Cargando...

Informes de organismos especializados

  • Alto contraste
  • 2020-06

    ¿Qué es la Estrategia Climática de Largo plazo de Chile?.

    Moraga, Pilar;Center for Climate and Resilience Research (CR)2

    En el contexto del lanzamiento del proceso participativo de la Estrategia Climática de largo Plazo de Chile, en mayo de 20201, parece importante detenerse en su rol y su contenido como instrumento de política pública de cambio climático. Para ello vale la pena recordar que el Acuerdo de París en su Artículo 4 invita a todas las Partes a formular y comunicar sus estrategias a largo plazo para un desarrollo con bajas emisiones de gases de efecto invernadero, tomando en cuenta los objetivos del Acuerdo en su Artículo 2 2. A nivel nacional, en enero de este año, el Ministerio del Medio Ambiente ingresó al Congreso Nacional el Proyecto de Ley Marco de Cambio Climático (PLMCC), el cual en su artículo 1 establece como objetivo: “hacer frente a los desafíos que presenta el cambio climático; transitar hacia un desarrollo bajo en emisiones de gases de efecto invernadero, hasta alcanzar y mantener la neutralidad de emisiones de los mismos; reducir la vulnerabilidad y aumentar la resiliencia a los efectos adversos del cambio climático; y, dar cumplimiento a los compromisos internacionales asumidos por el Estado de Chile en la materia”.

    Descargar
  • 2020-05-12

    Agenda climática global en las ciudades latinoamericanas. actores no estatales y gobiernos subnacionales en acción .

    Dávalos González, Javier

    En 2020 la lucha contra el cambio climático es uno de los temas centra- les de la agenda global. El Acuerdo de París, firmado en 2015, establece la obligatoriedad de presentar contri- buciones nacionalmente determina- das (NDC, por sus siglas en inglés), que aborden los esfuerzos de mitiga- ción y adaptación al cambio climáti- co para llegar a la meta global de no sobrepasar los dos grados centígra- dos de calentamiento de la atmósfera respecto a niveles preindustriales. En la misma línea, el Objetivo de Desa- rrollo Sostenible (ODS) 13 hace un llamado a todos los países a “adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos”.

    Descargar
  • 2020-05-04

    Ecosystem state change in the Arabian Sea fuelled by the recent loss of snow over the Himalayan- tibetan plateau region.

    Rosario Gomes, Helga Do;Anderson, o. Roger;Al-Hashmi, Khalid;deRada, Sergio;Luo, Hao;Al-Kharus, Lubna;Al-Azri, Adnan;Martinson, Douglas G.;Goes, Joaquim i.;Tian, Hongzhen

    La tendencia reciente del calentamiento global ha ejercido una influencia desproporcionadamente fuerte en la superficie terrestre de Eurasia, causando una disminución constante en la extensión de la capa de nieve sobre la región de la meseta Himalaya-Tibetana. Aquí mostramos que esta pérdida de nieve está socavando la mezcla convectiva de invierno y causando la estratificación de la capa superior del Mar Arábigo a un ritmo mucho más rápido que lo predicho por los modelos climáticos globales. En las últimas cuatro décadas, el Mar Arábigo también ha experimentado una profunda pérdida de nitrato inorgánico. Con toda probabilidad, esto se debe al aumento de la desnitrificación causada por la expansión de la zona mínima de oxígeno permanente y los consiguientes cambios en las estequiometrías de nutrientes. Estos cambios excepcionales parecen estar creando un nicho particularmente favorable para el mixotrófo, Noctiluca scintillans, que recientemente ha reemplazado a las diatomeas como el organismo dominante de formación de flores en invierno. Aunque las floraciones de Noctiluca no son tóxicas, pueden causar la mortalidad de los peces al exacerbar la deficiencia de oxígeno y la amonificación del agua de mar. Como consecuencia, su expansión continua del rango representa una amenaza significativa y creciente para las pesquerías regionales y el bienestar de las poblaciones costeras que dependen del Mar Arábigo para su sustento.

    Descargar
  • 2020-05

    Comentarios al Informe de reformas Legales para alcanzar la carbono neutralidad al año 2050.

    Morel, José Tomás;Mena, Marcelo;Center for Climate and Resilience Research (CR)2;Larraín, Sara

    Abordar la problemática de las zonas saturadas es sumamente interesante. Pero para ello es fundamental integrar la política climática con la política atmosférica, ya que son temas sinérgicos y, además, porque conllevan muchos cobeneficios, sobre todo cuando se quieren implementar cosas que son difíciles de fundamentar frente a un Consejo de Ministros en el que hay que presentar argumentos económicos. Pese a lo anterior, en nuestro país se ven ambas políticas por separado. Esto debería remediarse, y no sólo por un tema de eficiencia regulatoria, sino también porque hay contaminantes de vida corta (tema atmosférico) que absorben radiación infrarroja y que atrapan el calor que emana de la superficie de la tierra, provocando el aumento de la temperatura (tema climático).

    Descargar
  • 2020-05

    Guía sobre riesgos relacionados con el clima y medioambientales: Expectativas supervisoras en materia de gestión de riesgos y divulgación de información.

    Banco Central Europeo

    Tras la adopción del Acuerdo de París sobre el cambio climático y la Agenda 2030 de la ONU para el Desarrollo Sostenible en 2015, los gobiernos están avanzando en todo el mundo hacia unas economías bajas en carbono y más circulares. En el ámbito europeo, el Pacto Verde Europeo establece el objetivo de convertir Europa en el primer continente climáticamente neutral en 2050. Se espera que el sector financiero desempeñe un papel fundamental a este respecto, como establece el Plan de acción de la Comisión para financiar el crecimiento sostenible. La transición hacia una economía baja en carbono y más circular conlleva riesgos y oportunidades para la economía y para las entidades financieras al tiempo que los daños físicos causados por el cambio climático y la degradación del medio ambiente pueden afectar de modo significativo a la economía real y al sistema financiero. Por segundo año consecutivo, el Banco Central Europeo (BCE) ha identificado los riesgos relacionados con el clima como un factor clave en el Mapa de riesgos del MUS para el sistema bancario de la zona del euro. El BCE considera que las entidades deben adoptar un enfoque prospectivo e integral frente a los riesgos relacionados con el clima y medioambientales. El BCE está siguiendo de cerca la evolución de los acontecimientos que pueden afectar a las entidades de la zona del euro. El Plan de acción de la Comisión Europea para financiar el desarrollo sostenible tiene por objeto reorientar los flujos de capital hacia inversiones sostenibles, integrar la sostenibilidad en la gestión de riesgos y fomentar una mayor transparencia y visión a largo plazo. En el ámbito concreto del sector bancario, la Autoridad Bancaria Europea (ABE) ha recibido varios mandatos de analizar cómo pueden integrarse los riesgos ambientales, sociales y de gobernanza (ASG) en los tres pilares de la supervisión prudencial. Sobre esta base, la ABE ha publicado un Plan de acción sobre finanzas sostenibles con mensajes clave de política dirigidos a las entidades en las áreas de la estrategia y la gestión de riesgos, la divulgación de información, el análisis de escenarios y las pruebas de resistencia. En esta guía se expone cómo entiende el BCE la gestión segura y prudente de los riesgos relacionados con el clima y medioambientales en el marco prudencial vigente. La guía describe cómo espera el BCE que las entidades consideren los riesgos relacionados con el clima y medioambientales (como factores de las categorías de riesgos prudenciales establecidas) al formular y aplicar su estrategia de negocio y sus marcos de gobernanza y de gestión de riesgos. También explica cómo espera el BCE que las entidades aumenten su transparencia mejorando la comunicación de información relativa al clima y el medio ambiente.

    Descargar
  • 2020-04

    Informe Final: Identificación de Reformas Legales para alcanzar la meta de carbono neutralidad en Chile al 2050

    Center for Climate and Resilience Research (CR)2;Universidad de Chile. Facultad de Derecho. Centro de Derecho Ambiental

    El Acuerdo de París (AP) establece como objetivo que el aumento de la temperatura global del planeta no sobrepase los 2°C, comprometiendo a los países firmantes a esforzarse para limitarla a 1.5°C (CMNUCC, 2015). En la misma línea, el Informe especial sobre el Calentamiento Global del 1.5° (2018) del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés), destaca una serie de impactos que podrían evitarse limitando el calentamiento global a 1.5°C en lugar de 2°C, o más. Para no sobrepasar el umbral recomendado, es fundamental mitigar los forzantes climáticos de vida media corta (SLCF, por sus siglas en inglés), particularmente metano (CH4) y carbono negro (BC), al mismo tiempo que conseguir emisiones globales netas nulas de dióxido de carbono (CO2), o neutralidad carbónica, hacia 2050 (IPCC, 2018a). La meta de la carbono neutralidad hacia 2050 se presenta así como una cuestión ineludible para la realización de los objetivos planteados en el AP y las recomendaciones de la comunidad científica. Para ello, las partes del Acuerdo deberán contar con una base científica que cuantifique las emisiones de sus respectivos países y las trayectorias posibles para alcanzar un nivel máximo de emisiones cuanto antes (artículo 4.1. AP), seguido de acciones para su reducción (CMNUCC, 2015).

    Descargar
  • 2020-04

    Reformas Legales para alcanzar la carbono neutralidad al año 2050.

    Moraga, Pilar;Hervé, Dominique;Delgado, Verónica;Center for Climate and Resilience Research (CR)2

    Chile se ha propuesto alcanzar la carbono neutralidad al año 2050 con la finalidad de cumplir el objetivo del Acuerdo de París, que busca limitar el aumento de la temperatura promedio global a 2 °C, y hacer los esfuerzos para no superar los 1,5 °C, como indica el Informe especial del IPCC sobre los impactos del calentamiento global de 1,5 °C, publicado el año 2018. Las metas nacionales para transitar hacia economías bajas en carbono y las acciones para alcanzarlas son exclusivas de cada Estado, a través de las Contribuciones Nacionalmente Determinadas, y, en ese contexto, los marcos legales y regulatorios tienen un rol fundamental que cumplir. Así, consideramos que esta transición requiere redefinir los actuales marcos legales del país. Con esta visión se realizó el informe “Identificación de Reformas legales para alcanzar la meta de carbono neutralidad en Chile al 2050”, lanzado en abril de este año, y del cual destacamos los principales resultados y conclusiones en este policy brief.

    Descargar
  • 2020-04

    Earth day 2020. How does the world view climate change and Covid-19?.

    Ipsos

    Siete de cada diez consideran que el cambio climático es una crisis tan grave como Covid-19, y una proporción similar considera que su gobierno les estará fallando si no actúa sobre el cambio climático ahora. Dos tercios a nivel mundial apoyan una recuperación económica verde de la crisis

    Descargar
  • 2020-04

    Derechos de agua en Chile: Una mirada discordante con los procesos naturales.

    Barría, Pilar;Rojas, Maisa;Moraga, Pilar;Muñoz, Ariel;Bozkurt, Deniz;Alvarez-Garretón, Camila;Center for Climate and Resilience Research (CR)2

    En Chile las aguas son bienes nacionales de uso público y se otorga el derecho de aprovechamiento a particulares, quienes, en su calidad de titulares del dominio, podrán usar, gozar y disponer de ellas, de acuerdo al marco legal vigente. El estudio de un río ubicado en la región del Maule permitió concluir que el actual sistema otorga más agua de la que se encuentra disponible en la cuenca, que existen deficiencias en la calidad y disponibilidad de los datos, y que se subestima la variabilidad de la disponibilidad de agua como respuesta a un clima cambiante.

    Descargar
  • 2020-03

    La hora de las ciudades en la gobernanza climática.

    Ruiz Campillo, Xira

    Las ciudades se han convertido en un actor indispensable en la lucha contra el cambio climático y es creciente el sentimiento de que el gran poder para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) descansa más en ellas que en los gobiernos nacionales1. Esto se debe a diversas circunstancias, como el hecho de que sean las ciudades las que generan entre el 60 y el 80 % del consumo energético y hasta el 70 % de las emisiones de GEI (principalmente por el consumo de fuentes fósiles)2. Además, el número de megaciudades (aquellas con más de diez millones de habitantes) y su población, no hacen más que crecer. En este sentido, se puede destacar que ciertas estimaciones indican que dos tercios de la población mundial vivirán en ciudades para el año 2050.

    Descargar
  • 2020-02

    Comentarios al proyecto de ley marco de cambio climático (2da. parte) Comisión de Medio Ambiente y Bienes Nacionales del Senado.

    Moraga, Pilar

    El presente texto es continuación del policy brief “Comentarios al Proyecto de ley marco de cambio climático (1ra parte)”, el cual se encuentra en el sitio web del Observatorio de la Ley de Cambio Climático.

    Descargar
  • 2020-01

    Comentarios al proyecto de ley marco de cambio climático (1era. parte) Comisión de Medio Ambiente y Bienes Nacionales del Senado.

    Moraga, Pilar

    Si bien el Acuerdo de París establece como objetivo no superar el aumento de la temperatura global del planeta en 2 °C (y tratar de acercarse al 1,5 °C), así como la consecuente necesidad de avanzar en la carbono neutralidad hacia el 2050, su implementación requiere de marcos legales nacionales adecuados. El Proyecto de Ley Marco de Cambio Climático, Boletín 13.191-12, recién ingresado al Senado para su discusión legislativa, confirma lo expuesto anteriormente. De manera general, se rescata la meta de carbono neutralidad 2050 consagrada en el proyecto, sin perjuicio de la necesidad de revisar los términos que ahí se definen para que su implementación constituya una respuesta eficaz a la problemática del cambio climático en el país, a la luz de la emergencia climática global y los intereses de las generaciones futuras. El proyecto aborda diversos aspectos de la gobernanza del cambio climático, entre los cuales destacan los siguientes: 1. Marco Institucional, 2. Instrumentos y 3. Participación.

    Descargar
  • 2020

    El cambio climático como mito: política contra la ciencia.

    Ribeiro Freyesleben, Luiz Eduardo;Maas dos Anjos, Rafael

    Este artículo estudia la proliferación en el entorno político del discurso que afirma que el cambio climático es un mito. Los periódicos de mayor difusión se han utilizado como fuentes de investigación. En ellos, ilustres figuras políticas de los países analizados expresan la idea, o sugieren, que la acción antrópica no es decisiva para el cambio climático en el planeta. Uno de los argumentos más frecuentes reside en que las medidas recomendadas para combatir el calentamiento global y, en consecuencia, el cambio climático, tienen objetivos indirectos relacionados con favorecer a ciertos países y crear barreras para el desarrollo de otros. El estudio tiene como objetivo confrontar estas afirmaciones de los representantes del gobierno con las compilaciones de datos científicos contenidos en los repositorios de entidades especializadas. La prevalencia de uno u otro entendimiento no solo es relevante a nivel académico, por el contrario, puede guiar las acciones de los gobiernos, comprometiendo las firmas de nuevos tratados ambientales o implicando la salida de otros ya firmados. Se pretende así evaluar si tiene sentido la tesis negacionista.

    Descargar
  • 2020

    El cambio en el régimen de incendios en Chile.

    González, Mauro E.

    Incendios extremadamente destructivos y difíciles de controlar – denominados megaincendios- han incrementado su ocurrencia en la región centro-sur de Chile desde el año 2010, lo que ha generado graves impactos sociales, económicos y ambientales. La actividad humana y el tipo de uso de suelo son claves en la ocurrencia y magnitud de estos eventos, con claras evidencias de ser exacerbados por el cambio climático.

    Descargar
  • 2020

    Los retos de la seguridad humana frente al cambio climático.

    Portador García, Teresa de Jesús

    La seguridad humana como concepto impulsado en la década de los noventa por la Organización de Naciones Unidas, fue adoptada como eje rector de las directrices de organismos internacionales en distintas materias (migración, cambio climático, conflictos bélicos, crisis alimentarias y humanitarias). Tiene a bien señalar las necesidades humanas como prioridad perdurable, colocando en igual rango las necesidades individuales y colectivas de las personas y comunidades. La seguridad humana se colocó prontamente en los discursos y las agendas de los organismos internacionales, cimentándose en dos ejes rectores, el primero señala que las personas deben vivir libres de necesidad, el segundo enfatiza que deben vivir libres de temor; ambos preceptos no se supeditan a las geografías de los estados, sino en principio, son concebidas como universales. Partiendo de esta consideración, el artículo examina las directrices implementadas por organismos internacionales para aminorar los efectos del cambio climático y garantizar la seguridad humana global, donde uno de los puntos centrales ha sido involucrar a los estados miembros de las Naciones Unidas con el fin de signar acuerdos encaminados a mitigar los riesgos ambientales o en su defecto adaptarse a los efectos a través de la resiliencia. Otro de los objetivos que persigue el artículo, es evaluar hasta qué punto se ha logrado disminuir la vulnerabilidad de las personas ante la amenaza ambiental, en aras de reflexionar sobre los desafíos mundiales a enfrentar en el siglo XXI y de cara a la cumbre climática del año 2019. Se retoma como ejemplo los actuales incendios en el Amazonas para mostrar la interrelación entre seguridad humana y cambio climático.

    Descargar