Cargando...
  • Alto contraste

Asia Pacífico | Observatorio Parlamentario

Jeffrey Sachs abordó desafíos, tendencias futuras y el rol de China en un mundo multipolar

21 Agosto 2020

En un webinar organizado el 18 de agosto de 2020 entre la Fundación Chilena del Pacífico y el Columbia Global Centers de Santiago, se dio un interesante encuentro entre el autor de “The Ages of Globalization” y el ex ministro de Hacienda, Felipe Larraín, donde abordaron los desafíos globales en tiempos de pandemia, la guerra comercial, entre otros asuntos.

Jeffrey Sachs abordó desafíos, tendencias futuras y el rol de China en un mundo multipolar

Fue un encuentro con historia. El 2002, Jeffrey Sachs y Felipe Larraín publicaron “Macroeconomía en la Economía Global”, un clásico que ha formado a miles de personas en la disciplina económica. Esta dupla tuvo un memorable reencuentro, aunque en formato digital y para abordar la reciente publicación de Sachs. La conversación entre ambos fue moderada y comentada por Karen Poniachik, directora del Columbia Global Centers de Santiago. Algunas de las ideas desarrolladas por Sachs sobre su reciente libro, pero también un análisis de la era actual de globalización donde China juega un rol medular, en la siguiente nota.

Ages of Globalization

Para iniciar el encuentro, Sachs hizo una descripción de su libro ”The Ages of Globalization: Geography, Technology, and Institutions”, donde sostiene la idea de que hemos sido una especie global desde el principio de los tiempos. “Por globalización me refiero a la interconexión que se produce cuando comerciamos, cuando nos movemos como seres humanos por el mundo. Compartimos ideas y transmitimos ideas. Esa interconexión ha estado con nosotros desde el comienzo de la especie humana moderna. Entonces, desde el momento en que nuestros antepasados ​​dejaron el continente africano y se extendieron por todo el mundo, esta interconexión ha cambiado con el tiempo, impulsada principalmente por la tecnología y las ideas, pero también los cambios de nuestra gobernanza e instituciones”, señaló.

Además, comentó que durante la primera fase -la Paleolítica- cuando dejamos África, se formaron por primera vez muchos de nuestros rasgos propios de nuestra especie. “Gracias al movimiento empezamos a ser más leales y a cooperar entre grupos. Luego viene la agricultura y la revolución neolítica. Comenzamos a desarrollarnos como una especie asentada. Esto ocurre tanto en las Américas como en el viejo mundo, por así decirlo en Asia, Europa y África. La siguiente fase es con la domesticación del caballo, que considero básicamente equivalente a la invención del automóvil a fines del siglo XIX, porque el caballo lo cambió todo para la humanidad. Podríamos movernos rápido. Podríamos ir a guerras ubicadas a largas distancias”, agregó.

Luego con la era de los grandes imperios -el imperio romano, la dinastía Han y los diversos imperios persas- se formaron los imperios oceánicos, que surgieron con nuevas técnicas de navegación. “Aunque los chinos ya eran navegantes oceánicos en el Índico. No diría que los europeos la perfeccionaron, pero sí avanzaron significativamente. Esto sumado a los viajes de Colón y Vasco da Gama llegando al Asia, entramos en una fase económica mundial que podemos comprender como capitalismo global en su primera variante”, resaltó.

Sin embargo, para el académico de la Universidad de Columbia, la máquina a vapor fue el invento más transformador en la historia de la humanidad desde la agricultura. “De repente pudimos aprovechar la energía de las masas y eso significó un cambio de todo, un cambio de escala de producción, el auge de la industria y un aumento en el número de seres humanos en el planeta por diez veces desde principios del siglo XIX. Entonces el país que llegó primero fue el que inventó la máquina de vapor. Gran Bretaña se convirtió en la potencia dominante mundial. Yo diría que fue una potencia dominante construida sobre una Armada que se desarrolló a vapor y que le dio al Imperio Británico el verdadero título de ser el primer imperio global con alcance en todo el mundo”, explicó.

Nueva era, nuevo imperio y mayor movilidad

En relación a las cualidades que caracterizan a la era actual de la globalización, el economista aclaró que a pesar de ver avances en muchos niveles diferentes, la tecnología está en el centro. “Estamos en un mundo digital que se hace más evidente en esta pandemia. Hemos estado en un mundo digital, en nuestro arte de gobernar y en nuestra geopolítica. En este mundo digital podemos ver las escaramuzas entre China y Estados Unidos ocurridas en las últimas semanas. Pero cuando se trata de la economía digital ¿quién la va a controlar?.

De igual manera, se preguntó ¿Quién va a tener el liderazgo en semiconductores? Y ¿Quién va a controlar las redes sociales?. “Estados Unidos está tratando desesperadamente de prolongar el siglo estadounidense. China está tratando de tener su lugar bajo el sol. Entonces esto es parte de la nueva era. Significa, en mi opinión, que el siglo estadounidense ha terminado, pero no significa que Estados Unidos haya desaparecido. Siento que en estos días de colapso, pero es que Estados Unidos ya no es el país dominante de ninguna manera. Es un país extraordinariamente poderoso. Pero en realidad es un país peligroso, lamento decirlo. Pero en muchos sentidos ya no es el país dominante, excepto en la imaginación de Donald Trump”, aseveró.

De manera tal, aseguró que otra de las característica de esta nueva era es la celeridad de los acontecimientos. “Estamos tratando de darle sentido a la mayoría de los fenómenos globales que nos golpean, uno de ellos es la pandemia, una enfermedad que en pocas semanas se extendió a todo el mundo, una especie de medida de cuan interconectados estamos. La peste bubónica tardó 16 años en extenderse de China a Italia en el siglo XIV, 16 años de viajes por tierra o por barco, mientras que en esta epidemia fueron básicamente 16 días, o tal vez 16 horas desde Wuhan a Roma en un vuelo directo”, detalló.

En este contexto, señaló que el coronavirus está golpeando a nuestras sociedades y es un fenómeno global, no el fin de la globalización. “Es un caso de globalización en el lado peligroso, pero, afortunadamente en la globalización los aspectos positivos son incluso más poderosos que los negativos”, sostuvo.

Rol de China en la nueva era

En relación al papel que juega el gigante asiático, señaló que China ha tenido un éxito económico notable en los últimos 40 años y que lo logró a través de un trabajo duro. “A través de un conjunto de políticas eficaces ha sacado a cientos de millones de personas de la pobreza. Además, China es un lugar mucho más libre de lo que era hace 40 años. La calidad de vida y el bienestar de la población han aumentado significativamente”, comentó.

Además, enfatizó en la idea de los cambios y la estabilidad político. “El sistema político de China es diferente al nuestro, pero no tiene 40 años, tampoco 70 años, no es lo que se ve desde el surgimiento de la República Popular China, sino que tiene dos mil años, porque China se convirtió en un Estado administrativo centralizado en 221 (AdeC). Esta es una profunda tradición de gobierno que se remonta a dos mil años”, afirmó.

Con base en esta idea, recomendó a su país la necesidad de adoptar un enfoque de política exterior más respetuoso. “Me gusta decir que necesitamos una “política exterior Jesucristo”, es decir, ¿por qué notas la paja en el ojo de la otra persona y no la viga en tus propios ojos?. Este es un buen consejo de política exterior si queremos tener una relación madura con China”, comentó.

Guerra comercial

Otro de los temas abordados por Jeffrey Sachs durante el encuentro fue la guerra comercial entre Estados Unidos y China. En su opinión, esta es una situación que calificó como “estúpida”. “Es estúpido, nuestra idea debería ser la cooperación global con un país muy poderoso e importante en el mundo. Portarnos bien y no provocar crisis en los otros países. Esto no es más que un principio básico en el arte de gobernar y se llama prudencia. Y no la estamos ejerciendo, por lo que no se trata de sumar puntos, en realidad se trata de vivir juntos en paz en un mundo nuclear acosado por pandemias, cambio climático y otras amenazas. Necesitamos resolver los problemas de una manera normal y no llevar las cosas al extremo”, arguyó.

Sobre la idea del gobierno de Trump sobre la supremacía estadounidense, señaló que es un estándar imposible en el mundo de hoy. “La única forma en que podría ser cierto es deteniendo el progreso de otros países, porque Estados Unidos es sólo una parte pequeña de la población mundial. Eso es exactamente lo que estamos tratando de hacer con China en este momento, impedir que compren tecnología o chips. La forma como funciona una economía de mercado es cuando compras empresas, acciones, etc. Ahora, de repente no es así”, sostuvo.

También se refirió a la proyección de China como superpotencia a futuro. “Estamos, definitivamente en un mundo multipolar, porque como mínimo hay tres áreas tecnológicas importantes del mundo: el Este de Asia, Europa y Estados Unidos. A esto se debería sumar la India y África en 20 o 30 años. Entonces si miramos un mundo de regiones. China va a envejecer rápidamente. La edad media en China se elevará a más de 50 años. Tengo una especie de teorema de que las personas mayores de 50 años no quieren dominar el mundo. Solo quieren una vida tranquila”, afirmó.

En la misma línea, afirmó que la población de China irá cayendo drásticamente en la segunda mitad del siglo XXI, de un punto cuatro mil millones a mil millones. “China tendrá mucho con que lidiar. Con la necesidad de mejorar la calidad de vida, por lo que no está en condiciones de dominar el mundo en absoluto. Ni siquiera ha sido su intención desde hace dos mil años. Solo quiere respeto, no quiere ser amenazada y tampoco dividida”, sentenció.

Vea todo el webinar sobre las eras de la globalización en el siguiente enlace.

 

Por equipo Asia Pacífico: asiapacifico@bcn.cl


Comentarios

NOTA: como parte de su misión de promover el debate informado, respetuoso, tolerante e inclusivo, que permita vincular la labor de nuestro Congreso Nacional con la ciudadanía, la BCN se reserva el derecho de omitir comentarios y opiniones que pudieren afectar el respeto a la dignidad de las personas o instituciones, en pos de una sana convivencia democrática.

Especial de AGENDA 2030
Lorena Oyarzún: "Las organizaciones multilaterales van a ser clave en dar respuesta a la crisis sanitaria"

Lorena Oyarzún: "Las organizaciones multilaterales van a ser clave en dar respuesta a la crisis sanitaria"

Académica e investigadora en el Instituto de Asuntos Públicos (Inap) de la Universidad de Chile se refirió al Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 17 de la Agenda 2030, que busca Revitalizar la Alianza Mundial para el Desarrollo Sostenible. En su opinión, durante el período post pandemia, el papel de las organizaciones internacionales va a ser crucial en la superación de la crisis sanitaria, económica y social.

Ver más
19 Noviembre 2020

“Robótica al servicio de la pandemia”: la nueva publicación de la mesa público-privada de robótica

“Robótica al servicio de la pandemia”: la nueva publicación de la mesa público-privada de robótica

Desarrollada en colaboración entre el Grupo Interparlamentario de Amistad Chileno Japonés, el Programa Asia Pacífico de la Biblioteca del Congreso Nacional (BCN) y la Universidad de O’Higgins, aborda los principales avances de esta tecnología y sus aportes al combate del Covid-19.

Videos AP

Selección de videos sobre Asia Pacífico

Programas

Seleccione el programa que desea visitar

Asia Pacífico

Asia Pacífico


Plataforma de análisis sobre el Asia Pacífico y Chile, con énfasis en materia legislativa y políticas públicas, en la que interactúan y se articulan las diversas redes y actores existentes en el país y Latinoamérica sobre esta materia.