Cargando...
  • Alto contraste

Asia Pacífico | Observatorio Parlamentario

COP26: “La Ausencia de Xi Jinping y el aporte de China en la lucha contra el cambio climático”

04 Noviembre 2021

La participación del mandatario chino a través de un documento escrito no gustó a algunos de los líderes de las naciones que participaron de la cumbre climática, debido a que se trata del país con mayores emisiones a nivel global. Por su parte, el gigante asiático dio cuenta de algunas de las acciones en favor del clima que concretará en los próximos años independientemente de los acuerdos internacionales.

Imagen de la nota COP26: “La Ausencia de Xi Jinping y el aporte de China en la lucha contra el cambio climático”

La COP 26 comenzó con varios acuerdos para enfrentar en conjunto la crisis climática global, entre los que se destacan la colaboración en innovación verde, cumplir con los compromisos históricos para evitar la deforestación y la necesidad de reducir el metano. Para conocer algunos detalles sobre las primeras jornadas de este encuentro y la posición de China frente a las críticas realizadas ante la ausencia de Xi Jinping en la cumbre de líderes, lea la siguiente nota.

Acciones concretas para revertir la difícil situación climática mundial

“Bienvenidos a Glasgow, el corazón de la revolución industrial y ahora el lugar para direccionar las acciones contra el cambio climático”. Con este mensaje se dio inicio el 31 de octubre de 2021 a la 26ª versión de la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de la ONU sobre Cambio Climático, conocida simplemente como COP, dónde 190 delegaciones de todo el mundo tratarán de concretar acuerdos en materia climática durante las próximas dos semanas.

Si bien el compromiso base alcanzado en el Acuerdo de París de 2015 fue limitar para 2030 el incremento gradual de la temperatura del planeta en 1,5 grados, durante las primeras jornadas de este encuentro se han logrado avances significativos como el compromiso para acabar con la deforestación y la firma de cien países para emitir menos metano. Este último acuerdo fue impulsado por la Unión Europea y por Estados Unidos, quien se reincorporó formalmente al trabajo de la COP.

En relación al acuerdo sobre revertir la deforestación, a pesar que se considera como parte importante el Amazonas, Brasil se hizo parte como uno más de los países firmantes. Sin embargo, tanto en este como en el acuerdo por reducir el metano, tres países industrializados se ausentaron de la iniciativa: India, Rusia y China.

Ausencia de Xi Jinping

Tras las primeras reuniones y ante la presencia de líderes de varios países del mundo, varios medios de comunicación advirtieron la ausencia del presidente chino, pues no sólo se trata de la segunda economía del mundo, sino del principal país emisor de carbono del planeta. Según una publicación de The Guardian, China emite más de una cuarta parte de todo el carbono, por lo que su presencia en la instancia climática es fundamental.

Sin embargo, el gobierno del gigante asiático comunicó su presencia a través de un documento escrito donde hizo un llamado a los países desarrollados para que “brinden ayuda a los países en desarrollo para hacer mejor las cosas”. Además, el mandatario señaló que su país espera alcanzar “la cima de sus emisiones de CO2 antes de 2030 y lograr la neutralidad de carbono antes de 2060”, afirma un comunicado de la agencia Xinhua.

Asimismo, el mensaje enviado por Xi afirma que en los siguientes años su país publicará sucesivamente planes para la implementación de medidas tendientes a reducir las emisiones en áreas prioritarias como energía, construcción, transporte, entre otras. Además, estas medidas estarán acompañadas de acciones para el desarrollo de ciencia y tecnología, reformas fiscales, tributarias y financieras.

Para Andrés Bórquez, coordinador del Programa de Estudios Chinos del Instituto de Estudios Internacionales (IEI) la Universidad de Chile la ausencia del líder Xi Jinping a la cumbre COP 26 es vista como una señal indeterminada, sobre todo tras el activo rol internacional que había mostrado desde los avances establecidos en los acuerdos de París de 2015. “En esta oportunidad China vuelve a ordenarse con las economías emergentes. Se constata una ausencia de los líderes de países emergentes como Brasil, Rusia, Sudáfrica y China, lo que refleja la dificultad de asumir compromisos multilaterales de economías que están en fases intermedias de desarrollo industrial y que al mismo tiempo tienen dificultades para alcanzar una autosuficiencia energética”, señaló.

Además, afirmó que el camino trazado por el gigante asiático en los últimos años es importante desde la perspectiva de la lucha global contra el cambio climático, pero es visto de otra manera por las otras economías. “A pesar de que China ha logrado avances significativos en el establecimiento de energías verdes, representando el mayor productor mundial de energía eólica y más de un tercio de la producción de energía solar mundial, la comunidad internacional cada vez más le reclama que juegue un rol como potencial mundial en la materia”, agregó.

Políticas “1+N” para la máximo de emisiones y neutralidad de carbono

Antes de lograr la neutralidad de carbono, el gobierno central de China plantea la realización de una serie de esfuerzos para alcanzar el máximo de emisiones de carbono para antes del año 2030. Esto sería posible gracias a una “Nueva Filosofía de Desarrollo”, que plantea una nueva guía para desarrollar al país según objetivos de “carbono dual” según el plan de acción establecido por el 14º Plan Quinquenal (2021-2025).

El plan “1+N” aunque se explica por tales objetivos generales, propone una serie de acciones específicas a corto plazo, enfocadas en energía, electricidad, minería, entre otros. Según plantea el comunicado de Xinhua, el planteamiento formulado por China para cumplir con tales propósitos es serio, pues se trata de una decisión tomada por el Comité Central del Partido Comunista de China y el Presidente.

Tal respaldo por parte de las autoridades más importantes del país asiático -señala la publicación- significa que la reducción de las emisiones de carbono y la búsqueda del desarrollo ecológico serán incorporados como un programa nacional de desarrollo general, para luego ser convertidos en planes de acción viables que permitan ser cumplidos por autoridades locales y otras instituciones relacionadas.

El mensaje enviado por el mandatario chino fue claro en cuanto a su participación en los esfuerzos globales para la lucha contra el cambio climático, pues aseguró que el papel de su país fue crucial para la firma del Acuerdo de París en 2015 y que, en razón de futuro, promueve el desarrollo de “infraestructura, energía, transporte y finanzas verdes en el marco de la Iniciativa de la Franja y la Ruta”, ello se ve reflejado en que el 57 por ciento de las inversiones chinas en 2020 se dirigieron a proyectos de energía renovable.

Cambios en el enfoque de desarrollo

En relación al origen de este plan, Andrés Bórquez sostiene que el país asiático está cambiando su enfoque de desarrollo. “Debemos comprender que a finales de los 70 China estableció la Política de Puertas Abiertas para atraer la inversión extranjera. Esta política de largo plazo buscaba acelerar el proceso de industrialización y convertirse en la fábrica del mundo. Esto derivó en cambios estructurales de la sociedad y economía china, teniendo como principal logro sacar de la pobreza a más de 700 millones de personas”, sostuvo.

Asimismo, planteó que en la actualidad existe una necesidad de establecer un sistema claro de desarrollo que fomente la proliferación de inversiones verdes. En su opinión, este cambio es radical, pero puede darse tal como sucedió con otros planes de desarrollo en la historia del gigante asiático. “Una de las principales consecuencias del paradigma de desarrollo en los 70 fue aumentar sus niveles de emisiones y contaminación de ríos y tierras. En este contexto, el presidente Xi pone en el centro de su gobernanza la reducción de las emisiones de carbono y desarrollar industrias en base a energías verdes. Utilizando el conocimiento y aprendizaje desprendido de la política de puertas abiertas ahora se propusieron reconvertir su economía hacia industrias más sustentables”, comentó.

Por último, señaló que parte de este enfoque ya se ha puesto en práctica en los últimos cinco años. “Se ha visto reflejado en la multiplicación de inversiones en proyectos basados en energías verdes y el desarrollo de tecnologías eléctricas y solares. En esta misma línea es que el gobierno chino en su tradición de publicar documentos donde trazan sus políticas públicas de largo plazo surgen los documentos “1+N” porque con ellos se logrará el techo de emisiones máximas para el 2030 y tener un consumo de energía no fósil que supere el 80% para el 2060”, sentenció.

 

Por equipo Asia Pacífico: asiapacifico@bcn.cl


Comentarios

NOTA: como parte de su misión de promover el debate informado, respetuoso, tolerante e inclusivo, que permita vincular la labor de nuestro Congreso Nacional con la ciudadanía, la BCN se reserva el derecho de omitir comentarios y opiniones que pudieren afectar el respeto a la dignidad de las personas o instituciones, en pos de una sana convivencia democrática.

Especial de CAMBIO CLIMATICO
Agenda 2030 ODS 13: Laura Gallardo analiza los impactos de la emergencia climática

Agenda 2030 ODS 13: Laura Gallardo analiza los impactos de la emergencia climática

Para la doctora en Metereología Química la participación ciudadana y una nueva gobernanza ambiental son fundamentales para abordar los desafíos derivados del cambio climático.

Otros Especiales
10 Noviembre 2021

Biblioteca del Congreso Nacional firma acuerdo de intercambio con la Biblioteca de Shanghai

Biblioteca del Congreso Nacional firma acuerdo de intercambio con la Biblioteca de Shanghai

Por medio del convenio que incluye a la Alianza China-América Latina y el Caribe para el Intercambio Turístico, Científico y Cultural (A-Chilac), la BCN recibirá una donación de 500 ejemplares de la colección de libros sobre cultura e historia china.

Videos AP

Selección de videos sobre Asia Pacífico