PROMULGA EL CONVENIO DE MIGRACION ENTRE CHILE Y ESPAÑA, SUSCRITO EN MADRID EL 7 DE JUNIO DE 1961

    Núm. 82.- Hoy se ha decretado lo sigue:

EDUARDO FREI MONTALVA
Presidente de la República de Chile


    POR CUANTO, entre la República de Chile y el Estado Español se firmó un Convenio de Migración, en Madrid, con fecha 7 de Junio de 1961, cuyo texto íntegro y exacto es el siguiente:

    S.E. el Presidente de la República de Chile y S.E. el Jefe del Estado Español,
    Animados del mutuo deseo de fortalecer los fraternales vínculos que los unen como pueblos que forman parte de una comunidad de espíritu, tradiciones, linaje, cultura, costumbres, aspiraciones y lengua, y convenidos:
    a) De que existe en España interés real en intensificar la emigración de sus nacionales a Chile y, por parte de este último, de recibirlos;
    b) De que tal emigración contribuirá eficazmente a fortalecer los lazos de amistad y de cooperación entre las dos Naciones;
    c) De que así se proseguirá e incrementará la corriente migratoria española hacia Chile que tan ventajosa ha sido siempre;
    d) De que el Convenio de Doble Nacionalidad suscrito entre ambos países el 24 de Mayo de 1958 favorece en forana especial la intensificación de una adecuada corriente migratoria hacia Chile, y
    e) De que es de evidente encauzar la migración ciñéndola a normas y procedimientos en los que se tengan en cuenta los intereses de ambas Partes Contratantes.
    Resuelven concluir el presente Convenio de Migración encaminado a orientar e incrementar el establecimiento de españoles en la República de Chile y con tal fin han designado, como sus Plenipotenciarios:
    S.E. el Presidente de la República de Chile al Excmo. señor don Sergio Fernández Larraín, Embajador Extraordinario y Plenipotenciario de Chile en España.
    S.E. el Jefe del Estado Español al Excmo. señor don Fernando Ma. Castiella y Maíz, Ministro de Asuntos Exteriores, quienes, después de canjear sus Plenos Poderes, hallados en buena y debida forma, han convenido lo siguiente:
    Artículo 1.o

    El presente Convenio tiende a intensificar la realización de la política demográfica de las Altas Partes Contratantes, a cuyo efecto se comprometen a permitir la emigración y a facilitar el establecimiento de los españoles que deseen instalarse en territorio chileno.
    Artículo 2.o

    A los efectos del presente Convenio los Organismos Oficiales competentes serán: por parte de Chile, el Ministerio de Relaciones Exteriores; por parte de España, Los Ministerios de Asuntos Exteriores y de Trabajo, de acuerdo con sus respectivas atribuciones en materia migratoria.
    Artículo 3.o

    La migración española a Chile a que se refiere el presente Convenio es la denominada asistida. Comprende:
    a) La reagrupación de españoles con sus familiares residentes en Chile.
    b) Obreros, artesanos, técnicos, todos ellos individual o colectivamente considerados, para actividades industriales, agropecuarias, mineras, forestales, pesqueras, etc.
    Siempre que se considere conveniente, los Organismos competentes de las Altas Partes Contratantes podrán concertar entre sí, directamente o con participación de Organismos Internacionales a que pertenezcan ambos Gobiernos. Acuerdos complementarios para regular y facilitar el proceso migratorio, especialmente en las fases de selección sanitaria y profesional, transporte y colocación de los emigrantes.

    Artículo 4.o

    La migración espontánea quedará sujeta a las disposiciones vigentes de cada una de las Altas Partes Contratantes.
    Artículo 5.o

    Corresponderá al Instituto Español de Emigración facilitar la documentación necesaria para emigrar a las personas comprendidos en la letra a) del artículo 3.o, así como llevar a cabo la preselección y documentación de los candidatos incluidos en la letra b), del misino artículo.
    Las autoridades Consulares chilenas en España estarán facultadas, para examinar la documentación de los candidatos preseleccionadas por dicho Instituto, cuya documentación remitirán al Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile.
    La selección definitiva de los emigrantes así preseleccionados será efectuada por el Departamento Consular y de Inmigración del Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile, el cual otorgará la autorización respectiva, en caso de que ésta proceda, para los efectos del oportuno visado.
    La concesión del visado consular de entrada garantizará el libre ingreso del emigrante a Chile.
    Artículo 6.o

    Los requisitos, condiciones y procedimientos para seleccionar sanitaria y profesionalmente, a los candidatos a emigrar comprendidos en la letra b) del artículo, 3.o se establecerán mediante un Canje de Notas complementarias al presente Convenio, en el que se tendrán en cuenta tanto las posibilidades de España como las necesidades de Chile. En todo caso, sus disposiciones quedarán subordinadas a la legislación en vigor en cada una de las Altas Partes Contratantes. Cuando se estime necesario, se someterán dichos candidatos a cursos de capacitación acelerados que se impartirán en España y que podrán complementarse en Chile mediante cursos de perfeccionamiento técnico. Las condiciones económicas y los requisitos de carácter docente de uno y otro curso podrán ser regulados en el Canje de Notas complementarias mencionado anteriormente.

    Artículo 7.o

    El Gobierno español autorizará al emigrante a llevar consigo y el de Chile aprobará, la libre importación, siempre que guarde relación con su capacidad individual o familiar de trabajo, de los elementos de su propiedad que le sean útiles para su vida habitual y para el normal ejercicio de su actividad profesional, técnica o especializada, tales como maquinarias, tractores, camiones, camionetas, jeeps, motocicletas, bicicletas, vehículos y carros de arrastre de tracción animal o humana, sus partes y repuestos, embarcaciones armadas o desarmadas para la pesca, sus partes y repuestos, aparatos, útiles, herramientas, mobiliario, menaje de casa y equipajes, todo ello sin perjuicio de las facilidades que le concedieran disposiciones vigentes o futuras.
    Los aludidos elementos quedarán liberados de cualquier derecho de internación o almacenaje y, en general, de todo impuesto o contribución que se perciba por intermedio de las Aduanas. Esta liberalidad se concederá por una sola vez a cada emigrante o grupo familiar de emigrantes.
    Queda también el emigrante eximido de la obligación de solicitar cualquier permiso previo o de cobertura en divisas para internar los efectos indicados en el párrafo 1.o de este artículo. Para gozar de esta franquicia deberá hacer una declaración escrita ante la autoridad consular chilena competente, de los elementos y materiales que se propone internar, la que se ajustará a las normas reglamentarias vigentes. El Cónsul expedirá gratuitamente la correspondiente certificación, previa manifestación de que los elementos y útiles declarados son de propiedad del emigrante.
    Artículo 8.o

    El transporte de los emigrantes y de sus bienes y haberes desde su lugar de residencia habitual en territorio español hasta el puerto o aeropuerto de embarque, será de cargo, según los casos, del Gobierno de España, de los Organismos Internacionales que colaboren en la migración o de los interesados; en territorio chileno, el desembarque y el transporte hasta el lugar de destino de los inmigrantes serán de cuenta del gobierno de Chile, de los Organismos Internacionales o colaboradores, de los llamantes o de los interesados, según proceda.
    La colocación de los inmigrantes se efectuará gratuitamente por los correspondientes Servicios Oficiales chilenos y en ella podrán cooperar las Asociaciones españolas autorizadas por la Embajada de España en Santiago y las entidades internacionales con representación en Chile de las que sean miembros las Altas Partes Contratantes.
    Artículo 9.o

    El transporte de los emigrantes se realizará preferentemente en buques o aviones españoles o chilenos; cuando viajen, acogidos a programas asistidos por algún Organismo Internacional al que pertenezcan los Gobiernos de España y Chile, el transporte se acomodará a las condiciones económicas que aquel tenga establecidas con los países miembros.
    Artículo 10.o

    El Gobierno de Chile promoverá, con la ayuda que en cada caso se convenga con el Gobierno de España, planes de cooperación agropecuaria, industrial, forestal, minera, pesquera u otras análogas con participación de agricultores, trabajadores especializados y técnicos españoles; las modalidades y condiciones de carácter asistencial, técnico y financiero de estos planes serán concertados entre los organismos oficiales que sean competentes en uno y otro país.
    Artículo 11.o

    Con el fin de que puedan alcanzarse en forma completa, expedita y práctica los objetivos previstos en este Convenio, ambos Gobiernos acuerdan crear una Comisión Mixta para su mejor desarrollo. Normalmente funcionará subdividida en dos Sub-Comisiones, una en Madrid y otra en Santiago; cada una de ellas conocerá de las cuestiones y aspectos de este Convenio que deban ser ejecutados en el país respectivo.
    La composición de la Comisión Mixta y de las dos Sub-Comisiones, así como la fijación de sus respectivas competencias y el régimen de su actuación, serán reguladas por medio de un Canje de Notas complementarias.

    Artículo 12.o

    El Gobierno chileno proporcionará la información necesaria sobre las condiciones económicas, educativas y relacionadas con el nivel de vida y las características de trabajo de Chile. Los Organismos españoles correspondientes se comprometen a difundirla, con la colaboración de los Cónsules chilenos en España.
    Artículo 13.o

    El Gobierno de España establecerá, en su Embajada en Santiago, un Servicio de Información para asesoramiento y atención de los inmigrantes españoles. A su vez, el Gobierno de Chile establecerá en su Embajada en Madrid un Servicio análogo para los candidatos a emigrar a su territorio.
    Artículo 14.o

    Los inmigrantes españoles gozarán en Chile de los mismos derechos y estarán sujetos a las mismas obligaciones que la Constitución y las leyes reconocen y establecen para los chilenos.
    Ambas Partes Contratantes velarán porque sean respetados los compromisos que, en operaciones de emigración asistida hayan sido libremente aceptados tanto por parte del emigrante como por sus empleadores y otras personas naturales o jurídicas.
    Artículo 15.o

    Las Altas Partes Contratantes otorgarán las máximas facilidades que permitan sus respectivas legislaciones, a fin de favorecer el establecimiento y desarrollo de empresas hispano-chilenas de carácter agropecuario, industrial, forestal, minero, pesquero u otras análogas que puedan dar empleo a inmigrantes españoles.
    Artículo 16.o

    Los inmigrantes españoles en Chile gozarán de cualquiera ventaja, beneficio o disposición más favorable que el Gobierno chileno pudiera conceder a los inmigrantes de otra nacionalidad.

    Artículo 17.o

    Los inmigrantes españoles en Chile podrán efectuar libremente y en las condiciones más favorables previstas en la legislación chilena remesas familiares de dinero, que sean producto de su actividad o beneficio de su trabajo.

    Artículo 18.o

    Ambas Partes Contratantes promoverán acuerdos complementarios al presente Convenio sobre previsión social, seguros, transferencias o cualquiera otra materia que tiendan a un mejor asentamiento de los emigrantes españoles en Chile.

    Artículo 19.o

    Las Altas Partes Contratantes se reservan la facultad de revisar, cuando lo estimen conveniente y oportuno, el texto del presente Convenio o el de las Notas Complementarias con el fin de actualizarlos en consonancia con lo que aconseje la experiencia.
    Artículo 20.o

    Este Convenio será ratificado y las ratificaciones serán canjeadas en Santiago a la brevedad posible.

    Artículo 21.o

    El Presente Convenio entrará en vigor a partir del día del canje de los instrumentos de ratificación y permanecerá indefinidamente en vigencia, a menos que sea denunciado por una de las Altas Partes Contratantes. Notificada la denuncia el Convenio continuará en vigencia hasta un año después de la referida notificación.
    Artículo Transitorio

    En tanto los Gobiernos de Chile y España sean miembros del Comité Intergubernamental para Migraciones Europeas se comprometen a utilizar los servicios que, especialmente a los efectos de la selección, transporte y colocación de los emigrantes españoles pueda prestar dicho Organismo, directamente o por intermedio de sus Misiones en Santiago y en Madrid.
    En fe de lo cual los Plenipotenciarios respectivos firman y sellan el presente Convenio.
    Hecho en Madrid, el 7 de Junio de mil novecientos sesenta y uno, en dos originales, haciendo fe igualmente los dos textos.
    POR LA REPUBLICA DE CHILE, (Fdo.) Sergio Fernández Larraín.
    POR EL ESTADO ESPAÑOL, (Fdo.) Fernando Ma. Castiella y Maíz.
    Y por cuanto el mencionado Convenio ha sido aprobado por el H. Congrego Nacional, según consta en el oficio número 5.538, de fecha 23 de Diciembre de 1964, de la H. Cámara de Diputados, vengo en aceptarlo y ratificarlo.
    POR TANTO, y en uso de la facultad que me confiere la Parte 16 artículo 72 de la Constitución Política del Estado, dispongo y mando que se cumpla y lleve a efecto en todas sus partes como ley de la República publicándose copia autorizada de su texto en el "Diario Oficial".
    Dado en la Sala de mi Despacho y refrendado por el Ministro de Relaciones Exteriores, en Santiago de Chile, a los siete días del mes de Enero del año mil novecientos sesenta y cinco.- E. FREI M.- Gabriel Valdés S.
    Lo que transcribo a US. para su conocimiento.- Dios guarde a US.- Enrique Bernstein Carabantes, Subsecretario.