Ignacio Bartesaghi: “La elite latinoamericana aún tiene una visión muy anticuada de China”

Decano de la Facultad de Ciencias Empresariales de la Universidad Católica del Uruguay, es uno de los grandes observadores de la relación entre nuestra región y el Asia Pacífico. En su opinión, es difícil que se genere un gran bloque de economías para lograr acuerdos con China. Por el contrario, las relaciones bilaterales se intensificarán.

RED ASIA PACIFICO OPINA

Ignacio Bartesaghi: “La elite latinoamericana aún tiene una visión muy anticuada de China”

Ignacio Bartesaghi es además es miembro de la Red China y América Latina: Enfoques Multidisciplinarios (Redcaem). A pesar de la suspensión del Seminario Internacional China y América Latina en una nueva fase: Desafíos en el siglo XXI que se realizaría el 23 de octubre de 2019, aprovechamos su conexión para tratar algunos de los temas que abordaría en su conferencia y analizar las relaciones sino-latinoamericanas en perspectiva de futuro. Más detalles en la siguiente entrevista.

Sacarle provecho a la Nueva Ruta de la Seda

”En primer lugar, quisiera dejar en claro que si bien la Nueva Ruta de la Seda no es un proyecto que incorpore a América Latina, pues el centro de esta política es la Región Asia Pacífico, Asia Central, África y Europa, eso no quiere decir que la región no pueda responder a dicha iniciativa, aunque no creo que sea posible hacerlo conjuntamente. Pienso que Panamá, debido a la importancia del canal, es uno de los países que tiene más potencial en la definición de una política que permita beneficiarse.

En el caso de los otros países latinoamericanos, no visualizo que estén dadas las condiciones para definir una política conjunta en obras de infraestructura o logísticas que logren una inserción de la región en la Ruta. En este y otros asuntos, América Latina seguirá profundizando su relación con China en clave bilateral y no regional o subregional, especialmente si se tienen en cuenta los cambios recientes de la coyuntura política en la región, además de las crisis sociales y políticas que se están dando en varios países latinoamericanos.

Tampoco han tenido éxito espacios como el Foro China-Celac, que se esperaba actuara como plataforma para definir políticas conjuntas con China. En síntesis, debe primero confirmarse el alcance de la iniciativa de la Ruta de la Seda, hoy una realidad pero aún acotada a algunos países y con muchos desafíos para China en cuanto a sus sostenibilidad. Por otro lado, no hay al menos en el corto y mediano plazo, posibilidad alguna de definir políticas conjuntas entre todos los países latinoamericanos para enfrentar este fenómeno. Sí existen declaraciones que muestran expresiones de interés en participar, pero las mismas no tienen impacto de real importancia para el proyecto”.

Guerra comercial y oportunidades

”Parto de la base de que una guerra comercial que afecta el crecimiento de la economía internacional y que atenta contra el sistema multilateral de comercio, nunca puede ser buena para la región. Es grave porque lo que ha sostenido el comercio internacional en las últimas décadas han sido las reglas definidas en el marco del GATT de la Organización Mundial de Comercio. Por lo tanto, violar dichas normas por intereses nacionales o para fomentar la reforma de las organizaciones -quizás en algunos casos un pedido legítimo- es muy riesgoso.

Es riesgoso especialmente para los países con menor peso en el comercio mundial, como es el caso de las economías latinoamericanas. Necesitamos de reglas claras porque nuestros mercados de consumo son muy pequeños. Ahora bien, dicho esto, también es cierto que algunos países han registrado un aumento de sus exportaciones en algunos productos, debido a los aranceles bilaterales que se han impuesto diferentes países en el marco de la guerra comercial, pero especialmente Estados Unidos y China.

De cualquier forma ese es un beneficio en el corto plazo, ya que para la región es importante que China mantenga elevadas tasas de crecimiento. También que Estados Unidos y la Unión Europea no se desaceleren, ni que otros mercados sigan la implementación de políticas proteccionistas. Pero más importante aún, es evitar un golpe de muerte a la OMC, particularmente a su sistema de solución de diferencias. Será necesario reformar la OMC y en eso la región debe alzar su voz de forma conjunta, pero no lo puede hacer bajo presión aceptando violaciones generalizadas de las normas que reglan el comercio mundial”.

Futuro con China sin la conformación de un bloque

”El futuro de la relación de China con América Latina atraviesa muchos desafíos, en especial porque las grandes economías del continente, las que aún no tienen un TLC con China, no muestran interés en avanzar en ese sentido. Este es el caso de Brasil, México, el futuro gobierno de Fernández en Argentina y el actual gobierno de Colombia. Sí es esperable que Panamá logre avanzar en su negociación con China, si bien enfrenta dificultades, y quizás es esperable que Uruguay siga insistiendo en avanzar bilateralmente con China.

Descarto la posibilidad de cerrar un acuerdo conjunto entre la región y China. Además, el reciente cierre de las negociaciones entre el Mercosur y la Unión Europea no favorece ese escenario, como tampoco el cierre del T-MEC que mantendrá a México muy dependiente de Estados Unidos. Si la renegociación del NAFTA fracasaba, China podría dar un paso en su necesaria profundización de sus relaciones con México, hoy muy por debajo de su potencial y afectada por algunas de las disposiciones negociadas en el nuevo acuerdo T-MEC.

Esta realidad impone muchos desafíos para los principales bloques comerciales de la región, ya que ni la Alianza del Pacífico ni el Mercosur están en condiciones de definir una política conjunta de cómo relacionarse con China. Eso favorece que la potencia asiática siga actuando bilateralmente y sea el que marque la agenda que desplegará con cada país latinoamericano”.

Atraer inversiones a la región

”La región aún tiene espacio para potenciar su relación con China a través de la firma de Tratados de Libre Comercio. Se trata de un instrumento que para el Partido Comunista es mucho más que comercio, es una herramienta para elevar la relación a otro nivel estratégico, la que permite una expansión de los negocios y definiciones de inversión de parte de China.

Un aspecto que preocupa es que parte de la elite latinoamericana aún tiene una visión muy anticuada de lo que es China, analizando su relación desde una lógica defensiva que ya no contempla la realidad de la estructura productiva de ese país. Existe enorme potencial en términos de cooperación, asociatividad empresarial, exportación de alimentos cada vez con mayor proceso y especialmente servicios. Pero también de China como proveedor de bienes tecnológicos y asistencia técnica.

Más allá de esto, en muchos países parece que seguimos preocupados por la invasión de productos chinos de bajo precio, un análisis que desconoce las transformaciones que se están llevando adelante en China y que por tanto desvaloriza una relación clave, ya no solo en términos económicos, comerciales y el ámbito de la cooperación, sino también en el geopolítico.



Ventajas y complicaciones del sistema de educación no presencial en Corea del Sur

Especial de CORONAVIRUS

Ventajas y complicaciones del sistema de educación no presencial en Corea del Sur

En el contexto de coronavirus, el país asiático tuvo que cerrar y dar inicio a un nuevo semestre en modalidad en línea para darle continuidad al aprendizaje de millones de estudiantes. Aunque la alta conectividad y la preparación de distintas plataformas digitales han facilitado la migración, aún persisten problemas a resolver como la alfabetización digital de profesores y mejorar las capacidades de conectividad.

Ver más

Nueva publicación de la BCN aborda experiencia de robótica en Japón

19 Diciembre 2019

Nueva publicación de la BCN aborda experiencia de robótica en Japón

La estrategia desplegada por el país nipón para desarrollar su ecosistema nacional de robótica, los desafíos en materia legislativa y los aprendizajes que se podrían aprovechar en nuestro país, son algunos de los contenidos que forman parte del documento digital, disponible para ser descargado.