Cargando...
  • Alto contraste

Asia Pacífico | Observatorio Parlamentario

El aporte de la robótica a la educación no presencial en la prefectura de Hiroshima

28 Julio 2020

El robot OriHime permite que niños, niñas y adolescentes que se encuentren hospitalizados, o sin posibilidad de asistir presencialmente a sus escuelas, vean en tiempo real el desarrollo de sus clases, interactuar con profesores, incluso jugar y relacionarse con sus pares.

El aporte de la robótica a la educación no presencial en la prefectura de Hiroshima
La prefectura de Hiroshima en enero de 2020 permitió que quienes se encuentren con alguna enfermedad, o con imposibilidad de asistir a sus establecimientos educacionales tengan la posibilidad de progresar en sus estudios gracias a la ayuda de un robot especialmente diseñado para ello. Aunque el Ministerio de Educación nipón no ha validado esta medida tecnológica para su aplicación a nivel nacional, sí ha sido valorada por quienes la han utilizado experimentalmente. Más detalles de esta experiencia, en la siguiente nota.

 

El robot que quita tensión a los estudiantes enfermos

OriHime no es solamente un estudiante sustituto, es el robot que ayuda a niños, niñas y adolescentes enfermos para que asistan a clases, sigan la materia dictada por el profesor, incluso interactuar y jugar. De esta manera, quienes se encuentren hospitalizados, o simplemente sin posibilidad de salir de su casa, tienen la posibilidad de no atrasarse en los estudios y avanzar tal y como lo hacen quienes asisten físicamente a la escuela.

Aunque esta posibilidad no es algo común en todo el territorio japonés, pues no existe una ley o una política que regule su uso a nivel nacional, la prefectura de Hiroshima legitima y promueve el uso de OriHime en sus escuelas. La autorización para que un robot apoye como extensión sensorial de estudiantes con imposibilidad de asistir a clases ha sido incluso un giro contradictorio en relación con lo expresado por el Ministerio de Educación nipón, cuya posición respecto de la enseñanza secundaria es que quienes estudien de forma remota deben contar con un maestro que los califique, no un robot.

Una nota del Japan Times señala que la junta educativa de la prefectura, instruyó a todas las escuelas que están bajo su jurisdicción para que reconozcan a quienes utilicen a OriHime por encontrarse en una situación médica especial como si estuviesen presentes en la sala de clases. De esta manera, en vez de un profesor que mide los progresos, la autoridad reconoce la supervisión realizad por médicos y padres, incluso cuando se lleve a cabo “de vez en cuando”. Tal flexibilidad se explica por la necesidad de lograr que la educación no sea un motivo adicional de tensión. “Creemos que podemos sentar las bases para un entorno donde los estudiantes puedan estudiar con menos de qué preocuparse”, señala un funcionario de la junta en la nota reseñada.

Cómo opera OriHime

Si bien la experiencia de este robot no se ha desarrollado totalmente, pues aún se utilizan sus primeras versiones en el Hospital Universitario de Hiroshima, ha tenido un desempeño exitoso en la representación de estudiantes y se considera una herramienta prometedora con capacidad de complementar la ardua tarea del aprendizaje escolar.

Su composición anatómica es simple, pues tiene una altura de 23 centímetros y se compone de tres partes -torso, cabeza y brazos- sus capacidades van más allá de la simple transmisión de imágenes en tiempo real.

Un artículo de la Nippon Foundation lo describe como un pequeño humanoide equipado con micrófono, altavoz y una cámara. Además, las extremidades pueden moverse con el toque de un botón si así lo determina quien manipula, para señalar objetos, personas, o transmitir intenciones, incluso expresiones. Tales cualidades -señala el artículo- hacen que OriHime pueda actuar en representación de una persona, como si fuese una proyección o un fiel representante.

Para ilustrar aquello, el artículo ejemplifica en uno de los primeros casos experimentados en la escuela primaria Shusho, donde un grupo de niños y niñas a la hora de almuerzo comenzó a jugar cartas en frente del robot. Sucedió que en un momento determinado alguien del grupo le preguntó a Orihime qué carta descartaría. Por el otro lado de la pantalla, un niño desde la cama de un hospital miró la pantalla y respondió hablando por el micrófono, anunciando con claridad su decisión a través del altavoz. De esta manera, a pesar de estar lejos de sus compañeros, pudo jugar como si estuviese en la escuela.

Sin embargo, la principal cualidad de este robot es su capacidad para atender clases y participar en el proceso de aprendizaje. Su cámara de alta definición le permite transmitir clases en tiempo real, pero también grabarlas. De igual manera la posibilidad de girar la cabeza, mover los brazos y hacer funcionar un altavoz, le permite interactuar con los profesores, responder dudas y mantener diálogos con otras personas en caso de realizar dinámicas de grupo.

El artículo de Japan Foundation muestra el testimonio del director de la escuela primaria Shusho, quien percibe este adelanto tecnológico de muy buena manera, no sólo por la posibilidad de que alumnos sin posibilidad de asistir a clases puedan hacerlo, sino que es también una herramienta de socialización en casos donde las enfermedades son prolongadas. Incluso, señaló que pueden ser utilizados como intermediario cuando hay personas que son extremadamente tímidas, a modo que progresivamente se animen a asistir a la escuela.

Uso de robots en educación durante época de pandemia

La posibilidad que robots como OriHime u otros sean un aporte en la educación, fundamentalmente en niños, niñas y adolescentes, fue analizada por Camila Beltrán, presidenta del grupo WIE (Women in Engineering) de Ingeniería Civil en Automatización de la Universidad del Bío-Bío. Para ella, los robots permiten la intersección de muchas áreas en el proceso de aprendizaje.

Más aún, en su opinión el manejo de robots permite una mejor comprensión de ciertas disciplinas. “De acuerdo a mi experiencia realizando clases en el colegio Los Acacios, en Concepción, con chicos y chicas desde tercero básico hasta cuarto medio, a través de la robótica se puede enseñar matemáticas, comprensión de lectura, orientación en el espacio y comportamiento de sistemas como, por ejemplo, el cuerpo humano y la forma cómo se puede mover, desplazarse, etc”, señaló.

Explicó que tal facilidad se da por la posibilidad de interacción, no solo con la máquina sino con otros compañeros que experimentan sensaciones similares. “Comentan y comunican lo que ven en los mecanismos, pero también lo asocian a la realidad. Todo esto de manera entretenida. Los niños muestran un interés muy grande cuando se les habla de robots, para ellos es lo máximo, como si las películas se hicieran realidad”, agregó.

De tal manera, comentó que en las circunstancias actuales de confinamiento y necesidad de llevar a cabo clases no presenciales, los robots pueden cumplir un papel importante en complementar la educación, aunque reconoce que la ayuda de los padres es clave. “La robótica por sí sola no hace maravillas, tiene que ser guiada, sobre todo con los niños, pues no tienen desarrollada una autonomía que les permita establecer cierto orden”, sostuvo.

Sin embargo, concluyó que los robots cumplen una labor relevante en el desarrollo lógico de los niños y niñas. “En la situación actual de la educación en pandemia, puede que los niños estén estudiando desde un computador, pero no todos los papás están capacitados para orientarlos en la relación del conocimiento con lo cotidiano. La robótica por sí sola puede lograrlo, como si fuera una profesora virtual. En la educación a distancia se hace la clase a través de la pantalla, pero esto es más difícil sobre todo los niños pequeños, porque necesitan una guía y acompañamiento. Es importante recalcar que como impacto positivo, la robótica se acerca a niños y niñas por igual, sin distinción de sexo”, sentenció.

 

Por equipo Asia Pacífico: asiapacifico@bcn.cl


Comentarios

NOTA: como parte de su misión de promover el debate informado, respetuoso, tolerante e inclusivo, que permita vincular la labor de nuestro Congreso Nacional con la ciudadanía, la BCN se reserva el derecho de omitir comentarios y opiniones que pudieren afectar el respeto a la dignidad de las personas o instituciones, en pos de una sana convivencia democrática.

Especial de CORONAVIRUS
Las guías que enseñan a mantener alejado el coronavirus de los espacios de trabajo en Australia

Las guías que enseñan a mantener alejado el coronavirus de los espacios de trabajo en Australia

Si bien para septiembre de 2020 en el país oceánico aún hay grandes compañías que mantienen a sus empleados trabajando desde sus casas, el retorno al trabajo no presencial no ha sido una opción para algunos trabajadores incluyendo al personal sanitario. Con el fin de dar a conocer las mejores prácticas de limpieza y desinfección, el programa Trabajo Seguro Australia y la Comisión Australiana sobre Seguridad y Calidad en la Salud publicaron guías para enseñar de una manera más fácil las formas de prevenir contagios.

Ver más
07 Agosto 2020

Nuevo podcast aborda los 50 años de relaciones con China y su proyección a futuro

Nuevo podcast aborda los 50 años de relaciones con China y su proyección a futuro

Los capítulos de “Chile - China: 50 años hacia el futuro” estarán disponibles a través de dos plataformas en distintos días. Los lunes a través de Youtube y los viernes por Spotify. La emisión de este contenido es un esfuerzo del capítulo chileno del Comité de Diálogo Político Chile-China en conjunto con el Programa Asia Pacífico de la Biblioteca del Congreso Nacional (BCN).

Videos AP

Selección de videos sobre Asia Pacífico

Programas

Seleccione el programa que desea visitar

Américas

Américas


Sistematiza información relevante sobre la región de América Latina, Estados Unidos y Canadá, analizando y haciendo seguimiento a procesos y tendencias en el campo de las políticas públicas y en el ámbito legislativo, cuyo estudio sea significativo para el debate prospectivo nacional.

Asia Pacífico

Asia Pacífico


Plataforma de análisis sobre el Asia Pacífico y Chile, con énfasis en materia legislativa y políticas públicas, en la que interactúan y se articulan las diversas redes y actores existentes en el país y Latinoamérica sobre esta materia.

Bioética

Bioética


Permite fomentar el conocimiento de la Bioética en la actividad parlamentaria, generando espacios para una reflexión pluralista e interdisciplinaria acerca de los desafíos éticos y jurídicos que plantean los avances tecnológicos, científicos, sociales y/o ambientales, particularmente en lo que respecta a la función legislativa