Los avances de Japón, Corea y Vietnam en el reconocimiento del trabajo no remunerado

Tradicionalmente las labores domésticas y de cuidado recaen en la mujer, sin embargo, a través de leyes y políticas enfocadas a la igualdad de género, estos tres países han sido destacados por ONU Mujeres por sus avances, en un contexto regional dominado por la discriminación y la falta de datos oficiales. Damos a conocer estas experiencias, a propósito de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer.

POLITICAS PUBLICAS ASIA PACIFICO

Los avances de Japón, Corea y Vietnam en el reconocimiento del trabajo no remunerado

La necesidad de reconocimiento, pero también de valoración de los cuidados realizados en el trabajo doméstico no remunerado es la meta 5.3 de la Agenda 2030. Para ello, propone que sea a través de los servicios públicos, infraestructura y políticas específicas de protección social, pero también que se promueva una cultura de responsabilidad compartida en el hogar y sus quehaceres. Revisamos cómo esta realidad se desenvuelve en la Región Asia Pacífico y algunos de los avances que han realizado en esta materia.

Asia con dificultad para cumplir el ODS 5

La imposibilidad de generar buenas condiciones de vida a las mujeres y lograr mejores sociedades con mayor igualdad de género, ha sido uno de los grandes problemas que deben enfrentar los países del mundo. Aunque se evidencian avances en Europa y algunas realidades en América Latina, en otras regiones del mundo falta mucho camino por recorrer.

Este es el caso de la Región Asia Pacífico, donde a pesar de avances en Australia, Nueva Zelandia con sus Ministerios de la Mujer -o recientemente Filipinas con su Carta Magna de la Mujer- existen grandes desafíos en equidad y discriminación. Como se comentó en una nota anterior, sobre este hecho pesa otro problema, la significativa falta de datos oficiales que permitan realizar un diagnóstico y, posteriormente, diseñar políticas y darle seguimiento a las soluciones.

Según el informe de ONU Mujeres sobre el cumplimiento de la Agenda 2030 en dicha región, las mujeres siguen siendo vulnerables y pobres en la mayoría de los países del Asia y el Pacífico. Más aún, sostiene que los esfuerzos realizados han tenido efectos muy limitados o, simplemente no han sido suficientes para revertir la realidad de millones de mujeres y niñas.

Sin embargo, pese a que los avances en materia de igualdad de género en la región se encuentran en una pronunciada cuesta arriba, el informe resalta algunos de los avances que sobresalen y que propone a futuro como ejemplos a seguir. Estos avances se produjeron en el reconocimiento y formalización del trabajo no remunerado realizado por mujeres, tanto en el desempeño de labores domésticas en sus hogares, como en el cuidado de familiares y miembros de sus comunidades.

Cambios en la labor de cuidado de adultos mayores en Japón y Corea del Sur

Las mujeres han sido las principales responsables del cuidado de sus familias, no solo en el crecimiento de sus hijos, también en la atención de los adultos mayores, ya sea padres o, principalmente en el Asia, los padres del cónyuge. Esta realidad ha comenzado a cambiar en dos de las economías más industrializadas en el Este de Asia.

Tanto en Japón como en Corea del Sur, son los servicios públicos y privados los que se están haciendo cargo de la atención de las personas mayores en los denominados servicios de largo plazo y no las familias. Esto ha llevado a que las expectativas sobre el cuidado de las personas de tercera edad ya no recaigan en familiares.

Las políticas de cuidado de largo plazo para personas mayores en Japón (LTCI por sus siglas en inglés) han contribuido a alivianar el tradicional trabajo de cuidado de la mujer en las familias, incluso en algunos casos a reemplazarlas en las labores de cuidado a los adultos mayores. La contratación y subcontratación de servicios ha llevado además a que las mujeres puedan insertarse en el mundo laboral.

Promoción de la corresponsabilidad en Vietnam

En la misma línea del caso anterior, Vietnam resalta por su trabajo en alivianar las responsabilidades de la mujer en el hogar. Para ello, el primer paso se dio con la Ley de Igualdad de Género, promulgada en 2006 y donde se establece que el trabajo doméstico y el cuidado de familiares, son una responsabilidad que debe ser compartida entre hombres y mujeres.

En el artículo 18, número 5 de la ley, se establece que hombres y mujeres en la familia tienen la responsabilidad de compartir el trabajo del hogar. A esto se suma la Ley de Matrimonio y Familia, que reconoce el trabajo doméstico como un trabajo que genera ingresos. Además, plantea la protección de los intereses legítimos de cada cónyuge, con el fin de que puedan crear sus condiciones para llevar adelante sus carreras o sus negocios.

Por último, la Estrategia Nacional de Igualdad de Género (2011-2020) se centra en la reducción de los tiempos de las mujeres en la realización de tareas domésticas a la mitad. Para el año 2015 se logró disminuir a la mitad y se espera que para finales de 2020 sea solamente una tercera parte.

Reconocimiento del trabajo no remunerado en Chile

En nuestro país no existe una ley dirigida a asegurar la corresponsabilidad familiar o el reconocimiento del trabajo no remunerado. Sin embargo existe un proyecto de ley para reconocer el trabajo doméstico y el cuidado de las personas.

Una opinión de este problema en nuestro país tuvo la diputada Joanna Pérez, quien forma parte de la Comisión de Mujeres y Equidad de Género. En su opinión, es importante que se avance en esta materia. “Las mujeres tienen la capacidad de aportar en todos los espacios, pero muchas veces como están en sus casas, cuidando a sus hijos o realizando tareas domésticas porque muchas mujeres cumplen triple jornada, en el trabajo, en la casa y en el cuidado de otras personas. Pero también la mayoría de quienes hacen labores sociales y comunitarias son mujeres. Por eso creo que todo proyecto y toda política que reconozca y dignifique la labor de la mujer en esos espacios, es bienvenida”, señaló.

En relación a promover la corresponsabilidad, comentó que es necesario aunque, de a poco, más hombres cumplen estas funciones. “Deciden quedarse en sus casas para que la mujer salga a trabajar, porque la mujer entiende que ese es un rol importante para desarrollo de los hijos y valora que exista la posibilidad de compartir roles. Esto no es un tema de la mujer, sino de la paternidad, de la maternidad y vida en familia en general para una sociedad más integrada, todos desde su conjunto. Los hijos desde la cuna tienen que entender los roles que nos corresponde asumir en ciertos momentos”, agregó.

Sobre la necesidad de avanzar en igualdad salarial y mejora de las pensiones para las mujeres, se mostró favorable a apoyar proyectos que avancen en esa materia. “Hay que eliminar todo tipo de desigualdades y brechas. Estamos trabajando en eso y hemos avanzado. Soy parte de la comisión y tenemos proyectos, como por ejemplo la ley de cuotas en pesca, que no es una cuota de captura, sino que tiene que ver que los directorios que fijan políticas públicas, que deciden proyectos y deciden lineamientos en relación a un grupo muy masculinizado, puedan incorporar políticas de materias de género y equidad con las mujeres que realizan muchos oficios relacionados con la pesca pero que se invisibilizan al momento del trabajo con la política pública. Ese es un ejemplo, pero existe en la minería, en el forestal, entre otros. Tenemos que empezar a romper las brechas desde la descentralización, el territorio, la actividad económica y la vocación productiva para visibilizarlas porque no podemos hacer leyes solo de papel, sino que hay que instalarlas en el colectivo”, sentenció.



Ventajas y complicaciones del sistema de educación no presencial en Corea del Sur

Especial de CORONAVIRUS

Ventajas y complicaciones del sistema de educación no presencial en Corea del Sur

En el contexto de coronavirus, el país asiático tuvo que cerrar y dar inicio a un nuevo semestre en modalidad en línea para darle continuidad al aprendizaje de millones de estudiantes. Aunque la alta conectividad y la preparación de distintas plataformas digitales han facilitado la migración, aún persisten problemas a resolver como la alfabetización digital de profesores y mejorar las capacidades de conectividad.

Ver más

Nueva publicación de la BCN aborda experiencia de robótica en Japón

19 Diciembre 2019

Nueva publicación de la BCN aborda experiencia de robótica en Japón

La estrategia desplegada por el país nipón para desarrollar su ecosistema nacional de robótica, los desafíos en materia legislativa y los aprendizajes que se podrían aprovechar en nuestro país, son algunos de los contenidos que forman parte del documento digital, disponible para ser descargado.