Cargando...
  • Alto contraste

Asia Pacífico | Observatorio Parlamentario

Maia Seeger: “Es estratégico mantener relaciones equilibradas con todos los actores”

18 junio 2024

Para la directora ejecutiva de la ONG Sustentarse, en un escenario global y multipolar, es fundamental que nuestro país tenga varios socios confiables, pero también gestionar de manera cuidadosa las relaciones con nuestros socios comerciales como China, Estados Unidos o Europa.

Imagen de la nota

Maia Seeger es además experta en prevención de conflictos socioambientales y accountability. A propósito de la investigación "A diez años de la Iniciativa de la Franja y la Ruta: desafíos ambientales y sociales de la inversiones de China en América del Sur", publicada en mayo de 2024, de la que fue editora, además de autora del caso de Chile; y el libro de junio de 2024 “China en Chile. Inversiones, transparencia y gobernanza socioambiental” del que fue su autora, profundizamos sobre el papel del gigante asiático en nuestras metas de descarbonización, cuán verdes son sus inversiones, entre otros temas. Sus reflexiones, a continuación.

¿Cuán verdes han sido las recientes inversiones chinas en Chile?

Las inversiones de China en Chile fueron tardías en comparación con otros países de la región. Comenzaron a ser significativas a partir de 2018, coincidiendo con la expansión de la Iniciativa de la Franja y la Ruta hacia América Latina. En 2023, China celebró los cinco años de la extensión de esta iniciativa en América Latina, coincidiendo con el inicio de importantes inversiones chinas en Chile.

Sin embargo, ya se habían registrado inversiones relevantes en el sector energético, principalmente a partir de 2012 y 2013. El número y la magnitud de las operaciones aumentaron notablemente a partir de 2018, con transacciones tan significativas como la adquisición de un paquete de acciones de Tianqi en Soquimich por más de 4 mil millones de dólares, lo cual fue muy relevante.

Posteriormente, también fueron destacadas las adquisiciones chinas de participaciones en Transelec, aproximadamente el 28 por ciento, seguido por las adquisiciones de Chilquinta y la Compañía General de Electricidad. Estas operaciones gigantes fueron coherentes con las actividades de estas empresas en otros países de la región, como Brasil y Perú. Además, estuvieron alineadas con la estrategia impulsada por State Grid, respaldada también por China Southern Power, una las principales empresas eléctricas de China, a través de la iniciativa denominada Global Energy Integration (GEI), un plan de interconexión energética a nivel global.

Respecto a la sostenibilidad de estas inversiones, aunque no pueden considerarse verdes debido a que implican adquisiciones de participaciones en activos de empresas ya establecidas con sus propias dinámicas, algunas características de estas empresas las hacen relevantes para la transición energética. Por ejemplo, las empresas de transmisión que permiten evacuar energía renovable en lugares como el norte de Chile.

Además, China ha realizado inversiones significativas en energías renovables no convencionales a través de la adquisición y ejecución de proyectos en Chile, como la adquisición de Pacific Hydro Chile, una de las empresas líderes en nuestro país en desarrollar proyectos y operar empresas de energías renovables, así como en la provisión de componentes clave para la industria energética y electromovilidad. En cuanto al comportamiento empresarial chino en términos de cumplimiento ambiental y social, se observa una mayor tolerancia al riesgo al adquirir proyectos o compañías con conflictos socioambientales y una menor transparencia en comparación con otras empresas tradicionales en Chile, lo que podría considerarse una debilidad en ese aspecto”.

Posibles cambios de tendencia

”Entiendo por inversiones verdes que hay un gran interés en invertir en el sector de energía. En América Latina, China tiene gran influencia en el suministro eléctrico de la región. Por ejemplo, en Chile posee el 57 por ciento de la distribución eléctrica, mientras que en Perú, en el Gran Lima, tienen el 100 por ciento de la distribución. También tienen una fuerte presencia en transmisión, como en Kimal- Lo Aguirre, donde prácticamente están a cargo de la construcción.

China participa directamente a través de China Southern Power con un 33 por ciento y además tiene un 28 por ciento en Transelec, otro socio clave. En conjunto, estas participaciones suman más del 40 por ciento, liderando también el aspecto tecnológico del proyecto. Han desarrollado la propuesta técnica e incorporado tecnologías innovadoras para el transporte de energía de alta tensión y corriente continua.

Esta fuerte inversión china en el sector energético es crucial para la transición energética. Sin embargo, la forma en que están llevando a cabo estas inversiones no difiere mucho de lo hecho anteriormente. Por lo tanto, es probable que enfrenten los mismos desafíos con las comunidades locales, como lo hicieron otras empresas en el pasado.

En general, China ha mantenido a los equipos de administración y de planta, trabajando principalmente con personal local. Aunque han tenido algunos problemas para ingresar a sus profesionales y trabajadores a Chile. Invest Chile ha estado facilitando este proceso.

Algunos consideran que las inversiones verdes pueden ser cuestionables, especialmente por parte de sectores de la sociedad civil que creen que la transición energética no siempre es sinónimo de sostenibilidad ni justicia. Se argumenta que se mantienen patrones de producción y consumo similares a los anteriores, con cambios sólo en las tecnologías pero no en las prácticas fundamentales.

Bajo esta perspectiva más amplia, se plantea la discusión sobre las llamadas falsas soluciones. A pesar de ello, China sigue apostando por sectores clave como la energía y los minerales de transición, necesarios para sus operaciones como líderes de mercado. Además del sector agroalimentario y la infraestructura logística para la extracción de materias primas, como caminos y puertos, también son áreas de interés para China. En resumen, las dinámicas de interacción con la inversión extranjera y los patrones repetitivos siguen siendo temas relevantes a considerar”.

Elementos a considerar por parte de las autoridades para elegir socios confiables

”Esta fiebre por el hidrógeno verde y el litio es tema de interés actual. Recientemente, un artículo del analista político Hugo Herrera abordó la ambición chilena de obtener rápidamente beneficios de estas riquezas. Se está apostando fuertemente por un desarrollo milagroso basado en el potencial del hidrógeno verde y el litio, con la esperanza de un cambio radical en el panorama.

Sin embargo, se corre el riesgo de sobrevalorar estas inversiones. Por ejemplo, la industria del hidrógeno verde, aún especulativa y sin una demanda establecida, representa un alto riesgo social y ambiental, según informes del Banco Mundial. A pesar de ello, se continúa con proyectos de gran escala en la Patagonia, como en Magallanes, sin abordar abiertamente estos desafíos.

La dependencia significativa de China en las exportaciones chilenas, así como las tensiones recientes en las relaciones bilaterales, plantean la necesidad de diversificar los socios comerciales. Aunque es razonable buscar un equilibrio en las alianzas internacionales y nuestra delicada situación actual refleja una alta dependencia de China.

Por ejemplo, reclamos sobre acuerdos incumplidos en el sector del litio han generado malestar entre las partes. A medida que Chile busca fortalecer lazos con Europa, es importante tener en cuenta las implicancias de posibles conflictos con China. En un escenario global multipolar, es estratégico mantener relaciones equilibradas con todos los actores y evaluar cada situación de manera conveniente para los intereses nacionales.

En consideración de que existe temor en sectores como la fruticultura, que depende significativamente de sus exportaciones a China, de ser objeto de represalias por parte del gobierno. Así se desprende de declaraciones de dirigentes gremiales del sector, que han impugnado medidas como la imposición de sobretasas arancelarias a la importación de acero desde China. No olvidemos el caso de acusaciones de supuesta contaminación con Covid de cerezas chilenas destinadas al mercado chino, que impactaron al sector. De manera tal que una tensión con China podría no ser beneficiosa para Chile, dada la influencia considerable que ejerce en estos sectores. Las relaciones internacionales son complejas y requieren cuidadosa gestión para evitar situaciones perjudiciales”.

Importancia de la fiscalización para guiar el desempeño de las inversiones

”La ansiedad por atraer inversión extranjera es evidente en diversos sectores. Se percibe un debilitamiento de los marcos regulatorios ambientales, como se refleja en la discusión actual sobre la permisología. En algunos casos, se caricaturiza la fiscalización y evaluación de proyectos, lo que puede dar la impresión de que los requisitos ambientales son excesivos.

Es importante reconocer la necesidad de mejorar los estudios y optimizar el marco regulatorio, así como fortalecer la fiscalización y la coordinación entre instituciones. Actualmente, se observa un marco regulatorio débil y una fiscalización discrecional en algunas áreas. Por ejemplo, en el caso del hidrógeno verde, se evidencia un marco regulatorio insuficiente, con directrices que no consideran integralmente los impactos ambientales.

La falta de recursos en las instituciones encargadas de evaluar y supervisar proyectos contribuye a la ambigüedad y discrecionalidad en la aplicación de la ley. La presión de gestores de interés y la caricaturización de la institucionalidad por parte de algunos actores públicos pueden generar conflictos socioambientales y judicialización de los proyectos.

Es fundamental involucrar a la sociedad civil y a las comunidades potencialmente afectadas en las decisiones sobre inversiones, así como permitir una participación más activa de las autoridades locales en estos procesos. Es necesario reconocer que la búsqueda de resultados rápidos y fáciles puede complicar aún más las situaciones, mientras que una aproximación más pausada y cuidadosa puede contribuir a evitar conflictos y garantizar una adecuada gestión ambiental en el largo plazo”.

Futuro de la relación Chile-China en términos de descarbonización

”La pregunta es compleja, pero fundamental. Dependerá en gran medida de las reglas que establezcamos, no sólo en relación con China, sino con todos los actores relevantes en este ámbito. Me preocupa que la discusión ambiental y socio ambiental, centrada en temas como la descarbonización y las emisiones, haya dejado de lado otros aspectos importantes, como la huella ambiental en su totalidad.

En ocasiones, se considera que un proyecto es verde únicamente por tener menos emisiones de carbono, cuando en realidad puede tener otras externalidades ambientales y sociales que lo hacen insostenible. Medir exclusivamente los beneficios ambientales de un proyecto por su huella de carbono puede resultar engañoso.

Por ejemplo, en el caso del hidrógeno verde, si bien puede generar menos emisiones, existen efectos a largo plazo no considerados, como los impactos en fuentes de agua y en el cambio de uso del suelo para la instalación de parques eólicos, entre otros aspectos. Es necesario ampliar el debate e incorporar otros puntos de vista para abordar integralmente los impactos y riesgos asociados a la transición energética hacia las energías renovables.

Las organizaciones de la sociedad civil suelen hablar de falsas soluciones debido a la falta de consideración de estos aspectos integrales en la planificación y ejecución de proyectos. Es esencial tener acceso a información completa y transparente para una participación significativa y una toma de decisiones informada como país.

Ampliar esta discusión implica incorporar diferentes perspectivas e información adicional para tomar decisiones más equilibradas y sostenibles, no solo basadas en los beneficios económicos inmediatos. La falta de acceso a información pública limita la participación significativa, ya que es crucial contar con todos los datos relevantes para una evaluación completa. Es necesario abrir el debate a diversas miradas y actores para abordar estos desafíos pendientes en el proceso de toma de decisiones como país”.

Por equipo Asia Pacífico: asiapacifico@bcn.cl


Comentarios

NOTA: como parte de su misión de promover el debate informado, respetuoso, tolerante e inclusivo, que permita vincular la labor de nuestro Congreso Nacional con la ciudadanía, la BCN se reserva el derecho de omitir comentarios y opiniones que pudieren afectar el respeto a la dignidad de las personas o instituciones, en pos de una sana convivencia democrática.

Videos AP

Selección de videos sobre Asia Pacífico