Primera sesión de los Diálogos Chile-Unión Europea abordó mecanismos de participación directa y perspectiva de género

Mejorar la democracia: fortalecer la ciudadanía” se denominó la primera sesión de la mesa técnica “Democracia, Proceso Constituyente y Participación”, realizada de forma telemática este jueves 21 de enero bajo el alero del Ciclo de Webinarios “Diálogos Chile-Unión Europea” organizado por el Congreso Nacional, a través de la Biblioteca del Congreso Nacional (BCN) y la Dirección de Asuntos Internacionales de la Cámara de Diputados, y la Delegación de la Unión Europea en Chile, con el apoyo del programa EUROsociAL+.

En esta primera sesión se abordó el perímetro conceptual de las exigencias -las clásicas y las actuales- que el principio democrático requiere respecto a una nueva Constitución que pretende profundizar en él. Se trató de examinar, a partir de la propia trayectoria y peculiaridad del sistema político chileno y de las mejores experiencias europeas en este campo, cómo mejorar el circuito democrático en general y, de modo particular, cómo hacerlo a través de diversos mecanismos de participación directa de la ciudadanía en los procesos de toma de decisiones políticas.

En este sentido, y entregando las palabras inaugurales del encuentro, la senadora Isabel Allende subrayó que “especial atención para mí representa que esta nueva Constitución Política sea construida con perspectiva de género, avanzando hacia una democracia paritaria, siendo una importante señal que la Convención tenga esta característica. La desigualdad de la mujer no se sustenta en el argumento de inferioridad como reiteradas veces se ha repetido a través de la historia, sino que es una construcción cultural arbitraria que es imperioso modificar.”

Acto seguido, el Jefe de Unidad México, América Central, El Caribe y programas regionales de la Dirección General International Partnership de la Comisión Europea, Felice Zaccheo, afirmó que “en Chile, la ciudadanía ha expresado que quiere trabajar en un nuevo pacto social. Desde la Cooperación Europea queremos acompañar este proceso, facilitando espacios de reflexión y diálogo. La experiencia europea, los aprendizajes que desde nuestra diversidad hemos ido acumulando y redefiniendo, con lo que se ha hecho bien y otras más cuestionables, puede ser de utilidad desde una perspectiva comparada”.

Inmediatamente después se realizaron las ponencias de los panelistas chilenos Pamela Figueroa Rubio, Académica de la Facultad de Humanidades de la Universidad de Santiago de Chile con el tema “Chile y el camino hacia una nueva Constitución: la Convención Constitucional”; y de Francisco Soto Barrientos, abogado, profesor asociado al Departamento de Derecho Público de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile con el tema Democracia y participación.

En segundo término, correspondieron las ponencias de los panelistas europeos Miguel Ángel Presno Linera, catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad de Oviedo, con el tema “Experiencias innovadoras en Europa de participación ciudadana directa”; y Blanca Rodríguez Ruiz, profesora de Derecho Constitucional de la Universidad de Sevilla, quien expuso sobre “La paridad ciudadana como horizonte. Retos y estrategias”.

Las conclusiones de esta primera sesión estuvieron a cargo de Anabelén Casares Marcos, catedrática de Derecho Administrativo de la Universidad de León; y de Víctor Soto, investigador del Departamento de Estudios de la BCN.

La segunda sesión, bajo el título “Mejorar la democracia: estrechar más el vínculo entre gobernantes y ciudadano”, se efectuará en marzo, y abordará la mejora de la calidad de la democracia representativa, enfocando su ecología propia: el sistema electoral, el sistema de partidos y la lucha contra la corrupción y la incompetencia.

Este ciclo forma parte del “Foro Chile-Unión Europea” en el marco del proceso constituyente, con el que se pretende intercambiar experiencias europeas y chilenas sobre procesos constitucionales como sobre elementos esenciales que son comunes a las constituciones de los Estados Miembros de la Unión Europea, entre ellos la cohesión social, el acceso a un sistema de bienestar y un modelo de desarrollo sostenible. Además, mediante la participación de expertos europeos y chilenos, junto con acciones de diplomacia parlamentaria, se fomentarán espacios de intercambio que permitan enriquecer el diálogo sobre las materias que serán objeto de análisis para la nueva constitución, fomentando una mirada que promueva un desarrollo más sostenible, equitativo, e inclusivo.