Cargando...
  • Alto contraste

Asia Pacífico | Observatorio Parlamentario

Conozca algunas características que definen al sistema parlamentario australiano

19 Enero 2022

En consideración de que cada país tiene el régimen político que mejor se acomode a su realidad, revisamos algunos elementos que describen el parlamentarismo de Australia, que al igual que otros países de la Commonwealth tiene un gobierno tipo Westminster, con un Primer Ministro escogido de una mayoría parlamentaria.

Imagen de la nota Conozca algunas características que definen al sistema parlamentario australiano

Australia más que un país desarrollado, es una de las 10 democracias más valoradas del planeta según el Economist Intelligence Unit (EIU), pues cuenta con una larga tradición de estabilidad y representación, evidenciada en grandes avances en derechos civiles y sociales. Al igual que otros países. En la siguiente nota abordaremos algunos de los elementos que caracterizan su régimen político, pero también expondremos una opinión experta sobre la idoneidad de un sistema similar en nuestra realidad política nacional. Los detalles, a continuación.

Un Ejecutivo que emana del Legislativo

En el contexto del momento constitucional en el que se encuentra nuestro país, la revisión de los distintos regímenes políticos del Asia puede ser un buen ejercicio para ver algunos detalles de su funcionamiento. En el caso de los gobiernos parlamentarios, se puede decir que tienen varias características definitorias, aunque cada Estado tiene elementos propios y únicos que hacen que los sistemas respondan o articulen dinámicas políticas a esas realidades, existen ciertos elementos comunes. Si bien esta distinción aplica del mismo modo a los sistemas presidencialistas, por ejemplo, en función de mayor o menor poder del Presidente frente al Legislativo, en el caso de los sistemas parlamentarios la comparación es diferente, ya que el Ejecutivo emana del Parlamento.

Esto quiere decir que quien ejecuta las leyes es responsable ante quien las crea. Pero el Parlamento tiene a su vez ciertas características que le hacen único, es decir, se trata de una institución con una composición diversa donde las y los legisladores que la integran provienen de distintas unidades territoriales y producto de variadas dinámicas político- representativas.

Cuando hablamos del Parlamento, lo hacemos de una institución compleja por su nexo estrecho con la ciudadanía y sus demandas. “Entre todos los elementos, tienen una particular importancia la amplitud de la base electoral, el nivel de competitividad y la presencia o no de factores de distorsión en los criterios de valoración electoral”, señala Norberto Bobbio en su Diccionario de Política.

Es, por lo tanto, ante esta institución compleja por sus características político-representativas donde el Ejecutivo encarnado en el Primer Ministro (PM) tiene que rendir sus cuentas. Este ejercicio de rendición de cuentas realizado por el PM debe cumplirse sin excepciones, por más que el Parlamento sea el lugar desde donde proviene. Tales elementos del Parlamentarismo están presentes en el sistema de Australia, que al igual que Gran Bretaña tiene un sistema de gobierno tipo Westminster donde las funciones legislativas del Parlamento y ejecutivas a través de un Primer Ministro (PM) y su gabinete, se superponen.

Juntos pero no revueltos

Según explica el propio Parlamento australiano en su descripción institucional, a pesar de esta superposición de membresías, la Constitución los establece como “instituciones separadas”, de tal manera que la aprobación o enmienda de las leyes no son acciones del Primer Ministro sino del Parlamento. “Las funciones del Ejecutivo son gobernar, establecer la agenda política, proponer nuevas leyes y administrar las existentes”, señala el sitio.

Ello significa que para gobernar, el PM necesita que los gastos para echar a andar sus políticas sean aprobados por el parlamento. Así, el Ejecutivo se somete a los mecanismos de rendición de cuentas que proporciona el Parlamento, pero también a escuchar las demandas de los ciudadanos que han sido vertidas ahí a través de los parlamentarios, ya que el Legislativo es una caja de resonancia de quejas y debates, muchas veces de interés nacional.

El Parlamento australiano, al igual que el Congreso chileno es bicameral, tiene una Cámara de Representantes con 151 miembros y un Senado con 76. Son 227 representantes legislativos en total para un total de 26 millones de habitantes. No obstante la diversidad de representantes provenientes de distintas unidades territoriales, el Legislativo del país oceánico está dominado mayoritariamente por un sistema bipartidista conformado por el Partido Liberal y el Laborista.

Esta conformación bipartidista -aunque también existen otras representaciones minoritarias como el Crossbencher- permite no sólo que la mayoría escoja al Primer Ministro, sino que la segunda mayoría designe oficialmente un Líder de la Oposición. Esta figura es clave en instancias de consulta y de rendición de cuentas.

Un gobierno que se explica mejor en la práctica de sus funciones

Un hecho curioso es que ni el Primer Ministro ni el Gabinete son mencionados en la Constitución australiana, pues sus redactores dieron por sentada su existencia al ser un sistema de gobierno Westminster heredado del Reino Unido. Esto explicaría porqué, la Constitución establece que el Poder Ejecutivo de la Commonwealth recae en la Reina y que puede ser ejercido por el Gobernador General.

Sin embargo, una lectura literal de la Constitución puede ser engañosa, por lo tanto, es necesario que el análisis del Gobierno Ejecutivo se haga en la práctica, cuya titularidad está en manos del PM y del Gabinete. De esta manera, logra su posición como jefe de gobierno siendo el líder electo del partido de gobierno, es decir, el partido que obtuvo mayor cantidad de votos en las elecciones.

Pero el Ejecutivo una vez electo no se desentiende del Parlamento, sino que sigue en permanente contacto, por ejemplo en instancias como el Question Time o tiempo de preguntas, donde el PM entra en la Cámara para responder interrogantes y hacer declaraciones sobre política contingente, o incluso para presentar mociones. Más aún, lleva adelante iniciativas en nombre del Parlamento en temas no esencialmente políticos, como el agradecimiento a ciudadanos que han colaborado voluntariamente en temas específicos, u otros asuntos protocolares.

Más sobre los sistemas parlamentarios y un análisis desde la realidad chilena

Los sistemas parlamentarios tienen, como todos los regímenes de gobierno, ventajas y desventajas para las naciones. Con el fin de profundizar en las características de este sistema conversamos con Valeria Palanza, quien es académica e investigadora en el Instituto de Ciencia Política de la Universidad Católica. En su entrevista, da cuenta de las razones por las que, en su opinión, un sistema parlamentario no sería idóneo para nuestro país. Más detalles, en el siguiente video.

 

Por equipo Asia Pacífico: asiapacifico@bcn.cl


Comentarios

NOTA: como parte de su misión de promover el debate informado, respetuoso, tolerante e inclusivo, que permita vincular la labor de nuestro Congreso Nacional con la ciudadanía, la BCN se reserva el derecho de omitir comentarios y opiniones que pudieren afectar el respeto a la dignidad de las personas o instituciones, en pos de una sana convivencia democrática.

Especial de AGUA LIMPIA Y SANEAMIENTO
Imagen de la nota Agenda 2030 ODS 6: Claudia Santibáñez analiza situación hídrica de Chile, autor BCN

Agenda 2030 ODS 6: Claudia Santibáñez analiza situación hídrica de Chile

Ante la megasequía que azota el país, la directora de la Escuela de Ingeniería en Medio Ambiente y Sustentabilidad de la Universidad Mayor da cuenta de cuáles acciones deberían llevar a cabo tanto el Ejecutivo como el Congreso para mejorar la eficiencia de la red de distribución de agua.

Otros Especiales
22 Diciembre 2021

BCN publica texto digital “Agenda 2030: Una mirada desde Asia Pacífico y la agenda legislativa chilena”

Imagen de la nota BCN publica texto digital “Agenda 2030: Una mirada desde Asia Pacífico y la agenda legislativa chilena”, autor Barretto, Mario

Con el foco puesto en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) sobre Hambre Cero (2), Igualdad de Género (5), Producción y Consumo Responsable (12), Acción por el Clima (13), Vida Submarina (14); y Paz, Justicia e Instituciones Sólidas (16), la publicación pone acento en temáticas que forman parte del debate público y de la crisis climática global.

Videos AP

Selección de videos sobre Asia Pacífico