Teletrabajo en India: beneficios para los trabajadores y las compañías

Luego de superar barreras culturales y de infraestructura, es uno de los lugares en el mundo con mayor cantidad de teletrabajadores. Empresas tecnológicas como Microsoft India o PricewaterhouseCoopers (PWC) ofrecen distintas opciones para que sus trabajadores logren un mayor equilibrio entre la vida personal y laboral, lo que redunda positivamente en la productividad.

POLITICAS PUBLICAS ASIA PACIFICO

Teletrabajo en India: beneficios para los trabajadores y las compañías

Mediante un acuerdo entre empleado y empleador la Ley de Trabajo y Empleo de India permite la realización de actividades laborales en el hogar. Sin embargo, el teletrabajo es un derecho establecido en la Ley de Maternidad para beneficiar a madres que necesiten cuidar de sus hijos. Más detalles de esta experiencia, a continuación.

Una práctica común que pocos reconocen

En su libro publicado en 1973, el entonces ingeniero de la Nasa, Jack Nilles, describió lo que para él sería el trabajo del futuro. En esa imagen, los trabajadores reportarían desde pequeñas oficinas ubicadas cerca de sus casas y en comunicación a través de un “sistema de información y telecomunicación altamente sofisticado”. Sin embargo, durante mucho tiempo la posibilidad de trabajar desde casa había sido considerada una forma improductiva, más que una sofisticación de las formas de trabajo.

En un reportaje de Bloomberg sobre el teletrabajo publicado en septiembre de 2017, se muestra como esta forma de producción laboral se ha llevado a la práctica en los últimos veinte años cuando millones de personas comienzan a responder sus correos electrónicos o complementar acciones a primera hora de la mañana o al finalizar el día. Según la publicación, alrededor del 20 por ciento de los trabajadores a nivel mundial realiza una parte o la totalidad de su trabajo desde el hogar.

Grandes compañías tecnológicas como IBM o Yahoo han planteado el teletrabajo, ya sea para el trabajo diario, o de algunos días a la semana, como una forma de lograr tres objetivos: reducir los costos de espacio en oficinas, producir durante las horas de desplazamiento y motivar a los empleados con la flexibilidad del tiempo, principalmente a las familias donde madres y padres que trabajan a tiempo completo. En dichas experiencias, los buenos resultados que se logran gracias a la cercanía entre colegas, se logra en jornadas parciales y a través de las tecnologías de la comunicación.

En India la clave está en los acuerdos

Tal como sucede en IBM y Yahoo, los profesionales tecnológicos en la India han desarrollado durante una década el formato de trabajar desde el hogar (Work for home) con el fin de aumentar la productividad. Ya sea como una forma de ofrecer un mayor equilibrio entre trabajo y vida personal, pero además disminuir el ausentismo laboral, empresas como Microsoft India o PricewaterhouseCoopers (PWC) ofrecen diversas opciones de acuerdos. En ambos casos, la posibilidad de flexibilizar el trabajo se condiciona por un acuerdo con el empleador, donde el trabajador se compromete a no reducir la productividad.

En una publicación del Times of India, el director de Capital Humano de PWC señala que el teletrabajo es una alternativa que logra que los empleados satisfagan sus necesidades personales, a la vez que cumplen con los objetivos del negocio. De esta manera, además, se evitan otro tipo de concesiones como el viernes libre, los días administrativos para realizar trámites, gestiones de salud, o el llamado esquema de flexibilidad Go Do It que permite a los trabajadores tomarse de dos a tres horas de descanso durante la jornada laboral.

Pese a que en el país asiático el modelo de trabajar desde el hogar está ampliamente difundido entre las empresas tecnológicas, se trata de una tendencia que se gesta desde el año 1996, cuando el Consejo de Población, perteneciente a la Oficina de Estadísticas, determinó en un estudio que aproximadamente un 23 por ciento de los trabajadores no agrícolas realizaba alguna de las tareas laborales en el hogar. De este total, un 57 por ciento eran mujeres, lo que en términos demográficos significaba más de 28 millones de personas. Esta cifra de mujeres, aumentó a un 67 por ciento para el 2006.

Aunque los empleados que trabajen desde el hogar se rigen bajo los mismos derechos contemplados en la Ley de Trabajo y Empleo, es decir, que se les debe proveer de un lugar de trabajo decente y con derecho a la protección social, es la Ley de Maternidad la que considera el teletrabajo como un derecho para aquellas madres en situación de pre y post natal, cuyas tareas puedan realizarse desde la casa y exista un evento médico que lo requiera. Previo acuerdo con el empleador, las madres tienen la posibilidad de acogerse a dicho beneficio que se extiende hasta que los hijos cumplen 15 meses de vida.

Un estudio realizado por Sumita Raghuram, profesor asociado de la Universidad de de Pennsylvania, muestra que pese a la legalidad del teletrabajo, esta forma de producción se ha difundido con grandes dificultades. En primer obstáculo ha sido cultural, ya que la necesidad de supervisar el trabajo de los empleados forma parte de la cultura organizacional india, es por ello que los teletrabajadores situados a varios kilómetros de las oficinas centrales no reciben la observación constante de los jefes responsables. La superación de este problema no solo ha logrado mayores niveles de confianza entre empleado y empleador, sino que poco a poco la figura del supervisor se ha convertido en la de monitor, donde no hay subordinados directos.

Otro de los problemas a superar es el del suministro eléctrico, ya que en zonas residenciales de algunas regiones del país asiático es intermitente y en algunas localidades la luz eléctrica puede estar ausente de las casas durante varias horas, lo que en las estaciones cálidas hace que las condiciones de trabajo en el hogar no sean las más confortables o no tengan acceso a buenas señales de Internet. Por tal motivo es que el acuerdo con el empleador es una condición importante para la realización de tales tareas en el hogar.

El proyecto para promover el teletrabajo en la legislación chilena

Como una manera de aliviar la carga de las madres trabajadoras y contribuir al empleo de personas con discapacidad, el año 2006 el senador Carlos Bianchi presentó un proyecto de ley para modificar el Código del Trabajo y regular el contrato de teletrabajo. “Ese año aún no existía el postnatal de seis meses y pensamos que se abría una gran oportunidad para que las madres se desempeñen desde su hogar. Entonces, buscamos un mecanismo mejor para que las trabajadoras que quisieran o lo necesitasen, pudieran hacerlo. Adicionalmente, mi motivación tiene que ver con las personas con discapacidad. Cómo puede ser posible que perdamos todo el talento de personas que están con algún problema de movilidad física. Por ejemplo, a quienes hayan sufrido un accidente, o que con un gran esfuerzo lograron ser profesionales pero se les dificulta el acceso fuera de su hogar, pero tienen todas las capacidades para hacer el trabajo a distancia”, comentó.

Este proyecto fue considerado por el gobierno y hoy forma parte de una serie de iniciativas a discutir durante 2018. “En abril nos reunimos con el Ministro del Trabajo y le llevamos varios proyectos que a juicio nuestro debieran ser prioritarios para esta administración. Entre otros está el del teletrabajo presentado el 2006. En ese momento entendíamos que como senadores era necesario resguardar a trabajadores y profesionales que desde su hogar desempeñan una función.”, agregó.

Además de las ventajas, el representante de la Región de Magallanes llamó la atención sobre la necesidad de que esta actividad esté debidamente regulada en favor de los derechos de los trabajadores. “Esto trae muchas ventajas, entiendo que hay empresas que tienen dos o tres veces a la semana este sistema y desde la casa se puede dar cumplimiento a las labores con un gran ahorro económico, pero también genera un alivio en el transporte público, en la contaminación, entre otros gastos de las empresas. El asunto es cómo se resguarda al trabajador o trabajadora, de quién es la responsabilidad de los equipos a utilizar, o en el caso de un siniestro, quién se hace responsable y cómo aplican los seguros. Entonces la idea es resguardar debidamente a estos trabajadores para que esto esté a cargo de quien encomiende la labor y las funciones, es decir del empleador”, sentenció.



Senador Rabindranath Quinteros sobre gestión y protección sostenible de los ecosistemas marinos

Especial de OCEANOS

Senador Rabindranath Quinteros sobre gestión y protección sostenible de los ecosistemas marinos

Para el presidente de la Comisión de Pesca del Senado, el combate de la pesca ilegal, la eliminación de la pesca de arrastre y la creación de áreas marítimas protegidas son algunas de las medida que podrían contribuir a la preservación de la biodiversidad de nuestra larga costa.

Ver más

II Reunión Ministerial del Foro Celac-China abrió nuevos caminos para el desarrollo regional

26 Enero 2018

II Reunión Ministerial del Foro Celac-China abrió nuevos caminos para el desarrollo regional

El evento llevado a cabo entre el 22 y 23 de enero de 2018 en Santiago, contó con la participación de 24 cancilleres y nueve viceministros de países latinoamericanos y del Caribe. Para conocer más detalles de este encuentro, los principales temas abordados y sus consecuencias a futuro, conversamos con el embajador Fernando Reyes Matta, quien además de estar presente fue uno de sus principales organizadores.