Cargando...
  • Alto contraste

Asia Pacífico | Observatorio Parlamentario

Corea y Chile en el camino de modernización y digitalización del Estado

06 Junio 2021

(Por Felipe González López y Soonbae Kim)* En un contexto pandémico que, más que nunca, demuestra la necesidad de modernización del Estado, el gobierno digital se concibe como un área de cooperación entre Corea y Chile.

Imagen de la nota Corea y Chile en el camino de modernización y digitalización del Estado

La República de Corea y Chile celebrarán 60 años de relaciones diplomáticas el próximo año. Unidos por un fuerte intercambio económico, se han propuesto profundizar la cooperación en diversas áreas: políticas, sociales, culturales y tecnológicas. Una de las nuevas áreas que emerge para la cooperación entre ambos países es el llamado e-government o gobierno digital. De hecho, el presidente Sebastián Piñera firmó el Convenio de Cooperación en Gobierno Digital durante su última visita a Corea en abril de 2019.

La comunidad académica se ha tomado este desafío en serio y ya se vislumbran importantes espacios de colaboración internacional. El 25 de mayo de 2021 se realizó el webinar “Modernización del Estado: desafíos de la digitalización al servicio de los ciudadanos”, por la Embajada de Corea en Chile y la Fundación Chilena del Pacífico. Mientras que en enero 2021, se efectuó el seminario internacional “e-Goverment: de la experiencia coreana a los desafíos chilenos”, que organizó la Universidad Central de Chile y la Korea Foundation. Básicamente, el propósito de estos seminarios fue compartir las experiencias sobre gobierno digital de ambos países, para fomentar la cooperación en el área y con el objetivo de entregar un mejor servicio público a los ciudadanos, a través del uso de nuevas tecnologías.

El concepto de gobierno digital ha ido mutando con el tiempo. En un inicio entendía las tecnologías como un simple “medio” del gobierno, pero hoy se le considera una parte integral de la gobernanza. Así, el concepto original de “gobierno electrónico” se transformó en “gobierno digital”, el cual considera a las tecnologías como parte de la infraestructura institucional y cognitiva del Estado para coordinar políticas y resolver problemas públicos. Es decir, las tecnologías se han vuelto parte de la gobernanza.

El gobierno digital no debe entenderse como el uso de tecnologías para reforzar o hacer más eficiente lo que ya existe en políticas públicas, sino como una forma de pensar las políticas públicas a partir de las tecnologías. Esto implica una nueva forma de pensar lo público, las relaciones con la ciudadanía, las industrias, las políticas públicas y servicios sociales, junto con su integración vertical (por niveles de gobierno) y horizontal (distintos dominios). Por lo tanto, el gobierno digital plantea que las tecnologías, más que un medio, son una forma de pensar sobre aquello que aún no existe pero que podría ser.

Para un gobierno digital exitoso es necesario, sin embargo, el liderazgo político y la institucionalización. Es decir, requiere de actores políticos con capacidad de convocatoria y autoridad que también puedan establecer marcos regulatorios e institucionales que trasciendan futuros gobiernos. Este diálogo entre liderazgo e institucionalización señala uno de los principales desafíos del gobierno digital: la continuidad de políticas y la necesidad de constante innovación producto de tecnologías que cambian cada vez más rápido.

Otra variante a considerar es el diseño de tecnologías. Estas normalmente siguen un patrón de dependencia (path dependency) lo cual hace que la tecnología escogida sea difícil de cambiar una vez en funcionamiento, aún si esta no es la más eficiente. Por tanto, el diseño de tecnologías para producir y procesar datos a lo largo de servicios públicos, por ejemplo, debe incorporar flexibilidad.

Por último, cabe considerar el presupuesto necesario para sustentar un gobierno digital a largo plazo. En opiniones de expertos surcoreanos, un presupuesto permanente es la clave del éxito de un gobierno digital. En cuanto a inversión en tecnologías de la información, la chilena es en promedio seis veces menos que el resto de los países de la OCDE. Lo mismo ocurre con la inversión en ciencias, esencial para el desarrollo de capacidades digitales.

¿Cómo generamos conocimiento a partir de la experiencia comparada? La comparación internacional tiende a seguir el “sesgo del superviviente”, lo cual nos hace tomar como punto de partida el caso de países exitosos, como Corea. Sin embargo, la mayor parte de las experiencias resultan en un fallo parcial o total. Por lo tanto, analizar qué condiciones explican patrones divergentes en cuanto a implementación de políticas de gobierno digital resulta crucial. La experiencia muestra que no existe una receta única sobre cómo organizar la gobernanza digital.

No deja de ser importante considerar la brecha de desarrollo entre países al momento de la comparación internacional. Esta brecha incluye desigualdad territorial, brechas de acceso y capacidad digital entre ciudadanía, empresas y expertos. Por ejemplo, los países que han tenido éxito cuentan con industrias tecnológicas bien desarrolladas, por lo cual es necesaria una integración entre negocios y capacidades de la población en Chile. Otro ejemplo es la base de competencias digitales y capacidades científicas. El desafío se encuentra en una transformación digital que considere universidades y sistemas de formación técnica como pilares de la digitalización.

La experiencia coreana señala cuáles serían los desafíos para un gobierno digital en un país como el nuestro, en donde tanto las capacidades científicas como el desarrollo tecnológico son distintas a las de su par asiático.

*Felipe González López es director de Investigación, Instituto de Investigación y Postgrado de la Facultad de Economía, Gobierno y Comunicaciones de la Universidad Central de Chile.

*Soonbae Kim es director del Centro de Estudios Comparados de Corea de la Universidad Central de Chile.

“Las opiniones vertidas en esta columna son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan, necesariamente, el pensamiento del Observatorio Asia Pacífico BCN”.


Comentarios

NOTA: como parte de su misión de promover el debate informado, respetuoso, tolerante e inclusivo, que permita vincular la labor de nuestro Congreso Nacional con la ciudadanía, la BCN se reserva el derecho de omitir comentarios y opiniones que pudieren afectar el respeto a la dignidad de las personas o instituciones, en pos de una sana convivencia democrática.

Especial de CONSUMO RESPONSABLE
Diputado José Miguel Castro: “La escasez de puntos de reciclaje hace más compleja una buena política medioambiental”

Diputado José Miguel Castro: “La escasez de puntos de reciclaje hace más compleja una buena política medioambiental”

El representante del distrito 3 de la Región de Antofagasta, comentó su iniciativa para fomentar la reutilización y procesamiento sostenible de desechos, principalmente provenientes de hogares, mediante la instalación de puntos de reciclaje en supermercados. Esta iniciativa cumple con el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 12 de garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles.

Otros Especiales
27 Julio 2021

Diputado José Miguel Castro: “La escasez de puntos de reciclaje hace más compleja una buena política medioambiental”

Diputado José Miguel Castro: “La escasez de puntos de reciclaje hace más compleja una buena política medioambiental”

El representante del distrito 3 de la Región de Antofagasta, comentó su iniciativa para fomentar la reutilización y procesamiento sostenible de desechos, principalmente provenientes de hogares, mediante la instalación de puntos de reciclaje en supermercados. Esta iniciativa cumple con el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 12 de garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles.

Videos AP

Selección de videos sobre Asia Pacífico