Cargando...
  • Alto contraste

Asia Pacífico | Observatorio Parlamentario

Futuro del agua en el Asia: Mejor infraestructura y productividad eficiente

20 Diciembre 2016

En la región se presentan dos tipos de iniciativas, una donde las soluciones emergen desde las comunidades, la otra donde el gobierno toma mayor protagonismo, sin embargo en ambas la alianza público privada es fundamental.

Imagen de la nota Futuro del agua en el Asia: Mejor infraestructura y productividad eficiente

Asia como región geográfica tiene los mismos desafíos de otras latitudes del planeta: utilizar al máximo el recurso para satisfacer la demanda de una población creciente y sostener la agricultura. Si bien los desastres naturales afectan constantemente la infraestructura y, por ende, la disposición de agua potable, países como India o Filipinas han introducido mejoras que incluso los han llevado a crear nuevos puestos de trabajo en los servicios agrícolas, cuyo objetivo es lograr su utilización eficiente. Una revisión de este panorama en la siguiente nota.

Un fenómeno mundial del que la región Asia Pacífico no puede escapar

No podemos sobrevivir sin agua, sin embargo, la importancia de este elemento va más allá de una simple aseveración, pues el agua limpia y su saneamiento es uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030 (ODS) de Naciones Unidas, pues la escasez y suministro deficiente de agua es un problema global, que afecta con fuerza a Asia, donde una de cada cinco personas no tiene acceso a alguna fuente de agua segura. Esta proporción es estimada en un informe realizado por el centro de estudios Asia Society, donde establecen que actualmente más de 1.800 millones de personas en dicha región ni siquiera tienen acceso a los servicios sanitarios básicos.

Según el Reporte 2016 de Naciones Unidas sobre el Desarrollo del Agua, la falta de agua surge por una combinación entre variabilidad hidrológica y uso humano. La diferencia entre ambos es que esta última puede ser mitigada a través de una buena infraestructura para el uso y almacenamiento. Ambas condiciones hacen que algunos países dispongan de más agua que otros, pero no solo en cuanto a cantidad, sino también en calidad, ya que el agua de mala calidad no puede ser utilizada y, por el contrario, es prohibida.

Esta deficiente disposición del recurso y las negligencias en su tratamiento se complementan con otro factor crítico que es el aumento sostenido en el consumo por parte de una población que también crece. En la edición 2015 del Reporte de Unesco: Agua por un Mundo Sustentable, se muestra cómo la demanda global de agua aumenta con el crecimiento de la población y el proceso de urbanización. A esto se añade que nuevos procesos de producción y nuevos hábitos de consumo han llevado a que se genere una competencia entre ciudadanos y sectores productivos por la disposición del recurso.

La disposición de agua potables también se ha comprometido debido al cambio climático, que ha provocado que el 50 por ciento de los desastres naturales haya ocurrido en Asia Pacífico. Desde 1970 más de cuatro mil desastres relacionados con el agua han sido reportados en dicha zona, con costos que superan los U$678 mil millones. Sin embargo, pese a todas estas tendencias en contra, según el estudio de la ONU entre el año 2002 y 2016 el suministro de agua ha crecido entre un 0,5 y un 0,7 por ciento a través del mejoramiento de la productividad y la infraestructura en los nuevos vecindarios, por lo que se espera que para el año 2030 algunos de los grandes problemas de la disposición de agua en dicho continente hayan sido resueltos.

Asia apunta a mejorar la gestión del recurso

En Asia Pacífico, entre un 60 y un 90 por ciento del agua es utilizada para la agricultura, por lo tanto el empleo en este sector para 2016 llegó al 39 por ciento en el Sudeste Asiático y un 44,5 por ciento en el sur occidente de la región. Esta condición económica, sumada al desarrollo de la industria y los adelantos tecnológicos, han hecho que el sector agrícola represente un área de tremendo potencial para crear nuevos empleos y mejorar las condiciones productivas que benefician la accesibilidad al recurso, principalmente en el uso de tecnologías para el riego eficiente.

La investigación y desarrollo (I+D) en países como Japón, India, Tailandia o Filipinas, cuya aplicación se orienta a la productividad, han logrado incluso que las tecnologías en agricultura puedan crear nuevas oportunidades de empleo en la industria agrícola. Por ejemplo, en dichos países los servicios crean empleos dedicados a mejorar la eficiencia en el uso del agua, reducir el gasto innecesario y controlar la polución. Esta tendencia ha llevado que para 2016 en el Sudeste Asiático, un 21 por ciento de la fuerza laboral se desempeñe en servicios agrícolas, mientras que en el Este de Asia se manifieste en un 15 por ciento del total de trabajadores.

Sin embargo, no todas las tendencias son fructíferas en el Asia, ya que menos de la mitad de las cuatro mil plantas de tratamiento de agua en China, cumple con los estándares mínimos de calidad que requiere una fuente de agua. Si bien el gobierno de Xi Jinping planea reducir esta cantidad a dos mil durante el presente Plan Quinquenal y construir 2.358 nuevas plantas que aumenten en 40 millones de metros cúbicos por día, hasta el momento no se han visto resultados concretos.

No obstante lo anterior, existen países donde sí se han comenzado a realizar importantes avances en mejorar la disponibilidad del agua y su manejo eficiente para el futuro. Uno de estos casos es Filipinas, que desde 2011 ha tomado un enfoque único y oficial sobre la idea de construir infraestructura eco-eficiente para el agua. Para darle vida a este enfoque, comenzaron con planes pilotos a pequeña escala con diseños desarrollados por la Escuela de Desarrollo Verde en la ciudad de Cebu.

La experiencia de Filipinas en la infraestructura ecoeficiente, más que un ambicioso plan de construcción es una política de educación en instituciones técnicas y profesionales para que las acciones se orienten desde la ciudadanía hacia el gobierno. Para Seungho Lee, en un trabajo publicado el 2013, el establecimiento de programas verdes en escuelas de formación -hoy conocidas como escuelas verdes- ha podido proveer soluciones adecuadas para el logro de cambios tecnológicos y culturales con inspiración en la eficiencia ecológica.

Para llevar a cabo las innovaciones necesarias en los sistemas de suministro de agua, el gobierno filipino estableció seis puntos para el trabajo coordinado entre las escuelas verdes y los organismos públicos y privados:

  1. - El liderazgo local de las escuelas verdes se logra gracias a la existencia de un Plan Nacional que las avala
  2. - Los planes de las escuelas verdes deben integrarse con la planificación urbana y su contexto
  3. - Es necesaria la creación de un ambiente institucional
  4. - Asociatividad con inversionistas locales
  5. - Mecanismos de financiamiento para establecer y operar
  6. - Educación sobre ecoeficiencia en las mallas curriculares para formar a las nuevas generaciones

Estas directrices se orientan a demostrar que los estudiantes pueden tomar lecciones útiles sobre los sistemas ecoeficientes, con el fin de impactar positivamente en su futuro.

La solución que Narendra Modi pretende implementar desde el gobierno

India posee un quinto de la población mundial, por lo que un 85 por ciento del agua fresca disponible es dirigida a la agricultura. Para el año 2016, el promedio disponible de agua alcanza los 1.600 metros cúbicos por año, pero esta capacidad podría mermar a solo mil para el año 2050. El aumento de la población y los efectos del cambio climático -inundaciones y sequías- podrían afectar la disponibilidad de las fuentes en el futuro.

Este escenario poco auspicioso, ha llevado a que el gobierno indio tomara como primera medida durante el 2014 la destinación de un fondo especial acumulable dentro del presupuesto anual, con el fin de dar respuesta a los desafíos en el cuidado de las reservas, mantención de la infraestructura y mitigación de los efectos del cambio climático.

Uno de estos proyectos es el Indian Rivers Inter-link, un ambicioso proyecto de ingeniería civil que pretende vincular los ríos del país a través de una red de reservas y canales con el fin de reducir las persistentes innundaciones, además de establecer algunos atajos para grandes torrentes, incluso para desviar algunos cauces hacia zonas con sequía. Este proyecto es manejado por la Agencia Nacional de Desarrollo del Agua (NWDA), institución que forma parte del Ministerio de Recursos del Agua.

No obstante la canalización de los ríos y cuencas existentes, este proyecto se propone el almacenamiento de las aguas lluvias en fuentes naturales. El promedio de agua caída en el país asiático ronda los cuatro mil millones de metros cúbicos, agua concentrada durante cuatro meses entre junio a septiembre. Esto, sumado a que las precipitaciones no son uniformes en todo el territorio -el este y el norte obtienen la mayor cantidad- y el período posterior a las lluvias siempre es de sequía, el proyecto se propone conservar esta abundante agua en las reservas naturales, principalmente a través del desvíos de ríos, que además del consumo podría beneficiar el transporte a través de la navegación.

El futuro del agua en Chile

Una opinión de lo que está sucediendo en nuestro país fue entregada por Francesco Iula, ingeniero civil químico experto en temas de agua. Su visión es que en Chile se están concretando algunos cambios necesarios, pero que aún no son suficientes para superar los desafíos. “Desde que se empezaron a crear normativas medioambientales a la actualidad, ha habido una evolución por parte del conocimiento industrial acerca del recuso hídrico. Si bien aún la industria utiliza grandes cantidades de agua en todos sus procesos anteriormente, como no había un ente fiscalizador, simplemente el agua usada tenía una devolución contaminada a la fuente, ya sea a fuentes naturales o a la red de alcantarillado. Sin embargo cuando se crean las normativas, su relación con las industrias estaba en pañales respecto a las tecnologías. Esto ha evolucionado y se han incorporado gerencias medioambientales en su estructura organizativa y se ha creado una conciencia distinta”, señaló.

Además, Iula se refirió a la aparición de otros actores en el uso y gestión del recurso. “Las comunidades cada día gritan con mas fuerzas sus derechos de acceso al agua, situación que con el uso de las redes sociales hace que queden más expuestos. Por lo tanto, hoy la gran mayoría de los industriales en el mercado tiene sistemas de tratamiento para devolver el agua una vez usada a su fuente de forma descontaminada. Adicionalmente, la tendencia de los últimos cinco años es que incorporen en su sistema de tratamiento alguna membrana, o alguna tecnología para poder cumplir con una normativa de calidad de agua superior a las del Decreto Ley 90 y del 609 que le permitan hacer re-uso de estas aguas”, comentó.

En relación a las iniciativas presentadas en Asia, donde el gobierno y las comunidades cumplen un rol esencial en la promoción de la eficiencia en el uso, el experto incorporó una variable. “Yo ahí agregaría una arista más que es la institución privada. Y ahí completaríamos el ciclo. Es fundamental que estos tres pilares trabajen de manera orgánica. El Gobierno tiene un rol fundamental en la fiscalización y además en la concientización de la población. Los entes privados, por su parte, como es el caso de las empresas sanitarias también van a tener un rol importante. Y la comunidad juega obviamente un rol fundamental porque es el usuario final de esta agua. Mientras mas stakeholders involucres en el proceso es mucho mejor el resultado. Lo que haces es que los haces formar parte de la solución. Si estos tres pilares no trabajan de forma armónica no llegamos a nada”, aseguró.


Comentarios

NOTA: como parte de su misión de promover el debate informado, respetuoso, tolerante e inclusivo, que permita vincular la labor de nuestro Congreso Nacional con la ciudadanía, la BCN se reserva el derecho de omitir comentarios y opiniones que pudieren afectar el respeto a la dignidad de las personas o instituciones, en pos de una sana convivencia democrática.

Especial de AGUA LIMPIA Y SANEAMIENTO
Podcast Agenda 2030 ODS 6: Ximena Vargas proyecta la situación hídrica de Chile al 2030

Podcast Agenda 2030 ODS 6: Ximena Vargas proyecta la situación hídrica de Chile al 2030

La ingeniera civil hidráulica analiza el manejo de las autoridades ante la sequía y escasez hídrica que afecta al territorio nacional, así también avizora como el panorama actual y el cambio climático podrían incidir en la disponibilidad de agua en el futuro.

Otros Especiales
15 Diciembre 2020

Nueva publicación de la BCN analiza el futuro de las relaciones diplomáticas con China

Nueva publicación de la BCN analiza el futuro de las relaciones diplomáticas con China

“50 años hacia el futuro: desafíos de Chile - China” es el nombre de la publicación que reflexiona sobre cómo ambas naciones están enfrentando los retos de una nueva década de relaciones bilaterales. Su difusión se realizó en formato telemático el viernes 11 de diciembre de 2020 y contó con un destacado panel de expertos.

Videos AP

Selección de videos sobre Asia Pacífico