Cargando...
  • Alto contraste

Bioética | Observatorio Parlamentario

Bioética y Biodiversidad: la importancia de las áreas protegidas y la protección de los recursos genéticos del océano

01 Agosto 2018

Hoy en día, la necesidad de preservar la biodiversidad biológica es alta. Un mecanismo para ello lo constituye la creación de áreas protegidas, herramienta especialmente relevante cuando se trata de conservar la diversidad ecosistémica de los océanos, cuestión vital para alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible de la Agenda 2030 que ha llegado para influir sobre los tomadores de decisiones y legisladores. A propósito del "Conversatorio sobre Conservación Sostenible de los Océanos", a realizarse este martes 7 de agosto a partir de las 10 horas en la sede de Valparaíso del Congreso Nacional, la presente nota tiene por objeto ahondar en esta temática, crucial para el desarrollo sostenible nacional.

||Autor Fotografía: wiki commons

La biodiversidad en la agenda internacional

La biodiversidad es un concepto clave para el estudio de los ecosistemas, a la vez que su cuidado resulta importantísimo para la preservación del medio ambiente. Son componentes de la diversidad biológica todas las formas de vida que hay en la Tierra, incluidos los ecosistemas, los animales, las plantas, los hongos, los microorganismos y la diversidad genética. Por lo mismo, la biodiversidad incide en cuestiones tan trascendentales como son la seguridad alimentaria, la incertidumbre asociada a los efectos cambio climático o los planes de acción mundial para la preservación de recursos genéticos, entre otros.

Lo anterior explica que el asunto se haya tomado la agenda internacional, desde hace ya casi tres décadas, cuando en la Cumbre de la Tierra de Rio de Janeiro, se adoptó el Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB), el instrumento a nivel mundial con mayor alcance en el plano de la biodiversidad y el cuidado de las más diversas especies, tanto en tierra firme como en el océano.

A la fecha, dicho documento ha sido ratificado por 193 países miembros, entrando en vigencia el día 29 de diciembre de 1993 y teniendo como órgano rector a la Conferencia de las Partes o COP, el que año a año realiza evaluaciones sobre los avances alcanzados y planea nuevos desafíos para ser cumplidos por los estados miembros. Otras notas de este portal se han dedicado anteriormente a la labor de la COP.

Desde entonces, múltiples han sido las entidades que se han preocupado de la materia, resultando claves para la correcta aplicación del Convenio. Así sucede por ejemplo con la FAO, la cual promueve la integración de sus propias herramientas sobre biodiversidad para la implementación del Plan Estratégico para la Diversidad Biológica 2011-2020; la UNESCO; el PNUD y por supuesto los gobiernos nacionales y distintas organizaciones provenientes de la sociedad civil.

El Protocolo de Nagoya sobre acceso a los recursos genéticos y participación justa y equitativa en los beneficios que se deriven de su utilización, adoptado el 29 de octubre de 2010 por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), del cual Chile no es parte, es otra iniciativa en este sentido.

Lo mismo ocurre con:

El cuidado de la biodiversidad oceánica en Chile

Los más de 4.300 kilómetros de longitud de costa que posee Chile en su territorio continental unidos a los más de 4.000 kilómetros que incluye su territorio antártico, hacen que el país sea uno de los que goza de mayor diversidad de fauna marina endémica (es decir, compuesta por especies no introducidas) a nivel mundial.

Sin embargo, este privilegio no se ha traducido siempre en un férreo cuidado hacia dicha biodiversidad, pues ha existido una explotación sistemática de los recursos marinos debido a la abundancia de éstos.

El Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (SERNAPESCA), órgano estatal dedicado al cuidado de las especies marinas, ha elaborado un listado de 67 especies amenazadas o en peligro de extinción bajo el rótulo de especies “en estado de conservación”. En él, las especies hidrobiológicas amenazadas en la costa chilena van desde las tortugas marinas -en todas sus especies, como la cabezona, la olivácea, la verde y la laúd- a algunos tipos de atunes, rayas y tiburones.  Sin perjuicio de ello, la aplicación en nuestro país de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (Cites), que regula el tráfico de flora y fauna, ha sido fundamental para el cuidado de dichas especies y el control del número total de capturas.

De otro lado, se ha detectado que la introducción de especies se ha transformado en una gran amenaza para la fauna endémica del país, puesto que muchas de estas especies introducidas han resultados ser depredadoras de las especies nativas. Es por ello que el escape de más de 600.000 ejemplares de salmones criados por la salmonera Marine Harvest, en Puerto Montt, ocurrido hace tan solo unas semanas, se haya convertido en una de las mayores amenazas que ha debido enfrentar la biodiversidad de la zona. Hecho que se prevé tendrá consecuencias en la degradación y pérdida de hábitat de las especies nativas, cuestión que habrá de evaluarse detenidamente en el tiempo, y que ha supuesto importantes cuestionamientos a la gestión responsable de los recursos hidrobiológicos, su fiscalización y la efectividad de los planes de prevención y acción ante contingencias como la ocurrida. 

El cuidado por la biodiversidad de los océanos incluye también una mayor y mejor regulación respecto de proyectos hidro y termoeléctricos, como es el caso de aquellos con posibilidades de desarrollarse en el área de La Higuera en la IV Región, y que incluye a megaproyectos como Dominga y Puerto La Cruz, ya que podrían afectar a innumerables ecosistemas causando daños irreversibles; en ese sentido, la aplicación del principio preventivo del Derecho Abmiental resulta clave.

La protección de los recursos genéticos y eventuales conflictos éticos

Los recursos genéticos, claves para la biodiversidad, son definidos en el Convenio sobre la Diversidad Biológica como una parte del material biológico que contiene información genética de valor, y que tiene capacidad de reproducción. Así, el material vegetal, animal e incluso el microbiano forman parte de estos recursos. Se entiende que los recursos genéticos constituyen parte del patrimonio mundial de la humanidad dado su incalculable valor. Ello porque a medida que se erosiona la diversidad genética se reduce la capacidad de mantener y potenciar la productividad de la agricultura y la ganadería, junto con la capacidad de responder a situaciones cambiantes.

Los recursos genéticos tendrían, de cierta forma, el potencial de mejorar las condiciones de vida de la humanidad y por lo mismo, de adaptarse a fenómenos como el cambio climático.

En este contexto, el problema de la propiedad y particularmente, de la propiedad intelectual sobre estos elementos que conforman el patrimonio de la humanidad, en tanto, bienes comunes de todos los hombres, representa un asunto bioético y jurídico trascendental a dilucidar a fin de proteger, promover y conservar la diversidad genética del patrimonio mundial.

Por lo mismo, varios actores entre los que se cuentan los pueblos indígenas, las comunidades locales y un gran número de países están en contra de que se dé por sentado que los recursos genéticos se transformen en objeto de apropiación o utilización indebidas. El problema que plantea la propiedad intelectual a este respecto es que estos recursos podrían pasar a ser propiedad privada de grandes empresas transnacionales, que encarezcan y limiten el acceso a los mismos e incluso generen monopolios en su manipulación y producción. Es por este motivo queoresulta necesario que los ordenamiento jurídicos regulen correctamente esta materia, especialmente en un contexto en el que el 75% de los recursos genéticos a nivel mundial está en manos de los 10 principales bancos de semillas.  

Esto explica la importancia de definir con claridad la función y los límites del dominio público de la biodiversidad y de los recursos genéticos, incluidos los marinos, y la trascendencia que tiene el formular un marco político adecuado de protección y salvaguardas a estos recursos, especialmente en aquellos casos en que se están afectando derechos ancestrales de pueblos originarios.

La cuestión, es incluso relevante respecto de la discusión que puede plantearse sobre la propiedad intelectual de los recursos genéticos humanos, asunto que ha sido tratado por UNESCO a través de la Declaración Universal sobre el Genoma Humano y los Derechos Humanos de 1997, y en la cual se establece que “el genoma humano es patrimonio de la humanidad”.

Innovación tecnológica para cuidar la biodiversidad de los océanos

La utilización e implementación de nuevas tecnologías para el cabal conocimiento, en primer lugar, de la biodiversidad oceánica y luego para el cuidado de ésta, es una herramienta fundamental para la preservación de su flora y fauna. Un ejemplo de lo anterior, se representa en el trabajo que actualmente se encuentra realizando en la Antártica un equipo de investigación de científicos australianos quienes están analizando datos recopilados por satélites para diseñar un modelo oceánico que permita explicar y predecir el comportamiento de la biodiversidad en el fondo marino de la zona austral.

Combinando imágenes satelitales del color del fitoplancton en la superficie del mar con un conjunto de modelos, se ha podido estudiar las maneras en que el fitoplancton microscópico es barrido por las corrientes oceánicas, hundido hasta el fondo marino y luego redistribuido para predecir con exactitud el ciclo de dicho nutriente. Para los autores del estudio, proveniente de la Universidad de Tasmania, el manejo tecnológico en estas materias podrá predecir la cantidad de comida disponible para los organismos en el fondo del mar antártico, fundamental para predecir y monitorear cambios importantes en la biodiversidad antártica.

Conocido como el 'modelo de disponibilidad de alimentos', esta innovadora herramienta permite entonces, a través de datos satelitales, analizar la tasa a la cual la materia orgánica se hunde junto con los datos sobre las corrientes oceánicas fluctuantes sobre el lecho marino que afectan a las distintas especies.

Especial de CORONAVIRUS
El apoyo del gobierno neozelandés a sus pueblos originarios en tiempos de pandemia

El apoyo del gobierno neozelandés a sus pueblos originarios en tiempos de pandemia

Aunque buena parte de los fondos se orienta a fortalecer los servicios de salud de los maoríes y sus proveedores locales, hay una partida importante destinada a pequeños negocios, con el fin de aumentar la capacidad de empleo.


Ver más especiales

Programas

Seleccione el programa que desea visitar

Américas

Américas


Sistematiza información relevante sobre la región de América Latina, Estados Unidos y Canadá, analizando y haciendo seguimiento a procesos y tendencias en el campo de las políticas públicas y en el ámbito legislativo, cuyo estudio sea significativo para el debate prospectivo nacional.

Asia Pacífico

Asia Pacífico


Plataforma de análisis sobre el Asia Pacífico y Chile, con énfasis en materia legislativa y políticas públicas, en la que interactúan y se articulan las diversas redes y actores existentes en el país y Latinoamérica sobre esta materia.

Bioética

Bioética


Permite fomentar el conocimiento de la Bioética en la actividad parlamentaria, generando espacios para una reflexión pluralista e interdisciplinaria acerca de los desafíos éticos y jurídicos que plantean los avances tecnológicos, científicos, sociales y/o ambientales, particularmente en lo que respecta a la función legislativa