Cargando...
  • Alto contraste

Asia Pacífico | Observatorio Parlamentario

Jorge Heine: “Las relaciones económicas no tendrían el mismo dinamismo si no fuese por las relaciones políticas

24 Septiembre 2020

Para el ex embajador de Chile en China entre 2014 y 2018 las visitas de alto nivel han sido constantes durante la última década, pues se han concretado siete encuentros entre presidentes y con primeros ministros. Tal nivel de diálogo ha permitido un aumento en la cooperación en distintas áreas estratégicas, como astronomía y educación.

Jorge Heine: “Las relaciones económicas no tendrían el mismo dinamismo si no fuese por las relaciones políticas

Jorge Heine es cientista político, diplomático, además de profesor de relaciones internacionales en la Frederick S. Pardee School of Global Studies en la Universidad de Boston. En el marco de los 50 años de relaciones diplomáticas entre Chile y China, hizo un análisis de este vínculo, además del rol del gigante asiático en el escenario global post pandemia. Sus opiniones sobre este y otros asuntos relacionados al nexo histórico entre ambos países, en la siguiente entrevista.

Evaluación de los últimos 10 años de relaciones diplomáticas

“Al cumplirse medio siglo de relaciones diplomáticas entre Chile y China, éstas se encuentran en un excelente pie. En 2010 China pasó a ser el principal socio comercial de Chile. En 2020 esto no solo se ha ratificado, sino que se ha acentuado. En plena recesión mundial y en medio de una drástica caída del comercio internacional, entre enero y agosto de 2020 las exportaciones de Chile a China aumentaron en un 9.8 por ciento interanual, mientras bajaban en dos dígitos a otros importantes socios comerciales como EE.UU, Japón y la Unión Europea. Con esto, las exportaciones de Chile a China alcanzaron un 35 por ciento del total, en mi opinión esto es un porcentaje récord.

Sin embargo, cabe tener presente que con todo lo importante que es la relación económica, ella no tendría el dinamismo que la caracteriza si no fuese por las excelentes relaciones políticas entre ambos países. Es revelador que entre 2010 y 2020 tuvieron lugar nada menos que siete visitas mutuas al más alto nivel. Cuatro visitas presidenciales desde Chile en los años 2010, 2014, 2017 y 2019; y una presidencial en 2016 desde China. A estas se suman dos de los primeros ministros en 2012 y 2015.

El segundo cuatrienio de la presidenta Michelle Bachelet fue el que dio lugar al mayor número de visitas de Estado al más alto nivel en el medio siglo de historia de relaciones diplomáticas entre ambos países, con cuatro, algo que contribuyó a cimentar la cooperación en distintas áreas, como en la astronomía -hoy existen tres centros de cooperación bilateral operando en Chile con un total de una quincena de astrónomos profesionales chinos desempeñándose en el país- y en educación superior, con la apertura de oficinas de la Universidad de Tsinghua en Santiago. Por cierto que el canciller chino Wang Yi visitó Chile en tres ocasiones en ese período”.

Belt and Road Initiative y el cable transoceánico

“Siete años después de su lanzamiento, la Iniciativa de la Franja y la Ruta (BRI por sus sigla en inglés de Belt and Road Initiative) ha pasado a ser una realidad, con cientos de proyectos que comunican Asia y Europa, además de inversiones por más de un billón de dólares. También ha ampliado su alcance, mutando a una propuesta de desarrollo para el llamado Sur Global, incluyendo no solo Asia y Europa, sino que también África y las Américas.

El planteamiento de China es que lo que ha dado resultado para China, esto es, la infraestructura y la conectividad -que ha unificado tanto el vasto territorio chino- también puede dar resultado en el resto de los países en desarrollo, que cuentan con enormes déficits en la materia.

En mayo de 2017 la presidenta Michelle Bachelet dio uno de los discursos de apertura del Primer Foro de Cooperación Internacional de la Franja y la Ruta, realizado en Beijing, con la participación de una treintena de jefes de estado y gobierno. En el mismo subrayó la importancia de la BRI para las Américas, y para Chile en particular. De hecho, en enero de 2016 el gobierno de Chile le propuso a China la instalación de un cable submarino de fibra óptica entre Chile y China, para crear así la primera conexión directa de internet entre Asia y Sudamérica, algo fundamental en la era digital.

Ello fue formalizado en un memorándum de entendimiento entre ambos países. En noviembre de 2018, el canciller Roberto Ampuero firmó en Beijing otro memorándum sobre la iniciativa de la nueva Ruta de la Seda, con lo que Chile pasó a ser uno de los 19 países en las Américas que han firmado este tipo de documento. Y así como en 2017 la presidenta Bachelet fue una de solo dos jefes de estado latinoamericanos que participaron en el Primer Foro de Cooperación Internacional de la Franja y la Ruta.

En abril de 2019 el presidente Sebastián Piñera fue el único jefe de estado de la región en participar en el segundo foro de este tipo. Para un país finis terrae, pero que depende tanto del comercio mundial como lo es Chile, la conectividad es un tema clave y la Iniciativa de la Franja y la Ruta -ya transformada en la principal iniciativa de política exterior de China en el nuevo siglo- seguirá siendo de gran trascendencia para nuestro país. La construcción de corredores bioceánicos en el cono sur de América son una de las múltiples oportunidades que ofrece”.

China en el escenario internacional post pandemia

“El Covid-19 ha ocasionado la mayor crisis humanitaria desde la Segunda Guerra Mundial. Y dado que las tensiones entre China y Estados Unidos se han intensificado fuertemente en el curso de 2020 como consecuencia de ello, uno pensaría que la posición internacional de China post pandemia se podría ver seriamente afectada, sino derechamente disminuida.

Todo es posible, pero a estas alturas la evidencia disponible nos indica que eso no necesariamente será el caso. El hecho que, pese al manejo inicial y los errores cometidos al surgir el virus en la ciudad de Wuhan en diciembre de 2019, China haya logrado controlarlo con gran eficacia. A esto sumemos su baja tasa de mortalidad y que en septiembre de 2020 la situación ya esté en gran parte normalizada, bajo control en casi todo el país. Esto no ha dejado de impresionar al resto del mundo. Lo mismo puede decirse de la rápida recuperación de la economía, es la única de las grandes economías del mundo que se proyecta tendrá crecimiento positivo en 2020.

Por otra parte, la llamada diplomacia de las mascarillas, por medio de la cual China ha llevado a cabo un ambicioso programa de cooperación internacional para ayudar a los países afectados a combatir la pandemia y sus efectos, tampoco ha pasado desapercibida. A su vez, la opinión ampliamente compartida de que los Estados Unidos han sido especialmente inefectivos en manejar esta crisis sanitaria -con un 4% de la población mundial, Estados Unidos tiene un 20% de los muertos por ella- ha perjudicado la imagen de este país en el mundo. A su vez, en estos años los Estados Unidos han abandonado un organismo internacional tras otro, asumiendo posiciones cada vez más contrarias a la cooperación internacional.

China, en cambio, en el curso de los últimos veinte años ha asumido un papel cada vez más significativo en los organismos internacionales, siendo el segundo país que más aporta al presupuesto de la ONU, después de Estados Unidos. En 2020, ciudadanos chinos dirigen cuatro de las quince agencias que integran el sistema de Naciones Unidas. Además, efectivos chinos participan en más operaciones de paz que cualquiera de los otros cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU. En momentos de fuertes ataques a entidades como la Organización Mundial de Comercio (OMC) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), China ha mantenido su invariable apoyo, como lo ha hecho con el Acuerdo de París en materia de cambio climático.

Por estas razones, la evidencia preliminar nos indica que, lejos de quedar en una posición disminuida, China emergerá fortalecida en un mundo post pandemia. Continuaría así la trayectoria ascendente en que se encontraba antes de estallar la misma, y que ha llevado a algunos observadores a plantear que el siglo XXI será el siglo de Asia, uno en el cual China jugará un papel protagónico”.

Complejidades que podrían marcar la relación

“Aunque en general la relación bilateral entre Chile y China ha seguido fortaleciéndose, no han dejado de darse reveses. En este periodo, tal vez el más notable haya sido el del proyecto del cable submarino de fibra óptica entre Chile y China. Este proyecto fue presentado formalmente por Chile a China en enero de 2016 con ocasión de una visita a ese país del Subsecretario de Telecomunicaciones, Pedro Huichalaf.

Para esos efectos, se firmó un memorándum de entendimiento entre esa Subsecretaría y la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma (NDRC), que incluía el compromiso de realizar los estudios de prefactibilidad y factibilidad correspondientes. Este proyecto estaba destinado a cubrir un enorme déficit en la conectividad digital de Sudamérica, que no tiene cable de internet alguno que la comunique directamente con Asia, pese al enorme aumento del comercio que se ha dado con esa región del mundo.

Aunque hay cerca de medio centenar de cables submarinos que cruzan el Atlántico Norte, no hay ninguno que cruce el Pacífico Sur. Demás está decir que en la era de la información la conectividad digital es clave, y un cable de ese tipo habría transformado a Chile en la puerta de entrada digital de China a Sudamérica. Un estudio de prefactibilidad realizado en 2017 identificó la posibilidad de varias rutas. El estudio de factibilidad fue finalmente encargado por el Gobierno de Chile en 2019 y financiado por la Corporación Andina de Fomento (CAF).

En julio de 2020, sin embargo, y para sorpresa de muchos, el Gobierno de Chile anunció que no habría proyecto de cable submarino a China, y tampoco al Asia. Lo que comunicó en cambio fue la instalación de un cable de fibra óptica a Australia, país con el cual el comercio de Chile es un 1% de lo que es con China y bajando. El tráfico de internet entre Chile y Australia es mínimo, no hay proyecciones de aumento y no es obvio el propósito que cumpliría este cable.

Lo que si queda claro es que con esto Chile desperdició una gran oportunidad de constituirse en la puerta de entrada digital de China a Sudamérica. Ello habría contribuido enormemente a potenciar la posibilidad de exportación de servicios al Asia, la zona más dinámica y de mayor crecimiento en el mundo hoy”.

Por equipo Asia Pacífico: asiapacifico@bcn.cl


Comentarios

NOTA: como parte de su misión de promover el debate informado, respetuoso, tolerante e inclusivo, que permita vincular la labor de nuestro Congreso Nacional con la ciudadanía, la BCN se reserva el derecho de omitir comentarios y opiniones que pudieren afectar el respeto a la dignidad de las personas o instituciones, en pos de una sana convivencia democrática.

Especial de AGRICULTURA SOSTENIBLE
Universidades, gremios y ONG trabajan con senadoras y senadores para redactar futura Ley Marco de Suelos

Universidades, gremios y ONG trabajan con senadoras y senadores para redactar futura Ley Marco de Suelos

La labor del Senado en la Comisión de Agricultura comenzó en junio de 2019 en conjunto con medio centenar de científicos, profesionales expertos y académicos que de manera voluntaria han colaborado en llevar adelante esta iniciativa para frenar la degradación física, química y biológica de los suelos e impedir la pérdida de biodiversidad, así también mitigar los efectos del cambio climático y la contaminación.

Ver más
11 Octubre 2020

Podcast “Chile - China: 50 años hacia el futuro” culminó su ciclo con la emisión de 10 capítulos

Podcast “Chile - China: 50 años hacia el futuro” culminó su ciclo con la emisión de 10 capítulos

Como parte de la conmemoración del medio siglo de relaciones bilaterales, el capítulo chileno del Comité de Diálogo Político Chile-China desarrolló esta serie de contenidos en conjunto con el Programa Asia Pacífico de la Biblioteca del Congreso Nacional (BCN). Se trata de diez entrevistas a actores clave en la promoción y análisis de vínculo histórico con el gigante asiático.

Videos AP

Selección de videos sobre Asia Pacífico

Programas

Seleccione el programa que desea visitar

Américas

Américas


Sistematiza información relevante sobre la región de América Latina, Estados Unidos y Canadá, analizando y haciendo seguimiento a procesos y tendencias en el campo de las políticas públicas y en el ámbito legislativo, cuyo estudio sea significativo para el debate prospectivo nacional.

Asia Pacífico

Asia Pacífico


Plataforma de análisis sobre el Asia Pacífico y Chile, con énfasis en materia legislativa y políticas públicas, en la que interactúan y se articulan las diversas redes y actores existentes en el país y Latinoamérica sobre esta materia.

Bioética

Bioética


Permite fomentar el conocimiento de la Bioética en la actividad parlamentaria, generando espacios para una reflexión pluralista e interdisciplinaria acerca de los desafíos éticos y jurídicos que plantean los avances tecnológicos, científicos, sociales y/o ambientales, particularmente en lo que respecta a la función legislativa