Cargando...
  • Alto contraste

Asia Pacífico | Observatorio Parlamentario

El aporte de los robots en China y Japón para la contención del coronavirus

27 Mayo 2020

Más que un reemplazo del personal médico, los robots han sido una contribución al tratamiento de pacientes, principalmente por la capacidad de realizar actividades como el suministro de medicamentos o entrega de alimentos en hoteles sanitarios, sin ser susceptibles de contagiados. En ambos países el uso de robots se está extendiendo rápidamente en hospitales.

El aporte de los robots en China y Japón para la contención del coronavirus

China y Japón son economías altamente robotizadas. Mucho antes de la irrupción de la pandemia, ya se veían en algunas calles chinas a pequeños drones entregando productos que fueron comprados en plataformas online. De igual manera en Japón, el robot Pepper es ampliamente utilizado en la entrega de información en instituciones públicas como también en actividades educativas. Sin embargo, su utilización en labores de apoyo al personal de salud ha demostrado versatilidad y efectividad a la hora de contener el virus y recuperar pacientes. Una revisión de ambas experiencias, en la siguiente nota.

Robótica: ¡más cualidades aún!

A finales de marzo de 2020 cuando buena parte de los gobiernos del planeta comenzaban a cerrar sus fronteras y a exhortar a sus ciudadanos para que comiencen el confinamiento, la editorial de la revista Science Robotics se refería al COVID-19 como una pandemis que requiere de un esfuerzo global, debido a la globalización y una mayor interacción de las economías.

Pero más que ese esfuerzo global, comenzó con una pregunta de si en este contexto, los robots son recursos efectivos para combatir el coronavirus. Su respuesta es que sí tienen el potencial para hacerlo. Este potencial se expresaría en tres áreas que son atención médica, logística y reconocimiento. Además reconoce una cuarta: “continuidad del trabajo y mantenimiento de las funciones socioeconómicas”, que se llevaría a cabo de manera remota en una amplia gama de operaciones, por lo que hace un llamado a desarrollar más investigación en esta área.

La reducción del contacto directo entre personas y posibles patógenos, principalmente en el área de la medicina donde hay una gran proporción de personal médico contagiado. Una publicación de Colm Quinn en Foreign Policy el 4 de mayo de 2020, se refiere a este problema y muestra la alta cantidad de trabajadores de la salud con coronavirus. En Estados Unidos representan el 19 por ciento, mientras que en Reino Unido un tercio del personal del servicio de salud pública ha sido confirmado como positivo.

En una proporción por cada mil habitantes, España e Italia tienen una mayor cantidad de médicos contagiados, con 4,1. Rusia tiene 4, China 1,8 y la India 0,8. Aunque la cifra de enfermeras aumenta considerablemente, pues en España e Italia superan los 5,5, mientras que en Rusia es de 8,6. En China, por su parte, es de 2,3 y en India 2,1.

China y los robots para la ayuda médica

A comienzos de marzo, cuando China se encontraba en plena cuarentena, el presidente Xi Jinping hizo un llamado al sector tecnológico para que se unan en el combate a la epidemia. Si bien ya se habían utilizado aplicaciones para el testeo y control de pacientes, el uso de nuevas tecnologías necesitaba dar un paso más adelante, principalmente en el trabajo con pacientes y en la sanitización de espacios comunes.

Uno de los primeros actores en entrar al juego fue Pudu Technology, una empresa fabricante de robots para la industria de la restauración. Según una nota de la BBC, esta compañía ha logrado la instalación de máquinas en 40 hospitales de todo el país. Su labor es asistir al personal de la salud en la distribución de medicinas y alimentos a las personas contagiadas en sus camas y habitaciones. Esto ha permitido la reducción de probabilidades de contagio directo y cruzado.

Una tecnología similar pero fuera de los recintos hospitalarios ha realizado MicroMultiCopter, que ha afinado detalles para comenzar a desplegar sus servicios de drones para transportar muestras médicas en condiciones térmicas idóneas. Un servicio similar pero con la compra de productos online, realiza Meituan Diaping, que además de alimentos, ha desarrollado la posibilidad de entregar productos tecnológicos, principalmente celulares.

Pepper en la primera línea

Sin lugar a dudas, Japón no titubeó a la hora de emplear su tecnología robótica al servicio de los esfuerzos para contener el coronavirus. Muestra de ello ha sido el uso de un staff de robots en los hoteles sanitarios, donde se encuentran aquellos pacientes con síntomas leves y que sirven como medida para no saturar los recintos médicos.

Parte de este equipo de robots está integrado por Whiz en la limpieza, que además participa en el suministro de alimentos y dosis de medicamentos. Otro de los integrantes es Pepper, el famoso robot desarrollado por Softbank, que realiza una labor de atención médica, tanto en la entrega de información como en la medición de temperatura, incluso en la compañía. Una nota del sitio Business Insider muestra la reverencia hecha por el gobernador de Tokio Yuriko Koike a Peper, durante su visita a uno de los hoteles el 1 de mayo.

Uso de los robots en tiempos de coronavirus: una mirada desde Chile

Una mirada sobre la forma en que los robots aportan en tiempos de coronavirus tuvo Carlos Lagos CEO de Rebot SpA. Para él la robótica es un agente de colaboración y cambios, sobre todo en economías más desarrolladas que la nuestra. “Bien empleadas pueden ser un aporte significativo para superar esta crisis. El hecho que los robots sean máquinas que no se contagian, o que al menos estos virus humanos a ellos no los afecta hace que sean un aporte para realizar ciertas labores que eventualmente son un peligro para médicos, enfermeras y asistentes de la salud. Solo por este hecho ya son un gran aporte en este contexto, lamentablemente en Chile aún no tenemos desarrollada esta tecnología para que asistan al personal de salud de una manera significativa”, señaló.

En su opinión, los robots tienen la particularidad que pueden ser utilizados en cualquier tarea. “Ya sea en hospitales, bancos, comisarías, municipalidades, etc. Tienen la capacidad de entregar información. Hay otros que pueden asistir en cirugías, entubación de los ventiladores, o transportar material peligroso sin peligro que se vayan a abrirse y liberar elementos patógenos, bacteriales, etc. Entonces, a medida que la tecnología avance -y espero que esto no sea en mucho tiempo más- podamos tener robots que cumplan algunas de las tareas que hacen hoy los médicos y que aporten a reducir los tiempos de espera, entre otros problemas”, sostuvo.

Independientemente que el coronavirus esté poniendo la importancia de los robots evidencia, para Carlos Lagos esto es un hecho que, desde hace tiempo, se demuestra su versatilidad. “Muchas de las tareas de los humanos, las hacen más eficientes los tiempos, trabajan sin parar. Pero también existe un rechazo a la incorporación de nuevas tecnologías, porque hay un miedo que es legítimo, pero que se puede transformar en aporte gracias a la educación a niños y jóvenes, incluso a los padres para que entiendan que los robots no son una amenaza y antes de implementar el trabajo con robots es necesario iniciar un proceso de inducción y capacitación donde se puedan reinstalar los trabajadores humanos. Hay un proceso de política pública importante que es previo que permita acercar a la gente a estos procesos, el trabajo es explicar a la población que su vida puede mejorar”, sentenció.



Las medidas adoptadas por China y Japón para contener el aumento de contagiados responde al Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 3, que propone “garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos en todas las edades”. Particularmente, la meta 3.d cuyo propósito es reforzar la capacidad de los países en desarrollo en materia de alerta temprana, reducción de riesgos y gestión de los riesgos para la salud nacional y mundial.


Comentarios

NOTA: como parte de su misión de promover el debate informado, respetuoso, tolerante e inclusivo, que permita vincular la labor de nuestro Congreso Nacional con la ciudadanía, la BCN se reserva el derecho de omitir comentarios y opiniones que pudieren afectar el respeto a la dignidad de las personas o instituciones, en pos de una sana convivencia democrática.

Especial de CORONAVIRUS
El apoyo del gobierno neozelandés a sus pueblos originarios en tiempos de pandemia

El apoyo del gobierno neozelandés a sus pueblos originarios en tiempos de pandemia

Aunque buena parte de los fondos se orienta a fortalecer los servicios de salud de los maoríes y sus proveedores locales, hay una partida importante destinada a pequeños negocios, con el fin de aumentar la capacidad de empleo.

Ver más
17 Julio 2020

Diputado Kort analizó vínculo con China en contexto de los 50 años de relaciones diplomáticas

Diputado Kort analizó vínculo con China en contexto de los 50 años de relaciones diplomáticas

Actual presidente del Comité de Diálogo Político Chile-China, abordó ampliamente el estado actual de la relación con el gigante asiático. Además, se refirió a los desafíos a futuro, donde identificó el área cultural y del intercambio en ciencia y tecnología como fundamentales.

Videos AP

Selección de videos sobre Asia Pacífico

Programas

Seleccione el programa que desea visitar

Américas

Américas


Sistematiza información relevante sobre la región de América Latina, Estados Unidos y Canadá, analizando y haciendo seguimiento a procesos y tendencias en el campo de las políticas públicas y en el ámbito legislativo, cuyo estudio sea significativo para el debate prospectivo nacional.

Asia Pacífico

Asia Pacífico


Plataforma de análisis sobre el Asia Pacífico y Chile, con énfasis en materia legislativa y políticas públicas, en la que interactúan y se articulan las diversas redes y actores existentes en el país y Latinoamérica sobre esta materia.

Bioética

Bioética


Permite fomentar el conocimiento de la Bioética en la actividad parlamentaria, generando espacios para una reflexión pluralista e interdisciplinaria acerca de los desafíos éticos y jurídicos que plantean los avances tecnológicos, científicos, sociales y/o ambientales, particularmente en lo que respecta a la función legislativa