División del territorio

Chile Nuestro País



El estado de Chile es unitario y su autoridad máxima es el Presidente de la República (Capítulo IV de la Constitución Política).

La Constitución Política establece para los poderes del Estado y el cumplimiento de sus objetivos e identificación de sus autoridades, agrupaciones distintas del territorio:

 

División político-administrativa

Imagen del Palacio de la Moneda

 

Para el cumplimiento de los objetivos de gobierno y administración, el país se divide en dieciséis unidades territoriales menores llamadas Regiones (Art.110 de la Constitución Política), y cada uno de ellas está a cargo de un intendente  (Art.111 y sig. de la Constitución Política) los cuales son designados por el Presidente de la República. 

Las regiones se dividen, a su vez, en provincias los cuales están a cargo de un gobernador (Art.116 y sig. de la Constitución Política), y éstas finalmente se dividen en comunas las que son dirigidas por un alcalde (Art.118 y sig. de la Constitución Política), el cual es electo por votación popular.

Ver más

 

División político-electoral

Imagen del Congreso Nacional

 

Con la promulgación de la ley 20.840, el 5 de mayo de 2015, la división político electoral cambió, pasando de 19 Circunscripciones senatoriales a 15, y de 60 Distritos de Diputados a 28.

Así a partir de las elecciones parlamentarias de 2017, se eligió la totalidad de  los 155  miembros de la Cámara de Diputados para el período 2018-2022, correspondientes a los 28 nuevos distritos. Cada distrito elige un número variable de diputados, entre 3 y 8, dependiendo de su número de habitantes. (Ver Tabla)

Ver más

 

División judicial

Imagen de los Tribunales de Justicia

 

De acuerdo a la Constitución Política del Estado y el Código Orgánico de Tribunales, integran el poder judicial como tribunales ordinarios de justicia: la Corte Suprema, las cortes de apelaciones, los Presidentes y Ministros de Corte y los juzgados de letras. 

La Corte Suprema de Justicia está conformada por 21 ministros, los cuales tienen jurisdicción a nivel nacional y corresponden a los tribunales de última instancia. Dentro de cada región existe a lo menos una Corte de Apelaciones, así todas las regiones del país tienen organismos de apelación de segunda instancia. Finalmente dentro de cada comuna existe a lo menos un juzgado de letras o juzgado de primera instancia. En resumen, existen 300 juzgados de letras con asiento en las comunas, 17 Cortes de Apelaciones y la Corte Suprema de Justicia.