Exteriores, para resolver sobre el otorgamiento de las visaciones señaladas en el artículo 5.o, será ejercida discrecionalmente, atendiéndose en especial a la conveniencia o utilidad que reporte al país la concesión de la visa de que se trate.
    Sin embargo, el Ministerio de Relaciones Exteriores deberá rechazar las solicitudes de visaciones para extranjeros que se encuentren fuera de Chile y se hallen comprendidos en alguna de las prohibiciones contenidas en el artículo 15.o, como asimismo, las peticiones de visaciones diplomáticas u oficiales para extranjeros que residan en el país y estén comprendidos en alguna de las causales previstas en el artículo 82.o.

    Artículo 81.o En el ejercicio de la atribución que le corresponde para resolver sobre las solicitudes señaladas en el artículo 9.o, el Ministerio del Interior deberá considerar las causales de rechazo que se consignan en los artículos siguientes.

    Artículo 82.o Deben rechazarse las solicitudes que presenten los siguientes peticionarios:
    1.- Los que ingresen a Chile, no obstante hallarse comprendidos en alguna de las prohibiciones previstas en el artículo 15.o;
    2.- Los que con motivo de actos realizados o de circunstancias producidas durante su residencia en el país, queden comprendidos en los números 1 o 2 del artículo 15.o;
    3.- Los que entren al país valiéndose de documentos de ingreso falsificados o adulterados, o expedidos a favor de otra persona, y los que incurran en iguales falsedades con respecto a la documentación de extranjería otorgada en Chile. Lo anterior es sin perjuicio de la responsabilidad penal a que haya lugar, y
    4.- Los que no observen las normas sobre procedimiento y sobre requisitos que habiliten para obtener el beneficio impetrado.

    Artículo 83.o Puedan rechazarse las solicitudes que presenten los siguientes peticionarios:
    1.- Los condenados en Chile por crimen o simple delito.
    La tramitación de las solicitudes presentadas por extranjeros procesados en el país por crimen o simple delito, se suspenderá hasta que se dicte resolución de términos en la respectiva causa. El Ministerio del Interior remitirá los antecedentes del peticionario a la Dirección General de Investigaciones, la cual los devolverá informados luego que se dicte aquella resolución;
    2.- Los que hagan declaraciones falsas al otorgárseles la cédula consular, la tarjeta de turismo, al registrarse, al obtener la cédula de identidad, al solicitar prorrogas, visas o permanencia definitiva y en general, al efectuar cualquiera gestión ante las autoridades chilenas;
    3.- Los que durante su residencia en el territorio nacional realicen actos que puedan significar molestias para algún país con el cual Chile mantenga relaciones diplomáticas o para sus gobernantes;
    4.- Los que por circunstancias ocurridas con posterioridad a su ingreso a Chile queden comprendidos en los números 4 o 5 del artículo 15.o;
    5.- Los que infrinjan las prohibiciones o no cumplan las obligaciones que les impone este reglamento.
    6.- Los que no observen las normas sobre plazos establecidos en este reglamento para impetrar el respectivo beneficio;
    7.- Los residentes sujetos a contrato que por su culpa dieren lugar a la terminación del respectivo contrato de trabajo;
    8.- Los que no cumplan sus obligaciones tributarias, y
    9.- Los que por razones de conveniencia o utilidad para el país no se hagan dignos del permiso solicitado.
    Artículo 84.o Deben revocarse los siguientes permisos y autorizaciones:
    1.- Los otorgados en el extranjero con infracción de alguna de las prohibiciones contempladas en el artículo 15.o y las autorizaciones de turismo de que se hayan valido para ingresar al país aquellos extranjeros que estén comprendidos en alguna de dichas prohibiciones;
    2.- Los otorgados en Chile con infracción a lo dispuesto en el artículo 82.o y
    3.- Los de extranjeros que con posterioridad a su ingreso a Chile como turistas o al otorgamiento del permiso de que son titulares, realicen actos que queden comprendidos en los números 1 o 2 del artículo 15.o o en el N.o 3 del artículo 82.o.

    Artículo 85.o Pueden revocarse los permisos de aquellos extranjeros que con motivo de actuaciones realizadas o de circunstancias producidas con posterioridad a su ingreso a Chile como turistas o al otorgamiento del permiso o autorización de que son titulares, queden comprendidos en algunos de los casos previstos en el artículo 83.o.

    Artículo 86.o Corresponderá al Ministerio del Interior resolver sobre las revocaciones a que se refieren los dos artículos precedentes.

    Artículo 87.o Las solicitudes de visaciones, de prórroga de éstas y las de permanencia definitiva se rechazarán mediante simple resolución administrativa, y en igual forma se revocarán los permisos o autorizaciones, salvo que se trate de la permanencia definitiva, la cual será revocada mediante decreto supremo firmado por el Ministro del Interior, con la fórmula "Por Orden del Presidente".
    Revocada o rechazada que sea alguna de las autorizaciones a que se refiere este reglamento, el Ministerio del Interior procederá a fijar a los extranjeros afectados un plazo prudencial no inferior a 72 horas para que abandonen el país. En caso de no acatarse tal orden, se aplicará el procedimiento de expulsión señalado en el Título X.

    Artículo 88.o Salvo la excepción contemplada en el artículo 78.o, las visaciones quedarán revocadas tácitamente por el sólo hecho de que sus titulares salgan del territorio nacional.

    Artículo 89.o La permanencia definitiva quedará tácitamente revocada al cumplir su titular un año ininterrumpido fuera del país.
    Sin embargo, los funcionarios del Servicio Exterior podrán prorrogar la vigencia del certificado de permanencia definitiva, estampando en éste la constancia pertinente, en favor de aquellos extranjeros que, por razones de estudio o debido a enfermedad u otra causa justificada, estén impedidos de retornar a Chile dentro del año. Dichas prórrogas, que no podrán ser más de cuatro sucesivas, se otorgarán por el plazo de un año y se computarán desde la fecha de vencimiento del plazo primitivo de vigencia o de la prórroga inmediata anterior. Vencida una prórroga, sin que se haya obtenido una nueva, la permanencia definitiva quedará tácitamente revocada, si el extranjero continúa fuera del país.
    Los funcionarios del Servicio Exterior darán cuenta motivada a Ministerio de Relaciones Exteriores sobre las prórrogas concedidas, y esta Secretaría de Estado informará a su vez al Ministerio del Interior, el cual pondrá en conocimiento de la Dirección General de Investigaciones el otorgamiento de aquéllas.
    Artículo 90.o La Dirección General de Investigaciones deberá llevar el control de las revocaciones tácitas de la permanencia definitiva que se produzcan en conformidad a lo dispuesto en los incisos anteriores, y dará cuenta oportuna de ellos al Ministerio del Interior, fin de que éste proceda a practicar las subinscripciones pertinentes en los respectivos decretos y registros.

    Título X

    DE LAS MEDIDAS DE CONTROL, TRASLADO Y EXPULSION

    Artículo 91.o Los extranjeros que, por cualquier circunstancia o medio, ingresaren al territorio nacional sin observar las exigencias, condiciones y prohibiciones, prescritas en la ley N.o 13.353 y en este reglamento, podrán ser sujetos al control inmediato de las autoridades y trasladados a un lugar habilitado del territorio de la República, mientras se regulariza su estada, lo que sólo procederá en los casos previstos por los artículos 92 y 96, o se dispone su expulsión del país.

    Artículo 92.o La causal de prohibición de entrada al país prevista en el N.o 7 del artículo 15 no regirá en caso de que el documento de ingreso adolezca de alguna omisión o defecto puramente accidental, que no impida calificar en debida forma la aptitud del extranjero para entrar a territorio chileno.
    El funcionario encargado de vigilar el ingreso deberá dar cuenta motivada a la Dirección General de Investigaciones de las entradas que autorice en conformidad al inciso precedente, y dicho Servicio, cuando haya razones que lo justifiquen, podrá disponer alguna de las medidas contempladas en el artículo 91.
    El momento de autorizar el ingreso deberá dársele a conocer al extranjero la disposición del inciso anterior.

    Artículo 93.o Sorprendido que sea un extranjero en alguna de las situaciones previstas en el artículo 91, la autoridad policial procederá a tomarle declaración y a retirarle los documentos que pueda portar. Procederá asimismo a señalarle una localidad de permanencia obligada por un lapso prudencial y a fijarle la obligación de comparecer ala respectiva Unidad, por lo menos una vez al día, bajo el apercibimiento que señala el artículo 99.

    Artículo 94.o Las medidas de control señaladas precedentemente serán dispuestas por el Servicio de Investigaciones o de Carabineros, según sea la autoridad que sorprenda la irregularidad.
    No obstante, en aquellos lugares en que exista Unidad del Servicio de Investigaciones, Carabineros se limitará a poner al infractor a su disposición, para los fines señalados en el inciso anterior.
    El Jefe de la Unidad dará cuenta inmediata y circunstanciada de la adopción de tales medidas a la Dirección General de Investigaciones, la cual pondrá los antecedentes en conocimiento del ministerio del Interior, proponiendo en mérito a ellos, el traslado o la expulsión del afectado.

    Artículo 95.o Si el Ministerio del Interior resolviere disponer la expulsión, deberá dictar un decreto supremo fundado.
    En caso de que determinan el traslado, éste sólo podrá hacerse a un lugar habitado del territorio de la República y se dispondrá por simple resolución administrativa.
    Pero si el extranjero sujeto a alguna de las medidas de control o traslado mencionadas, ofrece seguridades de que abandonará voluntariamente el territorio nacional; la autoridad adoptará las medidas necesarias para que salga efectivamente del país.
    Artículo 96.o Los extranjeros que ingresen irregularmente a Chile y luego soliciten visación de residente con asilo político serán sometidos a las medidas de vigilancia y traslado que sean necesarias a juicio del Ministerio del Interior, mientras se resuelve en definitiva la petición.

    Artículo 97.o Los extranjeros que continuaren permaneciendo en Chile no obstante haberse vencido sus respectivos permisos, entendiéndose que ello ocurre cuando han expirado los plazos para presentar la correspondiente solicitud de prórroga, visación o permanencia definitiva, podrán ser sometidos a las medidas señaladas en los artículos anteriores de este Título, mientras regularizan su estada o se procede a su expulsión del país.
    Los tripulantes extranjeros de naves o aeronaves mercantes que desertaren de ellas y no reunieren los requisitos necesarios para ser considerados turistas, serán expulsados del territorio nacional, a menos que la respectiva empresa, el representante consular o diplomático que corresponda, o el propio interesado a falta de ellos, realice dentro del plazo prudencial las gestiones necesarias para su salida de Chile o para obtener la ampliación del permiso de conformidad con lo preceptuado en el artículo 45.

    Artículo 98.o Si al vencimiento de plazo prudencial que se les fije para abandonar voluntariamente el país, el afectado por la revocación o rechazo de un permiso continúa residiendo en el territorio nacional, el Ministerio del Interior; previo informe de la Dirección General de Investigaciones, dictará el correspondiente decretó fundado de expulsión.

    Artículo 99.o La circunstancia de eludir las medidas de control o traslado, será causal suficiente para expulsar del país al infractor.

    Artículo 100.o Para los efectos de hacer efectivo el cumplimiento de las medidas de expulsión previstas en este Título; el Intendente o Gobernador de la jurisdicción en que se encontrare el extranjero afectado, tendrá facultad para disponer, en caso necesario, mediante decreto fundado, el allanamiento de determinada propiedad particular.
    El funcionario ejecutor de la orden de allanamiento deberá presentar copia autorizada del respectivo decreto al dueño de casa, o a falta de éste, a alguna persona mayor de edad que se encuentre en ella. Si no es habida ninguna de las personas mencionadas, fijará la copia aludida en la puerta de calle.
    Para la práctica del allanamiento se evitará toda inspección inútil o molestias innecesarias, y sólo se podrá emplear la fuerza en caso estrictamente indispensable y para el solo efecto de aprehender al extranjero afectado por la medida de expulsión.
    El funcionario ejecutor deberá levantar acta circunstanciada de lo obrado, y la remitirá al Intendente o Gobernador respectivo.

    Artículo 101.o Para hacer efectivas las medidas contempladas en este Título, los funcionarios policiales sólo someterán al afectado a las restricciones y privaciones de su libertad que sean estrictamente necesarias para dar adecuado cumplimiento a aquéllas.
    Artículo 102.o El extranjero que infrinja la prohibición contenida en el N.o 6 del artículo 15, será sancionado con presidio menor en su grado mínimo, sin perjuicio de procederse nuevamente a su expulsión, sin necesidad de nuevo decreto y sin más trámite, al término de la condena.
    No se entenderá derogado un decreto de expulsión, por el hecho de otorgarse en el exterior alguna visación; al titular de ésta que ingrese a Chile le será plenamente aplicable la disposición del inciso anterior.
    Artículo 103.o El Ministerio de Relaciones Exteriores llevará un Rol de los extranjeros expulsados del territorio nacional, dando conocimiento pertinente de él al Servicio Exterior.

    TITULO VI

    DISPOSICIONES VARIAS

    Artículo 104.o Los barcos mercantes que arriben a puertos chilenos en cruceros exclusivos de turismo, debidamente calificados por el Servicio Nacional de Turismo en cada caso, estarán exentos del impuesto de faros y balizas que establecen las leyes respectivas.
    Se entiende por barco en crucero exclusivo de turismo, aquel en el cual sólo se transportan pasajeros y no se efectúan descargas de mercaderías ni cargas de ellas, salvo las destinadas al rancho.

    Artículo 105.o La calificación señalada en el artículo anterior sólo se hará a petición expresa de sus armadores o representantes en Chile. La solicitud respectiva deberá dirigirse en triplicado al Servicio Nacional de Turismo, y en ella se indicará, a lo menos, el nombre del barco, su propietario, el itinerario proyectado para el viaje a Chile y las fechas de escala en puertos chilenos.

    Artículo 106.o Aprobada la solicitud por el Servicio Nacional de Turismo, éste enviará tres copias autorizadas del permiso a la Dirección del Litoral y de Marina Mercante, la que a su vez dará conocimiento de tal disposición a las autoridades marítimas de los puertos de recalada la nave en Chile, las cuales deberán comprobar, antes de autorizar el zarpe, que el barco no ha efectuado ninguna operación de carga o descarga de mercaderías, según lo dispuesto en el artículo 104.
    En caso de que en el barco autorizado se efectúen dichas operaciones de carga o descarga, la nave perderá su calidad de crucero exclusivo de turismo y la autoridad marítima no dará el zarpe sin previo pago de los derechos de faros y balizas.

    Artículo 107.o El Servicio Nacional de Turismo comunicará a la Dirección General de Impuestos Internos la aprobación de las solicitudes a que se refiere el artículo 105. A su vez, la Dirección del Litoral  y de Marina Mercante enviará uno de los ejemplares de la autorización a la Dirección General de Impuestos Internos, certificando que el barco cumplió, antes de abandonar el último puerto de recalada, con el requisito de crucero exclusivo de turismo, con el cual la exención quedará perfeccionada.

    Artículo 108.o En contra de la resolución por la cual se deniegue una solicitud de calificación de crucero exclusivo de turismo, podrá apelarse, dentro de los cinco días hábiles siguientes a la notificación de dicha resolución, ante el Ministerio de Relaciones Exteriores, el cual resolverá en definitiva.
    Artículo 109.o El Servicio de Carabineros remitirá a la Dirección General de Investigaciones, copia de los partes enviados a los Tribunales de Justicia que se refieran a extranjeros.
    El Gabinete Central de Identificación deberá comunicar a la Dirección General de Investigaciones la circunstancia de haberse dictado, en procesos criminales, las siguientes resoluciones ejecutoriadas que se refieran a extranjeros: sentencias condenatorias o absolutorias, autos declaratorios de reos, de sobreseimiento definitivo o temporal.
    En dichas comunicaciones deberán consignarse los siguientes datos del proceso: individualización del tribunal y de los extranjeros a quienes se refiere la resolución, fecha de ésta, número de la causa, fecha de su ingreso y delito materia del proceso.
    A su vez, la Dirección General de Investigaciones pondrá estos antecedentes en conocimiento del Ministerio del Interior, informando al mismo tiempo sobre la condición de residencia en Chile del extranjero afectado por la resolución judicial.

    Artículo 110.o La Dirección General de Investigaciones proporcionará al Servicio Nacional de Estadística y Censos los datos estadísticos sobre ingreso y salida de extranjeros.

    Artículo 111.o Regúlanse los derechos sobre permanencia definitiva establecidos en el artículo 13 de la ley N.o 13.353, de acuerdo con las siguientes reglas:
    1.- Los inmigrantes y los menores de 18 años, estarán exentos del pago de derechos.
    2.- Pagarán un derecho equivalente a uno dos por ciento del sueldo vital mensual correspondiente al departamento de Santiago, los extranjeros que se encuentren en los siguientes casos:
    a) Obreros que acrediten estar acogidos a alguno de los regímenes previsionales existentes en el país;
    b) Extranjero casado con chilena que tenga hijos chilenos;
    c) Extranjera que sea viuda de chileno, casada con chileno o que tenga hijos chilenos;
    d) Los que estén exentos del impuesto global complementario y realicen actividades de índole social, sin perseguir fines de lucro personal;
    e) Los estudiantes matriculados en establecimientos fiscales o particulares reconocidos por el Estado que acrediten su calidad de alumnos regulares; y
    f) Los que acrediten una renta bruta anual inferior a cuatro sueldos vitales mensuales del departamento de Santiago.
    3.- Regúlanse conforme a los siguientes porcentajes de un sueldo vital mensual del departamento de Santiago, los derechos de permanencia definitiva que deben pagar los extranjeros no comprendidos en los números anteriores de este artículo.

Extranjeros con renta bruta      Porcentaje de un sueldo
anual comprendida entre:        vital mensual para el
                                departamento de Santiago

4 y menos de 8 sueldos vitales mensuales para el
  departamento de Santiago                          5%
8 y menos de 12 sueldos vitales mensuales para el
                departamento de Santiago          10%
12 y menos de 18          "                        15%
18 y menos de 26          "                        20%
26 y menos de 40          "                        25%
40 y menos de 60          "                        30%

    Los extranjeros con renta bruta anual de 60 sueldos vitales mensuales del departamento de Santiago, o más, pagarán como derecho un 40% de este sueldo vital.
    Artículo 112.o Regúlanse los derechos sobre carta de nacionalización establecidos en el artículo 13.o de la ley N.o 13.353, de acuerdo con las siguientes reglas:
    1.- Los extranjeros señalados en el número 2 del artículo anterior, un 5% de un sueldo vital mensual del departamento de Santiago.
    2.- Regúlanse conforme a los siguientes porcentajes de un sueldo vital mensual del departamento de Santiago, los derechos de nacionalización que deben pagar los demás extranjeros:

Extranjeros con renta bruta      Porcentaje de un sueldo
anual comprendida entre:        vital mensual para el
                                departamento de Santiago

4 y menos de 8 sueldos vitales mensuales para el
  departamento de Santiago                        10%
8 y menos de 12 sueldos vitales mensuales para el
                departamento de Santiago          15%
12 y menos de 18          "                        20%

18 y menos de 26          "                        25%
26 y menos de 40          "                        30%
40 y menos de 60          "                        40%

    Los extranjeros con renta bruta anual de 60 sueldos vitales mensuales del departamento de Santiago, o más, pagarán como derecho un 50% de este sueldo vital.
    Los derechos establecidos en este artículo y en el anterior se pagarán mediante ingresos de dinero en Tesorería, previo giro de Impuestos Internos.

    ARTICULOS TRANSITORIOS

    Artículo 1.o Los extranjeros que a la fecha de publicación de la ley N.o 13,353 se encontraban en Chile con alguno de los permisos que se indican a continuación, en vigencia, quedarán sometidos al presente reglamento y pasarán a tener la calidad que en cada caso se indica:
    Los titulares de permanencia definitiva, de visación diplomática u oficial y de visación de inmigración, conservan sus respectivas denominaciones y calidades;
    Los titulares de visación ordinaria pasan a ser "residentes temporarios";
    Los titulares de visación "sujeta a contrato", pasan a ser residentes sujeto a contrato;
    Los titulares de visación "ordinaria para estudiantes", pasan a ser residentes estudiantes;
    Los titulares de visación de "turismo", los extranjeros acogidos a convenios de tránsito o de turismo y los titulares de visación "en tránsito", pasan a ser turistas.

    Artículo 2.o Los extranjeros que a la fecha de la publicación de la ley N.o 13,353 eran titulares de visación "en visita" o "en viaje comercial", están obligados a solicitar nuevo permiso en conformidad a lo dispuesto en este reglamento dentro del plazo de 60 días, contado desde la fecha de publicación del presente reglamento o de la fecha de expiración de la respectiva visación, si ella fuere posterior.

    Artículo 3.o No sufrirá alteración el cómputo de los plazos de vigencia de los permisos de que eran titulares los extranjeros a la fecha de publicación de la citada ley N.o 13,353.
    En caso de que dichos permisos hayan caducado en el lapso comprendido entre la fecha de publicación de dicha ley y la de este reglamento, los interesados deberán regularizar su situación, con sujeción a las disposiciones contendidas en el artículo 5.o transitorio.

    Artículo 4.o Las disposiciones contenidas en los tres artículos anteriores se aplicarán a los extranjeros que a la fecha de publicación de este reglamento se encuentren en Chile con alguno de los permisos que en esos mismos artículos se señalan.

    Artículo 5.o Los extranjeros que a la fecha de publicación de la ley N.o 13,353 se encontraban en el país en situación irregular de permanencia deberán presentar solicitud para normalizar su estada antes del 27 de Febrero de 1960 y en conformidad a las normas pertinentes de este reglamento.
    Si así no lo hicieren podrán ser sujetos a las medidas previstas en el Título X.

    Artículo 6.o Los extranjeros que ingresaron a Chile antes del 26 de Agosto de 1958 y han permanecido ininterrumpidamente en el país desde esa fecha, tendrán derecho a solicitar, cualquiera que sea su condición actual de residencia, la permanencia definitiva. No se exigirá a tales extranjeros el certificado de registro a que se refiere el N.o 2 del artículo 60. La solicitud deberá presentarse antes del 27 de Febrero de 1960.
    Artículo 7.o En los certificados de permanencia definitiva que se otorguen de conformidad con lo dispuesto en el artículo 57, se continuará la numeración que al respecto ha llevado la Dirección General de Investigaciones.

    Tómese razón, publíquese e insértese en la Recopilación de Leyes y Decretos de la Contraloría General de la República.- J. ALESSANDRI R.- Sótero del Río G.- Germán Vergara D.