1906 Colegio de los Sagrados Corazones

Edificios





Con el advenimiento del siglo XX y a puertas del "Centenario de la Patria", la desgracia nuevamente azotó la estructura del edificio legislativo. El jueves 16 de agosto de 1906, un fuerte terremoto sacudió gran parte de la zona central, provocando serios daños en el equipamiento urbano de sus ciudades. Santiago no fue la excepción y menos el edificio del Congreso Nacional. El terremoto, provocó – entre otras cosas-, el "despegue del frontis de calle Catedral, el cual quedó inclinado hacia ésta unos sesenta centímetros. Se requirió reafianzarlo con amarras de hierro y concreto"[1] . El arquitecto señor Urquieta, de la Dirección de Obras Públicas, informaba de la siguiente manera, el estado en que se halló el edificio del Congreso tras el terremoto:

“Habiendo visitado el edificio del Congreso Nacional i mui especialmente la sala de sesiones de la Cámara de Diputados, tengo el honor de informar a Ud. Que estimo peligroso el estado de la espresada sala para celebrar en ella reuniones, porque, si bien es cierto no existen en ella las rasgaduras de muros i arcos que se ve en el Salón de Honor i sala del Senado, en cambio, el estuco del plafond se encuentra con grietas bastante grandes i es de temer que se desprendan los ornamentos que tiene, con cualquier movimiento de tierra un poco fuerte. El cielo de las galerías se halla completamente partido en la unión con el comizamento superior de la sala. Los vitraux, habiéndose roto algunos tirantes de suspensión, se encuentran, en parte desprendidos i con peligro de caer"[2] .

De esta manera, ambas cámaras, debieron dejar el edificio de calle Compañía y comenzar a sesionar en otros edificios. En el caso de la Cámara de Diputados, ésta trasladó sus sesiones al Salón de Honor del colegio de los Reverendos Padres Franceses, lugar en el cual, en un principio, también sesionarían el Senado y el Congreso Pleno.

"sobre este asunto se suscitó un breve incidente en el que usaron de la palabra varios señores Diputados i después del cual se ratificó el acuerdo adoptado al comienzo de la sesión para que las sesiones ordinarias se celebren en el salón de honor de los Padres Franceses mientras se hacen las reparaciones necesarias en el palacio del Congreso i se anunció que en el mismo local se verificarían las sesiones del Congreso Pleno para los efectos de la elección presidencial"[3] .

En el caso del Senado, en la sesión del 27 de agosto de 1906, éste acordó trasladarse a los altos del edificio de la Compañía de Gas, ubicado en Santo Domingo 1061.

Notas

  1. Vial Correa, Gonzalo; Valderrama Hoyl, Pablo; Vásquez, David, Historia del Senado de Chile, Andrés Bello, 1995, p. 138
  2. Cámara de Senadores, Boletín de las Sesiones Ordinarias en 1906, Imprenta Nacional, Santiago, 1906, pp. 678 - 679; Cámara de Diputados, Boletín de las Sesiones Ordinarias en 1906, Imprenta Nacional, Santiago, 1906, p. 996.
  3. Cámara de Diputados, Op. cit., p. 1018.
Subir