La forma como China se encamina a lograr el control del Coronavirus

Además de la fuerte inversión en infraestructura hospitalaria, el gigante asiático ha puesto énfasis en aislar a aquellas personas infectadas o que tengan sospechas de estarlo. Aunque el lockdown de ciudades en Wuhan ha recibido algunas críticas, hoy la cifra de nuevos casos es solo de cuatro según Worldometers.

POLITICAS PUBLICAS ASIA PACIFICO

La forma como China se encamina a lograr el control del Coronavirus

China fue el primer país en detectar una gran cantidad de contagiados y de alertar al mundo sobre la gravedad de esta pandemia en diciembre de 2019. Tres meses después muestra cifras positivas en la recuperación de personas infectadas y una baja tasa de nuevos contagios. Una revisión general de este caso, en la siguiente nota.

Contener para bajar las cifras

Desde el estallido del brote en la ciudad de Wuhan, en diciembre de 2019 que el incremento de infectados aumentó de mil a 80 mil en solo seis semanas. Solo en la provincia de Hubei se registraron 3.130 casos, siendo la peor cifra a nivel global, aunque hoy es superada por Italia y España.

Sin embargo la cantidad de muertes en el gigante asiático ha disminuido considerablemente, tomando en cuenta que la cantidad de casos infectados sigue siendo la mayor del planeta. Incluso, según cifras de Worldometers, solo se han detectado cuatro nuevas muertes y más de 73 mil casos recuperados, dejando solamente poco más de cuatro mil casos activos.

Estos resultados llaman la atención si se comparan con los más de 57 mil casos activos en Italia o los 59 mil de Estados Unidos. Más aún, resaltan si la comparación toma en cuenta la cantidad de habitantes de cada uno de estos países. Son 1.386 millones de habitantes en China, en contraste con los 69 millones de italianos o los 325 millones de norteamericanos.

Para el logro de estas cifras, el gobierno chino ha tomado una serie de medidas. Aunque algunas han sido drásticas como el lockdown de Wuhan con el fin que los ciudadanos de dicha ciudad comiencen un proceso de cuarentena -a la que luego se le sumaron 12 ciudades – las acciones han sido descritas por la OMS como “sin precedentes en la historia de la salud pública”. Como consecuencia, el Coronavirus está contenido y los contagios se han concentrado principalmente en la provincia de Hubei.

El proceso para hacer de China un lugar libre de COVID-19

Como primera medida, el 23 de enero de 2020 las autoridades realizaron el lockdown de Wuhan. Esto significó que se suspendió todo tipo de transporte público, incluidos los vuelos. Simultáneamente, se aislaron tanto a infectados con el virus como a sospechosos, para lograr esta ambiciosa acción se llevó a cabo un fuerte proceso de inversión en infraestructura hospitalaria. No solo se ampliaron hospitales para incrementar su capacidad, sino que se construyeron centros dedicados exclusivamente al tratamiento del COVID-19.

A esto se sumó el cierre de lugares donde habitualmente se producen aglomeraciones, como cines, teatros, centros comerciales, bancos y tiendas que no provean de productos de primera necesidad. Asimismo, todos los que se mantuvieron con autorización para funcionar, cerraban a las 18:00 horas para ser desinfectados y esterilizados.

En relación a los edificios públicos que se mantuvieron abiertos, fue obligatorio el uso de mascarilla y la toma de temperatura antes de entrar. En caso de que se presenten personas con fiebre, se enviaban inmediatamente a hacer cuarentena. A esto se suma una innovadora modalidad de seguimiento de los casos activos registrados, donde se monitorea su desplazamiento a través de un sistema de geolocalización activado a través de los teléfonos móviles personales.

Si bien esta modalidad de control ha recibido críticas por parte de algunos líderes políticos y pensadores, países como Italia, Singapur y la propia Corea del Sur han seguido acciones similares para trazar los recorridos efectuados por las personas contagiadas y alertar sobre aglomeraciones y zonas con mayor cantidad de focos activos.

Elementos a considerar en nuestro país

En relación a la forma como se ha controlado el Coronavirus en la realidad chilena, el diputado Ricardo Celis, presidente de la Comisión de Salud de la Cámara, valoró las acciones sanitarias emprendidas por el gobierno, sin embargo considera que hay asuntos no resueltos que atender. “El primero es la cantidad de testeos que se están haciendo por día, ahí hay un tema que merece ser resuelto porque parece es insuficiente y debería aumentarse. Ha sido una solicitud desde amplios sectores, por lo que debemos avanzar en esa línea. En segundo lugar la cuarentena. Hasta el momento ha sido más bien opcional, pero creo que debido a la curva de infectividad en Chile, necesitamos cuarentena focalizada en zonas donde la tasa de contagio es alta”, señaló.

En relación a las medidas adoptadas por China, valoró el uso masivo de mascarillas. “Ahí hay un tema cultural importante porque en el Asia usan mascarillas frecuentemente, nosotros no tenemos esa cultura. Esto es un elemento que hace más fácil el control de la epidemia. Ahora bien, la cuarentena, más las medidas estrictas de cuidado como el uso de mascarillas, más algunas medidas de soporte financiero mínimo, son cuestiones que hay que abordar hoy. Por eso mi posición es que se aumente la cantidad de pruebas”, agregó.

Por último, reflexionó acerca de la posibilidad de declarar en cuarentena algunas zonas. “Hay un equilibrio imperfecto entre lo que tiene que ver con los temas sanitarios y lo que dice relación con lo económico. Con una mala economía no podremos responder a lo sanitario, pero hay momentos en donde hay que tomar las decisiones y Chile está en condiciones de hacerlo como recientemente lo hizo Europa o la India. Si bien es cierto nuestra capacidad de testeo es mejor que la de nuestros vecinos latinoamericanos, aún es insuficiente, por lo que existe una duda razonable que tengamos un subregistro respecto de la cantidad oficial de los casos que tenemos a nivel nacional. Aún así la tasa de infección es alta, por lo tanto, hay que hacer la pérdida económica y tomar decisiones más drásticas. Dada la geografía de nuestro país, tenemos la ventaja de hacerlo en modo focalizado, como lo hizo China o Italia”, sentenció.

Las medidas adoptadas por China para contener el aumento de contagiados responde al Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 3, que propone “garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos en todas las edades”. Particularmente, la meta 3.d cuyo propósito es reforzar la capacidad de los países en desarrollo en materia de alerta temprana, reducción de riesgos y gestión de los riesgos para la salud nacional y mundial.



Ventajas y complicaciones del sistema de educación no presencial en Corea del Sur

Especial de CORONAVIRUS

Ventajas y complicaciones del sistema de educación no presencial en Corea del Sur

En el contexto de coronavirus, el país asiático tuvo que cerrar y dar inicio a un nuevo semestre en modalidad en línea para darle continuidad al aprendizaje de millones de estudiantes. Aunque la alta conectividad y la preparación de distintas plataformas digitales han facilitado la migración, aún persisten problemas a resolver como la alfabetización digital de profesores y mejorar las capacidades de conectividad.

Ver más

Nueva publicación de la BCN aborda experiencia de robótica en Japón

19 Diciembre 2019

Nueva publicación de la BCN aborda experiencia de robótica en Japón

La estrategia desplegada por el país nipón para desarrollar su ecosistema nacional de robótica, los desafíos en materia legislativa y los aprendizajes que se podrían aprovechar en nuestro país, son algunos de los contenidos que forman parte del documento digital, disponible para ser descargado.