Cargando...
  • Alto contraste

Asia Pacífico | Observatorio Parlamentario

La estrategia de China para su adaptación a los efectos del cambio climático

30 Septiembre 2020

Más que un marco de acciones orientadas a dar respuestas a los desastres naturales, se trata de una clara definición de propuestas orientadas a revertir el daño generado por las actividades humanas en los ecosistemas mediante acciones, como por ejemplo la necesidad de impulsar la restauración ecológica.

La estrategia de China para su adaptación a los efectos del cambio climático

En la discusión general de la sesión 75 de la Asamblea General de Naciones Unidas, el presidente chino, Xi Jinping, anunció que su país impulsará profundas medidas para que su economía adopte formas amigables con el medioambiente y de producción con el fin de enfrentar la crisis climática global. Parte del sentido de este anuncio está expresado en la Estrategia Nacional de Adaptación al Cambio Climático, que impulsa a los chinos a afrontar proactivamente los efectos de la crisis climática. Más detalles en la siguiente nota.

Sentido de la adaptación al cambio climático en China

El cambio climático supone un gran desafío para la humanidad, pues no solo requiere de medidas que apunten a reducir las emisiones de carbono, sino también de una amplia variedad de acciones que gestionen de mejor manera los recursos naturales. Pero también el cambio climático supone una modificación de acciones humanas que tengan efectos adversos en el ecosistema y, más aún, que sean capaces de adaptarse a la nueva realidad climática y sus impactos negativos en el ambiente. Es por ello que la adaptación no solo es un problema de los gobiernos central y local, sino también del sector privado y la ciudadanía.

La mirada china sobre la adaptación responde al cambio climático y sus consecuencias en los ecosistemas, por ello se requiere de un esquema que se traduzca en la entrega de información clara sobre el fenómeno climático, pero que también tenga un marco de legal claro que impulse políticas y planes nacionales, pero también de estrategias sectoriales que, más que apuntar a una resignación ante los efectos nocivos de la contaminación, haga propuestas activas para superar los crecientes problemas ambientales y planificar el desarrollo de los asentamientos en consideración de las posibles amenazas y vulnerabilidades de sus comunidades.

De tal manera, más que la construcción de resilencia, esta estrategia incorpora planteamientos de mitigación en diversos ámbitos como el desarrollo de infraestructura adecuada para enfrentar desastres naturales, o crear más recursos humanos tendientes a dar respuesta rápida a los mismos. De esta manera, se trata un marco de adaptación que supone coordinación y coherencia de acciones entre distintos sectores frente a las amenazas, pero también de aprovechar el contexto de complejidad climática para contribuir en un enfoque de desarrollo económico orgánicamente y responsablemente ligado al desarrollo social y ambiental.

La estrategia de China para la adaptación climática

La gran cantidad de desastres naturales en el planeta generados por la acción de los seres humanos tiene una manifestación notoria en China, donde las inundaciones, sequías y la polución son algunos de los fenómenos con los que deben lidiar tanto la ciudadanía como las autoridades. De tal manera, el cambio climático ha demostrado que China es vulnerable ante sus efectos.

Esta vulnerabilidad no solo ha sido puesta de manifiesto por parte de la ciudadanía, también en la preocupación de las autoridades por atender los efectos que el cambio climático produce en la sociedad y su calidad de vida. Es por ello que el 2014 la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma (NDRC) publicó la Estrategia Nacional de Adaptación al Cambio Climático, con el fin de establecer directrices claras para atender los problemas ambientales en curso, pero también prevenir desastres y nuevos acontecimientos que atenten contra los ecosistemas y la vida de las personas.

La estrategia nacional describe una serie de medidas a implementar con un horizonte de acción situado en 2020. Entre ellas se encuentra la protección de los recursos hídricos, no solamente los ríos, sino también cuencas, humedales y sus áreas vegetales. Pero también la minimización de la erosión del suelo a través del establecimiento de reservas naturales que permitan el control y restauración de bosques y pastizales. Para ello ha sido necesario el desarrollo de sistemas de alerta temprana, intercambio de conocimiento científico y vigilancia que atiendan la ocurrencia de eventos meteorológicos, climáticos extremos y acciones por parte de terceros, esto no solo en áreas terrestres, sino también en ecosistemas marinos.

Sin embargo, más que un conjunto de medidas y acciones tendientes a vigilar y reaccionar frente a los fenómenos, la estrategia se hace cargo de prevenir futuros desastres, para ello propone medidas de restauración que se complementen con nuevas prácticas agrícolas, pero también acciones para rehabilitar la ecología marina, por ejemplo a través del cultivo de manglares o la protección de arrecifes de coral, así como la restauración de humedales costeros.

”Revolución verde” en la era post Covid-19

Durante la sesión 75 de la Asamblea General de Naciones Unidas de 2020, durante el debate general, el presidente chino Xi Jinping planteó la necesidad de avanzar rápidamente en crear formas verdes amigables con el planeta. A tal efecto, señaló que todos los países miembros de la ONU deben tomar medidas decisivas, principalmente para cumplir con los compromisos adquiridos con la firma del Acuerdo de París de 2015.

Asimismo, dejó en claro cuál es su visión respecto a cómo debería ser la etapa post pandemia. “El Covid-19 nos recuerda que la humanidad debe lanzar una revolución verde y avanzar más rápido para crear una forma verde de desarrollo y de vida, preservar el medioambiente y hacer de la madre tierra un lugar mejor para todos”. Para ello, afirmó que su país pretender alcanzar el peak de emisiones de CO2 antes del término de la presente década y ser carbono neutrales antes de 2060, pero también habló de recuperación ecológica y de lograr sistemas de desarrollo sostenible en todos los países.

Sobre esto, señaló que es necesario tomar conciencia ahora. “La humanidad ya no puede permitirse el lujo de ignorar las repetidas advertencias de la naturaleza y seguir el camino trillado de extraer recursos sin invertir en conservación, perseguir el desarrollo a expensas de la protección y explotar los recursos sin restauración”, planteó.

De esta manera, Xi Jinping sitúa a China ante el mundo como un país que tiene claro cuáles son los desafíos globales más importante, pero también responsablemente envuelto en la búsqueda de soluciones. Además de remarcar la necesidad de tomar acciones para conservar el patrimonio natural, recuperarlo del deterioro causado por el hombre y producir una economía que no vea en la naturaleza una fuente inagotable de recursos que sirven al hombre, sino que, por el contrario, aporte a la restauración de ecosistemas.

Adaptación al cambio climático en Chile

Una visión sobre la utilidad y necesidad de contar con una buena estrategia de adaptación al cambio climático compartió Sonia Reyes, investigadora del Centro de Cambio Global de la Universidad Católica, e integrante del Grupo Asesor de Medio Ambiente (GAMAUC). Para ella, el elemento central de una buena estrategia es que genere políticas y leyes vinculantes. "Una estrategia que sea simplemente indicativa vendría a sumarse a varias estrategias que existen, pero no lograría intervenir en instrumentos que son realmente necesarios para una verdadera adaptación al cambio climático", señaló.

Respecto de la posibilidad de incorporar medidas de mitigación, consideró necesario abordar la posibilidad de crear espacios verdes en las ciudades. "Deberíamos instalar dentro de las ciudades mucha más cobertura forestal, pero también reemplazar materiales, disminuir las superficies de concreto en cuanto sea posible y cambiar las estructuras de cómo construimos las ciudades. Pero además, plantar bosques nativos y restaurar, no solamente hacer plantaciones forestales. Para lograr hacer eso necesitamos modificar los actuales instrumentos de planificación", agregó.

En relación a los desafíos que debe enfrentar nuestro país, señaló que es necesaria una mejor coordinación entre organismos públicos en favor de reducir los efectos nocivos de la crisis climática en los ecosistemas terrestres. "Hubo una oportunidad muy buena con el plan de restauración de paisajes que lideró el Ministerio de Medio Ambiente después del megaincendio de 2017. Yo soy presidenta de la Asociación Chilena de Ecología del Paisaje y participamos en esa elaboración, con dos colegas que son ingenieros forestales, expertos en manejo de paisajes. La estrategia incluía restaurar bosques nativos, pero además evitar la existencia de grandes extensiones de monocultivos que facilitaran la ocurrencia de otro megaincendio en el futuro. También, se proponía hacer una red de bosques nativos y mantener las quebradas, para incrementar los cursos de agua y la cantidad de agua que circula en esas quebradas", comentó.

Sin embargo, esta estrategia se vio truncada."Estuvo elaborada por gente de muchas universidades, pero fue una oportunidad perdida. Como estaba liderada por el Ministerio del Medio Ambiente, otros ministerios no aceptaron que se propusieran acciones que están dentro del ámbito de su acción. En esa estrategia no se podían incluir las ciudades porque eso era competencia del Ministerio de Vivienda y no se podían incluir acciones en zonas rurales o áreas de cultivo porque esas eran atribuciones del Ministerio de Agricultura. Entonces por una visión administrativa y sectorial se desdibujó", sentenció.

 

Por equipo Asia Pacífico: asiapacifico@bcn.cl

 


Comentarios

NOTA: como parte de su misión de promover el debate informado, respetuoso, tolerante e inclusivo, que permita vincular la labor de nuestro Congreso Nacional con la ciudadanía, la BCN se reserva el derecho de omitir comentarios y opiniones que pudieren afectar el respeto a la dignidad de las personas o instituciones, en pos de una sana convivencia democrática.

Especial de AGENDA 2030
Iniciativas en China y Vietnam son destacadas como buenas prácticas para la implementación de la Agenda 2030

Iniciativas en China y Vietnam son destacadas como buenas prácticas para la implementación de la Agenda 2030

El Plan Piloto para el Monitoreo Local de los ODS en la Provincia de Zhejiang y los Clubes de Autoayuda Intergeneracional (ISHC) de Vietnam, fueron mostrados por el informe Buenas Prácticas en ODS, una compilación de historias exitoras y lecciones aprendidas en la implementación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, elaborado por el Departamento Asuntos Económicos y Sociales de Naciones Unidas (DES).

Otros Especiales
15 Diciembre 2020

Nueva publicación de la BCN analiza el futuro de las relaciones diplomáticas con China

Nueva publicación de la BCN analiza el futuro de las relaciones diplomáticas con China

“50 años hacia el futuro: desafíos de Chile - China” es el nombre de la publicación que reflexiona sobre cómo ambas naciones están enfrentando los retos de una nueva década de relaciones bilaterales. Su difusión se realizó en formato telemático el viernes 11 de diciembre de 2020 y contó con un destacado panel de expertos.

Videos AP

Selección de videos sobre Asia Pacífico

Programas

Seleccione el programa que desea visitar

Asia Pacífico

Asia Pacífico


Plataforma de análisis sobre el Asia Pacífico y Chile, con énfasis en materia legislativa y políticas públicas, en la que interactúan y se articulan las diversas redes y actores existentes en el país y Latinoamérica sobre esta materia.