Historia de la Ley

Historia de la Ley

Nº 21.011

Reforma constitucional que modifica la fecha de la cuenta que debe rendir el Presidente de la República ante el Congreso Pleno.

Téngase presente

Esta Historia de Ley ha sido construida por la Biblioteca del Congreso Nacional a partir de la información disponible en sus archivos.

Se han incluido los distintos documentos de la tramitación legislativa, ordenados conforme su ocurrencia en cada uno de los trámites del proceso de formación de la ley.

Se han omitido documentos de mera o simple tramitación, que no proporcionan información relevante para efectos de la Historia de Ley.

Para efectos de facilitar la revisión de la documentación de este archivo, se incorpora un índice.

Al final del archivo se incorpora el texto de la norma aprobado conforme a la tramitación incluida en esta historia de ley.

1. Primer Trámite Constitucional: Cámara de Diputados

1.1. Moción Parlamentaria

Moción de Gabriel Silber Romo, Renzo Trisotti Martínez, Jorge Ulloa Aguillón, Juan Antonio Coloma Álamos, Germán Becker Alvear, Jorge Rathgeb Schifferli, Víctor Torres Jeldes, Javier Hernández Hernández, Rodrigo González Torres, Joaquín Lavín León, Osvaldo Andrade Lara, Romilio Gutiérrez Pino, Aldo Cornejo González, Issa Kort Garriga, María José Hoffmann Opazo, Marcos Espinosa Monardes, Ramón Farías Ponce, Gustavo Hasbún Selume, Iván Norambuena Farías, Marcelo Chávez Velásquez, Daniella Cicardini Milla, Patricio Melero Abaroa, Osvaldo Urrutia Soto, Joaquín Godoy Ibañez y Hugo Gutiérrez Gálvez. Fecha 26 de noviembre, 2014. Moción Parlamentaria en Sesión 101. Legislatura 362.

La Sala acuerda refundir los boletines 10951-07 y 10728-07 en este Trámite Constitucional.

PROYECTO DE REFORMA CONSTITUCIONAL QUE MODIFICA LA FECHA DE LA CUENTA QUE DEBE RENDIR EL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA ANTE EL CONGRESO PLENO.BOLETÍN N° 9741-07

En el capítulo IV de la Constitución Política de la República, en su artículo 24 inciso tercero, se establece la obligación del Presidente de la República a dar cuenta al país del estado administrativo y político de la Nación ante el Congreso Pleno cada 21 de mayo, esta norma constitucional con esta fecha está vigente desde la reforma constitucional del año 2005.

En nuestra historia republicana siempre ha existido el deber y tradición de que el Presidente de la República de cuenta al país; en el siglo XIX y primeros años del siglo XX la fecha en que se rendía cuenta era el 1 de junio, fecha en que se daba inicio a las sesiones ordinarias del Congreso según lo establecido en la Constitución de 1833.

Desde 1926 y conforme lo contemplado en la Constitución de 1925, esta obligación paso a cumplirse cada 21 de mayo, apertura de la legislatura ordinaria.

En el texto original de la Constitución de 1980, solo se establece el deber de rendir cuenta una vez al año, pero sin determinar ni establecer una fecha específica para ello.

Desde 1990, en la presidencia del Presidente Patricio Aylwin Azócar, se retomó el cumplir con esta obligación republicana, de dar cuenta los 21 de mayo, fecha que se establece en la constitución nuevamente, a contar de la reforma del año 2005.

Este proyecto de reforma constitucional tiene por objeto modificar el inciso tercero del artículo 24 de la Constitución Política de la República, proponiendo cambiar la fecha del 21 de mayo volviendo a la fecha original del 1 de junio para que el Presidente rinda cuenta al Congreso Pleno del estado administrativo y político del país.

Lo anterior se fundamenta en que como es de todos sabido el 21 de mayo se conmemora el Combate Naval de Iquique, una de las gestas históricas más relevantes de nuestra historia, en donde destacan los valores y principios del Capitán Prat y sus Hombres, quienes con su valentía, patriotismo y amor a Chile escribieron muchas páginas en nuestra historia, cargadas de orgullo por lo que hicieron ese 21 de mayo de 1879, y que se transmite de generación en generación.

Sin embargo, esta fecha gloriosa para nuestro país se ve año a año opacado por la ocurrencia de otro hecho importante y relevante: la cuenta pública del Presidente de la República del estado político y administrativo de la Nación ante el Congreso Pleno.

Sin duda en nuestra tradición republicanas como Nación, ambos hechos son de gran connotación y deben ser destacados, pero el coincidir ambos en la misma fecha, hace que la cuenta del Presidente acapare la mayor atención de la ciudadanía como de la prensa y sea esto lo más destacado, dejando la conmemoración del 21 de mayo y de la gesta de Prat y sus hombres en un segundo lugar.

Además, como lo han señalado otros proyectos presentados en este sentido, como los que constan entre otros, en los Boletines 5886-06 del senador Orpis, 7704-07 del Senador Cantero, 8079-07 del senador Pedro Nuñez, la cuenta pública del Presidente muchas veces genera un ambiente de división política lo que genera manifestaciones sociales y públicas que enlodan la celebración del Combate Naval de Iquique.

Es importante señalar también, que es una aspiración sentida de toda la comunidad lquiqueña que algún 21 de mayo un Presidente celebre dicha fecha y lo que ella significa en Iquique en el lugar donde ocurrió esta gesta heroica y gloriosa.

La presencia del Presidente de la República en Iquique para un 21 de mayo, significa e importa también un acto republicano que confirma la soberanía territorial de nuestro país en aquella parte del territorio que fue conquistada en la guerra del Pacífico y que hasta nuestros tiempos ha presentado problemas limítrofes con los países vecinos de Perú y Bolivia debiendo incluso defendernos internacionalmente.

La fecha en que se realice la cuenta pública del Presidente históricamente ha sido en distintas fechas, por lo cual puede una vez más cambiarse; el combate Naval de Iquique ocurrió el 21 de mayo y por tanto debe celebrarse y conmemorarse en dicha fecha y no en otra.

Cuando en la Constitución de 1925 se estableció la cuenta el 21 de mayo fue porque en esa fecha se daba inicio a la legislatura ordinaria; hoy ello ya no es así, por lo cual esta modificación propone que sea el 1 de junio la nueva fecha para que el Presidente rinda cuenta al país ante el Congreso Pleno, 1 de junio que fue la fecha original en nuestra historia republicana en que se cumplía con este deber.

Por tanto en base y mérito de lo antes expuesto, vengo en presentar el siguiente proyecto de reforma constitucional:

PROYECTO DE REFORMA CONSTITUCIONAL

Artículo único: reemplácese el inciso tercero del artículo 24 de la Constitución Política de la República por el siguiente nuevo inciso tercero:

"El 1 de junio de cada año el Presidente de la República dará cuenta al país del estado administrativo y político de la Nación ante el Congreso Pleno."

1.2. Moción Parlamentaria

Moción de Gabriel Silber Romo, Renzo Trisotti Martínez, Jorge Ulloa Aguillón, Juan Antonio Coloma Álamos, Germán Becker Alvear, Jorge Rathgeb Schifferli, Víctor Torres Jeldes, Javier Hernández Hernández, Rodrigo González Torres, Joaquín Lavín León, Osvaldo Andrade Lara, Romilio Gutiérrez Pino, Aldo Cornejo González, Issa Kort Garriga, María José Hoffmann Opazo, Marcos Espinosa Monardes, Ramón Farías Ponce, Gustavo Hasbún Selume, Iván Norambuena Farías, Marcelo Chávez Velásquez, Daniella Cicardini Milla, Patricio Melero Abaroa, Osvaldo Urrutia Soto, Joaquín Godoy Ibañez y Hugo Gutiérrez Gálvez. Fecha 02 de junio, 2016. Moción Parlamentaria en Sesión 28. Legislatura 364.

Modifica la Carta Fundamental con el objeto de cambiar la fecha de la cuenta que efectúa la Presidenta de la República sobre el estado administrativo y político de la Nación. Boletín N°10728-07

Fundamentos

La cuenta pública que realiza el jefe de Estado en nuestro país, se remonta a los albores de la República. En efecto, durante la vigencia de la Constitución de 1833 el Presidente José Joaquín Pérez instituyó la práctica permanente de la Cuenta Anual. Es así como esta cuenta, que se realizaba el día 1° de junio, coincidía en un comienzo con la inauguración del período de Legislatura Ordinaria.

Con el pasar de los años, decidió cambiarse la fecha en que se realizaba esta ceremonia. De esta manera, el Presidente Emiliano Figueroa, el año 1926 decidió llevarla a cabo un día 21 de mayo, fecha que se mantiene hasta el día de hoy.

¿Cómo ignorar la importancia histórica de un día como el 21 de mayo? En efecto, sería difícil para cualquier chileno olvidar que ese día, se recuerda la gesta heroica liderada por el Capitán de Fragata, Arturo Prat Chacón. Por lo mismo, no sorprende que los distintos jefes de Estado luego de 1926, hayan decidido mantener este día con el objeto de recordar permanentemente al sacrificio y el valor demostrado por nuestros héroes.

Sin embargo, es necesario reconocer que los motivos que subyacen tanto a la importancia de rememorar el 21 de mayo, como a la realización de la Cuenta Pública por parte del Presidente de la República ante el Congreso, son esencialmente distintos.

Mientras el primero sirve para destacar el patriotismo y valor demostrado el día 21 de mayo por Prat y tantos otros, el segundo nos recuerda una tradición histórica en que el Jefe de Estado rinde cuenta de su gestión ante el órgano legislativo.

Es por ello, que quien suscribe cree necesario diferenciar ambas hitos, de tal manera que se rememoren (en el caso del 21 de mayo) y se realicen (en el caso de la Cuenta Pública), en fechas distintas.

Por razones obvias, no es necesario pronunciarse respecto a la fecha ideal para recordar el Combate Naval de Iquique; mas sí respecto de la Cuenta que realiza la máxima autoridad del país. Es así, como con el fin de dar con una fecha idónea, propongo que esta ceremonia se realice un día que tiene íntima relación con la historia de nuestro principal órgano legislativo, y por lo tanto, mucha mayor cercanía con el motivo que fundamenta la realización de esta costumbre republicana. Efectivamente, un análisis de esta historia, revela que no hay mejor fecha para esto que el día en que se conmemora la instalación del Congreso Nacional; esto es, el 4 de julio de 1811.

Por todas las consideraciones expuestas, quien suscribe viene a presentar el siguiente:

PROYECTO DE LEY DE REFORMA CONSTITUCIONAL

Artículo único: Reemplácese el inciso final del artículo 24 de la Constitución Política de la República, por el siguiente:

“El 4 de julio de cada año, el Presidente de la República dará cuenta al país del estado administrativo y político de la Nación ante el Congreso Pleno”.

MARIA JOSE HOFFMANN

DIPUTADA

JUAN ANTONIO COLOMA

DIPUTADO

1.3. Moción Parlamentaria

Moción de Gabriel Silber Romo, Renzo Trisotti Martínez, Jorge Ulloa Aguillón, Juan Antonio Coloma Álamos, Germán Becker Alvear, Jorge Rathgeb Schifferli, Víctor Torres Jeldes, Javier Hernández Hernández, Rodrigo González Torres, Joaquín Lavín León, Osvaldo Andrade Lara, Romilio Gutiérrez Pino, Aldo Cornejo González, Issa Kort Garriga, María José Hoffmann Opazo, Marcos Espinosa Monardes, Ramón Farías Ponce, Gustavo Hasbún Selume, Iván Norambuena Farías, Marcelo Chávez Velásquez, Daniella Cicardini Milla, Patricio Melero Abaroa, Osvaldo Urrutia Soto, Joaquín Godoy Ibañez y Hugo Gutiérrez Gálvez. Fecha 27 de octubre, 2016. Moción Parlamentaria en Sesión 88. Legislatura 364.

PROYECTO QUE MODIFICA LA CARTA FUNDAMENTAL EN LO QUE RESPECTA A LA FECHA EN QUE EL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA DA CUENTA SOBRE EL ESTADO ADMINISTRATIVO Y POLÍTICO DE LA NACIÓN. BOLETÍN N° 10951-07.

I.- FUNDAMENTOS O CONSIDERANDOS

La cuenta pública, que anualmente realiza el Presidente de la República, sobre el estado administrativo y político del país, se encuentra consagrada en su artículo 24, capítulo IV de la Constitución Política de la República, donde se señala que esta se realiza ante el Congreso Pleno cada 21 de Mayo, esta norma constitucional que señala la fecha de la cuenta pública, se encuentra vigente desde la reforma constitucional del año 2005.

Esta obligación republicana tiene su origen en la Constitución del año 1833, en ella se contemplaba el deber y tradición donde el presidente daba cuenta de su gestión a la ciudadanía, el 01 de junio de cada año, fecha que daba inicio de las sesiones ordinarias del congreso, a su efecto el artículo 88 señalaba lo siguiente "luego que el congreso abra sus sesiones, deberán los ministros del despacho darle cuenta del estado de la nación en lo relativo a los negocios del Departamento de cada uno de ellos".

La Constitución del año 1925, recogió igualmente dicha tradición, en el sentido de dar cuenta ante el congreso cuando este inicie sus sesiones ordinarias, pero en esta carta fundamental se cambió la fecha dado que el inicio de sus sesiones, era el 21 de mayo y el cierre de sus sesiones el 18 de septiembre de cada año, tal como lo consagraba el artículo 56 de dicha carta fundamental, rezaba lo siguiente: "El congreso abrirá sus sesiones ordinarias el día 21 de mayo de cada año, y las cerrará el 18 de septiembre.

En la Constitución de 1980, no estaba consagrada la fecha para que el /la presidente/a realice la cuenta pública, sino que por el contrario, 25 años mas tarde a través de un proyecto de ley se reforma la constitución agregando como fecha para la cuenta pública el 21 de mayo, pero solo para seguir con la tradición de la carta del 1925.

II.- IDEA MATRIZ

La cuenta pública del Presidente de la República, es una obligación republicana que tiene su origen, en un acto democrático donde todos los ciudadanos y ciudadanas toman conocimiento y se hacen parte de la gestión de su representante que ellos mismos eligieron.

La fecha 21 de mayo, tiene una importancia distinta en la actualidad, ya que se conmemora el "Día de las Glorias Navales", que se celebra con gran solemnidad ante el Monumento de los Héroes de Iquique, ubicado en la Plaza Sotomayor en Valparaíso, conmemorando el combate Naval de Iquique, donde el Capitán Prats y sus hombres cambiaron el curso de nuestra historia, contextualizada en la Guerra del Pacífico conflicto armado acontecido entre 1879 -1883, que enfrentó Chile contra los aliados Perú- Bolivia.

En ese contexto, dicha ceremonia conmemorativa ha pasado a segundo plano, debido a que reiteradamente se han presentado en forma paralela diversas manifestaciones, protestas, disturbios, y desmanes, confundiéndose ambos hitos, contribuyendo para que personas ajenas a la manifestación se infiltren con el objetivo de provocar desmanes, y daños tanto a la propiedad pública como privada, con resultado de múltiples heridos e incluso este ultimo año dichas protestas terminaron con un acontecimiento lamentable, la muerte de una persona.

Esta situación solo trae como consecuencia que la ceremonia de las Glorias Navales, sea relegada a un segundo plano y enlodada por estos hechos de inexplicable violencia. Por otra parte la cuenta pública realizada en esta fecha solo fue recogida para seguir con una tradición que viene desde la constitución de 1925, que tenía como fundamento el inicio de las sesiones ordinarias del Congreso Nacional, que no se justifica ni coincide con la actualidad ya que el inicio de las sesiones ordinarias de nuestro Congreso Nacional es el 11 de marzo de cada año.

De acuerdo a los antecedentes expuestos, esta modificación propone que sea designe el día 01 de junio de cada año, como la fecha para realizar la Cuenta Pública que da el Presidente de la República a nuestros ciudadanos, que en primer lugar es la fecha del aniversario de nuestro parlamento, el cual además coincide con la fecha que tenía nuestra carta fundamental del año 1833, donde se daba inicio a las sesiones ordinarias de nuestro Congreso Nacional.

Por tanto en base y mérito de lo antes expuesto, vengo en presentar el siguiente proyecto de reforma constitucional:

PROYECTO DE REFORMA CONSTITUCIONAL

Artículo único: Reemplácese el inciso tercero del artículo 24 de la Constitución Política de la República por el siguiente nuevo inciso tercero:

"El 01 de junio de cada año, el Presidente de la República, dará cuenta al país del estado administrativo y político de la Nación ante el Congreso Pleno".

1.4. Primer Informe de Comisión de Cultura

Cámara de Diputados. Fecha 26 de diciembre, 2016. Informe de Comisión de Cultura en Sesión 115. Legislatura 364.

?INFORME DE LA COMISIÓN DE CULTURA, ARTES Y COMUNICACIONES, RECAÍDO EN TRES PROYECTOS REFUNDIDOS DE REFORMA CONSTITUCIONAL QUE MODIFICAN LA CARTA FUNDAMENTAL EN LO QUE RESPECTA A LA FECHA EN QUE EL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA DA CUENTA SOBRE EL ESTADO ADMINISTRATIVO Y POLÍTICO DE LA NACIÓN

Boletines N°s 9741-07, 10.728-07 y 10951-07 (refundidos)

HONORABLE CÁMARA:

La Comisión de Cultura, Artes y Comunicaciones viene en informar, en primer trámite constitucional y reglamentario, tres proyectos iniciados en moción, refundidos de conformidad con lo dispuesto en el artículo 17 A de la ley N°18.918, orgánica constitucional del Congreso Nacional, y cuyos autores, por estricto orden de ingreso, son los siguientes:

1.-BOLETÍN N° 9741-07: 26 de noviembre de 2014.

Diputados autores: Aldo Cornejo González; Joaquín Godoy Ibáñez; Rodrigo González Torres; Hugo Gutiérrez Gálvez; Renzo Trisotti Martínez; Jorge Ulloa Aguillón y Osvaldo Urrutia Soto.

2.-BOLETÍN Nº 10728-07: 2 de junio de 2016.

Diputados (a) autores: Juan Antonio Coloma Álamos; Romilio Gutiérrez Pino; Gustavo Hasbún Selume; Javier Hernández Hernández; María José Hoffmann Opazo; Issa Farid Kort Garriga; Joaquín Lavín León; Patricio Melero Abaroa; Iván Norambuena Farías y Renzo Trisotti Martínez.

3.-BOLETÍN N° 10951-07: 26 de octubre de 2016.

Diputados (as) autores: Osvaldo Andrade Lara; Germán Becker Alvear; Marcelo Chávez Velásquez; Daniella Cicardini Milla; Marcos Espinosa Monardes; Ramón Farías Ponce; María José Hoffmann Opazo; Jorge Rathgeb Schifferli; Gabriel Silber Romo y Víctor Torres Jeldes.

En el análisis, la Comisión contó con la opinión y asistencia de las siguientes personas:

Señor Jorge Sharp Fajardo, alcalde de la comuna de Valparaíso, y señor Jorge Castro Muñoz, exalcalde de la misma, acompañado por la señora Jeannette Bruna, ex Directora Jurídica de la Municipalidad de Valparaíso.

Asistió en representación del General Director de Carabineros, el Subdirector de Carabineros General Inspector señor Marcos Tello Salinas, acompañado por el General de Zona Región de Valparaíso, don Jaime Barría Montiel.

En representación del Comandante en Jefe de la Armada, asistió el Contraalmirante señor Leonel Muñoz Villarreal, Secretario General de la Armada y el Contraalmirante señor Cristián Araya Escobar, Auditor General de la Armada.

Asimismo, asistió el Subsecretario de Desarrollo Regional, señor Ricardo Cifuentes Lillo, en representación del Ministro del Interior.

Enviaron su opinión por escrito, el señor Juan Francisco Echeverría Miller, Presidente de la Junta de Vecinos Almendral, de Valparaíso; el señor Héctor Arancibia Kreul, representante del Comercio Unido de Valparaíso, el señor Víctor Fuentes Tassara, Delegando municipal Barrio Almendral y la señora Paulina Kaplán Depolo, Directora de Gestión Patrimonial de la Municipalidad de Valparaíso.

CONSTANCIAS REGLAMENTARIAS PREVIAS

1) Idea matriz o fundamental de los proyectos

Realzar, por separado, dos hechos históricos y trascendentes que forman parte del alma nacional como son la conmemoración del Combate Naval de Iquique, y la cuenta sobre el estado administrativo y político de la Nación que debe rendir al país ante el Congreso Pleno el Presidente de la República, los cuales, se efectúan en la misma fecha, esto es, el 21 de mayo de cada año.

2) Disposición legal modificada

El artículo único modifica el inciso tercero, del artículo 24 de la Constitución Política de la República.

3) Quórum de votación

De conformidad con lo dispuesto en el inciso segundo, del artículo 127 de la Constitución Política de la República, el artículo único, contenido en esta reforma constitucional, requiere para su aprobación del voto conforme de las tres quintas partes de los senadores y diputados en ejercicio.

4) Trámite de Hacienda

El artículo único no requiere de este trámite.

5) Votación en general

Los proyectos refundidos fueron aprobados, en general, por unanimidad.

Votaron por la afirmativa los diputados (a) Claudio Arriagada, Ramón Farías (Presidente), Joaquín Godoy, María José Hoffmann, Issa Kort, Roberto Poblete, Jorge Rathgeb, Víctor Torres y Osvaldo Urrutia.

6) Indicación rechazada: De los diputados Arriagada y Poblete: “Para reemplazar 21 de mayo por 11 de julio”

7) Diputada Informante: Señora María José Hoffmann Opazo.

I.-ANTECEDENTES

1.-Fundamentos y contenido de los proyectos

Boletín N° 9741-07

Fecha propuesta: 1 de junio.

Fundamento: Fecha original en nuestra historia republicana en que se cumplió con este deber desde 1833 hasta 1924.

En los fundamentos sus autores señalan que en nuestra historia republicana siempre ha existido el deber y tradición de que el Presidente de la República de cuenta al país; en el siglo XIX y primeros años del siglo XX la fecha en que se rendía cuenta era el 1 de junio, fecha en que se daba inicio a las sesiones ordinarias del Congreso según lo establecido en la Constitución de 1833.

Desde 1926 y conforme lo contemplado en la Constitución de 1925, esta obligación paso a cumplirse cada 21 de mayo, apertura de la legislatura ordinaria.

Por otra parte, agregan que en el texto original de la Constitución de 1980, solo se establece el deber de rendir cuenta una vez al año, pero sin determinar ni establecer una fecha específica para ello.

Señalan, que desde 1990, en la presidencia del Presidente Patricio Aylwin Azócar, se retomó el deber de cumplir con esta obligación republicana, de dar cuenta los 21 de mayo, fecha que se establece en la constitución nuevamente, a contar de la reforma del año 2005.

El cambio propuesto:

Sus autores explican que este proyecto de reforma constitucional tiene por objeto modificar el inciso tercero del artículo 24 de la Constitución Política de la República, proponiendo cambiar la fecha del 21 de mayo volviendo a la fecha original del 1 de junio para que el Presidente rinda cuenta al Congreso Pleno del estado administrativo y político del país.

Lo anterior se fundamenta en que como es de todos sabido el 21 de mayo se conmemora el Combate Naval de Iquique, una de las gestas históricas más relevantes de nuestra historia, en donde destacan los valores y principios del Capitán Prat y sus Hombres, quienes con su valentía, patriotismo y amor a Chile escribieron muchas páginas en nuestra historia, cargadas de orgullo por lo que hicieron ese 21 de mayo de 1879, y que se transmite de generación en generación.

Sin embargo, esta fecha gloriosa para nuestro país se ve año a año opacado por la ocurrencia de otro hecho importante y relevante: la cuenta pública del Presidente de la República del estado político y administrativo de la Nación ante el Congreso Pleno.

Sin duda en nuestra tradición republicanas como Nación, ambos hechos son de gran connotación y deben ser destacados, pero el coincidir ambos en la misma fecha, hace que la cuenta del Presidente acapare la mayor atención de la ciudadanía como de la prensa y sea esto lo más destacado, dejando la conmemoración del 21 de mayo y de la gesta de Prat y sus hombres en un segundo lugar.

Hacen presente que además, como lo han señalado otros proyectos presentados en este sentido y que no lograron ser tramitados, como los que constan entre otros, en los boletines 5886-06 del senador Orpis, 7704-07 del Senador Cantero, 8079-07 del senador Pedro Nuñez, la cuenta pública del Presidente muchas veces genera un ambiente de división política lo que genera manifestaciones sociales y públicas que enlodan la celebración del Combate Naval de Iquique.

Es importante señalar también, que es una aspiración sentida de toda la comunidad lquiqueña que algún 21 de mayo un Presidente celebre dicha fecha y lo que ella significa en Iquique en el lugar donde ocurrió esta gesta heroica y gloriosa.

La presencia del Presidente de la República en Iquique para un 21 de mayo, significa e importa también un acto republicano que confirma la soberanía territorial de nuestro país en aquella parte del territorio que fue conquistada en la guerra del Pacífico y que hasta nuestros tiempos ha presentado problemas limítrofes con los países vecinos de Perú y Bolivia debiendo incluso defendernos internacionalmente.

La fecha en que se realice la cuenta pública del Presidente históricamente ha sido en distintas fechas, por lo cual puede una vez más cambiarse; el combate Naval de Iquique ocurrió el 21 de mayo y por tanto debe celebrarse y conmemorarse en dicha fecha y no en otra.

Se precisa en los fundamentos que cuando en la Constitución de 1925 se estableció la cuenta el 21 de mayo fue porque en esa fecha se daba inicio a la legislatura ordinaria; hoy ello ya no es así, por lo cual esta modificación propone que sea el 1 de junio la nueva fecha para que el Presidente rinda cuenta al país ante el Congreso Pleno, 1 de junio que fue la fecha original en nuestra historia republicana en que se cumplía con este deber.

Boletín N°10.728-07

Fecha propuesta: 4 de julio.

Fundamento: Fecha en que se conmemora la instalación del Congreso Nacional.

Los autores explican que la cuenta pública que realiza el jefe de Estado en nuestro país, se remonta a los albores de la República. En efecto, durante la vigencia de la Constitución de 1833 el Presidente José Joaquín Pérez instituyó la práctica permanente de la Cuenta Anual. Es así como esta cuenta, que se realizaba el día 1 de junio, coincidía en un comienzo con la inauguración del período de Legislatura Ordinaria.

Con el pasar de los años, decidió cambiarse la fecha en que se realizaba esta ceremonia. De esta manera, el Presidente Emiliano Figueroa, el año 1926 decidió llevarla a cabo un día 21 de mayo, fecha que se mantiene hasta el día de hoy.

Enfatizan sus autores que no es posible ignorar la importancia histórica de un día como el 21 de mayo. En efecto, sería difícil para cualquier chileno olvidar que ese día, se recuerda la gesta heroica liderada por el Capitán de Fragata, Arturo Prat Chacón. Por lo mismo, no sorprende que los distintos jefes de Estado luego de 1926, hayan decidido mantener este día con el objeto de recordar permanentemente al sacrificio y el valor demostrado por nuestros héroes.

Sin embargo, es necesario reconocer que los motivos que subyacen tanto a la importancia de rememorar el 21 de mayo, como a la realización de la Cuenta Pública por parte del Presidente de la República ante el Congreso, son esencialmente distintos.

Mientras el primero sirve para destacar el patriotismo y valor demostrado el día 21 de mayo por Prat y tantos otros, el segundo nos recuerda una tradición histórica en que el Jefe de Estado rinde cuenta de su gestión ante el órgano legislativo.

Es por ello, que precisan sus autores que creen necesario diferenciar ambas hitos, de tal manera que se rememoren (en el caso del 21 de mayo) y se realicen (en el caso de la Cuenta Pública), en fechas distintas.

En los fundamentos se destaca el que por razones obvias, no es necesario pronunciarse respecto a la fecha ideal para recordar el Combate Naval de Iquique; mas sí respecto de la Cuenta que realiza la máxima autoridad del país. Es así, como con el fin de dar con una fecha idónea, se propone que esta ceremonia se realice un día que tiene íntima relación con la historia de nuestro principal órgano legislativo, y por lo tanto, mucha mayor cercanía con el motivo que fundamenta la realización de esta costumbre republicana.

Cambio propuesto:

Efectivamente, un análisis de esta historia, revela que no hay mejor fecha para esto que el día en que se conmemora la instalación del Congreso Nacional; esto es, el 4 de julio de 1811.

Boletín N°10.951-07

Fecha propuesta: 1º de junio.

Fundamento: Fecha que tenía nuestra carta fundamental del año 1833, donde se daba inicio a las sesiones ordinarias de nuestro Congreso Nacional, tras lo cual, los ministros del despacho debían darle cuenta del estado de la Nación en lo relativo a los negocios del Departamento de cada uno de ellos.

Explica la moción que esta obligación republicana tiene su origen en la Constitución del año 1833, en ella se contemplaba el deber y tradición donde el presidente daba cuenta de su gestión a la ciudadanía, el 1 de junio de cada año, fecha que daba inicio de las sesiones ordinarias del congreso, a su efecto el artículo 88 señalaba lo siguiente "luego que el congreso abra sus sesiones, deberán los ministros del despacho darle cuenta del estado de la nación en lo relativo a los negocios del Departamento de cada uno de ellos".

La Constitución del año 1925, recogió igualmente dicha tradición, en el sentido de dar cuenta ante el congreso cuando este inicie sus sesiones ordinarias, pero en esta carta fundamental se cambió la fecha dado que el inicio de sus sesiones, era el 21 de mayo y el cierre de sus sesiones el 18 de septiembre de cada año, tal como lo consagraba el artículo 56 de dicha carta fundamental, rezaba lo siguiente: "El congreso abrirá sus sesiones ordinarias el día 21 de mayo de cada año, y las cerrará el 18 de septiembre.

En la Constitución de 1980, no estaba consagrada la fecha para que el /la presidente/a realice la cuenta pública, sino que por el contrario, 25 años más tarde a través de un proyecto de ley se reforma la constitución agregando como fecha para la cuenta pública el 21 de mayo, pero solo para seguir con la tradición de la carta del 1925.

Precisan sus autores que la cuenta pública del Presidente de la República, es una obligación republicana que tiene su origen, en un acto democrático donde todos los ciudadanos y ciudadanas toman conocimiento y se hacen parte de la gestión de su representante que ellos mismos eligieron.

La fecha 21 de mayo, tiene una importancia distinta en la actualidad, ya que se conmemora el "Día de las Glorias Navales", que se celebra con gran solemnidad ante el Monumento de los Héroes de Iquique, ubicado en la Plaza Sotomayor en Valparaíso, conmemorando el combate Naval de Iquique, donde el Capitán Prats y sus hombres cambiaron el curso de nuestra historia, contextualizada en la Guerra del Pacífico conflicto armado acontecido entre 1879 -1883, que enfrentó Chile contra los aliados Perú- Bolivia.

Manifiestan que en ese contexto, dicha ceremonia conmemorativa ha pasado a segundo plano, debido a que reiteradamente se han presentado en forma paralela diversas manifestaciones, protestas, disturbios, y desmanes, confundiéndose ambos hitos, contribuyendo para que personas ajenas a la manifestación se infiltren con el objetivo de provocar desmanes, y daños tanto a la propiedad pública como privada, con resultado de múltiples heridos e incluso este último año dichas protestas terminaron con un acontecimiento lamentable, la muerte de una persona.

Esta situación solo trae como consecuencia que la ceremonia de las Glorias Navales, sea relegada a un segundo plano y enlodada por estos hechos de inexplicable violencia. Por otra parte la cuenta pública realizada en esta fecha solo fue recogida para seguir con una tradición que viene desde la constitución de 1925, que tenía como fundamento el inicio de las sesiones ordinarias del Congreso Nacional, que no se justifica ni coincide con la actualidad ya que el inicio de las sesiones ordinarias de nuestro Congreso Nacional es el 11 de marzo de cada año.

Cambio propuesto:

De acuerdo a los antecedentes expuestos, esta modificación propone que se designe el día 1 de junio de cada año, como la fecha para realizar la Cuenta Pública que da el Presidente de la República a los ciudadanos, que en primer lugar es la fecha del aniversario del Parlamento, el cual además coincide con la fecha que tenía nuestra carta fundamental del año 1833, donde se daba inicio a las sesiones ordinarias de nuestro Congreso Nacional.

2.- Opiniones entregadas por escrito

a) Señor Juan Francisco Echeverría Miller, Presidente de la Junta de vecinos Almendral:

“Atendiendo a las reiteradas peticiones de nuestros Socios y Vecinos del Barrio Almendral que representamos, tenemos hoy la posibilidad de entregar por escrito nuestra opinión en relación a la fecha de la cuenta pública que rinde al país del estado administrativo de la Nación ante el Congreso Pleno la Presidenta de la República Sra. Michel Bachelet Jeria, para que sea en otro día del año, respetando el 21 de Mayo para rendir homenaje a nuestros Héroes de la Patria en Plaza Sotomayor de la Ciudad de Valparaíso.

La fecha 21 de Mayo, con el correr del tiempo, se ha transformado en un verdadero campo de batalla en las calles en nuestra querida y maltratada Ciudad de Valparaíso, donde se destruye los bienes públicos y nosotros los vecinos del Almendral tenemos que encerrarnos en nuestras casas para evitar ser maltratados por unos pocos causante de estos destrozos, situación que no merecemos seguir soportando. Ha llegado la hora de poner coto a esta situación.

En Valparaíso los antiguos 21 de Mayo eran esperados por la Comunidad, donde los Colegios con sus Bandas desfilaban por las calles de Valparaíso, y luego rindiendo un homenaje ante nuestros Héroes en la Plaza Sotomayor.

Cuantas horas practicando y preparando las bandas de los Colegios a las 07,00 de la mañana antes de entrar a clases y en la tarde después de clases para tener una impecable presentación representando al Colegio. Qué tiempos aquellos, queremos recuperar esa realidad y tranquilidad de aquellos años, hoy sería posible si contáramos con el compromiso y ayuda de los Señores Diputados y Senadores, porque la Ciudad de Valparaíso se lo merece.

La Junta de Vecinos Almendral es la única en todo el plan de Valparaíso, por tanto, lo que pasa en este sector nos compromete, tenemos que enfrentarlo, buscando soluciones ante nuestras Autoridades.

Ante la realidad de los desórdenes reiterados en el tiempo en Valparaíso, nuestra solicitud es que el 21 de Mayo sea considerada una fecha para rendir el Homenaje a nuestra Héroes de la Patria en la Plaza Sotomayor en tranquilidad y Paz Ciudadana.

Junto con reiterar nuestros agradecimientos a Ud. e integrantes de la Comisión de Cultura, Artes y Comunicaciones de la Cámara de Diputados, en nombre de la Junta de Vecinos Almendral dar nuestra opinión, traspasando la inquietud y malestar de nuestros Socios, Vecinos, Ciudadanos de nuestra querida Ciudad Patrimonial de Valparaíso. Por favor, encarecidamente les solicitamos “Escuchar la voz del Pueblo”

b) Víctor Fuentes Tassara, Delegado municipal Barrio Almendral

“Ambos actos, de la mayor relevancia en la vida republicana y democrática de nuestro país, lamentablemente han derivado en hechos de violencia que han ido creciendo en el tiempo y han resultado en que estas actividades pierdan relevancia a favor de actos delictuales, vandálicos y que se alejan de la convivencia pacífica que un país debe tener.

Como ya deben saber, el 21 de mayo en Valparaíso es el equivalente al 19 de septiembre en Santiago, donde la familia porteña y una cantidad sustancial de turistas se congregan a lo largo del recorrido de este desfile, lo que se ha convertido en una verdadera fiesta de la familia y los valores patrios.

Lo anterior había permitido que parte del comercio establecido aumentara sus ventas, esto es muy sensible en el Barrio Almendral, ya que allí se concentra la mayor parte del comercio detallista y es parte del trazado original del desfile.

La actual figura de coincidir el desfile con la cuenta pública, deriva en que este Barrio termina siendo acordonado y finalmente es testigo de verdaderas batallas campales, con la consiguiente baja en las ventas, destrucción de bienes privados, bienes públicos (que no es compensado por el Gobierno Central) y lo que es aún más grave un deterioro de la imagen ciudad de Valparaíso, que sea dicho de paso es uno de los conceptos más valorados en el extranjero respecto de Chile, según estudios del Plan Rumbo (Bien Público de Corfo – Municipio Valparaíso 2009-2012).

La última jornada del 21 de mayo de 2015 llegó a niveles que aunque de todos conocidos, resulta relevante recordarlos. El ataque incendiario a varias propiedades del Barrio, destacando el Obispado y la Secretaría Municipal donde esta última resultó totalmente destruida.

Los costos fueron altísimos:

• Pérdidas económicas por no poder trabajar el comercio.

• Pérdidas por los daños causados a bienes públicos

• Pérdidas por daños causados a viene s e inmuebles privados.

• La irreparable pérdida de la vida de don Eduardo Lara y lesiones a bomberos.

Por todo lo anterior, como una persona criada en este Barrio y hoy a cargo en la Municipalidad de Valparaíso, es que resulta de una necesidad imperiosa se agilice la posibilidad de cambiar la fecha de la cuenta pública.

Respecto a las fechas, creo que ustedes proponen una idea muy interesante que es volver a la fecha original del primero de junio, pero para ser franco lo importante para nosotros es que no coincida con el 21 de mayo, que debe volver a ser el verdadero centro de atención del país en cuanto se conmemora los actos heroicos del año 1879.”

c) Héctor Arancibia Kreul, representante del "Comercio Unido"

“Es un anhelo de mucho tiempo y de todos nosotros, y que bueno que ya sea una realidad. Entonces nuestra opción es que quede para el "PRIMERO DE JUNIO", haciendo la salvedad que este no lo propongan como día feriado, pues lo más seguro es que los inadaptados de siempre se aprovechen de hacer los desmanes que acostumbramos a ver”.

d) Paulina Kaplán Depolo[1], Directora Dirección de Gestión Patrimonial de la Municipalidad de Valparaíso:

“Esta ciudad viene luchando hace varios años en cuanto a lograr este cambio de fecha, sosteniendo la necesidad de preservar en la memoria colectiva de la ciudadanía, toda la grandeza de nuestras Glorias Navales.

Nuestra cruzada tiene por finalidad despejar toda interferencia con la Conmemoración de esa epopeya tan significativa para Chile, pero muy especialmente para la ciudad de Valparaíso por todo lo que significa su contenido histórico.

La festividad del 21 de Mayo es sentida por los porteños corno algo muy propio. Por décadas la ciudadanía se reunió en las calles para aplaudir el paso de los efectivos de todas las ramas de la defensa y de orden. Multitudes se congregaron todos los años a lo largo de las calles céntricas para luego continuar por avenida Pedro Montt hasta la avenida Argentina.

La ciudadanía bajaba de los cerros, o bien se trasladaba desde las comunas del interior para participar de esa festividad. Todas las familias llegaban con sus niños para disfrutar del espectáculo en un ambiente que las antiguas generaciones mantienen vivo en sus recuerdos.

La nostalgia que agobia a Valparaíso es enorme, puesto que todo lo anterior se ha perdido. Ya no hay algarabía, ni bandas, ni familias con sus niños ataviados con uniforme de marinero, ni vendedores ofreciendo golosinas, globos o banderitas. El festejo popular ha sido reemplazado por una ceremonia circunscrita a la Plaza Sotomayor. Allí los invitados pueden apreciar algunos, pasos de parada y luego, los efectivos regresan a los buses para trasladarse de vuelta a sus cuarteles. Del antiguo grandioso desfile por la ciudad, nada queda.

Hoy en día las sirenas de los carros policiales reemplazan la algarabía de las marchas militares. Igualmente predominan las emanaciones lacrimógenas por efecto de los disturbios provocados por manifestantes enardecidos que enfrentan a Carabineros. Paralelamente, algunos elementos exaltados las emprenden contra toda propiedad pública o privada. Dramático es el saldo de las últimas conmemoraciones de esta fecha, que nos ha dejado graves daños a nuestro patrimonio urbano junto con el lamentable saldo de una víctima fatal por efectos de una acción vandálica.

Como Dirección de Gestión Patrimonial hemos insistido en poner de relieve la innegable necesidad de separar las fechas del Mensaje a la Nación y la Conmemoración de nuestras Glorias Navales. Ninguno de estos actos alcanza hoy la solemnidad que ambas fechas merecen, ni la atención total de nuestra ciudadanía. Con ello, la Memoria de Nuestros Héroes queda injustamente opacada.

Son numerosas las razones que en el pasado llevaron a declarar a la Plaza Sotomayor y –por extensión- a la conmemoración del 21 de mayo como PATRIMONIO CULTURAL INMATERIAL DF LA CIUDAD DE VALPARAÍSO.

Algunas de estas razones son las siguientes:

Se trata de un espacio urbano- histórico reconocido por la comunidad porteña como el lugar del desfile en honor a los héroes de Iquique.

Es un Espacio urbano, civil y naval de convivencia entre la ciudadanía y la Armada de Chile, el 21 de mayo de cada año.

Tiene lugar allí una gran Parada Naval, el Principal Desfile de la Marina y las otras fuerzas, que es una tradición de la ciudadanía de Valparaíso, que la reconoce y siente como propia y la identifica corno una tradición porteña.

El desfile del 21 de mayo es una conmemoración histórica de Chile, y si bien el hecho tuvo lugar en Iquique su conmemoración más significativa tiene lugar en la ciudad de Valparaíso.

El Monumento a los héroes de Iquique es el hito monumental que identifica a la Plaza Sotomayor, su entorno, sus inmuebles de carácter histórico, con el desfile del 21 de mayo de cada año.

El monumento Homenaje a los Héroes de Iquique es un espacio público reconocido por el porteño que entiende el 21 de mayo como un día de fiesta familiar, donde se involucra asistiendo al evento con los menores de edad vestidos como marineros, creando inconscientemente un fuerte lazo de cariño con esta rama de la Defensa Nacional.

La conmemoración del 21 de mayo comienza con la participación de muchos de los colegios públicos y privados de la comuna y provincia de Valparaíso, donde los jóvenes y señoritas se dan cita para la conmemoración con un desfile donde hacen gala de sus uniformes distintivos, sus bandas instrumentales, semejantes a lo que se realizará el 21 de mayo por la Armada Nacional.

Esta celebración está en el alma de cada porteño desde la cuna.

La ley fechada el 12 de septiembre de 1879 concedió pensiones a los deudos de los caídos en el combate naval de Iquique ocurrido el 21 de mayo de ese mismo año, y dispuso además la erección de un monumento, en nombre de la República, que simboliza la gloriosa actuación del capitán de fragata don Arturo Prat y sus valerosos compañeros.

Es relevante lo anterior, puesto que la inmensa mayoría de los mártires del Combate de Iquique fueron vecinos porteños miembros de la Armada o enrolados con ella para efectos de la conflagración. Jefes, partiendo por el propio capitán de fragata Arturo Prat, oficiales y gente de mar que combatieron en la batalla llevando el recuerdo de Valparaíso, su hogar y sus familias en el corazón.

Esto explica el grado de enraizamiento que la fecha alcanza para identificar a Valparaíso con el 21 y de mayo y por lo que el monumento fue levantado precisamente en este puerto.

Para dar cumplimiento a la ley se realizó una colecta nacional que reunió sobre 56 mil pesos oro, a los que se agregaron 35 mil del gobierno y luego se nombró en Europa una comisión compuesta por los embajadores chilenos en Francia e Inglaterra y el capitán de navío Luis Ángel Lynch, asesorados por el escultor chileno Virginio Arias, quienes llamaron a un concurso entre artistas europeos.

La Reforma Constitucional del año 2005 eliminó la distinción entre los periodos de Legislatura Ordinaria y Extraordinaria. Es así que se establece en el inciso final del artículo 24 de dicha Carta Fundamental que "el 21 de mayo de cada año, el Presidente de la República dará cuenta al país del estado administrativo y político de la Nación ante el Congreso Pleno-.

Valparaíso ha propiciado varias veces una reforma de este tipo. En su oportunidad se hizo llegar al Congreso Nacional las firmas de varias decenas de miles de ciudadanos pidiendo el cambio de fecha. Esta demanda aún no es escuchada, y eso provoca la comprensible frustración de la ciudadanía.

Nuestras Glorias Navales merecen el máximo respeto y consideración. No puede ser que el vandalismo haya terminado con la acariciada tradición del desfile de las tropas por todas nuestras calles. Hoy querernos entregar nuestra versión solicitando también que se nos devuelva en plenitud la celebración de Nuestro 21 de mayo.

Es la principal demanda ciudadana en torno a este gran conmemoración histórica”.

3.-Audiencias efectuadas

-Señor Jorge Castro Muñoz, ex alcalde de Valparaíso.

Comenzó exponiendo que desde el año 2010, la celebración del 21 de mayo en Valparaíso ha experimentado un progresivo aumento de la violencia, viéndose la ciudad prácticamente sitiada. Explicó que durante las celebraciones de las Glorias Navales y la cuenta pública presidencial, la ciudad se divide en tres partes: la primera, el área comprendida entre las avenidas Argentina y Francia, donde se desarrolla el discurso del Presidente; la segunda, desde la avenida Francia hasta la plaza Aníbal Pinto, zona en la que se producen las marchas y manifestaciones; y finalmente, la plaza Sotomayor, lugar en el que se lleva a cabo el desfile en honor a las Glorias Navales. Esta situación obliga la destinación de un importante contingente policial, compuesto por funcionarios de la región reforzados por policías metropolitanos, cuyo objetivo es el de separar estas tres zonas, evitando que los manifestantes que ejercen violencia alteren el normal desarrollo de la cuenta y del desfile.

Agregó que las manifestaciones, legítimas cuando se desarrollan sin violencia, son colaterales al discurso presidencial, no al desfile, por lo que la separación de las fechas no evitará que se sigan produciendo, mas permitirá un mejor control, ya que el número de actividades que se concentran en un mismo día disminuirá.

Recordó que antiguamente el desfile de la Armada de Chile recorría toda la ciudad, reuniendo a las familias porteñas, en un acto que ponía de manifiesto la unión entre el mundo civil y el naval. Se refirió también a que el año 2015 concentró la mayor cantidad de personal policial: más de 3000 efectivos en Valparaíso, para cercar los 3 perímetros antes descritos.

Los 21 de mayo de cada año no sólo tienen como saldo la destrucción de propiedad pública y privada, sino también ponen en vitrina la utilización de elementos peligrosos, como líquido acelerante, que tienen por objeto infundir temor en la población.

Se refirió a la reunión liderada por el diputado Urrutia, don Osvaldo, sostenida con el ex Ministro del Interior, Jorge Burgos, hace más de un año, a la que fue invitado, en la que se dio cuenta de la voluntad del Gobierno de modificar la fecha de la cuenta pública. Sin embargo, advirtió que con el actual Ministro Fernández, dicha voluntad no se ha mantenido.

Concluyó señalando que el principal objetivo debiera ser recuperar el 21 de mayo para la gente de Valparaíso, la región y el país, como la conmemoración de un momento de unión de la Nación toda.

Señor Jorge Sharp Fajardo, alcalde de Valparaíso

Indicó que esta discusión no es sólo sobre la elección de una fecha importante o sólo sobre seguridad ciudadana. Señaló que tienen que ver también con un elemento que se encuentra ausente en los fundamentos y disposiciones de las mociones: la situación de abandono que vive Valparaíso.

Se refirió a la contradicción que constituye el hecho de que el puerto de Valparaíso aporte más de 3000 millones de dólares a los ingresos nacionales, pero aún viva gente en los cerros que carece de alcantarillado.

Mencionó también que existe un problema estructural en la ciudad puerto para albergar eventos masivos, no sólo el 21 de mayo. Así, explicó que en las celebraciones de año nuevo llegan más de un millón de personas, las que dejan basura y desórdenes de los que debe hacerse cargo el municipio; algo similar ocurre con la fiesta de los mil tambores. Lo anterior, señaló, es consecuencia de la ausencia de la necesaria infraestructura urbana y social.

Consideró prudente separar la cuenta pública de la celebración de las Glorias Navales, haciendo presente que se debe distinguir entre las legítimas movilizaciones sociales de los desmanes.

Respecto a la elección de la fecha, señaló que esta debe expresar la unidad del país. Estimó una buena fecha el 15 de julio, en razón de la firma del decreto promulgatorio de la ley que nacionalizó el cobre en 1971, iniciativa que fue aprobada por la unanimidad de los congresales el día 11 de julio de ese año.

Tras las exposiciones, el diputado Urrutia, don Osvaldo consultó al señor Sharp a qué se refiere con infraestructura necesaria. Opinó que es la violencia encarnizada la que ha superado a la fuerza pública, la que debe resguardar tanto a las autoridades presentes en la cuenta como las que asisten al desfile naval. Agregó que hasta hace 8 años la celebración de año nuevo sólo involucraba a la Municipalidad de Valparaíso, siendo desde esa fecha compartida en su desarrollo con Viña del Mar y Concón.

El diputado Poblete preguntó si resulta suficiente cambiar la fecha, considerando la inexorable vinculación entre las movilizaciones y la cuenta.

La diputada Hoffmann señaló que el fondo está en proteger la ciudad. Valoró las exposiciones porque plantean aspectos distintos de un mismo problema. Planteó que el municipio porteño consulte a la ciudadanía por el cambio propuesto.

El diputado Arriagada expresó que Valparaíso es una de las ciudades más sucias de Chile; sus accesos tienen graves limitaciones; y sus problemas no podrán ser solucionados por el municipio si no existe cultura cívica. Agregó que la conservación patrimonial es prácticamente inexistente. Compartió los fundamentos de cambiar la fecha por el 15 de julio.

El diputado Torres planteó que resulta interesante ampliar la discusión. Estimó que existe coincidencia en la voluntad de separar las Glorias Navales de la cuenta pública, en tanto tradicionalmente ambos eventos no han coincidido. Históricamente, la fecha que mayor duración ha visto la celebración de este deber republicano es el primero de junio. Agregó que cuando se mezclan actos en un mismo día, ambos pierden relevancia. Sobre los dichos del diputado Arriagada, manifestó que el desorden es connatural al nacimiento y esencia de Valparaíso, el que no tiene por qué estar relacionado con la suciedad y el deterioro. Por otra parte, expresó que ninguna ciudad está capacitada para recibir en un día al triple de su población.

El diputado Farías señaló que no se ha planteado prohibir o evitar la movilización social, sino relevar dos actos relevantes para la nación. Preguntó cuánto valoraría la genta volver a realzar las celebraciones del 21 de mayo y si existe una valoración del daño patrimonial causado por la violencia urbana.

La señora Jeannette Bruna, ex Directora Jurídica de la Municipalidad de Valparaíso explicó que resulta importante considerar la respuesta dada en noviembre por el Ministerio del Interior, que da cuenta del arraigo que tiene la fecha para ambas celebraciones, razón por la que no ha sido todavía posible modificarla. Señaló que a través de la iniciativa impulsada por la anterior gestión municipal, “21 de mayo en familia”, se reunieron más de 32 mil firmas en apoyo al cambio.

El señor Castro indicó que el 4 de julio y el 1 de junio son las fechas que concitan mayor consenso, por lo que agregar otra distinta sólo alargaría la discusión. Presentó fotografías que dan cuenta del patrimonio público destruido como consecuencia de las manifestaciones del 2015. Reconoció la importancia de atender situaciones de emergencia, las que no pueden ser resueltas ni aun con el traslado de personal policial capitalino, siendo necesario buscar soluciones. Agregó que no se pueden tolerar más muertes a manos de los violentistas.

Por otra parte, admitió que separar las fechas no evitará que se produzcan marchas o movilizaciones, pero sí permitirá un mayor control de los desmanes.

Concluyó señalando que Valparaíso es una de las ciudades que más marchas recibe, y una de las municipalidades que más recursos destina a su control. Señaló que desde el próximo año existirá un ítem presupuestario que permitirá recuperar lo que se gaste en la restauración de mobiliario público.

Por su parte, el señor Jorge Sharp coincidió en las conclusiones de su antecesor, pero señaló que llega a ellas por caminos distintos. Indicó que el fondo está en cómo realzar las Glorias Navales, fortalecer un acto democrático trascendente y remediar el estado de abandono de Valparaíso. Denunció los problemas que enfrentan sus pobladores: un tercio vive en quebradas; otros han esperado 50 años por la pavimentación de una calle; 20 por una baranda; 15 por una escalera. Y mientras, se invierten recursos en el Estadio de Valparaíso, en el Centro Ex Cárcel, Acceso Sur, entre otros. Planteó los temas a largo plazo que debe resolver el municipio, como el uso que se le dará al borde costero.

Finalizó diciendo que el cambio de fecha no es la solución de fondo a los problemas de Valparaíso, pero claramente morigerará uno de ellos.

El señor Castro indicó que entre otras obras que se han desarrollado en Valparaíso están la recuperación de los ascensores, del museo Baburizza, las inversiones privadas en hotelería, gastronomía y servicios, y las de universidades y centros de estudio.

-Contraalmirante señor Leonel Muñoz Villarreal, Secretario General de la Armada

Comenzó refiriéndose a Arturo Prat como un héroe reconocido transversalmente por la Nación, más que un marino, un verdadero servidor público. Destacó que el 21 de mayo constituye más una celebración familiar que institucional en Valparaíso. Asimismo, señaló que desde la Armada apoyan cualquier iniciativa que conmemore y releve esta gesta heroica.

-Contraalmirante señor Cristián Araya Escobar, Auditor General de la Armada

Se refirió a la historia de la conmemoración del 21 de mayo, que data desde la ley 2977 de 1915 que lo declaró feriado, junto con el 18 de septiembre, en honor a las glorias de la Armada y del Ejército. Agregó que no existe inconveniente legal o constitucional para cambiar la fecha, por lo que no complica a la Armada, y más aún, apoyan que se haga.

-General Subdirector de Carabineros, General Inspector señor Marcos Tello Salinas.

Expuso en torno a la tarea que le compete a Carabineros los 21 de mayo de cada año, señalando que ese día hay tres actividades: cuenta pública, manifestaciones sociales y desfile de la Armada. Agregó que el disminuir la concentración de actividades ese día es relevante, considerando que actualmente se destinan de ordinario 1700 efectivos en tal fecha. Lo anterior, indicó, obliga a disminuir los servicios preventivos, principal función de Carabineros. Señaló que acatarán lo que decida la autoridad. Destacó el 21 de mayo como la fecha en que se conmemoran las Glorias Navales, y que no tienen inconveniente ni gazmoñería alguna con que se modifique la fecha de la cuenta pública.

-Señor Ricardo Cifuentes Lillo, Subsecretario de Desarrollo Regional, quien comenzó expresando que este tema no compete propiamente a esta subsecretaría. Sin embargo, señaló que conversó con el ministro, recabó información relevante y puede mencionar que es un tema que preocupa al Gobierno y que existe en él disposición para buscar una solución a los problemas que genera la coincidencia en los eventos del 21 de mayo. Sin embargo, aclaró que el Ejecutivo no tiene una postura definitiva sobre la materia, sino que están abiertos a escuchar y a hacerse cargo de lo que en definitiva se resuelva.

El diputado Godoy consultó a los representantes de Carabineros si Valparaíso está en condiciones de albergar grandes eventos en la ciudad, y si para tales casos existe coordinación con las autoridades regionales. Al señor Cifuentes consultó a quién más requiere el Gobierno escuchar para que puede definir una posición.

El diputado Kort consultó al Gobierno cuándo tomará una postura, y si más allá de la elección de una fecha concreta, existe disposición o interés en separar los eventos.

La diputada Hoffmann destacó el carácter transversal de las iniciativas, el que también está presente en las opiniones de los invitados. Preguntó cómo se beneficiaría el orden público a partir de la separación de los eventos en fechas distintas. Lamentó la postura ambigua del Gobierno. Recordó la reunión sostenida entre Gobierno y parlamentarios, liderada por el diputado Urrutia, en la que existió mayor claridad de parte del entonces ministro Jorge Burgos.

El diputado Arriagada señaló que esta discusión no se circunscribe a Valparaíso o Iquique: en todo el país se celebra el 21 de mayo. Agregó que planteará que la fecha coincida con la aprobación unánime por parte del Congreso Nacional del proyecto de ley de nacionalización del cobre, ocurrida el 11 de julio de 1971.

El diputado Urrutia, don Osvaldo, indicó que en esta Comisión se estudian tres iniciativas suscritas transversalmente que proponen el 1 de junio o el 4 de julio como fechas para que el Presidente rinda ante la Nación la cuenta pública.

Se refirió a la discusión que llevó a cabo el Senado sobre la materia, en la que se recibió la opinión del abogado y profesor de Derecho Constitucional de la Pontificia Universidad Católica de Chile, señor José Francisco García, en la que realiza un análisis de constitucionalidad y mérito del proyecto de reforma constitucional en análisis, quien concluyó que no es necesario que se consagre en la Carta Fundamental la fecha en que se lleve a cabo este acto republicano, toda vez, que no obsta a que una cuestión adjetiva como la fecha de la cuenta no debiese ser objeto de regulación constitucional, sino meramente legal, y, en todo caso, pareciera ser una fecha más idónea a ser considerada, de acuerdo a la tradición constitucional chilena, la del 1 de junio por las razones que se han esgrimido

Consideró más idónea la fecha del 1 de junio, por cuanto desde 1833 hasta 1926 la cuenta pública se realizó en esta fecha, es decir, por 93 años, siendo una fecha estrechamente vinculada a la actividad propia del Congreso Nacional.

El diputado Urrutia, don Osvaldo, se refirió también a la inicial buena acogida que tuvo el ex ministro de Interior, don Jorge Burgos respecto a cambiar la fecha, agregando que esta se diluyó cuando dejó el cargo y fue sucedido por el señor Fernández Baeza. Advirtió la celeridad que requiere la tramitación de estos proyectos, por cuanto aún resta la discusión en el Senado, la eventual comisión mixta, y el necesario paso por el Tribunal Constitucional, todo esto, antes del 21 de mayo de 2017. Para esto, indicó, es preciso que el Gobierno haga presenta la urgencia.

El diputado Trisotti manifestó que son pocos los proyectos de ley que generan este nivel de consenso entre los parlamentarios. El 21 de mayo es una fecha que releva los valores patrios en todo el país, especialmente en las comunas vinculadas al mar. Recordó la historia de la cuenta pública. Señaló también que conversó con la Presidente Bachelet, quien le manifestó su postura favorable en torno a separar la cuenta pública de la celebración de las Glorias Navales.

El diputado Poblete advirtió que esta materia no necesita de patrocinio del Ejecutivo para tener éxito. Criticó el oportunismo comunicacional agresivo contra el Gobierno, agregando que es bueno escuchar todas las propuestas en torno a la elección de una fecha concreta. Felicitó a Carabineros y la Armada por la actitud que detentan en el cumplimiento de su deber.

El diputado Farías consultó si el cambio de fechas aliviará en cierta medida la labor de los efectivos el 21 de mayo. Preguntó también si podría volver a desfilarse en Iquique, o en Valparaíso con un mayor número de personas.

El Contraalmirante Muñoz agradeció las palabras y la voluntad de los miembros de la Comisión. Reiteró el deseo de celebrar y relevar las Glorias Navales el 221 de mayo. Separar las fechas permitirá que la conmemoración crezca, así como también los familiares de los marinos podrán celebrar con ellos.

El General Tello explicó que los beneficia la disminución de los eventos en el mismo día, por cuanto se reduce el número de efectivos necesarios. Sobre la coordinación, indicó que Carabineros está en comunicación permanente con las autoridades comunales, provinciales y regionales, a quienes se les ha planteado la inconveniencia de autorizar eventos masivos en la misma fecha, a través de informes técnicos. Agradeció el reconocimiento expresado por los miembros de la Comisión a la labor de Carabineros.

El señor Cifuentes señaló que el Ejecutivo quiere saber la postura del Congreso en torno a la fecha concreta, agregando que le comunicarán al Ministerio Secretaría General de la Presidencia la necesidad de que se estudie la interposición de la urgencia en la tramitación de esta iniciativa.

VOTACIÓN

EN GENERAL

Al respecto, los integrantes de la Comisión compartieron plenamente la idea matriz de la iniciativa y los objetivos y fundamentos tenidos en consideración por las tres mociones, porque señalaron que nadie podría no estar de acuerdo con legislar sobre medidas que permitan realzar en su propio mérito, y celebrar como país dos ceremonias propias y republicanas como son el Combate Naval de Iquique, y la Cuenta Pública ante el Congreso Pleno.

Por otra parte, destacaron el consenso generado por quienes opinaron tanto en la audiencia celebrada como en los documentos enviados en representación de la ciudadanía de Valparaíso, sobre la importancia y necesidad de cambiar la fecha de la cuenta pública para no hacer coincidir ambas ceremonias en 21 de mayo y recuperar el significado de cada una por separado.

Puesta en votación la iniciativa, fue aprobada en general por la unanimidad de los nueve diputados presentes señores Arriagada, Farías, Godoy, Hoffmann, Kort, Poblete, Rathgeb, Torres y Urrutia, don Osvaldo.

EN PARTICULAR

Respecto a las dos alternativas de fechas propuestas, a saber, 1 de junio, -en dos de los proyectos,- y 4 de julio, se sometió a votación la primera, con el objeto de contar con un solo texto.

Puesta en votación, la fecha del 1 de junio fue aprobada por seis votos a favor de los diputados Farías, Godoy, Hoffmann, Rathgeb y Urrutia, don Osvaldo. Votaron en contra los diputados Arriagada, Kort y Poblete.

Por lo tanto, se rechazó la segunda alternativa.

El diputado Kort fundamentó su voto en contra en el sentido que considera designar el 1 de junio constituye volver al pasado, siendo que debería volverse a la historia, representada por la fecha de instalación del Congreso Nacional, acaecida el 4 de julio de 1811.

Por su parte, el señor Arriagada expresó que su voto en contra es porque considera que la nacionalización del cobre, votada en el Congreso Nacional un día 11 de julio constituye una fecha importantísima que debe destacarse y recordarse y la mejor forma es una vez al año asociada a la cuenta pública.

En tal sentido, presentó una indicación conjuntamente con el diputado Poblete, para modificar en el artículo único del proyecto, la expresión “21 de mayo” por “11 de julio”.

Puesta en votación, la indicación fue rechazada por seis votos en contra de los diputados Farías, Godoy, Hoffmann, Kort, Rathgeb y Urrutia. Votaron a favor los diputados Arriagada y Poblete.

**********

Por las razones señaladas y por las que expondrá oportunamente la Diputada Informante, esta Comisión recomienda aprobar el siguiente texto que da cuenta de los proyectos refundidos:

Proyecto de ley

“Artículo único.-Sustitúyese, en el inciso tercero del artículo 24 de la Constitución Política de la República, la frase “21 de mayo” por “1 de junio”.

********

Tratado y acordado, según consta en el acta de la sesión celebrada los días 15 y 22 de diciembre de 2016, con la asistencia de los diputados (as) integrantes de la Comisión señores (as) Arriagada Macaya, Claudio; Farías Ponce, Ramón (Presidente); Espinosa Monardes, Marcos; Hoffmann Opazo, María José; Kort Garriga, Issa; Poblete Zapata, Roberto; Teillier del Valle, Guillermo, y Torres Jeldes, Víctor.

Asistió a las dos sesiones el diputado señor Osvaldo Urrutia Soto, en reemplazo del diputado señor José Antonio Kast Rist.

Asistió a la sesión primera la diputada señora Clemira Pacheco Rivas, en reemplazo de la diputada señora Maya Fernández Allende.

Asistió el diputado Renzo Trisotti Martínez.

Sala de la Comisión, a 26 de diciembre de 2016

María Eugenia Silva Ferrer

Abogado Secretaria de la Comisión

[1] Opinión hecha llegar con posterioridad a la discusión del proyecto

1.5. Informe de Comisión de Constitución

Cámara de Diputados. Fecha 24 de enero, 2017. Informe de Comisión de Constitución en Sesión 129. Legislatura 364.

?INFORME DE LA COMISIÓN DE CONSTITUCIÓN, LEGISLACIÓN, JUSTICIA Y REGLAMENTO RECAIDO EN LOS PROYECTOS DE REFORMA CONSTITUCIONAL, REFUNDIDOS, QUE MODIFICAN LA CARTA FUNDAMENTAL EN LO QUE RESPECTA A LA FECHA EN QUE EL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA DA CUENTA SOBRE EL ESTADO ADMINISTRATIVO Y POLÍTICO DE LA NACIÓN.

__________________________________________________________________

BOLETINES NROS. 9.741-07-1

10.728-07-1

10.951-07-1

HONORABLE CÁMARA:

La Comisión de Constitución, Legislación, Justicia y Reglamento, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 222 del Reglamento de la Corporación, viene en informar, en primer trámite constitucional, los proyectos de reforma constitucional refundidos de conformidad con lo dispuesto en el artículo 17 A de la ley N°18.918, orgánica constitucional del Congreso Nacional, cuyo detalle es el siguiente:

1.- Moción de los diputados señores Cornejo, don Aldo; Godoy, don Joaquín; González, don Rodrigo; Gutiérrez, don Hugo; Trisotti, don Renzo; Ulloa, don Jorge y Urrutia, don Osvaldo, que modifica la fecha de la cuenta que debe rendir el Presidente de la República ante el Congreso Pleno, boletín N° 9741-07,

2.-Moción de la diputada señora Hoffman, doña María José y de los diputados señores Coloma, don Juan Antonio; Gutiérrez, don Romilio; Hasbún, don Gustavo; Hernández, don Javier; Kort, don Issa; Lavín, don Joaquín; Melero, don Patricio; Norambuena, don Javier y Trisotti, don Renzo, que modifica la Carta Fundamental con el objeto de cambiar la fecha de la cuenta que efectúa la Presidenta de la República sobre el estado administrativo y político de la Nación, boletín Nº 10728-07, y

3.- Moción de las diputadas señorita Ciccardini, doña Daniella y señora Hoffman, doña María José y de los diputados señores Andrade, don Osvaldo; Becker, don Germán; Espinosa, don Marcos; Farías, don Ramón; Rathgeb, don Jorge; Silber, don Gabriel y Torres, don Víctor, que modifica la Carta Fundamental con el objeto de cambiar la fecha de la cuenta que efectúa la Presidenta de la República sobre el estado administrativo y político de la Nación, boletín N° 10951-07.

CONSTANCIAS REGLAMENTARIAS PREVIAS.

1) La idea matriz o fundamental del proyecto consiste en realzar, por separado, dos hechos históricos y trascendentes que forman parte del alma nacional como son la conmemoración del Combate Naval de Iquique, y la cuenta sobre el estado administrativo y político de la Nación que debe rendir al país ante el Congreso Pleno el Presidente de la República, los cuales, se efectúan en la misma fecha, esto es, el 21 de mayo de cada año.

2) Quórum de votación.

De conformidad a lo dispuesto en el inciso segundo del artículo 127 de la Constitución Política de la República, el artículo único, contenido en esta reforma constitucional, requiere para su aprobación del voto conforme de las tres quintas partes de los senadores y diputados en ejercicio.

4) Requiere trámite de Hacienda.

El artículo único no requiere de este trámite.

5) Se designó Diputado Informante al señor Trisotti, don Renzo.

I.- ANTECEDENTES GENERALES.

1.- Fundamentos y contenido de los proyectos.

A.- Boletín N° 9.741-07

En los fundamentos sus autores señalan que en nuestra historia republicana siempre ha existido el deber y tradición de que el Presidente de la República de cuenta al país; en el siglo XIX y primeros años del siglo XX la fecha en que se rendía cuenta era el 1 de junio, fecha en que se daba inicio a las sesiones ordinarias del Congreso según lo establecido en la Constitución de 1833.

Desde 1926 y conforme lo contemplado en la Constitución de 1925, esta obligación paso a cumplirse cada 21 de mayo, apertura de la legislatura ordinaria.

Por otra parte, agregan que en el texto original de la Constitución de 1980, solo se establece el deber de rendir cuenta una vez al año, pero sin determinar ni establecer una fecha específica para ello.

Señalan, que desde 1990, en la presidencia del Presidente Patricio Aylwin Azócar, se retomó el deber de cumplir con esta obligación republicana, de dar cuenta los 21 de mayo, fecha que se establece en la constitución nuevamente, a contar de la reforma del año 2005.

Sus autores explican que este proyecto de reforma constitucional tiene por objeto modificar el inciso tercero del artículo 24 de la Constitución Política de la República, proponiendo cambiar la fecha del 21 de mayo volviendo a la fecha original del 1 de junio para que el Presidente rinda cuenta al Congreso Pleno del estado administrativo y político del país.

Lo anterior se fundamenta en que como es de todos sabido el 21 de mayo se conmemora el Combate Naval de Iquique, una de las gestas históricas más relevantes de nuestra historia, en donde destacan los valores y principios del Capitán Prat y sus Hombres, quienes con su valentía, patriotismo y amor a Chile escribieron muchas páginas en nuestra historia, cargadas de orgullo por lo que hicieron ese 21 de mayo de 1879, y que se transmite de generación en generación.

Sin embargo, esta fecha gloriosa para nuestro país se ve año a año opacado por la ocurrencia de otro hecho importante y relevante: la cuenta pública del Presidente de la República del estado político y administrativo de la Nación ante el Congreso Pleno.

Sin duda en nuestra tradición republicanas como Nación, ambos hechos son de gran connotación y deben ser destacados, pero el coincidir ambos en la misma fecha, hace que la cuenta del Presidente acapare la mayor atención de la ciudadanía como de la prensa y sea esto lo más destacado, dejando la conmemoración del 21 de mayo y de la gesta de Prat y sus hombres en un segundo lugar.

Hacen presente que además, como lo han señalado otros proyectos presentados en este sentido y que no lograron ser tramitados, como los que constan entre otros, en los boletines 5886-06 del senador Orpis, 7704-07 del Senador Cantero, 8079-07 del senador Pedro Nuñez, la cuenta pública del Presidente muchas veces genera un ambiente de división política lo que genera manifestaciones sociales y públicas que enlodan la celebración del Combate Naval de Iquique.

Es importante señalar también, que es una aspiración sentida de toda la comunidad iquiqueña que algún 21 de mayo un Presidente celebre dicha fecha y lo que ella significa en Iquique en el lugar donde ocurrió esta gesta heroica y gloriosa.

La presencia del Presidente de la República en Iquique para un 21 de mayo, significa e importa también un acto republicano que confirma la soberanía territorial de nuestro país en aquella parte del territorio que fue conquistada en la guerra del Pacífico y que hasta nuestros tiempos ha presentado problemas limítrofes con los países vecinos de Perú y Bolivia debiendo incluso defendernos internacionalmente.

La fecha en que se realice la cuenta pública del Presidente históricamente ha sido en distintas fechas, por lo cual puede una vez más cambiarse; el combate Naval de Iquique ocurrió el 21 de mayo y por tanto debe celebrarse y conmemorarse en dicha fecha y no en otra.

Se precisa en los fundamentos que cuando en la Constitución de 1925 se estableció la cuenta el 21 de mayo fue porque en esa fecha se daba inicio a la legislatura ordinaria; hoy ello ya no es así, por lo cual esta modificación propone que sea el 1 de junio la nueva fecha para que el Presidente rinda cuenta al país ante el Congreso Pleno, 1 de junio que fue la fecha original en nuestra historia republicana en que se cumplía con este deber.

B.- Boletín N° 10.728-07

Los autores explican que la cuenta pública que realiza el jefe de Estado en nuestro país, se remonta a los albores de la República. En efecto, durante la vigencia de la Constitución de 1833 el Presidente José Joaquín Pérez instituyó la práctica permanente de la Cuenta Anual. Es así como esta cuenta, que se realizaba el día 1 de junio, coincidía en un comienzo con la inauguración del período de Legislatura Ordinaria.

Con el pasar de los años, decidió cambiarse la fecha en que se realizaba esta ceremonia. De esta manera, el Presidente Emiliano Figueroa, el año 1926 decidió llevarla a cabo un día 21 de mayo, fecha que se mantiene hasta el día de hoy.

Enfatizan sus autores que no es posible ignorar la importancia histórica de un día como el 21 de mayo. En efecto, sería difícil para cualquier chileno olvidar que ese día, se recuerda la gesta heroica liderada por el Capitán de Fragata, Arturo Prat Chacón. Por lo mismo, no sorprende que los distintos jefes de Estado luego de 1926, hayan decidido mantener este día con el objeto de recordar permanentemente al sacrificio y el valor demostrado por nuestros héroes.

Sin embargo, es necesario reconocer que los motivos que subyacen tanto a la importancia de rememorar el 21 de mayo, como a la realización de la Cuenta Pública por parte del Presidente de la República ante el Congreso, son esencialmente distintos.

Mientras el primero sirve para destacar el patriotismo y valor demostrado el día 21 de mayo por Prat y tantos otros, el segundo nos recuerda una tradición histórica en que el Jefe de Estado rinde cuenta de su gestión ante el órgano legislativo.

Es por ello, que precisan sus autores que creen necesario diferenciar ambas hitos, de tal manera que se rememoren (en el caso del 21 de mayo) y se realicen (en el caso de la Cuenta Pública), en fechas distintas.

En los fundamentos se destaca el que por razones obvias, no es necesario pronunciarse respecto a la fecha ideal para recordar el Combate Naval de Iquique; mas sí respecto de la Cuenta que realiza la máxima autoridad del país. Es así, como con el fin de dar con una fecha idónea, se propone que esta ceremonia se realice un día que tiene íntima relación con la historia de nuestro principal órgano legislativo, y por lo tanto, mucha mayor cercanía con el motivo que fundamenta la realización de esta costumbre republicana.

Efectivamente, un análisis de esta historia, revela que no hay mejor fecha para esto que el día en que se conmemora la instalación del Congreso Nacional; esto es, el 4 de julio de 1811.

C.- Boletín N° 10.951-07

Explica la moción que esta obligación republicana tiene su origen en la Constitución del año 1833, en ella se contemplaba el deber y tradición donde el presidente daba cuenta de su gestión a la ciudadanía, el 1 de junio de cada año, fecha que daba inicio de las sesiones ordinarias del congreso, a su efecto el artículo 88 señalaba lo siguiente "luego que el congreso abra sus sesiones, deberán los ministros del despacho darle cuenta del estado de la nación en lo relativo a los negocios del Departamento de cada uno de ellos".

La Constitución del año 1925, recogió igualmente dicha tradición, en el sentido de dar cuenta ante el congreso cuando este inicie sus sesiones ordinarias, pero en esta carta fundamental se cambió la fecha dado que el inicio de sus sesiones, era el 21 de mayo y el cierre de sus sesiones el 18 de septiembre de cada año, tal como lo consagraba el artículo 56 de dicha carta fundamental, rezaba lo siguiente: "El congreso abrirá sus sesiones ordinarias el día 21 de mayo de cada año, y las cerrará el 18 de septiembre.

En la Constitución de 1980, no estaba consagrada la fecha para que el /la presidente/a realice la cuenta pública, sino que por el contrario, 25 años más tarde a través de un proyecto de ley se reforma la constitución agregando como fecha para la cuenta pública el 21 de mayo, pero solo para seguir con la tradición de la carta del 1925.

Precisan sus autores que la cuenta pública del Presidente de la República, es una obligación republicana que tiene su origen, en un acto democrático donde todos los ciudadanos y ciudadanas toman conocimiento y se hacen parte de la gestión de su representante que ellos mismos eligieron.

La fecha 21 de mayo, tiene una importancia distinta en la actualidad, ya que se conmemora el "Día de las Glorias Navales", que se celebra con gran solemnidad ante el Monumento de los Héroes de Iquique, ubicado en la Plaza Sotomayor en Valparaíso, conmemorando el combate Naval de Iquique, donde el Capitán Prats y sus hombres cambiaron el curso de nuestra historia, contextualizada en la Guerra del Pacífico conflicto armado acontecido entre 1879 -1883, que enfrentó Chile contra los aliados Perú- Bolivia.

Manifiestan que en ese contexto, dicha ceremonia conmemorativa ha pasado a segundo plano, debido a que reiteradamente se han presentado en forma paralela diversas manifestaciones, protestas, disturbios, y desmanes, confundiéndose ambos hitos, contribuyendo para que personas ajenas a la manifestación se infiltren con el objetivo de provocar desmanes, y daños tanto a la propiedad pública como privada, con resultado de múltiples heridos e incluso este último año dichas protestas terminaron con un acontecimiento lamentable, la muerte de una persona.

Esta situación solo trae como consecuencia que la ceremonia de las Glorias Navales, sea relegada a un segundo plano y enlodada por estos hechos de inexplicable violencia. Por otra parte la cuenta pública realizada en esta fecha solo fue recogida para seguir con una tradición que viene desde la constitución de 1925, que tenía como fundamento el inicio de las sesiones ordinarias del Congreso Nacional, que no se justifica ni coincide con la actualidad ya que el inicio de las sesiones ordinarias de nuestro Congreso Nacional es el 11 de marzo de cada año.

De acuerdo a los antecedentes expuestos, esta modificación propone que se designe el día 1 de junio de cada año, como la fecha para realizar la Cuenta Pública que da el Presidente de la República a los ciudadanos, que en primer lugar es la fecha del aniversario del Parlamento, el cual además coincide con la fecha que tenía nuestra carta fundamental del año 1833, donde se daba inicio a las sesiones ordinarias de nuestro Congreso Nacional.

II. SÍNTESIS DE LA DISCUSIÓN EN LA COMISIÓN Y ACUERDOS ADOPTADOS.

1.- Debate previo.

El diputado señor Trisotti señaló, como uno de los autores de una de las mociones refundidas, que este era uno de los pocos proyectos que ha concitado apoyo transversal en las bancadas del Congreso, y en el propio Ejecutivo. En la Comisión de Cultura se refundieron varias mociones, primando la 9741, y todas tienen por objeto modificar la Constitución sobre la fecha que debe dar cuenta al país la Presidencia de la República, sobre el estado administrativo y político al país, hoy ocurrente cada 21 de mayo.

Para fundamentar la fecha del cambio, en la historia republicana siempre ha existido la obligación de dar cuenta al país. Hasta iniciado el siglo XX, la fecha fue el 1 de junio. Desde 1926, según el artículo 56 de la Constitución Política de 1925, se trasladó al 21 de mayo.

La Constitución Política de 1980 dispuso la obligación de dar cuenta, y desde 1990 Patricio Aylwin dispuso que fuese el 21 de mayo, lo cual se consagró constitucionalmente el año 2005.

La cuestión era que dos hechos importantísimos no ocurran el mismo día. La cuestión era relevar estos dos hitos para que sean en fechas distintas. Esto es una aspiración muy sentida en la comunidad de Iquique, pero era una cuestión que no solo era sentida en todas las comunidades del litoral del país, sino en cada localidad del país, en cada colegio, ese día se conmemora por parte de los alumnos. La fecha específica del 21 de mayo se planteaba en la Constitución Política de 1925, por coincidir con la apertura de la legislatura ordinaria. En la Comisión de Cultura se recibió al actual y al ex alcalde de Valparaíso, a la Armada y Carabineros de Chile, quienes valoraron la iniciativa.

Desde 1915 por ley se dispuso que el 21 de mayo fuera el día de las glorias de la Armada de Chile, Carabineros de Chile acotó al tema de seguridad, pues era necesario traer contingente de Santiago para cubrir tanto la zona del desfile, como los alrededores del Congreso Nacional y la ciudad.

Esta era una reforma que pretendía relevar dos hechos importantísimos dentro de nuestra democracia, nuestra historia republicana.

Trajo a colación un informe en derecho del profesor José Francisco García, que se tuvo a la vista durante una discusión similar en el Senado. En él se hizo un análisis histórico sobre el tema, concluyendo que la mayor conveniencia era el 1 de junio, pues se trató de la fecha en que se celebró la cuenta presidencial entre 1833 y 1925.

Por último, la posición del Gobierno, a pesar de ser zigzagueante en la Secretaría General de la Presidencia, hoy existe absoluta claridad del apoyo, lo que fue manifestado por la propia Presidenta, previa consulta al Ministro del Interior y Seguridad Pública. Este era un proyecto que tiene un apoyo transversal, no solo al interior del Congreso, sino en el propio Ejecutivo.

Por eso, ojalá votarlo con la mayor celeridad, no solo en lo que sigue de la tramitación legislativa, sino que sea este 2017 la ocasión en que el 21 de mayo se celebre para las glorias navales, de modo separado a la cuenta pública presidencial.

El diputado señor Squella expresó que hace algún tiempo se tuvo esta discusión, se avanzó bastante, pero no prosperó. Hoy estaban dadas las condiciones para que se transforme en una modificación constitucional. En su oportunidad, la cuestión fue determinar el día, y si sería festivo o no. El problema se ha allanado en cuanto a separar las fechas, y se han propuesto varias alternativas, algunas hablan del 1 de junio, otras de 4 de julio. Tendía a estarle importancia a la fecha en concreto, pues la cuestión era que no coincidiera con el 21 de mayo, eso era lo que estaba detrás de cada moción refundida.

Sin el ánimo de profundizar, le daba la impresión que el día a definir debía tener coincidencia con la asunción de un gobierno, cuando se cumple un año. En esa fecha se está hablando de cuáles fueron los hitos de este año de gobierno, el fusionar los temas al año transcurrido de cada gobierno le hacía sentido. Y el problema era lo que pasaría en el cuarto año, a la cuarta cuenta, sonaba raro, pero ahí debiese tratarse el día previo, para no opacar la ceremonia de cambio de mando, pues quien asumía debía ser el protagonista. Era un tema de fondo, para que no quedara en el tintero.

Sobre el informe de García, sobre la ubicación de esta norma, era razonable que la Comisión fijara la obligación de la cuenta pública, y que sea la ley la que fije la fecha. Alguien podría plantear que eso retrasaría el despacho, pero no, se podría despachar al tiro, y el día de mañana los que presentaban esta reforma constitucional podrían ingresar una propuesta de fecha con mayor libertad, pues no será la Constitución Política la que resuelva el asunto.

Sobre si se justificaba tener una ronde de invitados, bastaba con la información que se tiene en la mesa, quizás traer constitucionalistas podría alargar el debate. Quizás convendría tener historiadores, pero a pesar de todas esas presentaciones, hay que tomar una decisión.

La diputada Hoffmann, doña María José, estimó importante dar testimonio de la tramitación dada a estas iniciativas. Ha habido muchas iniciativas en el tema, se han planteado argumentos culturales, de seguridad y otros, y en la Comisión de Cultura, donde se logró fusionar lo ingresado en este periodo, se tuvo a la vista los testimonios del actual y del exalcalde de Valparaíso, de la Armada y de Carabineros de Chile.

Es respetuosa del trabajo de esta Comisión, y más allá de ponerse creativos en definir fechas, la verdad podía ser conveniente aprobar el día 1 de junio, pues era la fecha en que se dio cuenta desde 1833 en relación a ser la época de inicio de la legislatura ordinaria del Congreso Nacional. En tal sentido, era evidente que la fecha debía tener, estar vinculada a esta institución.

Más allá de eso, lo que pedía era que si bien se logró que la Presidenta estuviera dispuesta a apoyar esta iniciativa, no debía obviarse que era la institución presidencial la apelada con esta moción, e incluso ella propuso otra fecha, era de toda razón estimar adecuada la aprobada, pues era una fecha bastante emblemática. El debate daba para mucho, y buscando el mejor espíritu, la idea era tenerlo vigente para este 21 de mayo.

La fecha siempre será discutible. Uno planteó que la fecha de la nacionalización del cobre, pero sus razones que motivaban esto eran de seguridad. Carabineros de Chile informó que disponen unos 1400 funcionarios, destinados tanto a la plaza Sotomayor, otros en el Congreso y el resto de la ciudad, se dividen las fuerzas.

Estas iniciativas no quieren restringir la libertad de expresión, sino que la familia porteña, iquiqueña, y de todo el país pueda celebrar a nuestros héroes navales.

Si se considera, en la tramitación dada en la Comisión de Cultura se tuvo la presencia de la Armada, Carabineros de Chile, y el Ministro del Interior estuvo dispuesto a manifestar su apoyo a este proyecto.

Ojalá se pueda definir pronto, no había semana distrital la otra semana, por lo que si se aprobaba, ojalá quedara para la sala la próxima semana, ojalá tener la máxima celeridad, y estar entrando a sala la próxima semana.

Sería respetuosa del trabajo de la Comisión, pero ojalá verlo con la máxima celeridad, dado que era un trámite bastante fácil.

El diputado señor Soto manifestó que compartía los fundamentos de las mociones. Durante el período que le ha tocado ejercer en esta Comisión, tanto el diputado Trisotti y otros de la Quinta Región, y de Tarapacá, han manifestado la inconveniencia de la fecha, que el 21 de mayo conmemore ambas efemérides. Este proyecto iba en la senda correcta, y anticipó que aprobaría esta moción.

Sin perjuicio de ello la definición del día de la cuenta pública debía tener algún sentido, no debiese ser algo simplemente funcional, debía tener un fin. Creía en las tradiciones republicanas, y le gustaría que le dieran una vuelta, una revisión, tratando de encontrar algún sentido. No esperaba que le dieran vueltas durante semanas, estaba dispuesto a ver el tema en una sesión.

Señaló que recibió un correo electrónico de una agrupación, Ciudadanos por la Memoria, para ser escuchados en este boletín, y propusieron al historiador Sergio Grez, él no participó en el debate de la Comisión de Cultura, y sería interesante tenerlo a la vista antes de resolver.

El diputado señor Ceroni (Presidente) señaló que este proyecto va en la línea correcta, que no coincida la cuenta pública con el día de las glorias navales, pero había que buscar una fecha para que tenga algún fundamento también histórico, que tenga alguna relevancia, pues no sabía por qué fue el primero de junio.

La diputada Turres, doña Marisol, expresó que estarían todos de acuerdo en lo conveniente de cambiar el día. Esto contó con la venia del gobierno y de todos los que se ven involucrados en que coincida la fecha.

Solo queda definir si lo más conveniente es la fecha propuesta. La motivación de que sea el 1° de junio, era que entre 1833 y 1924 era el día en que se iniciaba la legislatura ordinaria, de ahí el simbolismo. Si se ponen a escuchar opiniones, sobre qué debería tener más o menos simbolismo, pasarían muchas sesiones

Es de la idea de respetar lo que se hizo en la Comisión de Cultura, porque era importante entrar ya en marzo con esto definido, no dilatarlo, sino estarían varias sesiones debatiendo, cuando ya había una opinión formada. Si lo estimaban a bien, entrarían a discutirlo y votar esta propuesta, que viene aprobada de otra comisión.

El diputado señor Sabag manifestó que no le quedaba claro que cambiando la fecha disminuya la inseguridad. Las manifestaciones se hacen por razones políticas, entonces, desvincular la cuenta pública del 21 de mayo, no veía que disminuyeran los casos de violencia.

Sobre la carga cultural. Estaba de acuerdo de invitar a algún historiador. El 21 de mayo tiene una lógica, y sin ánimo de dilatar, quizás una o dos sesiones para historiadores, ojalá con celeridad, y despachar a la Sala.

La diputada Turres, doña Marisol, señaló sobre lo planteado por el diputado Sabag, que habían argumentos para mantener el 21 de mayo, pero no solo se producen hechos de violencia, sino que opacan la celebración del Combate Naval de Iquique, eso le hizo al país entender que había guerra en el norte, y de ahí comenzó a cambiar nuestra historia.

Son dos áreas, uno el tema de la seguridad, esos hechos igualmente se producirán, pero también pensar que Carabineros deberá cubrir distintos flancos. Si se separan los dos, todo el personal de carabineros estará preocupado del tema de seguridad a raíz de este hecho, y la Armada y todo Chile podrán celebrar tranquilamente.

Hasta hace no muchos años, el 21 de mayo sacaba a todos los porteños a la calle a mirar el desfile, como pasaba la Escuela Naval por sus calles, y nunca olvidaría a los cadetes arrancando porque unas personas les tiraban piedras. No tenía sentido arriesgar a los funcionarios de la Armada de Chile, no era correcto seguir haciéndolos pasar por eso.

Ojalá se pudiera mantener ambas fechas juntas, pero una de las grandes consecuencias de eso, era que se arruinaba la fiesta del 21 de mayo, que era el día de las glorias navales, no había que olvidar ese sentido.

El diputado señor Ceroni (Presidente) expresó, para zanjar el tema, que este proyecto no nacía del tema de evitar los actos de violencia cuando se da la cuenta pública. Tenía claro que esto perseguía separar las fechas que son significativas.

La diputada Hoffmann, doña María José, señaló que esto nace de una iniciativa transversal. Había hechos evidentes de violencia, murió un funcionario de Valparaíso, pero no era la fundamentación de este proyecto. Evidentemente hay razones de seguridad, pero ese día es festivo para rendirle las glorias a la Armada, y separar ambos hechos, evidentemente, podía disminuir los actos de violencia.

La cuestión era resguardar dos bienes básicos, poder homenajear a los héroes debidamente, solo un Presidente de la República fue a Iquique y a Valparaíso el mismo día. Esto por un lado lo que busca no es solo la seguridad en la ciudad, sino velar por cómo se mantiene la tradición, y como crecemos con nuestra historia, y por eso hay muchas fechas alternativas.

El diputado señor Ceroni (Presidente) consultó quien asistió por parte del Gobierno a la Comisión de Cultura.

La diputada Hoffmann, doña María José, señaló que Carabineros de Chile, la Armada, el Ministro del Interior no acudió, pero en una conversación sostenida con él manifestó su apoyo a la iniciativa. Estimó que sería una muy buena ocasión el iniciar el tema este año, entendía que todo debía tener un tratamiento en profundidad, pero el tema era relevar la actividad.

Hubo muchas propuestas de fechas, incluso de lugares, algunos plantearon que la cuenta fuera en Santiago, pero eso empieza a complejizar el separar las dos fechas. Ojalá invitar a un par de historiadores, al Ministro del Interior, y votar. Así, queda una semana legislativa, ojalá votarlo el jueves de la próxima semana, antes del receso.

El diputado señor Squella señaló que aprobaría desde ya el proyecto, la fecha podía discutirse. Ahora, cuando se entra a definir, no era necesario que la fecha esté en la Constitución Política, basta que sea la ley la que fije el tema.

Asimismo, cuestionó el que tenga algún simbolismo la fecha, debía serse práctico. Las fechas dicen relación con el Congreso Nacional, y esto se vincula al Presidente de la República.

Casi con ánimo deportivo, pidió salir de esto en una sola sesión. Será interesante hacer la distinción, no nos amarremos a que tenga la propia constitución la fecha, sino que tenga mérito el mandato constitucional a rendir cuenta, que la ley defina el día, resolver todo en una sesión y ese mismo día votar y despachar.

El diputado señor Andrade manifestó que tenía una opinión de mayor celeridad. Si se despejaba que el tema no era la seguridad, y que no se legislaba desde el temor, si se entra en esa línea, esto no tiene destino. No se puede legislar desde los desmanes.

Si se dejaba esa línea argumental, y la cuestión era resaltar cada fecha, por qué no se votaba al tiro. Esto ya se vio, y entendía que mientras más rápido se resuelva, era mejor. No quería que fuera un tema vinculado a los desmanes, y por ello, sugirió 'hacerla cortita', que era un argumento poco legislativo, y resolver.

El diputado señor Ceroni (Presidente) señaló que esta era una comisión que tenía que votar solo en particular, la de Cultura ya se abocó al tema en general. Y dado lo planteado por el diputado Andrade que la fecha del 1° de junio, que no necesariamente debía tener un fundamento histórico, quizás no sería necesario complicarse tanto.

El diputado señor Soto expresó que opinaba lo contrario. No se podía fundar el cambio en el temor, en los antecedentes de desmanes que se han planteado. Despejado el tema de seguridad, definir la fecha no era algo funcional, sino con tradiciones republicanas que valía la pena recordar. El 21 de mayo nunca le pareció una buena fecha.

El 21 fue porque era el inicio de la legislatura ordinaria, volvían los congresistas de sus tierras porque había terminado el proceso de la cosecha, volvían a la ciudad y podían dedicarse a dirigir el país. Si se tenía la oportunidad de hacer el cambio, podría verse otra fecha simbólica.

2.- Acuerdos adoptados.

Artículo único

Sometido a votación el texto propuesto por la Comisión de Cultura, Artes y Comunicaciones se aprobó por la unanimidad de los diputados presentes. Votaron por la afirmativa la diputada señora Turres, doña Marisol y los diputados señores Ceroni, don Guillermo; Coloma, don Juan Antonio; Cornejo, don Aldo; Farcas, don Daniel; Gutiérrez, don Hugo; Sabag, don Jorge; Saldívar, don Raúl; Soto, don Leonardo; Squella y Trisotti.

III.- MODIFICACIONES O ENMIENDAS PROPUESTAS AL TEXTO APROBADO POR LA COMISIÓN DE CULTURA, ARTES Y COMUNICACIONES.

No existen enmiendas o modificaciones en tal sentido.

*****************

IV.- INDICACIONES RECHAZADAS O DECLARADAS INADMISIBLES.

No hay indicaciones en tal sentido.

************************

Tratado y acordado en sesiones de 18 y 24 de enero de 2017, con la asistencia de la diputada señora Turres, doña Marisol y los diputados señores Ceroni, don Guillermo (Presidente); Coloma, don Juan Antonio; Cornejo, don Aldo; Farcas, don Daniel; Gutiérrez, don Hugo; Monckeberg, don Cristián; Sabag, don Jorge; Saldívar, don Raúl; Soto, don Leonardo; Squella, don Arturo y Trisotti, don Renzo.

Sala de la Comisión, a 24 de enero de 2017.

1.6. Discusión en Sala

Fecha 26 de enero, 2017. Diario de Sesión en Sesión 130. Legislatura 364. Discusión General. Se aprueba en general.

CAMBIO DE FECHA PARA CUENTA PRESIDENCIAL SOBRE ESTADO ADMINISTRATIVO Y POLÍTICO DE LA NACIÓN (PRIMER TRÁMITE CONSTITUCIONAL. BOLETINES NOS 9741-07, 10728-07 Y 10951-07)

El señor ANDRADE (Presidente).-

En el Orden del Día, corresponde tratar el proyecto de reforma constitucional, iniciado en mociones refundidas, que modifica la Carta Fundamental en lo que respecta a la fecha en que el Presidente de la República deberá dar cuenta al país del estado administrativo y político de la nación ante el Congreso Pleno.

Este proyecto se tratará conforme a las reglas de la tabla de Fácil Despacho.

Diputados informantes de las comisiones de Cultura, Artes y Comunicaciones, y de Constitución, Legislación, Justicia y Reglamento, son los señores Issa Kort y Renzo Trisotti .

Antecedentes: Mociones:

9741-07, sesión 101ª de la legislatura 362ª, en 26 de noviembre de 2014. Documentos de la Cuenta N° 3; 10728-07, sesión 28ª de la presente legislatura, en 2 de junio de 2016. Documentos de la Cuenta N° 16, y 10951-07, sesión 88ª de la presente legislatura, en 27 de octubre de 2016. Documentos de la Cuenta N° 21.

-Informe de la Comisión de Cultura, Artes y Comunicaciones, sesión 115ª de la presente legislatura, en 3 de enero de 2017. Documentos de la Cuenta N° 9.

-Informe de la Comisión de Constitución, Legislación, Justicia y Reglamento, sesión 129ª de la presente legislatura, en 25 de enero de 2017. Documentos de la Cuenta N° 8.

El señor ANDRADE (Presidente).-

Tiene la palabra el diputado informante de la Comisión de Cultura, Artes y Comunicaciones.

El señor KORT (de pie).-

Señor Presidente, honorable Cámara, la Comisión de Cultura, Artes y Comunicaciones viene en informar sobre el proyecto de reforma constitucional, en primer trámite constitucional y primero reglamentario, que modifica la Carta Fundamental en lo que respecta a la fecha en que el Presidente de la República da cuenta sobre el estado administrativo y político de la nación.

El proyecto tuvo su origen en tres mociones refundidas, cuyos autores son, en estricto orden de ingreso, los siguientes:

1.- Boletín ingresado el 26 de noviembre de 2014, diputados Aldo Cornejo , Joaquín Godoy , Rodrigo González, Hugo Gutiérrez , Renzo Trisotti , Jorge Ulloa y Osvaldo Urrutia .

2.- Boletín ingresado el 2 de junio de 2016, diputados Juan Antonio Coloma, Romilio Gutiérrez, Gustavo Hasbún, Javier Hernández, María José Hoffmann, Issa Kort, Joaquín Lavín, Patricio Melero, Iván Norambuena y Renzo Trisotti.

3.- Boletín ingresado el 6 de octubre de 2016, diputados Osvaldo Andrade, Germán Becker, Marcelo Chávez, Daniella Cicardini, Marcos Espinosa, Ramón Farías, María José Hoffmann, Jorge Rathgeb, Gabriel Silber y Víctor Torres.

Durante el análisis del proyecto, la comisión contó con la opinión y la asistencia de las siguientes personas invitadas:

1) El señor Jorge Sharp , alcalde de Valparaíso, y el señor Jorge Castro , exalcalde de la misma comuna.

2) En representación del general director de Carabineros, el subdirector de Carabineros, general inspector señor Marcos Tello Salinas , acompañado por el general de zona de la Región de Valparaíso, señor Jaime Barría .

3) En representación del comandante en jefe de la Armada, el contralmirante señor Leonel Muñoz Villarreal , secretario general de la Armada, y el contralmirante señor Cristián Araya Escobar , auditor general de la Armada.

4) En representación del ministro del Interior y Seguridad Pública, el subsecretario de Desarrollo Regional, señor Ricardo Cifuentes .

Enviaron su opinión por escrito, los señores Juan Francisco Echeverría , presidente de la junta de vecinos Almendral, de Valparaíso; Héctor Arancibia , representante de la agrupación Comercio Unido, de Valparaíso; Víctor Fuentes , delegado municipal para el barrio Almendral , y la señora Paulina Kaplán , directora de gestión patrimonial de la Municipalidad de Valparaíso.

Idea matriz o fundamental de los proyectos:

Realzar por separado dos hechos históricos y trascendentes que forman parte del alma nacional, como son la conmemoración del combate naval de Iquique y la cuenta sobre el estado administrativo y político de la nación que debe rendir al país el Presidente de la República ante el Congreso Pleno, los que se efectúan en la misma fecha, esto es, el 21 de mayo de cada año.

Votación en general.

La idea de legislar fue aprobada por la unanimidad de los diputados presentes, señores Claudio Arriagada , Ramón Farías , Presidente; Joaquín Godoy , señora María José Hoffmann y señores Issa Kort , Roberto Poblete , Jorge Rathgeb , Víctor Torres y Osvaldo Urrutia .

Fundamentos y contenido del proyecto.

Dos de las iniciativas coincidieron en proponer el 1 de junio como fecha de reemplazo para la ceremonia del 21 de mayo, con el objeto de volver a la fecha original que representa 91 años de historia republicana. La otra iniciativa propuso el 4 de julio, fecha en que se conmemora la instalación del Congreso Nacional.

En los fundamentos de las primeras, sus autores señalan que en nuestra historia republicana siempre ha existido el deber y la tradición de que el Presidente de la República dé cuenta al país sobre el estado administrativo y político de la nación ante el Congreso Pleno. En el siglo XIX y en los primeros años del siglo XX, la fecha en que se rendía cuenta era justamente el 1 de junio, día en que se daba inicio a las sesiones ordinarias del Congreso, según lo establecido en la Constitución de 1833.

En efecto, durante la vigencia de la Constitución de 1833, el Presidente de la República don José Joaquín Pérez instituyó la práctica permanente de la Cuenta Anual. Es así como esa cuenta, que se realizaba el día 1 de junio, coincidía en un comienzo con la inauguración del período de legislatura ordinaria.

Con el pasar de los años se decidió cambiar la fecha en que se realizaba esa ceremonia. De esta manera, el Presidente de la República don Emiliano Figueroa Larraín , conforme lo contemplado en la Constitución de 1925, decidió en 1926 llevarla a cabo el 21 de mayo, fecha que se mantiene hasta hoy.

Por otra parte, en el texto original de la Constitución de 1980 solo se establece el deber de rendir cuenta una vez al año, pero sin determinar ni establecer una fecha específica para ello. A partir de 1990 se retomó el deber de cumplir con esta obligación republicana el 21 de mayo, fecha que se establece finalmente en la Constitución Política, a contar de la reforma constitucional del año 2005, que eliminó la distinción entre los periodos de legislatura ordinaria y extraordinaria.

La otra iniciativa propone como fecha para la celebración de tal acto republicano el 4 de julio, día en que se conmemora la instalación del Congreso Nacional, el 4 de julio de 1811, y que tiene íntima relación con la historia de nuestro principal órgano legislativo y, por lo tanto, cercanía con el motivo que fundamenta la realización de esta costumbre republicana.

Acuerdos alcanzados.

Los integrantes de la comisión presentes en el debate coincidieron en que son esencialmente distintos los motivos tenidos a la vista para sostener la importancia de conmemorar las Glorias Navales el 21 de mayo y para la rendición de la cuenta pública por parte del Presidente de la República ante el Congreso Pleno. Mientras el primero sirve para destacar el patriotismo y valor demostrado por Prat y sus hombres, el segundo nos recuerda una tradición histórica en que el Jefe de Estado rinde cuenta de su gestión ante el Poder Legislativo.

Es por ello que concordaron en que es necesario diferenciar ambos hitos, de tal manera que se rememoren en fechas distintas para destacar a cada uno en su real dimensión.

Al respecto, la comisión valoró el consenso alcanzado entre sus miembros, el que está en perfecta sintonía con la opinión de quienes participaron en las audiencias celebradas y con los documentos enviados en representación de la ciudadanía de Valparaíso sobre la urgencia de cambiar la fecha de la cuenta pública para no hacer coincidir ambas ceremonias el 21 de mayo y recuperar el significado de cada una por separado.

En tal sentido, y sometidas a votación ambas fechas propuestas en las iniciativas refundidas, se acordó proponer el 1 de junio en reemplazo del 21 de mayo como fecha para la cuenta que el Presidente de la República rinde al país ante el Congreso Pleno, sobre el estado político y administrativo de la nación.

Sin embargo, en la discusión particular los diputados Arriagada y Poblete hicieron notar que la conmemoración no se circunscribe a Valparaíso o Iquique, porque en todo el país se celebra el 21 de mayo. De manera que presentaron una indicación para cambiar la rendición de la cuenta pública el 21 de mayo, por el 11 de julio, fecha en que el Congreso Nacional aprobó en forma unánime el proyecto de ley de nacionalización del cobre, ocurrida el 11 de julio de 1971, al que consideraron de enorme trascendencia y beneficio para Chile, por lo que argumentaron que debería ser recordado todos los años, y qué mejor que hacerlo coincidir con la cuenta pública, acto democrático y republicano por excelencia.

La indicación fue rechazada.

En consecuencia, el texto que propone la Comisión de Cultura, Artes y Comunicaciones para su aprobación es el siguiente:

“Sustitúyese, en el inciso tercero del artículo 24 de la Constitución Política de la República, la frase “21 de mayo” por “1 de junio “.”.

Es todo cuanto puedo informar sobre el proyecto.

He dicho.

El señor ESPINOSA, don Marcos (Vicepresidente).-

Tiene la palabra el diputado informante de la Comisión de Constitución, Legislación, Justicia y Reglamento.

El señor TRISOTTI (de pie).-

Señor Presidente, en nom br e de la Comisión de Constitución, Legislación, Justicia y Reglamento, paso a informar sobre el proyecto de reforma constitucional, en primer trámite constitucional y primero reglamentario, originado en mociones refundidas, que modifica la Carta Fundamental en lo que respecta a la fecha en que el Presidente de la República da cuenta sobre el estado administrativo y político de la nación.

La idea matriz o fundamental de esas mociones consiste en realzar por separado dos hechos históricos y trascendentes que forman parte del alma nacional, como son la conmemoración del combate naval de Iquique y la cuenta sobre el estado administrativo y político de la nación que debe rendir el Presidente de la República al país ante el Congreso Pleno, los cuales se efectúan en la misma fecha, esto es, el 21 de mayo de cada año.

Durante el debate previo de la iniciativa se señaló que este era uno de los pocos proyectos que ha concitado apoyo transversal en las bancadas del Congreso y en el propio Ejecutivo.

En la Comisión de Cultura se refundieron varias mociones, primando la contenida en el boletín Nº 9741-07, todas las cuales tienen por objeto modificar la Constitución Política de la República sobre la fecha en que el Presidente de la República debe dar cuenta al país sobre el estado administrativo y político de la nación, lo que ocurre cada 21 de mayo.

Para fundamentar el cambio de fecha, se señaló que en la historia republicana siempre ha existido la obligación de dar cuenta al país. Hasta iniciado el siglo XX, la fecha fue el 1 de junio; pero desde 1926, según el artículo 56 de la Constitución Política de 1925, se trasladó al 21 de mayo. La razón fue que coincidía con la apertura de la legislatura ordinaria.

Por su parte, la Constitución Política de 1980 establecía la obligación de dar cuenta una vez al año. El Presidente Patricio Aylwin dispuso desde 1990 que fuese el 21 de mayo. Esto se consagró constitucionalmente el 2005.

La cuestión fundamental es que dos hechos importantísimos no ocurran el mismo día . Esta es una aspiración muy sentida de las comunidades de Iquique y del litoral del país, de cada colegio y, en general , de todas las localidades de Chile.

Por último, la posición del gobierno es coincidente con lo propuesto , y así lo ha manifestado la propia Presidenta de la República.

Finalmente, cabe hacer presente que, en conformidad con lo dispuesto en el artículo 222 del Reglamento de la Corporación, a esta comisión correspondió analizar el texto propuesto por la Comisión de Cultura, Artes y Comunicaciones, tras lo cual estimó pertinente mantener su redacción.

Es cuanto puedo informar sobre la materia.

He dicho.

El señor ESPINOSA, don Marcos (Vicepresidente).-

En discusión el proyecto.

Tiene la palabra el diputado señor Osvaldo Urrutia .

El señor URRUTIA (don Osvaldo).-

Señor Presidente, el proyecto de reforma constitucional, surgido de tres mociones refundidas, el cual propone el cambio de fecha de la cuenta pública que debe dar el Presidente de la República ante el Congreso Pleno, concita un apoyo transversal pocas veces visto en las mociones.

La moción contenida en el boletín N° 9741-07 es la más antigua de las tres iniciativas. Soy uno de sus autores, junto con los diputados Renzo Trisotti y Hugo Gutiérrez , ambos representantes de Iquique; Jorge Ulloa , de Talcahuano; Joaquín Godoy y Aldo Cornejo , de Valparaíso, y Rodrigo González , de Viña del Mar.

La presencia de diputados que integran la Nueva Mayoría y Chile Vamos no es mera casualidad, porque el diagnóstico que fundamenta este y los otros proyectos es compartido tanto por los parlamentarios como por las instituciones involucradas y la sociedad civil.

En este sentido, estamos contestes en que dos importantes ceremonias de especial trascendencia para la república, como son la cuenta pública del Presidente de la República ante el Congreso Pleno y el desfile y homenaje en conmemoración de las Glorias Navales por la épica gesta del 21 de mayo de 1879, no pueden continuar realizándose el mismo día.

Las razones que justifican este cambio de fecha son muy variadas y fueron analizadas durante la discusión del proyecto en las comisiones de Cultura, Artes y Comunicaciones, y de Constitución, Legislación, Justicia y Reglamento, las que recibieron a representantes del gobierno, de la Armada de Chile, de Carabineros y de la Municipalidad de Valparaíso, además de las cartas de representantes de la junta de vecinos Almendral y de la organización Comercio Unido de Valparaíso, quienes han sufrido en carne propia los hechos delictuales que se originan a partir de las distintas marchas y protestas que la cuenta pública genera, y que afectan a los gobiernos de cualquier signo político.

En este sentido, la existencia de dos ceremonias simultáneas tan concurridas genera importantes alteraciones al orden público, situación que minimiza la relevancia que cada una representa, en especial la celebración del 21 de Mayo, fecha en que se conmemora una gesta sin igual en nuestra historia.

Si bien existe un diagnóstico compartido sobre el cambio de fecha, durante el estudio de estos proyectos se sometió a discusión cuál debía ser la fecha más adecuada para la cuenta pública, para lo cual se tuvo a la vista distintas proposiciones, como el 1 de junio, el 4 de julio y el 11 de julio.

Así, tal como se expresa en el proyecto, del cual soy autor, junto con el diputado Trisotti y otros que mencioné, en el siglo XIX y primeros años del siglo XX, la fecha en que se rendía la cuenta pública por parte del Presidente de la República era el 1 de junio, día en que se daba inicio a las sesiones ordinarias del Congreso Nacional, según lo establecido en la Constitución de 1833.

Desde 1926, conforme a lo contemplado en la Constitución de 1925, esta obligación pasó a cumplirse cada 21 de mayo, durante la apertura de la legislatura ordinaria.

Por otra parte, en el texto original de la Constitución de 1980 solo se establece el deber de rendir cuenta pública una vez al año, pero sin determinar ni establecer una fecha específica para ello.

Adicionalmente, a partir de 1990 se retomó el deber republicano de dar cuenta cada 21 de mayo, fecha que fue establecida en la Constitución nuevamente a contar de la reforma realizada en 2005.

Después del análisis de las distintas fechas propuestas, el profesor José Francisco García elaboró un informe -que se tuvo a la vista en el Senado, a propósito del estudio de un proyecto similarque concluye que la fecha más idónea a ser considerada, de acuerdo a la tradición constitucional chilena, es el 1 de junio, por cuanto desde 1833 hasta 1926, es decir, a lo largo de 93 años, la cuenta pública se realizó dicho día, siendo una fecha estrechamente vinculada a la actividad propia del Congreso Nacional.

Señor Presidente, por lo anterior, anuncio que la bancada de la Unión Demócrata Independiente votará a favor el proyecto.

He dicho.

El señor ESPINOSA, don Marcos (Vicepresidente)

Por acuerdo de los Comités Parlamentarios, el debate se ha cerrado con los diputados inscritos para hacer uso de la palabra, por tratarse de un proyecto que se discute conforme a las reglas de la tabla de Fácil Despacho.

Tiene la palabra el diputado señor Claudio Arriagada .

El señor ARRIAGADA.-

Señor Presidente, reconozco la necesidad de modificar el día de la rendición de la cuenta pública presidencial, debido a que coincide con las actividades de celebración de la gesta de Iquique.

Al respecto, en la Comisión de Cultura, Artes y Comunicaciones, quien habla, junto con otro diputado, presentamos una indicación para que el día que se rinda la cuenta presidencial sea aquel en que el país también vivió una gesta histórica. Me refiero al día en que el Congreso Pleno aprobó por unanimidad el proyecto que establece la nacionalización del cobre, presentado por el Presidente Salvador Allende .

(Aplausos)

Son muy pocos los proyectos que el Congreso Pleno ha aprobado por unanimidad. Se trató de un momento histórico, debido a la magnitud e importancia que tiene el cobre para los chilenos.

Sin desmerecer los méritos que fundan la propuesta de quienes sugieren el día 1 de junio para la realización de la cuenta pública, como chileno y conocedor de la historia me inclino respetuoso ante la enorme importancia que reviste el 11 de julio, día en que se conmemora la nacionalización del cobre.

Propongo esa fecha, por cuanto es un día de unidad nacional, ya que la iniciativa reiterofue votada de manera unánime por el Congreso Pleno. Recordemos que en esa ocasión votaron a favor del proyecto presentado por el Presidente Salvador Allende figuras históricas, como Luis Corvalán , Patricio Aylwin , Clodomiro Almeyda , entre otros.

Hemos repuesto ante la Secretaría la indicación sobre esta propuesta de fecha, que fue rechazada en la Comisión de Cultura, Artes y Comunicaciones.

He dicho.

El señor ANDRADE (Presidente).-

Tiene la palabra el diputado señor Ramón Farías .

El señor FARÍAS.-

Señor Presidente, tengo la obligación de intervenir en este debate, a propósito de la moción que presentamos junto con otros diputados el pasado mes de octubre, que ha sido refundida con otras dos iniciativas del mismo tenor, cuyo objetivo es reformar la Constitución Política en lo que respecta a la fecha en que el Presidente de la República rinde cuenta ante el Congreso Pleno y ante el país del estado administrativo y político de la nación.

Es un anhelo compartido de manera transversal, tanto por el Ejecutivo -así lo dijo la Presidenta en una alocución pública como por los parlamentarios, la Armada, las Fuerzas de Orden y Seguridad Pública y la propia ciudadanía, quienes tuvieron la oportunidad de exponer ante la Comisión de Cultura, Artes y Comunicaciones, que presido. La iniciativa tiene como su principal objetivo, por una parte, recuperar el 21 de Mayo como la fecha en que se conmemora el Día de las Glorias Navales, y, por otra, que la contingencia política propia de un Estado, con sus manifestaciones y movimientos, no opaque el sentido de respeto y heroísmo que merecen aquellos que sacrificaron su vida con el objeto de proteger nuestras fronteras.

Creo, y defiendo, que la ciudadanía debe tener todos los espacios para ejercer su derecho a expresarse, sea cual fuere su demanda, pero también reconozco que en los últimos años hemos visto, a veces con indignación, al mantener la institución de la cuenta pública en esa fecha, que se han confundido desastrosamente dichas expresiones republicanas con las de descontento de la ciudadanía, que son válidas, por supuesto, en tanto no afecten los derechos e integridad de los inocentes y, desde luego, el orgullo que debe provocarnos la conmemoración de las Glorias Navales.

Semejante conjunción de hitos solo ha contribuido a restar relevancia al desfile en honor a los héroes de Iquique y ha provocado que esta fiesta familiar para los habitantes de Valparaíso cada vez convoque a menos espectadores, atemorizados por los hechos de violencia que se desarrollaban a unas cuadras de distancia, que obligaban a las familias a ponerse a resguardo y a proteger su integridad antes que participar en cualquier celebración.

Tal como se ha expresado, el objeto de nuestro proyecto recoge dichas inquietudes, fundado en la obligación republicana de dar cuenta al país, que tiene su origen en la Constitución de 1833, donde se contempla que debía realizarse ?el ?1 de junio de cada año, que era la fecha en que se daba inicio a las sesiones ordinarias del Congreso Nacional, que es lo que nos interesa destacar. Ese es el fundamento de por qué el 1 de junio debiera ser la fecha en que el Presidente de la República dé su cuenta anual a la nación.

Algunos colegas diputados presentaron una indicación que propone el día de la nacionalización del cobre como la fecha en que se debiera rendir esta cuenta. Quiero expresar mi total desacuerdo con esa modificación, porque si bien el día de la nacionalización del cobre es trascendente e importante para Chile como país, creo que esta ceremonia, la cuenta pública, se rinde ante el Congreso Nacional, que debe tener una fecha que sea propia, y el 1 de junio se inauguraban las sesiones ordinarias del Congreso Nacional, de acuerdo con esa Constitución.

No soy partidario de cambiar esa fecha. Por lo demás, dentro de la comisión esa posición fue absolutamente minoritaria -de hecho, se rechazó la indicación-, y se aprobó mayoritariamente el 1 de junio.

También se propuso una fecha alternativa, el 4 de julio, pero finalmente el 1 de junio concitó el acuerdo de la mayor parte de los diputados y diputadas pertenecientes a la Comisión de Cultura, Artes y Comunicaciones, porque es la fecha que más nos atrae a todos, que más nos representa transversalmente, y como este es un proyecto que además requiere quorum especial, porque no es una iniciativa de mayoría simple, tiene que representarnos a todos.

Por lo expuesto, anuncio que votaré favorablemente el proyecto, tal como viene desde la Comisión de Cultura, Artes y Comunicaciones, que me corresponde presidir.

He dicho.

El señor ANDRADE (Presidente).-

Tiene la palabra el diputado señor Jorge Rathgeb .

El señor RATHGEB.-

Señor Presidente, es una lástima que tengamos que cambiar una fecha que históricamente se ha establecido como el día en que se da cuenta a la nación de la marcha del país, que debe realizar la primera magistratura, el Presidente o la Presidenta de la República, por las situaciones de división que se generan cada año.

El 21 de Mayo es una fecha que significó para Chile la formación de la nacionalidad, de las características del chileno: ser aguerrido y ser una persona que se identifica con sus valores patrios.

Si bien un 21 de mayo murió Arturo Prat y esa fecha aparece como una derrota, ese día significó la unión de los chilenos para enfrentar la Guerra del Pacífico, que determinó que se pudieran llevar adelante otras campañas y finalmente ganar la guerra. Estas gestas heroicas hay que celebrarlas adecuadamente y no con manifestaciones de protesta en las calles, con barricadas, con desórdenes y con muerte.

Por lo tanto, las iniciativas que permiten modificar esa fecha debieran ir en ese sentido: dar al 21 de Mayo la característica de unidad, de relevancia y, por supuesto, el tiempo y espacio necesarios para celebrar un evento tan importante como es el día de las Glorias Navales.

Cuando se proponen distintas fechas, hay que preocuparse de que estas no generen división sino unidad. Debemos buscar en la historia un hecho pretérito que no genere algún tipo de divisiones, como las que se han manifestado en esta misma Sala. Busquemos una fecha que finalmente contribuya a unir.

Como autor de una de las iniciativas, creo que el 1 de junio es una fecha pertinente, porque, tal como señaló el diputado Farías , es el día que históricamente se indicaba en la Constitución de 1833 como aquel en que debía darse la cuenta pública y, además, daba inicio al período legislativo ordinario del Congreso Nacional.

Por lo tanto, el diputado que habla apoyará el cambio, para que sea el 1 de junio de cada año la fecha en que el Presidente o la Presidenta de la República dé cuenta pública del estado de la nación.

¿Por qué optamos por esta fecha? Porque es la que finalmente concita mayor unidad y menor división, para que realmente podamos celebrar como corresponde el 21 de mayo, la gesta gloriosa de la Armada de Chile.

He dicho.

El señor ANDRADE (Presidente).-

Tiene la palabra el diputado Vlado Mirosevic .

El señor MIROSEVIC.-

Señor Presidente, considero un acto de buena fe que los parlamentarios de la zona hayan solicitado cambiar la fecha del 21 de mayo. Eso está bien, y no me voy a meter en esa discusión, porque me parece legítimo.

Sin embargo, me violenta el establecimiento del 1 de junio, de manera que quiero hacer un llamado a la reflexión.

El 1 de junio da cuenta del inicio del período de la República Conservadora en Chile, que significó el establecimiento de una Constitución, la de 1833, que se impuso luego de una guerra civil muy violenta, en que el bando conservador, que no representaba precisamente al ejército oficial, sino que era un ejército mercenario, financiado por Diego Portales y por el grupo de los estanqueros, se enfrentó al grupo liderado por Ramón Freire , un general demócrata, civilista, que defendía un Estado democrático y descentralizado.

Ese enfrentamiento entre estanqueros y pipiolos lamentablemente terminó con el triunfo de los estanqueros y con la imposición de un régimen autoritario, en una gran convención, en donde la oposición fue brutalmente perseguida y el ejército oficial fue diezmado, descabezado; sus generales más famosos terminaron muertos en la guerra, como el general Guillermo Tupper , o abiertamente exiliados. Finalmente, se impuso el ejército que fue abiertamente financiado por ese grupo de Diego Portales , para instalar un régimen autoritario, una especie de dictadura legal, en que el 1 de junio significa el establecimiento de la primera sesión parlamentaria con esa nueva Constitución.

Entiendo que las cuentas públicas durante el 21 de mayo son una oportunidad para la unidad nacional y un espacio republicano. Pero déjenme decirles que el 1 de junio no tiene nada que ver con ese anhelo de unidad. Es una fecha negra y muy violenta en la historia de Chile, en que se pasó por encima del Estado de derecho, en que se persiguió a la oposición y se estableció una Constitución no democrática.

Recordar ese momento de la historia no me parece ni republicano ni de unidad nacional. Es cosa de leer la historia, de ver el rol que jugaron José Joaquín Prieto y Diego Portales para entender que esa es una fecha que no nos puede llamar a la unidad nacional, ni convocar un espacio republicano como es la cuenta pública. Por eso, no puedo votar a favor del establecimiento de esa fecha.

Me imagino que los parlamentarios que votaron a favor de del proyecto en la comisión técnica no hicieron doble clic en la historia. Es necesario hacerlo. El día de la cuenta pública no se puede transformar en un espacio de trincheras, sino en uno republicano.

No sé cuál será la mejor fecha. Lo único que sé es que el 1 de junio definitivamente no lo es.

Por lo tanto, hago un llamado a la reflexión y a hacernos cargo del problema práctico. Ello no tiene que ver con fijar una fecha abiertamente reñida con la democracia. Establecer el 1 de junio es homenajear un momento de la historia brutal, es poco democrático para las cuentas públicas.

Hago un llamado a rechazar el 1 de junio y a ponernos de acuerdo en una nueva fecha. Algunos propusieron el 11 de julio; puede ser. Esa fue una fecha de unidad nacional. Si alguien cree que tiene una cierta connotación, bueno, se discutirá, pero el 1 de junio, por ningún motivo.

Ojalá que todas las bancadas reflexionen sobre la materia, hagan doble clic en la historia y entiendan que de republicano el 1 de junio no tiene nada.

He dicho.

El señor ANDRADE (Presidente).-

Tiene la palabra el diputado señor Hugo Gutiérrez .

El señor GUTIÉRREZ (don Hugo).-

Señor Presidente, para personas como este diputado, que nació en la ciudad de Iquique, el 21 de Mayo constituye una especie de independencia nacional. Puede que parezca un poquito exagerado, pero los recuerdos que uno tiene de niño es que en ese día a uno le compraban un ternito y nos preparábamos para celebrar esa efeméride en el faro y en otros lugares, de común recuerdo para varios diputados. El 21 de Mayo es un día especial para los nortinos y también para Chile.

Es elogiable la idea de desligar dos actividades tan importantes para el país como son la conmemoración del combate naval de Iquique y la cuenta pública. Y si en eso estamos todos de acuerdo, es un detalle encontrar la fecha alternativa para que el Presidente de la República rinda la cuenta pública.

Lo importante es otorgar significado al 21 de Mayo, que no es solo para los iquiqueños, sino para todos los chilenos y chilenas.

Respecto de la cuenta pública, efectivamente podemos buscar una fecha que nos haga sentido a todos, sin excluir el 11 de julio, que, si no me equivoco, es una de las opciones planteadas.

Quiero agregar otro antecedente importante. Hoy estamos haciendo un gran esfuerzo como país, como Estado, como gobierno y como poder legislativo en pro de un objetivo prioritario: descentralizar el país. La idea es que todas las regiones, todas las ciudades sean relevantes; que ninguna ciudad sea el centro de todo y de donde dimane todo en materia de políticas públicas. Lo digo porque si este proyecto será objeto de indicaciones, sería conveniente permitir que la cuenta pública se pueda llevar a cabo en cualquier ciudad del país. La cuenta pública que entrega la Presidenta o el Presidente de la República, en su caso, no solo tiene que rendirse en la sede del Congreso.

Repito: todas las ciudades pueden ser sede de la cuenta pública. Se trata de un acto dirigido a todos los chilenos y chilenas.

En consecuencia, creo que sería motivo de alegría para nuestras regiones saber que estamos discutiendo un proyecto en que se fija la rendición de la cuenta pública en una fecha distinta de la actual, pero que también se entrega la posibilidad de que se desarrolle, por ejemplo, en Talca, en Concepción, en Punta Arenas o en Copiapó.

Además, me parece importante que en el artículo 24 de la Constitución, a continuación de la palabra “Presidente”, en las dos oportunidades en que se consigna, se agregue la expresión “o Presidenta”. Es bueno manejar en forma apropiada el lenguaje.

He dicho.

El señor ANDRADE (Presidente).-

Tiene la palabra el diputado señor Renzo Trisotti .

El señor TRISOTTI.-

Señor Presidente, este proyecto de reforma constitucional se basa en la sensatez y en la racionalidad de relevar dos hechos históricos trascendentes de nuestra historia republicana y democrática, pues permite separar la conmemoración de la gesta heroica de Arturo Prat, acaecida el 21 de mayo de 1879, de la obligación de los presidentes de la República de dar cuenta al país ese mismo día sobre el estado administrativo y político de la nación. Proponemos trasladar esta última actividad al 1 de junio de cada año. Dicha fecha no es antojadiza, sino que tiene una razón de fondo en nuestra historia.

Siempre ha existido la obligación y la tradición de los presidentes de dar cuenta al país sobre el estado administrativo y político de la nación. Esto viene del siglo XIX; se estableció en la Constitución de 1833, y desde 1926, conforme a lo contemplado en el artículo 56 de la Constitución de 1925, esa obligación pasó a cumplirse cada 21 de mayo.

En la Constitución original de 1980 solo se estableció la obligación de rendir cuenta, y en 1990, durante la presidencia de Patricio Aylwin Azócar , se retomó llevar a cabo esa actividad el 21 de mayo. En 2005 ello quedó consagrado en la Constitución.

La idea de establecer una fecha distinta del 21 de mayo para rendir cuenta sobre el estado administrativo y político de la nación es compartida en forma absolutamente transversal. Por ello, agradezco el patrocinio que han prestado a la iniciativa los diputados Aldo Cornejo , Joaquín Godoy , Rodrigo González , Hugo Gutiérrez , Jorge Ulloa , Osvaldo Urrutia , además del gran apoyo de los diputados Ramón Farías y María José Hoffmann , integrantes de la Comisión de Cultura, Artes y Comunicación.

El 21 de Mayo recuerda los hechos acaecidos en la rada de Iquique en 1879. Se trata de una de las fiestas patrióticas más relevantes de nuestra historia, en la cual destacan los valores y principios del capitán Prat y sus hombres, quienes con valentía, generosidad y amor por Chile escribieron una de las páginas más gloriosas de nuestra historia, cargadas de orgullo por todo lo que hicieron y que se transmite de generación en generación.

Sin embargo, esa fecha gloriosa para nuestro país se ve año a año opacada por la ocurrencia de otro hecho importante y relevante: la cuenta pública del Presidente de la República ante el Congreso Pleno. Lo que queremos es relevar y potenciar esos dos hitos de nuestra historia y vida republicana que son de gran connotación y que deben ser destacados. Al coincidir ambos en la misma fecha, la cuenta pública acapara la mayor atención de la ciudadanía y de la prensa y deja la conmemoración del 21 de Mayo, de la gesta de Prat y sus hombres, en un inmerecido segundo lugar.

Como autor del proyecto y representante de la Región de Tarapacá, no puedo dejar de señalar que es una aspiración sentida de toda la comunidad iquiqueña que algún 21 de mayo las máximas autoridades del país conmemoren esa fecha en el lugar donde ocurrieron los hechos: el puerto de Iquique.

A lo largo de nuestra historia los presidentes de la República han rendido la cuenta pública en distintas fechas, por lo que es perfectamente posible cambiar una vez más el día en que se lleve a cabo dicho acto. El combate naval de Iquique ocurrió un 21 de mayo, y, por tanto, debe conmemorarse en esa fecha y no en otra.

La Constitución de 1925 estableció que la cuenta pública se rindiera el 21 de mayo porque en esa fecha se daba inicio a la legislatura ordinaria. Ello dejó de ser así. Por eso, este proyecto de reforma constitucional propone que a contar de este año nuestros presidentes de la República sigan cumpliendo con su obligación de rendir cuenta de su gestión al país el 1 de junio.

Por Iquique, por Valparaíso, por la gesta de Prat, por la conmemoración de las Glorias Navales no solo en las ciudades puerto, como Iquique, Valparaíso y Talcahuano, sino en cada lugar y en cada escuela del país donde estas son recordadas, pues resaltan valores como la entrega, la generosidad y el amor a Chile, tan necesarios en estos tiempos, llamo a la Cámara de Diputados a no establecer fechas que generen división ni que impliquen un retroceso después de muchas mociones presentadas a lo largo de los años. Con esta iniciativa queremos relevar en dos días distintos hechos importantísimos en la historia republicana y democrática del país.

He dicho.

El señor ANDRADE (Presidente).-

Tiene la palabra el diputado Rodrigo González .

El señor GONZÁLEZ.-

Señor Presidente, el proyecto que discutimos tiene un solo artículo. Parece simple, pero tiene una gran significación, un gran simbolismo y una gran importancia para el país y especialmente para nuestra Región de Valparaíso.

Siempre he sido ferviente partidario de separar la fecha de la rendición de la cuenta pública de la nación por el Presidente o Presidenta de la República de la celebración del 21 de Mayo.

La celebración del 21 de Mayo requiere un espacio propio, claro, definido y solemne. Debe ser un día de especial alegría, de unidad nacional y de recuerdo de la gran historia forjada por grandes personajes de la patria. Por eso debe celebrarse en forma separada de la rendición de la cuenta pública. Es una idea que nos une de manera consensuada en la Cámara de Diputados. Por eso el proyecto ha tenido una tramitación rápida.

Como dijeron los diputados Renzo Trisotti y Osvaldo Urrutia , debemos escoger una fecha para la rendición de la cuenta pública con la mayor sensatez y racionalidad. No debemos establecer una fecha que pueda generar divisiones en el Congreso Nacional. Debemos honrar este hito republicano que es la cuenta pública mediante la asignación para ella de una fecha que nos una. Debemos dar al país un ejemplo de que en la Cámara de Diputados podemos ponernos de acuerdo en ese sentido.

Reitero: sin perjuicio de que soy coautor de la iniciativa boletín N° 9741-07, junto con otros colegas en forma transversal, me hago cargo de la reflexión que han hecho los diputados Vlado Mirosevic , Claudio Arriagada y otros que me antecedieron en el uso de la palabra, en el sentido de que debemos encontrar un día de consenso para la rendición de la cuenta pública.

Por ello, estimo indispensable que el proyecto tenga una segunda discusión, sin que por ello dilatemos su tramitación en la comisión. Debemos hacerlo con la mayor rapidez posible, de modo que la iniciativa se implemente este año. Para ello, debemos llevar a cabo un debate más profundo, tomando en consideración los antecedentes históricos, y expresar la voluntad unitaria de los parlamentarios en una discusión en segundo trámite reglamentario, en la Comisión de Cultura o en la que la Cámara considere necesario, en orden a establecer una fecha de la rendición de la cuenta pública, distinta de la celebración del 21 de Mayo.

He dicho.

El señor ANDRADE (Presidente).-

Tiene la palabra la diputada Andrea Molina .

La señora MOLINA (doña Andrea).-

Señor Presidente, es un hecho de la causa que la principal fundamentación para este proyecto de ley no es la violencia suscitada en los últimos años durante el 21 de mayo. Así lo manifestaron sus autores. El 21 de mayo es un día festivo para rendir homenaje a las glorias de la Armada, y separar ese hecho de la rendición de la cuenta por el Presidente de la República me parece un buen propósito.

Sin embargo, es imposible no recordar los incidentes ocurridos el pasado 21 de mayo, a raíz de los cuales falleció un funcionario municipal, don Eduardo Lara . Debido a los violentos desmanes que delincuentes encapuchados provocaron en señal de protesta a la actual administración, el señor Lara perdió la vida en su puesto de trabajo.

Sumado a ello, también genera impotencia que, a causa de los mismos actos de violencia que se repiten año tras año, adultos, niños y familias completas se vean impedidos de disfrutar de un acto cívico tan importante para la historia del país, como la conmemoración del combate naval de Iquique, o de participar en el acto oficial en el cual el Presidente de la República rinde cuenta al país del estado administrativo y político de la nación ante el Congreso Pleno.

Apoyo y valoro la iniciativa, sin duda alguna. Debemos dar la trascendencia que corresponde a las dos fechas que se discuten en estos momentos en pro del resguardo de Valparaíso, de su historia y, en particular, de los porteños y de quienes trabajan ese día cubriendo noticias o protegiendo a la ciudadanía.

Debemos respaldar de manera unánime y transversal la iniciativa presentada, que postula cambiar la fecha de la cuenta pública que se realiza cada 21 de mayo.

El debate, gracias a Dios, está claro. Hemos logrado un objetivo en la Sala, lo que se ha reflejado en los discursos que han pronunciado mis compañeros diputados. Debemos buscar una fecha que concite la unidad para la rendición de la cuenta pública. De esa forma, el próximo 21 de mayo daremos tranquilidad a nuestra comunidad de Valparaíso y se dará la importancia que merece a la celebración del 21 de Mayo.

He dicho.

El señor ANDRADE (Presidente).-

Tiene la palabra el diputado Enrique Jaramillo .

El señor JARAMILLO.-

Señor Presidente, quizás los parlamentarios somos los mejores testigos de lo que sucede el día en que el Presidente de la República rinde cuenta ante el Congreso Pleno, que coincide con aquel en que la Armada celebra el Día de las Glorias Navales en Valparaíso, nuestro primer puerto.

Nosotros hemos visto el desorden que se genera durante la realización de un acto que debiera ser motivo de respeto, incluso de meditación -por qué no decirlo así-, para mirar al pasado, saber de la historia de Chile, la que en numerosas ocasiones olvidamos. Muchos presenciamos la equivocación que en su momento cometió este país, que debiera ser fraterno, y pareciera que la estamos olvidando.

Lo veo en esta misma Sala: las diferencias no son solo por las competencias del Parlamento, sino también por ideas personales, lo que nos lleva a dividirnos.

¡Cuidado! ¡Cuidado!

Por eso, digo que los parlamentarios somos los mejores testigos de lo que está sucediendo.

Ahora, es claro que el hecho de que la rendición de la cuenta pública coincida con la celebración del Día de las Glorias Navales constituye una incomodidad para el Presidente o Presidenta de la República, para el Congreso Nacional, para la Armada y -por qué no decirlopara quien más nos importa: la ciudadanía.

Por tanto, la fecha en cuestión debe ser cambiada.

En ese aspecto, qué bueno que se hayan presentado varias mociones sobre el punto. Señor Presidente, no participé en las comisiones técnicas que vieron el proyecto, pero sí leí parte de los informes.

En este sentido, me inclino por una indicación cuya discusión más profunda no vi reflejada en los informes de las respectivas comisiones. He meditado al respecto, y llegué a la conclusión de que esa indicación tiene un fundamento de nacionalidad, porque se refiere a un hecho muy significativo que también debemos recordar especialmente.

Estoy de acuerdo con la presente iniciativa, aunque tengo diferencias con el día propuesto. En todo caso, me inclino por la fecha que señala la indicación que mencioné, e invito a los colegas a meditar sobre el porqué, pues hoy nadie podrá estar ajeno a la dignidad nacional que significó para Chile y para todos nosotros la nacionalización del cobre, acerca del cual tanto comentamos en muchos proyectos.

¡El cobre es nuestro! Quizá ya comienza a no ser tan nuestro. Pero ese día se dijo una verdad: “Es el día de la dignidad nacional; el día en que el sueldo de Chile, el cobre, va a ser nuestro.”.

Recuerdo palabras muy interesantes, importantes e históricas del Presidente Allende sobre el particular. No me voy a extender en eso, porque, curiosamente, a muchos no les gusta la historia; pero hay que saberla.

Apoyaré el proyecto y la indicación a que me referí.

He dicho.

El señor ANDRADE (Presidente).-

Tiene la palabra la diputada María José Hoffmann .

La señora HOFFMANN (doña María José).-

Señor Presidente, quiero enfatizar que este proyecto de ley nace transversalmente, hecho que pocas veces sucede en el Congreso Nacional.

En esta oportunidad se han fusionado tres iniciativas sobre la materia. Sin embargo, en diversos períodos se presentaron más de diez, las que no prosperaron, pero no solo porque no hubo coincidencia en relevar la fecha que recuerda a nuestros héroes navales, a la Armada, y aquella en que se rinde la cuenta pública presidencial, un acto republicano que evidentemente todos valoramos, sino también porque el camino para ponernos de acuerdo en una fecha distinta ha presentado dificultades.

En esta materia, valoro el esfuerzo realizado por la Comisión de Cultura, Artes y Comunicaciones, instancia en la cual, en un hito que me parece bastante relevante, recibimos al alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp , y al exalcalde Jorge Castro , quienes se mostraron absolutamente de acuerdo, aunque con matices, con diferencias, en trasladar la cuenta pública presidencial a una fecha distinta de la del Día de las Glorias Navales. Esos actos deben conmover, remecer al Congreso Nacional. Tener autoridades -en este caso, ediliciasde tendencias tan distintas, pero coordinadas respecto de un proyecto de ley, es algo que vale la pena rescatar.

Pero no solo hubo transversalidad política, sino además institucional: recibimos a Carabineros, a la Armada, etcétera.

Asimismo, junto con los diputados Trisotti , autor de uno de los proyectos fusionados; Coloma y Farías , quien ha liderado esta iniciativa en la Comisión de Cultura, fuimos a ver al ministro del Interior y Seguridad Pública. Si bien tratamos de buscar una fecha que tuviera una coincidencia con las actividades producidas en la historia del Congreso Nacional -en esto estoy de acuerdo con el planteamiento del diputado Hugo Gutiérrez -, se trata de la fecha en que se rinde la cuenta del Presidente o Presidenta de la República.

Entiendo que esta es la instancia para revisar el proyecto, pero debemos tener presente que la Comisión de Cultura lideró un trabajo que luego fue aprobado por unanimidad en la Comisión de Constitución.

Lo que queremos es que para el 21 de mayo de 2017 la cuenta presidencial ya esté separada de la celebración del Día de las Glorias Navales. ¡El próximo 21 de mayo! ¡Y hoy es el último día legislativo de enero!

Quiero ser muy respetuosa, señor Presidente, pero el problema es el cambio de la fecha, y uno ve que al mismo tiempo se han presentado indicaciones para exaltar distintas fechas, cuestión que no voy a calificar. En efecto, se ha propuesto que la cuenta presidencial se rinda el día de la nacionalización del cobre, invocando al Presidente Allende, y también -lo acaba de hacer el diputado Urrutiaque se realice el 11 de septiembre, invocando lo ocurrido el 11 de septiembre de 1973.

¡El 21 de Mayo no es un botín de ningún partido político! ¡El 21 de Mayo es de los porteños, de los iquiqueños, de todos los chilenos!

Entonces, vamos a volver a la misma lógica de la que no hemos sido capaces de salir durante los últimos veinte años, no obstante que se han presentado varios proyectos sobre esta materia.

Además, como se trata de una reforma constitucional, para su aprobación se requiere quorum especial.

¡Estas son las cosas sobre las cuales uno dice que no vale la pena discutir!

Señor Presidente, pido a los parlamentarios que tengan en cuenta el sentido de urgencia de este proyecto, y a los diputados en particular, que lo aprobemos sin tratar de transformar la nueva fecha en un botín político para un sector.

Valoro el énfasis que han puesto en esta materia los diputados Hugo Gutiérrez , del Partido Comunista, y Renzo Trisotti , de la UDI, representantes de Iquique, de veredas tan distintas y a quienes pongo como ejemplo, porque ambos están de acuerdo con realizar este cambio de fecha que se propone.

Solicito que valoremos y respetemos el esfuerzo y el trabajo llevado a cabo por la Comisión de Constitución.

De hecho, el proyecto que estamos debatiendo establece una fecha, el 1 de junio, distinta de la consignada en otro de los proyectos fusionados, del que, incluso, soy autora. Sin embargo, creo que en esto debe haber generosidad, porque argumentos sobran. Fechas históricas que unan a Chile no abundan tanto, pero existen, y nos parece que esa es una de ellas.

Espero que frente a este proyecto alcancemos una votación importante y que la reflexión en el sentido de que hemos logrado avanzar en la ya mencionada transversalidad política se manifieste hoy en la Sala mediante la aprobación de la iniciativa en discusión.

El 21 de Mayo –repito no es botín de ningún sector: es de los porteños, de los iquiqueños, de los chilenos que quieran celebrar las Glorias Navales, y la cuenta presidencial tiene que respetar…

El señor ANDRADE (Presidente).-

Ha concluido su tiempo, señora diputada.

El señor JACKSON.-

Señor Presidente, quizás habría que recordar a la diputada Hoffmann que la fecha fue aprobada por unanimidad. Por lo tanto, el 11 de julio no divide al Congreso.

Tal vez habría que recordarle eso, para que lo tenga presente.

El señor ANDRADE (Presidente).-

Yo creo que ella lo recuerda.

El señor URRUTIA (don Ignacio).-

Señor Presidente, sucede que la votación a que se refiere el diputado Jackson no fue unánime.

Eso era lo que quería decir la diputada Hoffmann .

El diputado Jackson está equivocado.

El señor ANDRADE (Presidente).-

Cerrado el debate.

-Con posterioridad, la Sala se pronunció sobre este proyecto de reforma constitucional en los siguientes términos:

El señor ANDRADE (Presidente).-

Corresponde votar en general el proyecto de reforma constitucional, iniciado en mociones refundidas, que modifica la Carta Fundamental en lo que respecta a la fecha en que el Presidente de la República rinde cuenta al país del estado administrativo y político de la nación ante el Congreso Pleno, para cuta aprobación se requiere el voto favorable de 71 señoras y señores diputados en ejercicio.

En votación.

-Efectuada la votación en forma económica, por el sistema electrónico, dio el siguiente resultado: por la afirmativa, 90 votos; por la negativa, 0 votos. Hubo 2 abstenciones.

El señor ANDRADE (Presidente).-

Aprobado.

-Votaron por la afirmativa los siguientes señores diputados:

Alvarado Ramírez , Miguel Ángel ; Álvarez Vera, Jenny ; Andrade Lara, Osvaldo ; Arriagada Macaya, Claudio ; Auth Stewart, Pepe ; Becker Alvear, Germán ; Bellolio Avaria, Jaime ; Berger Fett, Bernardo ; Boric Font, Gabriel ; Browne Urrejola, Pedro ; Campos Jara, Cristián ; Cariola Oliva, Karol ; Carmona Soto, Lautaro ; Carvajal Ambiado, Loreto ; Cicardini Milla, Daniella ; Coloma Alamos, Juan Antonio ; De Mussy Hiriart, Felipe ; Edwards Silva, Rojo ; Espinosa Monardes, Marcos ; Farcas Guendelman, Daniel ; Farías Ponce, Ramón ; Fernández Allende, Maya ; Flores García, Iván ; Fuenzalida Figueroa, Gonzalo ; Gahona Salazar, Sergio ; Girardi Lavín, Cristina ; González Torres, Rodrigo ; Gutiérrez Gálvez, Hugo ; Hernández Hernández, Javier ; Hernando Pérez, Marcela ; Hoffmann Opazo , María José ; Jackson Drago, Giorgio ; Jaramillo Becker, Enrique ; Jarpa Wevar, Carlos Abel ; Jiménez Fuentes, Tucapel ; Kort Garriga, Issa ; Lavín León, Joaquín ; Lemus Aracena, Luis ; León Ramírez, Roberto ; Letelier Norambuena, Felipe ; Macaya Danús, Javier ; Melero Abaroa, Patricio ; Melo Contreras, Daniel ; Mirosevic Verdugo, Vlado ; Molina Oliva, Andrea ; Monckeberg Bruner, Cristián ; Monckeberg Díaz, Nicolás ; Morales Muñoz, Celso ; Morano Cornejo, Juan Enrique ; Nogueira Fernández, Claudia ; Norambuena Farías, Iván ; Núñez Arancibia, Daniel ; Núñez Urrutia , Paulina ; Ojeda Uribe, Sergio ; Ortiz Novoa, José Miguel ; Pascal Allende, Denise ; Paulsen Kehr, Diego ; Pérez Lahsen, Leopoldo ; Pilowsky Greene, Jaime ; Poblete Zapata, Roberto ; Provoste Campillay, Yasna ; Rathgeb Schifferli, Jorge ; Rincón González, Ricardo ; Robles Pantoja, Alberto ; Rocafull López, Luis ; Sabag Villalobos, Jorge ; Sabat Fernández, Marcela ; Saffirio Espinoza, René ; Saldívar Auger, Raúl ; Sandoval Plaza, David ; Sepúlveda Orbenes, Alejandra ; Silber Romo, Gabriel ; Silva Méndez, Ernesto ; Soto Ferrada, Leonardo ; Squella Ovalle, Arturo ; Teillier Del Valle, Guillermo ; Torres Jeldes, Víctor ; Trisotti Martínez, Renzo ; Tuma Zedan, Joaquín ; Turres Figueroa , Marisol ; Ulloa Aguillón, Jorge ; Urízar Muñoz, Christian ; Urrutia Bonilla, Ignacio ; Urrutia Soto, Osvaldo ; Vallejo Dowling, Camila ; Van Rysselberghe Herrera, Enrique ; Venegas Cárdenas, Mario ; Verdugo Soto, Germán ; Walker Prieto, Matías ; Ward Edwards, Felipe .

-Se abstuvieron los diputados señores:

Núñez Lozano, Marco Antonio ; Schilling Rodríguez , Marcelo .

El señor ANDRADE (Presidente).-

Por haber sido objeto de indicaciones, el proyecto vuelve a la Comisión de Cultura, Artes y Comunicaciones para su segundo informe.

El señor SCHILLING.-

Señor Presidente, ¿puede consignar en el acta mi voto en contra, por favor?

El señor ANDRADE (Presidente).-

Así se hará, señor diputado.

-El proyecto fue objeto de las siguientes indicaciones:

AL ARTÍCULO ÚNICO

1. De los diputados señor Claudio Arriagada , señora Karol Cariola , señor Lautaro Carmona , señoras Loreto Carvajal y Maya Fernández ; señores Hugo Gutiérrez , Giorgio Jackson , Enrique Jaramillo , Luis Lemus , Vlado Mirosevi? y Daniel Núñez , señora Denise Pascal , señores Roberto Poblete , René Saffirio y Marcelo Schilling , señora Alejandra Sepúlveda y señor Guillermo Teillier :

-Para reemplazarlo por el siguiente:

“Sustitúyese en el inciso tercero del artículo 24 de la Constitución Política de la República la expresión “21 de mayo” por “11 de julio”.”.

2. Del diputado señor Ignacio Urrutia :

-Para sustituir la expresión “1 de junio” por “11 de septiembre de cada año”.

3. De los diputados señora Karol Cariola , señor Lautaro Carmona señora. Señora Maya Fernández y señor Hugo Gutiérrez:

-Para agregar en el inciso tercero del artículo 24 de la Constitución Política de la República, que se propone modificar, luego de la palabra “Presidente” los vocablos “o Presidenta”.

4.- De los diputados señora Karol Cariola y señores Lautaro Carmona , Hugo Gutiérrez y Leonardo Soto :

-Para agregar el siguiente inciso segundo:

“La cuenta pública se dará en la sede del Congreso nacional o en la ciudad del país que se determine.”.

1.7. Boletín de Indicaciones

Fecha 26 de enero, 2017. Boletín de Indicaciones en Sesión 130. Legislatura 364.

INDICACIONES AL PROYECTO QUE MODIFICA LA CONSTITUCIÓN POLÍTICA, EN LO QUE RESPECTA A LA FECHA EN QUE EL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA RINDE CUENTA AL PAÍS DEL ESTADO ADMINISTRATIVO Y POLÍTICO DE LA NACIÓN ANTE EL CONGRESO PLENO.

Boletines Nos. 9741-07, 10728-07 y 10951-07

AL ARTÍCULO ÚNICO

1. De los diputados señor Claudio Arriagada, señora Karol Cariola, señor Lautaro Carmona, señoras Loreto Carvajal y Maya Fernández, señores Hugo Gutiérrez, Giorgio Jackson, Enrique Jaramillo, Luis Lemus, Vlado Mirosevi? y Daniel Núñez, señora Denise Pascal, señores Roberto Poblete, René Saffirio y Marcelo Schilling, señora Alejandra Sepúlveda y señor Guillermo Teillier:

- Para reemplazarlo por el siguiente:

“Sustitúyese en el inciso tercero del artículo 24 de la Constitución Política de la República la expresión “21 de mayo” por “11 de julio”.”.

2. Del diputado señor Ignacio Urrutia:

- Para sustituir la expresión “1 de junio” por “11 de septiembre de cada año”.

3. De los diputados señora Karol Cariola, señor Lautaro Carmona señora. señora Maya Fernández y señor Hugo Gutiérrez:

- Para agregar en el inciso tercero del artículo 24 de la Constitución Política de la República, que se propone modificar, luego de la palabra “Presidente” los vocablos “o Presidenta”.

4. De los diputados señora Karol Cariola y señores Lautaro Carmona, Hugo Gutiérrez y Leonardo Soto:

- Para agregar el siguiente inciso segundo:

“La cuenta pública se dará en la sede del Congreso nacional o en la ciudad del país que se determine.”.

****

1.8. Segundo Informe de Comisión de Cultura

Cámara de Diputados. Fecha 02 de marzo, 2017. Informe de Comisión de Cultura en Sesión 133. Legislatura 364.

?SEGUNDO INFORME DE LA COMISIÓN DE CULTURA, ARTES Y COMUNICACIONES, RECAÍDO EN TRES PROYECTOS REFUNDIDOS DE REFORMA CONSTITUCIONAL QUE MODIFICAN LA CARTA FUNDAMENTAL EN LO QUE RESPECTA A LA FECHA EN QUE EL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA DA CUENTA SOBRE EL ESTADO ADMINISTRATIVO Y POLÍTICO DE LA NACIÓN ANTE EL CONGRESO PLENO

_______________________________________________________________________

Boletines N°s 9741-07, 10.728-07 y 10951-07 (refundidos)

HONORABLE CÁMARA:

La Comisión de Cultura, Artes y Comunicaciones viene en informar, en primer trámite constitucional y segundo reglamentario, tres proyectos iniciados en moción, refundidos de conformidad con lo dispuesto en el artículo 17 A de la ley N°18.918, orgánica constitucional del Congreso Nacional, y cuyos autores, por estricto orden de ingreso, son los siguientes:

1.-BOLETÍN N° 9741-07: 26 de noviembre de 2014.

Diputados autores: Aldo Cornejo González; Joaquín Godoy Ibáñez; Rodrigo González Torres; Hugo Gutiérrez Gálvez; Renzo Trisotti Martínez; Jorge Ulloa Aguillón y Osvaldo Urrutia Soto.

2.-BOLETÍN Nº 10728-07: 2 de junio de 2016.

Diputados (a) autores: Juan Antonio Coloma Álamos; Romilio Gutiérrez Pino; Gustavo Hasbún Selume; Javier Hernández Hernández; María José Hoffmann Opazo; Issa Farid Kort Garriga; Joaquín Lavín León; Patricio Melero Abaroa; Iván Norambuena Farías y Renzo Trisotti Martínez.

3.-BOLETÍN N° 10951-07: 26 de octubre de 2016.

Diputados (as) autores: Osvaldo Andrade Lara; Germán Becker Alvear; Marcelo Chávez Velásquez; Daniella Cicardini Milla; Marcos Espinosa Monardes; Ramón Farías Ponce; María José Hoffmann Opazo; Jorge Rathgeb Schifferli; Gabriel Silber Romo y Víctor Torres Jeldes.

CONSTANCIAS REGLAMENTARIAS

De conformidad con lo establecido en los artículos 130 y 301 del Reglamento de la Corporación, este informe recae sobre el proyecto aprobado en general por la Cámara en la sesión 130ª de 26 de enero del año en curso, con las indicaciones presentadas en la Sala admitidas a tramitación, más los acuerdos alcanzados en la Comisión, y debe referirse expresamente a las siguientes materias:

I.- ARTÍCULOS QUE NO HAN SIDO OBJETO DE INDICACIONES NI DE MODIFICACIONES

No hay, toda vez, que el artículo único fue objeto de indicaciones.

II.- ARTÍCULOS CALIFICADOS COMO NORMAS DE CARÁCTER ORGÁNICO CONSTITUCIONAL O DE QUÓRUM CALIFICADO

De conformidad con lo dispuesto en el inciso segundo, del artículo 127 de la Constitución Política de la República, el artículo único, contenido en esta reforma constitucional, requiere para su aprobación del voto conforme de las tres quintas partes de los senadores y diputados en ejercicio.

III.- ARTÍCULOS SUPRIMIDOS

No hay.

IV.- ARTÍCULOS MODIFICADOS

No hay, toda vez, que se confirma el texto del artículo único aprobado en el primer informe reglamentario.

V.- ARTÍCULOS NUEVOS INTRODUCIDOS

No hay artículos en tal carácter.

VI.- ARTÍCULOS QUE DEBEN SER CONOCIDOS POR LA COMISIÓN DE HACIENDA

No hay ninguno.

VII.- INDICACIONES RECHAZADAS Y DECLARADAS INADMISIBLES

Se rechazaron las siguientes indicaciones hechas presente en la Sala:

1.- Del diputado Ignacio Urrutia: Para reemplazar la expresión “1 de junio” por “11 de septiembre”.

2.- De los diputados Arriagada, Carmona, Cariola, Carvajal, Fernández, doña Maya, Gutiérrez, don Hugo, Jackson, Jaramillo, Lemus, Mirosevic, Núñez, don Daniel, Pascal, Poblete, Saffirio, Schilling, Sepúlveda y Teillier: Para sustituir la expresión “21 de mayo” por “11 de julio”.

Se declararon inadmisibles:

1.- De la diputada Fernández y del diputado Gutiérrez, don Hugo: Para agregar la expresión “o Presidenta” después de la palabra “Presidente”.

2.- De los diputados Carmona, Cariola y Soto: Para agregar, en el artículo único del proyecto, un inciso segundo, el que sigue: “La cuenta pública se dará en la sede del Congreso Nacional o en la ciudad del país que éste determine”.

VIII.- DISPOSICIONES LEGALES QUE EL PROYECTO MODIFIQUE O DEROGUE

El artículo único modifica el inciso tercero, del artículo 24 de la Constitución Política de la República.

IX.- DIPUTADA INFORMANTE: Señora María José Hoffmann Opazo.

ACUERDOS ADOPTADOS

En relación con las indicaciones presentadas en la Sala al tratar el primer informe de la Comisión, el Presidente diputado señor Farías, procedió a declarar las siguientes inadmisibles, previo a entrar al fondo, por las razones que se señalan.

1.- De la diputada Fernández y del diputado Gutiérrez, don Hugo:

Para agregar la expresión “o Presidenta” después de la palabra “Presidente”.

Al respecto, algunos integrantes de la Comisión manifestaron su acuerdo con la proposición, sin embargo, coincidieron con el Presidente en cuanto, por una parte, no tiene la misma idea matriz del proyecto de reforma constitucional, esto es, cambiar solamente la fecha de la cuenta pública que rinde al país el Presidente de la República cada 21 de mayo, y, por otra parte, tal modificación dejaría al resto de los artículos de la Carta Fundamental tal como ahora se encuentran y solo el referido a la cuenta pública como “Presidente o Presidenta”. La Comisión observó de común acuerdo, que la materia debe estar contenida en otro proyecto.

2.-De los diputados Carmona, Cariola y Soto:

Para agregar, en el artículo único del proyecto, un inciso segundo, el que sigue: “La cuenta pública se dará en la sede del Congreso Nacional o en la ciudad del país que éste determine”.

Del mismo modo, los integrantes de la Comisión coincidieron con el Presidente en cuanto la idea matriz de los proyectos refundidos está vinculada a la modificación de la fecha en que el Presidente de la República rinde cuenta ante el Congreso Pleno, y no el cambio del lugar u otras consideraciones.

Posteriormente, se procedió a la discusión de las otras dos indicaciones presentadas en la Sala, las que fueron analizadas en conjunto:

1.- Del diputado Urrutia, don Ignacio:

Para reemplazar la expresión “1 de junio” por “11 de septiembre”.

2.- De los diputados Arriagada, Carmona, Cariola, Carvajal, Fernández, doña Maya, Gutiérrez, don Hugo, Jackson, Jaramillo, Lemus, Mirosevic, Núñez, don Daniel, Pascal, Poblete, Saffirio, Schilling, Sepúlveda y Teillier:

Para sustituir la expresión “21 de mayo” por “11 de julio”.

El diputado Urrutia, don Osvaldo, recordó que esta discusión se refiere a tres proyectos refundidos, dos de los cuales proponían como fecha para la cuenta el 1º de junio de cada año, rememorando aquella fecha original contemplada en la Constitución de 1833, y otro postulaba el 4 de julio, aniversario del Congreso Nacional. Sobre la base de lo anterior, argumentó que en su origen, la fecha que mayor apoyo parlamentario concitó fue la del 1º de junio, la que, asimismo, fue aprobada por esta Comisión en su primer trámite reglamentario. Respecto a la indicación que propone el 11 de julio, señaló que ella responde a lo expuesto en una sesión pasada por el alcalde de Valparaíso, don Jorge Sharp, idea que ya fue rechazada por esta Comisión, por lo que, para ser consecuentes, debiera ser nuevamente rechazada.

Finalmente, concluyó que una fecha como el 11 de julio separa a los chilenos, del mismo modo que lo hace la del 11 de septiembre, en circunstancias que la cuenta pública debiera ser un momento de unidad nacional.

El diputado Rocafull señaló que las Comisiones proponen a la Sala, sede en la que en definitiva se adopta una resolución. En razón de lo anterior, propuso votar las indicaciones presentadas.

El diputado Arriagada argumentó a favor del 11 de julio, señalando que esta fecha conmemora la alegría de un país que recuperó sus riquezas naturales. Agregó que con esto no se busca dilatar la discusión, sino brindar algo de visión histórica a la tramitación legislativa, rompiendo la hegemonía cultural impuesta por el vencedor sobre el vencido. Así, el 21 de mayo, el 18 de septiembre, entre otras, son fechas que conmemoran victorias militares acaecidas hace décadas, y cuya celebración se corresponde a la lógica de la unidad nacional que se proyecta desde una élite política, militar y cultural hacia un pueblo que naturalmente no se ve beneficiado, y por ende, tampoco representado por esas victorias: no son sus victorias, sino las de sus amos. En el caso del 11 de julio, ocurre justamente lo contrario: se trata de la victoria de un pueblo sobre su opresor, que se manifiesta en la recuperación de las riquezas que le brinda su tierra, parte de la memoria histórica que es silenciada por esa élite que erosiona, toda manifestación cultural sobre la que se tenga la más mínima sospecha respecto a su capacidad para atentar contra los cimientos del sistema de explotación que le permite a ese grupúsculo seguir detentando injustamente su posición privilegiada.

Sobre el punto, el diputado Arriagada advirtió que ambas fechas, 11 de julio y 11 de septiembre no son comparables, en razón de que hechos muy distintos ocurrieron en una y en otra, en cuanto a los resultados históricos.

El diputado Farías (Presidente) expresó que ya se dio la discusión en torno a las fechas en el primer trámite reglamentario. Recordó que se trata de la fecha en que el Presidente rinde cuenta ante el Congreso, por lo que la fecha debe estar vinculada a la historia de éste, como también a la sede en que sesiona regularmente. El 11 de julio recuerda la nacionalización del cobre, aprobada con una histórica unanimidad parlamentaria, pero actualmente es una fecha que genera división entre los chilenos. Agregó que existe acuerdo para cambiar la fecha, y preguntó si también lo hay para que este año la cuenta pública no sea el 21 de mayo. Si es que existe tal consenso, debe agilizarse la tramitación del proyecto.

La diputada Hoffmann señaló que, una vez despachado este proyecto, debe coordinarse una tramitación ágil, independiente de la validez de los argumentos a favor o en contra de una fecha determinada. Por otra parte, señaló que tanto el 11 de septiembre como el 11 de julio son fechas que se asocian a dos extremos del espectro político, por lo que no resultan idóneas para la celebración de un acto republicano de unidad.

El diputado Trisotti lamentó que se desvíe la discusión, sobre un proyecto que tuvo un origen parlamentario transversal, desde el punto de vista de sus autores. Recordó que el principal objetivo del proyecto es evitar la coincidencia de dos fechas importantes para la vida republicana nacional. Agregó que sobre la fecha concreta ya hubo una discusión en la Comisión y en la Sala. Concluyó señalando que la fecha escogida debe estar exenta de una carga política, y debe contar sí con sustento histórico.

El diputado Teillier indicó que el 11 de julio es una fecha trascendente para el país, toda vez que ese día se desarrolló un evento de gran y positivo impacto para la nación.

El diputado Torres expresó que la elección de la fecha o el lugar de la cuenta pública no es una cuestión menor: debe ser la fecha más significativa en relación al acto que se celebra, y no a otras consideraciones. Agregó que si se mezclara la cuenta pública, nuevamente, con otro hito importante en la historia nacional, se estarían produciendo, otra vez, los mismos problemas que hoy se buscan solucionar, y que derivan de la coincidencia de las fechas. Precisó estar de acuerdo con la importancia y trascendencia para el país de la nacionalización del cobre, sin embargo, recordó que la cuenta pública se refiere a otras materias que van más allá de las positivas consecuencias de la nacionalización del cobre de manera que no puede circunscribirse la fecha a ese día especial.

Puesta en votación, la indicación 1 fue rechazada por la unanimidad de los doce diputados presentes señores Arriagada, Espinosa, Farías (Presidente), Godoy, Hoffmann, Poblete, Rathgeb, Rocafull, Teillier, Trisotti, Torres y Urrutia, don Osvaldo.

Puesta en votación, la indicación 2 fue rechazada por siete votos en contra de los diputados Farías, Godoy, Hoffmann, Rathgeb, Trisotti, Urrutia, don Osvaldo y Torres. Votaron a favor los diputados Arriagada, Poblete, Rocafull y Teillier. El diputado Espinosa, don Marcos, se abstuvo.

Por las razones señaladas y por las que expondrá oportunamente la Diputada Informante, esta Comisión reafirma, en iguales términos, el texto siguiente aprobado en el primer informe, y que recomienda a la Sala

PROYECTO DE LEY

“Artículo único.-Sustitúyese, en el inciso tercero del artículo 24 de la Constitución Política de la República, la frase “21 de mayo” por “1 de junio”.

********

Tratado y acordado, según consta en el acta de la sesión celebrada el 2 de marzo del año en curso, con la asistencia de los diputados (as) integrantes de la Comisión señores (as) Claudio Arriagada Macaya; Ramón Farías Ponce, (Presidente); Marcos Espinosa Monardes; Joaquín Godoy Ibáñez; María José Hoffmann Opazo; Roberto Poblete Zapata; Jorge Rathgeb Schifferli; Guillermo Teillier del Valle y Víctor Torres Jeldes.

En reemplazo del diputado señor José Antonio Kast Rist asistió el diputado señor Osvaldo Urrutia Soto.

En reemplazo del diputado señor Issa Kort Garriga, asistió el diputado señor Renzo Trisotti Martínez.

En reemplazo de la diputada señora Maya Fernández Allende asistió el diputado señor Luis Rocafull López.

Sala de la Comisión, a 2 de marzo de 2017

María Eugenia Silva Ferrer

Abogado Secretaria de la Comisión

1.9. Discusión en Sala

Fecha 08 de marzo, 2017. Diario de Sesión en Sesión 134. Legislatura 364. Discusión Particular. Se aprueba en particular.

CAMBIO DE FECHA PARA CUENTA PRESIDENCIAL SOBRE ESTADO ADMINISTRATIVO Y POLÍTICO DE LA NACIÓN (PRIMER TRÁMITE CONSTITUCIONAL. BOLETINES NOS 9741-07, 10728-07, 10951-07)

El señor ANDRADE (Presidente).-

En el Orden del Día, corresponde tratar el proyecto de reforma constitucional, iniciado en mociones refundidas, que modifica la Constitución Política en lo relativo a la fecha en que el Presidente de la República rinde cuenta al país del estado administrativo y político de la nación ante el Congreso Pleno.

De conformidad con los acuerdos de los Comités adoptados ayer, para la discusión de este proyecto se otorgarán cinco minutos a cada diputado.

Rinde el segundo informe de la Comisión de Cultura, Artes y Comunicaciones, la diputada señora María José Hoffmann , a quien ofrezco la palabra.

Antecedentes:

-Segundo informe de la Comisión de Cultura, Artes y Comunicaciones, sesión 133ª de la presente legislatura, en 7 de marzo de 2017. Documentos de la Cuenta N° 5.

El señor ANDRADE (Presidente).-

Tiene la palabra la diputada informante.

La señora HOFFMANN, doña María José (de pie).-

Señor Presidente, en nombre de la Comisión de Cultura, Artes y Comunicaciones, paso a informar sobre el proyecto de reforma constitucional, en segundo trámite reglamentario, iniciado en tres mociones refundidas, que da cuenta del acuerdo transversal que alcanzó la Corporación en esta materia.

Como se sabe, conforme a la normativa vigente, el Presidente o Presidenta de la República debe dar cuenta al país sobre el estado administrativo y político de la nación ante el Congreso Pleno cada 21 de mayo, mismo día en que se celebran las glorias navales.

Acuerdos adoptados

En relación con las cuatro indicaciones presentadas en la Sala al primer informe en enero recién pasado, la comisión acordó declarar inadmisible aquella que tenía por objeto agregar la expresión “o Presidenta” después de la palabra “Presidente”, al referirse al Presidente de la República. Esto, básicamente, por no tener relación con la idea matriz del proyecto de reforma constitucional, que consiste en cambiar la fecha de la cuenta pública que el Presidente de la República rinde al país, acto que, como ya señalé, se lleva a cabo el 21 de mayo.

Asimismo, se consideró que tal modificación dejaría el resto de los artículos de la Carta Fundamental tal como se encuentran, lo que generaría una disonancia con el resto del articulado, que seguiría refiriéndose a la figura del Presidente sin ninguna otra agregación. La comisión observó, de común acuerdo, que la materia debería proponerse a través de otro proyecto de reforma.

Del mismo modo, se declaró inadmisible una indicación que proponía que la cuenta pública se rindiera en la sede del Congreso Nacional o en la ciudad del país que este determinara. La declaración de inadmisibilidad se fundó, una vez más, en que la idea matriz de los proyectos refundidos se refiere a la modificación de la fecha en que el Presidente debe rendir cuenta ante el Congreso Pleno y no al cambio del lugar en que debe hacerlo o a otras consideraciones de esa naturaleza.

En cuanto a las otras dos indicaciones presentadas, ambas referidas a la fecha en que se deberá rendir la cuenta ante el Congreso Pleno, una proponía remplazar el 21 de mayo por el 11 de septiembre, en vez del 1 de junio, en tanto que la otra proponía el 11 de julio. Cabe destacar que ambas indicaciones comparten el fondo del proyecto, cual es separar o dejar solo una conmemoración el 21 de mayo: la de las glorias navales.

Los integrantes de la comisión rechazaron ambas fechas, porque estuvieron contestes en argumentar que las dos dividen al país, en circunstancias de que la fecha a elegir debe llevar implícita un acto republicano de unidad, como es la cuenta pública del Presidente. Debo señalar que no fue en votación unánime, pero sí se mantuvo el acuerdo que se había logrado en enero.

En consecuencia, la Comisión de Cultura, Artes y Comunicaciones reitera el texto ya aprobado, teniendo en consideración que, entre las fechas propuestas, la del 1 de junio concita la mayor unidad y transversalidad en la comisión, es una fecha ligada a la historia del Congreso y se vincula más con el acto que se celebra y no con otras consideraciones.

Como argumento para insistir en su texto, la comisión hace presente que si nuevamente se mezclara la cuenta pública con algún otro hito importante de la vida nacional, se producirán, una vez más, los problemas que hoy se busca solucionar, que derivan de la coincidencia de las fechas. Esto porque la cuenta púbica se refiere a otras materias, que van más allá de la consideración o conmemoración de un hecho particular.

Por lo expuesto, la comisión, presidida por el diputado Ramón Farías , recomienda aprobar el texto aprobado en el primer informe, y expresa su esperanza de que el cambio propuesto se haga efectivo antes del próximo 21 de mayo.

Después de una larga espera y de muchos proyectos presentados por parlamentarios de distintas bancadas, la Cámara de Diputados tiene la oportunidad de relevar dos fechas históricas y así dar respuesta a una petición manifiesta de las familias chilenas, en especial de las familias porteñas e iquiqueñas, que quieren recuperar el día de las glorias navales.

Es cuanto puedo informar.

He dicho.

El señor ANDRADE (Presidente).-

En discusión el proyecto. Tiene la palabra al diputado Renzo Trisotti .

El señor TRISOTTI.-

Señor Presidente, como se expresó en el informe, este proyecto de reforma constitucional se funda en la necesidad de imponer sensatez y racionalidad en la conmemoración de dos hechos históricos de nuestra historia republicana y democrática, propósito que cuenta con apoyo transversal. El objetivo principal es, entonces, separar la conmemoración de la gesta heroica de Prat de la obligación del Presidente de la República de dar cuenta al país del estado administrativo y político de la nación ante el Congreso Pleno. Con tal finalidad, proponemos que, en adelante, la realización del segundo de dichos actos tenga lugar el 1 de junio de cada año, fecha que no es antojadiza, sino que tiene sus bases en nuestra historia republicana.

En efecto, ya la Constitución de 1828 establecía la obligación de los presidentes de rendir cuenta, lo que, posteriormente, fue consignado en el artículo 52 de la Constitución de 1833. En aquella época la cuenta se rendía el 1 de junio, fecha en que se iniciaban las sesiones ordinarias del Congreso Nacional. Luego también lo consideró la Constitución de 1925. A su turno, el texto original de la Constitución de 1980 establecía la obligación de rendir cuenta, pero no específicamente el 21 de mayo, fecha que se consignó a contar de la reforma de 2005.

Este es un proyecto que se planteó de manera absolutamente transversal. Por ello, agradezco a los diputados patrocinantes: Aldo Cornejo , Joaquín Godoy , Rodrigo González , Hugo Gutiérrez , Jorge Ulloa y Osvaldo Urrutia , y también el apoyo que recibimos en la Comisión de Cultura, tanto de su Presidente, Ramón Farías , como de la diputada María José Hoffmann .

Lo que queremos es relevar y potenciar dos hitos de nuestra historia, porque cada uno de ellos tiene una gran connotación.

Represento a la Región de Tarapacá; creo que no hay lugar donde se sienta o viva con mayor devoción el 21 de mayo. Lo que pretendemos es que no solo en Iquique y en Valparaíso, sino en cada colegio que haya en el país, se releve la celebración de las glorias navales y los valores de generosidad y de amor a la patria que manifestaron en sus actos Arturo Prat y los héroes que lo acompañaron en la gesta que tuvo lugar el 21 de mayo de 1879 en la rada de Iquique.

En la discusión surgieron otras fechas, pero, tal como expresé ante la Comisión de Cultura, considero que el espíritu que tuvimos inicialmente, al presentar el proyecto, es el que debe mantenerse. Este no puede ser un proyecto para clavar una bandera de la izquierda o de la derecha.

Hoy, como Cámara de Diputados, tenemos el deber y la oportunidad de actuar con madurez y, después de muchos años en que este tema se ha estado discutiendo, avanzar de manera real para generar el cambio necesario que nos permita que el próximo 21 de mayo tengamos la oportunidad de conmemorar exclusivamente el día de las glorias navales, en especial la gesta del combate naval de Iquique, y el 1 de junio, ante el Congreso Pleno, escuchar lo que los presidentes de la República nos pretendan plantear.

Este proyecto se gestó con unidad y de manera transversal, espíritu que se mantuvo durante su tramitación. Hoy tenemos la oportunidad de continuar con ese espíritu y de avanzar para que en el futuro podamos relevar dos hitos sumamente importantes en la historia de nuestro país y para nuestra vida democrática.

Por eso, llamo a todos los diputados a que no clavemos banderas de la izquierda o de la derecha, sino que, en definitiva, mantengamos el espíritu de unidad que hubo en la creación de esta iniciativa, que se mantuvo en su tramitación y que ojalá este año se exprese en la celeridad con que lo despache el Senado, para que el próximo 21 de mayo podamos conmemorar el día de las glorias navales en cada uno de los puertos y en cada uno de los colegios de nuestro país, y luego, el 1 de junio, en esta sede del Congreso Nacional, escuchando lo que nos deberá plantear la Presidenta de la República.

He dicho.

El señor ANDRADE (Presidente).-

Tiene la palabra el diputado señor Ramón Farías .

El señor FARÍAS.-

Señor Presidente, en esta ocasión en que nuevamente sometemos a votación este proyecto de reforma constitucional, quiero reiterar algunos de los argumentos que fundamentan mi voto a favor, y en especial, respaldar lo que ha determinado la Comisión de Cultura, Artes y Comunicaciones, que presido, a través de este segundo informe solicitado por los honorables diputados.

Señor Presidente, resultaría inoficioso reiterar en forma extensa y detallada los fundamentos de carácter fáctico que se tuvieron a la vista cuando se realizó el debate en la comisión y en la propia Sala sobre la conveniencia de modificar la fecha de la cuenta pública, por cuanto todas las mociones refundidas que conforman la presente iniciativa contenían en su idea matriz la urgente necesidad de garantizar, por una parte, que la conmemoración del Día de las glorias navales mantenga el prestigio de ser una ceremonia de orgullo para nuestros compatriotas, y, por otra, que la cuenta pública adquiera la solemnidad y respeto que merece, al ser un acto republicano profundamente arraigado en nuestra tradición democrática.

Dicho esto, quiero centrarme en el análisis posterior a dicha discusión, que es lo que hoy nos convoca.

En primer lugar, valoro y respeto la iniciativa impulsada por mis colegas parlamentarios para proponer una nueva fecha, distinta a la proposición original, porque entiendo que la labor de determinar una nueva fecha para la cuenta pública merecía una discusión en la que participaran todos los interesados y que recogiera la mayor cantidad de aportes.

También, señor Presidente, debo reconocer que me siento profundamente satisfecho de que en ese contexto de legítima discusión, se consiguiera una vía de acuerdo que me parece razonable y que, además, recoge transversalmente el sentir de los colegas parlamentarios que entendemos que la ciudad de Valparaíso no puede esperar si se trata de resolver un problema que está en nuestro ámbito de competencias y que requiere básicamente del compromiso de todos los que comprendemos que no se puede repetir la grave situación de descontrol que se vivió el año recién pasado en esta ciudad.

En ese contexto, el día de la nacionalización del cobre nos parecía una fecha aceptable en términos generales, pero lamentablemente no cumplía con el objetivo principal del proyecto, cual es separar dos hitos históricos importantes, dado que surgiría el mismo problema que se buscaba evitar, ya que se debería optar nuevamente por privilegiar una de las dos fechas en perjuicio de la otra, pues, según mi parecer y entiendo que el de varios miembros de la comisión, ambas fechas resultan igual de relevantes.

Desde esa perspectiva, se optó por privilegiar en la moción, cuyo segundo informe ya han conocido, el 1 de junio, por el especial sentido que adquiere la iniciativa de restablecer la fecha en que originalmente se rendía la cuenta pública.

En ese sentido, discrepo de algunas críticas que se hicieron a propósito de esta discusión, que afirmaban que “restaba valor” el contexto político en el que se había aprobado la Constitución de 1833, dado que, desde el punto de vista democrático, es imposible restar valor a un hecho tan relevante como la aprobación de dicha Carta Magna, que finalmente sirvió de sustento a todo nuestro sistema legal. Los hechos de la historia no pueden ser separados ni juzgados en términos individuales y aislados; su análisis debe estar ubicado siempre dentro de un proceso histórico, social y cultural.

Señor Presidente, valoro que se permitiera continuar con la tramitación de esta reforma. Particularmente, quiero celebrar el actuar oportuno en materia legislativa, que es algo que le debemos a la ciudadanía, cuya crítica principal radica siempre en la falta de conexión que existe entre las leyes que se promulgan y la realidad social. Esta reforma constitucional ha sido presentada y discutida con la debida antelación, con lo que nos hemos anticipado al deseo de la ciudadanía de que sea promulgada oportunamente.

Finalmente, me permito agradecer la labor del resto de los autores de las mociones y de los miembros de la comisión, quienes cumplieron el compromiso de sacar adelante el proyecto, dejando de lado las diferencias ideológicas y unificando criterios para buscar una solución que acogiera los planteamientos de los distintos invitados a la comisión.

He dicho.

El señor ANDRADE (Presidente).-

Tiene la palabra el diputado señor Aldo Cornejo .

El señor CORNEJO.-

Señor Presidente, como se ha señalado en el informe y en otras intervenciones, el proyecto que votará hoy la Cámara de Diputados se originó en un conjunto de mociones refundidas, las que pretendían cambiar, después de mucho tiempo, la fecha en que el Presidente de la República entrega la cuenta al Congreso Pleno, la que, como todos sabemos, se realiza el 21 de mayo.

Durante el debate que se desarrolló en la Cámara de Diputados, se plantearon distintas opciones respecto de la fecha en que el Presidente de la República debe dar cuenta de su gestión ante el Congreso Pleno, las cuales tienen diversos significados.

Me parece necesario rescatar que esta reforma constitucional, que pretende modificar la fecha en que el Presidente de la República rinde la cuenta pública, no se cambia solo por cambiar, sino que corresponde a una demanda de los ciudadanos de Valparaíso planteada desde hace muchos años, ya que veía con preocupación que con motivo de la cuenta presidencial -es un hecho público y notorio, por lo que no es necesario referirse a él latamentese generaban dificultades, ya que, independientemente de quién sea el Jefe de Estado, tienen lugar movilizaciones ciudadanas para plantear demandas o rechazar modificaciones que se han efectuado en el último tiempo.

Lo anterior pone en un segundo plano al homenaje que, el 21 de mayo, rinde el país a los héroes del combate naval de Iquique. Además, priva a la ciudadanía de Valparaíso de participar en una celebración cívico-militar, que era una fiesta de la ciudad, la que hoy, por razones de seguridad, está reducida a un espacio físico determinado.

En consecuencia, el proyecto de reforma constitucional, más allá de plantear otra fecha en la cual el Presidente deberá dar su cuenta pública, satisface una demanda de la ciudadanía de Valparaíso, que ve con preocupación que la fiesta en que años atrás participaban todas las familias de Valparaíso se ha ido reduciendo, reitero, a un espacio físico determinado, al que es bastante complejo acceder.

En consecuencia, señor Presidente, me alegro del respaldo que seguramente dará la Cámara de Diputados a la iniciativa. Espero que el próximo 21 de mayo sea una fiesta en la que Valparaíso y el país celebren solo las glorias navales, no la cuenta pública del Presidente, la que se dará el día que corresponda.

Naturalmente, no sé si el gobierno está disponible para que esto se aplique a partir de este año. A lo mejor el señor ministro que está presente en la Sala podrá referirse a ello en un rato más.

Finalmente, agradezco a los diputados de mi partido, la Democracia Cristiana, muchos de los cuales, con toda razón, podrían no sentir la misma motivación que tenemos quienes vivimos en Valparaíso, pero que han estado disponibles y han manifestado su plena disposición, todos sin excepción, a respaldar este proyecto para que ojalá a la brevedad se convierta en ley de la república.

He dicho.

El señor ANDRADE (Presidente).-

Tiene la palabra el diputado señor Osvaldo Urrutia .

El señor URRUTIA (don Osvaldo).-

Señor Presidente, el segundo informe de la Comisión de Cultura, Artes y Comunicaciones sobre el proyecto de reforma constitucional que establece el cambio de fecha de la cuenta pública que debe rendir el Presidente de la República ante el Congreso Pleno, reitera el criterio mayoritario que primó en la discusión y votación general del primer informe de la comisión, ratificándose el 1 de junio como la fecha elegida para la rendición de la cuenta pública presidencial ante el Congreso Pleno.

Como ha quedado de manifiesto en este hemiciclo, la mayoría de los diputados de todos los partidos políticos está de acuerdo en cambiar la fecha de la cuenta pública, puesto que la relevancia de este acto republicano y la conmemoración de la gesta heroica de Arturo Prat y sus hombres no pueden continuar superponiéndose y minimizándose por esa circunstancia. A mayor abundamiento, las razones de orden público y logísticas que la celebración de estos dos importantes actos ha generado en la ciudad de Valparaíso y sus habitantes, y que ya hemos expuesto latamente en la discusión en general, nos han dado la experiencia para ponderar y concluir que esos dos actos republicanos no pueden seguir desarrollándose en un mismo día.

Adicionalmente, tal como hemos sido enfáticos en las diversas instancias en que hemos discutido el proyecto, por el respeto que merecen nuestras tradiciones e instituciones, es de toda lógica que cada acto por separado tenga una celebración singular, en una fecha que esté íntimamente ligada a su origen y que represente la unidad de todos los chilenos.

Tratándose de las glorias navales, su conmemoración corresponde al 21 de mayo, día en que las autoridades y el pueblo chileno rendimos honores a partir del mediodía -12.10 PM, hora en que se hundió la corbeta Esmeralda al capitán de fragata Arturo Prat Chacón y a sus hombres, quienes grabaron con su sacrificio sus nombres en las páginas de nuestra historia. En ese sentido, la separación de ambos actos permitirá que la celebración del 21 de mayo, Día de las glorias navales, esté dedicada exclusivamente a su conmemoración. De esa manera, volverá a congregar a las familias chilenas y a ser un motivo de unidad y respeto hacia nuestras tradiciones, nuestros héroes y a los valores patrios que representan.

Respecto de la cuenta pública, si queremos buscar fechas, tenemos 364 alternativas, en las cuales podemos proponer días nuevos o bien realzar hechos políticos, sociales o históricos que ya conmemoramos como país. Así, estimo que las indicaciones que propusieron los días 11 de julio y 11 de septiembre no tienen relación alguna con la cuenta pública presidencial, sino que corresponden a hechos históricos de relevancia política, a los que cada persona asigna una valoración en particular, pero que, a todas luces, no generan unidad nacional.

En ese contexto, la fecha que tiene una mayor vinculación con la historia de nuestro Congreso Nacional, un sentido republicano y que no admite ventajas políticas a ningún sector es el 1 de junio. En esa fecha, desde 1833 y por más de noventa años, los distintos presidentes de la República rindieron su cuenta pública ante el Congreso Pleno, siendo la fecha que por mayor tiempo ha albergado ese acto.

De esta manera, la fecha del 1 de junio, que de manera transversal propusimos en el proyecto más antiguo -data de 2014-, que, refundido con otros, dio origen a esta moción aunque reconocemos que existen otros proyectos anteriores que fueron desechados-, ya fue aprobada en la discusión general y particular, tanto en la Comisión de Cultura, Artes y Comunicaciones como en la de Constitución, Legislación, Justicia y Reglamento. Destaco el carácter transversal de la iniciativa porque participaron de ella los diputados Cornejo y Godoy, ambos de Valparaíso; González , de Viña del Mar; Hugo Gutiérrez , de Iquique; Ulloa , de Talcahuano, Trisotti , de Iquique, además de quien habla.

Si esta honorable Sala ratifica la fecha, volverá a restablecerse el mismo día en que hace 184 años se inició esa tradición republicana.

El despacho de este proyecto es urgente y necesario para Valparaíso y muy anhelado por sus habitantes, por lo cual insto a la Sala a tener una visión país e institucional sobre la iniciativa que hoy votaremos, y solicito al gobierno su compromiso con el despacho de esta moción, haciendo presente las urgencias que sean necesarias para concluir la tramitación de esta reforma constitucional a la brevedad posible, con el fin de que el próximo 21 de mayo celebremos exclusivamente la gesta épica de Arturo Prat y reservemos el 1 de junio como la fecha para la cuenta pública presidencial.

He dicho.

El señor ANDRADE (Presidente).-

Tiene la palabra el diputado señor Claudio Arriagada .

El señor ARRIAGADA.-

Señor Presidente, ayer, durante la reunión de la bancada de la Democracia Cristiana, los diputados Aldo Cornejo , quien tiene una dilatada trayectoria en la Quinta Región como alcalde y como parlamentario, y Víctor Torres plantearon con fundamentos las razones por las cuales solicitaban a la bancada apoyar este proyecto de reforma constitucional.

En mi caso, encabecé la presentación de un proyecto distinto, que proponía el 11 de julio como la fecha apropiada para rendir la cuenta pública presidencial. Para ello recurrimos a la historia, en especial a un hecho acontecido durante el gobierno de Eduardo Frei Montalva, cuando destacados políticos chilenos, como el senador por Tarapacá señor Radomiro Tomic y el también senador Ignacio Palma Vicuña iniciaron el proceso de chilenización del cobre, que culminó con la aprobación de ese proyecto por parte del Congreso Pleno durante la presidencia de Salvador Allende, quien declaró esa fecha como el Día de la Dignidad Nacional.

Con todo el respeto que merece la fecha propuesta y aprobada por la Comisión de Cultura, Artes y Comunicaciones -fui el voto de minoría-, vuelvo a reivindicar en la Sala la importancia que considero hubiese tenido que la cuenta pública se rindiese cada 11 de julio. No se trata de una postura caprichosa ni de trincheras políticas; por el contrario, considero que es una de las pocas oportunidades en nuestra historia en que el Congreso Pleno vota por unanimidad una decisión tan importante, como fue en ese caso la nacionalización del cobre, que dio lugar también a la creación de un billete que recuerda ese hecho.

Ese proceso no culminó ahí por todo lo que significan el cobre y Codelco en la actual etapa de nuestro país. De hecho, el Congreso Nacional aprobó la instalación de un monumento en su frontis que reconoce esa gesta histórica del cobre, considerada la riqueza básica de nuestro país.

Entonces, quiero dejar testimonio de que concurro con gusto a respaldar la petición que con mucho fundamento hiciera Aldo Cornejo , diputado por esta región y comprometido con ella, acompañado del diputado Víctor Torres . Cambio mi posición por el valor que tiene el hecho de que el Parlamento apruebe esta modificación con la mayoría que requiere, por tratarse de una reforma constitucional. Sin embargo, también reivindico la importancia que tiene el 11 de julio para la historia de Chile y del Parlamento, ya que ese día se conmemora la nacionalización del cobre, que culminó en el gobierno del Presidente Salvador Allende.

He dicho.

El señor ANDRADE (Presidente).-

Tiene la palabra el diputado señor Jorge Ulloa .

El señor ULLOA.-

Señor Presidente, agradezco el hecho de que este proyecto finalmente vea la luz en esta Sala.

Hace más de diez años propuse esta modificación, pero ese proyecto fue desechado. Las razones que expuse en ese momento son las mismas que hoy se han entregado. Relevar ambos aspectos en un solo día resulta contraproducente. Objetivamente, el 21 de Mayo es una fecha que debe ser de completa unidad nacional, porque ese día recordamos la gesta más heroica de un grupo de chilenos que, vestidos con el uniforme de la Armada de Chile, le dieron a nuestro país el empellón para finalmente triunfar en la Guerra del Pacífico.

No debemos olvidar que esa frágil corbeta, hábilmente dirigida por un joven oficial, el capitán Arturo Prat , hizo frente al “caballero de los mares”, el también gran almirante Miguel Grau Seminario, peruano que luchó y murió por su patria y que también merece nuestro respeto. Sin embargo, el mayor respeto se lo brindamos a este hombre que, consciente de que su vida y la de sus hombres estaban en peligro, no dudó en entregarla para que nuestro país alcanzara la victoria que merecía.

Sin duda que la victoria de Punta Gruesa, al mando del muy hábil almirante Condell , hizo lo propio. Ellos triunfaron. Entonces, el 21 de Mayo debe ser una fecha que nos una de verdad. En Iquique, nadie entiende que esa fecha no se celebre sino de la forma en que merece: con felicidad. Lo mismo hacemos en Talcahuano, ciudad guardadora del Huáscar.

Por esa razón, hace más de diez años, pedí que se separaran ambos actos. Me alegra que hoy la Sala esté dispuesta a hacerlo, porque la cuenta pública al país por parte del Presidente de la República tiene que ser un hecho importante, pero sin menoscabar la gesta heroica, ni que esta afecte a la cuenta pública al país. Esa es la razón, y no otra, que nos motiva a todos para cambiar la fecha que establece la Constitución por la fecha propuesta en la Constitución de 1833, el 1 de junio, que no es más que recordar y rehacer nuestra historia.

Me parece que con esta modificación sentamos un buen precedente. El hecho de que parlamentarios de tan distintas corrientes políticas hayamos firmado un proyecto común le da mayor fuerza a la iniciativa. El respeto por Iquique, Valparaíso , Talcahuano y el resto de las ciudades hace necesario que el proyecto se convierta en una realidad. Creemos que ambas actividades, el desarrollo del 21 de Mayo, que es el recuerdo de nuestros héroes nacionales, y la cuenta pública, son elementos extremadamente importantes que merecen ser destacados por separado, para que no se anulen entre sí.

Por esa razón, entusiastamente, votaremos a favor el proyecto, el cual he tenido el honor de suscribir.

He dicho.

El señor ANDRADE (Presidente).-

Tiene la palabra el diputado señor Hugo Gutiérrez .

El señor GUTIÉRREZ (don Hugo).-

Señor Presidente, la bancada del Partido Comunista e Izquierda Ciudadana dará su completo respaldo al proyecto de ley. Creemos que la cuenta pública que el Presidente o la Presidenta da al país respecto de la administración del Estado es un acto relevante en una democracia, ya que está instituido en nuestro país como una muestra de transparencia que ha pasado de Constitución en Constitución. Es indispensable y fundamental que los ciudadanos estén informados de cómo se desarrolla la gestión político-administrativa del país. Es decir, la cuenta pública, por sí sola, es un acto relevante en un estado democrático, participativo e inclusivo, guiado por la transparencia y la probidad. Por eso, la cuenta pública debe relevar en sí misma el prestigio que tiene, pero que se ve menoscabada por celebrarse en una fecha también relevante para los chilenos, por cuanto se trata de la conmemoración de una gesta militar, marina, muy significativa para el país. Ambas actividades merecen, por sí solas, el festejo ciudadano, la convocatoria y la unidad de todos.

El proyecto que estamos discutiendo entrega relevancia a cada una de estas actividades propias de nuestra democracia, para que cada una de ellas tenga su momento y su oportunidad. Por ello, apoyaremos el proyecto de ley y creemos que debe contar con el respaldo de toda esta Cámara.

Si bien me habría gustado que se hubiese propuesto otra fecha, hoy debemos pronunciarnos respecto de la que tenemos sobre la mesa, y nosotros lo haremos de manera favorable.

Para mi región, el 21 de Mayo es una fecha significativa. Como muchos historiadores expresan, aparece como el día de la independencia de Tarapacá, sin serlo, porque para muchos de los que hemos nacido y vivido en Iquique es una fecha que marca y da identidad a cada uno de nosotros. Por ello, me alegro de que el Parlamento tenga la grandeza de considerar que para los iquiqueños y para los que vivimos en Tarapacá el 21 de Mayo, por sí solo, es una fecha que debemos honrar a nivel nacional.

Asimismo, la cuenta pública es una actividad que debe continuar con el prestigio que se merece en nuestra república.

Por lo expuesto, estamos de acuerdo con el proyecto y lo votaremos favorablemente.

He dicho.

El señor ANDRADE (Presidente).-

Tiene la palabra la diputada señora María José Hoffmann .

La señora HOFFMANN (doña María José).-

Señor Presidente, estoy de acuerdo con lo planteado en la Sala. Llevamos varios meses de tramitación de este el proyecto. Por eso, quiero valorar y realzar la transversalidad de esta iniciativa, ya que escuchar a los diputados Hugo Gutiérrez , Trisotti , Cornejo , Ulloa y al resto de los parlamentarios que representamos mundos políticos distintos demuestra que estamos de acuerdo con un proyecto que releva una fecha tan importante como el 21 de Mayo, tanto para Iquique como para Valparaíso, pero también para todo el país, y, por supuesto, buscar una fecha de unidad.

Asimismo, quiero agradecer el debate que tuvimos en enero, porque en la Comisión de Cultura, Artes y Comunicaciones se planteó hacerla coincidir con otra fecha importante, por ejemplo, el día de la nacionalización del cobre o el 11 de septiembre, pero no tenían el espíritu que buscaba el proyecto.

Mis colegas ya se han referido a los temas importantes del proyecto de reforma constitucional que nos convoca, pero quiero hacer un llamado especialmente a los senadores. En la Cámara de Diputados hemos llegado a este acuerdo, por lo que espero que el Senado haga lo propio. Es importante que los senadores de nuestra región trabajen arduamente por sacar adelante la iniciativa, porque queremos que se aplique el próximo 21 de mayo.

Pedí la palabra para agradecer la transversalidad y generosidad -pocas veces vistas en el Congreso demostrada por los señores diputados y señoras diputadas.

Aprovecho la presencia del ministro de la Segpres, señor Nicolás Eyzaguirre , para señalar que el gobierno también ha jugado un rol importante en esta materia y agradecer su compromiso con el proyecto. Así lo hicimos saber en el momento en que tuvimos la audiencia con el ministro del Interior. Asimismo, será de gran apoyo que nos ayude a apurar los trámites en el Senado, porque el gobierno tendrá que organizarse con lo que implica el cambio de fecha.

He dicho.

El señor ANDRADE (Presidente).-

Tiene la palabra el señor Nicolás Eyzaguirre , ministro secretario general de la Presidencia.

El señor EYZAGUIRRE (ministro secretario general de la Presidencia).-

Señor Presidente, en primer lugar, quiero saludar a todas las mujeres en su día, y a los diputados y diputadas presentes en la Sala.

Felicito a los patrocinantes del proyecto en discusión. Con mucha agudeza lograron detectar un problema que todos compartíamos: la necesidad de modificar la fecha del mensaje presidencial del 21 de mayo.

La elocuencia de quienes han hecho uso de la palabra en esta Sala me resta formular comentarios. Solo quiero agregar que el gobierno, junto con acoger el proyecto, se compromete a darle la mayor celeridad en su trámite en el Senado, con el objeto de que la próxima cuenta pública se verifique en la nueva fecha acordada.

Muchas gracias.

He dicho.

El señor ANDRADE (Presidente).-

Tiene la palabra el diputado Jorge Sabag .

El señor SABAG.-

Señor Presidente, respaldo absolutamente el proyecto que pretende cambiar una costumbre constitucional, cual es que el 21 de mayo de cada año el jefe o jefa de Estado rinda cuenta pública ante el Congreso Pleno sobre el estado político y administrativo de la nación, día que coincide con la conmemoración del combate naval de Iquique.

Lamentablemente, un hecho tan significativo como ese, con el devenir del tiempo, se estaba confundiendo con un día de desunión nacional por una serie de protestas y movilizaciones con ocasión de la visita del jefe de Estado al Congreso Nacional. Se adquirió la mala costumbre de generar protestas y desmanes en Valparaíso, lo que daba una señal muy lamentable hacia el exterior. Esas protestas tuvieron su consecuencia más lamentable el año recién pasado, ocasión en que murió un funcionario municipal.

Por lo anterior, los autores del proyecto, entre ellos el diputado Aldo Cornejo , exalcalde de Valparaíso, han propuesto cambiar la fecha en que se entrega el mensaje presidencial. Para un parlamentario que no es de la zona, la iniciativa puede no tener gran significado, pero es muy importante que se separen las fechas por el impacto que tienen en la comuna de Valparaíso los desmanes que ocurren ese día.

Como una manera de dar mayor realce al 21 de Mayo, fecha tan significativa para Chile en el ámbito de las glorias navales, respaldaremos la idea de que la cuenta pública vuelva a rendirse cada 1 de junio, como sucedía bajo el amparo de la Constitución de 1833. Además, ello prácticamente coincide con el inicio del segundo semestre, lo que permite que el Presidente de la República haga una cuenta pública más detallada.

Reitero: los diputados de la Democracia Cristiana vamos a respaldar esta reforma constitucional, tal como lo han solicitado los diputados que representan al puerto de Valparaíso.

He dicho.

El señor ANDRADE (Presidente).-

Tiene la palabra el diputado Fernando Meza .

El señor MEZA.-

Señor Presidente, el proyecto de reforma constitucional en discusión tiene como objetivo cambiar la fecha en que el Presidente o Presidenta de la República da cuenta pública respecto de la marcha de las cosas en nuestro azotado Chile.

En nombre de la bancada del Partido Radical Socialdemócrata, debo señalar que estamos de acuerdo con la iniciativa y que la votaremos favorablemente. Con todo, permítanme hacer algunas consideraciones.

El señor Claudio Arriagada , entre otros diputados, señalaba que es bueno que en el debate de la reforma constitucional hayan surgido otras fechas y que se haya reafirmado la importancia de las mismas. El 11 de julio, día de la dignidad nacional, implica rememorar el largo camino que comenzó con Eduardo Frei Montalva , en el que trabajó Radomiro Tomic e intervino la ciudadanía reclamando la chilenización del cobre. Por cierto, hoy ello se nos antoja lejano, porque de chilenización poco tenemos. En efecto, seguimos con nuestra principal riqueza en manos de otros bolsillos. Aunque tengamos la mayor empresa productora de cobre, Codelco , otros bolsillos acumulan parte de esas riquezas que nos corresponden, incluso bolsillos chilenos. Todo ello impide el desarrollo socioeconómico que la gente reclama y la disminución de las desigualdades, que es el tremendo lastre que nos impide ser mejor comprendidos por las chilenas y los chilenos.

Un 11 de julio de 1971 Salvador Allende nacionalizó el cobre. Hubo gente a la que no le gustó. Otros creemos que todavía no se ha nacionalizado el cobre como corresponde. Eso se llevó a cabo cuando era ministro de Minería un militante del Partido Radical: Orlando Cantuarias . Los que pintamos canas estuvimos juvenilmente presentes y orgullosos ese día agitando nuestras banderas y reivindicando el sentido patriótico de que esa principal riqueza por fin era nuestra. Todavía nos sentimos en deuda con ello.

Sin embargo, remitiéndonos a la discusión que nos convoca, el 21 de Mayo se reivindican las llamadas glorias navales, tal como se reivindican las glorias del Ejército. Me parece legítimo que se imponga la tolerancia y se reconozcan estas formas de pensar que nos han inculcado, con más o menos éxito, desde los primeros años de nuestra niñez, aunque con algunos matices históricos que se han descubierto y que no siempre se apegan estrictamente a aquello que nos enseñaron en la educación básica más que en los liceos.

De esa manera, una vez aprobada esta reforma constitucional -espero que así lo sancione la Sala-, los 21 de mayo se destinarán exclusivamente a la celebración de las llamadas glorias navales.

¡Perfecto! Ya no veremos más las carreras de la Presidenta o del Presidente de la República a la búsqueda del pabellón patrio en las barcazas, los buques y los desfiles, saliendo raudamente del salón de honor del Congreso Nacional una vez terminada a toda carrera la rendición de la cuenta pública. Con esta iniciativa nos ordenaremos. Y para que la ciudadanía lo sepa, el 1 de junio de cada año nos convocaremos todos los chilenos y chilenas a escuchar la cuenta pública que el Presidente o Presidenta de ese momento entregue al país, en orden y con más atención.

He dicho.

El señor ANDRADE (Presidente).-

Tiene la palabra la diputada Andrea Molina .

La señora MOLINA (doña Andrea).-

Señor Presidente, como representante y diputada de la Quinta Región, estimo sin duda alguna que este es un proyecto relevante e importantísimo para todos quienes queremos, por un lado, que el 21 de Mayo sea celebrado como corresponde, esto es, que se le dé el lugar que merece y que la gente pueda disfrutar con tranquilidad de nuestras glorias, de nuestros triunfos y, por otro, que exista un espacio en otro momento, en este caso el 1 de junio, para escuchar la cuenta anual de la Presidenta o del Presidente de turno.

Se ha mencionado latamente todo lo ocurrido durante los últimos años, cada 21 de mayo, y que lamentablemente ha traído la pérdida de vidas humanas. Son consecuencias que, como representantes de la Quinta Región, no queremos que se repitan. Ustedes, mis queridas amigas y amigos, que están en sus casas, también quieren respeto por la Quinta Región, por sus vidas, por sus espacios y por el derecho a salir a la calle y tener la tranquilidad de que nada les va a pasar en un 21 de mayo.

Por eso, premio y saludo a aquellos que han sido parte de esta iniciativa, a la que hoy nos sumamos de forma positiva. Esperamos contar con el apoyo de todos los miembros de esta Corporación para que sea aprobada, a fin de generar definitivamente el cambio de la fecha en que el Presidente de la República rinde la cuenta pública. Ello permitirá realizar ambas celebraciones en momentos oportunos y dar el lugar que se merecen a las glorias navales.

He dicho.

El señor ANDRADE (Presidente).-

Tiene la palabra el diputado Marcelo Schilling .

El señor SCHILLING.-

Señor Presidente, para no andar con eufemismos, creo necesario reconocer que esta moción se originó a raíz de los problemas que ocasiona en la ciudad de Valparaíso la conmemoración de las glorias navales y, simultáneamente, la rendición de la cuenta pública por el Presidente de la República. La presencia del Ejecutivo y del Parlamento el 21 de Mayo en Valparaíso genera que la ciudadanía se manifieste frente a las autoridades que le interesa que la escuchen.

Para nadie es desconocido que tales manifestaciones ciudadanas vienen acompañadas de problemas, de violencia y de vandalismo, lo que en alguna ocasión redundó en que se pusieran en riesgo la conmemoración del 21 de Mayo y los desfiles de quienes rinden homenaje a las glorias navales de esa manera.

La república se construye a lo largo de la historia. Es decir, en el transcurso de la historia se van produciendo hitos que se convierten en tradiciones y en hechos simbólicos que dicen relación –reitero con la construcción del país. Naturalmente, nuestra historia puede ser objeto de muchas interpretaciones. Algunos hablan de la “pacificación de la Araucanía”; otros hablamos de la “guerra de Arauco”. Lo mismo podría ocurrir respecto de otros hitos históricos. Por eso, para que las cosas no se digan de la manera que no corresponde, lo que está ocurriendo es que esta construcción de la república a través de hitos históricos, de símbolos y de tradiciones ha decidido rendirse frente al vandalismo de que hacen gala algunos grupos cuando se conmemora el 21 de Mayo en Valparaíso.

En mi opinión, deja mucho que desear el examen que se hace, por ejemplo, del accionar policial frente a esa situación, el cual, de haber sido más eficaz, probablemente nos habría evitado la discusión de este proyecto. Pero ya no estamos a tiempo de pedir que se ponga el ojo en ese hecho, porque se ha aceptado de buenas a primeras hacer a un lado la cuenta pública del 21 de mayo. Esta medida va a resultar como el cuento de tirar el agua de la bañera con la guagua, porque les aseguro que, cualquiera que sea la nueva fecha que se establezca, las manifestaciones que han inducido la presentación de esta moción van a seguir expresándose con las mismas características de siempre, y seguiremos reclamando de cuánto rinde el quehacer policial en el resguardo del orden público y de la seguridad de la ciudad.

Por esas razones, y porque no me rindo frente al vandalismo, me voy a abstener en la votación del proyecto, de modo de no votar en contra algo que la ciudad, tal vez poco informada y con poco análisis del asunto, ha decidido respaldar.

Reitero: por respeto a los habitantes de la ciudad no votaré en contra la iniciativa, pero sí me abstendré.

He dicho.

El señor ANDRADE (Presidente).-

Ofrezco la palabra. Ofrezco la palabra.

Cerrado el debate.

-Con posterioridad, la Sala se pronunció sobre este proyecto de reforma constitucional en los siguientes términos:

El señor ANDRADE (Presidente).-

Corresponde votar en particular el proyecto de reforma constitucional, iniciado en mociones refundidas, que modifica la Constitución Política en lo que respecta a la fecha en que el Presidente de la República rinde cuenta al país del estado administrativo y político de la nación ante el Congreso Pleno, para cuya aprobación se requiere el voto favorable de 71 señoras diputadas y señores diputados.

En votación.

-Efectuada la votación en forma económica, por el sistema electrónico, dio el siguiente resultado: por la afirmativa, 99 votos; por la negativa, 0 votos. Hubo 4 abstenciones.

El señor ANDRADE (Presidente).-

Aprobado.

-Votaron por la afirmativa los siguientes señores diputados:

Aguiló Melo, Sergio ; Alvarado Ramírez , Miguel Ángel ; Alvarez Vera, Jenny ; AlvarezSalamanca Ramírez , Pedro Pablo ; Andrade Lara, Osvaldo ; Arriagada Macaya, Claudio ; Auth Stewart, Pepe ; Barros Montero, Ramón ; Becker Alvear, Germán ; Bellolio Avaria, Jaime ; Berger Fett, Bernardo ; Boric Font, Gabriel ; Browne Urrejola, Pedro ; Campos Jara, Cristián ; Cariola Oliva, Karol ; Carmona Soto, Lautaro ; Ceroni Fuentes, Guillermo ; Chahin Valenzuela, Fuad ; Chávez Velásquez, Marcelo ; Cicardini Milla, Daniella ; Coloma Alamos, Juan Antonio ; Cornejo González, Aldo ; De Mussy Hiriart, Felipe ; Espejo Yaksic, Sergio ; Espinosa Monardes, Marcos ; Espinoza Sandoval, Fidel ; Farías Ponce, Ramón ; Fernández Allende, Maya ; Flores García, Iván ; Fuentes Castillo, Iván ; Fuenzalida Figueroa, Gonzalo ; Gahona Salazar, Sergio ; González Torres, Rodrigo ; Gutiérrez Gálvez, Hugo ; Gutiérrez Pino, Romilio ; Hernández Hernández, Javier ; Hoffmann Opazo , María José ; Jackson Drago, Giorgio ; Jaramillo Becker, Enrique ; Jarpa Wevar, Carlos Abel ; Jiménez Fuentes, Tucapel ; Kast Rist, José Antonio ; Kast Sommerhoff, Felipe ; Kort Garriga, Issa ; Lemus Aracena, Luis ; León Ramírez, Roberto ; Lorenzini Basso, Pablo ; Macaya Danús, Javier ; Melero Abaroa, Patricio ; Melo Contreras, Daniel ; Meza Moncada, Fernando ; Molina Oliva, Andrea ; Monckeberg Díaz, Nicolás ; Morales Muñoz, Celso ; Morano Cornejo, Juan Enrique ; Nogueira Fernández, Claudia ; Norambuena Farías, Iván ; Núñez Arancibia, Daniel ; Núñez Lozano, Marco Antonio ; Núñez Urrutia , Paulina ; Ojeda Uribe, Sergio ; Ortiz Novoa, José Miguel ; Pacheco Rivas, Clemira ; Pérez Arriagada, José ; Pérez Lahsen, Leopoldo ; Pilowsky Greene, Jaime ; Poblete Zapata, Roberto ; Provoste Campillay, Yasna ; Rathgeb Schifferli, Jorge ; Rincón González, Ricardo ; Rocafull López, Luis ; Rubilar Barahona, Karla ; Sabag Villalobos, Jorge ; Sabat Fernández, Marcela ; Saffirio Espinoza, René ; Saldívar Auger, Raúl ; Sandoval Plaza, David ; Santana Tirachini, Alejandro ; Sepúlveda Orbenes, Alejandra ; Silber Romo, Gabriel ; Silva Méndez, Ernesto ; Soto Ferrada, Leonardo ; Squella Ovalle, Arturo ; Teillier Del Valle, Guillermo ; Torres Jeldes, Víctor ; Trisotti Martínez, Renzo ; Tuma Zedan, Joaquín ; Turres Figueroa , Marisol ; Ulloa Aguillón, Jorge ; Urízar Muñoz, Christian ; Urrutia Bonilla, Ignacio ; Urrutia Soto, Osvaldo ; Vallejo Dowling, Camila ; Vallespín López, Patricio ; Van Rysselberghe Herrera, Enrique ; Venegas Cárdenas, Mario ; Verdugo Soto, Germán ; Walker Prieto, Matías ; Ward Edwards, Felipe .

El señor ANDRADE (Presidente).-

Despachado el proyecto.

1.10. Oficio de Cámara Origen a Cámara Revisora

Oficio de Ley a Cámara Revisora. Fecha 08 de marzo, 2017. Oficio en Sesión 88. Legislatura 364.

VALPARAÍSO, 8 de marzo de 2017

Oficio Nº 13.169

A S.E. EL PRESIDENTE DEL H. SENADO

Con motivo de las mociones, informes y demás antecedentes que tengo a honra pasar a manos de V.E., la Cámara de Diputados ha tenido a bien prestar su aprobación al proyecto que modifica la Constitución Política, en lo que respecta a la fecha en que el Presidente de la República rinde cuenta al país del estado administrativo y político de la Nación ante el Congreso Pleno, correspondiente a los boletines Nos 9.741-07, 10.728-07 y 10.951-07, refundidos, del siguiente tenor:

PROYECTO DE REFORMA CONSTITUCIONAL:

“Artículo único.- Sustitúyese en el inciso tercero del artículo 24 de la Constitución Política de la República la expresión “21 de mayo” por “1 de junio”.”.

*****

Hago presente a Vuestra Excelencia que el artículo único del proyecto de reforma constitucional fue aprobado en general con el voto favorable de 90 diputados y en particular con el voto afirmativo de 99 diputados, en ambos casos de un total de 118 en ejercicio.

De esta manera, se ha dado cumplimiento a lo prescrito en el inciso segundo del artículo 127 de la Constitución Política de la República.

Dios guarde a V.E.

OSVALDO ANDRADE LARA

Presidente de la Cámara de Diputados

MIGUEL LANDEROS PERKI?

Secretario General de la Cámara de Diputados

2. Segundo Trámite Constitucional: Senado

2.1. Informe de Comisión de Constitución

Senado. Fecha 11 de abril, 2017. Informe de Comisión de Constitución en Sesión 8. Legislatura 365.

?INFORME DE LA COMISIÓN DE CONSTITUCIÓN, LEGISLACIÓN, JUSTICIA Y REGLAMENTO recaído en el proyecto que modifica la Constitución Política, en lo que respecta a la fecha en que Presidente de la República rinde cuenta al país del estado administrativo y político de la Nación ante el Congreso Pleno.

BOLETINES N° 9.741-07, 10.728-07 Y 10.951-07, refundidos

______________________________

HONORABLE SENADO:

La Comisión de Constitución, Legislación, Justicia y Reglamento tienen el honor de informar el proyecto señalado en epígrafe, con urgencia calificada de suma, que refunde tres mociones, cuyos autores son los Honorable Diputados que se indican a continuación:

1.-Boletín N° 9.741-07.

Honorables Diputados señores Aldo Cornejo González; Joaquín Godoy Ibáñez; Rodrigo González Torres; Hugo Gutiérrez Gálvez; Renzo Trisotti Martínez; Jorge Ulloa Aguillón y Osvaldo Urrutia Soto.

2.-Boletín Nº 10.728-07.

Honorables Diputados señora María José Hoffmann Opazo y señores Juan Antonio Coloma Álamos; Romilio Gutiérrez Pino; Gustavo Hasbún Selume; Javier Hernández Hernández; Issa Farid Kort Garriga; Joaquín Lavín León; Patricio Melero Abaroa; Iván Norambuena Farías y Renzo Trisotti Martínez.

3.-Boletín N° 10.951-07.

Honorables Diputados señoras Daniella Cicardini Milla y María José Hoffmann Opazo, y señores Osvaldo Andrade Lara; Germán Becker Alvear; Marcelo Chávez Velásquez; Marcos Espinosa Monardes; Ramón Farías Ponce; Jorge Rathgeb Schifferli; Gabriel Silber Romo y Víctor Torres Jeldes.

A la sesión en que se analizó este asunto, asistió el Ministro Secretario General de la Presidencia, señor Nicolás Eyzaguirre, y el Subsecretario de esta Secretaría de Estado, señor Gabriel de la Fuente.

Concurrieron, asimismo, los asesores del Ministerio Secretaría General de la Presidencia, señora María José Solano y señor Guillermo Briceño. Por el Ministerio de Defensa, asistió el señor Iván Couso.

Igualmente, estuvieron presentes el asesor del Honorable Senador señor Espina, señor Fredy Vásquez, la asesora del Honorable Senador señor Lagos, señora Leslie Sánchez, y el asesor del Comité DC, señor Robert Angelbeck.

-.-.-

Hacemos presente que, de acuerdo a lo dispuesto en el artículo 127 del Reglamento de la Corporación, la Comisión discutió en general y en particular esta iniciativa de reforma constitucional, por tratarse de un proyecto de artículo único y, acordó, unánimemente, proponer al Excelentísimo señor Presidente que en la Sala sea considerado del mismo modo.

-.-.-

OBJETIVO DEL PROYECTO

Esta iniciativa tiene por propósito cambiar la fecha en que S.E. el Presidente de la República debe dar cuenta al país del estado administrativo y político de la Nación ante el Congreso Pleno.

NORMA DE QUÓRUM ESPECIAL

Dejamos constancia que este proyecto requiere para ser aprobado del voto conforme de los tres quintos de los Senadores en ejercicio, de conformidad a lo que dispone el inciso segundo del artículo 127 de la Constitución Política de la República, en relación con el capítulo IV de esta misma normativa.

ANTECEDENTES

1. DE DERECHO

Constitución Política de la República

El inciso tercero del artículo 24 dispone que el 21 de mayo de cada año, el Presidente de la República dará cuenta al país del estado administrativo y político de la Nación ante el Congreso Pleno.

2. DE HECHO

La iniciativa en estudio refunde, en un solo proyecto, tres mociones que presentaron diversos señores diputados

2.1. MOCIÓN

Boletín Nº 9.741-07

En los fundamentos de esta Moción, sus autores recuerdan que en el artículo 24, inciso tercero, de la Constitución Política de la República se establece que el Presidente de la República debe dar, el día 21 de mayo de cada año, cuenta al país del estado administrativo y político de la Nación ante el Congreso Pleno. Precisa que esta disposición fue incorporada a la Ley Fundamental, mediante la reforma constitucional del año 2005.

Añaden que en nuestra historia republicana siempre ha existido el deber y tradición de que el Presidente de la República de una cuenta pública de su gestión al país. Recuerda que en el siglo XIX y primeros años del siglo XX la fecha en que se cumplía con este deber era el 1 de junio, día en que se daba inicio a las sesiones ordinarias del Congreso Nacional, según lo establecía la Constitución de 1833.

Desde 1926 esta obligación pasó a cumplirse cada 21 de mayo, día en que se iniciaba la legislatura ordinaria en el Parlamento.

Luego, hacen presente que en el texto original de la Constitución de 1980, solo se estatuía el deber de rendir esta cuenta una vez al año, pero sin determinar ni establecer una fecha específica para ello.

Explican que desde el año 1990, el Presidente Patricio Aylwin Azócar retomó esta obligación republicana, según la fórmula que se había aplicado bajo el régimen de la Constitución Política de 1925.

Agregan que este proyecto de reforma constitucional tiene por objeto modificar el mencionado artículo 24 para establecer que el Presidente rinda su cuenta pública el día 1 de junio de cada año.

Manifiestan que el 21 de mayo se conmemora el Combate Naval de Iquique, una de las gestas históricas más relevantes de nuestra historia, en donde destacan los valores y principios del capitán Prat y sus hombres, quienes con su valentía, patriotismo y amor a Chile escribieron muchas páginas de nuestra historia, cargadas de orgullo por lo que hicieron ese 21 de mayo de 1879, y que se transmite de generación en generación.

Sin embargo, esta fecha gloriosa se ve opacada por la ocurrencia de otro hecho importante y relevante: la cuenta que el Presidente de la República rinde ante el Congreso Nacional del estado político y administrativo de la Nación.

Indican que ambos hechos son de gran connotación y deben ser destacados, sin embargo la cuenta pública del Jefe de Estado posterga la debida atención que la prensa y la ciudadanía debe dar a la gesta de Prat y sus hombres.

Recuerdan que otros proyectos presentados en el Senado persiguen el mismo propósito, entre ellos destacan los Boletines 5.886-06; del Senador señor Orpis; el Boletín Nº 7.704-07 de los Senadores Chahuán y Cantero, y el Boletín Nº 8079-07 del Senador Pedro Muñoz Aburto. En todos ellos se recuerda que la cuenta pública del Presidente de la República muchas veces genera un ambiente de división política lo que genera manifestaciones sociales y públicas que entorpecen la celebración del Combate Naval de Iquique.

Precisan que una aspiración sentida de toda la comunidad iquiqueña es que algún 21 de mayo el Presidente celebre en dicha ciudad la gesta heroica de Prat. La presencia del Jefe de Estado en dicha ciudad significa un acto republicano que confirma la soberanía de nuestro país en esta parte del territorio nacional.

Seguidamente, explican que históricamente la Cuenta Pública del Presidente se ha rendido en distintas fechas. En cambio el combate naval de Iquique solo se puede celebrar el día 21 de mayo de cada año.

Añaden que cuando se estableció que la cuenta pública se rendiría el día 21 de mayo, ello se justificaba pues en ese mismo día se daba inicio a la legislatura ordinaria de sesiones del Congreso Nacional.

Finalmente, agregan que dado que ya no existe la distinción entre legislatura ordinaria y extraordinaria es perfectamente factible establecer que dicha cuenta pública se presente el día 1 de junio, fecha en que antiguamente se cumplía con este deber republicano.

2.2. MOCIÓN

Boletín Nº10.728-07

En los antecedentes de esta Moción se recuerda que la Cuenta Pública que realiza el Jefe de Estado en nuestro país, se remonta a los albores de la República. En efecto, durante la vigencia de la Constitución de 1833 el Presidente José Joaquín Pérez instituyó la práctica permanente de la Cuenta Anual. Se explica que ella se rendía el día 1° de junio, fecha que coincidía con la inauguración del período de Legislatura Ordinaria.

Con el pasar de los años, se decidió cambiar la fecha en que se realizaba esta ceremonia. De esta manera, el Presidente Emiliano Figueroa, en el año 1926 decidió llevarla a cabo un día 21 de mayo, fecha que se mantiene hasta el día de hoy.

Seguidamente, los autores de esta moción se preguntan: ¿Cómo ignorar la importancia histórica de un día como el 21 de mayo? En efecto, sería difícil para cualquier chileno olvidar que ese día, se recuerda la gesta heroica liderada por el Capitán de Fragata, Arturo Prat Chacón. Por lo mismo, no sorprende que los distintos Jefes de Estado luego de 1926, hayan decidido mantener este día con el objeto de recordar permanentemente el sacrificio y el valor demostrado por nuestros héroes.

Luego, hacen presente que es necesario reconocer que los motivos que subyacen tanto a la importancia de rememorar el 21 de mayo, como a la realización de la cuenta pública por parte del Presidente de la República ante el Congreso, son esencialmente distintos.

Mientras el primero sirve para destacar el patriotismo y valor demostrado el día 21 de mayo por Prat y tantos otros, el segundo nos recuerda una tradición histórica en que el Jefe de Estado rinde cuenta de su gestión ante el órgano legislativo.

Es por ello, - agregan- que quienes suscriben esta Moción creen necesario diferenciar ambos hitos, de tal manera que se rememoren (en el caso del 21 de mayo) y se realicen (en el caso de la cuenta pública), en fechas distintas.

Por razones obvias, no es necesario pronunciarse respecto a la fecha ideal para recordar el Combate Naval de Iquique; mas sí respecto de la cuenta que realiza la máxima autoridad del país. Es así, como con el fin de dar con una fecha idónea, proponen que esta ceremonia se realice un día que tiene íntima relación con la historia de nuestro principal órgano legislativo, y por lo tanto, mucha mayor cercanía con el motivo que fundamenta la realización de esta costumbre republicana. Añaden que la mejor fecha para rendir la cuenta del estado político y administrativo de la Nación es el día 4 de julio, fecha en que se conmemora la instalación del Congreso Nacional.

2.3. MOCIÓN

Boletín Nº 10.951-07

En los antecedentes de esta tercera moción se recuerda que la cuenta pública sobre el estado administrativo y político del país, se encuentra consagrada en el artículo 24, del capítulo IV de la Constitución Política de la República. En esta disposición se precisa que ella se debe efectuar, ante el Congreso Pleno, el 21 de mayo de cada año.

Explican que este deber republicano tiene su origen en la Constitución del año 1833. En ella se estableció que el Presidente de la República daba cuenta de su gestión a la ciudadanía, el 1 de junio de cada año, fecha que daba inicio de las sesiones ordinarias del Congreso Nacional. El artículo 88 de dicha Ley Fundamental señalaba lo siguiente: "luego que el Congreso abra sus sesiones, deberán los ministros del despacho darle cuenta del estado de la nación en lo relativo a los negocios del Departamento de cada uno de ellos".

En el marco de la Constitución Política del año 1925, se recogió igualmente dicha tradición, en el sentido que el Presidente de la República rendiría cuenta ante el Congreso Nacional cuando el Parlamento iniciara sus sesiones ordinarias, esto es el día 21 de mayo

En la Constitución de 1980, no estaba consagrada la fecha en que el Jefe de Estado debía rendir la cuenta pública. En la reforma del año 2005 se estableció en el texto constitucional esta costumbre constitucional.

Agregan que la cuenta pública del Presidente de la República, es una obligación republicana que tiene su origen, en un acto democrático donde todos los ciudadanos y ciudadanas toman conocimiento y se hacen parte de la gestión de su representante que ellos mismos eligieron.

Adicionalmente, hacen presente que el día 21 de mayo, tiene una importancia distinta en la actualidad, ya que se conmemora el "Día de las Glorias Navales", que se celebra con gran solemnidad ante el Monumento de los Héroes de Iquique, ubicado en la Plaza Sotomayor en Valparaíso, conmemorando el combate Naval de Iquique, donde el Capitán Prat y sus hombres cambiaron el curso de nuestra historia durante la Guerra del Pacífico.

En ese contexto, dicha ceremonia conmemorativa ha pasado a segundo plano, debido a que reiteradamente se han presentado en forma paralela diversas manifestaciones, protestas, disturbios, y desmanes, confundiéndose ambos hitos, contribuyendo para que personas ajenas a la manifestación se infiltren con el objetivo de provocar desmanes, y daños tanto a la propiedad pública como privada, con resultado de múltiples heridos e incluso con la muerte de una persona.

Agregan que esta situación solo trae como consecuencia que la ceremonia de las Glorias Navales, sea relegada a un segundo plano y afectada por hechos de inexplicable violencia. Por otra parte, la cuenta pública realizada en esta fecha solo fue recogida para seguir con una tradición que viene desde la Constitución de 1925, que tenía como fundamento el inicio de las sesiones ordinarias del Congreso Nacional.

Teniendo en cuenta estos antecedentes proponen cambiar la fecha de la cuenta pública que debe rendir el Presidente de la República para el día 1 de junio de cada año.

DISCUSIÓN EN GENERAL Y EN PARTICULAR

Al iniciarse el debate de esta iniciativa, se tuvo presente que el deber del Jefe de Estado de rendir cuenta ante el Congreso Nacional se estableció, por primera vez en nuestro ordenamiento jurídico, en la Constitución Política de 1828. Su artículo 84, número 4°, establecía, como uno de los deberes del Poder Ejecutivo, el siguiente: “Dar anualmente al Congreso, luego que abra sus sesiones, razón del estado de la Nación en todos los ramos del Gobierno.”.

Posteriormente, la Constitución Política de 1833 impuso a los Ministros de Estado la obligación de rendir cuenta ante el Congreso Nacional. Al efecto, su artículo 88 prescribía que “luego que el Congreso abra sus sesiones, deberán los Ministros del Despacho darle cuenta del estado de la Nación, en lo relativo a los negocios del Departamento de cada uno de ellos”.

Igualmente, se tuvo en consideración que el artículo 56 de la Constitución de 1925 ordenaba lo siguiente: “El Congreso abrirá sus sesiones ordinarias el día 21 de Mayo de cada año, y las cerrará el 18 de Septiembre.

Al inaugurarse cada legislatura ordinaria, el Presidente de la República dará cuenta al Congreso Pleno del estado administrativo y político de la Nación.”.

Asimismo, se tuvo presente que similar deber instituyó la Constitución de 1980 que, en el inciso tercero del artículo 24, prescribía que “el Presidente de la República, a lo menos una vez al año, dará cuenta al país del estado político y administrativo del país.”.

Se recordó que si bien esta norma no fijaba una fecha determinada para cumplir con esta obligación, “desde el pleno restablecimiento de la democracia e íntegra vigencia de la Carta de 1980, los Presidentes Aylwin, Frei y Lagos reanudaron la costumbre de dar cuenta al país precisamente en la ceremonia de apertura de la legislatura ordinaria” (Silva Bascuñán, Alejandro: Tratado de Derecho Constitucional, Tomo VII, Congreso Nacional, página 203).

También se tuvo en consideración que el referido inciso tercero del artículo 24 fue enmendado por el artículo 1°, número 12 de la Ley de Reforma Constitucional N° 20.050, que estableció que “El 21 de mayo de cada año, el Presidente de la República dará cuenta al país del estado administrativo y político de la Nación ante el Congreso Pleno.”.

Seguidamente, el Presidente Accidental de la Comisión, Honorable Senador señor Araya, ofreció la palabra al Ministro Secretario General de la Presidencia, señor Nicolás Eyzaguirre.

El Ministro señor Eyzaguirre manifestó que el Gobierno respalda y apoya las mociones refundidas en esta iniciativa de reforma constitucional. Explicó que ella tiene por objetivo modificar la fecha en que el Presidente de la República debe dar cuenta al país del estado administrativo y político de la Nación ante el Congreso Pleno. Destacó que la iniciativa fue aprobada por unanimidad en la Cámara de Diputados.

Agregó que la razón de apoyar la presente iniciativa radica en demostrar preocupación por las comunidades locales, particularmente Valparaíso y Talcahuano, que en muchas oportunidades ven interrumpida la celebración de las Glorias Navales por la tensión que trae consigo la cuenta pública del Presidente de la República.

Atendido lo anterior, se mostró partidario de establecer que la mencionada cuenta pública se realice el día 1 de junio de cada año.

Seguidamente, el Honorable Senador señor Espina señaló que votaría favorablemente el proyecto de ley en discusión, porque comparte su objetivo. Añadió que el 21 de mayo corresponde a una fecha que conmemora uno de los actos más heroicos de nuestra historia, que requiere ser recordado y celebrado con toda la solemnidad, y paz social que se merece.

Aseveró que lamentablemente desde hace varios años, el 21 de mayo se ha convertido en un día en que se producen diversos hechos de violencia.

Recalcó que debemos, como Nación, cuidar y fortalecer aquellas fechas que nos unen, y una de ellas es la que se celebra el día 21 de mayo.

Consultó si el nuevo día que se propone para rendir la cuenta pública será feriado.

El Honorable Senador señor Araya señaló que el día 1 de junio será un día laboral normal.

Seguidamente, el Honorable Senador señor Larraín manifestó que lamentablemente los hechos de violencia que ocurren el día de la cuenta pública han logrado opacar la celebración de las Glorias Navales.

Recordó que en el siglo XIX y primeros años del siglo XX la fecha en que se rendía la cuenta era el 1 de junio. Por lo tanto, apuntó que se está recuperando, mediante esta iniciativa, una tradición.

Mencionó que la otra fecha posible era la de la fundación del Congreso Nacional, a saber, el 4 de julio. Admitió que es preferible que la cuenta pública del Presidente de la República se lleve a cabo antes de la que debe rendir el Congreso Nacional.

Por todo lo anterior, se mostró partidario de aprobar el cambio de fecha y que ésta se aplique a partir del presente año.

El Presidente Accidental de la Comisión, Honorable Senador señor Araya, manifestó que también daría su voto favorable a la presente iniciativa, con el objeto de poder separar ambos actos públicos.

Reconoció que el día 21 de mayo ha ido perdiendo relevancia debido a los hechos de violencia que ocurren año tras año en la ciudad de Valparaíso. Agregó que se deberá discutir más adelante acerca de la necesidad de que el 1° de junio sea o no un día feriado. Enfatizó que el día de la cuenta pública es aquel en que más se habla de política en Chile, por lo tanto, consideró relevante que los ciudadanos tomen conocimiento de ella.

Finalmente, hizo presente que en el Senado se presentaron iniciativas similares a ésta y que trataban de la misma materia. Al respecto recordó los Boletines Nos. 5.886-06; del Senador señor Orpis; el Boletín Nº 7.704-07 de los Senadores Chahuán y Cantero, el Boletín Nº 8079-07 del Senador Pedro Muñoz Aburto y el Boletín N° 10.703-07 de los Honorables Senadores señores Chahuán, Bianchi, Horvath y Prokurica.

IDEA DE LEGISLAR

Concluido el análisis de estos antecedentes, el Presidente Accidental de la Comisión, Honorable Senador señor Araya, sometió a votación esta iniciativa.

La Comisión, por la unanimidad de sus miembros presentes, Honorables Senadores señores Araya, Espina y Larraín, aprobó en general este proyecto de reforma constitucional.

VOTACIÓN EN PARTICULAR

A continuación, el señor Presidente Accidental de la Comisión puso en votación en particular el texto del proyecto.

Su contenido es el siguiente:

“Artículo único.- Sustitúyese en el inciso tercero del artículo 24 de la Constitución Política de la República la expresión “21 de mayo” por “1 de junio.”.

La Comisión, por la unanimidad de sus miembros presentes, Honorables Senadores Araya, Espina y Larraín, aprobó en particular esta disposición, en los mismos términos en que la propuso la Honorable Cámara de Diputados.

TEXTO DEL PROYECTO

En mérito de las consideraciones anteriores, la Comisión de Constitución, Legislación, Justicia y Reglamento tienen el honor de proponer la aprobación del siguiente:

PROYECTO DE REFORMA CONSTITUCIONAL

“Artículo único: Sustitúyese en el inciso tercero del artículo 24 de la Constitución Política de la República la expresión “21 de mayo” por “1 de junio.”

-.-.-

Acordado en sesión celebrada el día 10 de abril de 2017, con la asistencia de los Honorables Senadores señores Pedro Araya Guerrero (Presidente Accidental), Alberto Espina Otero y Hernán Larraín Fernández

Sala de la Comisión, a 11 de abril de 2017.

RODRIGO PINEDA GARFIAS

Secretario

- o -

RESUMEN EJECUTIVO

INFORME DE LA COMISIÓN DE CONSTITUCIÓN, LEGISLACIÓN, JUSTICIA Y REGLAMENTO RECAÍDO EN EL PROYECTO QUE MODIFICA LA CONSTITUCIÓN POLÍTICA, EN LO QUE RESPECTA A LA FECHA EN QUE PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA RINDE CUENTA AL PAÍS DEL ESTADO ADMINISTRATIVO Y POLÍTICO DE LA NACIÓN ANTE EL CONGRESO PLENO.

BOLETINES N° 9.741-07, 10.728-07 Y 10.951-07, refundidos

_____________________________________________________________

I. PRINCIPALES OBJETIVOS DEL PROYECTO PROPUESTO POR LA COMISIÓN: Esta iniciativa tiene por propósito cambiar la fecha en que S.E. el Presidente de la República debe dar cuenta al país del estado administrativo y político de la Nación ante el Congreso Pleno.

II. ACUERDOS: Este proyecto fue aprobado en general y en particular por la unanimidad de los miembros presentes de la Comisión (3 x 0).

III. ESTRUCTURA DEL PROYECTO APROBADO POR LA COMISIÓN: El proyecto consta de un artículo único que modifica el inciso tercero del artículo 24 de la Constitución Política de la República.

IV. NORMAS DE QUÓRUM ESPECIAL: Esta iniciativa requiere para su aprobación del voto conforme de los tres quintos de los Senadores en ejercicio, de conformidad a lo que dispone el inciso segundo del artículo 127 de la Constitución Política de la República, en relación con el capítulo IV de esta misma normativa.

V. URGENCIA: Suma.

VI. ORIGEN E INICIATIVA: Este proyecto se origina en la Cámara de Diputados por iniciativa de diversas señoras y señores Diputados.

VII. TRÁMITE CONSTITUCIONAL: Segundo trámite constitucional

VIII. APROBACIÓN POR LA CÁMARA DE DIPUTADOS: 8 de marzo de 2017.

IX. INICIO DE LA TRAMITACIÓN EN EL SENADO: 8 de marzo de 2017.

X. TRÁMITE REGLAMENTARIO: Informe en general y en particular.

XI. LEYES QUE SE MODIFICAN O QUE SE RELACIONAN CON LA MATERIA:

Inciso tercero del artículo 24 de la Constitución Política de la República.

- - - - - - -

Valparaíso, 11 de abril de 2017.

RODRIGO PINEDA GARFIAS

Secretario de la Comisión

2.2. Discusión en Sala

Fecha 12 de abril, 2017. Diario de Sesión en Sesión 8. Legislatura 365. Discusión General. Se aprueba en general y particular sin modificaciones.

MODIFICACIÓN DE FECHA DE CUENTA DE ESTADO ADMINISTRATIVO Y POLÍTICO DE LA NACIÓN

El señor ZALDÍVAR, don Andrés ( Presidente ).-

Proyecto de reforma constitucional, en segundo trámite, que modifica la Carta Fundamental en lo que respecta a la fecha en que el Presidente de la República rinde cuenta al país del estado administrativo y político de la Nación ante el Congreso Pleno, con informe de la Comisión de Constitución, Legislación, Justicia y Reglamento y urgencia calificada de "suma".

--Los antecedentes sobre el proyecto (9.741-07, 10.728-07 y 10.951-07, refundidos) figuran en los Diarios de Sesiones que se indican:

Proyecto de ley:

En segundo trámite: sesión 88ª, en 8 de marzo de 2017 (se da cuenta).

Informe de Comisión:

Constitución, Legislación, Justicia y Reglamento: 8ª, en 12 de abril de 2017.

El señor ZALDÍVAR, don Andrés ( Presidente ).-

Tiene la palabra el señor Secretario .

El señor LABBÉ ( Secretario General ).-

El objetivo del proyecto es cambiar al 1 de junio de cada año la fecha en que Su Excelencia el Presidente de la República debe dar cuenta al país del estado administrativo y político de la Nación ante el Congreso Pleno.

La Comisión de Constitución, Legislación, Justicia y Reglamento discutió la iniciativa en general y en particular por tratarse de un proyecto de artículo único, y la aprobó en los mismos términos en que fue despachada por la Cámara de Diputados, por la unanimidad de sus miembros presentes, Senadores señores Araya, Espina y Hernán Larraín.

El texto que se propone aprobar se transcribe en la página 11 del informe de la Comisión y en el boletín comparado que Sus Señorías tienen a su disposición.

Cabe tener presente que este proyecto de reforma constitucional requiere para su aprobación de tres quintos de los Senadores en ejercicio; esto es, 22 votos favorables.

Por último, corresponde informar también que se ha presentado una indicación del Senador señor Lagos, de la que se dará cuenta en su momento.

Nada más, señor Presidente .

El señor ZALDÍVAR, don Andrés ( Presidente ).-

En discusión general y particular el proyecto.

Tiene la palabra el Senador señor Araya.

El señor ARAYA .-

Señor Presidente , corresponde iniciar la discusión en general y en particular del proyecto que modifica la Constitución Política en lo que respecta a la fecha en que el Presidente de la República rinde cuenta al país del estado administrativo y político de la Nación ante el Congreso Pleno (boletines Nos 9.741-07, 10.728-07 y 10.951-07, refundidos).

Se trata de una iniciativa que tiene su origen en la Cámara de Diputados y que persigue establecer que sea el 1 de junio de cada año el día en que el Jefe de Estado debe dar cuenta al país del estado administrativo y político de la Nación.

En esta materia, cabe recordar que el deber del Jefe de Estado de rendir cuenta ante el Congreso Nacional se estableció por primera vez en la Constitución Política de 1828. Su artículo 84, número 4, disponía como uno de los deberes del Poder Ejecutivo el siguiente: "Dar anualmente al Congreso, luego que abra sus sesiones, razón del estado de la Nación en todos los ramos del Gobierno".

Posteriormente, la Constitución de 1833 impuso a los Ministros de Estado la obligación de rendir cuenta ante el Congreso Nacional. Al efecto, su artículo 88 prescribía que "luego que el Congreso abra sus sesiones, deberán los Ministros del Despacho darle cuenta del estado de la Nación, en lo relativo a los negocios del Departamento de cada uno de ellos".

En esa época el Congreso Nacional abría sus sesiones ordinarias el día 1 de junio de cada año, según establecía el artículo 52 de la mencionada Constitución.

A comienzos del siglo XX, con la aprobación de la Constitución de 1925, se cambió la fecha en que el Congreso Nacional abría sus sesiones ordinarias. Se estableció que ellas se iniciarían el día 21 de mayo de cada año.

Agregaba el artículo 56 de la Constitución de 1925 que "Al inaugurarse cada legislatura ordinaria, el Presidente de la República dará cuenta al Congreso Pleno del estado administrativo y político de la Nación.".

Posteriormente, el texto original de la Constitución de 1980 consagró esta misma obligación sin indicar una fecha precisa en que se debía cumplir con este deber republicano.

Al suprimirse el año 2005 la distinción entre legislatura ordinaria y extraordinaria, el Congreso Nacional enmendó el inciso tercero del artículo 24 para establecer que "El 21 de mayo de cada año, el Presidente de la República dará cuenta al país del estado administrativo y político de la Nación ante el Congreso Pleno".

Desde esa época hasta ahora se ha cumplido con esta importante obligación constitucional.

Cabe hacer presente también que la fecha de la cuenta pública coincide con la conmemoración del Día de las Glorias Navales, razón por la que necesariamente terminan vinculadas ambas actividades en un mismo día.

Los autores de este proyecto de reforma constitucional hacen presente que en los últimos años una serie de acciones violentas, producidas con ocasión de la cuenta pública que debe rendir el Presidente de la República , han afectado la conmemoración del Día de las Glorias Navales y, en particular, la efeméride del Combate Naval de Iquique.

Con el fin de subsanar este problema plantearon y aprobaron en la Cámara de Diputados una iniciativa que propone remplazar la fecha en que debe darse la cuenta pública y establecer que esta debe realizarse el 1 de junio de cada año. Este cambio permitiría celebrar el Día de las Glorias Navales sin que dicha conmemoración se vea afectada por los disturbios que lamentablemente algunos organizan y promueven el día en que el Presidente cumple con su deber republicano.

El cambio de fecha propuesto coincide con el día en que se iniciaban las sesiones ordinarias del Congreso Nacional bajo la Constitución Política de 1833. Por lo tanto, recoge una fecha constitucional que estuvo vigente durante varios años en nuestro país.

En la sesión en que se trató este proyecto el Ministro Secretario General de la Presidencia , señor Nicolás Eyzaguirre , señaló que el Ejecutivo respaldaba el proyecto aprobado por la Cámara de Diputados, razón por la que le había dado urgencia.

Los Senadores que concurrimos a este acuerdo coincidimos en que era necesario efectuar este cambio para no vincular la conmemoración del Día de las Glorias Navales con la cuenta pública que debe entregar el Jefe de Estado . Esta enmienda constitucional pretende realzar ambos actos y retomar una fecha que durante años fue significativa para el Congreso Nacional.

Por las razones expuestas, proponemos a la Sala aprobar en general y en particular este proyecto de reforma constitucional.

El señor ZALDÍVAR, don Andrés ( Presidente ).-

Diversos señores Senadores me han pedido abrir la votación. Primero nos pronunciaremos en general sobre el proyecto y luego sobre la indicación que se ha presentado. Ese es el orden.

¿Les parece?

El señor LAGOS.-

En la medida que no se perjudique la discusión de la indicación, señor Presidente .

El señor ZALDÍVAR, don Andrés ( Presidente ).-

La indicación se trata de todas maneras, señor Senador.

Muy bien.

En votación general el proyecto.

--(Durante la votación).

El señor ZALDÍVAR, don Andrés ( Presidente ).-

Tiene la palabra el Senador señor Lagos.

El señor LAGOS .-

Señor Presidente , trataré de ser lo más breve posible en esta materia.

Ciertamente, yo apoyo el proyecto y lo voy a votar a favor aun en el caso de que la indicación que pongo a consideración de la Sala no resulte de su agrado.

En el día de hoy se reconoce -también por la Cámara de Diputados- que hay dos eventos en Chile que requieren un tratamiento distinto y separado para que se lleven a cabo como corresponde: honrar las Glorias Navales y escuchar la cuenta pública administrativa y política de la Nación que rinde el Presidente de la República .

Más allá de los eventos que ocurren en Valparaíso con ocasión de la cuenta pública, lo importante es que de todas maneras, aunque no sucedieran, no se tiende a relevar la importancia del 21 de mayo porque al final esa conmemoración queda subsumida por el impacto político que provoca la cuenta pública de cualquier Presidente o Presidenta . Por eso se propuso el día 1 de junio.

He escuchado a algunos señores parlamentarios que en su oportunidad sugirieron otras fechas, tanto en la Cámara de Diputados como en el Senado. Lo que yo quiero plantear, mediante una indicación muy sencilla, es que en vez de realizar la cuenta pública el 1 de junio, como establece el proyecto en análisis, esta se efectúe el primer miércoles hábil del mes de junio, con lo cual se mantiene la separación con el 21 de mayo. En segundo lugar, la misma propuesta que viene en esta moción no establece feriado el 1 de junio. Tampoco sería feriado entre el 1 y el 7 de junio, si es que en uno de esos días correspondiera la cuenta pública. Y, tercero, nos aseguraríamos de que esta actividad se desarrollara durante un día hábil y no un sábado o un domingo.

Yo entiendo que para algunos esto significa una dificultad, porque se requeriría un tercer trámite.

En su oportunidad, junto con el Senador Chahuán presentamos un proyecto que abordaba este tema y la idea de tener actos republicanos en días hábiles, como el primer miércoles o el primer martes de tal o cual mes. Existe en otras legislaciones del mundo. Es el caso de Estados Unidos, que dispone del primer martes de noviembre para las elecciones presidenciales y de un día de enero o febrero para la cuenta pública o " Discurso del Estado de la Unión ".

En consecuencia, no es necesario que actividades de esta naturaleza tengan que llevarse a cabo un domingo o un día feriado.

Otra cosa es que el Gobierno quiera declarar feriado el día de la cuenta pública. Esa es una discusión distinta. Pero en este proyecto no viene tal cosa.

En resumen, la propuesta es que en vez del 1 de junio la cuenta pública se realice el primer miércoles de ese mes, con lo cual, primero, nos mantenemos dentro del rango de lo que se aprobó en la Cámara de Diputados; segundo, separamos el 21 de mayo de esta actividad, que pasa a ser un acto administrativo y republicano pero en un día hábil y no necesariamente durante un fin de semana. Desde ese punto de vista, creo que se cumple el objetivo perseguido por este proyecto.

Ese es el sentido de la indicación, señor Presidente , que no pude presentar en la Comisión porque no hubo espacio para ello en su minuto, ya que se discutió el proyecto en general y en particular.

Muchas gracias.

El señor ZALDÍVAR, don Andrés ( Presidente ).-

Tiene la palabra el Senador señor Chahuán.

El señor CHAHUÁN.-

Señor Presidente , Honorable Sala, hace casi seis años, el 8 de junio de 2011, junto con el entonces Senador Carlos Cantero , presentamos el primer proyecto de reforma constitucional que tenía por finalidad trasladar al día 4 de julio la cuenta pública presidencial sobre el estado administrativo y político de la Nación, que de acuerdo al artículo 24 de la Carta Fundamental se rinde el 21 de Mayo de cada año.

En la exposición de motivos de la citada moción, señalamos: "Es esta una ceremonia de gran tradición republicana y que durante muchos años se celebró en un marco de solemnidad, frente a los parlamentarios de los distintos partidos políticos representados en el Congreso, las máximas autoridades nacionales, representantes de países extranjeros y diversos asistentes que siempre han colmado las tribunas del Salón de Honor del edificio que alberga al Poder Legislativo".

La mencionada fecha coincide con el homenaje al Día de las Glorias Navales, que se efectúa con gran solemnidad ante el Monumento a los Héroes de Iquique, ubicado en la plaza Sotomayor de Valparaíso, ocasión en la que desfilan los efectivos navales de la Guarnición Naval de Valparaíso y, también, representantes de las diversas ramas de las Fuerzas Armadas y de Carabineros de Chile.

Esta es una fecha emblemática. Siempre fue una fiesta ciudadana, una fiesta de nuestro Valparaíso , pero, lamentablemente, por la coincidencia con la entrega que se hace de la cuenta pública, ha ido perdiendo solemnidad.

Por eso, la inspiración de aquel primer proyecto, tal como ocurre con el que presentamos después con los Senadores Ricardo Lagos, Baldo Prokurica y Carlos Bianchi, buscaba establecer el cambio de aquella fecha.

Además, hay un compromiso en ese sentido. Aquí ha habido una lucha transversal de parte de los parlamentarios, tanto en la Cámara de Diputados como en el Senado. Quiero destacar, especialmente, el esfuerzo de la Diputada María José Hoffmann , quien lideró esta iniciativa en la Cámara Baja. Asimismo, recuerdo el trabajo de los Diputados Renzo Trisotti y Osvaldo Urrutia , con quienes concurrimos a La Moneda, donde estuvimos con el entonces Ministro del Interior don Jorge Burgos y el exalcalde de Valparaíso señor Jorge Castro , con el propósito de solicitar de manera expresa el apoyo del Gobierno para estas mociones.

¿Qué más pedimos? Que en memoria de Eduardo Lara -y en esto existe un compromiso con su familia- se hiciera todo lo posible para evitar más muertes inocentes en un día que es emblemático para las Glorias Navales y para las ciudades de Valparaíso e Iquique.

Recuerdo que el último Presidente de la República que llegó hasta la rada de Iquique un 21 de Mayo fue don Ricardo Lagos.

Nuestra intención era ver la posibilidad de recuperar esa fiesta ciudadana, esa fiesta de los vecinos de Valparaíso y de Iquique en la que le rendimos homenaje a la gesta de Prat, separándola de la entrega de la cuenta pública.

Hubo varias alternativas. Nosotros, en el Senado, planteamos inicialmente que se trasladara al 4 de Julio. Por su parte, en la Cámara de Diputados se sugirieron otras posibilidades. Entre ellas, por supuesto, el 1 de junio.

Les quiero recordar que el 1 de junio es el día en que más cuentas públicas se han entregado en la historia de Chile. Más de noventa de ellas han tenido lugar en esa fecha. La tradición de efectuarla el 21 de Mayo dice relación con la distinción entre períodos ordinarios y extraordinarios de sesiones, cuestión que hoy día ha quedado en el olvido.

Vuelvo a destacar el esfuerzo de todos quienes representamos a esta Región: el de los Diputados, que se la han jugado a concho en esta materia; así como también el de los Senadores, que hemos trabajado colectivamente (la señora Lily Pérez y los señores Ignacio Walker , Ricardo Lagos y quien les habla) para que, en definitiva, podamos avanzar en el rescate de una fiesta de los porteños y para los porteños.

No quiero terminar sin señalar lo siguiente.

La dificultad surge porque queremos que esta sea la primera cuenta pública que no se dé el 21 de Mayo...

--(Aplausos en tribunas).

... Y para eso necesitamos aprobar el texto de la iniciativa tal como viene de la Cámara de Diputados, o bien garantizar que el día de mañana la modificación que se está proponiendo será votada también en la otra rama del Parlamento. Lo que no puede ocurrir es que, finalmente, por un tema de técnica legislativa tengamos...

Necesito treinta segundos más, señor Presidente .

El señor ZALDÍVAR, don Andrés ( Presidente ).-

Continúe, señor Senador.

Le pido, eso sí, que se dirija a la Mesa, porque así lo establece la norma reglamentaria.

El señor CHAHUÁN.-

Gracias, señor Presidente.

Solicité estos treinta segundos para decirles que tenemos un compromiso con la ciudad, con las Fuerzas Armadas, con la Armada de Chile, con la gente de Valparaíso y con Eduardo Lara , para los efectos de que esta sea la primera cuenta pública que no se entregue un 21 de Mayo y de rescatar así esa fecha para todos los ciudadanos de Valparaíso e Iquique.

He dicho.

--(Aplausos en tribunas).

El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).-

Les pido orden a las personas en las tribunas.

Tiene la palabra el Senador señor Prokurica.

El señor PROKURICA.-

Señor Presidente , es importante que podamos dialogar respecto de este tema, porque, tal como lo planteó el Senador Chahuán, es discutible y no es nuevo.

Los Senadores de la Región de Valparaíso han hecho un gran esfuerzo por conseguir, legítimamente, que la Quinta Región, las Fuerzas Armadas -y la Armada especialmente- tengan ocasión de celebrar el 21 de mayo de la forma que corresponde a los héroes de Iquique, ya que es una fecha que merece el respeto de todos por conmemorarse uno de los momentos más sagrados que ha vivido nuestra patria.

Señor Presidente , el mío fue el voto dirimente el año pasado. Yo voté en contra de realizar este cambio. Y lo hice porque creo que cuando discutimos estos asuntos a veces nos equivocamos en la solución de los problemas, en el remedio para la enfermedad. Y se lo dije a mi amigo el Senador Chahuán: me parece que el problema no pasa por cambiar la fecha. Para muchos de los que participamos en las actividades en la plaza Sotomayor -en lo personal, desde hace más de veinte años-, tal como lo hacen los parlamentarios de la zona, no tendría que cambiarse la fecha, sino aplicarse el Estado de Derecho. Lo que debiéramos hacer es evitar que ese día los delincuentes y el lumpen den rienda suelta a sus impulsos, destruyan la propiedad pública y privada y den muerte a alguna persona, tal como ocurrió el año pasado. No se trata de trasladar la fecha.

Yo les pregunto una cosa: ¿quién asegura que cambiando la fecha no vamos a enfrentar la misma situación?

Sinceramente, a pesar de que me dicen que soy tozudo, me considero de aquellos que se dejan convencer. Por tanto, voy a votar a favor de este proyecto. Lo hago, única y exclusivamente, porque creo que esta región, así como la Armada y nuestras Fuerzas Armadas, de las cuales nos sentimos orgullosos, tienen el derecho de celebrar en paz y como se debe esta fecha, que marcó un período importantísimo de nuestra patria.

Pero les pregunto derechamente: ¿no estaremos haciendo lo que los delincuentes quieren? Decimos: "¡Cambiemos la fecha para que los delincuentes no vengan a hacer estragos!".

Señor Presidente , esto es lo que pasa con la delincuencia en el día a día. Nosotros tendríamos que tomar decisiones firmes, poner mano dura a los delincuentes, detener a las personas que destruyen la propiedad pública y privada, pero no hacer estos cambios que no van a solucionar el problema de fondo.

Voy a votar a favor, pero en el convencimiento de que esta no es una buena solución, porque a lo mejor se va a evitar que ocurra algo malo el 21 de Mayo, pero en la fecha en que se dé la cuenta pública ocurrirán los mismos destrozos y los mismos desórdenes aquí, en la plaza Sotomayor , y en otras partes, como en la Región de Coquimbo, en fin, y yo creo que sus habitantes no se lo merecen. Hay muchas personas que se sienten con el derecho de romper, de quemar, de matar y al final terminan sin recibir ninguna sanción. Ese es el problema de todo esto: la impunidad con que actúan.

El señor ZALDÍVAR, don Andrés ( Presidente ).-

Tiene la palabra la Senadora señora Pérez.

La señora PÉREZ ( doña Lily).-

Señor Presidente , es un orgullo para mí, como Senadora de la Región de Valparaíso , votar a favor de este proyecto.

A mi juicio, el Senador Chahuán ha dicho algo muy importante esta tarde. Por eso, le quiero pedir al Honorable señor Lagos Weber -ya que a los representantes de la Quinta Región nos inspira el mismo propósito- que hoy día votemos a favor sin pedir una condición específica de cambio de fecha, porque, si lo hacemos, vamos a retrasar la tramitación de este proyecto.

Creo que lo que todos queremos lograr es que este sea el primer año en que el 21 de mayo sea realmente una fiesta donde le demos gloria a nuestra Armada y en que la cuenta pública se celebre en un día distinto.

Para que ello suceda, espero que hoy aprobemos esta reforma constitucional, en segundo trámite, para posteriormente sacarla adelante en la Cámara Baja. Pero nosotros, como Senado, debemos dar una señal unánime de que queremos que esta modificación sea rápida y se aplique a partir de ahora.

Asimismo, quiero hacerme eco de algo que acaba de decir el Senador Prokurica y que resulta indispensable señalar.

Una cosa es que nosotros logremos separar, glorificar de alguna forma, darle realce al verdadero origen de la celebración del 21 de mayo (nuestras Glorias Navales y la Armada de Chile), pero igualmente es importante considerar que la violencia y la agresividad no cambian de fecha. Hay que enfrentarlas con decisión, con fuerza y también con dureza, cuando proceda hacerlo.

Son aspectos que debemos separar y aislar. Debemos lograr que la celebración del Día de las Glorias Navales no sea empañada por la violencia, ni la delincuencia, ni la agresividad, ni los insultos, ni la cuenta pública de la nación, independiente de quien sea el Presidente de la República , porque es un acto republicano. Hoy día les toca a ustedes, mañana nos tocará a nosotros.

Debemos conseguir que la Armada de Chile, que tanto orgullo nos hace sentir, celebre y conmemore el 21 de mayo como corresponde.

En esa línea, obviamente que vamos a votar a favor, pero también quiero pedir que lleguemos a un acuerdo unánime para que no nos enfrasquemos en un debate de fechas que al final dilate el despacho del proyecto y evite que este 21 de mayo sea un día de fiesta y de familia en nuestra Región de Valparaíso.

He dicho.

--(Aplausos en tribunas).

El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).-

Les pido orden a las personas que se encuentran en las tribunas.

No se puede hacer ningún tipo de manifestaciones.

Les solicito que respeten el Reglamento del Senado.

Tiene la palabra a continuación el Senador señor Lagos.

El señor LAGOS.-

Seré bien breve, señor Presidente.

Efectivamente, yo tuve la intención de presentar la indicación en la Comisión, pero no fue posible. Y lo he hecho acá, para dejar testimonio de la situación, aunque, ciertamente, la indicación no será obstáculo para que la fecha de la cuenta pública sea el 1 de junio.

Me pareció que era bueno reflexionar al respecto, oportunidad que no se dio al interior de la Comisión.

Ese fue el sentido de mis palabras al inicio, así que, señor Presidente , dé por retirada la indicación.

--(Aplausos en la Sala y en tribunas).

El señor ZALDÍVAR, don Andrés ( Presidente ).-

Les pido también a los señores Senadores que respeten el Reglamento.

Tiene la palabra el Senador señor Navarro.

El señor NAVARRO .-

Señor Presidente , se nos propone una reforma constitucional: en el inciso tercero del artículo 24, sustituir la fecha "21 de mayo" por "1 de junio".

Yo la verdad es que quiero sustituir toda la Constitución. ¡Quiero una nueva Constitución! Y este mecanismo de "parche a parche", de modificaciones parciales, nos desorienta respecto al tema de fondo.

La actual Carta Fundamental no representa la idiosincrasia ni la diversidad de nuestro país. ¡No representa a Chile! Es una Constitución que un grupo de chilenos impuso por la fuerza y que, por lo mismo, hoy no se halla vigente ni moral, ni ética, ni política, ni socialmente.

¡Yo quiero una nueva Constitución!

Cada vez que hay una reforma parcial, yo me pregunto hasta cuándo seguimos parchando una Constitución que se cae a pedazos, una Constitución moribunda, nauseabunda, que no tiene asidero en la realidad y no representa la diversidad que existe en nuestro país.

Cuando asumí en esta Corporación, prometí ser Senador para cambiar esta Constitución. Y, por cierto, estamos empeñados en que ello ocurra.

Estamos cambiando la fecha de la cuenta pública presidencial. Bien. Existe consenso respecto de esa necesidad. Pero quiero llamar la atención en cuanto a que la cuenta pública, en una monarquía presidencial que pone de rodillas al Congreso, resulta absolutamente insuficiente.

El Presidente Aylwin tenía al Parlamento casi cuatro horas escuchando el detalle de todas las obras e inversiones del Gobierno. Los otros Presidentes vienen y dan la cuenta que quieren. ¡La que quieren! Nos hablan de lo que quieren y a la salida nos entregan un mamotreto diciéndonos "Ahí está todo", como si alguna vez alguien lo leyera.

Yo puedo asegurar que jamás alguien ha leído el mamotreto que entrega un Presidente de la República . Uno lo consulta, a lo más, una vez. Y hace referencia a alguna de sus partes en la discusión de la Ley de Presupuestos.

Por eso, la cuenta pública presidencial debe tener un grado de regulación.

Ni hablar de la cuenta pública de los alcaldes, que es un absoluto desorden. Hoy día los alcaldes ponen en ellas orquestas sinfónicas, proyecciones con data show, pasan videos. ¡No hay una sola cuenta pública que sea igual a otra! Los 345 municipios del país la rinden como quieren, de acuerdo al alcalde que tengan.

¡Pero solo tenemos un Presidente! Y su cuenta pública debe estar sujeta a una mínima regulación, que de verdad signifique rendir cuenta al soberano Congreso de la República (Diputados y Senadores).

Por lo tanto, esta es una reforma insuficiente, porque una cuenta pública del Primer Mandatario requiere de una mínima regularidad en sus contenidos, para garantizar efectivamente que lo que se rinda sea una cuenta pública al Congreso de la Nación y no un momento en el que el Presidente hable del futuro o del pasado, sin efectuar, en definitiva, ninguna cuenta. Y ella debiera decir relación con su programa de gobierno, pues, si se refiriera a su cumplimiento, la política sería un poquito más creíble. La gente diría: "Está prometiendo algo, pero después tendrá que dar cuenta y justificar por qué lo hizo o por qué no lo hizo".

Señor Presidente, voy a votar a favor, por cierto, porque creo que las problemáticas que hay son más que suficientes.

Y quiero agregar lo siguiente.

Yo no solo estoy por cambiar la fecha de la cuenta pública: estoy por cambiar la sede del Congreso Nacional a Santiago.

--(Manifestaciones en tribunas).

El señor MOREIRA .-

¡Aplausos...!

El señor NAVARRO.-

Es una mentira del porte de una catedral, es una falsedad que este Congreso le haya traído beneficios a Valparaíso.

A mi juicio, una verdadera descentralización sería que en este edificio, que no tiene historia alguna, funcionara el Ministerio de Cultura y el Ministerio de la Pesca o del Mar. ¡Dos ministerios, dos ministros radicados en regiones!

¡Esa sería una verdadera descentralización!

En los años setenta, el Congreso en Santiago tenía 150 diputados y 50 senadores. Y cabían perfectamente.

Solo quiero decir que la descentralización no se ha dado por tener el Congreso en Valparaíso. Eso fue una pura ilusión.

Cuando aprobemos una nueva Constitución, habrá que discutir cómo lograr una efectiva descentralización y desconcentración. Es un tema pendiente.

Por ahora, únicamente podemos hacer un estudio de los miles, miles y miles de millones de pesos que le cuesta al Estado mantener este Congreso a más de 130 kilómetros de la ciudad donde se halla radicado el Poder Ejecutivo.

¡Somos el único país del mundo donde eso ocurre! ¡No hay otro! O están todos equivocados, o nosotros "tenemos la papa" e hicimos una Constitución y una ley extraordinarias.

Voto a favor, señor Presidente.

Espero que la modificación se pueda llevar a cabo este año.

Me alegro de que el Senador Lagos Weber haya retirado su indicación, por lo que podemos asumir que la cuenta pública no será el 21 de mayo, sino el 1 de junio, ojalá en un contexto de tranquilidad.

Eso dependerá de todos.

El señor ZALDÍVAR, don Andrés ( Presidente ).-

Tiene la palabra el Senador señor Larraín.

El señor LARRAÍN.-

Señor Presidente, la verdad es que esta materia se ha debatido durante bastante tiempo.

Han existido varias iniciativas en el mismo sentido y finalmente hemos llegado a un texto que concita la unidad de muchos, incluso desde un punto de vista transversal, como aquí se ha subrayado. Todos los Senadores de la Quinta Región están detrás de esta iniciativa: el Senador Chahuán, el Senador Lagos Weber, la Senadora Lily Pérez y el Senador Ignacio Walker . También sus Diputados. Aquí tenemos a algunos: Osvaldo Urrutia , María José Hoffmann , y Renzo Trisotti , que no es de la zona, sino de Iquique, y que por eso quiere que el Presidente de la República esté ahí el 21 de mayo, ya que nunca va por tener que rendir su cuenta pública en Valparaíso el mismo día.

El punto es que se ha llegado a un proyecto que refleja cierto consenso en torno a que esa fecha sirva para celebrar exclusivamente las Glorias Navales, de modo que la cuenta pública del Jefe de Estado , que es un hecho político de mucha envergadura y significación, se efectúe en otra oportunidad.

Ello parece del todo razonable. Y por eso vamos a apoyar con mucho interés está proposición, porque al país le hace bien tener claridad respecto de algo tan relevante como recordar la gesta de Arturo Prat, que es emblemática en la historia de Chile. Probablemente, se trata del héroe más simbólico de nuestra patria en toda su existencia republicana y, por lo mismo, bien se merece ser destacado, sin estar contaminado con otro hecho que, precisamente por ser tan importante, a veces le quita el relieve que tiene.

Por eso, haciéndome eco también de la inquietud de la gente, porque los porteños quieren separar estas dos cosas -y así lo expresó en su momento el Alcalde de Valparaíso Jorge Castro , quien hizo un esfuerzo...

--(Aplausos en tribunas).

... muy significativo para interpretar ese sentimiento-, considero conveniente escucharla, y creo que esta es una manera de hacerlo.

Ahora, sí debo decir que no se puede pensar que por separar estos hechos disminuirá la violencia. No hay ninguna garantía de que eso vaya a ocurrir. Es posible que el problema se multiplique por dos, pues aquí existe una debilidad en la batalla contra la delincuencia y las manifestaciones que no hemos logrado superar.

Ojalá que la reforma permita que el 21 de mayo sea un día de familia, como lo quieren los porteños, con razón, para que puedan recordar a Arturo Prat, y que la Armada -como lo hace en todo Chile, por lo demás, pero principalmente aquí, donde está su sede central- pueda celebrar como corresponde esta festividad. Asimismo, que el 1 de junio -ya me referiré a esta fecha- sea un día más tranquilo, en que se escuche la cuenta del Presidente de la República y haya un análisis político al respecto, sin que resulte contaminada con la violencia callejera.

Pero no existe garantía alguna de que eso vaya a ocurrir. Y, como dije, el problema puede potenciarse hasta por dos, porque, lamentablemente, hay quienes no creen en el diálogo o en formas más razonables de expresar sus inquietudes.

Aquí se ha generalizado en las calles la manifestación violenta, que causa enorme daño a las personas, al patrimonio público, a la propiedad privada, y que el año pasado le costó la vida, como recordó el Senador Chahuán, al modesto funcionario municipal Eduardo Lara .

Hechas estas consideraciones, puedo señalar que me parece positivo cambiar la fecha. Ahora, en cuanto a que la cuenta pública se realice el 1 de junio, es un día que tiene su tradición. Hubo muchos años en que se celebró en esa parte del año, pero a partir de la Constitución del 25 se empezó a realizar el 21 de mayo, cuando se iniciaba la legislatura ordinaria de sesiones, que terminaba el 18 de septiembre. Por eso se cambió la tradición del 1 de junio. Pero está bien.

También podría haber sido el 4 de julio, puesto que en un día como ese de 1811 se fundó el Congreso Nacional y este empezó su funcionamiento.

No obstante lo anterior, en el ánimo de asegurar -como lo planteó el Senador Lagos Weber- que la cuenta pública se realice el 1 de junio de este año, no vale la pena insistir en otras fechas.

Considero muy bueno y positivo para Valparaíso y para todos que el 21 de mayo sea un día dedicado a las Glorias Navales, y el 1 de junio, a la cuenta política que el Presidente debe rendir ante el Congreso.

Voto a favor.

El señor ZALDÍVAR, don Andrés ( Presidente ).-

Tiene la palabra el Senador señor Moreira.

El señor MOREIRA.-

Señor Presidente , la verdad es que en lo personal me violenta tener que cambiar la historia porque ciertos sectores de la sociedad -anárquicos, desde mi punto de vista- no permiten que el 21 de mayo se pueda llevar a efecto, conjuntamente, un acto tan importante de adhesión, de reconocimiento a nuestros héroes navales, y la cuenta pública que el Presidente de la República debe rendir ante el Congreso Nacional, como siempre ha sucedido en nuestra democracia.

En las tribunas veo a algunas personas con un pequeño cartelito que dice: "Queremos un 21 de mayo en familia". Y ello, más que hacernos sentido, significa una señal acerca de la necesidad de cambiar de fecha la realización de la cuenta pública.

Lamento que debamos hacerlo de esta forma. Sin embargo, debemos tener un sentido de realidad, porque la violencia en la sociedad se impone sobre la democracia en muchos países.

También recuerdo que cuando el Senador Chahuán presentó hace bastante tiempo un proyecto de ley que pretendía trasladar la cuenta pública al 4 de julio, algunas personas trataron de caricaturizarlo diciendo que esa fecha correspondía a la independencia de Estados Unidos. Pero también es un día importante para Chile, porque hace más de 200 años se instaló en esa fecha el primer Congreso Nacional.

No obstante lo anterior, quiero hacer un paréntesis, señor Presidente, porque hay cosas que no puedo dejar pasar en el debate.

El colega Navarro , que lamentablemente se retiró, hizo un alegato como si fuera a votar en contra y se pronunció a favor, pero dijo cosas que a mí no me gustan.

Señaló que, cuando asumió como Senador de la República , prometió hacer desaparecer una Constitución "moribunda" y todos los otros adjetivos que ya le conocemos.

Sin embargo, debo señalarle a mi colega que dicha Constitución moribunda fue modificada, rectificada y firmada por el ex Presidente Ricardo Lagos . ¡No tiene que haber estado tan moribunda entonces! ¿Por qué no? Porque, gracias a esa Constitución, el Senador Navarro se sienta aquí...

El señor ZALDÍVAR, don Andrés ( Presidente ).-

Le pido a Su Señoría que no designe a otro Senador por su nombre, pues ello está prohibido por nuestro Reglamento, que le pido cumplir.

El señor MOREIRA.-

Perfecto.

Yo creo que no corresponde referirse a otro Senador para ofenderlo, pero pienso que la situación es distinta cuando es parte del debate. En todo caso, usted sabe más que yo, señor Presidente.

En fin, la persona que me antecedió en el uso de la palabra y que todos conocen utilizó ciertos adjetivos sobre determinada situación.

Cuando yo llegué aquí fue para defender la Constitución. Ahora, si tenía que modificarse, se modificaba, como muchas veces lo hemos hecho.

También llegué aquí para defender la historia, para defender a las Fuerzas Armadas y su historia.

Por lo tanto, opino que lo que se dijo no guarda relación.

Por último, esa persona se preguntó qué beneficios ha traído el Congreso a esta zona. ¡Pero por supuesto que ha traído hartos beneficios! Tenemos a la Senadora Lily Pérez ; tenemos al Senador Ricardo Lagos ; tenemos al Diputado Urrutia , que está acá, y tenemos al Senador Chahuán, todos parlamentarios que han defendido a la región en forma transversal.

¿Y a quién le tocaba "pagar el pato" por aquella violencia?

Al ex alcalde Jorge Castro , aquí presente.

--(Aplausos en tribunas).

Él debió enfrentar momentos redifíciles a raíz de ella.

Yo voto a favor de este proyecto, para que la cuenta pública se realice el 1 de junio. Y lo hago pensando en la familia y pensando en proteger la historia, para que no se vea afectada por hechos de violencia.

Creo que es la mejor decisión que podemos tomar en este Parlamento.

Voto que sí, señor Presidente.

--(Aplausos en tribunas).

)----------(

El señor ZALDÍVAR, don Andrés ( Presidente ).-

Solicito la autorización de la Sala para que me reemplace en la testera el Honorable señor Montes.

Acordado.

--Pasa a presidir la sesión el Senador señor Montes, en calidad de Presidente accidental.

)-----------(

El señor MONTES (Presidente accidental).-

Ofrezco la palabra a la Senadora señora Von Baer.

La señora VON BAER.-

Señor Presidente, me parece que a esta reforma quizás no le estamos dando la relevancia que de verdad tiene.

Lo que hoy estamos haciendo es cambiar la fecha de la cuenta pública que da el Presidente a la nación, porque creemos que es profundamente importante para nuestro país celebrar el Día de las Glorías Navales tal como todos lo sentimos, desde lo más profundo de nuestro corazón, desde nuestra cultura, desde lo que somos nosotros.

No solamente acá en Valparaíso, sino también en las regiones, la celebración del 21 de mayo es muy importante. Y para cada uno de nosotros, Senadores de regiones, es triste no poder acompañar como autoridad esta fiesta tan relevante para la familia chilena.

Por lo tanto, yo saludo y felicito a los autores de este proyecto de ley, que es especialmente significativo para la Quinta Región, para Valparaíso.

En su tramitación ha tenido un rol tremendamente destacado la Diputada María José Hoffman . Y nos acompaña el Diputado de Valparaíso , Osvaldo Urrutia , quien también ha impulsado este proyecto.

Hemos aprendido a través de los Senadores del norte lo relevante que es esta celebración del 21 de mayo en Iquique. En esta ciudad se hace un homenaje especial en que se deposita una ofrenda floral, que es un evento muy sentido para Iquique. Quiero recordar aquí al Senador Orpis, quien tantas veces nos dijo lo importante de esta fecha para la ciudad.

Deseo reconocer también a quien tengo sentado a mi lado, el Diputado Renzo Trisotti, que es uno de los autores de esta iniciativa de ley.

Desde las regiones, en este caso desde Valparaíso e Iquique, se ha hecho mucha fuerza para poder celebrar realmente en familia, como nación, un día tan destacado en nuestra historia. Y creo que para la familia chilena es bonito conmemorar el 21 de mayo con todas las autoridades presentes, como este día se merece.

Considero primordial también darle relevancia especial a la cuenta del Presidente de la República . Y, de hecho, separar estos dos eventos permitirá que el día de la cuenta pública tenga una significación especial.

Podemos discutir respecto a la fecha. Pero el 1 de junio es un día que tiene historia; porque, como lo planteaban los Senadores que me antecedieron en el uso de la palabra, ya lo establecía la Constitución de 1833. Pienso que la historia es muy importante para la construcción del futuro de un país. Y, desde ese punto de vista, señor Presidente , estoy de acuerdo con la fecha planteada en la iniciativa.

Podemos discutir si, en la práctica, es mejor poner estos hitos en un día móvil. No obstante, la verdad es que me gustan los días con historia. Me gustan las celebraciones con raíces en nuestro pasado. Y creo que, en ese sentido, le estamos haciendo honor a dos fechas que las tienen, pero sobre todo al 21 de mayo.

Felicito a los impulsores de este proyecto. Entiendo que especialmente para Valparaíso y para Iquique es importante este cambio. Y quiero resaltar que para todos los Senadores de regiones poder estar el 21 de mayo en nuestra zona, para acompañar esta fiesta, es también tremendamente relevante.

Con entusiasmo, voto a favor.

--(Aplausos en tribunas).

El señor MONTES (Presidente accidental).-

Tiene la palabra el Senador señor Allamand.

El señor ALLAMAND.-

Señor Presidente , la mayoría de los Senadores que me antecedieron en el uso de la palabra fueron lo suficientemente elocuentes en términos de la justificación de este cambio.

El Senador Ricardo Lagos ha retirado una indicación, que quizás podrá considerarse más adelante, porque creo que en el ambiente existe la necesidad de que este proyecto se apruebe hoy, a fin de que entre en vigencia precisamente este año y no tengamos ninguna dilación posterior.

Ciertamente voy a votar a favor de esta iniciativa. Opino que tiene plena justificación, y es importante que se apruebe hoy día. Y, eventualmente, la pequeña corrección o flexibilidad que puede existir en la fecha podrá analizarse más adelante si existe mayoría. No hay obstáculo alguno en este sentido.

Solo quisiera destacar en forma adicional que no veo que estemos generando algún quiebre con la historia, como algún Senador señaló.

La verdad es que, si uno lo piensa, quizás esta cuenta nunca debió fijarse para el 21 de mayo. Así como me habría parecido absurdo que se situara el día 18 de septiembre. Son eventos distintos, no debieron mezclarse. Y, tal como se ha señalado acá, el 21 de mayo tiene que ser una fecha no solamente para celebrar en familia.

No es un hito de conmemoración únicamente para la Armada, así como el 18 o el 19 de septiembre no son fechas de conmemoración para una rama de las Fuerzas Armadas en particular. Estas son instancias del país en su conjunto. El 18 y 19 de septiembre son fechas de Chile. El 21 de mayo es una fecha de Chile.

Y, en consecuencia, por las razones que aquí se han indicado, quizás debimos señalar esto con anterioridad.

Una última referencia, señor Presidente , en relación con una intervención anterior. Alguien hizo una alusión a la Constitución y a una "Constitución moribunda".

Hubo un exdictador que, efectivamente, señaló que juraba para poner fin a una constitución moribunda. Lo lamentable de la historia es que la que está moribunda en esta oportunidad es Venezuela, trágicamente afectada por una destrucción paulatina de su sistema democrático, con violaciones crecientes a los derechos humanos.

Entonces, cuando uno hace una cita tan mala como esa, tiene que tomarla en su integridad. Por eso me pareció importante destacar este aspecto.

El señor ZALDÍVAR, don Andrés ( Presidente ).-

Tiene la palabra el Senador señor Pérez.

El señor PÉREZ VARELA .-

Señor Presidente , sin duda este proyecto restablece un poco el sentido común de las cosas. Y este dicta que, si uno fija determinada actividad en determinado día, este tiene que estar inmerso en la finalidad de esa celebración.

El 21 de mayo es una conmemoración que une a los chilenos. El 21 de mayo es una fiesta, una gesta heroica de chilenos que, con el uniforme de la Armada, con su valer, con su valentía, con su heroísmo, transformaron una derrota en triunfo en un momento muy complejo de nuestra historia.

Ese hecho lo celebramos los chilenos todos juntos, sin ningún tipo de tensión. Y no solamente se celebra con emoción, con hidalguía y con orgullo en Valparaíso o en Iquique, sino a lo largo y ancho de todo el territorio.

Me ha correspondido estar presente en Los Ángeles, en Chillán, en Talcahuano, en todas y cada una de nuestras ciudades. Y se celebra con el mismo entusiasmo.

Por lo tanto, el sentido del 21 de mayo debiera ser conmemorar la gesta heroica del Combate Naval de Iquique. Y cuando uno incorpora otro elemento, la cuenta presidencial, que tiene un significado distinto -no menos válido ni menos legítimo, pero sí diferente-, porque es una cuenta política, de la mayoría que gobierna, surgen opiniones, divisiones, visiones diferentes sobre ella y el juego político legítimo entre la Oposición y el Gobierno.

Sin duda esa fecha y esa actividad tienen un sentido absolutamente distinto.

Por eso, el proyecto, a mi juicio, exhibe como elemento central el sentido común: dejar el 21 de mayo para conmemorar una gesta que une a todos los chilenos y colocar en otro momento del año -en este caso el 1 de junio- un hecho relevante, significativo, trascendente como es la cuenta que el Presidente da a la nación a través del Parlamento.

Porque, sin duda, esa cuenta -todos lo sabemos- trae discusión, trae debate. Algunos la encuentran bien, otros la encuentran mal. Y eso ya significa una discusión que da sentido a las diversas visiones que los chilenos tenemos acerca de cómo debe ser la conducción del país.

Por lo tanto, estaremos juntos el 21 de mayo, pero el 1 de junio expresaremos nuestras diferencias, que algunas veces se expresan bien y otras mal, como ha ocurrido con los hechos de violencia.

Este proyecto de reforma constitucional en votación restablece el sentido común al darles sentido correcto, sentido real, a cada una de esas festividades: un día queremos expresar gratitud, orgullo y reconocimiento a nuestros héroes navales y otro día deseamos conocer lo que un Presidente de la República tiene que decirle a la nación.

En esto último no existe acuerdo, lo cual es bueno. Es positivo que respecto de esa exposición, que tiene un sentido claramente político, no haya convergencia ni unanimidad.

Sería contrario a todo sentido común que en la cuenta pública presidencial existiera unanimidad. Eso no forma parte ni de la política, ni de las tradiciones ni del sentido democrático.

Considero que iremos construyendo la idea de que el 21 de mayo vuelva a ser una fiesta patriótica, de unidad de los chilenos. Y a lo mejor los desórdenes, los hechos de violencia no cesarán desde el primer momento, pero sí lo harán en forma paulatina, a fin de que esta celebración vuelva a tener gallardía en Valparaíso, en Iquique y en todos los lugares del país.

¿Por qué en Iquique no hay incidentes en esta fecha? Porque en esa ciudad existe un sentido patriótico.

¿Por qué sí se producen en Valparaíso? Porque está incorporado al medio un hecho político, la cuenta presidencial, que tiene un sentido absolutamente distinto.

Por lo tanto, la moción a que nos han invitado los Diputados señora Hoffmann y señores Trisotti y Urrutia , entre otros, representa el regreso del sentido común ante una noticia tan relevante que permanentemente están dando a conocer los Senadores Chahuán y Lagos: el 21 de mayo reviste para Valparaíso una importancia significativa.

El señor ZALDÍVAR, don Andrés ( Presidente ).-

Tiene la palabra el Senador señor De Urresti.

El señor DE URRESTI.-

Señor Presidente , Honorable Sala, escuché con atención cada una de las intervenciones.

Conozco este proyecto y recuerdo que, mientras era Presidente de la Comisión de Constitución, el Senador Chahuán, entre otros, planteó la necesidad de revisar una iniciativa de su autoría que proponía trasladar la cuenta al 4 de julio, porque en esa fecha se instaló el primer Congreso Nacional, la cual fue rechazada.

Ahora se insiste con estas mociones refundidas a fin de recuperar la tradición del 1 de junio, ya que, como señala el informe, durante la vigencia de la Constitución de 1833 el Presidente José Joaquín Pérez instauró esta práctica, que coincidía con la inauguración del período de legislatura ordinaria. Más adelante, en 1926, la ceremonia se cambió al 21 de mayo.

Me parece que estamos equivocando el debate al centrarnos en si alteramos o no una tradición.

Considero que esta ceremonia debe hacerse mediante un acto republicano en el cual el Jefe del Estado rinda ante el Congreso Nacional una cuenta del estado de la nación en que se fije el derrotero del programa de Gobierno y las perspectivas del año y se hagan los balances, de manera que los distintos actores políticos puedan opinar y la ciudadanía manifieste, presione, apoye o desapruebe el programa.

Ese es el objetivo. Y debe ser una tradición.

¿En qué fecha? La que sea conveniente, siempre que se haga con respeto, que se debata y que desde el punto de vista político podamos evaluar la gestión del Gobierno.

Me preocupa acá cuando elucubramos respecto a que con el cambio de fecha acabarán los desmanes.

Permítanme decirlo: si se determina que la cuenta se haga un día no feriado probablemente en Valparaíso -lo digo con el cariño que le tengo al lugar donde está la sede legislativa-, igual habrá inconvenientes. Aunque sea un día hábil, la alteración del funcionamiento de la ciudad puede ser igual o mayor.

Voy a votar a favor del proyecto porque considero que constituye un anhelo. Valoro la visión transversal de los parlamentarios de esta región que lo presentaron, aunque también veo el nombre de alguno de Iquique, pues es allí donde el 21 de mayo precisamente tiene gran connotación.

Todos queremos celebrar esta efeméride a lo largo y ancho de nuestro país con desfiles y conmemoraciones. No obstante, es una fecha a la que no le doy suprarrepresentación, ya que, como soy pacifista, no me gustan los actos bélicos.

Pero se trata de una fiesta importante para el país. Por eso, el homenaje se debe realizar donde tenga que hacerse: en Iquique, en Valparaíso o en la plaza de cualquier ciudad donde la ciudadanía se congregue a celebrar el 21 de mayo.

Sin embargo, quiero hacer una salvedad: si creemos -en tribunas hay muchas autoridades y vecinos de Valparaíso- que por el cambio de fecha no habrá violencia ni se alterará el funcionamiento de la ciudad, permítanme decir que se trata de una candidez, permítanme señalar que se está equivocando el foco de la discusión, permítanme expresar que no será así.

Si avanzamos en esta separación y vinculamos el 21 de mayo con la gesta naval de Iquique, bien por esa ciudad, bien por Valparaíso y bien por cada lugar en que se desee conmemorar esa fecha sin que sea en un día feriado y menos aún en uno que coincida con la cuenta pública del Primer Mandatario.

Establecer el 1 de junio como día de realización de la cuenta no excluye ni evita que se produzca una enorme conmoción. Porque, por desgracia, no se ha generado el debate parlamentario respecto de esta ceremonia.

Incluso, me permitiría sugerir que este acto se lleve a cabo en distintas regiones, pues sería una señal importante de descentralización y de vinculación del Gobierno de turno con cada uno de los territorios.

Voto a favor, señor Presidente, pero con las prevenciones que señalé.

El señor ZALDÍVAR, don Andrés ( Presidente ).-

Tiene la palabra el Senador señor Espina.

El señor ESPINA.-

Señor Presidente, seré muy breve, ya que a mi juicio se han expuesto con claridad las razones que justifican esta iniciativa.

Quiero señalar que en la Comisión de Constitución este ha sido uno de los proyectos que más rápido se han despachado.

Al Senador De Urresti, que es miembro de dicho órgano técnico, le consta que es de tal sentido común y de tal racionalidad que se aprobó muy rápido.

Sin embargo, para la historia fidedigna de la ley, quiero dar a conocer algunas breves conclusiones que he sacado de esta normativa.

La primera de ellas se refiere a que tenemos que proteger las fechas que nos unen. Y, sin lugar a dudas, el 21 de mayo, en que nuestro país celebra la gesta histórica de Arturo Prat y de todos quienes tuvieron igual capacidad de ser héroes junto con él, debe ser un día de unidad y no un momento de división.

Pero uno constata, en los hechos, que ya pocos se acuerdan de esta efeméride como fecha de unidad. Además, si uno ve la televisión en la noche, lo único que aparece son desmanes y destrucciones.

La segunda dice relación a que esta ceremonia le causa un tremendo daño a Valparaíso, en particular. Porque, históricamente, este era un día de celebración en que venía mucha gente de otros lugares del país a esta ciudad.

Sin embargo, debido a los incidentes que se producen, no viaja nadie y en esta fecha los porteños, más que salir a celebrar, se esconden, sobre todo después de que la última vez falleció un trabajador.

El señor CHAHUÁN .-

¡Eduardo Lara!

El señor ESPINA.-

Por lo tanto, es relevante cuidar no solo las fechas que nos unen, sino también los lugares en que se llevan a cabo ceremonias conmemorativas, como Valparaíso, Iquique , Arica y todas las ciudades de Chile en que un día tiene una connotación especial.

Otro punto que quisiera señalar es el siguiente.

Históricamente, el 21 de mayo no ha sido la única fecha en que se ha entregado la cuenta del Presidente de la República , pues se ha mencionado reiteradamente que hasta 1926 esta se rendía el 1° de junio.

Por lo tanto, es una fecha susceptible de modificarse.

Eso sí, desearía que -como ocurre en otros países, y ya que no será en un día feriado- que la cuenta se diera en la noche, pues lo razonable sería que la gente pudiera verla en los canales de televisión. Porque es bien importante, por una cuestión de preparación cívica, que la ciudadanía se entere respecto de la gestión del Presidente de la República , lo cual debe ser objeto de debate, de discusión, de análisis, de pros y contras. Existen países donde se emite en la noche, en los horarios más estelares, de tal manera que la ciudadanía pueda verla por televisión. Ese es un tema que regulará el Gobierno.

Pero quisiera tocar un punto que no se puede abandonar, que es el de la violencia.

No estamos cambiando la fecha porque el Presidente de la República rinda cuenta ante el Congreso Nacional el 21 de mayo, sino que lo hacemos porque, a raíz de ese acto, dicho día se producen desmanes.

Quiero dejar claro que es probable que en muchos países ocurra lo mismo, pero deben de existir pocos como el nuestro en que la impunidad de los delincuentes que actúan ese día sea tan grande. Porque creo que condenados por los desórdenes que se producen el 21 de mayo deben de ser contados con los dedos de la mano.

Uno mira la televisión; ve a tipos encapuchados que destruyen la propiedad pública y privada; que dejan en la ruina muchas veces a pequeños comerciantes; que agreden a cuanta persona encuentran en el camino, ¡y resulta que después sale una noticia que habitualmente dice que "hubo incidentes aislados"!

¡No sé de qué magnitud tienen que ser en Chile los incidentes, porque todos son siempre aislados!

Entonces, no hay sanción ni capacidad para identificar a quienes provocan esos desmanes.

Y cuando uno analiza qué sucede en países más modernos que el nuestro, constata que eso no ocurre.

Dejo planteado ese punto, porque es una tarea pendiente del Congreso: actualizar nuestra legislación y exigir a las fuerzas policiales y a los fiscales que cumplan con su deber de proteger a la ciudadanía frente a estos desmanes y actos de violencia.

Finalmente, felicito esta decisión, porque se le hace un favor a nuestro país, a la unidad de una fecha tan trascendente y a Valparaíso en su conjunto.

--(Aplausos en tribunas).

El señor ZALDÍVAR, don Andrés ( Presidente ).-

Tiene la palabra el Senador señor Letelier.

El señor LETELIER .-

Señor Presidente , estimados colegas, entiendo que el 21 de mayo es una fecha que nos une. Y sé que es distinta para las diferentes regiones; sería malsano pensar que es igual para todas, pues no es así.

Tiene un valor especial para Iquique, por ser el lugar del combate. Y también para Valparaíso, porque aquí están los restos de Arturo Prat, avecindado en esta ciudad, que siendo un joven abogado se sumó a aquella gesta heroica. No era un hombre de la Armada por tradición, sino que, como tantos en ese tiempo, se incorporó a la guerra por una causa nacional.

Sin embargo, señor Presidente , creo que esta decisión se está tomando con cierta precipitación. Y no lo digo porque no comparta con los porteños su indignación respecto a lo que pasa en la ciudad el día de la cuenta pública del Jefe de Estado .

Como sociedad estamos viviendo cierta patología creciente -y lo hemos visto en este edificio, en esta Sala-, de pérdida de tolerancia a la diversidad de opiniones. Si uno piensa distinto, algunos ciudadanos creen que tienen el derecho de pifiar, de criticar, y no consideran que un elemento fundamental de nuestra sociedad es el respeto al otro, a la otra, a lo que somos como comunidad, que es heterogénea y diversa.

Sin duda, en esta ciudad se viven actos de violencia como se viven en otras cuando, por ejemplo, hay marchas o protestas, que son manifestaciones legítimas, pero que algunos malogran, distorsionan, violentan con sus prácticas.

Señor Presidente, no creo que aquello, que es lo que más nos indigna, desaparezca por el cambio de fecha.

En lo personal, pienso que tenemos la responsabilidad en el Congreso Nacional de ver la manera en que abordamos materias -lo mencionaba el Senador Espina- como la impunidad que existe en el comportamiento colectivo, porque somos una sociedad en donde a la gente le gusta tener derechos, pero no deberes, los cuales se han ido deteriorando de forma vertiginosa.

Reitero: no creo que se solucione este problema con el cambio de fecha.

En el debate histórico -me va disculpar el Senador Espina- el 21 de mayo tiene sentido porque era el inicio de la legislatura ordinaria; en otro tiempo fue el 1° de junio. Ambas fechas tenían que ver con una época histórica que ya no existe: el inicio del año legislativo.

Nosotros, de hecho, años después de 1990 borramos esta diferenciación, y somos de los pocos Parlamentos que tienen la práctica de trabajar once meses del año en forma continua.

Si hay que ver una fecha real para la cuenta pública anual del Jefe de Estado , esta debería ser en marzo, al inicio del año legislativo, momento en el cual se haría un balance de la legislatura anterior y se enunciaría lo que vendrá posteriormente.

Deberíamos reflexionar respecto de por qué vamos a hacer este cambio a una fecha -el 1° de junio- que no posee ningún valor.

Adicionalmente, me preocupa cómo algunos desvalorizan la tradición y la significación del mensaje del Presidente de la República . ¡Tiene una importancia republicana tremenda! Se han perdido las prácticas republicanas de forma exagerada -diría yo-, lo cual es enormemente preocupante.

Y nosotros, desde el Parlamento, somos corresponsables de ello.

Haber eliminado por mayoría el voto obligatorio, que tiene que ver con los deberes ciudadanos, fue uno de los elementos que han contribuido a esta lógica de anomia colectiva.

Señor Presidente , sé que los votos están para llevar a cabo este cambio de fecha. No tengo dificultades en desacoplar, en separar la cuenta pública de la conmemoración del 21 de mayo y la importancia de celebrar esta fecha. Pero no creo que tenga ningún sentido -¡ninguno!- establecer como día para el mensaje presidencial el 1° de junio.

En tal sentido, pienso que se está legislando mal, en forma apresurada. En mi concepto, se le está haciendo un daño a nuestro país al no corregir lo que se necesita corregir.

El 1° de junio obedecía a una época dominada por la oligarquía, cuando algunos participaban en el Parlamento. Respondía al momento en que se habían terminado las cosechas. Y se cambió al 21 de mayo porque eran fechas similares en cuanto a la época del año.

Deberíamos reflexionar mejor acerca de la fecha y no mantener el 1º de junio solo para separarla del 21 de mayo.

Bien por Valparaíso que se puedan terminar los desmanes el 21 de mayo, para que sea posible celebrar una fiesta importante para esta ciudad.

En eso yo la apoyo.

--(Aplausos en tribunas).

El señor LABBÉ ( Secretario General ).-

¿Alguna señora Senadora o algún señor Senador no ha emitido su voto?

El señor ZALDÍVAR, don Andrés ( Presidente ).-

Terminada la votación.

--Se aprueba en general el proyecto (28 votos a favor) y, por no haberse presentado indicaciones, queda aprobado también en particular y despachado en este trámite.

Votaron las señoras Allende, Goic, Muñoz, Lily Pérez, Van Rysselberghe y Von Baer y los señores Araya, Bianchi, Chahuán, De Urresti, García, García-Huidobro, Girardi, Guillier, Horvath, Lagos, Hernán Larraín, Matta, Montes, Moreira, Navarro, Ossandón, Pérez Varela, Prokurica, Tuma, Ignacio Walker, Patricio Walker y Andrés Zaldívar.

--(Aplausos en tribunas).

2.3. Oficio de Cámara Revisora a Cámara de Origen

Oficio Aprobación sin Modificaciones . Fecha 12 de abril, 2017. Oficio en Sesión 14. Legislatura 365.

Valparaíso, 12 de abril de 2017.

Nº 78/SEC/17

A S.E. EL PRESIDENTE DE LA HONORABLE CÁMARA DE DIPUTADOS

Tengo a honra comunicar a Vuestra Excelencia que el Senado ha aprobado, en los mismos términos en que lo hizo esa Honorable Cámara, el proyecto de reforma constitucional que modifica la Carta Fundamental en lo que respecta a la fecha en que el Presidente de la República rinde cuenta al país del estado administrativo y político de la Nación ante el Congreso Pleno, correspondiente a los Boletines Nos 9.741-07, 10.728-07 y 10.951-07, refundidos.

Hago presente a Vuestra Excelencia que el artículo único del mencionado proyecto de reforma constitucional fue aprobado, tanto en general cuanto en particular, con el voto favorable de 28 senadores, de un total de 37 en ejercicio, dándose así cumplimiento a lo dispuesto en el inciso segundo del artículo 127 de la Constitución Política de la República.

Lo que comunico a Su Excelencia en respuesta a su oficio Nº 13.169, de 8 de marzo de 2017.

Devuelvo los antecedentes respectivos.

Dios guarde a Vuestra Excelencia.

ANDRÉS ZALDÍVAR LARRAÍN

Presidente del Senado

MARIO LABBÉ ARANEDA

Secretario General del Senado

3. Trámite Finalización: Cámara de Diputados

3.1. Oficio de Cámara de Origen al Ejecutivo

Oficio Ley a S.E. La Presidenta de la República. Fecha 13 de abril, 2017. Oficio

VALPARAÍSO, 13 de abril de 2017

Oficio Nº 13.274

A S.E. LA PRESIDENTA DE LA REPÚBLICA

Tengo a honra comunicar a V.E. que el Congreso Nacional ha dado su aprobación al siguiente proyecto de reforma constitucional, originado en mociones refundidas; la primera, correspondiente al boletín N° 9.741-07, de los diputados señores Renzo Trisotti Martínez, Osvaldo Urrutia Soto, Jorge Ulloa Aguillón, Aldo Cornejo González, Joaquín Godoy Ibáñez, Rodrigo González Torres y Hugo Gutiérrez Gálvez; la segunda, correspondiente al boletín N° 10.728-07, de la diputada señora María José Hoffmann Opazo y de los diputados señores Juan Antonio Coloma Álamos, Javier Hernández Hernández, Patricio Melero Abaroa, Romilio Gutiérrez Pino, Joaquín Lavín León, Gustavo Hasbún Selume, Renzo Trisotti Martínez, Issa Kort Garriga e Iván Norambuena Farías; y, la tercera, correspondiente al boletín N° 10.951-07, del diputado señor Ramón Farías Ponce, de las diputadas señoras María José Hoffmann Opazo y Daniella Cicardini Milla, y de los diputados señores Jorge Rathgeb Schifferli, Víctor Torres Jeldes, Osvaldo Andrade Lara, Marcos Espinosa Monardes, Germán Becker Alvear, Marcelo Chávez Velásquez y Gabriel Silber Romo:

PROYECTO DE REFORMA CONSTITUCIONAL:

“Artículo único.- Sustitúyese en el inciso tercero del artículo 24 de la Constitución Política de la República la expresión “21 de mayo” por “1 de junio”.”.

*****

Dios guarde a V.E.

FIDEL ESPINOZA SANDOVAL

Presidente de la Cámara de Diputados

MIGUEL LANDEROS PERKI?

Secretario General de la Cámara de Diputados

4. Publicación de Ley en Diario Oficial

4.1. Ley Nº 21.011

Tipo Norma
:
Ley 21011
URL
:
https://www.bcn.cl/leychile/N?i=1102437&t=0
Fecha Promulgación
:
02-05-2017
URL Corta
:
http://bcn.cl/2ccwj
Organismo
:
MINISTERIO DEL INTERIOR Y SEGURIDAD PÚBLICA
Título
:
MODIFICA LA FECHA DE LA CUENTA QUE DEBE RENDIR EL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA ANTE EL CONGRESO PLENO
Fecha Publicación
:
04-05-2017

LEY NÚM. 21.011

MODIFICA LA FECHA DE LA CUENTA QUE DEBE RENDIR EL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA ANTE EL CONGRESO PLENO

    Teniendo presente que el H. Congreso Nacional ha dado su aprobación al siguiente proyecto de reforma constitucional, originado en mociones refundidas de los Honorables diputados señores Renzo Trisotti Martínez, Osvaldo Urrutia Soto, Jorge Ulloa Aguillón, Aldo Cornejo González, Joaquín Godoy Ibáñez, Rodrigo González Torres, Hugo Gutiérrez Gálvez, Juan Antonio Coloma Álamos, Javier Hernández Hernández, Patricio Melero Abaroa, Romilio Gutiérrez Pino, Joaquín Lavín León, Gustavo Hasbún Selume, Issa Kort Garriga, Iván Norambuena Farías, Jorge Rathgeb Schifferli, Víctor Torres Jeldes, Osvaldo Andrade Lara, Marcos Espinosa Monardes, Germán Becker Alvear, Marcelo Chávez Velásquez y Gabriel Silber Romo, Ramón Farías Ponce; y de las Honorables diputadas señoras María José Hoffmann Opazo y Daniella Cicardini Milla,

    Proyecto de reforma constitucional:

    "Artículo único.- Sustitúyese en el inciso tercero del artículo 24 de la Constitución Política de la República la expresión "21 de mayo" por "1 de junio".".

    Y por cuanto he tenido a bien aprobarlo y sancionarlo; por tanto promúlguese y llévese a efecto como Ley de la República.

    Santiago, 2 de mayo de 2017.- MICHELLE BACHELET JERIA, Presidenta de la República.- Mario Fernández Baeza, Ministro del Interior y Seguridad Pública.- Nicolás Eyzaguirre Guzmán, Ministro Secretario General de la Presidencia.

    Lo que transcribo a Ud. para su conocimiento.- Atentamente, Mahmud Aleuy Peña y Lillo, Subsecretario del Interior.