El programa que capacita a los niños australianos a participar en elecciones

“Get Voting” permite que tanto profesores como alumnos puedan organizar procesos eleccionarios al interior de sus establecimientos. Si bien se trata de simulaciones, los futuros electores reciben lineamientos útiles sobre cómo participar en los comicios y la importancia de hacerse presente en la toma de decisiones en democracia.

POLITICAS PUBLICAS ASIA PACIFICO

El programa que capacita a los niños australianos a participar en elecciones

Los niños y niñas de Australia tienen la oportunidad de aprender a ser electores a temprana edad. A través de un programa orientado a capacitar a los futuros votantes en las escuelas, la Comisión Australiana de Elecciones (AEC) pretende aumentar la participación política y la inclusión de todos los sectores de la sociedad en los procesos eleccionarios. Este programa coincide con el Objetivo 16.7 de la Agenda 2030, orientado a garantizar la adopción en todos los niveles de decisiones inclusivas, participaticas y representativas que respondan a las necesidades. Una revisión de esta experiencia, en la siguiente nota.

Incorporar a los niños en los procesos electorales con una visión democrática

La Comisión Australiana de Elecciones (AEC) es una de las instituciones democráticas más reconocidas en el país oceánico. Desde 1918 ha consolidado un sistema electoral imparcial e independiente, con capacidad de entregarle a los votantes la seguridad necesaria para ejercer su derecho a voto. Pero también es la organización pública responsable de entregar servicios electorales de manera eficiente y de llevar a cabo programas de educación de concientización de los ciudadanos.

Precisamente sobre esto último, la AEC dispone de un Plan Corporativo 2017-2021 encargado de no solamente proyectar a cinco años a futuro las funciones electorales, sino también de mejorar la experiencia de los votantes. Para ello uno de los puntos estratégicos de dicho documento propone el incremento de la participación electoral. En este sentido, el organismo se encuentra modernizando las tecnologías utilizadas en los comicios, pero también incluye a los futuros votantes mediante un innovador programa de formación electoral.

Se trata de Get Voting -simplemente quiere decir “vota”- que en conjunto con las escuelas australianas trabaja con el fin de aportar en la formación cívica y ciudadana. El objetivo es que por una parte se le entregue confianza a los jóvenes, pero también que a través de la práctica del sufragio se demuestre el valor de la votación como una de las principales herramientas en la toma de decisiones democráticas.

Trabajo con los futuros votantes para fortalecer la participación política

Como una manera de construir ciudadanía desde la infancia, Get Voting ofrece la posibilidad que las escuelas primarias y secundarias vivan la experiencia de las votaciones. Los alumnos a través de la participación en elecciones simuladas, experimentan cómo se siente votar, por ejemplo, en una elección federal, pero también mediante de esta dinámica reconocen la posibilidad de solucionar problemas sociales y contribuir a la toma de decisiones en política.

Es por ello que a partir de los 16 años de edad, o en el último año escolar, los jóvenes en conjunto con sus profesores pueden organizar elecciones en su escuela para tener una primera experiencia de votar. De esta manera, profesores en conjunto con expertos electorales de AEC, son los encargados de proporcionar los recursos electorales, asesorar a los alumnos en relación a sus derechos democráticos y asistirlos durante el proceso de votación.

Por si fuera poco, tales recursos electorales se encuentran accesibles en el sitio web de Get Voting y permiten que luego de ser descargados se pueda organizar la elección. Desde documentos explicativos con el tipo de elección, pasando por la forma de nominación de los candidatos, hasta la papeleta del voto y las instrucciones de campaña para los candidatos, son algunos de los instrumentos libremente descargables y que permiten la construcción de la experiencia democrática de votación.

Así, los jóvenes pueden replicar al interior de sus establecimientos, el mismo tipo de elecciones locales y nacionales que se realizan en las instancias oficiales. Por ejemplo, la Cámara de Representantes, donde pueden participar estudiantes de todos los niveles y donde se aprenden conceptos básicos de representación y tipo de votación. Asimismo, luego de la votación, se simula un escenario legislativo donde se toman decisiones de forma similar a cómo sucede oficialmente en el Parlamento. Lo mismo ocurre con el Referéndum, instancia que permite a los estudiantes que se interioricen sobre la Constitución, su valor fundacional de Australia y, sin embargo, cómo la ciudadanía tiene el poder de cambiarlo a través de las elecciones.

Para Federico Rojas de Galarreta, cientista político y académico de la Universidad Católica de Chile, el programa de la AEC en las escuelas australianas es una iniciativa inteligente desde el punto de vista de los niños y desde las instituciones. “Desde la perspectiva de los niños les genera una experiencia cívica que puede marcar su desarrollo y generar una serie de valores cívicos que no solo le interesa a ellos sino a la sociedad y que hoy lamentablemente no están muy presentes en las nuevas generaciones. Desde la perspectiva de las instituciones, el punto de vista de los niños más allá que puedan ser experiencias simulacros siempre es útil, sobre todo donde se trabajan políticas o programas que los tienen como destinatarios, o que los afecte. Me parece que incluir sus puntos de vista, aunque sea de manera consultiva, siempre va a ser productivo para la toma de decisiones y la democracia en general”, señaló.

 

De esta manera, valores como la importancia de la participación en toma de decisiones políticas, o la valoración de la democracia como una forma de gobierno que además de promover tal participación aspira a ser representativa de las demandas ciudadanas, son entregados durante las actividades. Pero también transmiten a los ciudadanos la importancia de porqué vale la pena votar y participar activamente en política.

Según Rojas de Galarreta, a nivel mundial la democracia ha subvalorado las opiniones de los niños. “Han sido sistemáticamente exlcuidos salvo honrosas excepciones como U-Report de Unicef pero en general no han sido considerados. Por lo menos en los casos donde hay políticas que directamente los afecta. No incorporarlos ha sido un error. Diría que para ciertos ámbitos políticos existe la percepción de que los niños son un problema, porque en muchas situaciones ponen en evidencia ciertas contradicciones en los adultos y son bastante directos en cómo lo hacen, entonces de cierta manera para algunas instituciones podrían ser incómodos porque quizás se expresan de manera más directa que los adultos”, expresó.

Posibilidad de un Get Voting en la realidad chilena

En nuestro país la abstención se manifiesta con cifras cada vez más altas. En las elecciones municipales de 2016, la votación total alcanzó un 34 por ciento, es decir, que de un padrón de 14,1 millones, solo votaron 4,8 millones de personas. Más que hacer un análisis sobre las causas de esta abstención, Federico Rojas cree que un programa con las características del AEC School de Australia sería un primer paso para revertir esta situación.

”Es clave y necesario incluir a las nuevas generaciones porque la valoración de la democracia comienza en la socialización y es un aspecto cultural que no se cambia de un día para otro. Podemos fomentar la participación de los alumnos hoy, pero vemos las dificultades que esto traería si llevamos temas políticos a las escuelas. Pensar en un mediano plazo y más allá de las urgencias actuales en los niños y el impacto que esto pueda tener de aquí a 10 años, es clave. Claramente no vamos a ver los efectos inmediatos, pero es algo que no podemos dejar de lado si nos interesa el objetivo de generar una sociedad activa, participativa y consciente de sus derechos y deberes. Sobre todo involucrada en la vida pública del país”, opinó.

Por tal motivo, valoró el rol que tienen los profesores en el caso australiano para iniciar a los niños en la reflexión de lo público. “Todos estamos marcados por la influencia de un profesor que resultó inspirador para ingresar en la vida pública, o en la vida cívica. Iniciativas que fomenten instancias de este tipo son muy necesarias, sobre todo pensando en la pérdida de espacio que ha tenido la participación cívica en las últimas décadas en Chile, en la que se han eliminado contenidos curriculares que tienen que ver con los conocimientos cívicos y la participación. Es necesario volver a ponerlo en los currículos si es que nos interesa vivir en una sociedad donde el aspecto comunitario sea más relevante que hoy y se pueda pensar en términos de colectivo y no de individuos aislados”, sentenció.



Diputado Ramón Farias y rol del Congreso en formación cívica infantil

Especial de PARTICIPACION CIVICA EN LA INFANCIA

Diputado Ramón Farias y rol del Congreso en formación cívica infantil

Para el parlamentario, el nuevo Congreso debería tener un papel más activo en la formación cívica de niñas, niños y adolescentes a través de actividades en los distritos y la promoción de iniciativas como las juntas de vecinos infantiles.

Ver más

BCN reedita “El estado de las relaciones de Chile con Asia Pacífico”

01 Agosto 2017

BCN reedita “El estado de las relaciones de Chile con Asia Pacífico”

Con el fin de dar cuenta de los obstáculos y desafíos para una estrategia a futuro, el Programa Asia Pacífico actualizó este documento que sirve de instrumento al mundo parlamentario, académico y diplomático.