1829 Cabildo de Valparaíso

Edificios





Con el inicio del Primer Periodo Legislativo, existió un hecho de mucha importancia, relacionado con la construcción de un edificio exclusivo para el Congreso Nacional. En la sesión de la Cámara de Senadores, del 22 de enero de 1829, Francisco Fernández, Senador representante de Valparaíso, presentó la moción de autorizar al Gobierno para construir un edificio destinado al Congreso Este proyecto irrealizable en esos años, por el precario estado de la Hacienda Pública, quedó prontamente en el olvido, y el Congreso Nacional siguió funcionando en los locales que ya se han señalado, debiendo esperar unas cuantas décadas más el proyecto de construcción del edificio del Congreso Nacional.

Por otro lado, el 1° de agosto de 1829, se iniciaron las sesiones preparatorias del Segundo Periodo Legislativo, y con ella emanó desde la Cámara de Diputados la propuesta del representante de Itata, Juan Antonio González Palma, de abrir las sesiones en la ciudad de Valparaíso. Aprobada la moción, se citó para el 1° de septiembre la apertura de sesiones, llamado al cual también se sumó el Senado. Se desarrollaron sesiones preparatorias en ambas Cámaras, para dar inicio a las sesiones ordinarias el día 13 de septiembre. Nuevamente el traslado a Valparaíso del Congreso Nacional, argumentaba razones de seguridad, ya que se debía efectuarse en dicha corporación legislativa el escrutinio de la elección presidencial. Se consideraba que en Valparaíso, "las pasiones políticas estaban menos ajitadas que en la capital"[1]

La Cámara de Senadores, quedó conformada por 12 miembros. Como el número de integrantes de éste Senado no era extenso, no fue necesario arrendar un gran edificio que sirviera de sala de sesiones. Bastó con la Sala del Cabildo de Valparaíso para acoger las sesiones de éste cuerpo.

Le correspondió a este Congreso ratificar en la Presidencia de la República a Francisco Antonio Pinto y elegir como Vicepresidente de la República al liberal Joaquín Vicuña, quien hasta entonces ostentaba el cargo de Intendente de la provincia de Coquimbo, además de ser hermano del presidente del Senado don Francisco Ramón Vicuña. Finalizado el proceso eleccionario, algunos Senadores y Diputados solicitaron el pronto regreso de ambas Cámaras a Santiago. Sin embargo, no fue la presión de estos parlamentarios lo que aceleró el traslado, ya que un hecho ajeno al control humano, precipitaría el regreso del Congreso Nacional a Santiago.

El día sábado, 26 de septiembre de 1829, cerca de las 14:00 horas, un terremoto sacudió la ciudad de Valparaíso y sus alrededores, provocando daños y derrumbes en diversas construcciones del citado puerto. No estuvieron ajenos a estos pormenores, los edificios del Cabildo y el templo de Santo Domingo- donde sesionaba la Cámara de Diputados-, lo cual dejó en suspenso la continuación de las sesiones parlamentarias en la ciudad de Valparaíso. El 30 de septiembre, la Cámara de Senadores apoyó el acuerdo de la Cámara de Diputados relativo a la suspensión de las sesiones en Valparaíso y su reanudación en Santiago el 20 de octubre enfatizando que no existía razón alguna para seguir prolongando las sesiones en Valparaíso. De regreso en la capital, los senadores volvieron a ocupar las dependencias del Tribunal del Consulado.

Notas

  1. Barros Arana, Diego, Historia General de Chile, tomo XV, Josefina M. de Palacios, editora, Santiago, 1897, p. 379

Referencias Bibliográficas

  • Barros Arana, Diego (1897), , Josefina M. de Palacios, editora, Santiago. https://www.bcn.cl/catalogo/ipac20/ipac.jsp?&index=BIB&term=157861
  • Letelier, Valentín (1893), Sesiones de los Cuerpos Lijislativos de la República de Chile, 1811 - 1845, tomo XVI, Congreso Constituyente i Cámara de Senadores, 1828, Imprenta Cervantes, Santiago.
  • _____.- 1894), Sesiones de los Cuerpos Lijislativos de la República de Chile, 1811-1815, tomo XVII, Cámara de Diputados, 1828-1829, Imprenta Cervantes, Santiago.
  • _____.- (1897), Sesiones de los Cuerpos Lijislativos de la República de Chile, 1811-1845, tomo XVIII, Cámara de Senadores, 1829, Congreso de Plenipotenciarios, 1830, Imprenta Cervantes, Santiago.
Subir