Portada > Novedades BCN > Alto interés ciudadano marcó la primera charla de los "Diálogos Regionales para el Proceso Constituyente"



Alto interés ciudadano marcó la primera charla de los "Diálogos Regionales para el Proceso Constituyente"

01/10/2020
 

Encuentro contó con la participación como expositora de la Presidenta del Senado, Adriana Muñoz D'Albora.


Alto interés ciudadano marcó la primera charla de los Diálogos Regionales para el Proceso Constituyente

"Sistema Presidencial y Descentralización" se denominó el primer conversatorio -de un ciclo de siete charlas gratuitas y abiertas a la ciudadanía denominado "Diálogos Regionales para el Proceso Constituyente"- realizado este viernes 26 de octubre y que fue organizado conjuntamente entre la Biblioteca del Congreso Nacional (BCN), las Facultades de Derecho de la Agrupación de Universidades Regionales (AUR) y la Academia Parlamentaria de la Cámara de Diputadas y Diputados de Chile, en colaboración de la colaboración de la Universidad Católica del Norte.

El evento, transmitido vía streaming en www.bcn.cl, contó con la participación de la Presidenta del Senado, Adriana Muñoz D' Albora; de los diputados Marcelo Schilling y Francisco Eguiguren; de Kamel Cazor, Doctor en Derecho y Vicedecano de la Facultad de Ciencias Jurídicas de la Universidad Católica del Norte de Coquimbo; y de la investigadora de Asesoría Técnica Parlamentaria de la BCN, Gabriela Dazarola.

"El objetivo de este espacio de reflexión es compartir diferentes relatos que nos permitan avanzar a una sociedad más justa, que según mi opinión es aquella que pone en el centro a la persona, un actor fundamental para avanzar hacia el desarrollo con equidad y justicia, en que se busquen los justos equilibrios entre lo público y lo privado. No puedo dejar de indicar que para nuestras universidades regionales el rol que juega el desarrollo territorial pasa necesariamente por una fuerte descentralización de nuestra nación. Descentralización que debe tener como un importante pilar la distribución del conocimiento en forma equitativa", sostuvo el Rector de la Universidad Católica del Norte, Jorge Tabilo Álvarez.

Tras el saludo inicial, expuso a modo de introducción Gabriela Dazarola, quien se refirió a los procesos constituyentes en países de América del Sur, al concepto de descentralización y a la profundidad de los cambios en materia de descentralización zanjadas en las constituciones recientes. Acto seguido, la senadora Adriana Muñoz y el Vicedecano Kamel Cazor abordaron los temas relativos al presidencialismo; mientras los diputados Marcelo Schilling y Eguiguren se refirieron al tema de la descentralización y su importancia en el actual debate constitucional. Finalmente, se abrió un espacio de preguntas del público "virtual".

"Primero, felicitar este ciclo de "Diálogos Regionales para el Proceso Constituyente" que se está llevando a cabo desde la BCN, en alianza con las universidades regionales. En relación con el tema sobre el cual se me ha invitado a exponer, quisiera señalar que la Constitución de 1980 diseñada por la dictadura y que contó en su origen con directrices muy claras de Pinochet y de la Junta de Gobierno, tenía objetivos muy particulares, algunos de los cuales fueron asentar un modelo económico y social neoliberal con énfasis en la iniciativa privada y reducción del ámbito estatal; es lo que se ha llamado el Estado Subsidiario. También se formuló y se buscó expresar una visión única y conservadora en aspectos valóricos; y se estableció un modelo de democracia protegida con exclusiones y escasa participación social en lo institucional. Creo que el proceso constituyente abre una oportunidad de dar una nueva mirada a estas materias para asentar algunos cambios y corregir otros", señaló al comenzar su ponencia la titular del Cámara Alta, senadora Adriana Muñoz.

Además, apuntó como una de las reformas esenciales que deben realizarse la del sistema político. "Se requiere un reequilibrio de poderes respeto a las competencias de cada órgano del Estado. Hay que mantener cierta primacía desde la Presidencia de la República, que ha sido tradicional en nuestro país en el último siglo; sin embargo, ello debe ser atenuado sustantivamente. Si queremos tener una democracia que sea mejor apreciada por la ciudadanía, es indispensable reponer al Congreso Nacional en el centro de la representación plural de una sociedad diversa. Parte de la polémica sobre las competencias entre el Ejecutivo y el Legislativo se da porque en el actual sistema político el Parlamento está debilitado, carente de atribuciones reales. Este es un tema fundamental que debe resolverse de la mejor forma", añadió.

"Asimismo, el proceso constituyente es la oportunidad para transformar decididamente los gobiernos locales, tanto regionales como municipales. Cualquier modificación debe ser estructural, íntegra, armónica; lo que tenemos hoy es un híbrido que se ha ido construyendo por partes y que genera dificultad. creo que debemos asentar un modelo descentralizador con características claras, y la elección de gobernadores y consejeros regionales es un asunto en el que hay que insistir, ya que contribuye a reforzar el control ciudadano. Además, me preocupa la descentralización interna, ya que no hemos resuelto adecuadamente lo que ocurre con las provincias, muchas quedan en medio camino, se sienten postergadas y ello desemboca en la presión por crear nuevas regiones. Hay que pensar en un marco más adecuado para la provincia, que contribuya también a alejar el fantasma del centralismo intrarregional, que es un fenómeno que se da y que genera conflictos y reclamos", complementó.

Por último, la máxima autoridad de la Cámara Alta se refirió al Plebiscito Nacional. "Estamos en un momento extraordinariamente relevante. El 25 de octubre podemos abrir un proceso constituyente de enorme potencialidad dentro de los principales aspectos hoy abordados y que son sustantivos al sistema político y al ámbito territorial. El presidencialismo ahoga la democracia, tal como el centralismo ahoga al país. Requerimos reequilibrar el poder a nivel político y también a nivel territorial. En lo político, es la oportunidad de fortalecer la labor del Congreso Nacional, pero también de incorporar formas adicionales de participación ciudadana. En lo regional, es el momento para instalar un modelo de descentralización coherente que no sea la suma de parches que tenemos hoy día, sino un sistema armónico que otorgue a los territorios la posibilidad de generar polos de desarrollo y con ello empleo e inversión, pero también calidad de vida para cada uno de sus habitantes", concluyó.

"La efectividad del cambio de Constitución debe pasar necesariamente por una mutación del sistema de gobierno, pues ello implica una nueva orientación de la organización de los poderes públicos y haciéndose cargo de los problemas que afectan el funcionamiento institucional democrático. Creo que, de acuerdo a nuestra tradición constitucional, parecería lógico decantarse por un sistema semi presidencial, que se caracteriza por su flexibilidad y por sus modalidades de funcionamiento matizada de relaciones entre el presidente, el gobierno que lidera con un Primer Ministro y el Parlamento en sus diversas versiones vigentes en la actualidad, las más destacadas a nivel europeo, como el caso de Francia y de Portugal. En el proceso constituyente que se inicia el próximo 25 de octubre es imperativo que nos hagamos cargo de este asunto pendiente, que es absolutamente vital para concretar en Chile un real cambio constitucional en la esfera de la organización de poder y, en última instancia, en el fortalecimiento de la democracia", señaló a su turno el vicedecano Kamel Cazor.

"Chile es el país más centralizado de América Latina, cómo han dejado de manifiesto diversos estudios. El resultado de esto es que Chile es un país muy centralista, pero a veces nos falta creatividad para desafiar y transformar esa realidad. Pero este esfuerzo de imaginación no significa partir de cero o sin ningún respeto por nuestra tradición institucional, pues se puede caer en el error de creer que, cambiando el régimen político o el carácter unitario del país y la nación, se solucionará por arte de magia esta desigualdad territorial. Hay casos, muchos casos, como el de Colombia, en que países unitarios y con un régimen presidencial son descentralizados; lo que urge es una visión con sentido auténticamente nacional que permita que cada región tenga capital humano y posibilidades reales de desarrollo, una población adecuada y alternativas de producción que contribuyan a la prosperidad local. Por ello, más importante que enceguecernos por una nueva Constitución, o exacerbar el espíritu de experimentación, desconociendo nuestra historia institucional republicana, es definir qué aspectos de la descentralización son fundamentales para el bienestar, la autonomía y el desarrollo de cada región, como el pago de patentes y el compromiso de las grandes empresas con la región en las que están ubicadas", afirmó el diputado Eguiguren.

"El régimen semi presidencial o parlamentario tiene la virtud de que es capaz de amortiguar y darle salida a las situaciones de crisis y conflicto. Esto, naturalmente que lo tiene que meditar nuestro país en el proceso de construcción de la nueva Constitución. Yo no soy partidario de hacer demagogia con cosas que son de sentido común y quiero decirles que también el problema de la relación presidencialismo-descentralización tiene sus dificultades. ¿Todos esos temas van a ser resueltos más eficazmente por sistemas de gobierno fragmentado o por sistemas de gobierno unitario? Yo no voy a dar una respuesta, yo creo que nuestro deber es plantear los problemas para que la gente piense, analice y sobre su juicio resuelva. Soy favorable partidario de la descentralización, pero tiene que ser resuelta en toda su complejidad. En torno a la descentralización se ha puesto el énfasis en lo político. "El Estado tiene que descentralizarse". De acuerdo, ¿y el poder económico? La gente lo que reclama, cuando reclama descentralización, es la promesa incumplida de la regionalización militar; el desarrollo armónico y equilibrado del país. Y eso no se logra solo con la desconcentración del poder. Se logra con la distribución de la riqueza, de la generación de la misma, a lo largo de todo el territorio nacional", sostuvo, finalmente, el diputado Marcelo Schilling.

El próximo encuentro con la comunidad contará con la colaboración de la Universidad de Atacama y se realizará el próximo viernes 2 de octubre de 2020. El tema será "Medio Ambiente, Minería y Recursos Hídricos", y también se transmitirá vía streaming -con lengua de señas- a través de www.bcn.cl.